Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 4 de 4
Honores1Víctor
  • 1 Mensaje de donjaime

Tema: El Islam: otro subproducto judío

  1. #1
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    El Islam: otro subproducto judío

    El Islam ¿Empresa Judía?

    (1973) – Julio Garrido



    Los trabajos del R. P. Gabriel Théry

    El R. P. Gabriel Théry, de la orden de Santo Domingo, murió el
    27 de enero de 1959 mientras recitaba piadosamente el Santo Rosario...


    Fue la curiosidad intelectual la que llevó al P. Théry a interesarse por la religión musulmana durante sus viajes a África del Norte. Los primeros contactos que tuvo con el Corán, que examinó con espíritu crítico y sin prejuicio alguno, le llevaron a darse cuenta de dos evidencias:
    1.- el orden absurdo de los capítulos, clasificados de acuerdo con su longitud decreciente, que hacen perfectamente ininteligible la lectura del Corán; 2. la ausencia total de novedades doctrinales en estas pretendidas “revelaciones de Allah”.




    Con su formación de historiador especializado en el análisis de textos, el P. Théry pensó que el Corán debía ser estudiado como cualquier otro documento histórico, establecer su autenticidad, restituir el texto exacto, hacer la crítica interna y desentrañar las ideas en él contenidas, su origen y su historia...


    En 1944 el P. Théry publica una obra titulada “Toledo, grande ville de la Renaissance Médiévale, point de jonction entre les cultures musulmane et chrétienne” en la que ya indica su intención de abordar el problema fundamental del Islam.... El “Corán una vez traducido”, dice el P. Théry, “había que tratar primero del papel de los judíos y de los cristianos en la transmisión de las Escrituras. Luego, tomando el toro por los cuernos, demostraría que el Corán es sólo una deformación de las Sagradas Escrituras y que Mahoma es sólo un miserable. En conclusión, se insistiría sobre esta idea que el Corán y el Islam sólo son un tejido de abominaciones aparentada a las sedas heréticas más depravadas”...


    En 1955, después de varios intentos infructuosos para organizar un centro de estudios sobre filosofía árabe en el que se pudiese estudiar objetivamente el pensamiento musulmán, el P. Théry tomó la decisión de publicar el resultado de sus pacientes estudios sobre el origen del Corán, pero para no chocar con sus superiores, atacados por el complejo de prudencia y temor frente a los musulmanes, escribe su obra bajo seudónimo: Hanna Zakarias bajo el título de El Islam, empresa judía. De Moisés a Mahoma...


    La tesis de Hanna Zacharias se presenta como revolucionaria, monstruosa para muchos islamólogos, impía para los musulmanes, pues suprime de la historia universal una de las tres grandes religiones monoteístas que resulta ser una simple deformación de la religión judaica y reduce a uno sólo los libros revelados : La Biblia, de la cual el Corán es sólo eco y deformación.



    Ya varios islamólogos habían reconocido la existencia en el Corán de relatos emparentados con el Pentateuco, con leyendas rabínicas, con los evangelios apócrifos y una moral calcada sobre la tendencia judía, pero H. Zakarias va más lejos: no se trata de relatos emparentados, ni de influencias; se trata de una obra judía y no árabe.


    De un intento para convertir a los árabes al judaismo y no para fundar una religión nueva. H. Zakarias ha interpretado todos los capítulos del Corán en función de esta hipótesis. De este estudio se ve que la identidad de los temas, la existencia de detalles bíblicos, la misma redacción indican que no se puede tratar de simples coincidencias.

    Los musulmanes explican este paralelismo admitiendo que el Dios Único se reveló en el Pentateuco y en el Corán y pudo repetirse. Sin embargo, por poco que se piense en esta solución, se aprecia su falta de sentido, pues ¿cómo es imaginable que Dios haya repetido mezclados algunos fragmentos de su Revelación al pueblo de Israel, junto con leyendas judías, todo ello deformado, a menudo confundido y materializado? el instructor de Mahoma no pudo ser el Yahvé de Moisés. Hace falta un intermediario entre el texto bíblico y el “profeta” y aquí viene la hipótesis de H. Zakarias y es que un Rabino de la Meca fue el que se encargó de predicar a Mohamed el texto del Antiguo Testamento. El inspirador de Mohamed no fue el Dios único ni el ángel Gabriel, sino simplemente un judío, un rabino erudito que organizó esta catequesis para convertir a los árabes al judaísmo.




    Esta tesis ya había sido lanzada por dos autores ingleses poco conocidos, pero que son precursores de los estudios de H. Zakarias, y ninguno de los dos se atrevió a considerar a Mahoma, no como el fundador de una nueva religión, sino como el discípulo de un judío...


    El Islam, mero subproducto del judaísmo, carece de originalidad. Las pretensiones árabes se derrumban y sólo quedan como producto de la Revelación divina, el Judaísmo mosaico y el cristianismo...





    El origen judío del Islam

    Según las conclusiones del P. Théry (H. Zakarias), Mahoma no ha compuesto el Corán, sólo ha sido su transmisor (como el mismo afirma repetidas veces), pero el texto no le fue dictado por Dios ni por el ángel San Gabriel, sino que es sólo la enseñanza apologética que un judío de la Meca le dictó en árabe y a esta enseñanza doctrinal de origen bíblico se unen las crónicas del apostolado en la Meca y en Medina, de modo que en el Corán actual existen dos partes distintas: una, que corresponde a las enseñanzas del rabino instructor y de las cuales seguramente sólo se conservan algunas partes, que fueron las que Mahoma retuvo en su memoria, y otra parte que constituyen unas verdaderas Actas del Islam.



    Las ideas básicas de la catequesis judía eran la aceptación de la ley Mosaica y del monoteísmo y el rechazo de toda idolatría y como corolario el odio a la doctrina cristiana como opuesta al monoteísmo mosaico (no olvidemos que Jesucristo fue condenado por decirse Hijo de Dios). La finalidad del rabino era convertir a las tribus árabes en prosélitos judeo-árabes.



    Pero los árabes que aceptaron las enseñanzas de Mahoma que repetía lo que le dictaba el rabino, no aceptaron la fusión y menos la autoridad de los judíos, de modo que se organizaron en comunidad autónoma frente a los judíos y se sintieron orgullosos de tener ellos también un Libro revelado por Dios, un libro sagrado en árabe, lengua que hasta entonces era hablada casi exclusivamente por hombres primitivos e ignorantes...




    Origen judío de las herejías


    La tesis del P. Théry sobre el origen judío del Islam puede darse por bien establecida desde el punto de vista histórico... El Corán no es una revelación divina pero contiene muchos elementos de la Revelación, y estos elementos son judaicos.



    Pero como el Corán es posterior a la venida de Nuestro Señor y posterior a la Revelación completa dada por el Nuevo Testamento, la religión musulmana no ha tenido más remedio que consignar la existencia del Cristianismo; el Corán habla de Jesús, hijo de María y los musulmanes lo consideran como un profeta, pero se escandalizan ante la afirmación “Jesús es Dios” y niegan su crucifixión y gloriosa Resurrección. Por esto algunos autores han considerado al Islam como una herejía, una herejía límite pues niega la inmensa mayoría de los dogmas de la Iglesia; pero de todos modos, una herejía.


    Frente a algunos de los cristianos ecumenistas filoislámicos que han afirmado que la Iglesia “nunca ha condenado al Islam como religión” hemos tenido la curiosidad de estudiar sistemáticamente las condenas solemnes de las tesis musulmanas; resulta de nuestro estudio que existen un total de cerca de 1.000 condenaciones solemnes de las tesis musulmanas; en realidad, esta religión conserva un número muy pequeño de verdades, que son las que también admite el judaísmo. Es, pues, el Islam una de las doctrinas más alejadas de la Doctrina ortodoxa.



    Es interesante el comprobar cómo en el origen de todas las herejías se encuentra una influencia judía; parece ser ésta una constante de la historia de la humanidad y la tesis del P. Théry nos demuestra que el gran enemigo del Cristianismo que es el Islam, también tiene un origen judío. Porque el pueblo judío ha sido y es un pueblo excepcional en la historia de la humanidad, los demás pueblos, las diversas civilizaciones, han sido efímeras, en cambio el pueblo judío continúa influyendo y actuando en el proceso profundo de la historia.



    Y, como dice enérgicamente el P. Julio Menvieille: Todo lo malo que se perpetra en los veinte siglos de historia cristiana debe ser primero y principalmente judaico. Los otros pueblos, los gentiles, si quieren obrar la iniquidad tendrán que venir a la zaga de los judíos; los gentiles, si quieren carnalizar, tendrán que judaizar; así con gran exactitud teológica los Santos Padres llaman judaizantes a los gentiles que diseminan la herejía(pág. 29), y más adelante añade: “Después que Cristo fue levantado en alto sobre el monte Calvario, el mundo ha quedado entregado a dos fuerzas verdaderamente opuestas: la judía y la cristiana. »En el mundo actual, en todas las manifestaciones de la vida no puede haber más que los modos verdaderamente fundamentales, dos polos de atracción: el cristianismo y el judío; sólo dos religiones: la cristiana y la judía. Sólo dos internacionalismos: el cristiano y el judío. Todo lo que no sea de Cristo y para Cristo, se hace a favor del judaísmo. De aquí que la descristianización del mundo corre paralelamente con su judaización



    El Islam a pesar de ser un subproducto del judaísmo no parece a primera vista entrar en el esquema del P. Menvieille por su oposición actual a Israel, pero es también una constante de la historia que los enemigos del cristianismo se oponen con frecuencia unos a otros, sobre todo cuando el cristianismo no constituye peligro para ellos.


    Por ahora, los pueblos cristianos, atacados de parálisis y de falta de iniciativa y distraídos por sus preocupaciones materialistas, son incapaces de mantener ideas claras y reaccionar frente a los enemigos de su religión.





    El Islam, ¿Empresa Judía? – Julio Garrido – Revista Verbo 1973 – Págs 609-620
    ReynoDeGranada dio el Víctor.

  2. #2
    Avatar de Guerreiro Galaico
    Guerreiro Galaico está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    13 jul, 14
    Ubicación
    Buenos Aires, Argentina.-
    Mensajes
    82
    Post Thanks / Like

    Re: El Islam: otro subproducto judío

    Buenas tardes Sr. Don Jaime.-
    Usted sabe de mi admiración por sus extensos y excelentes artículos, siendo todo un placer su lectura, de la cual cualquier persona con un mínimo de curiosidad queda plenamente satisfecha.-
    Pero en el artículo que Usted transcribió le falta la parte final, si no lo toma a mal, humildemente procedo a agregarlo y a completarlo.-
    Saludos cordiales desde el otro lado de la Mar Océano.-

    La conciencia cristiana frente al Islam.-

    Los estudios y deducciones sobre el origen del Islam, las tesis históricas o doctrinales más o menos brillantes que hemos reseñado brevemente no deben de servir únicamente como un interesante recreo intelectual o un tema de discusiones y consideraciones entre los eruditos y los aficionados, sino que cobrarán su verdadero valor si sirven para reavivar el interés por el fondo religioso e ideológico de la trama de los acontecimientos del mundo en que vivimos y aclarar nuestras ideas sobre los deberes y los imperativos que nuestra condición de cristianos nos exigen.




    Esto es tanto más importante cuanto que se están desarrollando en el seno de la Iglesia unas tendencias de autocrítica y culpabilismo que han conducido a una inversión de la posición que unánimemente se admitía con respecto a los pueblos infieles. Se llega a afirmar que desde ahora en adelante son los misioneros los que deben instruirse y recibir enseñanzas de parte de los no cristianos, cuyos “valores espirituales” deben admirar y servir abandonando la idea de instruir y convertir. No tenemos más remedio que admitir, sí queremos ser sinceros, que las ideas que inspiran esta actitud se basan muchas veces en ciertas afirmaciones del Decreto Ad Gentes del Concilio Vaticano II. La evangelización parece que se quiere sustituir por el diálogo y el servicio. Un diálogo en el que se procure eliminar toda pretensión a tener la verdad y un servicio que en la práctica va en detrimento de la civilización europea y finalmente contra el prestigio y la influencia católica en los países de misión. Parece como si la principal preocupación de los misioneros debía ser el cultivo de los valores profanos: enseñanza neutra, sanidad, técnica y desarrollo material, en el fondo lo que hacen, o pretenden hacer, los innumerables “expertos” que se envían a los países subdesarrollados.


    Un ejemplo práctico lo tenemos en el actual conflicto árabe-israelí, en el que los cristianos juegan únicamente el papel de espectadores o ayudan más o menos disimuladamente a uno u otro de los dos bandos inspirándose únicamente en motivos políticos; pero parecen no darse cuenta del escándalo que constituye el que los Santos Lugares permanezcan en manos de los infieles, limitándose, muy tímidamente por cierto, a indicar que algunos de los Lugares Sagrados deberían gozar de un régimen internacional que garantizase la libertad de las tres religiones monoteístas, o sea que nos contentamos con tener los mismos derechos que el Islam y el judaísmo.

    Los cristianos con estos principios que circulan ahora de “estar a la escucha del mundo” adoptan actitudes pasivas dejando la iniciativa a los judíos que querrían dominar el mundo con sus poderosos medios financieros y su inteligencia privilegiada y a los musulmanes que, conscientes de la fuerza que emana de una fe común, querrían reconstruir una poderosa federación islámica con tendencias proselitistas y conquistadoras.

    La doctrina de la pasividad y el abandono de la idea de misión, sólo pueden traer el desastre para la civilización cristiana.

    Estas doctrinas nuevas postconciliares rompen con todos los principios hasta ahora admitidos y, como dice el R. P. G. de Nantes, “en el fondo hacen abstracción y silencian el hecho fundamental de la historia humana: LA CRUZ DE CRISTO y borran la línea divisoria entre el Antiguo y el Nuevo Testamento e inaugurarán una era nueva, una era mesiánica definitiva en la que los cristianos, silenciando el ACONTECIMIENTO esencial de Cristo, se reintegrarán a un Judaísmo universal. Y el Islam y el Marxismo” (que son sucedáneos del judaísmo, uno conservando el monoteísmo antitrinitario de Israel y el otro el mesianismo sociomórfico, carnal y sectario en él que el Partido es el nuevo Pueblo mesiánico) “se reintegrarán a este judaísmo universal y que condenará de nuevo a Cristo por creerse igual que Dios, y entonces la Iglesia se dará cuenta que buscar la unidad de los hombres fuera de Cristo es una apostasía”.

    Frente a este espíritu de dimisión que ha invadido a la cristiandad, ¿cuál ha sido la reacción del Islam?:





    Ni más ni menos de lo que se podía esperar:desprecio hacia los cristianos, refuerzo de sus ambiciones y continuación de su política de discriminación y negación de la libertad religiosa, impidiendo la predicación del cristianismo y continuando con su costumbre de ejercer represalias contra aquellos que se atreven a abandonar el Islam y abrazar el cristianismo.


    En un congreso musulmán mundial que se celebró en Mogadiscio, se habló de la coordinación y la consolidación de las misiones islámicas en el mundo y la utilización de todos los medios políticos y sociales para frenar el progreso de las otras religiones “importadas” hasta llegar a su eliminación completa. Los delegados de los 34 países participantes han decidido la unificación de los medios de propaganda y de enseñanza y la edición de un Corán tipo que será el único texto oficial. La lengua árabe, se declara, debe convertirse en el latín de los musulmanes y constituir para el islamismo el fermento de unidad y el factor de universalidad que el latín tuvo hasta ahora en la cristiandad. Se creó una comisión permanente en Khartum dirigida en su estrategia político-religiosa desde el Cairo, para desde allí propagar en toda África las consignas del panislamismo.

    En el Islam no se desarrolla el espíritu derrotista y ecumenista ni se suprimen las tendencias misioneras y proselitistas.

    Mientras las circunstancias no permitan reorganizar la acción misionera en los países islámicos es necesario conservar, aunque sea en minorías reducidas, el interés por la conversión de los musulmanes y desarrollar argumentos y medios que se podrían utilizar en el momento en que Dios lo permita. Las tesis del P. Théry desmontando claramente la impostura de Mahoma, nos aportan armas muy valiosas para futuros combates.

    En la práctica y en nuestras relaciones con los musulmanes no debemos nunca olvidar que el proselitismo no excluye ni los sentimientos de amistad ni el respeto de las personas. Por el contrario, esta amistad, para ser verdadera y sincera, debe basarse en la lealtad y la verdad, lo que excluye toda falsificación o disminución del Cristianismo y todo silencio sobre los puntos de discrepancia, de modo que el diálogo islamo-cristiano no se convierta en un diálogo islamo-liberal.

    No hay que olvidar que para entablar conversaciones con los musulmanes hay que partir de la base de que se trata de asuntos puramente religiosos; los católicos tienen que liberarse de ciertos prejuicios que circulan ahora entre ellos y que tienden a dar una importancia demasiado grande a los factores económicos y sociológicos. Lo primero que hay que hacer es persuadir a los musulmanes que no se puede emprender ninguna conversación seria si no abandonan los aspectos políticos y nacionalistas del Islam, que son el primer obstáculo a todo estudio serio de las creencias religiosas. Es solamente en una atmósfera serena de investigación religiosa independiente del tiempo y del lugar que se puede desarrollar un verdadero diálogo islamo-cristiano basado sobre el respeto a las personas y sobre la búsqueda objetiva de la verdad.-.

  3. #3
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,925
    Post Thanks / Like

    Re: El Islam: otro subproducto judío

    "Es solamente en una atmósfera serena de investigación religiosa independiente del tiempo y del lugar que se puede desarrollar un verdadero diálogo islamo-cristiano basado sobre el respeto a las personas y sobre la búsqueda objetiva de la verdad."





    ¿De dónde procede la práctica de las decapitaciones entre los grupos yihadistas?

    DANIEL IRIARTE. ESTAMBUL

    24.08.2014 – 05:00 H.

    Cinco encapuchados vestidos de negro posan frente a la bandera de Tawhid-wa-Al-Yihad, un grupo terrorista iraquí relacionado con Al Qaeda. En el suelo, arrodillado, un hombre vestido con un mono naranja y los ojos vendados respira profundamente. “Vamos a aplicarle la ley de Dios”, afirma el enmascarado del centro, que extrae un cuchillo de su cinturón y se aproxima a la víctima. Entre varios, le tumban y le colocan el arma en el cuello. El hombre se resiste, grita, pero nada puede hacer: la hoja le raja la garganta, de la que brota un torrente de sangre. La agonía se prolonga unos segundos entre gritos y resoplidos, hasta que el cuchillo consigue seccionar el cuello en su totalidad. Los asesinos colocan la cabeza sobre el cuerpo ensangrentado. La cámara hace un zoom hacia el rostro. El video, en total, dura 57 segundos.

    Las brutales imágenes descritas tienen ya una década de antigüedad: pertenecen a la ejecución de Eugene Armstrong, un ingeniero civil de Michigan secuestrado por el tristemente célebre Abu Musab Al Zarqaui, un terrorista de origen jordano con vínculos personales con el núcleo duro de Al Qaeda. Desde la muerte de Al Zarqaui -liquidado por un misil estadounidense en 2006-, la práctica de la decapitación a manos de grupos yihadistas parecía más o menos cosa del pasado, hasta que esta semana el video del asesinato del reportero estadounidense James Wright Foley a manos del Estado Islámico ha vuelto a traer a colación esta sangrienta técnica.

    Este grupo, liderado por Abu Bakr Al Bagdadi, lleva tiempo utilizando la decapitación de forma ejemplarizante. En la plaza pública de Raqqa, la ciudad siria convertida en la capital temporal del Califato, las cabezas cortadas -por lo general de soldados del régimen de Bachar Al Assad, opositores al Estado Islámico o miembros de minorías religiosas- son exhibidas de forma regular en los pinchos de la valla del parque, tal y como prueban cientos de testimonios gráficos.
    Estado Islámico lleva tiempo utilizando la decapitación de forma ejemplarizante. En Raqqa, la capital temporal del Califato, las cabezas cortadas son exhibidas en la valla del parqueA finales de julio, al menos cincuenta soldados sirios fueron ejecutados por el Estado Islámico. “Algunos murieron en combate, pero la mayoría fueron decapitados”, declaró Rami Abdul Rahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos. En un video hecho público por los propios yihadistas y estudiado por El Confidencial se pueden apreciar sus cabezas empaladas en largas varas en el interior de una base militar en Raqqa. Y según esta misma organización, hace apenas dos semanas al menos 700 miembros de la tribu Al Sheitaat, opuesta al EI, corrieron esa misma suerte en Deir Az Zor, en el este de Siria.

    Los combatientes kurdos conocen bien a los yihadistas. En 2001, horas antes del 11-S, los miembros de Ansar Al Islam (un grupo radical establecido en el Kurdistán iraquí y relacionado con Al Qaeda) capturaron a una docena de milicianos kurdos ‘peshmerga’, los asesinaron y clavaron sus cabezas en picas. Y desde hace más de dos años, la ‘guerra santa’ decretada por el Estado Islámico contra la población kurda ha devastado el norte de Siria y ahora amenaza incluso Erbil, la capital del Kurdistán iraquí.

    Su salvajismo es tal que ha conseguido unir a las diferentes facciones kurdas, eternamente divididas, ante el enemigo común. En frentes como Majmur, los peshmerga combaten hombro con hombro junto a la guerrilla del PKK, que normalmente opera en Turquía contra el ejército turco. “El Estado Islámico mata, amputa manos, nunca habíamos visto algo así”, comentaba hace apenas una semana Sadiq, un comandante del PKK que confesaba haber participado en numerosas acciones bélicas. Pero lo de esta ocasión le había superado: “En Singal [una de las áreas tomadas por los yihadistas], mataron a una embarazada, le sacaron el feto y lo decapitaron. No son humanos”, contó este guerrillero a El Confidencial.

    La práctica actual de la decapitación proviene del Grupo Islámico Armado durante la guerra civil argelina. Los radicales llegaron a tener guillotinas portátiles instaladas en furgonetas para hacer 'ejecuciones express''La práctica, en su forma contemporánea, la inauguraron los militantes del Grupo Islámico Armado (GIA) durante la sangrienta guerra civil argelina en los años 90. Según los relatos de algunos testigos de la época, los radicales llegaron a tener guillotinas portátiles instaladas en la parte trasera de furgonetas para hacer “decapitaciones express”, incluso en el casco urbano de Argel. También la utilizaron ampliamente a finales de esa década los salafistas en Chechenia, que recuperaban una vieja tradición guerrera del Cáucaso, tremendamente eficaz a la hora de sembrar el pánico en las filas de las tropas rusas.

    Algunos de los voluntarios árabes que combatieron en estos frentes yihadistas decidieron importar la costumbre, y no tardarían en comprobar su impacto: seis meses después del 11-S, el periodista estadounidense Daniel Pearl, secuestrado en Pakistán, se convirtió en el desafortunado conejillo de indias de la “yihad mediática”. El grupo militante responsable de su captura exigió una serie de demandas imposibles –la liberación de todos los encarcelados por terrorismo en el país, y el envío de cazas F-16 al ejército paquistaní– a cambio de su liberación, dando para ello un plazo de apenas 24 horas. Cuando expiró, sus captores emitieron un video en el que se veía cómo seccionaban la cabeza de Pearl y la exhibían orgullosos, anunciando que, de no cumplirse sus peticiones, aquello ocurriría “una y otra vez”.

    Y así fue: en la época en la que Eugene Armstrong fue sometido a este tormento, las decapitaciones estaban ya a la orden del día en Irak. Junto a él fueron secuestrados su compatriota Jack Hensley y el británico Kenneth Bigley, el 16 de septiembre de 2004, que sufrieron el mismo destino en un plazo de apenas dos semanas. A Al Zarqaui se le atribuyen también las ejecuciones –siempre por seccionamiento de la cabeza ante una cámara- del coreano Kim Sun-il, el turco Durmus Kumdereli, el japonés Shosei Koda y los búlgaros Georgi Lazov e Ivalo Kepov, entre otros.


    Una larga tradición

    Esta forma de ejecución tiene una larga tradición en el mundo musulmán, tanto en la Península Arábiga como en el Imperio Otomano. El primer biógrafo de Mahoma, Ibn Ishaq, describe cómo en el año 627 el Profeta dio su consentimiento para la decapitación de casi un millar de miembros de la tribu judía de Banu Qurayza, después de que esta se rindiera ante el primer ejército musulmán tras un asedio de 25 días. Y en 1480, tropas otomanas acabaron de esta misma forma con ochocientas personas que se habían negado a convertirse al islam en la ciudad de Otranto, en lo que hoy es el sur de Italia, por citar solo dos ejemplos.
    Existen al menos dos versículos coránicos que justifican esta práctica, ampliamente citadas por los extremistas como justificación de sus actos. La Sura 47 contiene un párrafo que dice:“Cuando encontréis a los infieles en el campo de batalla, cortad sus cabezas hasta derrotarles”. Y la Sura 8:12 ordena: “Yo estoy con vosotros. Reafirmad a aquellos que crean. Yo infundiré miedo en el corazón de quienes no creen. Cortadles el cuello y cortadles cada uno de los dedos. Hacedlo porque ellos se oponen a Dios y a Su mensajero (…), Dios es severo en su castigo”.

    A lo largo de la historia han existido diversas interpretaciones teológicas sobre el significado real de estos versículos (y dado que el Corán está escrito en árabe clásico medieval, la traducción de algunos de sus términos varía), pero caben pocas dudas de que los yihadistas los toman en sentido literal. Incluso la principal autoridad religiosa del mundo musulmán suní, el Gran Sheikh Mohamed Sayed Al Tantawi, de la Mezquita de Al Azhar, en El Cairo, declaró durante el zénit de esta práctica en 2004 que “el Islam prohibe el asesinato de inocentes”, arremetiendo así contra las ejecuciones de rehenes a manos de los grupos insurgentes iraquíes, pero sin condenar las decapitaciones en sí mismas.

    Está contemplada en los códigos penales de Qatar, Yemen, Irán y Arabia Saudí. Las autoridades saudíes han ejecutado de esta forma a alrededor de 1.700 personas en las últimas tres décadas Y de hecho, esta práctica está contemplada en los códigos penales de Qatar, Yemen, Irán y Arabia Saudí, si bien este último país es el único que la aplica. Las autoridades saudíes han ejecutado de esta forma a alrededor de 1.700 personas en las últimas tres décadas, por delitos como el narcotráfico, el asesinato o la hechicería. Según Human Rights Watch, al menos 19 personas han sido sometidas a esta forma de pena capital en el reino durante este mes de agosto, algo que la organización califica de “aumento preocupante”.

    A James Foley le ha cabido el dudoso honor de ser el primer occidental decapitado por yihadistas desde la guerra de Irak. Tras la muerte de Al Zarqaui, otros grupos de secuestradores, menos ideologizados, entendieron que los rehenes tenían mucho más valor vivos que muertos. Esto es lo que salvó la vida de los reporteros españoles Marc Marginedas, Javier Espinosa y Ricard García-Vilanova (así como de una docena de periodistas franceses, italianos y de otras nacionalidades, secuestrados en Siria y liberados a principios de este año), aparentemente tras el pago de rescates.

    Pero el regreso al teatro iraquí de las fuerzas armadas estadounidenses, cuyos bombardeos han detenido el hasta ahora imparable avance del Estado Islámico, han vuelto a cambiar las reglas. El próximo en la picota es el también reportero norteamericano Steven Sotloff, que aparece –con vida– en el video de la ejecución de Foley. Tras el saqueo de Mosul y con varias refinerías sirias e iraquíes bajo control, el Estado Islámico ya no necesita el dinero de los rescates. Y, según parecen creer, una cabeza cortada delante de una cámara puede servir mejor a la causa que sobre los hombros de su propietario.



    Estado Islámico: ¿De dónde procede la práctica de las decapitaciones entre los grupos yihadistas?. Noticias de Mundo



    ¿Diálogo, respeto, búsqueda objetiva de la verdad, ¿Qué verdad?


    https://actualidad.rt.com/actualidad...s-futuro-siria
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  4. #4
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está desconectado 𝔄𝔱𝔥𝔞𝔩 𝔚𝔞𝔯𝔡
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    1,406
    Post Thanks / Like

    Re: El Islam: otro subproducto judío

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Respondiendo a un musulmán.




    Hace tiempo, un musulmán comenzó a molestar a una amiga mía, enviándole videos y comentarios a su canal de youtube; harta de esta situación, me reenvió el último mensaje que este chico le había escrito pidiéndome que le ayudase a responderle con la esperanza de que no volviera a molestarla más. Aquí os dejo el mensaje (citado) y mi respuesta.


    El islam no es algo nuevo de hace 1400 años, el islam es significa sumisión, en este caso a Dios, único merecedor de nuestra sumisión y nuestra adoración.

    Vosotros afirmáis que el Islâm existió desde el principio del tiempo, que desde Adán todos los profetas creían en Allah y se autoproclamaban musulmanes o, incluso, que todas las personas que nacen aun en el seno de familias no islámicas, son musulmanes... Eso sí que no es nuevo.

    En efecto, Islâm significa "sumision", pero has de saber algunas cosas: la primera es que la sumisión islámica no es una sumisión basada en el Amor al Padre, sino una sumisión surgida de la idea de humanidad como una creacción de Allah completamente distinta a la idea cristiana de humanidad como creación de Dios, quien nos considera sus hijos amados y nosotros a Él, Padre Amado. Por otro lado, la sumisión islámica propugna un sometimiento no solo a Allah como tal, sino también a los mandatos (teológicos, sociales y jurídicos) que se registran en el Qu'rân, es decir, un sometimiento al propio Islâm como ente indiscutible.


    Así mismo, la palabra "Islâm" encuentra su origen en el árabe clásico hablado por las tribus pre-islámicas en el contexto bélico o de guerras; concretamente, la palabra "Islâm" era empleada para designar la sumisión que los guerreros debían a las órdenes de su líder (y a él mismo); Mahoma fue muy inteligente al tomar esta palabra como nombre para su culto, ya que refleja perfectamente la metáfora que representa.


    El Islam no es sino la restauración a su pureza original, a través de la revelación al Profeta Muhammad (saws), del monoteísmo esencial que Dios había venido revelando a los hombres ya desde Adán, primer hombre y primer profeta, y otros profetas posteriores, como Ibrahim (Abraham), Musa (Moisés), Isa (Jesús), y otros muchos, la paz sea con todos ellos.

    El Islâm es la restauración de unas leyes arcaicas concluidas y superadas por El Mensaje de Nuestro Señor (Mt 5:17). Puede que esas leyes se tradujesen por un "avance" social o jurídico en la Arabia pre-islámica (aunque, en realidad, no fuera sino un "avance-trampa") pero se convierten en un retroceso para los lugares que ya habían superado dicha necesidad desde hacía tiempo (y para los propios estados islámicos, claro).


    El monoteísmo se había visto comprometido como resultado de las desviaciones que, paulatinamente, habían ido separando a los hombres de las revelaciones hechas a los profetas anteriores.

    En realidad, la "desviación" se produjo cuando Muhammad ("animado" y supervisado por Jibrîl) dio forma al culto islámico usando como fuentes de documentación los textos gnósticos y apócrifos que las diversas herejías orientales manejaban a placer; por ejemplo el nestorianismo (rito por el cual Muhammad se casó con su primera esposa, Khadiyâ, y al cual pertenecía el primo de ésta, Warâka), el evionismo, el alexeísmo...


    Se hacía necesaria, pues, una nueva revelación, esta vez definitiva y universal, que restableciera de manera firme, clara, y precisa, la relación primordial, la conexión directa entre la criatura y su Creador. No es, pues, el Islam una religión creada ex novo, "inventada", sino la cumbre del monoteísmo.

    Eso que afirmas no son sino las pretensiones y sueños de una persona que pretende imprimir en el Islâm lo que le agradaba del cristianismo (algo así como Malcolm X). Un consejo: "no pretendas cristianizar el Islâm". Como he dicho anteriormente, la relación de Allah con "su creación" no es familiar ni se encuentra basada en el Amor, sino que es, como bien indica el Islâm, sumisionaria (y preciso aún más, esclavizadora en el sentido más amplio de la palabra). Ya sé que me dirás que no, que no es así, que eso es un prejuicio, que es islamofobia, e incluso me sacarás frases coránicas que digan (aparentemente) lo contrario, etc. Pero me temo que eso no cambia la realidad; pues podemos disfrazar a la mona de reina, pero por muy maquillada que esté, seguirá siendo una mona.


    Por otro lado, y teniendo en cuenta que Allah no es Dios, Padre Creador, Uno y Trino, que Ama a sus hijos hasta el límite de rebajarse a una de sus criaturas y dejarse asesinar por puro Amor y pura Misericordia para redimirnos a todos y cumplir así la Promesa que hiciera a su Pueblo; el Islâm no es el culmen del monoteísmo, sino un culto anatema más y, si has sido cristiano antes que musulmán, te aconsejo echar un vistazo a Gálatas 1:6-10 (escrito por San Pablo, alguien poco querido en círculos islámicos, ciertamente).


    Yo solo quiero que gente como tu investigue por su propia cuenta la verdad, no quiero que creas en lo que digo, porque yo lo digo.

    Dios es la Verdad, por esa razón no puedo sino buscar la Verdad donde quiera que vaya. A mí me gustaría hacerte una pregunta (no necesito que me digas la respuesta, es solo para ti): "Si comprendieses que en realidad el Islâm es contrario a Dios... ¿serías consecuente y lo abandonarías o te quedarías e intentarías relativizarlo a placer?


    quiero que investigues tu, y gente como tu, por tu propia cuenta la verdad y elegir cual camino seguir.

    "Yo Soy el Camino, la Verdad y la Vida". Jesucristo.


    el profeta muhammad(que la paz y bendiciones de alah sean con él), fue profetizada su llegada por el profeta jesus(la paz y bendiciones de alah sean con él).

    Supongo que para afirmar eso te basas en la surah (frase coránica) 61:6 que dice: "Y cuando Is'â, hijo de Maryem, dijo: «¡Hijos de Israel! Yo soy el que Allah ha enviado como confirmación de la Taurât anterior a mí, y como nuncio de un Enviado que vendrá después de mí, llamado Ahmad».


    Tal vez su "llegada" fuera profetizada por el Is'â ben al-Maryem (¡¿hermana de Moisés?!) del Corán; pero no por Jesucristo, hijo de la Santísima Virgen María. Amén de que esa “tradición”, procede de los textos gnóstico-mistéricos de la secta nestoriana, citada anteriormente.


    Del mismo modo, los musulmanes, instigados por las suras 26:196 y 5:13; se empeñan en buscar “restos” de profecías sobre Muhammad en las Sagradas Escrituras. Bien, estos son algunos de los versículos bíblicos normalmente empleados para defender la presencia de Muhammad en los Libros Sagrados: Deuteronomio 18:18/ 18:19/ 18:18-20/ 18-22/ 33:1-2. Génesis 21:21/ 21:13-18/ 25:13. Isaías 42:1-13/ 42:2-11/ 21:13-17. Habacuc 3:3. San Juan 14:26/ 16:7/ 14:16-17/ 16:8-11/ 16:13/ 14:26/ cap. 14, 15; 16. San Mateo 21:19-21/ 21:44. Hechos 2:1-4. Salmos 118:22-23. Cantar de los Cantares 5:16; etc.


    Puedo desmontártelos uno a uno si quieres.


    y en la mismísima biblia esta su nombre, Muhammad EL PROFETA ILETRADO.

    Esa afirmación imagino que está basada en un versículo del Profeta Isaías, en concreto el 29:12; sin embargo, ese no es más que un fragmento castrado de su versículo correspondiente. Veamos que dice el versículo completo de Isaías 29:9-12: "Os detenéis y esperáis; os ofuscáis y cegáis; embriagados, y no de vino; titubeáis, y no de sidra. Porque Edonai extendió sobre vosotros espíritu de sueño, y cerró vuestros ojos: cubrió de sueño a vuestros profetas y principales videntes. Y os será toda visión como palabras de libro sellado, el cual si dieren al que sabe leer, y le dijeren: Lee ahora esto; él dirá: No puedo, porque está sellado. Y si se diere el libro al que no sabe leer, diciéndole: Lee ahora esto; él dirá: No sé leer."


    Como podemos ver, en este versículo el profeta Isaías nos explica como los israelitas (inclusive sus profetas y sabios) están adormecidos por Dios por causa de sus pecados, de modo que cualquier tipo de visión fuese para ellos como un libro sellado (imposible de abrir), o como si fuese leído por un iletrado (imposible de entender). De hecho, si nos damos cuenta, podríamos seguir con esto diciendo: “si se diera al que no sabe leer, diría, no sé leer; si se diera a un suizo, diría, no entiendo el idioma; si se diera a un cerrajero, diría, no tengo la llave que abra el sello; si se diera a un niño, diría, ¡mamá!” etc. Si Muhammad fuera uno de los judíos (y digo bien) analfabetos a los que se hace referencia aquí, según este versículo es por el peso de sus pecados y porque representa su ceguera frente a la inspiración de Dios.


    Con respecto a lo del nombre "Muhammad" (Mahoma) en la Biblia: En realidad, esa palabra no existe en las Sagradas Escrituras, sin embargo, los musulmanes afirman que aparece en el Cantar de los Cantares del Rey Salomón, concretamente en el versículo 5:16 que dice: "Su paladar es dulcísimo: y todo Él deseable. Tal es mi amado, tal es mi compañero, oh hijas de Jerusalén". Los musulmanes afirman que en el hebreo original, la palabra "deseable" hace referencia en realidad a Muhammad pues esto es lo que, en una transliteración aproximada, dice el versículo mencionado: "Chikkov mamtakkim vechul'ov machamaddim zeh dovdi ve'zeh re'i benovt yerushalim"; correspondiéndose la palabra "machamaddin" con "deseable". Los musulmanes afirman que donde aparece "machamaddin" es en realidad “Muhammad”; sin embargo, esto no es sino una falacia (y un desconocimiento pleno de la gramática hebrea), ya que la palabra “machamaddin” es la forma plural de la palabra hebrea “machamad”. De este modo, si en el versículo bíblico 5:16 aparece realmente el nombre de Muhammad, y siguiendo el estilo de traducción que los musulmanes acostumbran a hacer, deberíamos leer algo tal que así: “Su paladar es dulcísimo y todo él Muhammades. Tal es mi amado…” En definitiva, un sinsentido.


    Por otro lado, me he topado con musulmanes que afirman que en el Cantar de los Cantares se describe a Mahoma como el “esposo”; sin embargo, si leemos el Cantar de los Cantares entero y sin castrar, comprobaremos sin mucho esfuerzo que en realidad el Esposo no es otro que Dios y la Esposa no es otra que el Pueblo de Israel; y que en estos versículos se describe (Salomón heredó la técnica poética de su padre David, sin duda) la relación de Dios con su Pueblo por medio de su Alianza y Mesías prometido.


    Como decía un conocido hebreo: “¡Ya no vamos ni a poder hablar nuestro idioma por miedo a que nos increpen con que decir “¡que batido más sabroso!” sea una profecía de Mahoma!”.


    mi unico objetivo es hacer llegar el mensaje a cuanta más gente posible, luego que cada uno elija cual es el mejor camino.

    "Yo Soy el Camino, la Verdad y la Vida" Jesucristo.


    saludos y que la paz sea contigo (Salâm).

    En realidad, la palabra al-Salâm (mal traducida como “paz”) tiene, al igual que la palabra Islâm, un origen pre-islámico y bélico, pues se aplicaba al tiempo de descanso entre guerra y guerra durante las luchas tribales que se desarrollaban en la península arábiga con asiduidad; de ahí su significado de “ausencia de lucha (entre luchas)” y el sueño utópico del Islâm de una ausencia de lucha completa por medio de la imposición del Islâm en el mundo (Dar al-Islâm o Dar al-Salâm). Muchos musulmanes lo niegan, por supuesto, argumentando que la surah 43:88-89 en realidad aboga por una situación de tolerancia y cordialidad con los no-musulmanes; sin embargo, parafraseando al comentarista coránico Ibn Kazir sobre este ayât: “los no-musulmanes habrán de saber que salâm no es más que una advertencia de Allah hacia ellos: el castigo de Allah, que no podía ser rechazado, recaería sobre ellos y, la religión de Allah (Islâm) y su palabra (Corán) eran supremas. Por consiguiente, la Jihâd y los esfuerzos estaban indicados hasta que la gente se plegara multitudinariamente a la religión de Allah y hasta que el Islâm se extendiera de este a oeste”.


    Un saludo.


    Arwing Rox


    ____________
    Pd: al cabo de unas semanas, le pregunté a mi amiga si había recibido alguna señal de vida por parte de aquel individuo y me comentó llena de júbilo que no había vuelto a ser molestada.


    Políticamente Incorrectos: Respondiendo a un musulmán.
    «¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España.»
    𝕽𝖆𝖒𝖎𝖗𝖔 𝕷𝖊𝖉𝖊𝖘𝖒𝖆 𝕽𝖆𝖒𝖔𝖘

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El Problema Judío
    Por donjaime en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 08/01/2016, 22:11
  2. ¿es Usted Judio?
    Por Christabel en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 148
    Último mensaje: 14/06/2009, 19:14
  3. Verde Islam, ¿la cara amable y moderada del Islam?
    Por Vivarium en el foro Religión
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 27/10/2006, 16:17

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •