Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 4 de 4 PrimerPrimer 1234
Resultados 61 al 64 de 64

Tema: Cuestiones para ateos: preguntas y dudas.

  1. #61
    Avatar de Alejandro Farnesio
    Alejandro Farnesio está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 11
    Mensajes
    837
    Post Thanks / Like

    Re: Cuestiones para ateos: preguntas y dudas.

    Me parece oportuno compartir este programa de Lágrimas en la Lluvia sobre el origen del hombre con el padre Manuel Carreira y Raúl Leguizamón, autor del libro "Y el mono se convirtió en hombre". Es muy interesante.

    https://www.youtube.com/watch?v=p-vZTXBz2TI
    Valmadian y DOBLE AGUILA dieron el Víctor.
    ¡VIVA ESPAÑA! ¡VIVA CRISTO REY! ¡VIVA LA HISPANIDAD!

    "Dulce et decorum est pro patria mori" (Horacio).

    "Al rey, la hacienda y la vida se ha de dar, pero el Honor es patrimonio del alma y el alma sólo es de Dios" (Calderón de la Barca).

  2. #62
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    9,788
    Post Thanks / Like

    Re: Cuestiones para ateos: preguntas y dudas.

    NEPOCIANO dice:

    En términos humanos – terrenales- nos encontramos ante un laberinto existencial.

    ¿ somos fruto de un azar cosmológico?
    ¿ somos el resultado de una creación divina?

    Nos encontramos ante la gran dicotomía universal; y en la que tras múltiples estudios encontraremos razonamientos a favor y en contra de las dos teorías.



    Ante mi punto de vista, sugiero que en principio debemos asumir como cierto el primer axioma “ estamos aquí y somos libres de pensamiento y obra “ – que no es poco –

    La segunda cuestión sería : ¿ quién nos ha dado el don del pensamiento y la obra?...

    ¿ un Dios? …. ¿ que Dios?... hay mil

    Esto presupondría la idea de que el “ Ser “ ha sido concebido por un ser Supremo y por tanto renunciaríamos a la teoría Evolucionista de la creación, y de las que hay múltiples pruebas

    Pero en el caso de que renunciáramos al Evolucionismo a favor del Creacionismo… ¿ que Dios nos ha concebido? ¿ Que pruebas sustentan la existencia de ese Dios? ¿ por qué estamos tan seguros de que el Dios al que confesamos nuestra Fe es el Creador Divino y no el Creador Divino al que veneran otras miles de creencias?


    ¿Existe alguna prueba que convierta a este Ateo en creyente?

    Ya planteé en su día las respuestas a las ideas que usted plasma, a continuación el planteamiento del tema en el #1 que da pie a la discusión, y le sugiero que lea con detenimiento todo el tema, porque las dudas que plantea están respondidas también por otros. No obstante, nadie hasta donde yo sé se convierte de ateo en creyente por un esfuerzo de voluntad, sino como una gracia otorgada a la que hay que alimentar.

    Por otra parte, lo de esos mil dioses hemos de hablar de una falacia. Dicha creencia surge antes de la Revelación, además por si mismo el argumento se cae de su peso, porque en base a los propios atributos divinos, la existencia de más de un Dios lo limitaría en algunos atributos, lo que lo llevaría a convertirse en una especie de ser superior limitado, pero nunca Supremo y Único. Además, el hecho de que haya diversas religiones y creencias (éstas no han de ser necesariamente religiosas), no supone más que un hecho constatable: que el hombre es un ser religioso. A ello se puede añadir que el hombre manifiesta dos formas de construir su pensamiento, algo que ya la Filosofía entre los griegos estableció y que escindieron dichas formas: pensamiento mítico y pensamiento lógico. Con la primera de las formas el hombre busca dar una explicación a todo lo que no entiende y lo hace de un modo no racionalizado. Con la segunda lo que busca el hombre es conocer las primeras causas de todo a través de la razón. Con la primera se crearon los mitos, en los que se basan las religiones en general; con la segunda se buscan las respuestas a lo que usted plantea, y el Cristianismo lo hace a través de la razón. Aparte del Cristianismo ¿qué otra fe ha elaborado una Ciencia llamada Ontología y otra Teología?, la primera sobre el SER (que no es lo mismo que el existir) y la segunda sobre DIOS.

    Lo cierto es que para reflexionar sobre todas estas cuestiones con una mínima base de seguridad, hay que tener conocimientos de Astrofísica y Cosmología, Metafísica, Ontología y Teología, y no vienen al caso como más auxiliares otras como la Historia de las religiones y la Mitología como ciencia de los mitos. Sin embargo, nada de ello, es verdad, puede dar una respuestas cierta a la existencia de Dios, salvo la fe, la propia razón y el reconocimiento de las cosas y nuestra propia incapacidad para más.


    Dice BALMES que no hay verdaderos ateos y para ello se apoya en San AGUSTÍN, cuando éste afirmaba "Nemo Deum negat, nisi cui expedit Deum non ese", que traducido significa "Nadie niega la existencia de Dios, sino aquél a quien conviene que no le haya."

    Pero dejemos de lado estas cuestiones ya que a usted, que es ateo, no le interesan y menos si son opiniones de uno de esos a los que los creyentes cristianos llaman "santo", así, pues centrémonos en lo que aquí conviene.


    AZAR.

    Usted, Sr "X" que se autodefine como ateo es de los necesariamente convencidos de que si Dios no existe, algo debe sustituirlo. Y ese "algo", como seguramente le habrán enseñado por activa o por pasiva, es el AZAR. Y de aquí, sin más preámbulos surge la primera de mis preguntas: ¿Sabe usted QUÉ es el azar?

    Seguramente si usted está leyendo estas líneas habrá respondido inmediatamente "Pues claro que lo sé ¿qué se habrá creído éste? Me parece que como me registre se va a enterar."

    Si así fuera, no me queda otra que volver a la pregunta: ¿sabe usted QUÉ es el azar?. Y es que lo que pregunto es si sabe usted definirlo de acuerdo con las reglas de la matemática que lo rigen, es decir, ¿si conoce usted la Ley de los grandes números, enunciada por Jacob BERNOULLI, continuador de PASCAL y FERMAT?

    Y es que dicho conocimiento, junto al de probabilidad, es absolutamente imprescindible para que usted pueda aplicar el azar como parte de la explicación de la existencia del TODO desde un prisma materialista. Y lo que planteo fundamenta este principio esencial del azar en:

    Ley de Laplace, que afirma que la probabilidad de un suceso compuesto es la suma de las probabilidades de los sucesos elementales que lo componen.

    Por ejemplo, si se trata de comprobar la probabilidad de obtener un número impar al lanzar un dado de 6 caras: P (impar) = P (1) + P (3) + P (5) = 1/6 + 1/6 + 1/6 = 3/6 = 0'5

    Al igual que en este sencillo ejemplo, todos los sucesos elementales son equiprobables, es decir, tienen la misma probabilidad de suceder, y se puede calcular la probabilidad de cualquier suceso. Para ello hay que dividir el número total de sucesos que incluye, o casos favorables, entre el número de sucesos elementales del espacio muestral o casos posibles.

    P(S) = nº de casos favorables/ nº de casos posibles

    Partiendo del principio que establece que "la materia ni se crea ni se destruye, solamente se transforma y sabiendo que el número total de partículas que componen el Universo es de potencia 10 elevada a 113 ¿podría usted estimar CÓMO intervino el azar en la génesis de éste?

    Estoy totalmente seguro de que no puede. Por tanto, cuando usted afirma que todo se debe al azar y no a la intervención de ningún Dios imaginario, usted está expresando una opinión de fe materialista. Además, no debemos olvidar que usted considera que todo está causado por el azar, incluida la vida sobre la Tierra, es decir, todo a lo largo de 3.500 millones de años aproximadamente, 35 millones de siglos.

    Y, es que tanto usted como los que mantienen posiciones similares, adoptaron ya hace tiempo el recurso de pretender que el creyente en Dios aporte la carga de la prueba. Y verá, la cuestión no es así ya que según la navaja de Occam que tanto le gusta (por cierto, OCCAM era un fraile católico, ¿lo sabía?) entre dos explicaciones posibles de un mismo suceso, la más sencilla es la verdadera.

    Pues resulta que la fe en Dios es muchísimo más sencilla que los cálculos precisos para demostrar que el azar es la causa de todo, infinitamente más sencilla.

    Y ahora le planteo una pregunta más, que es consecuencia directa de la anterior: ¿sabe usted como interviene la probabilidad en el azar? Y se imagina que se lo voy a decir ¿verdad?, pues acierta usted.

    Toda probabilidad encierra una ley empírica, aunque también lógica, es decir, metaempírica o metafísica, a la cual se somete al azar:

    "En una sucesión ilimitada de repeticiones de un fenómeno aleatorio, las frecuencias de cada uno de los acontecimientos posibles, observados tras cada repetición, se estabilizan hacia valores límites que son los que se expresan mediante la probabilidad de cada acontecimiento."

    Esto quiere decir que, por ejemplo, en el lanzamiento al aire de una moneda a medida que el número de veces que sea lanzada se incremente, la frecuencia de las caras (o de las cruces, tanto da para el caso) oscilará, de modo alterno, una y otra vez, primero a 1/4 y después a 2/3, en vez de presentar fluctuaciones como cabría esperar y que fueran cada vez más pequeñas entorno a un valor intermedio, por ejemplo 1/2.

    La existencia de esas oscilaciones es totalmente ilógica, ¿cómo se puede proceder a considerarlas? De ningún modo es esto posible, sólo cabría repetir todo el experimento para comprobar que no se puede tomar como algo empírico.

    Y la razón de ello está en que el término ilimitado (referido a series) o indefinidamente larga que se exige a toda sucesión de repeticiones de un fenómeno, es una barrera infranqueable para poder conocer la probabilidad del azar por observación directa.

    Y no hay una regla que sea universalmente válida para poder prever la probabilidad de los acontecimientos inherentes a toda posible variación de situaciones aleatorias que puedan darse.

    Me gustaría saber ¿cómo se resuelve este problema desde el razonamiento ateo del azar?

    ¿A través de todo esto se demuestra la existencia de Dios? No, para nada, pero si se demuestra que el argumento del azar es un IMPOSIBLE y que carece de lógica alguna para constituir una explicación alternativa a la existencia de Dios.


    Y ahora viene la tercera de las grandes cuestiones: Dios y el Hombre.

    Supongo que no negará usted que el "Hombre" es todo un misterio. Ni azar, ni evolución han explicado ese misterio hasta el momento. "Lo harán, seguro que lo hacen, sólo hay que esperar, hay que dar tiempo al tiempo y mantener la confienza en la capacidad científica de los investigadores." Esta es una "respuesta-tipo" fácil de obtener de cualquier materialista "leído". Pero mire usted, Sr. "X", es que esa respuesta la da quien tiene fe, aunque sea en algunas ciencias, no es una respuesta empírica, es decir, no es una respuesta científica.

    ¿Pero qué le pasa al Hombre? Toda ciencia para prosperar necesita no sólo del método empírico, resulta imprescindible plantear los problemas antes de abordarlos. En otros términos, hay que delimitar el objeto, o sea QUÉ, que abre un turno de preguntas epistemológicas: CÓMO, DÓNDE, CUÁNDO, POR QUÉ, PARA QUÉ, QUIÉN... que sirven a la metodología como plantilla a seguir. Así que podemos reflexionar sobre el Hombre en base a dichos planteamientos.

    ¿Quién de entre los homínidos es hombre? ¿admite usted que aquél que es capaz de poseer y dominar el logos?

    Pero ¿cuáles son las capacidades mínimas que reúne la racionalidad?

    En el hombre, la razón tiene tres dimensiones: razón técnica, razón teórica y razón práctica. Lo que se traduce en técnica, lenguaje y costumbres.

    La capacidad de aprendizaje en el Hombre es ilimitada, según afirmaba Anaxágoras, el nous o intelecto humano en tanto que razón o logos autoconsciente puede aprenderlo todo, porque puede comprenderlo todo ya que el logos no tiene naturaleza alguna y ¿cuál es la naturaleza de Dios?

    Desde el punto de vista de su naturaleza, el organismo humano es la expresión viva de la inespecialización biológica, o si se prefiere de la indeterminación biológica. A diferencia de todas las demás especies vivas de este mundo, el ser humano en su aspecto biológico es deficitario.

    Tan deficitario que el Hombre carece de aparato fonológico especializado alguno, las propias cuerdas vocales no tienen función lingüística, sólo sirven para emitir sonidos guturales ¿Cómo es posible que hable?

    Vuelvo al punto de partida: ¿el azar es capaz de hacer esto?, y... ¿también lo puede la evolución?

    En sus esquemas, ambas están indisolublemente unidas. Las preguntas no terminan aquí, tengo otras preparadas, pero prefiero dar tiempo a la lectura y crítica de mis planteamientos anteriores antes de volcar una segunda parte.



    En el #9

    Y es que las grandes cuestiones siguen necesariamente. La siguiente es una de las mayores incógnitas que la propia Humanidad se ha planteado: ¿por qué y para qué estamos aquí?.

    Es frecuente confundir el contenido de esta doble pregunta con otra que formulada diría esto: ¿qué finalidad tiene la vida?, a la cual se suele añadir esta otra: ¿es la vida un fenómeno exclusivo de la Tierra, o hay otros lugares en el Universo donde se hayan podido desarrollar formas de vida?

    Ambas, siendo ciertamente importantes, resultan intrascendentes para la cuestión planteada con anterioridad. Si la vida ha surgido en cualquier otro mundo del Universo, sea en uno, en varios o en toda una multiplicidad, desde nuestra galaxia hasta la más lejana que podamos observar, es intrascendente porque sigue sin responder a ese ¿por qué y para qué estamos aquí?. Más aún, con todas las posibles formas vitales que se puedan, o quieran, imaginar, ya sean relativas a las formas de vida más elementales o a las más complejas, seguirá sin responderse a la cuestión que nos ocupa.

    Y aún más, incluso la posibilidad de existencia de vida inteligente en uno o en miles de mundos, no variaría en nada la situación de carecer de respuestas y no afectaría en nada a las explicaciones teológicas y metafísicas. Tal como apunté en otro hilo, hasta podrían dar fuerza a estas explicaciones.

    Pero volviendo a poner los pies en el suelo, vemos que a lo largo de toda la historia geológica de la Tierra, o sea 4.500 millones de años, año arriba, año abajo, (durante los primeros 1.000 millones la Tierra fue un planeta estéril), con cambiantes condiciones climáticas, muchas veces totalmente opuestas llegando a la glaciación total del mundo, así como la deriva continental con todas sus consecuencias, y desde "el caldo primitivo" hasta nuestros días, todo ello ha permitido el surgimiento, desarrollo y extinción de millones de especies, es decir, ¿cuántas?, se me antoja imposible saber su número pues de la mayoría no queda ni el más mínimo registro o prueba de su existencia, particularmente de las más simples.

    Y si nos atenemos a las morfologías de todas ellas, incluidas las que jamás podremos conocer y según se nos dice, es que el ADN de todas nos informa que compartimos algunos rasgos, ¿entonces, por qué existe una sola especie como la nuestra?. Si observamos la naturaleza veremos una multiplicidad de especies que perteneciendo al mismo género son perfectamente distintas, ¿por qué con nosotros no ocurre igual?

    Yo tengo que rechazar las habituales explicaciones evolucionistas, ya que no me sirven. En este contexto nos llevaría a tener que reproducir textos por carecer de interlocutores, pero es que no nos sirven, porque sería "marear la perdiz" ya que no responden a la siguiente cuestión: ¿en base a qué proceso evolutivo surge el NOUS?

    Supongamos que alguien responde más o menos con algo similar a esto: "Lo hace gracias al incremento de la masa cerebral y el desarrollo neuronal consecuente. Bien, vale, pero eso es especulativo y escasamente empírico. ¿Quién ha hecho mediciones del volumen y evolución del cerebro de los homínidos y en qué circunstancias?. Incluso desde las premisas necesarias que proporcionasen que los estudios indirectos otorgarían alguna certeza para obtener conclusiones, éstas serian somáticas y seguirian sin explicar qué es el NOUS.

    Es decir, ¿por qué habiendo habido otras especies homínidas, todas con rasgos somáticos similares sólo una y nada más que una, la especie humana a la que pertenecemos, ha sido capaz de desarrollar el "LOGOS"?

    Una respuesta probable podría ser: Porque un proceso evolutivo civilizador lo ha hecho posible. Vale, es hasta posible, pues así vendrían a demostrarlo los casos de los "niños-lobo", el problema es que en tales casos la existencia de la civilización (sociedad+cultura+tecnología+lenguaje) es anterior a dichos casos. Pero para los primeros "sapiens-sapiens" no había psicólogos evolutivos que les ayudasen a encauzar el aprendizaje del uso de sus utensilios y recursos, es decir, no había ninguna civilización pre-existente, lo que significa que fueron ellos los que iniciaron el proceso de inventar la civilización. ¿Y de dónde surgió este impulso inexistente en otras especies de homínidos? Hay que pensar que entre la aparición del homo sapiens-sapiens y las primeras civilizaciones transcurrió muy poco tiempo, expresado en términos geológicos, mientras que los hominoideos llevaban 4 millones de años paseando sobre la superficie terrestre.

    Incluso la cuestión se la podemos adaptar al H. Neandertal, ¿por qué no fueron capaces de desarrollar una civilización mínimamente estable superando la etapa de la "horda"? Si lo intentásemos explicar desde la perspectiva "evolucionista" habría que plantearse que estuvieron peor adaptados que nuestra especie y no soportaron la presión y la competencia por el acceso al alimento a las que los sometieron nuestros ancestros.

    Pues vuelta a la pura especulación: ¿acaso un periodo que oscila entre los 300.000 y los 200.000 años no fue suficiente para que se adaptasen?, otra, ¿ocuparon los mismos nichos ecológicos en todo el área de difusión de ambas especies?, más para la meditación, ¿cuántos sapiens sapiens había para representar un problema al neandertal? y, ¿acaso las investigaciones paleontológicas a través del registro fósil no han demostrado que somáticamente su especie era mucho más fuerte que la nuestra?

    Así que volvemos al comienzo: ¿por qué y para qué estamos aquí?

    Vámonos de paseo al Cosmos y planteemos las grandes preguntas que cosmólogos y astrofísicos siguen sin poder responder: ¿porqué existe el Universo? y esta otra que es tremenda, ¿porqué es isótropo y homogéneo?, más todavía ¿porqué es como es y no de otra manera?

    Para quienes nunca hayan oído hablar de términos tan raros, o que habiéndolos escuchado ni los recuerden, "isótropo" significa que las cualidades que lo caracterizan son las mismas en todos sus puntos, salvo algunas pequeñas fluctuaciones, y homogéneo porque observado por grandes áreas todas estas son iguales, siendo las variaciones algo local. Además, se compone de los mismos elementos y forma las mismas moléculas. Hay que añadir algo que mantiene perplejos a los investigadores y que lo expresan así: "se deja observar".

    Prescindiendo de Multiversos o Pluriversos, de los que no tenemos ni la más mínima noticia, que no podríamos observar caso de existir, lo que ya es mucho suponer, y que deja la cuestión en el terreno de "las creencias", y en modo alguno dentro del campo de la Ciencia, hemos de centrarnos en lo que sí vemos, medimos, calculamos, cuantificamos, es decir, en lo que es empíricamente observable, pero acerca del cual no sabemos nada de porqué y para qué está ahi.

    Tenemos una doble incógnita, un doble problema, y que además se plantea en los mismos términos. Hasta ahora ni la mirada interior, ni la exterior, nos permiten responder a las cuestiones fundamentales. Y es que todo ese bagaje de conocimientos acumulados durante siglos no responde, no sirve, para responder a las preguntas de porqué y para qué estamos aqui.?

    El materialismo es absolutamente incapaz de responder a ello, todo lo más que hará será dar respuestas que desglosadas no son sino falacias. Pero, ya hace tiempo, y ante semejantes incógnitas irresolubles, surgió un intento de respuesta. Una especie de fórmula que lo mismo vale para hacer un pan que para hacer unas tortas: el Principio Antrópico.

    Pero dada su naturaleza polémica, enseguida surgió la discrepancia dividiéndolo en dos interpretaciones principales: el Antrópico "fuerte" y el Antrópico "débil".

    Éste último nos dice que la vida humana está interrelacionada con las propiedades del Universo en el sentido de que puede surgir y evolucionar en cualquier parte si se dan las condiciones adecuadas para ello. Chocante, ¿verdad? y completamente especulativa pues hasta ahora no se ha encontrado a ninguna otra raza humana en el espacio.

    Y el "fuerte" lo que afirma es que el Universo es como es y tiene los elementos que tiene porque fue "diseñado" así y para el que Hombre pueda observarlo y admirarlo.

    Pero esto no es sino una fórmula de compromiso, una pretendida explicación que nada concluye. Y es que todo tipo de explicación, con el paso del tiempo cada vez más compleja, suele fallar, porque sigue sin responder a las grandes cuestiones.

    Y volvemos a la "Navaja de OCCAM" y debemos entender que las cosas están planteadas del modo más sencillo. Y ello no es sino la explicación que nos dice que hay un Ser Supremo, Creador que nos pide que a través de nuestra capacidad del "LOGOS" entendamos su obra y lo adoremos.

    Esto que a usted Sr. "X" ateo le parece inconcebible, no lo sería si entendiese y aceptase que la Ciencia no es más que descubrimiento y observación de lo que ya existe, y que nosotros no somos más que unos recién llegados, y siendo esto así de indiscutible, más añadiendo el hecho de que el azar como causa es un imposible, no le queda otra que reconocer la existencia de Dios.

    Puede sustituir si quiere la palabra por la de "demiurgo", o por cualquier otra denominación, allá cada cuál con su conciencia, pero lo que no se puede hacer es sustituir el misterio de aquello a lo que nuestro intelecto no alcanza con el argumento irracional del azar, y todo con tal de no dar el brazo a torcer.

    Y ahora llego a la última gran cuestión: ¿y después QUÉ? Porque si tenemos un NOUS, o autoconciencia, y tenemos un LOGOS y nos hemos planteado lo que he ido desgranando a lo largo del texto, lo lógico es que nos planteemos el ¿qué pasa después del último suspiro? Dicho de otro modo ¿para qué todo esto si después de unos años hemos de diluirnos sin esperanza alguna de evitarlo?

    Esto es muy serio, esto no es ni una banalidad ni una frivolidad, tal como suelen tomarlo muchos: "una vez muerto me da igual, no me voy a enterar", ¿de verdad es este un argumento para ser tomado siquiera en consideración?

    ¿Por qué no se plantea usted cómo querría que fuera su realidad después de ese "instante final" ineludible e inapelable del que nadie puede escapar? Al fin y al cabo, y siguiendo los argumentos que ustedes los ateos suelen manejar, y dado que según tales no hay prueba alguna, han de tener por fuerza el 100 X 100 de convicción y certeza de que en el instante final se habrá acabado todo, absolutamente todo y para siempre, no habrá ningún después, ninguno. ¿No le aterra a usted esta idea? por que a mi me pone los pelos de punta.

    Pero nosotros los creyentes, en función de los propios argumentos de ustedes, tenemos el 50% de esperanza de que no es como lo plantean (no tienen ninguna seguridad ni certeza al respecto luego, puede que sí, puede que no). Así, pues, nosotros tenemos un 50 % de "síes" frente al 100 % de "noes" de ustedes, lo que nos permite ver la vida de otro modo. Ahora bien, le aseguro que se es muchísimo más feliz cuando ese 50 % que ninguno de ustedes está dispuesto a admitir, se convierte en la consciencia de un SI al 100 por 100.




    Y en el #40

    Frederick Hoyle y Chandraw W. Ph D. llegaron a la conclusión siguiente:


    Las probabilidades de que la vida se haya originado de manera fortuita y por medios puramente naturales es de 1/1040,000. Este número es 10, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000, 000 000, 000, 000,
    Última edición por Valmadian; Hace 1 semana a las 15:29
    Alejandro Farnesio dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  3. #63
    Avatar de nepociano
    nepociano está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    04 nov, 17
    Mensajes
    43
    Post Thanks / Like

    Re: Cuestiones para ateos: preguntas y dudas.

    Me agrada que como buen guerrero recoja mi blanco guate – no esperaba menos de usted – y verse sus mejores glosares antes mí

    Podríamos en estos campos de Marte disputar – cual García de Paredes en Justa - la Esencia del Ser y de la Divinidad… es cierto.

    Pero el quarks de la subsistencia es Dios… créame, me gustaría pensar que sí, que formamos parte de un Todo, y que en ese Todo tengo sentido – del que me gustaría formar parte, créame Sr. Valmadian pero percatándome del mundo en el que me ha tocado ( según usted no existe la causística ) vivir tengo mis recelos en la creencia de que todo este desagüisado sea causado por una Divinidad – porque si así fuera lo ha hecho bastante regular…

    Miles de agrupaciones sociales – a lo largo de la historia -, han dado como soluciones divinas a hechos inexpicables como los rayos, relámpagos… y lo han atribuido siempre a un Ser Superior – es lo que pasa cuando ocurren hechos que se escapan de la racionalidad contemporánea.

    No es necesario saber de Astrofísica y Cosmología, Metafísica, Ontología y Teología para llegar a la conclusión de que ante lo desconocido hay “ aquellos” que buscan una salida – personal, grupal o espiritual – que aunque no sea Empírico mitigue los pesares espirituales

    Un cordial saludo; Valmadian

  4. #64
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    9,788
    Post Thanks / Like

    Re: Cuestiones para ateos: preguntas y dudas.

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    NEPOCIANO dice:

    Me agrada que como buen guerrero recoja mi blanco guate – no esperaba menos de usted – y verse sus mejores glosares antes mí

    Podríamos en estos campos de Marte disputar – cual García de Paredes en Justa - la Esencia del Ser y de la Divinidad… es cierto.
    Disculpe, pero quien ha recogido ese guante ha sido usted en su anterior intervención, le recuerdo que el hilo y el tema del mismo lo abrí yo y no al revés. Además, que podríamos disputar sobre la esencia del Ser (ONTOLOGÍA) y la Divinidad (TEOLOGÍA), las mismas ciencias que, entre otras afirma desconocer, es una contradicción al mismo núcleo del tema, pues de eso se trata precisamente. Lo que usted cuestiona es la existencia de Dios por su propio ateísmo, pero no replica a los argumentos, simplemente sigue negando.

    Pero el quarks de la subsistencia es Dios… créame, me gustaría pensar que sí, que formamos parte de un Todo, y que en ese Todo tengo sentido – del que me gustaría formar parte, créame Sr. Valmadian pero percatándome del mundo en el que me ha tocado ( según usted no existe la causística ) vivir tengo mis recelos en la creencia de que todo este desagüisado sea causado por una Divinidad – porque si así fuera lo ha hecho bastante regular…
    Un quark por si mismo no es nada, salvo una partícula subatómica que se supone que forma parte de otras, o que se suma a ellas para, según diversas hipótesis, constituir la base de la materia. ¿Y eso explica a Dios? Y ya que afirma que según yo no existe el principio de causalidad, me hace sospechar que no me ha entendido nada, porque sea el enfoque que se quiera tomar, tanto desde la Física newtoniana o la de partículas, o desde la Teología, todo conduce a un primer instante, a una primera y única causa, y todo confluye en la misma dirección: DIOS como CAUSA ÚNICA.

    Yo veo que usted se plantea las mismas cuestiones que se han venido planteando muchos otros desde la ignorancia, entendiendo ésta como el desconocimiento de explicaciones que se acomoden a las propias preguntas sin querer saber que otros, que también se han preocupado por las mismas cuestiones, si han sabido encontrar ciertas respuestas, dejando eso si, el lugar que corresponde a la fe.

    El desaguisado que usted menciona lo ha causado el hombre en este mundo, porque el Universo es perfecto en su orden ya que todo obedece a las layes naturales. Es decir, Dios es quien ha creado -en realidad crea continuamente ya que el tiempo sólo es una dimensión relativa con una sola flecha o dirección de antes (causa) a después (efecto)-, y lo hace perfectamente. Somos nosotros los que rompemos todo ese orden y se pueden mencionar millones de ejemplos. Pero el incrédulo (increyente) siempre tiene tendencia a echar la culpa a alguien en quien no cree -suprema contradicción en términos o absurdo-, con tal de no reconocer y asumir la propia culpa.

    Miles de agrupaciones sociales – a lo largo de la historia -, han dado como soluciones divinas a hechos inexpicables como los rayos, relámpagos… y lo han atribuido siempre a un Ser Superior – es lo que pasa cuando ocurren hechos que se escapan de la racionalidad contemporánea.
    Los mitos tienen una función propedeútica, es decir, preparan para conocimientos mayores después. ¿Cree que los mitos son mentiras, tal como hace la mayor parte de la gente? Pues la Mitología, como ciencia de los mismos, o la Antropología Social, nos muestran que los mitos forman parte de una forma de pensar bastante más lógica de lo que se cree. Cuando una sociedad, grupo o individuo atribuye algo que no entiende a una divinidad o a la acción de los dioses en los que cree, está posponiendo la respuesta, y explica lo que no entiende porque le parece algo extraordinario o maravilloso, de un modo metafórico, alegórico, poético, etc. Los niños tienen pensamiento mítico y por eso preguntan tanto a sus mayores, porque buscan explicaciones a lo que no entienden. Pero si no se les dan acaban creando sus propias fantasías, es decir, acaban posponiendo las respuestas hasta que son capaces de verlas y entenderlas. Y esa forma de conducta no desvirtúa en nada lo que no se entiende.

    ¿Hay alguna religión que usted conozca que explique la razón de por qué Dios existe por si mismo? La Católica si porque es la única que es lógica y racional (no racionalista), la única que lleva existiendo dos milenios, algo que ninguna otra institución histórica y del mundo ha logrado jamás. Y dentro de todo esto, hay algo que no tiene ningún sentido lógico: cuando cualquier individuo debido a su propia insuficiencia para explicarse las cosas determina que todo es falso. En esa negación se está negando a sí mismo desde el momento en que niega cualquier explicación de otros que también son parte de su propia condición humana.


    El Ser que existe por Sí mismo.

    Manuel Ocampo Ponce, el 28.01.16 a las 8:31 PM


    Sin un ser que es por Sí mismo, nada puede ser ni llegar a ser. No hay modo de explicar la existencia de entes que antes no eran y ahora son sino por la participación del Ser que es por sí mismo. Sin un ser in-participado, absoluto, infinito, nada podría ser ni existir porque la existencia es la manifestación del ser que exige un Ser que existe por sí. Por eso es que es relativamente fácil probar la existencia de Dios que se hace evidente desde que algo existe.

    Lo más difícil sería en todo caso demostrar que Dios no existe. Es imposible demostrar que Dios no existe porque la existencia de un sólo ser pone de manifiesto la necesidad de un Ser por sí. La existencia de entes contingentes impone necesariamente la existencia de un Ser que es por Sí mismo, in-causado. Un ser que Él mismo sea su razón de ser porque su Esencia se identifica con su Ser. Por esta razón la permanencia y perfeccionamiento en el ser de los entes contingentes depende también del Ser de Dios. Y esto sucede porque los entes que tienen contingentemente el ser, nunca son el ser. Sólo lo tienen pudiendo no tenerlo o pudiéndolo tener de otro modo. De modo que si Dios no les conserva continuamente el ser, pasarían a la nada de inmediato, es decir, dejarían de ser.

    Como hemos visto, los entes que antes no eran y ahora son necesitan del concurso de Dios para el acrecentamiento de su ser, aún por su actividad propia. Porque si las cosas no se dan a sí mismas el ser, tampoco pueden acrecentarlo o perfeccionarse sin la intervención del Ser infinito. Los existentes contingentes sólo están en capacidad para actuar y acrecentar su ser, pero para eso es necesario que el Acto puro de Ser los actualice, es decir, les haga pasar de la potencia o capacidad real de acto al acto y con eso puedan perfeccionarse, es decir, acrecentar su ser.

    De todo esto se deduce la necesidad y la dependencia tan grande de los entes contingentes respecto a Dios o al Ser por sí que es su Causa eficiente y también constituye su Bien, su perfección, su Fin o su Causa Final. Si todos los existentes contingentes, son, se conservan y se perfeccionan según su ser y su naturaleza sostenidos por la actuación del Ser como causa eficiente, también todos tienden a su bien y a su perfección bajo la conducción del Bien Infinito o Ser que existe por Sí y que constituye su Causa Final o Causa Última.


    Dios, el Ser que existe por si mismo


    No es necesario saber de Astrofísica y Cosmología, Metafísica, Ontología y Teología para llegar a la conclusión de que ante lo desconocido hay “ aquellos” que buscan una salida – personal, grupal o espiritual – que aunque no sea Empírico mitigue los pesares espirituales
    ¿Pero encuentran ese bálsamo que mitigue tales pesares espirituales? Pues si no lo logran ya me dirá para qué sirve tal bálsamo, y es que cuando me duelen las muelas no busco calmar el dolor dándome crema de manos. Los pesares espirituales se mitigan mediante la fe y la esperanza y las ciencias mencionadas forman parte del camino de conocimiento de Dios, así como sirven para explicar las razones por las que estamos aquí y para qué. Negar su utilidad, es negar lo que otros muchos han pensado y trabajado, y no sólo eso, sino que a ellos si les sirve. Pues si les vale a unos les tiene que valer a otros ya que el espíritu de cada hombre es igual para todos.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

Página 4 de 4 PrimerPrimer 1234

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Ateos contra el cardenal Pell
    Por NovoCastellano en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 18/09/2009, 18:36
  2. Cuestiones sobre Portugal
    Por Irmão de Cá en el foro Portugal
    Respuestas: 26
    Último mensaje: 30/03/2009, 01:10
  3. Micros Ateos en Gran Bretaña y España
    Por Gianpaolo en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 34
    Último mensaje: 25/02/2009, 20:55
  4. Los ateos me reconfortan.
    Por Godofredo de Bouillo en el foro Religión
    Respuestas: 14
    Último mensaje: 16/01/2009, 15:56
  5. Para entrar a EE.UU responda a estas simples preguntas...
    Por Donoso en el foro Resto del mundo
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 22/11/2007, 23:19

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •