Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 43

Tema: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacios)

  1. #1
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacios)

    Fuente: Franco y Juan Carlos. Del Franquismo a la Monarquía, Jesús Palacios, Flor del Viento Ediciones, Barcelona, 2005, páginas 440 – 444.





    FRANCO SABE EN 1966 QUE JUAN CARLOS DESEA REINAR BAJO UN BIPARTIDISMO DEMOCRÁTICO




    27 de Mayo, 10 de la noche. En casa de Joaquín Garrigues Walker se celebra una cena que da lugar a un interesantísimo coloquio. El anfitrión ha llamado a Antonio Fontán, Catedrático y Decano de la Universidad de Pamplona, miembro del Opus y antiguo profesor del Príncipe; Pedro Durán, consejero del Banco Urquijo, Presidente de Catalana de Gas y Maquinista Terrestre; Manuel Ortínez, Director General del Instituto Español de Moneda Extranjera; Hermenegildo Altozano, Director del Banco Hipotecario, ex Gobernador Civil de Sevilla, activo miembro del Opus, monárquico de lucha que combina con gran decisión su vinculación al Movimiento y a la línea de Don Juan; Antonio Villar Massó, abogado, grado treinta y tres del Gran Oriente Español (tapado), en los próximos años se decidirá por dar su apoyo al Partido Socialista; Alberto Ballarín, Notario de Madrid; Carlos Fernández Novoa, Catedrático de la Universidad de Santiago de Compostela; Antonio Barrera de Irimo, Presidente de la Compañía Telefónica; Jaime Urquijo, Secretario General de Energía e Industrias Aragonesas, S. A.; y a Alberto Algora, abogado, Presidente de la Asociación Católica Nacional de Propagandistas. Se trata sin duda de una más que cumplida representación del espectro social que mueve en esos momentos el Régimen y quiere tener la llave del futuro. Y la verdad es que todos están para hablar y escuchar al Príncipe. Don Juan Carlos es el invitado que realmente destaca.

    La conversación, muy viva, desarrollada en términos muy cordiales, se prolonga hasta pasadas las dos de la madrugada. Alguien de los presentes pasa datos y detalles al Servicio de Información de la Dirección General de Seguridad. Alonso Vega ordena que se haga un informe, lo remite a El Pardo. Franco tiene, pues, un completo conocimiento de lo que han dicho unos y otros. Los reunidos hablan libremente, sin cortapisa alguna, del futuro de la Monarquía y de la España después de Franco. Todos dan por hecho que la Corona se establecerá en un régimen democrático. El Príncipe alude a que en el futuro hay que evitar los excesos del pluripartidismo y parece sentirse cómodo con la aceptación general de que llegue a implantarse un sistema de dos partidos –socialista y democristiano–, y algún otro de pequeña representación, similar al de los países anglosajones, que en el juego democrático vayan alternándose en el poder. No hay ningún dato de que Franco hiciera al Príncipe el más mínimo comentario sobre esta reunión. Con su silencio y las vagas afirmaciones que en ocasiones le hiciera de que él tendría que gobernar de forma muy diferente a la suya, parece que el Caudillo admitía una evolución futura del Régimen hacia el bipartidismo.

    Éste es el contenido del citado informe:

    Por comentarios escuchados a los asistentes, incluso a personas poco sospechosas de excesivo fervor monárquico, el Príncipe causó muy buena impresión, por su simpática personalidad y su interés por conocer las diversas opiniones de los asistentes ante el problema sucesorio, posición de la Dinastía, y configuración de la España futura.

    Con respecto a la sucesión, Villar Massó, Jaime Urquijo y Alberto Algora se mostraron partidarios del referéndum previo a la restauración, comportando evidentemente una etapa anterior de información popular y restablecimiento democrático paulatino. Los demás asistentes, salvo Joaquín Garrigues, que no se definió, prefirieron la restauración de hecho, y la consulta o refrendo popular después, cuando la Monarquía hubiese tenido ya oportunidad de demostrar al pueblo su eficacia y su autenticidad democrática.

    Sobre la posición de la Dinastía, la mayoría se inclinó por la colaboración con el actual Jefe del Estado, pero sin comprometer su actuación futura. Jaime de Urquijo y algún otro se mostraron reticentes con respecto a la pública aparición del Príncipe como identificado con el actual Régimen. Villar Massó indicó su opinión de que el Príncipe, por una parte, debía aparecer cerca del Poder, para así garantizar su continuidad, pero no debía comprometerse con él, ni tampoco pactar con la Oposición, como concretamente llegaron a proponer Alberto Ortínez [debe tratarse de Manuel Ortínez] y Pedro Durán. Frente a la sugerencia de ambos citados de incluir a algún dirigente exiliado, Villar indicó que los dirigentes exiliados ya no representaban ninguna fuerza real, lo cual fue calurosamente suscrito por el Príncipe.

    Acerca de la configuración de la España post-franquista, todos los asistentes se mostraron de acuerdo en que no podía ser otra que un Estado de Derecho, con instituciones democráticas de tipo europeo y actual.

    El Príncipe aludió a que habría que evitar los excesos del pluripartidismo, a lo que Villar y otros abundaron en que bastaría con una inteligente Ley Electoral para que se pudiera garantizar en la práctica el sistema de dos grandes partidos, socialista-democrático y demócrata-cristiano, con algún otro sector marginal o complementario.

    La discusión fue viva y muy libre, y las bases comunes se revelaron grandes. En todo caso, Villar y otros asistentes indicaron que emitían las opiniones a título exclusivamente particular, si bien no debían ocultar que eran compartidas por ciertos sectores de opinión del país. Alberto Algora se mostró muy liberal en sus manifestaciones, como la mayor parte de los asistentes. El Príncipe estuvo a la vez espontáneo y prudente, y, según hemos escuchado a algunos de los asistentes, realmente estuvo muy en su papel, demostrando tener capacidad de opinión, pero no comprometiéndose en ningún momento. Habló con respeto de la figura del Jefe del Estado, dijo que el balance del Régimen sería positivo, y aludió al Conde de Barcelona con evidente afecto y respeto. Sin embargo, se mostró muy convencido de su propio papel como futuro Rey de España, aunque, como es natural, no se trató el tema de la opción entre padre e hijo [99].

    El desfile de la Victoria de este año se salda con una Declaración de repudio por la presencia del Príncipe. Pero al menos en esta ocasión, Don Juan Carlos no es insultado por alguien en la calle. Rafael Rivas Benito, Jefe del Requeté de Madrid, remite a Solís el Manifiesto. Los carlistas «repudiarían la presencia en la presidencia del desfile conmemorativo de la Victoria de Juan Carlos, ya que dicho Príncipe representa la Monarquía liberal que nos empujó a derramar tanta sangre» [100]. Unos meses más tarde el Infante Javier de Borbón ofrece, en una proclama de principios, su Monarquía a Franco. La Monarquía tradicional sin partidos, incluso el carlista desaparecerá cuando se establezca la Monarquía. Sistema fuerte de autoridad. Representación regional, local, profesional. Descentralización mediante el sistema de fueros que es el que da la tradición democrática a nuestro pueblo. Fidelidad a la Iglesia Católica. El Rey como árbitro [101].

    Los primeros días de Junio se hace pública la creación del Secretariado Permanente de Don Juan. Lo integran catorce miembros con Areilza a la cabeza, los demás se distribuyen en cuatro Comisiones: Leyes, Información, Organización, y Economía; están Altozano, Sánchez Agesta, Anson, Guillermo Luca de Tena, Melgar, Jesús Obregón, Ramón de San Pedro y los Condes de los Andes y de los Gaitanes, entre otros. Su misión es trabajar en el interior y fuera de España a favor de la causa política de Estoril. El New York Times saca la conclusión de que se trata de un «gabinete en la sombra» del Conde de Barcelona. Apenas transcurrida una semana, Estoril se llena de protestas de monárquicos por la designación de Areilza. Según Ibáñez Martín, Ramón Rato Rodríguez San Pedro visita a Don Juan. En su opinión, el Secretariado no debía haberse creado, pero una vez hecho y, pese a que haya elementos que enfaticen que para nada quieren ver a Motrico a su frente, la «seriedad de Villa Giralda exige que se mantenga» [102].

    Don Juan Carlos, en tanto, sigue despachando una vez al mes con Franco. Normalmente hablan durante una hora, salvo que le pida más tiempo, entonces le concede dos horas, siempre por la tarde las semanas que no hay Consejo de Ministros. En la reunión que mantienen el 17 de Junio, Don Juan Carlos se interesa por cómo quedará la Ley Orgánica. Cuatro días antes Franco la ha cerrado definitivamente y se la pasa a Carrero para que la estudien los Ministros durante el Verano, antes de darla a trámite a las Cortes y posterior referéndum. El Príncipe pregunta al Caudillo sobre las funciones que desempeñará en el futuro el Jefe del Estado y el Presidente del Gobierno. Franco le da algunos detalles, pero aparcan la conversación para más adelante.

    El 21 de Julio, Anson escribe en ABC: «La Monarquía de todos». Franco y Fraga se indignan. Al periódico le cuesta el secuestro de la edición, y al brillante periodista una forzada corresponsalía en el sudeste asiático. En el artículo, Anson mantiene la tesis de que las monarquías europeas que han sobrevivido a la acción revolucionaria republicana, reinan sobre sociedades democráticas. La Monarquía española tendrá que ser igual, no podrá eludir esto porque la sociedad camina hacia el régimen democrático, la libertad. Reconoce que el régimen español ha dado un giro de noventa grados desde 1945; por eso mismo, la Monarquía dentro de veinte años no podrá ser igual, como no lo es el Régimen hoy. Cita varias decenas de nombres, que han compartido mesa, mantel y homenaje la noche de San Juan en Estoril; desde Serrano Suñer a Tierno Galván, dispares en sus concepciones políticas, unidos en las declaraciones a favor de Don Juan. E introduce una cuña para herir la estrategia de quienes están sembrando el paso del Príncipe hacia el Trono. «Pensaba yo esto, y pensaba también en la postura ejemplarísima de Don Juan Carlos cuando un periodista indiscreto le habló de sus posibilidades al Trono y el Príncipe hizo esta declaración perfecta, recogida en la revista Time de 21 de Enero de 1966: “Nunca, nunca aceptaré la Corona mientras mi padre esté vivo”» [103]. Curiosamente, esta última supuesta frase del Príncipe, se volverá a utilizar como declaración de fondo en la entrevista apócrifa que Point de Vue publicaría en Octubre de 1968, a un paso ya de la designación como sucesor.









    [99] Archivo Franco, leg. 109. Informe de 30 de Mayo de 1966.

    [100] Archivo Franco, leg. 77.

    [101] Archivo Franco, leg. 212.

    [102] Archivo Franco, leg. 97. Carta de 22 de Junio de 1966.

    [103] Anson, Don Juan, págs. 359 – 361.
    Kontrapoder y Rodrigo dieron el Víctor.

  2. #2
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,923
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    Dos encabezamientos rotundos, pero que no se ven confirmados con el contenido de lo que se envía:

    - Sobre lo de que "Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo del señor Jesús Palacios, pasamos más allá con la afirmación exagerada, de que "FRANCO SABE EN 1966 QUE JUAN CARLOS DESEA REINAR BAJO UN BIPARTIDISMO DEMOCRÁTICO, opinión, como no, del señor Martin Ant.

    - Hay que aclarar que la reunión en cuestión no fue convocada para conocer la opinión de Juan Carlos sobre el futuro, sino al revés para conocer Juan Carlos la opinión de esas personas de cara al futuro.

    Lo único ahí fiable no es la introducción de Jesús Palacios (que no estuvo allí aunque lo narra como si hubiera estado) sino el informe que se pasa a Franco, y en el texto solamente debe atenderse a lo que allí habló Juan Carlos.

    De Franco no sabemos lo que entonces "sabía", pues ninguno estuvo en su pellejo para enterarse. Y solo debe atenderse a lo que dijo Juan Carlos (en negrita):

    Éste es el contenido del citado informe:
    Por comentarios escuchados a los asistentes, incluso a personas poco sospechosas de excesivo fervor monárquico, el Príncipe causó muy buena impresión, por su simpática personalidad y su interés por conocer las diversas opiniones de los asistentes ante el problema sucesorio, posición de la Dinastía, y configuración de la España futura.

    Con respecto a la sucesión, Villar Massó, Jaime Urquijo y Alberto Algora se mostraron partidarios del referéndum previo a la restauración, comportando evidentemente una etapa anterior de información popular y restablecimiento democrático paulatino. Los demás asistentes, salvo Joaquín Garrigues, que no se definió, prefirieron la restauración de hecho, y la consulta o refrendo popular después, cuando la Monarquía hubiese tenido ya oportunidad de demostrar al pueblo su eficacia y su autenticidad democrática.

    Sobre la posición de la Dinastía, la mayoría se inclinó por la colaboración con el actual Jefe del Estado, pero sin comprometer su actuación futura. Jaime de Urquijo y algún otro se mostraron reticentes con respecto a la pública aparición del Príncipe como identificado con el actual Régimen. Villar Massó indicó su opinión de que el Príncipe, por una parte, debía aparecer cerca del Poder, para así garantizar su continuidad, pero no debía comprometerse con él, ni tampoco pactar con la Oposición, como concretamente llegaron a proponer Alberto Ortínez [debe tratarse de Manuel Ortínez] y Pedro Durán. Frente a la sugerencia de ambos citados de incluir a algún dirigente exiliado, Villar indicó que los dirigentes exiliados ya no representaban ninguna fuerza real, lo cual fue calurosamente suscrito por el Príncipe.

    Acerca de la configuración de la España post-franquista, todos los asistentes se mostraron de acuerdo en que no podía ser otra que un Estado de Derecho, con instituciones democráticas de tipo europeo y actual.

    El Príncipe aludió a que habría que evitar los excesos del pluripartidismo, a lo que Villar y otros abundaron en que bastaría con una inteligente Ley Electoral para que se pudiera garantizar en la práctica el sistema de dos grandes partidos, socialista-democrático y demócrata-cristiano, con algún otro sector marginal o complementario.

    La discusión fue viva y muy libre, y las bases comunes se revelaron grandes. En todo caso, Villar y otros asistentes indicaron que emitían las opiniones a título exclusivamente particular, si bien no debían ocultar que eran compartidas por ciertos sectores de opinión del país. Alberto Algora se mostró muy liberal en sus manifestaciones, como la mayor parte de los asistentes. El Príncipe estuvo a la vez espontáneo y prudente, y, según hemos escuchado a algunos de los asistentes, realmente estuvo muy en su papel, demostrando tener capacidad de opinión, pero no comprometiéndose en ningún momento. Habló con respeto de la figura del Jefe del Estado, dijo que el balance del Régimen sería positivo, y aludió al Conde de Barcelona con evidente afecto y respeto. Sin embargo, se mostró muy convencido de su propio papel como futuro Rey de España, aunque, como es natural, no se trató el tema de la opción entre padre e hijo [99].


    Este dato Jesús Palacios lo falsifica a su modo:
    El Príncipe alude a que en el futuro hay que evitar los excesos del pluripartidismo y parece sentirse cómodo con la aceptación general de que llegue a implantarse un sistema de dos partidos –socialista y democristiano–, y algún otro de pequeña representación, similar al de los países anglosajones, que en el juego democrático vayan alternándose en el poder.
    ¿Donde consta eso en el informe?
    ¿Acaso Jesús Palacios estuvo allí para oír lo del bipartidismo en boca de Juan Carlos ? Es evidente que esos añadidos en boca de Juan Carlos de "países anglosajones y juego democrático" se los ha sacado Palacios de la chistera.

    Y lo más gracioso es que añade esto:
    No hay ningún dato de que Franco hiciera al Príncipe el más mínimo comentario sobre esta reunión.
    Pues efectivamente, a lo mejor no hubo ningún comentario porque lo que se dijo fue intrascendente. Si trató con liberales, los temas serían sobre un hipotético futuro liberal.
    (Juan Carlos en aquel año se daba a conocer y a ser conocido. De Blas Piñar también he leído, no recuerdo ahora dónde, que una representación de FUERZA NUEVA se acercó a charlar con él)

    Y en todo caso, aunque lo hubiera habido comentario ¿por qué habría debido hacerse público?

    ¿Ya estamos otra vez de cazafantasmas divagando sobre el significado de omisiones supuestamente trascendentalísimas?

    Con su silencio y las vagas afirmaciones que en ocasiones le hiciera de que él tendría que gobernar de forma muy diferente a la suya, parece que el Caudillo admitía una evolución futura del Régimen hacia el bipartidismo.
    Venga. Lo que tú digas. ¿y por qué el bipartidismo , ¿o mejor hacia el comunismo , ¿no?




    El 21 de Julio, Anson escribe en ABC: «La Monarquía de todos». Franco y Fraga se indignan. Al periódico le cuesta el secuestro de la edición, y al brillante periodista una forzada corresponsalía en el sudeste asiático. En el artículo, Anson mantiene la tesis de que las monarquías europeas que han sobrevivido a la acción revolucionaria republicana, reinan sobre sociedades democráticas. La Monarquía española tendrá que ser igual, no podrá eludir esto porque la sociedad camina hacia el régimen democrático, la libertad. Reconoce que el régimen español ha dado un giro de noventa grados desde 1945; por eso mismo, la Monarquía dentro de veinte años no podrá ser igual, como no lo es el Régimen hoy.
    Precisamente este párrafo final que trata la represalia de Franco contra Ansón por pedir una monarquía democrática, echa por tierra toda la argumentación del futuro Juan Carlos "democrático". El montaje y la tendencia del texto de J. Palacios falla estrepitosamente.

    Siguiendo el estilo de raciocinio de Jesús Palacios deduciremos que "no hay datos sobre el parecer de Juan Carlos sobre las represalias de Franco a Ansón pero dada su psicología todo parece dar a entender que debió atemorizarse y poner la prevista "apertura bipartidista" en cuarentena por una temporada".


    .
    Última edición por ALACRAN; Hace 1 semana a las 21:24
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  3. #3
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    Sobre lo de que "Franco sabe desde 1966 desde 1966 que Juan Carlos al demoliberalismo del señor Jesús Palacios, pasamos más allá con la afirmación exagerada, de que "FRANCO SABE EN 1966 QUE JUAN CARLOS DESEA REINAR BAJO UN BIPARTIDISMO DEMOCRÁTICO, opinión, como no, del señor Martin Ant..
    No. Es al revés. La frase "Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo" la he puesto yo, y la frase "Franco sabe en 1966 que Juan Carlos desea reinar bajo un bipartidismo democrático" es del historiador franquista Jesús Palacios.

    Hay que aclarar que la reunión en cuestión no fue convocada para conocer la opinión de Juan Carlos sobre el futuro, sino al revés para conocer Juan Carlos la opinión de esas personas de cara al futuro.
    Más bien es todo lo contrario. La reunión de los demoliberales en la casa de Garrigues Walker tiene por objetivo tantear y conocer el pensamiento político de Juan Carlos. Hay que tener en cuenta que todos esos asistentes demoliberales, como muy bien advierte el historiador Palacios, son prácticamente una representación de todos los sectores que verdaderamente "pinchan y cortan" dentro del Régimen franquista (por supuesto, con el beneplácito de Franco), y, por tanto, es lógico y normal que quisieran conocer las ideas de aquella persona que todos los indicios señalaban, en aquel entonces, como futura sucesora de Franco.

    Lo único ahí fiable no es la introducción de Jesús Palacios (que no estuvo allí aunque lo narra como si hubiera estado) sino el informe que se pasa a Franco, y en el texto solamente debe atenderse a lo que allí habló Juan Carlos.
    El comentario del texto que hace el historiador franquista Jesús Palacios no es para nada forzado, sino que es una interpretación que se desprende perfectamente del conjunto de todo el Informe.

    En éste se dice que "TODOS los asistentes" estaban de acuerdo en que después de Franco debía restablecerse un "Estado de Derecho con instituciones democráticas de tipo europeo y actual". A continuación, una vez aceptada esa base esencial por todos, se desciende a las cuestiones accidentales de detalle, y Juan Carlos expresa su reticencia hacia los excesos que podrían derivarse de un sistema pluripartidista, a lo cual le vienen a tranquilizar el masón Villar y otros diciéndole que eso se podría solucionar mediante un sistema bipartidista.

    Finalmente, se dice que las "bases comunes se revelaron grandes", y parece ser que Juan Carlos dio buena impresión a los asistentes, pues según algunos de ellos "realmente estuvo muy en su papel, demostrando tener capacidad de opinión, pero no comprometiéndose en ningún momento" (como, efectivamente, quedó demostrado a la hora de fijar los detalles concretos del futuro sistema demoliberal en la discusión anterior entre pluripartidismo o bipartidismo).

    Por último, el Informe añade que "habló con respeto de la figura del Jefe del Estado, dijo que el balance del Régimen sería positivo, y aludió al Conde de Barcelona con evidente afecto y respeto" (esto último era también perfectamente normal, pues siempre hubo una continua comunicación, compenetración y unión entre Juan Carlos y su padre el demoliberal Don Juan, jamás interrumpida en ningún momento).

    Pues efectivamente, a lo mejor no hubo ningún comentario porque lo que se dijo fue intrascendente. Si trató con liberales, los temas serían sobre un hipotético futuro liberal.

    (Juan Carlos en aquel año se daba a conocer y a ser conocido
    Juan Carlos no "se daba a conocer y a ser conocido" en aquel año, sino que llevaba ya varios años gozando (él, y su recién estrenada familia) de los favores oficiales del Régimen franquista, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado franquista.

    De Blas Piñar también he leído, no recuerdo ahora dónde, que una representación de FUERZA NUEVA se acercó a charlar con él)
    No tiene absolutamente nada que ver un acto oficial y público como el que realizó Fuerza Nueva con Juan Carlos, que un acto privado y espontáneo en una casa privada como el que aquí nos ocupa (y registrado por la omnipresente Dirección General de Seguridad, es decir, los ojos y los oídos de Franco).

    Precisamente este párrafo final que trata la represalia de Franco contra Ansón por pedir una monarquía democrática, echa por tierra toda la argumentación del futuro Juan Carlos "democrático". El montaje y la tendencia del texto de J. Palacios falla estrepitosamente.
    El franquista demoliberal Fraga defenestró a Ansón por escribir un artículo en el que pretería a Juan Carlos, y ensalzaba y consideraba al desacreditado D. Juan como único representante de la futura "Monarquía". Tras la aprobación de la nueva "Ley" de libertad de Prensa de Marzo de 1966, Ansón veía que empezaban a proliferar artículos del estilo del de Julián Ayesta, y se animó a escribir el suyo, donde cometió la imprudencia de defender la candidatura de D. Juan frente a la de Juan Carlos, lo cual iba en contra de los planes que iba preparando Franco en favor de este último.


    .
    Última edición por Martin Ant; Hace 6 días a las 18:35

  4. #4
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,722
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    Me he tomado la molestia de reproducir lo que usted mismo reproduce abriendo otros hilos siempre con el mismo tema. Éste es de hace una semana y como nadie contestó abre usted otro, ademas de otros que ha venido abriendo y los que abrirá. No parece muy clara su intención, salvo mostrar el escozor por el cual Franco no eligió a D. Javier, sabia decisión de estadista por cuanto el problema no era él, aunque con matices, sino lo que vendría después: socialismo autogestionario en connivencia con toda la izquierda y masonería representadas en La Platajunta, así como el señorito nieto de Don Javier, extranjero, divorciado..., vamos todo un planazo. La herencia ha sido y es nefasta, pero anda que la otra, ¡tela marinera!, y todos tienen algo en común, todos se apellidan Borbón.



    Fuente: Memorias (Volumen II). Años decisivos, Laureano López Rodó, Actualidad y Libros S. A. – PLAZA & JANES/Cambio 16, 1991, Barcelona, páginas 648 – 655.




    MEMORIAL DE CARRERO AL JEFE DEL ESTADO (21 DE OCTUBRE DE 1968)



    Consideraciones sobre la aplicación del artículo 6 de la Ley de Sucesión


    Meditando sobre la conversación sostenida con S. E. el pasado día 17, en relación con la conveniencia de proceder a la designación de la persona que en su día haya de sucederle en la Jefatura del Estado, considero que no serviría a S. E. con la fidelidad con que es mi más firme voluntad servirle, si no le expusiera con toda calma, exhaustivamente y por escrito, lo que honradamente pienso sobre tan importante materia.

    La Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado establece en su artículo 6.º que: «en cualquier momento el Jefe del Estado podrá proponer a las Cortes la persona que estime debe ser llamada en su día a sucederle a título de Rey o de Regente…». Esto, que fue promulgado hace ya más de 21 años (el 26 de Julio de 1947), tras hacer sido sometido a Referéndum de la Nación y aceptado por el 83 % del cuerpo electoral, que representó el 93 % de los votantes, ha sido ratificado recientemente en el Referéndum de 14 de Diciembre de 1966 que, con ocasión de la Ley Orgánica del Estado, puso de manifiesto la clamorosa adhesión popular (85,5 % del cuerpo electoral, que representó el 95,66 % de los votantes) al conjunto de las siete Leyes Fundamentales que integran nuestro ordenamiento institucional.

    Con un intervalo de veinte años, prácticamente dos generaciones sucesivas de españoles han sido consultadas y han dado, casi unánimemente, la misma respuesta. No cabe, pues, manifestación más terminante de la voluntad popular de que sea S. E. quien designe su sucesor en la Jefatura del Estado, porque la idea de que este hecho ha de producirse es lo único que da a los españoles, que al pensar en el futuro de España piensan en sus hijos y en sus nietos, confianza y garantías de continuidad. La fórmula sucesoria que contempla el artículo 8.º de la Ley de Sucesión, no puede ser considerada sino como una fórmula supletoria, para un caso de emergencia, que, pese a todas sus cautelas, entraña. Evidentemente, unos momentos de grave crisis que sólo pueden desear los pocos que pretenden aprovecharlos para dar al traste con la ingente obra desarrollada por Su Excelencia, porque indudablemente esta obra no queda definitivamente consolidada hasta que S. E. no haga aplicación del artículo 6.º de la Ley de Sucesión.

    Si a la tremenda conmoción que fatalmente España ha de sufrir el día que le falte su Caudillo se hubiera de agregar la peripecia de tener que poner en práctica el artículo 8.º de la Ley de Sucesión, la crisis que en tal momento se produciría sería evidentemente muy grave y prolongada. En el plazo de tres días, el Consejo del Reino y el Gobierno (35 personas en total) tendrían que, en sesión ininterrumpida y secreta, ponerse de acuerdo sobre la persona que debían proponer a las Cortes para asumir la Jefatura del Estado a título de Rey, propuesta en la que, indudablemente, podría pesar más el número que la razón y la conveniencia. Habría que convocar a continuación al Pleno de las Cortes, en las que, lo mismo para la aceptación que para rechazar la propuesta, podrían pesar más, aún con mayor motivo, el número, los enredos y las intrigas, que la realidad de la conveniencia nacional, y en lo que se tardaría un plazo del orden, como mínimo, de diez días. Si la propuesta no fuese aceptada, sería necesario repetir el proceso de elección para la propuesta de una segunda persona a título de Rey. Si esta segunda propuesta no fuese tampoco aceptada, a los veinte días España se encontraría con que habría que repetir la propuesta para una tercera persona a título de Regente, y el Gobierno y el Consejo del Reino tendrían que enfrentarse con el problema nada fácil de encontrar una «personalidad que por su prestigio, capacidad y posibles asistencias de la Nación» pudiera ocupar la Jefatura del Estado. Las Cortes podrían aceptarla o no. De no aceptarla, habría que seguir repitiendo indefinidamente la propuesta hasta encontrar una aceptación, en lo que se podría tardar sabe Dios cuánto tiempo. La crisis sería evidentemente gravísima y la solución de un Regente no haría más que aplazar su repetición, pues, con arreglo a lo dispuesto en el apartado V del artículo 8.º, España tendría que volver a pasar por una crisis semejante al término del mandato concedido al Regente, lo que no haría más que exacerbar las intrigas y las apetencias de futuros Regentes y de nuevos pretendientes a la Corona. Piénsese, por último, en lo que agravaría la crisis de la elección la incidencia del artículo 16 de la Ley Orgánica del Estado que establece que, en caso de fallecimiento del Presidente del Gobierno [Franco ostentaba entonces la Presidencia del Gobierno], se procederá a la designación de este cargo con arreglo a lo dispuesto en el artículo 14 de la misma Ley en el plazo de diez días, es decir, que en pleno proceso de designación del Jefe del Estado, el Gobierno, participante en la primera propuesta, cesaría para dar paso a otro propuesto por el nuevo Presidente del Gobierno, que tendría que designar el Consejo de Regencia a propuesta en terna del Consejo del Reino. Estremece pensar que todo esto pudiera llegar a producirse.

    Las gentes, aunque seguramente no se dan clara cuenta de la tremenda complicación que entraña la aplicación del artículo 8.º, ven en ello, por instinto, un serio peligro y sólo confían en la decisión de S. E. Lo que el pueblo español desea, mi General, es que S. E., en la plenitud de sus facultades, designe quién ha de sucederle en su día, y que Dios haga que ese día esté lo más lejano posible. Lo que S. E. decida en este aspecto, como en todos, será aceptado con entusiasmo por los españoles, pues en el ánimo de todos está que sólo S. E. está capacitado para tan trascendental decisión.

    ¿Cuál es el momento en que S. E. debe designar su sucesor haciendo uso del artículo 6.º de la Ley de Sucesión? Ésta es la primera cuestión a examinar.

    Desde 1947, en que se promulgó la Ley de Sucesión, S. E. ha podido hacerlo, pero entonces no se había dado cima aún al proceso institucional: no se habían establecido los deberes y facultades de los futuros Jefes del Estado, ni materia tan importante como la forma de designación del Presidente del Gobierno y el señalamiento de sus atribuciones, y S. E., con sabia prudencia política, ha dejado transcurrir los años para completar, con la Ley de Principios del Movimiento Nacional y la Ley Orgánica del Estado, el proceso constitucional, y para poder formar juicio sobre las personas de la dinastía, a la vez que decidía sobre la formación del Príncipe Don Juan Carlos. A lo largo de estos 21 años, éste se ha formado en España en muchas mejores condiciones para su futuro papel de Rey que si hubiera sido Príncipe de Asturias desde su nacimiento, ha constituido una familia, tiene más de 30 años y descendencia masculina, y ha demostrado «tener las cualidades necesarias para el desempeño de su alta misión» a que se refiere el artículo 9.º de la Ley de Sucesión, sobre todo teniendo en cuenta las garantías que entrañan las cautelas establecidas en la Ley Orgánica del Estado, mientras que, por el contrario, durante estos años su padre, el Infante Don Juan, ha puesto de manifiesto, harto claramente, no reunir esas cualidades necesarias para poder ser un día Rey de España. Por consiguiente, la elección de S. E. está evidentemente hecha, y hasta manifestada con toda claridad aunque informalmente.

    ¿Hay alguna razón para pensar que más tiempo proporcionaría quizás a S. E. algún nuevo elemento de juicio que le hiciera cambiar de idea? Evidentemente no. Don Juan está desahuciado por S. E. y por la inmensa mayoría de los españoles, que estamos convencidos de que, con independencia de sus ideas liberales y de su desconocimiento de la realidad española, es alérgico al Movimiento Nacional, espina dorsal de nuestro ordenamiento jurídico. El Príncipe Don Alfonso, en quien pudo pensarse inicialmente por ser hijo del Infante Don Jaime, no ha recibido la formación que se ha dado a su primo, tiene otras características personales menos favorables, está aún soltero, y, en todo caso, sólo puede ser una conveniente reserva. En cuanto al último pretendiente, Don Hugo de Borbón, candidato de una exigua minoría carlista mal informada, en primer término no es español, primera cualidad exigida por el artículo 9.º de la Ley de Sucesión, y además es, de todos los descendientes de Felipe V, el que menos derechos tiene a la Corona de España, pues se trata, como puede verse en el gráfico adjunto, del último descendiente de la rama de Don Felipe de Parma, último hijo de Felipe V. Más derechos que él tendrían, evidentemente, los descendientes de Don Fernando de las Dos Sicilias y del Infante Don Gabriel, hijos de Carlos III, y, desde luego, los descendientes de Don Carlos María Isidro y Don Francisco de Paula, hijos de Carlos IV.

    Desde el punto de vista de la legalidad de la sucesión de Fernando VII, los derechos de Don Carlos María Isidro, basados en que en España no podía reinar una mujer porque no aceptó la derogación de la Ley Sálica, al no tener sucesor por línea de varón pasaron a su hermano Don Francisco de Paula; de éste a su hijo Don Francisco de Asís, y de éste a su hijo Alfonso XII, de su matrimonio con Isabel II. Es decir, que, con independencia de la pugna entre liberalismo y tradicionalismo, el problema de la Ley Sálica planteado a la muerte de Fernando VII, quedó resuelto con el matrimonio de Isabel II con Don Francisco de Asís. Sin Ley Sálica, la Reina era Doña Isabel; con Ley Sálica, el Rey era Don Francisco de Asís, y, en cualquier caso, el hijo de ambos Don Alfonso XII.

    Otro problema de orden legal es el de la renuncia del Infante Don Jaime y la abdicación de Don Alfonso XIII en el Infante Don Juan. La Constitución que juró Don Alfonso XIII establecía que las renuncias y las abdicaciones, para tener valor legal ante la Nación, requerían la aprobación de las Cortes, en forma similar a como lo establece el artículo 12 de nuestra Ley de Sucesión. Por consiguiente, ¿qué valor oficial tiene, ante la Nación, la abdicación de Don Alfonso XIII? Don Jaime podría renunciar a sus derechos a la Corona por su condición de incapaz, pero, legalmente, ¿podría renunciar a los derechos de su descendencia? Por consiguiente, desde el punto de vista exclusivamente legal, los derechos del Príncipe Don Alfonso frente a los de su tío Don Juan son bastante defendibles y podrían dar lugar a no pocas controversias, con evidente daño para la Nación.

    Felizmente para España, la prudencia de S. E. zanjó definitivamente toda cuestión de derechos. El artículo 1.º de la Ley de Sucesión establece que: «España, como unidad política, es un Estado católico, social y representativo, que, de acuerdo con su tradición, se declara constituido en Reino», y, a continuación, el artículo 6.º establece que en cualquier momento S. E. puede proponer a las Cortes la persona que estime pueda ser llamada a sucederle a título de Rey, sin más condicionamiento que el ser de estirpe regia, «varón y español, haber cumplido la edad de 30 años, profesar la religión católica, poseer las cualidades necesarias para el desempeño de su alta misión y jurar las Leyes Fundamentales, así como lealtad a los Principios que informan el Movimiento Nacional» (artículo 9.º de la Ley de Sucesión). Se trata, pues, de una instauración y no de una restauración. Sólo después de instaurada la Corona en la persona de un Rey, comienza el orden regular de sucesión establecido en el artículo 11 de la Ley de Sucesión. Si el Príncipe Don Juan Carlos, que reúne las condiciones básicas del artículo 9.º de dicha Ley y cuyas «cualidades necesarias para el desempeño de su alta misión» sólo S. E. puede juzgar, porque es el único que posee las prerrogativas legales para hacerlo y porque, además, es el único que personalmente las puede apreciar, está dispuesto a jurar ante las Cortes fidelidad a los Principios del Movimiento y Leyes Fundamentales del Reino, el Príncipe Don Juan Carlos puede ser designado sucesor y pasar a ser en su día, no la cabeza de una nueva dinastía, sino la continuación de la misma dinastía, puesto que es nieto de Don Alfonso XIII, sin que pueda hacerse ninguna objeción legal a la solución de continuidad que puede representar la eliminación de su padre o de su primo, porque nuestra legalidad, la legalidad vigente aprobada clamorosamente por el pueblo español en nuestras Leyes Fundamentales, no condiciona la designación de Su Excelencia establecida en el artículo 6.º de la Ley de Sucesión a ninguna continuación sucesoria. Se trata de una monarquía que se instaura, y no de una restauración. Por otra parte, y esto es importante, al ser propuesto el Príncipe por S. E. en virtud de una Ley que tiene la aprobación de un clamoroso Referéndum y al ser aprobada esta propuesta por las Cortes, representación orgánica de la Nación, la dinastía, a partir de Juan Carlos, tendría un respaldo popular infinitamente mayor que el que tuvo en su origen, pues, a fin de cuentas, Felipe V, nieto de María Teresa, hermana de Carlos II, que había renunciado a sus derechos a la Corona de España al casarse con Luis XIV de Francia, subió al Trono de España como consecuencia de un entendimiento entre Francia e Inglaterra, en el que para nada se contó con el pueblo español, y que incluso se realizó contra la voluntad de un gran sector del mismo.

    Si S. E. tiene hecha su elección, creo que retrasar la propuesta a las Cortes no puede ya proporcionar ningún beneficio. Por el contrario, la designación de su sucesor en el Príncipe Don Juan Carlos, única persona de la dinastía que tiene las cualidades y la formación necesaria para su futura misión, ofrece las siguientes importantes ventajas:

    a) Dar a los españoles una tranquilidad que no tienen, al ver desaparecer el fantasma de que un día España se viera en el trance de la crisis que representaría el tener que hacer aplicación de la fórmula supletoria del artículo 8.º, seriamente agravada por la incidencia del artículo 16 de la Ley Orgánica del Estado.

    b) Las Fuerzas Armadas tendrían perfectamente clara la misión de «defensa del orden institucional» que les confiere el artículo 37 de la Ley Orgánica del Estado, ya que esta misión podría verse enervada por confusiones e intrigas durante la crisis a que fatalmente daría lugar la aplicación del artículo 8.º de la Ley de Sucesión.

    c) Dar también a los países extranjeros interesados en la permanencia del Régimen actual español, una garantía de continuidad del mismo, lo que puede redundar favorablemente en los acuerdos que podamos concertar con ellos.

    d) El crédito exterior de nuestra economía, en el que tanto influye el factor psicológico de la confianza en la estabilidad política, se vería indudablemente robustecido.

    e) Acabar definitivamente con las especulaciones internas y externas sobre nuestro futuro, y terminar de una vez para siempre con los enredos de Estoril y del pequeño sector hugonote.

    f) Mejorar la formación del Príncipe, porque, al tener éste un status definido como Príncipe Heredero, tendría mucho mayor contacto con S. E., quien, como nadie, podría consolidar su formación y ponerle al tanto de todos los problemas nacionales.

    g) Consolidar también la popularidad del Príncipe al verle frecuentemente la gente al lado de S. E., e incluso ostentando su representación en inauguraciones y determinados actos públicos.

    ¿Debe llevarse a cabo la propuesta mediante una «acción por sorpresa», o previa determinada preparación?

    Yo aconsejaría decididamente la «acción por sorpresa». Cualquier preparación puede tener más inconvenientes que ventajas. Cualquier preparación de la índole que fuese (conversaciones con determinados sectores, algunas declaraciones del Príncipe en la prensa, etc.) no habrían de proporcionar mayores asistencias de los que no le quieren, y, en cambio, les alertaría para orquestar oposiciones en España y fuera de España, y, por otra parte, ninguna preparación es necesaria porque, sin el menor género de duda, las Cortes han de aprobar clamorosamente cualquier propuesta de S. E., como hicieron cuando la Ley Orgánica del Estado, y como han hecho siempre, porque éste es el sentir general de todos los españoles, y, si hay pequeñas minorías contrarias, que sí las hay, éstas podrán manifestarlo tanto menos cuanto más les coja por sorpresa.

    Con respecto a decir algo previamente a Don Juan, yo aconsejaría que no se hiciese, porque inmediatamente entrarían en acción los que le rodean y es seguro que, a la desesperada, organizarían algún manifiesto, o algo parecido, en el exterior, que, aunque no produjera ningún daño sensible, tampoco resultaría beneficioso. Es preferible que la cosa se realice por sorpresa, y, en último caso, siempre podría S. E. escribir a Don Juan una carta, con los argumentos o consejos que S. E. estimara convenientes, para que el Embajador de España se la entregara a la hora precisamente en que S. E. se estuviera dirigiendo a las Cortes. Es decir, algo que en modo alguno pudiera interpretarse como una consulta, ni menos como un convenio. En esta cuestión hay dos problemas: el de España, y el de la familia. El primero está perfectamente regulado con la aplicación de las Leyes; en cuanto al segundo, si Don Juan quiere no aparecer como excluido y salvar la cara de la legalidad de la abdicación de Don Alfonso XIII en él y de la continuidad de la dinastía, siempre puede hacer una renuncia de sus derechos en favor de su hijo Don Juan Carlos con una fecha anterior al día de la propuesta de S. E., que, naturalmente, se haría pública en España después de que la propuesta del Príncipe hubiese sido aceptada por las Cortes.

    Por consiguiente, el modus operandi de la aplicación del artículo 6.º de la Ley de Sucesión, podría ser:

    1.º Contar con la aquiescencia del Príncipe sobre todos los detalles de la ejecución, y con su compromiso de guardar absoluto secreto.

    2.º Convocar un pleno extraordinario de las Cortes con el menor plazo posible, que podría ser de cuatro a o cinco días, en cuya convocatoria el Presidente de las Cortes podría decir simplemente lo siguiente: «Su Excelencia el Jefe del Estado ha tenido a bien convocar un pleno extraordinario de las Cortes Españolas el día tal a tal hora, para dar cumplimiento al artículo 6.º de la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado». Si se puede encontrar una fórmula más sibilina, mejor.

    3.º Si Su Excelencia lo estima conveniente, podría, el mismo día por la mañana, reunir, conjunta o sucesivamente, al Gobierno y al Consejo del Reino, para darles cuenta de su decisión.

    4.º Mensaje del Jefe del Estado a las Cortes proponiendo, en virtud del artículo 6.º de la Ley de Sucesión, la persona que estime deba ser llamada en su día a sucederle y pidiendo el acuerdo de las Cortes preceptuado en el artículo 15 de dicha Ley.

    5.º Lectura por el Presidente de las Cortes de la propuesta de acuerdo del Pleno, que habrá de revestir forma de Ley.

    6.º Votación de las Cortes. El Presidente indicará que se levanten los Procuradores que no aprueben la propuesta.

    El texto de la Ley es sencillo. La Exposición de Motivos podría limitarse a subrayar la conveniencia de dar cumplimiento al artículo 6.º de la Ley de Sucesión e indicar que la persona propuesta, además de reunir las condiciones señaladas en el artículo 9.º de dicha Ley, es de estirpe regia, y, «habida cuenta de los supremos intereses de la Patria», se juzga que posee las cualidades necesarias para, instaurada en su día la Corona, iniciar el orden regular de sucesión establecido en el artículo 11 de la citada Ley. La Exposición de Motivos podría terminar con un párrafo del siguiente tenor: «En su virtud, en el ejercicio de la facultad que me confiere el artículo 6.º de la Ley de Sucesión, y de conformidad con el acuerdo de las Cortes Españolas, adoptado en su sesión plenaria del día… DISPONGO:

    »Artículo 1. Al producirse la vacante en la Jefatura del Estado, se instaurará la Corona en la persona del Príncipe Don Juan Carlos de Borbón y Borbón, que la transmitirá según el orden regular de sucesión establecido en el artículo 11 de la Ley Fundamental de 26 de Julio de 1947, modificada por la Ley Orgánica del Estado de 10 de Enero de 1967.

    »Artículo 2. En el plazo de 8 días, las Cortes Españolas, en sesión solemne presidida por el Jefe del Estado, recibirán del heredero de la Corona designado en el artículo anterior, el juramento preceptuado en el artículo 50 de la Ley Orgánica del Estado.

    »Artículo 3. Una vez prestado el referido juramento, el Príncipe Don Juan Carlos de Borbón y Borbón ostentará el título de Príncipe de Asturias que tradicionalmente corresponde al heredero de la Corona, y asumirá los deberes y derechos inherentes a tal condición.

    »Artículo 4. Al producirse la vacante en la Jefatura del Estado, el Príncipe de Asturias será proclamado Rey ante las Cortes Españolas, de conformidad con lo establecido en el artículo 7.º de la Ley de Sucesión, dentro del plazo de ocho días».

    Esto del título de Príncipe de Asturias parece natural, porque si «España, como unidad política, es un Estado católico, social y representativo, que, de acuerdo con su tradición, se declara constituido en Reino» (artículo 1.º de la Ley de Sucesión), una de las más viejas tradiciones de la Monarquía española es el Principado de Asturias, creado por Juan I de Castilla en 1388 con ocasión del casamiento de su hijo Don Enrique con Doña Catalina de Lancaster; desde esa época, llevan el título de Príncipe de Asturias los herederos de la Corona de España.

    En cuanto al juramento a prestar, en su caso, por el Príncipe Don Juan Carlos, debe tener una fórmula especial, porque especial es su caso. El artículo 50 de la Ley Orgánica del Estado dice en su apartado a) que corresponde a las Cortes: «Recibir al Jefe del Estado, y al heredero de la Corona al cumplir éste la edad de 30 años, juramento de fidelidad a los Principios del Movimiento y demás Leyes Fundamentales del Reino», pero en el caso del Príncipe debiera ser juramento de «fidelidad al Jefe del Estado, a los Principios del Movimiento y demás Leyes Fundamentales del Reino». Ésta es una de las cuestiones a las que previamente debe avenirse.

    En el acto del juramento, el Príncipe, después de prestarlo, debería pronunciar un discurso, que naturalmente se le prepararía y nadie podría hacerlo mejor que Su Excelencia, en el que desarrollara ampliamente su voluntad de servicio a la Nación y su total identificación con todo lo que entraña el juramento prestado.

    Una vez que el Príncipe haya jurado, asumirá, en cumplimiento de la Ley antes citada, «las funciones y deberes inherentes a su condición». ¿Cuáles son éstos? La Ley Orgánica del Estado establece en su artículo 11, que: «Durante las ausencias del Jefe del Estado del territorio nacional, o en caso de enfermedad, asumirá sus funciones el heredero de la Corona si lo hubiere y fuese mayor de 30 años, o, en su defecto, el Consejo de Regencia. En todo caso, el Presidente del Gobierno dará cuenta a las Cortes». Aparte de esta función eventual que la Ley Orgánica del Estado establece, el Príncipe no debe tener otras funciones que aquéllas que, en cada caso, le encomiende el Jefe del Estado, del cual ha de depender directamente a todos los efectos. Sus deberes no pueden ser otros que hacer lo que S. E. le encomiende, y nadie mejor que S. E. puede saber cuál haya de ser la más conveniente orientación que haya de darse a su actividad.

    En cuanto a lo que a honores se refiere, el reciente «Reglamento de precedencias y ordenación de autoridades y corporaciones», de 12 de Julio de 1968, redactado sobre la base de la Ley Orgánica del Estado, da al Heredero de la Corona el segundo lugar, a continuación del Jefe del Estado. El Reglamento de honores y saludos militares, redactado mucho antes, en 25 de Abril de 1963, no prevé la existencia de Príncipe Heredero y sólo en su artículo 12 se refiere a «Príncipes de Sangre pertenecientes a casas reinantes». Habría, posiblemente, que hacer una adición a dicho Reglamento fijando los honores que corresponden al Príncipe Heredero.


    Madrid, 21 de Octubre de 1968.



    https://hispanismo.org/politica-y-so...10-1968-a.html
    ALACRAN y DOBLE AGUILA dieron el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  5. #5
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,722
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    No deja de ser llamativo su empeño, Sr. Martín Ant, en adjetivar todo su discurso en todas sus intervenciones con el vocablo "demoliberal", lo que aunque usted no lo sepa y según el contexto puede llegar a ser incluso contrario o, lo que es igual, lo mismo y su contrario. Recuerdo que en las clases de Dalmacio Negro Pavón, este profesor, catedrático en su día de "Historia de las Ideas y de las Formas Políticas", una de esas materias "hueso", y que tanto fue promocionado por el ambientillo tradicionalista a raíz de sus intervenciones en el programa del Sr. Juan Manuel de Prada, tan caro para algunos, Lágrimas en la lluvia, en el que coincidía con el Sr. Ayuso, ya advertía que son ideas opuestas. Pero como han pasado años, y como no tengo los apuntes necesarios para rememorar sus términos, he elegido un texto suyo en el que al menos se intenta dilucidar esas diferencias. Y para ello, destaco esas palabras que vienen a continuación pertenecientes a la nota 1 de pie de la página 19 del texto de su discurso de entrada como académico de número de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. Discurso recogido íntegro en el PDF que a renglón seguido de la cita aquí también se recoge.


    "Ser liberal es, precisamente, estas dos cosas: primero, estar dispuesto a entenderse con el que piensa de otro modo; y segundo, no admitir jamás que el fin justifica los medios, sino que, por el contrario, son los medios los que justifican el fin. El liberalismo es, pues, una conducta y, por lo tanto, es mucho más que una política. Y como tal conducta, no requiere profesiones de fe sino ejercerla, de un modo natural, sin exhibirla ni ostentarla. Se debe ser liberal sin darse cuenta, como se es limpio ocomo, por instinto, nos resistimos a mentir."


    https://www.racmyp.es/docs/academico...scurso/d48.pdf

    Entiéndase, pues, que para Franco no debió ser tarea nada fácil elegir un sucesor. Como militar y lo que esta condición significaba, fue hombre pragmático, no teniendo mucho donde elegir, y en buena medida con muy escasa calidad, o insuficiencia de la misma, para elegir un estadista no un personaje, el que fuera, deseoso de recuperar para su linaje el Trono de España por encima de ella misma.
    Última edición por Valmadian; Hace 6 días a las 17:04
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  6. #6
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    No parece muy clara su intención,
    Mi intención ya la expresé en este otro hilo.

    Simplemente consiste en contribuir, en la medida de mis posibilidades, a fomentar y defender la verdadera memoria histórica de Franco y de su régimen, aportando datos y hechos recogidos o recopilados por publicistas o historiadores que, haciendo uso del Archivo Francisco Franco, son avalados y publicitados por la Fundación Nacional Francisco Franco, institución encargada públicamente de custodiar dicho Archivo y de defender esa verdadera memoria histórica por mandato de la familia Franco (en contra de las falsedades y tergiversaciones que puedan surgir, tanto desde el ámbito de la izquierda como de la derecha).

  7. #7
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,722
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    Cita Iniciado por Martin Ant Ver mensaje
    Simplemente consiste en contribuir, en la medida de mis posibilidades, a fomentar y defender la verdadera memoria histórica de Franco y de su régimen, aportando datos y hechos recogidos o recopilados por publicistas o historiadores que, haciendo uso del Archivo Francisco Franco, son avalados y publicitados por la Fundación Nacional Francisco Franco, institución encargada públicamente de custodiar dicho Archivo y de defender esa verdadera memoria histórica por mandato de la familia Franco (en contra de las falsedades y tergiversaciones que puedan surgir, tanto desde el ámbito de la izquierda como de la derecha).
    Pues a decir verdad me quedo asombrado ya que ahora va a resultar que es usted un fervoroso franquista. Disculpe sí le digo que no me he creido ni una sola idea de las que ha expresado en este breve texto. Me llaman mucho la atención términos como "la verdadera memoria", es que ¿es usted depositario de algún tipo de reserva moral y documental al respecto? Hablar de hechos recogidos, de recopilaciones múltiples -hablamos de publicistas e historiadores en plural-, sobre datos, etcétera, pues vuelvo a pedirle disculpas, pero suena a lugares comunes, y es que sí uno se molesta en poner en búsqueda en Google Francisco Franco" salen 185.000.000 de resultados, por supuesto, la mayoría sin valor de ninguna clase, lo que no sabemos es qué representa "la minoría".

    Me llama también la atención que afirme que la FNFF es la encargada "públicamente" de custodiar el archivo completo sobre Franco y su régimen. De momento, tengo entendido que se trata de una institución privada, otra cuestión es que sus fondos estén disponibles para investigación y consulta de quienes puedan acreditar un interés legítimo, así como carentes de intenciones espurias. Y es que las falsedades y tergiversaciones no es que puedan surgir, es que circulan libremente desde hace muchas décadas, hasta desde la misma guerra civil, cuanto más hoy en día.

    Pero el principal problema, y consecuente dificultad, es que todo proceso histórico está sometido a toda clase de interpretaciones, pues la Historia siendo ciencia por sus métodos de trabajo, sin embargo, no es ciencia exacta. Y a ello se ha de añadir la propia subjetividad, por intereses, por tendencias, o por lo que se quiera, de los propios publicistas y los historiadores. Por eso hablar de verdadera memoria me parece realmente aventurado.

    Por demás, he venido observando que en todos los hilos abiertos por usted al respecto, el objetivo siempre ha sido el mismo y con escasísimas variaciones. Pero resulta, y esta es otra interpretación, la mía personal, lo que realmente importa no son sólo los intereses de palacio, las confabulaciones para lograr ciertos objetivos, sino los resultados prácticos como, por ejemplo, en otro hilo recientemente abierto -no por usted-, se ha pretendido poco menos que convertir en pro-abortista un régimen que premiaba la natalidad, y donde eran comunes esas enormes familias compuestas por hijos y más hijos, propio de una acendrada tradición católica inspirada en el "creced y multiplicaos".

    Y como eso se podrían buscar otras muchas causas con las que atacar un régimen como el de Franco. Pero hay cuestiones que se olvidan siempre, y es que como he dicho ya a unas cuantas personas, Franco debía ser una especie de dios ya que era él por un lado y por otro el resto de los españoles. Franco lo hacía todo, lo bueno (de eso al parecer muy poco) y lo malo (de eso una barbaridad), mientras que el "pueblo" era un convidado de piedra que nunca jamás contribuyó en nada, ni para lo bueno, ni para lo malo. Sí de los refrendos que se hicieron se trata, es que "el pueblo" estaba alelado, al parecer tanto como sigue hoy y no hay más que ver los resultados electorales que llevamos viendo ya a lo largo del último medio siglo. Sí de censura hay que hablar, se ahondará en su dureza, aunque la de hoy la multiplique por veinte o treinta veces más. Sí de ausencia de libertades hablamos, resulta que mientras aquéllos ganaron la guerra que éstos provocaron y perdieron, no sólo hemos vuelto a las andadas -y lo de siempre porque de seguir así volveremos a repetir la misma historia-, resulta que son especialistas en represión en un sentido absoluto del término.

    La realidad es que la historia no la hacen los reyes, los presidentes de repúblicas, las batallas, las conquistas territoriales o los acontecimientos singulares. La historia la hacen los pueblos, y cualquier administrativista sabe que todo Estado se apoya en tres pilares: gobierno y soberanía, territorio y población. Algo que si nos retrotraemos en más tiempo, es una constante también en la proto-historia, así como en los Estados prístinos. No existe gobernante que valga sin territorio, ni pueblo sobre el que sustentarse. Yo puedo autoproclamarme emperador de "Kapurtala" en mi casa, que me va a dar lo mismo, pues aparte del perro, el periquito y el canario flauta, no hay nadie más, ni para apoyarme, ni para llevarme la contraria y hacerme una revolución a ver si caigo.

    Así las cosas, tanto desde un enfoque histórico, como sociológico y politológico, lo importante del régimen de Franco fue España y su pueblo. Pero a nadie se le escapa que nuestra querida Patria no es impermeable a las corrientes externas a ella, y esa es la razón por la que un pueblo tradicional en sí mismo, haya llegado a lo que es hoy: un anti-pueblo.
    Última edición por Valmadian; Hace 6 días a las 22:18
    ALACRAN y DOBLE AGUILA dieron el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  8. #8
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    Pues a decir verdad me quedo asombrado ya que ahora va a resultar que es usted un fervoroso franquista. Disculpe sí le digo que no me he creido ni una sola idea de las que ha expresado en este breve texto. Me llaman mucho la atención términos como "la verdadera memoria", es que ¿es usted depositario de algún tipo de reserva moral y documental al respecto?
    No hace falta ser "franquista" para defender y promover la verdad histórica sobre Franco y su régimen. Del mismo modo que no hace falta ser "isabelino" para defender y promover la verdad histórica sobre el régimen isabelino, ni hace falta ser "alfonsino" para defender y promover la verdad histórica sobre el régimen alfonsino, ni hace falta ser "republicano" para defender y promover la verdad histórica sobre el régimen republicano, etc.

    Yo no soy "depositario de algún tipo de reserva moral y documental", pero sí la Fundación Nacional Francisco Franco, que es la encargada por la familia Franco de custodiar el Archivo documental de Francisco Franco y de defender la verdad histórica acerca de su persona y de su régimen.

    Si usted no se creyera que yo me he limitado en este hilo a reproducir los datos y hechos de dicho Archivo recopilados por un historiador (Jesús Palacios) avalado y publicitado por la susodicha Fundación, le invito a que vaya usted a la página oficial en la red de la Fundación y compruebe usted por sí mismo si se trata o no de un historiador cuya obra es ajena o está desacreditada por la Fundación.

    Me llama también la atención que afirme que la FNFF es la encargada "públicamente" de custodiar el archivo completo sobre Franco y su régimen. De momento, tengo entendido que se trata de una institución privada, otra cuestión es que sus fondos estén disponibles para investigación y consulta de quienes puedan acreditar un interés legítimo, así como carentes de intenciones espurias. Y es que las falsedades y tergiversaciones no es que puedan surgir, es que circulan libremente desde hace muchas décadas, hasta desde la misma guerra civil, cuanto más hoy en día.
    Sí, en efecto, es una institución privada. Quería decir que defiende y promueve, como finalidad oficial y de manera pública, la verdad histórica sobre Franco y su régimen (que es uno de sus cometidos oficiales o públicos o sociales según se recoge esencialmente en sus Estatutos), oponiéndose así a las falsedades y tergiversaciones que puedan surgir a partir de interpretaciones personalistas o particularistas surgidas tanto en el ámbito de la izquierda como de la derecha.

  9. #9
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,923
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    Desmontemos argumentos:

    1) En primer lugar, sobre el cometido de Vd:
    Cita Iniciado por Martin Ant Ver mensaje
    Mi intención ya la expresé en este otro hilo.

    Simplemente consiste en contribuir, en la medida de mis posibilidades, a fomentar y defender la verdadera memoria histórica de Franco y de su régimen, aportando datos y hechos recogidos o recopilados por publicistas o historiadores que, haciendo uso del Archivo Francisco Franco, son avalados y publicitados por la Fundación Nacional Francisco Franco, institución encargada públicamente de custodiar dicho Archivo y de defender esa verdadera memoria histórica por mandato de la familia Franco (en contra de las falsedades y tergiversaciones que puedan surgir, tanto desde el ámbito de la izquierda como de la derecha).
    Vd es muy libre de estudiar y comentar la memoria histórica de Franco y su régimen, como también hacemos los demás; pero que Vd llame a su punto de vista como "verdadero" dando a entender que lo que no coincida con ello es falso, eso es otro cantar. Pues algunos otros tenemos nuestra opinión también como verdadera, y es diferente y hasta opuesta a la de vd.

    Y comprenderá que el hecho de catalogar vd su perspectiva "verdadera" nos trae al pairo. Igual que a vd la nuestra, supongo


    2) Y aquí pasamos a su "dictamen" sobre la Fundación Francisco Franco, redactada con un academicismo tal que da el pego a quien no compruebe que es otro invento que vd ha elucubrado:
    Cita Iniciado por Martin Ant Ver mensaje
    Mi intención ya la expresé en este otro hilo.

    Simplemente consiste en contribuir, en la medida de mis posibilidades, a fomentar y defender la verdadera memoria histórica de Franco y de su régimen, aportando datos y hechos recogidos o recopilados por publicistas o historiadores que, haciendo uso del Archivo Francisco Franco, son avalados y publicitados por la Fundación Nacional Francisco Franco, institución encargada públicamente de custodiar dicho Archivo y de defender esa verdadera memoria histórica por mandato de la familia Franco (en contra de las falsedades y tergiversaciones que puedan surgir, tanto desde el ámbito de la izquierda como de la derecha).
    Este texto es falso;

    Pues si se accede a la página de la Fundación Francisco Franco con relación a la memoria histórica, se lee en el punto 2 de sus actividades:

    2.Lucha contra la mal llamada Ley de Memoria Histórica (LMH). La Fundación considera que la citada Ley es gravemente dañina para la convivencia entre españoles, sectaria en su análisis de la España de Franco, e inconstitucional en cuanto restringe la libertad de opinión e investigación. Las actuaciones de la Fundación en este terreno han cosechado numerosos éxitos, y han paralizado las actuaciones arbitrarias de las diversas Administraciones en todos aquellos casos en los que la Fundación se ha personado judicialmente, y en particular el callejero de Madrid.

    https://fnff.es/paginas/372712893/historia-y-fines.html

    Así pues:
    -Nada se lee sobre "Defender la "Verdadera" memoria histórica, sino sólo contra la Ley de Memoria Histórica.

    La FNFF no "defiende" una "verdad"; solo lucha contra una Ley. Que quede claro.

    -Nada sobre "mandato de la familia Franco", sino esto otro:
    La Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF) fue constituida por 226 Fundadores el 8 de octubre de 1976, ante el Notario de Madrid D. Alejandro Bérgamo, apenas un año después de la muerte de quien rigiera los destinos de España durante 40 años. Goza de personalidad jurídica como institución cultural, sin que su actividad u objetivos sean de adscripción política o partidista en modo alguno.

    https://fnff.es/paginas/372712893/historia-y-fines.html

    -Ni nada sobre "tergiversaciones que puedan surgir, tanto desde el ámbito de la izquierda como de la derecha".
    Esas teorías se las saca vd de la chistera.
    Muy aguda la imaginación de vd con lo de "falsedades y tergiversaciones desde... el ámbito de la derecha" Eso se lo debe inventar vd contra los franquistas de Fuerza Nueva y similares, entre los que estaríamos algunos de nosotros ¿no?



    3) Por último, hay que deshacer otro amaño, sobre la supuesta similitud entre el cometido de vd con los cometidos de la Fundación Francisco Franco, que no pueden ser más dispares, ya que la FNFF recalca en su punto 3 de Actividades:

    el objetivo de poner de manifiesto la grandeza de la vida y obra de Francisco Franco y de la España que creó,

    https://fnff.es/paginas/372712893/historia-y-fines.html

    mientras que usted pone todo su empeño y cometido en atacarla y denigrarla, y por ahí andan los encabezamientos de numerosos hilos que vd abrió. Tanto, tanto, como inversamente ensalzar a un "rey" que se autoproclamó socialista y autogestionario.
    La verdad es que el tema tiene tela.

    El asunto queda ya suficientemente aclarado para el lector imparcial.






    Última edición por ALACRAN; Hace 5 días a las 20:37
    Valmadian y DOBLE AGUILA dieron el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  10. #10
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    Vd es muy libre de estudiar y comentar la memoria histórica de Franco y su régimen, como también hacemos los demás; pero que Vd llame a su punto de vista como "verdadero" dando a entender que lo que no coincida con ello es falso, eso es otro cantar. Pues algunos otros tenemos nuestra opinión también como verdadera, y es diferente y hasta opuesta a la de vd.

    Y comprenderá que el hecho de catalogar vd su perspectiva "verdadera" nos trae al pairo. Igual que a vd la nuestra, supongo
    No se trata de mi "verdad" personal o de la "verdad" de cualquier otro particular. Se trata de la verdad histórica tal y como es defendida y promovida por una institución que se dedica esencialmente a eso. No se trata de una institución cualquiera, sino de una institución que goza de la suficiente autoridad moral (respaldada por la familia Franco) para dilucidar esa verdad histórica frente a las tergiversaciones particularistas que puedan surgir de cualquier parte.

    Yo no tengo la culpa de que la tesis oficial acerca de los verdaderos hechos sobre el régimen franquista defendida y promovida por la FNFF se ajuste a la tesis que siempre defendieron los legitimistas españoles (diferenciándose únicamente en el juicio valorativo), y contradiga a la tesis particularista o personalista que defiende la derecha blaspiñarista, la cual se encuentra en este sentido en una situación realmente violenta, incómoda e insostenible.

    Hace pocos días, con motivo del aniversario del fallecimiento del General Franco, el historiador franquista demoliberal Pío Moa (que también es avalado y publicitado por la propia FNFF) volvió a recordarnos esa tesis o verdad histórica principal o primordial acerca del régimen franquista (la he subrayado yo en el texto en cursiva, para diferenciarla del subrayado en negrita que es original del propio Pío Moa).


    ------------------------------------------------------


    Hace 45 años…

    Creado el 20 noviembre, 2020 por Pío Moa

    Hace 45 años…

    Hace 45 años falleció Franco. Fue el mayor estadista que ha tenido España en dos siglos, incluso en más de tres. Y este aserto puede probarse por pasiva y por activa. Por pasiva, constatando quiénes son sus enemigos viscerales y auténticamente feroces: los asesinos profesionales de la ETA y sus amparadores; los ultracorruptos socialistas; los comunistas, para qué hablar; los señoritos cutres del PP que escupen sobre las tumbas de sus propios abuelos; los racistas y despóticos separatistas. ¿Puede alguien medianamente inteligente darles crédito? Basta enumerarlos para entender que se trata de los herederos de un Frente Popular, alianza de sovietizantes y separatistas que trajo a España el terror, la miseria y la guerra civil. Y que no han aprendido de la experiencia histórica. Ni juntos ni por separado pueden soportar el debate libre y necesario, y por ello se ven forzados a exhibir su carácter tiránico con leyes nuevamente sovietizantes como la de “memoria histórica”. Que ahora quieren llamar democrática como si ellos no fueran, antaño y ahora, los peores enemigos de la libertad. Si esas gentes odian a Franco no puede ser porque Franco fuera el malvado que ellos afirman, sino porque ellos lo son, visiblemente.

    Esa gente ampara sus fechorías antidemocráticas y antiespañolas en el aserto de que el régimen de Franco fue una dictadura. Pero la cuestión no es esa, sino de dónde ha venido la democracia. Y es evidente que no podía haber venido de la oposición a Franco, que fue casi exclusivamente comunista y terrorista. Como nadie ignora, la democracia fue organizada desde el franquismo, y apoyada en referéndum por la nueva sociedad próspera, moderada y reconciliada creada por el franquismo. Sus enemigos, por naturaleza liberticidas, no podían establecer ninguna democracia. Y ya estamos viendo adónde han conducido el país en estos años: a la corrupción, a leyes totalitarias, a la polarización social como antaño, a una propaganda guerracivilista, a la disgregación nacional y al golpe de estado permanente. La democracia solo podía venir del franquismo de la ley a la ley, respetando su legitimidad histórica; y sus enemigos solo podían ser, como lo son, el cáncer mismo de la convivencia en paz y en libertad.

    Franco se encontró con un Frente Popular que se impuso por el fraude electoral, que destruyó inmediatamente la legalidad republicana y que instaló enseguida un régimen de asesinatos e incendios, un régimen de terror. Un Frente Popular que asaltaba la sociedad para destruir su compleja y a menudo brillante cultura e intentar sustituirla por la imposición tiránica de cuatro esquemas ideológicos simploides. Franco se alzó legítimamente contra tal situación y derrotó a tales enemigos, entregados a Stalin, uno de los mayores genocidas del siglo pasado. Y luego salvó a España de los bombardeos, asesinatos masivos y deportaciones de la guerra mundial, que habrían empeorado mucho a la civil. Una guerra, en la que Hitler se reveló como un genocida que no lo había sido antes, al revés que Stalin. Después, y a pesar de no haber participado en esa contienda brutal, Franco tuvo que resistir a un frente mundial de soviéticos, demócratas y déspotas variopintos, que intentaron aislar a España. Aislamiento no solo injusto sino criminal, pues pretendía hambrear al pueblo para que parte de él se rebelara contra el franquismo en una nueva guerra civil, mientras el país sufría la peligrosa guerrilla comunista del maquis. Impusieron sacrificios a España, pero fracasaron, y en definitiva España se reconstruyó con sus propias fuerzas, libre de la abrumadora deuda moral, histórica y política contraída por el resto de Europa occidental con el ejército y las finanzas useñas, e indirectamente con el ejército soviético. Y solo tuvo oposición real comunista y terrorista, insistamos, nunca democrática por muy buenas razones, pues España salió adelante, prosperó y no hubo demócratas en sus cárceles.

    Y, por abreviar, el franquismo dejó un país envidiable, como octava o novena potencia industrial del mundo, en el club de los países privilegiados por su renta per cápita, y sin duda el primero de Europa por salud social, es decir, por su baja tasa de población reclusa y de delincuencia, de suicidios, de desempleo, de abortos, de drogas y alcoholismo juvenil, de fracaso familiar, y uno de los tres o cuatro países del mundo con mayor esperanza de vida al nacer, entre otras cosas. Un país donde estaban perseguidos los partidos comunistas o terroristas, que se le oponían invocando, cómo no, la democracia. Un país con una gran libertad personal, gracias a un aparato de estado pequeño que se inmiscuía poco en la vida de los particulares, al revés de lo que ahora sucede, cuando los gobiernos pretenden controlarnos y dictar hasta nuestros sentimientos.

    Estos hechos son irrebatibles, y por serlo solo pueden ser silenciados mediante leyes totalitarias que impidan el debate libre. Y al ser irrebatibles permiten calibrar hasta qué punto llevamos decenios de falsificación sistemática de la historia, base para falsificar la democracia e impulsar políticas liberticidas. Besteiro, uno de los pocos socialistas honrados y demócratas, denunció el “Himalaya de falsedades” en que se asentaba el Frente popular. Y hoy, el nuevo Himalaya de falsedades ha enfermado verdaderamente a la democracia y a la sociedad, y esa enfermedad no sanará mientras no se reconozca lo que históricamente significaron Franco y su régimen, y lo que significan sus enemigos. El franquismo no puede volver, pero sin la sociedad que creó ninguna democracia habría sido factible, y no es casual que los enemigos de un régimen que ya no existe sean también los mayores enemigos de la libertad. Unos enemigos que necesitan demoler la legalidad democrática salida del franquismo, como demolieron sus abuelos la legalidad republicana. Es indispensable defender la verdad, porque un pueblo incapaz de reconocer a los mejores se condena a ser esclavizado por los peores. Y nada hay más peligroso que olvidar o desfigurar el pasado, como advertía el filósofo Santayana.






    Invito a los lectores del blog y oyentes de mis programas a difundir con el máximo empeño el texto arriba escrito, que debería llegar a millones de españoles.



    Fuente: PIOMOA.ES


    .
    Última edición por Martin Ant; Hace 4 días a las 10:09
    Kontrapoder dio el Víctor.

  11. #11
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,722
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    Veamos porque según se utilicen los términos así pueden significar una cosa o la contraria. En esta cita que hace usted, Sr. Martín Ant, del historiador "demo-liberal", según su propio calificativo y que ya aclaré que no significan lo mismo, o sea, lo opuesto a lo que la gente ignorante cree, Pío MOA y del que reproduzco solamente un pequeño fragmento, hay que dejar sentadas algunas cuestiones, más que nada por aquello de que nadie se haga un lío, al menos más de los que ya hay.

    Pero la cuestión no es esa, sino de dónde ha venido la democracia. Y es evidente que no podía haber venido de la oposición a Franco, que fue casi exclusivamente comunista y terrorista. Como nadie ignora, la democracia fue organizada desde el franquismo, y apoyada en referéndum por la nueva sociedad próspera, moderada y reconciliada creada por el franquismo. Sus enemigos, por naturaleza liberticidas, no podían establecer ninguna democracia. Y ya estamos viendo adónde han conducido el país en estos años: a la corrupción, a leyes totalitarias, a la polarización social como antaño, a una propaganda guerracivilista, a la disgregación nacional y al golpe de estado permanente. La democracia solo podía venir del franquismo de la ley a la ley, respetando su legitimidad histórica; y sus enemigos solo podían ser, como lo son, el cáncer mismo de la convivencia en paz y en libertad.


    1.- "DESDE", no es lo mismo que "POR".

    En efecto, la Transición fue llevada por un grupo de traidores tapados al Régimen, gentes que vivían DEL Régimen al que estaban traicionando, aprovechando que por más que se haya pretendido lo contrario, Franco no estaba al tanto de todo. Siendo mayor como era, tenía ya disminuidas en alguna medida sus facultades, y a su alrededor nunca faltaron los aprovechados.

    Y esta cuestión me recuerda muchísimo, por existir cierto paralelismo, a la acusación infundada, pero no por ello menos repetida durante décadas, que afirma que la raíz del nacionalismo vasco está en el carlismo. Supongo que esto le sonará, pero siendo falso como acabo de decir. Y es que sí se puede afirmar que el nacionalismo vasco vino en origen DESDE el carlismo, ya que algunos de los elementos nacionalistas COPIAN incluso parte del Tetralema, además de haber sido INVENTADO por Sabino Arana, hijo de carlista, y carlista "per accidens" según se autodefinió, junto con algunos otros. Eso está muy lejos de que se pueda afirmar que el nacionalismo vasco vino POR el carlismo, y fíjese que los términos de Pío MOA son tremendos:

    "La democracia solo podía venir del franquismo de la ley a la ley"

    ¿Está usted de acuerdo con tales términos y así piensa usted la posibilidad de que el PNV sea tan legítimo como ese traspaso, en este caso de la tradición carlista al nacionalismo separatista?

    JEL es el acrónimo del lema en euskera del PNV Jaun-Goikua Eta Lagi-zaŕa (Dios y Leyes Viejas), creado por Sabino Arana, considerado padre del nacionalismo vasco y fundador en 1895 del Euzko Alderdi Jeltzalea-Partido Nacionalista Vasco (EAJ-PNV).
    Supongo que no, tanto que el propio Sabino Arana afirmó que el mayor enemigo del nacionalismo vasco era el carlismo, está en sus O.C., aunque ese nacionalismo era el suyo y el de su hermano Luis, todo lo demás un añadido. Pues mire usted, el Régimen del 18 de Julio era contrario a "esta" democracia, y hago hincapié en ello por cuanto hay OTRAS formas de democracia, algo que se aprende estudiando la historia de las ideas políticas y de las formas de gobierno desde la protohistoria hasta hoy en día.

    2.-Los términos de MOA pueden ser malinterpretados, bien por malicia, bien por ignorancia.

    "la democracia fue organizada desde el franquismo, y apoyada en referéndum por la nueva sociedad próspera, moderada y reconciliada creada por el franquismo.

    ¿Se acuerda de aquella máxima repetida en numerosas ocasiones que afirmaba que "está todo atado y bien atado"? En tal frase parecen estar contenidas todas las claves de esto que se está discutiendo, pero ¿cuál es su significado real? Desde mi punto de vista significa que a lo largo de los años del Régimen de gestó la clase media, casi inexistente con anterioridad y que, en efecto, da estabilidad a las naciones que se apoyan en ella, tal como se puede comprobar observando y estudiando muchas realidades nacionales. Pero en mi opinión significa algo más, implica una idea de futuro para la sociedad española en medio de la sociedad internacional pues no se vivía en un régimen autárquico. Es evidente que Franco era muy consciente de que cuando él desapareciese se llevaría consigo su régimen, pero ¿qué iba a quedar? ¿tal vez Carlos Hugo y su régimen sociodemócrata autogestionario sí lo hubiese nombrado heredero? ¿o tal vez una regencia a saber en manos de quién o quiénes y durante cuánto tiempo?

    Mire, no se le pueden buscar 5 pies al gato, pues sólo tiene 4. El franquismo fue un periodo histórico que rompió la deriva revolucionaria iniciada ya a finales del XVIII y que el tradicionalismo español no pudo impedir, ni en toda la extensión temporal anterior a 1936-1939 hasta 1975, ni desde esa fecha hasta hoy.

    Yo soy tan persistente como usted y, por eso, siempre me apoyo fundamentalmente en Los Evangelios, pues de su lectura, de la Historia posterior hasta el presente, llego siempre a la misma conclusión: todo obedece a un plan de Dios. Y ya podemos nosotros crear problemas e imaginar soluciones, que siempre volvemos al mismo camino, siempre. Y es que todo forma parte de los instrumentos de los que se vale la Divina Providencia, tiene que ser como es y así será. Es diferente que otros no quieran verlo, o viéndolo no lo acepten, y no confundamos la predestinación individual con la predestinación del mundo.
    Última edición por Valmadian; Hace 4 días a las 21:13
    ALACRAN dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  12. #12
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,443
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    La conversación, muy viva, desarrollada en términos muy cordiales, se prolonga hasta pasadas las dos de la madrugada. Alguien de los presentes pasa datos y detalles al Servicio de Información de la Dirección General de Seguridad. Alonso Vega ordena que se haga un informe, lo remite a El Pardo. Franco tiene, pues, un completo conocimiento de lo que han dicho unos y otros. Los reunidos hablan libremente, sin cortapisa alguna, del futuro de la Monarquía y de la España después de Franco. Todos dan por hecho que la Corona se establecerá en un régimen democrático. El Príncipe alude a que en el futuro hay que evitar los excesos del pluripartidismo y parece sentirse cómodo con la aceptación general de que llegue a implantarse un sistema de dos partidos –socialista y democristiano–, y algún otro de pequeña representación, similar al de los países anglosajones, que en el juego democrático vayan alternándose en el poder. No hay ningún dato de que Franco hiciera al Príncipe el más mínimo comentario sobre esta reunión. Con su silencio y las vagas afirmaciones que en ocasiones le hiciera de que él tendría que gobernar de forma muy diferente a la suya, parece que el Caudillo admitía una evolución futura del Régimen hacia el bipartidismo.
    Anda, mira qué interesante; así que la Fundación Francisco Franco, fundación privada, tiene informes confidenciales del Servicio Secreto del Estado (entonces S.E.C.E.D) como los puedo tener yo (por ejemplo) o mi tía (pongamos por caso); y es que estas cosas se sabe como empiezan pero no como acaban, cualquier día no vamos a enterar de que la portera de abajo tiene la documentación que aclara el asesinato de JFK. No contentos con ello, estos informes reservadísimos, están a disposición del público y para colmo el Estado no los reclama...pues como se entere Pablo Iglesias se va a poner fino....

    ¿En qué quedó la Ley de Secretos Oficiales?

    Nos dice Palacios, que "uno de los asistentes" es el informador, y no da el nombre (!!!!???) ¿y porqué no lo da, si aquello parece de dominio público?; hombre, suponemos que el señor Palacios habrá ganado su buen dinerito vendiendo el libro, pero qué menos que dar esa información fundamental, que no nos deje con las ganas.

    Por OTRA PARTE, LO ÚNICO QUE DICE ESE SUPUESTO "INFORME CONFIDENCIAL" EN PODER DE LA FNFF SOBRE LA ACTUACIÓN DE JUAN CARLOS ES LO SIGUIENTE:

    (...) El Príncipe aludió a que habría que evitar los excesos del pluripartidismo, a lo que Villar y otros abundaron en que bastaría con una inteligente Ley Electoral para que se pudiera garantizar en la práctica el sistema de dos grandes partidos, socialista-democrático y demócrata-cristiano, con algún otro sector marginal o complementario(...)

    Para estar rodeado de "demoliberales" en esa informal cena, podría haberse explayado más, porque ahí no dice nada más que el pluripartidismo le parece que contiene "excesos"...pues muy bien.

    También dice esto otro:

    La discusión fue viva y muy libre (...) El Príncipe estuvo a la vez espontáneo y prudente, y, según hemos escuchado a algunos de los asistentes, realmente estuvo muy en su papel, demostrando tener capacidad de opinión, pero no comprometiéndose en ningún momento. Habló con respeto de la figura del Jefe del Estado, dijo que el balance del Régimen sería positivo, y aludió al Conde de Barcelona con evidente afecto y respeto. Sin embargo, se mostró muy convencido de su propio papel como futuro Rey de España, aunque, como es natural, no se trató el tema de la opción entre padre e hijo [99].

    O sea, que el tío no se moja, y no dice nada; que son los otros señores los que hablan mucho del futuro y de la democracia homologable y él se calla. No me extraña, era tan prudente en aquellas fechas. ¿Y eso que probaría?; también yo, he de decirlo, me muestro generalmente muy prudente y cuidadoso cuando estoy sentado a la mesa con según que gentes...si ellos supieran.

    Todo esto suponiendo que el "informe secreto" sea veraz; y es que sin duda es un texto muy revelador.
    Última edición por DOBLE AGUILA; Hace 3 días a las 01:57
    ALACRAN dio el Víctor.

  13. #13
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    En efecto, la Transición fue llevada por un grupo de traidores tapados al Régimen, gentes que vivían DEL Régimen al que estaban traicionando, aprovechando que por más que se haya pretendido lo contrario, Franco no estaba al tanto de todo. Siendo mayor como era, tenía ya disminuidas en alguna medida sus facultades, y a su alrededor nunca faltaron los aprovechados.
    Ésta es precisamente la tesis particularista o personalista defendida por la derecha blaspiñarista, y que constituye una absoluta falsedad y tergiversación contra la verdad histórica (acerca de Franco y de su régimen) avalada y sostenida pública y oficialmente por la institución privada de la Fundación Nacional Francisco Franco así como por los investigadores e historiadores respaldados y publicitados por la susodicha institución.

    ¿Está usted de acuerdo con tales términos y así piensa usted la posibilidad de que el PNV sea tan legítimo como ese traspaso, en este caso de la tradición carlista al nacionalismo separatista?
    No hay comparación alguna entre ambos supuestos. La nueva sociedad liberal-nacionalista en el territorio de las Vascongadas y Navarra no provenía del legitimismo; en cambio, la nueva sociedad demoliberal del postfranquismo sí provenía del franquismo:

    1) Por un lado, el PNV (respaldado en esta operación por el poder central del régimen alfonsino) se dedicó a intentar crear una sociedad en las Vascongadas y en Navarra totalmente diferente a la sociedad tradicional legitimista que todavía pervivía en esos territorios mayoritariamente. Por lo tanto, la nueva sociedad liberal-nacionalista que se iba creando en esos territorios provenía de la Revolución y no del legitimismo.

    2) Por otro lado, las políticas de los sucesivos Gobiernos de Franco (como muy bien nos recuerda Pío Moa en su artículo) se dedicaron a poner todos los medios para la creación de una "nueva sociedad" que fuera lo suficientemente madura e idónea para el consiguiente restablecimiento formal del sistema demoliberal. Por lo tanto, la nueva sociedad franquista que se iba creando provenía también de políticas revolucionarias y no tradicionales (y es lógico que un franquista demoliberal como Pío Moa lo valore eso como algo bueno y positivo, a diferencia de cómo lo enjuician los legitimistas españoles).

    El franquismo fue un periodo histórico que rompió la deriva revolucionaria iniciada ya a finales del XVIII y que el tradicionalismo español no pudo impedir
    El franquismo no rompió la deriva revolucionaria sino que la potenció al máximo, trasladándola a todas las capas de la sociedad española.

    Las condiciones sociales idóneas, creadas por las políticas de los Gobiernos de Franco, para el restablecimiento formal del sistema demoliberal, no tienen absolutamente nada que ver con la sociedad sana, tradicional y contrarrevolucionaria de las Españas (respetada y fomentada por la Monarquía tradicional española) que existía a finales del siglo XVIII. La comparación es totalmente absurda.


    .
    Última edición por Martin Ant; Hace 3 días a las 10:18

  14. #14
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    Anda, mira qué interesante; así que la Fundación Francisco Franco, fundación privada, tiene informes confidenciales
    Pues a mí lo que me sorprende es que le sorprenda a usted que aparezcan este tipo de documentos en el Archivo personal de Francisco Franco, custodiado por la FNFF.

    Por OTRA PARTE, LO ÚNICO QUE DICE ESE SUPUESTO "INFORME CONFIDENCIAL" EN PODER DE LA FNFF SOBRE LA ACTUACIÓN DE JUAN CARLOS ES LO SIGUIENTE:

    (...) El Príncipe aludió a que habría que evitar los excesos del pluripartidismo, a lo que Villar y otros abundaron en que bastaría con una inteligente Ley Electoral para que se pudiera garantizar en la práctica el sistema de dos grandes partidos, socialista-democrático y demócrata-cristiano, con algún otro sector marginal o complementario(...)

    Para estar rodeado de "demoliberales" en esa informal cena, podría haberse explayado más, porque ahí no dice nada más que el pluripartidismo le parece que contiene "excesos"...pues muy bien.

    También dice esto otro:

    La discusión fue viva y muy libre (...) El Príncipe estuvo a la vez espontáneo y prudente, y, según hemos escuchado a algunos de los asistentes, realmente estuvo muy en su papel, demostrando tener capacidad de opinión, pero no comprometiéndose en ningún momento. Habló con respeto de la figura del Jefe del Estado, dijo que el balance del Régimen sería positivo, y aludió al Conde de Barcelona con evidente afecto y respeto. Sin embargo, se mostró muy convencido de su propio papel como futuro Rey de España, aunque, como es natural, no se trató el tema de la opción entre padre e hijo [99].

    O sea, que el tío no se moja, y no dice nada; que son los otros señores los que hablan mucho del futuro y de la democracia homologable y él se calla. No me extraña, era tan prudente en aquellas fechas. ¿Y eso que probaría?; también yo, he de decirlo, me muestro generalmente muy prudente y cuidadoso cuando estoy sentado a la mesa con según que gentes...si ellos supieran.
    Dice claramente el Informe:

    "Acerca de la configuración de la España post-franquista, todos los asistentes se mostraron de acuerdo en que no podía ser otra que un Estado de Derecho, con instituciones democráticas de tipo europeo y actual".

    Así, pues, en lo esencial, TODOS estaban de acuerdo.

    Posteriormente, en efecto, cuando descienden a concretar las cuestiones de detalle o secundarias, Juan Carlos "no se moja" y se mantiene prudente, intercambiando con los demás opiniones y comentarios personales al respecto.

  15. #15
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,923
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    Cita Iniciado por Martin Ant Ver mensaje
    Ésta es precisamente la tesis particularista o personalista defendida por la derecha blaspiñarista, y que constituye una absoluta falsedad y tergiversación contra la verdad histórica (acerca de Franco y de su régimen) avalada y sostenida pública y oficialmente por la institución privada de la Fundación Nacional Francisco Franco así como por los investigadores e historiadores respaldados y publicitados por la susodicha institución.

    .
    Este texto es falso y su autor un mentiroso;

    Pues si se accede a la página de la Fundación Francisco Franco con relación a la memoria histórica, se lee en el punto 2 de sus actividades:

    2.Lucha contra la mal llamada Ley de Memoria Histórica (LMH). La Fundación considera que la citada Ley es gravemente dañina para la convivencia entre españoles, sectaria en su análisis de la España de Franco, e inconstitucional en cuanto restringe la libertad de opinión e investigación. Las actuaciones de la Fundación en este terreno han cosechado numerosos éxitos, y han paralizado las actuaciones arbitrarias de las diversas Administraciones en todos aquellos casos en los que la Fundación se ha personado judicialmente, y en particular el callejero de Madrid.

    https://fnff.es/paginas/372712893/historia-y-fines.html

    Así pues:
    -Nada se lee sobre "Defender la "Verdadera" memoria histórica, sino sólo contra la Ley de Memoria Histórica.

    La FNFF no "defiende" una "verdad"; solo lucha contra una Ley. Que quede claro.

    -Nada sobre "mandato de la familia Franco", sino esto otro:
    La Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF) fue constituida por 226 Fundadores el 8 de octubre de 1976, ante el Notario de Madrid D. Alejandro Bérgamo, apenas un año después de la muerte de quien rigiera los destinos de España durante 40 años. Goza de personalidad jurídica como institución cultural, sin que su actividad u objetivos sean de adscripción política o partidista en modo alguno.

    https://fnff.es/paginas/372712893/historia-y-fines.html

    -Ni nada sobre "tergiversaciones que puedan surgir, tanto desde el ámbito de la izquierda como de la derecha".
    Esas teorías se las saca vd de la chistera.
    Muy aguda la imaginación de vd con lo de "falsedades y tergiversaciones desde... el ámbito de la derecha" Eso se lo debe inventar vd contra los franquistas de Fuerza Nueva y similares, entre los que estaríamos algunos de nosotros ¿no?

    Última edición por ALACRAN; Hace 3 días a las 14:01
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  16. #16
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,923
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    Cita Iniciado por Valmadian Ver mensaje
    Y esta cuestión me recuerda muchísimo, por existir cierto paralelismo, a la acusación infundada, pero no por ello menos repetida durante décadas, que afirma que la raíz del nacionalismo vasco está en el carlismo. Supongo que esto le sonará, pero siendo falso como acabo de decir. Y es que sí se puede afirmar que el nacionalismo vasco vino en origen DESDE el carlismo, ya que algunos de los elementos nacionalistas COPIAN incluso parte del Tetralema, además de haber sido INVENTADO por Sabino Arana, hijo de carlista, y carlista "per accidens" según se autodefinió, junto con algunos otros. Eso está muy lejos de que se pueda afirmar que el nacionalismo vasco vino POR el carlismo, y fíjese que los términos de Pío MOA son tremendos:

    "La democracia solo podía venir del franquismo de la ley a la ley"

    ¿Está usted de acuerdo con tales términos y así piensa usted la posibilidad de que el PNV sea tan legítimo como ese traspaso, en este caso de la tradición carlista al nacionalismo separatista?



    Supongo que no, tanto que el propio Sabino Arana afirmó que el mayor enemigo del nacionalismo vasco era el carlismo, está en sus O.C., aunque ese nacionalismo era el suyo y el de su hermano Luis, todo lo demás un añadido. Pues mire usted, el Régimen del 18 de Julio era contrario a "esta" democracia, y hago hincapié en ello por cuanto hay OTRAS formas de democracia, algo que se aprende estudiando la historia de las ideas políticas y de las formas de gobierno desde la protohistoria hasta hoy en día.
    Muy bien traído el ejemplo vasco carlista- peneuvista, y qué casualidad que estos mismos que dan como axioma el paso necesario del franquismo a la democracia actual ponen el grito en el cielo y hacen distingos sofisticadísimos cuando todo el mundo (historiadores incluidos) ve que el sustrato carlista fuerista tiene mucho que ver con la aparición del PNV. Y hasta lo afirman directamente. Y que toda la pocilga peneuvista y batasuna tiene indiscutiblemente bisabuelos o tatarabuelos carlistas es evidente para todos.
    Yo no sostengo tal cosa ni me preocupa, pero a lo mejor me animo a enviar textos que lo "demuestren", imitando la "lógica" del sr Martin Ant.
    Última edición por ALACRAN; Hace 3 días a las 13:45
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  17. #17
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    Este texto es falso y su autor un mentiroso a sabiendas;
    Nada de mentiras.

    Lo que usted pone acerca de que la Fundación "lucha contra la mal llamada Ley de Memoria Histórica", no es más que un corolario o efecto lógico de esa defensa y promoción de la verdad histórica sobre Franco y su régimen que realiza esencialmente la Fundación como objeto social propio.

    Voy a poner otro ejemplo más, tomado al azar, de la tesis principal o primordial defendida por la FNFF. En este caso, tomo la declaración del General Chicharro, actual Presidente de la Fundación (el subrayado es mío):

    No son pocas las personas, amigos y no amigos, que me preguntan a menudo el porqué de mi empeño en la defensa de la figura del Generalísimo cuando observan que es una batalla inútil que consideran perdida de antemano; de hecho es lo que sucedió con la profanación de su tumba.

    A esa pregunta he respondido de todas las formas posibles: defendiendo lo que significó para España su figura en determinados momentos de nuestra historia, defendiendo su furibundo anticomunismo, defendiendo su concepto de la defensa de la unidad nacional, defendiendo su labor como el gobernante que convirtió un país analfabeto y de alpargartas en la novena potencia industrial del mundo, defendiendo a quien sentó las bases para un tránsito a la democracia creando una clase media antes de él inexistente, defendiendo a quien restauró la monarquía en España , defendiendo a quien salvó a la Iglesia católica de su exterminio , defendiendo a quien evitó nuestra entrada en la II GM …..etc. Tarea en la mayoría de los casos inútil. Tal es el caso del resultado de un adoctrinamiento continuado durante tantos años de mentiras y de la cobardía acomodaticia de una buena parte de nuestra sociedad sea de derechas o de izquierdas.

    Fuente: Fundación Nacional Francisco Franco

    Insisto. Yo no tengo la culpa de que la derecha blaspiñarista se haya creado e inventado una opinión personalista o particularista acerca de Franco y de su régimen que no tiene absolutamente nada que ver con la verdad histórica tal y como es defendida por la Fundación Nacional Francisco Franco, la cual tiene como fin social, repito, la defensa y promoción de esa verdad histórica; lo cual conlleva, por supuesto, y nadie lo ha negado, el consiguiente rechazo de las falsedades y tergiversaciones que provengan tanto de la izquierda ("Ley" de Memoria de Histórica, por ejemplo) como de la derecha.


    .
    Última edición por Martin Ant; Hace 3 días a las 13:28
    Kontrapoder dio el Víctor.

  18. #18
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    Muy bien traído el ejemplo vasco carlista- peneuvista, y qué casualidad que estos mismos que dan como axioma el paso necesario del franquismo a la democracia actual ponen el grito en el cielo y hacen distingos sofisticadísimos cuando todo el mundo (historiadores incluidos) ve que el sustrato carlista fuerista tiene mucho que ver con la aparición del PNV. Y hasta lo afirman directamente. Y que toda la pocilga peneuvista y batasuna tiene indiscutiblemente bisabuelos o tatarabuelos carlistas es evidente para todos.

    Yo no sostengo tal cosa ni me preocupa, pero a lo mejor me animo a enviar textos que lo "demuestren", imitando la "lógica" del sr Martin Ant.
    Valmadian presentó ese supuesto paso político natural del legitimismo al liberal-nacionalismo, y lo calificó de "acusación infundada". Así que, en este punto concreto, soy yo el que estoy del lado de Valmadian.

    Mi discrepancia con Valmadian radica en que no es comparable al paso político "del franquismo a la democracia actual", el cual éste sí que fue políticamente natural, normal, coherente y lógico.

  19. #19
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,923
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    En cualquier caso todo el mundo lo dice y todos los historiadores especialistas afirman sin ningún problema que el fuerismo y el carlismo fueron el paso previo y sine qua non del peneuvismo y del nacionalismo vasco. Y que los batasunos hayan tenido bisabuelos o tatarabuelos carlistas es irrebatible. Para semejante viaje no hacían falta tales alforjas.
    Última edición por ALACRAN; Hace 3 días a las 14:28
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  20. #20
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,923
    Post Thanks / Like

    Re: Franco sabe desde 1966 que Juan Carlos es proclive al demoliberalismo (J. Palacio

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Y debe saberse, en cualquier caso que la FNFF está últimamente bastante acoj... por el qué dirán los rojos de ella; y por ello, en 2018, cambiaron sus estatutos para evitar ser ilegalizados (que aun así no les va a servir) :

    La Fundación Franco adapta sus Estatutos para evitar su ilegalización

    Introduce cambios en su articulado para atenerse a lo establecido en la Ley de Fundaciones

    Donde antes se hablaba de que su cometido es emprender «toda actividad que conduzca a enaltecer la figura de Francoy a preservar su legado», «contribuir a la proyección de su ideario sobre el futuro de la vida española» y «exaltar su vida como modelo de virtudes prestadas al servicio de la Patria», se han introducido novedades significativas. Ahora se hace constar que la finalidad de la FNFF es «difundir y promover el estudio y conocimiento sobre la vida, el pensamiento, el legado y la obra de Francisco Franco en su dimensión humana, militar y política, así como las realizaciones de los años de su mandato (...)». Además de contribuir al «estudio y conocimiento del Estado que rigió los destinos de España entre 1936 y 1977».

    https://www.larazon.es/espana/la-fun...on-JN19367529/

    Así que en ese ambiente de terror al futuro es como deben comprenderse las tesis light y los invitados y estudiosos light que desde hace años son dedicados a hacer apología de un Franco light desde dicha Fundación light, los preferidos del sr Martin Ant para sus tesis.

    ¿Pero a quien le importa la FNFF?
    Pues todo el mundo (izquierda incluida) sabe o cree fenomenalmente bien la verdad de que Franco fue enemigo acérrimo de la democracia y olé, al igual que lo sabían especialmente los millones de españoles entre los años 30 y 80, los 7000 sacerdotes de la Hermandad Sacerdotal Española, los millones de asistentes a los 20-N durante décadas, el Diario El Alcazar y simpatizantes, Revista Fuerza nueva y simpatizantes, Excombatientes, monseñor Lefebvre y la FSSPX, Monseñor Guerra Campos, mons. Marcelo González, etc.

    Opine vd, hoy 2020, lo que le dé la gana en base a la FNFF , entidad que no van a quedar ni los restos. Aprovéchese y haga acopio de material (qué pena que no les dé tiempo a documentar cómo Franco fue comunista de toda la vida).

    Última edición por ALACRAN; Hace 3 días a las 14:22
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 2
    Último mensaje: 15/09/2019, 01:29
  2. ¿Por qué Franco eligió a Juan Carlos?
    Por Alejandro Farnesio en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 43
    Último mensaje: 22/04/2017, 11:41
  3. Un libro fallido de Manuel Martorell: Carlos Hugo frente a Juan Carlos
    Por Hyeronimus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 06/01/2017, 00:50
  4. Franco ordenó el secuestro de ABC en 1966
    Por Valmadian en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 22/07/2016, 01:25
  5. Respuestas: 1
    Último mensaje: 24/12/2014, 19:25

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •