Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 1 de 7 1234567 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 124

Tema: Carta a los Españoles Americanos

  1. #1
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    32
    Mensajes
    10,254
    Post Thanks / Like

    Carta a los Españoles Americanos

    CARTA A LOS ESPAÑOLES AMERICANOS

















    Queridos hermanos:


    En primer lugar, y tal como les adelanté a nuestros hermanos portugueses, espero que no tomen ustedes esta humilde epístola como si de un “ sentido paternalista “ se tratare; simplemente les hablo de hombre a hombre, de hermano a hermano, teniendo en cuenta que siempre aprenderé yo más de ustedes que ustedes de mí.

    Antes de adentrarnos en nuestros temas, les diré ( Como ya saben algunos buenos amigos ) que mi nervio americanista sigue estimulando. Quizá “ descubrílo “ en los primerizos años universitarios, con profesores como Isabelo Macías Domínguez o Luis Navarro García. De la Historia del Descubrimiento y la Conquista propiamente dichas me fui adentrando desde la poesía gauchesca al realismo mágico. De la historiografía a la literatura, con sumo gusto y humilde aprendizaje; que en estos años, todo se viene complementando en la música criolla, con la ayuda de Félix Della Costa, entre otros. Así me fui enamorando de nuestra América, conociéndola aun en la lontananza. Vengo del terruño y la estirpe de Fray Juan Calero, posiblemente el primer español que aprendió náhuatl y que al poco de salir en la expedición de Oñate fue muerto en la Guerra del Mixtón. Soy de la Baja Andalucía rural, del antiguo Reino de Sevilla. El triángulo sudoccidental que une Sevilla, Huelva y Cádiz, cercano a Extremadura y al Algarve portugués; y que nunca dejó de mirar a las Indias de cerca. Su influencia “ dialectal “ ahí se ve, desde el Chile a Centroamérica. Así, pues, ya les adelanto que puedo ser, cuanto menos, “ propenso a la andaluzada “.


    Bien, amigos, nos hallamos en hora de conmemoraciones. Por un lado, la Guerra de la Independencia Española, la guerra que inicióse por la Religión, la Corona y la Patria contra la tiranía revolucionaria de Napoleón. Guerra que no sólo fue contra girondinos y afrancesados españoles, sino contra la minoría liberal que acá conspiraba en su provecho propio mientras un pueblo entero se desangraba por defender la Tradición Española. Y en pocos años se producirán las dolorosas guerras que tanto se prolongaron en Hispanoamérica. ¿ Tiene relación una cosa con la otra ? A priori diríamos que sí, pero cuanto menos, es un tema harto complejo.


    En la Guerra Española contra Bonaparte, claro está que el lema fue por la Religión, el Rey y la Patria. Claras están las dos minorías; una afrancesada, y otra “ española “ liberal, que en un momento dado incluso podría considerar a Napoleón como “ moderado “ ( Algo parecido, quizá, a bolcheviques contra mencheviques ). Pero…¿ Qué pasó en los Reinos de Indias ? A los años, tan poliédrica realidad no nos hace “ ponernos de acuerdo “, es más, incluso nos enfrenta. Triste cosa es ésta; y digo triste porque por más diferencias que pueda haber en determinados “ puntos historiográficos “, parecemos tratarnos como extraños, cuando es algo que nos concierne por igual a los hermanos de las Españas. Y éste, a mi juicio, es uno de los mayores triunfos ( Si no el mayor ) de los enemigos declarados de la Hispanidad. Éste es el mayor triunfo ante muchas páginas y pocas conclusiones realmente claras, ante las muchas pasiones. Y es que Dios, Patria y Rey fue un lema que ondearon en determinados momentos ambos bandos en las Guerras Americanas....

    A mi juicio, en todo caso, las Guerras Civiles Hispanoamericanas fueron algo parecido a lo que ocurrió a inicios de la dieciochesca centuria en la Vieja España ( Con muchos matices, claro está ). Y sí, digo “ Guerras Civiles Hispanoamericanas “ porque creo que eso realmente es lo que fue. No fue una guerra “ total “ entre Contrarrevolución y Revolución ( Porque de eso hubo en ambos bandos ); y tampoco fue una guerra de invasores e invadidos. Fue una guerra entre españoles, entre españoles americanos primordialmente. Podríamos empezar preguntándonos, como lo hace el argentino José Manuel González en la revista “ Maritornes “ ( El artículo que él mismo denominó “ La Cueca Larga de los Pincheira “ ), ¿ por qué nuestras guerras duraron tanto ? ¿ Por qué duraron tanto y por ejemplo en comparación a Yanquilandia o el Brasil ?

    Se ha llamado y se llama libertadores a Bolívar, Miranda, O´Higgins o San Martín....Bien, yo lo que me pregunto es que si el apelativo “ libertadores “ hace referencia a una sanguinaria e imaginaria/lascasiana invasión de la que hoy habla el petro-gorila Chávez o sólo al momento de la nefasta política que acabó cuasi dominando en tiempos de la invasión revolucionaria francesa. No lo sé, pero yo pienso que, salvo los emisarios gabachos que llegaron por parte de la escoria napoleónica, los Reinos de Indias, hijos del Fuero Juzgo, las Partidas y sus propias Leyes, no estaban invadidos.

    A menudo también se ha dicho que los que combatieron en el bando realista eran “ absolutistas ilustrados “, llenos de liberalismo. De ello se hizo eco Ramiro de Maeztu, a través de Raúl Vallenilla. Y como que los otros serían “ más tradicionales “. No fue así la cosa. Cierto es que en los confusos momentos aquellos en América se mezclarían muchas cosas. La sana tradición escolástica, plenamente viva en muchos pagos indianos, se iría a mezclar con las extrañas teorías del “ buen salvaje “ de Rousseau, y también iría penetrando el constitucionalismo gringo. Y lo más tragicómico del asunto es que realmente el “ buen salvaje “ no lo había inventado el nefasto Rousseau, sino que mucho antes lo había explayado en nuestra América el infumable Las Casas, como demuestra, entre tantos otros, Enrique Díaz Araujo en su genial recopilación Las Casas, visto de costado. Las Casas, aquel que trazó el primer plan para traer esclavos negros, aquel que cargaba a los indios, aquel que, contradiciendo las disposiciones de la Iglesia y la Corona jamás aprendió una sola lengua amerindia....¡ Aquel a quien Bolívar exaltó ! Esto no es de olvidarse. Como que Bolívar considerara al loco Aguirre como el primero que trazó el primer plan de independencia de América. Que Bolívar obligó a los negros a combatir en su bando so amenaza de servidumbre para ellos y su familia no lo digo yo, está en sus obras; y lo ha recogido el colombiano Luis Corsi Otálora, entre otros. El mismo autor que recoge que Belgrano, en carta a San Martín, tildara a los negros y a los mulatos de “ canalla cobarde “; ahí están sus obras de " ¡ Viva el Rei ! " Los Negros en la Independencia y Bolívar, la fuerza del desarraigo. ¿ A dónde quiero llegar con esto ? Pues que claro que en el bando realista hubo absolutistas ilustrados, que luego serían fervientes anticarlistas; pero en todo caso, no menos que en el otro bando. No fue liberaloide Agustín Agualongo, caudillo mestizo de la Nueva Granada, como no lo fue su camarada José Tomás Boves. Se aludirá a la bestialidad del criollo....¿ Pero no fue bestia la ejecución del mulato Piar ? ¿ No fue bestia hasta la entrega de Miranda ? ¿ No fueron bestias las operaciones de guerra contra un Perú mayoritariamente realista, como tantas otras partes de América ? ¿ No fue bestia la represión bolivariana contra los realistas de su propia tierra, que no fueron pocos ? ¿ Y luego la actitud de Bolívar vetando al Haití ? No entiendo, y no lo digo con mala leche, este continuo doble rasero, sin por ello tener que disculpar los excesos de Boves. Tampoco veo que Antonio Navala Huachaca y sus iquichanos, que declararon la guerra a una república que la mayoría del pueblo peruano no quiso, pidiendo la vuelta del " Inca Católico ", fueran de la cuerda “ ilustrada “. No lo fue tampoco el peruano Castilla, que como recuerda el amigo González, combatió en la primera carlistada. No creo que lo fuera Abascal, Virrey del Perú, que supo mantener el orden en la flor y nata de las Indias en los primeros años de invasión franchute. Tampoco lo vería en los Pincheira chilenos, o en sus camaradas de la isla de Chiloé.


    El señor Caponnetto, cuya lectura siempre es recomendable ( De los autores que más y mejor ha argumentado contra la leyenda negra, lo cual es de agradecer ), habla mucho del “ tema de los Borbones “. En un buen artículo suyo sobre las Independencias Americanas, ha dicho, emulando a José Antonio Primo de Rivera, que si hubiera una Isabel la Católica se sería monárquico....Con todos mis respetos para tan excelente autor, este concepto me parece algo voluntarista. Es como si yo dijera que no puedo ser tradicionalista porque a día de hoy no existe un Zumalacárregui. Yo considero que la convicción monárquica, que es la que ha hecho a la Hispania Viva, es irrenunciable por más vicisitudes que uno se encuentre. La Monarquía ha sido nuestra forma política por excelencia, y lo es y lo seguirá siendo, si queremos seguir existiendo como pueblo. ¡ Así lo entendió San Martín ! Es más, pienso que un monárquico, con más convencimiento puede denunciar al mal rey, comenzando por nuestra doctrina isidoriana. Y es que todos los demás inventos, sean repúblicas o falsas monarquías, nos han convertido en lo que tristemente padecemos.

    La Guerra de Sucesión la ganaron los Borbones, sí. Podemos hablar del regalismo y de muchas otras cosas que, lógicamente, nunca aprobaremos. ¿ Pero acaso eso fue patrimonio exclusivo de los Borbones ? ¿ Tenía que haber ganado la guerra un archiduque con su camarilla de jansenistas y sus aliados protestantes y por cuya dejadez se perdió Gibraltar, existiendo esta vergüenza ( Que tanto nos duele como las Malvinas ) a día de hoy ? ¿ No existió el josefismo austriaco, que fue tan asfixiante o más que el regalismo borbónico ? ¿ No traicionó Austria a Polonia cuando no mucho antes Juan Sobieski había derrotado a los turcos en Viena ? Señores: Echarle la exclusiva culpa a los Borbones no lo veo objetivo; porque en todo caso, estamos hablando de la consumación de la decadencia política de la Cristiandad, ya cristalizada en Westfalia. Por otra parte, en aquella dolorosa Guerra de Sucesión combatió a favor de los Borbones nada más y nada menos que Blas de Lezo. Y guste más o guste menos, Felipe V era el rey legítimo de España. Y no olvidemos que Felipe V apoyó a la causa jacobita, mientras que los aliados del Archiduque eran jansenistas y protestantes.

    Se protesta mucho sobre los Borbones, sí, pero no veo que el nacionalismo argentino por ejemplo proteste cuando en tiempos borbónicos la actual Bolivia ( Hasta entonces, el Alto Perú, que sería un bastión realista ) pasó al Río de la Plata. Y espero que no se me entienda esto como reproche, estimados. Pero otra vez veo un doble rasero.

    Y quien os dice esto es el primero que ha caído en la “ dialéctica antiborbónica “ y en el “ sentimentalismo austracista “ muchísimas veces.


    D. Fernando Romero Moreno, en su muy buen artículo “ Conjetura sobre San Martín “, expone que el proyecto de San Martín en modo alguno se correspondía con los deseos de otras grandes potencias, y en especial, Gran Bretaña. Verdad es. La idea de San Martín más se correspondía con la que algunos gobernantes españoles ya habían planteado en el siglo XVIII. El amigo “ Ludovico ben Cidehamete “ ( Ya ven los muchos influjos argentinos que tengo ), en su excelente bitácora “ El Último Alcázar “, ha puesto como ejemplo a los Gálvez. Gran verdad. Desde tiempos de Carlos III se propuso una reforma en América, como “ confederación de reinos “; mas no se hizo caso. Carlos III no fue, como sabemos, el mejor gobernante que tuvo la América Española. Yo diría que fue el peor y con el que se creó la fractura más grave, empezando por su compadreo/antijesuitismo con el marqués de Pombal. Pero volviendo al amigo Romero Moreno, él puntualiza que tanto San Martín como otros se resistían, pues, a que la supuesta ayuda contra Napoleón en América ( Él había combatido con valor en Bailén ), viniera de la Inglaterra que había intentando invadir ( Y a Dios gracias que no lo logró ) el Río de la Plata pocos años antes, con el mismo Beresford. Bien, se pueden entender estas razones de descontento y desconfianza y más en el dificilísimo contexto que se abalanzaría sobre las Indias tras la invasión revolucionaria de la Madre Patria. Pero el caso es que San Martín contó con oficialidad británica en sus filas, y abundante. Como Bolívar. Y fue la Pérfida Albión, con la excusa de “ ayudar “ ( Sólo estaban defendiendo sus intereses imperialistas, que querían agrandar ) también la que se infiltró en la Vieja España. La misma que dio alas a ciertos sectores militares – Que tomarían muchas cotas de poder - para que implantaran el liberalismo. Liberalismo tan analfabeto y desordenado que ni ellos mismos sabían materializar más allá de su odio hacia la Catolicidad Española y su representatividad ( A los años, bien lo expresaría el masón Castelar ). De Inglaterra quien sabía mucho era Miranda, uno de los ¿ libertadores ? a los que su camarada Bolívar abandonó. No olvidemos: Bolívar dejó en sus obras que él luchaba por su propia gloria, y de libertad no sé si sabría mucho, pero su sueño era ser el Dictador de la Gran Colombia. Pero, más allá de toda la complejidad abundante, dicho argumento no me parece contundente para que San Martín y compañía tomaran como el bien el separarse de España. No se puede comparar la política de San Martín con la de Bolívar, ello es cierto. Y fue el mismo San Martín el que acabó arrollado por los bolivarianos. No voy a ser yo el que hable de aquella guerra como “ revolución “, porque no fue exactamente eso; pero muchos así se han empeñado ( ¡ Así habló Bolívar ! ); y en las revoluciones siempre acaban ganando los más “ radicales “. Y es que es eso, se insiste mucho en el influjo británico en España ( Totalmente cierto ), pero veo que se omiten detalles para con lo que pasó en el bando separatista. Repito amigos: No es reproche. Pero comprended que muchos estamos hastiados ante lo que se nos enseña en las escuelas y universidades, y que por eso mismo incidamos en ciertos temas.



    Otro caso distinto sería el de Yturbide. El caudillo mexicano de estirpe navarra fue un realista leal y fue acusado injustamente. Y aquí se vio la mano de los liberales. El soldado leal y bragado fue acusado injustamente de ladrón. Fue acusado por una minoría liberal para la que América podía ser un estorbo. Y más México, que fue mayoritariamente realista. Un amigo mío mexicano, tradicionalista de pro, me dice que México en un momento dado hubiera podido ser un baluarte del partido de D. Carlos. No creo que exagere. Yturbide, ya cansado, se decidió a luchar contra esta oligarquía, y consciente de la tradición de su pueblo, quiso erigir a México y las Provincias Centroamericanas en un Imperio Católico. Fue un sueño justo ( Apreciado incluso por la europea Santa Alianza ) que duró poco; lógicamente el Gran Gringo no iba a consentir eso y más en directa vecindad. Pero Bolívar, el supuesto libertador, hablaba de guerra a muerte a los españoles ( Yturbide quiso la amistad eterna con su Madre Patria ). Español era él, como los americanos....¿ Qué eran, si no ? ¿ O dejaron de ser españoles de un día para otro ?. Él, concretamente, descendía de una familia esclavista, familia que se había opuesto a la Real Cédula del 1789, donde se obligaba a los cabildos para velar por el buen trato a los negros, entre otras cosas. De lo mal que trataba a sus esclavos desde niño dio fe su tutor, Simón Rodríguez. No entiendo bien, pues, que si en esta guerra de separación, si se luchaba por lo más tradicional contra el liberalismo español, se declarara la guerra a muerte a todos los españoles; y al poco tiempo, se inventaran banderas y hasta se cambiaran nombres. Y abundara la simbología masónica, toda una serie de gorros frigios y triangulitos varios. Y ello no lo digo por la bandera de la Inmaculada, la albiceleste que aún corona muchas iglesias españolas en nobles fechas y a la que la gente llama con cariño “ la bandera argentina “. Y que en muchos himnos ( Sí, es cierto que más de uno fue compuesto por españoles ) la leyenda negra antihispánica campe a sus anchas. ¿ Por qué digo todo esto ? Pues porque pienso, una y mil veces, que la separación de las Españas no podía beneficiar a nadie, y en los años inmediatos se cristalizó. Y es cierto, como recuerda el amigo Ludovico, que en los años posteriores en América se vivieron fragores parejos a la Península; así fueron los años de Yturbide, luego los del gran Juan Manuel de Rosas ( ¡ Con el Restaurador combatieron carlistas ! ), y el gran García Moreno en el Ecuador. La carta de Juan Manuel de Rosas refiriendo lo que ocurrió en lo sucesivo y venidero de las Guerras Civiles Hispanoamericanas me parece de las más ilustrativas al respecto, la cual toma en un buen artículo el uruguayo Luis Alfredo Andrégnètte Capurro; de cuya lectura, como de tantos otros grandes españoles americanos, he podido disfrutar gracias a la Editorial Nueva Hispanidad.


    Los tiranos del “ liberalismo gaditano “ no entendieron a las Indias. Unas Indias Hispánicas que sabían de sobra pelear por Dios, la Patria y el Rey. Lo habían demostrado en Cartagena de Indias, en Puerto Rico, en el Río de la Plata; y cada vez que otra pirática potencia había intentando invadirlas. América sabía de autodefensa y por eso mismo quiso organizar juntas, a imagen y semejanza de su Madre Patria. Los que hablaban en nombre de la libertad, aprovechando que el pueblo español se desangraba por la Religión, la Corona y la Patria, fueron los que sólo querían que el voto fuera para los más acaudalados. A la supresión de la representatividad de los cabildos o los gremios unieron la fanatizada e inexplicable resolución de prohibir también eso a los americanos. Y cierto es que muchos americanos, lógicamente, no se fiaran de esa supuesta ayuda anglosajona ni que quisieran que América fuera entregada a la Revolución hecha conservadora ( Esto es: Napoleón ). Ahora bien, volvemos a lo mismo....¿ La solución era separarse de España ? Si por los frutos conoceremos el árbol, yo creo que la respuesta es negativa. No me cabe duda, profundizando en estos temas, que la intención de San Martín era buena. No había inventado nada al fin y al cabo; era algo que le propusieron ya a los Borbones en el siglo XVIII. No se hizo caso. Y un inoperante y felón Fernando VII tampoco hizo caso. Sabemos que San Martín en un primer momento propuso príncipes españoles para la América; se le negó. Ya San Martín buscó en las distintas noblezas europeas o en la nobleza inca, pero aquello no pudo ser. Y aquello no pudo ser por diversos factores, y entre ellos, porque la mayoría del bando separatista no quería. La “ forma monárquica “, que era la que había hecho a nuestra América, pudo triunfar en el Brasil....Y sin embargo, fue el mismo el que se encargó de luchar contra el miguelismo portugués; y con todo y con eso, el Brasil se confirmó como “ nación continental “. Triunfó brevemente en México ( Que por pocos años también consolidóse como “ nación continental “ ), con un hombre del talante de Yturbide, pero entre las intrigas de la masonería republicana y la nefasta influencia yanqui acabó derrotada. Pudo resultar en la América del Sur, pero los “ principales “, comenzando por Bolívar, realmente no querían. Los lazos de unidad, que tan bien desarrollaran Menéndez Pelayo o Elías de Tejada, se habían roto. Rotos por una guerra en la Vieja España donde la ayuda ( Inglaterra ) fue falsa; rotos porque se venían rompiendo de antes. Rotos por unas oligarquías que se habían propuesto entregar América, en contra de la no alienación que dejara sentada el César Carlos I de las Españas. Rotos por mixturas imposibles y tiempos dificultosos. Y rotos dramáticamente en ambos bandos donde muchos no sabían ni por qué combatían exactamente ( A mi juicio, la “ crítica “ que desarrolla Arturo Uslar Pietri en Las lanzas coloradas es más que ilustrativa ). Porque es que volvemos a lo mismo: De todo hubo en ambos bandos. Por eso un servidor no entiende que a algunos se los exponga como “ libertadores “....¿ Qué fueron los otros ? ( Tantos como fueron y en la misma cuna de Bolívar ) ¿ “ Antipatria “, “ antilibertad “ ?

    No os digo esto con mala baba ( No tengo talento ni para eso, como muchos ya saben ), pero no entiendo por qué en las ciudades españolas hay tantas estatuas de San Martín o Bolívar y no hay ninguna a Agualongo o Huachaca. Y os lo dice quien distingue entre San Martín y Bolívar, y quien sabe ( O cree saber ) que no fue igual Artigas que Miranda.


    También me resisto, pues, a que Bolívar, O´Higgins, Miranda o Martí sean los “ padres de la patria “. Si “ patria “ alude básicamente a los padres, me resulta redundante; y aun así, en ese caso yo pienso que los “ padres de la patria “ de la América Hispana son los Reyes Católicos. Pienso que la América Hispana no nació en el siglo XIX, sino a finales del XV en todo caso, donde ambos mundos se encontraron y triunfó la Santa Cruz, Ad Maiorem Dei Gloriam. No creo tampoco que los realistas, ya del Perú o ya de las Antillas ( En Puerto Rico no hubo ni tan siquiera “ guerra de independencia “; caso parecido a Nápoles ), fueran “ menos americanos “ o “ más liberales “. Y por supuesto, tampoco creo que España naciera en las Cortes de Cádiz.

    Justo es reconocer que la difícil realidad americana quizá ya cristalizó en el siglo XVIII. Justo es reconocer que revueltas como la de los comuneros del Socorro y Mérida y Túpac Amaru reivindicaron las Leyes de Indias y la Tradición Indiana; aunque la de Túpac Amaru tornó una virazón extrañísima....¡ Y aun así se proclamó la monarquía, con la nobleza inca que España había reconocido ! Y a mi juicio, las autoridades de Carlos III ni entendieron ni quisieron entender lo que se cernía. Difícil realidad que luego verían y sufrirían un general Santander, un Riva Agüero o un Torre-Tagle, por poner ejemplos.


    Con todo, podemos seguir debatiendo y discutiendo sobre muchos temas en esta realidad que tantas formas obtuvo, mas, ¿ saben ustedes cuál es el mayor triunfo que han obtenido los enemigos de las Españas ? Que cada vez que tratamos estos temas que nos conciernen a todos nosotros, parecemos extraños. Éste es el mayor triunfo que hayan podido obtener los enemigos de la Hispanidad, a los que tristemente conocemos de hace mucho. Creo que trazaron bien el rumbo: Los que invadieron Gibraltar fueron los que invadieron Honduras, Tejas o las Malvinas; los mismos que estarían separando el Panamá de Colombia, los mismos que provocarían la Guerra del Chaco entre bolivianos y paraguayos, los mismos que se lucrarían con la Guerra del Pacífico y que convertirían a Puerto Rico, Cuba y las Filipinas en sus colonias; los mismos a los que les sigue interesando vivamente la sangrante división de la Hispanidad. Ese gran tronco anglo-yanqui con la ayuda franchute que no falte. Esas potencias que nunca soportaron nuestro imperio. Eso que sigue celebrando en nuestros días la progresía caviar, que se dice antiyanqui, cuando es la primera servilona a los sucios intereses del Tío Sam ( En Europa, con Kosovo y Turquía y lo que te rondaré morena, se están luciendo de lo lindo ). Lo supo ver bien Vázquez de Mella, esa importancia desde el Estrecho de Gibraltar hacia el Atlántico como Mare Nostrum en nuestra política. Y así como critiqué a Bolívar, es de reconocer su vivo arrepentimiento, cuando se dio cuenta de que había " arado en el mar ", y como nos decía el infumable profesor A. López Cantos, se dio cuenta que el enemigo no era España, que el enemigo estaba en el mismo continente, hacia el Norte....Y así, intentó con Francisco Antonio Zea una " nueva confederación hispánica " que por desgracia, estaba aína de constitucionalismo y lógicamente no pudo ser. Pero qué duda cabe que la intención era buena.


    Nosotros los carlistas, los que pedimos en su día la correcta autonomía para Cuba, Puerto Rico y Filipinas en contra del centralismo liberal, ideando Carlos VII el nuevo Virreinato de las Antillas intentando la ayuda del general Lersundi; nosotros, queridos hermanos, hoy volvemos a plantear esa " nueva confederación ", con Portugal en particular, con el Mundo Hispánico en general. Bien lo saben nuestros correligionarios de la América Española. Hay amigos americanos que me dicen que España debería liderar la Hispanidad....Pues miren ustedes, yo no busco eso. A mí me da igual quién lidere la Hispanidad. Yo quiero Hispanidad, quiero a las Españas; quiero, con António Sardinha, una alianza militar y diplomática, una economía correcta, una defensa religiosa y cultural óptima como Christianitas Minor que somos, enmarcada en la Fe y el Magisterio de la Santa Iglesia que nos sigue alumbrando. Podríamos ser una gran potencia, millones y millones de personas que en las lenguas de Castilla y Portugal harían valerse en el orbe. Es un sueño; y si la vida es sueño, los sueños, sueños son. Qué duda cabe que todo esto hoy por hoy huele a quimera. Mas quiénes, si no nosotros, podemos plantearnos volver a nuestros lazos de unidad, con la que está cayendo. Y como comprenderán, en esos lazos no entran Timofónica, Unión Penosa y demás barrabasadas que presidentes roji-corruptos defienden con Juanca de Puigmoltó y Baqueira-Beret. Busquemos, si se quiere, lo que en principio buscaron tantos americanos de buena fe a principios del siglo XIX, que por desgracia se vieron divididos. Escarbando se encontrará.


    Dejemos atrás dolorosos conflictos. Sepamos, o intentemos al menos, tratarlos lo más objetivamente posible, dejemos de tratarnos como extraños de una vez, ya que la Historia no tiene vuelta de hoja; y en estas fechas que tantas emociones pueden suscitar, que nos mueva, pues, la Cruz y la espada que nos hará reconquistar lo que deseamos. Es más lo que nos une que lo que nos separa. No tengamos miedo a tratar entre nosotros, sea de lo que sea, sin revanchismos y etcétera; pues al contrario, enriquecernos es lo que nos conviene, y todo quedaría en casa. Por algo le dejó dicho Rubén Darío al déspota Roosevelt que todavía quedaban sueltos muchos cachorros del León Español....


    Gracias por soportarme, queridos hermanos. Un fuerte abrazo en Cristo Rey y en Nuestra Señora de Guadalupe.


    ¡ VIVAN LAS ESPAÑAS !

  2. #2
    Avatar de CRISTIÁN YÁÑEZ DURÁN
    CRISTIÁN YÁÑEZ DURÁN está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 oct, 06
    Ubicación
    Santiago de la Nueva Extremadura
    Edad
    44
    Mensajes
    668
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Estimado Ordóñez:

    En le que respecta a mí suscribo practicamente todo lo expuesto. Sólo difiero en el tono. Mi juicio es muchísimo más severo para con los intitulados "Libertadores". No pasaron de ser un ato de traidores de la peor laya. No concibo que alguien se pueda llamar católico e hispanista y defienda aunque sea un punto de aquella catástrofe conocida como guerra de la independencia, que no fue sino el conjunto de guerras civiles entre españoles américanos que término por derrumbar la ciudad católica hispánica que nos legara la Madre Patria. De ahí la razón que en estricto rigor en América no hay tradición católica- como sentenciara con justísima razón un R.P., argentino, de la FSSPX- Claroo, aquí la máxima religión es el revolucionario nacionalismo, tan entrañablemente liberal y corrosivo. A los "próceres" se les tributa más deferente trato que a los santos. Siendo en su totalidad enconados enemigos del trono y del altar, tan indisolublemente unidos para todo católico. En una blasfema parodia se tiñe de "catolicismo" el culto a la "patria". Patrañas, nuestras "patrias" son ante todo repúblicas ateas de cuarta magnitud, descastadas, literalmente sin nobleza. No puedo sino abominar de esa "patria". Mi Patria, aunque no está en acto está en potencia, la España a quien debo la Fe, cultura y civilización. Aquella Patria madre que pasmando al mundo se desangró por informar masas humanas que no eran sino materia prima. El bien es difusivo de sí mismo.
    Cómo no se advierte que la Independencia no ha sido sino el "Non serviam" de estos pueblos, de la autonomía frente a la heteronomía teándrica. Sí, Lucifer también prefirió ser ciudadano y no súbdito. De ahí la radical impotencia, en el orden natural, de una tradición católica en América, donde el Antiguo Régimen es blasfemia, dónde la máxima virtud del hombre masa es ser ciudadano ejemplar; o sea, el escrupuloso observador de derechos, frente al esforzado servidor de deberes. El noble es siempre siervo- Lo dijo el centurión a Nuestro Señor-. El ciudadano abomina de servir es auto-nomos, "dueño de su destino" y otro sinfín de desatinos.
    Antes que chileno, evidentemente soy español. Como decía el R.P. Lira "Soy chileno por lo que tengo de español".
    Lo chileno, argentino, colombiano, análogamente, no puede sino ser un accidente de la substancia español, en un hispanoamericano de pro; o sea en un anti-descastado.
    Mientras no se haga entraña la piedad patria para con nuestros grandes soberanos: San Fernado, Los Reyes Católicos, El césar Carlos, Don felipe II; y no nos duela hasta el tuétano cualquier ataque a la España eterna, no tenemos derecho a llamarnos hispanos.

    EXURGE DOMINE ET JUDICA CAUSAM TUAM

  3. #3
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    32
    Mensajes
    10,254
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Querido Cristian:

    En resumidas cuentas, en un tono u otro, el tema es que es algo que por desgracia arraigó antes en la Vieja España. América en ese sentido no es " más culpable ". Por todo y por eso, por nuestros propios errores, no hemos sino confirmar el fundamento de la unidad de los pueblos hispánicos. Ya dijo Maeztu que nuestro camino no tiene pérdida posible. Hacia ello debemos ir. Empero, como sabes mejor que yo, estamos ante una realidad difícil pero, como venimos insistiendo, sólo parece campear una visión.


    " AL OÍDO DEL REY ", DE PABLO VICTORIA




    - Editorial Áltera, www.altera.net


    Acá os traigo mi segunda lectura de este autor colombiano. Disfruté mucho con el de Blas de Lezo, y he vuelto a disfrutar bastante con un tema que me apasiona, que ha sido quizá el talón de Aquiles de mi licenciatura: Nuestra América del XIX, y sus dolorosas Guerras Civiles.

    El autor encontró unos documentos que figuraban en casa de una tía política suya, cuya familia, como tantos españoles de Ultramar, se vio dividida al estallar la guerra. Los documentos son de Joaquín Mosquera Figueroa, ferviente realista que llegó a entrevistarse con Fernando VII y dejó por escrito una suerte de memorial. Pablo Victoria ha ido engrasando la maquinaria historiográfica, y en este proceso, se le ha caído definitivamente la figura de Bolívar.

    Es curioso cómo suelen sostener todos los historiadores, ya sean de la cuerda que sean, que los que más se opusieron al independentismo fueron los indios. Con documentación, P. Victoria trae a colación que entre los proyectos de Miranda y Bolívar traían el reparto de suculentas tierras hispanoamericanas para Inglaterra en su proyecto ( Algo parecido a lo que propuso Lenin para las Rusias a alemanes y otras potencias, para que luego hablen del " patriotismo soviético ", tan denunciado por Solzhenitsyn ). Habla de la traición de Bolívar a Miranda tras fracasar estrepitosamente en Puerto Cabello, de cómo robó en las iglesias de allí y de cómo fue a ofrecerse a Wellington para combatir a Napoleón en España, con tal de ganarse el favor de las autoridades ante su fracaso; de las proclamas de exterminio de Bolívar, Nariño, Briceño, Arismendi, etc.; a los españoles ( Que materializarían ) y la " salvación " para los americanos aunque apoyaran a España ( Cosa que jamás cumplieron y menos con los indios ). Habla de cómo el independentismo fue profundamente impopular y es algo que reconocieron los mismos " próceres " hasta el final de sus días, hablan de la desastrosa política, de las guerras en el mismo bando, de cómo los criollos bien blancos y muchos masones españoles resentidos fueron los principales organizadores revolucionarios, mientras que amplias capas de la clase media blanca, negros y mulatos, con los indios, mostraron resistencia enconada. Y como habla de ello, habla de las malas políticas en tiempos de Carlos III, en el documento aquel que tanto revuelo causó, al ser propagado, donde se tildaban a los Reinos de Indias de " colonias " ( Documento que fue propagado por las logias principalmente ), de la poca vista y poco tacto de los funcionarios, de cómo canarios y andaluces se adaptaron mejor a la vida americana, de la influencia de la expulsión de los jesuitas, del nefasto influjo que también produjo la ayuda a los Estados Unidos, y también de los excesos realistas, del terrible Boves ( Que no fue menos terrible que las huestes republicanas ), o de la poca vista de Monteverde. De los momentos en que la " Restauración " parecía restablecer América para España, de las confusiones, de la intromisión anglosajona, de la tozudez y las falsas luces del despotismo ilustrado, de cómo Bolívar se proclamó dictador llegando a reconocer los ataques de demencia que le daban, de cómo a muchos tanto en España como en las Indias les vino muy bien la invasión napoleónica, de cómo muchos de la Vieja España miraban por encima del hombro a los americanos de muy mala manera, del ansia de poder de las " dinastías criollas ", de tantos y tantos errores.....El libro es tremendamente crítico en sí, tirante de abundante bibliografía, y no se casa con nadie. Indica que las posturas bolivarianas fueron de genocidio y que aunque parezca exagerado, los proyectos claros de exterminio y guerra a muerte y el falseamiento continuo ( Empezando por la supuesta discriminación criolla, o los supuestos padecimientos de Nariño ) a base de propaganda que fue apoyada por no pocos españoles, que ayudarían a la componenda de himnos y parafernalias antihispánicas. No sólo hizo apología de la leyenda negra Miranda ( No olvidemos que era oficial español ), sino también el masón republicano Picornell.


    El libro está centrado en el Nuevo Reino de Granada, principalmente en las áreas de las actuales Colombia y Venezuela, así como en la fatal personalidad de Bolívar y sus antecedentes. Pablo Victoria da su toque personal, en forma de novela histórica, pero muy apoyado documentalmente. Igual el autor defiende que los efectos de aquellas Guerras Civiles aún colean en muchas sociedades de las Españas Americanas, que llevan dos siglos sin conocer un momento de paz. La habilidad del autor es clave para entender los dramas reales y las comparaciones con la actualidad ( Boves bien podría haber sido un " paraco ", por ejemplo ). Probablemente, el libro causará problemas en Colombia para este autor afincado en España, y también en España a los que en colegios y universidades nos han pintado a los libertadores como santitos y a los realistas como demonios. Pues no fue ni una cosa ni otra. Y en parte, algo parecido a lo que ocurrió en la Península: Mucha oficialidad fue luego isabelina, pero el pueblo guerrillero fue carlista. Así como también los liberales aquí organizaron todo el siglo XIX a base de golpes de estado ( En nombre de la libertad y el progreso ), en América ocurrió lo mismo. Cierto es que la inmensa mayoría de los generales realistas en América luego fueron anticarlistas, pero que el pueblo que combatió por las banderas de la Corona era profundamente tradicional. Hay muchos casos especiales en estas guerras americanas, sobre todo en México o en el Cono Sur; probablemente en la Nueva Granada el caso fue más " claro ". Y es de resaltar como los principales " libertadores ", Bolívar y Miranda, murieron profundamente arrepentidos y defendiendo una federación hispánica. Los hechos clave, como el " incidente del florero ", son muy bien explicados. Y América no permaneció unida, sino dividida y a merced de otras potencias totalmente ajenas. El mismo autor se plantea por qué fue " legítima " la separación de España y no luego la del Panamá, o hechos así.

    Y lo que se plantea, por ejemplo, ¿ cómo es que en la América Hispana era conocido el baño diario en la mayoría de la sociedad cuando en Europa eso ni se olía ( Nunca mejor dicho ) ? ¿ Cómo es que la Nueva Granada a principios del siglo XIX superaba en renta per cápita a Yanquilandia ? ¿ Qué han supuesto realmente estas Guerras Civiles para Hispanoamérica ? A mí me trae recuerdos de la Guerra del 1640, pero esto sería ya otro cantar.

    Lo que no entiendo es esa especie de " mensaje en clave " para Juanca, como si Juanca fuera rey, cuando él no lo es y su falsa dinastía jamás tuvo aprecio alguno para nuestra América. No podemos decir lo mismo de la Dinastía Carlista, por ende, Legítima.

    No obstante, vislumbro, entretanto, que los resentimientos entre unos y otros no han hecho más que aniquilarnos, mirarnos como extraños y estar como si nada ante el mundo mientras seguimos divididos e invadidos por idénticos enemigos.

    Después de las siempre recordadas lecturas de Luis Corsi Otálora, un complemento ideal con una gran dosis crítica. Muy recomendable.

    Y qué bien escriben los colombianos. Con razón Menéndez Pelayo denominó a Bogotá como la Atenas de Sudamérica. Colombia, donde Bolívar parece ser incontestable y, empero, siempre ha tenido los historiadores más críticos con los procesos de " emancipación ", como me recordaba en la universidad el Dr. Macías Domínguez.


    * La obra también se puede adquirir a través de www.pablovictoria.com

  4. #4
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    32
    Mensajes
    10,254
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    EL CORONEL JUAN DE LOS REYES VARGAS


    - Bicheando casualmente por la red, y acordándonos ipso facto de las obras de los colombianos Luis Corsi Otálora y Pablo Victoria, hemos encontrado alguna documentación sobre este protagonista de las Guerras Civiles Hispanoamericanas. Como es de suponer, no sale muy bien parado, pero bueno, ahí van algunas referencias de uno de tantos indios que combatieron contra Bolívar en nombre de la Religión y el Rey de las Españas. Juan de los Reyes no ofreció parte de América a Inglaterra, como sí harían Miranda y Bolívar; y ambos murieron arrepentidos. No parece tampoco que el Coronel Vargas fuera un " déspota ilustrado ". Empero, acabó defendiendo el republicanismo colombiano frente a la revolución del trienio liberal acaecida en la Madre Patria. Y fue muerto por uno de ese bando.

    No queremos reabrir un hiriente debate per se; sino profundizar en qué fue lo que sucedió en aquellas fatídicas fechas en nuestra América y no ceder ante la imposición de una única visión de los hechos. Y eso, y tratar este debate como hermanos en la Hispanidad, ni más ni menos. Acaso Juan de los Reyes es en su persona misma un personaje ilustrativo sobre los sucesos.


    Coronel Juan de los Reyes Vargas (El Indio)



    Juan de los Reyes Vargas - Wikipedia, la enciclopedia libre


    Guerra de Independencia de Venezuela - Wikipedia, la enciclopedia ...


    Pagina Web del Municipio Urdaneta. Historia y Cultura de ...



    Carora - Wikipedia, la enciclopedia libre


    ilustres.com.ve

  5. #5
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    32
    Mensajes
    10,254
    Post Thanks / Like

  6. #6
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    32
    Mensajes
    10,254
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    http://aspa.mforos.com/670103/591034...tas-del-chile/




    Autor: Libro sobre Tomás Bobes
    Autor: Casariego, J.. E.
    Título: Reivindicación del mariscal asturiano Bobes / J.E. Casariego.
    Editor: Oviedo : Instituto de Estudios Asturianos, 1982.
    Descripción física: 115 p. ; 24 cm
    Serie:
    Materias: Bobes y de la Iglesia, José Tomás

    Fecha: 22/01/2007 16:47.


    Autor: Mas sobre Bobes
    CORONEL BOBES:

    LA EPOPEYA DE UN INFANTE DE MARINA



    Por José A. Fernández-Acero

    Como casi todos aquéllos que van contra corriente de la propaganda, arte fino y exquisito donde los haya, nuestro coronel José Tomás Bobes, Comandante General que fue de la División de Barlovento (1) allá por el año 1814, cayó en el olvido histórico, olvido injusto en la mayoría de los casos, como no había de serlo en éste.

    No es mi intención rescatar de aquel olvido ideas que puedan cobrar actualidad dada la época de conmemoraciones que corre, sino recordar momentos gloriosos por medio de los cuales podamos obtener medida de la dimensión del ser humano, medida que desborda cualquier patrón cuando alguien es sometido a situaciones extremas de acuerdo con sus conceptos y dignidad y que da lugar a hechos de lo más alto y de lo más bajo en la escala de valores del comportamiento humano. No queremos juzgar, solamente exponer unos actos que sobrepasan los límites de lo "normal" y que, en mi opinión, deben ser rememorados para que, cualquier interesado en estos temas históricos, pueda obtener el contrapunto de aquel otro sector de acontecimientos que históricamente, se deslizó a favor de la corriente de la propaganda, ocultando en muchos casos alguna parte de lo sucedido y, por ende, desvirtuando los hechos.

    Nace en Oviedo y es bautizado en la parroquia de San Isidoro el Real, donde es inscrito y su partida de nacimiento figura en el folio 26 del año 1872; dice literalmente: ""En esta parroquia a 18 de septiembre de 1872 se bautizó un niño, nacido dicho día, con el nombre de José Tomás Millán, hijo legítimo de Manuel de Bobes, natural de Oviedo, y de Manuela de la Iglesia; firma Dn. José Agustín de Lago"".

    Huérfano de padre a los cinco años y dependiendo de su humilde madre, la cual dotada de excelentes cualidades y laboriosidad, obtiene fuerzas de la adversidad para sacar a su hijo adelante.

    Dn. José Ambrosio Llamozas, Tesorero de la Santa Iglesia Metropolitana, Comendador de la Orden Americana de Isabel la Católica, como Vicario y Capellán del Ejército de Su Majestad de Barlovento, certifica en forma debida que Dn. José Tomás Bobes, coronel de los Reales Ejércitos y Comandante General de la División de Barlovento falleció en acción en las inmediaciones de Urica, Venezuela, a primeros de diciembre de 1814, cuyo cadáver condujo el citado capellán desde el campo de batalla y se le dio sepultura en presencia de Andrés Tomé, Juan Esteban Blázquez y José Sánchez Correa en el primer tramo de la iglesia parroquial de Urica. Firmado por el capellán, en Caracas a 4-12-1816.

    Sólo 32 años de corta pero intensa vida que comienza realmente cuando la abnegada madre se traslada a Gijón con toda la familia ante las mejores posibilidades de conseguir un empleo. Allí, en Gijón, se desarrolla su niñez con grandes estrecheces, pero sin problemas serios. Las correrías del niño Bobes por el puerto y la playa de San Lorenzo, de esta ciudad marinera, le marcan y templan el espíritu del joven que da un paso definitivo al finalizar sus estudios básicos e incorporarse a los de piloto náutico mercante, según nos informa Dn. Diego Cayón, profesor del Real Instituto Asturiano de Náutica en Gijón, al manifestar ""que conoció a Bobes durante sus estudios acabándolos con las mejores notas, a satisfacción de todos sus profesores por su aplicación y talento ..."".

    Por consejo de sus profesores, se desplaza a Ferrol para optar al examen de pilotos de la real Armada, donde, tras superar brillantemente las pruebas, el Arsenal le concede el empleo de Piloto de segunda clase con grado de Oficial, categoría intermedia entre los Oficiales propiamente dichos y la Marinería, embarcando en un bajel-correo de Su Majestad que hacía la carrera de Acapulco.

    No conseguimos más noticias pensando lo peor, sobre todo después de los combates de cabo San Vicente y Trafalgar, pero gracias a un documento del arcipreste de la diócesis de Oviedo, Dn. Benito Martínez Sornomonte, en el que éste afirma haber sido capellán en los correos de S.M., en los que conoció a Bobes, añadiendo que se licenció en La Coruña del Servicio Real con el título de Piloto primero, tomando a continuación el mando de un mercante, el "Ligero", perteneciente a la casa armadora Pla y Portal, y dedicado al comercio con Tierra Firme, Puerto Rico, Cuba, Curaçao y Trinidad, en cuyo mercante llevó como segundo al tortosino Dn. Vicente Calderó, quien sucedió a Bobes en el mando del "Ligero" después de dos años de navegación, cuando éste desembarcó en La Guaira dejando la navegación y estableciéndose en la localidad de Calabozo, también en Venezuela, donde abrió un almacén y empezó a comerciar con los nativos del Llano, de quienes era bien conocido con el sobrenombre de Taita, que expresa la idea de jefe, señor o padre. Toda esta información la obtiene el mencionado arcipreste por medio de Dn. Vicente Calderó, ya que el "ligero" rinde viaje semestral en Gijón.

    Hasta aquí nada hace pensar en el héroe, sólo en un arrojado e intrépido marino, pero aún sin el divino toque del heroísmo.

    Sin embargo, los hilos de la historia y del destino se cruzan y entrecruzan formando un tejido inconcebible. Debemos volver a Dn. Vicente Calderó, de Tortosa como dijimos, quien después de ganar una pequeña fortuna en los viajes a América, se convierte en propietario de un falucho de cabotaje y casa en Tortosa con María Griñó, viuda y madre nada menos que de Dn. Ramón Cabrera, primer conde de Morella y tres veces laureado de San Fernando, el cual, en aquella época, era un exseminarista a quien el obispo aconsejó no ordenarse dado lo violento de su carácter.

    No existían fricciones entre ambos, Calderó fue realmente un segundo padre para Cabrera, con quien salía todas las noches para frecuentar la tertulia del Capitán del puerto, viejo lobo de mar. Más que probablemente, Dn. Vicente Calderó pormenorizara a su hijastro todos los detalles aventureros del "León de los Llanos", ya finalizados a la sazón, sin que podamos conocer el grado de influencia que posiblemente tuvieran sobre el "Tigre del Maestrazgo", pero existe un evidente paralelismo en sus vidas.

    La astucia y habilidad en la táctica, la afición al riesgo personal, la organización de sus respectivas tropas manteniendo siempre grupos de relevo, la altísima disciplina y, por qué no decirlo, aquella crueldad fraguada y tomada de la no menor de sus enemigos.

    El arranque inesperado y furibundo de la hazaña militar igualmente; en Cabrera, el bárbaro fusilamiento de su anciana madre; en Bobes, el coraje causado por el hostigamiento físico y psíquico, la ruina y consiguiente pérdida de tantos años de trabajo y privaciones sin número. En ambos la guerra a muerte declarada por Espoz y Mina y Bolívar, respectivamente.

    La causa y bandera de Bobes, como buen asturiano, fue la integridad de la Patria. A partir de aquí cesa el paralelismo, ya que Cabrera rectificó en el término de su vida, mientras Bobes vivió como español y murió defendiendo a España.

    En plena revuelta independentista venezolana, una milicia mandada por un tal Escalona entra en el pueblo de Calabozo reclutando a Bobes por la fuerza y aherrojándolo. Ante el aspecto cambiante que tomaban los acontecimientos y, sobre todo, ante el horror de los actos que cometía la milicia de Escalona, durante un enfrentamiento con las tropas Realistas, Bobes es liberado, confiriéndosele en el acto el grado de capitán y el encargo de reclutar un escuadrón de leales al Rey. A partir de este momento es cuando surge el genio militar que nuestro protagonista llevaba oculto; en una semana un escuadrón de 800 lanceros vuelve sobre el enclave de Calabozo, que al igual que casi todo el resto del territorio bajo el mando del Realista Monteverde y casi sin lucha, se pronuncia por España.

    Bobes es nombrado comandante de Calabozo; era el año 1813. Después de un tiempo cumpliendo esta misión y, según parece, a petición del vecindario de Calabozo (!) se consigue que el entonces capitán General, Cagigal, le destine al ejército de Barlovento a las órdenes del mismo Capitán General. Nada se conoce de la estancia de Bobes en este destino, salvo que duró tres meses en el mismo y que, por una serie de problemas y tras varios desastres militares, el ejército de Cagigal se deshace, teniendo que encerrarse sus restos en Puerto Cabello, donde quedan sitiados. Bobes, mediante una magistral marcha, logra burlar el cerco y despista a sus perseguidores, desapareciendo en los Llanos; Venezuela se somete a Bolívar victorioso.

    En los Llanos, en el lugar de Guarico, Bobes se dedica a reconstruir el ejército de Barlovento, con el que, utilizando una técnica logística y táctica no aprendida, innata, ha de batir en toda la línea al Libertador Bolívar.

    En el año 1814 le toca conocer la gloria a Bobes; los jefes del ejército Real no le entorpecen en la tarea autoimpuesta: Cagigal, con una pequeña parte del ejército continúa sitiado en Puerto Cabello; Ceballos sostiene como puede el enclave de Coro; Antoñanza muerto en acción; Salomón defiende con los restos de su ejército, a base de continuas cargas a la bayoneta, las fortificaciones de Puerto Cabello; Barreiros muere fusilado por el ejército del Libertador.

    A su llegada a los Llanos, Bobes hace una llamada en nombre de España y a su alrededor se congrega una multitud, reorganizando "su" ejército de Barlovento con el beneplácito de España. Su primera muestra de ingenio militar es no conducir a sus hombres a liberar a Cagigal en Puerto cabello, maniobra esperada por los generales del Libertador, sino presentar batalla a los sucesivos ejércitos que le va enviando Bolívar, derrotándolos uno tras otro y exterminándolos mediante persecución implacable.

    En este momento y quizás atraídos por las sucesivas victorias, Bobes cuenta con 20.000 hombres, entre columna regular y partidas guerrilleras. Imaginemos los problemas logísticos y tácticos y podremos maravillarnos al ser resueltos correctamente uno y otros. Su comunicación con sus mandos en la Península es asimismo directa, a través de Capitanías de Cuba y Puerto Rico. Por parte de Cagigal y del arzobispo llegan al gobierno de la Península quejas contra Bobes, en las que se le confiere el apelativo de "Atila" o "Azote de Venezuela", pero el Ministerio Universal de Indias sólo puede poner al otro lado de la balanza de estas acusaciones el hecho real de la recuperación de una Venezuela que ya se había perdido.

    El plan de Bobes se va cumpliendo con una exactitud milimétrica, debido a su minuciosidad: Caracas se entrega después de la batalla de Puerta, caen Valencia y Barcelona, se levanta el sitio de Puerto Cabello, abandonando los sitiadores un gran botín. En la Cabrera, Pao y Cumaná no quedará nadie después de entrar Bobes; sólo falta Maturín y allí se dirigen los flecos restantes de lo que fue hace bien poco el ejército de Bolívar y allí se presenta Bobes para aniquilarlos.

    Para ser conscientes de la organización del ejército de nuestro protagonista podríamos ofrecer unos datos referentes a abril de 1814: 4.000 hombres componen la guarnición de Valencia; 1.000 apoyan a los anteriores de Maracay; 2.000 protegen Barcelona; 3.000 se distribuyen en forma de anillo en los alrededores de Valencia; 1.000 estacionados en Barquisimeto; 8.000 componen la reserva de San Fernando de Apure; 2.000 la de Barinas y además su columna personal ... había comenzado con 800 hombres.

    Entre los datos existentes en los archivos, permítasenos extraer una pequeña parte, solamente de aquellos que fueron firmados por el ministro Bobes y que reflejan una visión limitada de la campaña: Dirigida al Excmo. Sr. Ministro Universal de Indias, ""... del 14 al 20 de este mes he tomado al enemigo en diversos combates 4.000 fusiles, 200.000 cartuchos, 30 cañones de diversos calibres, 3 lanchas cañoneras, 5 coroneles y 150 oficiales, todos los cuales han sido pasados por las armas. Nuestros, 4.000 muertos y 500 heridos; del enemigo 6.700 muertos ..."".

    Como puede apreciarse y desprenderse de los datos anteriores, aparece claro el hecho de lo cruento de una guerra que más que de independencia consideramos Civil. La provincia de Caracas, según datos aparecidos en La Gaceta, contaba en el año 1809 con 421.000 habitantes; de acuerdo con los padrones eclesiásticos, en los terremotos perecieron 13.000 y en la guerra 228.000. Podríamos, para hacernos una idea más clara, comparar estas cifras con las de nuestra Guerra Civil y llegaríamos a comprender la magnitud que alcanzó la guerra de Venezuela.

    Repuesto Cagigal por Bobes, al mando de la Capitanía General, aquél otorga la estructura de Tropa Regular a las fuerzas que componen el ejército de Barlovento. El Ministro Universal de Indias, en nombre del Rey, eleva a Bobes al empleo de coronel. Bobes da su última batalla victoriosa para las Tropas Reales, pero como no podía ser menos, resulta herido de muerte en Urica.

    Su nombramiento a coronel, que llegaba en una expedición desde la Península, no pudo alcanzarle con vida; los honores llegaban tarde pero ya había conseguido la gloria.


    Publicado en:http://sapiens.ya.com/terciosnet/2epocaBobes.htm

  7. #7
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    32
    Mensajes
    10,254
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    A JOSÉ TOMÁS BOVES




    Las banderas del rey,
    Ondearon por los campos,
    Un criollo temible,
    El León de los Llanos,


    Enraizó en nuestra América,
    El hijo de Asturias,
    En Venezuela demostraría,
    Su española furia,


    Español Americano,
    Español de Ultramar,
    Con su camarada Agualongo,
    Presto para pelear,


    Cabalgó el llanero,
    Con fieras cohortes,
    Uniendo razas,
    En el horizonte,


    ¡ Los godos, los godos !
    Terror del bolivariano,
    José Tomás Boves,
    Guerrero legendario,


    Adalid Realista,
    No renunció a la libertad,
    Quiso a la patria,
    Ante la dificultad,


    En reales banderas hubo malos,
    Pero peor fue la separación,
    Boves jugó sus bazas,
    Y al final perdió,


    Descansa, Boves, descansa,
    Que bien y mal hiciste,
    Si a otros le hacen estatuas,
    Tú también te la mereciste.





    A AGUSTÍN DE AGUALONGO





    Caudillo Indio,
    De la Nueva Granada,
    Coronel de la Corona,
    Americano de España,


    Héroe Realista,
    De aguerrida lealtad,
    Legendarias correrías,
    Que harían temblar,


    Gerifalte de Pasto,
    Por el Rey y la Religión,
    Contra los republicanos,
    Ofreció su rebelión,


    Guerra a Bolívar,
    Hasta los lindes quiteños,
    Recio como su estirpe,
    Henchido por su suelo,


    Contra poderosos enemigos,
    En tiempos de tormenta,
    Contra el proyecto de Miranda,
    Plantando cara a Mosquera,


    Fiel camarada de Boves,
    Fue el altivo monárquico,
    Precediendo a Huachaca,
    Canto de cisne sudamericano,


    Allá en Barbacoas,
    La derrota encontró,
    Allá en Popayán,
    El fusil lo mató,


    Murió a cara descubierta,
    El Brigadier de Honor,
    Confirmando sus convicciones,
    Ante el indiano sol,


    De la América Española,
    No quiso la separación,
    Por ello alzóse con su gente,
    Por ello su destino inmoló


    Agustín de Agualongo,
    Trágica muerte tuvo,
    ¡ Que no caiga en el olvido,
    El Adalid Pastuso !







  8. #8
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    32
    Mensajes
    10,254
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    LOS INDIOS FUERON REALISTAS





    Los indios con la Corona,
    Tenían sus campos protegidos,
    Algo que pasó a la historia:
    Bolívar, Briceño, Nariño....


    Salieron partidas realistas,
    Por el Nuevo Reino de Granada,
    Y la más populosa y decidida,
    La leal y bravía indiada,


    ¡ Por la Religión y el Rey !
    Agualongo: Pasto, Quito....
    Reyes Vargas en Venezuela,
    Por España lucharon los indios,


    Y la fidelísima Valencia,
    Y los alrededores del Cauca,
    Indios realistas por las selvas,
    Batiéndose en duras batallas,


    No quisieron los indios,
    Sofismas y falsarias libertades,
    No querían la Revolución,
    Fueran criollos o peninsulares,


    Guerra a la República,
    Ardor contra la separación,
    Por el Inca Católico,
    De todo Perú el corazón,


    Corazón que se siguió rebelando,
    Ya la República proclamada,
    Y con los valientes iquichanos,
    Antonio Navala Huachaca,


    Y los indios chilenos,
    La belicosa Araucanía,
    A la voz del Coronel Pincheira,
    Y Chiloé....¡ Realistas !


    ¡ Guerra a muerte ! ¡ Exterminio !
    Por América Bolívar proclamó,
    Y los guerrilleros del Acarigua,
    Le mostraron todo su valor,


    Soflamas de Arismendi,
    Amenazas de González,
    Y los indios, orgullosos,
    Portando estandartes reales,


    Y Boves, con negros y pardos,
    Centauros de la rudeza,
    Terribles aquellos lanceros,
    Gerifaltes de la naturaleza,


    ¿ Por qué será que coinciden,
    Los historiadores en una cosa ?
    ¡ La resistencia al separatismo,
    En los indios fue la más grandiosa !


    Fue el pueblo amerindio,
    El más entusiasta de la Restauración,
    Y por la Monarquía Católica,
    Su admirable raza defendió,


    Pueblo monárquico tradicional,
    Que no tuvo buenos caudillos,
    Pues después se vería que muchos,
    Contra carlistas, como isabelinos....


    Sea como fuere, hay que recordarlo:
    Los indios fueron realistas,
    De eso no hay quien hable,
    De eso, apenas hay quien escriba,


    Y los tiranuelos modernos,
    De ideologías europeas,
    Que están saqueando,
    Nuestra sufrida América,


    Utilizan a los indios,
    A los cuales desprecian,
    Y bajo el asesino socialismo,
    Saquean y saquean,


    Mienten en universidades,
    Los voceros de la leyenda negra,
    ¡ Los indios fueron realistas,
    Orgullo de la España entera !


    Como los tlaxcaltecas con Cortés,
    Como los chancas con Pizarro,
    Los indios fueron realistas,
    Defendieron el ser hispano,


    Los indios fueron realistas,
    Los indios fueron leales,
    Y sus concurridas tropas,
    Ágiles águilas imperiales.

  9. #9
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    32
    Mensajes
    10,254
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    ESPAÑOLES DE ULTRAMAR





    Aún vuela el águila mexicana,
    Deseando destrozar a la serpiente del Norte,
    Calienta el sol de los incas,
    Sobre hispánicas cohortes,


    Suenan ecos virreinales,
    Tras gritos de libertad,
    Voces lógicas exclaman,
    Reclamando la unidad,


    Españoles de Ultramar,
    Así se autodenominaron,
    Nuestros hermanos de América,
    Durante no pocos años,


    ¿ Resurgirá nuevamente el León Ibérico,
    Alentando las almas de las Indias ?
    ¿ Resurgirá en el continente ?
    ¿ Resurgirá en las Antillas ?


    Esa hermandad que todos anhelamos,
    Su conciencia ha de tener,
    La Fe en el Dios Uno y Trino,
    La Tradición para defender,


    Españoles de Ultramar,
    Devolved a la América deseada,
    Que el Gran Gringo teme,
    La Unión Hispanoamericana,


    Españoles de Ultramar,
    El futuro os espera,
    Podréis tanta injusticia cambiar,
    Con coraje y con entrega,


    Reacciona, Gran América Hispana,
    Contra la tiranía progresista,
    Contra las oligarquías que te oprimen,
    Hermanos: Es momento de Reconquista,


    Nuestra esperanza es la misma,
    Españoles de Ultramar,
    Una nueva confederación,
    Nos puede hacer soñar....




    HERMANOS












    Hermanos somos y seremos,
    Lo quieran menos, lo quieran más,
    Lo quieran propios o extraños,
    Pero somos hermanos, hermanos....
    Hermanos por los conquistadores,
    Hermanos por los misioneros,
    Hermanos por los indios y los negros,
    Hermanos por las Antillas y los Andes,
    Hermanos por los montes y las sabanas,
    Hermanos por islas y continentes,
    Hermanos en la Fe, en Roma,
    Hermanos ante la Iglesia Universal,
    Hermanos del Pilar, Guadalupe y Fátima,
    Hermanos en Lepanto y Cartagena de Indias,
    Hermanos entre la Piel de Toro y el Nuevo Mundo,
    Hermanos somos, hermanos....
    Hermanos de los llanos al gauchaje,
    Hermanos de los charros y el rodeo,
    Hermanos por la inmensidad barroca,
    Hermanos por la cocina y las letras,
    Hermanos en un crisol de razas,
    Que volverán a moverse en fecundidad....
    Hermanos en Cervantes y Camoens,
    Hermanos de varios mares embravecidos,
    Hermanos de galeones, calores y fríos,
    Hermanos de sentimientos y nobleza patria,
    Hermanos en cantos de vida y esperanza,
    Hermanos de águilas y leones,
    Hermanos del cóndor y del dogo,
    Hermanos del caballo y de la garúa,
    Hermanos en la legión de ideas,
    Que marchan fuertes en el silencio....
    Hermanos del amanecer ensoberbecido,
    Hermanos de cercanía y lontananza,
    Hermanos de paz y de guerra,
    Hermanos de Yturbide a Rosas,
    Hermanos de García Moreno y la Cristiada,
    Hermanos contra el Gran Gringo,
    Hermanos contra la Europa bastarda,
    Hermanos contra el rojo sanguinolento,
    ¡ Hermanos somos y seremos en el Carlismo !
    Hoy como ayer: Hermanos,
    Hermanos de la Hispanidad,
    Hermanos, siempre hermanos.....

  10. #10
    Avatar de Godofredo de Bouillo
    Godofredo de Bouillo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    19 dic, 08
    Mensajes
    704
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Bicentenario del 2 de mayo

    Lo que voy a contaros no está relacionado directamente con lo que se trata en este hilo, solo esta "enlazado" por la palabra bicentenario.
    Y es que en Argentina ya desde el año pasado se están organizando los festejos por el bicentenario de nuestra independencia. Se podrán imaginar la de os.........bofetadas, leches, puñetazos(no quiero contrariar al hermano Hyeronimus con palabras obscenas, pero lo valían para esta ocasíon) que recibirá la Madre Patria España, ya que los mentores, oradores y organizadores de estos festejos son todo izquierdistas, guevaristas, montoneros e indigenistas oportunistas.
    DE seguro no han de permitri la palabra a nadie que intente valorizar el glorioso y perdurable bagaje traído y asentado por españoles y portugueses a estas tierras.
    Solo se hablará de aniquilación, genocidio, etnicidio, esclavización, sometimiento, etc. Y contaremos con la presencia estelar de destacados defensores de los derechos humanos: Chávez, Correa,alguno de los Castros, y toda esa ralea repugnante que se regodea vituperando a España y Portugal.
    Pero claro, los autores de todos los males indigenas, perdón, pueblos originarios, son los españoles y portugueses. Nuestros políticos, luego de que ustedes se fueran(o los echamos, como les gusta decir a ellos) dignificaron y dieron el lugar que se merecían a estos pueblos. tanto es así, que hoy en día siguen en las mismas condiciones( o peores) que en el 1500. Aislados en puebluchos de ranchos, acorralados por el chagas y enfermedades que en otras partes del mundo se quitan con una pastilla, una inyección.Explotados todo el día por solo 30 euros al mes.
    Pero claro. Ellos tendrán el tupe de llamarlos hermanos, pedirles perdón, y tirarles algún subsidio.

    Vean ustedes lo que se gastará(esto es solo una muestra)en festejos, mientras los "liberados" del yugo español siguen muriendo en el olvido o la indiferencia.
    '''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''

    El Gobierno asignó $926 millones(algo así como 200 millones de euros) en obras para la fiesta del bicentenario: cifra que sextuplica la ayuda enviada a Tartagal Fiesta de gasto en medio de una crisis histórica
    DDN. El Gobierno asignó $926 millones en obras para la fiesta del Vicente Nario. La cifra duplica los subsidios por sequía y sextuplica la ayuda a Tartagal. Damián Glanz.


    “Me hierve la sangre cuando veo tanta pobreza.” (Cristina en Olivos)



    La misma semana que en la quinta presidencial se comprometió a redoblar sus esfuerzos para combatir la “pobreza estructural” –víctimas de “tanto abandono y tanta injusticia”–, Cristina Kirchner le adjudicó a un consorcio de empresas amigas del gobierno K la obra de remodelación del Palacio de Correos que servirá como sede de la Orquesta Sinfónica Nacional. El denominado Proyecto del Centro Cultural del Bicentenario –conocido también como la fiesta de Vicente Nario– costará más de 926 millones de pesos, una cifra que equivale a la mitad del aumento anunciado para los planes sociales. La Presidenta prometió que será el símbolo arquitectónico de los festejos de la Revolución de Mayo. Y es un emblema: el inicio de los trabajos fue prometido hace más de cinco años, el monto adjudicado es 34 por ciento superior al presupuesto oficial calculado un año atrás y el propio Gobierno admite que el edificio no estará terminado para 2010, cuando se cumplan 200 años de la instauración de la Primera Junta.

    El martes de 10 febrero se publicó en el Boletín Oficial la resolución 1517/2008 del Ministerio de Planificación Federal que resolvió otorgar el contrato a las empresas Esuco y Riva. La primera pertenece al presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner, un viejo conocido del matrimonio presidencial, beneficiario preferencial del reparto de la obra pública K. La otra compañía es de Amadeo Riva, un empresario que desde los 90 mantiene estrechos lazos con el Estado (ver aparte). La adjudicación fue el cierre de un proceso que lleva más de cinco años.

    La obra del Correo Central bate todos los récords de promesas postergadas o incumplidas de la era K. Fue planificada para una época de “vacas gordas”. En septiembre de 2003, el entonces ministro de Economía, Roberto Lavagna, junto al ex secretario de Cultura, Torcuato Di Tella, comenzaron delinear el proyecto. Un año más tarde, Lavagna lo anunció públicamente y el 1 de marzo de 2005 Kirchner firmó el decreto para transformar el palacio construido entre 1889 y 1928. Las fotos comenzaron a acumularse. Al mes siguiente, Lavagna y José Nun, el sucesor de Di Tella, lanzaron una consulta de ideas para la intervención urbana. Los ganadores fueron seleccionados en septiembre de 2005 y en marzo de 2006 se realizó el concurso internacional para decidir el proyecto. En medio de la campaña electoral, la entonces senadora Cristina Fernández y el otrora jefe de Gobierno Jorge Telerman presentaron el “master plan” en septiembre de 2007. “Yo sueño para 2010 lo que podría ser una conmemoración física de un espacio público concreto, donde todos los argentinos y todas las argentinas podamos reconocernos en un acto de reflexión en estos 200 años que va a cumplir nuestro país”, dijo ese día la ahora jefa de Estado. Hubo muchas fotos más. En noviembre, el ministro de Planificación llamó a licitación para realizar la obra y en marzo del año pasado, ya como Presidenta, Fernández de Kirchner encabezó la apertura del sobre Nº 1 del concurso en la Casa Rosada.

    Todas las instancias del proceso tuvieron su show. Menos una: la adjudicación. El 29 de diciembre, cuando De Vido firmó la demorada adjudicación no hubo cámaras ni públicos. Sólo un par de amigos. En noviembre de 2007, el Ejecutivo había valuado los trabajos en 709,3 millones de pesos. Un año más tarde convalidó el presupuesto ofrecido por Esuco-Riva de 925,8 millones de pesos: 241,4 millones de pesos más (ver aparte). Las otras empresas que participaron del concurso habían presentado propuestas sensiblemente superiores: las firmas Roggio y Caputo ofrecieron $ 1.220.165.610,13 y el consorcio integrado por Iecsa, Dycasa, Isolux y Calcaterra propuso hacer el centro cultural por $ 950.733.187,79.

    Las constantes demoras en la concreción del proyecto emblemático del Vicente Nario provocaron otro desfasaje, además de la diferencia presupuestaria. La puesta en marcha del plan coincide ahora con la “crisis del siglo”. Cuando fue pensado, los autores del Proyecto CCB se preguntaron sobre la necesidad de construir una sala sinfónica para Buenos Aires. “Sin duda, la amplia comunidad musical de la ciudad lo considera indispensable. El Teatro Colón, aunque ofrece excelentes condiciones para la música sinfónica, es un teatro lírico, y sólo eventualmente presta su sala para otras actividades”, justificaron en el cuadernillo de presentación. Ahora, la pregunta es acerca de la oportunidad.
    Ayer, al llegar a Tres Arroyos, la Presidenta dio una señal sobre los criterios redistributivos del gobierno nacional. Refiriéndose al paro que realizó el campo la semana pasada, dijo: “Cuando un sector que se puede dar el lujo de no vender sus productos nos parece que ha tenido rentabilidad, no nos molesta, nos parece bien, porque son argentinos pero tienen que comprender que hay otros sectores de la sociedad que necesitan mucho más ayuda y destinar esos recursos públicos a los sectores más vulnerables”. La comunidad sinfónica, agradecida.
    Fuente: DDN - FM Noticias

  11. #11
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    32
    Mensajes
    10,254
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Bicentenario del 2 de mayo

    Hombre, son temas distintos, pero que igual tienen que ver. La problemática de aquí es el dinero gastado para tratar de convencernos de que los españoles se levantaron por el liberalismo ( Los socialistas y los comunistas igual participan de eso ), cuando fue precisamente lo contrario, por el lema de la Religión, el Rey y la Patria. Otra muestra más de ignorancia y de lobotomía antihistórica, muy propia para educación para la ciudadanía.

    Sobre el tema que citas, caro Godofredo, abrí un hilo en este foro, si quieres lo puedes trasladar allí y debatimos, pues: Carta a los Españoles Americanos

  12. #12
    Avatar de Godofredo de Bouillo
    Godofredo de Bouillo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    19 dic, 08
    Mensajes
    704
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Bicentenario del 2 de mayo

    Si, amigo Ordoñez, aclaré que el tema solo estaba enlazado por la palabra "bicentenario", y por supuesto, por la indignación que causan ambos, aunque no estén relacionados.
    Si el amigo Donoso fuera tan amable de trasladar mi post al hilo que indique Ordoñez le estaría muy agradecido.

  13. #13
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    32
    Mensajes
    10,254
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos


  14. #14
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    32
    Mensajes
    10,254
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    CAUDILLAJE HISPANOAMERICANO








    Nuestra América se desunió,
    Tras guerras civiles cruentas,
    ¿ Acaso buscó de nuevo,
    Una corona que aún no encuentra ?


    América, como la vieja España,
    Hierve de sangre caudillista,
    Busca el orden tradicional,
    Y el instinto avisa,


    América quedóse sin rey,
    Mas halló caudillos,
    Que del Norte a la Patagonia,
    Dieron más o menos brillo,


    El sur conoció a Artigas,
    Así como a Facundo Quiroga,
    Y así como a Manuel Oribe,
    Y a Juan Manuel de Rosas,


    Cabalgó el gaucho restaurador,
    Con espadas de unidad y libertad,
    Defendiendo la unidad americana,
    Sin rechazar la Hispanidad,


    Nueva Granada, sin Agualongo,
    Y también sin el mariscal Boves,
    A los años, contra los liberales,
    También arrimó el hombro,


    México llegó a una nueva corona,
    De Agustín Yturbide el imperio,
    Y tanto la Gringada como los republicanos,
    Con masonería impidieron el intento,


    Y otra vez al sur, al sur,
    De hispanoamericano caudillaje,
    Francisco Solano López,
    Ibero de guaraní andamiaje,


    El mariscal del Paraguay,
    Rudo, terrible, valiente,
    Mas inteligente y laborioso,
    Honrado y consecuente,


    López el del ferrocarril,
    López el de la exportación,
    López el de escuelas y agricultura,
    López el del más potente cañón,


    Símbolo desgarrado de las Indias,
    Que a la Triple Alianza se enfrentó,
    Su puntero país de Suramérica,
    En brutal genocidio sucumbió,


    Como Santa Anna allá en México,
    Grandes territorios le fueron robados,
    Los enemigos de la unidad americana....
    ¡ Más triste es cuando son hispanos !


    Francisco Solano López,
    Veloz centauro de lo imposible,
    Conocedor de la Europa más convulsa,
    Del romanticismo irascible,


    Gran mariscal paraguayo,
    Reconocido y defendido por Rosas,
    Qué tremendismo sanguinolento,
    Qué difícil estado de cosas,


    En el Mato Grosso se puso el sol,
    Primero de Marzo, Cerro Corá,
    Triunfó la ¿ civilización ? de Sarmiento,
    Que el traicionero Mitre izará,


    ¿ Métodos bárbaros ? Es posible,
    ¿ Pero y los de ellos ?
    ¿ Con qué cara se pueden erigir,
    Como de libertad el ejemplo ?


    Oligarquía, crisis, miseria,
    Todos ellos han traído,
    ¿ Con qué cara critican a Rosas,
    A López; a los caudillos ?


    No fueron perfectos,
    Pero basta de infantiloide simplismo,
    Hermanos: Hispanista es nuestra causa,
    Que queremos y compartimos,


    Cuánta sangre derramada,
    Cuántas y contradictorias decepciones,
    América, ¿ se acabó el tiempo,
    Que el futuro prometía de colores ?


    ¿ Ya no hay caudillos que reaccionan ?
    ¿ Sólo para los sin Dios hay caminos ?
    Ay América, te separaste,
    Pero tan similar es nuestro destino....


    ¿ Cirujano de hierro de Joaquín Costa ?
    ¿ Cesarismo democrático de Raúl Vallenilla ?
    Paréceme que en Altar y Trono,
    Es nuestra unidad clara y sencilla,


    García Moreno defendió la doctrina,
    Contra la Revolución,
    Desde el quiteño solar,
    En el cual se le asesinó,


    Unión Hispanoamericana,
    ¿ Por qué has de sonar a utopía ?
    ¿ Sigue lo de ser ingobernable,
    Y arar en el mar todavía ?


    Tradición te sobra, América,
    Para forjar tu unidad lógica,
    Que no la borre el yanqui,
    Ni la roja hoz neurótica,


    Caudillaje hispanoamericano,
    ¿ De natura medieval ?
    En sí no eres negativo,
    Lucha por la unidad,


    Usa tu instintivo caudillaje,
    Para un fin más elevado,
    Y con todas las de la ley,
    Sea el nombre hispanoamericano,


    Que el Carlismo te ama,
    Como te amó António Sardinha,
    Caudillaje hispanoamericano,
    El sol aún te ilumina,


    Ínclitas razas ubérrimas,
    Sangre de Hispania fecunda,
    ¡ Tengamos esperanza, caballeros,
    En que leones ibéricos resurjan !


    Y que cuando lo hagan,
    Divisen el faro que no se apaga,
    Donde millones de hispanos se reflejen,
    En una corona federada.
    Última edición por Ordóñez; 01/04/2009 a las 11:37

  15. #15
    GiulioRudolph está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    07 abr, 09
    Ubicación
    El Callao, Perú
    Edad
    29
    Mensajes
    18
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    A pesar que reconozco que es un aporte positivo para quienes deseamos "empaparnos" más de historia y realidad hispanoamericana, me llevé un chasco pensando que se trataba este tema de la "Carta a los Españoles Americanos" escrita por mi "compatriota" Juan Pablo Vizcardo y Guzmán.

  16. #16
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    32
    Mensajes
    10,254
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos


    Ante los 200 años de la independencia hispanoamericana (I)


    JOSÉ ANTONIO NAVARRO GISBERT

    ¿Son las naciones de habla hispana de América, desgajadas del Imperio español a través de un proceso iniciado hace ahora doscientos años, una invención al socaire de los nuevos aires que soplaban por aquellas calendas, o hunden sus raíces en lo profundo de Occidente a través de la nación descubridora del Nuevo Mundo?

    Hay respuestas, alguna sin excesivos fundamentos, para todos los gustos, pero es innegable que cuando, con plenitud o sin ella, iniciaron la andadura sin tutelas españolas, lo hicieron al amparo de instituciones creadas a lo largo de tres siglos de colonia. Prueba de ello sería que las actuales naciones hispanoamericanas, con alguna excepción como Bolivia, segregada por estrategias de la guerra emancipadora del Alto Perú por Simón Bolívar, corresponden a las delimitaciones políticas, territoriales y administrativas que imperaban hace doscientos años.
    El caso de Venezuela es uno de los ejemplos más significativos: su existencia política es prácticamente una creación de Carlos III en 1777, como se desprende de la lectura de la Constitución de Venezuela cuando al fijar sus límites establece: «El territorio y demás espacios geográficos de la República son los que correspondían a la Capitanía General de Venezuela antes de la transformación política iniciada el 19 de abril de 1810…» Es significativo, además, porque fue Venezuela el foco principal del movimiento emancipador, con la curiosa paradoja de que aquella creación política reciente, soportó la carga más pesada en las jornadas que culminaron mediada la década de los veinte del siglo XIX en la independencia, con excepción de Cuba y Puerto Rico, del Imperio español en América
    La conmemoración de este segundo centenario es ocasión propicia para recordar algunas interpretaciones que se han producido al respecto. Angel Bernardo Viso, en un ensayo histórico, Venezuela: identidad y ruptura, que subtitula La historia como estado de conciencia, el pasado como introspección y vivencia colectiva, al analizar la situación actual, producto del proceso iniciado a principios del siglo XIX, dice que «vemos en nuestro continente agitarse formas confusas y caóticas de vida colectiva, que nos hacen mirar nuestro presente como la expiación de una culpa.» Interpretación a la que agrega que percibe « nuestra historia, salvo algunos momentos afortunados, como una sucesión de vías sin salida, y que invariablemente han conducido a nuevos atolladeros.»
    ¿Latinoamérica o Hispanoamérica?
    Como punto previo para entrar en cualquier disquisición alentada por la circunstancia bicentenaria conviene abordar el tema de la definición adecuada al referirnos al antiguo Nuevo Mundo, valga el oxímoron. Nos referimos a la debatida cuestión acerca de cuál es la denominación más apropiada: ¿Latinoamérica o Hispanoamérica?
    Aun cuando el término “Iberoamérica” se hace de uso obligado al referirnos a las naciones situadas en los dos hemisferios de América para incluir a Brasil, ese coloso aislado lingüísticamente de su entorno, el cual, para vencer el riesgo de incomunicación impone el español como idioma de obligado estudio, la cuestión a debatir se centra en la utilización de la palabra que con mayor rigor se incline por Latinoamérica o Hispanoamérica. Ya opinó al respecto Unamuno, cuando dejó en el aire la pregunta: “Latinoamericanos por qué, acaso hablan latín?” Quería significar don Miguel aquello de que somos lo que hablamos, argumento que de entrada es irrebatible. Sin embargo, la polémica está envuelta en sutilezas, intencionalidades y fines interesados en opacar la presencia española desde los albores del descubrimiento hasta nuestros días, y a fe que lo han logrado. Si en la propia España actual, el término “Latinoamérica” ha adquirido carta de ciudadanía, relegando “Hispanoamérica” al ámbito patrimonial del régimen extinguido con el fallecimiento de Franco, y arrinconando la palabra prácticamente al menosprecio, huelga hacer oposición en el resto del mundo.
    Pero lo cierto es que el uso de “Latinoamérica” que se ha impuesto permitió al escritor venezolano Carlos Rangel, en su obra Del buen salvaje al buen revolucionario, curiosamente un éxito de librería después de treinta años de su aparición, terciar en el caso: «Los latinoamericanos no estamos satisfechos con lo que somos, pero a la vez no hemos podido ponernos de acuerdo sobre qué somos, ni sobre lo que queremos ser.» Y al referirse a la América cuya denominación a reivindicar sería Hispanoamérica, se extiende: «Esa diferenciación de la América española procede, evidentemente del sello que dieron sus conquistadores, colonizadores y evangelizadores. Se trata de uno de los prodigios más asombrosos de la historia, pero está a la vista, es irrefutable. Hay controversia sobre el número exacto de los “viajeros de Indias”. Pero en todo caso fueron apenas un puñado de hombres, entre marinos, guerreros y frailes. Y esos pocos hombres, en menos de sesenta años, antes de 1550, habían explorado el territorio, habían vencido dos imperios, habían fundado casi todos los sitios urbanos que hoy todavía existen (más otros que luego desaparecieron), habían propagado la fe católica y la lengua y la cultura castellana en forma no sólo perdurable sino, para bien o para mal, indeleble.»
    De esto puede deducirse que española y no latina es esa América fundada en el aporte español iniciador de la portentosa aventura genésica creadora del mestizaje. América Latina o Latinoamérica es invención de franceses o de anglosajones, que aunque se ha implantado, constituye un caso de flagrante despistaje histórico.
    El caso es que a pesar de la división en 18 naciones, que como queda dicho tiene su origen en el propio desarrollo de la colonia, la América española tiene corporeidad, haciendo caso omiso de su fraccionamiento. Lo que confiere significación especial a este hecho se debe a la circunstancia de que los primeros españoles que llegaron al Nuevo Mundo no se encontraron con un vasto territorio unido por lazos culturales o por civilizaciones, sino disperso, variado, e incluso dentro de sus especificidades, mundos en pugnas de exterminio. Fueron las instituciones españolas y fundamentalmente la Corona, el factor aglutinante. Las culturas de los por error llamados indios, acabaron perdiendo su pasividad unitaria para integrarse en las sociedades hispánicas cimentadas progresivamente durante el desarrollo del proceso de conquista, colonización y evangelización. Otro factor aglutinador lo constituye la adquisición de la conciencia de su derrota frente al conquistador con las secuelas de exterminio por doble motivo: enfrentamiento y enfermedades importadas; y acaso el más importante de todos: el mestizaje.
    Incluso el indigenismo tan en boga actualmente adquiere un carácter que lo hace presentable en bloque alimentado por el cordón umbilical que transmite a todas las naciones la unidad lingüística, la religión, practicada o yacente, y una serie de usos y costumbres, heredadas de un tronco común que imprimió, como los sacramentos, carácter.
    Cualquiera que sea la denominación que se quiera aplicar a la comunidad que se da en las naciones que dieron sus primeros vagidos en el claustro fetal de la conquista, colonización y mestizaje, y que nacieron con la Independencia, constituyen junto con España una realidad que prevalece por encima de cualquier pretensión caprichosa que se proponga negarla o destruirla.




    - El artículo tiene cosas más que mejorables, pero creo que tiene su interés.

  17. #17
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    32
    Mensajes
    10,254
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Felipe González, embajador español plenipotenciario y extraordinario para la conmemoración de la independencia de Hispanoamérica

    By AMDG on Septiembre 29th, 2009 | No Comments »
    Además de ser también presidente del Grupo de Reflexión o Comité de Sabios del Consejo Europeo…
    Lo leo en una nota de este artículo sobre el mito de la Transición española que popone que due una operación teledirigida cuyo fin principal fue impedir que el Partido Comunista pasara a ser el prinicpal -quizás único- partido de la izquierda española. El artículo reseña el libro de Alfredo Grimaldos, La CIA en España. Espionaje, intrigas y política al servicio de Washington, Debate, Barcelona, España 2006.
    La razón por la que he preferido referirme a un asunto marginal del artículo -aparte de porque me gusta hacerlo- es mostrar como un personaje vacío, sin oficio ni beneficio, pero con presencia y un buen pico arrastrará los votos del “pueblo soberano” y hará después lo que le plazca; es decir, lo que le hayan indicado sus amos. Presencia y un buen pico, y si no se trata de cargos electos, ni eso, solo se exige lealtad (caso Javier Solana). La lealtad sin titubeos que exige un grupo mafioso. La maleabilidad se les supone.
    El mito de la Transición democrática española: la CIA en España Ismael Carvallo Robledo


    Categories: Hispanoamérica, Historia, Política
    Tags: centenario independencia hispanoamerica

  18. #18
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    32
    Mensajes
    10,254
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Ante los doscientos años de la Independencia Hispanoamericana, (y V)

    Entre la libertad y el caudillismo


    JOSÉ ANTONIO NAVARRO GISBERT


    Los hechos que culminaron con la emancipación de los territorios que constituyen las actuales naciones hispanoamericanas, se concretaron en diversos epicentros de la vasta geografía descubierta, conquistada y colonizada en nombre de la Corona española. Entre ellos, el de mayor relieve fue el que irradió desde la actual República Bolivariana de Venezuela, en aquellos momentos Capitanía General creada por Carlos III en las postrimerías del régimen colonial. Y tanto por los acontecimientos que se desarrollaron como por el factor hombre que encarnó Simón Bolívar por cuya ejecutoria se ha perpetuado con el título de Libertador. Enarbolando el pensamiento de éste, circunscrito a las circunstancias existentes a principios del siglo XIX, el actual presidente venezolano se afana en buscar la construcción de una sociedad mucho más compleja que la de aquellos días, expresada en el enunciado socialismo del siglo XXI. Las diferencias de lugar y tiempo, sin embargo, son notables.

    ¡Viva Fernando VII! ¡Mueran los franceses!
    Mediado el mes de julio de 1808 las noticias procedentes de la península daban cuenta de los acontecimientos que se estaban produciendo en España con motivo de la abdicación de Carlos IV y de Fernando VII a favor de Napoleón Bonaparte. El autoproclamado Emperador había impuesto como Rey de España y de las Indias a su hermano, José Bonaparte. Las primeras informaciones procedían de mensajeros franceses. En contraste con éstos, los emisarios ingleses divulgaban la noticia de que el pueblo español, movido por resortes patrióticos, se había alzado en armas contra el invasor francés iniciando la que se ha conocido como Guerra de la Independencia.
    La confusión por el carácter contradictorio de las interesadas informaciones suministradas por franceses e ingleses impregnó el ambiente. Cuando los primeros anunciaron en Caracas la proclamación de José Bonaparte, la reacción de los asombrados receptores de la noticia fue congregarse en la Plaza Mayor y requerir de las autoridades la proclamación y jura de Fernando VII como el único Rey revestido de legitimidad.
    La jura, rodeada de solemnidad, concluyó con las palabras del Alférez Real, Feliciano Palacios, tío de Simón Bolívar, con estas palabras: «Castilla-Castilla-Castilla y Caracas, por el señor Don Fernando VII y toda la descendencia de la Casa de Borbón.»
    La perturbación producida por la convulsionada metrópoli, llamó a capítulo a los más destacados caraqueños para plantearse la pregunta obligada: ¿Quién gobierna en España tras el cautiverio del Rey? ; y para aclarar la situación: ¿En ausencia del Rey, en quién reside la soberanía? Sin vacilaciones la respuesta, corroborada en la vastedad del imperio fue tajante: en ausencia del Rey la soberanía correspondía al pueblo.
    Un selecto grupo de notables caraqueños, criollos y peninsulares, redactaron un documento en el cual venían a expresar que ni la Audiencia, ni el Capitán General ni el Cabildo, gozaban de autoridad para solucionar el problema planteado, y tras su entrega al Capitán General, las autoridades encausaron a los firmantes, alguno de los cuales fue encarcelado y otros obligados a recluirse en sus posesiones fuera de Caracas. En defensa del documento, los firmantes manifestaban que se trataba de una declaración de lealtad a la Corona, en defensa del Rey, la religión y la integridad del imperio. Se desprendía, por tanto, que la esencia y finalidad eran idénticas a lo que había inspirado la constitución de las Juntas en España, y que, en consecuencia, ni existía delito alguno ni planteaba dudas acerca de la fidelidad a la Corona.
    Una benévola consideración del caso resolvió la absolución de los encausados y tan sólo se objetó la intención de constituir una Junta. En consecuencia Venezuela se mantuvo, por el momento, fiel a Fernando VII, lejos de toda pretensión de independencia.
    Sin embargo, la propia dinámica de los acontecimientos llevaron el 19 de abril de 1810 a la constitución de una Junta en Caracas. Pero ahora el Cabildo se opuso al reconocimiento del Consejo de Regencia, siguiendo la línea argumental de aquella tras la disolución de la Junta Suprema Central y Gubernativa del Reino, el pueblo volvía a ser, en ausencia del Rey, el único depositario de la soberanía. Días cargados de tensión fueron la antesala de la proclamación de Venezuela independiente de España, que se produjo el 5 de julio de 1811. Se abría un proceso que con sus altibajos sería largo y cruento.
    La guerra civil
    Si el siglo XIX español se caracteriza por las guerras civiles recurrentes, que arrancan con la invasión napoleónica y la subsiguiente división que se produce ante ella y culmina con las sucesivas guerras carlistas, la guerra de la independencia en gran parte de Hispanoamérica, y sobremanera en Venezuela, fue más una contienda civil interna que un conflicto internacional o estrictamente ideológico. La aristocracia criolla movida, entre otras, por razones económicas, se alzó contra las autoridades españolas: eran los propietarios de las haciendas productoras de cacao ( los «grandes cacaos» ) opuestos al mercantilismo representado por el intervencionismo económico que amparaba la Corona española. El ejemplo más notorio fue la concesión del monopolio del comercio del cacao otorgado a la Compañía Guipuzcoana de Caracas en el año 1728, que concitó la aversión y antagonismo de los productores y comerciantes criollos. Aunque debido a razonamientos expuestos ante la Corona desde Venezuela, la Compañía vio eliminados sus privilegios, había sembrado el germen, que en el clima de confusión vivido en tierras americanas desde la abdicación de Carlos IV y de Fernando VII, produjo la declaración de independencia.
    El movimiento revolucionario empezó a desarrollarse dentro de límites pacíficos, pero en el marco de la sociedad que empezaba a romper los lazos del orden colonial se fue trocando éste en una anarquía latente. Pronto, el estallido inicial dio paso a la ruptura del equilibrio social existente y la violencia alcanzó límites extremos. Uno de los efectos fue la destrucción de la jerarquía social.
    Antes de la declaración de independencia el 5 de julio de 1811, la mayoría del pueblo era realista. A partir de esa fecha, la quiebra de la sociedad colonial permitió que otros factores irrumpieran en el escenario de un precario equilibrio y las masas populares vieron con recelo la independencia propugnada por las clases altas, más cultas y detentadoras del poder económico.
    Los líderes de la independencia no se vieron asistidos desde un principio por el pueblo, que siguió a los jefes realistas. La proclamación por parte de los primeros de «la libertad e igualdad social de los hombres libres», excluía a la inmensa mayoría del pueblo representada por esclavos. Esta circunstancia propició que los españoles ofrecieran la libertad a los esclavos, que no vacilaron en empuñar las armas contra los congresantes que en 1811 habían declarado la independencia. En este marco irrumpirá Boves, un grumete asturiano llegado a Venezuela, que por su condición de advenedizo ( orillero ) en el criterio de los criollos acomodados se vio privado de relacionarse con las clases altas y como respuesta encontró entre los zambos, mulatos, negros, mestizos e indios, a los esperanzados de redención social.
    Sólo nos queda la independencia
    A tal conclusión llegó Simón Bolívar, cuando en el laberinto de sus últimos días se entregó a reflexiones acerca del resultado de su epopeya.
    El colosal esfuerzo que supone toda guerra dejó a las naciones emergentes exhaustas, aunque en diversos grados. En algunos permaneció casi inalterada la estructura social con estamentos jerárquicos que llegan hasta nuestros días. En otros, cual sería el caso de Venezuela, el esfuerzo bélico y la conflictividad entre las clases, el efecto sería devastador, y la falta de estabilidad de las formas de gobierno, común a las naciones hermanas, con alguna rara excepción, origen del caudillismo crónico, la represión y, como secuela, el flagelo de la corrupción.
    En 1830, Simón Bolívar, liberado de la exigencia que él y sus circunstancias se había atribuido de infundir ánimos a sus seguidores en las horas de infortunio que corrieron parejas con las gloriosas, se entregaba a una profunda reflexión:
    «He mandado veinte años, y de ellos no he sacado más que pocos resultados ciertos: 1. La América (Latina) es ingobernable para nosotros; 2. el que sirve una revolución ara en el mar; 3. la única cosa que se puede hacer en América (Latina) es emigrar; 4. este país (la Gran Colombia, luego fragmentada entre Colombia, Venezuela y Ecuador) caerá infaliblemente en manos de la multitud desenfrenada para después pasar a tiranuelos casi imperceptibles de todos los colores y razas; 5.devorados por todos crímenes y extinguida por la ferocidad, los europeos no se dignaran conquistarnos; 6. Si fuera posible que una parte del mundo volviera al caos primitivo, éste sería el último período de la América (Latina).»
    En este cuadro que pinta Bolívar en seis puntos se dibuja con pesimismo una profecía que el tiempo se encargaría de confirmar o desmentir.
    Para corroborar el pesimismo, Carlos Fuentes, siglo y medio después de Bolívar ha advertido: «Existe (para América Latina) una perspectiva mucho más grave: a medida que se agiganta el foso entre el desarrollo geométrico del mundo tecnocrático y el desarrollo aritmético de nuestras sociedades ancilares, Latinoamérica se convierte en un mundo prescindible para el imperialismo. Tradicionalmente hemos sido países explotados. Pronto ni esto seremos: no será necesario explotarnos, porque la tecnología habrá podido —en gran medida puede ya— sustituir industrialmente nuestros ofrecimientos monoproductivos. ¿Seremos, entonces, un vasto continente de mendigos? ¿Será la nuestra una mano tendida en espera de los mendrugos de la caridad norteamericana, europea y soviética? ¿Seremos la India del hemisferio occidental? ¿Será nuestra economía una simple ficción mantenida por pura filantropía?

  19. #19
    Avatar de Josean Figueroa
    Josean Figueroa está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 jun, 07
    Mensajes
    984
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Cabe poner en su contexto el independentismo hispano-americano, observando los nacionalismos catalanes y vascos, y las invenciones moriscas andaluzas. ¿Es decir, si el antiespañolismo se da entre los mismos españoles, que se puede esperar de los americanos, separados por tantas leguas de mar y adjuntados a otras herencias históricas?

    El discurso antiespañolista es muy fuerte, tanto en América como en Europa. Resulta, a mi ver, el disparate cultural mas nocivo del mundo occidental... y es en España donde parece practicarse con mayor ahinco. Los españoles contemporáneos parecen incapaces de mirar la historia de su país, no ya con orgullo, si no siquiera de forma objetiva. No dudaría que fuese en la América hispánica donde se "rehabilite" la imagen de españa; Los casos de Darío o Coelho apuntan a ello.
    Manuel Ribadavia dio el Víctor.

  20. #20
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    32
    Mensajes
    10,254
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Carta a los Españoles Americanos

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Pues no se puede expresar mejor, Josean.

    Y no te olvides de Rómulo Carbia, Antonio Caponnetto, Arturo Uslar Pietri, Luis Corsi Otálora, Pablo Victoria, José Manuel González, José de Vasconcelos, Enrique Díaz Araújo....

Página 1 de 7 1234567 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Santísima Trinidad, orgullo de la Armada española
    Por Hyeronimus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 18/07/2009, 14:06
  2. Respuestas: 8
    Último mensaje: 21/12/2008, 23:24
  3. Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/11/2006, 12:15
  4. España Mozárabe
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 13/10/2005, 19:12
  5. La Hélade en la Piel de Toro
    Por Ordóñez en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 16/09/2005, 17:16

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •