Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 11 de 12 PrimerPrimer ... 23456789101112 ÚltimoÚltimo
Resultados 201 al 220 de 225

Tema: Así se construye la memória histérica

  1. #201
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Así se construye la memória histérica

    Arriba






    Francisco Franco y la persecución de los judíos


    Esta mañana, escuchando la entrevista que en Radio Nacional de España hacían a uno de los supervivientes de la persecución nazi a los judíos, salvado por obra de la embajada española en Hungría, no pude por menos que estremecerme al escuchar de los labios del pobre anciano una frase que dijo, al final y sin venir a cuento, como introducida con calzador por indicación de alguien: “Quiero aclarar que todo esto lo hizo Sanz Briz sin tener ninguna orden del Gobierno español”. De esta manera y con esta clamorosa mentira, se enervaba la posible repercusión positiva que la salvación de miles de judíos en Hungría pudiera tener en el régimen de Franco, que para el pensamiento único que nos oprime, era el mayor exponente de la “maldad humana”.


    Al margen de que resulta cuando menos extraño pensar que en 1940, cuando Hitler era el dueño de Europa, las legaciones diplomáticas de los países neutrales fueran por libre en sus actuaciones –máxime con las presiones de Alemania para que España entrase en la guerra con el Eje- existe abundantísima documentación y múltiples testimonios que demuestran la implicación directa del Gobierno de Franco en la salvación de millares de judíos, en un número que alcanza los 60.000. Y que, por cierto contrasta con la actitud de Suiza, que cerró sus fronteras a millares de judíos, haciendo una interpretación estricta e inhumana de su neutralidad.


    Así, en una entrevista que mantuvo Ángel Sanz Briz -siendo Cónsul General de España en Nueva York- con el historiador judío Isaac Molho, aquél le manifestó que todo el mérito de sus acciones se debía al Generalísimo Franco, de quien había recibido instrucciones para dar protección a los judíos perseguidos. En la misma línea, la revista digital "Sefarad", reconoce que el diplomático español “actuó siguiendo órdenes de su gobierno”. Y es que, sin restarle méritos al joven diplomático, su actuación hubiera sido del todo imposible si el Gobierno español no hubiera concedido la nacionalidad española a esas 200 familias judías alegando su origen sefardita y hubiera concedido el pasaporte a otros miles de judíos bajo diversas excusas.

    A finales de 1943, cuando la “solución final” estaba en marcha, el Ministerio de Asuntos Exteriores español ordenó a los diferentes consulados españoles que volvieran a conceder pasaporte o tarjeta de nacionalidad a los sefarditas que estuvieran o hubieran estado inscritos como tales en nuestras representaciones, aunque la hubieran perdido por falta de uso. En la primavera de 1944 se ordenó que se aceptara como sefardita a cuanto judío solicitara nuestra protección, haciéndolo de manera que la documentación proporcionada contuviera una contraseña capaz de permitir su anulación cuando fuera necesario, una vez terminada la guerra. Fueron estas instrucciones las que motivaron o permitieron la actuación de Ángel Sanz Briz en Budapest, quien las interpreto y amplió con generosidad y suma eficacia.


    Resulta revelador, en este sentido, el testimonio directo del diplomático Pedro Schwartz, que en 1943 vivía en el consulado español en Viena por ser su padre Cónsul en dicha capital, y que, en un artículo publicado en el año 1999 en “La Vanguardia Digital” afirmaba lo siguiente:


    Siempre me ha sorprendido la ayuda que Franco prestó a los judíos perseguidos por el nazismo.(…) durante la Guerra Civil, Franco y sus ministros dieron instrucciones a los representantes consulares de España para que protegieran de la discriminación y la expropiación a los sefardíes de los territorios que iban cayendo bajo el control de los alemanes. Tras la caída de Francia en 1940, el falangista Serrano Suñer concedió visados a numerosos judíos askenases, que así salvaron la vida; y a los que conseguían atravesar la frontera, les daba salvoconducto para que pudieran pasar a Portugal y América. Cuando Hitler, a partir de 1943, puso en marcha la solución final, la entrega de pasaportes españoles a los judíos de habla castellana en los consulados de la Europa ocupada se tornó sistemática. De resultas de esta política humanitaria salvaron la vida de 46.000 a 63.000 judíos o quizá más. ¿Quién decidió que los sefardíes eran españoles? ¿Cómo cuadraba la poca simpatía por los judíos en la España oficial de aquellos tiempos con una política tan discorde de la del amigo alemán?


    (…) La creciente dureza de la persecución hizo evidente que ya no bastaba con insistir en la posición legalista de que España no admitía que se conculcaran los derechos de sus súbditos. A partir de 1942, sobre todo tras el relevo de Serrano Suñer, comenzó una política sistemática de concesión de pasaportes y visados para permitir la huida de los perseguidos. Además, todos los comentaristas e historiadores subrayan que nunca fue devuelto a las autoridades alemanas ningún judío de los que conseguían entrar en España incluso clandestinamente.”

    Lo cierto es que, salvo muy contadas excepciones, el pueblo judío ha sabido reconocer estos hechos. Merece destacarse el testimonio del rabino Chaim Lipschitz, del seminario hebreo Torah Vodaath and Mesivta, de Brooklyn, publicado en la revista Newsweek en febrero de 1970:


    “Tengo pruebas de que el jefe del Estado español, Francisco Franco, salvó a más de sesenta mil judíos durante la II Guerra Mundial. Ya va a ser hora de que alguien dé las gracias a Franco por ello”.

    En el libro "La banalidad del bien", de Enrico Deaglio. (Editorial Feltrinelli. Milán. y publicada en España por Herder), en uno de sus párrafos, dice:


    “Si bien el papel de la España franquista en las operaciones de salvamento de los judíos europeos ha sido silenciado casi del todo, fue decididamente superior al de las democracias antihitlerianas. Las cifras varían entre 30.000 y 60.000 judíos liberados del holocausto.”

    El filósofo e historiador alemán Patrik von zur Mühlen en su libro Huída a través de España y Portugal. (J.H.W. Dieta Nachf. Bonn), afirma que:


    “España hizo posible que más de 50.000 disidentes y judíos escaparan de los nazis.”


    En The American Sephardi, con motivo del aniversario del fallecimiento de Franco, publicó el siguiente artículo:


    “El Generalísimo Francisco Franco, Jefe del Estado español, falleció el 20 de noviembre de 1975. Al margen de cómo le juzgará la Historia, lo que sí es seguro que en la historia judía ocupará un puesto especial. En contraste con Inglaterra, que cerró las fronteras de Palestina a los judíos que huían del nazismo y la destrucción, y en contraste con la democrática Suiza que devolvió al terror nazi a los judíos que llegaron llamando a sus puertas buscando ayuda, España abrió su frontera con la Francia ocupada, admitiendo a todos los refugiados, sin distinción de religión o raza. El profesor Haim Avni, de la Universidad Hebrea, que ha dedicado años a estudiar el tema, ha llegado a la conclusión de que se lograron salvar un total de por lo menos 40.000 judíos, vidas que se salvaron de ir a las cámaras de gas alemanas, bien directamente a través de intervenciones españolas de sus representantes diplomáticos, o gracias a haber abierto España sus fronteras”.
    Como señala el historiador Eduardo Palomar Baró -de cuyo completísimo estudio sobre el particular he obtenido parte de la información que aquí se recoge- , desde el rey Nimrod hasta nuestros días, a través de cinco milenios, según las leyendas hebreas, quedan escritos los nombres de los tiranos y de los enemigos de Israel en el Libro de la Muerte. Y el de sus protectores y amigos en el de la Vida. Pues bien, Francisco Franco tiene su nombre en el Libro de la Vida. Y con letras de oro. En las sinagogas de EE.UU. todos los 20 de noviembre se pronuncia un responso o “kadish” en memoria del hombre que libró a tantos hebreos del holocausto.


    Los judíos honran y bendicen el recuerdo de este gran benefactor del pueblo hebreo... que ni buscó ni obtuvo ningún beneficio de lo que hizo.

    Pero muchos españoles, siguen sin enterarse...

    LFU

    Publicado por LFU en 18:11

  2. #202
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Así se construye la memória histérica

    OTRA VUELTA DE TUERCA EN LA MANIPULACIÓN DE LA HISTORIA



    El pasado 31 de mayo de 2010 el gobierno abrió el Portal de Víctimas de la Guerra Civil y Represaliados del Franquismo, en el que aparecen más de 750.000 nombres. En el texto de presentación se dice que “las referencias del Portal de Víctimas se centran en quienes padecieron expresiones de violencia personal, represión, depuraciones, injusticias y agravios por motivos políticos, ideológicos, religiosos o de otra índole, tanto de los que no eran afines al Movimiento Nacional, como de quienes tampoco lo eran con el gobierno republicano legalmente constituido”.


    Bien, puestos a consultar nombres de represaliados por diferentes Comités revolucionarios no aparecen ni uno sólo de ellos. Únicamente aparecen los nombres de los represaliados por su adscripción al bando republicano, muchos de ellos responsables de delitos de sangre. Por medio de este portal podrán pasar a la historia como víctimas inocentes o como héroes sin tacha.


    De los perseguidos del otro bando, de momento, no hay noticias y si las hay es por error, como comentamos a continuación: consultando el nombre de Joaquín Jovaní Ávila, un carlista asesinado en diciembre de 1936 en Montcada i Reixac aparece su nombre con esta indicación: Miembro del Comité Revolucionario local (¿?). Un asesinado por las milicias frentepopulistas que pasará a la historia como perseguido por ser miembro del Comité revolucionario…Sin comentarios.

    Un gran servicio a esa frágil memoria histórica potenciada por los que nos desgobiernan, pero un flaco favor a la Verdad y a la Historia. ¡Qué cabía esperar!

    Publicado por CTC - HYC en 6/06/2010 09:25:00 PM 0 comentarios
    Etiquetas: Archivos, Guerra Civil, Memoria histórica

  3. #203
    Avatar de txapius
    txapius está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    10 jul, 09
    Ubicación
    Cádiz
    Mensajes
    991
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Así se construye la memória histérica

    Pues es verdad...
    Aunque dice:
    Las referencias del Portal de Víctimas se centran en quienes padecieron expresiones de violencia personal, represión, depuraciones, injusticias y agravios por motivos políticos, ideológicos, religiosos o de otra índole, tanto de los que no eran afines al Movimiento Nacional, como de quienes tampoco lo eran con el gobierno republicano legalmente constituido.
    no encuentro ni siquiera a José Antonio Primo de Rivera... A lo mejor no fue represaliado por el gobierno republicano legalmente constituido.

    He buscado algunos de los asesinados en el túnel de Usera, y no los he encontrado.Todos sus nombres están en la Causa General. Tampoco encuentro al General Fanjul, el del Cuartel de la Montaña, fusilado en Madrid el 36, ni al General Goded, fusilado en Barcelona al iniciarse el alzamiento.

    Sin embargo sí que están Ramiro de Maeztu, o Ramiro Ledesma Ramos

    Enfín, otra chapuza que habrá costado uns millonada...

  4. #204
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

  5. #205
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Así se construye la memória histérica

    CONTRIBUCIONES A LA MEMORIA HISTÓRICA


    Sacerdotes nacionalistas vascos, fusilados por las tropas nacionales.


    CURAS NACIONALISTAS ASESINADOS EN LA GUERRA CIVIL: VERDAD Y NO PROPAGANDA
    "En la segunda mitad de 1936, y condenados detenida o sumariamente por tribunales de guerra, fueron pasados por las armas estos catorce clérigos, bajo acusación de actividades políticas de carácter separatista".
    ("Historia de la persecución religiosa en España", BAC, Madrid, 1961).

    Y, en efecto, así fue.

    Como estos 14 curas nacionalistas vascos, muchos fueron los sacerdotes vascos nacionalistas que militaron en las filas del Gobierno Vasco de José Antonio Aguirre. El escándalo que supone que los franquistas fusilaran a estos sacerdotes ha desatado una amarga polémica, desde el momento en que hubo noticia de este luctuoso suceso.

    José Antonio Aguirre, Lehendakari durante el conflicto, emitió un discurso el día 22 de diciembre de 1936, en que acusaba a la jerarquía católica "española" por su silencio ante la ejecución de estos sacerdotes, así como su alineación con el bando franquista. Su Eminencia el Cardenal Isidro Gomá, a la sazón Primado de España, contestó a Aguirre en una Carta Abierta, llena de caridad cristiana -teniendo en cuenta que el Cardenal Primado se había puesto declaradamente a favor de las fuerzas nacionales, mientras que José Antonio Aguirre -a pesar de su catolicismo- había cerrado filas con el Frente Popular.

    Su Eminencia Isidre Cardenal Gomà i Tomàs. Tarragonés y Primado de España durante la Cruzada.

    En aquella carta, el Cardenal Gomá, le dice a Aguirre, en relación con esa ejecución de sacerdotes nacionalistas vascos:

    "Yo le aseguro, señor Aguirre, con la mano puesta sobre mi pecho de sacerdote, que la jerarquía no calló en este caso, aunque no se oyera su voz en la tribuna clamorosa de la Prensa o de la arenga política. Hubiese sido menos eficaz. Pero yo puedo señalarle el día y el momento en que se truncó bruscamente el fusilamiento de sacerdotes, que no fueron tantos como se deja entender en su discurso. Y como el lamentable hecho se ha explotado en grave daño de España -nos consta- y conviene, en estos gravísimos momentos que se pongan las cosas en su punto, yo le aseguro, señor Aguirre, que aquellos sacerdotes sucumbieron por algo que no cabe consignar en este escrito, y que el hecho no es imputable ni a un movimiento que tiene por principal resorte la fe cristiana, de la que el sacerdote es representante y maestro, ni a sus dirigentes, que fueron los primeros sorprendidos al conocer la desgracia."
    Es un pasaje largo, pero nos ha parecido oportuno reproducirlo, para sacar de él algunas conclusiones entre líneas:


    • 1º La jerarquía católica española -con el Cardenal Gomá a la cabeza- no sólo lamentó que fuerzas nacionales hubieran fusilado a aquellos sacerdotes nacionalistas vascos: "la jerarquía no calló en este caso, aunque no se oyera su voz en la tribuna clamorosa de la Prensa o de la arenga política"...


    • 2º Sino que actuó en consecuencia, intercediendo ante las autoridades militares de la zona nacional, con el propósito de impedir que se volviera a cometer tales salvajadas: "puedo señalarle el día y el momento en que se truncó bruscamente el fusilamiento de sacerdotes".


    • 3º El Cardenal Gomá no declara las razones ni las circunstancias que se dieron para que aquellos sacerdotes vascos fuesen pasados por las armas: "...sucumbieron por algo que no cabe consignar en este escrito".


    • 4º También se indica que las autoridades militares del ejército sublevado eran ajenas a esos sucesos. Y si cínicamente se hicieron las extrañadas ante lo que puede ser que supieran, lo cierto fue que -le pese a quien le pese- se preocuparon de impedir que se volvieran a repetir ejecuciones de curas nacionalistas vascos.

    El Primado pedía a Aguirre que éste tuviera la deferencia de publicar la carta en Vascongadas, como réplica al discurso en que Aguirre acusaba al clero español de "cómplice silencio". Pero no fue publicada por el gobierno vasco.

    El Lehendakari Aguirre, católico blando y aliado con los ateos del Frente Popular.



    Pero no era tanta la preocupación del Señor Aguirre por la suerte del clero católico. Y tampoco pensemos que esa preocupación se limitara -por algún género de etnocentrismo racista- a los clérigos vascos y nacionalistas. Veremos que no es así cuando algún historiador -de esos que pierde el tiempo, se ponga a esclarecer el asesinato de otro cura nacionalista vasco; pero esta vez, el cura nacionalista no morirá a manos de los franquistas, sino a manos de los milicianos del Frente Popular. Y que no sean los franquistas los que lo mataran hace que el caso duerma sin que nadie se haya ocupado nunca por investigarlo suficientemente.

    Me refiero a D. José María Corta, Comandante Jefe de capellanes castrenses de los Batallones de Gudaris (milicias nacionalistas vascas). Don José María Corta acompañaba a las tropas de Gudaris en el frente de Asturias, cuando una bala lo derribó en el suelo. La prensa nacionalista publicó que había sido una "bala perdida". Pero otros periodistas apuntaron otra versión, mucho más fidedigna. Algún miliciano frentepopulista que no pertenecía al batallón vasco tuvo que apretar, como por acto reflejo, el gatillo cuando vio una sotana. El gobierno vasco silenció la noticia de la muerte de este sacerdote, tan probablemente asesinado por los aliados del Sr. Aguirre, los marxistas.

    El Cardenal Gomá le recordaba a Aguirre las masacres llevadas a cabo por las hordas rojas en Andalucía, Extremadura, Asturias, Cataluña, Levante, Castilla y La Mancha en un párrafo impecable:

    "Es endeble su catolicismo, señor Aguirre, que no se rebela ante esta montaña de cuerpos exámines, santificados por la unción sacerdotal y que han sido profanados por el instinto infrahumano de los aliados de usted, que no le deja ver más que una docena larga, catorce, según lista oficial -menos del dos por mil-, que han sucumbido víctimas de posibles extravíos políticos, aun concediendo que hubiese habido extravío en la forma de juzgarlos..."

    Pero todo se resume en lo que el Cardenal le decía:

    "Lo que ocurre, señor Aguirre, es que no hay peor sordo que el que no quiere oír."

    Publicado por Maestro Gelimer en 02:41 1 comentarios










    CONTRIBUCIONES A LA MEMORIA HISTÓRICA


    En la fotografía, el Obispo Mártir.

    EL MARTIRIO DE DON MANUEL BASULTO JIMÉNEZ



    Nemesio Pozuelo y José Aroca, jefecillos comunistas, entraron el 2 de agosto de 1936 en el Palacio Episcopal de Jaén, frente a la Catedral. Sería las 11:30 de la mañana. Después de poner en la balconada el trapo rojo, comunicaron al Obispo de Jaén, Don Manuel Basulto Jiménez, que el Palacio cambiaba de propietario. Le ordenaron al Obispo que éste, en compañía de sus familiares, y el vicario general que le acompañaba, a la sazón D. Félix Pérez Portela, ocuparan los bajos del Palacio en donde habían estado ubicadas las oficinas de la curia. Nemesio o Aroca, uno de los dos, le dijo al Obispo:

    -¿Dónde están tantos amigos como usted tenía, para que vengan ahora a defenderle?

    El Obispo sonrió y no contestó nada. El cuñado del obispo, su hermana, el vicario general y el Obispo quedaron confinados en esas dependencias vigilados por parejas de milicianos. A las horas, llegó Pasagalli, profesor de la Escuela Normal. Aunque era izquierdista, se mostró educado con los cuatro prisioneros y le dijo a los clérigos que se despojaran de la sotana, para pasar a la cárcel que habían improvisado las milicias en la misma Catedral. El Obispo pidió a Pasagalli que le permitiera consumir las sagradas formas del Sagrario, con el propósito de evitar el sacrilegio. Pasagalli se lo permitió. Y el Obispo con sus tres acompañantes fueron conducidos a la cárcel-catedral.

    En la catedral había 1.200 detenidos, clérigos y laicos de todas las condiciones que iban siendo concentrados procedentes de todos los pueblos de la provincia. Al Obispo, por la razón que fuere, se le confinó en la sacristía del templo catedralicio, al margen de todos los demás prisioneros. En la tarde del día 11, Don Juan Montijano Chica, sacerdote diocesano que luego sería canónigo arcipreste de la catedral, pudo llegar al Obispo. Previamente el P. Montijano -por conversaciones con un miliciano paisano suyo, con el que no se lleva mal- puede anticiparle al Prelado una confidencia: los nombres de éste y sus acompañantes figuraban en una lista, para partir aquella noche en el tren que saldría en dirección a la cárcel de Alcalá de Henares. El Obispo dijo: "Todo sea por Dios" y, en la entrevista con D. Juan Montijano, le encargó las normas de gobierno para que el P. Montijano se las transmitiera al arcediano de la catedral, D. Juan Aragón. Montijano se despidió de Monseñor Basulto: serenidad y emoción sellaron aquella despedida que nunca pudo olvidar D. Juan Montijano.

    Una larga hilera de presos esperaba en la nave del evangelio la orden de marcha. El señor obispo con sus familiares atraviesa la muchedumbre de presos, algunos serán compañeros de ese último viaje. Son personas decentes cuyo único delito es confesar su fe en Cristo. Al paso digno del Prelado, sus feligreses inclinan la cabeza, muchos otros, imitando a los sacerdotes, se arrodillan. El Obispo los bendice disimuladamente. Al llegar a la puerta de salida, el Obispo Basulto miró a la capilla donde se custodia el Santo Rostro. El fervor contenido de aquella mirada estremeció a todos los testigos. El Obispo, después de mirar hacia la capilla donde todavía hoy se venera la Santa Faz, mira ahora a su feligresía y Don Manuel Basulto, serena, solemne, majestuosamente, como si fuese una gran solemnidad que está oficiando, levanta sus manos y bendice, trazando tres veces la señal de la cruz, a su grey, prisionera de los lobos.


    El viaje en tren hasta Madrid es un suplicio. Se hacinan los presos. Bullen en las cabezas y en los corazones el destino incierto que les aguarda. El tren como un cortejo fúnebre pasa Despeñaperros, cruza La Mancha, en la noche y en la madrugada. Luis López Muñoz, jefe de estación de Santa Catalina -cerca de Atocha- ve llegar el tren a la hora del Ángelus del día 12 de agosto de 1936. Partidas de milicianos aguardan el arribo de la locomotora y los vagones atestados de seres humanos que sudan, tiemblan y se angustian. Los milicianos jalean a los prisioneros, rezuman saña y vitorean la llegada del tren. Llegan dos camiones de la Guardia Civil y de la Guardia de Asalto que quieren disolver a los piquetes armados que huelen a aguardiente y tabaco y se excitan ante la proximidad de sus indefensas presas. La Guardia Civil y la de Asalto quiere conducir el tren a su destino: Alcalá de Henares. Pero la milicianada se opone y discute. Se habla con el Ministro de la Gobernación y con la Dirección de la Guardia Civil. Un tal Arellano, el cabecilla de aquellos facinerosos, coge el teléfono y habla con Casares Quiroga, el Ministro de la Gobernación, y le dice:

    -Mira, chacho, si no nos entregan los prisioneros, matamos a los guardias.

    El Ministro de la Gobernación contesta: "Si es la voluntad del pueblo, que se los entreguen".

    La Guardia Civil, herida en su amor propio tiene que acatar la orden de la "autoridad" y se retira. Los milicianos se hacen cargo del tren y los prisioneros. Lo llevan en dirección a Vallecas, pero antes de llegar, en el sitio que llaman Caseta del Tío Raimundo, detienen el tren. El reloj marca las 3 de la tarde. Hace calor agosteño. Los milicianos van obligando a los prisioneros a bajar en tandas. Según testimonios, fueron colocados en grupos de veinticinco sobre un repecho de ese paraje. Tres ametralladoras a pocos metros escupen sin cesar su metal mortífero. Los milicianos están haciendo lo único que saben hacer: asesinar.

    El Señor Obispo de Jaén, puesto frente a sus verdugos, cae de rodillas. Tiene en las manos el breviario y el rosario y dice, antes de recibir la muerte:

    -
    Perdona, Señor, mis pecados y perdona también a mis asesinos.

    Llega el turno de la hermana del Obispo que es la única mujer -una señora mayor- del macabro convoy. Y la mujer se dirige a las bestias rojas, diciéndoles, casi implorándoles: "Esto es una infamia; yo soy una pobre mujer". Uno de aquellos degenerados, se supone que sería hombre antes de convertirse en alimaña tras haberse intoxicado fatalmente con el odio de los demagogos, le contesta a la señora:

    -No te apures; a ti te matará una mujer.

    Y de entre esa horrenda mojiganga de monos y pañuelos rojos al cuello, sale una miliciana -como todas ellas, con fama de puta. Se llama Josefa Coso y la apodan "La Pecosa", y a sangre fría descarga, a bocajarro, su arma sobre la anciana hermana del Obispo.

    El lema del episcopado de Don Manuel era: "Quien a Dios tiene, nada le falta". Se nota que era de Ávila. Dios lo tiene a él en su gloria, para que no faltara otro Obispo de Jaén que llevara la palma del Martirio y sea intercesor de esta Diócesis ante Jesucristo Nuestro Señor.


    Así fue como martirizaron al Obispo de Jaén D. Manuel Basulto Jiménez y con él, a su hermana y su cuñado. Y lo dejé aquí escrito por si algún historiador a sueldo del PSOE se le ocurre falsear la verdad histórica. En Jaén, y en toda España, estamos hartándonos de que nos cuenten la historia como les dé la gana.

    Pienso que si hubiera un solo director de cine -español o extranjero- capaz de recrear estas escenas de fidelidad martirial y de heroísmo en una película, la falsa Memoria Histórica que nos quieren imponer se desvanecería como lo que es: un fantasma formado por el delirio y la mentira sectarias.
    Publicado por Maestro Gelimer en 03:12 2 comentarios







  6. #206
    Avatar de Mefistofeles
    Mefistofeles está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    01 oct, 09
    Mensajes
    923
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Así se construye la memória histérica

    Cada vez que leo tan tristes historias solo me sale una frase "OLE SUS COJONES".

    Que Dios los tenga en su Gloria.
    TU REGERE IMPERIO FLUCTUS HISPANE MEMENTO

    El Rincón de Don Rodrigo

  7. #207
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Así se construye la memória histérica


  8. #208
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

  9. #209
    Avatar de D. Fco. de Bobadilla
    D. Fco. de Bobadilla está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    02 may, 10
    Ubicación
    Capital del Reyno de España
    Mensajes
    256
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Así se construye la memória histérica

    Y los teatreros y titiriteros siguen en su línea de dar a entender que sólo hubo muertos en el bando de sus amores...

    "
    Virgilio Leret, Primitiva Rodríguez, Granada Garzón de la Hera... Así hasta 15 nombres, 15 caras, 15 hombres y mujeres y 15 víctimas del franquismo, que hoy han encontrado voz y piel en 15 personajes de la cultura a través del vídeo 'Cultura contra la impunidad del franquismo'. [Vea el vídeo completo]
    El objetivo de este vídeo, en el que han participado personajes de la talla de Pedro Almodóvar, Pilar y Javier Bardem, Carmen Machi, Miguel Ríos o Maribel Verdú, ha sido poner caras y voces a las trágicas historias de esos hombres y mujeres, protagonistas de "la gran tragedia colectiva cuya memoria no ha sido capaz de asumir el Estado español después de treinta años de democracia".
    Víctimas como Virgilio Leret, encarnado por Almodóvar. Un aviador, Jefe de las Fuerzas Aéreas de la Zona Oriental de Marruecos, que se convirtió en el primer militar asesinado por sus compañeros sublevados al amanecer del 18 de julio de 1936 en la Base Aérea Militar de Melilla. No tuvo ni abogado, ni juicio, ni sentencia. En la actualidad, sus hijas todavía lo están buscando.
    O María Álvarez (Pilar Bardem) que durante años se convirtió en una gran ayuda para los guerrilleros antifranquistas, lo que le llevó a estar condenada en varias ocasiones. La última vez, en julio de 1951, fue detenida junto a su hermano Marcelino. A ambos les fue aplicada la ley de fugas y fueron asesinados por un grupo de guardias civiles en lo que se suponía un traslado."


    que asco de gente....

  10. #210
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,857
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Así se construye la memória histérica

    MORIR POR LLEVAR EL SACRAMENTO A SUS HERMANOS


    En la fotografía, Beato Martín Martínez, momentos antes de ser asesinado por los rojos. Fue fotografiado por un fotógrafo soviético -pinchar aquí para saber el origen de la fotografía.

    "Hasta ocho pregones municipales sucesivos, los días 26 de julio, 17 y 18 de agosto de 1936, conminaron al vecindario de Valdealgorfa (provincia de Teruel y diócesis de Zaragoza) para que descubriese el paradero de todos los sacerdotes ocultos en el lugar. El último de estos bandos dictaba pena de muerte contra aquellos que fuesen sorprendidos en la ocultación de clérigos.

    Puestas así las cosas, fueron los mismos sacerdotes los que se presentaron directamente al Comité, a sabiendas de que este gesto les iba a costar la vida. Pero prefirieron todos esto a provocar un peligro semejante en los hogares de deudos o amigos que los acogían. Durante la mañana del 18 de agosto quedaron sucesivamente concentrados en los calabozos de la casa-ayuntamiento cinco sacerdotes seculares y un operario diocesano. Este último, don Martín Martínez, prefecto del Seminario de Murcia y con sólo veintiséis años de edad, había logrado ocultarse en una cueva de las cercanías, y ciertamente no hubiera sido descubierto de no presentarse él espontáneamente a los que iban a ser sus verdugos. Lo que le movió no fué precisamente el bando municipal, sino la preocupación porque sus hermanos sacerdotes carecieran en las últimas horas del Santísimo Sacramento, que él tenía habitualmente consigo por haber salvado a tiempo en el convento de las clarisas un copón con hostias consagradas. Al entrar por las calles del pueblo, fueron muchos los vecinos de orden que le aconsejaban volverse, teniendo su muerte por segura. En igual sentido, y con lágrimas en los ojos, se pronunciaban ante él algunas buenas mujeres. Llegó al Comité y fué internado con los demás en los bajos del calabozo. Allí pudo dar a sus otros compañeros la gratísima sorpresa del sacramento eucarístico, que todos recibieron, luego de confesarse mutuamente, en calidad de viático y con manifiesta devoción. En iguales sentimientos y prácticas se ejercieron otros nueve detenidos de condición seglar, en cuya condena pesaron notablemente los motivos religiosos.

    Nadie cuidó de disimular lo más mínimo ni el acto mismo de la ejecución ni sus inmediatos prolegómenos. Públicos habían sido los tres bandos que dieron por resultado la redada de los 15 detenidos. Tratábase de un triunfo del Comité, y éste cuidó de airearlo, paseando a las 15 víctimas por las calles más concurridas del pueblo en las horas centrales del día. De ahí que fueron tantos los testigos de la alta serenidad con que se conducían las dos filas de presos. Llegados a las afueras de la población, les esperaba un camión, al que subieron con gran ánimo, estimulándose mutuamente, al par que decían a sus verdugos palabras de perdón. El recorrido fué corto. A cosa de un kilómetro de Valdealgorfa, muy cerca del cementerio y en el llamado "Mas de Marcos", fueron bajados a tierra y matados a tiros de fusil, mientras aclamaban a Cristo Rey".

    (Historia de la persecución religiosa en España. 1936-1939, D. Antonio Montero Moreno, páginas 222-223)

    Maestro Gelimer

    LIBRO DE HORAS Y HORA DE LIBROS

  11. #211
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Así se construye la memória histérica

    Nosotros sí perdonamos: los otros testimonios de crímenes impunes de la Guerra Civil








    La otra memoria

    Nosotros sí perdonamos: los otros testimonios de crímenes impunes de la Guerra Civil







    El pasado lunes 14, actores y directores de cine protagonizaron un vídeo, dirigido por Azucena Rodríguez, de nueve minutos de duración, en el que se hacían pasar por soldados y civiles fusilados durante la Guerra Civil española. Pedro Almodóvar (en la imagen), Javier Bardem, Juan Diego Botto, Hugo Silva, Aitana Sánchez-Gijón o Maribel Verdú participaron en esta iniciativa. Una propuesta en la que se había olvidado el dolor sufrido por el otro bando. La Guerra Civil española no fue una contienda heroica para nadie. Y en los dos bandos hubo desafueros y muchas muertes sin sentido. Las muertes «injustas y arbitrarias» se dieron en los dos frentes, y no sólo en uno, y en los dos casos es reprobable. La historia sucede para todas las personas y no sólo a unos pocos. [Vea la galería de imágenes]

    «Me llamo Pedro Muñoz Seca. Soy escritor y autor teatral. Me fusilaron en la madrugada del 28 de noviembre de 1936 en Paracuellos del Jarama. Mi delito fue ser monárquico»
    «Desde mi ingreso en la cárcel y checa de San Antón, el 1 de agosto de 1936, le escribí a mi mujer Asunción, con quien tuve nueve hijos, tres cartas y cuarenta y una tarjetas postales. Como buen andaluz soporto mejor el calor que el frío.

    Por la brevedad del espacio en blanco de las postales, mi correspondencia se limita a pedir ropa de abrigo, mudas, medicinas para mi úlcera de estómago, agua mineral y latas de conserva. Aunque para tranquilizar a mi familia siempre les digo que ‘‘estoy bien y he engordado’’. Desde el 1 de agosto al 28 de noviembre, madrugada de mi fusilamiento, perdí 29 kilogramos de peso. En todas las postales pido tranquilidad para mi madre, que vive en el Puerto de Santa María.

    Pero, de repente, en una postal, sin saber cómo, salta un golpe de humor y le pido a Asunción que me envíe a la cárcel una de mis bigoteras. «Estoy harto de meter los bigotes en la sopa del rancho», le cuento. Y recibí la bigotera, y así recuperé mi personalidad.

    Meses más tarde, en el alba de mi fusilamiento, antes de ser empujado a la trasera del camión de la muerte, el miliciano «Dinamita» me ata las manos brutalmente a la espalda con un bramante que me alcanzaba las venas, y entre el alborozo de sus compañeros, con unas tijeras me cortó los bigotes. Me dijo que para donde iba no los necesitaba.

    Pasé el cautiverio en el Departamento 2 de la planta baja de San Antón. Al principio tuve como compañeros de celda a ocho oficiales de la Armada, y a los hijos de 15 y 13 años de un oficial del Ejército de Tierra. También, en la misma celda, están confinados José Arizcun, el sacerdote Tomás Ruiz del Rey, Julián Cortés Cabanillas y el actor Guillermo Marín.

    Todas las tardes, con su melena blanca desvencijada, aparecía por San Antón el escritor Pedro Luis de Gálvez, que me debía algún que otro favor. «A éste que nadie lo toque. A éste lo voy a matar yo personalmente, ¿verdad maestro?». Yo sólo le respondía: «Honradísimo Gálvez, honradísimo».

    He de decir, humildemente, que sólo en una ocasión me brotaron las lágrimas. Fue el día en que supe que sus ocho compañeros de celda de la Armada y los hijos del oficial del Ejército habían caído en una de las primeras sacas. En aquella ocasión escupí en el rostro de mis carceleros. Ellos me tumbaron de un puñetazo. En el Puerto, mi hermano menor, José, hacía gestiones con Vicente Alberti, hermano de Rafael, para que éste se interese por mí. Alberti no se dio por enterado.

    Sé que las cartas que escribí en el mes de noviembre ya no le llegaron a mi mujer. Gracias a un diplomático mexicano, que hacía de correo de presos, Asunción recibiría esas postales y la última carta tres años después, en 1939. Se ahorró el sufrimiento.

    El 26 de noviembre fui «juzgado» por un tribunal popular y condenado a muerte «por fascista, monárquico y enemigo de la República». El 27 fui llamado por el director de la checa y en la madrugada del 28 me encerré en mi celda con el sacerdote Tomás Ruiz del Rey. A las dos de la mañana le escribí a Asunción la última carta.

    Me quitaron la maleta, los abrigos, el reloj y mis objetos personales. Me cortaron los bigotes. Al llegar a Paracuellos fumé. Tiré el cigarrillo y dije “cuanto antes”. Grité: “Viva España y viva el Rey“ y mi cuerpo se quebró con la descarga».



    «Me llamo Manuel Martín, fui fusilado y tirado al río»
    «Soy Manuel Martín y era vicepresidente de las juventudes de Acción Católica en Talavera. Era un importante abogado y persona muy conocida, que me llevaba bien con todo el mundo. Era muy aficionado al fútbol y jugaba de portero en el Talavera, cuando el fútbol no levantaba las pasiones de ahora. Creo que no era malo.

    El 21 de julio de 1936 estábamos en una reunión cuando llegaron los del otro bando, algunos conocidos míos, que habían sido compañeros en el colegio. Cosas así sucedieron mucho en esos tiempos.

    Me cogieron y me encarcelaron. Sufrí un derrame cerebral de la depresión y de lo mal que lo estaba pasando. Me llevaron al hospital donde conseguí curarme. Después me trasladaron a la cárcel, que estaba al lado.

    El 21 de agosto me sacaron de allí y nos llevaron al Puente de Silos. Nos dispararon y después nos tiraron al río. Yo estaba en forma, era portero del Talavera y tenía mucha vitalidad, así que, aún herido, me puse a nadar, pero unas señoras que estaban por allí, puede que lavando la ropa, dijeron: «Mira, mira, los acaban de fusilar» y en vez de ayudarme, me tiraron piedras.

    Yo estaba vivo, intentando esquivar lo que me lanzaban. Pero fue imposible. Me ahogué. Mi cuerpo no ha aparecido».


    «Yo, Manuel Gordon, sé que mi mujer les va a perdonar»
    «Soy Manuel Gordon y estaba en Mallorca cuando empieza la guerra y vuelvo en el último barco a Barcelona. El puerto estaba en llamas y el capitán quería ir a Francia. Le convenzo para ir a Tarragona, porque mis cinco hijos estaban en Tortosa con la abuela.

    Al llegar me incorporo a mi trabajo en la Secretaría del Banco de España. Yo era una persona muy conocida, con presencia pública por mi labor profesional y religiosa.

    Era un católico que vivía sin esconderme, aunque nunca me metí en política. Creo que fui de los primeros en ser cogidos. El 25 de julio, dos personas vinieron y me llevaron diciéndome que tenían que acompañarme al Ayuntamiento para preguntarme algunas cosas. No volví.

    Me llevaron a la cárcel, al colegio de San Luis. Fue tan rápido, que lo único que me llevé fue lo que tenía puesto y un misal. Leía la misa diariamente.

    Mi mujer vino a verme todos los días sin faltar uno solo y el 5 de agosto le dijeron que me llevaban a Tarragona. Nunca llegué hasta allí. Yo sabía a dónde me iba, pero pensé que si con mi sangre se tenía que salvar España, yo se la ofrecía a Dios.

    En una furgoneta me llevan al puente de Garidells de El Perelló. Allí, junto a otros, me echan al campo y me fusilan. Pero conmigo no aciertan, no me matan, aunque me dejan la rodilla destrozada.

    Como estoy en buena forma, logró escapar sin que se den cuenta. Intento escapar: es un campo con un desnivel y como estoy malherido, me caigo y me rompo definitivamente una pierna. Apenas puedo moverme, me arrastro dolorido y me refugio donde puedo.

    No estoy a salvo, he dejado un reguero de sangre y los milicianos han vuelto por la tarde al lugar donde hemos sido fusilados. Se dan cuenta de que falta uno. Siguen el rastro de sangre. Como no podía ser de otra forma, al final me encuentran.

    Me disparan treinta y tantos tiros. Sé que mi mujer les va a perdonar y mis hijos también. Como dice el Evangelio: ‘‘Perdónales, no saben lo que hacen’’».


    «Soy José Cremades, recibí siete tiros»
    «Soy José Cremades y fundé Acción Católica en Elda y eso, en esos tiempos, era como firmar una segura condena de muerte. Trabajaba en una fábrica de zapatos, como mi mujer.

    Recuerdo que cuando empezó la guerra los milicianos iban a buscarme a casa y me decían que bajara. Yo quería, pues no tenía nada que temer, pero mi mujer me mandaba callar y nunca me dejó abrir la puerta.

    Ella estaba asustada y quería que nos fuéramos. A veces, uno de mis muchos conocidos, de cualquier ideología, llegaba y le decía a los milicianos que me dejaran en paz.

    Un día me crucé con un señor por la calle, que dijo para que yo le oyera: ‘‘¿Cómo que todavía está por aquí?’. Ya estaba claro. Una tarde fueron a la fábrica a buscarme y me llevaron al cine Coliseo.

    En cuanto mi mujer vio que yo no llegaba a comer, se preocupó. Contactó con varios amigos míos para ver si me podían sacar. A uno de ellos le dejaron pasar y, por lo visto, le prometieron que si me encontraba, me podía ir con él.

    Pero había una pantalla y yo estaba detrás, escondido. Por un agujero, un compañero vio a mi amigo: “Mira, Cremades –me dijo–, te vienen a rescatar”.

    Estuvo dando vueltas, me buscó y no me encontró. Se escapó mi oportunidad. Como era muy conocido, el 15 de septiembre me sacaron de noche para que nadie me viera. Me llevaron a un estercolero y me pegaron siete u ocho tiros.

    Me dejaron tirado y sólo me encontraron a la mañana siguiente, cuando un conocido me vio al ir en el autobús que iba de Villena a Elda».


    «Me mataron con mis dos hijos»
    «Soy Enrique Sicluna, un militar retirado, con seis hijos. Cuando comenzó la guerra ya sabía que antes o después llegarían a por mí.

    Un día de agosto vinieron a casa unos milicianos a hacer un registro. Comienzan a mirar por todos lados y, de repente, dicen que encuentran un papel de la Falange. Es difícil de creer, porque, aunque mi hijo Luis, de 23 años, que era médico, pertenecía a la Falange, había tirado todos los papeles. Ya conocía el peligro.

    Mi otro hijo, que tiene mi nombre, Quique, de 16 años, estaba en la calle jugando al fútbol con un amigo. Como sabía que, debido a mi educación militar, soy muy estricto, y que me gusta que todo se haga a su hora, le dijo a su amigo que tenía que dejar de jugar y venir a comer, ‘‘que mi padre se enfada’’. Fue su perdición. Nos llevaron a todos los hombres de la casa y dejaron sólo a las mujeres. Mi mujer y cuatro hijas.

    Nos conducen a la Dirección General de Seguridad y después a la cárcel Modelo. Estamos en la celda 644 de la galería cuarta.

    Por lo menos, desde aquí puedo escribir varias cartas a mi mujer para que sepa que estamos bien. Quiero que con ellas sepa que la sigo queriendo. No sé cuántas llegaron y cuántas se quedaron en el camino.

    Pero me preocupaba mucho la salud de mis hijos mientras estábamos en la Modelo. Hacía mucho frío y yo quería que de casa me trajesen bufandas, almohadas o colchones. También unas gafas para el pobre Luisito y una pluma cargada para que pueda escribir. También le pido un cepillo de dientes.

    El 7 de noviembre le escribo otra carta. Sé que es la última. En la cárcel ya se oye que nos van sacar, pero no quiero preocupar y no cuento nada fuera de lo normal. Ese día salen de la Modelo tres sacas. Tres paseos de muertos.

    En uno de ellos voy yo con mi hijo Luis y mi hijo Enrique. Dejo viuda y cuatro hijas. Una de ellas se casará con otro huérfano de un compañero que también ha estado aquí en la Modelo. Nos llevan a Paracuellos, nos entierran en una fosa común. Nuestros huesos no han sido identificados».

    «Mataron a mi padre y a mis tíos»
    «Mi nombre es José Bada, tengo 77 años, tres cuando comenzó la Guerra Civil española y seis cuando terminó. Vivo en Villalba de los Arcos, Tarragona, y mataron a mi padre, Juan, y a sus tres hermanos: José, al que fusilaron en Caspe; Ramón, que era cura, y Francisco, el más pequeño de todos ellos, al que hirieron y después ordenaron envenenar en el Hospital de Tortosa.

    Por parte de mi madre, asesinaron a cuatro familiares, dos hermanos y dos sobrinos: uno era panadero, otro secretario del Ayuntamiento, que en aquel momento era de derechas, pero que estaba legalmente constituido durante la II República, el tercero era médico y el último hermano de La Salle.

    Cuando se produjo el alzamiento del 18 de julio y falló el golpe en Barcelona, la izquierda empezó a matar gente. En mi pueblo asesinaron a 56 personas sólo porque eran de derechas. El comité revolucionario que se constituyó esos días reclamó milicianos alegando que estas personas se habían sublevado, algo que no era cierto.

    Desviaron cinco camiones de la ruta de Barcelona. Lo primero que hizo la tropa al bajar de los vehículos fue meterle cuatro tiros al padre de una chica, ella todavía vive, porque él tocaba el armonio en la iglesia y era director de una banda de música.

    Después fueron a buscar al resto a una sociedad recreativa, que era el centro de la gente de derechas, donde solían reunirse para escuchar las noticias. Los sacaron a todos con los brazos en alto y se los llevaron para la plaza.

    En el trayecto encontraron al cabo de somatén, que salió al escuchar tanto ruido, y le soltaron dos disparos. El vicario, desde una ventana, mató al abanderado de los milicianos y los detenidos huyeron.

    Algunos cayeron en ese momento. Al resto los prendieron y ejecutaron más tarde. A mi padre no le importaba la política. Ese día estaba durmiendo la siesta en su casa cuando lo sorprendieron, lo sacaron de su domicilio a la fuerza y le mataron delante de su madre. Lo hicieron porque iba a misa y tenía un hermano que era cura. Todavía recuerdo los gritos y sollozos de mi madre».


    «No guardo rencor»
    «Me llamo M. T. A. Dihinx y tenía 21 años cuando mataron a dos de mis hermanos en la Guerra Civil. Era julio y habíamos salido a la playa para pasear cuando los cogieron y se los llevaron a Bilbao porque eran de derechas. Eso fue todo lo que habían hecho. Los fusilaron porque sí.

    Ahora tengo 95 años, pero recuerdo que todo lo que sucedió entonces fue muy triste. Los ajusticiaron el 4 de enero en la matanza de Bilbao. Asaltaron la cárcel y mataron a toda la gente de derechas que encontraron allí.

    A mi madre y a mí también nos metieron en la cárcel en julio porque no teníamos las mismas ideas que ellos. Nos encerraron con las presas comunes, pero que eran muy buenas personas.

    Cuando vieron llegar a mi madre se quitaron su propio colchón y se lo entregaron a ella porque decían que el que tenía no era el más apropiado para una persona de su edad.

    Recuerdo que en la celda había una cama de hierro y un jergón de paja. Las sábanas eran de algodón sin refinar con manchas de pulgas y el retrete, un agujero con una jarra. Si te querías lavar tenías que ir a la parte donde estaban los milicianos.

    Nos enteramos de la muerte de mis hermanos por un ama de llaves que conocíamos y que nos lo dijo. El pequeño, nos enteramos luego, cayó inmediatamente. En el suelo del patio había una mancha negra. Era suya, de su sangre.

    Al otro, lo fusilaron a las cinco de la tarde, pero se hizo el muerto y se lo llevaron al hospital. Pero al día siguiente falleció. Yo perdono, porque si tú no perdonas, después jamás te perdonarán a ti. No tengo rencor por todo aquello. Tenemos que perdonar, porque quien guarda rencor en su interior no es un buen cristiano».

  12. #212
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Así se construye la memória histérica

    "EL LIBRO NEGRO DE CARRILLO", DE JOSÉ JAVIER ESPARZA



    Enlace de Libros Libres.:


    En muy poco tiempo me he terminado el último ensayo divulgativo de José Javier Esparza. Quizá el término "ensayo divulgativo" se deba más al malogrado Juan Antonio Cebrián, pero a mí que me encanta.

    Sobre lo que fue y no fue la Guerra Civil Española multitud de libros de todo el mundo en una especie de veloz competición se andan entrecruzando desordenadamente. La pseudomemoria histérica del peloteo farandulero ha abierto la caja de Pandora, que ya en su día trastearon siempre los mismos, hasta que llegó por ejemplo Pío Moa y de nuevo se oyó más a Stanley Payne. No deja de ser una burda simplificación del asunto, pero creo que muchos me entenderán.

    Al menos, lo bueno de todo esto es que se acabó el monolitismo izquierdista sobre un tema tan complejo y tan delicado.

    Y una de las insoportables figuras de esa pseudomemoria histérico-politiquera es Santiago Carrillo, el genocida de Paracuellos. Podríamos decir que igual no aporta gran cosa, pero la grandeza de este libro es que no calla nada. Carrillo es una figura de leyenda rosa ad nauseam, en especial porque tanto a derecha e izquierda convino para una transición que se hizo a base de pucherazo y terrorismo, cosa que creemos que el autor no se atreve a denunciar claramente. Ahí el diagnóstico de Ricardo de la Cierva del que se hace vivo eco nuestro autor nos parece clarividente, pero también nos parece que no se atreve a "denunciar lo suficiente".

    Con todo, como decimos, no estamos ante una biografía al uso, en todo caso, una gran radiografía sociopolítica sobre uno de los monstruos más hipócritas, cobardes, embusteros, maquiavélicos, totalitarios y siniestros de nuestra historia, que si algo puede enseñarnos es a través de sus terroríficos fallos, que a más de un camarada suyo afectaron. Es una disección de la carne de una historia que no merece ser silenciada por su realismo y consecuencias, que aún a día de hoy seguimos pagando con nula vista.


    Obviamente, Carrillo se tiró de los pelos (No sabemos si de la peluca) nada más enterarse de la publicación de este buen libro, así como toda la parásita casta que le cobija. Eso es bueno. Este libro dará que hablar y creo que se convertirá en un referente importante, pues a la sencillez del lenguaje se le une la investigación exhaustiva y una mediana objetividad coordenada.

    Muy interesante. Para nuestro tiempo y para el que ha de venir.


  13. #213
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Así se construye la memória histérica

    LA RAZÓN

    Defensa tampoco incluye a la División Azul en el nuevo Museo del Ejército

    La sede del Museo del Ejército en Madrid cerró sus puertas en junio de 2005. En junio de 2008 el entonces ministro de Defensa, José Antonio Alonso, anunciaba su apertura en el Alcázar de Toledo para ese mismo año. No ocurrió.
    Tampoco en 2009. Y aunque todo apuntaba ya a que solventadas las enormes dificultades en el diseño de la colección, las obras y la adaptación al emblemático edificio toledano, sería el 23 de junio cuando por fin abriría sus puertas, habrá que esperar un poco más. Y es que tras más de tres años de retraso y por motivos de agenda del Ejecutivo, más en concreto –según asegura Defensa– por el balance que Zapatero hará en el Congreso sobre sus seis meses de presidencia europea, la inauguración ha sido retrasada, previsiblemente, al 19 de julio. Eso sí, cuando abra sus puertas lo hará sin una sola referencia a la División Azul.

    Según fuentes cercanas al Museo consultadas por este periódico, los objetos de los voluntarios españoles que lucharon en el frente ruso en la Segunda Guerra Mundial contra las tropas de Stalin quedarán guardados en el sótano del Alcázar y no serán expuestos con el resto de la colección trasladada desde Madrid, en donde se recogían en una pequeña sala específica para este cuerpo de voluntarios.
    El problema, subrayan, es que esos fondos, en principio, tampoco serán devueltos a la Hermandad de la División Azul, que los vendió por un precio simbólico para la exposición permanente de Madrid y que ahora busca el modo de recuperarlos para volver a exponerlos en sus locales de la capital, donde aún conservaban otros objetos dedicados a los combatientes.

    En la exposición que había cuando la sede estaba en Madrid se mostraban objetos personales y armas de los combatientes en el frente ruso, entre ellos el capote y las condecoraciones del laureado capitán Teodoro Palacios, que pasó once años de su vida en los campos de concentración dispersos por el régimen de Stalin en todo el país.La División Azul la compusieron 45.482 hombres voluntarios, de los que casi 5.000 murieron en el frente ruso y casi 9.000 resultaron heridos.

    El hilo conductor del nuevo museo será la historia del Ejército a lo largo de los siglos y la muestra de las aportaciones militares al progreso institucional, social, cultural y científico de España. De lo que fue la Guerra Civil y la época posterior poco aparecerá, y dentro de ese discurso museográfico diseñado por el Ministerio, la División Azul no tiene cabida, más si se tiene en cuenta el celo con el que el departamento que dirige Carme Chacón aplica la Ley de la Memoria Histórica.

    El nuevo Museo expondrá entre 4.000 y 6.000 objetos de las más de 30.000 piezas con las que cuenta entre sus fondos, con lo que en la selección de lo que finalmente se expondrá se han suprimido muchos elementos que sí estaban en la anterior colección. Incluso se ha suprimido lo único que había de antemano en el propio Alcázar de Toledo: el museo del asedio, que recogía multitud de objetos y armas que testimoniaban la resistencia de Moscardó y sus hombres contra el asedio republicano sobre el edificio en el que estaban rodeados. De hecho, el despacho del entonces coronel permanecerá fuera del recorrido y de las visitas de los turistas, tal y como adelantó este periódico en octubre del año pasado, pese a que ha sido tradicionalmente uno de los principales atractivos del Alcázar.

    La supresión de esta colección y la clausura del despacho llevó a la eliminación de las placas que unidades españolas y de multitud de ejércitos del mundo habían colocado en el edificio en memoria de los «héroes del Alcázar».

    Y, aunque la inauguración esté próxima, la peregrinación del Museo del Ejército de Madrid a Toledo lleva ya 16 años de trámites. La primera que habló de esta posibilidad fue Carmen Alborch en 1994, cuando era ministra de Cultura, aunque no especificó el destino de la colección. Simplemente habló de ampliar el Museo del Prado hacia las instalaciones que ocupaba el del Ejército.

    En 1995 se creaba una comisión para estudiar una nueva ubicación de la colección. No se reunieron nunca y fue disuelta en 1997. En 1996, ya con José María Aznar en la Moncloa, era él mismo el que anunciaba su decisión de llevarse la exposición a Toledo.

    Fuera de exposición
    El museo del asedio que albergaba el Alcázar de Toledo y que recogía objetos que rememoraban la resistencia de Moscardó y sus hombres al asedio que las tropas republicanas mantuvieron durante tres meses sobre el edificio, ha sido suprimido.
    -El vehículo en el que viajaba el almirante Carrero Blanco cuando fue asesinado por ETA en Madrid se exponía en el Museo del Ejército de la capital, pero según fuentes consultadas por este periódico, el coche tampoco será expuesto dentro de la colección toledana. No forma parte del discurso.
    -El despacho del coronel Moscardó, en el que se podía escuchar la conversación con su hijo, al que los republicanos fusilaron tras intentar chantajear a su padre, era de los lugares más visitados de Toledo. La estancia se cerrará a las visitas.

  14. #214
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: Así se construye la memória histérica

    En la madrugada del 13 de julio de 1936 un grupo de guardias de Asalto y militantes socialistas, dirigido por el capitán de la Guardia Civil Fernando Condes, que se encargaba de la instrucción militar de la “motorizada”, guardia pretoriana del dirigente del PSOE Indalecio Prieto, le detuvo en su domicilio y le introdujo en el interior de una camioneta de la guardia de Asalto donde Luis Cuenca, militante de las Juventudes Socialistas y también guardaespaldas de Indalecio Prieto le asesinó a sangre fría disparándole dos tiros en la nuca. Inmediatamente después del asesinato el capitán Condes, que fue reconocido por la viuda de Calvo Sotelo, estuvo oculto por una noche en casa de la diputada Margarita Nelken.

    Previamente Calvo Sotelo había sido amenazado de muerte en sede parlamentaria por Dolores Ibárruri La Pasionaria (16 de junio), e indudablemente por Ángel Galarza (1 de julio). Posteriormente los dos líderes del PSOE se pronunciaban sin lugar a dudas sobre el significado del crimen. Indalecio Prieto escribía el día 14 de julio en “El Liberal”: “La trágica muerte del Sr. Calvo Sotelo servirá para provocar el alzamiento… Será una batalla a muerte, porque cada uno de los bandos sabe que el adversario, si triunfa, no le dará cuartel”. Largo Caballero iba más allá y el 16 de julio de 1936, en el diario socialista Claridad aprobaba los métodos terroristas y violentos, cualquier cosa menos la democracia: “La lógica histórica aconseja soluciones más drásticas. Si el estado de alarma no puede someter a las derechas, venga, cuanto antes, la dictadura del Frente Popular. Dictadura por dictadura, la de izquierdas. ¿No quiere el Gobierno? Pues sustitúyale por un Gobierno dictatorial de izquierdas… ¿No quiere la paz civil? Pues sea la guerra civil a fondo. Todo menos el retorno de las derechas.”
    Lo truculento del revisionismo, que desde el más puro revanchismo ha gestado la Ley de Memoria Histórica de Zapatero, es que ha llegado al extremo de perseguir la memoria de personajes que como Calvo Sotelo, asesinado antes del comienzo de la Guerra Civil, cayeron víctimas de la violencia política. Cuando se pretende eliminar su presencia en el callejero de nuestras ciudades, lo que se está haciendo es cometer una autentica barbaridad. Ni más ni menos como si dentro de 70 años las calles y monumentos dedicados a Miguel Ángel Blanco fueran eliminados porque había pertenecido al PP.
    ¿CÓMO ES?
    El acto se celebrará en la misma plaza que ocupa el monumento y que puede verse en esta fotografía





    Homenaje a José Calvo Sotelo en Madrid | España y Libertad

  15. #215
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,857
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: Así se construye la memória histérica

    Calvo Sotelo merece un monumento mucho mejor que esa cosa tan antiestética.

  16. #216
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: Así se construye la memória histérica

    España y Libertad plantea el homenaje a Calvo Sotelo como un acto abierto a todos los patriotas

    Redacción | Publicado el 3 Julio, 2010 | Un Comentario
    España y Libertad plantea el acto público de homenaje a José Calvo Sotelo como un acto abierto y participativo. Javier Muñoz, Secretario General de España y Libertad afirma que “un acto de homenaje como este debe estar abierto a todos aquellos que se consideren patriotas españoles y que se opongan a la mal llamada ley de memoria Histórica”
    Muñoz afirma que este no es un acto revanchista, “al contrario, debe ser un acto de encuentro” y “una forma de protesta absolutamente democrática contra la imposición de una versión histórica única y sesgada que está realizando el PSOE de ZP”
    “Debemos recordar que en 1.936, un grupo de militantes del PSOE asaltaron el domicilio de un parlamentario de un partido democrático y lo asesinaron salvajemente. Por supuesto, la memoria histórica ‘zapateril’ no recuerda nada de esto, al contrario”
    Muñoz recuerda que todo aquel que quiera adherirse al acto lo puede hacer desde la web de España y Libertad en http://www.españaylibertad.com
    ACTO
    Día: Martes, 13 de julio de 2010 a las 20:00 horas
    Lugar: Monumento a Calvo Sotelo. Plaza Castilla. Madrid
    Con la participación de Enrique de Diego, Pío Moa, Carlos Martínez-Cava y Yolanda Morín










    Teresa Martínez, sobrina de un soldado de la División Azul

    Redacción | Publicado el 4 Julio, 2010 | 11 Comentarios
    Guillermo Martínez Balaguer era contable, de familia acomodada. Tenía 24 años y decidió alistarse a la División Azul para luchar contra el comunismo estalinista. Su misión se encontraba en el frente de Leningrado y su destino, una de las más cruentas batallas de la II Guerra Mundial: Krasny Bor.
    A las 6:45 de la mañana del 10 de febrero de 1943, entre 600 y 800 piezas de artillería rusa lanzaron toda su furia contra el frente donde se apiñaban los soldados españoles. De los cinco mil que estaban aquel día en las trincheras bajo cero, la mitad perecieron bajo los proyectiles rusos. Uno de ellos era Guillermo Martínez Balaguer. Un proyectil de obús alcanzó su posición pero no murió de inmediato, agonizó junto al capellán.
    Según informa Diego Mazón para La Razón, María Teresa Martínez Castanedo es su sobrina. Vive en Laredo y desde hace dos años trata de que le devuelvan los restos de su tío para enterrarlos en su tierra junto a su familia. Su única referencia es el Ministerio de Defensa, pero allí encuentra siempre un «vuelva usted mañana como el de Larra».
    La buena voluntad de algunos de los trabajadores del Ministerio no se corresponde con el interés real del departamento, que mientras se preocupa vivamente en quitar estatuas y calles de militares del bando franquista, no actúa para rescatar los restos de los españoles muertos en el frente ruso. El caso es que el cuerpo del soldado Martínez Balaguer está exhumado desde octubre, pero el papeleo se eterniza y los restos no llegan.
    En enero de 2008, María Teresa empezó la búsqueda de su tío y los contactos con Defensa para traérselo. En primer lugar tuvo que escribir al archivo de Historia Militar de Ávila para ver si tenían noticias allí de la ubicación exacta de su familiar. Investigando dieron con papeles que lo situaban en el cementerio alemán de Pankoska, en la zona destinada a los españoles muertos en la batalla. Y una vez hallado empezó el calvario. Papeles y papeles que se retrasan indefinidamente, problemas con la extradición del cuerpo, y largas varias.
    La gota que colmó el vaso de la paciencia de la familia llegó en el mes de octubre pasado, cuando tras conocer que el cuerpo había sido exhumado, desde el Ministerio de Defensa se les exigió el pago de mil euros para completar los trámites. Pero la familia se negó rotundamente, esgrimiendo que si el Estado se gasta miles de euros en agujerear Granada en busca del cuerpo de Federico García Lorca, que nadie ha reclamado, ellos no piensan pagar un euro por traer a su allegado.
    Consideran que es deber del Estado traer a los ciudadanos españoles muertos más allá de nuestras fronteras, estén donde estén y fueran quienes fueran. Nueve meses después de aquel aviso, el 14 de junio, los restos de Guillermo Martínez Balaguer llegaron por fin a España. La entrega de su cuerpo, lejos de la dignidad que se supone a un soldado, siquiera a un ciudadano español, se produjo en el aeropuerto de Barajas, con los huesos metidos en una caja. Guillermo ya descansa en su tierra. Su familia ya acabó la segunda batalla.


  17. #217
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: Así se construye la memória histérica

    Carrillo niega, como siempre, su responsabilidad en los crímenes de Paracuellos

    Redacción | Publicado el 6 Julio, 2010 | 12 Comentarios
    The New York Times entrevista a Santiago Carrillo y Manuel Fraga. Ambos concedieron una entrevista a este medio el mes pasado y el diario contrapone en un artículo sus opiniones.
    Durante la entrevista, Carrillo también reitera sus habituales ataques al PP y a la Iglesia, a la que culpa de todos los males. Dice que España sigue en manos de “los herederos de Franco” y afirma que el país está “mucho más polarizado” que en la Transición y que la Iglesia “tiene buena parte de responsabilidad” en ello.
    El diariotambién le hace la pregunta que seguramente más teme el ex dirigente comunista a la hora de conceder entrevistas: Paracuellos.
    The New York Times recuerda que el papel de Carrillo en la Guerra Civil se ve ensombrecido por “la masacre de miles de prisioneros en Paracuellos, en las afueras de Madrid, cuando Carrillo estaba encargado de la seguridad en la ciudad”. En su respuesta, el genocida responde, como suele, descartando cualquier responsabilidad en el crimen: “Lo que pasaba fuera de Madrid estaba completamente fuera de control y más allá de mi responsabilidad”.

  18. #218
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,859
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: Así se construye la memória histérica

    Acabo de terminar de leer un testimonio vivo y directo publicado en forma de libro que me ha producido las más profundas emociones. Es el relato pormenorizado de lo que sucedió en los barcos y prisiones de Bilbao entre 1936 y 1937. En alguna ocasión lo he dicho, mi padre fue uno de los cautivos, primero en el Kursaal de San Sebastián entre el 23 de agosto y el 8 de septiembre, Segundo, fue llevado al barco Aranzazu-Mendi en cuyas bodegas permaneció entre el 8 de septiembre y el 13 de diciembre; de allí fue llevado al Carmelo de Begoña en Bilbao hasta el 20 de enero de 1937 fecha en la que fue liberado.

    Por otro lado, el día 31 de agosto de 1936 en el barco Cabo Quilates, fueron asesinados a tiros un hermano de mi abuela paterna y sus dos hijos. Murieron desangrados sobre la cubierta de aquél siniestro ataúd varias horas después, siendo plenamente conscientes pues se confortaron entre ellos en aquellos momentos finales, según describió un testigo también preso. El relato de su martirio viene bastante detallado en el libro.

    En dicho texto, se confirma la exactitud de los datos contenidos en la Causa General, que los malnacidos criminales de este país han querido llenar de mierda, la misma que siguen exhudando por sus propios poros. Y me alegra que así sean confirmados por los autores y propietarios de la fuente nada sospechosos de "fachismo o fachetería". El libro no es nada fácil de conseguir pues se hizo una edición corta en el 2007 e ignoro si volverán a reeditarlo. Si acaso, y dado su enorme valor documental para historiadores y para conocimiento de la verdad de los hechos, es posible que, si se produce una demanda importante, se decidan a reeditarlo.

    Los acontecimientos narrados son estremecedores, brutales, el sadismo con el que se aplicaron las alimañas republicanoides y los nazistas del PNV, no tienen ni perdón ni olvido, muchos pasajes presentan un realismo frente al que es difícil contener las emociones y la ira, he intentado imaginar a mi padre con 19 años en aquellos meses y no me ha resultado posible, mi condición de católico me lo impide, y es mejor que sea así.

    Los datos del libro son:


    Los desastres de la Guerra Civil Española. La represión en Bilbao (julio de 1936-junio de 1937) José Manuel AZCONA.

    Sobre el testimonio inédito "Los crímenes del Quilates. Recuerdos de mi cautiverio" de José Mª VICARIO CALVO

    Colección CIENCIAS JURÍDICAS Y SOCIALES, nº 82
    Servicio de publicaciones de la UNIVERSIDAD REY JUAN CARLOS
    Editorial DYKINSON, Madrid 2007
    ISBN 978-44-9849-173-9


    Es posible que haya algún ejemplar suelto en librerías o en el mercado de segunda mano. En cualquier caso, con toda probabilidad, en algunas Bibliotecas: B. Nacional, de la Facultad de Derecho de la Universidad editora; en la Facultad de Geografía e Historia de la misma y, posiblemente, en las facultades de Historia de las principales universidades.

    Mi padre nunca nos habló a mis hermanos y a mi, más allá de decirnos dónde había estado "preso", ("secuestrado" para mi), y no fue hasta su fallecimiento, 9 años hace el 21 del mes que viene, cuando después y revisando sus papeles, encontré el Carnet de la Delegación Nacional de Ex-cautivos, un díptico en el que se detallan la filiación, su número de afiliado y en el que en la segunda cara interna se lee:

    "Ha sufrido cautiverio por Dios y por España en las cárceles que se indican al dorso de este documento"

    Y allí figuran los datos que antes anticipé.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  19. #219
    Avatar de Aquilífero
    Aquilífero está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    15 mar, 09
    Mensajes
    582
    Post Thanks / Like

    Re: Así se construye la memória histérica

    No sabía nada de ello, estimado Valmadián.

    Lo más cruel de todo este asunto es que para este tipo de temas no haya subvención de "Memoria Histórica", ni se haga nada por remidarlo.

    Hombres y mujeres como tu padre y demás familia, sellaron con dolor y silencio unas heridas muy dolorosas, para construir algo mejor; para vivir en una España mejor; para heredar a sus hijos una España mejor.

    Estos H.P de socialistas y mierda que tenemos por políticos, están abriendo esas heridas a sangre y fuego, para que de ellas supure lo peor de lo peor, conscientes, -cual virus infeccioso- que su fortaleza es más grande cuanto más débil está el paciente. Sólo en el odio y en el rencor son capaces de encontrar estos degenerados votos con los que sostener su nivel de vida y lujo.

    Haré por encontrar el libro que indicas y leerlo con detenimiento, no lo dudes.
    Conócete, acéptate, supérate.
    (San Agustín)

  20. #220
    Avatar de Liga Santa
    Liga Santa está desconectado Santa Unión Católica
    Fecha de ingreso
    04 ene, 10
    Ubicación
    Frente a las murallas de Arras.
    Mensajes
    926
    Post Thanks / Like

    Cool Re: Respuesta: Así se construye la memória histérica

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cita Iniciado por Valmadian Ver mensaje
    ....................y no fue hasta su fallecimiento, 9 años hace el 21 del mes que viene, cuando después y revisando sus papeles, encontré el Carnet de la Delegación Nacional de Ex-cautivos, un díptico en el que se detallan la filiación, su número de afiliado y en el que en la segunda cara interna se lee:
    "Ha sufrido cautiverio por Dios y por España en las cárceles que se indican al dorso de este documento"
    Y allí figuran los datos que antes anticipé.

    ¡Díos lo tenga en su gloria!




    P.D.:A bien seguro, que se estará echando un cigarrillo a medias con él mío, que allá arriba si les dejarán fumarse alguno de tanto en tanto. ( Mi "santo" se fue un 26 de agosto).

    Mi honor, la lealtad,

    mi fuerza, la voluntad,
    mi fe, la catolicidad,
    mi lucha, la hispanidad,
    mi bandera, la libertad,
    mi arma, la verdad,
    mi grito... ¡despertad!
    mi lema... ¡¡Conquistad!!


LinkBacks (?)

  1. 28/04/2011, 23:59
  2. 05/03/2010, 19:10
  3. 04/03/2010, 02:59

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?
    Por Erasmus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 197
    Último mensaje: 13/07/2021, 02:04
  2. Algunas Verdades ocultas del Comunismo
    Por Gianpaolo en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 34
    Último mensaje: 19/10/2020, 18:57
  3. Sancho III "el Mayor", un Rey pamplonés e hispano
    Por Lo ferrer en el foro Navarra
    Respuestas: 11
    Último mensaje: 17/08/2014, 23:26
  4. Respuestas: 0
    Último mensaje: 07/07/2006, 12:05
  5. Respuestas: 0
    Último mensaje: 28/04/2005, 20:28

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •