Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12
Resultados 21 al 29 de 29

Tema: La Biblioteca Colombina

  1. #21
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,548
    Post Thanks / Like

    Re: La Biblioteca Colombina

    La Imago mundi de Pierre d’Ailly


    El prelado y teólogo francés Pierre d’Ailly (1350-1420?) ocupó relevantes cargos, entre ellos el de canciller de Nuestra Señora de París o el de confesor del rey. Se le denominó martillo de los herejes y águila de los doctores de Francia, y contribuyó a poner fin al cisma de Occidente.
    Esta edición incunable de la Imago mundi fue impresa en Lovaina por Johannes de Westfalia entre 1477 y 1483, y aunque el libro es conocido por el título de este tratado, contiene las obras de Pierre d’Ailly Imago mundi, Epilogus mappae mundi, De legibus et sectis contra superstitiosos astronomos, Exhortatio super calendarii correctione, De vero cyclo lunari, Cosmographiae compendium, Concordantia astronomiae cum theologia, Apologeticae defensiones astronomicae veritatis y De concordia discordantium astronomorum, y de Jean de Gerson Trilogium astrologiae theologistae y Contra superstitiosam dierum observationem.
    Tanto de Pierre d’Ailly como de Jean de Gerson, se conservan en la Biblioteca Colombina ejemplares de distintas ediciones de sus obras, destacando este volumen por la especial importancia que tiene su vinculación con Cristóbal Colón (éste y otros impresos, y el famosísimo volumen manuscrito Libro de las Profecias , constituyen el conjunto bibliográfico heredado de su padre), y el uso que de él han hecho los historiadores para el conocimiento del Almirante y de su hermano Bartolomé. Además, el libro revela el estado de la cosmografía, geografía y astronomía en la primera mitad del siglo XV.
    Jean de Gerson (1369-1429) fue discípulo de Pierre d’Ailly en el Colegio de Navarra, en París. Sucedió en 1395 a su maestro, a quien dedicó su libro De vita spirituali animae y algunos versos latinos, como canciller de la Universidad de París. También trabajó para extinguir el cisma de Occidente. Los opúsculos de Gerson que incluye este volumen fueron compuestos para el Delfín de Francia en 1419.
    El ejemplar contiene manuscrita, en una hoja en blanco originariamente, las tablas de los equinoccios y horas de salida y puesta de sol. Comienza, además, con una advertencia relativa a las ocho figuras, esferas celestes y terrestres, que aparecen en las cuatro hojas, coloreadas, que siguen a estas tablas. Existen otras figuras, también coloreadas, que ilustran el texto, como la consistente en dos círculos destinada a calcular el día en que se debe celebrar la Pascua.
    Muchas notas manuscritas ocupan los márgenes de cada uno de estos tratados, las cuales han sido atribuidas a Cristóbal o a Bartolomé Colón por varios especialistas, fundados en la palabras de Bartolomé de las Casas, quien consultó este ejemplar para componer noticias relativas a las vidas de los hermanos Colón, aunque existen discusiones al respecto. De estas notas manuscritas, unas constituyen llamadas o repeticiones de las palabras que el anotador considera interesantes, otras contienen noticias u observaciones propias del apostillador para aclarar, corregir o modificar ideas del libro.
    El profesor Juan Gil resalta cómo Colón se extraña al leer en el libro de d’Ailly que las naves romanas habían tardado siete días en llegar a la isla Tapróbana, debiéndose esto, según el Almirante, a que los romanos debieron partir de tierras remotas y no del puerto más cercano al continente asiático, y, para este autor, Colón expone de manera reiterada en sus apostillas una teoría coincidente en esencia con los cálculos astronómicos de Amerigo Vespucci. En una nota al capítulo XXXIX de la Imago mundi, como otro ejemplo de las apostillas existentes, se resalta aquel Sophora que intrigó tanto a Bartolomé de las Casas, quien señala que Colón se equivoca al identificarlo con la isla Española.

    En dos hojas manuscritas antepuestas al texto se lee la explicación de fray Bartolomé de las Casas del uso que hizo de este libro. Según consta en la primera hoja, esta anotación es obra de Washington Irving.

    Institucin Colombina
    Pious dio el Víctor.

  2. #22
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,548
    Post Thanks / Like

    Re: La Biblioteca Colombina

    La Gramática castellana de Antonio de Nebrija

    La edición príncipe de este tratado de grammatica que nuevamente hizo el maestro Antonio de Lebrixa sobre la lengua castellana, como consta en el colofón de la obra, fue impresa el 18 de agosto 1492 en Salamanca, en cuya universidad el autor (1441-1522) ejerció la docencia, después de haber trabajado para el obispo Fonseca en Sevilla.
    La mayor parte de sus obras fueron publicadas en dos imprentas anónimas salmantinas, que pudieron tratarse de una sola y que a veces se ha sugerido que podrían haber pertenecido al propio Nebrija, quien bajo el anonimato desvincularía su quehacer intelectual de la actividad mercantil, y detrás de las cuales se esconde la figura de este destacado humanista español como editor literario. Dos de sus más conocidas obras han dado nombre a estas tipografías anónimas salmantinas como imprenta de las Introductiones latinae, publicadas e 1481, e imprenta de la Gramática castellana.
    Nebrija en Salamanca se entrega a la reforma de la enseñanza del latín, motivo de la publicación de estas Introductiones latinae, gramática del latín de gran difusión, traducida por el propio autor al castellano. Animado por el éxito de esta obra redacta su célebre Gramática castellana, con los mismos criterios científicos, pero como la primera gramática normativa que se conoce, y en un momento en que todavía se consideraba que eran las lenguas cultas, el latín y el griego, las que necesitaban una gramática regulada.
    Se trata de la primera gramática del castellano y de la primera publicación europea dedicada a la gramática de una lengua vulgar. Tras el famoso prólogo dedicado a la reina Isabel la Católica, donde expone sus propósitos de fijar la lengua para asegurar su perpetuidad y facilitar el aprendizaje del latín a partir del romance, se articula la obra en cinco libros dedicados a la ortografía, la prosodia y la sílaba, la etimología y la dicción, la sintaxis y, por último, a las introducciones de la lengua castellana.
    La tipografía es gótica, a 34 líneas por página, en formato 4º, y se han dejado huecos para iniciales o se han señalados éstas con letras minúsculas de guía para los iluminadores. En el epígrafe del prólogo se utiliza tinta roja, correspondiendo esta hoja a la signatura a2, siendo la primera y última blancas, y careciendo el ejemplar de portada, como ocurre en otros muchos incunables.
    El ejemplar, con signatura topográfica 118-5-33, ha sido encuadernado con decoración de estilo mudéjar en el taller de Galván, de Cádiz, en 1992, y, como consta en nota manuscrita en una hoja de guarda, lo compró Hernando Colón en Sevilla por 34 maravedís, correspondiéndole el número de su registro 3275. De él se realizó una edición fototípica por Walber en 1909, y una edición facsimilar y crítica, enmarcada en las actividades conmemorativas del V Centenario de su publicación en 1992, por el Instituto de Cooperación Iberoamericana.

    Institucin Colombina
    Pious dio el Víctor.

  3. #23
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,548
    Post Thanks / Like

    Re: La Biblioteca Colombina

    Impresos del s. XVI de la Biblioteca Colombina

    Reunir, conservar y transmitir el saber de todos los tiempos y desterrar la ignorancia fue la finalidad con la que don Hernando instituyó su grandiosa biblioteca. En el transcurso de los tiempos, en medio de los trasiegos y en época de desinterés, la Biblioteca sufrió considerables pérdidas. De los más de 15000 libros sólo nos han llegado unos 5000 volúmenes que, no obstante hacen que la biblioteca Fernandina continúe ostentando la reputación que la hizo famosa.
    Espléndidamente están representadas en su colección obras de matemáticas, medicina, cosmografía, naútica, viajes, derecho, literatura como La Eneida de Virgilio, teología, liturgia y la que es considerada broche de oro de la tipografía española es la famosa Biblia políglota Complutense. ..etc. Muchos de ellos en las lenguas emergentes del momento: italiano primitivo, un español que completaba su gramática, provenzal, francés y catalán, flamenco y alemán: todas ellas en sus creaciones más puras: canciones, rimas cortesanas, cartas de amor, colecciones de sonetos y poemas; dramas profanos y sacros, relatos de coplillas, escritos edificantes, literatura galante, libros de caballeria, predicciones astrológicas como el Iudicio del frate y otros géneros.
    Todos ellos grandes tesoros ya que gran parte de los que se conservan son ejemplares únicos. Poseyó tal vez la más completa colección de música impresa de principios del siglo XVI con unos 175 volúmenes. Los que se conservan son de un interés fuera de lo normal, objeto de investigación de muchos y muy notables peritos en musicología.
    Entre las obras heredadas de la familia que pertenezcan al siglo XVI están; las Tragedias de Séneca, la Geografía de Tolomeo. Incontables fueron los regalos que recibió don Hernando de amigos y conocidos, los hay de muchos personajes, pero sobresale el que le hizo en 1520 Desiderio Erasmo de Rotterdam. Se trata del Antibarbarorum liber el ejemplar lleva una dedicatoria del autor y una nota aclaratoria de don Hernando.

    A través de la colombina podemos hacer un estudio de cómo evoluciona la imprenta en esta primera mitad del siglo XVI en los distintos países de norte y sur de Europa.; su tipografía, grabados, formatos, encuadernaciones... etc.

    Institucin Colombina
    Pious dio el Víctor.

  4. #24
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,548
    Post Thanks / Like

    Re: La Biblioteca Colombina

    Biblia Políglota Complutense


    El cardenal Francisco Jiménez de Cisneros refundó la Universidad de Alcalá de Henares y favoreció los estudios de las lenguas latina, griega y hebrea dentro de la corriente del humanismo cristiano, que con su interés por el conocimiento filológico de los textos bíblicos y de los Padres de la Iglesia es motor de esta obra cumbre de la tipografía española y la más destacada de las impresas en España en el siglo XVI.
    Se trata de la primera biblia políglota, con el texto en griego del Nuevo Testamento impreso también por primera vez, y el primer impreso en España con tipos griegos. Tardó en imprimirse tres años (1514-1517), aunque no se publicó hasta 1520 por problemas con la censura en Roma, y costó 50.000 ducados.
    Arnaldo Guillén de Brocar se encargó de la impresión de esta biblia con el texto latino de la Vulgata, la versión griega de los Setenta con traducción latina interlineal, el texto hebreo del Antiguo Testamento y la paráfrasis caldea de Onkelos, fijados por los especialistas de la Universidad de Alcalá dirigidos por el cardenal en persona. Cisneros se hizo de importantes manuscritos y se rodeó de los mejores filólogos que entonces enseñaban en España así como de tres maestros judíos que fueron claves en la composición de la obra. Brocar resuelve con maestría la complicada composición de los textos, para cuya impresión Cisneros mandó fundir los tipos a sus expensas. Por su tamaño y nitidez son excelentes, además de claros y hermosos, tanto los griegos como los hebreos (estos últimos sirvieron de modelo a los de la Biblia Regia impresa por Plantino en Amberes entre 1569 y 1573). Antonio de Nebrija, catedrático de Elocuencia Latina en la universidad alcalaína, participó en la planificación de la obra, pero pronto abandonó su trabajo en el texto de la Vulgata por diferencias con los criterios del cardenal. Con todo, el resultado de toda la labor no pudo ser mejor: una Biblia que contenía todo el texto de la Sagrada Escritura en sus más fiables versiones en las distintas lenguas.
    Consta de seis volúmenes, de los cuales los cuatro primeros contienen el Antiguo Testamento, el quinto el Nuevo Testamento, y el sexto los textos filológicos complementarios: un Vocabularium Hebraicum atque Chaldaicum y unas Introductiones artis Grammatice Hebraice.
    De esta edición complutense de 600 ejemplares en papel y 6 en vitela, se conservan gran número en bibliotecas de todo el mundo (la mayoría a falta del tomo sexto), y el interés de Hernando Colón por contar con la obra en su biblioteca queda patente en la nota que repitió al final de cada volumen: Esta parte con las otras cinco de la Biblia del Cardenal costaron tres ducados a 4 de noviembre de 1522 y embielas a comprar a un mozo mío a Alcalá de Henares desde Piedrahita. D. Hernando consiguió cada tomo por un precio inferior a 6 ducados y medio, cantidad por la que se vendieron en su época.

    Institucin Colombina
    Pious dio el Víctor.

  5. #25
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,548
    Post Thanks / Like

    Re: La Biblioteca Colombina

    La Eneida de Virgilio
    Poeta épico y bucólico latino del siglo I a. C., estudia en Cremona hasta los 16 años, ampliando su formación con estudios de los griegos Homero, Teócrito y Hesíodo. De igual forma se introduce en el conocimiento de la medicina, cosmología, matemáticas y fisiología.
    La Eneida constituye el poema nacional de los orígenes, grandeza y esplendor de Roma. Así compone en 12 libros, la empresa confiada por los hados al príncipe Eneas, de llevar a Italia los dioses de su patria para fundar, con otros héroes troyanos, una nueva Ilión en suelo latino. Los seis primeros libros refieren las peregrinaciones de Eneas, y los seis restantes narran sus afanes y batallas en el Lacio. Los personajes, en gran parte de ambiente homérico pierden algo de aureola mítica y legendaria; lo sobrenatural está siempre y únicamente usado como sublimación de lo real, como potenciador de los afectos, sentimientos y pasiones que residen en el corazón humano.

    Traducida por el teólogo y moralista alemán Tomás Murner, fue impresa en Estrasburgo por Johann Grueninger, que había desarrollado su labor tipográfica previamente en Basilea, e inicio su actividad en la ciudad renana en 1482, llegando a publicar un centenar de obras en latín y alemán, de carácter muy variado: teología y liturgia, ciencias y literatura clásica y moderna.
    Esta edición consta de 184 hojas, repartidas en cuadernillos de seis y ocho hojas respectivamente. Texto en letra gótica de dos tamaños, a dos columnas y 42 líneas cada una. La portada a dos tintas decorada con ancha orla con motivos vegetales y figuras.
    A lo largo del texto contamos con 113 grabados referentes a los acontecimientos en que se ve envuelto Eneas.
    Ejemplar encuadernado en pergamino con correíllas y tejuelo con anotación manuscrita de autor y título. En el verso de última hoja encontramos la anotación manuscrita de Hernando Colón que dice así Este libro costo 85 fenin en augusta a 28 de mayo de 1531 y el ducado de oro vale 315 fenin.

    Institucin Colombina
    Pious dio el Víctor.

  6. #26
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,548
    Post Thanks / Like

    Re: La Biblioteca Colombina

    Iudicio del Frate

    Buena parte de la literatura astrológica en italiano de la Biblioteca Colombina está formada por ciento cincuenta y siete obras incluidas en la espléndida y curiosa colección de pronósticos astrológicos del siglo XV y comienzos del XVI de un total de doscientas sesenta y cuatro. El Iudicio del Frate es un pronóstico anónimo dirigido al Papa Julio II, a quien también están dedicados otros dos pronósticos del fondo colombino.
    En el grabado que aparece en la portada de este pronóstico quedan plasmados de un modo burlesco los acontecimientos históricos del momento en que se escribe este opúsculo : varias figuras de animales avanzan en un carro, mientras que huye un gallo y otros quedan muertos a su paso. Julio II (simbolizando el haya, que aparece subido al carro), en su afán de dominar Francia (gallinaceas), determinó formar una Liga en la que tomaron parte Venecia (simbolizada en el grabado por el León de San Marco), Fernando el Católico, el Emperador Maximiliano (águila), Enrique VIII de Inglaterra y el Papa.
    A fines de enero de 1512 comenzaron las tropas de la Liga las operaciones militares, consiguiendo la liberación de Italia y de la Santa Sede con ayuda de los suizos, a los que por una bula del 5 de julio de 1512 otorga julio II a perpetuidad el título honorífico de Amparadores de la libertad de la Iglesia.
    En el pronóstico, además de ocuparse el autor de temas comunes a los juicios astronómicos, de un modo particular, se refiere a distintas personalidades de la Liga, como es el caso del emperador Maximiliano, Luis XII de Francia, Enrique VIII o el rey de España. Lo vaticinado en relación con Julio II se verá cumplido en lo que concierne a los triunfos de carácter político y a su lucha contra los cismáticos, pero no deja de resultar patético el hecho de que, augurándole buena salud, el Papa muera a fines de febrero de ese mismo año.
    El texto del ejemplar se encuentra dispuesto de forma apaisada, sin que consten datos de publicación. En verso de última h. está la anotación manuscrita de Hernando Colón y dice así Este libro costo en roma 2 quatrines por nouiembre de 1515. Está registrado 2278.


    Institucin Colombina
    Pious dio el Víctor.

  7. #27
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,548
    Post Thanks / Like

    Re: La Biblioteca Colombina

    El catálogo informatizado
    A fines de 1986, una vez concluido el traslado de los fondos, se procede a abordar las tareas de catalogación y clasificación de los distintos tipos de materiales, con el fin de describir el contenido de los documentos, organizar las descripciones en una estructura coherente de relaciones y proporcionar un instrumento, en forma de catálogo, como camino de acceso a los fondos de la biblioteca.
    No es hasta 1993 cuando la Biblioteca Capitular y Colombina comienza el proceso de automatización de sus catálogos. Entre las razones que la habían llevado a dar el salto a la reconversión se encontraba, como objetivo prioritario, mejorar el índice de accesibilidad a la información.
    Tras la evaluación de distintos sistemas de automatización se decidió el Sistema Integrado de Gestión Bibliotecaria ABSYS-Cliente/Servidor, gestor que cubría las necesidades de accesibilidad a la información y confección, tras un proceso manual, de catálogos impresos, además de ser el utilizado en la Red de Bibliotecas de Andalucía.
    En la catalogación se siguieron las normas ISBD (International Standard Bibliographic Description) y el formato IBERMARC (adaptación española del MARC elaborado por la Library of Congress) como estructura de registros para el reconocimiento e intercambio de información bibliográfica entre bibliotecas, grupos de bibliotecas y sistemas.
    Consecuencia del proceso de automatización bibliotecaria es el OPAC (Online Public Acces Catalog), que permite al usuario el acceso al catálogo de la biblioteca en tiempo real. Permite la búsqueda por cualquiera de los puntos de acceso tradicionales (autores, títulos, etc.) además de por cualquier otro término que forme parte de la descripción bibliográfica, utilizando operadores booleanos y posicionales.
    Los distintos catálogos son accesibles desde terminales de consulta pública situados junto a la Sala de Investigación y de forma remota a través de Internet



    Institución Colombina
    C/ Alemanes s/n
    41004 Sevilla

    Institucin Colombina
    Pious dio el Víctor.

  8. #28
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,548
    Post Thanks / Like

    Re: La Biblioteca Colombina

    La biblioteca Colombina, de la calle Goles a la Catedral

    Escrito por P. B.





    La Catedral de Sevilla alberga una de las mayores bibliotecas privadas de España. El origen está en Cristóbal Colón, aunque fue su hijo Hernando quien amplió la colección y la dotó de un sistema de organización que garantizó su rápida y segura consulta de cuantos volúmenes albergaba, entre ellos el Antibarbarorum liber de Erasmo de Rotterdam o la Gramática Castellana de Elio Antonio de Nebrija.


    Cristóbal Colón inicia una importante colección de libros para -según algunas teorías- instruirse para preparar sus viajes o -como defienden otras- para refutar a aquellos que ponían en cautela su descubrimiento de las Indias. Sea como fuere, lo cierto es que el descubridor adquiere un buen número de reconocidas enciclopedias y tratados geográficos y libros de viajes. A su muerte, relega el cuidado de su colección a su hijo Hernando, un amante y buen atesorador de libros.


    Hernando, además de ser un erudito que viajaba con profusión y frecuentaba círculos de amistades en la que se encontraba con comerciantes o banqueros italianos, tenía como ventaja el título de hijo de Colón el descubridor, lo que le valió para poder adquirir las obras directamente de los propios autores. En Alcalá de Henares conoció a Elio Antonio de Nebrija, humanista autor -entre otros- de la primera gramática castellana o en Lovania, donde Erasmo de Rotterdam le regaló un ejemplar del Antibarbarorum liber, dedicado de puño y letra. Ambos se conservan en la biblioteca Colombina, situada en la Catedral de Sevilla.



    Pero antes de llegar hasta la Catedral, la colección de Hernando Colón tiene su sede en la sevillana Puerta de Goles. El bibliófilo edifica una casa «al estilo de las villas suburbanas recreadas en Italia por los humanistas y arquitectos del renacimiento florentino» a orillas del Guadalquivir en 1526. La mayor parte de las habitaciones sería ocupada por los libros y la vivienda albergaría también «el segundo centro de estudios cosmográficos de España, desarrollando actividades paralelas a las que tenía como propias la Casa de Contratación de Sevilla».


    La muerte de Hernando Colón supone un cambio en la ubicación de su colección. El hijo del descubridor lega sus libros a su sobrino Luis Colón, quien no compartía el gusto por los libros que movió a su tío durante su vida, con el objetivo de engrandecer la institución que él había creado. En caso de que se incumpliese su compromiso, la colección quedaría en manos de otros depositarios: el cabildo de la Catedral de Sevilla, el convento dominicano de San Pablo o el Monasterio cartujo de las Cuevas. Finalmente, desde 1552, la custodia de la biblioteca Colombina correspondió al cabildo catedralicio.


    La Catedral de Sevilla es, además de por muchos conceptos artísticos, un recinto privilegiado por albergar estos fondos bibliográficos que «alcanza categoría universal dada la calidad y la rareza de los impresos custodiados». En la actualidad, la biblioteca es visitada por estudiantes y académicos, o para aquellos curiosos que deseen contemplar la colección. Eso sí, previo concierto de una cita, que se puede realizar por Internet en la web de la Institución Colombina.
























    La biblioteca Colombina, de la calle Goles a la Catedral - Sevilla Ciudad
    Pious dio el Víctor.

  9. #29
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,548
    Post Thanks / Like

    Re: La Biblioteca Colombina

    Libros antiguos y de colección en IberLibro


    Hernando Colón, el humanista que anticipó el Big Data en el Renacimiento

    Erigió en Sevilla la primera biblioteca universal, que clasificó como una web para recuperar con palabras clave fácilmente la información

    Jesús Morillo


    Leyendo la documentada biografía que sobre Hernando Colón, el hijo menor del descubridor de América, ha escrito el historiador del libro británico Edward Wilson-Lee la primera pregunta que asalta al lector es cómo a nadie se le había ocurrido antes contar la vida de una de las figuras más singulares delRenacimiento.

    Porque «Memorial de los libros naufragados» (Ariel) presenta a un personaje poliédrico, que parece haber salido de la pluma, como señala el autor, de Umberto Eco o Jorge Luis Borges y, como añade en tono de broma, fue como Forrest Gump, pues conoció a Carlos I, Erasmo de Rotterdam, Tomas Moro, Enrique VIII y, por supuesto, a Cristóbal Colón, a quien acompañó en su cuarto viaje a América y sobre el que escribió «Historia del Almirante». «La mayoría de lo que sabemos de la vida de Colón proviene de esta biografía», explica Wilson-Lee.

    Hernando Colón, además de cruzar océanos y plantear a Carlos I antes que Magallanes dar la vuelva al mundo, realizó mapas para la Casa de la Contratación de Sevilla, trató de cartografiar españa, recopiló estampas —suya fue la mayor colección de la Europa de su tiempo con más de 3.000—, construyó el primer jardín botánico de Europa...


    Una de las estampas de la colección de Hernando Colón - ABC

    «Tuvo una de las vidas más fascinantes en una época llena de personalidades deslumbrantes», escribe este autor, que «además demostró sus conocimientos de este mundo cambiante de una manera asombrosamente premonitoria».
    Este carácter de visionario al que se refiere Wilson-Lee está relacionado con la que fue la mayor ambición de Hernando Colón: crear una biblioteca universal, que creó en su casa de la sevillana calle Goles. La nutrió durante toda su vida hasta alcanzar los 15.000 volúmenes, convirtiéndose en la mayor biblioteca privada de una Europa en la que estas no solían tener más de 400 ó 600 volúmenes.

    Pero no sólo la distinguía la cantidad sino sus contenidos. Porque frente a las grandes repositorios de su época, compuestos de valiosos manuscritos de teología, filosofía y derecho, la mayoría de su biblioteca estaba formada por libros de imprenta, folletos de una página, grabados, música impresa... documentos que la mayoría de sus contemporáneos despreciaban y que respondían al deseo de este humanista de abarcar todo el conocimiento de su época.

    Pero lo que imprime a Hernando Colón ese carácter de visionario no solo es esa ambición universal, sino que esa información fuera fácilmente accesible, para lo que creó diversos motores de búsqueda entre los libros que le permitieran acceder a todo este conocimiento, mediante palabras clave y breves resúmenes que son una premonición de la web, buscadores bases de datos y el Big Data.

    Para ello creó herramientas como el «Libro de epítomes», que reducía cada volumen a sus componente esenciales en siete u ocho renglones de modo que se podían reagrupar por temas. Esos resúmenes los realizaban personas contratadas para ello, lo que se podría relacionar con la Wikipedia.


    El historiador británico y autor de la biografía Edward Wilson-Lee - J. M. Serrano

    «Tenía un equipo de lectores con el trabajo de hacer sumarios pequeños de los libros. Hernando pensaba en estos equipos como si fueran una tripulación marítima, una organización de hombres para luchar contra obstáculos, en este caso, no el océano, sino la información. Se planteaba como un Wikipedia de la época, los repertorios finales de la biblioteca o el “Libro de epítomes” iban a destilar toda la información del mundo en un libro de los libros que lo iba a contener todo y que permitía controlar un océano de información que de otra forma podría desaparecer».

    Al servicio del imperio

    El hijo de Colón tenía planes para que todo este conocimiento pudiera compartirse públicamente, aunque su muerte truncó ese deseo, pero su principal uso, señala este historiador, fue «dar una máquina de poder al imperio español».

    Buen ejemplo ello, es el que le da Hernando Colón a sus libros en la Junta de Badajoz, que debía establecer si las Molucas estaban del lado de España o el de Portugal en el Tratado de Tordesillas. «Él utiliza su biblioteca como arma contra los portugueses», indica Wilson-Lee, logrando demostrar que un miembro de la delegación portuguesa afirmaba en un escrito que las Molucas estaban en la mitad española.

    Todo este caudal de información se perdió en su mayor parte a su muerte. Primero, sus herederos no le dieron importancia. Tras diversos pleitos, se trasladó a la Catedral de Sevilla, donde permanece hasta hoy. Durante siglos nadie la utilizó y los libros quedaron en estado de abandono, perdiéndose documentos por inundaciones y por hurtos. De los 15.000 volúmenes, se conservan 4.000 en la Biblioteca Colombina, en la que lleva ocho años trabajando este historiador.

    Entre lo que se ha perdido para siempre está la colección de estampas, que Mark McDonald reconstruyó para el Metropolitan de Nueva York, recuerda el historiador, gracias al repositorio de imágenes que creó este humanista. Pero se han perdido para siempre los cuadernos de bitácora de Colón.


    Biblioteca Colombina de la Catedral de Sevilla - Juan Flores

    En otras instituciones, como la Hispanic Society y el Vaticano están las cartas de Cristóbal Colón, mientras que el «Libro de epítomes» lo hallaron hace nueve meses en Copenhague Wilson-Lee y el profesor de la Universidad de Granada José María Álvarez Fernández. Ambos publicarán en la Yale University Press un detallado estudio académico sobre los contenidos originales de la Biblioteca Colombina.

    En ella pueden encontrarse todavía, los repertorios que creó Hernando Colón, que contienen entradas detalladas de los 14.000 libros y que ofrece «un retrato del mundo del libro de aquella época» y, sobre todo, los libros de Cristóbal Colón «con sus apostillas y que están en la raíz del proyecto de su hijo», además de «El libro de las profecías» del almirante, un «documento extraordinario en el que probablemente colaboró su hijo».

    «Hernando Colón fue tan visionario que pienso que no hemos sido capaces de entenderlo hasta ahora que vivimos en una edad en la que el poder de las tecnologías informáticas es muy claro, que están cambiando el mundo día a día».

    «Hernando probablemente actuó como espía en Portugal»

    Es imposible tratar de resumir en estas líneas el complejo retrato que realiza Edward Wilson-Lee deHernando Colón y abarcar las numerosas líneas de fuga que encierra su figura, dese las relaciones con su padre a su relación con el protestantismo. Uno de los detalles más curiosos de su vida, tal como relata este historiador, es que «probablemente actuó como espía en Portugal» y estuviera involucrado en el «robo de secretos de Estado» en 1518, pocos meses antes de que Fernando de Magallanes zarpara con su flota en la que fue la primera circunnavegación de la Tierra. Esta competencia por los descubrimientos entre Portugal y España en el siglo XVI es «muy parecida», en opinión de Wilson-Lee, a la que mantuvieron EEUU y la extinta URSS en la Guerra Fría. «Es una demostración de que la información era lo más importante para saber por dónde se podía navegar y llegar más rápidamente a las Molucas», donde estaban las cotizadas especias. Esa expedición que realizó Hernando Colón a Portugal, que aventajaba a España en conocimientos técnicos de cartografía, podría perseguir «persuadir a uno o a más cosmógrafos portugueses» para que se pasaran a España y pudieran contribuir al éxito del viaje de Magallanes. Dos cartógrafos clave, añade Wilson-Lee, aparecieron en esa época en Sevilla. Uno de ellos, Diego Ribeiro colaboraría con Hernando en años sucesivos en la Casa de la Contratación.


    https://sevilla.abc.es/cultura/sevi-...9_noticia.html

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Biblioteca Hispanismo.org
    Por Erasmus en el foro Literatura
    Respuestas: 16
    Último mensaje: 17/03/2017, 02:46
  2. Si mi biblioteca se pusiera en almoneda...
    Por Hyeronimus en el foro Cultura general
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 19/05/2010, 12:40
  3. La Biblioteca Ambrosiana
    Por Hyeronimus en el foro Otras Zonas
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 10/02/2010, 22:54
  4. Biblioteca virtual galega
    Por Breogan en el foro Gallicense Regnum
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 08/07/2006, 20:40
  5. Los clásicos de la hazaña colombina
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 11/10/2005, 20:23

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •