Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 14 de 14

Tema: Miles de gitanos rumanos amenazados de expulsión en Italia inician su éxodo a España

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,322
    Post Thanks / Like

    Miles de gitanos rumanos amenazados de expulsión en Italia inician su éxodo a España

    http://sevilla.abc.es/20071108/nacio...711080259.html

    Miles de gitanos rumanos amenazados de expulsión en Italia inician su éxodo a España




    ROMA/CASTELLÓN. E. VILLAREJO
    . V. BECERRIL SERVICIO ESPECIAL


    La alerta suscitada entre la población rumana, sobre todo de etnia gitana, afincada en Italia por la amenaza de expulsión de aquellos ciudadanos que puedan suponer una amenaza para la seguridad ciudadana podría tener una seria consecuencia para España: «Muchos de ellos ya preparan su éxodo a tierras españolas», según informan diversas asociaciones de rumanos en España, que advierten de las graves repercusiones que tendría la llegada de miles de estos ciudadanos de la UE al territorio español. «Algunos tienen antecedentes penales y proseguirían su actividad delictiva en España», explican.
    Millares de gitanos establecidos en Italia preparan su salida hacia España, según las asociones rumanas en nuestro país. Los lugares de destino serán sobre todo la Comunidad de Madrid y Castellón, donde se concentra la mayor parte de la numerosa comunidad rumana, de la cual en torno al 8 por ciento es de etnia gitana. Familiares y amigos en España servirán de «enlace» con el nuevo país para estas gentes, que en su mayoría vive en poblados de chabolas junto a las grandes ciudadades, verdaderos núcleos de vida precaria, pero también de delincuentes, según las autoridades de Roma.
    Las condiciones más permisivas de la legislación española -no se contempla una medida como la anunciada por el primer ministro italiano, Romano Prodi-, la proximidad geográfica, la afinidad del español con el idioma italiano y rumano y el hecho de que España ya es el segundo país de la Unión Europea receptor de inmigrantes procedentes de ese país -precisamente detrás de Italia- convierten a España en el destino preferido por los «rom», como se conoce en Italia a los rumanos de etnia gitana cuyos asentamientos a las afueras de las grandes capitales italianas recuerdan a la Cañada Real o los «bidonville» franceses. Un fenómeno europeo sin política común.
    «Evitar su llegada masiva»
    La presidenta de la Asociación de Inmigrantes de Europa del Este, Ángela Placsintar, hizo ayer un llamamiento al Gobierno español para que impida y refuerce los controles fronterizos para «evitar su llegada masiva». Precisamente de nacionalidad rumana, Placsintar preside esta asociación con sede en Castellón, una de las provincias donde se concentra mayor número de rumanos. «Vivimos sobre un polvorín. Aquí ya no cabemos más», advierte, al tiempo que rechaza todo tipo de inmigración ilegal que no «favorece ni a los españoles, ni a los inmigrantes ya establecidos. Inmigración sí, pero legal y coordinada», observa.
    Este suceso acontece precisamente después de que se hayan conocido hace unos días unos datos del empleo nada favorables para la población inmigrante en España, derivados de la ralentización de la construcción. Con 181.820 parados, el desempleo creció un 22,8% en el último año. El presidente de la Federación de Asociaciones Rumanas en España, Miguel Fonda, advierte de la «complejidad» de la situación y el peligro que se corre de estigmatizar a la población gitana, «que, como en todos los grupos, se compone de gente buena y mala». Fonda arremetió contra las autoridades italianas por crear el desconcierto entre este segmento de la población rumana en Italia: «Estos colectivos necesitan más servicios sociales y no decretos. ¿A qué delitos afectará?».
    El polémico proyecto de expulsión impulsado por el primer ministro italiano, Romano Prodi, ha provocado un terremoto diplomático entre Rumanía e Italia, además de dejar en evidencia un nuevo vacío comunitario en cuanto a legislación sobre inmigración. Además, en Italia se está viviendo un clima de xenofobia hacia los rumanos, mientras que en Rumanía pasa lo mismo con los italianos.
    Este clima enrarecido se debe a la decisión de Prodi de expulsar a todo ciudadano de la UE que represente un peligro para la seguridad en el país, muchos de los cuales podrían ser rumanos, dadas las últimas oleadas de violencia que han tenido como protagonistas a rumanos. Según datos del Instituto Italiano de Estadística, en el país viven 342.000 rumanos, cifra que se podría duplicar teniendo en consideración la multitud de campos de nómadas y de los cuales no siempre se lleva un registro. El propio Prodi reconoció ayer que no se sabe cuántos son los rumanos que se encuentran en Italia, ya que tras la inclusión de Rumanía en la UE, el flujo ha sido indiscriminado: «A todos en Europa nos ha pillado desprevenidos», señaló Prodi, que apostilló que «la violencia no tiene nacionalidad». «Junto a Rumanía, hemos escrito a Bruselas para que se haga más ante este problema, que no es sólo italiano».
    Primeras expatriaciones
    Ante esta situación, pero sobre todo tras el asesinato de una mujer -esposa de un militar- a manos de un rumano la semana pasada, Roma empezó a desalojar los primeros asentamientos «rom» y a expatriar al primer grupo de irregulares. El primer ministro de Rumanía, Calin Popescu Tariceanu, viajó ayer a Roma para entrevistarse con Prodi y aclarar la sensible situación. Italia defiende su decisión de expulsión, y a Bucarest le preocupa que ésta sea indiscriminada. Pero el temor mayor es que los intereses económicos que ambos países tienen el uno en el otro vengan dañados. Según la Cámara de Comercio de Milán, de las empresas extranjeras en Italia, el 42 por ciento tiene como propietario un rumano. Mientras que en Rumanía, el 16 por ciento de las empresas extranjeras son italianas.
    El presidente rumano expresó su deseo de una solución bilateral y prometió reforzar los controles y la presencia del Consulado y Embajada en Italia, y anunció que «no habrá tolerancia para los delincuentes. No puedo permitir la transgresión de la ley por parte de ciudadanos rumanos ni en su patria ni en el extranjero», dijo tras el encuentro con Prodi.
    Ambos Gobiernos son conscientes de que el problema es de índole europea y su irrosolución daría alas a las facciones más extremistas y xenófobas del espectro político. No es baladí recordar que en la «dócil» Suiza, un partido de extrema derecha ganó las últimas elecciones llevando por bandera la deportación de extranjeros con crímenes y de sus familias.

  2. #2
    Avatar de zurtz
    zurtz está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    05 jul, 07
    Ubicación
    Iberia
    Mensajes
    299
    Post Thanks / Like

    Re: Miles de gitanos rumanos amenazados de expulsión en Italia inician su éxodo a Esp

    La expulsión de rumanos en Italia ha sido recibida con críticas y preocupación en Bucarest, porque la iniciativa de Roma amenaza con desatar una ola de xenofobia contra el medio millón de rumanos que vive en ese país. Pero la sensación generalizada apunta también a que muchos rumanos justifican la expulsión de sus compatriotas, siempre que se trate de delincuentes, sobre todo si, como sucede en el caso del asesinato de una joven de Roma que ha desatado la actual crisis, el sospechoso pertenece al pueblo gitano.

    "Italia y los rumanos se enfrentan por los gitanos", titulaba ayer Romania Libera, uno de los periódicos de referencia de Bucarest para describir las tensiones entre ambos países. Los roms nunca han llegado a integrarse en Rumania, un país de 20 millones de ciudadanos, de los que 1,5 millones son de origen gitano. "Durante la dictadura de Ceausescu, era obligatoria la asistencia a la escuela y ni si quiera así se integraron", afirma un observador desde la capital rumana. Los rumanos no gitanos suelen decir que los gitanos no son rumanos.

    "Mucha gente aquí justifica lo que está haciendo Italia, porque se trata de delincuentes, pero también quieren que se respete a los rumanos que van a trabajar", añade. Uno de cada diez rumanos han abandonado el país desde la caída del comunismo en 1989 en busca de una vida mejor. La marcha de rumanos a otros países para trabajar se aceleró con la entrada del país en la UE, en Enero pasado. En total se calcula que hay al menos dos millones de rumanos trabajando en el extranjero, sobre todo en Italia y en España.

    Lo cierto es que los delitos de rumanos en Italia, gitanos y no gitanos, han aumentado en los últimos años y la sociedad rumana en general ha empezado a sentir un poco de vergüenza por ello. Los expulsados por Italia no han encontrado mucho apoyo en el Ministerio de Exteriores. Su titular, Adrian Cioroianu, dijo el viernes pasado en televisión: "Me pregunto si habría una forma de comprar un trozo de desierto en Egipto... para esa gente que nos avergüenza; tendrían que asignarles los trabajos más duros".

    Sus declaraciones fueron calificadas de "nazis" por grupos de defensa de la democracia, que pidieron su dimisión. Hasta el presidente, Traian Basescu, pidió que se marchara. "El ministro se ha disculpado; creo que fue un error lo que dijo", afirmó ayer el primer ministro, Calin Popescu Tariceanu, para justificar su decisión de mantener a Cioroianu en el cargo.

    Para intentar rebajar las tensiones, Tariceanu tiene previsto visitar hoy Roma para hablar con las autoridades italianas. En una entrevista con el Corriere della Sera dijo que algunas declaraciones de políticos "han echado más gasolina al fuego del racismo" contra los rumanos, "han creado una reacción también en Rumania, donde han insultado y amenazado a los italianos".

    "En Italia haré un llamamiento a los medios de comunicación para que rebajen el tono y algunos políticos tendrían que tener más cuidado con sus palabras", añadió, al referirse a los partidos de la oposición y de la extrema derecha. Mientras, las dos cámaras del Parlamento rumano decidieron ayer que una delegación de senadores y diputados viaje a Italia para discutir con sus colegas italianos la crisis. El líder de extrema derecha Corneliu Vadim Tudor, que también ha justificado las deportaciones, encabezará la delegación.

  3. #3
    Avatar de zurtz
    zurtz está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    05 jul, 07
    Ubicación
    Iberia
    Mensajes
    299
    Post Thanks / Like

    Re: Miles de gitanos rumanos amenazados de expulsión en Italia inician su éxodo a Esp




  4. #4
    Avatar de zurtz
    zurtz está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    05 jul, 07
    Ubicación
    Iberia
    Mensajes
    299
    Post Thanks / Like

    Re: Miles de gitanos rumanos amenazados de expulsión en Italia inician su éxodo a Esp

    Rumanos: una avalancha que no cesa


    Decenas de miles de rumanos están fluyendo en tropel a nuestro país en los últimos meses. A finales del 2006, había 211.000 residentes de esta nacionalidad en España. Ahora, según cifras oficiales, son 505.000. Si se juntasen todos, formarían la segunda ciudad más poblada de Rumanía tras Bucarest, la capital. Las asociaciones de rumanos afirman que, en realidad, la comunidad es todavía más amplia. “El Gobierno lo oculta para no despertar el pánico y para tapar el efecto llamada. En todas las localidades que conocemos, el número real de rumanos es mayor al que las autoridades reconocen. Multiplicado por todo el territorio, calculamos que nuestra comunidad supera ya el millón de personas”, ilustra Daniel Ionita, presidente de la Asociación Rumana de Castellón.

    Muchos de los que han inflado las estadísticas ya residían en España y salieron a la luz en Enero pasado, cuando Rumanía ingresó en la UE. Pero el grifo de entrada fluye sin cesar. Su caudal podría incrementarse en los próximos meses, ya que Italia -donde viven 241.000 rumanos, según la Comisión Europea; 342.200, según las autoridades italianas, y más de un millón, según se rumorea en Rumanía- empieza a convertirse en territorio vedado para los emigrantes de Europa del Este. El Gobierno de centroizquierda de Romano Prodi aprobó un decreto ley para poder expulsar a los ciudadanos comunitarios que la policía considere “sospechosos”. Una respuesta a la alarma social que provocó el asesinato de una mujer italiana por parte de un rumano con antecedentes. Y una argucia jurídica existente ya en España, desde 1999, en Alemania y en media UE.

    Algunas voces evocaron un posible éxodo hacia nuestro país de rumanos gitanos, etnia del asesino. El trasvase no ha existido. Desde que la norma entró en vigor, hace un mes, el número de expulsiones rubricadas por este procedimiento en Italia ha sido famélico: 177. Sin embargo, la amplia repercusión de la medida ha creado un “efecto barrera” en el inconsciente colectivo de los rumanos. Antítesis del “efecto llamada” que se atribuye a la permisividad en materia de inmigración. “No me extrañaría que la afluencia de emigrantes a España creciese en los próximos meses. La gente cree que en Italia hay una caza al rumano. Pero todos conocen a alguien que ha vuelto de España en un coche nuevo o ha encontrado trabajo”, analiza Valentina Pop, periodista en el diario Cotidianul de Bucarest. En Rumanía, país que ha experimentado la diáspora del 10% de su población en la última década, hacen mella palabras como las del propio presidente del país, Traian Basescu, esta semana, durante su visita a España: “Gracias a Dios que ustedes no se han convertido en Italia”.

    Basescu vino a España para pedir la anulación de la moratoria que impide la libre contratación de trabajadores rumanos y búlgaros en la mayoría de países comunitarios, entre ellos España, hasta 2009. Un impedimento que convierte a estos ciudadanos en europeos de segunda y que la mayoría de los inmigrantes ignora. Fue el mismo Traian Basescu quien avisó al presidente Rodríguez Zapatero de que la acumulación de miles de sus compatriotas sin derecho a trabajar puede convertirse en una “bomba de relojería” y en un trampolín de “tensión y violencia étnica”. El Gobierno español se ha limitado a constatar que “han llegado muchos más rumanos” de los que esperaba. En los mentideros diplomáticos se especula con una posible cancelación de la moratoria en 2008. Rumores que vuelan con inusitada rapidez hasta las provincias rurales de la Rumanía profunda, como Ialomita o Dâmbovita, que nutren el grueso de la hégira española.

    Un trabajador rumano percibe de media entre 200 y 300 euros mensuales. En el año 2013, el Gobierno rumano estima que el salario medio alcanzará los 520 euros. Empiezan a darse casos de inmigrantes que han conseguido juntar dinero y vuelven a su país como pequeños empresarios. Pero el efecto boomerang es todavía ínfimo. El avión empieza a convertirse en la liana favorita con la que saltar a España, aunque el grueso de la inmigración sigue llegando a través del autobús. A cambio de 70 euros y dos días de espalda dolorida, es posible plantarse en la Estación Sur de autobuses de Madrid, donde cada cinco metros se yergue un anuncio publicitando en rumano la última oferta para viajar al país de los Cárpatos. Hace tres años, un billete en los autobuses-patera que hacían el recorrido ilegalmente costaba 380 euros.

    En la última semana hubo al menos 33 autobuses que transportaron rumanos a Madrid. Unas mil personas, a entre 30 y 40 de mediapor vehículo, sin contar con los que se dirigen a Cataluña, Aragón, Levante o Castilla-La Mancha, regiones con mayor presencia de inmigrantes de esta comunidad. El efecto barrera italiano también se ha dejado notar en el tráfico rodado. En la oficina de Atlassib, una de las empresas rumanas que organiza viajes diarios, reconocen que muchos viajeros preguntan atemorizados si hay riesgo en atravesar el país transalpino. Esta firma tiene una conexión semanal Udine-Madrid que transporta rumanos entre España e Italia. Entre 10 y 15 por trayecto, esencialmente personas que visitan a familiares. En los autobuses sólo se habla del decreto italiano para la expulsión de inmigrantes.

    Son las 19.13 horas del miércoles. El autocar verde de SaizTours encalla en el andén 60, con cuatro horas y media de retraso. La mayoría sale desorientada y entumecida del vehículo. A algunos los esperan familiares y amigos. Otros se abalanzan a las cabinas para llamar a contactos que, supuestamente, pueden proporcionarles casa o trabajo. Pocos reparan en los carteles que les avisan, en su lengua natal, de que no hagan caso de quienes se acerquen a ofrecerles un empleo a su llegada.

    Cornel, Dorel y Civrar son tres rumanos de etnia gitana y andares circenses. No conocen a nadie y ni siquiera saben dónde dormirán. Llevan la ropa tan renegrida como la mirada. Han preferido España a Italia porque es un país “de tradición gitana”. Se plantan con sus tres bolsas en una esquina y se quedan mirando no se sabe qué. Nosesabequé llega sólo minutos más tarde, encarnado en otro rumano. Cornel le acompaña al piso de arriba y desaparece de escena. Instantes después, se oye gritar a una mujer en rumano: “¡Politia, politia!”. Ioana, de 50 años, que llegaba desde Bucarest junto a su marido para visitar a sus hijos, ambos con contrato de trabajo en España, ha visto cómo se llevaban su bolso en un descuido. Mientras presenta la denuncia, Andrei, su marido, relata encorajinado que el ladrón hizo el viaje con ellos desde Rumanía: “Eran cuatro gitanos de unos 22 años. Se pavoneaban de que venían a robar. Dijeron que actuaban en tiendas de chinos y estaciones. En una semana juntan entre 1.000 y 3.000 euros y luego vuelven. Las primeras víctimas hemos sido nosotros. Es esa escoria la que nos da mala fama. Tendrían que prohibirles la entrada a los gitanos”.

    A pesar de las agudas tensiones raciales entre rumanos de origen gitano y caucásico, la desdicha del errante no entiende de razas. Cornel reaparece, con su sombrero de lana desmochado y su bigote de domador en paro, y muestra ufano un papel donde se lee “Valde-peña”, en referencia a Valdepeñas (Ciudad Real). Acaba de ser estafado. Ha pagado 50 euros, buena parte de su bolsa de viaje y la de sus infelices compadres. Le han dicho que al llegar, a la salida del autobús, alguien les dará alojamiento y trabajo.

  5. #5
    alazet está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    13 jun, 07
    Mensajes
    239
    Post Thanks / Like

    Re: Miles de gitanos rumanos amenazados de expulsión en Italia inician su éxodo a Esp

    El problema es gravísimo y, como bien decís, todavía va a empeorar. Y lo más preocupante es que aunque el impresentable de zETApé y su partido-mafia perdiera las elecciones, todo seguiría igual. ¿O es que el PP va aplicar una política inmigratoria sensata o va a terminar con el genocidio del aborto? Ya gobernaron con mayoría absoluta e hicieron lo mismo que están haciendo estos: destruir la patria. Si el PSOE pierde las elecciones, que no lo veo tan claro, será por la economía. Lo único que nos importa es nuestro bolsillo, no los principios y valores. Así de triste.

  6. #6
    falc está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    26 abr, 05
    Ubicación
    Noroeste de la Vieja Piel de toro
    Mensajes
    68
    Post Thanks / Like

    Re: Miles de gitanos rumanos amenazados de expulsión en Italia inician su éxodo a Esp

    ¿Por qué los llaman rumanos cuando quieren decir "cíngaros"?

  7. #7
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: Miles de gitanos rumanos amenazados de expulsión en Italia inician su éxodo a Esp

    Cita Iniciado por falc Ver mensaje
    ¿Por qué los llaman rumanos cuando quieren decir "cíngaros"?
    Sí, es una cosa curiosa y sin embargo se están cometiendo esos errores, incluso por los propios rumanos.

    Por circunstancias ahora tengo bastante trato con unas chicas rumanas bien informadas a las que he preguntado por esta cuestión. Parece ser que en toda Italia ha estallado en una ola antirumana no por el hecho en si sino por toda la tensión acumulada, como no podía ser menos, de provocar que una inmigración masiva absurda haya creado una sociedad multiétnica y multirracista. Me han contado una anécdota de una compañera suya (rumana, no gitana) que estando viviendo en Italia con una familia de allí, el día después del incidente fue expulsada de la casa (no querían vivir con una criminal, decían) y ningún otro sitio quiso admitirla, teniendo que volver a su país. Esta actitud patética parece que es generalizada.
    Los rumanos han reaccionado de forma bastante estúpida proveyendo de abogados a los gitanos que provocaron todo y saliendo en su defensa, además de llamar boicot a los productos italianos. No hacen incapié en ningún momento ni de la diferencia entre ellos y los gitanos y desde luego nada sobre el fenómeno migratorio ridículo que están sufriendo.

    El asunto pasará, pero quedarán rencores que se sumarán a otros en el futuro. Algo falla en la utopía del libre mercado, no nos hace tan felices como nos prometieron...
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  8. #8
    Avatar de Val
    Val
    Val está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 ago, 06
    Mensajes
    948
    Post Thanks / Like

    Re: Miles de gitanos rumanos amenazados de expulsión en Italia inician su éxodo a Esp

    Los rumanos han reaccionado de forma bastante estúpida proveyendo de abogados a los gitanos que provocaron todo y saliendo en su defensa, además de llamar boicot a los productos italianos. No hacen incapié en ningún momento ni de la diferencia entre ellos y los gitanos y desde luego nada sobre el fenómeno migratorio ridículo que están sufriendo.


    Pues me llama la atención esto pues me acuerdo que hace unos años, diez o así, cuando en Madrid empezaron los primeros “incidentes” con los rumanos gitanos el embajador de Rumania salio en la televisión diciendo que esa gentuza, palabra textual, eran lo peor de su país y que España tendría que expulsarlos, diferenciando de alguna forma a los rumanos payos de los gitanos. Esta visto que en Italia han cambiado la estrategia.

  9. #9
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: Miles de gitanos rumanos amenazados de expulsión en Italia inician su éxodo a Esp

    Ese sería de la época de Caesescu, que les dió muchísima caña a los gitanos e intentó integrarlos aunque fuese a palos en el sistema (como obligándoles a ir a la escuela). Ni por esas se consiguió nada.
    De todas formas los rumanos desde su entrada en la UE ha sufrido una fiebre "modernizante" (por lo visto ahora allí se ve la bandera de la UE hasta en la sopa) y eso debe incluir tolerancia y multiculturismo a raudales y con embudo si hace falta. Encerrado entre la actitud de su gobierno, la repulsión hacia los gitanos y el "racismo" necio que se hace contra ellos, el rumano medio debe tener un lío curioso.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  10. #10
    Avatar de zurtz
    zurtz está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    05 jul, 07
    Ubicación
    Iberia
    Mensajes
    299
    Post Thanks / Like

    Re: Miles de gitanos rumanos amenazados de expulsión en Italia inician su éxodo a Esp

    Los alcaldes del Norte de Italia han comenzado una batalla para limitar la presencia de inmigrantes dictando una serie de ordenanzas, como la obligación de tener una renta mínima para poder ser residente.

    Durante estas últimas semanas han proliferado en el Norte del país transalpino, feudo de partidos como la federalista Liga Norte o la populista Forza Italia, iniciativas de varios ayuntamientos para “frenar” la presencia de inmigrantes. El primero en endurecer las normas contra los extranjeros fue Massimo Bitonci, alcalde de Cittadella, en la norteña región del Véneto, quien impuso que tienen que ganar más de 420 euros al mes y contar con una casa en buen estado si quieren residir en la localidad.

    “No queremos que en nuestro territorio vivan extranjeros que no se sabe de qué viven o qué hacen, por lo que es necesario que tengan una renta mínima”, explicaba Bitonci al canal de televisión SKY. El alcalde exige así a los inmigrantes que quieran residir en Cittadella una renta mínima de 5.000 euros al año, demostrar que se vive en una casa con las normales autorizaciones ediles y sanitarias y no tener antecedentes penales.

    Más de 40 municipios del Véneto ya se han mostrado dispuestos a adoptar la ordenanza de Cittadella. A la iniciativa de este municipio se ha unido estos días el ayuntamiento de Caravaggio, en la provincia de Bérgamo, de la región de Lombardía, que ha dispuesto que los extranjeros que no pertenezcan a la Unión Europea no pueden casarse con italianos sin tener el permiso de residencia.

    El vendaval contra la inmigración que recorre el Norte del país ha llegado también al pequeño pueblo de Montegrotto Terme, en la provincia de Padua, cuyo alcalde ha hecho escribir en los paneles de información municipales: “Ciudadanos emigrad. Viviereis mejor como emigrantes que en vuestro propio país”. El alcalde Luca Claudio, miembro de la neofascista Alianza Nacional, explica que con este mensaje ha querido protestar porque “en Italia se dan más derechos a los inmigrantes irregulares y se vive mejor como inmigrante que como ciudadano”. Algunos como la alcaldesa de Romano d’Ezzelino, Rossella Olivo, han decidido incluso no conceder becas a los estudiantes que no sean ciudadanos de la Unión Europea.

    Esta oleada de ordenanzas anti-inmigración ha sido también objeto de debates televisivos y sondeos en Italia. En una encuesta hecha a través de la pagina web del diario Corriere della Sera, casi el 90% de los italianos consideran positivo que se prohíba el matrimonio a quien no tenga permiso de residencia, y en el sondeo del canal SKY TG24, también un 80% se mostró a favor de la iniciativa.

  11. #11
    Avatar de Miquelet Chaira
    Miquelet Chaira está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    29 sep, 06
    Mensajes
    688
    Post Thanks / Like

    Re: Miles de gitanos rumanos amenazados de expulsión en Italia inician su éxodo a Esp

    La Policía achaca al éxodo de rumanos de Italia el repunte de los asaltos en Centro




    CARLOS HIDALGO. MADRID



    «Éstas están siendo las peores Navidades de la historia». Así de categóricas son las declaraciones de funcionarios de la Policía Nacional que trabajan en el centro de la capital. Dicen que el repunte de la delincuencia en el distrito, ya de por sí una constante en estas fechas prenavideñas, está siendo aún mayor este diciembre. Cada vez hay más bandas de ladrones y, lo que es peor, muchas de ellas son de menores, especialmente rumanos.

    En el centro, la Policía tiene controladas de diez a quince bandas de menores rumanos. Buena parte de los robos que se cometen en esa zona de la capital se deben a ellos. Muchos no llegan, ni siquiera, a adolescentes. Son niños, procedentes de los poblados de Peñagrande (Fuencarral-El Pardo) y la Cañada Real (Villa de Vallecas), así como de la zona más degradada de Valdemingómez. Y, en Navidad, con las bullas, las compras, el tránsito de turistas y el trajín diario, redoblan sus «fuerzas».

    Leyes débiles
    Pero las fuentes consultadas tienen muy clara otra razón, no menos importante: el endurecimiento de las leyes contra la inmigración rumana en Italia. «Y la debilidad de las españolas», añaden. Consideran que se está produciendo un éxodo de delincuentes rumanos a nuestro país y que eso se está notando en el día a día, desde hace no mucho. «Hay niños de estas bandas que no habíamos visto nunca». Han variado sus horarios y casi multiplicado por dos, para poder ser más efectivos.

    Tan sólo los robos en cajeros automáticos han crecido un 1.000 por cien. Los suelen cometer estos menores, que han sido instruidos para ellos por sus propios padres. La técnica es sencilla, pero efectiva: los niños van un grupo de tres o cuatro. Se acercan a alguien que esté sacando dinero del cajero.

    Cuando el usuario ha introducido su número secreto y ha oprimido la opción sacar dinero, uno de los menores se acerca y le distrae, bien propinándole un puntapié, haciendo amago de que le roba el bolso o mareándole con la venta de un periódico. Es en ese momento cuando otro menor teclea la cantidad que debe expedir el cajero. Lo que suelen hacer es pedir 300 euros, que es uno de los topes que han marcado algunos bancos, a raíz de los numerosos robos que se están produciendo. Cuando la víctima se percata, los menores ya están huyendo con el dinero.

    «Hay un niño de unos 11 años que suma 19 robos», comentan en la Policía, y recuerdan uno de los últimos casos, de hace apenas unos días, cuando atraparon a un niño de 8 años con dos teléfonos móviles escondidos en los calzoncillos.

    Con semejante panorama, la comisaría de Centro, la de mayor carga de trabajo de Europa y la segunda del mundo, espera batir su propio récord de detenciones al finalizar este año, con un total de 7.000. El 93% son extranjeros.

    Pero los mayores de edad procedentes de Rumanía tampoco le van a la zaga. Tienen residencia legal en España desde el pasado 1 de enero, pero no por ello libertad para trabajar como cualquier otro comunitario, hasta que no se elimine la moratoria que pesa sobre ellos. Y eso provoca situaciones de exclusión social, que deriva en muchos casos en delincuencia
    Los grupos de delincuentes adultos van en grupos más reducidos y se dedican, sobre todo, a robar en perfumerías y tiendas de moda del centro. Buena parte de las colonias y fragancias las mandan por correo a su país, donde triplican el valor. El «modus operandi» es antiguo: forrar con papel de aluminio el interior de bolsos y meter ahí los productos robados, burlando los detectores de seguridad de los comercios. El destino de la ropa robada es variado. Parte de las prendas se las quedan los propios ladrones. Los productos electrónicos sustraídos, como ordenadores y cámaras, se los venden a camellos árabes y algunos locutorios de Lavapiés, y así sacan dinero para pagar el alquiler. Pero quizá lo más curioso es que la ropa de marca que roban por las mañanas se las venden a prostitutas que ejercen en locales de alterne del centro, puesto que estas mujeres necesitan ir lo mejor vestidas posible para trabajar.

    Todo esto arroja el siguiente dato: en noviembre y diciembre, los robos están creciendo en torno a un 150%, hasta alcanzar la media de 150 delitos de este tipo al día. Y eso son sólo los que se denuncian.


    http://www.abc.es/20071213/madrid-ma...712130257.html

  12. #12
    alazet está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    13 jun, 07
    Mensajes
    239
    Post Thanks / Like

    Re: Miles de gitanos rumanos amenazados de expulsión en Italia inician su éxodo a Esp

    Y tánto que está aumentando la delincuencia. Este sábado pasado hablé con un amigo que vive en Teruel. Hasta no hace mucho, la ciudad, no digamos la provincia, era un sitio tranquilo y seguro. Ya no. Los robos en viviendas, acompañados de una violencia salvaje (no dudan en golpear bestialmente incluso a ancianos), son la triste realidad tanto en la capital como en muchos pueblos de la provincia (que además no cuentan con un un cuartel de la Guardia Civil en muchos quilómetros a la redonda). La respuesta del delegado del gobierno es que "no hay que ser alarmistas".
    Un amigo de Zaragoza (nos habíamos reunido allí) comentó el aumento de atracos en establecimientos tanto del centro como de los barrios. Su propia hermana, que es dependienta, vio como un individuo le ponía un cuchillo en el cuello para robarle lo que había en la caja registradora. Menos mal que no le hizo nada (si es que el susto no es nada). La policía le aseguró después que no daban abasto (palabras textuales) y que una tienda con una mujer sola es blanco fácil (de nuevo palabras textuales). Ni la prensa ni las radios ni las televisiones informan de la mayoría de estos robos. Seguramente por eso de "no ser alarmistas".

  13. #13
    falc está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    26 abr, 05
    Ubicación
    Noroeste de la Vieja Piel de toro
    Mensajes
    68
    Post Thanks / Like

    Re: Miles de gitanos rumanos amenazados de expulsión en Italia inician su éxodo a Esp

    Sí que hay medios donde se habla de esa delincuencia, aunque el poder lo quiera ocultar con sus mentiras.
    http://sosinvasion.wordpress.com

  14. #14
    Avatar de zurtz
    zurtz está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    05 jul, 07
    Ubicación
    Iberia
    Mensajes
    299
    Post Thanks / Like

    Re: Miles de gitanos rumanos amenazados de expulsión en Italia inician su éxodo a Esp

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    El número de residentes de esta nacionalidad ha subido un 600% en 2007 en Badajoz y en Sevilla.

    Es un nuevo efecto social. Nunca, hasta ahora, habían acampado en Extremadura por Navidad. Y menos aún en campamentos ilegales ya desalojados. Siempre, con el invierno, sin trabajo agrícola, recogían sus bártulos y marchaban a su Rumanía natal. Sin embargo, ahora, "de aquí, ya no hay quien nos eche". Lo dice Gogo, un rumano de 53 años. Por un momento, su sonrisa infantil, de cara bonachona, se torna satírica. "Dilo si quieres en el reportaje, que ni con máquinas", extiende su índice amenazante. "Hasta ahora, nos han tratado como a animales. Y somos seres humanos", sentencia a la vez que añade una leve sonrisa.

    Gogo, su mujer y sus dos hijas, de cuatro y siete años, han vuelto al campamento ilegal de Santa Marta de los Barros (Badajoz). El mismo que abandonaron hace un mes por sí mismos. Era la opción buena. La otra era hacerlo en compañía de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, según les comunicó un equipo de la Consejería de Igualdad. Entonces, los terrenos quedaron vacíos en tres días. Cuatro semanas después, es decir, ahora, los 5.000 metros cuadrados de viñedo y olivar vuelven a acoger un centenar de chabolas levantadas con el regreso de los 1.000 rumanos.
    Con ellos, en este último mes de 2007, en Extremadura hay 6.000 ciudadanos rumanos. Son casi un 600% más que el pasado año, si se comparan con los 1.146 contabilizados por el Observatorio Permanente de la Inmigración en 2006.

    Se trata del mayor incremento de población rumana en España –también de la historia de Extremadura– , junto a Sevilla. En la provincia andaluza, los 1.300 gitanos rumanos de 2006 son ahora 9.000. En ambos casos, las cifras, en sólo un año, se han multiplicado por seis.

    La vida en el asentamiento ilegal de Santa Marta de los Barros, de nuevo levantado y con el que desafían a la Administración extremeña, se desarrolla en condiciones infrahumanas. Trozos de madera, planchas de metal y retales encontrados por doquier conforman las paredes de sus inestables y frías viviendas. "Las hemos vuelto a hacer. Pero con mejores instalaciones", dice el joven Ariol, quien a sus 15 años se siente orgulloso de la instalación eléctrica que ha creado con unos cables pelados conectados a la batería de un coche traído del desguace.

    Mientras arranca el destartalado vehículo para dar fe de su buen trabajo, en la casa contigua, Matie cocina para su marido, cuatro hijos y una cuñada. Hoy, la olla rebosa un caldo cristalino que deja en evidencia la vianda que le dará sabor: una única cabeza de gallina. Para ellos, es una forma de "abrir el apetito, porque por Navidad nos han dicho que tendremos conejo para comer", grita entre risas la cocinera para ser escuchada por todos. A ella le siguen a carcajada limpia sus cuatro pequeños. Matie alardea de ser rumana y estar al día en la actualidad política de España. "Es mi nuevo país", justifica. En torno a ella, sus hijos permanecen inmóviles, atentos a las palabras de la madre, que durante el día está pegada a la radio, pues no sabe leer.

    La escena se resuelve en una casa de 16 metros cuadrados. Al fondo, dos colchones de tamaño individual que duplican su grosor por las cuatro sábanas y cinco mantas que los cubren. De seguido, un sofá cama, ataviado con maderas para disimular su cojera. Y en el único hueco que queda libre, un hornillo de butano. Es todo, donde conviven y duermen siete personas y un perro callejero.

    Por estas fechas, se ha acabado el trabajo en el campo. Después de un verano de vendimias y un otoño recogiendo aceituna, el 80% de estos rumanos reconoce que ya no ingresa un solo céntimo. "Ahora vivimos gracias a las limosnas y las chapuzas que necesita algún vecino", apunta un adolescente.

    A un par de kilómetros de este campamento se avista el pueblo de Santa Marta de los Barros. En su interior, en patios y cocheras, se refugia el resto de los retornados. La Policía Municipal calcula que son otros 1.000, "aunque es difícil saber la cifra exacta porque de las cocheras no salen". Y también porque los vecinos no les delatan. "Es el espíritu navideño", bromea el agente. Como a guasa se toma también Gogo su situación. El rumano que nos ha hecho de guía en su campamento ilegal, a la hora de despedirnos, nos dice con gracia: "Oye, ¿no hay propina? Que ustedes dejan mucha en los bares".

    Con este rápido crecimiento, la población inmigrante rumana se sitúa como la segunda de Extremadura. Sólo es superada por la marroquí, con 12.000 personas. Detrás, se sitúa la portuguesa, con unos 5.000 ciudadanos. El flujo de gitanos rumanos responde al ingreso de su país en la UE en Enero de este año. Desde entonces, 300.000 ciudadanos procedentes del nuevo Estado europeo se han instalado en España. Sin embargo, ninguno puede trabajar, de no conseguir un permiso de trabajo similar al de los extracomunitarios, siguiendo la moratoria que estableció el Gobierno español. En la actualidad, España acoge a más de medio millón de inmigrantes rumanos.

    Hace más o menos un mes, la Administración central, la regional extremeña y varias locales se reunieron para abordar el problema de la contratación de mano de obra ilegal en Extremadura. En la reunión, los agricultores acordaron comprometerse a no hacerlo y colaborar para habilitar alojamientos a los trabajadores agrícolas rumanos. Pero eso, para el verano del año que viene.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Hernán Cortés; Conquistador de la Nueva España
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 201
    Último mensaje: 04/04/2019, 20:27
  2. En busca de la verdad: el verdadero origen de Cristobal Colón
    Por Lo ferrer en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 26
    Último mensaje: 29/03/2014, 01:17
  3. La política y el orden de la convivencia, de Rubén Calderón Bouchet
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 16/07/2007, 19:48
  4. La Hélade en la Piel de Toro
    Por Ordóñez en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 16/09/2005, 17:16
  5. Respuestas: 0
    Último mensaje: 28/04/2005, 19:28

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •