Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12
Resultados 21 al 29 de 29

Tema: CLIMATISMO, la ideología de Greta

  1. #21
    Avatar de Pious
    Pious está en línea Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,051
    Post Thanks / Like

    Re: CLIMATISMO, la ideología de Greta

    «Greta Thunberg» por Juan Manuel de Prada para el periódico ABC, artículo publicado el 29/09/2019.
    ______________________

    El ascenso y apoteosis de esa adolescente sueca, Greta Thunberg, nos sirve para entender mejor el espíritu de nuestra época. Salta a la vista que Greta Thunberg es una muchacha trastornada, cuyo activismo frenético y aspaventero no es más que la reacción defensiva contra algún trauma que ha dejado en su alma una huella mucho más profunda que la huella de carbono. Salta a la vista que a Greta Thunberg le han robado los sueños y la infancia, como ella misma ha confesado; pero sospecho que los ladrones no se hallan entre los gerifaltes de la economía y la política, sino más bien en su círculo familiar. Salta a la vista, en fin, que Greta Thunberg está siendo utilizada del modo más indigno concebible. Y horroriza pensar que el mundo haga como que no se entera.

    Tal vez sea esta falta de caridad hacia Greta Thunberg lo que más nos horroriza. Todos los que aplauden a Greta Thunberg saben que es una muchacha trastornada y consumida por padecimientos íntimos que ha sublimado, transmutándolos en obsesión mesiánica de tipo ecologista. Y, aún sabiéndolo, la jalean, porque es rentable para su causa; porque han descubierto que Greta Thunberg ejerce sobre las masas una rara fascinación que les permite colocar su mercancía ideológica con un impacto mediático arrasador. No hace falta siquiera entrar a discutir la naturaleza de ese mensaje para concluir que esa utilización es gravemente inmoral; si además consideramos que ese mensaje puede ser una superchería, o al menos una simplificación burda, la utilización adquiere contornos tenebrosos. Una sociedad que aún guardase un rescoldo de conciencia se rebelaría contra esta utilización sórdida.

    Pero, lejos de producirse esta reacción, las masas escuchan a Greta Thunberg con veneración. No contentos con permitir que una muchacha trastornada sea utilizada de forma descarada, la convertimos en ídolo de masas. De este modo, la impiedad se convierte en la antesala del idiotismo. Permitir que una muchacha trastornada sea utilizada como títere de una causa de fachada reluciente y trastienda turbia revela, desde luego, que la nuestra es una época perversa; pero que una adolescente aquejada de diversos trastornos mentales se convierta en ídolo de masas se nos antoja todavía más perturbador y desasosegante. Si los gerifaltes que manejan el cotarro eligen a una adolescente como estandarte de una causa cuya defensa exige grandes conocimientos científicos es porque saben perfectamente que se dirigen a masas que han dimitido de la nefasta manía de pensar. Masas fácilmente manipulables que recurren a la sensiblería para hacerse perdonar su dureza de corazón; y que, dimitidas del raciocinio, se dejan pastorear por los eslóganes más burdos y esquemáticos. Masas idiotizadas, huérfanas de cimientos vitales, que convierten cualquier cliché ideológico, cuando se sirve mediáticamente del modo idóneo, en emoción instantánea; masas alienadas que pueden convertir esas emociones instantáneas en razón de su obrar, sin pasarlas por los alambiques del pensamiento. Masas, en fin, tan cretinizadas como el perro de Paulov.

    Como ahora lo que uno escribe acaba rodando por las letrinas de interné y siendo utilizado por gentes variopintas pro domo sua, conviene especificar que quien esto escribe es anticapitalista y defiende una economía fundada en la dignidad del trabajo y en el cuidado de la naturaleza. Pero el capitalismo no es tan sólo una doctrina económica, sino sobre todo una agenda antropológica arrasadora que destruye los cimientos vitales, hasta convertirnos en guiñapos humanos. Greta Thunberg es una víctima más de esa agenda antropológica; y es también su apostólico títere.

    https://www.abc.es/opinion/abci-gret...6_noticia.html

  2. #22
    Avatar de Pious
    Pious está en línea Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,051
    Post Thanks / Like

    Re: CLIMATISMO, la ideología de Greta

    «Cumbre ecolojeta» por Juan Manuel de Prada para el periódico ABC, artículo publicado el 04/11/2019.
    ______________________

    El cambio climático es una evidencia que debemos combatir con todos los medios a nuestro alcance. Y para empezar hay que conseguir que cancelen la llamada Cumbre del Clima, el fiestorro mastodóntico que los ecolojetas se disponen a celebrar en Madrid el próximo mes de diciembre, que nos va a crear un efecto invernadero superior al de las saunas que regenta en Chueca la familia de Begoñísima.

    A la cumbre ecolojeta han confirmado su presencia veinticinco mil congresistas. ¡Veinticinco mil andobas trasladándose en avión! ¿No habíamos quedado en que la combustión del queroseno es uno de los factores más activos en la generación de gases de efecto invernadero? Dióxido y monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y azufre, tetraetilo de plomo, todo tipo de aerosoles… una ensalada letal. Y una vez que hayan aterrizado, ¡los ecolojetas tendrán que ser trasladados a los hoteles de Madrid! ¿Alguien se ha detenido a considerar el consumo energético suplementario que tal patulea va a originar? ¡Miles de taxis expeliendo pedos de gasolina requemada! ¡Cientos de hoteles con la calefacción a todo trapo y con un despliegue luminotécnico de órdago! ¡Y en cada habitación un botellín de agua mineral de bienvenida! ¡Veinticinco mil botellines de plástico que terminarán tapizando los océanos! La pesadilla medioambiental adquirirá proporciones colosales a medida que se sucedan las sesiones en los pabellones de Ifema (climatizados según los métodos más lesivos para el medio ambiente), a medida que los ecolojetas sigan embaulándose botellines de agua, a medida que los paseen en autobús turístico por Madrid, para que puedan disfrutar de sus monumentos y de sus delicias culinarias. ¡Menudos atracones se van a pegar los ecolojetas a costa del contribuyente! ¡Y menudas ventosidades expelerán luego, mientras hacen la digestión! ¡Cientos de miles de centímetros cúbicos de gas metano que dejarán chiquitas las emisiones de toda nuestra cabaña ganadera! Y después de las comilonas... bueno, todos sabemos que, después de las comilonas, los ecolojetas irán a visitar... monumentos. Y todos sabemos que la visita a los monumentos genera desperdicios plásticos que, por supuesto, acabarán también tapizando el océano, junto a los tropecientos mil botellines de agua mineral. Y todo esto con gran trasiego de taxis que llevarán y traerán a los ecolojetas del coro al caño y del caño al coro. Y, cuando por fin los ecolojetas emigren, después de catar las delicias culinarias y los monumentos de Madrid, volverán a hacerlo todos en aviones que inundarán de gases mefíticos la atmósfera.

    Todos, salvo la niñita Greta Thunberg, que después de viajar con patrocinios millonarios hasta Chile busca nuevos patrocinios para volver a cruzar el océano en un medio de transporte que no contamine. De inmediato, nuestro Gobierno ecolojeta se ha ofrecido (quiero decir, ha ofrecido los saqueados bolsillos del contribuyente) para sufragarle la travesía. ¿Pondrán a su disposición el buque escuela Juan Sebastián Elcano? ¿O preferirán birlarle al Rey emérito el yate Bribón? Sería, sin embargo, mucho más ecológico que Greta Thumberg viajase desde la Patagonia hasta la península de La Florida por carril bici; y que en La Florida se montase en una patera que la traería hasta España, aprovechando la Corriente del Golfo. Tal vez la travesía fuese un tanto incierta; pero los ecolojetas reunidos en Madrid la esperarían haciendo libaciones e impetrando la protección de la Pachamama, al más puro estilo sinodal vaticanosegundón.

    ¡Hay que detener la celebración de la Cumbre ecolojeta! ¡Somos la última generación capaz de salvar el planeta! ¡Sí se puede!

    https://www.abc.es/opinion/abci-cumb...9_noticia.html

  3. #23
    Avatar de Pious
    Pious está en línea Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,051
    Post Thanks / Like

    Re: CLIMATISMO, la ideología de Greta

    «Fanáticos e hipócritas» por Juan Manuel de Prada para la revista XLSEMANAL, artículo publicado el 16/12/2019.
    ______________________

    El doctor Sánchez, en el discursito de apertura de la Cumbre del Clima (las mayúsculas que no falten), afirmó que sólo un «puñado de fanáticos» niega la evidencia del cambio climático. Pero si en verdad sólo son un puñado los fanáticos quienes niegan tal evidencia, tienen en cambio que ser muchos los hipócritas que no la niegan (o incluso que la afirman hasta desgañitarse), aunque descrean de ella.

    Sólo así se explica que el fin de semana previo a la Cumbre del Clima se celebrase con inmenso éxito el aquelarre consumista llamado Black Friday. Todos los medios de adoctrinamiento de masas que insertaban hace unos días montañas de publicidad incitando a las masas cretinizadas a comprar sin tasa en esa celebración oligofrénica se ponían al día siguiente muy campanudos, denunciando el calentamiento global. Y las hordas de compradores bulímicos que el día anterior llenaron los centros comerciales, para disputarse como cerdos que hociquean en la pocilga las baratijas que los centros comerciales les vendían a precio rebajado, hoy lloriquean farisaicamente, y se manifiestan contra el ‘negacionismo’ del cambio climático, y exigen el cumplimiento de no sé qué protocolos medioambientales y la disminución de los gases de efecto invernadero. Aspavientos y postureos con los que distraen su mala conciencia.

    Así que, para hablar con propiedad, habría que especificar que, junto al «puñado de fanáticos» que niegan el cambio climático, hay un mogollón de hipócritas que lo afirman, aunque sus obras lo desmientan. Y todo este mogollón de hipócritas repartido por el mundo es pastoreado por unas élites que saben perfectamente que la hipocresía social, bien encauzada y administrada, con censores y vigías que señalen y estigmaticen a los infractores de la ortodoxia, es uno de los más eficaces métodos de control social. Pues el control social ya no se ejerce, como en las tiranías antañonas, mediante la cachiporra, sino moldeando las conciencias en aquellos paradigmas ideológicos que conviene promocionar, sirviéndose siempre de los complejos de culpa de las masas. En las naciones desarrolladas, quizá no exista un complejo de culpa más extendido que el derivado de nuestros hábitos consumistas (que, sin embargo, a las élites no les conviene que abandonemos); y para que ese complejo de culpa no acabe derivando en conversión profunda, el sistema bendice nuestra hipocresía, proporcionándonos a un tiempo la posibilidad de entregarnos al consumismo más desaforado (y a la vez discreto, casi vergonzante, de ahí que se promocione tanto el comercio electrónico) y la de disfrutar de los aspavientos y postureos más grandilocuentes contra el cambio climático.

    Pero ¿qué pretenden las élites que pastorean a ese mogollón de hipócritas que afirman el cambio climático, aunque su forma de vida lo alimente? En un reciente manifiesto encabezado por la niña Greta Thunberg, leíamos: «La crisis climática no tiene que ver sólo con el medio ambiente. (…) Los sistemas coloniales, racistas y patriarcales de opresión la han creado y alimentado». Para no formar parte de ese «puñado de fanáticos» a los que se refería el doctor Sánchez no basta con afirmar la evidencia de un cambio climático; hay que afirmar también las tesis del indigenismo, la multiculturalidad o la cuarta ola feminista, porque todo este conglomerado forma parte del mismo pack ideológico. Las élites que manejan el tinglado quieren hipócritas que proclamen de boquilla todos los paradigmas culturales que interesan al globalismo; pues de este modo lograrán más plenamente la finalidad de todo control social, que es la de reforzar en las sociedades la tendencia a la conformidad y lograr que los comportamientos ‘desviados’ sean automáticamente reprimidos por el propio cuerpo social, que hace sentir a quien osa comportarse o pensar de forma distinta como una suerte de apestado, hasta que «toda contradicción parezca irracional y toda oposición imposible», tal como establecía Herbert Marcuse en El hombre unidimensional. Y se considerará parte de ese «puñado de fanáticos» no sólo a quienes nieguen el cambio climático, sino también a quienes no se adhieran a cualquiera de los postulados del pack ideológico. Así, por ejemplo, un conservacionista partidario acérrimo del decrecimiento económico será incluido igualmente en ese «puñado de fanáticos» si, además, no proclama su adhesión a los postulados de género; y podrá ser señalado y estigmatizado, para regocijo de un mogollón de hipócritas, por todos esos medios de adoctrinamiento de masas que publicitan el o y al día siguiente saludan campanudos la celebración de la Cumbre del Clima.

    https://www.xlsemanal.com/firmas/201...uel-prada.html

  4. #24
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: CLIMATISMO, la ideología de Greta

    Tal vez, esta niñita debería aprender lo que le dicen los expertos y hablar menos. Debería volver al "cole" a terminar sus estudios básicos para, con posterioridad, acceder a los superiores, sí es que puede, y entonces, sólo entonces, con suficientes conocimientos, con una deseable capacidad para escuchar, leer y contrastar, diferentes pareceres e informes, sí es que pudiese llegar a ello. Pero no, ella sólo escucha a sus papis, que no son científicos, a sus patrocinadores, que tampoco son científicos, pero que manejan muchos datos. Lástima que tales datos estén sesgados, sean parciales, o parcialistas, que parte de ellos, los que maneja el IPCC de la ONU, estén basados en modelos de simulación por ordenador. Y es que eso es lo que tiene la pseudociencia, porque en tal han convertido miles de informes objetivos, producto de observaciones rigurosas, pero que no les interesan, ni convienen, porque lo suyo no es más que ideología climatista disfrazada de religión de papel, y cuyo fin no es otro que implantar el gobierno mundial.

    AD entrevista al científico chileno Douglas Pollock (1): Verdades incómodas sobre el cambio climático


    Laureano Benítez Grande-Caballero.-

    -Estos días se está celebrando en Madrid la cumbre climática COP25, un hito más en el adoctrinamiento de las mentiras del cambio climático debido a la acción del hombre. Aunque su ideología catastrofista dice estar avalada por un abrumador consenso científico, en los foros especializados es cada vez mayor el clamor contra las falsedades de este mandamiento de la agenda globalista, promocionado por las mismas instancias mundialistas que lobotomizan a la población mundial en los postulados del pensamiento globalista.

    Uno de los foros disidentes más importantes contra las mentiras del cambio climático es el «Instituto Heartland», para el cual «la hipocresía del cambio climático de la izquierda tiene como objetivo la imposición de sus agendas políticas globalistas». Este foro crítico organizó el pasado día 3 un acto «contracumbre» en Madrid, desarrollando un foro paralelo al del COP25 con el fin de denunciar sus falsedades, dando como resultado la grabación de un vídeo que puede verse aquí:

    https://youtu.be/a3W8EVEEKQ8

    Entre las personalidades que intervinieron como ponentes destaca la figura de Douglas Pollock, ingeniero industrial chileno especializado en el cambio climático, un verdadero experto habitual en los foros disidentes del cambio climático, cuyas entrevistas se pueden ver fácilmente en las redes sociales, a quien entrevistamos a continuación:

    ¿Qué es lo que persigue realmente la COP25?

    R: La COP25, así como todas las COP, para mí significan la fiesta anual de la burocracia global de la izquierda que se financia con los dineros de los demás. ¿Qué persiguen o a qué aspiran en cada una? A concluir dónde y cuándo será la próxima COP. Jamás ha servido para algo más.

    Desde su profesión de científico, ¿qué le llevó a interesarse por el estudio del supuesto cambio climático?

    R: Fue casual. Cuando vino Al Gore a Chile el año 2007, me convertí en un creyente de la ideología del calentamiento global causado por el hombre. Sin embargo, siempre me quedó una duda que no la resolvería sino hasta seis años después, cuando volví a ver su documental «An Inconvenient Truth» («Una verdad incómoda»). La duda se trataba de Arquímedes y su principio: los mares no subirían de nivel aunque se derritiese todo el hielo del polo norte. En adelante fui introduciéndome en las físicas y matemáticas, en la glaciología, geología, astronomía, historia, química, electrónica, biología, entre otras disciplinas sobre este tema y en dónde, paralelamente, fui descubriendo a grandes científicos que habían ya investigado ello en profundidad. Ellos han sido mis instructores y a quienes les estaré siempre agradecido. Hoy ya he conocido personalmente a muchos de ellos.

    ¿Ha recibido usted presiones o amenazas de algún tipo por el desempeño de su labor de disidencia contra los postulados del cambio climático?

    R: No aún. Tampoco tengo miedo pues estoy respaldado y protegido por la verdad que me entrega la ciencia, los hechos, las leyes de las físicas y matemáticas y por Dios.

    Últimamente se viene hablando de que el mundo está bajo una «emergencia climática». Desde que se empezó a hablar de la crisis del clima en los años 70, ¿nos puede resumir brevemente la historia de este movimiento que pregona un desastre planetario debido a la destructiva acción humana sobre el clima?

    R: Permítame aclarar algo: los términos “emergencia y crisis” se acuñaron hacia la COP24 en Katowice, Polonia el 2018. Desde los 70, se ha pasado por los siguientes términos catastrofistas: enfriamiento global, calentamiento global, cambio climático, disrupción climática global, clima extremo y emergencia climática global. La historia del calentamiento global tuvo un origen —genuinamente científico— el año 1957, cuando Roger Revelle de la Universidad de California en San Diego comenzó a estudiar el posible efecto de los GEI ―Gases de Efecto Invernadero―en un calentamiento global en un futuro lejano. Por motivos políticos largos de explicar, Revelle renunció y terminó haciendo clases de demografía en Harvard en donde el joven Al Gore, estudiante de Leyes, fue su alumno. Revelle, aunque ajeno a su cátedra, nunca dejó de hablar de su teoría, la cual cautivaría a Gore quien, luego comenzar su carrera política en la cámara de Representantes, daría inicio a los primeros subsidios estatales a ONG’s y universidades para el estudio del “man-made-global-warming”. Luego, como senador, ello se incrementaría, llegando a su tope como Vicepresidente de EEUU en la era Clinton. En algún momento durante los 80 (de lo que no existen registros), la ONU se interesó en el éxito que Gore estaba teniendo en EEUU y decidió llevar la alarma a una escala planetaria. Así es como el IPCC ―Panel Intergubernamental Contra el Cambio Climático― de la ONU se constituyó el año 1988.

    Usted ha declarado en muchas ocasiones que hablar del «cambio climático» es un pleonasmo, equivalente a decir que «la nieve es blanca», porque el clima, por su misma naturaleza, está siempre cambiando. ¿Cuáles han sido los cambios climáticos más significativos que se han producido en los tiempos históricos, y qué consecuencias han tenido para el género humano?

    R: Distingamos los cambios climáticos históricos a aquellos que han incidido en la especie humana, es decir, en los últimos 10.000 años, incluida la Edad de Piedra. En ese periodo, llamado el Holoceno o periodo post glacial, han ocurrido aumentos de la temperatura (calentamientos globales) mucho mayores al pequeño entibiamiento actual, tanto en intensidad como en duración. Hacia atrás en el tiempo, se cuentan los de la Edad Media al que se le llamó el «Óptimo Climático», pues favoreció enormemente a la humanidad (Europa) en su agricultura, prosperidad e infraestructura. En ese periodo se construyeron las catedrales y castillos más grandes y hermosos que subsisten hasta ahora, incluida la catedral de Notre Dame de París. En aquellos siglos (950–1350 DC) se producía vino en el norte de Inglaterra y los vikingos colonizaron Groenlandia por más de 100 años, hasta que llegó el frío de la llamada «Mini Era de Hielo» y que duró 500 años (hasta 1850), trayendo como regalo la peste bubónica del siglo XIV, como suele ocurrir al inicio de un periodo de enfriamiento global.

    Luego está el periodo Romano. Más atrás en el tiempo, el del fin de la Era Minoica y dos más en pleno holoceno (7 y 8 mil años atrás). El 95% del tiempo en los últimos 10 mil años, la Tierra ha estado más calurosa que en la actualidad, y los calentamientos pasados fueron TODOS mayores que el actual. El 5% corresponde al terrible periodo de la «Mini Era de Hielo». Como es fácil de comprender, en todos ellos la incidencia humana ha sido nula.
    Después de 1850 ha habido tres calentamientos globales: 1860-1880; 1910-1940; 1975-1996. Eso es todo y, desde 1996, el aumento de la temperatura global de la baja tropósfera prácticamente se detuvo hasta hoy día. Los primeros dos periodos, la ONU no puede explicarlos con su ideología pues el CO2 no comenzó a subir sino a partir de 1950, pudiendo sólo culpar al tercero de la acción humana.


    (CONTINUARÁ)



    AD entrevista al científico chileno Douglas Pollock (1): Verdades incómodas sobre el cambio climático – Alerta Digital
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  5. #25
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: CLIMATISMO, la ideología de Greta

    Segunda parte.

    AD entrevista al científico chileno Douglas Pollock (y 2): «Lo que se busca con las mentiras del cambio climático es un Gobierno Global presidido por la ONU»

    Laureano Benítez Grande-Caballero.-


    Continuación de la entrevista realizada al científico chileno Douglas Pollock, experto en el tema de la disidencia contra la teoría del cambio climático antropogénico, asistente a la «contracumbre climática» desarrollada en Madrid el pasado día 3 de diciembre.

    La primera parte de la entrevista se puede ver aquí:

    AD entrevista al científico chileno Douglas Pollock (1): Verdades incómodas sobre el cambio climático – Alerta Digital

    Los foros oficiales acusan al CO2 de ser un gas polucionante culpable de efecto invernadero, muy dañino para el medio ambiente, responsable en gran parte del aumento de las temperaturas: ¿Cuál es su opinión al respecto?

    R: Falso además de intencionalmente torcido. Vamos por partes. La EPA (Environmental Protection Agency de EEUU) decretó el año 2009, con Obama recién asumido, que el CO2 era un gas contaminante y nocivo para la salud humana. El CO2 es un gas incoloro, inodoro, transparente e INOCUO, pero vital para la vida vegetal y, por ende, animal en la Tierra. Gracias a ese pequeño aumento del 0,01% en la atmósfera en los últimos 70 años, la Tierra reverdeció, sólo entre 1982 y 2014, en un 15%, incluyendo el retroceso del Sahara en 300.000 Km2, así como grandes áreas del desierto de Australia.

    Cualquier agricultor sabe que al aumentar la concentración artificial de CO2 en un invernadero, como lo hacen los holandeses con los tulipanes, una planta crece más grande, produce más frutos, crecen más plantas por metro cuadrado y, lo más maravilloso de todo, cada planta, al estar en su estado más robusto, exige MENOS agua que en una situación de menor CO2. El CO2 es el alimento de las plantas, llamado también el gas de la vida. Si de alguna manera perversa, como lo desea profundamente la ONU, se pudiese volver a las concentraciones de CO2 preindustriales, deberíamos inventar todo un continente nuevo del tamaño de Sudamérica para alimentar a la población actual.


    – Entonces, no se puede afirmar que el CO2 absorbe el calor de la atmósfera, impidiendo su irradiación. Si esto es así, ¿cuál es la verdadera causa del entibiamiento actual de las temperaturas?

    R: Como GEI (gas de efecto invernadero), el CO2 es despreciable como conductor de la temperatura de la atmósfera por varias razones:

    Como tal es muy débil (sólo absorbe calor en su fase vibracional menor de 666 cm-1).

    Es una pequeña traza de gas en la atmósfera (0.04% o 400 partes por millón).

    Todos los GEI representan el 1% de la atmósfera. De ese 1%, el CO2 representa el 3,6% y de ese 3,6% en el peor de los casos, el hombre contribuye con un 25%. El verdadero GEI es el vapor de agua con una contribución del 95%.

    El CO2, como GEI, sigue una escala logarítmica, es decir, si se duplica el CO2 (400 a 800 ppm), la temperatura sube 1°C, si se vuelve a duplicar (800 a 1600 ppm), la temperatura sube 1°C.

    Luego está el feedback que nos revela que al aumentar la temperatura por efecto de los GEI, se produce más vapor de agua y, por ende, más nubes que enfrían la Tierra. A ello se le llama feedback negativo, pero la ONU nos asusta con su exagerado feedback positivo que multiplica por tres veces el aumento original de 1°C.

    Lo anterior se constata en las últimas 8 glaciaciones y deglaciaciones: cuando comienza un calentamiento global (deglaciación), el CO2 está en su nivel mínimo, y cuando se inicia un periodo glacial (enfriamiento global), el CO2 está en su nivel máximo.

    La correlación temperatura-CO2 simplemente no existe y son las grandes fuerzas de la naturaleza las que dan cuenta de los cambios del clima y, por lo tanto, de la temperatura global, tanto en el largo plazo (más de 100.000 años) como en el corto plazo (décadas). Entre ellas está el PDO (Pacific Decadal Oscillation) que a su vez da cuenta de ENSO (El Niño Southern Oscillation), el AMO (Atlantic Multidecadal Oscillation), el NAO (North Atlantic Oscillation), la radiación estelar que fomenta la formación de nubes y, finalmente, la más importante de todas: los ciclos solares. En todos ellos se verifican correlaciones casi perfectas. En el largo plazo, están los ciclos de Milankovitch que dan cuenta de la entrada y salida de períodos glaciales (> 100.000 años) y que se deben a los movimientos de precesión, oblicuidad y excentricidad orbital de la Tierra.


    ¿Hay actualmente alguna actividad humana que según usted pueda contribuir al desencadenamiento de una catástrofe climática?

    R: Sólo en potencia: una guerra nuclear, nada más.

    Se habla de que en el mundo se están desencadenando desde hace tiempo una serie de desastres naturales provocados por el cambio climático: tsunamis, ciclones, tifones, sequías, inundaciones, olas de calor, olas de frío… ¿Es cierto que han aumentado estas catástrofes, y que se deben a alteraciones climáticas?

    R: Falso. Ocurre exactamente lo opuesto:

    Los tornados han decrecido en los últimos 70 años.

    Los ciclones están hoy en su mínimo nivel desde los 70’, período del Enfriamiento Global.

    Los huracanes fueron más intensos y frecuentes en la 1ª mitad del siglo XX.

    Las tormentas tropicales muestran clara tendencia a la baja en los últimos 50 años.

    Las sequías, desde las anormales hasta las excepcionales, han tenido una tendencia sostenida a la baja desde los 80’.

    La tasa de mortalidad mundial debido a eventos climáticos extremos ha disminuido en un 98% en la década 2000-2010, versus la década 1900-1910.

    Las pérdidas económicas fueron mucho menores en la década 2000-2010, versus 1990-2000.

    En cuanto a las olas de calor, eso es derechamente un fraude. Todos los días, en alguna parte del mundo, se está generando un record de temperaturas bajas o altas. Lo que hace el IPCC de la ONU es elegir un punto de los cuadrantes del planeta (la NOAA divide el planeta en 2.592 cuadrantes, de 5° longitud y latitud cada uno) en donde las temperaturas se estiman o promedian por no existir allí instrumentos de medición.

    En relación a las olas de frío, eso no le interesa a la ONU pues la perjudica en su prédica.

    Si, como parece ser, la teoría del cambio climático debido a la acción del hombre es falsa, ¿cuáles son los objetivos que la ONU persigue con este tremendismo ecológico?

    R: Un gobierno global presidido por la ONU, la repartición igualitaria de la riqueza a nivel global y el fin del sistema de libre mercado. Lo dicen ellos mismos sin vergüenza alguna, como por ejemplo en el escándalo llamado Climategate del año 2009, o en el borrador final del Tratado de Copenhague, Anexo I, artículos 36 y 38 de ese mismo año.

    Uno de los argumentos principales para penalizar y perseguir el uso de los combustibles fósiles, además de que dañan el medio ambiente, es que son perecederos, pues sus reservas son limitadas, por lo cual hay que promover desde ya mismo una incentivación de las energías renovables. En mi opinión, algo que se esconde bajo la campaña del cambio climático es que los Estados financien a las empresas de la energía con cuantiosas subvenciones provenientes del incremento de la fiscalidad verde, con lo cual la reconversión la pagaremos nosotros, aumentando así los beneficios empresariales.

    R: Con la entrada del fracking en la era Obama, nadie sabe cuándo se terminarán los combustibles fósiles, menos aún con la apertura masiva de exploraciones oceánicas en EEUU bajo Trump. El hombre ha explotado una cantidad infinitesimal de fósiles durante sólo 70 años, los cuales se han acumulado por cientos de millones de años. Si alguna vez se acabaran, la única vía actualmente factible es la generación hidráulica y nuclear, mas cualquier nueva tecnología ha de desarrollarse en el entretanto. Las tecnologías de la Edad Media, como la eólica, simplemente no pertenecen al espacio factible. Sobre su comentario final, las energías renovables, así como los autos eléctricos, sólo funcionan con subsidios generados a través de impuestos, de lo contrario, el sector privado jamás invertiría en ellas.

    Por último, ¿qué recomendaría usted a toda la gente que está preocupada por la supuesta emergencia climática?

    R: Si lo piensa bien, no hay nadie “preocupado”. Lo que hay es alarmismo, histeria, el producir pánico para que los habitantes de este planeta abran con mayor facilidad sus billeteras en pos de los objetivos ya explicados anteriormente. Lo que hay es llevar al Hombre de vuelta al primer escalón de la pirámide de Maslow. En vez de preocupada, la humanidad debiese estar agradecida por poder gozar de la calidad de vida actual gracias casi exclusivamente a los derivados del petróleo y luchar para que el totalitarismo comunista de la ONU no se lo robe. Con éstos no sólo se producen combustibles, sino que su uso se extiende a la medicina, la cosmética, vestuario, plásticos, productos de limpieza, pavimentación, la agricultura, los fertilizantes e insecticidas, y miles de usos adicionales que representan el 54% de todas sus aplicaciones posibles. Ello, en vez de rendirse a la culpa, a la vergüenza y al terror proveniente de las fuerzas del mal… de las Naciones Unidas.



    AD entrevista al científico chileno Douglas Pollock (y 2): «Lo que se busca con las mentiras del cambio climático es un Gobierno Global presidido por la ONU» – Alerta Digital



    La última trampa climática. (37 minutos)

    https://www.youtube.com/watch?time_c...ature=emb_logo
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  6. #26
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: CLIMATISMO, la ideología de Greta

    Alguien miente ¿pero quién?

    Ahorro energético de más del 80%
    Por su experiencia en soluciones de suministro, Clece ha sido la encargada de comenzar a transformar la localidad de Vall de Uixó (Castellón) con una renovación del sistema de alumbrado y alcanzar eficiencia y ahorro energético como ya se hizo en Catarroja (Valencia). Se sustituirán 8536 luminarias antiguas por luminarias tipo LED, instalarán 85 nuevos centros de mando para adecuar la instalación a normativa y llevarán a cabo una instalación en los cuadros de mando de un sistema de telegestión y control de consumos energéticos.

    El uso de la tecnología LED, junto con sistemas de comunicación PLC y control ‘punto a punto, elevan la eficiencia energética al nivel máximo disponible con la tecnología actual, reduciendo en más de un 80% las emisiones de CO2 por parte de dicha iluminación y eliminando casi por completo la contaminación lumínica”, explica De Lama.


    https://okdiario.com/economia/camino...matico-4916449




    LAS LUCES LED ESTÁN CONTAMINANDO MÁS DE LO QUE SE ESPERABA

    ESPAÑA MOHAR 31 MAYO, 2018

    https://dam.tbg.com.mx/i.muyinteresa...d.jpg.imgo.jpg

    Se comenzaron a usar estas luces para disminuir el consumo de energía, pero todo apunta a que están contribuyendo a la contaminación lumínica.

    Cuando se comenzó a utilizar la iluminación LED todo apuntaba a que sería un cambio positivo, porque se ahorraría energía. Sin embargo, investigadores revelaron que tiene un coste alto para el medio ambiente, pues dicen que la contaminación lumínica degrada los ecosistemas.

    Para demostrarlo, instalaron sensores en satélites para distinguir qué tan brillante era la Tierra durante la noche y si la iluminación LED cumplía su objetivo.

    Encontraron que muchos lugares instalaron más fuentes de luces LED para tener una mejor iluminación nocturna, lo que muestra que no se están teniendo los beneficios esperados en el consumo de energía a nivel global.

    ¿En qué afecta la contaminación lumínica?

    – Las rutinas de animales, plantas y microorganismos.
    – Perturba el ritmo circadiano de los humanos.
    – Provoca desórdenes en el metabolismo de las personas.


    Los expertos sugieren utilizar otras formas de iluminación y elegir lámparas con un tipo de iluminación más cálida.


    https://www.muyinteresante.com.mx/me...e-se-esperaba/

    En el primer artículo se puede ver la conformidad de su autor con las conferencias climáticas y las instrucciones del mundialismo de la ONU. Con lo que no parecen contar es precisamente con lo mismo de siempre, esas exigencias son políticas e ignoran lo que dicen los expertos (generalmente científicos), aunque sostengan que se apoyan en la ciencia, la ciencia del cómo mentir más y mejor. Por supuesto, el "experto" al que se le pregunta en el artículo será otro interesado y convenientemente pagado.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  7. #27
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: CLIMATISMO, la ideología de Greta

    Siguiendo con la misma línea del post anterior, otro artículo de otro medio, pero sobradamente conocido y nada sospechoso de escepticismo climático, viene a coincidir con el de la revista Muy Interesante, demostrando que se miente descaradamente en el primer artículo mencionado del medio digital OKdiario.


    [B]Las luces LED incrementan la contaminación lumínica

    Aunque tienen eficiencia energética, la luz brillante de las bombillas LED genera una serie de problemas para humanos y animales.

    martes, 28 de noviembre de 2017

    Por Heather Brady

    Contaminación lumínica (Las fotos en el enlace)
    Estas dos imágenes por satélite de Calgary, Canadá, se sacaron desde la Estación Espacial Internacional en 2010 (izquierda) y en 2015 (derecha). Muchas zonas de las afueras están iluminadas en 2015 en comparación con 2010, y muchos barrios han cambiado de lámparas de sodio naranjas a luces LED blancas.
    FOTOGRAFÍA DE NASA'S EARTH OBSERVATORY/KYBA, GFZ

    A medida que personas de todo el mundo cambian a las luces LED en un esfuerzo por ahorrar energía y dinero, están empeorando otro problema.

    La contaminación lumínica ha sido un problema creciente durante décadas y la reciente introducción de las bombillas LED (light emitting diode o diodo emisor de luz) ha aumentado considerablemente la cantidad de luz en las ciudades.

    Un estudio global dirigido por Christopher Kyba del GFZ German Research Centre for Geosciences, cuyos resultados se publicaron en Science Advances, ha descubierto que la cantidad de luz artificial procedente de la superficie de la Tierra durante la noche ha incrementado su resplandor y su extensión en un 2 por ciento cada año en los últimos cuatro años debido al rápido cambio y al desarrollo de las brillantes luces LED.

    Contaminación lumínica: el 83% de la población mundial no puede ver las estrellas (VER EN EL ENLACE A OTRO ENLACE)

    Los científicos observaron la contaminación lumínica mediante un radiómetro diseñado especialmente para las luces nocturnas en un satélite de la NOAA que orbitó alrededor de la Tierra durante cuatro años. Descubrieron que el aumento más rápido en la cantidad de luz artificial se ha producido en los países en vías de desarrollo y el incremento de la contaminación lumínica se corresponde con el crecimiento global del producto interior bruto.

    Además de las mediciones de luz, se está pasando por alto más cantidad de contaminación lumínica porque el sensor empleado en el estudio no puede medir luz por debajo de 500 nanómetros, incluyendo la luz azul que emiten las bombillas LED.

    La contaminación lumínica, especialmente la luz azul emitida por las bombillas LED, no solo dificulta la observación de estrellas. También puede tener graves consecuencias para la vida silvestre, cuyos ritmos biológicos e instintos nocturnos se ven perturbados cuando están cerca de una gran cantidad de luz artificial. En los humanos, puede afectar a los ritmos circadianos y dificultar la visión al conducir durante la noche. Y en ciertos casos, hasta puede hacer que la primavera llegue antes de tiempo.

    La contaminación lumínica adelantará la primavera
    (HACER LO MISMO QUE EN EL CASO ANTERIOR)
    Los investigadores que participaron en el estudio afirman que hay esperanzas de que los efectos negativos de la contaminación lumínica puedan mitigarse. Las bombillas LED diseñadas de forma apropiada pueden reducir la cantidad de luz desperdiciada que emiten las bombillas sin crear una diferencia perceptible para los usuarios humanos. Kyba, que dirigió el estudio, también dijo que ahorrar energía al mismo tiempo que se reduce la contaminación lumínica es posible, siempre y cuando la energía que se ahorre no se gaste en incorporar más fuentes de luz.


    https://www.nationalgeographic.es/me...acion-luminica

    Al respecto, personalmente he realizado pruebas sobre la situación del grado de contaminación lumínica que hay sobre la conurbación de Madrid. Así, desde unos 65 ó 70 km de distancia es fácil llevar a cabo experimentos sencillos para comprobar lo que sucede realmente. En horas nocturnas sí se hacen tomas fotográficas unos pocos grados de arco sobre el horizonte (por ejemplo, el puño cerrado de nudillo a nudillo, son unos 10º, y una mano totalmente extendida de la punta del dedo meñique a la del pulgar, representan unos 20º) pongamos que entre 30 y 40º, comprobaremos que el fondo del cielo aparece prácticamente rojo, no negro o grisáceo, no, aparece rojo. Las tomas que se hagan conviene que estén a salvo de luces directas ni cercanas, ni de lejos.
    Última edición por Valmadian; 22/12/2019 a las 04:25
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  8. #28
    Avatar de Pious
    Pious está en línea Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,051
    Post Thanks / Like

    Re: CLIMATISMO, la ideología de Greta

    «Sabios, medioletrados, charlatanes» por Juan Manuel de Prada para la revista XLSEMANAL, artículo publicado el 06/01/2020.
    ______________________

    En el despampanante fasto llamado Cumbre del Clima pontificaron para las masas -además de la niña venida de regiones hiperbóreas que es el perejil de todas las salsas ecológicas- diversos astros o asteroides del cine y la canción melódica, que exhortaron a las masas a cumplir todos los mandamientos que la nueva religión climática impone a sus adeptos. Alguno de estos astros o asteroides, incluso, intercaló entre sus exhortaciones vituperios a tal o cual político que sirvieron para levantar cierta polvareda mediática. A mí todos estos episodios banales que durante aquellos días enardecieron o siquiera mantuvieron entretenidas y retuiteando como descosidas a las masas (¡cretining topic!) me dejaron bastante frío; en cambio, me llamó muy poderosamente la atención un hecho gigantesco que a todos pasó inadvertido; o, si no pasó, todos fingieron que les pasaba, como si a nadie le conviniese señalarlo, para no asumir lo que revelaba.

    Y ese hecho gigantesco es que los astros y asteroides del cine y la canción melódica que pontificaron sobre el cambio climático nada sabían al respecto; o, dicho más exactamente, nada sabían ni del cambio climático ni de apenas ninguna otra cosa. Quiero decir que eran personas legas en la materia; y, en general, ignaras, como enseguida se percibe por su modo de hablar, sin entrar siquiera a analizar lo que hablan. Gentes que sólo saben escupir tópicos, que ni siquiera enhebran decorosamente; gentes que regurgitan lugares comunes pestíferos, caramelizados con sentimentalismos baratos o bien salpimentados con algún exabrupto grueso; gentes, en fin, que ni siquiera predican con el ejemplo, pues como todo el mundo sabe viven como pachás y esperan seguir haciéndolo mientras las masas sigan consumiendo bulímicamente sus peliculones y temazos musicales. Y con esto no quiero decir que vivir como pachás sea necesariamente inmoral; aunque, desde luego, si algo parece evidente es que la mejor manera de ejercer un dominio justo sobre la naturaleza consiste en llevar una vida cuanto más austera, mejor. Así que los astros y asteroides del cine y la canción melódica eran tal vez las personas menos indicadas para pontificar, puesto que no predicaban con el ejemplo; y además eran legos e ignaros en la materia que trataban (y en casi todas). Lo que los convertía en charlatanes en el sentido más exacto de la palabra, tipos que salían a la palestra para ensartar necedades sin fuste alguno, o bien para repetir como papagayos lo que otros les hubiesen dictado. Y tal condición charlatanesca, que sin duda a los organizadores del acto no se les escapaba, tampoco se les podía escapar a las masas que los escucharon absortas. Reparar en tal circunstancia amedrenta mucho, porque significa aceptar que los organizadores del acto pensaron para sus adentros: «Vamos a traer a tal astro o asteroide para que pontifique sin tener ni repajolera idea del tema. Y como, además, el astro o asteroide lleva una vidorra padre que va chorreando huella de carbono por las esquinas, podremos burlarnos más a gusto de los ilusos que les hagan caso». Más problemático aún resulta imaginar los pensamientos de quienes escucharon pontificar a los astros o asteroides, sabiendo que eran sólo charlatanes elegidos por un ascendiente, que no está basado en la autoridad, sino en la fascinación idolátrica y gregaria que los famosos provocan entre las multitudes amorfas.

    Y es esa fascinación no pensante, puramente irracional, pura volición caprichosa, la que convierte a unos charlatanes en figuras de prestigio a quienes se permite pontificar sobre cualquier asunto sobre el que nada saben. Antaño, a un fasto de estas características habrían invitado a un sabio con esa visión de águila que aúna y desborda por arriba todas las formas de conocimiento, hasta llegar a captar las verdades universales. Posteriormente, en épocas más próximas y propicias a la demagogia, al sabio se le habría sustituido por una tropa de medioletrados, gentes sin conocimiento abarcador de las cosas que suplen sin embargo su deficiencia con una erudición auténtica o postiza sobre cualquier rama desgajada del saber (que así se torna un saber compartimentado y estéril). Hoy ni siquiera se recurre a medioletrados que aturdan a las masas con un pedrisco de datos y de cifras sacados de cualquier enciclopedia o algoritmo o de su propio magín, porque se sabe que a la gente ya ni siquiera hace falta engañarla con despliegues abrumadores. Hoy basta con la cháchara del charlatán, con tal de que haya sido elegido entre las huestes del famoseo, con sus faralaes de compromiso político y sus castañuelitas de postureo bienqueda. Da miedo reparar en esta evolución descendente, en lo que revela y en lo que oculta.

    https://www.xlsemanal.com/firmas/202...arlatanes.html

  9. #29
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: CLIMATISMO, la ideología de Greta

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    El caso es que ahora el padre ha confesado que al principio estuvo en contra de la utilización de su niña, según se reproduce en diversos medios una entrevista que se le ha realizado recientemente, de los que aquí se hace una muestra. Y la verdad es que, después de todo el ruido que se ha producido, de pronto la esperpéntica adolescente parece estar desaparecida, menos para unos cuantos obispos, curas y presuntos católicos que están confundiendo el Evangelio con estas chorradas demagógicas mundialistas ante las que ya se han inclinado.

    https://www.20minutos.es/noticia/410...s-hacerlo-sola

    https://cnnespanol.cnn.com/2019/12/3...-la-depresion/

    https://elpais.com/sociedad/2019/12/...85_144955.html

    https://www.ondacero.es/noticias/mun...1fb2dac81.html


    https://infovaticana.com/2020/01/07/...obispo-polaco/
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Ideología de género: ideología degenerada
    Por Hyeronimus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 111
    Último mensaje: 21/07/2021, 18:02
  2. Ciencias e ideología de género
    Por Valmadian en el foro Ciencia
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 13/07/2019, 07:27
  3. Palabras e Ideología
    Por donjaime en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 23/11/2016, 12:45
  4. Fe e ideología
    Por Anorgi en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 23
    Último mensaje: 06/09/2010, 19:38
  5. Arqueología e ideología
    Por Hyeronimus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 19/01/2010, 01:46

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •