Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 5 de 7 PrimerPrimer 1234567 ÚltimoÚltimo
Resultados 81 al 100 de 138

Tema: Por una Andalucía sin Blas

  1. #81
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    Paco: Creo que viene muy a propósito. En Almería no votaron el Estatuto de Autonomía y se lo impusieron estos "respetuosos demócratas" que desoyen el clamor de los pueblos.

    ¡Viva Almería!


  2. #82
    Avatar de Cirujeda
    Cirujeda está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 06
    Ubicación
    A la vista del castillo de Gibralfaro.
    Mensajes
    615
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    Estoy difundiendo el manifiesto y me encuentro con esta objeción. Ruego comentarios. Copio tal cual, sin corregir nada:



    Bien, partamos de la base de que sea San Fernando, III rey de Castilla, Padre de Andalucía; nada que objetar.

    Peroooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo... ¿DEL REINO DE GRANADA, QUIÉN?

    Se olvida siempre que HAY DOS COSAS EN LA MAL LLAMADA ANDALUCÍA: la ANDALUCÍA CASTELLANA y el REINO DE GRANADA, separadas por muchos kilómetros, clima, geografía y nada menos que 250 años de Historia. Dos siglos y medio dan pa mucho; sobre todo porque en la Andalucía Castellana no quedó ni un muslim: fue repoblada por castellano-leoneses, mientras que en el Reino de Granada se quedaron casi todos, y aún siguen por aquí más o menos "convertidos". Por eso son tan DIFERENTES las DOS ZONAS de la motejada ANDALUCÍA (lo que NO ocurre con ninguno de los distintos reinos de la Hispania).

    Entrad en Google Earth y con la regla en "ruta" marcad las siguientes poblaciones: Verger de la Frontera, Conil de la Frontera, Chiclana de la Frontera, Jerez de la Frontera, Arcos de la Frontera (actual provincia de Cádiz), Morón de la Frontera (Sevilla), Aguilar de la Frontera (Córdoba), etc. No, no es casualidad, ni baladí, TANTA FRONTERA. Es que SON DOS ZONAS MUY DISTINTAS... La Baja y la Alta. Sí, la ALTA: con su impresionante Altiplano Accitano-Bastetano, sus poderosas sierras (entre ellas, la más alta de la Península), sus serranías y su GUAD-al XENIL (Xenil al decir de la lectura de los antiguos mapas; dicen que los muslimes lo llamaban SinNil, =Mil Nilos, por los numerosos arroyos que lo conforman en su cabecera y fertilizar la Vega Granatensis tanto, o mejor, que el egipciaco. Y como dicen las abuelas de por aquí: "el Guadalquivir lleva la Fama pero el Genil le da el Agua"; ¿o por qué si no fue navegable hasta Palma del Río? Pues porque lo crecía ese Genil, que nace humildísimo como Valdecasillas en la Laguna de La Mosca, al pie del Gigante de Hispania ―el Muley Hacen, ¡el MULHACÉN!― y tras hermanarse con el Valdeinfierno, que viene cantando desde el Corral del Veleta (bajo el Pico más hermoso de España, nuestro Guía y Vigía de la Vega), toma el Ylustre e Ýnclito nombre de RÍO REAL. Vendrán después a confraternizar con él, el Guarnón y el Vadillo, y, tras espantarse un poco al ver bajar el pendiente Barranco de San Juan y que le choca por su izquierda (el lleva la preferencia, no se olvide), cambiará su regio nombre por el de Maitena; pero poco le durará, porque ya algunos empiezan a llamarlo Genil; mas, es al recibir con orgullo al Aguas Blancas, cuando se acrisola definitivamente hasta su muerte como "El GENIL" (no escribo por escribir: me he pateado la zona).

    Y ya, el cáguense por tiempos del Reino de Granada... Su extensísima, riquísima y excelentísima COSTA: desde CARTAGO NOVA hasta BAELO CLAUDIA (que no es moco de pavo y manda muchos web.os). Ojito: el reino de Hispania, después del de Aragón, con más cientos y cientos de kilómetros de costa.

    A mí, que conste, Fernando III lo único que me hizo es mantener 250 años a los mahometanos en mi territorio (pa cobrar "LAS" parias y vivir como un rajá a consta de "LOS" parias); una auténtica PUTADA (y ya no digamos la de su inefable hijo, Alonso, llamado el Sabio, fundador del bodrio ese rebautizado por el baboso Zapatero como "Alianza de las Civilizaciones"). No, FERNANDO III, NO ES MI PADRE. Yo no tengo absolutamente nada que ver, ni menos compartir, con la Andalucía-Castellana (aunque mi madre sea sevillana, que conste; pero lo digo por nacimiento y por crianza). A Fernando el Santo NO LE DEBO NADA; es más, ME DEBE ÉL A MÍ, que comodón se quedó apoltronado en Sevilla trasteando sin parar a su jovencita Juanita (francesita de 17 abriles), en vez de seguir la Reconquista y llegar a Granada. No, repito, para mí el Santo hubiese cambiado mi vida si hubiese seguido p’alante: “¡Santiago, y cierra, España!” Entonces sería el Padre de la Patria Andaluza y del Reino de Granada. Desgraciadamente no es así, por cómodo y follaor (encalabrinao y enchochao de la Danmartin) desperdició la GRAN OPORTUNIDAD. Sobre su santidad, no opino: doctores tiene la Iglesia.

    MI "MADRE DEL REINO DE GRANADA" es ISABEL I de Castilla, y mi padre FERNANDO V "EL DE" Aragón (ya sabemos que era II; el primero fue Fernando de Antequera, pero se le puso el ordinal de Castilla). ISABEL, mi querida madre, fue la que desgranó la Granada y le trajo el aire fresco del Estado Moderno, aboliendo por lo siglos de los siglos el feudalismo muslim en Garnata.

    ¡¡¡VIVA LA MADRE QUE ME PARIÓ, MI MADRE DE LAS ANGUSTIAS (la que habita en la Basílica de su Carrera) Y MI MADRE ISABEL I de Castilla, LA MADRE DE MI PATRIA: EL REINO DE GRANADA!!!

    Y MI PADRE FERNANDO II "DE" Aragón, todo un Señor y Caballero, que en un acto honroso y de extrema generosidad (que cabreó a muchos nobles aragoneses que se batieron el cobre con los muslimes) le regaló LA MANZANA PÚNICA (los romanos llamaban así a la fruta del granado) a su esposa Isabel.

    Perdonadme, Manupere, Caperucita y Elmenesteo: eso es ASÍN; esto ES completa y absolutamente DISTINTO de aquello; aquí se ven poco el caballo y la fusta (¡NO OLVIDEMOS QUE ESO ES MUY INGLÉS, y son MIL los apellidos ingleses de la Andalucía-Castellana!); claro, que el joder al pobre indefenso es común en todas partes. PERO MUY DIFERENTE EL ESTILO...

    Yo no soy castellano-andaluz; SOY, Y CON MUCHÍSIMO ORGULLO, CASTELLANO-GRANADINO y es mi primera REINA ISABEL I DE CASTILLA. Pasé directamente a Castilla sin contaminarme (aunque hubo una intensa permeabilidad y algo nos vacunamos los unos a los otros) con los castellanos-andaluces. Pero la PUTA JUNTA DE ANDALUCÍA, por los traidores de aquí que nos vendieron, NOS HA INVADIDO, EXPLOTADO, QUITADO NUESTROS ORGANISMOS, NUESTRA IDENTIDAD, ETC. PISOTEADO CON ESA BOTA (sí, ahora la "BOTA", pues ella LA conoce muy bien) disfrazada de FERIA DE ABRIL, SEVILLANAS y VINO FINO (hogaño, el maldito "REBUJITO"). ¡Me cago en tóo lo que se menea!

    Yo no soy "andaluz". Los "andaluces" son los castellano-"andaluces". YO soy, REPITO, CASTELLANO-GRANADINO. Y si se me apura, solo soy, en mi vernácula habla, GRANAÍNO.

    LAS COSAS CLARAS Y EL CHOCOLATE ESPESO... ¡QUE NO QUIERO QUE SE CONFUNDAN ALGUNOS PALMARIS Y MENOS AUN LOS QUE NOS PUEDAN LEER SIN SERLO!

  3. #83
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    Cirujeda: Este dicharachero, ¿de dónde ha salido?

    Creo que su ofuscación viene de un chauvinismo granadino muy considerable.

    Que mire el árbol genealógico de Isabel la Católica, y verá de quién viene la que este señor dice ser "su madre". Isabel la Católica es descendiente de Fernando III el Santo.

    Si verdaderamente tuviera por "Madre" a Isabel la Católica no vociferaría con ese tono tan grosero, de esa manera tan burda y obscena, contra su "abuelo".

    En este caso: me remito al episodio de aquel famoso juicio del Rey Salomón. Cuando las dos presuntas madres dirimían sobre aquel niño: Salomón conoció a la verdadera por ver que ésta prefería que el niño viviera, aunque se lo quedara la impostora; y desenmascaró a la falsa madre, pues a ésta poco le importaba que el Rey cortara al niño en dos.

    Alguien que dice estar contra la Junta de Andalucía y contra la falsificación andalusí de nuestra Andalucía no pone objeciones a Fernando III el Santo. Sólo un exceso de egolatría y cibernarcisismo (creerse el más listo de un foro, p. ej.) puede explicar una salida de tono como la que presentas, estimado Cirujeda. Bueno, también podría explicarse por otra razón: ¿es éste individuo lo que dice ser o es alguien que está metiendo cizaña con algún propósito? Y es que tiene cosas que no casan con lo que es un auténtico patriota español; en todo caso, parece un pequeño Sabino Arana que hace política a favor de la taifa de Granada, y si menester fuese, contra toda España.

    Es cierto que el Reino de Granada presenta sus diferencias con respecto al resto de Andalucía, diferencias muy legítimas y que nadie le regateará. Al menos, no seré yo, que tengo tantas razones como el que más para quejarme de la homogeneización cultural a que nos somete la Junta de Andalucía a todas las actuales provincias que componemos esa entelequia. Pero, en ese caso: en el caso de decir "no soy andaluz"... Hasta Jaén podría alegar eso (recuerdo que hubo un socialista jaenero -del PSOE- que, ya en la II República, pretendió que Jaén tuviera su propio Estatuto de Autonomía, independiente del de Andalucía: lástima, no me acuerdo de su nombre ahora).

    Quien ama a España por encima de particularismos provincianos, no sale con estas soflamas.

    Si este señorito no le debe nada a Fernando III el Santo, que tampoco diga que le debe a su descendiente la Reina Isabel la Católica y la Santa. Y, vuelvo a decir, hasta me hace pensar si lo que le pasará a éste es que lo que le gusta es más bien Alhamar el Rojo, la casta Nazarí por encima de todos los monarcas españoles, la Granada moruna über alles. ¿Le gusta más Alhamar el Rojo y no sabe cómo decirlo? ¿o es que encubre sus preferencias? En el foro dondequiera que está vomitando estos "reportajes" que difaman a Fernando III el Santo, este personaje quiere ser tenido por un catedrático en Historia, pero por su estilo salta a la vista que se trata de un paparazzi de la Edad Media.

    Lo que está haciendo es intoxicar, confundiendo a placer a todo el personal: ¿será socialista del PSOE? No lo sé, pero INSISTO: me lo hace pensar.

    Creo que se trata de alguien interesado en llamar la atención sobre sí mismo. Alguien acostumbrado a solucionar las cosas dándole al teclado y no haciendo nada contra lo que tanto se queja. Y además, alguien que no va al meollo del problema:

    El problema es que los mismos que nos han puesto a Blas Infante como "padre de Andalucía" detestan tanto a Fernando III el Santo como a Isabel la Católica. Cuando este personaje se dé cuenta de eso, entenderá el sentido de este Manifiesto sobre el que pone objeciones.

    Si me está leyendo, el individuo en cuestión, le envío un saludo, y le anticipo que no pienso entrar a discutir con alguien que pone en cuestión lo "fundamental", perdiéndose en los detalles. Ignoro qué es lo que le mueve a perder a los demás en pormenores que no hacen nada.

    Lo importante de este Manifiesto, a mi ver, es que por vez primera, después de 30 años de mentiras institucionalizadas que atentan contra lo que somos -castellano-andaluces o castellano-granadinos, me importa un pito- se están acabando, pues hay gente capaz de hacer una propuesta, en vez de protestar y quejarse en vano... O de comulgar con ruedas de molino.

    Un saludo, Cirujeda.
    Última edición por tautalo; 01/03/2010 a las 18:00


  4. #84
    Antonio Hernández Pé está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    10 mar, 07
    Mensajes
    562
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    Suscribo íntegramente lo expresado por Tautalo. Seguro que no soy el único. Ese texto panfletario y obstuso, sea quien sea su autor, no es de recibo en este foro. Para defender la personalidad política del reino de Granada, que aquí nadie discute, como diferenciada de Andalucía, están fura de lugar las ordinarieces y falta de respeto abosoluto por el gran monarca que fue don Fernando III, el cual si dejó aparte, por razones tácticas, al Reino de Granada, ya estaba preparando una expedición a la Tingitania y el Señor lo llamó en Sevilla antes de que pudiera iniciar tan gran proyecto. O sea, que no se dedicó a remolonear como dice este escrito necio y pueril. Que distinta hubiera sido la historia del Mediterráneo si tal hecho hubiera llegado a consumarse: Un reino cristiano y castellano en el Norte de África era, desde el punto de vista estratégico para la Cristiandad hispana, mucho más importante que tomar un sultanato nazarí que ya estaba de rodillas.
    En cuanto a los padres del Reino granadino, son sin duda alguna los ínclitos doña isabel y don Fernando, otra cosa que nadie duda y que es lo único cierto y admisible de tan deplorable texto, poniendo aparte las obscenidades que lo acompañan.
    Si es una gracia, a mi no me ha echo ninguna.

    ¡ GRANADA, GRANADA, GRANADA, POR LOS REYES DOÑA ISABEL Y DON FERNANDO !

  5. #85
    Antonio Hernández Pé está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    10 mar, 07
    Mensajes
    562
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    Una puntualización: No se tome nuestro compañero Cirujeda como un reproche cuando digo que el texto posteado no era de recibo en este foro. Es que me pudo la indignación. Pero reflexionando creo que es bueno saber la clase de personajillos que pululan por ahí y que aun defendiendo lo que nosotros defendemos, lo hace desde una palurda posición que huele a taifa pueblerina desde lejos y además en un tono beligerante contra su (y nuestra) hermana Andalucía, como si fuera algo extraño y ajeno.
    Gracias, Cirujeda, y perdón por mi frase.

  6. #86
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,591
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    Ayer domingo 28 de febrero, fecha que se celebra como Día de Andalucía, fui a presentar mis respetos ante la estatua ecuestre del Rey Santo en la Plaza Nueva de Sevilla, en medio de la mayor indiferencia por parte de las personas que pululaban por allí. La verdad es que con ese extraño zoco que han puesto allí por estos días no habría habido mucho lugar para realizar un acto ante la estatua. Pero si el año que viene si Dios quiere la plaza está más despejada, tendríamos que juntarnos una buena cantidad de los que estamos con San Fernando y hacer algo más señalado. Es más, habría que ir preparando con tiempo volantes con el comunicado, libros, posters y otros medios de difusión y propaganda. Incluso vendría componer un himno alternativo de Andalucía.
    Última edición por Hyeronimus; 01/03/2010 a las 22:18

  7. #87
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,591
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    Otro lugar fernandino de Sevilla sería la Capilla Real de la Catedral, donde se encuentran sus restos incorruptos en un sarcófago de plata. Pero allí no se podría realizar ningún acto, porque no creo que lo autorizada el Arzobispado, aunque se podría intentar. Además, la capilla solo se abre a ciertas horas para la misa y el resto del tiempo suele estar cerrada. Pero siempre se puede pasar por allí cuando esté abierta para rendirle honores aunque en silencio y manifestarle gratitud.

  8. #88
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,591
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    Por cierto, hoy Sevilla estaba muerta. Todo estaba cerrado. No entiendo nada. Estos gobiernos laicos han suprimidos muchos días festivos católicos, pero luego, como el día de Blas Infame cayó en domingo, se toman el lunes libre. Por lo visto ahora hay también santos laicos. Bueno, pues como yo trabajo en casa, hoy trabajé porque me dio la gana. El himno andaluz dice "Andaluces, levantaos". Pues yo me senté en mi escritorio, ea. Y conste que soy un enamorado de Andalucía y me siento más andaluz que nadie. Pero de la verdadera Andalucía, la fernandina, no la de Blas Elefante.

  9. #89
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    Hyeronimus, llevas mucha razón.

    El próximo año habría que tener un himno de Andalucía propio: un himno con una letra que exaltara la herencia fernandina.

    ¿Habrá algún grupo folclórico digno de ese nombre que pudiera hacerla?


  10. #90
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    Mientras que eso ocurre, os dejo con este vídeo de la resistencia de La Vendée contra las legiones diabólicas del jacobinismo. Ellos lucharon contra los jacobinos, nosotros contra los blasinfantesinos. Pero es la misma Revolución y la misma Contra-Revolución.

    [YOUTUBE]http://www.youtube.com/watch?v=j3_j_D4nr7g[/YOUTUBE]

    Que los Mártires de La Vendée y de Bretaña y los de España intercedan por nosotros ante el Dios Señor de los Ejércitos.


  11. #91
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,130
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    Pues enhorabuena por el éxito del manifiesto. Lo he visto en gran cantidad de sitios.
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  12. #92
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    ¿Lo habéis enviado a los emails de diputados y periódicos? Muchos están colgados por ahí.

    Mandádselo y adjuntad una lista con todas las adhesiones que encontréis, puede darle eco.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  13. #93
    Avatar de Aquilífero
    Aquilífero está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    15 mar, 09
    Mensajes
    582
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    Estimado Donoso:

    Me consta que una de las asociaciones participantes, por lo menos en Jaén, se concentraron con velas frente a la estatua de Fernando III que se haya en la fachada de la catedral de la capital del Santo Reino.

    Además, esta misma asociación envió copia del manifiesto y listado de adhesiones a medios de comunicación provinciales y nacionales.

    Como he estado resfriado no he podido enterarme de la repercusión en los medios, pero si que me contaron que al principio, cuando se difundía el manifiesto, hubo algunos políticos sevillanos que no se lo podían creer, y empezaron a ver "conspiraciones" y cosas por el estilo sin saber muy bien como reaccionar.

    Espero que el año que viene esta misma gente siga con el proyecto, lo amplíen y mejoren y le den más difusión, pues la iniciativa, no sólo ha sido un éxito (en gran parte gracias a la colaboración de hispansimo.org) sino que debe ser mejorada y extendida a más lugares y medios, para que la gente tome conciencia de una vez por todas y se levante ante tanta imposición politiquera de pacotilla.
    Conócete, acéptate, supérate.
    (San Agustín)

  14. #94
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,591
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    Pues eso, a ver si se extiende. Conversando el otro día por teléfono con Tautalo le dije que esperaba que esto se volviera como lo de poner al Niño Jesús en los balcones en Navidad, que en pocos años ha cobrado tanto auge.

  15. #95
    Avatar de Aquilífero
    Aquilífero está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    15 mar, 09
    Mensajes
    582
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    Estimado Hyeronimus:

    Ojalá esa apreciación se haga realidad. A mi, personalmente, el ver en los balcones por Navidad el Niño Jesús, no me desgarda en absoluto, máxime si se trata de reproducciones de calidad (reconozco que he visto otros carteles que mejor sería quitarlos) pero en general me gustan bastante.

    Espero que esta iniciativa se repita todos los años. A mi me ha interesado mucho, y he seguido el desarrollo de la campaña con interés. Ojalá que en próximas convocatorias, mucha más gente se adhiera a este manifiesto, y lo veamos colgado, -tal y como apuntas- en los balcones de todas las casas de Andalucía el próxomo día 28 de Febrero. Eso sería fantástico.
    Conócete, acéptate, supérate.
    (San Agustín)

  16. #96
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,591
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    No me refería a colgar el manifiesto en sí en los balcones, aunque ahora que lo dices no sería mala idea poner una bandera con San Fernando, sino a que el movimiento a favor del Rey Santo como padre de Andalucía cundiera como cundió lo del Niño Jesús.

  17. #97
    Avatar de Rascatron
    Rascatron está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    05 mar, 08
    Mensajes
    7
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    Cita Iniciado por tautalo Ver mensaje
    A ver, andaluces de hispanismo.org: ¿no hay almerienses? ¿no hay malagueños? ¿cordobeses? ¿granadinos? ¿sevillanos? ¿gaditanos? ¿onubenses?

    Pues, esto del manifiesto 28-F es tan sencillo como adherirse a él, si tienes una asociación, colectivo o grupo de lo que sea (desde una asociación que juegue al dominó hasta una peña motera, pasando por un equipo de fútbol...): si son asociaciones mejor.

    Si no estás en una asociación, puedes inscribirte a título personal; y si tienes amigos, busca en tu ciudad un lugar público en que haya una mención a San Fernando Rey -ante una estatua, calle, plaza, avenida... lo que sea- y allí, el próximo 28-F... Aunque seamos 4 gatos hacemos una parada, y homenajeamos a nuestro Rey, a nuestro verdadero Padre de Andalucía. Y eso sí: echad fotos y las pegamos luego aquí, para darnos el gustazo.

    Vale cualquier símbolo que sea: poner una rosa ante una estatua, ir con una vela... Imagina, y realiza.

    Vamos a demostrarle a nuestros políticos que no se puede adulterar nuestra Historia, que no se puede imponer un padre... Que un padre no lo da ningún parlamento, sino la Historia.

    Porque solo los hijos de puta no saben quién es su padre.


    ¡Andalucía por San Fernando III el Santo!

    Participa: aportando ideas que puedan ser realizables aquí mismo. Estamos a 12 de Febrero: comienza la cuenta atrás.
    Yo soy almeriense y como comprenderá, el que quiera, para mi se celebran 30 años siendo andaluz por imperativo legal. El 28F solo nos recuerda lo poco que pintamos la sociedad y como se manipula todo a gusto de los poderes fácticos que mandan en cada momento. Vergüenza, tristeza e impotencia es lo que sentimos miles de almerienses.

  18. #98
    Avatar de Villores
    Villores está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 05
    Mensajes
    940
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    28 - F: con EFE de Fernando.




    Hace unas semanas salió a la luz el manifiesto “28 F: con efe de Fernando”, dicho manifiesto cómo podemos comprobar ha sido apoyado por una gran variedad de asociaciones, colectivos, partidos etc., de todos los ámbitos sociales, culturales y políticos de nuestra nación y en especial de nuestra comunidad, que se han hecho eco de dicho manifiesto.

    El 28 de febrero coincidiendo con el día de Andalucía varios miembros de la asociación Iberia Cruor, junto a militantes nacionalistas de DN y AN venidos de los rincones de Andalucía se concentraron de manera simbólica en la plaza de la catedral de Jaén en muestra de su apoyo a dicho manifiesto, donde fue presentado.

    Los colectivos que lo apoyan:

    http://reynosdelandaluzia.blogspot.com/
    http://elblogdecassia.blogspot.com/
    http://hispanismo.org/
    http://santoreinotradicionalista.blogspot.com/
    http://baratariatradicionalista.blogspot.com/
    http://elbandidorealista.blogspot.com/
    http://iberia-cruor.blogspot.com/
    http://elcaballerodeltristedestino.blogspot.com/
    http://valenciatradicionalista.blogspot.com/
    http://librodehorasyhoradelibros.blogspot.com/
    http://latomadegranada.blogspot.com/
    http://nucleodelalealtad.blogspot.com/
    http://sagradahispania.blogspot.com/
    http://fidesibera.blogspot.com/
    http://caballerodelainmaculada.blogspot.com/
    http://www.religionenlibertad.com/ar...darticulo=7106
    http://aragontradicionalista.blogspot.com/
    http://www.valenciafreedom.com/web/272367
    http://elheraldomontanes.wordpress.com/
    http://alianzanacionalmalaga.blogspot.com/
    http://antiantifasevilla.blogspot.com/
    http://www.democracianacional.org/dn/
    http://msrgranada.wordpress.com/
    http://unavozcontraelviento.wordpress.com/

  19. #99
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    Magnífico artículo publicado en PALENCIA SIETE, 12 de marzo de 2010

    "DE QUIMERAS Y TRAICIONES"


    A lo largo de la historia, la traición siempre se ha considerado una de las faltas más deleznables que puede cometer un ser humano. Si hay algo que todos los colectivos, independientemente de sus tendencias o principios, condenan con la mayor energía es la deslealtad al fin común. Si Judas Iscariote es el paradigma del traidor, Dante Alighieri también incluyó en su Divina Comedia a Bruto y a Casio como triunviros de la infamia. Es de destacar que, para el florentino, la traición era el máximo pecado que podía cometerse e implicaba la peor de las condenas: ser devorado por Satanás.

    Un tipo de traición, típicamente hispánica, es la del que reniega de su compromiso de lealtad hacia su pueblo por un enfermizo sentido de la moral, creyendo que sus acciones van a dar como resultado un bien para ese pueblo al que defraudan y desprecian. A estos personajes siempre se les ha tachado de felones, renegados, canallas o malhechores, porque sus acciones pusieron a sus paisanos a los pies de sus enemigos. Gentes movidas por el rencor personal y las ansias de venganza que pretendieron cubrir sus insidiosos actos con el velo de la legitimidad y del honor. Individuos cegados de ambición, que querían el poder a toda costa. Como los hijos de Witiza, aliados con los musulmanes en contra de Don Rodrigo, al que abandonaron en el momento más duro de la Batalla de Guadalete, huyendo del campo de batalla sin oponer resistencia a los musulmanes y dejando a Don Rodrigo en inferioridad numérica.

    Y como un parásito prendido a conciencia en nuestra vieja piel de toro, el Islam siempre se ha nutrido de figuras partidistas y sectarias para sus fines expansionistas. En el siglo XX el caso más prototípico sería el de Blas Infante. El mal llamado “Padre de la Patria andaluza” fue un auténtico enamorado de la cultura musulmana y se dice que llegó a convertirse al Islam en 1924, tomando el nombre de Ahmad. Nada que objetar hasta este punto, ya que era muy libre de opinar como quisiese y de sentir las devociones que le atrayesen.

    Su gran problema fue divulgar una mentira histórica como base para crear una doctrina política que se centraba en considerar que los andaluces procedían de África y que tenían una personalidad única que debía ser reconocida en un estado federal. Por otra parte, en 1918, durante el transcurso de una Asamblea celebrada en Ronda, diseñó –siguiendo los pasos de Sabino Arana- una bandera para su “patria andaluza” de color verde y blanco. Para justificar la elección de los dos colores relató con admiración no ocultada que en 1195, tras la victoria almohade en la Batalla de Alarcos, sobre el alminar de la mezquita mayor de Sevilla –posteriormente denominada Giralda de la Catedral- ondearon la bandera verde del Islam junto con una bandera blanca símbolo de la victoria. Por si no era poco, y como argumento quimérico, se hizo eco de una leyenda por la que un santón que predicaba en el Atlas tuvo la visión de un ángel revelándole un imperio unido a las dos orillas del Estrecho de Gibraltar, “con el verde paraíso de Al-Ándalus y el blanco Magreb de los almohades”. Y debemos tener muy presente que los almohades propugnaban el fundamentalismo religioso más radical y la yihad contra los cristianos. ¿Cómo podemos denominar la actitud de alguien que, a principios del siglo XX, en plena guerra contra las cabilas del Rif, propugna una ideología así?

    Estas reflexiones acuden a mi mente con motivo de la reciente celebración del Día de Andalucía. Utilizando como excusa esta festividad, unos amigos andaluces han publicado un manifiesto titulado “28-F, con “EFE” de Fernando”. En dicho texto publicado en http://baratariatradicionalista.blogspo ... nando.html se pide a la Junta de Andalucía que Fernando III el Santo sea nombrado “Padre de Andalucía”, en lugar del “partidista” Blas Infante, “que ni representa ni puede representar legítimamente a la totalidad del pueblo andaluz, por mucho que sus partidarios le presupongan una paternidad que dicho personaje (…) no puede tener”.

    Los miembros de la A.C.T. Fernando III el Santo suscribimos dicho manifiesto y también lo hemos publicado en nuestro blog, ya que estimamos que es la impronta de nuestro Santo Protector la que infundió a Andalucía su actual personalidad. Ni España ni Andalucía serían hoy lo que son si no tuviésemos en cuenta su labor reconquistadora de un territorio invadido por el Islam; su labor repobladora; o su misión de Cruzada para devolver a Andalucía a la religión católica.


    Ricardo Botín - A.C.T. Fernando III el Santo

    Fuente:


    A. C. T. Fernando III el Santo: marzo 2010


  20. #100
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Por una Andalucía sin Blas

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Hermano, otra joyita:

    ISLAM Y AL-ANDALUS
    BLAS INFANTE Y EL ISLAM
    ANIVERSARIO DE LA SHAHADA DE BLAS INFANTE
    YAMA'A ISLÁMICA DE AL-ANDALUS (YIA.LM.)
    (Algunas fotos están tomadas de la Fundación Blas Infante)
    En 1983 el Parlamento de Andalucía aprueba por unanimidad el Preámbulo del Estatuto de Autonomía para Andalucía, que reconoce a Blas Infante "como Padre de la Patria Andaluza e ilustre precursor de la lucha por la consecución del Estatuto de Autonomía para Andalucía". En aquella época, se necesitaba un “icono” y unos símbolos que aglutinaran a los andaluces en torno a la clase política. En la incipiente democracia, tras una transición no exenta de problemas y de concesiones por parte de los partidos de izquierda, el Partido Socialista Andaluz (P.S.A.), consigue meter un gol a los partidos centralistas con el nombramiento de Blas Infante como “Padre de la Patria Andaluza” y la aceptación de los símbolos adoptados por él en la Asamblea de Ronda. Como “icono”, reunía todas las características exigibles: mártir, asesinado por la derecha “españolista” y representante de aquel intento autonomista que la dictadura del general Franco truncó.
    Pero si rompemos el “icono”, el “cliché” de Blas Infante que los políticos nos han hecho llegar, nos encontramos con una obra y un pensamiento, acompañados de acción social, política y cultural, que seguramente, ni a los políticos de ahora ni a los de antes les resulte cómodo. En todos los órdenes de la vida, Blas Infante fue un “revolucionario” que vivió y pensó a “contracorriente”, renunciando a los privilegios de los que su clase social disfrutaba. Perteneciendo a la burguesía andaluza, abraza la causa de los jornaleros, de los descendientes de aquellos moriscos que la terrible conquista Castellana dejara sin tierras. Tras recibir una formación académica donde la historia de Andalucía no existía, sino a través de la visión sesgada e interesada de los colonizadores castellanos, la revisa, dándonos las claves y el camino para la recuperación de la memoria histórica, oculta tras quinientos años de aculturación. Y por último, lo que más puede molestar a los representantes de las instituciones, del poder, de la enseñanza, un Blas Infante que naciendo cristiano se reconoce musulmán, recuperando el “Din”(camino del Islam) de sus antepasados, la fuerza impulsora de Al-Andalus.

    Hoy, 15 de Septiembre, se cumple el 81 aniversario de la “Shahada” de Blas Infante Pérez. Este acto de la “Shahada, supone su reconocimiento como musulmán. Para muchos, este dato resultará increíble, falso, o un intento de un grupo de “moros” para hacernos creer que el “Padre de la Patria Andaluza” es miembro de su “secta”. Debido a innumerables prejuicios, les gustaría un Blas Infante cristiano, ateo o incluso masón. Para otros, resulta políticamente incorrecto, emparentarnos con el Islam a través de un Infante “moro”, relegando toda la obra de Infante a un tercer mundo al que nadie quiere volver la vista.

    Si nos quitamos los velos que sobre nuestra mente han colocado los prejuicios culturales que 500 años de “guerra contra el moro” y una educación “uniculturalista” que nos han impuesto, veremos y comprenderemos a través de los datos y argumentos que a continuación exponemos, el proceso y las motivaciones que condujeron a Infante por un camino que solo podía llevarle al Islam. Esta “metamorfosis” que sufre Infante: nace “cristiano” hasta llegar al “Islam”, no es exclusiva de él, pues antes y después, han sido innumerables los andaluces que han seguido el mismo camino, aunque el caso de Blas Infante es muy especial por estar marcado por una cualidad nada común en el ser humano: la intuición. Blas Infante, no inventó nada, no creó nada, pero su intuición le llevó a descubrir todo un Universo que los andaluces teníamos velado tras la conquista Castellana. No nos estamos refiriendo solamente a la historia, tan diferente de aquella que nuestros conquistadores nos han contado, sino a filosofía, ciencia, literatura, arte, espiritualidad…en definitiva, Identidad. Nadie desde la conquista cristiana tuvo la capacidad de compilar la esencia de Andalucía, la identidad perdida. Solo la INTUICIÓN de Infante fue capaz de rescatar lo que nuestros conquistadores, con tanto afán intentan ocultarnos.

    "Los regionalistas o nacionalistas andaluces -sentencia Infante- nada vinimos a inventar: nos hubimos de limitar, simplemente a reconocer en este orden lo creado por nuestro pueblo, en justificación de nuestra Historia".

    Las recientes investigaciones en numerosos campos de la ciencia han confirmado las Intuiciones de Infante, así como revalorizado su obra al confirmar la certeza de las intuiciones a las que nos hemos referido.
    La Intuición de Andalucía lleva a Blas Infante al Islam, al descubrir, al intuir, la importancia y la influencia del Islam en el movimiento revolucionario que a partir del siglo VII comenzó a provocar el despertar del genio andaluz, hasta el afloramiento de esa civilización que denominaron Al-Andalus, orgullo de todo andaluz y objeto de la envidia universal.

    Blas Infante fue un “buscador”, en el plano personal y en el colectivo. Nunca dejó de hacerse preguntas, de buscar respuestas que le condujeran a él y a su gran pasión, Andalucía, por el camino de la liberación. Ese camino de liberación, le lleva a volver la mirada a la historia, a buscar un punto de partida, encontrándolo en el periodo histórico de más brillo cultural, científico, social y político: Al-Andalus, descubriendo lo que él llama “el enriquecimiento de motivos para la voluntad de ser”. Infante quería dotar al pueblo andaluz del orgullo y la identidad perdida, como instrumento de liberación, por lo que la primera tarea que se impone es la de rescatar la historia, la de dotar a Andalucía de una interpretación histórica desde su propio ser, sin mentiras y sin intereses extraños a ella, con valentía y sin prejuicios ni complejos.

    Infante empieza a “saborear” Al-Andalus en las obras de Ribera y Tarragó, Asín Palacios, Dozy, Levy Provençal, etc. En 1921, estudia la historia de Al-Mutamid, el Rey poeta de Sevilla y Córdoba, escribiendo el drama teatral “Mutamid, último Rey de Sevilla”. La “metamorfosis” ha comenzado. El joven notario de Casares es abducido por el Universo andalusí, no conformándose con ser un mero espectador, queriendo participar de la experiencia de Al-Andalus, buceando en su ser, interiorizando la esencia de la filosofía que despertó al genio andalusí, bebiendo de los orígenes intelectuales de Al-Andalus, convirtiéndose en protagonista de su drama teatral, para lo cual comienza a preparar el viaje que le llevaría hasta la tumba de Al-Mutamid en Agmhat, población cercana a Marrakech.
    [IMG]http://www.*****************.org/eventos/imagenes/image003.jpeg[/IMG]
    [IMG]http://www.*****************.org/publicaciones/conversos/blas_infante/blasnuevo01.jpg[/IMG]
    Blas Infante a la usanza occidental
    Blas Infante a la usanza mora
    [IMG]http://www.*****************.org/publicaciones/conversos/blas_infante/blasnuevo05.jpg[/IMG]
    Blas Infante con un descendiente de Boabdil (enmedio) y un amigo

    Una vez tomada la decisión de viajar hasta Agmhat para dar continuidad a las peregrinaciones que se hacían desde Al-Andalus para rendir homenaje a Al-Mutamid, último rey de Sevilla, comienza a preparar el viaje. Seiscientos años después del último andaluz que peregrinó a la tumba de Al-Mutamid, Ibn al-Jatib, hayib de Granada, otro andaluz estaba dispuesto a recuperar el homenaje a un hombre que representó y aún hoy representa la esencia de Andalucía, de ese Islam andaluz, ortodoxo, aunque muchas opiniones interesadas, desde el norte y desde el Sur, nos quieran convencer de que la ortodoxia islámica es ese conjunto de dogmas asfixiantes que las tradiciones de los pueblos llamados “islámicos” nos quieren imponer. Andalucía, tierra a la que el Islam llevó las herramientas con las que forjar la libertad, basada en el respeto a todas las formas de entender la vida y la espiritualidad, se encuentra presionada y encorsetada por los terribles fundamentalismos de los pueblos del Norte y del Sur, que en tiempos de Al-Mutamid en Sevilla y de Boabdil en Granada, terminaron con el sueño de un pueblo, que una mañana fría, en Enero del año 1492 se levantó esclavo del odio y de la envidia de los bárbaros pueblos del Norte.

    Con la ilusión del que busca un tesoro, Blas Infante inicia los preparativos del viaje que le llevaría tras la huella de Al-Andalus, de esa Andalucía, que en nuestra tierra está semi-oculta bajo la bota de quinientos años de genocidio físico y cultural, pero que en Marruecos aún perdura en sus edificios construidos por Andaluces y en unas formas culturales heredadas por cientos de años de influencia andalusí.

    Así, Blas Infante, persona disciplinada y organizada, que todo lo anotaba, nos dejó en uno de sus manuscritos el horario en el que dividía su tiempo:

    “De 10 a 11.- Religión y filosofía.
    De 11 a 1.- Estudio: peregrinación.
    De 1 a 2.- Revistas.
    De 2 a 3.- Idiomas.
    De 5 a 7.- Notaria.
    De 7 a 8.- Música.
    De 8 a 9.- Clase.
    De 12 a 2.- Escribir.

    El documento no tiene desperdicio. Nos muestra el interés de Infante por conocer lo que él intuía como el motor del cambio que generó esa civilización que ya admiraba, Al-Andalus. Nos estamos refiriendo al Islam. Ese Islam que nos encontramos cada vez que buceamos en la historia de Al-Andalus, o cuando intentamos conocer las motivaciones que llevaron a nuestros antepasados a producir ese cambio “revolucionario” que dándole la vuelta a las estructuras económicas, políticas y sociales impuestas por la minoría Visigoda, sacaron a Andalucía de la negra Edad Media para anticipar el Renacimiento que siglos más tarde y gracias a la influencia Andalusí, llegaría a Europa.

    Cada día, dedica Infante una hora para el estudio de Religión, refiriéndose sin duda al Islam y al Corán, del que fue un gran conocedor, como lo demuestran los dos Coranes de su biblioteca, manuscritos en los márgenes con sus comentarios.

    Juan Antonio Lacomba en “Anuario de Investigaciones”, hace una llamada a “cuestiones fundamentales de su trayectoria interna, su historia, la historia que vivió, estudiar más su propia vida en sus múltiples dimensiones, su vida personal”. Aquí, acertadamente, Juan Antonio Lacomba nos llama la atención para indagar con profundidad en la vida íntima y espiritual de Blas Infante…un estudio que inevitablemente debe pasar por su relación con el Islam y con las Ibadas (prácticas) islámicas.

    Otra hora del día, la dedica a estudiar “peregrinación”. En este apartado, tiene una gran importancia la lectura del libro de Mariano Pano “Viaje a la Meca”, en el que detalla todos los pormenores de la peregrinación a la Meca, desde su vertiente espiritual o mística hasta lo referente a los diferentes ritos y significados.

    [IMG]http://www.*****************.org/eventos/imagenes/S2400143.jpg[/IMG]
    Mausoleo de Al-Mutamid

    Y en este “Master” islámico, no podía faltar el estudio del idioma en el que fue escrito el Corán, el árabe. Este punto es de una gran importancia, habiendo sido pasado por alto por todos los estudiosos de la obra de Blas Infante, que por desconocimiento del Islam, no han podido valorar la importancia del dato. Un occidental, no estudia la lengua árabe para comunicarse con los pueblos del Magreb… estos no hablan árabe, sino un dialecto del mismo, con el que defectuosamente se entienden con los habitantes de la península Arábiga y con los pueblos que hablan el árabe clásico. El árabe, lengua del “Corán”, vehículo de transmisión de la “revelación Muhammadiana”, es la herramienta de la que se dota el Islam para impedir la tergiversación de los textos coránicos. No existe un Corán en Inglés o en Español. Las traducciones del Corán a otros idiomas que no sean el árabe, no son “Corán”, pues una traducción es siempre una interpretación, por lo que a todo musulmán le es recomendado leer el Corán a ser posible en árabe para poder interpretarlo de forma directa, sin intermediarios. Una de las palabras que más se repite en el Corán es la de “IKRA” (lee), que intenta evitar la instauración de una casta sacerdotal que nos imponga su interpretación de los textos coránicos, que como hemos visto a lo largo de la historia, deviene en la manipulación y en la tergiversación de los textos para el beneficio de una ideología o de una interpretación de los mismos que excluya al resto.
    Infante, había aprendido el árabe con gran perfección, como lo demuestra el relato de la hija de Blas Infante, Luisa Infante y que Enrique Iniesta lo recoge en su obra “Blas Infante, toda su verdad”:

    “De un aduar perdido, salieron varios hombres con espingardas amenazantes, que iban derechos a los tres viajeros (Infante, García Vidal, y Ben Moussa, chofer conocedor del chelba y oraní), don Blas agarró el brazo de José Luis: ¡calma Vidalito!. Y se dirigió en árabe a los atacantes, que se inclinaron ante el nombre de Mutamid y le invocaron con el título de “sultán de los sultanes”. Lo cuenta Luisa Infante”.

    Lo que en principio era un viaje cultural para rendir homenaje al último hombre que reinó en una Sevilla libre, se convirtió en algo mucho más íntimo…¿quizás en su particular “Hayy”, (peregrinación a Meca) con el objeto de cumplir con uno de los pilares del Islam?

    [IMG]http://www.*****************.org/eventos/imagenes/S2400140.jpg[/IMG]
    Lápida y tumba de Al-Mutamid

    Enrique Iniesta lo cuenta de esta forma: “El viaje lo transfigura en peregrinación. Supera el interés cultural sin olvidarlo. Deja toda frivolidad turística. Va con todo el respeto a rendir su homenaje al Rey cumpliendo el ritual dispuesto en el Islam”.

    En aquellos años, España estaba inmersa en la ocupación colonial del norte de África, encontrándose con gran resistencia por parte de las tropas de AbdelKrim, que infringieron numerosas derrotas al ejército español e innumerables bajas, por lo que la habitual ruta desde Tánger resultaba impracticable, optando por la ruta marítima Lisboa-Casablanca.
    En los siguientes manuscritos de Infante, podemos ver el ánimo con el que se enfrenta a este peligroso viaje. Es el ánimo de un morisco andaluz, ávido de encontrarse con parte de su historia, con aquella que por serle ocultada es la más querida:

    Más de un millón de hermanos nuestros, de andaluces expulsados inicuamente de su solar -las causas de los pueblos jamás prescriben- hay esparcidos desde Tánger a Damasco, según comunicaba hace un año uno de nuestros más esforzados paladines, el infatigable y culto Gil Benumeya. El recuerdo de la Patria (…) lejos de esfumarse, se aviva cada día. Ellos constituyen, con el reconocimiento de los pueblos fraternos, que los mantienen en su hospitalidad, la élite de la sangre y del espíritu de esos países. Yo he convivido con ellos, he sufrido con ellos, he aspirado con ellos la esperanza de nuestra común redención porque esta redención o será común o no será nunca.

    El año 1924 me determiné a reanudar las peregrinaciones que nuestros padres hicieron durante algún tiempo a la tumba de uno de los hombres más representativos del espíritu de nuestra tierra, Abu-l-Qasim ibn Abbad, rey verdadero de Sevilla, Córdoba, Málaga y el Algarbe. El último peregrino había sido un hijo de mi serranía de Ronda, Aljatib, ministro del sultán de Granada, en el siglo XIV. Seis siglos sin que Andalucía enviase ya su “saudad” por uno de sus hijos al sepulcro del Rey poeta que murió en el destierro lejano invocándola en sus versos dolorosos.

    Merced a una serie de coincidencias afortunadas (…) pude llegar a encontrar la tumba del Rey en el derruido cementerio de Agmhat, al sur de Marraquech, en la vertiente sobre Marruecos del Alto Atlas.

    En mi viaje, me acompañaba un intrépido muchacho catalán, gran espíritu, hoy residente en Oporto. Llegamos a Agmhat el día 15 de septiembre. Allí no había europeos, civiles o militares cuyas líneas francesas habíamos dejado atrás”.

    “Solos, con un guía que nos prestó una kabila próxima y un intérprete oraní, sin cartas de presentación ni de referencia, no llevábamos más armas ni más guardas ni más brújula que nuestro entusiasmo y el nombre de Al-Andalus que desvanecía recelos, apaciguaba las irritaciones que nuestra audacia despertó alguna vez y nos abría las puertas de aquellos campesinos montañeses que tan pródigos fueron en su hospitalidad”.

    [IMG]http://www.*****************.org/eventos/imagenes/blas_desc.jpg[/IMG]
    BLAS INFANTE Y DESCENDIENTES DEL REY AL-MOTAMID

    En el contacto con ese pueblo marroquí, que añora Al-Andalus por considerarse descendiente y heredero cultural de aquellos moriscos que contra su voluntad emigraron al Magreb para conservar su lengua, costumbres y prácticas islámicas, es donde Infante encuentra el eslabón perdido entre la mítica y añorada Al-Andalus, velada a los andaluces por el manto de la conquista castellana, y la Andalucía de su época. Aquí, en Marrakech, ante innumerables e impresionantes vestigios del arte andaluz, y en compañía de descendientes de moriscos Andaluces, Infante encuentra la verdadera dimensión de pueblo, de nación:

    “El pueblo andaluz fue arrojado de su Patria (…) por los reyes españoles y unos moran todavía en hermanos, pero extraños países y otros, los que quedaron y los que volvieron, los jornaleros moriscos que habitan el antiguo solar, son apartados inexorablemente de la tierra que enseñorean aún los conquistadores. Y es preciso unir a unos y otros. Los tiempos cada día serán más propicios. En este aspecto, hay un andalucismo como hay un sionismo. Nosotros tenemos, también, que reconstruir una Sión”.

    " Llevaba encima la historia de ocho siglos de Islam andaluz y español, siete millones de población andalusí en el siglo X por 45.000 castellanos leoneses, León con 500 habitantes y Córdoba con 90.000, Sevilla con 80.000, Toledo con 32.000, Granada con 25.000, Valencia y Málaga con 15.000 tal como descubre Thomas F.Glick. Cela escribía del Rey Ordoño de León: en Medina Azahara, se quedó pasmado en sus ojos de rey pobre. Estos datos sorprenden y se han callado siempre en los espacios abiertos de la divulgación. Seria una puerilidad lanzarlos como proyectiles en cualquier sentido. O negarlos. La Historia era así y, en base a aquella verdad, nadie podrá suponer futuribles. “¡Hoy, España, Andalucía, sería qué sé yo que si no hubiera sucedido entonces qué sé yo qué…!”. Pero aquello merecería otro trato después de los estudios serios de la escuela de arabistas españoles. (Enrique Iniesta).
    Blas Infante, no solo llevaba encima la historia de ocho siglos de Islam andaluz, sino la admiración y las ansias de recuperar la esencia de aquella civilización, la esencia de Andalucía. Con esta admiración, escribía sobre Al-Mutamid:

    “Fue el último Rey indígena que representó digna y brillantemente una Nacionalidad y una cultura intelectual que sucumbieron bajo la dominación de los bárbaros invasores. Túvose por él una especie de predilección como por el más joven, como por el benjamín de esta numerosa familia de príncipes poetas que habían reinado en el Andalus. Se le echó de menos como a la última rosa de la primavera”.
    “Ni los cristianos del Norte ni los fundamentalistas del Sur eran andaluces. Si la opinión vulgar admite y repite el carácter extranjero de las huestes africanas, debiera en lógica simetría llamar igual a aquellos “ifranyi”, que se decían herederos de la Bética cuando descendían a gritos de los bárbaros invasores godos que hundieron Roma. Tomás de Aquino llegó a Aristóteles gracias a nuestro Averroes. Todo un símbolo. Y el Dante…”

    El día 15 de Septiembre de 1924, Blas Infante llega a Marrakech. Impresionado por esta ciudad escribiría:

    “Caminando hacia el Sur, en la desierta llanura mogrebina, se aparece la enorme ciudad de Marrakech, como el centro de un oasis rodeado de palmeras, al pie del Alto Atlas que se extiende más allá de la ciudad, a lo largo del horizonte como una rígida muralla bermeja, primera de la ciudadela de montañas que, antes del gran desierto, defiende los senos africanos.

    [IMG]http://www.*****************.org/eventos/imagenes/S2400148.jpg[/IMG]
    Mezquita Kutubia en Marrakesh

    La Kutubia se adelanta en la visión ofreciéndome una emoción de hogar, anulando ante mi sensibilidad motivos o impresiones de extranjería (…). Una asociación de ideas modula y contesta la pregunta de la grácil torre acerca de sus dos únicas hermanas en la familia de las grandes torres almohades: la sevillana Giralda cubierta con el gorro del cautiverio de la pesada cúpula cristiana que sustituye el airón del minarete y la inconclusa que parece mutilada rabatí de Muley Hasan.
    Yo no soy forastero en Marrakech. Los moros andaluces predominan en la constitución étnica de la medina musulmana. Presidiendo la soterrada construcción psíquica que mi recuerdo excava ahora, los espíritus de los andaluces ilustres inspiradores de los Califas más cultos del Mogreb que aquí tuvieron su centro imperial, la sombra acogedora de Ibn Tufail, el insuperable viviente hijo del vigilante, discierne aún hospitalidad a los peregrinos que vienen de su tierra andaluza (…). El pensamiento de Averroes (…) La silueta dulce de Ibn Arabi musita esta inquietante plegaria en la Puerta de la Ciudad (…) Marrakech es para mi peregrinación, el límite de la tierra Santa, del Templo. En las formas de mi espíritu, ahora, los ritos viven. El alma ahora tiene oración, se ha encendido un religioso fervor. Ha vestido el “hizam” del “alhinchante” (peregrino). Hago una ablución en la fuente de la historia, con fecundos valores, hijos de una cultura que se pretendió cegar y que se hizo subterránea y de oscuro discurso”.

    El 15 de Septiembre de 1924, Blas Infante culmina su viaje ante la tumba de Al-Mutamid. Lo que en un principio fue un viaje cultural, tras la huella histórica de Al-Andalus, se ha convertido en un encuentro “espiritual”, un viaje que podríamos denominar “iniciatico”. A partir de aquí, Blas Infante no volvería a ser el mismo. Se ha encontrado con la riqueza de un Al-Andalus vivo en los descendientes de moriscos andaluces, y un Islam que no estaba solamente en los libros, que estaba lo suficientemente vivo como para sentirlo, en la manera en que solo un “mumin” (creyente) puede hacerlo, intuyéndolo con el corazón del que se abandona en Allah. Ante la tumba de Al-Mutamid, Infante repite el ritual que se realiza en Meca, como su particular forma de dar cumplimiento a uno de los cinco pilares de obligado cumplimiento en el Islam: el Hayy o peregrinación. Así, Infante da siete vueltas a la tumba de Al-Mutamid, en sentido opuesto al de las agujas del reloj, a semejanza de las siete vueltas que los peregrinos musulmanes dan en la Meca en torno a la Kaaba.

    Pero, Blas Infante, que era una persona extremadamente comprometida con sus ideales, no podía conformarse solamente con este acto de homenaje a Al-Mutamid y a las creencias de aquellos hombres y mujeres que durante ocho siglos elevaron a Andalucía y al Islam a las más altas cotas del conocimiento. Su convencimiento le lleva al compromiso.

    Muhammed Ali Cherif Kettani en su libro “Inbia’t al Islam fi Al-Andalus”, escrito en lengua árabe, cuya traducción podría ser “El resurgimiento del Islam en Al-Andalus”, editado por la Universidad de Islamabad en el año 1992, lo relata de la siguiente forma: 15 de Septiembre de 1924...“hace la “Shahada” en una pequeña mezquita de Agmhat", adoptando el nombre de Ahmad. -“Ibn Al-Arabi, el gran maestro sufi andalusí, dice que el significado de esta raíz (se refiere a la raíz del nombre Ahmad) es poner en acto algo que estaba en potencia” (Antonio Medina, Cervantes y el Islam)-, “Sus testigos del acto por el que se reconocía musulmán, fueron dos andalusíes nacidos en Marruecos y descendientes de moriscos: Omar Dukali y otro de la kabila de Beni-Al-Ahmar”.



    [IMG]http://www.*****************.org/eventos/imagenes/blas2.1.gif[/IMG]

    Sus dos amigos y testigos de su Shahada le regalaron una
    chilaba y una daga bereber que conservó durante toda su vida.
    La chilaba se la regalaron como símbolo para la recuperación
    de Al-Andalus y la daga como referencia al valor
    que se necesita para liberar a su pueblo.


    A su regreso a Andalucía, y una vez asimilados todos los pormenores de este viaje “iniciatico”, relataría la vivencia íntima de su experiencia espiritual de la siguiente forma:

    “ Y lo más particular es que en los términos o realidades subjetivas que se desarrollaron en mi peregrinación a Agmhat, averiguo actos interiores que se expresaron con autenticidad gracias a las ceremonias o exterioridades del Ritual de los Alhiches (peregrinos) a la casa de Dios, la prohibida, la Caaba. Es decir, que, inversamente, los ritos muslímicos de la peregrinación a la Meca, son para mí la traducción mágica en actos materiales, o la aprehensión mimética externa (sin sentido para algunos como tales exterioridades culturales de cumplimiento mecánico) de hechos interiores plenos de significado profundo, expresivos del dinamismo espiritual que se verifica durante el transcurso de toda verdadera peregrinación”.

    » Limpia la boca, pura es ahora la palabra de mi conciencia. He penetrado hasta lo más íntimo y desinteresado de mi ser, allá donde se abre la flor del primer imperativo que manda vivir, ser, para cada vez más ser. He visitado como todos los peregrinos el sepulcro de Eva al cual se allegan en aquel límite los alhinchantes del Islam», (AAK, 4‑7).


    [IMG]http://www.*****************.org/publicaciones/conversos/blas_infante/blasnuevo02.jpg[/IMG]
    y testigo de su Shahada




    Estos textos, demuestran una extraordinaria sinceridad de Blas Infante, relatándonos su experiencia en Agmhat, “peregrinación” y “Shahada”, como actos vividos con una intensidad que solo pueden ser fruto de su convencimiento y su compromiso con una forma de entender la espiritualidad. La metamorfosis ya se ha producido, encontrándonos a un Blas Infante “musulmán”.
    El camino que lleva a Infante al Islam, puede parecer extraño para muchos. Para otros, puede parecer una extravagancia que solo se le puede permitir a los genios, producto de la ensoñoración y el embrujamiento que Al-Andalus ha ejercido en muchos personajes a lo largo de la historia, o un intento de imitar a aquellos reyes andalusíes, a los que Infante tanto admiraba.
    Pero los que hemos seguido el mismo camino que Blas Infante, -Al-Andalus nos ha llevado al Islam-, sabemos de la fuerza interior del Islam y de los efectos que produce al interiorizar toda una filosofía y una forma de entender la vida, la creación y la espiritualidad, en base al compromiso con unos valores.

    [IMG]http://www.*****************.org/publicaciones/conversos/blas_infante/blasnuevo04.jpg[/IMG]

    Su relación con el Islam no se queda en Agmhat. Continuaría durante toda su vida, en sus escritos, en su forma de entender la vida y en sus actos, con un compromiso reforzado para con su gente, su patria, su Din (camino del Islam), que le llevaría a vivir la etapa más productiva de su vida, tanto a nivel literario como político, y en la faceta en que más hincapié hacia: la divulgación de la historia y cultura andaluza, en su intento por librar la batalla en el campo en el que los conquistadores más daño nos habían hecho, el campo de la cultura:

    "La historia del Islam peninsular ha sido descuidada durante mucho tiempo por el historiador profesional, el medievalista; quizás como resultado de la pervivencia, a través del nacionalismo (español) moderno de la vieja idea de "reconquista", que tendía a considerar la presencia del Islam en la península como un accidente incapaz de sustentar derechos adquiridos de ningún tipo. Esto, unido a la falta de documentación adecuada, justifica el retraso de la investigación histórica sobre AI-Ándalus".

    [IMG]http://www.*****************.org/publicaciones/conversos/blas_infante/blasnuevo03.jpg[/IMG]


    El afán de estudio por el esplendor de Al-Ándalus, le lleva a estudiar la lengua árabe. Aprendizaje que realiza con una suficiencia como para ejercer de docente en los salones del propio Alcázar de Sevilla. La abundancia de textos manuscritos en lengua árabe y que tratan temas islámicos en su legado de inéditos, nos da idea del interés de la persona sobre el tema. (Manuel Ruiz).
    Su interés por rescatar la cultura andalusí le lleva a la creación de los Centros Andaluces:
    En este primer Centro se crean secciones de Historia, Arqueología, Música, Literatura, Bellas Artes, un Instituto de Estudios Americanistas, la Orquesta Sinfónica de Sevilla, se imparten clases de Filosofía Andaluza, Historia, Dibujo y Pintura, e incluso se dan clases gratuitas de árabe que imparte el propio Blas Infante y el magrebí Abd El-Kader , y que llega a tener 60 alumnos mientras en las escuelas de estudios árabes de Madrid y Granada apenas llegaban a la docena. En esta gran labor cultural incluyen una discoteca andaluza, trabajos arqueológicos sobre la cultura de Tartessos , una Biblioteca y publicaciones periódicas como la revista Amanecer desde 1933, que curiosamente editan bilingüe en castellano y en árabe para, según decían en su Editorial "enseñar a los moros la aspiración del Centro Andaluz relativa a llegar a restablecer con ellos nuestra antigua comunidad cultural, y a que nos llegase a servir de instrumento de hermandad con los moros andaluces (...) por ser los más cultos de todo el litoral africano norteño", pidiendo al gobierno la entrega de la Sinagoga de Toledo a la Comunidad Hebrea y la Mezquita Aljama de Córdoba a la Islámica.

    Incluso, en 1.931, las Juntas Liberalistas inician una campaña a favor de la construcción de una mezquita en Sevilla "no con ánimo de hacer profesión o confesión de una religión determinada, sino con el objeto de afirmar la libertad y pluralidad religiosas, elementos de síntesis de la Historia de Andalucía". Para ello, elaboran un cuestionario para los lectores: "¿Qué lugar de Sevilla seria el más a propósito (sic) para situar el templo musulmán?. ¿De cuáles medios pudiéramos valernos para allegar los necesarios recursos?".
    Evidentemente, Infante no podía hacer público su Din islámico por las consecuencias profesionales, políticas y familiares que ello le acarrearía, viviendo su Islam en “Taquilla”, practicándolo y viviéndolo en su intimidad, sin hacerlo público, -tal como lo hicieron cientos de miles de moriscos desde la conquista castellana-, excusando, no sin convencimiento, la construcción de la Mezquita de Sevilla por motivos de “libertad y pluralidad religiosa”. No olvidemos que en estos tiempos, la iglesia católica tenía un gran poder, unido a los prejuicios contra el “moro” que quinientos años de aculturación habían impregnado al pueblo andaluz, sin olvidarnos que la “Santa Inquisición” había estado presente hasta mediados del siglo anterior.

    En el “Congreso de los Pueblos sin Estado”, celebrado en Delhi (India), en el año 1930, al cual fue invitado Blas Infante, no pudiendo asistir, delegando su presencia en el poeta Abel Gudra, al que entregó un manuscrito de su puño y letra para que este lo leyera ante los congresistas:
    La revolución india es un mero episodio de la gran batalla. Las agitaciones de África lo son también. ¡Desengañaos! Nada conseguirán los pueblos esclavizados de Afro-Asia mientras que el despertar no venga a abrir los ojos, en la tierra sagrada de España, de nuestra cabeza, Andalucía”.

    “¿Qué nos queda del Islam?. Nos queda del Islam el sentimiento de poder de Allah y su equilibrio. El Islam no es solo espiritualidad, es también movimiento. Vivir no es solamente una idea, sino un conocimiento, y este conocimiento es nuestra experiencia de Al-Andalus en su época de esplendor”.

    " El Profeta de nuestros antepasados de Al-Andalus que, como todos los profetas, será nuestro profeta, (se refiere Blas Infante a Muhammad -s.a.s.-), y el de todos los hombres libres en tanto cuanto digan la verdad, anunció esta verdad incontrovertible: “¡Ay del día en que un espíritu no comprenda a otro espíritu. Porque el espíritu es espíritu como la luz es luz!" Trabajemos con suma cautela en estos principios para que Andalucía vuelva a ser inspirada por su propio genio y porque su libro vuelva a ser el Al-Korán como dice la Sura III:
    “Aquellos a quienes les hemos dado Al-Korán y lo leen como deben leerlo".
    (Blas Infante: Manuscritos Inéditos)

    Que estas líneas sirvan de homenaje a un musulmán sincero, a un hombre que con su lucha y su pensamiento iluminó un sendero por el que muchos andaluces de conciencia, musulmanes o no, estamos andando en busca de un ideal que consiga que “los andaluces volvamos a ser lo que fuimos”.

    Él, recuperando nuestro pasado nos ha mostrado el camino hacia el futuro. Que su “Baraka” nos de la luz necesaria para seguir su camino.



Página 5 de 7 PrimerPrimer 1234567 ÚltimoÚltimo

LinkBacks (?)

  1. 16/06/2011, 21:25

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 65
    Último mensaje: Hace 3 semanas, 17:44
  2. Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?
    Por Erasmus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 195
    Último mensaje: 19/02/2021, 16:27
  3. Hernán Cortés; Conquistador de la Nueva España
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 201
    Último mensaje: 04/04/2019, 20:27
  4. Del Sudoeste Español a la Conquista de los Andes
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 22/11/2009, 00:12

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •