Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12
Resultados 21 al 37 de 37

Tema: Antiguos miembros del "Bunquer"

  1. #21
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,388
    Post Thanks / Like

    Re: Antiguos miembros del "Bunquer"

    El escritor Antonio Gala y la cantante Massiel habíansido, poco antes, beneficiarios del Régimen...


    Revista FUERZA NUEVA, nº 503, 28-Ago-1976

    Antiguos miembros del bunquer

    Hace poco se falló el Premio Loewe, de Prensa (…) hotel Ritz. A los postres (…) apareció nuestro querido compañero Martín Ferrand. Experto este compañero en cerrar cosas, excepto la boca, se dedicó a entrevistar a figuras populares de lo que pudiéramos llamar el mundillo del arte, con minúscula.

    Allí apareció mi muy admirada Massiel, quien dijo que habíamos permanecido cuarenta años con unos corchos en los oídos. Apareció también mi compañero Julián Cortés Cavanillas, que fue más discreto y dijo algo parecido a que Arias no le gustaba como presidente del Gobierno. Allí estaba Paco Umbral y con méritos notables; y Antonio Gala, mi compañero, que manifestó que venía del Juzgado de Guardia; y entre otros, unos por un lado, otros por el otro, los que aquí constan y los que no constan, se produjo el más estúpido, soez y abrumador comentario sobre nuestro próximo pasado, llegando a un punto en que las respuestas rozaban la injuria y la villanía. Pero se da la circunstancia de que si hay dos autores que deban al Estado su nacimiento y ascensión son, sin ninguna duda, Antonio Buero Vallejo y Antonio Gala.

    Ambos han estrenado, con la fortuna que merece su talento, prácticamente la mitad de su repertorio en Teatros Nacionales, bien el Español, bien el María Guerrero, y han salido incluso mimados por crítica e intermediarios. A ese mimo no me opongo porque yo lo he echado mucho de menos. Apartemos a Buero Vallejo que nada tiene que ver en lo de la noche del premio.

    ¿Cómo se puede tolerar que se festejen las zafiedades, la falta de ingenio, los insultos, más o menos velados, a quien fue nuestro Jefe de Estado, y cómo se puede organizar, con el patrocinio de una firma comercial, un gran festival de triunfadores resentidos? Porque todos los que allí salían deben al Régimen de Franco y al Sistema cuanto son y cuanto han hecho. Y deben pensar que su postura, en todo caso, resulta estúpida, injustificada y alevosa.

    Massiel está en posesión del Lazo de Isabel la Católica, y debe un respeto a esa condecoración. Todos los palafreneros que han actuado en los Teatros Nacionales han aupado a muchos autores. Lo menos que podemos hacer es reconocer a ese Estado, que tanto se critica, lo que ha colaborado a que se eleven los triunfadores resentidos. Porque no digo yo que no haya ganas de apuntarse a algo y de pensar en el provecho del mañana. No lo digo. Pro creo también que hay una semilla de incomprensible resentimiento que no me explico y que me produce auténtico sofoco y náuseas auténticas. Este mundo nuestro del arte, con minúscula, se ha depauperado y ha llegado ya a extremos que rozan la villanía. (…)

    Pensemos que además quienes estaban allí eran un poco la tertulia de los Escipiones. Todos bien comidos, con trajes caros y con mentes despiertas. A ninguno le acosaba el hambre ni nadie tenía que echar cuentas el 21 de cada mes para ver cómo se llega al 30.

    Todo esto es nauseabundo. Es, sencillamente, una porquería, y aunque todos los “demócratas” del mundo me pongan en sus listas negras, aunque las antologías futuras quieran negarme el sitio que humildemente pueda tener, jamás participaré en una colectivización del absurdo, del mal gusto, de la venganza ruin, de la hipocresía, de la faena a toro pasado. Jamás injuriaré a quien nos dio la fórmula del Estado moderno e hizo de una pobre nación, que parecía dejada de la mano de Dios, una nación en la que al aire de unos premios se come, se viste el esmoquin y no se guarda respeto ni para el padrenuestro. (…)

    Alfonso PASO
    (“Blau Division”, Nº 204, julio 1976)
    Última edición por ALACRAN; 30/04/2021 a las 13:45
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  2. #22
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,388
    Post Thanks / Like

    Re: Antiguos miembros del "Bunquer"

    Recordatorio a una veleta “veletudinaria” (José María Pemán)

    Revista FUERZA NUEVA, nº 503, 28-Ago-1976

    Recordatorio a una veleta “veletudinaria” (José María Pemán)

    Monsieur J. M. Pemán, aspirante, eternamente frustrado, al Premio Nobel, ha parido (1976) unas “memorias” con el título de “Mis conversaciones con Franco”, pero también en el año 1938 escribió y publicó un libro de versos con el título apocalíptico de “Poema de la Bestia y el Ángel”. Como a Mr. Pemán, con los muchos años, parece habérsele ido la memoria, cosa que no nos sucede a nosotros, creo bastante interesante transcribir las mejores páginas de aquellos fervores franco-falangistas. El, tan liberal, tan antifascista, en el prólogo de la edición (“Jerarquía”, Salamanca, abril de 1938), escribe:

    Frente a nosotros estaban, recién llegadas, las Brigadas Internacionales. Aullaban durante el combate mil acentos varios en las líneas enemigas…. Mientras que, frente a ésto, nuestras tropas recibían allí en aquellos días, la noticia del reconocimiento de la España nueva, por Italia y Alemania. Roma y Germania, las dos componentes integrantes de Europa, tornaban a fundirse en el crisol de España. Sonreían Alfonso el Sabio y el Emperador don Carlos, soñadores del "Sacro romano imperio germánico". Por donde quiera que se mirase todo estaba lleno de enormes perspectivas y dilatadas trascendencias.”

    ¿Y quién es el hombre que parece suceder a Alfonso el Sabio y al Emperador Carlos? Herr Pemán lo retrata en sus pelotilleros versos. No quitamos ni ponemos una coma. Después de cantar a la ría de El Ferrol, continúa:

    Y allí ha sido la dádiva suprema del Señor/ Allí por la maroma de plata centelleante/ de una luna indecisa de diciembre, con son/ navideño, bajaban de la mano tres hadas/ como la aurora, blancas y rubias como el sol./ Hay una cuna blanca que espera la visita/ y en la cuna una vida frágil como una flor./ Las hadas disputaban sobre cuál le traía/ un presente mejor. La primera tenía los ojos negros ojos tristes/ como las infinitas noches de Beni Arós./ Le traía una espada con el puño de oro/ y la punta impaciente de sol./ Se la puso en la cuna, sin turbar el silencio./
    Así duerme a la orilla de un torrente, una flor./ La segunda tenía verdes, como los pinos/ de Salamanca y de Burgos, los ojos. Resplandor/ de sol de mediodía circundaba su frente./ Su paso era prudente como un blando rumor./ Le traía una pesa de plata. Se la puso/ sobre la cuna blanca con silencio de amor./ Así un rayo de luna sobre la blanca nieve./ Así sobre Dios niño, la copla de un pastor./ La tercera tenía como un cielo sin nubes,/ la mirada celeste: Geranios de candor/ florecían su rostro Burlaban sus hermanas:/ ¡Dinos cuál es tu don!/ -Le traigo una sonrisa/ clara y abierta, hermanas, como una rosa en flor./ Con tu espada invencible conquistará la tierra/ y los vientos y el sol./ Con tú pesa medida conquistará el respeto…/ ¡Con mi sonrisa clara conquistará el amor!/ Y se fueron, danzando, por el aire, las hadas…/ ¿Cuál le trajo, de todas, el presente mejor?”

    Desde luego, no fue el signore Pemán, que, liberal él, antirracista él, católico él, escribió también estos versos, para eterna memoria, en el mismo libro citado:

    Se agita sacudida/ la curva panza del banquero. Canta/ guerra el antro masónico. Se espanta/ la Sinagoga. Chilla/ la Prensa…/ ¡Pulpo grasiento de la Standard Oil!/ ¡Agil leopardo de la Royal Dutch!

    ¡Y olé! Todo un tratado que hubiera suscrito, sin quitar un solo signo de admiración, el mismísimo doctor Goebbels.

    Por la transcripción;
    Manuel ÁLVAREZ DE SOTOMAYOR




    Última edición por ALACRAN; 11/05/2021 a las 15:26
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  3. #23
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,388
    Post Thanks / Like

    Re: Antiguos miembros del "Bunquer"

    Hoy presentamos a Gil-Robles


    Revista FUERZA NUEVA, nº 504, 4-Sept-1976

    ANTIGUOS MIEMBROS DEL BUNQUER

    Hoy presentamos a Gil Robles y Quiñones

    Don José María. El jefe, jefe, jefe, que no se equivocaba nunca y sobre el que se acumulaba todo el poder, todos sus poderes, con los que nos daría una España grande si le entregábamos la mayoría absoluta. Aquél a quien saludaban llevando la palma abierta al hombro, lo que según los chuscos expresaba cierto nivel.

    Ilustre salmantino, que cuenta en la actualidad [1976] setenta y seis años, al reconocer que no fue posible la paz (él la vivió tras las fronteras y sólo entró en la llamada “España nacional”, según su expresión, para almorzar con una tía suya, visitar el frente en la plenitud de sus treinta y seis años, charlar con Gomá y cumplir su encargo de instar a Mola que los condenados a muerte pudieran recibir los sacramentos. A los de enfrente no pudo instarles a nada) dice que sigue manteniendo enhiesta una bandera. Por lo visto, la de pretender que se abra un periodo constituyente porque “el pueblo español está cansado de traumas y de incertidumbres y riesgos”. ¡Y que lo diga, jefe! Ya hemos tenido toda clase de periodos de esos. ¿Otro más todavía? ¿Para qué? ¿Para que usted pueda enarbolar su bandera?

    El comunista Tamames, que ahora viaja por ahí tras desembolsar por su viajecito 600.000 pesetas de vellón, carga la tinta en el bienio en que las derechas de Gil-Robles y su Confederación Autónoma tuvieron la mayoría en el gobierno Lerroux. Lo define de negro y aduce el aserto de José Antonio al periodista yanqui Jay Allen: “Gil-Robles tiene la culpa de todo. Durante dos estúpidos años podía haberlo hecho todo y no hizo nada”.

    Gil-Robles recoge tal afirmación, en su libro, como recoge el episodio de las 500.000 pesetas sobrantes de su campaña electoral, que envió al sublevado Mola, por medio de Francisco Herrera Oria “para ayudar económicamente a Mola en caso de que tuviera que huir al extranjero”.

    Pero lo que no hace Gil-Robles es citar las cartas que con tal motivo envió a Mola y que recientemente han aparecido fotocopiadas en el magnífico libro “Mola, aquel hombre”, de B. Félix Maíz.

    Dice en ellas D. José María Gil-Robles de su creencia de que el dinero había sido perdido por Mola “para los primeros gastos del movimiento militar”, movimiento que líneas más abajo califica de “salvador de España”. “No busco un título al agradecimiento de las gentes -dice-. Cuando se sirve a España no hay que buscar más galardón que el honor de haberla servido”.

    Este era el lenguaje bunqueriano del jefe, sí señor. Y aún añade en posterior carta, enviada a Mola, cuando el general intentó devolver el resto de un dinero que no había pedido: “El dinero se dio para el Ejército y a él por entero pertenece”.

    Gil-Robles especifica en “No fue posible la paz” que Mola quiso devolverle 495.000 pesetas después de gastar 5.000 en atenciones de primera hora en Pamplona, al producirse el Alzamiento (“salvador”, no lo olvidemos). Sin embargo, el testimonio de Maíz establece que se gastó una cantidad ligeramente superior a las 5.000; que otras 25.000 fueron entregadas, a petición suya, no aclara si a Herrera Oria o a don Carlos de Salamanca, que era otro de los mandatarios, y que otras, aproximadamente 215.000 pesetas sirvieron para pagar sus primeras soldadas a los conductores movilizados y a los falangistas y requetés sublevados. Rechazada la devolución del resto, dispuso el Caudillo fuera entregado a una fundación benéfica.

    Así, pues, yo lo creo, aquellas tres pesetas diarias que los voluntarios rechazaban, porque nada habían pedido para entregar su vida, por Dios y por España, fueron sufragadas, a su creación, como socio protector, por el señor Gil-Robles, antiguo miembro del bunquer.

    José Sánchez Robles



    Última edición por ALACRAN; 13/05/2021 a las 15:02
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  4. #24
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,388
    Post Thanks / Like

    Re: Antiguos miembros del "Bunquer"

    … Otro ex_bunqueriano ilustre: el antiguo falangista Pedro Laín Entralgo, intelectual de pro…



    Revista FUERZA NUEVA, nº 505, 11-Sept-1976

    DOS ARQUETIPOS

    Incidiendo en el tema de mi anterior comentario -el resentimiento- voy simplemente a exponer el caso de dos hombres, verdaderos arquetipos, que hubieran suplido a Tiberio en la biografía de Marañón. Su casual asomo, simultáneamente, a las páginas del último número de “Gaceta Ilustrada” viene al pelo.

    • Uno es José María Gil-Robles, muy conocido en los años 30; no tanto ahora, aunque se intitula “líder de los democristianos” y figure, por iniciativa propia, en el Frente Popular encubierto por el eufemismo de Coordinación Democrática, junto a los comunistas, de los que es ferviente abogado.

    Gil-Robles pudo quedar como un señor con aquella magnífica intervención de 1936 en las Cortes, a raíz del asesinato oficial de Calvo Sotelo por los socialistas y masones. Pudo ser aquel valiente discurso, incluso, su testamento político. La rúbrica del cual fue puesta con sangre por los miles de cedistas y jóvenes de Acción Popular asesinados por los marxistas entre 1936 y 1939. Pero pese a que escribió “No fue posible la paz”, como saben muy bien, el patricio derechista de la República, el político nato, no supo digerir -ahí falló su cristianismo- el dolor o amargura del destierro y acumuló en esos años de estadía fuera de la Patria un rencor que ha aflorado ahora, en la senilidad. Es lástima. Tristísimo. Ciertos hombres no merecen este destino cruel, aunque se lo busquen ellos mismos.

    Porque Gil-Robles ahora se nos descubre agnóstico, escéptico y posiblemente ateo; por lo menos de un laicismo feroz, a juzgar por sus alianzas y concomitancias ideológicas presentes. Y así, en la revista que he aludido al principio, luego de referirse a las “Memorias” de Guizot cuando recogen el fervor providencialista de Narváez para resolver los problemas políticos, se lamenta de que ciento tres años después, sigamos creyendo los españoles que Dios puede resolver estas situaciones adonde nos llevan liberales como él. Gil-Robles no es un hombre de poca fe, sino un incrédulo, y eso a sus años es lamentable. Y como tampoco confía en Santa Rita, abogada de lo imposible, ¿a quién recurrirá?

    • El otro arquetipo del resentimiento obnubilante es Pedro Laín Entralgo, académico y castrista (no de Fidel, sino de Américo), con lo cual queda catalogado, según Sánchez Albornoz -que le dio un buen palmetazo en “ABC” hace algún tiempo-, como uno de esos hombres que no se entera de lo que es la Historia. Lo confirma en cuantos escritos, que no son pocos, publica en diarios y revistas, dando una visión de estos cuarenta últimos años tan singular que sólo tiene explicación en esa pasión negativa del rencor. Cosa que uno no alcanza a comprender. Todos hemos vestido la camisa azul y no creímos que ello nos daba derecho a ser ministros; él, por no serlo, arrojó esa camisa y se puso una de cualquier color, sobre todo la tornasolada, que es la que más luce y resiste.

    Es el arquetipo del intelectual, en el que no han calado los principios de la humildad evangélica, y esa falta de formación religiosa puede justificar su postura. Por lo que deben perdonársele todos los exabruptos y rabietas, mal contenidos en una prosa que no es precisamente equiparable a la de Cervantes u Ortega, ni mucho menos a la de Fray Luis de León. Cierto que la clave de su estilo y de su pensamiento puede estar en esta frase de antología, debida a su culta pluma: “Quien así procede se convierte en parvo microcosmos personal del ingente macrocosmos temporal en que se organiza la Historia de la humanidad”. Sin comentarios.

    Lo que no puede admitirse, en absoluto, es que Laín Entralgo llame al Valle de los Caídos “falaz e interesada mezcla de huesos mondos”: porque eso de muestra, aparte de falta de respeto a vivos y muertos, una miseria de espíritu insondable, aunque revele más que nada el alma rencorosa del autor. Quizá, para no tomarlo demasiado en serio, habría que recordar al académico castrista las palabras de Savage Landor: “El ridículo evita a menudo el resentimiento, pero el resentimiento no ha evitado jamás el ridículo”. Dios le perdone.

    EL DIRECTOR






    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  5. #25
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,388
    Post Thanks / Like

    Re: Antiguos miembros del "Bunquer"

    Antigua simpatías de Luis María Ansón


    Revista FUERZA NUEVA, nº 509, 9-Oct-1976

    A mayor democracia, mayor indignidad

    Luis María Ansón, otrora correligionario mío, y por cierto, juanista como otros muchos, me ha defraudado con sus ideas liberales y democráticas. Elogiando la reforma democrática que va a realizar el presidente Suárez, se lamentaba de que los comunistas sean los únicos de la «oposición» que no aceptaban el plan reformista del Gobierno.

    Ansón —como todo el mundo sabe, desde aquel famoso artículo— elogiaba la iniciativa de S. M. el Rey de haber entregado el Gobierno a la mayoría silenciosa que no hizo la guerra. Ansón llamaba al asesino de Paracuellos y a la Pasionaria momias (en esto estoy totalmente de acuerdo), pero ha tenido el mal gusto de llamar momias a los patricios monárquicos José Calvo Sotelo y Víctor Pradera.

    Por lo pronto las comparaciones son odiosas y ofensivas, pero lo que nunca puede pensarse es que un escritor (¿monárquico?) como Ansón, se haya permitido escribir que Calvo Sotelo y Pradera son dos momias, cuando no hace mucho tiempo ambos eran ídolos de Luis María Ansón.

    Es una ofensa que se hace a estos dos mártires que dieron su vida por Dios y por España, y lo peor del caso es compararlo con dos asesinos ateos y marxistas.

    • • •

    Flaco servicio ha prestado Ansón a la Monarquía, y al Rey, y a don Juan de Borbón. Ansón ha olvidado que don Juan de Borbón, al enterarse de la noticia del vil asesinato de Calvo Sotelo, cruzó la frontera dispuesto a destruir a todos los rojos, y , llegó vestido con boina roja, mono azul con el yugo y las flechas y con los colores nacionales; olvida Ansón que don Juan de Borbón se ofreció al Generalísimo para luchar contra el comunismo, y que don Juan les llamaba rojos a lo que ahora Ansón y otros juanistas llaman republicanos.

    Ansón ha perdido la memoria, y mala cosa es para un escritor.

    Otra perogrullada de Ansón es decir que el comunismo necesita figuras jóvenes, líderes nuevos, y citaba a Tamames y a Sartorius. Escribía Ansón que con ellos se puede establecer un diálogo.

    El error es mayúsculo. Tamames, como Sartorius o Camacho, son tan peligrosos como el asesino de Paracuellos y la Pasionaria. Los comunistas no respetan los pactos. Los comunistas sólo saben pegar tiros por la espalda y en la nuca.

    Nada de diálogo con los comunistas, ni con los jóvenes, ni con los viejos. Lo que hay que hacer con ellos es ponerlos de patitas en la frontera; igualmente hay que hacer con los socialistas y con otros hijos de la nefasta Revolución francesa.

    Desde estas líneas vaya mi desprecio para los que se dicen monárquicos (que no lo son) y que pactan con nuestros enemigos, que son los enemigos del 18 de Julio. A mayor democracia, mayores groserías e indignidades tenemos que sufrir.

    CHILTON



    Última edición por ALACRAN; 12/07/2021 a las 14:55
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  6. #26
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,388
    Post Thanks / Like

    Re: Antiguos miembros del "Bunquer"

    "Hoy presentamos al Consejo Nacional del Movimiento"



    Revista FUERZA NUEVA, nº 511, 23-Oct-1976

    ANTIGUOS MIEMBROS DEL BUNQUER

    Hoy presentamos al Consejo Nacional del Movimiento

    (…) Antonio Izquierdo, gran periodista, se ha referido a quienes han tolerado, desde posiciones en que podían legalmente haberlo impedido, que se consumase el absoluto contrafuero que, a juicio suyo, que ampliamente compartimos, supone el pasarse por alto nuestras Leyes Fundamentales y llevarse por delante todo el edificio constitucional amasado pacientemente por el pueblo español bajo el caudillaje de Franco.

    En el Consejo Nacional del Movimiento se ha consumado un nuevo acto de este proceso de liquidación, el pasado día 8 de octubre. Tenía esta Cámara, y sigue teniendo, la misión fundamental e indeclinable de defender la integridad de los Principios del Movimiento Nacional, cuidando de la permanencia y perfeccionamiento de éste.

    Desde estas mismas columnas dedicamos, en su momento, amplios espacios a comentar la increíble actitud de quienes, teniendo la alta función de custodios, algunos de ellos por designación directa de quien ponía así en sus manos una grave responsabilidad, habían votado “sí” a los partidos políticos [9 de junio], haciendo del Consejo Nacional -en frases del soberbio “dietario” publicado al día siguiente por Rafael García Serrano en “El Alcázar”-, otrora repleto de camisas azules, blancos uniformes de gala, sonoros vítores, cánticos del “Cara al Sol” y juramentos sobre los Evangelios, un “harakiri” de samurai de calderilla.

    Hubo por entonces un largo clamor de cuantas gentes quedan aún en España con un sentido de la decencia cada día más periclitado. Todos recordaron al Consejo Nacional y a sus componentes, en calidad de procuradores en Cortes, puestos en pie, repletos de medallas, aclamando delirantemente a Franco hasta morir (hasta morir Franco). Nosotros publicamos le lista íntegra de cada cual, con el voto público prestado al exitoso intento de cargarse el Régimen.

    Hubo alguna reacción cuando, poco más tarde, se trató de paliar tanto mal para el fututo de nuestra Patria, en la votación de otras Leyes. Ha habido después discursos, aplausos y amagos de que al fin iba a predominar una mínima dosis de gallardía sobre la cobardía y el entreguismo generales. Pero han sido vanas esperanzas. A la hora de votar, no hay apenas otra reacción que el tridentino Amén. Que Dios se lo demande. No vamos a publicar el lastimoso archivo de las lealtades adulteradas. (…)

    José SÁNCHEZ ROBLES

    Última edición por ALACRAN; 02/09/2021 a las 14:22
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  7. #27
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,388
    Post Thanks / Like

    Re: Antiguos miembros del "Bunquer"

    ... del Apostolado de la Oración… a la “Diada” rojo-separatista


    Revista FUERZA NUEVA, nº 511, 23-Oct-1976

    El catalán Octavio Saltor, del Apostolado de la Oración… a la “Diada” rojo-separatista

    (…) En este capítulo de cómicas cursilerías, destaquemos que uno de los oradores de la “Diada” fue el pintoresco Octavio Saltor. En Barcelona nadie desconoce que Octavio Saltor era hombre de confianza de Francisco Cambó. Ahora, Octavio Saltor se une con los que ensordecían Barcelona, durante la República, con los gritos de “Mori Cambó i visca Maciá”. A esto se llama fidelidad.

    Octavio Saltor, hombre piadoso -nos dice que figura o que pertenecía al Apostolado de la Oración, y ha sido orador en muchos actos de Acción Católica-, tuvo que huir rápidamente de Cataluña durante el periodo rojo. A las órdenes de Cambó, trabajó con ahínco en favor de la España nacional y de Franco. Era hombre de confianza del cardenal Gomá. Su actividad en favor de la España nacional fue constante y apasionada. Para elogiar a Fernando Valls y Taberner, en “El Noticiero Universal”, del 17 de enero de 1964, Octavio Saltor no encontraba mejores adjetivos que éstos para aquel gran catalán: “Caballero español de la cortesía catalana”. ¿Quién puede ponderar el discurso de Octavio Saltor Soler, en 23 de septiembre de 1951, en el Casal de Montserrat, en un homenaje a los mártires benedictinos? Octavio Saltor, allí, glosaba el discurso de Pío XI, canonizando la Cruzada española. Octavio Saltor ha sido uno de los que más ha divulgado la oda “a los mártires hispanos, en versos de maravillosa belleza y encendido dramatismo” -son sus palabras textuales- de Paul Claudel.

    Octavio Saltor, ahora mezclado con los incendiarios de iglesias, con los enemigos de la fe, con comunistas convictos, tomó parte en el acto de San Baudilio de Llobregat.

    Y allí sucedió algo de lo que se merecía: fue apabullado, silbado, estruendosamente pitado. Los comunistas que le escucharon no pudieron disimular. Es penoso que un hombre anciano como Octavio Saltor manche sus canas en estas colaboraciones. En definitiva, es la línea que la Lliga ya en otras ocasiones ha seguido, fomentando el odio a España y al Ejército. Estos burgueses son incorregibles. (…)

    Extraído del artículo “El separatismo, ¿tampoco es contrafuero?” de JAIME TARRAGÓ


    Última edición por ALACRAN; 02/09/2021 a las 14:30
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  8. #28
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,511
    Post Thanks / Like

    Re: Antiguos miembros del "Bunquer"

    Pensar estos sabrosos artículos del "Bunquer" en los cuales sin tapujos se denunciaba que "el Rey estaba desnudo", se escribían en 1976, que dirían los autores de las traiciones, felonías y deslealtades de hoy día!...
    En los que se llega hasta profanar la tumba del Generalísimo!
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.

  9. #29
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,388
    Post Thanks / Like

    Re: Antiguos miembros del "Bunquer"

    "Hoy presentamos a monseñor Tarancón"



    Revista FUERZA NUEVA, nº 515, 20-Nov-1976

    ANTIGUOS MIEMBROS DEL BUNQUER

    Hoy, monseñor Tarancón, el cardenal del pareado (*)

    Leo en “El Alcázar” que en la redacción del órgano de los combatientes (un chusco me decía el otro día que ya no queda en España más órgano que ése”) se están recibiendo numerosas adhesiones a las personas de Antonio Izquierdo y Rafael García Serrano. “No trato de inculpar a nadie ante la confusión que ocurre en España -dice el primero-. De momento, los únicos inculpados somos Rafael García Serrano y yo”.

    A este periodista le cabe el honor de hacer lo mismo, públicamente, desde aquí: sumarse a las adhesiones. Y ningún homenaje mejor, aparte del que se le está debiendo a escala nacional a García Serrano, hace mucho tiempo, que el de remitirme una vez más, en esta tronera, a un artículo suyo. Me refiero a su “Dietario personal” del pasado 10 de noviembre (en “El Alcázar”, naturalmente, que es quizá el único lugar donde hoy pueden escribir las personas decentes).

    Allí, Rafael, a quien me recrearé de nuevo en llamar “alférez provisional y poeta de Infantería”, dedica su habitual columna al excelentísimo y eminentísimo señor cardenal Enrique (el pareado es con el otro apellido), el que nos ha negado la posibilidad de oír misa por José Antonio y el Caudillo en el mismo lugar y a la misma hora en que lo hacíamos un año antes, bajo la presidencia del Rey, para honrar a quien lo había puesto en el trono abandonado por su abuelo el 14 de abril de 1931.

    No he de añadir nada nuevo a los muchos comentarios habidos ya y por haber en torno a tan singular negativa, porque es público y notorio cuándo, cómo, dónde, por qué y para quién vienen celebrándose misas últimamente. Lo único que haré es algo en honor de los muchos lectores que, en las provincias, se quedan, desgraciadamente, sin leer “El Alcázar”.

    Y ello es reproducir una parte -el espacio no da para más- de lo que su eminencia dijo cuando era profesor de Acción católica en la Casa del Consiliario, en tiempos del búnquer:
    Los partidos políticos que fomentaron la división entre los españoles y que tan funestas consecuencias produjeron, han sido suprimidos… FET de las JONS merece la simpatía y el afecto de todos los buenos españoles y de todos los católicos, y Acción Católica debe mirar con simpatía esta milicia y aún debe orientar hacia ella a sus miembros para que cumplan en sus filas con los deberes que en la hora presente impone el patriotismo… No sólo no existe entre las dos organizaciones ninguna incompatibilidad, sino que se complementan mutuamente. Falange Española Tradicionalista y de las JONS busca el engrandecimiento material de España; Acción Católica se preocupa de su engrandecimiento espiritual y religioso: las dos, de consuno, pueden forjar la España grande y católica que todos deseamos, reencarnación gloriosa de aquella España tradicional en a que el sentimiento religioso y el sentimiento patriótico se fundían en un solo anhelo en el corazón de todos los españoles, inspirando su grandeza y poderío y formando aquel imperio, principalmente espiritual , bajo cuyo cetro se rendían más de veinte naciones”.

    Increíble parece, pero estas y otras cosas parecidas es histórico que fueron dichas y pronunciadas por el señor cardenal-arzobispo de la diócesis de Madrid-Alcalá y presidente de la Conferencia Episcopal, naturalmente antes de acceder a dichos cargos y también antes de que alguno de tales cargos existiese, cuando monseñor “no pasaba de presbítero” en frase de García Serrano, quien dice que hace tiempo retiró sus impuros labios del pastoral anillo de Setién y que ahora, “con el corazón alegre”, los retira del de Tarancón. ¡Vaya, en esto también me adhiero a mi camarada! Y en el saludo que piensa hacer al de Burriana cuando se cruce con él en la calle: -¡Por el Imperio hacia Dios, camarada!

    Una protección especial de la Policía ha sido asignada al cardenal. De lo que estos días se viene oyendo de él en Madrid, no hay fuerza humana que le libre. Se lo ha ganado a pulso.

    José SÁNCHEZ ROBLES

    (*) “Tarancón, al paredón”


    .
    Última edición por ALACRAN; 02/11/2021 a las 15:52
    juan vergara dio el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  10. #30
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,511
    Post Thanks / Like

    Re: Antiguos miembros del "Bunquer"

    Como siempre aciertan los del Bunquer.
    Es notable y obviamente que lamentable ver la cantidad de encumbrados prelados que cambiaron su capelo por el kipa.
    Por lo visto los sedujo más el estilo de Caifás y Anás que el de San Pedro y San Pablo.
    Olvidaron que con su traición solo se puede comprar un "campo de sangre"...
    Sus frutos están a la vista, la apostasía generalizada de las nuevas generaciones.
    Lo penoso del caso es que el guelfismo -tan arraigado en nuestro ambiente- evitó la sana reacción contra estos lotófagos, lobos disfrazados de ovejas.
    ALACRAN dio el Víctor.

  11. #31
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,388
    Post Thanks / Like

    Re: Antiguos miembros del "Bunquer"

    "Hoy presentamos a Luis María Ansón"

    (Para profundizar sobre la metamorfosis liberal de Ansón, ver: Ansón: de joven antiliberal a las mentiras “demócraticas” sobre D. Juan de Borbón )



    Revista FUERZA NUEVA, nº 522, 8-Ene-1977

    ANTIGUOS MIEMBROS DEL BUNQUER

    Hoy presentamos a Luis María Ansón

    Luis María Ansón, viejo conocido de quienes hacíamos “¿Qué Pasa?”, alias “Hitlerín” en antiguos círculos políticos y miembro de la dinastía que ha dado lugar a que se hable del rollo inaguantable de la televiansón (*).

    De unánime podemos calificar la opinión emitida a raíz de su desdichada aparición en lo que los cursis llaman “pequeña pantalla”, y Arroita- Jáuregui gran tostón o palabra parecida. Allí, en modo que no hizo tragar absolutamente a nadie, se hizo pasar compungidamente por perseguido del franquismo, todo por el poco éxito de su revista “Círculo”, de cuyo ocaso no hay otro responsable que el mismo Ansón.

    Sin embargo, lo que no dijo es que sus perseguidores no llegaron a tanto que Juan Aparicio no le administrara un magnífico sobresaliente. Tampoco dijo que su tesis doctoral estaba impregnada del espíritu todo de “Acción Española” y que sus primeras colaboraciones en “ABC” eran un vivo trasunto de la “Acción Francesa” de Maurras. Ni dijo nada de esto ni dijo tampoco en cuánta manera se inspiraba en Vegas Latapié para sus editoriales, ni qué hubo acerca de unos panfletitos contra la izquierda, que la gente atribuía al Opus y eran debidos a su pluma, ni mucho menos sus cabildeos con Areilza a raíz de la proclamación de don Juan Carlos como Príncipe de España.

    Pero lo más sabroso de Ansón, en tiempo del búnquer del que ahora se dice perseguido para seguir esa odiosa corriente en la que parece que para ser algo o alguien es necesario hablar mal de Franco o enseñar la pechuga (esto no va con el señor Ansón, obviamente), lo más sabroso, decimos puede encontrarse en su obra “La monarquía, hoy” (…)


    José Sánchez Robles



    (*) Director, por entonces, de TVE

    Última edición por ALACRAN; 28/12/2021 a las 14:33
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  12. #32
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,388
    Post Thanks / Like

    Re: Antiguos miembros del "Bunquer"

    “Hoy presentamos a José Solís”

    Revista FUERZA NUEVA, nº 529, 26-Feb-1977

    ANTIGUOS MIEMBROS DEL BUNQUER

    Hoy presentamos a José Solís

    ¿No le recordáis, camaradas? En primera fila, con su camisa azul, enfundado tantas veces en su uniforme negro, orlado de cintas y condecoraciones como la Medalla de la Vieja Guardia, la medalla que testimoniaba su claro y neto origen falangista.

    ¿Qué ha sido de él? ¿Qué ha sido de tantos y tantos miles de falangistas? ¿Que sería la Falange hoy, en los difíciles momentos que atravesamos y que nos quedan por atravesar, si todos los falangistas, todos los que se decían falangistas, en vez de haber desertado vergonzosamente se mantuvieran fieles al juramento que les obligaba por libre prestación, en el nombre de Dios, a darse siempre al servicio de la Falange?

    Volvió como ministro secretario general, con su amplia sonrisa y su contagioso optimismo. Le tocó el fin. Le tocó, aún no sabe nadie por qué, suplantar las funciones del ministro de Asuntos Exteriores y marcha a cabildear con Hassán, cuando Franco se nos moría. Nos quedamos sin el Sahara, pero no porque se cumplieran los acuerdos de la ONU.

    Nos quedamos sin Franco.

    Después vino lo que todo el mundo sabe y nunca más se supo del camarada Pepe Solís. Sólo quedan las palabras que pronunció al tomar posesión por segunda y última vez del cargo de ministro secretario general del Movimiento, esta vez ya con camisa blanca:

    (…) “Ofrezco mi seguridad de que, si algún día veo que voy a claudicar, que voy a entregarme a algo que no está de acuerdo con mi conciencia, que me faltan las fuerzas, en ese mismo día me iré antes de que podáis avergonzaros de que hoy es vuestro ministro secretario. Y siempre vuestro leal amigo y camarada. Y nada más: para Franco un recuerdo entrañable. También, para qué os voy a decir, que soy leal a Franco”.

    Todo esto se oía en el Palacio del Consejo Nacional, después de que el presidente del Gobierno, señor Arias Navarro, asegurara que iban a oírse otra vez las palabras de la España del 18 de Julio, las de la unidad, las invocaciones a los momentos fundacionales compatibles con la cordialidad, la colaboración, la participación, pero con una afirmación rotunda: “España y el Régimen no está en almoneda”.

    José Solís Ruiz, nombrado consejero nacional a perpetuidad por el Caudillo para que todo lo que dijo en aquel discurso fuera una realidad, cuando llegó el momento fue uno más de los que votaron “sí” para que se emprendiera no ya el camino de la almoneda, sino el del Rastro. ¿Claudicó? ¿Le faltaron las fuerzas? ¿Qué se hizo del sistema asociativo que él iba a empujar? ¿Qué del sindicalismo? José Solís, ex ministro, vieja guardia, se permitió el lujo de votar, por lo que permitió, a los que lo tenían todo en la mano, arrojarlo por la ventana.

    José Sánchez Robles

    Última edición por ALACRAN; 04/04/2022 a las 14:20
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  13. #33
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,388
    Post Thanks / Like

    Re: Antiguos miembros del "Bunquer"

    Más sobre el pasado de Ansón

    Revista FUERZA NUEVA, nº 531, 12-Mar-1977

    Antiguos miembros del bunquer

    En el anterior número de FUERZA NUEVA hemos reproducido la carta que, referente a don Luis María Ansón, recibimos en fecha reciente.

    En dicha carta se pone en tela de juicio la exactitud de nuestras informaciones. Pero la base de tal duda no parece sustentarse en el hecho de que, efectivamente, se confirma lo que dijimos, a saber, que el señor Ansón es un viejo conocido de los que hacíamos el “Qué Pasa” desde donde ya tuvimos la ocasión de oponernos a sus curiosas teorías.

    Del resto de las cuestiones apenas se dice nada. Don Luis María anduvo por el extranjero, ciertamente, como corresponsal de “ABC” en el Congo y Vietnam, cobrando en sustanciosos dólares. Es cierto que le pusieron una multa de 100.000 ptas., que fueron prontamente cubiertas en suscripción abierta entre “proletarios” amigos suyos.

    ¿Por qué fue multado el señor Ansón? Porque en una comida dijo que los Reyes se iban a Yuste (no hubo más que uno), pero los dictadores, nunca. Más de uno tuvo que ir a dar explicaciones a sus jefes porque había ido allá, con motivo de un homenaje que se daba por un premio a nuestro personaje (nuestro personaje recibía premios en tiempos del “dictador”) y se encontró con que el homenaje derivaba hacia la persona del augusto huésped de Estoril, cosa en modo alguno prevista.

    Más, si nos ceñimos al tema de la revista “Círculo”, recordemos su subtítulo: “Revista de cultura y política dedicada a la difusión de la doctrina monárquica”. Bajo él, los nombres de Calvo Serer, de Gonzalo Fernández de la Mora, del marqués de la Eliseda, Pemán, Natalia Figueroa, Nicolás Sartorius y tantos más ilustres personajes. Dos números había lanzado la revista, cuando una serie de caballeros, asegurando llevar la representación de la Comunión Tradicionalista, se dirigieron a visitar a don Juan de Borbón y Battenberg, ignorando las leyes, entonces como ahora vigentes en España, acerca de la Monarquía, su implantación y vigencia, para ofrecerle, con la condición de Rey y Abanderado de dicha Comunión “el camino para la instauración de la Monarquía tradicional”.

    Lo curioso, todo hay que decirlo, es que entonces se habló de la religión católica, apostólica y romana, como principio y fundamento de la legitimidad y también de la constitución orgánica. El anfitrión (don Juan de Borbón) se puso muy satisfecho la boina roja de los requetés, con borla de oro incorporada. No sabemos si era la misma que lució con el mono caqui, el yugo y las flechas, cuando se incorporó a Somosierra, en julio del 36, y fue invitado a volver a su lugar de origen por Mola, que no por Franco, que aún no era jefe de nada.

    Todo esto (excepto este último aporte nuestro, naturalmente) recogió el número tres de “Círculo”, publicando una foto en la que el señor Arauz de Robles hablaba junto “al Rey”.

    Como entonces no había en España rey alguno, y quien regía felizmente nuestros destinos era don Francisco Franco, que ya era jefe de todo, nada había más expedito para lograr que aquél fuera no solo el tercero sino el último número de la revista. Efectivamente, cuando la policía llegó a los quioscos, la revista se había vendido como rosquillas, cual si incorporara a Marisol sin sujetador (*) en lugar de este género de política ficción entonces desautorizado.

    Esto fue todo, y ahora se puede contar desde aquí, muerto el “dictador”, cómo Luis María Ansón, desde la televisión, y el señor Balansó, desde su amable carta, cuentan y detallan prohibiciones, multas, procesos, expedientes, juicios, sanciones y secuestros de que fue objeto el primero.

    José Sánchez Robles

    (*) Alusión a la escandalosa portada de un número de la revista “Interviu” (1976)

    .
    Última edición por ALACRAN; 05/05/2022 a las 13:38
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  14. #34
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,388
    Post Thanks / Like

    Re: Antiguos miembros del "Bunquer"

    Alvaro de Laiglesia, director de la revista humorística “La Codorniz”

    Revista FUERZA NUEVA, nº 532, 19-Mar-1977

    ANTIGUOS MIEMBROS DEL BUNQUER

    Hoy presentamos a Alvaro de Laiglesia

    Todas las tardes, la televisión ofrece, en la sobremesa, la emisión titulada “Quién es”, que nos presenta una serie de entrevistas de personajes en las que se amasa el evidente interés de algunas figuras ( y no nos referimos a don Joaquín Ruiz-Giménez) con la estupidez de algunas encuestas. De este modo nos quitamos el sabor de boca que deja alguna “cantante” que nació en España como el que se llamaba Manuel, pero anduvo por ahí y ahora ha vuelto a dedicar endechas a toda la lista del golferío internacional, hasta que el número de cartas de protesta ha sido tal que ha debido hacer mutis.

    Últimamente le ha tocado el turno de la entrevista al popular director de “La Codorniz”, Álvaro de Laiglesia. Álvaro, por el que siempre hemos sentido una profunda admiración y cuya “cárcel de papel” es la inspiradora del aire de estas columnas, ha dejado la dirección de aquella revista después de muchísimos años, tantos como hace que dejó de dirigirla Miguel Mihura, en la época inicial, cuyos números guardo en mi archivo particular, adquiridos con puntualidad semanal al precio de sesenta céntimos (luego subió a peseta y fue un notable quebranto económico) de mis ahorros de estudiante. Era el tiempo delicioso de los chistes de Tono y de las historias de don Venerando. No hacía ninguna falta recurrir a la chocarrería y la ordinariez para lograr aquel finísimo humor que hizo auténtica escuela.

    “La Codorniz” heredaba directamente a “La Ametralladora”, que se repartía gratis en los frentes a los soldados de la España nacional (con perdón), y todos recordamos los dibujos de Herreros, Picó, Mingote y Gila, y alguno conserva aún en casa el ala del sombrero de don Felipe, suministrada como suplemento de aquella revista, única que se había permitido conceder vacaciones a sus lectores.

    Álvaro de Laiglesia -aún recuerdo cómo se declaraba a favor del anterior referéndum (“pro-franquista”, 1966) en otra encuesta, “porque así moriríamos con los botos puestos”- ha hecho gala una vez más de su finísimo humor, siempre con su voz sui generis.

    Él es muy dueño, naturalmente, y no todo el mundo va a tener ese otro humor de Alfonso Paso declarándose falangista a estas alturas. Pero al ritmo que se le iban haciendo las preguntas y su personalidad se iba analizando ante nosotros, yo iba recordando que Álvaro de Laiglesia fue combatiente voluntario en la División Azul. Bien sé que en la División Azul, como en cualquier viña del señor, hubo casi de todo. Me quedaba la curiosidad de saber a qué había ido Álvaro de Laiglesia a luchar a Rusia, donde colaboró en la “Hoja de Campaña” que se publicaba “por una Europa mejor”, en Riga.

    Él nos lo dijo. Él no había ido a luchar por su Patria ni a defender las fronteras de Europa ni a combatir al comunismo. Él no se alineaba ante el frente torvo asiático y amenazador de la revolución rusa, en la generación nuestra en línea de combate. Comprendemos que el humorista tenga que ofrecer en cada respuesta un rasgo de genialidad y no puede ponerse serio de repente ni ante las grandes cosas.

    Así, cuando el entrevistador le preguntó si había estado en la División Azul, respondió que, efectivamente, en aquel tiempo era preciso plantar un árbol, tener un hijo, escribir un libro y hacer una guerra. No aclaró casi nada de retoños ni de árboles. Libros, he leído todos los que fecundamente, ha lanzado. Le faltaba una guerra y fue a Rusia, eso es todo, por lo visto. Lástima que para ello tuviera que vestirse de camisa azul y boina roja y jurar fidelidad al Führer por el tiempo de la campaña y coparticipar de tanto coraje como derrocharon allí los que ya no tenían necesidad de ir, según Álvaro, porque ya habían estado en otra guerra contra el mismo enemigo.

    Ya me gustaría completar estas líneas con una foto de mi admirado Álvaro, con la cruz gamada al pecho, de cuando estuvo en el bunquer.

    José Sánchez Robles


    Última edición por ALACRAN; 09/05/2022 a las 13:58
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  15. #35
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,388
    Post Thanks / Like

    Re: Antiguos miembros del "Bunquer"

    … Ricardo de la Cierva, antes adulador de Franco y después, reconvertido a “demócrata de toda la vida”


    Revista FUERZA NUEVA, nº 534, 2-Abr-1977

    ¿La vuelta del hijo pródigo?

    (…) Yo me ocupo de don Ricardo por obligación informativa, no por rendida admiración, como él se atreve a afirmar, aunque admiro sus facultades y su talento, mal invertido, insisto, para cambiar de rumbo según el aire que sopla sin que aparentemente le cause incomodidad ni rubor su constante decir Diego donde dije digo. ¡Ay, don Ricardo, si siempre estuviera usted en su posición de historiador que sabe Historia y se debe al rigor de la Historia, como en aquel debate televisivo en el que pulverizaba a su oponente, diciendo las verdades y destruyendo los tópicos calumniosos que este francés desaprensivo había vertido en su libro sobre nuestra guerra de Liberación!

    Pero su falta de firmeza en las convicciones, su poca fidelidad a sí mismo, le hacen tener entusiasmos fugaces, que como vienen, se van. ¿Quién podría creer que usted escribió la dedicatoria que sigue, viendo su actual trayectoria?

    Al Caudillo de España. Señor: El autor de esta obra pertenece a esa generación callada que no pudo luchar a vuestras órdenes porque estaba entonces empezando el bachillerato. La generación que ya no adelantó cursos intensivos por méritos de guerra, y que no ha tenido privilegios, sólo el increíble privilegio de vuestra primera paz. Lejos de toda adulación servil, porque ningún favor personal os debo ni os pido, quiero ofreceros este trabajo fruto de vuestra paz en la más íntima y amplia de sus posibilidades. Poseído plenamente de la conciencia del milagro de estos años, en que sólo vuestra fe y vuestra serenidad han vuelto a poner a España en camino. El autor de esta obra, que en tiempos nefastos para España empezaba a ir al colegio con el temor de la próxima esquina, que temía la hora del almuerzo por si no regresaba su padre -y un día no regresó- sabe muy bien, gracias a la increíble catálisis que vuestra presencia ha impuesto a nuestras aguas turbulentas, nos hemos reencontrado a nosotros mismos, hemos sustituido la política-agitación por la política técnica y hemos abierto a la observación, la visita y la estimación de los pueblos extranjeros las rutas de una España distinta.

    Aceptad señor, la sincera dedicatoria de esta obra, concebida y realizada en la Universidad y con criterio universitario, en esa Universidad que, en sus cuadros de dirección y trabajo, en sus ansias de superación y en sus masas conscientes -tan distintas de lo que media docena de desfasados excéntricos pueda gritar- está incondicionalmente, permanentemente con su Caudillo.

    Numancia. Otoño de 1962”.

    Esta dedicatoria la escribió en su libro “Turismo”. Editorial River, 1963.

    Ya ve, don Ricardo, que yo no me puedo comparar con usted, en mi modestia y en mi periodismo modesto; ni tengo su talento ni he escrito todavía un libro, un sueño irrealizado aún, pero sé de lealtades y encuentro que lo digno es ser leal en medio del vendaval y de los vientos contrarios, y no sólo cuando los vientos soplan a favor. Es una forma romántica, aunque quizá poco productiva y práctica de entender la vida, pero es una actitud al menos que merece respeto y no se presta a la comicidad. (…)

    Herminia C. DE VILLENA






    Última edición por ALACRAN; 13/06/2022 a las 14:09
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  16. #36
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,388
    Post Thanks / Like

    Re: Antiguos miembros del "Bunquer"

    La espectacular y desvergonzada pirueta política de Adolfo Suárez: de falangista militante y confeso en su juventud, alto cargo y gobernador civil franquista y ojito derecho de Carrero Blanco… al ser nombrado por el Rey presidente del Gobierno se confesó desde entonces “demócrata de toda la vida”, olvidando todo su pasado (perjurios incluidos) demoliendo el Estado del 18 de Julio al que había servido durante lustros.

    Artículo escrito con mucha ironía:



    Revista FUERZA NUEVA, nº 540, 14-May-1977

    … Y AHORA, DE “CENTRO”

    El presidente Suárez constituye la principal revelación política de la monarquía restaurada en Juan Carlos I. Procede del “antiguo régimen”, pero nadie, ni monárquicos ni republicanos, ni falangistas, ni requetés, ni liberales, ni antiliberales, ni conservadores, ni progresistas, pudo llegar siquiera a sospechar, solo un lustro atrás, que sería él quien empuñase el timón en la singladura hacia la democracia y la homologación con Europa. De ahí que, paradójicamente, deba atribuirse al sistema franquista la facilidad concedida para descubrir a Suárez y encumbrarle a la cima del Poder, pues, de haberse celebrado elecciones generales cuando don Adolfo alcanzó la presidencia del Gobierno de la Corona, seguramente nunca habría asumido la ingrata y abnegada obligación de ejercer la presidencia del Gabinete para hacer desaparecer al Estado en el 18 de Julio y devolver a España las, añoradas por tantos, estructuras decimonónicas de la liberaldemocracia, otorgando a ésta una nueva oportunidad para que ofrezca la cosecha que le es característica.

    ***
    Ahora, después de casi un año de ejercicio del Poder, en la forma en que le han propiciado los esquemas “autoritarios” del Estado franquista, y durante el cual ha brindado pruebas incontrastables de saber utilizar todos sus resortes hasta el punto de lograr el merecido título del “Gobierno del decreto-ley”, a Suárez le cabe ya la opción de inquietar a sus eventuales adversarios políticos con el anuncio de su candidatura en las próximas elecciones. Opción que, desde luego, nunca se hubiera dado hace tan solo un año porque, entonces, semejante anuncio no habría provocado la décima parte de la expectación actual. De ahí que hay que añadirla a las múltiples posibilidades que aquel Estado proporcionó al joven presidente del Gobierno de la Monarquía.

    Adolfo Suárez, a través de su última alocución -en la cual, ofreciendo esta prueba más del grado de credibilidad de sus promesas, aseguró que “las elecciones serán libres, transparentes y claras: que el Gobierno, que presido, va a actuar con la máxima neutralidad, equilibrio y objetividad, comprometiéndose a no beneficiar ni perjudicar a ninguno de los grupos o partidos que participan en la contienda electoral” y que “concurro a las elecciones sin privilegio alguno de organización, sin apoyo que los órganos de Gobierno”, al mismo tiempo que estaba disponiendo de unos órganos de comunicación social privilegiados y gubernamentales -precisamente para anunciar su candidatura en un espacio y a una hora que hasta hoy no se han concedido a ninguno de los demás candidatos-, ha corroborado la impresión que albergábamos acerca de la incuestionable coincidencia de su talante político con el típico del hombre público clásico en la liberaldemocracia que hoy se procura reimplantar. Liberal- democracia que, como es de sobra conocido, se levanta sobre el escepticismo o, mejor, sobre el anti dogmatismo -recuérdese aquella afirmación de Hans Kelsen de que, el día que se demuestre la existencia de verdades objetivas, la causa de la democracia está perdida-.

    Por eso, el político propio del tal sistema será aquel que jamás adopte, una posición dogmática y que sepa adaptarse a las decisiones cambiantes de la voluntad general. Decisiones que unas veces aparecen explicitadas y otras, el auténtico político de la democracia es capaz de intuirlas.

    ***
    Así se explica que Adolfo Suárez, siempre atento a los latidos del pueblo (IRONÍA…), cuando éste comulgaba todavía entusiásticamente con la Falange en los años 50, se identificó con el mismo para encuadrarse entre los militantes del sindicato estudiantil falangista SEU.

    Cuando empezó a percatarse de enfriamiento de aquel entusiasmo a raíz de la entrada de los primeros tecnócratas en el Gobierno, atemperándose a la dirección del sentimiento popular que intuía, se aproximaría al equipo tecnocrático para prestar valiosos servicios en el Ministerio de Información y Turismo y en el Gobierno civil de Segovia.

    Cuando su fino olfato le indicó que Carrero Blanco era el llamado por el pueblo para desempeñar el papel de hombre fuerte del Régimen, se mostraría adicto como pocos, al almirante, de quien logró su confianza.

    Cuando el ministro de Gobernación de Carrero (Arias Navarro), encargado, por tanto, más que ningún otro de la defensa de la persona y política del almirante, después de probar su inhabilidad para lo primero sorprendiera con su carencia de identificación con la línea carrerista, a través del famoso “espíritu del 12 de febrero”, Adolfo Suárez se amoldó al giro copernicano de Arias, acorde con la voluntad popular intuida, y aceptó la Secretaría General del Movimiento a fin de configurar los partidos políticos que, a no dudarlo, anhelaba el pueblo, con lo que se iniciaba la liquidación del Movimiento, del que era consejero nacional además: liquidación, consumada, poco después, en fecha tan significativa como la del 1 de abril.

    Cuando percibió que el querer popular se orientaba hacia el asociacionismo, desarrolló una intensa y eficaz labor para promover la UDPE, donde figuraba como presidente, si bien, al acceder a la Jefatura del Gobierno de la Corona, tendría el suficiente coraje para prescindir de los hombres de la UDPE, que ya no contaban con el respaldo intuido del pueblo y para formar equipo con los de Tácito.

    Y ahora, cuando comprende la imperiosa necesidad de evitar que la panorámica política se bipolarice, se afana en dar satisfacción a lo que intuye como deseado por el pueblo y enarbola la bandera del “centro”.

    ***
    He ahí la trayectoria de quien, con sinceridad se confiesa demócrata. Huyendo del minúsculo resto de dogmatismo, ha revelado sus dotes para acoplarse siempre y en todo instante a la voluntad popular dominante. Ella ha representado el norte de la conducta de este ejemplo de hombre público de la democracia. Quien, con prejuicios, arcaicos y no homologables con Europa, no acierte a comprender cuanto de ejemplaridad tiene, es que aún no ha conseguido compenetrarse con el espíritu de esa democracia que se afirma va a imperar en España.

    Vicente DEL COTO

    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  17. #37
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,388
    Post Thanks / Like

    Re: Antiguos miembros del "Bunquer"

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    José María de Areilza, "demócrata de toda la vida" y, en base a ello, ministro de Asuntos Exteriores en el primer gobierno de Juan Carlos, fue en su juventud (silenciada por los medios) un furibundo falangista


    Revista FUERZA NUEVA, nº 470, 10-Ene-1976

    ¿CÓMO CONFIAR EN ELLOS?

    Indudablemente, muchos de nuestros actores políticos, por más que pretendan convencernos de sus sinceridades “ideológicas”, de sus “rumbos” doctrinales, de su buena fe al servicio de la Administración, tropiezan con la buena memoria de muchas gentes y con la realidad de las hemerotecas y archivos, que ponen al descubierto su continuo cambiar de ideas y de intenciones, según, al parecer, la marcha de las circunstancias.

    Así, nos permitimos reproducir a continuación un texto político de sabor auténticamente “ultra” (según dirían nuestros actuales demócratas), pero debido no al talante de nadie del “bunker”, sino de nuestro actual (1976) ministro de Asuntos Exteriores, Areilza.

    Este texto, escogido al azar entre muchísimos más que tenemos a nuestra disposición, dice así:

    Volverán a sonar en los conciliábulos palabras lejanas, casi fantasmagóricas: elecciones, partidos, sufragio universal, Parlamento… Y la tesis moderada bien pensante, adhesionista en sus buenos tiempos -los tiempos en que mandaba el socialismo o el frente popular-, soñará otra vez la imposible historia de un pacífico turno con una izquierda amansada, sin crímenes ni sangre, bajo un paternal régimen liberal y democrático.

    Estado totalitario no es, en rigor, sino un Estado poseedor de una doctrina y creyente apasionado de una fe nacional frente al escepticismo liberal que, como sabéis, no profesaba ninguna…”

    Ideas del excelentísimo señor conde consorte de Motrico de un reciente ayer, que son diametral mente opuestas a las de hoy, ya que ahora acusa al totalitarismo, pide los partidos políticos, el sufragio universal, etc.

    ¡Poco consecuente en sus ideas el señor conde consorte! ¿No les parece, queridos lectores?

    Ramón de Tolosa

    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



Página 2 de 2 PrimerPrimer 12

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 16
    Último mensaje: 21/01/2019, 00:40
  2. Respuestas: 0
    Último mensaje: 28/08/2017, 14:36
  3. Respuestas: 2
    Último mensaje: 18/09/2011, 16:08
  4. Respuestas: 12
    Último mensaje: 03/03/2010, 17:05
  5. 20 miembros del "Frente Antisistema" detenidos
    Por vascongado en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 13
    Último mensaje: 15/10/2005, 20:40

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •