Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 4 de 7 PrimerPrimer 1234567 ÚltimoÚltimo
Resultados 61 al 80 de 139

Tema: Carta a los Españoles Americanos

  1. #61
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    GUERRAS CIVILES HISPANOAMERICANAS: EXALTACIÓN A FAVOR DE LOS REALISTAS DE PASTO



    - Nos manda el texto al correo electrónico un amigo ecuatoriano.



    Exaltación a favor de los realistas de Pasto


    Extraído de “Documentos sobre la Independencia reproducidos por la Gobernación del Departamento de Pasto en el año 1912”. Imprenta del Departamento, Pasto, 1912.




    "iOh invictos y heroicos Pastusos! Dignos de aquel nombre de vuestra ínclita y nobilísima ciudad de San Juan de Pasto, por sobrenombre Villaviciosa, sea escrito con letras de oro para admiración de todos los pueblos y para la gratitud de los que se honran con el glorioso epíteto de españoles".


    "A vosotros se dirigen vuestros sensibles y fieles compatriotas de Guayaquil, patricios y forasteros, tanto americanos como europeos, congratulándose, rebosando de gozo y entonando himnos al Señor de los Ejércitos, por la última victoria que acabáis de conseguir sobre los hijos espurios de la Patria, que han osado hollar con sus inmundas pisadas de vuestro sagrado suelo".




    "Sí, el traidor Don Antonio Nariño y Alvarez, prosélito del infame Napoleón, no escarmentado de la suerte que hicisteis sufrir á los rebeldes Caicedo, Macaulay (yanqui) y otros, orgulloso se os acerca el 10 de Mayo próximo pasado en los hermosos campos de esa nueva Villaviciosa y provoca vuestra bizarría cual otro Staremberg provocó en los de la antigua Villaviciosa, en 10 de Diciembre del año de 1710, la del valiente Ejército español que mandaba Vandoma ; mas, así como aquellos vuestros hermanos derrotaron aquel famoso alemán y aseguraron la corona de las Españas en las sienes del joven Felipe, así vuestra sola presencia ha abatido el impío cundinamarqués, y con su prisión y total exterminio de los facciosos que mandaban, habéis asegurado la tranquilidad de las Provincias vecinas, y que en ellas resuene con toda sinceridad y con toda libertad el dulce nombre de nuestro joven Fernando".




    "Habéis, pues, destruido á ese vil caudillo y á su alucinada gente; ¿y qué otra suerte debían haber esperado unos malvados que en el año de 1808, espontáneamente prometieron, así como todos los demás pueblos españoles de Ultramar, reconocer por Rey de las Españas á nuestro amado Fernando ; auxiliará sus hermanos de Europa en la gloriosa lucha contra el tirano Napoleón ; ser inseparables de la madre Patria, mientras hubiese un solo rincón en la Península, en donde se reuniese el Gobierno español; y que en el año de 1810, olvidando sus obligaciones, despreciando los sentimientos de honor, y los de la naturaleza, quebrantan sus solemnes promesas, rompen con los españoles de la Península los estrechos vínculos que unen á todos, la sangre el idioma, la Religión, la amistad y cuantos lazos puede haber en los individuos de una misma sociedad? ¿Cabe mayor influencia, mayor iniquidad? ¿Son tales monstruos dignos del heroico nombre español, que heredaron de sus padres? Nó……, nó: hasta la naturaleza debe borrar de la especie humana á tan viles seres.




    "Vosotros, sí, virtuosos Pastusos, honor del nuevo Reino de Granada, de la América Meridional, de toda la España ultramarina, ó por mejor decir, de toda la gran Nación española, vosotros sois dignos hijos de este invencible y heroico Pueblo."




    "Los manes de vuestros fundadores, los Aldanas y sus compañeros, se gloriarán de tener en su posteridad unos hijos fieles, tan valientes, y tan religiosos, y pedirán al cielo que los colme de sus bendiciones; al paso que los manes de los Benalcázares, de los Muñoz, de los López, de los Lozanos, de los Robledos, de los Quinteros, de los Alfonsos, de los Ospinas, de los Quesadas y de otros más, clamarán hasta el trono del Omnipotente, para qué caiga todo Él lleno de su justicia sobre la ingrata posteridad, sobre esos monstruos que brotó el infierno en las orillas del Cauca, del Páez, del Magdalena y del Bogotá".



    "¡Loor eterno!; ¡oh inmortales pastusos ! á vuestra fidelidad y constancia ! ¡publiquense vuestras inmortales acciones de uno á otro polo, del oriente al occidente; nunca las olvidarán estos vuestros compatriotas! os aseguran con toda la efusión de su corazón y con la más sensible gratitud".




    Guayaquil (actual Ecuador), 29 de Mayo de 1814.



    "Domingo de Ordeñana, José Antonio Marcos, Santiago Vítores, Bernardo de Alzúa, Manuel Antumaño, Sebastián Puchí, Miguel de Camino, Esteban José Amador, Gabriel García Gómez (padre del caudillo Gabriel García Moreno), José de Llano, Juan Manuel de Larranza, Juan Bautista de Elizalde, Bonifacio de Arrieta, Juan Vicente Villa, Ventura Bustamante, Ildefonso López, Manuel de Jado, José María de Aiseo, Nicolás Ruaño, Juan Antonio Bonilla, Andrés Gabuña, Manuel de Aguirre, Narciso Sánchez de Laserna, Salvador Lemos, Manuel Almadaña, Santiago Chacón, Antonio Acosta, José Antonio Treviño, Calisto Gatete, Agustín Corpancho, Joaquín Álvarez, Antonio García de Lavín, José María Valenz, José Valencia, Juan Navarrete, Juan Sivestre Touris, Manuel Ignacio Moreno y Santiesteban (regidor perpetuo del Cabildo de Guyaquil, Caballero de la Orden de Carlos III, tío abuelo Cardenal primado de Toledo, y abuelo materno del caudillo Gabriel García Moreno), Manuel López Hidalgo, José Díaz del Campo, Dionisio Martín Herrera, Juan José Casilasí, Pedro Galeza, Manuel de Ramos Moreno, Juan Rodríguez, Antonio Pombar, Ignacio Zuloaga, Ignacio Roldán, Benito Botana, Miguel Antonio de Anzuátegui, Francisco Antonio García, Ramón Antonio de Irueta, Santiago Cepeda (pariente de Santa Teresa la Grande), Vicente Saldaña, Antonio García Arbela, Francisco de la Cantera, Bernabé García, Francisco Andrés Cárdenas, Pedro José Boloña, Juan Antonio Medina, Ramón Calvo y López, Vicente Sánchez, José de Bustamante y Cevallos, José Ramón Arrieta, doctor Francisco Javier Benavides, José de Segura, Guillermo de Segura, Antonio Lorcluy, José Antonio Campe, El coronel Juan Miguel Germán, Ignacio Cevallos, Ramón Oyarvide, Juan de Abajoa, Juan Esteban de Germendía, Silvestre de Barañano, Juan Hernández, Gabriel Fernández de Urbina, doctor Ignacio Hurtado de López, Carlos Calixto Boya."




    "P.D Con esta misma fecha, se dirige otra igual a la ciudad de Lima, a imprimir y circular muchos ejemplares, a todas las ciudades de la América, y el primer ejemplar se remitirá cuanto antes a ese muy Ilustre Ayuntamiento, por mi conducto; teniendo entendido que con la mayor pompa se van a hacer honras por nuestro héroe don Juan María de la Villota, y por los demás muertos en la guerra, en la iglesia del Seráfico Padre San Francisco, con asistencia del Excelentísimo Cabildo, Militares y demás Cuerpos, lo que servirá a Usías de consuelo. Fecha ut-supra."



    (f) José de Segura y Mendieta"

  2. #62
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Abraham Meza

    De Wikipedia, la enciclopedia libre

    Saltar a navegación, búsqueda
    Abraham Meza (también de Meza o Mesa) fue un banquero y destacado miembro de la población sefardí de Curazao.
    Orígenes [editar]

    Era descendiente de judíos españoles, que huyeron durante la inquisición española. Muchos de ellos se fueron a Portugal y migraron después a la liberal Amsterdam. Desde ahí vinieron a las Antillas Holandesas, antes de migrar a Hispanoamérica.
    Simon Bolívar [editar]

    Abraham Meza destaca por su apoyo a Simon Bolívar, a quien le dio asilo y apoyo económico para la liberación de Hispanoamérica. Como agradecimiento se dio el derecho de asentarse en las costas caribeñas de Venezuela y Colombia, especialmente en Coro.
    Enlaces [editar]



  3. #63
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,184
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    San Martín es el prócer más venerado de Argentina y de la mitad de América del Sur por haberles hecho obtener la libertad. Derogó los dictados de la Inquisición a pocos días de poner pié en el Alto Perú. Quiso el destino que un descendiente de sefaradíes fuera el hombre que protegió y llenó de afecto a nuestro prócer en sus últimos años. En este artículo, el Profesor Mario E. Cohen, resume el perfil de la personalidad de Alejandro María Aguado y su relación con el Gran Capitán.


    http://www.delacole.com/cgi-perl/med...o=32&nota=32-8

    Sin comentarios.
    Última edición por Erasmus; 04/02/2010 a las 17:04



    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  4. #64
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    DOSCIENTOS AÑOS DE SOLEDAD





    Doscientos años de soledad,
    de las Españas sumergidas,
    soledad de doscientos años,
    hoy la Hispania perdida,


    Los hispanos nos perdimos,
    los hispanos nos matamos,
    siguiendo a día de hoy,
    siguiendo sin encontrarnos,


    Nos separamos para compartir,
    para acabar compartiendo,
    el mismo triste destino,
    que nos está consumiendo,


    Enemigos exteriores,
    los hay, lo sabemos,
    mas destrozándonos nosotros,
    excusas no tenemos,



    Doscientos años de soledad,
    en el fango revolucionario,
    enfermando peligrosamente,
    a ambos lados del Atlántico,


    Doscientos años de soledad,
    de desunión e impotencia,
    destruyendo nuestro futuro,
    maldiciendo nuestra herencia,


    Doscientos años de soledad,
    la Hispanidad Católica derrotada,
    derrotada, que no muerta,
    su bandera quiere ser ondeada,


    Una monarquía federativa,
    representativa y social,
    un núcleo por nuestros pueblos,
    una conciencia de hermandad,


    Falsos profetas del desarraigo,
    rapsodas de la mala hora,
    la novedad de la Tradición,
    promete la boina roja,


    Algún día dejaréis,
    dejaréis de mangonear,
    las Españas, pues,
    se han de reencontrar,


    Aliadas con el luso hermano,
    hartos de agachar las cabezas,
    ibera raíz por los continentes,
    ínclitas razas ubérrimas,


    Dios, patria, fueros, rey;
    tengamos fe y esperanza,
    ¡vivan los reinos de Indias!
    ¡qué viva España!

  5. #65
    Avatar de Josean Figueroa
    Josean Figueroa está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 jun, 07
    Mensajes
    984
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Cita Iniciado por Ordóñez Ver mensaje

    Este es el Escudo del Nuevo Imperio, del "Otro Ecuador", del Quito Imperial, porque "un Nuevo Imperio Forjará los Mundos" y las ruinas de este viejo y asqueroso mundo serán arrasadas. ¡Qué muera lo viejo! y ¡Qué viva lo eterno!
    ¿De donde sale ese escudo? Un condor y un águila formando el 'bicéfalo' imperial. Los símbolos de Sur América y Norte América (Mejico) combinados, una buena idea. Debería terminar convirtiéndose en el emblema del nuevo imperio que está surgiendo en la España americana, y que por ahora lleva el nombre transitorio de 'Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe'. Alún día, quizás, cuando el hispanismo vuelva a estar de 'moda'.

  6. #66
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    DIAZ ARAUJO: CRONICA DE LA CONFERENCIA SOBRE "SAN MARTIN Y BOLIVAR, SU POLITICA RELIGIOSA"





    En el colegio aledaño a la Parroquia Cristo Rey fue inaugurado el día miércoles 17 de marzo de 2010 a las 19.30 hs el Salón del Bicentenario.


    En la ocasión, tras la bendición del Padre Marchioni y con una numerosa concurrencia de sacerdotes, monjas, laicos y la presencia del Concejal José Arteaga, el Dr. Enrique Díaz Araujo disertó sobre el tema “San Martín y Bolivar: su política religiosa”.


    A continuación brindamos una síntesis que no es textual de la conferencia:
    El 25 de mayo de 1810 fue un acto de autonomía respetando al Rey y el 9 de julio de 1816 la independencia del Rey.

    En América había un hábito de obedecer al buen gobierno. En 18109 hubo sucesos idénticos a los de Buenos Aires en toda Hispanoamérica, porque el problema era idéntico.
    América sólo obedecía a la Corona de Castilla, o a otros reinos ni mucho menos al pueblo de España. El Rey era considerado como un padre de cada americano. Y desde la independencia, América busca un sustituto paterno del Rey de España. América se sigue convulsionando porque no encuentra la forma institucional que calce con su identidad.
    El Reino de Indias era un Estado confesional y América se definió por su Religión católica. El Papa delegó en una bula de 1505 las designaciones eclesiásticas en el Rey de España, con el Derecho de Patronato.
    España vivió una Edad Media tardía, y cuando España se hizo liberal, América continuó con el espíritu medieval.

    Trafalgar, en 1805 marcó el triunfo de los anglosajones, que desde entonces gobiernan el mundo, marcando el ocaso español en 1808 cuando hubo dos reyes, padre e hijo, en España, en medio de quienes fue introducido como gobernante el hermano de Napoleón.
    En 1810 se produce la autonomía en toda América, y hubo tres figuras principales como libertadores: Iturbide en México, Bolívar en el Norte de Sudamérica, y San Martín en el Sur de Sudamérica. Los tres actuaron en conjunto desde una reunión en Panamá. Los tres tuvieron diferencias en la solución política, pero unidad en el criterio religioso.
    San Martín e Iturbide eran monárquicos, e hicieron tratados con los Virreyes procurando establecer un Rey borbón (no Fernando) para que gobernara en América desde su Independencia. Esta experiencia funcionaba con la dinastía portuguesa en Brasil. El candidato a ocupar la Monarquía que propiciaba San Martín era De Paula.
    San Martín después de su labor se retiró al ver que su proyecto no se podía concretar. Iturbide decidió en la misma situación gobernar, pero murió asesinado en una revuelta. Finalmente, Bolívar no quería un príncipe Borbón, porque decía que son todos malos, y se proclamó Emperador de los Andes, siendo más tarde expulsado del gobierno.
    Bolívar, además, renunció a la masonería y la prohibió, a la vez que dejó de ser liberal y promovió la Fe Católica.

    En lo que se refiere a la solución religiosa, Bolívar, Iturbide y San Martín estaban de acuerdo en reforzar a la Madre Iglesia, ya que no había un Padre-Rey. Iturbide lo hizo de la mano de la Virgen de Guadalupe, Bolívar con la Virgen de Belén y la Virgen del Cisne, y San Martín con las advocaciones de la Virgen de La Merced, del Carmen y de Luján. San Martín estableció permanentemente a la Iglesia en Chile y en Perú, donde la única religión era la católica y donde se prohibía ser funcionario a quien no profesara la Fe católica.
    San Martín obedeció al General Manuel Belgrano, quien era difamado, según una carta que éste le enviara el día 6 de abril de 1814. En el Reglamento del Plumerillo del Ejército de los Andes, hasta castigaba a los blasfemos severamente.
    Así era la política religiosa de San Martín y de Bolívar.
    Por otra parte, se difunde que San Martín se había unido a una logia masónica en Cádiz o en Londres, pero esas logias no existieron, es todo mentira, y por tanto indemostrable.
    Fueron los liberales quienes astillaron América, convirtiéndola en una serie de republiquetas aisladas, sobre todo en Centroamérica.
    Sin embargo, a pesar de que fracasaron en su proyecto político de instauración de una monarquía, lograron la solución religiosa que se proponían.
    Iturbide decía que “la Virgen de Guadalupe no ha venido a fracasar a América”. Así quedó el legado de la afirmación de la Tradición Católica de la Iglesia. Y todo eso se lo debemos a los libertadores.



    Publicado por Diario Pregón de La Plata en 3/18/2010 08:45:00 AM
    Etiquetas: Enrique Díaz Araujo, Historia y Patria, José Arteaga

  7. #67
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Entrevista con José Manuel González y Félix Della Costa sobre el libro La cueca larga de los Pincheira.



    La cueca larga de Los Pincheira Vídeo - sevenload

  8. #68
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    GUERRAS CIVILES HISPANOAMERICANAS: ALGUNAS APRECIACIONES PERSONALES




    Dicen que este año estamos de bicentenario. Bicentenario de las independencias de la América Española, y como siempre, se ha escuchado una sola voz. Vemos los fantasmagóricos desfiles de Chávez, Castro, Morales y los Kirchner con la España de Zapatero como barata palmera y máxima valedora internacional. Mucho he escrito y dicho sobre tan controvertido tema, no obstante, aquí van unos apuntes más:


    -Ni por asomo todos los del bando realista americano fueron Cruzados de la Causa ni todos los independentistas demonios masónicos. Yo he caído mucho en esa visión, mea culpa.

    Por la contra, la gran mayoría de la oficialidad fue cristina-liberal y hubo notorios masones. De los pocos "tradicionalistas" que hubo en este bando por parte peninsular nos encontramos a Maroto, el traidor y enemigo más encarnizado del Carlismo, que después del "Roma no paga traidores" fue despreciado hasta en la propia Suramérica. Muchos de estos fueron tiranuelos defensores de la "Pepa", que quisieron obligar a jurar a los americanos. Como decimos, muchos de estos malos realistas luego fueron represores de los Batallones de Voluntarios Realistas en la vieja España para terminar luchando encarnizadamente contra el carlismo. No es la oficialidad española realista, escasísima por otra parte (La proporción peninsular en los ejércitos realistas no superó nunca el 10%, grosso modo) el antecedente del carlismo, sino por la contra, su enemistad.


    Empero, no es el caso de todo el bando realista. De Morillo o Maroto podemos pasar a Agustín de Agualongo en Nueva Granada, José Tomás Boves en Venezuela, Antonio Navala Huachaca en el Perú, Santiago de Liniers en el Río de la Plata, Vicente Benavides y los Pincheira en el Chile, la isla de Chiloé como reducto radical contra el independentismo, y tantos hombres y escenarios distintos en unas guerras duras y costosísimas que nos están indicando su carácter poliédrico. Como el caso del venezolano Juan de los Reyes, primero realista y luego independentista. O el caso del gran mexicano Yturbide.



    -Como decimos, sólo se ha escuchado una versión, y es la favorable a los separatistas. Esta versión asimismo es la única que ha tenido predicamento en España. Tenemos una versión liberal, una versión "más revolucionaria", que es la que ahora está alentando España a través del "socialismo del siglo XXI" encabezada por el narco-petrolero Chávez, y hasta una visión "tradicional" del conflicto. Durante estos doscientos años de soledad, se ha sepultado a cal y canto no sólo a la traidorzuela oficialidad realista, sino a miles y miles de americanos de distintas razas que no quisieron separarse de España. Ha tenido que ser desde nuestra América cuando se ha iniciado un debate distinto. Ha tenido que ser por el colombiano Luis Corsi Otálora o por el argentino José Manuel González cuando se ha vuelto a hablar de los realistas criollos. Ha tenido que recoger el testigo el navarro José Antonio Ullate en un excelente libro sobre causas, efectos y consecuencias de la separación de las Españas. También lo ha hecho el colombiano Pablo Victoria, aun desde una perspectiva relativamente distinta.


    Incluso se aboga por una "versión tradicional independentista" pero se niega que en el realismo americano hubiera "tradicionales". La causa separatista es como zapata, si no gana empata, ya sea siendo liberal, comunista o tradicional. Y donde más predicamento tiene es en España, en sus vertientes más revolucionarias.

    Como mínimo da que pensar.



    Dejémoslo claro: Las ideas revolucionarias habían penetrado en España en la misma Corte, quizá en especial desde la época de Carlos III y sus amasonados ministros. Esto es de reconocer. Pero los próceres separatistas no lucharon para librar a América de la Revolución, sino que aprovecharon un momento de máxima debilidad de la metrópoli ante la invasión napoleónica para implantar su propia Revolución (Invasión napoleónica contra la que se batió con valor San Martín en Bailén); revoluciones que cada una tendría una cara, como luego también ocurriría en el XIX peninsular. Nos parece repugnante la intentona de iglesia nacional a lo jansenista que se dio en la época de Carlos IV así como nos parece repugnante la indignidad de Fernando VII y el poco talento para empezar a endeudar a España, convirtiéndola (Un caso muy parecido al de Portugal) en una especie de protectorado de los Rotschild. Todo eso no dejaba de defenderlo buena parte de la oficialidad realista. Cierto, de acuerdo.

    ¿Pero acaso el bando independentista fue distinto en sus actuaciones? De ninguna manera.

    Todos los caudillos independentistas tuvieron oficialidad británica en sus filas. Bolívar, O´Higgins o San Martín así lo hicieron.

    ¿Y no es cierto que en la misma América entraban libros revolucionarios con relativa facilidad que apenas se veían por la vieja España?

    ¿Entonces, por qué echar en cara al bando realista lo que el bando independentista hizo tanto o más? Por la sencilla razón de justificar lo injustificable; porque en todos los discursos se busca justificar absolutamente todo lo que hicieron los independentistas, buscando recovecos acá y acullá, y todo lo del bando realista es injustificable. Una versión bastante maniquea a mi juicio.


    Por eso el aura criminosa para Boves, y el aura de santón laico para Bolívar, cuando objetivamente, Bolívar fue peor que Boves. No olvidemos que traicionó públicamente a su camarada Miranda, el que figura en el "panteón de honor" de los revolucionarios franceses que exterminaron a los vandeanos. Pero a Bolívar todo se le disculpa, y en especial desde que, como Miranda, murió arrepentido.


    Por eso, en España hemos de aguantar con dinero público estatuas a Bolívar y ninguna para los americanos que, mejores o peores, no se quisieron separar de España. Por eso celebramos aquí a los que decían luchar contra España para convertir a América en otra cosa. Lo dijeron ellos mismos, no lo estoy diciendo yo. Las gentes de las Indias se llamaban a sí mismos españoles de ultramar o españoles americanos; de ahí en adelante fueron otra cosa, y de ahí al "¿Qué somos?" de Arturo Uslar Pietri. No defendieron las esencias americanas tradicionales hasta entonces, fue otra cosa. Al igual que muchos realistas no fueron cruzados, fueron otra cosa.


    No tuvieron mucho éxito en verdad los independentistas si me apuran, pues en estos doscientos años de soledad nos separamos para cometer los mismos errores y ser presa de otras potencias enemigas de lo nuestro. Es casi normal, ya le dijo Antonio Machado a Ramiro de Maeztu que España siempre ha sido muy poca cosa para un español, y ya parecemos acostumbrados a que España favorezca y premie a sus más encarnizados enemigos.


    ¿De verdad "la Pepa" que se negaron a jurar era más revolucionaria que su política? Si vemos la "política religiosa" de la Constitución de Cádiz, no es distinta que la que luego se aplicaría en las repúblicas americanas. No se separaron para liberar a América de la Revolución, no es eso, no es eso....


    ¿Fueron Cuba y Puerto Rico más liberales que el resto de las Indias Iberas, estando las antillanas ínsulas con España? No.


    Hay muchas causas en estas guerras. Podemos mezclar el resentimiento jesuítico (Más que justificado tras la enorme cabronada de Carlos III y el marqués de Pombal); pero no podemos olvidar las ideas del contrato social de Rousseau o el "reflejo norteamericano", que también sé que España, porque le convenía para derrotar a Inglaterra (Como la derrotó el gran Gálvez, como la había derrotado Lezo y luego la derrotaría Liniers) ayudó en su momento acaso con nefastas consecuencias.


    Creo que eso dio a Gran Bretaña alas en el sentido de que se explayó en su frase "A España hay que vencerla en América, no en Europa". Nos aplicaron el "divide y vencerás" de Fernando VII a Bolívar. Esto es sin duda un pensamiento muy mío, pero creo que no desbarro demasiado. Que haya tanto influjo británico tanto en la Corte de Madrid como en los ejércitos bolivarianos quiere decir mucho.





    - No fueron guerras de invasores contra invadidos ni viceversa. Fueron Guerras Civiles Hispanoamericanas y, como historiador sin futuro, creo que es el término más acertado. Estoy escuchando y leyendo críticas injustas y desmedidas sobre Luis Corsi, José Manuel González u otros americanos que han dicho hasta aquí hemos llegado.

    ¿Que los Pincheiras no eran santitos? Nadie lo dice. Pero otra vez volvemos a lo mismo: Lo mismo que le achacan a los "pincheirinos" (Que el autor no los pone como leyenda rosa, repetimos, y lean detenidamente el libro, caramba) hizo Bolívar y compañía, pero todo es disculpable. ¿Que Belgrano tilda a los negros y a los mulatos como canalla cobarde y que sólo le consuela que vengan oficiales blancos? Todo tiene su disculpa. A mí no se me ocurre desde luego juzgar a los independentistas por esa desafortunada "sentencia", pero parece que al "bando contrario" sí.


    ¿Discriminación de los criollos? Un neogranadino como Joaquín Mosquera Figueroa parece atestiguar lo contrario. Un Lardizábal en el Manifiesto de los Persas también. Vean otra vez gentes y escenarios distintos.

    ¿Y las palabras malsonantes del obispo Orellana? Absolutamente injustificables. Como la guerra a muerte de Bolívar. Como que Boves se quisiera alistar con los independentistas y fuera expulsado por chapetón. Como lo que debieron sentir muchos peninsulares al escuchar "¡muerte a los gachupines!" y lindezas por el estilo. Los insultos ofenden a todo el mundo, no sólo a los hispano-ultramarinos.


    ¿No da algo que pensar que el grito de guerra de las huestes que lucharon a muerte contra Bolívar fuera el de "¡mueran los blancos!"? ¿Dónde estaban los indios-buenos salvajes que pretendió manipular Miranda? Después ya vemos la política de las repúblicas americanas para con los indios, cuando la leyenda negra sigue cargando contra España. Menos mal que los malísimos españoles no dejamos ni un indio; será que uno no tiene buena vista, pero cuando uno va a Madrid, los ve por todas partes.


    Señores, lo de la "discriminación de los criollos" no pasa de ser otro argumento manipulador e inexacto en su generalidad en este complicado estado de cosas. No me parece un argumento de peso.



    - Sobre la pertenencia de San Martín a la masonería: Un tema complicado sin duda. Hay quien niega la propia existencia de la Logia Lautaro; nombre tomado de un caudillo araucano que se levantó contra la Monarquía Católica. Ilustrativo, sin duda. A los indios intentó apelar ya Miranda sin éxito alguno.

    ¿Que San Martín no perteneció a ninguna logia regular de obediencia inglesa, por así decirlo? No lo sé, ni me importa sinceramente.

    Algunos acuden a Benito Pérez Galdós. No sabía yo que el literato canario fuera historiador. No obstante, Galdós describe por ejemplo una serie de logias nacidas en Madrid precisamente para luchar contra la "masonería oficial", una suerte de "logias nacionalistas" que proliferaban en cada café, tal y como fue el caso de"los Comuneros". Dudo mucho que estos personajes figuren en algún registro británico.

    Pero no es de dudar que San Martín habla de "nosotros los liberales....unidos por todos el mundo....".



    Les expongo un ejemplo paralelo: Durante años, se ha dicho que la pertenencia al islam de Blas Infante era una exageración, sin embargo, la umma lo reivindicaba cada vez más. Para los que conocemos (Aun malamente), el estado de la psyqué mahometana, sabemos que si Blas Infante sólo hubiera sido alguien útil, el islamismo no prestaría tanto empeño. A día de hoy está demostrado que Infante hizo la shahada en una mezquita de Marruecos. Eso mismo explica muchas cosas, a saber, que ante todo la umma lo ha considerado siempre como un hermano en la fe, cosa que era a ciencia cierta, tan cierta como que Infante hablaba de entregar España a Marruecos. También sabemos que Infante perteneció a la masonería.


    Es cierto que hubo muchos masones en el bando realista. Pero no es menos cierto que la masonería sigue celebrando las independencias americanas. ¿Porque quiere apropiarse de esa epopeya, y más de la figura del general San Martín? Señores, seamos serios. ¿De verdad la masonería es tan simplona? ¿Mucho desbarro cuando establezco a Infante y al islam como "paralelismo de reivindicación"?


    Que San Martín "evolucionara" como evolucionó el propio Bolívar es prácticamente cierto. Pero en todo caso, apenas llegaron a "conservadores". La política religiosa de los independentistas no difería demasiado de la de los liberales españoles, hasta como pudo ser un Cánovas del Castillo a finales del XIX continuando la antimonarquía liberal-usurpadora.




    -Se habla del sentimiento monárquico de muchos nuevos próceres, lo cual es cierto. También se alude al ejemplo del Brasil. Pero hay algo importante en el Brasil: El Brasil se independendiza por un traidor don Pedro que, no contexto con desmembrar la América Lusa y traicionar al propio trono portugués, va a invadir Portugal en contra de Miguel I, rey fidelísimo católico, aclamado en las Cortes a la usanza tradicional portucalense. Con don Pedro van a actuar los mismos que en España: Inglaterra, Francia y Mendizábal, contra la causa tradicionalista popular. Tras una guerra costosísima, Portugal quedará endeudado y destrozado durante muchísimos años, hasta que Oliveira Salazar consiguiera acabar en buena medida con ello; para cuando se estaba en un punto relativamente dulce, verse amenazado por todos lados y víctima de una guerra global por la codicia del petróleo de Cabinda que cristalizó en unos claveles de traición, como aquí al año siguiente sería la transición. Que se mencione el Imperio de Brasil como ejemplo aislando su génesis fundamental me parece un intento manipulador.


    No fue el mismo ejemplo del sincero monarquismo de Yturbide o de otros, no estoy diciendo eso. Lo que estoy diciendo es que hay que ver cómo fue el ejemplo brasileño.

    Y así como se tuvo paciencia para con los Borbones para instaurar príncipes españoles en América, era ya una idea que Aranda le expuso a Carlos III sin éxito alguno. Es cierto que las juntas no tenían prerrogativas para actuar como actuaron sobre América, ¿pero qué prerrogativas tenían los junteros americanos para poner y quitar príncipes en las Indias?


    Repito que habría otros mejores ejemplos, el brasileño sirve para mal.


    Hay mucha leyenda negra antiborbónica y mucha leyenda rosa de la Casa de Austria también. Pues ni los Borbones fueron tan malos ni los Austrias tan buenos. Con los Austrias los fueros de Castilla fueron pisoteados y se tuvieron que lidiar con guerras civiles entre conquistadores, abriéndose la brecha de los encomenderos que acaso tuvo mucho en la chispa de las Guerras Civiles Hispanoamericanas. Eso no quiere decir que yo minimice la política borbónica, en especial la nefasta política de funcionariado colonial que tanto exasperó y con razón a la América Española. Pero la Historia fue la que fue y es la que es, no la que nosotros nos gustaría, como bien expone el brillante Antonio Caponnetto, acérrimo defensor de la Hispanidad.





    -Con todo, me dejo en el tintero muchas cosas, que puede que algún día desarrolle. Considero que Fernando VII fue un incalificable y que Agustín de Yturbide fue en líneas generales un gran tipo y uno de los personajes más interesantes de este periodo. Y también considero que la "disección" de los realistas americanos constituye toda una aventura intelectual nacida en Hispanoamérica, una aventura de tal talla como habrá de ser la que gracias a entusiastas eruditos de Jaén han iniciado como la memoria mozárabe, la de los cristianos que sufrieron en territorio musulmán. Dentro de mi formación historiográfica son dos aventuras grandiosas, como digo. Y no porque piense que todos los realistas fueron cruzados santos, sino porque no comprendo ese sepulcral silencio, y más desde España, de americanos que no se quisieron separar; y porque no comprendo tanta justificación absoluta de los independentistas; y porque no comprendo la rabia y desconsideración de tirios y troyanos sobre las obras de Luis Corsi o Manolo González y otras que están saliendo. ¿Que no son libros perfectos? ¡Acabáramos! De entre muchas críticas puedo leer incluso que Carlos V fue un desconsiderado al no aceptar la legitimidad de su sobrina Isabel. Bonita manera de querer liberar a América de la Revolución. Si esta es una base de las críticas hacia los que se interesan y laboran por el realismo criollo, muy flaco favor le van a hacer al indepedentismo hoy tan celebrado de distintas maneras, y flaco favor al pretender seguir sepultando la voz de los realistas, que más allá de su nefasta oficialidad, fue la voz de muy buena parte del pueblo indiano que durante tantos años luchó contra otra oficialidad nefasta, que tampoco representó a buena parte de sus huestes, y ésta fue la independentista. No hubo sólo una epopeya en América, en todo caso hubo dos.



    Un maestro argentino me dice que las independencias fueron una desgracia pero prácticamente inevitables. Creo que encierra gran razón ese pensamiento, y básicamente lo comparto.


    Con todo, como digo, ¡basta ya de silencio! ¡basta ya de una única versión aun en distintas formas! ¡basta de manipulaciones y justificaciones estrambóticas, vengan de donde vengan, sean para quienes sean! Seguimos empeñados en lo mismo, pasan dos siglos y seguimos igual. Y esta división sólo alienta a nuestros enemigos, que siguen siendo prácticamente los mismos. De los errores hay que aprender, pero parece que nos va la marcha.








    General Joaquín Posada Gutiérrez:

    “He dicho poblaciones hostiles [a la liberación independentista], porque es preciso que se sepa que la Independencia fue impopular en la generalidad de los habitantes; que las clases elevadas fueron las que hicieron la revolución; que los ejércitos españoles se componían de cuatro quintas partes de hijos del país; que los indios en general fueron tenaces defensores del gobierno del Reino, como que pretendían que como tributarios eran más felices que lo que serían como ciudadanos de la República”.






    Don Francisco de Miranda, Comandante-General del Ejército Colombiano, a los pueblos habitantes del Continente Américo-Colombiano (1806)



    Transcripción realizada por Gloria Henríquez Uzcátegui y Miren J. Basterra publicada en la página web de la Academia Nacional de la Historia, Venezuela



    Valerosos compatriotas y amigos.


    Obedeciendo á vuestros llamamientos, y á las repetidas instancias y clamores de la Patria, en cuyo servicio hemos gustosamente consagrado la mejor parte de la Vida; somos desembarcados en esta Provincia de Caracas, la coyuntura y el tiempo nos parecen sumamente favorable para la Consecución de vuestros designios; y cuantas personas componen este Ejército son (amigos) ó Compatriotas vuestros: todos resueltos a dar la vida, si fuese necesario por vuestra libertad é Independencia, (bajo los auspicios y protección de la marina Británica.)


    Con estos auxilios podemos seguramente decir, que llegó el día por fin, en que recobrando nuestra América su soberana Independencia, podrán sus hijos libremente manifestar al Universo sus ánimos generosos. El opresivo insensato gobierno, que oscurecía estas bellas cualidades, denigrando con calumnias nuestra modestia y carácter, consiguió también mantener su abominable sistema de administración por tres siglos consecutivos; mas nunca pudo desarraigar de nuestros corazones aquellas virtudes morales, y civiles que una religión santa, y un código regular inculcó en nuestras costumbres formando una honesta índole nacional.


    Valgámonos pues de estas mismas estimables prendas, para que expelidos los pocos odiados agentes del gobierno de Madrid, podamos tranquilamente establecer el orden civil necesario á la consecución de tan honrosa empresa. La recuperación de nuestros derechos como ciudadanos, y de nuestra gloria nacional como americanos colombianos serán acaso los menores beneficios que recojamos de esta tan justa como necesaria determinación.


    Que los buenos é inocentes indios, así como los bizarros pardos, y morenos libres crean firmemente que somos todos conciudadanos, y que los premios pertenecen exclusivamente al mérito, y á la virtud en cuya suposición obtendrán en adelante infaliblemente, las recompensas militares y civiles, por su mérito solamente.


    Y si los pueblos holandeses y portugueses pudieron en otro tiempo sacudir el yugo de la opresora España; si los suizos y americanos nuestros vecinos igualmente consiguieron establecer su Libertad é Independencia con aplauso general del mundo, y en beneficio de sus habitantes, cuando cada uno de estos pueblos separadamente apenas contaba de dos á 3 millones de habitantes, ¿porqué pues nosotros que por lo menos somos 16 millones no lo ejecutaríamos fácilmente? ¿Poseyendo, además de ello, el continente más fértil, más inexpugnable, y más rico de la tierra? El hecho es que todo depende de nuestra voluntad solamente, y así como el querer constituirá indubitablemente nuestra Independencia, la Unión nos asegurará permanencia y felicidad perpetua. ¡Quiéralo así la Divina Providencia para alivio de nuestros infelices compatriotas; para amparo y beneficio del género humano!


    Las persona timoratas ó menos instruidas que quieran imponerse á fondo de las razones de Justicia y de equidad que necesitan estos procedimientos, junto con los hechos históricos que comprueban la inconcebible ingratitud, inauditas crueldades y persecuciones atroces del gobierno Español hacia los inocentes á infelices habitantes del nuevo mundo, desde el momento casi de su descubrimiento, lean la Epístola adjunta de D. Juan Viscardo, de la Compañía de Jesús, dirigida a sus compatriotas; y hallarán en ella irrefragables pruebas y sólidos argumentos en favor de nuestra causa, dictados por un varón santo y á tiempo de dejar el mundo, para perecer ante el Creador del Universo.


    Para llevar este plan á su debido efecto, con seguridad y eficacia, serán obligados los ciudadanos sin distinción de clases, estado ni color (los eclesiásticos solamente exceptuados, en la parte que no sean designados) de conformarse estrictamente a los artículos siguientes:


    I.- Toda persona militar, judicial, civil u eclesiástica que ejerza autoridad comunicada por la Corte de Madrid, suspenderá ipso facto sus funciones - y el que las continuase después de la presente publicación, así como el que las obedeciese, serán soberanamente castigados.


    II.- Los cabildos y ayuntamientos en todas las ciudades, villas y lugares ejercerán en el ínterin todas las funciones de gobierno, civiles, administrativas y judiciales con responsabilidad y con arreglo a las leyes del país: y los curas párrocos, y de misiones permanecerán en sus respectivas iglesias y parroquias, sin alterar el ejercicio de sus sagradas funciones.


    III.- Todos los cabildos y ayuntamientos enviarán uno ó dos diputados al cuartel general del ejército, a fin de reunirse allí un gobierno provisorio que conduzca en tiempo oportuno á otro general y permanente, con acuerdo de toda la Nación.


    IV.- Todo ciudadano desde la edad de 16 hasta la de 55 años se reunirá sin dilación á este ejército, trayendo consigo las armas que pueda procurarse, y si no las tuviese, se le darán en los depósitos militares del ejército; con el grado juntamente que convenga á su celo, talentos, edad y educación.


    V.- El ciudadano que tenga la bajeza de hacer causa común con los agentes del gobierno español, ó que se hallase con armas en campamento, ciudadela ó fuerte poseído por dicho gobierno, será tratado y castigado como un traidor a la Patria. Si por el empleo que actualmente pueda poseer algunos de ellos en servicio de la España creyese su pusilanimidad que el honor le compele á servir contra la Independencia de su Patria, serán estos desterrados a perpetuidad del país.


    VI.- Por el contrario, todos aquellos que ejerciendo en la actualidad empleos militares, civiles, ó de cualquiera especie se reuniesen con prontitud bajo los estandartes de la Patria recibirán honras y empleo proporcionado al celo y amor al país que hubiesen manifestado en tan importante coyuntura: los soldados y marineros serán premiados igualmente conforme a su Capacidad y Zelo.


    VII.- Los depositarios del tesoro público lo pondrán inmediatamente á disposición de los cabildos y ayuntamientos, quienes nombrarán sujetos aptos para el manejo, y para suplir al ejército colombiano cuanto sea necesario á su manutención y operaciones, no solamente en dinero sino también en provisiones, vestuario, frutos, carruajes, mulas, caballos, etc.


    VIII.- Para precaver toda especie de insulto o agresión de parte de la gente de guerra y puestos avanzados del ejército, los magistrados y curas párrocos de las ciudades, villas y poblados (bajo su personal responsabilidad) harán fijar la Bandera ó Insignia de Independencia Nacional en la parte superior más conspicua de las iglesias, y los ciudadanos llevarán también en el sombrero la escarapela que denote ser tales, pues sin ella no serían respetados y protegidos como hermanos.


    IX.- Esta proclamación será fijada por los curas párrocos y por los magistrados en las puertas de las iglesias parroquiales y de las casas del ayuntamiento para que llegue con brevedad á noticia de todos los habitantes y asimismo harán leer en las parroquias y casas de ayuntamiento respectivas, una vez al día por lo menos, la Carta anteriormente mencionada del C. Viscardo, que acompaña este edicto.


    X.- Cualesquiera impedimento, retardo, ú negligencia que se oponga al cumplimiento de estos nueve precedentes artículos será considerada como un grave perjuicio nacional y castigada inmediatamente con severidad: ¡La Salud pública es la Ley Suprema!


    Fechada en el Cuartel General de Coro, á 2 del mes de agosto de 1806.


    Francisco de Miranda
    Tomás Molini, secretario







    DECRETO DE GUERRA A MUERTE SIMÓN BOLÍVAR,
    Brigadier de la Unión, General en Jefe del Ejercito del Norte,
    Libertador de Venezuela
    A sus conciudadanos


    Venezolanos: Un ejército de hermanos, enviado por el soberano Congreso de la Nueva Granada, ha venido a libertaros, y ya lo tenéis en medio de vosotros, después de haber expulsado a los opresores de las provincias de Mérida y Trujillo.


    Nosotros somos enviados a destruir a los españoles, a proteger a los americanos, y a restablecer los gobiernos republicanos que formaban la Confederación de Venezuela. Los Estados que cubren nuestras armas, están regidos nuevamente por sus antiguas constituciones y magistrados, gozando plenamente de su libertad e independencia; porque nuestra misión sólo se dirige a romper las cadenas de la servidumbre, que agobian todavía a algunos de nuestros pueblos, sin pretender dar leyes, ni ejercer actos de dominio, a que el derecho de la guerra podría autorizarnos.


    Tocado de vuestros infortunios, no hemos podido ver con indiferencia las aflicciones que os hacían experimentar los bárbaros españoles, que os han aniquilado con la rapiña, y os han destruido con la muerte; que han violado los derechos sagrados de las gentes; que han infringido las capitulaciones y los tratados más solemnes; y, en fin, han cometido todos los crímenes, reduciendo la República de Venezuela a la más espantosa desolación. Así pues, la justicia exige la vindicta, y la necesidad nos obliga a tomarla. Que desaparezcan para siempre del suelo colombiano los monstruos que lo infestan y han cubierto de sangre; que su escarmiento sea igual a la enormidad de su perfidia, para lavar de este modo la mancha de nuestra ignominia, y mostrar a las naciones del universo, que no se ofende impunemente a los hijos de América.


    A pesar de nuestros justos resentimientos contra los inicuos españoles, nuestro magnánimo corazón se digna, aún, abrirles por la ultima vez una vía a la conciliación y a la amistad; todavía se les invita a vivir pacíficamente entre nosotros, si detestando sus crímenes, y convirtiéndose de buena fe, cooperan con nosotros a la destrucción del gobierno intruso de España, y al restablecimiento de la República de Venezuela.


    Todo español que no conspire contra la tiranía en favor de la justa causa, por los medios más activos y eficaces, será tenido por enemigo, y castigado como traidor a la patria y, por consecuencia, será irremisiblemente pasado por las armas. Por el contrario, se concede un indulto general y absoluto a los que pasen a nuestro ejército con sus armas o sin ellas; a los que presten sus auxilios a los buenos ciudadanos que se están esforzando por sacudir el yugo de la tiranía. Se conservarán en sus empleos y destinos a los oficiales de guerra, y magistrados civiles que proclamen el Gobierno de Venezuela, y se unan a nosotros; en una palabra, los españoles que hagan señalados servicios al Estado, serán reputados y tratados como americanos.


    Y vosotros, americanos, que el error o la perfidia os ha extraviado de las sendas de la justicia, sabed que vuestros hermanos os perdonan y lamentan sinceramente vuestros descarríos, en la íntima persuasión de que vosotros no podéis ser culpables, y que sólo la ceguedad e ignorancia en que os han tenido hasta el presente los autores de vuestros crímenes, han podido induciros a ellos. No temáis la espada que viene a vengaros y a cortar los lazos ignominiosos con que os ligan a su suerte vuestros verdugos. Contad con una inmunidad absoluta en vuestro honor, vida y propiedades; el solo título de americanos será vuestra garantía y salvaguardia. Nuestras armas han venido a protegeros, y no se emplearán jamás contra uno solo de nuestros hermanos.


    Esta amnistía se extiende hasta a los mismos traidores que más recientemente hayan cometido actos de felonía; y será tan religiosamente cumplida, que ninguna razón, causa, o pretexto será suficiente para obligarnos a quebrantar nuestra oferta, por grandes y extraordinarios que sean los motivos que nos deis pare excitar nuestra animadversión.


    Españoles y Canarios, contad con la muerte, aun siendo indiferentes, si no obráis activamente en obsequio de la libertad de América. Americanos, contad con la vida, aun cuando seáis culpables.


    Cuartel General de Trujillo, 15 de junio de 1813.—3
    Simon Bolívar.
    Es copia.
    Pedro Briceño Méndez,
    Secretario

  9. #69
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    EL PROBLEMA DE
    LA INDEPENDENCIA DE AMÉRICA


    Hace un tiempo, por gentil deferencia del doctor don Miguel Ayuso Torres, recibimos el tomo XII de losAnales de la Fundación Francisco Elías de Tejada.Publicación cuidada y valiosísima que puede“enorgullecerse de ser un punto de referencia en el tradicionalismo de raíz hispánica”, y que por eso tomamos con respeto y afecto en nuestras manos.

    En primer término debe anotarse que este volumen se abre con una sección de notas In Memoriam, a cargo del doctor Ayuso Torres, Secretario del Patronato de la Fundación. De esas páginas queremos destacar dos, que con justicia exaltan las figuras de los queridos camaradas y amigos inolvidables: Eduardo Víctor Ordóñez y Álvaro Pacheco Seré. Ellos representaron las orillas de la Patria Rioplatense. El recuerdo de don Miguel nos hace entrar en las hondas huellas del paso por esta vida de aquellos maestros que nos permiten continuar aprendiendo. Ambos, a no dudar, están “rogando ante el Altísimo por todos nosotros y su amada hispanidad”.

    Proseguimos la lectura con creciente interés cuando en la Sección Estudios y tal vez movidos por la cercanía del segundo centenario de la iniciación de la crisis del Imperio Romano Hispánico (1808-2008) llegamos a un título en el que nos detuvimos. Éste no era otro que el que encabeza esta nota: “El problema de la Independencia de América”. El trabajo lucía la firma de Federico Suárez Verdeguer que “fuera Catedrático de Historia en la Universidad de Santiago de Compostela…”trasladándose más tarde a Pamplona para dar comienzo a la que luego fue Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Navarra, donde creó el Seminario de Historia Moderna. Como Director de la “Colección Historia” de esa Casa de Estudios debe destacarse en particular la edición de los “Documentos del reinado de Fernando VII en trece volúmenes aparecidos entre 1965 y 1972”.

    De tan insigne profesor no podíamos dar crédito a nuestros ojos y entendederas que en la página 55 del tomo que nos ocupa estampara lo siguiente: “Así como en España… los Reinos de América reaccionaron como los españoles creando Juntas para la defensa de los derechos del Rey. El problema jurídico nace cuando las Juntas de América rehúsan el reconocimiento a la Junta Central o la Regencia (las negritas son nuestras). “En 1814 —agrega— las circunstancias cambian y los argumentos deben cambiar también. Fernando VII regresa a España en la plenitud de su soberanía y con respecto a América vuelve a ser como antes de 1808. Si se levantaron en defensa de los derechos del Rey, su alzamiento ya no tiene objeto”.

    Cabe entonces preguntar cuál era la situación legal de América en los comienzos del siglo XIX. La respuesta se puede sintetizar en forma clara y categórica. Las Indias no eran colonias sino Reinos y estaban unidos a la Corona de Castilla fuera de toda vinculación con el Estado español. Esto era lo que establecía el ordenamiento jurídico originado en los Pactos celebrados por el nieto de los Reyes Católicos con las autoridades indígenas locales.

    Todo nos lleva a la época de Carlos V, cuando el César firma, a su paso por Barcelona, en el año 1519, los documentos por medio de los cuales se “estableció la Unidad e Intangibilidad de América”. Durante tres siglos, ése fue el Estatuto.

    Ya en el siglo XVIII el accionar de las logias masónicas y la difusión de las ideas iluministas golpearon la estructura sobre la que se apoyaba la relación de los Reinos de Indias y la Monarquía Católica. Como un ejemplo de esto podemos señalar que el fundamento teológico de la autoridad de los Austrias se fue debilitando hasta ser sustituido por el laicismo del poder civil que hizo el absolutismo de la dinastía borbónica, llegada con Felipe V. Un absolutismo cerrado que eliminó el peso iluminador de la Iglesia al que se agregó la adopción del liberalismo con sus ideas en educación y economía.

    Y el problema hubo de estallar con la invasión napoleónica de 1808 y en un momento que se puede precisar: el 24 de setiembre de 1810, cuando las Cortes de Cádiz aprobaron la Ley por la cual se dispuso la extinción de Provincias y Reinos diferenciados de España e Indias para dar cabida “a una sola Nación Española”. Era la intolerable subordinación de lo criollo al masonismo peninsular de los liberales diputados gaditanos.

    Así fue que se levantó el estandarte del Pacto de los tiempos de Carlos V para sostener la independencia de las Juntas. Pacto que no era el de los enciclopedistas sino el histórico firmado y lacrado con Sellos Reales entre las Indias soberanas y Castilla.

    Y llegó 1814, año en el que, según Suárez Verdeguer, el Alzamiento ya no tenía objeto. Instalados los americanos en el campo jurídico, pensaron en la Paz y la Unidad con la restauración de la Monarquía Tradicional.


    Consecuencia de ello fueron las misiones como la que desde Buenos Aires encabezaron Belgrano y Sarratea, portadora de un Memorial que decía: “El pueblo de España no tiene derechos sobre los Americanos. El Monarca es el único con el cual celebraron contratos los colonos de América; de él solo dependen y él solo es quien los une a España… La Ley de Indias es la mejor prueba del derecho de las Provincias del Río de la Plata… La Ley en cuestión es el contrato que el Emperador Carlos V firmó en Barcelona el 14 de setiembre de 1519 a favor de los conquistadores y colonos…”

    Es indudable que esta Ley es la única que liga personalmente al Monarca y que no tiene relación con España. Pero las apelaciones al Monarca fracasaron porque Fernando VII era hombre desleal, insensible, con ladino orgullo y con un pétreo cerebro que no podía aceptar que su autoridad dependiera del cumplimiento del Pacto y de la “sumisión condicionada de sus leales vasallos”.

    Manuel Jiménez Quesada, en “Las doctrinas populistas en la Independencia de Hispanoamérica” (Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Sevilla, 1947) transcribe lo que Fray Pantaleón García afirmaba en Buenos Aires allá por 1810: “La fidelidad no es un derecho abstracto que obliga a todo evento; es la obligación de cumplir el contrato que liga a las partes con el todo; obligación recíproca porque debemos guardar respeto y obediencia al Rey pero éste debe guardar nuestros derechos”. Las Cortes de 1810 y 1812, pletóricas de iluminismo jacobino, y Fernando VII con su avaricia absolutista, precursora del liberalismo, sellaron la destrucción del Imperio Católico. Crimen incalificable porque la Revolución (en el sentido del verbo latino “volver hacia atrás”) aspiró a una unión más perfecta con la Metrópoli. Tal como lo exponía el Restaurador el 25 de mayo de 1836 cuando refiriéndose a 1810 afirmaba: “No[se hizo la Revolución] para romper los vínculos que nos ligaban a los españoles sino para fortalecerlos por el amor y la gratitud…”

    El Padre Suárez Verdeguer, que fuera Preceptor y Capellán de quien hoy ocupa el Trono de España, tal vez“con signo intelectual declinante” (“declinante incluso en la propia Universidad de Navarra donde se asentó por el contrario el catolicismo liberal enragé…”) escribió al final del Estudio lo que colmó nuestro asombro.

    Al preguntarse qué es lo que constituyó el alma de la secesión, se contesta que hay que buscarla “en los signos de los tiempos”. Agregando en párrafo inmediato que“una nueva generación que no pensaba ni sentía como sus abuelos, que estaba desarraigada del pasado porque hundía sus raíces en el sistema que las luces habían descubierto”. Ya ubicado cómodamente en el plano gaucho del historicismo sólo le faltó hablar de “los vientos de la historia”. Páginas para dejar en un piadoso olvido.

    Qué pena.

    Luis Alfredo Andregnette Capurro


    ESCRITO POR CABILDOABIERTO



  10. #70
    Avatar de Josean Figueroa
    Josean Figueroa está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 jun, 07
    Mensajes
    984
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Si la casa real hubiese llegado a America igual que la portuguesa, los eventos hubiesen sido menos desafortunados.

  11. #71
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    No sé qué decirte Josean. El "fenómeno brasileño" sirvió para desgajar el territorio portugués y para aniquilar al rey legítimo de Portugal, Miguel I, con una guerra criminal e injusta contra lo que los lusos habían aclamado a usanza tradicional en cortes y endeudando a Portugal hasta los tiempos de Salazar.

  12. #72
    Avatar de Irmão de Cá
    Irmão de Cá está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    08 sep, 08
    Mensajes
    2,209
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Cita Iniciado por Ordóñez Ver mensaje
    No sé qué decirte Josean. El "fenómeno brasileño" sirvió para desgajar el territorio portugués y para aniquilar al rey legítimo de Portugal, Miguel I, con una guerra criminal e injusta contra lo que los lusos habían aclamado a usanza tradicional en cortes y endeudando a Portugal hasta los tiempos de Salazar.
    Entraba Junot por una puerta, salía la Familia Real portuguesa por otra, en 1807. Huyeron para el Brasil, donde vivieron por más de 13 años.

    Asimismo el episodio de la independencia brasileña y de la posterior guerra civil en Portugal es inaudito: el príncipe heredero, Pedro, se rebela contra su propio país, Portugal, se dice extranjero y le declara guerra por la independencia de una de sus partes - el Brasil. Con el famoso grito del Ipiranga Independência ou Morte!, el traidor Pedro se pone contra su propia familia, contra su padre el rey!

    No contento, tras la consumar la traición y la independencia, Pedro, por muerte de su padre exige que su hija menor, Maria da Glória, hija de un soberano extranjero enemigo de Portugal, fuera reina de aquél país, bajo los dictamines de una carta constitucional otorgada por él mismo.

    Para colmo, cuando su hermano el Infante Miguel se rebela contra esta ignominia y es coronado rey por la antigua usanza lusa de aclamación en cortes, el traidor Pedro invade a Portugal con una turba de mercenarios ingleses y belgas, pagos y reclutados por el infame Mendizabal, y acaba derrotando y enviando SMF D. Miguel I para el exilio vitalicio.

    Termina el traidor Pedro por abdicar del trono imperial brasileño para se hacer... rey de Portugal!... por lo menos para algunos.

    Una recambolesca historia... más digna de una peli de Monty Python que de un libro de escuela.
    res eodem modo conservatur quo generantur
    SAGRADA HISPÂNIA
    HISPANIS OMNIS SVMVS

  13. #73
    Avatar de Josean Figueroa
    Josean Figueroa está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 jun, 07
    Mensajes
    984
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Cita Iniciado por Ordóñez Ver mensaje
    No sé qué decirte Josean. El "fenómeno brasileño" sirvió para desgajar el territorio portugués y para aniquilar al rey legítimo de Portugal, Miguel I, con una guerra criminal e injusta contra lo que los lusos habían aclamado a usanza tradicional en cortes y endeudando a Portugal hasta los tiempos de Salazar.
    Notaras que escribi ´menos desafortunados´, lo que implica que aun hubiese habido infortunio. El que Brasil permaneciese unido y no se fragmentara como sucedio con los virreinatos es un resultado de la presencia de la corona en esas tierras. Una presencia real hubiese detenido las guerras de independencia y conducido a una separacion distinta y menos fragmentacion. Segun tengo entendido la independencia de Brasil se dio porque Portugal no aceptaba ser gobernada desde Rio de Janeiro, ni Brasil gobernada desde Lisboa. Es decir, la antigua metropoli no aceptaba el cambio natural de la capitalidad al territorio mayor y geopoliticamente mas significativo. Igual ya no era razonable que el rey de España siguiese viviendo en la peninsula, si no que la capital del imperio pedia ser Panama, entre los dos continentes y entre los dos oceanos, como correspondia a un imperio global, y no europeo. No creo que los españoles de esa epoca lo hubiesen aceptado, lo que hacia a la independencia inevitable. Pienso que no los peninsulares no comprendian ni aun comprenden que, al igual que la capital no se quedo en Asturias mientras avanzaba la reconquista, la capital no debia quedarse en España, si no emigrar a America.

  14. #74
    Avatar de Josean Figueroa
    Josean Figueroa está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 jun, 07
    Mensajes
    984
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Cita Iniciado por Irmão de Cá Ver mensaje
    Entraba Junot por una puerta, salía la Familia Real portuguesa por otra, en 1807. Huyeron para el Brasil, donde vivieron por más de 13 años.

    Asimismo el episodio de la independencia brasileña y de la posterior guerra civil en Portugal es inaudito: el príncipe heredero, Pedro, se rebela contra su propio país, Portugal, se dice extranjero y le declara guerra por la independencia de una de sus partes - el Brasil. Con el famoso grito del Ipiranga Independência ou Morte!, el traidor Pedro se pone contra su propia familia, contra su padre el rey!

    No contento, tras la consumar la traición y la independencia, Pedro, por muerte de su padre exige que su hija menor, Maria da Glória, hija de un soberano extranjero enemigo de Portugal, fuera reina de aquél país, bajo los dictamines de una carta constitucional otorgada por él mismo.

    Para colmo, cuando su hermano el Infante Miguel se rebela contra esta ignominia y es coronado rey por la antigua usanza lusa de aclamación en cortes, el traidor Pedro invade a Portugal con una turba de mercenarios ingleses y belgas, pagos y reclutados por el infame Mendizabal, y acaba derrotando y enviando SMF D. Miguel I para el exilio vitalicio.

    Termina el traidor Pedro por abdicar del trono imperial brasileño para se hacer... rey de Portugal!... por lo menos para algunos.

    Una recambolesca historia... más digna de una peli de Monty Python que de un libro de escuela.
    Lo de rey extrajero es bastante disparatado por donde quiera que se mire. El comportamiento de Pedro no fue distinto al del Duque de Braganza al separar Portugal de la corona española, y a diferencia de este tenia amplio derecho sobre Brasil. Su comportamiento tampoco faltaba a la tradicion, donde los territorios se dividian segun la conveniencia entre los hijos, como ocurria en la España medieval, o como se observo cuando Carlos V dividio a sus territorios entre su hijo y su hermano, o cuando fue creado el reino de Napoles para una rama de los borbones españoles. Los monarcas de la epoca no supieron lidiar con la realidad, que pedia la autonomia de los reinos americanos con coronas separadas. Se pudo haber hecho de forma pacifica, y mantenido una union confederada.
    Última edición por Josean Figueroa; 28/04/2010 a las 03:02

  15. #75
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Lo de rey extrajero es bastante disparatado por donde quiera que se mire. El comportamiento de Pedro no fue distinto al del Duque de Braganza al separar Portugal de la corona española, y a diferencia de este tenia amplio derecho sobre Brasil. Su comportamiento tampoco faltaba a la tradicion, donde los territorios se dividian segun la conveniencia entre los hijos, como ocurria en la España medieval, o como se observo cuando Carlos V dividio a sus territorios entre su hijo y su hermano, o cuando fue creado el reino de Napoles para una rama de los borbones españoles

    Josean: En esto no estoy de acuerdo y me parece que se acaba mezclando churras con merinas. No obstante, nos meteríamos en una discusión barroco-bizantina que no llevaría a ninguna parte.



    Los monarcas de la epoca no supieron lidiar con la realidad, que pedia la autonomia de los reinos americanos con coronas separadas. Se pudo haber hecho de forma pacifica, y mantenido una union confederada.


    En esto sí, totalmente. De hecho, incluso los masones ministros de Carlols III lo propusieron y creo que antes también fue propuesto por el gran Bernardo de Gálvez. De hecho fue el gran sueño de Yturbide, y fue también la primera idea de San Martín.

  16. #76
    Avatar de Irmão de Cá
    Irmão de Cá está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    08 sep, 08
    Mensajes
    2,209
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Cita Iniciado por Josean Figueroa Ver mensaje
    Lo de rey extrajero es bastante disparatado por donde quiera que se mire. El comportamiento de Pedro no fue distinto al del Duque de Braganza al separar Portugal de la corona española, y a diferencia de este tenia amplio derecho sobre Brasil. Su comportamiento tampoco faltaba a la tradicion, donde los territorios se dividian segun la conveniencia entre los hijos, como ocurria en la España medieval, o como se observo cuando Carlos V dividio a sus territorios entre su hijo y su hermano, o cuando fue creado el reino de Napoles para una rama de los borbones españoles. Los monarcas de la epoca no supieron lidiar con la realidad, que pedia la autonomia de los reinos americanos con coronas separadas. Se pudo haber hecho de forma pacifica, y mantenido una union confederada.
    Disparatado sí que lo es querer comparar la situación del traidor Pedro con la D.João, Duque de Bragança...

    No sé si Vd. sabrá, pero cuando Felipe II es aclamado Rey de Portugal (condición sin la cuál los portugueses jamás lo aceptarían como rey) se ha comprometido en respetar, en su nombre y lo de sus sucesores, un conjunto de prerrogativas que constan del texto final de las Cortes de Tomar.

    Felipe II sí que las ha respetado, Felipe III y Felipe IV no. Rompido por estos dos reyes el juramento que obligaba la fidelidad del pueblo luso, los portugueses, muy legítimamente, demandaron rey que lo cumpliera.

    Pues el traidor Pedro, había jurado también. Había jurado como Duque de Bragança, es decir, el Príncipe Real (heredero), ser fiel a Portugal y ser su rey, mediante aclamación, cuando su padre falleciese. No es difícil entender de este juramento que le obligaba a pugnar por mantener la integridad de Portugal. Pues el traidor Pedro hizo todo el contrario.

    No está en cuestión si el Brasil debería ser independiente o no. Está en cuestión que un rey que quiso dejar de serlo en Portugal para serlo en otro país pasa a ser un extranjero (y un traidor). Más traidor aún cuando se arroga el derecho de decir quien le sucederá y como reinará. Más traidor aún cuando invade Portugal a la cabeza de un ejército extranjero y se impone como el rey de Portugal que, antes, no quiso ser.

    Disparatado, más que el bastante, es no querer ver cuando se puede.
    res eodem modo conservatur quo generantur
    SAGRADA HISPÂNIA
    HISPANIS OMNIS SVMVS

  17. #77
    Avatar de Josean Figueroa
    Josean Figueroa está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 jun, 07
    Mensajes
    984
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Cita Iniciado por Irmão de Cá Ver mensaje
    Disparatado sí que lo es querer comparar la situación del traidor Pedro con la D.João, Duque de Bragança...

    No sé si Vd. sabrá, pero cuando Felipe II es aclamado Rey de Portugal (condición sin la cuál los portugueses jamás lo aceptarían como rey) se ha comprometido en respetar, en su nombre y lo de sus sucesores, un conjunto de prerrogativas que constan del texto final de las Cortes de Tomar.

    Felipe II sí que las ha respetado, Felipe III y Felipe IV no. Rompido por estos dos reyes el juramento que obligaba la fidelidad del pueblo luso, los portugueses, muy legítimamente, demandaron rey que lo cumpliera.

    Pues el traidor Pedro, había jurado también. Había jurado como Duque de Bragança, es decir, el Príncipe Real (heredero), ser fiel a Portugal y ser su rey, mediante aclamación, cuando su padre falleciese. No es difícil entender de este juramento que le obligaba a pugnar por mantener la integridad de Portugal. Pues el traidor Pedro hizo todo el contrario.

    No está en cuestión si el Brasil debería ser independiente o no. Está en cuestión que un rey que quiso dejar de serlo en Portugal para serlo en otro país pasa a ser un extranjero (y un traidor). Más traidor aún cuando se arroga el derecho de decir quien le sucederá y como reinará. Más traidor aún cuando invade Portugal a la cabeza de un ejército extranjero y se impone como el rey de Portugal que, antes, no quiso ser.

    Disparatado, más que el bastante, es no querer ver cuando se puede.
    Decir que Pedro era extranjero por unos hechos politicos carece de sentido. Tu postura es peninsularista, no hispanista. Decir que separar Brasil de Portugal es desmembrar Portugal y luego decir que eso lo convertia en rey de otro pais es una incoherencia. Decidete, es Brasil Portugal o es otro pais. Presentas ambas posturas segun te conviene, lo que es un disparate. Si Brasil y Portugal son lo mismo Pedro no se convirtio nunca en rey de un pais extranjero, si no en rey de una provincia separada. Ademas, que la comparacion con el Duque de Braganza vale, pues igual la corona portuguesa no satisfacia las necesidades de los brasileiros. En fin, peninsularismo disparatado puro.

  18. #78
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,184
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Del artículo que pegó Ordóñez se desprende por qué no se hablan otras lenguas ibéricas en las Américas.

    Cita Iniciado por Josean Figueroa Ver mensaje
    pues igual la corona portuguesa no satisfacia las necesidades de los brasileiros
    Y la corona brasilera no satisfacía las necesidades de los gaúchos












    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  19. #79
    Avatar de Irmão de Cá
    Irmão de Cá está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    08 sep, 08
    Mensajes
    2,209
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Cita Iniciado por Josean Figueroa Ver mensaje
    Decir que Pedro era extranjero por unos hechos politicos carece de sentido. Tu postura es peninsularista, no hispanista. Decir que separar Brasil de Portugal es desmembrar Portugal y luego decir que eso lo convertia en rey de otro pais es una incoherencia. Decidete, es Brasil Portugal o es otro pais. Presentas ambas posturas segun te conviene, lo que es un disparate. Si Brasil y Portugal son lo mismo Pedro no se convirtio nunca en rey de un pais extranjero, si no en rey de una provincia separada. Ademas, que la comparacion con el Duque de Braganza vale, pues igual la corona portuguesa no satisfacia las necesidades de los brasileiros. En fin, peninsularismo disparatado puro.
    Cuando se independiza una parte de un país, qué es creado? Un nuevo país. Un nacional de ese nuevo país que es en relación al anterior país? Un extranjero! No hay otra manera de verlo, por mucho que lo quiera Vd. Puede un brasileño sentirse portugués lo bastante... pero no dejará de ser brasileño por eso, desde que el Brasil se hizo una nación independiente.

    Esto no tiene nada de particularista o anti-hispanista. El verdadero hispanismo no depende de tutelas políticas colonialistas o paternalistas para la inclusión de los países de Hispanoamérica, Hispanoáfrica o Hispanoásia. Tener una consciencia hispánica o panhispánica en nada es conflictivo con serse un ardoroso patriota argentino, colombiano, brasileño o mozambicano.

    La hispanidad no es compuesta sólo de españoles o de portugueses. Es compuesta de hispanos.
    res eodem modo conservatur quo generantur
    SAGRADA HISPÂNIA
    HISPANIS OMNIS SVMVS

  20. #80
    Avatar de Josean Figueroa
    Josean Figueroa está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 jun, 07
    Mensajes
    984
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cita Iniciado por Irmão de Cá Ver mensaje
    Cuando se independiza una parte de un país, qué es creado? Un nuevo país. Un nacional de ese nuevo país que es en relación al anterior país? Un extranjero! No hay otra manera de verlo, por mucho que lo quiera Vd. Puede un brasileño sentirse portugués lo bastante... pero no dejará de ser brasileño por eso, desde que el Brasil se hizo una nación independiente.
    Que ridiculez. Te deberia dar verguenza caer en tales demagogias absurdas, que ademas no tienen cabida en el hispanismo. En fin, veo que no haras otra cosa que repetir el disparate, asi que sigue, que yo no soy el que me hundo en la ignomia.


    La hispanidad no es compuesta sólo de españoles o de portugueses. Es compuesta de hispanos.
    No veo por que me dices eso a mi, que lo tengo muy claro.

Página 4 de 7 PrimerPrimer 1234567 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Santísima Trinidad, orgullo de la Armada española
    Por Hyeronimus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 18
    Último mensaje: 21/10/2016, 22:31
  2. Respuestas: 8
    Último mensaje: 21/12/2008, 23:24
  3. Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/11/2006, 12:15
  4. España Mozárabe
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 13/10/2005, 19:12
  5. La Hélade en la Piel de Toro
    Por Ordóñez en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 16/09/2005, 17:16

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •