Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 3 de 9 PrimerPrimer 123456789 ÚltimoÚltimo
Resultados 41 al 60 de 167

Tema: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

  1. #41
    Avatar de Reke_Ride
    Reke_Ride está desconectado Contrarrevolucionario
    Fecha de ingreso
    08 sep, 06
    Ubicación
    Antiguo Reyno de Valencia
    Mensajes
    2,931
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    Cita Iniciado por Ordóñez Ver mensaje
    Vienen desde su patria para ofrecerte a la Virgen y los tendrás a ellos, a sus hijos y a sus nietos toda la vida.
    Pobre hombre, cuán equivocado iba a estar con su nieto.
    "De ciertas empresas podría decirse que es mejor emprenderlas que rechazarlas, aunque el fin se anuncie sombrío"






  2. #42
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    CARLISTAS, ADORADORES NOCTURNOS Y MÁRTIRES DE CASTELLÓN

    Y seguimos con publicaciones relacionadas con la Adoración Nocturna. En este año 2009 se cumple el 125 aniversario de la fundación de la Adoración Nocturna en la ciudad de Castellón de la Plana. Por este motivo se ha editado un opúsculo de veintidós páginas, obra de D. Jesús Vilar –párroco de Moncofa-, con referencias a la persecución religiosa que padecieron los católicos castellonenses en 1936. Es de destacar la fuerte presencia de carlistas entre los mártires adoradores nocturnos de la capital de La Plana. Ofrecemos a nuestros lectores una breve síntesis biográfica de cada uno de ellos. Son estos:

    - José Mª Balado Renau, presbítero, director de la Adoración Nocturna (AN) de la Parroquia de la Purísima Sangre y de la Sección de la AN de Castellón. Asesinado el 9 de noviembre de 1936 a los treinta y cuatro años.
    - José López Asín, presbítero, director de la AN en Santa María. Murió en la saca del barco-prisión “Isla de Menorca” el 29 de agosto de 1936, dando la absolución a sus compañeros de martirio y a sus verdugos.
    - Juan Antonio Albiol Chaler (a)“Vidalo”, labrador de veintiocho años, miembro del Consejo Directivo de la AN y vocal de la Junta la Juventud Tradicionalista.
    - Manuel Albiol Chaler (a)“Vidalo”, labrador como su hermano, adorador del turno de San Pascual. Junto a su hermano murió asesinado el 29 de agosto, tras haber pasado por el barco “Isla de Menorca”. Tenía veinticuatro años.
    - Antonio Arrufat Ripollés, chófer, de veintinueve años, adorador en el turno de San José y bibliotecario del Círculo Tradicionalista. Asesinado el 22 de agosto de 1936 en la carretera de Benicassim.
    - Vicente Castell Montón (a) “Vicentino el Moc”, dependiente en una farmacia, de diecisiete años, adorador en el turno de Ntra. Sra. del Lidón. Asesinado en la saca del 29 de agosto.
    - Francisco Cazador Gimeno, contratista de obras de carreteras, adorador en la Parroquia de Santa María. Asesinado el 29 de septiembre de 1936 en las cuestas de La Pobla junto a un grupo de sacerdotes y seglares. Tenía treinta y siete años.
    - Jaime Espinosa Pachés, labrador, adorador del turno de San Pascual, tesorero de la junta del Círculo Tradicionalista. Asesinado el 14 de junio de 1938, cuando las tropas rojas abandonaban la ciudad. Tenía cuarenta y seis años.
    - Vicente Espinosa Ramón, labrador, de veintiún años, sobrino del anterior. Adorador del turno del Sagrado Corazón. Afiliado a la Comunión Tradicionalista y al Requeté. Asesinado en la saca del 29 de agosto de 1936. Su hermano Francisco también sería asesinado en la matanza del 2 de octubre.
    - José Gómez Aznar, capitán de Infantería, se retiró acogiéndose a la “Ley Azaña” de 1931. Era el jefe militar del Requeté de la provincia de Castellón. Adorador Nocturno recto y piadoso, muy recordado por sus compañeros. Asesinado a los cuarenta y dos años en la saca del 29 de agosto de 1936 en el Grao de Castellón.
    - José Gozalbo Valverde, labrador, de cuarenta y nueve años, vocal del Círculo Tradicionalista del que había sido vicepresidente en 1932 y adorador nocturno. Asesinado en la saca de la cárcel de Castellón del día 2 de octubre de 1936.
    - Vicente Marco Boix (a) “Sentet el Bárbaro”, labrador, de veintisiete años. Adorador del turno del Niño Jesús. Afiliado a la Comunión Tradicionalista. Tras haber pasado la guerra escondido en una casa de campo, fue denunciado por una vecina cuando las fuerzas rojas abandonaban Castellón, siendo asesinado el 13 de junio de 1938.
    - Francisco Pruñonosa Fuertes, empleado de Hidroeléctrica del Mijares, era presidente de la Adoración Nocturna de Castellón. Afiliado a la Comunión Tradicionalista. Fue asesinado a los cuarenta y seis años en la carretera del Grao a Benicássim el 22 de agosto de 1936.
    - Jaime Rodríguez Agost, jornalero, de veintiún años. Miembro de la Adoración Nocturna y vocal de la Junta de la Comunión Tradicionalista. Fusilado junto a la mayoría de sus amigos en la carretera del Grao a Almassora en la saca del 29 de agosto.
    - Juan Segarra Galí, labrador, de dieciocho años, adorador nocturno y abanderado del Círculo Tradicionalista. Asesinado el 29 de agosto de 1936.
    - José Luis Serrano Calvo, abogado, de treinta y dos años. Fue secretario de la Junta Local de la Comunión Tradicionalista y durante los años de la República gran propagandista del carlismo por toda la provincia, interviniendo en círculos de formación, mítines y actos. Adorador nocturno fue asesinado en Utrillas (Teruel) el 17 de agosto de 1936.
    - Manuel Soler Martí (a) “de la Rulla”,labrador, de treinta años, vocal de la Junta del Círculo, adorador en el turno del Niño Jesús, fusilado en la saca del 2 de octubre en las tapias del cementerio de Castellón.
    Publicado por CTC - HYC en 5/17/2009 05:08:00 PM 0 comentarios
    Etiquetas: Guerra Civil, Libros, Memoria histórica, Mártires de la Tradición

  3. #43
    Toronjo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 may, 09
    Ubicación
    Huelva
    Mensajes
    933
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    EL REQUETÉ


    Poema "El Requeté", que nos ha sido recitado por Dª Carmen Roig, joven y activa margarita de Benicarló en los años de la República.

    "La boina colorada por cimera
    y la cruz de Borgoña por blasón
    y en el cinto la repleta cartuchera
    y en el hombro un viejo mosquetón,
    allá va por la blanca carretera
    un robusto y apuesto mocetón
    a defender resuelto la bandera
    de Don Alfonso Carlos de Borbón.

    El clarín del combate le demanda,
    no hay tiempo que perder
    ¡España manda!
    y es la voz de la madre justa ley,
    por eso el requeté, gallardo y fuerte,
    corre a enfrentarse con su misma muerte
    por Dios, por la Patria y por su Rey"



  4. #44
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    LA COMUNIÓN CATÓLICO-MONÁRQUICA AL PUEBLO ESPAÑOL - 20 DE MAYO DEL 1930



    * El Carlismo siempre ha estado atento y raudo a las necesidades de la política española, con una mentalidad realista y constructiva. Aquí os ponemos un gran ejemplo, extraído del
    Foro Carlista:



    El año 1930 fue decisivo para los españoles; además, todos eran conscientes de que se estaba cerrando una etapa en la historia del país y aventuraban con esperanza el día después de la caida de la monarquía de Alfonso XIII. Para sustituir al caduco y corrupto régimen político de la Restauración, todos los partidos y corrientes ideológicas españolas ofecían soluciones y preparaban proyectos que, en un clima de efervescencia social, se ofrecían al pueblo español. También los carlistas hicieron público el documento que aquí presentamos con el título de La solución nacional. Al pueblo español. Síntesis de los principios y aspiraciones que pueden redimir a la Patria en los momentos actuales.



    Al pueblo español


    El inextinguible amor a nuestra querida Patria, la grande y gloriosa España, y el deber sacratísimo que, como ciudadanos, tenemos de mostrar a la faz de todos los españoles conscientes las ideas y sentimientos de la Comunión católico-monárquica en que militamos, en estos momentos de gravedad y confusión reconocidas, nos mueven a los Jefes regionales y forales jaimistas a dirigiros estas palabras.



    Derechos y deberes

    No os habla una colectividad ni un partido, ni menos una facción. Requiere vuestra generosa y cortés indulgencia para escucharnos la antigua España, siempre vigorosa y remozada siempre, para servir a sus propios destinos. La Comunión católico-monárquica es eso: la vívida y tradicional España. No hay otra Comunión tradicionalista que ella, porque su Lema es completo, sin mengua ni mutilación histórica y real de ninguno de sus términos: Dios, Patria, Rey.

    De aquí que los genuinos tradicionalistas, antiguos carlistas y actuales jaimistas o legitimistas -términos sinónimos- aspiremos, no sólo a existir con plena personalidad y justa independencia políticas, sino a intervenir y actuar individual y colectivamente en lo que atañe al gobierno de nuestra Patria, para obtener la reivindicación de nuestros derechos, que son, en otro concepto, deberes altísimos, pero en forma tal que no exista por nuestra parte mancha ni claudicación en los principios que sustentamos y en las acciones que realicemos.



    La cuestión religiosa


    Ansiamos en el orden primordial religioso, el restablecimiento de la Unidad Católica, símbolo de nuestras glorias, espíritu de nuestras leyes, bendito lazo de unión entre todos los españoles que la aman y la piden como una parte integrante de sus más caras aspiraciones. Y la queremos con todas sus consecuencias jurídicas y sociales, y sin que esto suponga opresión de conciencias disidentes, de la manera como los mismos Papas la realizaban en Roma.


    Porque es conveniente decirlo muy claro para evitar las falsas y dañosas interpretaciones de cuantos desean presentarnos ante el país como irreverentes monopolizadores de la fe: nuestra gloriosa Comunión, atenta siempre a las circunstancias de su pueblo y sometida incondicionalmente en este punto a las normas de conducta dictadas por la Santa Sede, no dará un paso más adelante ni más atrás que la Iglesia de Jesucristo, según lo declaró oficialmente hace ya cincuenta y seis años, como nunca adscribirá a su bandera, con necio exclusivismo, el amor y la defensa de la Religión, aunque sostiene con fervor indeclinable que si se puede ser católico sin ser carlista, no se puede ser carlista sin ser católico, frase de alto sentido doctrinal y de sugerencias fecundas que será vano intento buscar en ninguno de los partidos españoles.


    Para su mayor dignidad y esplendor, propugnamos la independencia económica de la Iglesia, sin ingerencias ni regalías civiles que no sean las concedidas graciosa y espontáneamente por la Santa Sede; la supresión del presupuesto de Culto y Clero y el reconocimiento de la completa personalidad de nuestra Madre para adquirir, retener, administrar y disponer, a tiempo que se le devuelvan sus bienes en láminas por el importe de la debida capitalización de los actuales emolumentos concordados, con el aumento que requieren las necesidades actuales.



    La España federativa


    Los gloriosos antecedentes históricos de nuestro país; las vehementes aspiraciones legítimas de cuantos elementos orgánicos le constituyen; los solemnes compromisos de los augustos Representantes de nuestra Causa, tantas veces recordados y mantenidos en actos y documentos oficiales; todo nos mueve a manifestar que nuestra Patria idolatrada es y tiene que ser una e indivisible -la España querida de los sublimes amores y de las radiantes grandezas-; pero tan varia y ordenada que forma un conjunto armonioso e indisoluble de antiguos Reinos, Principados y Señoríos, que hay deber imperioso de reconocer en toda su integridad en la manera que los mismos Pueblos soliciten y recaben en sus Cortes o Juntas generales privativas, con el concurso o el acuerdo de su Rey o Señor, conforme a las modificaciones que las circunstancias les aconsejen y ellos estimen y acepten con plena libertad y sin ajenas intromisiones.


    No somos regionalistas de última hora como esos partidos, más o menos logreros, más o menos captadores de adhesiones y sufragios, que incorporan a sus falaces programas reivindicaciones descentralizadoras, si no marcadamente separatistas, para conseguir fines de bastardo proselitismo. No existían ellos todavía cuando la Causa tradicionalista, fiel a sus arraigadas convicciones en la, materia, proclamó y sostuvo esa reintegración foral y esa independencia política sin mengua, tibieza ni mancilla de los sentimientos e intereses sacratísimos de la Nación de nuestros amores.


    ¿Testimonio fehaciente de esta afirmación?... Recordad las palabras y los hechos del gran Carlos VII, quien juró solemnemente los Fueros de Vizcaya só el Árbol venerable de Guernica el 3 de julio de 1875 y cuatro días después los de Guipúzcoa en la Junta general de sus repúblicas, alcaldías y uniones congregada en Villafranca, y -como estuvo dispuesto- hubiera procedido en idéntica forma con los de Álava, Navarra, Cataluña, Aragón, Valencia, Castilla y otras Regiones, si las vicisitudes de la época no le hubiesen obligado a diferirlo para los días de un triunfo que la Providencia nos negó quizá en castigo y escarmiento de nuestro querido país.



    Nuestra Monarquía


    El Gobierno supremo y general -origen, promotor y salvaguardia de todas las prosperidades de la Patria- debe ser para. nosotros la Monarquía tradicional y legítima, cristiana, templada y representativa, según la Ley fundamental de Felipe V, de 1713, con exclusión, si se extinguieran las líneas de Don Carlos V, de toda rama autora o cómplice de la revolución liberal.


    Pero el Rey legítimo entre nosotros ha de reinar y gobernar efectivamente, para que no se sigan los males que denunciaba el gran Pontífice Pío IX cuando, se refería a los constitucionales y parlamentarios del Sistema liberal; si bien, a fin de que jamás caiga en despótico y cesarista, necesita del concurso de las Cortes para resolver los asuntos más interesantes del país y precisa de la cooperación de autorizados e independientes Consejos superiores que le asesoren, a lo que se sigue el coto que limita cualquier absorbencia centralista y absurdamente igualatoria, formado por el respeto exigido al Régimen foral y a las libertades, buenos usos y costumbres consagrados.



    Cortes representativas


    Las Cortes generales a que nos referimos pues las regionales estarían instituidas y organizadas por cada comarca según su peculiar legislación al caso- serían las que implantaríamos inmediatamente después del triunfo de nuestros ideales, formadas por Diputados o Procuradores con mandato imperativo y determinado cuanto a materias y tiempo, elegidos libremente, en su seno, por las clases y corporaciones previamente organizadas por si mismas; las cuales serían asambleas propiamente representativas de todos los intereses sociales, conocedoras profundamente de éstos y deseosas de la compenetración y equilibrio de todos ellos para la marcha social progresiva y, asimismo, para una recta independencia política, ya que no era incompatible ni difícil que las clases respectivas eligiesen, al mismo tiempo que al agricultor, al obrero, al comerciante, de su entraña misma, al defensor de una tendencia política que no fuese la forma monárquica por estimarla, más protectora de los intereses que dentro de su clase representaba y atendía.



    Lógicas aspiraciones


    La regeneración del espíritu colectivo, reconociendo sus derechos y ampliándolos a la familia católica, al municipio y a la región autónomos, sin mengua lo repetimos mil veces- de la unidad y poderío de la Patria; el uso de las lenguas regionales en cuanto se refiere a la órbita interior de los territorios que las emplean y sin perjuicio del debido y general de la castellana; el establecimiento de la buena Enseñanza pública y privada, con la libertad de normas que nos define el Pontífice reinante en su reciente y admirabilísima Encíclica sobre el trascendental problema; la reorganización de los Tribunales de justicia y de las leyes de procedimiento y dotación de todo este orden, de modo que el reconocer a cada uno lo suyo fuera elevada función social, gratuita, eficaz, rápida y nada formalista, sin Jurado popular, perturbador y fracasado, serían labores a que pondríamos mano sin dilación ni parcialidad nociva al bien común.



    El problema social


    Las prevenciones y resoluciones de las denominadas cuestiones sociales las entendemos de tal suerte que sea, en general, la Sociedad misma no el Estado- la que tome a su cargo el asunto, siguiendo en esto el camino de luz que trazó León XIII en la inmortal Encíclica Rerum Novarum. Por esto rechazamos y combatimos las absurdas propagandas que provocan las luchas de clases y propugnamos la armonía de todos los elementos de la producción como fuente fecunda del bienestar social. Por esto protestamos también del irritante intervencionismo de los Gobiernos, que intentan crear un corporativismo artificioso, complicado e infecundo, además de caro y fomentador de parásitos empleados innumerables, para conjurar los conflictos entre capital y trabajo.
    Si como base firme de toda la organización natural, empezamos estableciendo el verdadero censo corporativo por la corporación misma, siempre abierto al individuo y a la clase, tendremos la realidad de los componentes y no la injusticia de la intervención abusiva socialista en los organismos oficialmente formados a título absurdo de mayoritismo ficticio, y, aunque fuera cierto, en perjuicio de sectores de trabajo dignos de representación.



    Principios tributarios


    Esencialísimo el orden económico y hacendístico para la prosperidad material de la Nación, ansiamos acreditar que no admitimos el subversivo principio socialista de que el Estado tiene derecho a participar de las utilidades de la riqueza y del trabajo de los ciudadanos como dijo la Dictadura fenecida- sino que todos tienen el deber de cooperar al levantamiento de las cargas públicas en proporción a su respectivo haber, lo cual no es lo mismo, porque en lo primero se condensa todo el intervencionismo y ambición del Fisco, y en lo segundo toda la obligación, pero armada de facultad de impedir que el Estado se considere dueño y señor de las fortunas privadas e investigador inquieto de lo más íntimo y espiritual.



    El militarismo y Marruecos


    Debemos apuntar algo sobre el militarismo, temido por muchos, aunque no por los tradicionalistas, ya que lo previenen y resuelven estableciendo el servicio militar voluntario o profesional y la instrucción militar obligatoria, con lo cual el ahorro del Tesoro es incalculable y el de personal y material guerrero también, demostrando así nuestro espíritu pacifista y nuestro propósito de común defensa de la Patria como soldados y obreros y, a la vez, favorecemos la restitución de brazos a los oficios manuales y culturales. La reorganización de la Milicia debería ejecutarse sobre el fundamento de la interior satisfacción especial de los diversos Cuerpos armados en armonía perfecta con la unidad esencial, de mando en operaciones y sin gravamen económico ni moral para la Patria, como era de esperar del alto deber de los interesados.


    Íntimamente unido a este problema lo está el de Marruecos, pavorosa pesadilla nacional durante muchos años y que si hoy, como españoles, nos enorgullece ver pacificado con el triunfo de nuestras gloriosas banderas, quisiéramos asegurar para el porvenir en concepto de Protectorado fácilmente soportable, sin que en ningún caso nos requiera un esfuerzo agotador de nuestra expansión y bienestar peninsulares.



    Tres ideales nacionales


    Igualmente, es aspiración de la Comunión tradicionalista la consecución de lo que Carlos VII llamó en su inolvidable testamento político los tres ideales nacionales: unión íntima con Portugal, nuestra hermana racial y geográfica; compenetración espiritual y material con las naciones hispanas de América, y soberanía íntegra del territorio español, hoy menoscabado con sombría intervención, en el Peñón de Gibraltar.

    ¡Esto salvará a España!

    Tales son, expresadas en síntesis obligada, los principios y los anhelos inscritos en la santa Bandera de la Tradición; únicos que, por su virtualidad intrínseca y por la eficacia de sus soluciones, pueden reintegrar a nuestro querido país su perdido equilibrio moral y sus pasadas grandezas, restaurando sólidamente su orden interior, devolviéndole el pleno ejercicio de sus legítimas libertades y abriendo las vías anchurosas de la prosperidad y de la gloria, como lo exigen de consuno las páginas resplandecientes de sus anales y el soberano requerimiento de sus destinos.


    ¿Triunfarán un día para la dicha y el engrandecimiento nacionales? Los que firmamos este documento público, dispuestos a realizar cuanto de nosotros dependa en tal respecto, pedimos -y confiamos en que se nos dará sin regateos, mirando al fin altísimo que le inspira- el concurso generoso, decidido y fecundo de los abnegados leales a la Causa y de todos los españoles de buena voluntad, y hacemos esto, fijo el pensamiento en Dios y en España; atentos a la voz imperiosa de las circunstancias del país; resueltos a todos los sacrificios, por arduos que sean, en bien de nuestro pueblo amado, y obedientes siempre, como esclavos de la disciplina, a los mandatos e instrucciones de nuestro augusto Caudillo, el cual, al recibir, conmovido, la gloriosa herencia de su esclarecido Progenitor, el gran Carlos VII, y suscribir todas sus patrióticas afirmaciones, manifestó en su primera alocución, fechada en su castillo de Frohsdorf el 4 de noviembre de 1909: " Jamás el temor a las iras terroristas me hará retroceder un paso en el camino del deber. Soy español y en mi programa no hay sitio para el miedo.La muerte y yo nos hemos saludado muy de cerca en las más sangrientas batallas que recuerda la historia moderna. Entonces combatía bajo la bandera de un gran pueblo que no es el mío y no vacilé. Mejor sabré ofrecer la vida por mi madre España. "


    ¡No vacilemos nosotros! ¡Ofrezcamos nosotros la vida por nuestra madre España! ¡Y la madre España se salvará! No procediendo así faltaríamos a nuestra obligación de patriotas y mereceríamos la execración de las futuras generaciones.



    Madrid, 20 de mayo de 1930.


    - Marqués de Villores, Secretario general político en España de Don Jaime de Borbón, por el antiguo Reino de Valencia

    -Conde de Arana, por el Señorío de Vizcaya.

    -Lorenzo Sáenz Fernández, por Castilla la Nueva.

    -Luciano Esteban Polo, por el antiguo Reino de León.

    -Juan María Roma, por el Consejo regional de Cataluña.

    -Lorenzo de Cura y Pérez Caballero, por Castilla la Vieja.

    -Conde de Rodezno, Joaquín Beunza, por la Junta regional de Navarra.

    -Tomás Blanco Cicerón, por el antiguo Reino de Galicia.

    -Sancho Arias de Velasco, por Asturias.

    - Antonio de Echave-Sustaeta, por Álava.

    -Francisco Guerrero Vílchez, por Granada.

    - José María Bellido Rubio, por Jaén.

    -Ildefonso Porras Rubio, por Córdoba

  5. #45
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    MISCELANEA CARLISTA EN SU 175 ANIVERSARIO.TOMO I

    N° de páginas: 198
    Tamaño: 150x210
    Editorial Tradicionalista
    Autores:
    Carlos Mª Pérez- Roldán y Suanzes- Carpegna
    César Alcalá
    Cristóbal Castán Ferrer
    José Luis Orella
    Con prólogo de Javier Mª Pérez- Roldán y Suanzes- Carpegna

    Para adquirir pulsar aquí

    Sinopsis:
    EN EL AÑO 2008 SE CUMPLIÓ EL 175 aniversario del Carlismo, y
    en el presente 2009 el primer centenario de la muerte de Carlos VII, el arquetipo de rey carlista y por tanto, el santo y seña de las virtudes y fidelidades del pueblo carlista.

    El carlismo ha llegado pues al siglo XXI, algo inimaginable para
    sus enemigos, que cientos de veces dio por muerta la Causa Carlista. Sin embargo, no es menos cierto que todos aquellos enemigos sí murieron, y ya nadie se acuerda ni del partido progesista, ni del moderado, ni del democrata, ni del conservador.

    Pero es más, hoy en día ningún partido político de los existentes en España se declara heredero de ninguno de ellos, ni reivindica como propios los actos políticos de Martínez de la Rosa, Narvéz, O’Donnell, Serrano, Mendizábal, Espartero, Madoz, Prim, Orense,
    Rivero o Garrido. Sin embargo, al día de hoy son muchos los grupos carlistas, algunos constituidos como partidos políticos, que sí reinvindican como propias las acciones de sus reyes y aún citany estudian las doctrinas de sus ideológos: Magín Ferrer, Balmes, Donoso Cortés, Aparasi y Guijarro, los Nocedal, Gil Robles, Vázquez de Mella, Víctor Pradera, Elías de Tejada, Melchor Ferrer, Gambra, Puy Muñoz, etc., etc. Esto solo significa una cosa: el Carlismo siempre se mantuvo arraigado al ser y al sentir español, y por eso su vida se perpetua a pesar de las dificultades.

    Bien es cierto que al día de hoy el carlismo no es una realidad pujante como lo fue en los dos siglos pasados, pero no es menos cierto que sus soluciones políticas siguen en buena parte inéditas, y que por ello aún conserva al esperanza de su aplicación para la salvación del cuerpo social y político. Por eso, en tiempos de confusiones como los actuales, son varias las personalidades tradicionalistas que han decidido apoyar una iniciativa que esperamos exitosa: la publicación de obras históricas y doctrinales
    sobre el tradicionalismo, que será la mejor forma de garantizar la extensión y el conocimiento por parte de una cada más amplia masa de católicos descontentos con la política española actual. Éste es pues, el origen de la Biblioteca Tradicionalista, que principiamos con el presente volumen y que continuará con nuevas publicaciones si el público responde como felizmente esperamos que haga.

    Publicado por CTC - HYC en 8/17/2009 12:27:00 AM 0 comentarios
    Etiquetas: 175 ANIVERSARIO, Libros

  6. #46
    Avatar de Villores
    Villores está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 05
    Mensajes
    940
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    Cita Iniciado por Ordóñez Ver mensaje
    MISCELANEA CARLISTA EN SU 175 ANIVERSARIO.TOMO I

    N° de páginas: 198
    Tamaño: 150x210
    Editorial Tradicionalista
    Autores:
    Carlos Mª Pérez- Roldán y Suanzes- Carpegna
    César Alcalá
    Cristóbal Castán Ferrer
    José Luis Orella
    Con prólogo de Javier Mª Pérez- Roldán y Suanzes- Carpegna
    El Carlismo de estos autores es más que discutible. Me temo que se trata de un panfleto cargado de superficialidades y con los elementos comunes de siempre (Navarra, romanticismo, pseudohistoricismo) y con alguna más que segura heterodoxía doctrinal debida al sivatismo empedernido de Alcalá, al huguismo de Castán y al democristianismo explícito de Orella.

  7. #47
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    Cuando lo lea te diré. En principio al leer la sinopsis me pareció bien. Y creo que la Editorial se lo está currando. Ahora que habrá fallos, pues sí, como todo. Por ver fallos lo veremos en todos sitios.

  8. #48
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    TESOROS CARLISTAS














    - Y miren que de esto no hace tanto, eh. Gracias a los currantes de Carlismo Catalán.


    Montejurra 1957 - Germán Baguán




    Montejurra 1970



    Bocairent y El Quintillo

  9. #49
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    NUEVO BLOG: EL MAESTRAZGO CARLISTA



    - Incluido desde ya en nuestros enlaces. Tiene muy buena pinta. A visitarlo.

    El Maestrazgo Carlista

  10. #50
    Avatar de muñoz
    muñoz está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    12 oct, 08
    Mensajes
    741
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    Historia del carlismo de Roman Oyarzun ¿Qué opináis?

  11. #51
    Avatar de Villores
    Villores está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 05
    Mensajes
    940
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    Cita Iniciado por muñoz Ver mensaje
    Historia del carlismo de Roman Oyarzun ¿Qué opináis?
    Flojito y con errores de bulto.

  12. #52
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    DOCUMENTOS DEL CAPITÁN BUSTINDUI DEL TERCIO ORIAMENDI

    Nuestro amigo, el requeté del Tercio de Oriamendi, José Álvarez Limia nos remite la siguiente comunicación, que por su interés reproducimos:


    Mis muy estimados amigos:
    Por fin he podido acabar el trabajo de los documentos de Mi Capitán Bustindui que ya están en portada de la página web:


    http://www.josealimia-requete.com/documentosbustindui.html

    Es una material precioso y muy valioso.

    Con muy cordiales saludos.

    José Alvarez Limia




    Publicado por CTC - HYC en 10/07/2009 03:09:00 PM 0 comentarios
    Etiquetas: Tercios de Requetés, Webs

  13. #53
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    Catecismo Tradicionalista

    Catecismo Tradicionalista. Juan María Romá. Barcelona. 1934.
    Impreso bajo el Reinado de S.M.C. don Alfonso Carlos, Duque de san Jaime

    CATECISMO TRADICIONALISTA


    DIOS

    1. ¿Cuál es la divisa de la Comunión Tradicionalista?

    Dios, Patria y Rey. La escribieron nuestros padres, que constituían la España católica y monárquica.

    2. ¿Por qué decís que fue escrita por nuestros padres?

    Porque la heredamos de nuestros mayores como rico patrimonio, como Ley fundamental del Reino, como lema glorioso de nuestras banderas, como grito de guerra contra nuestros enemigos.

    3. ¿Tiene la sociedad, como el individuo, el deber de dar culto a Dios?

    Lo tiene. La sociedad humana fue constituida por Dios, autor de la naturaleza, y de Él emana, como de principio y fuente, toda la copia y perennidad de los bienes en que la sociedad abunda.

    4. ¿Qué religión ha de profesar el Estado?

    Siendo necesario al Estado profesar una religión, como afirman los grandes Doctores, ha de ser la Católica, Apostólica y Romana, por ser la única verdadera.

    5. ¿Puede un tradicionalista ser liberal?

    No puede serlo, porque el liberalismo arranca del protestantismo y desciende en línea recta de los réprobos principios de Lutero, siendo uno de los principios a que obedece la negación de Dios en la gobernación de las cosas del mundo. Sin ser liberal se puede, y aún se debe, amar la verdadera libertad, que es hija de Dios.

    6. ¿Cómo calificaba Pío IX al liberalismo católico?

    De “peste, la más perniciosa, error insidioso y solapado, verdadera calamidad social, pacto entre la justicia y la iniquidad, pérfido enemigo, etc., etc.”.

    7. ¿Qué nos impone el deber de ser católicos?

    El de profesar abierta y constantemente la doctrina católica y propagarla cada uno según su saber y sus fuerzas, como también el de ser hijos sumisos del Papa y demás autoridades de la Santa Iglesia.

    8. ¿Deben los tradicionalistas la Unidad Católica?

    Sí. Es nuestro mayor timbre de gloria; y aún políticamente hablando, es el medio más eficaz para que haya unidad y unión en toda España. No por otro motivo, sino por este solo, es tan combatida, y le profesan tanto odio los sectarios y los incrédulos. Esto no obstante, sabemos muy bien que el creer ha de ser obra del entendimiento y de la voluntad por medio de la gracia divina, y que nada debe ser tan voluntario como la religión, la cual, por lo mismo de ser forzada, sería nula. No entienden así la libertad... los liberales, que nos querían hacer laicos a la fuerza.

    PATRIA

    9. ¿Qué quiere decir “Patria”?

    La Patria es cosa natural. Es la herencia de nuestros padres, el tesoro de nuestros hijos, la tierra donde hemos nacido, el hogar que ha sido testigo de nuestras alegrías y de nuestros dolores, es la lengua que hemos aprendido y con la cual nos expresamos fácilmente...

    10. ¿Es un deber de conciencia defenderla?

    Por ley de naturaleza estamos obligados a amarla y defenderla, de tal manera, que todo buen ciudadano ha de estar pronto a arrostrar la misma muerte por su Patria.

    11. ¿Qué relaciones deben de mediar entre la Iglesia y el Estado?

    La Iglesia no puede ser sospechosa a los gobernantes ni a los pueblos. A los gobernantes les amonesta a seguir la justicia y a no desviarse jamás del deber, y al mismo tiempo refuerza su autoridad. Las cosas que se refieren al orden civil, la Iglesia no se las disputa, sino que reconoce que pertenecen a su autoridad y a su supremo imperio; en aquellas otras, cuyo juicio, por diverso aspecto, pertenecen a la potestad sagrada y civil, quiere la Iglesia que exista entre ambas potestades concordia.

    12. ¿Qué cosas pertenecen a la Iglesia, y qué a la potestad civil?

    Todo cuanto, de cualquier modo que sea, tenga razón de sagrado, y todo lo que pertenece a la salvación de las almas y al culto de Dios, todo ello cae bajo el dominio y arbitrio de la Iglesia; pero las demás que el régimen civil y político, como tal, abraza y comprende, justo es que le estén sujetas, puesto que Jesucristo mandó expresamente que se dé al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

    13. Los pecados de la sociedad ¿son castigados en esta vida o en la otra?

    La justicia de Dios tiene reservados, para los individuos, premios para las buenas obras, como castigos para los pecados. Mas los pueblos y naciones que no pueden perdurar más allá de la vida, menester es que en la tierra lleven el merecido de sus obras. Podrá ser que, por justos juicios de Dios, pues no hay pueblo alguno que no tenga algo de laudable, a algún pueblo prevaricador le salgan bien sus empresas; pero es ley firmemente establecida que para que la suerte de un pueblo sea próspera, importa el que por el pueblo se rinda culto a la virtud y en particular a la justicia, madre de todas las otras. “La justicia levanta a la nación, más el pecado hace miserables a los pueblos”.

    14. ¿Qué humano remedio hay para la regeneración de España?

    Por lo que estamos viendo y palpando, no hay otro remedio que la Monarquía Tradicional. Debemos creer que España esté destinada si no a morir, a sepultarse en el caos. Cuestión de tiempo y de acción continua nuestra. Los verdaderos tradicionalistas no necesitamos de esperanzas ni ilusiones lisonjeras para seguir constantes en la empresa comenzada hace 100 años; pues los grandes caracteres y los corazones hidalgos, antes que el aliciente del triunfo atienden al cumplimiento del deber. SI no queremos ser indignos de nuestros padres, ya sabemos cual ha de ser nuestra conducta.

    REY

    15. ¿Qué y cómo se entiende por Rey, tercer lema de la bandera carlista?

    Rey por la Gracia de Dios. Porque por lo que hace a la autoridad la Iglesia enseña con razón que viene de Dios, mientras que el liberalismo afirma que de la soberanía nacional emana todo poder, negando por consiguiente que la autoridad es de origen divino.

    16. Y haciendo dimanar de Dios la autoridad, ¿no parece menoscabar la supremacía del que la ejerce, sea Rey o su equivalente?

    No es así; antes bien, dando a la autoridad ese origen divino, se refuerza el poder civil y su ejercicio y se le da una mayor dignidad y un mayor respeto de los ciudadanos.

    17. ¿De qué defecto adolece la tan sobada “soberanía popular”?

    Del que al negar a la autoridad todo origen divino, se abre la puerta a toda corrupción. Armada la multitud con la creencia de su propia y única soberanía, se precipita fácilmente a promover turbulencias y sediciones; y quitados los frenos del deber y de la conciencia, solo queda la fuerza, que raras veces puede contener los apetitos de las muchedumbres, formadas siempre de los menos cultos y los menos aptos.

    18. ¿Y qué es esto del sistema de mayorías?

    No es más que una triste comedia liberal; siendo, por otra parte, un disfrazado derecho de la fuerza, una… dictadura de los más.

    19. ¿Y qué me dice del sufragio universal?

    Que, generalmente, es una farsa, una mentira. Y si fuese una verdad, constituiría el monopolio de la ignorancia, o el monopolio de la riqueza.

    20. ¿Qué es la Ley?

    La Ley no es otra cosa que “el dictamen de la recta razón promulgada por la potestad legítima para el bien común”.

    21. ¿Somos libres para obedecer o no las leyes?

    Justa y obligatoria es la observancia de las leyes, no por la fuerza o amenaza, sino por la persuasión de que se cumplen como un deber. Esto es lo cristiano y lo lógico… Pero si están en abierta oposición con el derecho divino, con el derecho natural y contra la conciencia del buen ciudadano, entonces la resistencia a esas leyes es un deber.

    22. ¿Debe el Rey sujetarse a las leyes como cualquier ciudadano?

    Claro que sí. Los Reyes de Aragón no tomaban nombre de Rey hasta después de haber jurado en Cortes la observancia de las leyes del Reino. Carlos II, disponiendo en su testamento que Felipe V fuera reconocido por Rey legítimo, añadía: “… Y se le dé luego sin dilación la posesión… precediendo el juramento que debe hacer de observar las leyes, Fueros y costumbres de dichos mis Reinos y Señoríos”. Y así hicieron los Reyes de nuestra Dinastía en las guerras carlistas.

    FUEROS

    23. ¿Son los Fueros parte integrante de nuestro programa?

    Son parte esencial de nuestro sistema político. El regionalismo ha sido defendido siempre por nuestra Comunión desde que vino a la vida. La restauración de los antiguos Fueros y libertades, atemperándolos a las necesidades de los modernos tiempos, ha sido firme voluntad de nuestros Reyes y los carlistas.

    24. ¿No limitan los Fueros el poder del Rey?

    No ha sido jamás el Tradicionalismo defensor del poder absoluto, es decir, favorable a una monarquía cesarista. El poder del Rey, primeramente, está limitado por sus deberes para con Dios, y por sus deberes para con sus súbditos. En segundo lugar, tiene una limitación general que abraza mil casos particulares, pues antes que Rey es padre de los pueblos que Dios le ha confiado, y como Rey y como padre debe querer todo el bien posible a su pueblo, y alejar de él en lo posible todo mal.

    25. El regionalismo ¿no engendra, como dicen los separatistas el separatismo?

    De ninguna manera, como no sea en los que tengan albergado en su corazón el fermento del antiespañolismo. Somos nosotros los tradicionalistas, fervorosos amigos de la unidad de la Patria española, pero asimismo decididos defensores de todas aquellas libertades municipales y regionales que la revolución ha ido destruyendo en todas partes. Nuestra monarquía sería llamada federal, si esa palabra no fuese algunas veces desnaturalizada. Digamos, pues, que es representativa por oposición a la parlamentaria, de la que abominamos por el mal que ha hecho a España.

    26. Los Fueros ¿son favorables o no a la libertad?

    La ínclita Castilla fue libre, las heroicas Navarra y Vascongadas y el nobilísimo Reino de Aragón fueron los pueblos más libres del mundo con las grandes prerrogativas de que gozaron. Lo mismo lo serían una vez restaurados sus Fueros y sus libertades.

    Juan María Romá. Barcelona. 1934

    .

    Publicado por Nicolas Astigarraga en 1:16:00 0 comentarios Enlaces a esta entrada

  14. #54
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    " EL CARLISMO, LA REPÚBLICA Y LA GUERRA CIVIL ( 1936-1937 ) ", DE JUAN CARLOS PEÑAS BERNALDO DE QUIRÓS



    De la conspiración a la unificación.

    - Editorial Actas. Colección Hernando de Larramendi



    He aquí uno de los volúmenes adquiridos en el Cerro de los Ángeles.

    De una tesis doctoral que tiene buena pinta ha salido esta obra, concretada en el primer año del Alzamiento contra la tiranía tricolor.

    Sin duda, el autor recoge una compilación de datos que demuestra una ardua labor investigadora. Desde las conversaciones con el general Mola hasta la toma de poder del general Franco, encontramos todo un lujo de detalles sobre la organización de la Comunión Tradicionalista en todos sus ámbitos: Requeté, pelayos, margaritas, propaganda, círculos, SMC Alfonso Carlos, D. Javier, Fal Conde, Zamanillo, Consejo de la Tradición, conde de Rodezno....También se exponen datos que para nosotros son " dolorosos ", como las divisiones que lograron arraigar, muchas veces alimentadas desde fuera, aun con tipos que estaban dentro, como Rodezno.

    Como digo, es una obra de erudición; aunque a veces el lenguaje se hace algo " mecánico " o " academicista ". No obstante, para un pobre historiador como yo, es conveniente leer manuales historiográficos de este cariz; aunque en su " academicismo " creo que a veces no plasma del todo el alma del tradicionalismo español.


    En esto de las diferencias, es curioso que el máximo exponente que si bien se movilizó con ganas, doctrinalmente fuera más entreguista, como fue ocurriendo en Navarra. Aunque como se dice, " diferencialismos " que muchas veces fueron alimentados desde fuera.


    La exposición de la movilización de las masas carlistas es muy buena. Ahí se muestra el carácter popular de la Contrarrevolución española, que tras más de un siglo de historia contaba con muchos partidarios en los distintos puntos del país; porque si bien la movilización de Navarra fue espectacular, la impronta del Requeté en la Baja Andalucía fue imprescindible para la extensión del Alzamiento. Asimismo, los partidarios entusiastas de Valencia, Cataluña y Toledo fueron importantísimos.


    Sobre la memoria histórica, encontramos datos también muy interesantes, razones poderosas por las que se movilizó el pueblo carlista: " Actitud que para el Carlismo se expresa en las declaraciones del alcalde socialista de Alicante: A todo aquel que se sospeche que va a votar a las derechas, se le rompe la papeleta y, si es preciso, se le cortan las manos. La Guardia Civil os protegerá ". Una muestra más de la libertad tolerante de entonces, que también vivimos hoy.


    Con todo, no estoy de acuerdo en algunas de las conclusiones, quiero decir: Sí es cierto que la unificación hacia un partido totalitario ( A la que se opuso la base doctrinal del Carlismo y halló el exilio de su jefe más carismático, del gran reorganizador y hombre político bueno que fue Fal Conde ) fue un auténtico jarro de agua fría y descabezó buena parte de la organización legitimista; muchos se olvidaron de " hacer política " ya con la guerra ganada. Mas no es cierto que ello supusiera la desmovilización social del carlismo, ni que éste se quedara en la nostalgia de las guerras decimonónicas. El Carlismo lograba reunir en Montejurra hasta los años 70 del siglo XX hasta cien mil personas. Si bien en el Carlismo ya habían más que arraigado las divisiones, el auténtico descabezamiento lo supuso la deriva del felón Carlos Hugo para con el terror izquierdista y la intervención directa de Fraga en los desgraciados sucesos de Montejurra. Este fue el auténtico punto que intentó fulminar el Carlismo, cosa que no han logrado.


    No pocos requetés dijeron que el Carlismo había ganado la guerra pero había perdido la paz, y sin abrazo de Vergara de por medio. Hay mucho de cierto en ello. Mas repito que aun con el imposible engendro totalitario, que hasta el mismísimo Franco se dio cuenta de su fracaso, no se logró tanto desmovilizar al Carlismo como cuando se hizo para preparar a España a la democracia oligárquico-liberal. Los intereses juanistas, el contexto totalitario europeo, la incertidumbre de la guerra mundial, la situación de España en general....Y la cantidad de boinas rojas mártires en la vanguardia del frente son factores a valorar en esta trabajada obra. Con datos importantes que nos harán reflexionar, pues siempre de los errores del pasado se debe aprender. El Carlismo entregó la fuente generosa de su sangre y de su espíritu por la bandera española y la Religión Católica, y en muchas ocasiones, fue usado para después no reconocerse del todo la importancia de su actividad, empezando por el doloroso exilio de su jefe, quien para un servidor de ustedes resulta ser absolutamente clave para entender la continuidad carlista. El mismo Queipo de Llano, en absoluto carlista, los alababa por su preparación y disciplina, por su programa político elaborado; programa, preparación y disciplina que no fueron tomados en cuenta; y que pudieran haber sido una alternativa para la difícil situación que España iba a atravesar. Pero los años y el advenimiento del nuevo régimen de manos de la dinastía usurpadora acabaron de truncar un sueño que se tocó casi de cerca.



    En fin, un libro que, con ciertos defectos, no deja de ser imprescindible por sus mayúsculos conocimientos sobre uno de los más importantes episodios de la intervención carlista cuyo recuerdo sigue vivo en muchos españoles, a pesar de las pseudomemorias histéricas. El Carlismo fue la " organización civil " que más voluntarios aportó, cuyo entusiasmo desbordante para las mismas autoridades militares regó la (pen)última Cruzada española; los comienzos y el desarrollo se " fotografían " en la literatura historiográfica que comentamos.



  15. #55
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    LOS MONTOTO: LA AGENCIA MATRIMONIAL




    LA AGENCIA MATRIMONIAL

    Por Maruja M.C.

    Un inconveniente que acarrea el ser muy longevo es que te da tiempo a ver demasiadas cosas; por ejemplo, la lucha antitabaco. Como ya sabemos surgió con toda su "virulencia" en el siglo XXI o muy a finales del siglo XX. Papá ni se enteró.
    Mi padre fumaba "tela", hasta en la cama; la pobre de mi madre tragó bastante humo. La cosa es que se aguantaba, no protestaba casi nada y tendiendo en cuenta lo "mandona" que era...
    Pero es que era tan gracioso que te escribía un verso como este, y aunque fuera una "chimenea" se lo perdonabas.


    Quiero explicarte, mujer
    por qué fumo y por qué toso;
    por qué tienes un esposo
    que tose al amanecer.
    Nosotros no procedemos
    de Agencia Matrimonial.
    Desde chicos nos queremos
    y esta es la causa del mal.
    Entramos en Bujalance
    los mozos del Requeté
    y en tan decisivo trance,
    Dolores, me enamoré.
    Al punto te convencí
    por tu falta de experiencia.
    Más no debe ser así,
    y eso lo sabe la Agencia.
    Tú debiste anunciar
    "El que me lleve al Altar
    a convertirme en su esposa,
    no deberá de fumar,
    para que luego no tosa"
    !Oh!... ¿Qué hacer? !Pobre de mí!
    Te quise de Requeté,
    te quiero con frenesí,
    más confieso que fumé
    y confieso que tosí.
    Si, ejercitando un derecho,
    pides marido sin tos,
    vende, mujer este lecho
    que nos cobija a los dos.
    Más !en fin!... a lo hecho, pecho.
    !!Viva la Agencia de Dios!!

    Publicado por cristina ramirez montoto en 17:35 Etiquetas: DE TODO UN POCO, MARUJA

  16. #56
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    CARLISTAS







    Hace más de 150 años, el día 30 de mayo de 1840 las fuerzas carlistas que defendían la plaza de Morella capitularon ante el General Jefe de lo Ejércitos reunidos finalizando con ello la Primera Guerra Carlista, pues entre esta fecha y el 6 de julio de dicho año en que el General Cabrera cruzó con sus tropas la frontera francesa no fue en realidad más que la retirada de un ejército valeroso digno de mejor suerte. Con ello se ponía dramático final a una epopeya que había sido vivida por mucha gente de estas comarcas con la misma ilusión e idéntico heroísmo que la larga guerra contra el francés.
    Al terminar el reinado de Fernando VIII, Morella, que siempre había sido fiel a la dinastía reinante luchando denodadamente por sus reyes, se declaró hostil a Isabel II.
    Al comenzar la guerra de los Siete Años el Gobierno nombró Gobernador de esta plaza a D. Carlos Victoria, quien el 13 de septiembre de 1.833 hizo salir las tropas con sutil pretexto, y cerradas las puertas de la ciudad, junto al Barón de Herbés, proclamó a D. Carlos de Borbón como Rey de España dando comienzo a una guerra civil que ha pasado a la historia como promovida por motivos dinásticos pero que fue motivada por una protesta social y el enfrentamiento político entre dos facciones en las que podemos distinguir tres periodos, el “trienio constitucional” (1820-1823), la “década ominosa” (1823-1833) y la Guerra Carlista (1833-1840), finalizadas las dos primeras, la muerte de Fernando VII enfrentó de nuevo a los españoles, los liberales se hicieron “Cristinos” y los realistas “Carlistas” para dirimir de nuevo sus diferencias en el campo de batalla.


    RAMÓN CABRERA

    En 1834 fue nombrada Morella cabeza de partido y se elevó a juzgado de entrada en el 1835.
    Morella situada en la encrucijada de tres reinos, plaza fuerte y considerada inexpugnable en otra épocas, fue la pieza clave que se disputaron dos ejércitos en lucha, el Ejército Real de Aragón (carlistas) y el Ejército del Centro (cristinos); y sus sufridos habitantes, de diferente matiz político, tuvieron que soportar las penalidades que las guerras traen consigo.
    El renombre que adquirió Morella sobrepasó los límites de la nación haciéndose universal; de sus penalidades pocos se acuerdan, según Madoz en 1845 aún quedaban 150 casas por reedificar, pero lo más doloroso fue la pérdida de vidas humanas, pues en la noche del 29 al 30 de mayo, dos centenares de morellanos perdieron sus vidas en el foso del puente levadizo del Portal de los Estudios.
    Las dos figuras militares más representativas de la época fueron agraciadas con títulos nobiliarios con el nombre de esta Ciudad: Ramón Cabrera por su magistral defensa de la plaza en 1838, recibió el título de Conde de Morella por Carlos V; D. Baldomero Espartero por su conquista en 1840, el de Duque de Morella, que debía unir al de la Victoria otorgado por la Regente Mª Cristina; ambos fueron enemigos irreconciliables y ambos figuran hoy en el escalafón de Capitanes Generales del Ejercito Español, Espartero desde 1838 y Cabrera desde 1876.



    BALDOMERO ESPARTERO
    Al volver las tropas liberales contra la plaza en el mes de diciembre del 1833, les fue abandonada. Pero los carlistas procuraban seducir a la guarnición, y en el 18 de octubre de 1836 fue descubierta por el gobernador Alcocer una grave e importante conspiración para entregar la plaza al día siguiente. 80 soldados de Lorca y unos cuantos oficiales entraban en el plan, y en un día debía entregarse la plaza a los carlistas. Con energía y actividad, y con el apoyo del primer y segundo batallón de voluntarios de Valencia, Alcocer pudo salvar el compromiso desarmando y encarcelando a cerca de cien conspiradores. Se apoderó enseguida de los oficiales sospechosos y a uno de ellos llamado Argüello, le encontró la correspondencia y trato de capitulación arreglada con los carlistas. La plaza se declaró en estado de sitio. Ignorantes los carlistas de lo ocurrido, por el sigilo con que se practicó todo, acudieron confiados a la hora convenida y fueron vencidos y dispersos.
    Insistió Cabrera en ocupar Morella, y después de un largo bloqueo, cuando la iba a abandonar, un artillero traidor le facilitó la entrada una mañana de gran nevada (26 de enero de 1838), asaltando el castillo con una gran escalera de mano por un retrete de la muralla, y sorprendiendo a la descuidada guarnición. Cabrera entró triunfalmente en Morella el 31 del mismo mes.
    El 29 de julio el general Oraá, con 22 batallones, 12 escuadrones, 25 piezas de artillería y otras fuerzas, sitió la plaza y, a pesar de la lluvia de fuego y plomo, los sitiados, en número de 1.400 heroicamente resistieron, y el invasor tuvo que retirarse. (Cabrera hizo de la Iglesia Arciprestal depósito de víveres y mandó rebajar algunas torres de la muralla para emplazar artillería de defensa, concentrar sus fuerzas y levantar barriadas en las calles de Morella).
    D. Carlos felicitó a Cabrera dándole el título de de Conde de Morella y ascendiéndole a teniente general.

    El 21 de noviembre de de 1839, reemplazó Cabrera a O-Callagan, gobernador de Morella, por D. Pedro Beltrán. El 24 pasó a dicha plaza y relevó su guarnición. La falta de Cabrera durante su enfermedad en diciembre, causó algún desorden entre los suyos y para poner freno a tantos abusos se valió cabrera de una horca de nueva invención, que consistía en un palo fijo en tierra, al extremo del cual había una garrucha que sostenía una cuerda con dos garfios de hierro, de donde fueron colgado los que se tenían por revoltosos. En 1840 pasó a Morella Cabrera, en donde celebraron su mejoría con regocijos júbilos y luego de asegurar el orden en la villa y arengado a sus soldados se ausentó.
    El 19 de mayo de 1840, el general Espartero emprendió su marcha sobre Morella haciendo el 23 unos 500 disparos de cañón. El 29 había lanzado sobre Morella 29.000 proyectiles; y una bomba incendió un almacén de municiones con miles de arrobas de pólvora y 80.000 cartuchos de fusil, granadas y bombas. En vista de ello, el pueblo indefenso, aprovechando la oscuridad de la noche pensó huir, haciendo burlando el cerco; pero vistos por los sitiadores les hicieron fuego. Retrocedieron el tropel a la ciudad; más la guarnición que quedó en el castillo, confundiéndoles con la tropa que les seguía, los recibió a tiros. Ancianos, mujeres y niños se apelotonaron sobre el puente levadizo, que cedió por la enormidad del peso, cayendo al foso el pueblo desventurado, llenándose en breves instantes de cadáveres. El día 30 los carlistas capitularon, y Espartero, al título de Duque de la Victoria añadió el de Conde de Morella. Una de las primeras órdenes de Espartero fue trasladar a Zaragoza los 2.731 prisioneros capturados a los Carlistas, así como nombrar nuevas autoridades locales.
    A los cuatro días de la ocupación, se retiraban del foso del puente levadizo de la Puerta de los Estudios, los casi 150 cadáveres que habían encontrado la muerte en dicho punto la noche anterior a la entrada de las tropas vencedoras en Morella, entre los que se encontraba el cura morellano mosén Antonio Casado, descubriéndose envuelta en sus alforjas la imagen de nuestra patrona la Virgen de Vallivana, que sin duda quería salvar de la avalancha que se avecinaba.
    Las tropas conquistadoras se entregaron al saqueo y quema de muchos manuscritos y documentos de incalculable valor, existentes en los archivos de la población, sobretodo en el municipal, y las autoridades requisaron casi todas las jocalías del tesoro de nuestras iglesias; hasta tal punto, que en la arciprestal sólo quedó un cáliz de cobre.

    (Muchas efemérides se podrían añadir referentes a Morella durante la guerra civil, pero destacaremos las siguientes.
    En julio de 1836, Carlos V nombró a Cabrera Comandante general de Aragón, Valencia y Murcia (y estableció su cuartel general en Zurita); y Miralles, apodado Serrador, fue nombrado el día 15 jefe del bloqueo de Morella, estableciendo su cuartel general en Benasal, mandando tomar posiciones en las Montañas de la Pobreta, Cabrera, desde Zurita. Aquí tuvo lugar una batalla sangrienta entre éste y el general Montes el día 22. Serrador se parapetó después en el acueducto, y el gobernador Alcocer mandó derribar las casas contiguas a las murallas. En julio de 1838, en general jefe M. Oraá comenzó el primer día las operaciones del sitio de Morella. El 5 tenía Oraá a sus órdenes las divisiones de Borso, Pardiñas, San Miguel, Nogueras y Perena. Cabrera designo el día 13 la Arciprestal para depósito de víveres, y mandó rebajar algunas torres de la muralla para emplazar artillería de defensa, concentrar sus fuerzas y levantar barricadas en las calles de Morella. el día 7 de mayo de 1840, cabrera dividió la población en cuatro distritos, nombrando un jefe para cada uno. El 24 en general Espartero, mandó hacer fuego sobre el fuerte avanzado carlista de San Pedro mártir. Al siguiente día llegó un convoy, habiendo tenido las fuerzas liberales 10 muertos y 41 heridos, por 14 y 53 respectivamente del bando carlista. El 26 rompieron fuego contra la plaza ocho cañones. El 27 bombardeó Espartero la población con cinco cañones de á 24. Al siguiente día una bomba penetró en la Arciprestal por una ventana del ábside, matando a dos hombres. El 29, el ejército liberal había arrojado sobre la plaza 7.000 proyectiles de cañón y 502 sobre el fuerte de San Pedro. Y el día 30, el gobernador accidental Castilla pidió la capitulación.)

    Al abandonar Morella el General Espartero, dejó como gobernador de la plaza a D. Fernando Vara de Rey y como gobernador de Castillo a D. Bernardino Trías: estos señores conscientes de su responsabilidad, no toleraron ninguna clase de venganza o represalia entre la población. En 1843 se suprimió el cargo de gobernador del Castillo, y su titular D. Bernardino Trias relevó a Vara del Rey, quedando como gobernador militar de la plaza.
    Debido a los movimientos subversivos de Catalunya, y de las partidas carlistas que todavía operaban en el Maestrazgo, se consideró oportuno dotar a Morella de guarnición militar; por lo que aprovechando la circunstancia de que los frailes habían abandonado sus conventos en Morella, se habilitó el Real Convento de San Francisco para cuartel de infantería; quedando definitivamente instalada la tropa en 1843. Poco después se añadió el convento de las monjas agustinas para Hospital Militar.
    El objetivo principal que tenia encomendado el ejército por medio de la guarnición de Morella, era mantener la paz entre estas montañas y sofocar cualquier intento de rebelión en el Maestrazgo, considerado por Madrid como zona muy adicta al pretendiente y, por lo tanto peligrosa. Para ello las fuerzas hacían constantes correrías por los pueblos de toda la comarca, con lo que se daba una sensación de seguridad.

    Cuando la fuerza entraba en los pueblos con sus vistosos uniformes con pantalón rojo, desfilando por sus calles al compás de la banda de cornetas y tambores, constituía una atracción, tanto para la chiquillería como para los mayores, que veían en aquellos soldados la mejor garantía de la paz; luego rompían filas y daban un paseo por el pueblo, y si habían de pernoctar, después de tomar el rancho, se retiraban a descansar a las casas en las que habían sido alojados. En un principio fue el batallón Alicante nº 43 al que se situó Morella, hasta que en 1866 fue disuelto.

    En la última guerra civil también sufrió Morella un sitio que en 27 de octubre de 1872 le hicieron los carlistas. Segarra repitió el fuego al día siguiente, intimando la rendición de la plaza, sin resultado. Cucala el 2 de noviembre volvió a intimarla intentando volar la plaza después de 32 días de sitio. El general Palacios acudió a salvar a los sitiados.

    Militarmente Morella siempre mantuvo una importante guarnición militar; desde 1849 a 1871 fue cabecera de la Comandancia General del Maestrazgo con jurisdicción sobre 77 pueblos de Aragón, 38 de Cataluña y 58 de esta provincia; y entre 1871 y 1876 Capital en la parte militar de la totalidad de la provincia de Castellón y de la de Tarragona situada al sur del Ebro.

    LA BANDERA DE CABRERA
    El General Espartero no quiso aceptar condición alguna de la capitulación que le propuso el coronel Castilla por la bandera enarbolada en lo más alto del Castillo de Morella.
    Esta bandera hoy figura en el Museo del Ejército como “Bandera tomada en el Castillo de la Plaza de Morella”, pero es conocida vulgarmente como “La Bandera de Morella” o “La Bandera de Cabrera”.

    Dicen los textos cualificados que la bandera blanca es signo de convenio, paz o parlamento, mientras que la bandera negra denota hostilidad o rigor extremado contra algo, siendo también signo de piratería.
    En relación con la bandera que nos ocupa y Morella se sabe, que en la orden de la Plaza de Morella de fecha 7 de diciembre de 1837, el Gobernador Militar D. Bruno Portilla disponía que, al primer disparo de los carlistas, se izase la Bandera en el Castillo y los gallardetes negros, que estaban dispuestos, en la Torres.
    Por otra parte, en el Diario de Operaciones del General Cabrera, figura que el día 23 de julio de 1838 da orden a las guarniciones de Cantavieja y Morella, que por ningún concepto admitiesen parlamento ni fórmula que pudiese suspender las hostilidades por instantes y que con tal objeto izasen una bandera negra cuando se avistase al enemigo. En Morella se cumplió dicha orden el día 29 de dicho mes.
    Este es pues el origen de dicha bandera, si bien la que se enarboló en Morella en alfase final de la guerra, tenía la particularidad de ostentar en el centro una calabera con las tibias cruzadas y, a sus lados, un sable y una palma, con la intención de indicar, al parecer, que estaban dispuestos a luchar hasta la muerte u obtener el martirio.


    Websmaster Javi 2004

  17. #57
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    No se ven las imágenes; una pena. Pinchad en el enlace.

  18. #58
    Avatar de muñoz
    muñoz está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    12 oct, 08
    Mensajes
    741
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    ¿Qué es Tradicionalismo?


    ¿Qué es tradicionalismo?

    Tradicionalismo, de consiguiente, es el amor a los principios y deducciones de la Tradición, es su estudio y desarrollo y defensa, es el sistema que tiene por objeto establecerlos prácticamente en España; y en virtud de esto, son absolutamente contrarios al espíritu y al programa tradicionalista, tanto los abusos del poder público como la sedición contra la autoridad legítima, así el absolutismo oligárquicos y demagógicos, lo mismo la opresión de la libertad que la autorización de la licencia, igual los antiguos despotismos que los despóticos liberalismos flamantes.

    El tradicionalismo nada tiene de crédulo aunque es creyente, no restaura rigorismos extremos aunque es católico; es íntegro sin ser extremado, es intransigente sin ser intolerante, es moderno sin ser modernista, nada tiene que ver con el reprobado tradicionalismo de los Ráulica y los Bonald, ni con el absolutismo galicano de los Bossuet y Luis XIV, ni con el regalismo jansenista de los Pimentel y los Chumacero; defiende principios naturales y cristianos de buen gobierno monárquico, no demasías cortesanas ni privados intereses de dinastías o de favoritos; es de herencia nacional de enseñanzas y procedimientos sanos, que no de tiranías y vetusteces insanas; da origen divino a la autoridad, no al derecho personal de ejercerla, que es humano; y si por derecho divino presta obediencia a los gobernantes que la ejercen rectamente, también por derecho divino pueden negarla a los que la ejerzan tiránicamente.

    Tanto se aparta la influencia de los Nithard, como de las infamias de los Godoy; tan lejos va de la mitra de los Opas, Gelmírez y Fonsecas, como de la privanza fatal de los Lunas, Olivares y Oropesas; lo mismo reprueba a la funesta bonachería de Carlos II y Carlos IV, que las tiranías de Felipe V y Fernando VII; si le agrandan reyes como San Fernando, Isabel la Católica, Carlos I y Felipe II quiérelos ver con la investidura de todos los modernos adelantos legítimos; recoge todo lo bueno de las leyes, mas no todas las obras de los reyes; es españolísimo y no dinastisimo, es regionalismo y no centralización; no es francés ni alemán, no es Austria ni es Borbón; es español y españolista, es patria y nación y bandera y se llama España.
    España, no partido, antes exige el acabamiento de los partidos, bien admite que admite y respeta la variedad de escuelas y tendencias españolistas dentro de la unidad tradicionalista; porque, en suma, el Tradicionalismo no es más que el españolismo de los siglos, neto, auténtico, legítimo, probado, que no está reñido con la variedad de opiniones honestas y quiere en lo necesario, unidad; en lo dudoso, libertad ; y en todo, caridad.

    Si en tiempos que ya pasaron hubo tradicionalistas creyente que de buena fe en los reyes de derecho divino personal o dinástico, y de defensores de la potestad absoluta y de rigorismos extremados, fue porque las extremadas circunstancias de sus días eclipsaron por algunos momentos la verdadera Tradición católica-monárquica de las Españas y porque la clara explicación y aplicación de ella, como de las ciencias mismas, sólo podía venir con el curso de los tiempos.

    Oponiendo ardorosos la fortaleza de su celo a las violencias de la malicia revolucionaria , no advirtieron que antes del gobernante es el pueblo; antes del derecho regitivo de la persona ó dinastía designada, el derecho designativo que por ley natural tiene la sociedad; pero bien sabían y propugnaban que no se hizo el pueblo para el rey, sino el rey para el pueblo, y la libertad que es santa y se debe proteger su uso cuanto reprimir su abuso, como de cualquier otra facultad ó virtud moral, por los cual no debían haber consentido que les usurpase la hermosa palabra de Libertad ese sistema opresor y corruptor de la libertad misma, que por antífrasis tomó el nombre de liberalismo.

    De la revista valenciana “Tradición y Progreso”Año 1912

  19. #59
    Avatar de Reke_Ride
    Reke_Ride está desconectado Contrarrevolucionario
    Fecha de ingreso
    08 sep, 06
    Ubicación
    Antiguo Reyno de Valencia
    Mensajes
    2,931
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    Gran texto amigo Muñoz
    "De ciertas empresas podría decirse que es mejor emprenderlas que rechazarlas, aunque el fin se anuncie sombrío"






  20. #60
    Defensor_fidei está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 jul, 09
    Mensajes
    340
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carlismo: ¿qué me recomendáis?

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Una pregunta, el carlismo que propone con respecto a las antiguas colonias españolas? Recuperarlas? No creo que se pueda... Sólo por curiosidad pregunto. Propone como una Unión Europea pero de países hispanoparlantes? Gracias


LinkBacks (?)

  1. 03/10/2011, 04:35

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 73
    Último mensaje: 03/12/2021, 17:39
  2. la famosa y falsa cita de Marx sobre el carlismo
    Por Juan del Águila en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 03/09/2018, 18:44
  3. Una joyita olvidada: el Ripalda
    Por Hyeronimus en el foro Religión
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 30/04/2007, 21:13
  4. SociologÍa Del Carlismo
    Por Litus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 14
    Último mensaje: 27/02/2007, 16:12
  5. Aproximaciones al carlismo
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 09/11/2005, 13:48

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •