Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 1 de 5 12345 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 89

Tema: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post Vaticano II

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,674
    Post Thanks / Like

    Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post Vaticano II

    Pongamos las cosas en su sitio. Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia modernosa post Vaticano II

    Gerald Warner

    El principio postulado por Obama de que nunca se debe desaprovechar una crisis se está aplicando evidentemente en el caso de los abusos contra menores cometidos por clerigos irlandeses. A las chocantes revelaciones del informe sobre los actos deshonestos cometidos en la archidiócesis de Dublín se les está imprimiendo un sesgo particular para crear la impresión de que la Iglesia Católica preconciliar estuvo implicada en las fechorías de los pederastas posconciliares. Con ello, se arrastrado por el fango el buen nombre de un santo varón, y todo por motivaciones políticas.


    El reverendo John Charles McQuaid, arzobispo de Dublín (1940-1972) fue un gran prelado católico. Mientras ejerció su labor pastoral, el número de sacerdotes y otros religiosos se incrementó en más del 50%. Asimismo, creó más de 60 parroquias y construyó más de 80 iglesias y 350 escuelas. Pero cometió el pecado de mirar con ojos escépticos el Concilio Vaticano II y fue prudente a la hora de poner en práctica las reformas, ajustándose a lo que hoy en día se conoce como hermenéutica de la continuidad. Y así, se convirtió en el terror de los radicales.


    Con toda injusticia, se ha enfangado su nombre en este escándalo. El informe de la comisión oficial señala: «Durante el tiempo que es objeto de la investigación, hubo cuatro arzobispos: McQuaid, Ryan, McNamara and Connell». No es cierto. El «tiempo que es objeto de la investigación» se delimita en el informe como «el periodo comprendido entre el 1 de enero de 1975 y el 1 de mayo de 2004». McQuaid se jubiló en 1972. De un modo muy engañoso, el informe afirma que en 1987 McQuaid, Ryan and McNamara habían recibido entre los tres denuncias contra 17 sacerdotes.


    Sin embargo, solo uno de ellos, un desconocido «Padre Edmondus», fue sospechoso mientras McQuaid ejerció su cargo, y el mismo informe admite que de las 320 denuncias contra dichos sacerdotes, solo tres se realizaron en tiempos de McQuaid. Es de suponer que contra el «Padre Edmondus» y en una época anterior a la que abarca el informe de la comisión. En base a esa acusación aislada, quieren meter a McQuaid en el mismo saco que a sus negligentes sucesores.

    Es sumamente revelador que el informe señale: «Como se indicó en el capítulo 4, da la impresión de que el derecho canónico cayó en desuso y perdió autoridad a mediados del siglo XX.» En efecto. Y todos sabemos por qué. Las anárquicas acusaciones de legalismo y moral sexual opresiva y contra el magisterio en general promovidas por los modernistas. Por lo que se refiere a hacer cumplir el derecho canónico contra los abusadores, el informe reconoce que monseñor McQuaid «inició el proceso pero no lo terminó. [¿Y cómo lo iba a terminar si se murió?] No parece que Ryan y McNamara aplicaran el derecho canónico.»


    ¿Y quién lo aplicó en los setenta y los ochenta, con tanto modernismo y tanta actitud de «viva la Pepa»? Con toda diligencia de ha difundido la imagen de abusos contra menores cometidos por curas de sotana y bonete, monjes con capucha que murmuran entre dientes ensalmos en latín y monjas de toca almidonada y hábito medieval.


    Pues nada de eso. La pesadillesca orgía de implacables pecados mortales que los que da cuenta el informe fue obra de curas modenistas con una tira de celuloide blanco en vez de alzacuello – y eso si se dignaban vestir como sacerdotes ––, los cuales devastaron los santuarios de sus iglesias de forma tan trágica como la vida de los niños que fueron sus víctimas, y que abolieron devociones como la bendición, el rosario, la confesión frecuente o el culto a los santos. Devociones que han sido el sustento de la fe de los irlandeses durante siglos. Un sacerdote reconoció haber abusado de más de un centenar de menores. Eso se le perdonó; pero ay de él si hubiera celebrado la misa tridentina en latín.


    LA BBC ha explotado el escándalo de un modo que hace honor a su fama de haber sucedido a Pravda como el mayor órgano difusor de desinformación. Radio 4 presentó ante sus micrófonos a un sacerdote radical que declaró que la culpa era del excesivamente estricto código moral de la Iglesia en material sexual. Asusta pensar qué excesos se habrían cometido de haber sido más laxo el Código.

    Uno de los entrevistadores preguntó si la culpa era del celibato. Cómo no iba a serlo. Todo el mundo sabe que lo que necesita un cura que abusa de niños (ante todo es un escándalo homosexual; según el informe, la proporción de víctimas es de 2,3 varones por cada niña) es casarse. Que se lo pregunten a cualquier párroco anglicano de los que llevan generaciones contribuyendo que se ganen el pan los periódicos sensacionalistas.

    Pongamos las cosas en su sitio. La asquerosa abominación de marras es un escándalo posconciliar, de la Iglesia de las ventanas abiertas, la del aggionarmiento, la del toque moderno (en muchos casos, nunca mejor dicho lo de toque). Que la reclamen los ecumaniacos, los animadores de la liturgia, los firmantes del documento Easter People, y que dejen de ennegrecer la reputación de un prelado decente e, indirectamente, la Iglesia de siempre que durante siglos de opresión sostuvo a Irlanda.


    Let’s get it straight: Irish child abuse was perpetrated by the trendy, modern post-Vatican II Catholic Church – Telegraph Blogs
    Xaxi y ReynoDeGranada dieron el Víctor.

  2. #2
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,097
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    Muchísimas gracias Hyeronimus. No sé qué sería de este foro sin tí.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  3. #3
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,097
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    Nuevo artículo del autor sobre este tema:

    Catholic sex abuse scandal: time to sack trendy bishops and restore the faith – Telegraph Blogs

    Si alguien puede traducirlo se lo agradecería, si no habrá que usar Google translate.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  4. #4
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,674
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    Los escándalos de abuso sexual en la Iglesia Católica: ha llegado la hora de destituir a los obispos progres y restruir la fe

    Está en boga afirmar que los escándalos relacionados con abusos sexuales que afligen actualmente a la Iglesia Católica constituyen su mayor crisis desde la Reforma. ¿De verdad? Vamos. Esto de los abusos no es sino una pequeña parte de una crisis mucho mayor en la que está sumida la Iglesia desde el Desastre Vaticano Segundo y que reviste mucha más gravedad que la Reforma.

    ¿Abolir el celibato? Lo que menos desea o necesita un sacerdote que abusa de los monaguillos es una esposa. En la Iglesia Anglicana no es obligatorio el celibato, y eso no ha evitado que párrocos y boy scouts proporcionen en cantidad temas gratos a los periódicos sensacionalistas de un siglo para acá. El celibato va a contramano de la actitud desinhibida, acrítica y tolerante en material sexual que prima hoy en día. Su ininterrumpida existencia es un reproche al hedonista mundo occidental. Por eso, es preciso convencer a Roma de la necesidad de su abolición, así como de la del divorcio, el aborto, la anticoncepción, la homosexualidad y todos los demás fetiches de la sociedad liberal. Seguid soñando, secularistas.

    «Las víctimas de abusos de Irlanda están decepcionadas con la carta del Papa». Y con razón. Ya lo estaban antes de leerla, antes de que la escribiese siquiera. Cualquier otra reacción disminuiría la influencia que han visto que pueden ejercer contra la Iglesia. ¿Son legítimas sus quejas? En la mayoría de los casos sí. Guardan fieros resentimientos contra la inmundicia que los contaminó y los trató como animales.

    ¿Cómo ha podido contravenir el clero en una medida tan grave las doctrinas de la Iglesia? ¿Qué doctrinas? Estos delitos se han cometido después del Concilio Vaticano II, cuando se deshicieron de las doctrinas como de una pila de trastos viejos. Los culpables son hijos de Pablo VI y de su aggionarmento. Una vez profanado el Cuerpo Místico de Cristo, de ahí a violar monaguillos solo va un paso.

    Las prácticas devotas y los sacramentos que, según el Sumo Pontífice, podrían haber impedido tan lamentables delitos no desaparecieron: prelados y sacerdotes los desaconsejaron encarecidamente. Durante el tiempo en que se cometieron los abusos solo hubo un pecado mortal en la Iglesia Católica: atreverse a celebrar la misa por el Rito Tridentino o asistir a ella. Si un cura violaba al monaguillo era trasladado a otra parroquia. Pero ay del que tuviera la temeridad de celebrar la misa tradicional.
    Los obispos estaban resueltos a negar toda catequesis coherente a los jóvenes. Nos referimos a la generación de irlandeses que, totalmente ignorantes del credo, se beneficiaron de la prosperidad económica y material del «Tigre Celta». Al principio seguían yendo a misa (o lo que se hacía pasar por misa), solo por cumplir. Más tarde, los escándalos proporcionaron a los agnósticos irlandeses post Vaticano Segundo el pretexto ideal para apostatar: decenas de miles de jóvenes que no habían sido objeto de abusos ni conocían a nadie que lo hubiera sido encontraron la excusa para no madrugar los domingos.

    Los sacerdotes culpables no son los únicos hipócritas. «¡Qué escándalo! ¡Me voy de la Iglesia!» Pues bien: solo porque algunos degenerados a los que nunca se debió haber conferido el orden sacerdotal violaran a jóvenes –pecado en sí deplorable-, ya por eso el Hijo de Dios no vino a la Tierra para redimir a la humanidad en la cruz y fundar la Iglesia? El espantoso escándalo en cuestión no compromete las verdades de la fe más que la vida de Alejandro VI y otros pontífices corruptos del Renacimiento.

    ¿Que si tendrían que dimitir los obispos? Por supuesto. Aproximadamente el 95% a nivel mundial. Esos payasos de mitra con pretensiones étnicas, vestiduras de poliéster y símbolos cristianos espurios e ingenuos y episcoverborrea ecumaniaca han ejercido su cargo sobre algo más que abusos sexuales: con sus fatuidades modernistas han extinguido prácticamente la fe católica. Deberían retirarse a un convento y pasar el resto de sus días preparándose para rendir cuentas a su Creador por un fracaso en su ministerio que ha llevado a incontables millones de almas a la perdición.

    Benedicto XVI debería aprovechar esta repulsa popular redirigiéndola contra todos hippies sesenteros de pantalón acampanado que ponen trabas al motu proprio Summorum Pontificum. Tiene una oportunidad única de hacer una limpieza de pastores asalariados y de desechos del Desastre Vaticano Segundo. Es hora de dejarse de pedir perdón y restituir la predicación. De reconstruir lo destruido en los últimos cuarenta años. De ajustar cuentas con liberales y securlaristas, como hicieron tantas generaciones pasadas de católicos. De proclamar una vez más las verdades inmutables de la única Iglesia verdadera que en su resurrección gloriosa no puede adoptar otra postura legítima que el triunfalismo.
    Última edición por Donoso; 23/03/2010 a las 22:35

  5. #5
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,097
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    Como siempre un lujo tenerte aquí. Gracias Hyeronimus.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  6. #6
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,674
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    40 casos de abuso infantil perpetrados en la Comunidad Judía Ortodoxa de Brooklyn en solo un año. La prensa norteamericana calla

    Por AMDG el Sábado, 14 Noviembre, 2009
    Este artículo denuncia la cara dura de la prensa norteamericana, que airea escándalos de este tipo perpetrados por sacerdotes católicos, pero encubre los casos judíos: New York Times veta carta de Arzobispo que denuncia anticatolicismo como “pasatiempo nacional”.
    El Arzobispo de Nueva York, Mons. Timothy Dolan, publicó en su blog la carta que dirigió sin éxito al diario New York Times (NYT), en la que denuncia que el anticatolicismo se ha convertido en un pasatiempo nacional para Estados Unidos y detalla varios episodios en los que el popular diario participó de esta tendencia:
    En este caso, explicó Mons. Dolan, el NYT “no reclamó lo que exigió insistentemente cuando se trataba del mismo tipo de abusos por parte de una minoría de sacerdotes: la publicación de los nombres de los abusadores, la no prescripción de los delitos, investigaciones externas, publicación de todos los detalles y total transparencia. En lugar de eso, un abogado ruega a los oficiales de oficio que presten atención a las ‘sensibilidades religiosas’”.
    “Dada la propia horrible experiencia reciente de la Iglesia Católica, no me encuentro en condiciones de criticar a nuestros vecinos Judíos Ortodoxos; tampoco tengo el deseo de hacerlo. Pero puedo criticar este sistema de ‘escándalo selectivo’”, agregó.
    Asimismo, lamentó que el diario haya omitido cubrir en los años 2004 y 2007, estudios que mostraban la magnitud de los casos de abuso sexual de menores en las escuelas públicas debido a que periódicos como el NYT “parecen tener sólo sacerdotes en la mira”.
    Aquí tratamos también de una encuesta que mostraba que los profesores laicos tienen una tasa de menoreo superior a la media:
    Para empezar, quienes más abusan de los niños son sus propios familiares. Los pastores (de almas) protestantes tienen una tasa ligeramente superior de abusos que los curas (también de almas) católicos. Los profesores de escuelas públicas tienen una tasa de abusos notablemente superior a las de los clérigos de las iglesias cristinas y sinagogas judías. Otra de las cosas que llama la atención es la forma en que se autoprotege el gremio de profesores:
    El comisario de Obama para la seguridad en las escuelas, un activista homosexual, ha encubierto casos de esos.
    Esto es, si cabe, mejor aún:
    En esta línea, también en la quincena de octubre pasado, el NYT publicó en la parte más visible de la página principal del periódico, “el triste episodio de un sacerdote franciscano que había tenido un hijo. Aun teniendo en cuenta que la relación con la madre fue consensuada y entre dos adultos, y que los franciscanos han tratado de cubrir en forma justa con las responsabilidades del sacerdote errante para con su hijo, este acto no deja de ser un pecado escandaloso e indefensible”.
    “Sin embargo, deberíamos preguntarnos por qué, de repente, una historia que pasó hace un cuarto de siglo sobre un pecado cometido por un sacerdote tiene mayor interés para la prensa que la guerra en Afganistán, la asistencia médica y la hambruna y el genocidio en Sudán. Pareciera que ningún religioso no católico merece tal atención”, indicó.
    Osea, que la paternidad de un cura ha sido portada del NYT 25 años después del suceso. De traca.
    Esa es la prensa “de calidad”.


    40 casos de abuso infantil perpetrados en la Comunidad Judía Ortodoxa de Brooklyn en solo un año. La prensa norteamericana calla | La Yijad en Eurabia

  7. #7
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Mi casa, territorio del Estado Carlista de España.
    Mensajes
    8,480
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    Si es verdad que resulta bochornoso que se den estas situaciones entre algunos que dicen ser parte de la Iglesia de Cristo, lo que ha de dar lugar a los castigos que correspondan, no es menos cierto que los habituales hipócritas, cínicos y farsantes, esos que son enemigos declarados de la Iglesia, "olvidan" sus múltiples crímenes, como el genocidio del aborto. Y que en estos aciagos últimos días han surgido como una jauría de hienas en los medios de comunicación.

    Pero más les valdría callar y esconder sus miserias y vergüenzas en lo más profundo de las simas de este mundo, porque no será el honor perdido o desvirtuado de unos cuantos a causa de unos miserables quienes les reclamen, sino la sangre de millones de inocentes. Así, ahora se ha sabido que el mayor tanto por ciento de suicidios juveniles se produce entre niñas que han abortado. Pero bien que se procura la ocultación y falseamiento de los datos reales por parte de quienes viendo la paja en el ojo ajeno, no ven la viga en el propio.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  8. #8
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,674
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    Celibato y pederastia






    JUAN MANUEL DE PRADA



    Sábado , 20-03-10


    SI mañana se declarase una plaga que asolase un continente entero y se descubriera que en una región determinada cuyos pobladores practican la dieta vegetariana tal plaga también se ha declarado, aunque con mucha menor virulencia, a nadie en su sano juicio se le ocurriría deducir que si la plaga no ha respetado a los pobladores de dicha región es precisamente porque son vegetarianos. Por el contrario, se deduciría que la dieta vegetariana, aunque no inmunice contra el contagio, lo hace mucho más improbable; y se concluiría que, si unos pocos pobladores de dicha región han caído víctimas de la plaga que devasta el continente entero, es más bien porque los hábitos alimenticios menos saludables de regiones limítrofes han corrompido la dieta tradicional que los pobladores de dicha región habían mantenido inalterada durante siglos. Y, para combatir la plaga, no se condenaría la dieta vegetariana, sino que, por el contrario, se trataría de deslindar cuáles son los hábitos alimenticios menos saludables que fomentan su propagación.
    A nadie se le escapa que nuestra época padece una plaga de magnitud creciente llamada pederastia. No hay semana en que no leamos en la prensa que se ha desarticulado una red de pornografía infantil; no hay semana en que no sepamos de niños que han sufrido abusos perpetrados por adultos sin escrúpulos, con frecuencia familiares suyos. Y, mientras la plaga arrecia, descubrimos que también se ha extendido, aunque con mucha menor virulencia, entre los sacerdotes católicos: así, por ejemplo, en Alemania, de las 200.000 denuncias de abusos infantiles realizadas desde 1995, sólo 94 afectan a ministros de la Iglesia. De lo cual habría de deducirse, en estricta lógica, que el celibato, si no inmuniza contra la pederastia, la hace mucho más improbable; y también que si unos pocos sacerdotes han incurrido en tan aberrante crimen es más bien porque la plaga que padece nuestra época se ha infiltrado en la Iglesia, corrompiendo con sus hábitos perniciosos lo que estaba más sano que el resto. Y, en nuestra lucha contra la pederastia, lejos de condenar el celibato, trataríamos de deslindar cuáles son esos hábitos perniciosos que se enseñorean de nuestra época.
    Pero en la campaña feroz que en estos días se promueve contra la Iglesia nada se rige por el «sano juicio». Y, así, se establece una relación directa entre celibato y pederastia que la estricta lógica repudia; pero ya se sabe que cuando el misterio de iniquidad anda suelto, la estricta lógica es vituperada, escarnecida y sepultada por el odio. Establecer una asociación entre celibato y pederastia es tan desquiciado como establecerla entre ayuno y triquinosis. De una persona que infringe el ayuno que a sí misma se ha impuesto podremos predicar que carece de fuerza de voluntad, o de convicción; pero si esa persona que infringe el ayuno enferma de triquinosis habremos de concluir, inevitablemente, que le gusta comer cerdo. De un sacerdote que infringe el celibato podremos predicar que las debilidades de la carne ejercen sobre él un imperio más fuerte que la lealtad a sus votos; pero si un sacerdote abusa de un niño habremos de concluir, inevitablemente, que padece una desviación sexual. Sacerdotes débiles, infractores del celibato, los ha habido siempre, como queda testimoniado en la obra de Lope de Vega o del Arcipreste de Hita; pero su debilidad la han satisfecho con mujeres. Los escasos sacerdotes que abusan de niños no lo hacen porque su sexualidad esté reprimida por el celibato, como desquiciadamente pretenden los promotores de esta campaña feroz, sino porque su sexualidad está desviada. En la misma dirección, por cierto, que nuestra época aplaude y estimula y promueve, aunque luego se rasgue farisaicamente las vestiduras cuando tal desviación se ensaña con la infancia.

    Celibato y pederastia - Opinion_Colaboraciones - Opinion - abcdesevilla.es

  9. #9
    Avatar de Liga Santa
    Liga Santa está desconectado Santa Unión Católica
    Fecha de ingreso
    04 ene, 10
    Ubicación
    Frente a las murallas de Arras.
    Mensajes
    926
    Post Thanks / Like

    Cool Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    Lástima no poder entablar una conversación con este Vizcaíno de nacimiento y Zamorano de acogida. Lástima digo, porqué a bien seguro amena sería la conversación y si me apuráis hasta cultural para mis escasos conocimientos.

    Si lo tuviera delante como interlocutor, no perdería ni un segundo en hacerle la pregunta que me atenaza desde hace un tiempo acá, y es la siguiente: ¿"porqué la Curia Vaticana de la Santa Iglesia Católica ha tardado tanto en hacer justicia, con hechos tan deplorables como estos dentro de su Sagrada Institución"?.
    Última edición por Donoso; 24/03/2010 a las 22:00

    Mi honor, la lealtad,

    mi fuerza, la voluntad,
    mi fe, la catolicidad,
    mi lucha, la hispanidad,
    mi bandera, la libertad,
    mi arma, la verdad,
    mi grito... ¡despertad!
    mi lema... ¡¡Conquistad!!

  10. #10
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,674
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    Porque desde el Concilio para acá está muy infiltrada de progres y modernistas. Como en la parábola de la cizaña: la hierba mala está entremezclada con el trigo limpio.

  11. #11
    Avatar de Liga Santa
    Liga Santa está desconectado Santa Unión Católica
    Fecha de ingreso
    04 ene, 10
    Ubicación
    Frente a las murallas de Arras.
    Mensajes
    926
    Post Thanks / Like

    Cool Respuesta: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    Cita Iniciado por Hyeronimus Ver mensaje
    Porque desde el Concilio para acá está muy infiltrada de progres y modernistas. Como en la parábola de la cizaña: la hierba mala está entremezclada con el trigo limpio.
    Muy apreciado Hyeronimus, con todos los respetos debidos hacia su persona, no me place su contestación, pero si admito que esa sea la única verdad del ¿porqué? de los hechos.
    Pero no es la contestación que yo pido a mi pregunta, bastante clara por cierto creo yo.


    Solo pido que se vean con todo conocimiento donde creo que nuestro "Salvador" les tiene encomendada su infinita y futura vida.....



    Mi honor, la lealtad,

    mi fuerza, la voluntad,
    mi fe, la catolicidad,
    mi lucha, la hispanidad,
    mi bandera, la libertad,
    mi arma, la verdad,
    mi grito... ¡despertad!
    mi lema... ¡¡Conquistad!!

  12. #12
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,674
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    Una escopeta cargada con "pederastía"



    No hace falta ser el perspicaz mayor del reino para conjeturar sobre "campaña" multi-media contra la Iglesia Católica con la pederastía como arma ofensiva. Como en los best-sellers y las pelis estilo Chacal, el arma del magnicidio es superpotente, con objetivo-mira telescópico, y apunta fino, en concreto, individual, localizando a su víctima. A estas alturas, todos sospechamos - caprichosamente paranoicos??? - que el centro de la diana es B16. El que aprieta el gatillo y su equipo, también están identificados, más o menos. Claro que esto es ficción, bloggera actualidad ficción, simplemente. Es sólo eso.

    Sobre lo mismo, publicaban el Lunes pasado en Fides et Forma dos entradas, una sobre un jesuíta alemán, el p. Klaus Mertes; la segunda sobre el semper equívoco Cardinal Schönborn. A parte el parecido facial de uno y otro, casi clónicos, se resaltan sus respectivas "iniciativas". El artículo señala al jesuíta, rector del Colegio Canisio de Berlín, como el responsable de la publicación-difusión en los medios de todo el caso de las agresiones pederastas en colegios católicos. Así mismo, recuerda que el p. Klaus ha intervenido significativamente en foros pro-homosex; y también que fue uno de los más agresivos movilizados cuando el affair del comentario "negacionista" del lefebvrista Mons. Williamson. El artículo de Fides et Forma recuerda algunos citas "declamantes" entresacadas de algunos comentarios del jesuíta Mertes; en una llamaba al Papa "ingénuo y quijotesco" por haber levantado la excomunión a los 4 prelados de la FSSPX y haber abierto la puerta a los tradicionalistas.

    El otro artículo del blog comentaba la iniciativa del Cardenal Arzobispo de Viena, Schönborn, que ha convocado para hoy, Miércoles 24 de Marzo, un acto en la Catedral de San Esteban con el "escandaloso" lema de "Estoy rabioso, Dios". El lema de la convocatoria da la impresión (me da la impresión) de estar al borde de la blasfemia, como si se contuviera "finamente" para no expresar lo mismo con palabras más groseras.

    Lo que no me explico ni yo mismo (es un decir, un recurso retórico, una ilación del discurso) es cómo el Cardenal Schönborn puede convocar una oración en San Esteban de Viena junto con el conciliábulo de los "Somos Iglesia", una de las más letales y anti-católicas asociaciones seglares de entre todas las formaciones post-conciliares dispuestas a minar los cimientos del Catolicismo. Es como invitar al terrorista-bomba a tomar chocolate en palacio, siendo el terrorista regicida y el invitante príncipe de la casa real. Pues algo así.

    El patético escenario germano-austriaco se completa con ese 1 millón de católicos(?) que dicen que están dispuestos a dejar la Iglesia Católica, una amenaza risible y tragi-cómica si se considera que el "catolicismo" de esos "católicos" austriacos se perdió por los caminos tortuosos de ellos sabrán dónde ellos sabrán cuándo. Un millón de infieles que han dejado de ser católicos de hecho y quieren que conste de derecho, para que las estadísticas queden claras. Muy bien.

    Y así están las cosas por la Europa, nuestra madre. Con un escuadrón volante salpicando con el hisopo inmundo de la pederastía a todo prelado, cura o sacristán que se les ponga por delante, el hermano del papa incluído. La paradoja - casi toda la actualidad es paradójica, ultimamente - es que no se publiquen evidencias tan clamorosas como la que comentaba el gordo Prada en su gacetilla, que de los 200.000 caso de abusos a menores denunciados en Alemania desde 1995, sólo 94 afectan a ministros de la Iglesia. Sólo.

    Pero es la Iglesia la que está en la picota, y las carabinas apuntan a la cabeza de la Iglesia, que es una, facilmente identificable, y un blanco facil. Muy blanco, por cierto, del solideo al borde de la sotana, todo blanco. Se le ve muy bien. Y lo blanco se mancha tan facilmente, con casi todo. Y ellos, los que disparan, lo saben.

    El blogger de Fides et Forma se preguntaba si todo esto, lo de Alemania y lo de las pederastías-mass-media no ha sido (como lo del alarmismo sobre el negacionismo de Williamson) algo deliberadamente tramado, una conjura con conjurados; con expresividad italiana dice "programmata a tavolino", una programación de tablero, de esas que se fraguan entre amigos sobre el velador de mármol de la peña, entre café y café; o en un despacho, en una mesa de cierto nivel, entre varios doctos activistas. Y muy probablemente haya sido muy así.

    Para más prueba de la catadura del jesuíta(?) p. Klaus Mertes, remachan hoy con otras declaraciones, de Febrero pasado, en las que el modernista se destapa con otras opiniones, muy "aclaratorias". Le preguntan en entrevista si se siente respaldado por la Iglesia, y responde:

    "Por el Arzobispado de Berlín, sí. Pero por la Iglesia Católica en su conjunto...lo dudo. Me gustaría que pudiéramos hablar sin miedo de todo. Incluso de la propia sexualidad. Espero que la Iglesia se reconcilie con la modernidad y la libertad. Que esté abierta para lo que Dios pide a la Iglesia de hoy. Ya se trate de la re-evaluación teológica de la homosexualidad o la ordenación de las mujeres, que esté abierta. Hay que embarcarse en el presente y no reaccionar a la defensiva frente a todo".

    Esa es la opinión del rector jesuíta(?).

    Como él, con su misma tendencia neo-modernista des-católica, en España se han manifestado muy agresivamente, hiper-críticos, con la lanza en ristre, arremetiendo feroces, todos los modernistas descatolizados que publican passim, blogs, webs, etc. El perfil es el del "progre-vanguardista" crítico, casi todos resentidos-resabiados, con mucha "trayectoria" encima, intra y extra eclesiástica.



    Lo que más les ha dolido ha sido el golpe de espuelas que, a propósito de los "esándalos pederastas", ha metido Benedicto XVI en los sensibles ijares de los vaticanólatras, los incombustibles espiritistas vaticanosegunderos, los activistas vanguardistas del post-concilio, los postuladores-conjuradores del espectro del Vati-3º, tan hipersensibles cuando se les pone el dedo en la llaga.

    No se quieren dar cuenta, no se hacen cargo, de que la llaga existe. Y supura. Con pus - por ejemplo - de pederastías. Y hay más pústulas, más infecciones con la misma etiología, de igual patología.

    No hará falta decir que la curación, lenta y costosa, requiere la extirpación de los miembros afectados e irrecuperables. Ya sean un millón, ya sean dos docenas. Por el bien y la salud corporal general.


    &.
    EX ORBE

  13. #13
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,674
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    Pederastia y abusos sexuales a menores: el culpable no es el celibato




    Benedicto XVI: Tolerancia cero contra este crimen atroz


    Últimamente se ha puesto de triste actualidad el tema de la pedofilia y los abusos sexuales a menores debido al estallido de algunos nuevos escándalos y el aireamiento de antiguos casos (muchos de ellos ya juzgados). Aunque no todos ellos –ni mucho menos– conciernen directamente al clero católico (en España, por ejemplo, se acaba de destapar el "caso Karate" de un gimnasio en las Islas Canarias, cuyo director y personal tenían organizados sistemáticamente los abusos), sin embargo se alza el dedo acusador contra la Iglesia y se pretende incluso involucrar al propio Benedicto XVI (precisamente el papa que ha impuesto el principio de “tolerancia cero” de la Iglesia en la materia). Los enemigos del Catolicismo manipulan las informaciones para llevar agua a su molino y atacar por enésima vez el celibato eclesiástico, institución sobre la que se apoya la organización de la Iglesia de rito latino. Se ha llegado a afirmar la estupidez de que la desaparición del celibato evitaría la pedofilia y las molestias sexuales a menores. Como si no viéramos en la crónica negra de cada día tantos casos de padres de familia y hombres casados que cometen semejantes barbaridades no sólo sobre chicos o chicas extraños, sino hasta sobre sus propios hijos (y a veces hasta con la inexplicable complicidad o silencio de las madres de las víctimas).

    No, el problema del que nos ocupamos hoy nada tiene que ver con el celibato. De otro modo, se podría sospechar de todos los solteros del mundo como de potenciales pederastas o abusadores, lo cual es absurdo. Existen varios factores (morales, clínicos, psíquicos) que inducen a una persona a abusar sexualmente de un menor o a corromper a una criatura. Tales factores pueden hallarse también en los sacerdotes católicos, que son al fin y al cabo hombres, sujetos como los demás a las pasiones y a las taras de todo tipo. La Iglesia siempre cubrió a sus sacerdotes con una recia armadura que les permitiese conjurar las tentaciones y resistir especialmente los embates de la carne. Un hombre equilibrado y con sentido sobrenatural de las cosas puede perfectamente guardar el celibato; lo mismo una mujer que decide guardar perpetuamente su virginidad consagrándola a Dios en la vida religiosa. Es evidente que si la persona, por el contrario, se halla desquiciada o desprecia los medios que la Religión pone a su disposición para perseverar, tarde o temprano acaba por deslizarse por la pendiente de la depravación. Por eso en estos tiempos el Papa vuelve a insistir en la necesidad de discernir cuidadosamente las vocaciones sacerdotales y religiosas y cultivarlas mediante la ascesis de la Tradición.

    Una de las objeciones que se oponen al celibato es la de que no se trata de una institución de derecho divino, sino de simple derecho eclesiástico, que podría ser abolida sin perturbar los principios del Catolicismo. Se pone el ejemplo de las Iglesias Orientales, en las que no existe la ley del celibato, salvo para los obispos y monjes. Aquí conviene, en primer lugar, disipar un equívoco muy frecuente: en las Iglesias de rito oriental no es que los sacerdotes se casen, sino que hombres casados pueden ser ordenados sacerdotes, cosa que es muy diferente. En segundo lugar, no está demostrado que el celibato no sea de derecho divino. Es más: celibato, en la mentalidad más antigua y tradicional, equivale a continencia. De lo que se deduce que, aun cuando en la Iglesia primitiva se ordenase a uiri probati (hombres casados), éstos después de la ordenación no podían usar ya del matrimonio. Es lo que se desprende del principio enunciado por Uguccio de Pisa (comentador del Decreto de Graciano), según el cual los clérigos deben observar continencia “in non contrahendo matrimonio et in non utendo contracto” (no contrayendo matrimonio y no usando el contraído). Aquí está la clave de la cuestión. De ella se desprende que la práctica más tradicional es la latina, siendo la oriental un abuso nacido de una mala interpretación del Concilio de Nicea y tolerado ad maiora mala uitanda.



    Es cuanto expone el cardenal Alfons Maria Stickler (1910-2007), prefecto emérito de la Biblioteca Apostólica Vaticana y del Archivo Secreto Vaticano, en su valioso ensayo Il celibato ecclesiastico. La sua storia e i suoi fondamenti teologici (El celibato eclesiástico. Su historia y sus fundamentos teológicos), publicado en 1994 por la Libreria Editrice Vaticana. Hemos querido ofrecer a nuestros lectores la traducción española de esta obra imprescindible debida al Servei de documentació de la parroquia barcelonesa de Montealegre. El texto pueden encontrarlo en la columna de la derecha de este blog, clicando sobre la imagen con la portada de la edición italiana, debajo del retrato del cardenal Stickler. Por otra parte, hemos traducido un interesantísimo artículo del sociólogo de la religión italiano Massimo Introvigne (foto abajo), aparecido en la edición digital de hoy del diario Avvenire. En él su autor trata precisamente del candente asunto de los últimos escándalos sexuales relativos a menores y proporciona un magnífico alegato contra las pretensiones de hacer responsable al celibato de las desviaciones de miembros del clero católico. Agradecemos a Sandro Magister por señalar dicho artículo en su blog Settimo Cielo.



    ¿Qué se esconde detrás de los escándalos?


    Massimo Introvigne


    Vuelve a hablarse de sacerdotes pedófilos, con voces acusatorias que se refieren insistentemente a Alemania y tentativas de involucrar a personas cercanas al Papa. Creo que la sociología tiene mucho que decir al respecto y no debería callarse por miedo de crear algún descontento. La actual polémica sobre los sacerdotes pedófilos –considerada desde el punto de vista del sociólogo– representa un ejemplo típico de «pánico moral». Este concepto nació en los años Setenta para explicar cómo algunos problemas son objeto de una «hiperconstrucción social».

    Más precisamente los «pánicos morales» han sido definidos como problemas socialmente construidos y caracterizados por una amplificación sistemática de los datos reales, sea en la representación mediática que en la discusión política. Se ha mencionado otras dos características como típicas de los «pánicos morales». En primer lugar, problemas sociales que existen desde hace décadas son reconstruidos en las narrativas mediáticas y políticas como si fueran «nuevos», o como objeto de un presunto y dramático incremento recientemente. En segundo lugar, su incidencia es exagerada por estadísticas folklóricas que, aunque no están confirmadas por estudios serios, son repetidas de un medio desde comunicación a otro, pudiendo así inspirar campañas mediáticas persistentes.

    Philip Jenkins ha subrayado el papel que, en la creación y gestión de estos pánicos, desempeñan los «empresarios morales», cuyos propósitos no siempre están claros. Los «pánicos morales» no hacen bien a nadie. Distorsionan la percepción de los problemas y comprometen la eficacia de las medidas que deberían resolverlos. A un mal análisis no puede sino seguir una mala intervención. Hablemos claro: los «pánicos morales» tienen en sus inicios condiciones objetivas y peligros reales. No inventan la existencia de un problema, pero exageran sus dimensiones estadísticas. En una serie de valiosos estudios el mismo Jenkins ha mostrado cómo la cuestión de los sacerdotes pedófilos es quizás ejemplo más típico de un «pánico moral». En él se hallan presentes, en efecto, los dos elementos característicos: un dato real como punto de partida y una exageración de este dato por obra de ambiguos «empresarios morales».

    Comencemos por el dato real. Existen sacerdotes pedófilo, Algunos casos son al mismo tiempo estremecedores y repugnantes, y han llevado a la condena definitiva de sus autores, que en ningún momento se han declarado inocentes. Estos casos –en los Estados Unidos, Irlanda, Australia– explican las severas palabras del Papa y su pedido de perdón a las víctimas. Aun cuando los casos fueran sólo dos –por desgracia son muchos más– serían siempre demasiados. Pero desde el momento que pedir perdón –aunque sea cosa noble y oportuna– no basta, sino que es necesario evitar que los casos se repitan, no es indiferente saber si éstos son dos, doscientos o veinte mil. Y tampoco es irrelevante saber si el número de casos es mayor o menor entre sacerdotes y religiosos católicos que en otras categorías de personas. Los sociólogos a menudo son acusados de trabajar fríamente sobre cifras, pero no se olvide que en este asunto detrás de cada número hay un caso humano.

    Las cifras, aunque no sean suficientes, son necesarias. Son el presupuesto de todo análisis adecuado. Para entender cómo de un dato trágicamente real se ha pasado a un «pánico moral» es, pues, necesario preguntarse cuántos son los sacerdotes pedófilos. Los datos más completos han sido recogidos en los Estados Unidos, donde en el año 2004 la Conferencia Episcopal encargó un estudio independiente al John Jay College of Criminal Justice de la City University de Nueva York, che no es una universidad católica y es reconocida unánimemente como la más autorizada institución académica de los Estados Unidos en materia de criminología.

    Este estudio nos dice que, entre 1950 y 2002, 4.392 sacerdotes estadounidenses (sobre más de 109.000) fueron acusados de relaciones sexuales con menores. De éstos poco más de un centenar fueron condenados por tribunales civiles. El bajo número de condenas por parte del Estado depende de diferentes factores. En algunos casos las verdaderas o presuntas víctimas habían denunciado a sacerdotes ya difuntos, o se habían agotado los plazos de prescripción. En otros, a la acusación y la condena canónica no correspondía la violación de la ley civil: es el caso, por ejemplo, en varios Estados norteamericanos, de un sacerdote que hubiera mantenido una relación consentida con una o también con un menor de más de 16 años.

    Pero existen también muchos casos clamorosos de sacerdotes inocentes acusados. Estos casos incluso se multiplicaron en los años Noventa, cuando algunos bufetes legales descubrieron que podían arrancar compensaciones millonarias en base hasta de simples sospechas. Los llamados a la «tolerancia cero» están justificados, pero tampoco debería haber ninguna tolerancia para los que calumnian a sacerdotes inocentes. Añado que para los Estados Unidos las cifras no cambiarían significativamente en el período 2002-2010, pues ya el estudio del John Jay College señalaba el «declive notabilísimo» de los casos a comienzos de los años 2000.

    Ha habido pocas acusaciones nuevas y poquísimas condenas a causa de las medidas rigurosas introducidas tanto por los obispos estadounidenses como por la Santa Sede. ¿Afirma acaso el estudio del John Jay College, come a menudo se lee, que el 4% de los sacerdotes norteamericanos son «pedófilos»? De ningún modo. De acuerdo con esa investigación el 78,2% de las acusaciones se refiere a menores que han alcanzado la pubertad. Tener relaciones sexuales con una chica de diecisiete años no es ciertamente algo encomiable, mucho menos para un sacerdote, pero no es pedofilia. Por lo tanto, los sacerdotes acusados de verdadera pedofilia en los Estados Unidos son 958 en 52 años, unos 18 al año.

    Las condenas fueron 54, prácticamente una al año. El número de condenas penales de sacerdotes y religiosos en otros países es similar al de los Estados Unidos, aunque para ninguno de ellos se dispone de un estudio completo como el del John Jay College. Frecuentemente se citan una serie de informes gubernamentales en Irlanda, que definen como «endémica» la presencia de abusos en los colegios y en los orfanatos (masculinos) gestionados por algunas diócesis y órdenes religiosas. No hay dudas de que en tales instituciones haya habido casos –incluso muy graves–i de abusos sexuales sobre menores en ese país. El examen sistemático de esos informes muestra, en cualquier caso, que muchas de las acusaciones se refieren al uso de medios de corrección excesivos o violentos. El llamado Informe Ryan de 2009 –que emplea un lenguaje muy duro respecto a la Iglesia Católica– reporta, sobre 25.000 alumnos de colegios, reformatorios y orfanatos durante el período que examina, 253 acusaciones de abusos sexuales sobre chicos y 128 sobre chicas, no todos atribuidos a sacerdotes, religiosos o religiosas, de diferente naturaleza y gravedad, raramente referidos a niños prepúberes. Dichas acusaciones raramente han desembocado en condenas.



    Quien escandalizare a uno de estos pequeños,
    ¡más le valdría no haber nacido!


    Las polémicas de estas últimas semanas que tienen que ver con situaciones surgidas en Alemania y Austria muestran una característica típica de los «pánicos morales»: se presentan como «nuevos» hechos que se remontan a hace muchos años, en algunos casos hasta de más de treinta años, y en parte ya conocidos. El hecho de que –con particular insistencia en lo que toca al área geográfica bávara, de la que es natural el Papa– sean presentados en la primera plana de los diarios acontecimientos de los años Ochenta como si hubieran tenido lugar ayer mismo, y nazcan de ellos capciosas polémicas en forma de ataque concéntrico, que cada día anuncia en estilo sensacionalista nuevos «descubrimientos», muestra bien cómo el «pánico moral» es promovido por «empresarios morales» de manera organizada y sistemática.

    El caso que –como han titulado algunos periódicos– «involucra al Papa» es, a su manera, de libro. Se refiere a un episodio en el que un sacerdote de Essen, culpable de abusos, fue acogido en la Archidiócesis de Münich y Frisinga, de la cual fue ordinario el actual Pontífice, remontándose el asunto a 1980. El caso salió a la luz en 1985 y fue juzgado por un tribunal alemán en 1986, llegándose a establecer que la decisión de acoger en la Archidiócesis al sacerdote en cuestión no había sido tomada por el cardenal Ratzinger, que ni siquiera sabía de ella, lo cual no es extraño en una gran diócesis con una compleja burocracia.

    Debería preguntarse uno por qué en estos momentos un diario alemán decide exhumar el caso y llevarlo a primara plana 24 años después de la sentencia. Una pregunta desagradable –porque simplemente el plantearla parece que es como ponerse a la defensiva y no consuela a las víctimas– pero importante consiste en si ser sacerdote católico es una condición que comporta un riesgo de convertirse en pedófilo o de abusar sexualmente de menores –ambas cosas que, como se ha visto, no coinciden, ya que quien abusa de una persona de dieciséis años no es un pedófilo– más elevado respecto al resto de la población.

    Responder a esta pregunta es fundamental para descubrir las causas del fenómeno y, por lo tanto, poder prevenirlo. De acuerdo con los estudios de Jenkins, si se compara la Iglesia Católica de los Estados Unidos con las principales denominaciones protestantes se descubre que la presencia de pedófilos es –según las denominaciones– de dos a diez veces más alta entre los pastores protestantes respecto a los sacerdotes católicos. La cuestión es importante porque muestra que el problema no es el celibato: los pastores protestantes, en su mayor parte, son casados. En el mismo período en el que un centenar de sacerdotes norteamericanos era condenado por abusos sexuales a menores, el número de profesores de gimnasia y entrenadores de equipos deportivos juveniles –también éstos casados en su gran mayoría– juzgado culpable del mismo delito por los tribunales estadounidenses rozaba los seis mil.

    Los ejemplos podrían continuar, y no sólo en los Estados Unidos. Sobre todo, ateniéndonos a los informes periódicos del gobierno norteamericano, cerca de dos tercios de las molestias sexuales a menores no provienen de extraños o de educadores –incluyendo sacerdotes y pastores– sino de familiares: padrastros, tíos, primos, hermanos y, desgraciadamente, también padres. Datos semejantes existen para muchos otros países. Aunque sea políticamente incorrecto decirlo, hay un dato que es bastante más significativo: más del 80% de los pedófilos son homosexuales, es decir, varones que abusan de otros varones. Y –citando una vez más a Jenkins– más del 90% de los sacerdotes católicos condenados por abusos sexuales a menores y pedofilia es homosexual. Si en la Iglesia Católica puede haber habido efectivamente un problema, éste no tiene nada que ver con el celibato sino con una cierta tolerancia de la homosexualidad, en especial en los seminarios en los años Setenta, cuando fue ordenada la gran mayoría de sacerdotes más tarde condenados por tales abusos. Es un problema que Benedicto XVI está corrigiendo enérgicamente.

    En términos más generales, el retorno a la moral, a la disciplina ascética, a la meditación sobre la verdadera y gran naturaleza del sacerdocio, constituyen el antídoto último a la auténtica tragedia que es la pedofilia. También para esto debe servir al Año Sacerdotal. Respecto a 2006 –cuando la BBC emitió el documental-basura sobre el parlamentario irlandés y activista homosexual Colm O’Gorman– y a 2007 –cuando Santoro propuso la versión italiana en el programa Annozero de Raidue– non hay, en realidad, nada nuevo, excepto la creciente severidad y vigilancia de la Iglesia.

    Los casos dolorosos de los que más se habla en estas semanas no son siempre inventados, pero se remontan a veinte o incluso a treinta años hace. Tal vez sí hay alguna novedad. ¿Para qué exhumar en 2010 casos antiguos o muy a menudo ya conocidos al ritmo de uno por día, atacando cada vez más directamente al Papa –ataque, por lo demás, paradójico si se considera la enorme severidad del cardenal Ratzinger antes y de Benedicto XVI después sobre este tema? Los «empresarios morales» que organizan el pánico tienen una agenda que se da a conocer cada vez más claramente y que no está realmente centrada en la protección de los niños. La lectura de ciertos artículos nos muestra cómo lobbies muy poderosos pretenden descalificar preventivamente la voz de la Iglesia con la acusación más infamante y hoy, por desgracia, también más fácil: la de favorecer o tolerar la pedofilia.




    Última edición por Hyeronimus; 25/03/2010 a las 00:33

  14. #14
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Mi casa, territorio del Estado Carlista de España.
    Mensajes
    8,480
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    "Aunque la casa se queme, el humo que no salga fuera", qué verdad encierra este aforismo, pero cuando se trata de una institución pública, internacional y de tan larguísima existencia y tradición como es la Iglesia Católica, todo vale.

    Estos pederastas, me niego a llamarlos curas por mucho alzacuellos hayan usado, no sólo hacen daño a sus víctimas, también sus actos son una carga de profundidad contra la Santa Madre. Y olvidamos que todos los bautizados que de un modo u otro no hemos apostatado, somos Iglesia y somos corresponsables de los muchos acontecimientos, fastos y nefastos, que en su seno se dan. No hay celibato como causalidad que justifique actos tan repugnantes como los denunciados, pero tampoco hemos de admitir la verborrea que se desata entre aquellos enemigos declarados que aprovechan cualquier situación por insignificante que sea, para arrojar paletadas de sus propios excrementos personales.

    Que lo problemas internos que aquejan a la jerarquía son numerosos, es algo manifiesto; que las causas parecen nacer del CVII, es algo evidente, aunque éste no fue sino "vocero" de situaciones que ya pre-existían en algunos temas, también es evidente. Pero la Iglesia ha pasado de detentar poderes terrenales en un pasado a burocratizarse en la actualidad y, ¡qué curiosamente! en ambas situaciones lo que se hace es imitar al Estado, o se llega a ello por imposición del mismo.

    Y ya sabemos que la burocracia es espesa, lenta, pastosa, ello unido a que haya habido algunos que han preferido mirar para otro lado, en vez de actuar inmediatamente para sajar el problema, es lo que ha permitido una sobredimensión de un problema que no debería haberse producido nunca.

    Sin embargo, y como no podía ser menos, los vociferantes de la calumnia y la mentira no han tardado nada en cumplir sobradamente con su rol de pajarracos negros, de grajos sociales, mientras se rasgan las vestiduras, cuales contemporáneos fariseos de quinta categoría. Son esos mismos que justifican el GENOCIDIO del ABORTO y aplauden la CULTURA DE LA MUERTE, tal y como indiqué en el anterior mensaje.

    Se da pábulo a que haya plumíferos como una tal Maruja Torres que en ese panfleto mañanero llamado "El País" se despache a gusto contra Benedicto XVI y, como no podía ser menos, contra la Iglesia Católica entera.

    Acusa con su puerco dedo a BXVI de no condenar a estos "no-curas" pederastas y le exige que emplee unos pasajes evangélicos, lo cuales curiosamente son precisamente los que ha usado BXVI en su escrito público de denuncia, condena y repudio, de esta barbarie. O sea, que la interfecta o no se ha enterado, o no entiende ni jota de lo que escribe. Además, se indigna de que estos tíos sean maricones, pero no lo hace con la mariconería generalizada de esta sociedad, la cual incluye pederastia hasta extremos nauseabundos.

    Y es que esta gente no sólo parece que masca garbanzos duros cuando habla, es que las neuronas les chirrían por ausencia de lubrificante cuando piensan. Y así la "personaja", en términos bibianistas afirma en su relleno paisatarra (¿cuánto le pagarán por escupir?) "Al Papa le tengo ganas". No se imagina ella la inmensa preocupación que le produce esto a BXVI, pero también es incapaz de imaginar las ganas que el Demonio le tiene a ella.

    Y es que a mi, como católico, me encantaría que toda esta lacra de parásitos escribiesen y hablasen de toda esa legión de personas que anónimamente sólo saben hacer el Bien a diario, sacrificándose por los demás sin pedir nada ni preguntar a nadie qué es, de dónde viene, qué piensa u opina, si es santo o pecador contumaz.

    Miles de personas que a diario y en todo el mundo llevan a cabo labores impagables y a quienes no se les da ni las gracias. Se habla. se aplaude, se exhibe como en el circo, lo que hacen las oenegés laicas de cualquier clase con tal de que salven de morir ahogado a un perrillo, pero esta chusma silencia la labor diaria de miles de católicos que trabajan en nombre de Dios, de Cristo, de la Santísima Virgen María y de la Santa Madre Iglesia Católica Apostólica y Romana.

    No obstante, debemos ser enormemente misericordiosos pues el idiota, cuando se le señala el problema, lo único que hace es mirar el dedo, y este país de nuestras entretelas está invadido de imbéciles de baba.
    Última edición por Valmadian; 25/03/2010 a las 15:08
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  15. #15
    Avatar de Mefistofeles
    Mefistofeles está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    01 oct, 09
    Mensajes
    923
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    Buen artículo del señor Pio Moa, que se relaciona de forma indirecta con el tema a tratar.

    ¿Son pederastas los lectores de El País?

    Si, como es obvio, esa gente carece de argumentos contra la pedofilia, ¿por qué da tan enorme publicidad –una campaña internacional en toda regla– al caso de curas pederastas? Ningún secreto: simplemente ven en ello un modo de perjudicar a la Iglesia.

    Me hacen llegar algunas reacciones "progres" a un comentario de mi blog sobre la hipócrita campaña de El País, y no sólo de este periódico, sobre los curas pederastas. Un problema muy difundido en España, incluso entre gente a la que se supone culta, es la deficiente comprensión lectora, que ronda a veces el analfabetismo funcional, y así, muchos me achacan –ya son ganas y ellos sabrán por qué– la afirmación de que los progres en general, y los lectores del citado medio en particular, son pederastas.
    En realidad he escrito que, sean esas personas lo que sean, su ideología carece por completo de argumentos contra la pederastia. Del mismo modo que los seguidores de la demagogia del lobby rosa no son todos homosexuales, ni mucho menos; ni las partidarias del aborto como un supuesto derecho abortan siempre. Pero lógicamente, y por razón de su forma de pensar, habrá entre los lectores y seguidores de El País muchos más pedófilos que dentro de la Iglesia, una de cuyas tradiciones es la condena y oposición a tales prácticas. Hay otra razón, además, por la que la pedofilia cuenta con un campo abonado en medios progres y ultralaicistas: la "alianza de civilizaciones". Pues en otras civilizaciones tales prácticas han sido y siguen siendo vistas –¿cómo decirlo?– con mucha más "naturalidad" que en la tradición cristiana. Con la misma naturalidad estimulada por El País para cosas más o menos similares.
    Decía también que, si bien El País sirve en cierto modo a la noticia periodística (destaca lo anormal –que el hombre muerda al perro y no a la inversa– sobre la mucho más habitual pedofilia en los ambientes progres), hace un flaco favor a los suyos, porque la extensión actual de la pederastia entre religiosos, mayor que antaño, procede de actitudes típicamente progresistas fomentadas en diversos medios de la Iglesia a raíz del concilio Vaticano II y ligadas a una gran tolerancia hacia la homosexualidad: la pederastia entre religiosos (y no religiosos) suele ser homosexual. Así, parece que el entusiasmo del New York Times, otro abanderado de esta campaña, disminuyó un tanto cuando comenzó a aflorar el dato de la homosexualidad: ya se sabe que esta prensa cultiva el "orgullo gay", la presunción de que esta forma de sexualidad es tan correcta como la normal, y trata de imponer un tabú a cualquier discrepancia. Su progresismo todavía no ha llegado a justificar las prácticas sexuales de adultos con niños, pero está sólo a un paso de ello, de crear un nuevo "orgullo".
    Claro que si, como es obvio, esa gente carece de argumentos contra la pedofilia, como si hace falta ya explicaré, ¿por qué da tan enorme publicidad –una campaña internacional en toda regla– al caso de curas pederastas? Ningún secreto: simplemente ven en ello un modo de perjudicar a la Iglesia católica y a la religión cristiana en general. Y a tan noble fin, que ya ha causado, no hace tanto, algunas de las más sangrientas y sádicas persecuciones religiosas que recuerda la historia, todo vale. No encontrarán ustedes un solo progre que haya expresado un sentimiento genuino por la matanza de clérigos en la guerra de España, o las que se siguen perpetrando contra cristianos en diversos países, y que apenas son noticia para estos campeones de la manipulación informativa.
    TU REGERE IMPERIO FLUCTUS HISPANE MEMENTO

    El Rincón de Don Rodrigo

  16. #16
    Avatar de Liga Santa
    Liga Santa está desconectado Santa Unión Católica
    Fecha de ingreso
    04 ene, 10
    Ubicación
    Frente a las murallas de Arras.
    Mensajes
    926
    Post Thanks / Like

    Cool Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    ¡Hoy sale otro caso de pederastia! dentro de Iglesia Católica, pero esta vez con más "inri" si cabe, ya que el insurrecto esta vez pertenecía a la diocesis que capitaneaba nuestro actual "Pope" de "San Pietro", el "Panzer", y este, conocedor del tema no hizo nada por desmantelar el tema y catigar al "insurrecto" pecador en su momento.

    Creo que todo esto se escribe con sangre y fuego allá arriba, y que todos estos, los pecadores y sus perdonadores impasibles pagarán con justo castigo sus fechorías.


    Última edición por Liga Santa; 25/03/2010 a las 16:33

    Mi honor, la lealtad,

    mi fuerza, la voluntad,
    mi fe, la catolicidad,
    mi lucha, la hispanidad,
    mi bandera, la libertad,
    mi arma, la verdad,
    mi grito... ¡despertad!
    mi lema... ¡¡Conquistad!!

  17. #17
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Mi casa, territorio del Estado Carlista de España.
    Mensajes
    8,480
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    Cita Iniciado por Liga Santa Ver mensaje
    ¡Hoy sale otro caso de pederastia! dentro de Iglesia Católica, pero esta vez con más "inri" si cabe, ya que el insurrecto esta vez pertenecía a la diocesis que capitaneaba nuestro actual "Pope" de "San Pietro", el "Panzer", y este, conocedor del tema no hizo nada por desmantelar el tema y catigar al "insurrecto" pecador en su momento.

    Creo que todo esto se escribe con sangre y fuego allá arriba, y que todos estos, los pecadores y sus perdonadores impasibles pagarán con justo castigo sus fechorías.



    No demos más carnaza a las hienas. Los hechos acontecieron entre 1950 y 1974 y el asunto llegó a la Comisión para la Doctrina de la Fe que entre 1981 y 2005 estuvo presidida por el entonces Cardenal Ratzinger, hoy Benedicto XVI. Por tanto, no es que no "desmantelara" el asunto, es que éste ya había finalizado, y tampoco "capitaneaba ninguna diócesis", lenguaje un tanto desafortunado. Las noticias de los medios ya salen suficientemente sesgadas como para que nosotros las sesguemos más todavía.

    También dicha noticia lanzada por el mass-media campeón de los maricones americanos, el New York Times, está ¿ilustrada? con una foto del pederasta tomada en 1960, vamos ayer mismo.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  18. #18
    Avatar de Liga Santa
    Liga Santa está desconectado Santa Unión Católica
    Fecha de ingreso
    04 ene, 10
    Ubicación
    Frente a las murallas de Arras.
    Mensajes
    926
    Post Thanks / Like

    Cool Respuesta: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    Cita Iniciado por Valmadian Ver mensaje
    No demos más carnaza a las hienas. Los hechos acontecieron entre 1950 y 1974 y el asunto llegó a la Comisión para la Doctrina de la Fe que entre 1981 y 2005 estuvo presidida por el entonces Cardenal Ratzinger, hoy Benedicto XVI. Por tanto, no es que no "desmantelara" el asunto, es que éste ya había finalizado, y tampoco "capitaneaba ninguna diócesis", lenguaje un tanto desafortunado. Las noticias de los medios ya salen suficientemente sesgadas como para que nosotros las sesguemos más todavía.
    También dicha noticia lanzada por el mass-media campeón de los maricones americanos, el New York Times, está ¿ilustrada? con una foto del pederasta tomada en 1960, vamos ayer mismo.

    Mi lenguaje apreciado camarada Valmadian ha sido de lo más comedido, en pettite comité (vamos lo que viene siendo entre amigos) hubiera sido otro, además no hay que santiguarse ante tales atropellos y ya esta, nuestro bien amado salvador cuando andubo entre nosotros uso un latigo contra los que ofendieron al Padre, y creo que esto ofende y mucho al "Gran Sabedor".

    Mi honor, la lealtad,

    mi fuerza, la voluntad,
    mi fe, la catolicidad,
    mi lucha, la hispanidad,
    mi bandera, la libertad,
    mi arma, la verdad,
    mi grito... ¡despertad!
    mi lema... ¡¡Conquistad!!

  19. #19
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    Clima artificial de pánico moral; por Rafael Navarro-Valls, Catedrático de Derecho Eclesiástico de la Universidad Complutense de Madrid y Director de la Revista General de Derecho Canónico y Derecho Eclesiástico del Estado de Iustel (RI §1041034)

    23/03/2010 El día 22 de marzo de 2010 se publicó, en el diario El Mundo, un artículo de Rafael Navarro-Valls en el cual el autor opina que se está generando un clima artificial de “pánico moral”, al que no es ajeno cierta pandemia mediática o literaria centrada en las “desviaciones sexuales del clero”, convertidas en una suerte de pantano moral. Trascribimos íntegramente dicho artículo.


    CLIMA ARTIFICIAL DE PÁNICO MORAL
    Un tribunal de la Haya decidió en julio de 2006 que el partido pedófilo Diversidad, Libertad y Amor Fraternal ( PNVD, siglas holandesas), “ no puede ser prohibido, ya que tiene el mismo derecho a existir que cualquier otra formación”. Los objetivos de este partido político eran: reducir la edad de consentimiento (12 años) para mantener relaciones sexuales, legalizar la pornografía infantil, respaldar la emisión de porno duro en horario diurno de televisión y autorizar la zoofilia. El partido acaba de disolverse esta misma semana. Al parecer, ha contribuido decisivamente la “dura campaña” lanzada desde todos los frentes, internet incluido, por el sacerdote católico F.Di Noto, implacable en la lucha contra la pedofilia.
    Esta buena noticia - cuyo protagonista es un sacerdote católico - coincide con otra mala, protagonizada también por sacerdotes de esta confesión. Me refiero a la tempestad mediática desatada por abusos sexuales de algunos clérigos sobre menores de edad. Estos son los datos: 3.000 casos de sacerdotes diocesanos involucrados en delitos cometidos en los últimos cincuenta años, aunque no todos declarados culpables por sentencia condenatoria. Según Charles J. Sicluna - algo así como el fiscal general del organismo de la Santa Sede encargado de estos delitos - : “ el 60% de estos casos son de ‘efebofilia’, o sea de atracción sexual por adolescentes del mismo sexo; el 30% son de relaciones heterosexuales, y el 10%, de actos de pederastia verdadera y propia, esto es, por atracción sexual hacia niños impúberes. Estos últimos, son unos trescientos. Son siempre demasiados, pero hay que reconocer que el fenómeno no está tan difundido como se dice”.
    Efectivamente, si se tiene en cuenta que hoy existen unos 500.000 sacerdotes diocesanos y religiosos, esos datos -sin dejar de ser tristes, - suponen un tanto por ciento no superior al 0.6%. El trabajo científico más sólido que conozco de autor no católico es el del profesor Philip Jenkins, Pedophiles and Priest, Anatomy of a Contemporary Crisis ( Oxford University Press). Su tesis es que la proporción de clérigos con problemas de desorden sexual es menor en la Iglesia Católica que en otras confesiones. Y, sobre todo, mucho menor que en otros modelos institucionales de convivencia organizada. Si en la Iglesia Católica pueden ahora resaltar más - y antes- es por la centralización eclesiástica de Roma, que permite recoger información, contabilizar y conocer los problemas con más inmediatez que en otras instituciones y organizaciones, confesionales o no. Hay dos ejemplos recientes que confirman los análisis de Jenkins. Los datos que acaban de facilitar las autoridades austríacas indican que, en un mismo período de tiempo, los casos de abusos sexuales señalados en instituciones vinculadas a la Iglesia han sido 17, mientras que en otros ambientes eran 510. Según un informe publicado por Luigi Accatoli ( un clásico del Corriere della Sera), de los 210.000 casos de abusos sexuales registrados en Alemania desde 1995, solamente 94 corresponden a personas e instituciones de la Iglesia católica. Eso supone un 0,045%.
    Me da la impresión de que se está generando un clima artificial de “pánico moral”, al que no es ajeno cierta pandemia mediática o literaria centrada en las “desviaciones sexuales del clero”, convertidas en una suerte de pantano moral. Nada nuevo, por otra parte, pero que ahora alcanza cotas desproporcionadas, al conocerse hace unos días los casos ocurridos en Alemania, Austria y Holanda. La campaña recuerda las leyendas negras sobre el tema en la Europa Medieval, la Inglaterra de los Tudor, la Francia revolucionaria o la Alemania nacional-socialista. Coincido con Jenkins cuando observa : “ el poder propagandístico permanente de la cuestión pedófila fue uno de los medios de propaganda y acoso utilizados por los políticos, en su intento de romper el poder de la Iglesia católica alemana, especialmente en el ámbito de la educación y servicios sociales”. Himmler charged that "not one crime is lacking from perjury through incest to sexual murder," offering the sinister comment that no one really knows what is going on "behind the walls of monasteries and in the ranks of the Roman brotherhood." Esta idea es ilustrativa, si se piensa en aquel comentario de Himmler : “ nadie sabe muy bien lo que ocurre tras los muros de los monasterios y en las filas de la comunidad de Roma…" Hoy también se mezcla la información de datos y hechos con insinuaciones y equívocos provocados. Al final, la impresión es que la única culpable de esa triste situación es la Iglesia católica y su moral sexual
    Dicho esto, es evidente que el problema tiene la gravedad suficiente para abordarlo sin oblicuidades. Vayamos a sus causas. Debo reconocer que me llamó la atención el énfasis que Benedicto XVI puso en la reiterada condena de estos abusos en su viaje a Estados Unidos. Los analistas esperaban, desde luego, alguna referencia al tema. Pero sorprendió que por cuatro veces aludiera a estos escándalos. Y es que, en realidad, esta cuestión hunde sus raíces en los años sesenta y setenta, pero estalla a principios del nuevo milenio con sus repercusiones patrimoniales y de reparación para las víctimas. Algo, pensaba yo, que pertenece al pasado. A un pasado que coincidió con la llamarada de la revolución sexual de los sesenta. Por entonces se descubrió, entre otras filias y fobias, la “novedad” de la pedofilia, apuntando, entre otros objetivos, a la demolición de las “murallas” levantadas para impedir el contacto erótico entre adultos y menores. ¿Quién no recuerda - en torno a aquellos años - a Mrs Robinson y a Lolita…? Si se hurga un poco comprobaremos que algunos de los más inflexibles “moralistas” actuales, fueron apóstoles activos de la liberación sexual de los sesenta/setenta
    Esta revolución ha marcado a una cultura y a su época, dejando una profunda huella, que contagió también a ciertos ambientes clericales. Así, algunas Universidades católicas de América y Europa desarrollaron enseñanzas con una concepción equívoca de la sexualidad humana y de la teología moral. Al igual que toda una generación, algunos de los seminaristas no fueron inmunes y actuaron luego de modo indigno. Contra esa podredumbre se enfrentó decididamente Juan Pablo II, cancelando el permiso de enseñar en esas Universidades a algunos docentes, entre ellos a Charles Curran, exponente cualificado de aquella corriente.
    Benedicto XVI, no obstante las raíces antiguas del problema, decidió actuar con tolerancia cero en algo que mancha el honor del sacerdocio y la integridad de las víctimas. De ahí sus reiteradas referencias al tema en Estados Unidos y su rápida reacción convocando a Roma a los responsables, cuando el problema estalló en algunas diócesis irlandesas. De hecho acaba de hacerse pública una dura carta a la Iglesia en Irlanda donde el Papa viene a llamar “traidores” a los culpables de los abusos y anuncia, entre otras medidas, una rigurosa inspección en diócesis, seminarios y organizaciones religiosas. Resulta sarcástico el intento de involucrarle ahora en escándalos sexuales de algún sacerdote de la diócesis que regentó hace años el arzobispo Ratzinger. Sobre todo si se piensa que fue precisamente el cardenal Ratzinger quien, como prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, firmó el 18 de mayo de 2001 la circular De delictis gravioribus' (“crímenes más graves”) con duras medidas ejecutivas contra esos comportamientos. El propio hecho de reservar a la Santa Sede juzgar los casos de pedofilia (junto con los atentados contra los sacramentos de la Eucaristía y la Confesión) subraya la gravedad que les confiere, así como el propósito de que el juicio no aparezca “condicionado” por otras instancias locales, potencialmente más influenciables.
    Desde luego, en todas partes cuecen habas. Nigel Hamilton ha escrito sobre la presidencia de EE.UU: “En la Casa Blanca hemos tenido a violadores, mariposones, y, para decirlo suavemente, personas con preferencias sexuales poco habituales. Hemos tenido asesinos, esclavistas, estafadores, alcohólicos, ludópatas y adictos de todo tipo. Cuando un amigo le preguntó al presidente Kennedy por qué permitía que su lujuria interfiriese en la seguridad nacional, respondió: "No puedo evitarlo".
    Ante el problema, la Iglesia es una de las pocas instituciones que no ha cerrado las ventanas ni atrancado las puertas hasta que pase la tormenta. No se ha acurrucado en sí misma “hasta que los bárbaros se retiren a los bosques”. Ha plantado cara al problema, ha endurecido su legislación, ha pedido perdón a las víctimas, las ha indemnizado y se ha tornado implacable con los agresores. Denunciemos los errores, desde luego, pero seamos justos con quienes sí quieren -a diferencia de Kennedy- evitarlos.


    FUENTE: http://www.iustel.com/v2/diario_del_derecho/noticia.asp?ref_iustel=1041034


  20. #20
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Los abusos contra menores de Irlanda fueron cometidos por la Iglesia post

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    El cura católico que abusa de niños es un TRAIDOR y merece que sobre él caiga toda la indignación de los católicos, pero si de los casos de pederastia en ámbitos católicos nos enteramos, ¿nos enteramos lo mismo cuando pasa en otras comunidades religiosas?

    Creo que el artículo referido más arriba por Hyeronimus sobre los abusos sexuales de la comunidad judía ortodoxa de Brooklyn habla por sí mismo. Si bien es cierto que hay casos que tienen que ser denunciados y castigados, en la Iglesia Católica no hay tantos como en otros ámbitos. Pensemos en los pederastas laicistas que incluso llegan a ministros en Francia.
    Última edición por tautalo; 25/03/2010 a las 19:45


Página 1 de 5 12345 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Santísima Trinidad, orgullo de la Armada española
    Por Hyeronimus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 18
    Último mensaje: 21/10/2016, 22:31
  2. Respuestas: 3
    Último mensaje: 03/04/2011, 16:51
  3. Lo Que Significa Navarra (1)
    Por rey_brigo en el foro Navarra
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 29/01/2009, 02:19
  4. Informe sobre la cuestión de Gibraltar
    Por Lo ferrer en el foro Gibraltar
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 19/06/2006, 19:09
  5. La Hélade en la Piel de Toro
    Por Ordóñez en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 16/09/2005, 17:16

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •