Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 3 de 4 PrimerPrimer 1234 ÚltimoÚltimo
Resultados 41 al 60 de 80

Tema: "La tragedia de los moriscos"

  1. #41
    Fecha de ingreso
    17 jul, 07
    Ubicación
    Reyno de Granada
    Mensajes
    371
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    Disculpad que parta el hilo conversacional de los últimos posts y otra vez, disculpad mi desconocimiento. Me voy a remontar a cuando debatíamos sobre el árabe y el orden del mismo en Al-Andalus. Según yo tengo entendido, el árabe sólo fue el vehículo de la cultura y lengua oficial de los líderes. Por otro lado, la lengua usada por el groso de la población era el mozárabe. También presté oidos cierta vez al término "algarabía", y ahora mozárabe, árabe y algarabía se mezclan en mi cabeza. Lo que sí tengo más o menos claro es que el árabe se usaba en círculos reducidos solamente. ¿Alguien puede solventarme esta cuestión?
    Gracias.
    “La verdadera fe es incolora, por decirlo así, como el aire y el agua; medio transparente a través del cual el alma ve a Cristo. Nuestros ojos no ven el aire y de la misma manera nuestra alma no se detiene a contemplar su propia fe. Cuando, por consiguiente, los hombres toman esta fe como si dijéramos en las manos, la inspeccionan curiosamente, la analizan, se absorben en ella, se ven forzados a materializarla, a darle color para que pueda ser tocada y vista. En otros términos, sustituyen a ella, colocan sobre ella, cierto sentimiento, cierta impresión, cierta idea, cierta convicción, algo en fin en que la atención pueda prenderse. Cristo les interesa menos que lo que llaman ellos sus experiencias. Los vemos trabajando para seguir en sí mismos los signos de la conversión, la variación de sus sentimientos aspiraciones y deseos: los vemos ponerse a conversar con los demás sobre todo esto. ”. John Henry Newman

  2. #42
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    Bien, amigos: yo no quiero ver esta serie. Pero es que tampoco quiero que la vean los millones de televidentes españoles que con ella serán reblandecidos con imágenes lacrimógenas. Sabemos como actúan estos individuos: apelan al sentimentalismo barato, mientras engañan con su falsa historia.

    Pero también os digo una cosa:

    ¿Qué podemos hacer para impedir esta serie? Pensad. Quisiera que el hilo se convirtiera en una tormenta de ideas para impedir que esta porquería llegue a las mentes españolas.


  3. #43
    sancho está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    23 may, 09
    Mensajes
    281
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    [quote=tautalo;60690]
    Cita Iniciado por Val Ver mensaje
    Expulsados 1609: la tragedia de los moriscos, la nueva miniserie de TVE


    TVE sigue apostando por las miniseries, viendo la buena aceptación que está teniendo la ficción nacional (DESDE LUEGO QUE SÍ, ESTO ES HISTORIA FICCIÓN) en la cadena pública y es por ello que ha anunciado ya el rodaje de Expulsados 1609: la tragedia de los moriscos , una miniserie histórica que se verá próximamente en La 1.


    Esta nueva miniserie, es una co-producción entre TVE, así como las cadenas autonómicas TV-3, TV Aragón, y Canal de Historia, Sagrera Audiovisual y Casa Árabe.

    La acción de la serie se centra en el siglo XVII, y en concreto en 1609 cuando la monarquía española decidió expulsar a 300.000 personas que habían crecido bajo las costumbres moriscas aunque después fueron obligados a convertirse al cristianismo.

    Y a todo esto: si estos son los canales que colaboran con TVE para hacer esta porquería pseudo-histórica y anti-española: ¿qué empresas son las que colaboran con su dinero?

    Habría que ir pensando en castigarlas, con lo peor que se le puede a hacer a un mercachifle:

    NO COMPRANDO EN ELLAS Y HACIÉNDOLES BOICOT... Que les compren los moriscos.
    Esta nueva miniserie, es una co-producción entre TVE, así como las cadenas autonómicas TV-3, TV Aragón, y Canal de Historia, Sagrera Audiovisual y Casa Árabe.



    con esto me lo dices todo..........

    TV3, y se dicen catalanes, no es que la haya visto mucho, a veces por internet, pero mas bien son lo mas anti-catalán que existe.

    TVAragón, a estos no los conozco, pero si Jaume I levantara la cabeza, a saber lo que piensan estos del escudo aragones y de las cabezas moras.

    Canal de Historia, la cosa mas antihistórica que existe, yo trabajo con la historia y a veces veo algún programa, pero supongo que tienen como historiadores los mismos que tiene obama..........por cierto, tanto los dueños, como buena parte de productores y directores son judíos, por si no lo sabíais, de hecho es un canal dominado al completo por judíos.

    Sagrera Audiovisual.....no tengo el gusto.

    Casa árabe.........sin comentarios.

    Que para esta gente madruguen los panaderos.

  4. #44
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    Cita Iniciado por Christabel Ver mensaje
    Disculpad que parta el hilo conversacional de los últimos posts y otra vez, disculpad mi desconocimiento. Me voy a remontar a cuando debatíamos sobre el árabe y el orden del mismo en Al-Andalus. Según yo tengo entendido, el árabe sólo fue el vehículo de la cultura y lengua oficial de los líderes. Por otro lado, la lengua usada por el groso de la población era el mozárabe. También presté oidos cierta vez al término "algarabía", y ahora mozárabe, árabe y algarabía se mezclan en mi cabeza. Lo que sí tengo más o menos claro es que el árabe se usaba en círculos reducidos solamente. ¿Alguien puede solventarme esta cuestión?
    Gracias.
    Christabel: Según la autoridad de Caro Baroja, en el libro que creo indispensable para conocer la cuestión morisca -hablo de HISTORIA y ANTROPOLOGÍA rigurosas, no de porquerías sentimentalonas:

    "Los moriscos no solamente hablaban un idioma distinto, sino que cuando hablaban romance lo pronunciaban de manera especial y lo escribían con caracteres propios"

    ("Los moriscos del reino de Granada", Caro Baroja.)


  5. #45
    sancho está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    23 may, 09
    Mensajes
    281
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    Cita Iniciado por Christabel Ver mensaje
    Disculpad que parta el hilo conversacional de los últimos posts y otra vez, disculpad mi desconocimiento. Me voy a remontar a cuando debatíamos sobre el árabe y el orden del mismo en Al-Andalus. Según yo tengo entendido, el árabe sólo fue el vehículo de la cultura y lengua oficial de los líderes. Por otro lado, la lengua usada por el groso de la población era el mozárabe. También presté oidos cierta vez al término "algarabía", y ahora mozárabe, árabe y algarabía se mezclan en mi cabeza. Lo que sí tengo más o menos claro es que el árabe se usaba en círculos reducidos solamente. ¿Alguien puede solventarme esta cuestión?
    Gracias.
    en un primer momento el árabe no se pudo imponer, ya que ni siquiera la mayoría de los invasores lo hablaban. La mayoría hablaba bereber, de hecho en el norte de africa en el año 711 la lengua de cultura era el latín mas o menos evolucionado y en muchos lugares como pudiera ser tunez no creo que la situacion fuese muy distinta a la de España, supongo que una sociedad muy latinizada con algunos núcleos bereberes por ahí.

    De hecho la propia España no estaba tan latinizada, en la propia Cataluña, Aragón, el Norte de Castilla, Vascongadas y Navarra era una zona poco latinizada.

    Asturias y Cantabria........no se hasta que punto lo estarían.

    El proceso de arabización fue muy lento y de hecho se acelera mucho en el S.XIII, cuando excandalus es poco menos que el reino de granada y Andaluciá Occidental ya ha sido recuperada.

    Entre otras cosas esta arabizacion a partir de entonces se dio por

    poca extensión del reino

    poca población, ya que aunque tuviera mucha densidad para la época no podía albergar mucha población

    mayor influencia norafricana, donde ya el latín había desaparecido.

    gran concentración de las élites en un espacio pequeño

    demasiado tiempo desde la conquista, ya habían pasado cinco siglos.

    ya no existían los mozarabes, los cristianos en territorio islámico, que seguramente eran los mas empeñados en mantener ese latín.



    Es decir, cuanto mas pequeño se hacia excandalus mas se arabizaba y a la vez menos latino era, cuanto mas pequeño fue mas se arabizó, y si en el año 800 excandalus pasaba el Duero y vivía en él una gran población latina y un motón de invasores bereberes que no hablaban árabe

    en 1492 habitaban en un territorio pequeño un montón de delincuentes que habían perdido todo rastro de civilización latina (es decir, de civilización), influenciados por el norte de africa y con unas élites cada vez mas opresoras, y arabizadas.


    Tampoco es tan raro, la castellanización de America la han hecho las repúblicas no la corona, naciones como Ecuador o El Salvador se han castellanizado en el S.XX, Perú se ha castellanizado hace medio siglo y Bolivia aún hoy se está castellanizando, de hecho en Bolivia hace un siglo el castellano no lo hablaba ni el 15% de la población y la mayoría de ellos tenía como lengua propia el quechua o el aymara.

    Con respecto a las lenguas

    mozárabe era el romance latino que hablaban en excandalus, que cuanto mas pasaba el tiempo mas se arabizaba en el léxico, según avanzaba la reconquista los propios mozárabes abandonaban ese romance tan corrompido por el árabe y optaban por romances mas puros.

    algarabía y árabe es lo mismo, se refieren al mismo idioma.

  6. #46
    sancho está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    23 may, 09
    Mensajes
    281
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    Cita Iniciado por tautalo Ver mensaje
    Christabel: Según la autoridad de Caro Baroja, en el libro que creo indispensable para conocer la cuestión morisca -hablo de HISTORIA y ANTROPOLOGÍA rigurosas, no de porquerías sentimentalonas:

    "Los moriscos no solamente hablaban un idioma distinto, sino que cuando hablaban romance lo pronunciaban de manera especial y lo escribían con caracteres propios"

    ("Los moriscos del reino de Granada", Caro Baroja.)
    no hace falta irse ahi, tenemos las mismas fuentes, en una comparecencia un delincuente de estos pregunto porque tenian que abandonar la lengua arabe, si en egipto habia cristianos que hablaban en árabe.......que no era cuestión de lengua sino de religión...........lo que se les olvido a esta representación de delincuentes fue decir que hablaban árabe porque anteriormente se lo habían impuesto los musulmanes, olvidando su propia lengua.

  7. #47
    sancho está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    23 may, 09
    Mensajes
    281
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    Cita Iniciado por tautalo Ver mensaje
    Bien, amigos: yo no quiero ver esta serie. Pero es que tampoco quiero que la vean los millones de televidentes españoles que con ella serán reblandecidos con imágenes lacrimógenas. Sabemos como actúan estos individuos: apelan al sentimentalismo barato, mientras engañan con su falsa historia.

    Pero también os digo una cosa:

    ¿Qué podemos hacer para impedir esta serie? Pensad. Quisiera que el hilo se convirtiera en una tormenta de ideas para impedir que esta porquería llegue a las mentes españolas.
    la serie en si no sería mala si reflejase la historia verdadera, la verdad y toda la verdad, pero creo que caben pocas dudas que no va a ser así, sino que la tergiversación será mayuscula

    ese cura intolerante, ese Felipe III con camisa azul y cantando el cara al sol, ese pobre morisco republicano gritando viva la libertad y la democracia, etc.....

    con razon eliminan la historia de los estudios.

    impedir que se vea, lo encuentro dificil, a lo mas contraatacar por todos los medios posibles con la verdad, y con lo que hubiese sido España de no haberlos expulsado..........Felipe III nos libro de una guerra como los balcanes, nos salvo de ser Bosnia o Kosovo.

  8. #48
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    Centenario de la expulsión de los moriscos (2): «La culminación de la Reconquista es uno de los grandes momentos de la historia universal»

    By AMDG on Julio 4th, 2009 | 4 Comments »
    Para quitarnos todo el mal sabor de boca que nos ha dejado la catarata de artículos lamentando la expulsión de los moriscos, os dejo este artículos de un hispanista francés: («La culminación de la Reconquista es uno de los grandes momentos de la historia universal»):
    -La toma de Granada, la culminación de la Reconquista, se nos presentó siempre como uno de los grandes momentos de la historia de España. ¿Comparte usted esa idea?
    -Es más que eso, es un gran momento de la historia universal. El año 1492 significa el fin de la existencia de un Estado musulmán en Europa occidental, lo que no es poca cosa. Eso, unido a los otros grandes acontecimientos de ese año, como el Descubrimiento de América, que tiene una conexión estrecha con la toma de Granada; porque no olvidemos que Colón estuvo allí para conseguir el apoyo de los reyes a su empresa. Y eso sin olvidar la expulsión de los judíos. Es una fecha en la que el protagonismo de España resulta importante en la historia del mundo.
    -El proceso que sigue a esa culminación de la Reconquista, como la persecución y expulsión de los moriscos, ¿es el reverso de tanta grandeza universal?
    -La expulsión de los moriscos es una tragedia, pero hay que entender lo que está pasando. Hay que enmarcar en un mismo proceso la expulsión de los judíos de 1492, la de los musulmanes de la corona de Castilla de 1502, la de los moriscos de la corona de Aragón de 1525 y, posteriormente, en 1609, la expulsión de los moriscos, los descendientes de los musulmanes conversos. Ese proceso es lo que los historiadores llamamos confesionalización, que no es un hecho peculiar de España sino de toda Europa. En aquellos tiempos resultaba impensable un territorio cuyos sujetos pudieran tener una fe distinta de la del príncipe. En España este proceso se lleva a cabo a lo largo del siglo XVI, con la peculiaridad de que afecta a muchas personas, dada la importancia de las comunidades judías y, sobre todo, de la musulmana y la morisca. Se expulsa a casi 300.000 personas en el período que va de 1609 y 1614, un hecho muy llamativo por su dimensión.
    -Eso hoy sería visto casi como un limpieza étnica.
    -No hay que caer en el anacronismo. No podemos juzgar los hechos del XV o del XVI con los ojos de ciudadanos del siglo XXI y tenemos que limitarnos a explicar lo que ocurre. Ese proceso es una tragedia para quienes lo sufrieron, pero buena parte de la sociedad de la época lo considera justo, como figura en numerosos documentos, y a nosotros nos toca desentrañar las razones de esa consideración. Y además, en aquel momento hay conciencia ya de las consecuencias negativas de este proceso para las economías de Aragón o de Valencia. La decisión drástica de Felipe III en 1609 de expulsar a los moriscos se puede comparar con otra posterior, pero de la misma índole, cuando el rey de Francia Luis XIV expulsa a los protestantes: son menos que los moriscos, pero se llega a los 100.000 expulsados en 1685.
    -Un cierto revisionismo de la Historia percibiría en eso que cuenta otra leyenda negra e incluso el origen de algunos males actuales.
    -No hay que comparar cosas distintas. No puede crearse ninguna leyenda negra al respecto porque todos lo estados de la época vivieron procesos similares y, de hecho, los moriscos que acaban en Francia lo pasan mal también. Los problemas de hoy tenemos que afrontarlos con serenidad y sin llegar a los extremos del pasado. Desde el siglo XVII hemos seguido un camino hacia la tolerancia que hay que reivindicar. La tolerancia, tal como la entendemos nosotros, es un concepto que se ha consolidado poco a poco en la Historia y que adquiere su mayor consistencia en el XVIII.
    -¿La de los moriscos fue una persecución estrictamente religiosa o tenía otras connotaciones?
    -El aspecto religioso es muy importante, pero existe otro aspecto político. Los judíos no están respaldados por ningún Estado, pero los musulmanes o los criptomusulmanes, sí. Se les atribuyen intenciones de conectar con los musulmanes, con el turco tan potente de la época o con los berberiscos del norte de África, que tienen una fuerza militar notable y organizan expediciones contra las costas españolas.
    -¿La expulsión de los moriscos fue la liquidación definitiva de la presencia musulmana en España?
    -No exactamente. Eso es interesante porque hay investigaciones recientes al respecto. Cuando se expulsa a los 3000.000 moriscos de los que hablábamos, quedan miles de musulmanes aceptados, que profesan su fe de forma abierta y están «tolerados». Existe testimonio de que en 1695, es decir, en fecha tardía, hay un incendio en una mezquita de Cartagena, lo que implica que existía un lugar de culto tolerado. Tenemos constancia de éstos a través de un carta del bey de Argel al rey de España, Carlos II, en la que se advierte de que si no se reconstruye la mezquita no puede responder de la situación de los cristianos cautivos. Ahí se advierte la vertiente política de este problema. El Islam es una gran fuerza en todo el Mediterráneo y ése es un factor que hace que se tolere a algunas de esas pequeñas comunidades musulmanas.
    Siguen algunos párrafos sobre el aspecto religioso. A tener en cuenta: los moriscos estaban bautizados, por lo que eran nominalmente cristianos. Me pregunto si fue un error la expulsión. Desde luego el peligro del turco y el corso era evidente, pero una política de “tolerancia musulmana” (impuestos, prohibiciones, opresión y represalias frecuentes) hubiera dado sus efectos.

    Categories: España, Historia
    Tags: moriscos

  9. #49
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    El islam y la identidad española

    By Arjun on Julio 9th, 2009 | 1 Comment »
    El BOE del 12/11/1992 (Gobierno de Felipe González) publicaba el texto de la ley 26/1992 del 10 de noviembre POR LA QUE SE APRUEBA EL ACUERDO DE COOPERACIÓN DEL ESTADO CON LA COMISIÓN ISLÁMICA DE ESPAÑA.
    De ahí extraígo el siguiente pasaje:
    La Ley Orgánica de Libertad Religiosa establece la posibilidad de que el Estado concrete su cooperación con las Confesiones o Comunidades religiosas, mediante la adopción de Acuerdos o Convenios de Cooperación, cuando aquéllas, debidamente inscritas en el Registro de Entidades Religiosas, hayan alcanzado en la sociedad española, además, un arraigo que, por el número de sus creyentes y por la extensión de su credo, resulte evidente o notorio. En este caso se encuentra la religión islámica, de tradición secular en nuestro país, con relevante importancia en la formación de la identidad española, representada por distintas Comunidades de dicha confesión, inscritas en el Registro de Entidades Religiosas e integradas en alguna de las dos Federaciones igualmente inscritas, denominadas Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas y Unión de Comunidades Islámicas de España, que, a su vez, han constituido una entidad religiosa inscrita con la denominación de “Comisión Islámica de España” como órgano representativo del Islam en España ante el Estado para la negociación, firma y seguimiento de los acuerdos adoptados.”
    Este párrafo ilustra de manera ejemplar el dramático hundimiento moral e intelectual de nuestros dirigentes, su total ignorancia de la historia y su crasa ineptitud para dirigir los asuntos del país y defender los intereses de sus ciudadanos.
    Afirmar (en un texto legal, insistimos) que la religión islámica es un elemento de “relevante importancia en la formación de la identidad española” equivale a desaprobar y condenar de un plumazo la plurisecular lucha de liberación nacional que constituye la epopeya de la Reconquista, auténtica forja de la nación española, que se define ante la historia y se afirma ante el mundo precisamente a través de su largo enfrentamiento contra el usurpador mahometanao y su indeclinable rechazo al islam. La identidad española se forma CONTRA el islam, no con él. Algún cándido podría pensar que esa es la verdadera significación de la expresión subrayada, el auténtico papel jugado por el islam en la formación de nuestra identidad nacional, pero sospechamos que no es ese su real sentido.
    La España de la que descendemos y somos herederos se erige en la oposición, no en la aceptación del islam, no lo abraza, lo rechaza, no se entrega a él, lo combate. Y para que no haya duda al respecto, lo hace durante 30 generaciones sin cejar nunca en el empeño ni descreer un instante en la victoria final.
    Por otra parte, esa peregrina afirmación recoge uno de los más rancios y falaces tópicos acerca de esa España folclórica popularizada por los viajeros europeos del siglo XIX ansiosos de exotismo que presenta al español como un “medio moro”, por decirlo de manera coloquial.
    Pero aún hay más, y peor. Se refiere la ley en cuestión a la religión islámica otorgándole la condición de “secular tradición en nuestro país“. Y eso a 500 años de la toma de Granada (1492) y a 400 años de la expulsión de los moriscos por Felipe III (1609). Eso no es otra cosa que adoptar los argumentos de los islamistas que buscan recuperar el “paraíso perdido” de Al-Ándalus, los cuales consideran los siglos de desislamización completa de España como un paréntesis nulo e invalido, como un intermedio ilegítimo pronto a cerrarse. Esa interpretación a contrapelo de la realidad histórica y del simple sentido común hace retroceder el reloj de la historia hasta el punto en que esta se muestra desfavorable al islam en nuestro suelo. La completa derrota del islam entre las postrimerías del siglo XV y los albores del XVII, su erradicación política, cultural y demográfica es considerada un accidente, un episodio que sin duda hay que lamentar pero que está lejos de ser definitivo y que se encuentra, por el contrario, afortunadamente en camino de ser revertido. La situación actual en España vuelve coherente y factible el sueño del restablecimiento de Al-Ándalus. Volvemos a estar como antes. La imagen que ofrecen muchas ciudades y barrios de nuestra geografía no desmerece el paísaje urbano del califato de Córdoba.
    Lo trágico de todo esto es que las ideas (y tal vez hasta los objetivos) del enemigo ya empienzan a ser aceptados por los que tienen el deber de defendernos de él. Si esto no es traíción a la patria, ¿qué es entonces traición? ¿Por qué clase de renegados estamos gobernados, en primer lugar el Rey que pone su firma al pie de semejantes documentos?
    No es que solamente hagamos una relectura en sentido proislámico y antinacional, condenando nuestra propia historia y denigrando por consiguiente nuestros antepasados, negando nuestra verdadera identidad, llevados por un insensato complejo de culpa y un desconocimiento pasmoso de nosotros mismos. No es que le demos la razón al enemigo, que si, sino que vamos incluso más lejos: nos identificamos con él. El islam, nos dicen, es parte constitutiva de nuestro ser nacional, germen de nuestra personalidad histórica, elemento “de relevante importancia en la formación de la identidad española“. En esta novedosa versión, el español, sin saberlo ni sospecharlo siquiera, vendría a ser un imposible híbrido de europeo cristiano y de moro musulmán (formado a partes todavía por cuantificar), un hermafrodita civilizacional, tal vez el ser humano ideal, la materialización carnal de la Alianza de Civilizaciones en una nueva especie de bípedo implume vertical de pulgar oponible que sería la cumbre de la cadena evolutiva del Homo Sapiens: el “moro español”.
    Hemos dado el salto cualitativo que nos lleva de la pregunta de si los moros de entonces eran españoles a la afirmación de que los españoles de ahora somos moros. El paso es de una importancia capital, de una extraordinaria gravedad. Este es el punto hasta el cual hemos descendido. Y nada indica que hayamos tocado fondo.
    Ortega y Gasset (que aunque nuestra ministra de Cultura seguramente piensa que son dos personas distintas es una sóla) dice en “España invertebrada” (1922): “Dado el desconocimiento de la propia historia que padecemos los españoles, es oportuno advertir que ni los árabes constituyen un ingrediente esencial en la génesis de nuestra nacionalidad ni su dominación explica la debilidad del feudalismo peninsular.”
    Y añade Julián Marias en “España inteligible” (1985) comentando al mismo Ortega y Gasset: “(…) no fueron (los árabes)ingrediente esencial en la génesis de nuestra nacionalidad. Fueron un decisivo factor de nuestra historia, pero nuestra nacionalidad se construye frente a ellos, como algo ajeno a ellos, fundado precisamente en la repulsa permanente a la islamización. Ni por un momento admiten los cristianos exentos de la dominación árabe que esta sea aceptable; ni siquiera como un hecho irreversible. No se avienen a la convivencia con otro país -o grupo de países- definidos por la condición islámica. (…) La nacionalidad española se construye desde el rechazo a lo islámico, que es el nervio del largo proceso que lleva de la conciencia de la España perdida a la Nación española de los Reyes Católicos.
    Texto completo de la ley.
    Ministerio de Justicia - Relaciones con las confesiones

    Categories: España, Islam
    Tags:

  10. #50
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    El bárbaro en la ciudad

    By Arjun on Julio 14th, 2009 | No Comments »
    MIGUEL DE CERVANTES

     
    EL BÁRBARO EN LA CIUDAD
    Con motivo del 4º centenario de la primera edición del “Quijote” (hace unos pocos años), se oyeron cosas bastante peregrinas, a fe mía. Los popes autoproclamados y demás monaguillos de la nueva religión políticamente correcta quisieron incluso interpretar a Cervantes en clave progre y reciclarlo en icono republicano, socialista, multicultural, y no me extrañaría que hasta gay, en todo caso en el paladín “avant la lettre” de la Alianza de Civilizaciones”, o sea en proislámico. Nada menos. La diarrea mental de la beatería bienpensante tiene esas cosas.
    Nuestra inefable Ministra de Cultura, “de cuyo nombre no quiero acordarme”, llegó a decir, en un esfuerzo digno de encomio por superar su propio listón (ya bastante alto) de idioteces y pamplinas, en una feria del libro en Marrakech por esa época (70 % de analfabetismo en Marruecos), rodeada de coranes de todos los tamaños y colores y demás alta literatura del mismo género, que las raíces del “Quijote”, y por ende las de nuestra cultura española están también de ese lado del Mediterráneo (norte de África). Tal vez lo decía por los largos años de cautiverio del inmortal manco de Lepanto en los terribles presidios de Argel, y por los interminables siglos de yugo islámico que padeció España hasta el glorioso año de 1492.
    Lo cierto es que en el capítulo LIV de la 2ª parte del “Quijote” se puede leer lo siguiente: “(…) fue inspiración divina lo que movió a Su Majestad (Felipe III) a poner en efecto tan gallarda resolución (la expulsión de los moriscos en 1609), no porque todos fueran culpados, que algunos había cristianos firmes y verdaderos; pero en tan pocos que no se podían oponer a los que no lo eran, y no era bien tener la sierpe en el seno, teniendo el enemigo en casa“. Y en su “Coloquio de los perros” vuelve Cervantes a justificar la expulsión de los moriscos con estos términos: “Celadores prudentísimos tiene nuestra república, que considerando que España cria y tiene en su seno tantas víboras como moriscos, ayudados por Dios hallarán a tanto daño, cierta, presta y segura salida”. ¡Y vaya si la hallaron!
    Las duras y acertadas palabras que Cervantes dedica a los moriscos constituyen en cierta manera, obviamente sin haber no ya previsto, sino ni siquiera imaginado a una España por venir tan decaída y renegada de si misma, un “tiro por elevación” dirigido a la morisma de ahora, de nuevo enquistada en nuestro país, repetida ofensiva de una cangrena ya una vez erradicada. Yo lo interpreto así. Y mi convicción profunda es que este renovado desafío que le plantean a la nación española sus enemigos de siempre, tras un intervalo de varios siglos, no tiene otra solución que una nueva expulsión masiva, y cuanto antes mejor, no vaya a ser que una mañana de estas nos despertemos con 5 millones o más de moros en nuestras calles. Por donde han venido se habrán de ir, sino ¡adios España y bienvenida Al-Ándalus 2ª parte! Mientras la progresía nacional y el rebaño de despistados y papanatas que beben su catecismo con imbécil avidez siguen empeñados en hablar de inmigración, de países pobres y ricos, de diversidad, de mestizaje y demás pajaritos preñados, la población musulmana crece en España a un ritmo vertiginoso. Mientras tanto nuestros políticos, los medios de comunicación, los “intelectuales” y demás ONGs discuten del sexo de los ángeles.
    Estoy igualmente persuadido, en vista de la marcha de los acontecimientos últimamente acaecidos en España y de la imparable degradación de nuestra vida nacional, que no tendremos la inteligencia y el coraje imprescindibles para acometer una segunda vez en nuestra historia la necesaria empresa que culminaron con éxito nuestros esforzados antepasados, tras un pulso de casi ocho siglos contra el islam y el posterior acierto de la expulsión definitiva de los últimos rezagados de la manada de Alá. La España de hoy es un pálido reflejo de lo que fue antaño. No hay un Cervantes para decir alto y claro lo que clama al cielo, y el Felipe que tenemos a la vista para sentarse en el trono de España dudo mucho que pueda acreditar algún día otra superioridad frente a su ilustre tocayo, el tercero de la serie, que su metro noventa y tantos de estatura (aunque eso sí, sabe mucho de regatas y esquía como un auténtico Borbón). Me parece una amarga ironía de la Historia que cuando reine el Felipe actual, se encuentre en España con un conflicto similar al que su homónimo antecesor solucionó hace 400 años: de nuevo la plaga musulmana, el azote mahometano, el enemigo en casa.
    Dice el eminente historiador francés René Grousset (al referirse a los últimos tiempos del Imperio Romano, con unos bárbaros presionando las fronteras, y otros ya instalados en el Imperio) : “Pero hay algo peor que el bárbaro a las puertas de la ciudad, es el bárbaro en la ciudad“. Y a ese bárbaro lo estamos alimentando con nuestra sangre. Los 192 muertos de Atocha han sido las primeras bajas de una guerra que ya ha comenzado.
    René Grousset (1885-1952) “Balance de la Historia“, 1946.

    Categories: Escritores, España, Historia, Islam
    Tags:

  11. #51
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    España inteligible (1). Julián Marías

    By Arjun on Julio 24th, 2009 | 1 Comment »
    ESPAÑA INTELIGIBLE
    Los Moros
    Esta expresión popular, los Moros, es la más adecuada y verdadera. Cuando se habla de los “árabes”, de la invasión árabe, de la España árabe, se olvida que los árabes eran una minoría entre los invasores, beréberes en su mayor parte; y no digamos las oleadas posteriores -almorávides y almohades- que sucesivamente dominan al-Ándalus. Moros (o moriscos) fueron las expresiones usadas en España, coloquial y literalmente, y parece oportuno conservarlas y no suplantarlas con otras, en el fondo inexactas.
    Pues bien, los Moros han quedado adheridos a la imagen de España, de tal manera que se propende a explicarlo todo por ellos, por su presencia o ausencia. En los últimos años, cuando la historiografía más rigurosa había reducido su npapel a límites más reales, ha habido un recrudecimiento de la vieja interpretación -sobre todo extranjera, movida por una visión pintoresquista, tal vez de mayor alcance y más hondas pretensiones.
    Ha sido un lugar común considerar a los Moros como el elemento “civilizado”, frente a la tosquedad y el primitivismo de la España cristiana; se ha dado por supuesto que la riqueza y española procedía de su laboriosidad y pericia agricola, con olvido de la romanización; ha sido constante la interpretación “árabe” o “mora” de Andalucía, a pesar de su enorme desarrollo de un milenio antes de la invasión (en algunos casos, dos). De manera inconsecuente, se ha dado una imagen mísera del siglo XVI, a la vez que se ha explicado la pobreza de España en el siglo XVII por la expulsión de los moriscos desde 1609, que la conservaban en un emporio de riqueza.
    (…)
    Esta obsesiva presencia de los Moros ha bastado para segregar a España de Europa, para considerarla como algo diferente y aparte, pero ni siquiera se ha extraído de ello la consecuencia de que habría que descubrir su peculiaridad, sino que al mismo tiempo se la he emparejado con naciones como Francia, Alemania on Inglaterra y se la ha juzgado con arreglo al perfil histórico de estos países; con lo cual, como es inevitable, se ha reforzado la impresión de anormalidad y el diagnóstico de incomprensibilidad, acaso de irracionalidad.
    Es claro que la invasión musulmana de España el año 711, la permanencia de un dominio islámico hasta el año 1492, la persistencia de un resto de población morisca hasta comienzos del siglo XVII y, finalmente, la conservación de huellas de todo género en la vida española posterior, hasta hoy, son elementos decisivos que hay que tener presentes si se quiere entender lo que ha sido y es España. Pero tenerlos presentes, es, aproximadamente, lo contrario de hacerlos funcionar como explicaciones automáticas de todo, como clave que, sin más examen ni análisis, dispensa de toda reflexión sobre la estructuras y las vicisitudes, las herencias y los proyectos, de la sociedad que se trata de comprender.

    Categories: Escritores, España, Historia, Islam
    Tags:

  12. #52
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    España inteligible (2). Julián Marías

    By Arjun on Julio 25th, 2009 | 1 Comment »

    ESPAÑA INTELIGIBLE
    Encrucijada
    Análogamente, la expansión originada en el siglo VII por los árabes islamizados, hacia Oriente y Occidente, nada tiene que ver con España; que esa oleada llegase hasta ella y la cubriera es una colosal interferencia con las trayectorias de esa sociedad, de consecuencias incalculables, pero no era parte de esas trayectorias.
    (…)
    Mucho más importante, y todavía más iluminador, es el caso de la invasión árabe. Basta comparar lo que fue el destino de España con el de los países conquistados en el Norte de África, desde Egipto hasta el Magreb. La invasión no pertenece al repertorio de las trayectorias españolas, salvo en el sentido de haber sido truncadas; la Reconquista, por el contrario, es la respuesta originaria a ese tremendo trauma, el punto de partida de las trayectorias que propiamente engendran la sociedad española en su madurez y un factor decisivo en la proyección de toda su historia ulterior.
    (…)
    La España perdida
    Aunque parezca una paradoja, el factor capital de la Reconquista, el motor de la restauración de una España cristiana -y eso significaba entonces Europa occidental- es la España perdida, subita e inesperadamente por la irrupción islámica. La España visigoda no fue demasiado fuerte, y sucumbió al primer encontronazo con los invasores del Norte de África; su espectro o fantasma, su imagen añorada, resulta ser una realidad histórica de primer orden, de extraordinaria fuerza y tenacidad. Se produce un curioso fenómeno, una admirable traslación, que permite comprender el funcionamiento real de la historia. La España perdida o destruida por los árabes se convierte en empresa. No hay sólo nostalgia: del pasado se traspone al futuro. España se ve como “perdida” y al mismo tiempo “buscada”; alguna vez he dicho que es como la metafísica, la ciencia “buscada” (zetouméne epistéme) de Aristóteles.
    El hecho capital, sobre el cual no se ha insistido lo bastante -lo bastante para que penetre en la conciencia de los españoles y surta sus efectos-es que no acepta nunca que España sea dos países, uno cristiano y otro musulmán, o dos conjuntos o confederaciones coexistentes. La conquista árabe no fue nunca aceptada por los cristianos, ni siquiera “de hecho”; quiero decir que fue vista como un contratiempo pasajero, incluso dos otres siglos después de haberse asentado los musulmanes en la Península, cuando ocupaban la mayor parte del territorio. Tenía razón Ortega al decir que no comprendía cómo puede llamarse “reconquista” a una cosa que dura ocho siglos: si se entiende por reconquista una campaña, una guerra, evidentemente hay que pensar así; pero si se ve la Reconquista como el proyecto colectivo permanente de la España cristiana, cumplido o no, vivaz o languideciente, su realidad es innegable y de soberana fuerza.
    (…)
    Por eso podríamos decir que el nacimiento de España a lo largo de la Edad Media fue más bien una resurrección. Y no se olvide que la resurrección no es siempre -quizá nunca- idéntica a aquello que resucita, sino, rigurosamente, algo nuevo.
    (…)
    Lo real -la Penísula ocupada casi en su integralidad por los “moros”, enejenada, perdida- es negado desde el proyecto de restitución de esa unidad que ya no existe, que se ofrece a la imaginación como algo más unitario y más verdadero que lo que de hecho fue la España visigoda. España se constituye como aquello que se ha de buscar porque se ha perdido; es decir como empresa, más clara que lo que había sido nunca. España brilla por su ausencia, duele, llama a los cristianos que han quedado más allá de la marea musulmana.
    (…)
    Cristiandad e islam
    La Europa en formación no va a comprenderse sin la referencia constante al islam; la hostilidad no disminuye la importancia de la presencia; los países musulmanes -de muy diversa condición étnica y cultural: árabes, beréberes, luego turcos- no son europa, pero son inseparable de ella: son un elemento capital del mundo de los europeos, no del cristianismo, pero ciertamente de la Cristiandad como comunidad social e histórica.
    (…)
    Polaridad
    Cristiandad e islam son inseparables desde el siglo VIII hasta el final de la Edad Media; pero su realción es de polaridad. Quiero decir que no se funden ni se mezclan, que la relativa penetración mutua mantiene la alteridad, mas aún, está constiruída por ella, con plena conciencia. Se es lo uno o lo otro, cada uno se afirma en su propia realidad frente a la otra, con la cual, por supuesto, se cuenta.
     

    Categories: Escritores, España, Historia, Islam
    Tags:

  13. #53
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    España inteligible (y 3). Julián Marías

    By Arjun on Julio 27th, 2009 | 5 Comments »
    ESPAÑA INTELIGIBLE
    El rechazo de la islamización
    Dado el desconocimiento de la propia historia que padecemos los españoles, es oportuno advertir que ni los árabes constituyen un ingrediente esenciald en la génesis de nuestra nacionalidad, ni su dominación explica la debilidad del feudalismo penínsular.” (”España invertebrada“, Ortega y Gasset)
    (…)
    Y creo que en ello tiene razón: no fueron (los “árabes”, los moros, dicho con mayor propiedad) ingrediente esencial en la génesis de nuestra nacionalidad, cómo ya hemos visto. Fueron un decisivo factor de nuestra historia, pero nuestra nacionalidad se constituye frente a ellos, como algo ajeno a ellos, fundado precisamente en la repulsa permanente a la islamización. Ni por un momento admiten los cristianos exentos de la dominación árabe que esta sea aceptable; ni siquiera que sea un hecho irreversible. No se avienen a la convivencia con otro país -o grupo de países definido por la condición islámica. Conviven con los habitantes de al-Ándalus, tratan con sus gobernantes, con alguna tolerancia cuando los reinos musulmanes son tributarios, pagan parias y reconocen como soberanos al rey de Castilla. He insistido largamente en la estrecha relación, en los intercambios, en la radical experiencia del Otro; pero precisamente como el Otro. La nacionalidad española se constituye desde el rechazo a lo islámico, que es el nervio del largo proceso que lleva de la conciencia de la España perdida a la Nación española de los Reyes Católicos.
    El destino elegido
    Contra toda verosimilitud, sin apariencia de la menor probabilidad de éxito, la España que permanece cristiana después de la invasión de 711 se afirma como tal, hace de esa condición su proyecto histórico, aquello en que propiamente consiste. Si se considera la situación real de la Península Ibérica a comienzos del siglo XIII, parece absurdo. El poderío árabe era incontenible, y la debilidad del Estado visigodo le había dejado paso franco en plazo brevísimo, sin que se conservase un resto siquiera del poder anterior. Como recordé antes, ni siquiera una ciudad de alguna importancia queda libre de la dominación musulmana.
    Donde los árabes pusieron la planta, allí se quedaron. Todo el norte de África, que formaba parte de la cristiandad, que había recibido una enérgica helenización en Oriente, una fuerte romanización en Occidente, (y en Oriente también, al pasar a formar parte del Imperio Romano) tenía una situación semejante a la de España. Y, sin embargo, toda la orilla meridional del Mediterráneo recibe y acepta la islamización, la arabización lingüística y cultural, de manera permanente, hasta hoy irreversible. Todos los países que fueron cristianos, donde se habló griego y latín, que crearon parte integral de la teología cristiana, y desde luego la primera filosofía digna de ese nombre -San Augustín-, son desde el siglo VIII musulmanes, su lengua es el árabe, forman parte del mundo oriental. Esto es lo que hubiera “debido” suceder en España, lo que era razonablemente inevitable.
    Sabemos que no fue así. La dominación árabe, al afectar a casí toda España, dejó un rincón, pronto seguido de otros aislados, en que pervivieron -en forma precaria, no se olvide- las formas de vida anterior. Lo suficiente para conservar la imagen, en parte irreal de la España perdida. En torno a ella se va a ir gestando una nueva forma de vivir, un proyecto que hubiera sido descalificado como quimérico, una voluntad férrea de ser cristianos, y esto quería decir ser europeos, occidentales..
    Hace muchos años que repito la evidencia de que España, tal vez un poco menos europea que otros países de Europa por su larga convivencia con los moros, es más europea que nngún otro. Porque, en efecto, los países europeos lo son porque ¿qué van a ser? No puede ser otra cosa; es su condición, simplemente. En el caso de España, no es así. España es europea porque lo ha querido, porque se opuso tenazmente a esa carta, cuando parecía inexistente, cuando la empresa de restablecer la España perdida no tenía ni la menor probabilidad de conseguirse.
    En toda Europa, la condición europea es “natural” -permítase la inexacta expresión, ya que nada humano es natural, para subrayar que es “dada”, “recibida”, algo con que cada uno se encuentra-; en España es resultado de una decisión, de una elección. Podría ser un país musulmán, oriental -la verdad es que casi no podía ser otra cosa-; sin embargo, prefirió lo que parecía inasequible, irrealizable, casi una utopía. El carácter proyectivo que tiene, si se mira bien, toda sociedad, por ser el propio de la vida humana, en el caso español es riguroso, manifiesto, explícito. Españ nace de un proyecto extremadamente improbable, de una anticipación imaginaria, de una ilusión.
    (…)
    Adviértase que este proyecto es inseparable del hecho enorme de la invasión árabe de España, cuya importancia es decisiva; pero en su contenido es un proyecto divergente. España elige no ser musulmana ni oriental, sino realizar su vocación originaria de pueblo cristiano, y esto significa en la Edad Media europeo, occidental.
    La España visigoda queda sin duda destruida; pero al recordarla desde la nostalgia, al verla como perdida, queda presente en forma imaginaria ante los ojos de los cristianos. Va a ser el blanco al que dirigen sus flechas, el programa de los innumerables actos -fragmentarios, aislados, ignorantes unos de otros- en que se va intentando la Reconquista. Esa imagen irreal, es la que unifica lo que en realidad tenía poco o ninguna conexión. Creo que es un caso excepcional, quizá único en la historia, el de un pueblo en busca de sí mismo, que durante siglos se esfuerza por llegar a ser lo que quiere ser, lo que ha trasladado de la memoria a la esperanza.,
    Pienso que si no se parte de ahí, no se entiende la realidad española, no se comprende lo que ha sido la génesis lenta de la nación que España llegó a ser a fines del siglo XV, ni las trayectorias históricas que siguió, intentó, abandonó, se frustaron o se lograron en los siglos sucesivos. Es asombroso que haya pasado España, a los ojos de los españoles y extranjeros, por ser un país “anormal”, “conflictivo” en su misma constitución, en suma, incomprensible, que se haya visto la historia de España como una caótica confusión.
    Más bien ocurre lo contrario. España ha estado definida desde sus orígenes por un proyecto inteligible como tal; ha sido, más que un mero “resultado” de influencias o situaciones efectivas, un destino histórico; pero como es propio de lo humano, aceptado, elegido entre varias posibilidades, como aquella auténtica que hay que seguir. Es lo que llaman, en el rigor del término, “vocación”.
    España mirada adecuadamente, es el dramático despliegue de una vocación histórica, de una voluntad que intenta abrirse paso en medio de la inseguridad.

    Categories: Escritores, España, Historia, Islam
    Tags:

  14. #54
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    Delirios sufíes sobre la historia de España (1) [REPOSICIÓN]

    By AMDG on Agosto 15th, 2009 | 14 Comments »
    Califico como delirios esta historia mentirosa sobre el Islam en España del centro Sufí Valencia Samarcanda que pide un fisking a gritos. Vamos a ello. Empieza el artículo achicando espacios al acusar al Islam real de repulsivo y de “baja calidad”:
    España es el país occidental que cuenta con el menor núcleo de población islámica nativa (…) Desde hace unos diez años existe una comunidad de inmigrantes, mayoritariamente magrebí, que ya alcanza las 800.000 almas, dispersa por todos las provincias del estado; pero lamentablemente, tanto por la escasa calidad de su Islam como por los prejuicios culturales enraizados en ambas comunidades, no ejerce una función relevante en nuestra sociedad, pudiendo ser considerada como el “ghetto árabe de tendencia wahhâbî”, que es como decir el mejor sistema que se conoce para hacer repulsivo el Islam para los españoles.
    Estos neosufíes españoles deberían saber a poco que leyeran y viajaran que el Islam realmente existente es, en efecto repulsivo y el suyo un delirio de su imaginación. Tampoco ellos son los moderados que pretenden.
    Sigue con una denuncia de “la mayúscula falsificación de nuestra historia nacional”. En particular, de “tres nociones históricas fraudulentas que, con cerrada obstinación, el sistema educativo español se empeña en mantener en los libros de texto”. Desgraciadamente esto no es así. En nuestras escuelas se proporciona cada vez más una historia falseada muy similar a la que mantienen estos señores. Vamos a ver las nociones fraudulentas.
    1.- La invasión árabe de la peninsula ibérica en el año 711. Desde los primeros trabajos de Olagüe hasta nuestros días, entre los más relevantes investigadores ha ido tomando cuerpo la evidencia de que la conversión al Islam de los monarcas visigodos y de su reino fue la consecuencia lógica de una predicación que había tenido lugar más de medio siglo antes y no de una absurda, imposible y fantasiosa invasión árabe. (…) El Islam zanjó mediante una revolución interior la larga y penosa confrontación entre arrianos y católicos por la hegemonía espiritual de la monarquía visigoda y nadie vino a imponer ideas a la fuerza al pueblo español.
    Olagüe es uno de los mantras de los neomusulmanes españoles. Aquí está un resumen de sus tesis. Y aquí otra versión distinta sobre la Invasión árabe de España.
    2.- El concepto fraudulento e ideológico de “Reconquista”, reforzado enormemente por el régimen del general Franco, trata de ocultar una invasión por motivos económicos, perpetrada por nuestros vecinos del norte y alimentada desde Roma, que se prolonga durante 7 siglos. Ninguna “reconquista” puede durar setecientos años. Para más inri los reinos que tras la primera invasión carolingia liderarían la conquista de al-Andalus para el poder cristiano de Roma, son los que hoy los modernos patriotas nacionales consideran separatistas anti-españoles.
    Para nada. La rebelión contra el invasor fue autóctona. El nucleo principal fue el asturiano, no la Marca hispánica carolingia. Pelayo se alzó inmediatamente, y los astiruanos y sus continuadores, los leoneses, actuaron muchas veces contra Roma: La tumba de Santiago frente a la de San Pedro, fue un intento de atraer peregrinos que en otro caso irían a Roma. Santiago rivalizó con Roma, se insinuaba que tenía precedencia sobre San Pedro. España no fue un proyecto europeo, sino autóctono.
    El desarraigo del Islam duró en efecto 700 años, si no se le quiere llamar reconquista se le puede llamar otra cosa, no vamos a discutir por eso. Hay que tener en cuenta que no hay muchos países que hayan conseguido erradicar el Islam. El último comentario tiene su gracia, pero quienes tienen que dar una explicación son entonces los secesionistas, ¿o es que pretenden estos simpáticos sufíes que los separatistas pretenden desvinciularse de una España que consideran musulmana? ¿Sabrán estos señores que después de Andalucía es Cataluña la región donde más inmigrantes mahomentanos -esos que tanto les repugnan- se establecen?
    3- El infame concepto de expulsión, que pretende presentar como extranjeros que son devueltos a sus tierras de origen, a una cantidad tan importante de españoles “moriscos” que no se diferenciaban en nada de los que se quedaban, por el pecado por lo visto imperdonable de querer mantener la religión de sus antepasados.
    Aquí los sufíes se confunden. Si se habla de “expulsión” es porque se está de acuerdo en que estaban establecidos en españa, si se les considerara “inmigrantes” se hablaría de repatriación. En cuanto al pecado, parecen olvidar estos sublimes mahometanos que se alzaron varias veces, que estaban en colusión con los piratas berberiscos y que contaban con el apoyo del Turco, enemigo acérrimo del Imperio Hispánico. Yo tampoco entiendo la “expulsión”, cuando pudieron ser intercambiados por los cristianos cautivos y esclavizados por los berberiscos, o utilizados en las galeras en justa reciprocidad.
    Sería lamentable que todavía alguien se llamara a escándalo, pero en realidad el concepto de cristiandad, que se quiere considerar tan consustancial a la identidad española, es en realidad el fruto de la imposición desde una minoría feudal a una población mayoritariamente musulmana, de un sistema de creencias absolutamente ajeno a su idiosincracia. El pueblo en definitiva, mediante el uso metódico del terror, padeció una continua represión religiosa, jurídica y militar que terminaría obligandole a adoptar usos y costumbres que en muchos casos eran inventados exclusivamente para reforzar la represión contra su libertad de conciencia. Así, no es de extrañar que el pueblo español haya acabado interiorizando esa sensación de ilegalidad, incluso de culpabilidad, que le hace susceptible de ser dominado por el primer bruto más o menos violento que lo amenace verosímilmente con la intervención de los viejos poderes fácticos. Así, todavía es dificil de entender para un español de nuestros días que las creencias religiosas no vengan acompañadas del abuso de la fuerza, la tortura y la marginación.
    Encima eso. Solo le faltó añadir que se castiga el abandono del catolicismo con la pena de muerte.

    Categories: España, Religión y religiones
    Tags:

  15. #55
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    Delirios sufíes sobre la historia de España (2) [REPOSICIÓN]

    By AMDG on Agosto 18th, 2009 | 3 Comments »
    Continuamos con los deliros sufíes. Esto que sigue es también es muy bueno:
    El paso del Islam al cristianismo supuso para los españoles el paso de una sociedad socialmente avanzada de propietarios agrícolas y artesanos libres, que se autogobernaba por la elección pública de sus cadís, a la sumisión absoluta a una minoría feudal que, enarbolando el poder del estado teocrático medieval, gobierna junto a la Iglesia a un pueblo de siervos musulmanes.
    Este es el mismo delirio de los vascongados actuales. El mismo. Aquí va una refutación del delirio vascongado. En cuanto al delirio sufí, por favor, que lean a Averroes, quien cinco siglos cinco despues de esa invasión que Olagüe niega, aún tenía que insistir en que los muladíes (los mahometanos conversos de procedencia hispana) no tenían nada que envidiar a los árabes de raza. ¡Cinco siglos después aún había que insistir en ello!. Saquen sus propias conclusiones. Y si quieren saber más, les recomiendo que lean “La crítica de Averroes al despotismo oligárquico andalusí”, de Miguel Cruz Hernández.
    El comentarista Averroes según Rafael
    Más delirios sufíes:
    La más cruel demostración de que la imposición homogeneizadora de la religión católica en un país de raíces musulmanas ha sido un atrocidad vergonzosa sin ninguna utilidad práctica será sin lugar a dudas nuestra cruenta guerra civil de 1936-39, curiosamente bautizada por uno de los bandos como Santa Cruzada.
    ¿País de raíces musulmanes? ¿El Islam anterior al catolicismo en España? Así escriben la historia estas señores. ¿La erradicación del Islam como causa profunda de la Guerra Civil? ¿Ninguna utilidad la “Santa Cruzada”? A lo que se ve, la necesidad de salvar el pellejo que forzó a las derechas a rebelarse, tarde, a la desesperada, le parece poco a este mahometano angelical. Por cierto, los moros participaron en ella de forma destacada. Gracias.
    Pocos se atreveran a negar que estos jerarcas célibes e ilustrados, en común unión con las grandes familias plutocráticas y su “brazo armado”, son quienes “controlaron” desde tiempos inmemoriales nuestro querido país.
    Aquí hay una contradicción. Por una parte se afirma que España es un país de raíces mahometanas, y que el paso del Islam al cristianismo supuso “la sumisión absoluta a una minoría feudal”. De otra se dice que esa sumisión venía de tiempos inmemoriales. O una u otra.
    Como un miembro de la familia que ha sido permanentemente marginado, el Islam español posee la solución a muchos de nuestros más irresolubles conflictos, de nuestros eternos separatismos y de nuestra conflictividad permanente, del abuso del poder como de la manipulación e incumplimiento de los derechos de la población, así como de la perdida paulatina de nuestro vigor científico y espiritual.
    Tendría que explicarnos el atraso de Marruecos, tan ligado a Alándalus. Y que Bagdad haya pasado de ombligo del mundo a villorrio polvoriento. En fin:
    Los primeros musulmanes españoles, después de 350 años de represión absoluta, vinieron de la mano de la Constitución Española del 78 y de algunos maestros sufís con los que nadie contaba. Aquellos pioneros ingenuos fueron confundidos pronto por el dinero del Islam oficial y la falsa ortodoxia modernista proviniente de Arabia Saudita, apoyados por la llegada masiva y también inesperada de multitud de emigrantes norteafricanos, poco creyentes en su mayoría.
    Ya se ve que acaba el artículo como empieza. Espero que nunca se dejen de lamentar estos señores. No por desearles mal, sino porque no lo tengan que lamentar mis hijos.

    Categories: España, Religión y religiones
    Tags:






    * Añado por mi cuenta:

    - Según los estudios de Serafín Fanjul, los muladíes hispanos más notables no pararon de buscarse fantasmagóricos árboles genealógicos para demostrar una esquizofrénica pureza racial árabe.

    - La sociedad andalusí era profundamente esclavista. Se traslada aquí la imagen del buen salvaje de Rousseau, pero nada más lejos de la realidad. El corpus económico del islam invasor de la Península no fue el del artesanado libre o el del propietario agrícola; " imágenes " mucho más propias del Medioevo cristiano.

    - Por otra parte, Al Andalus fue una continua guerra civil para con sí mismo. La primera gran guerra ya fue en el siglo VIII y fue encabezada por los bereberes ( Con cierto apoyo muladí ) para expulsar a los árabes.


    * Asimismo, en la sección de respuestas:



    Otras cositas:

    - Los musulmanes de aquí ( Al igual que los sefarditas ) jamás se reclamaron hispanos o españoles ( ” Español “, término derivado del occitano y del viejo romance catalán, de ” hispani-ol ” ), sino andalusíes, que es OTRA COSA.

    - Las raíces que invadió el mundo islámico, como aquí se ha dicho, estaban bien definidas en Roma y el Cristianismo. Para muestra San Agustín, natural del actual Túnez. La estulticia de que los cristianos mediterráneos no creían a Cristo-Dios etc. se pueden corroborar en los escritos de este santo norteafricano, así como en los 3 papas mauritanos que hubo, enterrados en las catacumbas de San Calixto en Roma. O en tantos profesores cristianos norteafricanos que hubo en Roma, como Victorino, casi coetáneo de San Agustín. De pacifismo y revolución rousseuniana del buen salvaje nada. La Revolución Francesa misma fue un ejemplo de salvajismo, que nunca es bueno. Por otra parte, ya vemos que los países islamistas, salvo muy contadas excepciones, en absoluto reivindican el poderoso legado griego y romano que duró siglos y siglos antes que llegara la barbarie mahometana.

    - Las raíces de España como realidad patria empiezan a vislumbrarse en el Imperio Romano. Ya desde Marcial a Séneca existe esa ” conciencia hispana “, pero siempre dentro del mundo romano, claro está. Afortunadamente, no existían los nacionalismos hijos de la Revolución. España como patria se comienza a fraguar tras la fragmentación de la Roma Occidental, y como tal, alcanza su cénit en la conversión de Recaredo I. Es en el Altar y el Trono de la Catolicidad donde España se confirma como Patria, y por esa realidad lucharon los primerizos astures, cántabros y vascones, y los mozárabes que tuvieron que emigrar. Los que no pudieron fueron esclavizados o muertos. El islam vino a romper las raíces hispánicas, y fue todo un pueblo el que se empeñó en contra de ello. Los que no pudieron resistir tal cosa ya vemos como están: Constantinopla, Balcanes, etc. O el mismo actual Magreb o Egipto, o hasta el Líbano. Cristianos que llevaban bastantes siglos allí, con una cultura y una conciencia bien claras, antes de que Mahoma tuviera pensamiento de nacer.

    - El ” buen salvaje ” es algo que en absoluto pega nada a la cultura árabe, aún bien ” aristocrática “. En todo caso, una herramienta revolucionaria utilizada desde Occidente y que al islam le viene muy bien. Pero la realidad es muy otra.
    Última edición por Ordóñez; 19/08/2009 a las 11:28

  16. #56
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    No sé si esto encaja demasiado bien aquí, pero bueno, al menos, da una idea del victimismo morisco y de su protección academicista:

    Universidad Autónoma de Méjico: Averroes perseguido por la Inquisición ¿Mande? [REPOSICIÓN]

    By AMDG on Agosto 19th, 2009 | 7 Comments »
    Estoy reponiendo esto y me doy cuenta de que existen precedentes académicos para la majadería de Obama en el Discurso de El Cairo en el que mezcló la “tolerancia musulmana” con la Inquisición (Córdoba, la Inquisición y Obama. Lo peor no es la crasa ignorancia del personaje).
    * * * * * *
    En efecto, así se escribe la historia, y nada menos que en en la Universidad Nacional Autónoma de Méjico. Lo leo en esta Introducción General al segundo Informe Mundial sobre la Cultura. Así de manipuladoras son la Universidad y La UNESCO. Este es el asunto que hizo saltar mis alarmas:
    “No todos somos iguales. Sin embargo, nuestras diferencias no deben atemorizarnos. De hecho, de no existir las diferencias, todos seríamos narcisistas”. Estas palabras son de Youssef Chaine, el conocido cineasta egipcio. En su película sobre la vida de Averroes, el filósofo que hubo de huir de la Inquisición en la España medieval, la tolerancia frente a las nuevas ideas se convierte en el principio clave para respetar las culturas en todos los contextos políticos y religiosos. Su última película, El Otro, destaca la importancia de reconocer la diferencia que nos distingue del otro, porque “ilumina nuestro reconocimiento de sus sueños y aspiraciones”.
    Por simples razones cronológicas, la Inquisición nunca pudo actuar sobre Averroes, quien es considerado un hereje por los propios musulmanes. Al contrario, tuvo que hilar muy fino y sufrió destierro por los suyos. Mucho me temo que el indocumentado que escribió eso confunda a Averroes con la polémica averroista.
    Pero no acabaron ahí mis sospechas, obsérvese como se da la vuelta a la historia de forma que el agresor en tres de los casos (el Islam) aparece como víctima:
    Es significativo que una gran parte de los conflictos que hoy se suscitan en los estados-naciones incluyan aspectos culturales: la guerra étnica en Kosovo; el choque entre los cristianos que se oponen a que la Sharia islámica sea una ley estatal y las autoridades musulmanas en Kaduna, Nigeria; la revuelta contra los chinos en Indonesia, como resultado de la crisis económica; y la movilización de tres millones de indios que exigen la participación política en Ecuador, son, todos ellos, conflictos que han estallado en el breve plazo transcurrido desde la publicación del primer Informe Mundial sobre la Cultura, hace dos años.
    Aquí tenemos el ejemplo de una universidad dedicada a impartir y propagar falsedades flagrantes.
    Biblioteca de la UNAM

    Categories: Uncategorized
    Tags:

  17. #57
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    20,307
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    Averroes tuvo problemas con la inquisición musulmana, no con la cristiana, que en efecto todavía no existía. Para que veamos lo tolerantes que eran en Al Andalus.

  18. #58
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    La Comunidad Valenciana volcada con los moriscos

    By AMDG on Septiembre 25th, 2009 | No Comments »
    Y mandan “los nuestros”…
    ENTIDADES COLABORADORAS: Fundación Pluralismo y Convivencia, Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), Dirección Gceneral de Inmigración de la Generalitat de Valencia,Universitat de Valencia y Universitat d´Alacant.
    Aquí está el programa:
    CONGRESO INTERNACIONAL
    ISLAM CERCANO. Moriscos valencianosValencia,5 al 7 de noviembre de 2009
    El año 1609 debe ser recordado por un hecho destacado que tuvo lugar en el Reino de Valencia y que fue preludio de lo que sucedería a nivel general en el resto de los reinos que componían la Monarquía Hispánica.
    Nos estamos refiriendo a la expulsión de los moriscos, proceso que culminaba la presión que se ejerció sobre los valencianos musulmanes bajo el reino cristiano creado por Jaime I, que
    vivieron la tensión entre el apego a su tierra y el sentimiento hacia su fe, en un mundo como el del final de la Edad Media y el comienzo de la Moderna.

    Los moriscos valencianos eran un segmento poblacional bastante considerable en el monto total de la demografía del reino, cuyo desalojo forzado, junto con el propio componente traumático que tuvo la medida, contribuyó sin duda a hacer más penosa la ya de por sí débil situación de una Valencia foral que caminaba lenta, pero inexorablemente, hacia su completa disolución.

    El cuarto centenario de esta efeméride, de esa decisión de desgajar de la sociedad del reino a esos valencianos, no debe conmemorarse en absoluto como una celebración, sino como una reflexión sobre una etapa fundamental de nuestra historia, a la vez que una recuperación de la memoria histórica que reconozca la contribución cultural y científica aportada por el Islam a lo largo de su periplo de más de diez siglos de trayectoria en nuestras tierras.

    Para rememorar esta efeméride que marcó nuestro pasado, presente y futuro, a iniciativa del CISCOVA y del Centro Cultural Islámico de Valencia, gracias a la colaboración del Museo de Historia de Valencia y de las Universidades de València y d’Alacant, dentro del programa internacional: “El Islam Cercano. Los Moriscos Valencianos” anunciamos la cebración del CONGRESO ITERNACIONAL del mismo nombre.

    ________________________
    ESTRUCTURA DEL CONGRESO
    Jueves día 5
    09:00 Recepción de congresistas y entrega de documentación
    10:00 Inauguración del Congreso a cargo de las autoridades competentes
    10:30 Conferencia Inaugural.
    11:30 a 11:45 Pausa
    11:45 Ponencia: “Problemática anterior al edicto de expulsión”.
    12:45 Ponencia: “Formes dels poblaments musulmans del Regne de Valencia”.
    19:00 Inauguración de la exposición itinerante “Despoblados moriscos, 400 años
    después”
    Viernes día 6
    10:00 Ponencia: “1609 Los morisquillos: La otra mirada de la Historia”.
    10:45 Ponencia: “arte morisco”
    11:30 a 11:45 Pausa
    11:45 Ponencia: “Análisis del decreto de expulsión de los moriscos valencianos”.
    12:45 Ponencia: ““Los moriscos en Marruecos: El caso de Salé”.
    18:00 Llamada a la oración o Adan a cargo del almuédano del Centro Cultural Islámico deValencia.
    18:30 Talleres: Caligrafía y Henna.
    19:30 Degustación gastronómica: té verde con hierbabuena y dulces árabes.
    Sábado día 7
    10:00 Mesa: “Otras perspectivas”.
    11:15 a 11:30 Pausa
    11:30 Ponencia: “La Expulsión. Los exiliados forzosos valencianos en Túnez”.
    12:15 “Moriscos en Túnez”
    19:00 Actuaciones musicales.
    20:30 Degustación gastronómica: té verde con hierbabuena y dulces árabes.
    Domingo día 8
    Excursión a despoblados moriscos
    ORGANIZACIÓN
    ENTIDADES ORGANIZADORAS: El Consejo Islámico Superior de la Comunidad Valenciana(CISCOVA), El Centro Cultural Islámico de Valencia (CCIV), El Museu d’Història de València, Lacátedra de las 3 religiones de la Universitat de Valencia, la Fundación Hispano Marroquí Al-Idrisi, El Centro Islámico de Valencia (CIV) la Asociación de Mujeres Musulmanas An-Nur.ENTIDADES COLABORADORAS: Fundación Pluralismo y Convivencia, Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), Dirección Gceneral de Inmigración de la Generalitat de Valencia,Universitat de Valencia y Universitat d´Alacant.
    AUSPICIA: UNESCO Valencia
    Más información: mail@webcciv.org
    En la segunda circular se informará sobre la ubicación del Congreso, créditos, certificaciones y ponentes, mediante su
    difusión general y en particular a las personas que se hayan interesado mediante el envío de su correo electrónico
    Fuente: Centro Cultural Islámico de Valencia
    Categories: España, Historia, Multiculturalismo
    Tags: comunidad valenciana, moriscos

  19. #59
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    Hemos aquí un tema directamente relacionado. Otro ejemplo más de la supuesta enemistad secular entre judaísmo e islam, la misma que entre liberalismo y socialismo....



    Casa Sefarad reclama al Ayuntamiento de Barcelona un edificio desde donde transmitir la cultura judía

    Autor AMDG on Viernes 2 Octubre 2009
    ¿Mande? ¿También estos? Pues sí, también (Casa Sefarad reclama al Ayuntamiento de Barcelona un edificio desde donde transmitir la cultura judía):
    BARCELONA, 6 (EUROPA PRESS) La entidad judía Casa Sefarad Internacional Barcelona reclamó hoy al Ayuntamiento de la capital catalana que cumpla con su compromiso de 2003 de cederles un “edificio emblemático”, donde instalarse como plataforma de difusión de la cultura judía.
    Cesión de edificio emblemático -¡cómo no!- para la difusión de la “cultura judía”. Es el mismo caso de la casa Árabe de Madrid. Exactamente el mismo. Bueno, al menos le han hecho pagar la rehabilitación:
    Esta cesión se vería condicionada a la redacción de un “convenio” que contemplaría las condiciones que debería cumplir la entidad y también incluiría la aportación de “capital suficiente para la rehabilitación del edificio”, así como para el cumplimiento de los propios objetivos de la entidad judía.
    Ojo a esto:
    “Nadie ha hecho nada para poder tirar adelante el proyecto y que la comunidad judía y sefardí en nuestro país se vean acogidos en el único país del mundo donde no hay una Casa Sefarad como plataforma para poder transmitir la cultura judía”, lamenta la entidad.
    En España hay más casas Separad, así que solo queda concluir que estos judíos echan su cuarto a espadas a favor de la secesión catalana. Bueno está saberlo. Galega.

    Categories: España, Multiculturalismo
    Tags: Judaísmo, sefarad

  20. #60
    Avatar de Aquilífero
    Aquilífero está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    15 mar, 09
    Mensajes
    582
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "La tragedia de los moriscos"

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cita Iniciado por Val Ver mensaje
    Expulsados 1609: la tragedia de los moriscos, la nueva miniserie de TVE


    TVE sigue apostando por las miniseries, viendo la buena aceptación que está teniendo la ficción nacional en la cadena pública y es por ello que ha anunciado ya el rodaje de Expulsados 1609: la tragedia de los moriscos , una miniserie histórica que se verá próximamente en La 1.


    Esta nueva miniserie, es una co-producción entre TVE, así como las cadenas autonómicas TV-3, TV Aragón, y Canal de Historia, Sagrera Audiovisual y Casa Árabe. La acción de la serie se centra en el siglo XVII, y en concreto en 1609 cuando la monarquía española decidió expulsar a 300.000 personas que habían crecido bajo las costumbres moriscas aunque después fueron obligados a convertirse al cristianismo.




    Expulsados 1609: la tragedia de los moriscos, está protagonizada por un buen número de rostros más que conocidos como Fernando Guillén (El abuelo, Don Juan en los infiernos), Pablo Rivero (Cuéntame), Pablo Derquí (El síndrome de Ulises), Ana Alonso (Hospital Central) y Juli Fàbregas (El comisario). Todos ellos dan vida a personajes inspirados en personas reales.
    La acción arranca cuando Juan (Pablo Derquí), un joven profesor de Historia, encuentra en una alacena de su casa de Almonacid de la Sierra (Zaragoza) varios manuscritos antiguos. Uno de ellos relata lo sucedido en 1609, cuando los Aziz, una humilde familia de labradores, se ven obligados a partir hacia el exilio.
    http://www.seriesadictos.com/2009/04/20/expulsados-1609-la-tragedia-de-los-moriscos-la-nueva-miniserie-de-tve/

    ----------------------------------


    Pues nada, a llorar la morería, en plan “que malos que fueron con nosotros los cristianos y ahora en compensación, por la deuda histórica, nos tenéis que entregar la Catedral de Córdoba (mezquita que le dicen algunos), conceder la nacionalidad española a los descendientes de los moriscos en Maruecos, imponer la ley islámica, entregarnos Ceuta y Melilla y hacer un estado islámico de Toledo pa’ abajo.
    Traigo aquí algunos pasajes de la obra de Ladero Quesada, que transcribo del trabajo de Jesús Ávila Granados “El libro negro de la Historia de España”. Me hubiera gustado hacerlo directamente de la obra de Ladero Quesada, pero no encuentro en mi biblioteca el libro en donde escribió esto en concreto, así que tengo que utilizar este ejemplar como remedio. El asunto es que aquí se ponen de manifiesto el problema de las sublevaciones en las Alpujarras, y el alcance de las mismas sufridas por los cristianos de la zona. Entren y lean:

    “Los moriscos se aferraron a su oculta religión como parte –según Ladero Quesada- del legado cultural de sus antecesores; el rechazo del cristianismo estaba íntimamente unido a la pertenencia de éste a un círculo cultural antagónico que había sido impuesto por la fuerza de las armas. La ‘algarabía’, o árabe vulgar, era un idioma hablado por los moriscos campesinos, menos influidos por la lengua castellana, imperante en las ciudades.

    La historia de Granada, desde su dominación cristiana, ofrece como hecho más sobresaliente, y a consecuencia del incumplimiento por parte de los vencedores de las Capitulaciones firmadas en Santa Fe, en 1491: la rebelión de los moriscos, en 1568 y 1569. consecuencia directa de una serie de situaciones que se produjeron en el seno de antiguo reino nazarí. Porque, como muy bien sentencia el historiador Pedro de Valencia, a pesar de los crímenes de los monfíes, que asesinaban a numerosos cristianos cada día, principalmente en los caminos, no existía motivo suficiente para aplicar la causa de justa guerra a todo un pueblo.



    Las Alpujarras fue el último reducto de los moriscos, y en sus montañas y desfiladeros se hicieron fuertes hasta bien entrado el siglo XVII. La primera sublevación morisca de las Alpujarras se remonta al año de 1499. Pero no fue hasta bien entrado el siglo XVI, cuando la situación en aquel accidentado territorio del interior de las provincias de Granda y Almería se hiciera insostenible. La historia nos cuenta que un descendiente de los Omeyas, Fernando de Córdoba y Valor, que recuperó gallardamente el nombre musulmán que le correspondía por herencia, Muley Mohamed Aben Humeya, nacido en 1520, fue aclamado para capitanear la sublevación de los moriscos, siendo nombrado rey de Granada en 1568, tras una ceremonia al estilo muslime tradicional de loas cáfilas de las serranías. En aquel mismo año, Fárax Abenfárax, caudillo morisco, descendiente de los Abencerrajes, sería elevado a la categoría de alguacil mayor, o gran visir. Éste no vio con buenos ojos la proclamación de Aben Humeya, porque consideró que él tenía más derecho a ser el rey. Por ello, y para evitar roces innecesarios, Aben Humeya delegó en Fárax, y también en su tío Jalmar, la responsabilidad y el honor de las primeras empresas; pero el espíritu sanguinario y codicioso de ambos no tardaría en salir a flote. Al frente de un ejército de seis mil monfíes, la noche del 24 al 25 de diciembre de 1568, Fárax protagonizó una tentativa de conquista de la ciudad de Granada, peor no tuvo suerte, según cuenta Ginés Pérez de Hita”.


    6.000 hombres asaltando en 1568 la ciudad de Granada. Seis mil fanáticos, de “espíritu sanguinario y codicioso”. ¿Cómo explicar eso en una serie de TV hecha por los mismos descendientes que intentaron asaltar esa ciudad? ¿Cómo decirle a los de la “dictadura del progretariado” que esos individuos refugiados en las abruptas montañas granadinas y almerienses no eran sino una quinta columna de hombres y mujeres deseosos de revancha y de rencor? Sigamos con el texto:



    “Los moriscos, a pesar de sus escasas posibilidades, no se intimidaron ante la maquinaria militar de los tercios de Flandes (calificados de asesinos y mercenarios por muchos cronistas) [sic], desafiando al mismo don Juan de Austria. En las Alpujarras se hallaban los moriscos más violentos y fanáticos, y concretamente en la taha de Jubiles; aquella fue –según el cronista Diego Hurtado de Mendoza- la primera tierra levantada en armas contra los cristianos”.



    Como se puede ver, no es que fuesen un dechado de virtudes estos moros, sino que eran lo pero de lo peor. Su revuelta, aunque pase por justificada ante cronistas árabes y filoárabes, no es más que el último coletazo bélico del vencido, que en un arrebato de pundonor, trata de recuperar las tierras y el señorío perdido irremisiblemente hacía pocos años, llevando en su fanatismo a la muerte a sus congéneres. Es un rasgo muy íbero este, -se me permita la licencia-, quizás fruto del contacto con los castellanos no islamizados de sus otrora dominios.


    “No tardaron en secundarles en otras zonas, como el valle de Lecrín, los fértiles valles del interior de Almuñecar; también la Hoya de Guadix, con sus innumerables pueblos y aldeas, algunas de ellas troglodíticas; en el marquesado del Cenete, frente a sierra Nevada; el valle del Ándarax, en el interior de Almería..., mucho más tardese unirían el ‘habaral’ de Ronda, la sierra de Bertomiz, la fértil Ajarquía de Málaga, la Hoya de Baza, Húescar, Orce, la sierra de Filabres y toda la cuenca del río Almanzora”

    Como se puede comprobar, el levantamiento no fue de una minúscula proporción, y tenía los visos de un levantamiento armado de una zona no “pacificada del todo” y de una extensión y características muy claras. Aunque en 1492, los Reyes Católicos tomaron la ciudad de Granada y con ello el último trozo del reino nazarí, su pacificación, y la guerra larvada existente entre los sometidos continúo hasta que se tomó la definitiva medida de expulsar a los moros en 1609. Alabado sea Dios, pues otra historia nos habría tocado vivir de no tomarse esta medida protectora contra los intereses españoles del momento.

    “A comienzos de 1569, la rebelión morisca ya se había definido por dos grandes rasgos: 1) un carácter esencialmente religioso, y 2)el deseo de instauración de los valores de la cultura musulmana, en general, y del reino de Granada en particular. De ello se derivaban cuatro categorías de actos, consecuencia de las persecuciones religiosas con que los moriscos acosaron a los cristianos habitantes de los territorios sublevados: a) tormento y martirio de los cristianos que no renegaban de la fe de Cristo; b) destrucción sistemática de las iglesias y demás lugares consagrados al culto; c) ensañamiento con objetos e imágenes relacionados con el culto cristiano, y d) realización de toda clase de burlas y parodias a los cristianos, por sus ritos y sus creencias. ‘Apenas quedó sacerdote, sacristán o fraile de la Alpujarra y tierras vecinas libre de terribles crueldades’ comenta el antropólogo Caro Baroja”.

    Prácticas brutales, con ensñamiento del clero y los católicos –cosa que luego se repetirá en la Guerra Civil por el bando republicano- muy influenciado en su odio a la religión por individuos que adoraban el pasado “musulmán” de “Al-Andalus” como Blas Infante, por ejemplo, y que padecieron millares de mártires de la fe y de la causa, diga lo que diga la Memoria Histórica. Medidas –qué desconozco como plasmarán en un telefilme las cadenas productoras y participantes- máxime teniendo en cuenta que los Reyes Católicos, tras la toma de Granada y según Ladero Quesada en su otro libro “La España de los Reyes Católicos” nos dice que
    En noviembre de 1499, cuando los reyes se disponían a abandonar Granada después de una estancia de varios meses, llegó a la ciudad el arzobispo de Toledo, Jiménez de Cisneros, con comisión de los inquisidores para investigar sobre los leches, esto es, los musulmanes, que antaño fueron cristianos, y seguían practicando el Islam por que en la capitulación de la ciudad no se les obligaba a otra cosa, sino más bien al contrario


    Item, es asentado e concordado que si algund cristiano o cristiana se hubieren tornado moro o mora en los tiempos pasados, ninguna persona sea osado de los amenguar ni baldonar en cosa alguna, y que si lo hicieren que sean castigados por Sus Altezas.

    No obstante, la capitulación dejaba también claro, implícitamente, que se trataba de una situación distinta a la de los musulmanes de nacimiento o moros:

    Item, es asentado e concordado que a ningund moro ni mora non fagan fuerza a que se torne cristiano nin cristiana”

    Como se puede comprobar, igual que los moriscos al parecer, pero sigamos con la tanscripción.



    “Examinando algunos manuscritos conservados en la Biblioteca Nacional de Madrid, leemos en unos documentos que, en los primeros meses del año 1569, fueron asesinados hasta cuarenta y nueve clérigos y trece frailes, solamente en la Alpujarra y en el vecino valle de Lecrín, sin contar innumerables hombres, mujeres, niños y ancianos”



    Dejo aquí la trascripción del texto para continuar otro día, pues a uno se le revuelven las tripas, no por lo que pasó en la Historia de verdad, sino porque se quiere manipular torticeramente los hechos para favorecer políticamente a un bando que hace tiempo que dejó de ser "intelectual" -como se auto definen ellos- para ser simplemente unos propagandistas baratos sin conocimiento alguno de la realidad y la Verdad Histórica. Por cierto, buen título para un eslogan “Contra la memoria Histórica la Verdad Histórica”, si al final nos haremos todos propagandistas, ya verás.
    Última edición por Aquilífero; 03/10/2009 a las 10:21
    Conócete, acéptate, supérate.
    (San Agustín)

Página 3 de 4 PrimerPrimer 1234 ÚltimoÚltimo

LinkBacks (?)

  1. 30/06/2009, 12:49

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. En busca de la verdad: el verdadero origen de Cristobal Colón
    Por Lo ferrer en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 26
    Último mensaje: 29/03/2014, 01:17
  2. Del Sudoeste Español a la Conquista de los Andes
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 22/11/2009, 00:12
  3. La política y el orden de la convivencia, de Rubén Calderón Bouchet
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 16/07/2007, 19:48
  4. Los Comuneros de la Nueva Granada y etc.
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/11/2006, 12:15
  5. "Los celtas y el País Vasco" por Pedro Bosch Gimpera.
    Por WESTGOTLANDER en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 06/06/2005, 15:38

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •