Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 5 de 5
Honores3Víctor
  • 2 Mensaje de ALACRAN
  • 1 Mensaje de Mexispano

Tema: Caída de la natalidad - Neocatarismo

  1. #1
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    2,931
    Post Thanks / Like

    Caída de la natalidad - Neocatarismo

    Extraigo del blog de Pío Moa un comentario muy interesante sobre la caída de la natalidad que sufre Occidente, con la esperanza de suscitar un debate provechoso. Aprovecho para pediros información sobre el autor que se cita: Francisco J. Contreras. ¿A qué ensayo se refiere Moa? Igualmente me interesa todo lo relacionado con este asunto, que considero crucial y no suficientemente tratado.
    ------------

    El catedrático de Filosofía del Derecho Francisco J. Contreras ha escrito un importante ensayo sobre los problemas de una Europa envejecida debido a la caída de la natalidad. Fenómenos concomitantes a tal decadencia son la promoción de la soltería, la homosexualidad y el aborto, y de todo aquello que contribuya a minar la familia. El estudio es susceptible de mucho comentario, pero mencionaré ahora un libro citado por el autor y que quiere teorizar estas tendencias llevándolas a su extremo. Dice el señor Contreras:“Con el declive creciente de la religión (en Europa, que no en el resto del mundo) y el descrédito de sus sucedáneos seculares (en los dos primeros tercios del siglo XX todavía muchos europeos creían que era preciso tener hijos “por la patria” o “por el socialismo”: ahora ya no), probablemente la filosofía implícita del hombre de nuestra época viene a ser: “he sido arrojado por azar a una existencia en la que me descubro atrapado, y que carece de todo sentido o finalidad; ya que estoy aquí, intentaré minimizar el sufrimiento durante los años que me toquen, llevarme bien con los demás, etc. … pero nada de sacrificarme por grandes empresas a largo plazo, ni de esfuerzos cuyo fruto no me vaya a dar tiempo a cosechar”. Alguien que interpreta así la vida no sentirá ninguna urgencia por multiplicarla. ¿Seguro que hacemos un favor a nuestros hijos trayéndolos al ser? El filósofo David Benatar se ha atrevido a explicitar lo que muchos europeos piensan ya secretamente, en un libro cuyo título es Mejor no haber sido nunca: El daño de la existencia. Básicamente, está de acuerdo con Schopenhauer y Cioran en que la vida humana es sobre todo frustración: deseo insatisfecho, carencia, tensión constante hacia objetivos que, una vez alcanzados, decepcionan (la “melancolía del cumplimiento” de que habló Hegel); el saldo emocional de la vida es claramente deficitario: existe una asimetría placer-dolor; los contados momentos de plenitud no compensan los innumerables de frustración, temor, decepción, tedio, vacío … “Si contempláramos nuestra vida objetivamente –comenta Peter Singer en su reseña sobre Better Never to Have Been- veríamos que no es algo que debamos infligir a otros”. Singer tiene la valentía de llevar la argumentación hasta el último paso: “Entonces, ¿por qué no nos convertimos voluntariamente en la última generación sobre la Tierra? Si nos pusiéramos de acuerdo todos para esterilizarnos, no serían precisos sacrificios. ¡Podríamos estar de fiesta hasta la extinción!”. No estaríamos violando los derechos de nadie, pues “las generaciones venideras” aún no existen. En todo caso, estaríamos haciéndoles un favor".

    La crisis demográfica europea, por tanto, es probablemente la expresión de un cansancio civilizacional y de un nihilismo larvado: para desear transmitir la vida, es preciso creer que ésta tiene un significado.

    Hay que decir que la fiesta de Singer no duraría mucho. Requeriría una alta cantidad de producción y el trabajo consiguiente, y terminaría inevitablemente en suicidio masivo cuando no hubiera jóvenes que atendieran a los juerguistas vejestorios. Pero la cuestión principal es la aversión a la vida, subyacente siempre en el ser humano y que, curiosamente, no suele volverse multitudinaria en situaciones de dureza y pobreza, sino en las de abundancia, como las actuales o las de la decadencia helenística y romana, cuando las capas algo acomodadas renunciaban a la descendencia. Pero la tendencia existe siempre: si la vida se reduce a un valle de lágrimas, ¿qué interés puede haber en traer nueva gente a él? Expresiones parecidas la hemos oído todos de algunas personas, sin mayores consecuencias. Lo característico de hoy es que la tendencia se ha vuelto mucho más extensa y teorizada.

    Tal teorización es también antigua, encontramos algo parecido en el Eclesiastés, en cuanto a descripción pesimista de la vida, aunque sin extraer de ella consecuencias de suicidio social. En ocasiones esas corrientes han adquirido notable fuerza , por ejemplo en la herejía cátara o albigense. “Credo de misterios e iniciaciones de tipo gnóstico rechazado por la Iglesia desde muy pronto, tenía algo de doctrina del suicidio social. Oponía radicalmente el espíritu a la materia, esta producto de Satán, con quien identificaban al Dios bíblico por haber creado el mundo. Condenaban, por material, el cuerpo, la encarnación de Jesús o la resurrección de la carne, tachaban de satánica la procreación, propugnaban el aborto y condenaban el matrimonio, practicano una mezcla de ascetismo y libertinaje. Recordaban algo al priscilianismo (en Nueva historia de España). El odio al cuerpo no excluía prácticas orgiásticas, resueltas en algunas de sus consecuencias con el aborto. Los cátaros eran protegidos por muchos nobles en el sureste de Francia y tras poco fructuosos intentos de la Iglesia por convertirlos, fueron finalmente derrotados en una cruzada. Un precedente de gran interés, creo.

    FUENTE:
    Neocatarismo / Persecucin del Valle de los Cados/ Locos por la democracia? - Presente y pasado - Po Moa
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  2. #2
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado NOSTÁLGICO POR LA G. DE DIOS
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Mensajes
    1,483
    Post Thanks / Like

    Re: Caída de la natalidad - Neocatarismo

    En una sociedad sana nunca puede haber lo que se llama desde los años sesenta "educación sexual" (que en definitiva no es sino es preparación para el vicio y la perversión). En una sociedad sana los hijos vienen o se tienen, nunca "se planifican".
    La perversión occidental que ha venido sustituyendo la Religión cristiana por los medios de comunicación (y manipulación) masivas, a medio plazo se vuelve contra ella misma y transforma la sociedad occidental en viciosa, estéril y destinada a desaparecer del Globo en pocas décadas: eso sí, orgullosísisma de su podredumbre moral.
    Por eso el Mundo solo podrá continuar en pie gracias a aquella sociedades sexualmente sanas (lo que los degenerados occidentales llamarían "reprimidas sexualmente"), porque la ecuación del hombre con el Primer mandamiento del Decálogo nunca ha sido posible sin el cumplimiento del Sexto Mandamiento. Sexto mandamiento destruido de raiz en Occidente por la "educación sexual" desde los años 60, con el consentimiento, culpable, de los clérigos.
    Kontrapoder y Hyeronimus dieron el Víctor.

  3. #3
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,492
    Post Thanks / Like

    Re: Caída de la natalidad - Neocatarismo

    Hace tiempo, paseando con unos amigos por el parque, entre la mezcla variopinta de personas que uno puede ver en las grandes urbes, pasó junto a nosotros una pareja que platicando muy contenta, llevaba una carriola; vamos, una cosa muy común a no ser porque del carro se asomaron dos perros que llevaban gorros de bebé.

    Hay personas a las que esa clase de cosas les despierta una graciosa curiosidad (o peor aún, lo consideran lindo). Justamente varios de esos individuos se acercaron a la pareja y entre preguntas y palabras halagüeñas a los animales (que seguramente no tenían ni idea de lo que estaba pasando) la señora se refería a constantemente los perros como “sus hijos”. Uno de mis cuates y yo nos mirábamos con cara de…



    Por esta noticia me entero que en EUA está aumentando esta situación que de por sí es bastante anómala.


    Bebé o perrito, ¿es esa la cuestión?: Baja la natalidad y aumentan las mascotas en EE.UU.

    Publicado: 12 abr 2014 | 13:50 GMT Última actualización: 12 abr 2014 | 13:50 GMT




    © REUTERS Eric Thayer



    Según datos demográficos, mientras los estadounidenses tienen cada vez menos niños, con cada año que pasa adquieren más y más perros de pequeño tamaño. ¿Se trata de una mera coincidencia?

    Las tendencias de los últimos años muestran que las tasas de natalidad en EE.UU. se reducen de forma constante, según la edición en línea 'Quartz'. Este fenómeno afecta en particular a las mujeres menores de 29 años, cuyos niveles de maternidad se han visto reducidos considerablemente a partir del año 2007. Pese a que las mujeres mayores de 29 años ahora suelen dar a luz un poco más que antes, en general la caída de la natalidad ha sido de un 10% (o de 400.000 nacimientos) en 6 años.



    © cdc.gov / RT




    Y mientras la natalidad se reduce, crece cada año la cantidad de perros de pequeño tamaño, de menos de 9 kilos. Desde 1999 los estadounidenses vienen comprando cada año más de estos animalitos, de tal forma que su número casi se ha doblado desde entonces en los hogares estadounidenses, según la información de consultora Euromonitor, citada por 'Quartz' . En general, los ciudadanos de EE.UU. poseen más de 30 millones de perros.



    © Quartz / Euromonitor / RT


    ¿Es una coincidencia que las mujeres estadounidenses tengan cada vez menos hijos mientras se compran más perros pequeños? Damian Shore, experto de 'Euromonitor', citado por 'Quartz', señala una relación entre ambas tendencias. "Definitivamente aquí se está produciendo cierto fenómeno de reemplazo", dice. De hecho, las mujeres que evitan tener hijos y aquella que tienen perros pequeños son de la misma edad, de alrededor de 30 años de edad.

    También ocurre que los estadounidenses no solo compran más perros, sino que cada vez los tratan mejor e invierten más dinero en ellos. No en vano, cada año más propietarios de perros compran comida canina de clase Premium, según la información de Euromonitor citada por 'Quartz'. Mientras que las ventas de la comida de precio bajo o medio casi no ha crecido o ha crecido muy poco desdel 1999, las ventas de comida cara se triplicaron y ocupan ya el 57% del mercado. Eso sin contar con el creciente número de servicios exclusivamente para mascotas.



    © Quartz / Euromonitor / RT


    Pero junto con el supuesto fenómeno de 'reemplazo', también hay otros factores que condicionan el aumento del número de perros pequeños, escribe 'Quartz', como la creciente urbanización, ya que en los apartamentos pequeños de las grandes ciudades es más fácil y cómodo mantener perros chicos que grandes.



    Fuente:

    Bebé o perrito, ¿es esa la cuestión?: Baja la natalidad y aumentan las mascotas en EE.UU.

  4. #4
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,492
    Post Thanks / Like

    Re: Caída de la natalidad - Neocatarismo

    EL SISTEMA ECONOMICO Y EL ANTINATALISMO







    Recientemente causaron revuelo las declaraciones de Rosario Robles, Secretaria de Desarrollo Social en el Gabinete del Presidente Enrique Peña Nieto respecto a que el programa "Oportunidades" uno de esos programas populistas del gobierno mexicano en que éste generosamente regala dinero a los pobres --para que lo sigan siendo-- y que fuera creación de la administración del panista Vicente Fox, no dará sus apoyos a las familias numerosas, esto es, que tengan más de tres hijos.


    Por un lado, como lo apunta Don Rafael Cardona, parece que las declaraciones de la funcionaria fueron un tanto sacadas de contexto: el programa, nacido bajo el gobierno de Fox, está diseñado para dar apoyos únicamente a familias de hasta 3 hijos, y ella al parecer quiso decir a su audiencia, en un evento público, que el que tuvieran más hijos no significaba que esto les aumentaría los apoyos, sino que el programa contemplaba un límite-- finalmente, las arcas públicas no son pentadimensionales como el bolsillo de Doraemon o el T.A.R.D.I.S. del Dr. Who, sino que tienen límites, aunque a nuestros políticos esto frecuentemente se les olvide, y no se trata como aquellas medidas que emplean ahora con desesperación países como Alemania o los Escandinavos ante la bajísima tasa de natalidad de la población nativa para estimular que tengan hijos, cosa que no logran fomentar, salvo en los inmigrantes musulmanes y subsaharianos, que se reproducen a tasas más altas que los europeos originales y aprovechan los estímulos económicos que dan los gobiernos sin que puedan limitarlos a ellos para no quedar como racistas o etnocentristas, lo que a la larga provocará la desaparición de Europa como la conocemos y entendemos, como realidad cultural.


    Estas declaraciones de la Sra. Robles, sin duda, fueron aprovechadas por sus enemigos políticos, en especial sus otrora correligionarios de la Izquierda, quienes no le perdonan su defección y el haberse unido al proyecto del PRI, y ahora ellos, siempre tan pro-aborto, tan feministas o feminazis, ahora no tienen empacho alguno de salir en defensa de las familias numerosas y de las madres abnegadas y pedir la cabeza de su antigua compañera... ¡ridículos!


    Pero también es cierto que Rosario Robles Berlanga ha sido una de las impulsoras del feminismo radical, lo que pasa por una postura contraria a la natalidad y a favor de anticonceptivos, abortos y demás, como también lo es que México ha sido objeto de presiones internacionales, principalmente de la ONU y del FMI para adoptar una política de control natal desde los años 70 bajo el Gobierno de Luis Echeverría, y todo esto tiene una razón digamos mucho más prosaica, pero no por ello menos perversa que conspiraciones judeo-masónico-satánicas como muchos cándidos y extremistas piensan: todo, en definitiva, es a causa de la Economía. En estos días, por ejemplo, se anunció la próxima legalización del aborto en el estado de Guerrero, uno de los más afectados por la violencia y la pobreza de todo el país.


    Primero: la Revolución Industrial y el sistema económico liberal provocaron un aumento sostenido del nivel de vida y de la esperanza de longevidad desde el siglo XVIII hasta nuestros días, los descubrimientos de las vacunas, principalmente contra la viruela o la polio, redujeron enormemente la morbilidad infantil, así, en la Edad Media la esperanza de vida era de 42 años, hoy, en promedio, en nuestro mundo occidental, la longevidad máxima en promedio es de 75 años y hasta 80 en muchos casos, no en balde, incluso nuestra forma de vida se ha vuelto juvenil: hoy se es joven hasta los 50 años, y la gente tiene mucho menos desgaste físico que la gente de hace cien años o más, lo que permite también prolongar su vida. Así, la verdadera causa de la "explosión demográfica" no la ha ocasionado la enorme cantidad de nacimientos, sino la reducción de las muertes prematuras: en el siglo XVII, un matrimonio, incluso de la realeza, podía tener hasta diez hijos, de los cuales sólo llegarían a la edad adulta tres, hoy en día, si se tuviera una familia igual de numerosa, se puede tener una certeza del 90% o más que, salvo por algún accidente, los diez niños serán adultos y tendrán a su vez, hijos.


    La economía, basada en el consumo, implica que se necesita una cantidad inmensa de satisfactores para una población enorme que se encuentra ajena a un control natural de su número que antes se daba por las enfermedades: en cierta forma, esto implicaba que el ser humano estaba dentro del círculo de la naturaleza y dentro de cadenas alimenticias, por así decirlo, en que el ser humano era depredado por parásitos, bacterias, protozoarios y virus; quizá el único lugar donde esto se mantenga así hoy en día sea en Africa y zonas marginadas de Hispanoamérica y Brasil. Ante esta enorme necesidad de satisfactores: no solo alimentos, sino incluso de nuestras necesidades creadas recientemente: máquinas, computadoras, automóviles, smartphones, las cantidades de recursos que tenemos que explotar de la Tierra son mucho más inmensas, al no alcanzar la producción de satisfactores para el enorme número de consumidores se produce la desigualdad y un sector que puede gozar de un mayor número de bienes que otro, cuya capacidad de adquisición no alcanza a obtenerlos.


    Para intentar compensar eso y evitar desigualdades extremas o hacer más eficiente el sistema, es que se han adoptado las tesis de Malthus: una población reducida tiene un mayor acceso a bienes y servicios, o es más fácil que le sean proveidos, generan una menor demanda y la oferta, por tanto, será mayor, los precios de los satisfactores serán bajos y por tanto, la situación económica será más próspera, en pocas palabras, se produce lo que dice el refrán: entre menos burros, más olotes... En mucho, la promoción del sexo desligado de la natalidad tiene el efecto de buscar lograr un balance: de ahí que el uso de anticonceptivos o la homosexualidad, formas de placer sin consecuencias, tienen la finalidad en realidad de permitirle al sistema económico un cierto equilibrio, a la vez que permite control social, como bien lo señala Juan Manuel de Prada en un artículo reciente.

    Pero viene otro problema, que actualmente ha sido fundamental para la crisis europea desde el 2008: una natalidad reducida, combinada con una mayor longevidad produce un número creciente de personas de la tercera edad, que ya no se encuentran dentro de la población económicamente activa y por tanto, no aporta a la generación de riqueza ni mucho menos, al sistema de pensiones; por ello, la presión sobre el gasto público se eleva y el Estado necesita aumentar la carga impositiva en algún otro lado para obtener los recursos para sostenerlo. En esa situación, no es de extrañarse que el ser anciano sea devaluado, considerado un estorbo y de plano, puesto también en la picota y empiece a promoverse la eutanasia, a fin de reducir el número de ancianos, discapacitados o enfermos crónicos o graves que ya no pueden ser parte del sistema económico pero cuyo mantenimiento implica un gran gasto de recursos, en un intento igualmente dirigido a buscar un equilibrio.


    De esta forma, alrededor de la política demográfica y de la "Cultura de la Muerte" como la llamara San Juan Pablo II busca, en realidad, lograr un equilibrio y estabilidad para un sistema económico inhumano, voraz y depredador: o se sobreexplotan los recursos --lo que a la larga tendrá gravísimas consecuencias para los seres humanos-- o se elimina a los habitantes "sobrantes", los sobrantes, como lo señalaba con agudeza Chesterton, siempre serán otros, nunca nadie se sacrificará a fin de mejorar la vida de los demás, antes bien, como la chica aquella en EUA que filmo la muerte de su hijo no nato para demostrar la facilidad del aborto, preferirá el sacrificio del otro para obtener los fines propios; el egoísmo, como ya lo decía Adam Smith, es una fuerza muy poderosa.




    Fuente:

    http://elmundosegunyorch.blogspot.mx...mico-y-el.html

    Última edición por Mexispano; 16/05/2014 a las 06:33

  5. #5
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,492
    Post Thanks / Like

    Re: Caída de la natalidad - Neocatarismo

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    NO SALVE EL PLANETA

    Por Tomás I. González Pondal


    Mi propuesta inicial puede resultar muy chocante, pero la dejaré asentada: desconfíe de todos los slogan de la modernidad. En lo posible no los mire con una lupa sino con un microscopio, aunque, a decir verdad, a veces no hace falta más que la simple vista para apreciar su forma espantosa.

    Sin temor a equivocarnos, si queremos llegar en auto a una casa que se encuentra a cien metros por delante, mal haríamos en pensar que lo lograríamos poniendo la reversa y yendo doscientos metros para atrás. No se salva una paloma proponiendo extirparle el corazón. Nos cuentan ahora que debemos salvar el planeta extinguiendo al hombre. Pero el planeta no se salva matando gente, seguramente porque se llegaría a un punto en donde ya no habría nadie que compruebe si el planeta se ha salvado. Puedo proponer que para evitar la “contaminación ambiental” no debemos respirar; pero al morir todos, nadie comprobaría si se logró la moderna “obra de beneficencia”.

    El principio que mantienen los mentores del exterminio humano, es el siguiente: que para procurar una rica mermelada de manzana, es muy conveniente liquidar a los manzanos. Para esos tremendos egoístas lo conveniente no es enseñar un recto cuidado, sino que en un tiempo no muy lejano ya no haya cuidadores.

    Están intentando modificar de raíz los pilares constitutivos del universo; están queriendo que se vean a las destrucciones y a las muertes como cosas impensadas para estos tiempos, aunque, paradójicamente, invitan a la destrucción camuflada y a la muerte macabra. Decir: “Salve el planeta, no tenga hijos”, me trae a la memoria aquello que Orwell dejó estampado en su obra 1984 sobre el pensamiento del perverso Hermano Grande, pensamiento que quería dominarlo todo: «El poder consiste (…) en desgarrar en pedazos el entendimiento humano para volverlo a reconstruir conforme a nuestros propósitos (…). El progreso en nuestro mundo consistirá en evolucionar hacia padecimientos más perfeccionados»; y hablando de ese progreso expresa que se tratará de una civilización que no tendrá por base «la caridad», sino «el odio».

    Quien pretende que no haya hijos, tiene tanto interés en la salvación del planeta, como interés tengo yo de que Obama sea presidente del Club de Peluqueros; vale decir: ninguno. Tal pretensor está buscando un momentáneo llenado de buche sin contratiempos mayores; pero horas más horas menos también deberá partir; la muerte le golpeará la puerta y será el último mensaje para ver si se da cuenta que lo que había que salvar era otra cosa.

    Es mentira que no quieren muertes: quieren las que ellos proponen, con lo cual están destruyendo la sana regla de la destrucción. Pues hay en el mundo un equilibrio de destrucciones no solo permitido sino necesario. La pantera seguirá matando para comer; el volcán no le pedirá permiso a Greenpeace cuando se le ocurra descargar su furia de lava y polvo; y el trueno y el relámpago -aunque les pese a los puritanos congresistas que levantan sus manos contra los fuegos artificiales porque sus perritos llorarán un poco más de lo común para Navidad o Año Nuevo-, seguirán dando su espectáculo casi todos los días en distintos lugares de la Tierra, espectáculo que no discrimina a los perros de esos mismos legisladores.

    Para salvar al mundo, la moderna mentalidad no nos propone simplemente un castigo para el cazador que caza indiscriminadamente y por el solo deleite de matar: nos propone que erradiquemos al género humano. Algo así como si una persona llegase a robar un alfajor, y por tal hecho metiéramos preso hasta a su bisabuelo.

    Ni siquiera sabrían decirnos a ciencia cierta qué sería salvar el planeta, pues si a éste lo componen un montón de cosas, ¿cómo puedo matar a alguna de ellas y que no lo perjudique? ¿Cómo puede alguien matar a una cucaracha y decir que no perjudica a la salvación planetaria? O, ¿cómo puede alguien conducir sobre un pastizal y decir que matar al pasto no atenta contra la salvación en cuestión?

    La pregunta sin rodeos es: ¿alguien debe salvar el planeta? Y la respuesta sin rodeos es: Nadie está llamado a salvarlo. Nadie tiene ese deber, y el sentido común se encarga de darnos esa lección. No pude salvar a la señora que estando a diez casas de distancia de la mía fue asesinada a la madrugada. Mucho menos pude salvar al niño africano que fue devorado por un cocodrilo. No pude salvar a la familia Pérez que vivía a un kilómetro del lago Titicaca y murió por asfixia debido a una liberación de gas. No pude salvar a los que se estrellaron en cualquier viaje aéreo. No pude evitar que un bosque se quemara completo en cualquier lado que fuere porque un objeto que hacía las veces de lupa en contacto con los rayos solares generó el fuego inicial. Tengo un deber de cuidado racional respecto de los seres del planeta con los que tomo contacto, pero no un deber de “salvar al planeta”. Debe entenderse la expresión en toda su magnitud para que se descubra la falsedad de la misma. No existe una orden impresa que me impela como fuerza interna a salvar el mundo. En todo caso, descubro un deber de darle una mano a mi hermano que está en peligro, pero nadie fue conminado a la increíble misión de darle salvación al orbe. Hoy invierten todo: enseñan que tengo el deber de salvar la Tierra despreciando a los hijos.

    Asistimos a la estupidez de dejar que todas las especies se reproduzcan, al tiempo que se lucha con denuedo por limitar a la especie humana. Se ve como cosa buena a una superpoblación de todas las especies, pero la única población que debe eliminarse es la nuestra. Hace millones de años el planeta viene dando sobradas pruebas de que está hecho para el humano, pero ahora parece que es el humano el que debe estar al servicio del planeta. Ya no se trata de salvar el alma, se trata de salvar todos los tigres de bengala existentes. No se trata de los Diez Mandamientos, sino de la Carta de la Tierra que, al decir de Mikhail Gorbachov en 1992, es el documento que debería reemplazar a aquellos.

    No me cabe ninguna duda: la Tierra estaría muchísimo mejor sin los modernos “salvadores”.

    Admitiendo de momento la existencia de hombres llamados a salvar el planeta, confiaría mucho más en el cazador furtivo de leones, y no, en el cazador sanguinario de humanos. Al menos el primero tiene un rifle y apunta a una bestia, en cambio el segundo es algo más que una bestia apuntando con bisturí a un humano.






    __________________________________

    Fuente:

    https://www.facebook.com/tomgonzalez...09952025838449
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas
    Kontrapoder dio el Víctor.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. La democracia, algo indigesta para la natalidad española
    Por Lo ferrer en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 12/10/2010, 01:00
  2. Nuevo desplome de la natalidad
    Por DON AMBROSIO en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 18
    Último mensaje: 24/06/2010, 23:51
  3. Baja la natalidad
    Por Litus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 06/03/2008, 00:12
  4. La natalidad como negocio
    Por Juan del Águila en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 27/09/2007, 23:49
  5. La natalidad como proyecto político
    Por Juan del Águila en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 25/06/2006, 21:44

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •