Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 3 de 3
Honores1Víctor
  • 1 Mensaje de ALACRAN

Tema: Bibliografía patriótica de postguerra

  1. #1
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado YO, TESTIGO DE CARGO
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Mensajes
    2,268
    Post Thanks / Like

    Bibliografía patriótica de postguerra

    «De Leningrado a Odessa» (1958), sobre presos españoles de la División Azul en la Rusia soviética, vividos en distintos campos de concentración desde "Leningrado a Odessa", por los militares César García Sánchez y Gerardo Oroquieta:

    Revista FUERZA NUEVA, nº 475, 14-Feb-1976

    ANTIGUOS MIEMBROS DEL BUNQUER

    Hoy presentamos a los 196 hombres de la Compañía que mandaba el capitán Gerardo Oroquieta Arbiol, de los que sólo sobreviven 13, incluido otro oficial y el propio capitán, herido grave y caído prisionero sobre el campo del honor, cuando el 10 de febrero de 1943, en el sector de Krasnij-Bor, frente a Leningrado, la División Azul ofrendó, en la defensa de Europa, el más generoso tributo de sangre de toda su campaña en el Este.

    Con ellos, a todos cuentos en Rusia sufrieron muerte, heridas, sufrimientos, mutilación o cautiverio. Españoles o no, camaradas de armas todos, excusando decir que en las filas de enfrente se alineaban André Marty (“El carnicero de Albacete”), Santiago Carrillo, Dolores Ibarruri (a) “Pasionaria”, Pietro Nenni, Tito, el “welt bekannt” Willy Brandt, y todo el censo de la golfería internacional, derrotado en España, buscando entonces y ahora la revancha so capa de reconciliación, de amnistía y demás zarandajas, adobadas con la baba de muchos que se dicen españoles y van a arrastrarse ante los supervivientes de toda aquella pandilla para congraciarse con ellos y hacerse perdonar el haber sido miembros del bunquer y de haberlo propalado a los cuatro vientos, disfrazados de fascistas, con todo el aditamento de botas, boinas y correajes, sustituidos hoy por el zylinderhut [chistera], que diría un “baltikum”, y el chaqué funeral apropiado a las exequias de España, de Europa y de todo el mundo tenido por decente hasta haber, si no fuera antes, demostrado todo lo que puede dar de sí con sus asambleas y sus tenidas…

    Pero vamos al bunquer. ¿El lector no ha leído «De Leningrado a Odessa»? Sus autores son César García Sánchez, caballero mutilado, y Gerardo Oroquieta, aquel mítico capitán aragonés cuyas esquelas se publicaron y cuyo nombre llevaba la Guardia de Franco zaragozana, dándole por caído, hasta que volvió en el «Semíramis», al frente de los españoles que habían puesto en alto el honor de su Patria (entonces no se hablaba de “país”), cantando el “Cara al Sol” en pleno campo de concentración, asegurando a sus guardianes –y era verdad- que se trataba de una canción proletaria.

    En el tiempo de cobardía que nos ha tocado vivir, leer al capitán Oroquieta, y esto ya lo dijimos en FUERZA NUEVA y en “Blau Division”, de Alicante, es un verdadero tónico… Hoy como homenaje a aquellos hombres, he aquí un fragmento de «De Leningrado a Odessa»:
    El capitán Miranda regresó a mi posición muy avanzada la noche. Tuvo la feliz iniciativa de rogar al padre Pumariño, capellán de nuestro batallón, que oficiase una misa en un bunquer de mi compañía para que asistiera el mayor número posible de voluntarios. Sé celebró a las doce de la noche y pudimos oírla con todo recogimiento. La comunión puso una paz total en nuestro espíritu, confortándonos para todo aquello que pudiera sobrevenir…”

    A todos quienes se preguntan, he aquí el bunquer. He aquí los hombres. Pero eso ya no se lleva. Ahora se lleva el “unisex”. Con nosotros –ya lo hemos repetido- que no cuenten. ¿Inmovilistas?: si todo lo nuevo que se ofrece es Raimon, por supuesto que seguimos con el “Carrasclás”, que, por lo demás, todo indica que estamos otra vez en 1936. En febrero, además.

    José Sánchez Robles

    Última edición por ALACRAN; Hace 1 semana a las 18:55
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  2. #2
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado YO, TESTIGO DE CARGO
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Mensajes
    2,268
    Post Thanks / Like

    Re: Bibliografía patriótica de postguerra

    Obra titulada: «El Nuevo Estado español» (1939), del profesor Juan Beneyto (1907-1994):

    Revista FUERZA NUEVA, nº 479, 13-Mar-1976

    ANTIGUOS MIEMBROS DEL BUNQUER

    Hoy presentamos a Juan Beneyto

    No sabemos con exactitud cómo respira políticamente Juan Beneyto, uno de los múltiples decanos que ha tenido la zarandeada Facultad de Ciencias de la Información madrileña en menos de cuatro años.

    Pero obra en nuestro poder un raro libro que lo encasilla como miembro destacadísimo del bunquer. Y decimos raro libro, porque su precio es de siete pesetas, siete, lanzado por la Biblioteca Nueva de Cádiz en el III Año Triunfal. Su autor, Juan Beneyto Pérez, doctor en Derecho por la Universidad de Bolonia, Premio Víctor Manuel, profesor de la Universidad de Valencia y “Gastdozent” en la de Munich. El libro se titula «El nuevo Estado español» y constituye un documentadísimo estudio de “El Régimen Nacional Sindicalista ante la tradición y los sistemas totalitarios”, con citas bibliográficas variadísimas, que van desde Barthelemy, con su «Crisis de la democracia contemporánea», hasta los discursos de Oliveira Salazar.

    ¿Qué pensará hoy don Juan Beneyto acerca de las rotundas afirmaciones contenidas en su obra de la época triunfal? Por nuestra parte, a la vista de los acontecimientos, hemos de afirmar nuestra fe en aquellos principios. El tiempo ha demostrado, los acontecimientos están demostrando, que el camino recto es el que marcaba don Juan Beneyto el III Año Triunfal, que había de convertirse en Año de la Victoria. Victoria obtenida en el seguimiento de aquel camino y hoy en trance de ser malograda por cuanto todos, apenas sin excepción, nos hemos lanzado por el estúpido camino de los cambios y de los olvidos.

    Don Juan Beneyto afirmaba en 1939 -Año de la Victoria- que el Estado liberal lleva dentro su muerte, y ello, entre otras razones, porque el Estado liberal nace renegando de toda religión y es ajeno a todo vínculo del espíritu. Don Juan Beneyto decía: “La democracia liberal se ha mostrado incapaz de dar solución a los problemas que tenía planteados el Estado”. Y citaba el discurso del Caudillo el 18 de julio de 1938: “Hay que soldar al pueblo dividido por los partidos; hay que unir medio siglo de separaciones (…) hay que separar a nuestras juventudes de resabios liberales”.

    Citaba también a José Antonio, cuando enfoca la claudicación del poder tras la intentona de Asturias: “Lo que detiene su brazo, para hacer justicia tras de una revolución cruenta, es la consciencia de su falta de una misión interior…

    El libro comporta aportes documentales valiosísimos. Así, la lista completa de los partidos disueltos por los Decretos de 10 de enero de 1937 y 108 de la Junta de Defensa Nacional, que va desde la Izquierda Republicana al Estat Catalá, pasando por el Ateneo Libertario, la Unión Democrática de Cataluña, el Partido Nacionalista Vasco y tantos más, hoy resucitados [1976] al amparo de la complacencia general, bajo unas u otras siglas, y recibiendo impunemente a toda clase de internacionales que vienen a decirnos lo que tenemos que hacer para terminar de estropearlo todo.

    Capítulo aparte merece, en la obra de Beneyto, el enfoque que hace de la prensa, “órgano decisivo en la formación de la cultura popular y, sobre todo, en la creación de la conciencia colectiva”, en una consideración del periódico “en servicio permanente del interés nacional”.

    Al establecer una comparación con las leyes italianas, recuerda el aserto de Mussolini: “La prensa ha dejado de ser una industria como la del hierro o de los curtidos…”

    Remitimos al lector al interesante libro de Beneyto, escrito en tiempos del bunquer, por quien cree, con Onésimo Redondo, que la libertad “no es el cobarde deseo individual de estar suelto para esgrimir cada cual sus egoísmos contra los semejantes (…) ésa es la ruleta donde hacen fortuna los profesionales del arte de embaucar al pueblo, los incendiarios y los delincuentes”, sino la que se conjuga –con José Antonio- en un sistema de autoridad, jerarquía y orden.

    José Sánchez Robles
    Última edición por ALACRAN; Hace 1 semana a las 18:57
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  3. #3
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado YO, TESTIGO DE CARGO
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Mensajes
    2,268
    Post Thanks / Like

    Re: Bibliografía patriótica de postguerra

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    «Tercio de Lácar» (1975):


    Revista FUERZA NUEVA, nº 480, 20-Mar-1976

    EL TERCIO DE LÁCAR

    El pasado día 10 de Marzo se ha celebrado la festividad de los Mártires de la Tradición, instituida por Carlos VII en memoria de los que dieron su vida en defensa de los ideales de Dios, Patria, Fueros y Rey.

    Desde aquí, con este motivo, queremos dedicar un homenaje a la heroica Comunión Tradicionalista que, desde Navarra y desde España entera, sumó a la Cruzada nacional la aportación inestimable de los requetés y las boinas rojas que, en tan buena medida, contribuyeron al triunfo. Desgraciadamente, también la Comunión, de cuyo nombre muchos huyen para hablar de “partido carlista” (lo que es una antinomia), se ha visto afectada por el actual virus político que todo lo corroe…

    Frente a todo eso hemos venido a leer la obra del coronel de tropas de Aviación Carmelo Revilla titulada «Tercio de Lácar». Recomendamos de todo corazón el libro de este falangista burgalés, incorporado como alférez provisional al Tercio de Requetés de Lácar, unidad condecorada con dos medallas militares, aparte las individuales, encuadrada en la que llegó a ser 1ª División Navarra bajo el glorioso general García Valiño.

    Desde las Vascongadas a Cataluña, los requetés de Lácar asisten a todas las batallas: Teruel, campaña del Bajo Aragón, Maestrazgo, el Ebro, 403 muertos y 1.567 heridos jalonan la ruta heroica de los voluntarios de Sangüesa, Lumbier, Estella, Mendigorría y Larraga.

    Con ellos, los que fueron llamados “cuarenta de Artajona” y los del valle de Yerri, donde se asienta Lácar (lugar donde el 3 de febrero de 1875, en la segunda guerra, los carlistas, “que se oponían a que se prostituyera la vida nacional y se minara la ideología razón de ser de su existencia”, estuvieron a punto de apresar a Alfonso XII). Formado el Tercio, en Pamplona, el 19 de julio de 1936, actuó bajo jefes como Ortiz de Zárate y Beorlegui, siendo su primer comandante el de Caballería don Pablo Montoya, y más tarde, don Luciano García Sánchez, que moriría heroicamente en la sierra de Espadán.

    La obra entera, escrita con laconismo castrense, es un canto al auténtico carácter de nuestra Cruzada, digan lo que digan ahora los rojos, los meapilas y los traidores, sin que falten concesiones como “Hoy no canta Lácar” (era un día muy duro en la ermita de San Antonio, en el Maestrazgo; y Lácar “sólo cantaba al avanzar”.) Lo más sublime, sin duda, es la llegada a Ayegui del cadáver del sargento García Aráiz, muerto en Alcañiz, destrozado por una granada de piña. Quien esto escribe fue, efectivamente, testigo de este entierro en que su padre, que ya había dado dos hijos a la causa, destapó la cara de este tercero, exclamando: “Hijo mío, ¡Viva España!”

    Sólo una objeción: demasiados “gubernamentales”. ¿Por qué no rojos, coronel? Es lo que eran y siguen siendo. No hay más que verles con sus banderas y sus puños cerrados. Pero aún deben quedar requetés en Lácar.

    José Sánchez Robles


    Última edición por ALACRAN; Hace 2 días a las 18:39
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Poesia patriotica española.
    Por soldado_vikingo en el foro Literatura
    Respuestas: 6
    Último mensaje: Hace 1 semana, 20:07
  2. Revistas culturales de postguerra
    Por ALACRAN en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 25/05/2016, 14:10
  3. Comunidad Patriotica
    Por Litus en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 09/01/2007, 01:17
  4. Agenda PAtriótica
    Por rey_brigo en el foro Tablón de Anuncios
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 27/03/2006, 10:10
  5. Agenda Patriótica
    Por rey_brigo en el foro Tablón de Anuncios
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 03/11/2005, 01:27

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •