Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 3 de 3 PrimerPrimer 123
Resultados 41 al 49 de 49

Tema: 101 herejías de Juan Pablo II

  1. #41
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: 101 herejías de Juan Pablo II

    Cita Iniciado por txapius Ver mensaje
    Apoyo la moción...
    Si al final el tema no resulta útil lo moveré allí.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  2. #42
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: 101 herejías de Juan Pablo II

    Hay temas que por su propia naturaleza y contenidos nunca van a resultar útiles. Posiblemente, este sea uno de ellos y es que la división de opiniones y el surgimiento de corrientes dentro y alrededor de la Iglesia Católica ha sido una constante desde los primeros tiempos, eso si, hay que fijarse en el lado positivo, si no fuera la verdadera Iglesia, si no estuviera dotada de sobrenaturalidad, no habría sobrevivido.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  3. #43
    Avatar de CRISTIÁN YÁÑEZ DURÁN
    CRISTIÁN YÁÑEZ DURÁN está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 oct, 06
    Ubicación
    Santiago de la Nueva Extremadura
    Edad
    51
    Mensajes
    668
    Post Thanks / Like

    Re: 101 herejías de Juan Pablo II

    Estimado Valmadian:



    1.- “Yo tengo todo el derecho de vivir respecto a MI fe, porque ésta me ha sido otorgada por Dios. Otra cuestión es que MI fe esté inmersa en la FE que inspira toda la obra salvífica de Dios, lo que es muy diferente.”

    Si tu fe coincide con la Fe, entonces lo que dices es redundante. Lo correcto es decir “tengo todo el derecho a vivir conforme a la Fe.”

    La cita que haces no guarda ninguna relación con tu argumento.

    2.- Respecto de la Sagrada Escritura, la cita que haces es lo que siempre se enseña, respecto a que debe leerse primero el Nuevo antes que el Antiguo Testamento. Pero nada tiene que ver tu cita con el tema de qué es primero la Sagrada Escritura o la Tradición. Es claro que en la Iglesia siempre ha primado la Tradición. Los niños aprenden el Catecismo no citas de la Biblia como los protestantes.

    3.- Respecto de las citas de la Sagrada Escritura, insisto, sólo son válidas cuando lo haces en el mismo sentido que la Iglesia; por consiguiente debes especificarlo.



    LAUS DEO VIRGINIQUE MATRI

  4. #44
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "portador de valores eternos"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,785
    Post Thanks / Like

    Re: 101 herejías de Juan Pablo II

    Editado: alusiones personales no, sólo respuestas a lo que se dice.
    Última edición por Donoso; 10/12/2010 a las 18:54

  5. #45
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: 101 herejías de Juan Pablo II

    A partir de aquí, cuestiones personales: mensaje privado al aludido. Cuestiones fuera de tema: mensaje privado o nuevo tema.

    El que no demuestre estar estar a la altura de la seriedad que requiere la discusión, será borrado.

    No se admitirá nada en este hilo que no sea una respuesta bien hecha y estrictamente relacionada con el tema.
    Última edición por Donoso; 10/12/2010 a las 19:18
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  6. #46
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: 101 herejías de Juan Pablo II

    Cita Iniciado por CRISTIÁN YÁÑEZ DURÁN Ver mensaje


    Dios no te ha otorgado ninguna fe. Lo que has recibido de Él, mediante el bautismo, es la Fe Católica, una y la misma para todos.

    “Otra cuestión es que MI fe esté inmersa en la FE que inspira toda la obra salvífica de Dios, lo que es muy diferente.”


    La Escritura es parte de la Tradición. De hecho históricamente fue primero la Tradición, es por ella que sabemos el canon de la Sagrada Escritura.

    3.- “En cuanto a realizar citas de Las Escrituras, se pueden hacer todas las que se quieran, y sus respectivas contra-réplicas. "Quién cree en mi vivirá..."
    Una cosa es lo que puedes y otra, lo que debes. Para citar rectamente debes hacerlo siguiendo el sentido de “lo que ha sido creído siempre, por todos y en todas partes”. (San Vicente de Lerins). Pero no puedes interpretar libremente la Sagrada Escritura y al mismo tiempo obrar rectamente.




    EXURGE DOMINE ET JUDICA CAUSAM TUAM
    Estimado Cristián, este punto creo que está sobradamente contestado en mi mensaje nº 42, puedo ampliarlo bastante más, pero entiendo que se ha personalizado en exceso y no voy a seguir por ahí. Yo vivo la fe como católico, apostólico, romano gracias a Dios y ya tengo un padre espiritual, además de disponer de: Catecismo, manual de religión y moral, el Kempis (trad. de Juan de Nieremberg), devocionario de P. Remigio Vilariño, 7 ediciones diferentes de La Biblia, el Evangelio anual ininterrumpidamente desde 1998 de ed. EDIBESA (la 1ª ed. es de 1997) que se reparte en todas las parroquias al menos de Madrid, así como diversos textos de Filosofía, Teología y Moral católicas ( Santo Tomás de Aquino y el Descenso del Entendimiento por el Beato Raimundo LULIO; El Libro de la Vida de Teresa de Jesús; una selección de textos de la Suma Teológica, algunos libros sobre la Santísima Virgen María y algunas biografías de santos), digamos que no ando perdido. Aún así, es evidente que hay formas de entender las cosas de un modo diferente dentro de unos límites concretos y aquí no es el lugar adecuado para conversar sobre estas cuestiones.


    En cuanto a la Tradición tengo la impresión de que no hablamos exactamente de lo mismo:

    "Por divina Tradición se entiende todo aquello que no fue escrito por los autores inspirados, sino que nos fue transmitido de viva voz por los Apóstoles como cosa de fe. De la Tradición se sacan también las verdades que hay que creer, siendo éste un punto incontrovertible que nos separa de los protestantes...

    ...La Tradición se halla especialmente en el consentimiento de los Padres y Doctores, en los símbolos y decisiones de los Concilios y en la Liturgia."


    (BONATTO, Religión y Moral, varias veces citado. Cap., VII La Iglesia, pág., 85)

    Por último, no hago una libre interpretación de la Escritura, sino que busco demostrar que cada cita tiene una contra-cita, por lo que tu consejo sobre el recto uso de la misma vale para cualquiera. Lo que no acabo de entender es a qué te refieres con que a los niños católicos se les enseña el Catecismo, tal como se hizo conmigo siendo pequeño, y a los protestantes citas de La Biblia. Todos sabemos que cuando el niño llega aun cierto grado de madurez expresado como "uso de razón", es que está en condiciones de recibir la Eucaristía, y también de hacerse todas las preguntas que todo ser humano se hace. Ser miembro de la grey, ser "cordero u oveja" en el lenguaje de Nuestro Señor, no implica ¡balar!. Nuestro Creador y Padre es un Dios personal, además de trascendental, por ello, y porque tengo entendimiento es por lo que leo Las Escrituras y medito lo que dicen.

    En fin, este es un hilo paralelo al tema inicial y veo que, de seguir así, vamos a estar dando vueltas a lo mismo, digamos lo que digamos.

    Saludos en Xto.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  7. #47
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "portador de valores eternos"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,785
    Post Thanks / Like

    Re: 101 herejías de Juan Pablo II

    Editado: como ya he dicho, esto por mensaje privado. No hay excepciones. Y cuando digo "tema inútil" es precisamente si abundan mensajes como este. Si lo que querías era un copia-pega y que todo el mundo aplaudiera sin más, tienes una idea equivocada de lo que es un foro de debate o de la función pedagógica que queremos hacer desde esta página. Aquí hay estándares de calidad que hay que cumplir. Yáñez, Juan Vergara o Sydney Silveira son buenos ejemplos a seguir de cómo se hace un tema interesante.

    Cualquier aclaración por mensaje privado.
    Última edición por Donoso; 11/12/2010 a las 01:41

  8. #48
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,796
    Post Thanks / Like

    Re: 101 herejías de Juan Pablo II

    Deprisa, deprisa...


    Finalmente tendremos un beato súbito. Comparando con lo que costaba sacar adelante una causa de beatificación-canonización cuando las causas de los Santos se llevaban con más rigor, después de todo cinco años no son nada, tratándose de lo que se trata.

    Pero entiendo que lo que se trata es algo muy grave, porque beatificar/canonizar no es cuestión baladí. Aunque la ligereza con la que se reformó el procedimiento canónico por voluntad del nuevo próximo beato súbito haya rebajado tan notablemente las graves consideraciones que todo proceso de canonización debe (debería) tener.

    Por ejemplo, si el antiguo promotor fidei, esa figura temible conocida popularmente como "abogado del diablo", hubiera estado vigente, el proceso del beato súbito no hubiera durado ni un mes. O no se hubiera incoado, siquiera. Ahora que ya no hay abogados del diablo, se sabe (se prueba) que las causas de beatificación-canonización progresan adecuadamente, sin obstáculos casi. Si interviene el entusiasmo, como en este caso, la garantía de concluir el proceso en breve es una más que probabilidad.

    ¿Y los milagros etc.? Milagros etc. tienen otras causas, muy bien estudiados y contrastados. Pero son causas paradas, en stop, una situación que se dice, en términos canónicos, dilata sine die. Si no de derecho, sí de hecho. Por ejemplo, y sir más lejos, la causa del venerable Pio XII, detenida por el complejo/tráuma judío y la prudente consideración de que no es oportuna su conclusión. El resultado es ese estado quasi de letargo, latente, en que se ralentizan algunas causas hasta que les llega el momento oportuno. Como fue el caso del beato Pio IX, emparejado en la beatificación con Juan XXIII, para hacer pasar al uno por el otro, dada la antipatía que en algunos sectores políticos de Italia se le tenía al Papa antagonista (víctima) del Risorgimento.

    Es decir, que se escoje a quien se quiere y se prefiere una causa y no otra, pretiriendo a unos y promoviendo a otros. Todo sin faltar al orden canónico, sin prevaricar canónicamente, con toda justicia y rectitud. Sí. Pero seleccionando y ordenando las precedencias, urgiendo unas causas y dejando a su ritmo natural/sobrenatural otras. Qué duda cabe que, en este sentido, la causa del beato súbito ha sido una causa, más que urgente, urgida.

    ¿Y por qué esta urgencia? Yo creo que por evitar complicaciones ulteriores que la impedirían o - por lo menos - la demorarían considerablemente. Más de una vez he comentado que a Juan Pablo IIº o lo canonizan pronto, o no se canonizará. Se trata de una de esas figuras cuya impresión se modera considerablemente en cuanto se aleja uno del personaje y sus fuertes impresiones. Quiero decir, entre otras cosas, que es distinta la estampa del Papa animoso y entusiasta, desafiante y optimista, tenaz y sacrificado, al otro perfil de Juan Pablo IIº y su pontificado que se ha ido descubriendo desde el año 2005 hasta el presente. No refiero hechos porque ni me resulta agradable citarlos, ni lo juzgo necesario, suponiendo que el que lea esto sabrá a qué me puedo estar refiriendo. Correr un tupido velo es, muchas veces, una necesidad piadosa, que, sin embargo, no supone suspender el juicio crítico sobre las cosas y sus protagonistas.



    Absolutamente, sostengo que cinco años son insuficientes para ponderar un pontificado tan extenso y prolífico en acontecimentos y hechos como el de Juan Pablo II. Tanto más si se trata de emitir un juicio definitivo y terminante sobre el mismo, ya que eso es, en cierta manera, lo que supone beatificarle. Si con la persona van también sus hechos, me parece patente que ciertos actos del Papa Wojtyla son bastante cuestionables. Y algunos, como la aberración de Asís 1986, insostenibles.

    Recuerdo un libro titulado "La fabricación de los santos" de un tal Kenneth Woodward, del año 1990, más o menos; un periodista católico americano que escribió un reportaje divulgativo sobre el tema de las canonizaciones, bastante crítico, con algunas tesis poco católicas. Pero recogía interesantes testimonios de algunos de los más famosos y activos postuladores de causas de santos de aquellos años, ya en plena época de las poli-beatificaciones y canonizaciones juanpablistas. En uno de los capítulos en que se tocaba el particular de las canonizaciones de los Papas, el famoso padre Gumpel (uno de los postuladores de la Compañía de Jesús que, entre otras, defiende la causa de Pio XII) dice expresamente que - "...no deberíamos dar la impresión de que el papa (quiere decir todos los papas) es necesariamente un candidato a la santidad". A continuación, el periodista escritor comentaba lo dificil que va a ser librarse de esa impresión, hoy tan generalizada entre los católicos, dado el frenesí de gloria (dice él) que la presencia del Papa (sobre todo en sus viajes y encuentros multitudinarios) suscita entre los fieles.

    Qué duda cabe que el caso de Juan Pablo II y su súbita beatificación es un patente caso de esto último.

    Por supuesto, quede constancia de la obediente obsequiosidad con la que el que esto escribe acogerá/acatará al beato súbito (y al santo, si llega). Pero conste también que a los Santos en particular se les tiene devoción libre y concreta, sin obligación de encenderles velas a disgusto. Así que, supongo, al beato súbito le profesaré devoción global, sumaria, en el totum de la Communio Sanctorum.

    Y Dios proveerá.


    p.s. Por cierto, aquí dejo una breve impresión del tal Kenneth Woodward sobre el santo súbito original, en Abril del 2005.


    +T.

    EX ORBE

  9. #49
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,796
    Post Thanks / Like

    Re: 101 herejías de Juan Pablo II

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Juan Pablo II frente a León XIII y Pío XI

    Ortiz de Zárate

    Invitamos al lector a que primero lea las Encíclicas Satis Cognitum del Papa León XIII y la Mortalium Animos del Papa Pío XI. Luego, deje que estas presentaciones claras y precisas de la fe inmutable de la Iglesia Católica empapen su intelecto. A continuación, lea Ut Unum Sint de Juan Pablo II. ¡Santo cielo, qué diferencia!

    No puede haber ninguna duda de que tanto los Papas León XIII y Pío XI (y una lista de otros papas demasiado larga para citarlos aquí) se habrían extrañado cuando menos, de estos escritos de Juan Pablo II, porque les hubieran resultado incompatibles con la doctrina de la Santa Iglesia Católica.
    Una de dos: o los papas anteriores a Juan Pablo II estaban equivocados, y por lo tanto no fueron fieles a la Fe católica; o el equivocado fue Juan Pablo II, con las mismas terribles consecuencias. No hay término medio.
    Ut Unum Sint es una Encíclica bastante larga, entre otras razones, porque utiliza extensas explicaciones para convencer al lector de que las novedades que presenta están acordes con la Fe católica. Aquí vamos a referirnos sólo a algunas de esas novedades y analizar su catolicidad.
    La llamada a la unidad cristiana hecha con tanta vehemencia por el Concilio Ecuménico Vaticano II encuentra un eco cada vez más fuerte en el corazón de los creyentes, especialmente al aproximarse el año 2000; un año en que los cristianos celebrarán un Jubileo sacro: la conmemoración del Encarnación del Hijo de Dios, que se hizo hombre para salvar a la humanidad. El valiente testimonio de tantos mártires de nuestro siglo, entre ellos miembros de las Iglesias y Comunidades eclesiales que no están en plena comunión con la Iglesia católica, proporciona un nuevo impulso a la llamada conciliar y nos recuerda nuestro deber de acoger y poner en práctica su exhortación.
    Que un mártir de la fe pueda pertenecer a aquellos que rechazan a la Santa Madre Iglesia y, al hacerlo, rechazan a Cristo, su cabeza, es una afirmación absurda.
    Estos hermanos y hermanas nuestros, unidos en el ofrecimiento generoso de su vida por el Reino de Dios, son la prueba más poderosa de que se puede trascender y superar todo elemento de división mediante la entrega total de sí mismo por el bien del Evangelio.
    Esto es falso. Uno no puede ofrecer su vida por el Reino de Dios y, al mismo tiempo, hacerlo desde fuera de su Reino, la Santa Iglesia Católica.
    Los creyentes en Cristo, unidos en el seguimiento de las huellas de los mártires, no pueden permanecer divididos. Si quieren combatir verdadera y eficazmente la tendencia del mundo a anular el poder del Misterio de la Redención, deben profesar juntos la misma verdad sobre la Cruz. La Cruz! Los enemigos del Cristianismo pretenden minimizar la Cruz, para vaciarla de su significado, y para negar que en ella el hombre tiene la fuente de su nueva vida. Afirman que la Cruz no puede ofrecer ni perspectivas ni esperanza. El hombre, dicen, no es más que un ser terrenal que debe vivir como si Dios no existiera.
    Sin embargo, se puede objetar fácilmente que uno no puede profesar “la misma Cruz” sin claramente profesar también la misma Fe; es decir, la Santa Fe Católica.
    Es cierto que existen diferencias doctrinales que hay que resolver. No obstante, los cristianos no pueden infravalorar la carga que supone la desconfianza engendrada a los largo del pasado, así como los malentendidos mutuos y prejuicios. La complacencia, la indiferencia y el conocimiento insuficiente de los unos y otros han agravado a menudo esta situación. En consecuencia, el compromiso ecuménico debe basarse en la conversión de los corazones y en la oración, lo cual llevará incluso a la necesaria purificación de la memoria histórica.
    No se trata de sentimientos heridos debido a acontecimientos de los siglos anteriores. Se trata de que los herejes se niegan a abrazar la doctrina de la fe; doctrina que es bien conocida, sin confusión, por todos los que deseen conocerla.
    Lo que se necesita es una sosegada, lúcida y veraz visión de las cosas; una visión animada por la misericordia divina, capaz de liberar las mentes de las gentes y de inspirar en cada individuo una renovada disposición, precisamente con el fin de anunciar el Evangelio a los hombres y mujeres de cada pueblo y nación.
    Pero ¿de qué “renovada voluntad” se trata? A menos de que se trate de una voluntad por parte de los herejes de abrazar con fe la plenitud de la doctrina católica, la unidad, simplemente, no será posible.
    La voluntad de Dios es la unidad de toda la humanidad dividida . Por esta razón envió a su Hijo para que, muriendo y resucitando por nosotros, pudiera concedernos el Espíritu de amor. En la víspera de su sacrificio en la Cruz, Jesús mismo oró al Padre por sus discípulos y por todos los que creen en él, para que fueran uno, una comunión viviente. Esta es la razón de que exista no sólo el derecho sino también el deber de todo bautizado que forma parte del Cuerpo de Cristo de llevar adelante el plan de Dios: la plenitud de la reconciliación y la comunión.
    Me parece que Juan Pablo II cae en un error aquí. La unidad ya existe, y existe en la Iglesia católica. Como decimos en el Credo: Creo en la Iglesia, que es UNA, santa, católica y apostólica… Al decir que la Iglesia es Una, estamos diciendo que creemos que la Iglesia Católica fue fundada sobre la Roca, Pedro (cf. Mt 16: 18), y que está unida bajo el sucesor de Pedro, que es el Papa. Queremos decir, por tanto, que Cristo fundó una sola Iglesia. Y la Iglesia es Una porque tiene como origen y modelo la unidad de un solo Dios en la Trinidad de las Personas; como fundador y cabeza a Jesucristo, que restablece la unidad de todos los pueblos en un solo Cuerpo; como alma al Espíritu Santo que une a todos los fieles en la comunión en Cristo. La Iglesia tiene una sola fe, una sola vida sacramental, una única sucesión apostólica, una común esperanza y la misma caridad (CIC-C 161).
    La Iglesia no puede ser sino Una, porque así como hay un solo Cristo, no pueden haber varios cuerpos de Cristo, sino un solo Cuerpo Místico de Cristo, que es la Iglesia. También la Esposa de Cristo no puede ser sino una sola: su Iglesia. Juan Pablo II escribe como si se trata de una meta humana para la fabricación de alguna manera la unidad cuando en realidad se trata de un atributo divino de la Iglesia.
    La unidad no es un concepto numérico. Por lo tanto, el que quiere la unidad debe profesar con la Iglesia Católica la única fe, participar en los mismos sacramentos, bajo la autoridad de la cabeza visible de la Iglesia, el Papa. Esta es la enseñanza inmutable que se encuentra en Satis Cognitum y Mortalium Animos; sin embargo, San Juan Pablo II trata esta enseñanza como si fuera cosa del pasado y como si la unidad de la Iglesia fuera un objetivo a conseguir en un futuro más o menos próximo.
    Leamos, por contraposición, las palabras del Papa León XIII:
    La Iglesia de Cristo, por lo tanto, es una y la misma para siempre; aquellos que la dejan se apartan de la voluntad y el mandato de Cristo, el Señor –abandonando el camino de la salvación, entran en el de la perdición. Todo aquel que se separa de la Iglesia se une a una adúltera; se ha aislado a sí mismo cortando los lazos que le unían a las promesas de la Iglesia. Y el que sale de la Iglesia de Cristo no puede llegar a las recompensas de Cristo …. El que no hace caso de esta unidad no observa la ley de Dios, no tiene la fe del Padre y el Hijo y no se aferra ni a la vida ni a la salvación. (Satis Cognitum 5)
    Continua Ut Unum Sint:
    El Concilio Vaticano II afirma que la Iglesia de Cristo “subsiste en la Iglesia católica … Por la gracia de Dios, sin embargo, ni lo que pertenece a la estructura de la Iglesia de Cristo ni tampoco la comunión existente con las demás Iglesias y comunidades eclesiales, ha sido destruida. De hecho, los elementos de santificación y de verdad presentes en las demás Comunidades cristianas, en un grado que varía de uno a otro, constituyen la base objetiva de la comunión existente, aunque imperfecta, que existe entre ellos y la Iglesia Católica. En la medida en que estos elementos se encuentran en las otras Comunidades cristianas, la única Iglesia de Cristo tiene una presencia operante en ellas”.
    La verdad es que los cismáticos y herejes no están en comunión (común unión) con la Iglesia Católica, la única Iglesia de Cristo. Es por esto por lo que es tan importante para la Nueva Iglesia ecuménica introducir la novedad de que la Iglesia de Cristo subsiste en la Iglesia Católica. Se abre así la puerta a la falsedad de que esta “Iglesia de Cristo” está presente también en algún sentido en las comunidades de los cismáticos y herejes de tal manera que aún disfrutan de un poco de “comunión” con esta Iglesia de Cristo. Pero esto no es verdad.
    Durante siglos la Iglesia Católica ha enseñado que la Iglesia de Cristo ES la Iglesia Católica. Por lo tanto, aquellos que se separan de ella NO ESTÁN EN COMUNIÓN CON LA IGLESIA DE CRISTO. Es un dogma de la fe católica que los que se separan de la Iglesia Católica no pueden “llevarse con ellos partes” de la Iglesia; la Iglesia es una e indivisible.

    Juan Pablo II frente a León XIII y Pío XI | Tradición Digital

Página 3 de 3 PrimerPrimer 123

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Juan Pablo II y la ley del aborto
    Por Kontrapoder en el foro Crisis de la Iglesia
    Respuestas: 31
    Último mensaje: 05/04/2012, 01:02
  2. actividades 1º aniversario de la muerte de Juan Pablo II
    Por rey_brigo en el foro Gallicense Regnum
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 02/04/2006, 16:11
  3. Sobre el Papa Juan Pablo II
    Por David de l'horta en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 03/04/2005, 19:29
  4. Juan Pablo II
    Por Imperio en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 02/04/2005, 11:27

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •