Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 15 de 15
Honores31Víctor
  • 6 Mensaje de Nuevo Mundo
  • 6 Mensaje de ALACRAN
  • 3 Mensaje de Valmadian
  • 3 Mensaje de Nuevo Mundo
  • 4 Mensaje de DOBLE AGUILA
  • 1 Mensaje de Valmadian
  • 6 Mensaje de ALACRAN
  • 2 Mensaje de

Tema: El liberalismo sería hispano en origen

  1. #1
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Mi casa, territorio del Estado Carlista de España.
    Mensajes
    9,202
    Post Thanks / Like

    El liberalismo sería hispano en origen

    Esa parece ser la tesis que sostiene un autor llamado Ángel Fernández Álvarez en el primero de los libros de una colección sobre el tema que se acaba de publicar. Quizás por si misma no pase de una hipótesis más o menos documentada, pero en el artículo que se puede leer a continuación y en el que se señalan importantes aspectos, por ejemplo, "la Leyenda Negra", da que pensar, y es que el "liberalismo" tal como es presentado y analizado, surgido de autores escolásticos españoles, tal vez en su origen fue algo distinto a lo que conocemos hoy. En cualquier caso, el asunto promete que puede ser polémico ya que tanto que se habla de herejía en la actualidad, las tendencias de algunas de las órdenes religiosas de aquellos siglos muy anteriores al CVII ya sostuvieron los principios básicos del liberalismo. Y si bien no hay obligación alguna de aceptarlas, no se debe pasar por alto esta realidad, particularmente porque se acusa a otros de lo que se sembró entre nosotros. Tal como apunté antes, el tema promete ser polémico pues reivindica como hispana lo que se ha considerado siempre como el arma moral e intelectual contra España.




    Diego Sánchez de la Cruz

    España, cuna del liberalismo moderno


    Un nuevo libro rescata la denominación Escuela Española de Economía y reivindica la labor de los grandes escolásticos del siglo XVI.

    2017-06-17


    El título de este artículo puede sonar raro, poco creíble, voluntarista. Durante décadas, las palabras liberalismo y España parecieron antónimos. Quizás todavía lo sean. O a lo mejor lo son más que nunca. No hay más que ver y escuchar a quienes se reúnen cada semana en la Carrera de San Jerónimo, cuáles son las televisiones más vistas, la nómina de intelectuales influyentes… Y sin embargo, nuestro país fue cuna de una escuela (quizás la primera de Europa Occidental merecedora de tal nombre tras la Edad Media) que plantó las semillas del liberalismo clásico e influyó en algunos de los más grandes pensadores de la historia. Y que nos mostró el camino para la defensa del individuo, de las libertades que le son propias, del ciudadano frente al abuso del poderoso, de la economía de mercado como medio más eficiente, justo y ético para la organización de la vida humana. Sí, España está en el origen de todo esto. Incluso aunque la gran mayoría de los españoles lo desconozcan y los planes de estudio de nuestros colegiales lo ignoren.


    Por eso, Ángel Fernández acaba de publicar la primera parte de una interesante colección de libros que lleva por título La Escuela Española de Economía. Está disponible en Unión Editorial y el objetivo del autor es evaluar la influencia que han tenido Juan de Mariana y otros autores españoles del siglo XVI y XVII a la hora de forjar el pensamiento político y económico de Occidente.

    Sin complejo alguno, Fernández entiende el descubrimiento de América como "un hecho histórico trascendental que inició la primera globalización comercial y sociocultural". En su opinión, "este hecho histórico generó un intenso debate entre los intelectuales de España y eso permitió que la colonización de América fuese más humana que la realizada por otras naciones europeas". Y es que, "aunque existiesen episodios de perversión, prevalecieron el mestizaje, los valores humanos cristianos, la defensa de los derechos individuales, el legado del idioma español y la riqueza de la cultura hispana".

    De los autores de la Escuela Española de Economía (EEE) recordamos ante todo a Francisco de Vitoria. Como dictó cátedra en Salamanca, se asocia dicha ciudad con el pensamiento de la época. Esto explica que, históricamente, se haya etiquetado la obra intelectuales de aquellos autores como la de la Escuela de Salamanca. No obstante, Fernández quiere superar y ampliar esta denominación, para recoger el impulso y el esfuerzo intelectual de los escolásticos de otras universidades como las de Palencia, Valencia, Sevilla o Alcalá de Henares. El autor defiende que esta es "la única forma de abarcar coherentemente y de explicar en profundidad la importancia de las instituciones que defendieron los autores escolásticos", pues supone "considerar la labor docente e intelectual ejercida por el conjunto de los autores españoles, desde distintas órdenes religiosas (dominicos, agustinos, jesuitas…) y desde distintas universidades de la época".

    Frente a las distorsiones que han terminado forjando el relato de la llamada leyenda negra, Fernández defiende el rol que jugaron los autores españoles a la hora de iluminar el pensamiento político y económico a nivel internacional. El libro reconstruye las influencias de la EEE en el resto de Europa (Italia, Portugal, Alemania, Austria, Inglaterra, Escocia, Flandes…) pero también cruza el charco y refleja los ecos del pensamiento español en Estados Unidos, México, Perú… De hecho, la influencia de autores como el padre Juan de Mariana llega a épocas posteriores, influyendo a autores como Hugo Grocio, Samuel Pufendorf, John Locke, John Adams… El anexo documental del libro da muestra de esa influencia en el resto del mundo. Y es que algunas de las revoluciones y movimientos políticos que más han hecho para avanzar la causa de la libertad del individuo (sobre todo en Inglaterra y EEUU) no se pueden entender sin los escolásticos españoles y sus lectores (que no sólo los conocían, sino que se inspiraban en ellos).

    El marco institucional

    Fernández parte de un análisis basado en comprender el marco institucional que proponía la EEE, basado en defender principios que hoy consideramos esenciales, como el derecho a la vida, la libertad, la propiedad privada y la igualdad de trato ante la ley. Tiene especial valor la defensa que hicieron algunos escolásticos de la propiedad como un derecho natural, detentado por cada individuo por el mero hecho de ser un ser humano. Pero el pensamiento español de aquella época también sentó las bases para otros puntos, como la limitación del poder político mediante la separación de poderes, el reconocimiento de la soberanía popular e incluso el derecho de oposición, derrocamiento o rebelión frente a la tiranía.

    Pensadores como Mariana tuvieron un impacto notable en la España de su tiempo. Fernández habla, por ejemplo, de la influencia que tuvo Francisco de Vitoria en las Nuevas Leyes de Indias, aprobadas en 1542 con un doble propósito: por un lado, renovar el reconocimiento de los derechos de los indios de las colonias, un hito histórico que ya contaba con el precedente de las Reales Ordenanzas de 1512; por otro lado, poner a la población indígena bajo la tutela de la Corona, para evitar la arbitrariedad de algunos encomenderos. El libro también explora la relación que mantuvo Mariana con el rey Felipe II, "quien le tuvo en gran estima intelectual y a quien criticó y aconsejó, atreviéndose a decir las verdades que otros no se atrevían a expresar por miedo a represalias políticas".

    La nómina de autores evaluados por Fernández es amplia. Además de estudiar a Mariana o Vitoria, sus investigaciones le han llevado a autores como Domingo de Soto, Diego de Covarrubias, Martín de Azpilcueta, Tomás de Mercado, Francisco de Suárez, Luis de Molina… "En todos ellos se considera el mercado como un orden natural que existe con independencia de la voluntad humana y que surge como consecuencia de las interacciones socioculturales y los intercambios comerciales entre las personas que habitan un territorio", señala Fernández, reivindicando un pasado intelectual que, siglos después, sigue siendo merecedor de nuestra atención.

    La visión del autor

    Angel Fernández explica la Escuela Española como "una escuela multidisciplinar, que abarca a autores que analizaban las disputas morales derivadas de la colonización de América desde un enfoque multidisciplinar, con obras de teología, filosofía moral, derecho, economía, política… Es importante reivindicar los fundamentos que ya aparecen en el marco institucional escolástico, porque nos permiten poner en valor el respeto por los derechos individuales (vida, libertad, propiedad, igualdad ante la ley…), la familia, el lenguaje, el comercio, la empresa, la banca, la democracia (soberanía popular, consentimiento, independencia judicial, limitación del poder…), etc".


    Hablamos, además, de la primera piedra de un ambicioso proyecto, ya que el autor tiene previsto escribir una segunda parte dedicada a Francisco de Vitoria y una tercera entrega en la que entrarían los principales autores de la Escuela Española: Domingo de Soto, Diego de Covarrubias, Melchor Cano, Martin de Azpilcueta, Tomas de Mercado, Pedro de Valencia, Luis Sarabia de la Calle, Luis de Molina, Francisco Suárez…

    Sí, hubo escuela de economía. Sí, fue española. Sí, fue influyente. Sí, fue liberal. Y sí, desgraciadamente, muchos de nuestros compatriotas no la conocen. Apenas si les suenan los nombres apuntados. Si hubieran sido ingleses, norteamericanos (o hasta franceses) serían reverenciados en sus países de origen por su defensa de la libertad, del individuo, de los derechos del ciudadano. En España, hasta ahora, han permanecido semi-olvidados. Esperemos que por poco tiempo. Se habla mucho de pacto educativo, de nuevos currículos, de devolver a las humanidades el lugar que les corresponde… Empiecen por aquí los partidos que se dicen liberales. Que los niños españoles lean a Locke, a Tocqueville, a Smith… y a Juan de Mariana y Francisco de Vitoria. El liberalismo moderno comenzó hablando castellano, no lo olvidemos.


    Diego Sánchez de la Cruz - España, cuna del liberalismo moderno - Libertad Digital - Cultura
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  2. #2
    Nuevo Mundo está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    31 ago, 13
    Mensajes
    79
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo sería hispano en origen

    Me imagino que ese artículo fue escrito por alguien relacionado con la FAES.

    Gente como la de la Instituto Juan de Mariana se dedica de una manera fanática y propagandística de conciliar el liberalismo, España y el Catolicismo. La mayoría anglicanos del Opus Dei.

    El liberalismo es precisamente liberarse de la iglesia católica y su doctrina. Que varios autores y filósofos hayan tomado ideas de la escuela de Salamanca, y las hayan corrompido, no quiere decir que España inventó el liberalismo.

    Si hay alguien a quien haya que darle el crédito seria a Lutero, Hobbes o Locke.
    ALACRAN, Hyeronimus, Rokan y 3 otros dieron el Víctor.

  3. #3
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Mi casa, territorio del Estado Carlista de España.
    Mensajes
    9,202
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo sería hispano en origen

    Tengo para mi que en Hispanismo hay miembros sobrados de capacidad para responder a un artículo con el que no estoy de acuerdo al menos en el fondo.
    Ciertamente inquietante, y ciertamente peligroso ya que, en efecto, los argumentos que se exponen pueden dar lugar a que mucha gente pueda pensar que los hechos son como se describen y no de otro modo. Pero si me encuentro con una respuesta como esta sólo puedo pensar o en una reacción airada, o en la ignorancia de quien la emite.

    Cita Iniciado por Nuevo Mundo Ver mensaje
    Me imagino que ese artículo fue escrito por alguien relacionado con la FAES.
    Yo no me "imagino" nada, argumento por si mismo carente de todo peso. Pero si fui a la barra de búsqueda para saber quien es el autor de la colección de tales ensayos y he decir que no encontré ninguna referencia clara, algo que otros podrían hacer a efectos de "demostrar" alguna posible vinculación entre el mencionado ensayista y la FAES.

    Gente como la de la Instituto Juan de Mariana se dedica de una manera fanática y propagandística de conciliar el liberalismo, España y el Catolicismo. La mayoría anglicanos del Opus Dei.
    Desde hace siglos hay muchos españoles de renombre empeñados en "modernizar" España para incorporarla a las corrientes imperantes en la Europa de aquellas épocas. Para comprobarlo basta con repasar, por ejemplo, La Leyenda Negra de Julián Juderías, aunque mucho más acertado sería repasar las obras publicadas por todos los autores mencionados por el ensayista y el articulista, pues de tal modo si están obrando de mala fe así se puede demostrar que lo afirmado o escrito está errado. Porque que yo sepa hasta ahora la "Escuela Española" con Domingo de Soto, Diego de Covarrubias, Melchor Cano, Martin de Azpilcueta, Tomas de Mercado, Pedro de Valencia, Luis Sarabia de la Calle, Luis de Molina, Francisco Suárez…, o Francisco de Vitoria y no digamos Juan de Mariana, el mismo que da nombre al mencionado Instituto actual, han sido jamás reivindicados por la Tradición española, ¿y eso por qué? En cualquier caso, resulta un tanto perplejo eso de "anglicanismo del Opus Dei", porque que se sepa no son lo mismo.

    El liberalismo es precisamente liberarse de la iglesia católica y su doctrina. Que varios autores y filósofos hayan tomado ideas de la escuela de Salamanca, y las hayan corrompido, no quiere decir que España inventó el liberalismo. Si hay alguien a quien haya que darle el crédito seria a Lutero, Hobbes o Locke.
    El liberalismo, ya sea en sus versiones económica, política o doctrinaria, es una corriente política surgida en el Siglo XVIII, por lo que atribuírselo a Lutero es un absurdo, a Hobbes otro por ser el principal teórico del Absolutismo y tiene más lógica afirmarlo de Locke el cual, por cierto, recibió una considerable influencia de Aristóteles, alguien tan apreciado y querido desde algunas posiciones clericales de la Iglesia, en la cual también ha habido grandes incoherencias y herejías a lo largo de los siglos.

    La intención de abrir un tema como éste, y aprovechando un artículo como el reproducido, es para despertar el interés por un tema sobre el que se opina continuamente, pero sobre el que se ofrecen pocos, o deshilvanados, argumentos con los que rebatir doctrinalmente lo contrario de lo que el liberalismo precisamente sostiene. Esa ausencia en toda Europa en siglos pasados es lo que ha permitido que el liberalismo haya alcanzado las dimensiones que hoy tiene. Es peculiar como se repite aquello de "Llora como mujer lo que no has sabido defender como hombre" en tantos campos, gracias a la inacción precisamente de aquellos que desde la Iglesia sólo sabían subirse a los púlpitos para condenar a los feligreses, nunca para animarlos a la salvación.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  4. #4
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Mi casa, territorio del Estado Carlista de España.
    Mensajes
    9,202
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo sería hispano en origen

    A título orientativo, siempre es conveniente empezar conociendo los presupuestos sobre los que se fundamentan opiniones, hipótesis y hasta teorizaciones. Así pues, algunos enlaces a las biografías de los personajes mencionados en anteriores mensajes:

    Domingo de Soto

    https://es.wikipedia.org/wiki/Domingo_de_Soto

    Domingo de Soto

    http://spainillustrated.blogspot.com...go.htmlhttp://

    Diego de Covarrubias

    https://es.wikipedia.org/wiki/Diego_de_Covarrubias

    Melchor Cano

    https://es.wikipedia.org/wiki/Melchor_Cano

    Martin de Azpilicueta

    https://es.wikipedia.org/wiki/Mart%C3%ADn_de_Azpilcueta

    ESPAÑA ILUSTRADA: TEORÍA CUANTITATIVA DEL DINERO POR MARTÍN DE AZPILCUETA

    Tomás de Mercado

    Tomás de Mercado - Escolasticos

    https://es.wikipedia.org/wiki/Pedro_de_Valencia

    Pedro de Valencia

    PEDRO DE VALENCIA | Libre con Libros - Blogs hoy.es

    Luis Sarabia de la Calle

    Luis Saravia de la Calle - Escolasticos

    Luis de Molina

    https://es.wikipedia.org/wiki/Luis_de_Molina

    Francisco de Suárez

    Francisco Suárez - Enciclopedia Católica


    Las entradas sobre cada uno son abundantes, por lo que cualquiera que desee ampliar no tiene más que poner el nombre correspondiente en búsqueda y las obtendrá en el acto. La práctica totalidad de ellos fueron frailes y sacerdotes. Todos vivieron entre los Siglos XVI y XVII, siendo anteriores al absolutismo y al liberalismo y todos tuvieron una importancia notable en mayor o en menor medida en la sociedad de la España de entonces.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  5. #5
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Mi casa, territorio del Estado Carlista de España.
    Mensajes
    9,202
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo sería hispano en origen

    Afirmaba en mi primer post que abre el tema que:

    Ciertamente inquietante, y ciertamente peligroso ya que, en efecto, los argumentos que se exponen pueden dar lugar a que mucha gente pueda pensar que los hechos son como se describen y no de otro modo.
    Por cuanto parece haberse producido una especie de re-descubrimiento de lo que supuso la Escuela de Salamanca por parte de muchos teorizantes liberales actualmente, algo que se puede comprobar navegando por la red. Sin embargo, una cuestión es asociar interesadamente las innovaciones de los pensadores españoles del Siglo de Oro con las corrientes actuales demoliberales, y otra muy distinta que en realidad se puedan interpretar de un modo totalmente diferente. Por ejemplo, y dada la condición tan común de todos ellos (hay una enorme multitud de nombres aunque desconocida en su mayor parte) caracterizada por ser hombres consagrados, que muy bien podría hacerse una interpretación muy distinta: "la relación entre dicha escuela española y la Doctrina Social de la Iglesia".

    En el siguiente enlace hay un pdf con un ensayo que analiza la trayectoria histórica de la Rerum Novarum a través de los siglos. El pensamiento en los Siglos XVI y XVII no tenía nada que ver con el del Siglo XIX, XX y XXI. Y, en cambio, la Doctrina Social de la Iglesia no puede ser otra que siempre la misma.


    http://www.joseandresgallego.com/doc...Valencia97.pdf
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  6. #6
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado NOSTÁLGICO POR LA G. DE DIOS
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Mensajes
    1,483
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo sería hispano en origen

    Parece ser que el descubrimiento salmanticense en cuestión data solo de los años 70, y se origina en Inglaterra, avalado por una tal "sociedad Mont Pelerin" (patrocinadora mundial del liberalismo económico) dirigida por el economista y Nobel de economía F. Hayek.

    Fueron dadas a conocer en España las glorias economistas salmanticenses en el año 1979, en la propia universidad de Salamanca (como no podía ser menos), una vez ya asegurado el liberalismo en la Transición y descartados los horripilantes franquismos y marxismos para el sano futuro de España, y en el contexto de una asamblea de la Sociedad Mont Pelerin.

    Así describía el descubrimiento salmanticense "La Vanguardia": Edición del miércoles, 05 septiembre 1979, página 22 - Hemeroteca - Lavanguardia.es (Muy interesante el contexto de la noticia: personajes y capitostes de la tal Sociedad Mont Pelerin y sus adláteres hispanos)

    Salamanca, gracias al trabajo de los economistas escolásticos del siglo XVI que trabajaron en su Universidad, ha sido la cuna del pensamiento económico liberal.

    En efecto y en contraposición a las tesis mantenidas hasta ahora, que atribuían a pensadores y economistas de origen protestante o, en otras versiones, judíos, el desarrollo de las doctrinas económicas liberales,se afianza actualmente la atribución de los orígenes de esta filosofía económica a los componentes de la IIamada “Escuela de Salamanca”.

    Un avance considerable en la defensa de estas investigaciones ha sido dado por los trabajos de la profesora inglesa Marjorie Grice-Hutchinson, autora de un profundo estudio sobre el tema (Early Economic Thought in Spain), publicado en Londres recientemente. La profesora Grice-Hutchinson ha presentado algunas de las principales conclusiones de sus búsquedas científicas en el curso de la segunda sesión de trabajo de la sociedad Mont Pelerin, celebrada en la Universidad de Salamanca, bajo la presidencia del premio Nobel de Economía Friedrich A. Von Hayek.

    La investigadora británica, quien ya publicó anteriormente un trabajo sobre ‘La Escuela de Salamanca’, considera que es mérito de los moralistas salmantinos del siglo XVI el nacimiento de las ideas económicas liberales, a través de la teoría cuantitativa de los precios y el dinero, de una parte, y, de otra, de la del precio y la demanda.

    En el siglo XVI, los escritores que se ocupaban de cuestiones económicas podrían dividirse en dos grandes grupos: los moralistas, que se ocupaban de aplicar la filosofía cristiana a las actividades económicas de los fieles, y los arbitristas, que escribían memoriales al Rey o a las Cortes, para desempeñar la Hacienda o fortalecer la economía española.

    El tiempo ha demostrado que, sorprendentemente, eran los moralistas mejores economistas que los practicones, debido a su sólida formación ius-naturalista, mientras que los que proponían arbitrios se guiaban normalmente por el sentido común, y, como es sabido, éste conduce en las cuestiones económicas al intervencionismo autoritario.

    Los autores de la Escuela de Salamanca, escolásticos y canonistas, profundizaron los esfuerzos de los juristas y moralistas de la Europa medieval por buscar soluciones para hacer compatible la prohibición en principio de cobrar y pagar intereses, mantenida tenazmente por la legislación canónica y civil, contra las crecientes necesidades del comercio.

    Los alumnos salmantinos, que habían sido precedidos por razonamientos análogos de los teólogos y jueces judíos y musulmanes, como subraya la señora Grice-Hutchinson, quien expuso la influencia que sobre los pensadores españoles del siglo XVI tuvieron las ideas sobre el valor de las cosas, el valor del trabajo y la utilidad marginal que se encuentran en la filosofía de Aristóteles, para quien “el precio de las cosas lo mide la necesidad humana”.

    En los economistas escolásticos salmantinos, las dos tesis del valor —la del trabajo y la de la utilidad marginal— aparecen repetidamente, aunque unos y otros se dividan a la hora de defender con más pasión una u otra. Pero, en todo caso, hoy es reconocido el peso fundamental que en la elaboración del pensamiento económico liberal tuvieron hombres como Vitoria, Soto, Azpilicueta, Molina o Tomás de Mercado, entre otros muchos, pues a ellos se debe el principio de la teoría cuantitativa del dinero, así como las de los cambios de las monedas, del interés y del valor.

    Las vidas de los escolásticos y los economistas coinciden en buena parte en la exposición de estas ideas, aunque existan algunas diferencias en sus planteamientos —más de lenguaje que de fondo—, de forma que ambos grupos consiguieron una transición sin solución de continuidad desde el escolasticismo a la moderna economía política.

    Así se explica un hecho hasta ahora poco conocido, como el de que Jaime Balmes, en 1844 —diez años antes de la aparición de la obra de Gossen, a quien se atribuía hasta hace poco tiempo la paternidad de las ideas económicas liberales—, formuló la teoría de la utilidad marginal en forma casi completa, seguramente inspirado en la literatura escolástica, de la que era un gran estudioso.

    Se consigue así desmontar la teoría expuesta hace medio siglo por Max Weber, para el que el nacimiento del capitalismo moderno había sido obra del protestantismo, o de las de Werner Sombart, que concedía estos orígenes al pensamiento judío, consideraba que los protestantes sólo habían tomado sus ideas y las desarrollaron y aplicaron.

    El premio Nobel de Economía, Friedrich Hayek, ha puntualizado claramente esta evolución en el conocimiento de los orígenes del liberalismo económico, al subrayar la necesidad de poner fin al mito weberiano del origen protestante de la ética capitalista, y considerar que, mucho antes de Calvino, tanto las ciudades comerciales italianas u holandesas habían practicado y los economistas escolásticos españoles habían codificado las reglas que hacen posible la moderna economía de mercado.

    Una idea prevalece sobre la filosofía económica de los escolásticos de la «Escuela de Salamanca», y puede considerarse la que ha trazado el camino de la mentalidad económica moderna: el precio justo, que tanto preocupaba a losautores medievales, cristianos o no, era simplemente el precio del mercado, siempre que el mercado no esté sujeto a presiones monopolistas. Es decir, son los cimientos de la moderna economía de mercado. Y los artífices, hasta ahora tan poco conocidos por sus facetas de pensadores económicos, profundizaron y desarrollaron sus ideas en la Universidad de Salamanca, que alcanza así una nueva cota del prestigio de su labor en la Europa de los siglos XVI y XVII, como cuna del pensamiento. moderno.
    (5-9-79) “La Vanguardia”
    Sobre la sociedad Mont Pelerin:https://es.wikipedia.org/wiki/Sociedad_Mont_Pelerin
    Última edición por ALACRAN; 24/06/2017 a las 12:59
    Kontrapoder, Erasmus, Valmadian y 3 otros dieron el Víctor.

  7. #7
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Mi casa, territorio del Estado Carlista de España.
    Mensajes
    9,202
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo sería hispano en origen

    Pues ese es el meollo del asunto que, en realidad, la inteligencia de la época no era liberal, ni establecieron las bases de dicha ideología, sino que más bien se ocuparon de reorientar la Doctrina Social de la Iglesia o, si se prefiere, de ir dándole de un corpus del que sin carecer al menos era un tanto difuso. Trataron cuestiones de importancia sobre las que siempre hubo polémica en el seno de la Iglesia, como la propiedad, el dinero o el préstamo, pero en modo alguno se puede justificar en base a ellos el Sistema actual. Lo criticable de todo esto es la habitual dejación, el ocultamiento inexplicable del pensamiento de la mayoría de ellos. No sé si en las facultades de economía se tratará o no, desde luego en las de ciencias políticas y las de derecho, no que yo sepa. Pretender recuperar hoy el verdadero significado del trabajo de tales intelectuales españoles, entre los que se encuentra incluso Fray Luis de León https://es.wikipedia.org/wiki/Luis_de_Le%C3%B3n es una tarea que parece imposible. Es la dejación un signo de muchos desde la propia Iglesia, ¿quién se acuerda hoy de los contenidos, las directrices y pautas establecidas en la Rerum Novarum y de la Quadragessimo Anno? No, nadie, y así hoy es "liberal" hasta la Escuela de Salamanca.

    Menos mal que al menos quedan algunas voces aisladas que todavía ponen las cosas en el sitio correspondiente: - Web personal de José Andrés Gallego - el autor del pdf cuyo enlace puse en mi anterior post. Al enemigo se le combate conociéndolo, no tirándole chinitas desde lejos. Para eso hay que leer lo que dice, analizar en profundidad lo que propugna y justifica, desarrollar la réplica y denunciar el fraude moral, histórico e ideológico.
    ALACRAN, Hyeronimus y DOBLE AGUILA dieron el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  8. #8
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Mi casa, territorio del Estado Carlista de España.
    Mensajes
    9,202
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo sería hispano en origen

    Cita Iniciado por ALACRAN Ver mensaje
    Parece ser que el descubrimiento salmanticense en cuestión data solo de los años 70, y se origina en Inglaterra, avalado por una tal "sociedad Mont Pelerin" (patrocinadora mundial del liberalismo económico) dirigida por el economista y Nobel de economía F. Hayek.

    Fueron dadas a conocer en España las glorias economistas salmanticenses en el año 1979, en la propia universidad de Salamanca (como no podía ser menos), una vez ya asegurado el liberalismo en la Transición y descartados los horripilantes franquismos y marxismos para el sano futuro de España, y en el contexto de una asamblea de la Sociedad Mont Pelerin.
    Aunque es ahora cuando parece "florecer" tal descubrimiento, lo que debería ser bastante para sospechar que algo se está moviendo en el subsuelo patrio. El hartazgo de todo es cada día más evidente, el desorden moral e intelectual bien manifiesto, y parece (sólo lo parece, habrá que esperar a que sea haga evidente) que la orientación de un sector de la sociedad española está girando, y el poder institucionalizado no puede tolerar que se descontrole. Internacionalistas y nacionalistas han acabado por sacar de quicio a muchos, cada día más, hay riesgo cierto de que el sentimiento patrio resurja y si para eso hay que rescatar viejas glorias, se hace. Y me hago estas reflexiones a la vista de como la prensa liberal, especialmente la digital, se hace pasar cada vez más por patriótica.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  9. #9
    Nuevo Mundo está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    31 ago, 13
    Mensajes
    79
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo sería hispano en origen

    Esto es preocupante. La situación es peor de lo que pensaba.

    Estoy en un foro donde se supone que se sabe de que van los asuntos, de que pie se cojea, quien es quien, y me encuentro que se siente algún tipo de orgullo y se ve con muy buenos ojos el que se crea, con error, que el liberalismo es español. O que en si el liberalismo tiene algo de positivo. Es decir, aquí ya estamos actuando como los curas de el "espíritu" del Vaticano II, "esquivándonos" en la pieza principal de la cosmología que se supone que se defiende.


    O que es lo peor, rebajar al hispanismo a un simple nacionalismo donde uno se alegre de cualquier crédito por cualquier invento así se sea algo tan dañino como el liberalismo. Si la cosa es así, esto no sirve.


    El liberalismo es un cáncer de la especie humana. Si no hubiera habido liberalismo, tampoco hubiera habido comunismo y la situación desastrosa en la que se encuentra occidente. Para no adentrarme mucho solo diré que los trabajos La Escuela de Frankfurt, Freud, Kinsey, etc. están en línea directa con el liberalismo. Son sus hijos y fieles herederos.


    El liberalismo es una ideología. La palabra es española, pero sirvió para describir una ideología que se venia cocinando desde las reformas de Lutero, siguiendo con las ideas de Hobbes, que niega que haya una Ley Natural, y Locke que inventa una especie de estado liberal primitivo. Estos fueron las principales figuras para la ilustración francesa que dieron paso a las revoluciones anti católicas y la destrucción de las monarquías. En el siglo 19 se le llama "liberal".


    Hay que diferenciar entre teoría e ideología. Si la bomba atómica uso teorías físicas de Libniz, no quiere decir que el fuera inventor de la bomba atómica. Lo mismo pasa con la escuela de Salamanca. Si los luteranos, protestantes, la ilustración y los liberales usaron teorías éticas, económicas y sociales de la escuela Salamanca, la ley de Indias, el comercio internacional etc., para usarlas de manera corrompidas y justificar sus ideologías, no quiere decir que España, la de Trento, hizo algo con el liberalismo.


    El "liberalismo", el nombre, tiene un significado mas profundo que va a lo esotérico. Es masón e iluminista. Hasta un punto satanista. Hay muchos ejemplos como que describe la liberación que Prometeo dió a los pueblos al "entregarles la luz" y sacarlos de la "oscura" Edad Media cristiana. Y un sin fin de rocambolescas patrañas simbólicas.


    ]
    ALACRAN, ReynoDeGranada y Trifón dieron el Víctor.

  10. #10
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Mi casa, territorio del Estado Carlista de España.
    Mensajes
    9,202
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo sería hispano en origen

    Nuevo Mundo dice:

    Estoy en un foro donde se supone que se sabe de que van los asuntos, de que pie se cojea, quien es quien, y me encuentro que se siente algún tipo de orgullo y se ve con muy buenos ojos el que se crea, con error, que el liberalismo es español. O que en si el liberalismo tiene algo de positivo. Es decir, aquí ya estamos actuando como los curas de el "espíritu" del Vaticano II, "esquivándonos" en la pieza principal de la cosmología que se supone que se defiende.
    Yo creo que si se lee con menos prisa y más detalle, lo que usted afirma no tiene fundamento. Nadie ha afirmado sentir orgullo alguno, ni se afirma que el liberalismo sea español, aunque los liberales extranjeros han empezado afirmarlo a partir de los escritos de algunos miembros de la Escuela de Salamanca. En lugar de juzgar usted a quienes hacemos las cosas con intenciones propedeúticas en lugar de esconder la cabeza en el suelo como el avestruz, lo que se ha venido haciendo en los dos últimos siglos, mientras queda al aire todo el cuerpo, incluido el culo, es lo que ha propiciado que quienes intelectualmente fueron innovadores para su tiempo, pero no liberales, INVENTO DEL XVIII Y XIX, no sólo no sean conocidos ni en España, ni en Hispanoamérica, sino que nos los roban a los católicos, como siempre, mientras no sueltan a diario los mantras sobre los principios liberales. Si tales autores fuesen conocidos y reconocidos por la masa católica no estaríamos hablando ahora de estas cuestiones y hasta es posible que el liberalismo hubiese fracasado, al igual que el comunisno y el socialismo.

    Antes de seguir opinando considero sumamente importante leer el pdf que me tomé la molestia (a veces no sé para qué pierdo mi tiempo aquí) de leer previamente, analizar y comprobar si sus 29 páginas son correctas o no. Y resulta que es un interesante ensayo de todo un catedrático de universidad, católico, experto en temas religiosos, quien conduce el tema y se demuestra que la Rerum Novarum y la Quadragessimo Anno tienen un importantísimo fundamento en la Escuela de Salamanca. Por tanto, lo que aquí se denuncia es la usurpación ideológica que desde el liberalismo se hace de esta Escuela y sus miembros. Ya he dicho que para combatir al enemigo hay que conocerlo, pero no de lejos, sino en su propio terreno.

    El resto sobra, salvo las sombras proyectadas por usted. De libro que menciona lo tengo en mi casa, como ¿Cuál es el mal mayor y cuál el mal menor? de El Magistral de Sevilla, periódico tradicionalista sevillano que empezó a escribirse en 1910, y en el que se analizan a través de una secuencia de artículos, todo el fenómeno del liberalismo en España, y en el que a la Escuela de Salamanca ni se la menciona a través de sus 325 páginas. Lo mismo que los textos íntegros de las encíclicas citadas, en edición publicadas en 1933 por la Editorial LABOR, así como comentadas.

    No se pueden poner límites a lo que los hombres piensan, cómo interpretan y cómo se expresan, y aún menos pretender hacer parecer lo que no es. Eso va contra la propia voluntad de Dios que hizo libre al hombre a su imagen y semejanza.

    NOTA. La Cosmología es Astrofísica, pero entiendo que usted habla de cosmovisión, aunque la suya es tan particular como las de los demás.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  11. #11
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,025
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo sería hispano en origen

    No me decidía a entrar en la conversación, porque el único volumen de un autor salmanticense del que dispongo es "Del Rey y la Institución Real" de Juan de Mariana (editorial Doncel, 1976). Básicamente es una obra de carácter político sobre el desempeño de los reyes, con casi ninguna alusión económica.

    Sobre esta escuela, algo he leído en internet, pues sus obras están prácticamente inéditas y debe ser muy difícil encontrarlas. No obstante, me parece que el primer intelectual de peso que reivindica esta línea de pensamiento es el austro-húngaro Schumpeter; conocido, al igual que Kondratiev por defender la condición cíclica a largo plazo de la economía.

    https://es.wikipedia.org/wiki/Joseph_Alois_Schumpeter

    Pero dudo muchísimo que se pueda asignar el calificativo de "liberales" a estos intelectuales españoles, pese a que parte de los elementos fundamentales de la macroeconomía y, por tanto de la economía moderna hayan sido aceptados por todas las escuelas liberales: Teoría Cuantitativa del dinero (fundamentalmente), Inflación, Teoría de cambios, Teoría subjetiva del valor de los bienes-Competencia Perfecta (Covarrubias), Interés y usura etc.

    Uno de los aspectos esgrimidos por los liberales, es que los españoles eran muy partidarios de la PROPIEDAD PRIVADA (y añado yo: lógico en personas razonables) así como de la circulación de mercancías; pero habría que añadir que ellos estaban TOTALMENTE EN CONTRA de la acumulación ilimitada, o lo que es lo mismo, de los MONOPOLIOS Y OLIGOPOLIOS que en realidad (pese a lo que digan muchos) son los tipos de mercado que se dan como dominantes en el Capitalismo liberal.

    Así pues, como defensores de la Competencia Perfecta, creían en la proliferación de la PEQUEÑA EMPRESA (es decir, en el reparto de la riqueza en muchas manos), y defendían que en caso de extrema necesidad, todo era realmente de todos; prevaleciendo el bien común sobre el individual. Además, como católicos eran enemigos acérrimos de la usura. A mi entender, eso los hace incompatibles con el liberalismo; pues para llevar a cabo sus ideas se hace necesaria mucha REGULACIÓN.

    Que después los liberales abrazaran el principio teórico de Competencia Perfecta no hace a los monjes españoles liberales; sólamente demuestra que las buenas ideas a veces son copiadas por quienes menos te esperas.

    PD: Preguntando hace años sobre este tema a un profesor titular mío doctor (keynesiano claro) de la asignatura "Economía Monetaria y Bancaria", me confundió a esta gente con los fisiócratas del siglo XVIII. Supongo que esto aclararará tus dudas sobre si se estudia en las Facultades o no Valmadian.
    Última edición por DOBLE AGUILA; 24/06/2017 a las 23:25

  12. #12
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Mi casa, territorio del Estado Carlista de España.
    Mensajes
    9,202
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo sería hispano en origen

    Bueno, menos mal que el tema va entrando. Lo que sostienes es lo mismo que afirma el profesor José Andrés Gallego y que expone magistralmente en el pdf. Pero se comprueba que hay dos versiones del mismo tema, tal vez, como en las propias encíclicas, S.S. León XIII en la RN, encaminada a cristianizar el capitalismo, mientras que S.S. Pío XI en QA se inclina más por establecer nuevos tipos de organización social y económica. En ambas se da la total coincidencia del rechazo al socialismo por resultar "incompatible con los dogmas de la Iglesia" (sic)

    Sobre el liberalismo ya se había producido la condena papal en la Mirari vos de S.S. Gregorio XVI. No obstante, llama la atención que en el libro Doctrina Social Católica. De León XIII y Pío XI, edición de Alberto Martí-Artajo https://es.wikipedia.org/wiki/Albert...%C3%ADn-Artajo y Máximo Cuervo
    https://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%A...ervo_Radigales , (Edit. LABOR, 1933)edición comentada por ambos no se hable del liberalismo para nada, según se puede comprobar en el índice alfabético, en el que se encuentran las entradas "comunismo" y "socialismo", con sus correspondientes referencias.

    Respecto a lo que comentas sobre tu profesor de Economía Monetaria y Bancaria es todo un indicio. Parece confirmarse lo que afirmaba más arriba Alacrán al decir que este repentino y súbito interés por la Escuela de Salamanca aparece en los '70' del pasado siglo, arrimando el ascua a la sardina y a saber con qué propósitos después de siglos de total ignorancia.
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  13. #13
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado NOSTÁLGICO POR LA G. DE DIOS
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Mensajes
    1,483
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo sería hispano en origen

    Continúo mi hilo anterior con un artículo de la prof. Marjorie Grice-Hutchinson (que en él se mencionaba), más bien difusora que no elaboradora del sistema de la 'Escuela económica de Salamanca'. Rectifico lo que escribí más arriba sobre el origen del embrollo en los años 70; en este artículo que copio la prof.Grice-Hutchinson remite sus precedentes a varias décadas anteriores e incluso con participación española.

    Respecto al polémico nombre de Escuela "económica de" Salamanca atribuido esencialmente a teólogos que en su época (siglo XVI) pasaban solo por renombrados juristas, moralistas y filósofos, matiza y recalca dicha señora: Hay que tener en cuenta que a nosotros nos tocó estudiar su pensamiento económico y con este fin lo aislamos del resto de su enseñanza, pero en realidad va enlazado con ella y no sé si es muy razonable aceptar que un grupo de escritores puedan formar una escuela en un aspecto de su labor, pero no en otro. Es un problema complejo que no pretendo poder solucionar.


    Debe quedar claro que ni dicha señora ni los numerosos historiadores de economía que ella cita no califican jamás como "liberal" a la Escuela económica de Salamanca del siglo XVI. Ese apodo interesado y bastardo se lo han endosado, en época mucho más reciente (años 70), desde sociedades, universidades, fundaciones etc. descaradamente liberales (como esa tal 'Mont Pelerin') hasta grupos, editoriales, personajetes y periodistas de medio pelo, pagados para legitimar y santificar liberalismos partitocráticos en boga. El ejemplo más claro es el del chaval que elabora artículo que encabeza el hilo:"El liberalismo sería hispano en origen" (una especie de becario al servicio de Jiménez Losantos).

    EL CONCEPTO DE LA ESCUELA DE SALAMANCA: SUS ORÍGENES Y SU DESARROLLO
    MARJORIE GRICE-HUTCHINSON

    Centro de Estudios Constitucionales (España)
    Revista de Historia Económica Año VII Primavera-Verano 1989 n. 2 Suplemento pp. 21--26

    Después de una larga serie de esfuerzos acumulativos, los historiadores del Pensamiento Económico se han puesto sustancialmente de acuerdo sobre cuáles han sido los principales aportes de la escolástica española a la ciencia económica. Radican éstos en el desarrollo de la teoría del valor y del precio, la integración de la teoría monetaria en la teoría general de los precios, la teoría cuantitativa del dinero, una interesante teoría de los cambios, la doctrina general del interés y el análisis del sistema tributario. Se trata de ideas que surgieron en la consideración de las grandes cuestiones fundamentales del justo precio, de la usura y de los tributos.

    Donde sí hay una cierta diversidad de opinión es sobre la agrupación de los autores escolásticos españoles. ¿Qué nombre podemos emplear para designarlos? ¿Es lícito, por ejemplo, hablar de una «Escuela de Salamanca»? Y si es lícito, ¿sería posible concretar mejor nuestro concepto, o tendremos que seguir aludiendo siempre a una Escuela de Salamanca entre comillas, o tímidamente precedida por la palabra «llamada»?

    El nombre de la «Escuela de Salamanca» aplicado a un grupo de iusnaturalistas y moralistas españoles del siglo xvi goza de una historia respetable. En 1954, en el séptimo centenario de la fundación de la Universidad de Salamanca, dijo Luciano Pereña que los artífices del pensamiento político español son Francisco de Vitoria, Diego de Covarrubias, Martín de Azpilcueta y Domingo de Soto. Contemporáneos, ocuparon simultáneamente las principales cátedras de teología y de derecho. A lo largo de su estudio, Pereña habla de la escuela salmantina, la escuela española de derecho internacional, los doctores de Salamanca, los maestros de Salamanca, o sencillamente «la escuela».

    Al retroceder unos años más, encontramos las mismas opiniones expresadas por el P. Venancio Carro, el P. Beltrán de Heredia, y en el extranjero, por el norteamericano Scott Brown Scott, el francés Ernest Nys, y el sabio alemán Martin Grabmann, quien afirmó en 1917 que la regeneración de la escolástica debida a Vitoria no se limita a los teólogos dominicos. Los miembros de otras Ordenes religiosas han aprendido en esta escuela. Los teólogos de la Compañía de Jesús recibieron, en parte directa, en parte indirectamente, este estímulo y esta influencia de la Escuela de Salamanca, y la aprovecharon y desarrollaron en sus nuevos centros docentes y especialmente en Coimbra.

    El reconocimiento de la contribución española no sólo en el orden teológico, político y jurídico, sino también en el económico, no es totalmente nuevo. Aparece claramente en el libro de Wilhelm Endemann, publicado en 1874 y todavía aprovechable. Y en 1927 y 1928 André Sayous recogía las opiniones que sobre los cambios monetarios ya adelantaron varios escritores franceses, italianos y españoles del siglo xvi. Sayous cree que los más sugestivos son los españoles. ¿Por qué?, se pregunta:
    «Le motif est, croyons-nous, que la foire de Medina del Campo et les nouvelles relations avec l'Amérique ont place les espagnols en face de situations extremement importantes et remarquables, don ils ont tires d'utiles renseignements.»

    Sayous se ocupa particularmente de Tomás de Mercado, citando por primera vez algunos de los textos que después llegaron a ser muy conocidos. Los demás autores españoles que menciona son de una importancia desigual: Juan Diez Freyle, Cristóbal de Villalón, Luis Saravia de la Calle, Luis de Alcalá y Francisco García. Sayous no habla de una «escuela de Salamanca» y no examina ninguno de los grandes tratados escritos en latín en que Mercado basa su doctrina".

    En el otoño de 1941 y primavera de 1942, el profesor Ullastres publica dos excelentes artículos en los que analiza la teoría monetaria de Martín de Azpilcueta. Por desgracia, Ullastres creía que el Comentario en que el doctor navarro desarrolla su doctrina fuera publicado en 1570 en lugar de 1556. Tal error, hoy en día, puede parecer trivial, pero en aquellos años se daba mucha importancia a la búsqueda de predecesores de los economistas que se estudiaban. La atribución a Jean Bodin de la primera formulación clara de la teoría cuantitativa del dinero era general. Sin embargo, el Comentario de Azpilcueta apareció doce años antes de la Réponse de Bodin. Además, el autor navarro desarrolla su primitiva teoría cuantitativa de una forma más completa que Bodin, empleándola como punto de partida para elaborar una teoría de paridad de poder adquisitivo del dinero en los cambios internacionales.

    Este error de Ullastres, repetido por Carrera Pujal en su Historia de la economía española (aunque postulando la publicación de una edición anterior), fue corregido por José Larraz en su discurso de ingreso en la Academia de Ciencias Morales y Políticas en abril de 1943. Larraz cita a Sayous, pero no a Ullastres. Insiste, como Sayous, en la importancia de Tomás de Mercado. También pasa a examinar alguno de los grandes tratados que Sayous no había estudiado, y se da cuenta de que la relación entre la masa monetaria, el nivel de precios y el cambio exterior había sido advertida mucho antes de que escribiera Mercado.

    En un capítulo intitulado «El cuantitativismo monetario de Salamanca», Larraz traza una tradición de teoría monetaria que integra la serie: Vitoria, Soto, Azpilcueta, Mercado, Molina, Bañez, todos iusnaturalistas y moralistas españoles. Son ellos los maestros que Pereña iba a designar como los «artífices del pensamiento político español» y los fundadores de una escuela de teólogos y juristas. Mercado completó sus estudios en Salamanca e incorporó en su pensamiento económico las enseñanzas de Soto y Azpilcueta. La inclusión de Molina en la escuela me parece ahora más dudosa. Larraz refiere varias veces a los doctores en cuestión como la «escuela de Salamanca» y no creo que esta designación fuera injustificada.

    Mi pequeño libro, The School of Salamanca, Readings in Spanish Monetary Theory, 1544-1605, se basa en los trabajos de Sayous, Ullastres, Carrera y Larraz. El tema me fue sugerido por el profesor Viñas Mey. El objeto del libro fue el de difundir entre los lectores de habla inglesa los resultados obtenidos en España (y en Francia por Sayous) y acaso de redondear un poco más el tema. La mitad del libro consiste en una serie de textos traducidos al inglés. En el estudio preliminar se considera el mercado monetario español, en la segunda mitad del siglo xvi, los predecesores doctrinales de la escuela de Salamanca, los miembros de la escuela, y algunas de sus contribuciones a la teoría monetaria: es decir, sus doctrinas del origen y funciones del dinero, su teoría del valor, y su teoría de los cambios. Se intenta esbozar la trayectoria de estas teorías en el pensamiento posterior, y se ofrece una breve bibliografía.

    En The School of Salamanca se explica que Vitoria y sus colaboradores fueron primariamente teólogos y juristas, pero que también emprendieron la difícil tarea de reconciliar la doctrina tomista con el nuevo orden económico: «Aquí no nos ocuparemos de su enseñanza moral, ni siquiera de la totalidad de su teoría económica, sino sólo de una pequeña fracción de su labor, su análisis monetario».

    El libro alcanzó su modesto objetivo. Produjo un cierto número de recensiones, tanto en España como en el extranjero, en su mayor parte benevolentes, y poco a poco la información presentada iba infiltrándose en el mundo de los historiadores y economistas extranjeros.

    La publicación en 1954 de la Historia del Análisis Económico, de Schumpeter, estimuló el estudio de la doctrina escolástica en general y de la española en particular, puesto que el autor alude al «alto nivel del pensamiento económico español del siglo xvi». Schumpeter se basa mayormente en los trabajos del autor jesuíta americano Bernard Dempsey. Profesa especial admiración por tres de los autores estudiados por Dempsey —Lessius, Lugo y Molina—, eligiendo a este último como su guía principal por el laberinto del pensamiento escolástico español. El único autor que Schumpeter conocía de primera mano fue Tomás de Mercado, y no podemos menos de sospechar que su lectura de Mercado había sido bastante rápida.

    Cree Schumpeter que «algo justificado está hablar de una escuela de Salamanca de economistas», y concede que varios de sus miembros más destacados «happened to be Spanish», es decir, «resultaron ser españoles», pero afirma que su enseñanza no tenía nada de específicamente español. Es difícil aceptar esta opinión del maestro, por motivos ya mencionados en el texto de Sayous que acabo de leer.

    Entre el gran número de autores, de diversas nacionalidades e ideologías, que han estudiado el pensamiento escolástico español, yo destacaría a Raymond de Roover, Wilhelm Weber, John Noonan, Pierre Vilar, Restituto Sierra Bravo, Barry Gordon, Francisco Gómez Camacho y Oreste Popescu (este último por su investigación del pensamiento escolástico hispano-americano).

    De Vitoria y su escuela, más específicamente, se han ocupado el P. Demetrio Iparraguirre, cuyo estudio de la teoría del valor de Vitoria llenó una evidente laguna '', y el P. Gorosquieta Reyes, que ensanchó nuestros horizontes con su trabajo sobre el sistema de ideas tributarias de la escuela de Salamanca". Todos ellos han hecho aportaciones importantes y han ayudado a formular más correctamente un concepto que, al parecer, sigue dando sus frutos.

    Queda mucho terreno que explorar. De los 80 autores mencionados por Iparraguirre en 1954 como dignos de estudio " —la mayor parte de ellos pertenecientes a la tradición escolástica— sólo unos 15 han recibido alguna atención. Afortunadamente se está haciendo actualmente un gran esfuerzo para profundizar nuestros conocimientos tanto del pensamiento económico de la escolástica española en su totalidad como de la escuela de Salamanca que iba encajada en ella y que fue su núcleo más importante e influyente.

    En conclusión, yo quisiera sugerir que se siga empleando el nombre de la «Escuela de Salamanca», consagrado ya por varias generaciones de historiadores, para referirse específicamente a Francisco de Vitoria, sus colegas, sus discípulos y sus principales continuadores, así en el campo económico como en el de las otras disciplinas a que dedicaron mayormente sus esfuerzos.

    Hay que tener en cuenta que a nosotros nos tocó estudiar su pensamiento económico y con este fin lo aislamos del resto de su enseñanza, pero en realidad va enlazado con ella y no sé si es muy razonable aceptar que un grupo de escritores puedan formar una escuela en un aspecto de su labor, pero no en otro. Es un problema complejo que no pretendo poder solucionar.

    En cuanto a los demás doctores del siglo xvi, tendremos que contentarnos, por ahora, con el nombre genérico de la «escolástica española», o, como prefiere el profesor Popescu, la «escolástica hispana», sin olvidar la última novedad presentada por el erudito investigador argentino, «la escolástica indiana».
    https://orff.uc3m.es/bitstream/handl...406?sequence=1

    Última edición por ALACRAN; 27/06/2017 a las 19:57
    Donoso, Valmadian, ReynoDeGranada y 3 otros dieron el Víctor.

  14. #14
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Mi casa, territorio del Estado Carlista de España.
    Mensajes
    9,202
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo sería hispano en origen

    Excelente aportación y muy necesaria además.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  15. #15
    Avatar de Trifón
    Trifón está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    08 may, 16
    Mensajes
    309
    Post Thanks / Like

    Re: El liberalismo sería hispano en origen

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    En esta entrevista que he colgado en otro hilo ( La Iglesia y el liberalismo (Christopher A. Ferrara) ) el joven profesor Daniel Marín que ha estudiado la Escuela de Salamanca nos dice unas cuantas cosas. Pongo la parte relativa a este hilo:

    Juan de Mariana el liberal, Francisco de Vitoria el capitalista… ¿sería esto cierto?


    A parte del error de anacronismo, si nos atenemos al sentido común, el absurdo parece superlativo, y si recurrimos a la realidad doctrinal, esas afirmaciones sustentadas con humo no aguantarían ni la más pequeña brizna de aire.


    La historia rosa de que un sacerdote jesuita consultor del nada liberal Tribunal de la Inquisición y defensor de la monarquía católica, crítico con la libertad religiosa, y de que otro dominico, también habiendo trabajado para este Santo Oficio y además censurador de la usura, el precio injusto, y la inmoralidad de muchos comerciantes, son los perfectos exponentes precursores del liberalismo y el capitalismo, suena cuanto menos ridícula. Mientras John Locke, uno de sus verdaderos padres, anunciaba la tolerancia para todos los cultos menos para el católico, y se enriquecía en sus empresas económicas a base de mano de obra de una esclavitud que defendía como justa y legal, fray Francisco de Vitoria levantaba la voz desde su cátedra de Santo Tomás a favor de la libertad de los indios, y el padre Juan de Mariana enseñaba y recomendaba al futuro Felipe III que no permitiera en sus reinos otra religión que la católica.


    El mito de una Escuela de Salamanca “precursora del liberalismo”, levantado a base de frases sacadas de contexto, sentencias falsas, o interpretaciones sesgadas, lo descubrí cuando empecé a estudiar años atrás los escritos de sus autores por la mera curiosidad de que unos españoles habían dicho algo importante en economía. Sin prejuicios ni intentos de manipulación por defender los postulados de unos cuantos autores judíos, protestantes y agnósticos, responsables intelectuales del mundo occidental moderno tan decadente y alejado de Cristo que hoy vivimos, me encontré con un maravilloso tesoro de Camino, Verdad y Vida, que incluso sirvió de vehículo para mi conversión; un tesoro que nada tiene que ver con un capitalismo y una democracia sustentadas por el espíritu liberal llenas de abusos, fraudes, injusticias e iniquidades. Y hablo de cosas tan concretas como la usura, las horas extras no pagadas, el consumismo, la promoción de la sodomía y el divorcio, el aborto, etc. Todo ello legalizado de manera democrática y realizado primordialmente a través del libre mercado…


    Y Ludwig von Mises el inspirador de la Escuela Española de Economía…


    Ver a Mises como influenciado por Juan de Mariana o cualquier otro autor de la Escuela de Salamanca, y de ahí inclusive hablar de una “Escuela Española de Economía” forma parte de la extensión osada del mismo mito.


    Para el padre Mariana como hijo de la Iglesia y de San Ignacio de Loyola, el principio y fundamento de todo era Dios: “Sea esta la común miseria del pueblo, que tengan en más las cosas humanas que las celestiales”. Para Ludwig, lo material y terreno: “El liberalismo es una teoría que exclusivamente se interesa por la terrenal actuación del hombre. Procura en última instancia el bienestar material”.


    Es fácil intuir cómo para el sacerdote hispano, el liberalismo hubiera sido una doctrina “miserable” por tener en más las cosas humanas, y no sólo en más, sino “exclusivamente” y en “última instancia”. Además, implícitamente se pueden ver aquí los dos amores que fundaron las dos ciudades antagónicas sobre las que disertó ya hace siglos San Agustín; la terrena, sustentada por el amor propio hasta el desprecio de Dios, y la celestial, sujeta al amor de Dios hasta el desprecio de sí.


    Por otra parte, el judío agnóstico mencionado, cabecera doctrinaria de la Escuela Austriaca y el liberalismo capitalista, acusó a Jesucristo del socialismo y sus males, y cargó contra la doctrina escolástica del precio justo o la usura, cuestiones morales esenciales predicadas por sus supuestos precursores para ajustar el mercado a lo ordenado por Dios. Asimismo, Mises negaba que un niño recién nacido fuera un humano, entre otras aberraciones que un cristiano jamás podría aceptar.


    Con razón sentenció el economista católico John Médaille, y a ello me sumo, que “ni todo el dinero del capitalismo podría comprar una sola gota del agua bendita con la que bautizar a Ludwig von Mises”.
    Donoso y DOBLE AGUILA dieron el Víctor.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. ¿Escoceses de origen hispano?
    Por Hyeronimus en el foro Europa
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 21/09/2015, 11:30
  2. Sería beatificado el cura Brochero
    Por Erasmus en el foro Religión
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 15/09/2013, 02:16
  3. Liberalismo y República en el mundo hispano
    Por Rodrigo en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 01/11/2012, 02:50
  4. Desde la Andalucía más seria
    Por Hyeronimus en el foro Reynos del Andaluzía
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 30/03/2008, 06:31
  5. Los profesionales del Antifascismo y la prensa seria
    Por Arnau Jara en el foro Temas de Portada
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 19/04/2007, 14:59

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •