Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 6 de 6

Tema: Referéndum “Aborto Sí”: 13 razones para entrar en razón

  1. #1
    Avatar de Cruzado Furioso
    Cruzado Furioso está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    14 jun, 05
    Ubicación
    Melilla / Pozuelo
    Mensajes
    57
    Post Thanks / Like

    Referéndum “Aborto Sí”: 13 razones para entrar en razón

    Referéndum “Aborto Sí”: 13 razones para entrar en razón


    Del excelente blog Asando la Manteca
    Ahí van trece razones (y seguro que hay muchas más) para mandar a paseo (por no utilizar otra expresión más zerolina aún) una idea que creería obra de la mismísima Bibiana Aído, si no fuese porque estoy completamente seguro de que ella no es tan lista como para que se le ocurra algo tan perverso y retorcido:

    1- Porque nos dicen que la vida humana es innegociable, pero lo único innegociable en este referéndum es el aborto libre. Dado que en la votación sólo se cuestionarían algunos aspectos de la reforma de la ley del aborto, las dos opciones a votar serían lo que hay ahora (aborto libre de facto) y lo que viene (aborto libre de iure). Ni siquiera se discute el aborto libre, sino únicamente bajo qué ley seguiría practicándose.

    2- Porque se nos quiere engañar a los españoles hablando como si la única forma de oponerse al aborto libre de iure (el del PSOE) fuese votando a favor del aborto libre de facto (el del PP). Se busca, con este referéndum, obligar a los españoles que están contra el aborto a escoger (innecesaria, pero muy convenientemente para algunos) entre dos opciones moralmente inaceptables.

    3- Porque los promotores de este referéndum nunca someterían a votación su vida ni la de sus familias, pero, incomprensiblemente, consideran una idea digna de elogio y de apoyo incondicional el someter a votación las vidas de millones de nuestros semejantes aún por nacer.

    4- Porque el que pide un referéndum está otorgando legitimidad con ello al resultado de la votación, sea el que sea (y, en este caso, ambos resultados contemplarían el aborto libre). La solicitud del referéndum por parte de algunos y su posterior “celebración” dejaría a todo el movimiento provida español, de cara al resto de nuestros conciudadanos, sin la más mínima autoridad moral para defender el valor absoluto de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural (y quién sabe si no es esto lo que se persigue, por parte de algunos, con iniciativas así.).

    5- Porque no es necesario que nos quedemos todos ciegos para dejar tuerto a Zapatero. Y, dijese lo que dijese Nicolás Maquiavelo, el fin no justifica los medios, especialmente cuando el fin es respaldar en un referéndum el aborto libre de facto vigente en España desde hace tiempo.

    6- Porque, aunque algunos hablen como si no lo supieran, hay otras formas de defender la plasmación inequívoca en la legislación española del derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural, así como la derogación de las leyes abortistas vigentes (algo a lo que, en ningún momento se aspira con las opciones propuestas en este referéndum).

    7- Porque, por mucho que se insulte la inteligencia ajena negando esta evidencia, pedir que se someta a votación una ley que trata sobre el derecho a vivir, supone, en la práctica (aunque se afirme lo contrario), admitir que el derecho a vivir puede ser sometido a votación. Hoy se propone votar el de los que aún están por nacer y mañana quién sabe de quiénes.

    8- Porque, si el referéndum sale bien, un partido político muy conocido con muchas posibilidades de llegar pronto al gobierno podrá afirmar (y no mentiría) que la mayoría de los españoles han respaldado en las urnas las leyes abortistas hoy vigentes en España que dicho partido defiende a capa y espada. Se le estaría dando a ese partido (y quién sabe si no es esa la intención última de todo esto) la excusa perfecta para que no derogase ninguna de las leyes abortistas vigentes hoy en día en España y que permiten, entre otras cosas, el aborto libre de facto.

    9- Porque (para más inri) ni siquiera se somete a votación la totalidad de la “ley Aído”, sino sólo los aspectos referidos a la consideración del aborto como “derecho”. La “educación sexual” obligatoria para los niños no es cuestionada por los promotores del referéndum en ningún momento (al igual que tampoco lo es por ese partido político tan conocido).

    10- Porque, además, este referéndum coincide sospechosamente con las tesis de los dos partidos abortistas mayoritarios en el Parlamento español, quienes, en plena sintonía a este respecto, afirman categóricamente no querer un debate “aborto sí o aborto no”.

    11- Porque, aunque la expresión “Principios No Negociables” sólo tiene tres palabras, a algunos parece que les sobra la de en medio.

    12- Porque, todas estas razones se resumen, finalmente, en una sola: que, aunque los promotores de esta iniciativa hablan de “proteger la vida por ley”, lo que se protege por ley con este referéndum es el aborto libre (ya sea despenalizado o legalizado).

    y 13 (Propina): Porque, aunque algunos repiten todo el día que hay que hacer todo lo posible y no cruzarse de brazos (como si “hacer mucho” fuese sinónimo de “hacer bien”), hubiese resultado preferible que algunos se hubiesen quedado (y siguiesen) cruzados de brazos en lugar de haber promovido iniciativas como ésta.

    ☩☩☩

  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está en línea Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,314
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Referéndum “Aborto Sí”: 13 razones para entrar en razón

    Referéndum sobre el aborto




    JUAN MANUEL DE PRADA

    Lunes , 08-02-10



    DIVERSAS organizaciones civiles anuncian la celebración, el próximo 7 de marzo, de una manifestación por la que se reclama la convocatoria de un referéndum sobre la regulación del aborto impulsada por el Gobierno. Referéndum que, como a nadie se le escapa, el Gobierno no convocaría salvo que tuviese la plena seguridad de que su regulación cuenta con el beneplácito de una mayoría social holgada (con la que, como tampoco se le escapa a nadie, no cuenta). Pero, con mayorías o sin mayorías, a favor o en contra de la regulación impulsada por el Gobierno, la petición de convocatoria de un referéndum de estas características constituye un error craso que ataca el fundamento sobre el que se sostiene la defensa de la vida, que no es una cuestión política que pueda someterse al veredicto de las urnas, ni indirecta (mediante votación en las cámaras legislativas) ni directamente (mediante plebiscito). Aceptar que la decisión de una mayoría popular o parlamentaria puede legitimar el crimen es tanto como aceptar que el crimen no puede ser definido objetivamente, sino que su definición depende de percepciones subjetivas o coyunturales; una trampa saducea que aquí se hace más vitanda, pues al fin y a la postre un referéndum de estas características nos obligaría a elegir entre un aborto libre de iure y un aborto libre de facto.
    Quienes abogan por este referéndum aducen que la propia Constitución reconoce la posibilidad de convocarlo ante «decisiones políticas de especial trascendencia»; es decir, ante decisiones que afectan a la organización de la «polis», no a los fundamentos que garantizan su supervivencia. Un referéndum puede convocarse para decidir sobre el uso de la energía nuclear, la prohibición del tabaco o el ingreso en organismos internacionales, pero no sobre la licitud del asesinato, el hurto o la pederastia. Cuando las sociedades consideran que estos asuntos pueden regularse mediante meras disposiciones de la voluntad se han convertido en organizaciones criminales. Esto es lo que la nueva regulación sobre el aborto pretende; y tratar de combatir esa pretensión aceptando su premisa es tanto como incurrir en el mismo mal que se desea combatir.
    Reclamar que se someta a votación una ley que conculca el derecho a la vida es tanto como admitir que el derecho a la vida puede ser sometido a votación; de hecho, al solicitar que se convoque este referéndum se está reconociendo legitimidad a su resultado, que sea el que fuere resultaría lesivo para el derecho a la vida. Los promotores de esta iniciativa aducen que «no podemos cerrar los ojos a que, de hecho y nos guste o no, en los regímenes democráticos el derecho a la vida se somete a votación». Aquí convendría especificar que no son los regímenes democráticos los que amparan tal dislate, sino la degeneración de tales regímenes en formas de idolatría o cesarismo democrático que, en lo que Zapatero llamaba cínicamente en su plegaria negra de Washington «la propia búsqueda del bien» (o sea, la consecución del interés), no vacilan en pisotear los fundamentos éticos que garantizan su propia supervivencia. Contra la degeneración de los regímenes democráticos no podemos, en efecto, cerrar los ojos ni prestar asentimiento, reclamando la convocatoria de un referéndum sobre una ley que conculca el derecho a la vida. Pues, más allá de lo que deparase ese hipotético referéndum, se está aceptando que mediante votación se pueda legislar sobre los fundamentos éticos que garantizan la supervivencia de la comunidad humana, y hasta su propia calificación de «humana».
    Creo, en fin, que a nadie regocijaría tanto la convocatoria de un referéndum de estas características como a los enemigos de la vida. Casi tanto como a mí me duele escribir este artículo.

    abc.es – Periódico Digital– Actualidad y Servicios: Noticias, Vivienda, Empleo, Cine y Tiempo

  3. #3
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está en línea Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,314
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Referéndum “Aborto Sí”: 13 razones para entrar en razón

    Excelente, como todo lo que escribe Juan Manuel de Prada. Solo habría que hacer una matización. No es que, como dice, "no sean los regímenes democráticos los que amparan tal dislate, sino la degeneración de tales regímenes". En realidad, los regímenes llamados democráticos llevan en sí el germen de esa degeneración. Está programada en sus genes.

  4. #4
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Referéndum “Aborto Sí”: 13 razones para entrar en razón

    La verdad sea dicha, hoy por hoy, sólo creo en los Referendums vinculantes como medio para frenar desde el sistema los dislates de gobernantes cada vez más desnaturalizados. La clave está en lo que se vota.

    Debiera haber muchísimos referendums y lo que es más importante debieran ser de obligatoria realización desde la iniciativa popular reuniendo un número razonable de firmas: 1 millón de firmas, por ejemplo.

    Asuntos como la cadena perpetua para terroristas, narcotraficantes, asesinos en serie y resto de crímenes execrables, encontrarían una vía fácil de consumación.

    En el tema del aborto debiera llevarse una estrategia de escalas. El referendum debiera centrarse en la eliminación del actual supuesto de "grave riesgo de salud psicológica de la madre".

  5. #5
    Avatar de txapius
    txapius está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    10 jul, 09
    Ubicación
    Cádiz
    Mensajes
    991
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Referéndum “Aborto Sí”: 13 razones para entrar en razón

    En estos días en que tanto se habla de Delibes (D.E.P.), vale la pena recordar su artículo del ABC de hace unos años...
    Aborto libre y progresismo - Opinión - Colaboraciones (Firmas) - Abc.es
    Aborto libre y progresismo

    En estos días en que tan frecuentes son las manifestaciones en favor del aborto

    POR MIGUEL DELIBES

    20-12-2007 08:32:38

    En estos días en que tan frecuentes son las manifestaciones en favor del aborto libre, me ha llamado la atención un grito que, como una exigencia natural, coreaban las manifestantes: «Nosotras parimos, nosotras decidimos». En principio, la reclamación parece incontestable y así lo sería si lo parido fuese algo inanimado, algo que el día de mañana no pudiese, a su vez, objetar dicha exigencia, esto es, parte interesada, hoy muda, de tan importante decisión. La defensa de la vida suele basarse en todas partes en razones éticas, generalmente de moral religiosa, y lo que se discute en principio es si el feto es o no es un ser portador de derechos y deberes desde el instante de la concepción. Yo creo que esto puede llevarnos a argumentaciones bizantinas a favor y en contra, pero una cosa está clara: el óvulo fecundado es algo vivo, un proyecto de ser, con un código genético propio que con toda probabilidad llegará a serlo del todo si los que ya disponemos de razón no truncamos artificialmente el proceso de viabilidad. De aquí se deduce que el aborto no es matar (parece muy fuerte eso de calificar al abortista de asesino), sino interrumpir vida; no es lo mismo suprimir a una persona hecha y derecha que impedir que un embrión consume su desarrollo por las razones que sea. Lo importante, en este dilema, es que el feto aún carece de voz, pero, como proyecto de persona que es, parece natural que alguien tome su defensa, puesto que es la parte débil del litigio.
    La socióloga americana Priscilla Conn, en un interesante ensayo, considera el aborto como un conflicto entre dos valores: santidad y libertad, pero tal vez no sea éste el punto de partida adecuado para plantear el problema. El término santidad parece incluir un componente religioso en la cuestión, pero desde el momento en que no se legisla únicamente para creyentes, convendría buscar otros argumentos ajenos a la noción de pecado. En lo concerniente a la libertad habrá que preguntarse en qué momento hay que reconocer al feto tal derecho y resolver entonces en nombre de qué libertad se le puede negar a un embrión la libertad de nacer. Las partidarias del aborto sin limitaciones piden en todo el mundo libertad para su cuerpo. Eso está muy bien y es de razón siempre que en su uso no haya perjuicio de tercero. Esa misma libertad es la que podría exigir el embrión si dispusiera de voz, aunque en un plano más modesto: la libertad de tener un cuerpo para poder disponer mañana de él con la misma libertad que hoy reclaman sus presuntas y reacias madres. Seguramente el derecho a tener un cuerpo debería ser el que encabezara el más elemental código de derechos humanos, en el que también se incluiría el derecho a disponer de él, pero, naturalmente, subordinándole al otro.
    Y el caso es que el abortismo ha venido a incluirse entre los postulados de la moderna «progresía». En nuestro tiempo es casi inconcebible un progresista antiabortista. Para estos, todo aquel que se opone al aborto libre es un retrógrado, posición que, como suele decirse, deja a mucha gente, socialmente avanzada, con el culo al aire. Antaño, el progresismo respondía a un esquema muy simple: apoyar al débil, pacifismo y no violencia. Años después, el progresista añadió a este credo la defensa de la Naturaleza. Para el progresista, el débil era el obrero frente al patrono, el niño frente al adulto, el negro frente al blanco. Había que tomar partido por ellos. Para el progresista eran recusables la guerra, la energía nuclear, la pena de muerte, cualquier forma de violencia. En consecuencia, había que oponerse a la carrera de armamentos, a la bomba atómica y al patíbulo. El ideario progresista estaba claro y resultaba bastante sugestivo seguirlo. La vida era lo primero, lo que procedía era procurar mejorar su calidad para los desheredados e indefensos. Había, pues, tarea por delante. Pero surgió el problema del aborto, del aborto en cadena, libre, y con él la polémica sobre si el feto era o no persona, y, ante él, el progresismo vaciló. El embrión era vida, sí, pero no persona, mientras que la presunta madre lo era ya y con capacidad de decisión. No se pensó que la vida del feto estaba más desprotegida que la del obrero o la del negro, quizá porque el embrión carecía de voz y voto, y políticamente era irrelevante. Entonces se empezó a ceder en unos principios que parecían inmutables: la protección del débil y la no violencia. Contra el embrión, una vida desamparada e inerme, podía atentarse impunemente. Nada importaba su debilidad si su eliminación se efectuaba mediante una violencia indolora, científica y esterilizada. Los demás fetos callarían, no podían hacer manifestaciones callejeras, no podían protestar, eran aún más débiles que los más débiles cuyos derechos protegía el progresismo; nadie podía recurrir. Y ante un fenómeno semejante, algunos progresistas se dijeron: esto va contra mi ideología. Si el progresismo no es defender la vida, la más pequeña y menesterosa, contra la agresión social, y precisamente en la era de los anticonceptivos, ¿qué pinto yo aquí? Porque para estos progresistas que aún defienden a los indefensos y rechazan cualquier forma de violencia, esto es, siguen acatando los viejos principios, la náusea se produce igualmente ante una explosión atómica, una cámara de gas o un quirófano esterilizado.
    Última edición por txapius; 13/03/2010 a las 12:24 Razón: C

  6. #6
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado YO, TESTIGO DE CARGO
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Mensajes
    2,168
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Referéndum “Aborto Sí”: 13 razones para entrar en razón

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Aborto libre hasta las 14 semanas. En este período del embarazo, la mujer puede abortar sin dar explicaciones a nadie y sin necesidad de autorización.
    Hasta la semana 22. Entre la semana 14 y 22 de la gestación, la mujer puede abortar en caso de grave riesgo para su vida o salud (con un dictamen emitido por dos médicos especialistas, del que se puede prescindir en caso de urgencia), o si el feto padece graves anomalías. Como el riesgo para la salud de la madre ha sido hasta ahora el coladero para el aborto a petición, en la práctica el aborto libre se amplía hasta las 22 semanas del embarazo.
    Después de la semana 22. También se admite el aborto hasta el final del embarazo si hay malformación incompatible con la vida del feto o éste padece una enfermedad de extrema gravedad e incurable. En el primer caso, se requiere el dictamen de dos médicos especialistas distintos del que practique el aborto. En el segundo, el diagnóstico deberán confirmarlo tres médicos.

    Con esta nueva ley se da además una aberración jurídica.

    Tal como queda configurada la nueva tipificación del aborto, se daría el excepcional caso en materia penal, de que es una cantidad o un periodo de tiempo (hasta 14 semanas) el que otorga derecho a abortar o, al contrario, lo convierte en delictivo si pasa de ese tiempo. Esto jamás se da en la tipificación de otros delitos.

    Es decir; el robo siempre está configurado como delito independientemente de la cantidad robada; las lesiones también siempre son delictivas; las falsificaciones y falsedades etc.

    ¿¿Alguien se imagina a un legislador diciendo que toda persona tuviera derecho a robar hasta un valor de, por ejemplo, 300 euros, pero que a partir de 301 euros sería delito??
    ¿O que toda persona tuviera derecho a lesionar a otra... pero que sería delito a partir de romper algún hueso?
    ¿O que toda persona tuviera derecho a amenazar, falsificar, sobornar, violar, etc... pero que solo sería delito a partir de una determinada cuantía o tiempo etc??

    Señores; nos encontramos aquí con una monstruosidad jurídica que no tiene nombre.
    Pero ¿cómo puede haber una figura jurídica (el aborto) que sea a la vez objeto de derechos por un lado... y a la vez ¡¡nada menos que delito!! en función de una mera circunstancia temporal??

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 41
    Último mensaje: 17/01/2017, 18:56
  2. Los tribunales y el derecho a la vida
    Por ortodoxo en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 30/01/2009, 20:52
  3. Balmes
    Por Cavaleiro en el foro Biografías
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 01/04/2008, 04:20
  4. Spe Salvi
    Por Hyeronimus en el foro Religión
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 04/12/2007, 10:40
  5. Informe sobre la cuestión de Gibraltar
    Por Lo ferrer en el foro Gibraltar
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 19/06/2006, 19:09

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •