Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 7 de 12 PrimerPrimer 123456789101112 ÚltimoÚltimo
Resultados 121 al 140 de 224

Tema: En defensa de los toros

  1. #121
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,587
    Post Thanks / Like

    Re: En defensa de los toros

    Cita Iniciado por Guerreiro Galaico Ver mensaje
    Buenas tardes Sres. Coforistas. Buceando en la red, hallé un buen artículo respecto al tema debatido sobre la defensa de los toros.-

    Siendo hijo de ambos padres españoles, desde muy pequeño siempre sentí cierto apego a la Fiesta Brava y ahora que pasé el medio siglo de existencia, directamente son un incondicional de la Tauromaquia.-

    En mi Argentina, la cual ataca cualquier expresión Hispanista, por ende los que somos integrantes del colectivo amante del toro de lidia, somos tildados de brutos, animales, sádicos, torturadores, etc.; es debido a ello que hallar material acerca de nuestra aficción es muy difícil, casi imposible.-

    Siempre el ataque a las corridas busca y termina con un tiro por elevación a todo lo Español.-

    Además ahora con la dictadura de lo "Políticamente Correcto", todo lo que sea taurino está prohibidísimo.-

    Baste recordar que hace unos años atrás en la ciudad de Mar del Plata se intentó un pequeño encierro de San Fermín, para un siete de julio, y fué públicamente denostado como un acto de barbarie, nunca más se volvió a realizar, fue debut y despedida.-

    Así las cosas, a mí no me importa, hasta el día que concurra a rendir cuentas a mi Hacedor, mi amor por España y su Fiesta Brava son inconmensurables e inamovibles, algo que siempre le solicito a Nuestro Señor Jesús El Cristo, es poder visitar algún día la Patria de mis ancestros, celebrar la Semana Santa y asistir a una corrida.-

    Viva España y la Tauromaquia.-

    Saludos cordiales desde el otro lado de la Mar Océano.-


    Siempre me ha parecido extraño que en Argentina no arraigara la tauromaquia como en otros países hispanos, y más extraño aún sabiendo de la enorme población de origen español que tiene. Baste recordar que durante las invasiones inglesas uno de los edificios testigos de aquél heroico episodio fue precisamente la Plaza de toros del Retiro.

    Incluso aquí en México en el periódico favorito de los chairos (progres) existe una columna taurina (ya me imagino la de comentarios ofensivos que han de recibir por ello). Justamente de ahí saco este texto que nos muestra otra faceta de la relación entre el hombre y el enérgico y noble animal.


    ¿La Fiesta en Paz?

    Una tauromaquia africana

    Gigantesca palizada como ruedo

    Toreadores castos y sin engaños

    Leonardo Páez


    Como por el momento Montaigne, por decir, comparado con algunos famosos ha pasado a ser un portero de condominio, mejor ocuparnos, por ejemplo, de una tauromaquia africana tan desconocida e insólita como vigente, mal que les pese a antis y animalistas, que pretenden reducir la milenaria relación del hombre con la deidad táurica a la predecible cuanto rechazada exhibición del bullfight show actual.

    Una entrañable amiga cosmopolita y trotamundos, radicada hace años en Sudáfrica, en reciente viaje a México me comentaba: “Si los llamados antitaurinos conocieran las diversas manifestaciones culturales de la relación hombre-toro, no digamos a través de la historia, sino simplemente en el dizque globalizado presente, se irían de espaldas con la cantidad de versiones taurómacas que tendrían que ‘combatir’ en diferentes países del mundo, y no por influencia ibérica”.

    “En la pequeña Suazilandia –continuaba–, con sólo 17 mil 400 kilómetros cuadrados de superficie y menos de millón y medio de habitantes, ubicada entre Sudáfrica y Mozambique y sin salida al mar, poblada por los suazis, un orgulloso pueblo de la etnia bantú, acosado por holandeses e ingleses desde el siglo XIX e independizado en 1968, conserva un sistema monárquico con diferentes partidos políticos –más o menos como en México, pues– y fuertes tradiciones que fortalecen su identidad y sentido de pertenencia.

    “Cada año, entre diciembre y enero, por aquellas latitudes en pleno desalmado verano, se lleva a cabo la ceremonia más importante, denominada Incwala, con ritos, danzas, cantos y fiestas en las que los pobladores visten ropas tradicionales, no sólo en honor de su majestad Mswati III para la renovación de sus poderes y fortalecimiento de la nación, sino para propiciar las buenas cosechas, agradecer a Dios los dones otorgados durante el año que termina y elevar una plegaria por el que principia, así como una prueba de valentía y resistencia para los jóvenes sin esposa ni hijos.

    “La fecha en que da principio esta celebración es cuidadosamente decidida por los astrólogos del país en función de la posición de la luna y el sol. Los sacerdotes del agua, llamados Bemanti, se dirigen entonces al océano Índico y al río Komati, lugares que simbolizan el origen de sus ancestros. En vasijas especiales recogen el líquido, que mezclado con hierbas y polvos prodigiosos será utilizado en impensables ritos que acrecentarán las misteriosas facultades del monarca, ya que no se trata de capacidad política o intelectual sino de habilidades ocultas y poderes mágicos.

    “Un ruedo monumental formado con ramas de un árbol sagrado llamado Lusekwane, es erigido para que en él millares de torosos desnudos y sudorosos dancen en éxtasis durante casi el mes de la importante ceremonia. Entre los rituales más fuertes y coloridos está precisamente la recolección de miles de ramas de hasta dos metros a cargo de los jovencitos castos de que hablaba, quienes vistiendo faldas polícromas y colas de vaca colgando de su cintura, entonan cánticos.

    “Pero no todo es cantar y cortar. Los jovencitos se las ven duras ya que han debido recorrer 50 kilómetros de ida y otros tantos de vuelta para encontrar el singular árbol y hay de ellos si se les secan las dichosas ramas, bastante espinosas, pues ello significa que mintieron y por consiguiente serán severamente castigados. En caso contrario, su premio será la agotadora construcción de una gigantesca palizada que hace las veces de redondel. Dentro, mujeres semidesnudas y centenares de guerreros ataviados con pieles de leopardo, enormes escudos hechos con cuero de vaca, lanzas y fastuosos penachos multicolores danzan frenéticamente ante el rey.

    “Concluida la odisea de caminata prolongada, corte de ramas espinadas y ardua construcción de la palizada, en lugar de un merecido y casi obligado descanso pues tardarán en pensar en sexo, a los castos jóvenes les espera ahora un descomunal y enfurecido toro, digamos un Partido de Resina pero más zancudo y con un poco de menos cara, que tras haber sido tocado por el rey con un adminículo sagrado, una especie de divisa excitadora, correrá y se defenderá enloquecido a lo largo y ancho del ‘ruedo’, hasta ser atrapado y muerto por los jóvenes, algunos de los cuales son seriamente lastimados, sin más ayuda o instrumento que sus propias manos. Al final, centenares de cuerpos yacerán desfallecidos alrededor de los restos de aquel toro, en milenaria ritualidad ajena al pensamiento único que quisieran imponer al orbe los seudocivilizados.

    ¿Salvajismo, ignorancia, sumisión? ¡Qué va! Más bien otra intensa expresión de fe, de confianza en sí mismos, que rebasa el hipocritón animalismo de moda en la cultura urbana. La dramática belleza y emotividad de esta ceremonia suazi radica en una profunda autenticidad que logra conservar ritos y tradiciones propias, en vez de imitar costumbres y valores extranjeros sin sentido para los habitantes –concluía la trotamundos.



    Fuente:

    La Jornada: ¿La Fiesta en Paz?

  2. #122
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,261
    Post Thanks / Like

    Re: En defensa de los toros

    SÍ A LA TAUROMAQUIA



    Por Antonio Moreno Ruiz Historiador y escritor


    Un servidor de ustedes nació en el Año de Nuestro Señor de 1981. Como buena parte de mi generación, nunca fui aficionado a la tauromaquia. De chico me llamaba la atención y recuerdo que cuando paseaba con mi madre por el centro de Sevilla, me quedaba mirando los toritos de juguete que coronaban múltiples escaparates. Hacían auténticas virguerías artesanas por aquella época. Creo que sigue existiendo, pero ya más como “souvenir” para turistas que como otra cosa.
    A mis abuelos les gustaba mucho la tauromaquia; pero a mis padres y tíos, si bien no les disgustaba, ya no tenían tanta afición. Y eso se notó mucho en cómo muchos coetáneos enfocamos el tema. Yo por ejemplo, de los toritos y los toreros de juguete pasé a tener una época de rechazo, hasta una posterior comprensión mas llena de indiferencia. Nunca he visto una corrida de toros en directo. A lo más que he llegado es a alguna capea en El Ronquillo (1), donde no me atreví a ponerme delante de la vaquilla no fuera que me motejaran de torero cigüeño, como antiguamente dizque llamaban a los toreros altos. Y aparte, porque tenía más miedo que un moroso delante del cobrador del frac. Recuerdo que en mi pueblo cuentan que a un bisabuelo mío, que era hombre de medir 1,90 y pesar ciento y pico de kilos, una vaquilla lo levantó como si fuera un papelillo; y eso siempre lo he tenido muy presente. Y bueno, alguna vez he visto los toros en la tele, sobre todo cuando había rejoneo, pero no aguanté mucho tiempo. La curiosidad se me iba pronto. En cambio, hace años eso cambió un poco, gracias al programa “Toros para todos” de Canal Sur, presentado por Enrique Romero. El por qué ese programa me iba enganchando cada fin de semana a la hora de comer era que, más allá de las corridas de toros sensu stricto, hablaba de la tauromaquia por dentro: Hacían reportajes de las dehesas, de los ganaderos, de los veterinarios, de cómo se entrenaban los toreros; entrevistaban a gente del mundo de la fiesta, a turistas extranjeros… Todo, bajo el paisaje inigualable de nuestra Piel de Toro siempre candente. Aquello era el mundo de la tauromaquia por dentro. Y gustaba mucho a propios y extraños.
    Decía el gran polígrafo ruso Alexander Solzhenitsyn QEPD que los grandes males de nuestro tiempo son la precipitación y la superficialidad. Y siempre que se habla de la tauromaquia, estos dos rasgos salen a relucir con estrépito, tanto por unos como por otros.
    Sería para nada intentar escudriñar en los orígenes de la tauromaquia. Para eso enhorabuena está la monumental enciclopedia de Cossío. Pero no está de más recordar que la tauromaquia es uno de los factores que nos conectan con nuestro más remoto pasado. No estoy diciendo que hubiera un Curro Romero tartéssico, pero lo cierto es que los griegos ya señalaban cómo los pueblos ibéricos tenían una cultura trascendental en torno al toro, similar a la que también existía por la Hélade, sobre todo en Creta. El toro, el caballo o el león eran símbolos divinos para los antiguos iberos; como en la mitología griega también está presente la figura del Minotauro. Asimismo, el sacrificio táurico estaba presente en la religión mithraica, que desde tierras persas se extendió por los legionarios a muchas partes del imperio romano y “convivió” con el cristianismo. Tanto el culto mithraico como la tauromaquia llamaron la atención de Roy Campbell, poeta inglés, traductor de San Juan de la Cruz a la lengua de Shakespeare, y gran amigo de España y sus tradiciones; a tal punto que más de una vez se atrevió a torear. Roy Campbell, al igual que Tolkien, era católico, inglés e hispanófilo; y creían, con San Agustín de Hipona, que la salvación había sido anunciada a los paganos aun de distintas maneras. Como bien dice el bibliófilo Joseph Pearce (también inglés y católico), tanto Campbell como Tolkien gustaban del paganismo que podía acercar a Cristo, no del “nuevo” y reinventado que aleja de Él. Por tanto, quien quiera ver en la tauromaquia una suerte de resquicio pagano, suponemos que también lo verá en el latín o el griego…


    Biografía de Roy Campbell realizada por Joseph Pearce, donde detalla, entre otras muchas cosas, su afición torera. Imagen de www.casadellibro.com


    Con todo, Adolf Schulten -arqueólogo germánico enamorado de Tartessos- decía que en España pervive extraordinariamente lo arcaico. Desde luego, la tauromaquia es una de las muchas pruebas, uno de tantos hechos que pasó de época remota a filtrarse y civilizarse en época cristiana. La brillante escritora gallega Emilia Pardo Bazán atribuía un origen árabe a la lidia. Y nada más lejos de la realidad. Empero, ella no tenía la culpa: Durante buena parte de los siglos XIX y XX se extendió la idea de que buena parte de la cultura española se debía a los árabes. Fue al revés: Tanto árabes como bereberes, así como hispanos conversos al islam, copiaron mucho de la cultura que ya estaba más que consolidada en época hispano-visigótica. No sabemos de hecho que haya lidia por la Península Arábiga y alrededores…


    Empero, siempre la tauromaquia en España ha pasado por sus más y sus menos. Curiosamente, sus menos vienen por la enemistad que parte de la aristocracia ha tenido, incluso por parte de reyes, y también por clérigos. Hasta hace muy poco no estaba bien visto que los curas fueran a los toros, por ejemplo. Isabel la Católica asistió una vez a una corrida de toros y salió horrorizada. Felipe II, si bien no era partidario de la prohibición, tampoco gustaba del tema y llegó a prohibir alguna corrida como homenaje a su real persona. Sin embargo con los Austrias no se dio una ruptura entre élite y pueblo (2) tan acusada como ya se dio en época borbónica: Felipe V llegó a prohibir a los nobles de su círculo el que laboraran estos espectáculos; y es aquí, en el siglo XVIII, cuando va a empezar el toreo a pie precisamente por eso: Mientras que en Portugal no hubo tal prohibición, al otro lado del Guadiana sí; por ello en Portugal se conserva un toreo muy original y antiguo, siempre relacionado con los forcados (recortadores) y el rejoneo, esto es, el toreo a caballo que todavía mantienen los fidalgos; y salvo en algún que otro pueblo fronterizo, no se mata al toro; mientras que en España se fue desarrollando el toreo a pie de una forma popular, habida cuenta del alejamiento de parte del estamento nobiliario. En la época de Carlos III, sólo se permitían las corridas benéficas; por lo cual muchos ideaban cualquier propósito para que hubiera corridas. Sin embargo Su Majestad Fidelísima Miguel I de Portugal era un hábil rejoneador.
    Y vamos más allá: Indagando en las relaciones de la Iglesia Católica y la tauromaquia, tenemos que “Pío V excomulgó a los taurinos. La excomunión fue suprimida por Gregorio XIII. Pero Sixto V, dirigiéndose al obispo de Salamanca, la había restablecido. El claustro salmantino se niega a obedecer y es el gran Fray Luis de León quien redacta la protesta. Hasta que por fin Clemente VIII reconoce que las corridas son una escuela de valor, que pertenecen al patrimonio de España y levanta la excomunión. Entonces comenzó, para continuar hasta nuestros días, la comunión de Iglesia y Tauromaquia”. (3)
    Por tanto, concluimos que si bien la tauromaquia ha pasado por desavenencias venidas “desde arriba” (y muchas veces desde Roma se ha tenido especial inquina contra las costumbres españolas, que todo hay que decirlo), ha sido gracias a la constancia popular que se ha conservado con más o menos evoluciones. No hay nada de “imposición”: Al contrario, “desde arriba”, se ha intentado por numerosos medios imponer su prohibición, con escaso éxito, como vemos.


    Y hablando de imposiciones, tampoco estamos ante una “imposición andaluza”. De hecho, Cataluña siempre ha sido uno de los puntales taurinos de España, en contraposición a otras regiones donde las corridas de toros han tenido poca relevancia, o nula, como en Canarias (donde las peleas de gallos están a la orden del día, por cierto). Pero Cataluña, Vascongadas, Navarra, Valencia y buena parte de Castilla son puntales taurinos de primera, al igual que Andalucía, naturalmente; y al igual que siempre ha habido focos taurinos en Asturias y Galicia. Y ya que hablamos del salto evolutivo de la tauromaquia española en el siglo XVIII, se lo da la fusión del estilo vasco y el estilo andaluz; el vasco, más apegado a los recortes y a esquivar; el andaluz, más apegado al uso de capas y requiebros artísticos. Esta fusión vasco-andaluza, esta armonía de norte y sur de España parece que, aun ignorando el subliminal y clave hecho, hay quien lo intuye y se pone muy nervioso. Y al final el problema es el que decía Solzhenitsyn(4), el mismo que tan vilipendiado fue por ciertos –supuestos- intelectuales y que pidió, al llegar a España, amén de comer cochinillo en Segovia, ver una corrida de toros: Precipitación y superficialidad. Y es que en torno a tonos maniqueos, hay quien pretende que el hecho de que te gusten los toros sea de “derecha”, o incluso los hay al revés, que dicen que el gusto por la tauromaquia es un invento liberal o de izquierda… Y ni una cosa ni otra. Si bien es cierto que a lo largo de la historia de España encontraremos personajes que en absoluto gustaron de los toros, también encontraremos otros tantos que sí, y tanto en un sitio como en el otro, no podremos establecer un “referente político”. Había algún carlista que abominaba de los toros y sin embargo en el famoso acto del Quintillo (5) se hizo una capea, y al igual que hubo toreros carlistas. Y también falangistas, como El Algabeño; o el escritor y diplomático Agustín de Foxá. Y también hubo en el Frente Popular la conocida “brigada de los toreros”(6), más rojos que el diablo en salsa. Ha habido escritores muy poco dados a la tauromaquia, tales como Miguel de Unamuno o Vicente Blasco Ibáñez; pero no era ese el caso de Valle-Inclán, quien se hizo amigo del torero Belmonte. Y Valle-Inclán es, probablemente, una de las personas más imposibles en cuanto a “clasificaciones ideológicas”, aunque parte de su vida dizque fue tradicionalista. A día de hoy multitud de izquierdistas se dicen antitaurinos y parecen ignorar que Ernest Hemingway, Andrés Calamaro, Joaquín Sabina o Joan Manuel Serrat se caracterizan por su afición a los toros. El poeta Federico García Lorca, que no encaja en ningún espectro político actual (7), decía que la tauromaquia era una fiesta culta. A Lorca lo fusilaron junto a un banderillero anarquista. ¿Y en qué espectro ideológico encajaría por ventura el muy taurino y cineasta Orson Wells? Y así, tantos otros ejemplos hallaremos. Igual que hallaremos gente de derecha y de izquierda que gusten del fútbol y al contrario (8). Los esquemas cerriles-ideológicos no sirven para nada, y todavía menos para explicar fenómenos tan poliédricos como transversales. Como es la vida misma, vaya.




    El escritor Ramón del Valle-Inclán y el torero Juan Belmonte. Imagen de larazonincorporea.blogspot.com






    En cambio, hay un hecho objetivo en estos días: La ofensiva animalista/antitaurina, lejos de ser espontánea, viene aupada y financiada desde Holanda y Suiza. No por nada el PACMA (partido animalista) tiene su sede en la calle Preciados en Madrid, la calle más cara de España. Las movilizaciones espontáneas de masas no existen: La Toma de la Bastilla no se habría hecho sin el empuje de los Orleáns y las armas prusianas; así como la Revolución Rusa no habría tenido lugar si antes Lenin no se hubiera pasado por Zurich. Y esto ocurre en un año 2015 donde se da una afluencia a las plazas de toros como no se había dado en años… No hay que ver “grandes conspiraciones”; basta con saber que las cosas pasan por algo.




    Fotografía gentileza de Francisco Abellán.



    Sin embargo, hay que reconocer que la tauromaquia estaba de capa caída, yo creo que hasta cayendo en la inanición. Y yo, que veo las cosas de fuera, he escuchado a notables taurinos culpar muchas veces a los responsables de la fiesta por querer “sólo espectáculo” y beneficio económico. Algunos aducen motivos económicos para no acabar con la tauromaquia, y no saben que eso, aparte de ser un criterio tan marxista como ramplón, nunca será motivo alguno de identidad ni permanencia. Es como los que pretenden afrontar el separatismo “catalán” con que “no van a estar en la Unión Europea” o “van a perder dinero”, omitiendo la sangre, la historia, la cultura y la tradición. La tauromaquia, o se defiende “poéticamente”, o mejor se calla uno. Si se cree que esto es un arte, como tal hay que defenderlo. Y reitero: Lo veo desde fuera. Y si desde fuera me gusta la tauromaquia por dentro; si las plazas, amén de dejar de vender las entradas a precios prohibitivos, hubiera más recortadores, más rejoneos, y más eventos ecuestres, así como de gastronomía y música; esto es: Una representación más completa de la liturgia telúrica que abarca por derecho este fenómeno; tal vez eso reforzaría mucho más el interés y la afición. En Lima por ejemplo así se hace en la Plaza de Acho, donde siempre hay números de marinera (9) y donde se organizan hasta parrilladas colectivas. Todo eso, naturalmente, debería ir unido a unas leyes justas que se cumplan, como en Francia, donde no está permitido reventar corridas de toros con “manifestaciones” insultantes en las mismas plazas. Ahora Morante de La Puebla se ha atrevido a denunciar a Peter Janssen, el holandés agresivo y subvencionado; ya era hora, y se merece todo el apoyo del mundo. Ya está bien. Pero vuelvo a advertir a los taurinos y más a los responsables: No hay que tener miedo de las “reformas” (que no se alejan de la tradición, al contrario), y no todo es dinero. En todo caso, más caro costará si desaparece la tauromaquia; porque, Dios no lo quiera, si la tauromaquia desaparece, no será sólo el coste económico (ciertamente mucho): Será un coste ecológico brutal, pues amén de la desaparición de un animal único, el desierto urbano que amenaza a España se extenderá irremediablemente, amenazando el ecosistema de la dehesa (y todos los animales que de él dependen); ecosistema que sólo sabe vivir y trabajar una minoría de hombres ligados íntimamente a la tierra. Eso por no hablar del deterioro que asimismo sufriría el mundo del caballo, tan íntimamente ligado a estas tradiciones, como lo está desde los tiempos de los iberos.


    Creo, en mi humilde opinión, que ha llegado la hora de dar a conocer la bella complejidad de este fenómeno. Empero, la agresividad animalista se veía venir, y viene empujada desde fuera. Pronto, probablemente nos arriesgaremos a ser insultados públicamente si se nos antoja un filete. Quién sabe si los que tienen mascotas serán considerados carceleros… Y es que no entendemos que los que someten a los animales a horarios y espacios humanos, luego se escandalicen de la tauromaquia. O cómo satanizan la tauromaquia los que ponen fotos de pesca y sardinadas en la playa: ¿Satanizarán la tradición de la almadraba? ¿Dirán que es un espectáculo donde se asfixia y se sangra a un animal para encima exhibirlo luego? ¿Pretenderán prohibir la matanza del cerdo, actividad colectiva en muchos pueblos serranos, donde los cochinos son descuartizados muchas veces en corrales o casas particulares? O más aún: ¿Pretenderán condenar insecticidas y matamoscas? ¿Abolirán las ratoneras? ¿Y qué decir de los mataderos, o de las granjas donde se hacinan las gallinas? ¿Querrán prohibir la cacería? ¿Y las plantas?¿No están arrancando los veganos de sus lugares a seres vivos? ¿No es cierto que en muchos sitios hay gente que cuida las plantas, amén de con agua, con parla y canciones y que así crecen mejor?

    Y ahora díganme: ¿Es que alguna de estas actividades es comparable al toro bravo en particular y a la tauromaquia en general para que sea satanizada mediática y políticamente de esta manera? ¿Hay alguien que mire y trabaje más por la naturaleza que el mundo del toro? ¿No vemos que aquí no hay siquiera “doble vara de medir”, sino que todo este rollo antitaurino no es más que trampa, mentira, ignorancia y odio?
    Tampoco entendemos ciertos memes y fotos, pues, por ejemplo, ¿se imaginan que pusiéramos una foto de un accidente mortal de Fórmula 1 con la leyenda “NO LE DUELE, ES DEPORTE”? ¿Se nos acusaría de demagogos como mínimo, verdad?
    Reitero: Esto del animalismo es mentira. Es pura pose y sistema ideológico facilón, contradictorio e histérico. Conozco desde hace años sus “argumentos” y no hay más cera de la que arde. Sin subvenciones suizas u holandesas y sin pasividad/permisividad de los corruptos políticos locales, no serían nada. Por ello, no tengamos miedo. La tauromaquia va más allá de las plazas. Hay muchas actividades relacionadas, como encierros (y no sólo los Sanfermines) y toros de cuerda; que asimismo, hay que apartar del turismo masivo-grotesco. Creo que todavía se puede fomentar un turismo sano y rural alrededor de este gran fenómeno artístico-cultural. Eso puede ayudar a alimentar el lógico interés. Sería un paso. Los españoles no conocemos bien nuestro país y por eso hemos sucumbido a la artificialidad divisoria de los intereses politiqueros y de sistemas educativos nefastos. La tauromaquia nos une con nuestra geografía y nuestro pasado. Muchos pintores y literatos le dedicaron tiempo y corazón. Nuestro campo le debe mucho. El toro bravo lo merece: No hay animal que viva mejor ni que ocupe mayor desvelo y dedicación. Podrá ser que haya gente que no guste del gazpacho, el cocido, las croquetas, el pescado frito, la butifarra o de la tortilla de papas, ¿pero negarán que son símbolos de nuestra gastronomía? ¿Negaremos que el flamenco, la gaita, la jota, la boina o el cachirulo también forman parte de nuestro acervo y nuestra imagen; así como el románico, el gótico, el mudéjar o el barroco? ¿Por qué tantos problemas y postureos? ¿Nos gustan los tipismos extranjeros pero nos acomplejamos con los nuestros? No es cuestión de gustos: Son realidades que respiran tradición y cultura; y la tauromaquia, guste más o guste menos, es un símbolo atávico de España, que nos ha acompañado a lo largo de nuestra historia. Es la expansión del hombre ibérico: Desde el sur de Francia (que fue catalán) hasta la América del Sur; incluso en su día, también por Marruecos y Mozambique. ¡Pero no se conoce! Y muchos taurinos tampoco ayudan a que se conozca. De hecho si se conociera, las mentiras animalistas no tendrían cabida por más dineros de Ámsterdam que vengan.
    El mundo taurino debe unirse, dejarse de rencillas y exclusivismos, y atraer a los aficionados a la naturaleza, la historia y el arte. Yo os lo digo desde fuera, pero visto lo visto, quisiera decíroslo desde dentro. Los dizque antitaurinos han tenido la enorme habilidad de que me acabe gustando esto, mirad por dónde. No hay mal que por bien no venga y ofrezco mi puño y letra, ya en prosa, ya en poesía, para defender la fiesta brava. Yo digo que sí a la tauromaquia, con todo lo que ello comporta, y estoy seguro de que no seré el único.
    He dicho.
    Pablo Hermoso de Mendoza. Imagen de mexicalisport.com

    NOTAS:
    (1) Pueblo de la Sierra Norte de Sevilla.
    (2) Hace tiempo tuve oportunidad de escribir más concretamente sobre el tema: "Divorcio entre élite y pueblo en España". 26.4 - Revista La razón histórica
    (3) Véase el artículo íntegro:Las prohibiciones históricas de la fiesta de los toros ... - Arbor
    (4) La actitud de muchos dizque intelectuales españoles para con Solzhenitsyn cuando el genio ruso arribó a España con toda la ilusión del mundo fueron vomitivas. Recuérdese:
    ANTONIO MORENO RUIZ: DE BENET Y SOLZHENITSYN.


    (5) Requetés lidiando una becerra:


    Para mayor información, véase:Quintillo - Carlismo Andaluz
    (6) Sobre la brigada de los toreros en el Frente Popular:


    La brigada de los toreros de la Guerra Civil - Jot Down ...

    La brigada de toreros de hierro | Edición impresa | EL PAÍS


    (7) Véase: RAIGAMBRE: FÚTBOL Y LO QUE NO ES FÚTBOL

    (8) Por más que quieran manipular, Federico García Lorca jamás fue un militante comunista, ni fue un gran entusiasta de la política en sí. Fue simpatizante republicano, sí, pero lo suyo era otra cosa. Tanto su familia como la familia de otros escritores como Ramón del Valle-Inclán o Miguel Hernández han reaccionado alguna vez contra aquellos burdos manipuladores que, encima, demuestran no haber leído ni una línea de estos próceres de las letras hispánicas.

    (9) Algunos vídeos sobre la limeña Plaza de Acho:




    >




    RAIGAMBRE



  3. #123
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,429
    Post Thanks / Like

    Re: En defensa de los toros

    Que bueno Hyeronimus!

  4. #124
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,587
    Post Thanks / Like

    Re: En defensa de los toros

    Cosas que quiero prohibir si me vuelvo antitaurino

    Por Jorge Amaral / Columnas, Mula de seises / 10 sep 2014



    Hace algunos días cerré mi cuenta de Facebook y no saben cómo me alegra no ser bombardeado por publicaciones socarronas de gente necia, sobre todo ahora que en Morelia se ha puesto de moda ser antitaurino, simple y sencillamente porque el Congreso declaró a la fiesta brava y a la charrería como Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado.





    Imagen: mov-antitaurino.blogspot.com


    Por Jorge A. Amaral

    En este sentido, valdría la pena que estos grupos pugnaran por prohibiciones igual de explotables en las redes sociales, y es que lo que ha llamado la atención de todo este embrollo es que hasta el más despistado ha querido sacar su raja política, a tal grado que incluso organizaciones como Grupo De Facto Diversidad Sexual (que como su nombre lo dice, su lucha es otra), a través de su líder Gerardo Herrera se ha pronunciado contra tal declaratoria, argumentando que la tauromaquia y la charrería son símbolos del machismo y la exclusión hacia la comunidad gay.

    Está bien, a este señor le encantan los reflectores y las entrevistas, reconociendo que ha logrado grandes avances en materia de inclusión y respeto hacia los grupos vulnerables pero que no la joda, este no es su tema, al menos no desde ahí.

    Por eso y en aras de realmente impactar en la sociedad prohibiendo todo aquello que puede disgustarnos, yo, desde mi humilde trinchera y casi convencido con tan sólidos argumentos antitaurinos, convoco a la lucha organizada, y al grito de “¡Chairos del mundo!, ¡uníos! ¡Animalistas del orbe!, ¡avanzad conmigo!”, llamo a luchar por la prohibición de cosas que ni son cultura porque YO, siempre con mayúsculas, no veo lo cultural en ello, aunque sean manifestaciones íntimamente ligadas a la idiosincrasia y cultura del mexicano. Va la lista y sobre la marcha vemos si nos conviene:


    1. Jaripeos. Los jaripeos son la versión mexicana del rodeo americano y una variación de ciertas artes de la charrería. La dinámica, según las redes sociales, es drogar al toro, maniatarlo y que un desalmado que pesa diez veces menos le monte, lo cual va contra los derechos casi humanos del animal, pues ninguna bestia debe ser montada porque la Pacha Mama no las diseñó para eso. Y que no venga ningún jinete, empresario o ganadero a explicarnos cómo realmente es el jaripeo, no lo vamos a escuchar simple y sencillamente porque nosotros tenemos la razón. Palabra de Facebook. Vamos, vamos a manifestarnos en las plazas de todo Michoacán para que el jaripeo se prohíba… pero espera, eso no tiene nada de internacional porque el jaripeo es meramente mexicano; en Barcelona no van a entender nada, además muchos de esos eventos los organiza la maña y esas plazas sí se llenan, hay un chingo de gente… no, mejor volvamos al Centro de Morelia a gritar contra la tauromaquia, ahí estamos a salvo.





    2. Palenques. ¿Qué bobada es esa de dos gallos, cada uno con una navaja amarrada en la pata, dándose de catorrazos hasta que uno corre o muere?, ¿por qué mejor no agarran ellos sus navajas y se pelean? Ahora que se venga la Expo Feria vamos al palenque y con pancartas y todo vamos a irrumpir durante la presentación de El Potrillo para abolir las peleas de gallos en todo Michoacán, así que desde ahorita hay que ahorrar para las entradas de mil pesos. Lo malo es que el lugar va a estar hasta arriba de gente, muchos de ellos ya borrachos; además, según una entrevista que vi en Facebook (mi periódico, enciclopedia y gurú), La Tuta es un apasionado de los palenques… no, mejor volvamos al Centro de Morelia a gritar contra la tauromaquia, ahí estamos a salvo.





    2. Carreras con mascotas. Si a ti te gusta correr para estar en forma, eres de los míos, a mí también me gusta estar en forma pero me da flojera correr y odio sudar. Pero si lo que te gusta es salir a correr con tu mascota y participar en carreras donde los perros están incluidos, tache. Tu perrito tiene derechos, ¿le has preguntado si le gusta correr?, ¿sabes si está cómodo con ese collar o pechera?, ¿le grada que lo jales del pesc… perdón, cuello? No, ¿verdad?, ¿entonces por qué maltratarlo de esa forma? Obligar a un perro a que corra por una avenida de asfalto caliente no es un deporte, es tortura.





    Así que prepárense porque la siguiente carrera de este tipo que se organice, vamos a llegar, la vamos a interrumpir y haremos que se prohíban estos actos de explotación. A ver, no, espera, ¿y si los perros son bravos a defienden a sus compañeros (recordemos que ya no existe esa relación perro-amo)?, además muchos de mis amigos antitaurinos participan en esas carreras… no, mejor volvamos al Centro de Morelia a gritar contra la tauromaquia, ahí estamos a salvo.

    Otras opciones eran la equitación y las carreras de caballos, pero como era cuestión de buscar hipódromos y contra eso nadie protesta, como que no tiene mucho sentido, no se volvería viral. Mejor sigamos gritando contra la tauromaquia, no importa que toreros, ganaderos y empresarios traten de conciliar posturas y mostrarnos todos los aspectos de la actividad, desde la crianza hasta la corrida, siempre nos seguiremos negando a escuchar cualquier argumento. Salud por ello.


    _______________________________________


    Fuente:

    Cosas que quiero prohibir si me vuelvo antitaurino | Revés Online

  5. #125
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,587
    Post Thanks / Like

  6. #126
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,587
    Post Thanks / Like

    Re: En defensa de los toros

    Los festejos por los 70 años de la plaza de toros más grande de América.





    ________________________

    MIENTRAS TANTO...EN LAS AFUERAS DE LA MÉXICO

    Poco mas de 38 mil personas, todas gente del toro con preservación de la cultura, el arte, historia milenaria y tradición de generación en generación, contra unos 40 o 50 no más, pagados anti-taurinos, a quienes lo que menos les importa es el toro de lidia, al cual buscan extinguir con falsos argumentos animalistas. Más claro ni el agua. TAUROMAQUIA PATRIMONIO CULTURAL...Todo es posible.







    ________________________


    https://www.facebook.com/TauriChairos-1618180595099813/

  7. #127
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,261
    Post Thanks / Like

    Re: En defensa de los toros

    La plaza de toros de México no es sólo la más grande de América, sino del mundo. En España no hay ninguna de su tamaño, aunque las hay bastante grandes.

  8. #128
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,587
    Post Thanks / Like

    Re: En defensa de los toros

    Por qué soy taurino

    Publicado: 02 Noviembre 2015







    Escribe: Luciano Revoredo.- Soy taurino porque no conozco otro espectáculo que sintetice de modo tan perfecto el sentido heroico y agónico de la vida. Porque nunca he visto nada igual, es la danza con la muerte, no en el sentido figurado de las viejas tradiciones dancísticas moralizantes de la edad media, sino real. El ejecutante enfrenta una fuerza descomunal con la que se juega la vida en cada instante.

    Soy taurino porque amo el arte y la vida. Porque no hay otro momento en que tantas emociones se agolpen para sensibilizarnos al extremo de pasar de la emoción más profunda a la euforia del triunfo, por un camino en que no faltan la alegría, la sorpresa, el enojo, la hondura, el abismo del temor, la humanidad misma puesta al descubierto con su capacidad de grandeza y lucha.

    Soy taurino porque nada se compara a la ansiedad previa a la corrida, porque no hay mayor sobredosis de adrenalina que el sonido del clarín anunciando que otra vez se abren las puertas del patio de cuadrillas y se inicia el paseíllo. Porque otra vez suena ese pasodoble que eriza la piel y el albero de la plaza vuelve a vivir, a relucir, a ser el escenario más propicio para la gloria.

    Soy taurino porque disfruto la suavidad y delicadeza con que el arte es capaz de encausar la fuerza descomedida de un toro bravo y convertirla en el delicado protagonista de una danza sutil y etérea, sublimación de la fuerza.

    Soy taurino porque amo la poesía, la música, la pintura y todas las artes que se condensan en una corrida de toros.

    Soy taurino y lo seré siempre porque es el único espectáculo artístico que me ha emocionado hasta las lágrimas. Y comprendo a quienes no lo disfrutan. Es cruento, sí. Como la vida misma. Pero es también en esencia la proclamación de la vida, inseparable de la muerte.

    Soy taurino porque soy un amante de los toros. No en el sentido sensiblero y bellaco de pensar que tienen derechos análogos a los humanos. Soy un amante de los toros bravos como especie única, capaz de morir en la defensa de su espacio. El animalismo me repele. Es la denigración del ser humano. Es la revolución de la sinrazón y la sandez. Siendo amante de los toros aprecio que estos vivan libres y cuidados hasta llegar a la plaza y morir con una dignidad única.

    Soy taurino porque nada se compara a beber un buen vino o un copón de Pisco en los momentos cruciales para templar el espíritu frente a las emociones indescriptibles de la estética de una buena faena. Por eso soy taurino. Porque no encuentro mejor maridaje para un gran vino que el olor de Acho, que la arena humedecida esperando la gloria de una tarde de sol limeño, que las flores y arabescos de un capote manejado con delicadeza y maestría, que la respiración de un toro que se arranca con codicia o que el dulce aroma de los mejores tabacos en los tendidos históricos de Acho.

    Soy taurino porque quiso Dios en su infinita bondad que naciera en Lima. En esta Lima vieja y querida, taurina, criolla, beata y también pecadora. Quiso Dios que naciera en Lima, donde está el viejo coso de Acho. Esa reliquia de la arquitectura virreinal. Donde pude ver a los más grandes maestros de la tauromaquia. Donde pude respirar la tradición y también imaginar, escuchando a los mayores, a los grandes maestros del pasado. Y donde seguiré yendo mientras la vida me lo permita.

    Soy taurino porque nada puede explicar la emoción de los olés que crecen ensordecedoramente en una tarde triunfal.

    Soy Taurino...

    No durará muchos años más esta costumbre me dicen. Tal vez sea cierto. Como cierta es la decadencia de la humanidad, como cierto es que cada generación es más pobre intelectualmente que las anteriores. No soy, no se puede ser optimista, ante la simpleza mental que se apodera de las mayorías. En ese sentido es posible que pese al momento memorable de la tauromaquia en el mundo, la memez termine por imponerse y la intolerancia termine por la fuerza privando a la humanidad del más trascendental arte efímero.

    Confío en que no sea así. Mientras tanto soy taurino y lo seré hasta mi último aliento.



    __________________________


    Fuente:

    Por qué soy taurino - La Abeja
    Hyeronimus, Smetana y Pious dieron el Víctor.

  9. #129
    Avatar de combatcatalà
    combatcatalà está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    12 nov, 12
    Ubicación
    Corona d'Aragó, Principat de Catalunya, L'Hospitalet de Llobregat
    Edad
    27
    Mensajes
    182
    Post Thanks / Like

    Re: En defensa de los toros

    No creo que para ser un buen Hispano se haya de defender a los toros, Y yo no los defiendo, estoy en contra de cualquier maltrato de animales. Por cierto, muy bonitas las imágenes de los toros de Lídia, no hay porqué matarlos después de esa vida que llevan.

  10. #130
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,261
    Post Thanks / Like

    Re: En defensa de los toros

    Nunca he sido aficionado a los toros, pero he dado el vítor al artículo del peruano porque me parece excelente. Yo también estoy en contra de todo maltrato a los animales, pero muchos no se dan cuenta de que el toro se lo pasa en grande en la lidia. Está en su elemento. Es un animal que disfruta luchando. Y muere luchando. Y es el verdadero protagonista de la fiesta. Siempre se habla de ir a los toros, ver los toros, te preguntan si te gustan los toros. Y eso que lo normal es que te guste más cómo torea este torero que cómo lo hace aquel otro. Pero sin toro no hay fiesta. Sin el bravío y la fiereza del animal no tendría gracia. No habría riesgo ni mérito. Los aficionados aman las corridas porque aman al toro. Pero esto muchos no lo entienden. Y ojo, no critico que a muchos les resulte desagradable ver cómo se pica a un toro, se le ponen banderillas o se lo mata. Respeto esa reacción y me parece normal y aceptable. Pero encuentro muy endebles todos los argumentos antitaurinos, producto de los tiempos en que vivimos en que el sentimentalismo se impone sobre tantas otras cosas.
    Pious dio el Víctor.

  11. #131
    Avatar de combatcatalà
    combatcatalà está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    12 nov, 12
    Ubicación
    Corona d'Aragó, Principat de Catalunya, L'Hospitalet de Llobregat
    Edad
    27
    Mensajes
    182
    Post Thanks / Like

    Re: En defensa de los toros

    A mi las corridas en si me gustan, son arte, lo que no me gusta es que se mate a los toros. Que se haga como en Portugal, que no los matan.

  12. #132
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,587
    Post Thanks / Like

  13. #133
    Avatar de Montealegre
    Montealegre está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    31 dic, 13
    Ubicación
    Civdad de los Reyes, Reynos del Perv
    Mensajes
    464
    Post Thanks / Like

    Re: En defensa de los toros

    Icono de la progresía, izquierdista, anticlerical y laicista, Fernando Savater defiende las corridas de toros. No comparto algunos de los argumentos que expone ni todos sus ejemplos, pero creo que vale la pena ponerlo aquí:

    Reflexiones sobre la tauromaquia'Sólo un bárbaro no distingue entre un humano y un animal'


    El escritor Alfredo Molano Bravo habló con el filósofo español Fernando Savater sobre las corridas de toros.
    Por: Alfredo Molano Bravo


    INSERTAR




    El escritor español Fernando Savater sostiene que no existe ninguna justificación moral para prohibir la fiesta brava. / Gabriel Aponte - El Espectador

    Savater es hoy considerado un gran filósofo que ha echado la ética por delante y que ha puesto a discutir primero a España, luego a Hispanoamérica y después a casi todo el mundo sobre la naturaleza del derecho y el papel de la ética en la política. En el fondo, un político tiene en mente un modelo de sociedad por la que lucha, así se lucre con esa lucha. Fernando Savater ha sido uno de los más fuertes críticos contra el franquismo que aún aletea en España. Es un hombre de izquierda que critica con la misma fuerza las tentaciones autoritarias del Partido Socialista Español como la tradición confesional del Partido Popular. Ha defendido las corridas de toros en Tauroética. Estuvo en Bogotá entregando los Premios Simón Bolívar.

    ¿Cómo explicar el movimiento contra las corridas de toros?

    La baja popularidad de los toros se debe al cambio de una sociedad de lo rural a lo urbano; los toros, como las carreras de caballos y tantas otras cosas, son de origen rural. La gente hoy está cada vez más separada de los animales, y hasta los zoológicos son mal vistos. Hoy los animales han sido convertidos en “animalitos”; el tigre de bengala, el tiburón blanco, todos ya son enanitos. Ya ninguno puede causar daño al hombre. Ahora los animales son tratados como si fueran humanos, por ejemplo, los personajes de dibujos animados son animalitos de Walt Disney que hablan, se quejan, se ríen. Los seres humanos han exterminado, de hecho, el peligro de las fieras, y por lo tanto que un animal sea considerado peligroso excita esa pasión de dominación que tiene el hombre. Los animales peligrosos, como por ejemplo el toro bravo, tienen mucho más riesgo de desaparecer. Como hoy ya no encarnan el peligro, buscamos saurios prehistóricos para mantener vivo el miedo hacia ellos.



    ¿Está expuesto el toro bravo a su desaparición como especie?
    Los que luchan contra la fiesta del toro no tienen claro que su desaparición no sería simplemente la desaparición de los toros bravos. En España, las dehesas donde se crían son un ecosistema específico que comprende bosques, aguas y muchos otros animales pequeños y grandes. Acabar con los toros bravos es condenar esos terrenos, verdaderas reservas naturales, a ser campos de maíz transgénico. Los toros de lidia son muy costosos porque cuesta mucho conservar su medio y son una especie diferente de las demás, como los caballos de carrera, que son una creación humana, gracias a cruces, a la selección genética; las carreras de caballos sirven para seleccionar los ejemplares, para mantener la raza. Se nos ha olvidado que hay animales que están al servicio de los seres humanos y que si no los usamos, los condenamos a la extinción. El caballo salvaje pasó a usarse en el campo, en la guerra, en el transporte. Ahora sobrevive débilmente porque se usa para pasear y jugar a los vaqueros.

    Pero también los animalitos son mascotas. Matan la soledad.
    Las mascotas han sido también una creación cultural. Pero no todos los animales hechos por el hombre con un fin son mansos; no todos son de compañía. Nadie imagina un miura en un apartamento. Los toros bravos no son precisamente animales para tener en el jardín; están hechos para la pelea con el hombre bajo ciertas reglas. Pasa con ellos como con los caballos de carreras, creados para correr y el día que se acaben los hipódromos, desaparecerán estos animales.

    ¿En la prohibición de la muerte del toro no juegan también factores culturales y políticos?
    La idea de la prohibición proviene de la cultura anglosajona, no porque no consuman carne, pues no son remisos a comer animales, sino por su visión pragmática de ver con buenos ojos el comer, por ser necesario, y con malos las corridas, por ser un espectáculo. Los anglosajones siguen con una visión puritana de la vida. Para ellos es bueno alimentarse comiendo carne, pero divertirse con un espectáculo donde está la muerte de un animal es malo. Es un problema de libertad. Es respetable que a alguien no le gusten los toros, como que no le guste la carne de caballo, o ver pajaritos en jaulas. Eso está bien. Eso puede ser noble, pero no es parte de la moral, pues la moral hace referencia a las relaciones humanas. Ir contra las corridas de toros no puede ser una norma moral impuesta a todo el mundo. ¿Qué se podría decir hoy de un mandatario que prohibiera por ley acostarse con la mujer del vecino? No se puede legislar y mandar sobre los gustos de los ciudadanos.

    Uno de los argumentos contra las corridas es que son una tortura. ¿Qué opina de esta interpretación?
    Los taurinos no disfrutan con la tortura; si así lo hicieran, pues iríamos a un matadero a deleitarnos. No conozco a nadie que le guste ver a un torero darle múltiples pinchazos a un toro. Supongamos que yo disfrutara de la muerte del toro, mi gusto no es problema del otro y mucho menos de un gobernante; quizás un alcalde quiere que yo sea bueno como él, pero no es asunto suyo salvar mi alma. Tampoco tiene derecho a condenar mi alma porque me gusten los toros. O porque me guste la pesca del salmón, que él considera una maldad.

    ¿Es el toreo un arte?
    Hoy la palabra arte se emplea para cualquier cosa. Antes el arte no era simplemente hacer una cosa con habilidad. Hoy se habla del arte de un cocinero que prepara bien una tortilla, o se llama artista a quien mete muchos goles. Un gran futbolista que tiene técnica se puede llamar artista, pero sólo como una metáfora. Un torero hace cosas arriesgadas que a uno le gustan; así mismo hay jinetes que son grandiosos montando a caballo. Los taurófilos apreciamos esa habilidad de pararse frente a un toro. Cuando uno es aficionado a un espectáculo, lo es también a la habilidad de quienes hacen las cosas bien. Los toros son un ritual que puede ser considerado por algunos un arte. Hay un margen de interpretación personal. En el ritual del toreo hay toreros que tienen una personalidad y unas destrezas particulares que una persona a la que le gustan las carreras de caballos no ve ni aprecia. Un torero es un artista. Hace con habilidad algo que no es fácil y que tiene unas pautas propias. Los toreros tienen normas que cumplir; quien lo hace con habilidad, digamos, excepcional, es un artista.

    Usted ha dicho que el torero personifica la figura del héroe.
    El torero es un ser valiente; el torero es quien canaliza el miedo de los espectadores. Todos sentimos miedo de estar allá abajo, frente a un animal de 500 kilos que embiste con dos astas como cuchillos. El torero es quien carga con todos nuestros miedos y los vence. Por eso todos nos sentimos animados con un torero que nos descarga, por instantes, del miedo que inevitablemente todos sentimos a la muerte. Esa es la forma heroica. En los juegos, en los espectáculos de masas, la muerte es un elemento metafórico. La prueba es que alrededor de esos espectáculos se hacen poemas donde se habla del destino, de la naturaleza, de la muerte.

    Para usted, que ha tratado tan profundamente el tema moral, ¿tienen los animales derechos?
    Los animales no tienen derechos en el sentido estricto de la palabra, pues tampoco tienen ningún deber. El derecho es una cosa que los seres humanos nos concedemos, entendemos que uno tiene un deber y por lo tanto tiene un derecho correlativo de exigirlo. Un animal vive fuera del reino de las leyes, uno puede concederle derechos. Por ejemplo, una vaca que vive en mi finca, tiene derecho a estar allí porque es parte de mi derecho a tener vacas. Pero la vaca no tiene en sí misma derecho. Cuando se destroza una selva, el hecho es motivo de sanción porque viola mi derecho y el de mis hijos al oxígeno y a la belleza, pero no porque los árboles tengan derechos. Los animales son seres vivos con los que podemos tener una relación afectiva, aunque ellos no nos reconozcan afectivamente como nosotros a ellos. Un perro sabe quién es su dueño porque le da comida, pero un perro no ama a nadie. Se crea una sensibilidad que no es otra cosa que el deber de tratarlos para lo que sirven. Si uno lidiara una oveja, pues ello estaría mal, las ovejas no están hechas para eso. Tratar a un animal de una forma indebida es una indelicadeza. No olvidemos que hay personas muy malas que han tenido muy buenos sentimientos por los animales: las dos primeras leyes de protección a la naturaleza que incluían el derecho de los animales las hizo Hitler en Alemania. Fueron las primeras leyes ecológicas en Europa, y él mismo tenía su perro al que cuidaba y quería.

    Pero es a los taurinos a quienes nos trata, por ejemplo el alcalde de Bogotá, como nazis.
    Cuando se quiere equiparar a los taurinos con los nazis, cuando se quiere equiparar a los aficionados con la barbarie, eso sí es realmente una “barbaridad”. En el derecho tradicional se considera bárbaro el hecho de no distinguir entre lo humano y lo animal. Es bárbaro, tradicionalmente hablando, quien trata a otros de sus iguales como animales. Sólo un bárbaro no distingue entre un ser humano y un animal. El toreo es un asunto de libertad y es una opción que no es similar a la de atacar a los demás seres humanos o aprovecharse de su pobreza. Es una forma de entender la vida, de mirarla. El toro bravo no es un animal salvaje, como puede serlo un tigre. Es una creación consciente y deliberada del hombre destinada a ser parte de un ritual.

    ¿Cómo explicar la prohibición de las corridas en Cataluña, siendo los catalanes tan antiautoritarios?
    En Francia, donde se tradujo Tauroética, se defiende a los toros con el mismo argumento con que se prohibieron en Cataluña: por ser símbolo de una tradición. Cataluña está tratando de separarse de España y quiere romper una tradición común con España; los toros son sólo un pretexto. Ahora a la amalgama separatista le suman elementos ecologistas para apartarse del imaginario español. Las voces que suenan en el país vasco, de donde son los primeros toreros, tienen el mismo sentido, una reacción contra España, contra Castilla y La Mancha.

    Pero en Colombia no se está reaccionando contra España sino a favor de la cultura norteamericana, tan políticamente correcta, tan humana...

    Mientras haya una afición que entienda de toros y que vaya a las plazas, prohibirlos es una atentado contra la libertad de opinión, de opción cultural. Hay que respetar la fiesta del toro como un bien cultural y como parte del derecho a la libertad. Las corridas son un culto. Prohibirlas es una acto autoritario, un liberticidio auténtico. Cuando desaparezca el público de los toros, desaparecerán, naturalmente, las corridas. Esa es una ley distinta. La prohibición de los toros se pretende mostrar como un acto moralizante, pero es en realidad un acto de despotismo, de intolerancia chapucera.

    Taurófilos no demandarán al Distrito
    Tras la controversia que generó el fallo de la Corte Constitucional, que dice que los alcaldes no pueden prohibir las corridas de toros en las plazas permanentes del país, el gerente de la Corporación Taurina de Bogotá, Felipe Negret, señaló a este diario que no emprenderá acciones legales contra el Distrito para reclamar el regreso de las corridas a la Plaza de Toros de Santamaría y dejará el asunto en manos de los organismos competentes.

    Mientras el Distrito reitera su oposición al maltrato animal y al regreso de las corridas en la Santamaría, Negret pide que la administración respete la posibilidad de realizar los espectáculos taurinos y cumpla con los mandatos de promoción de la actividad, como lo ordenó la Ley 916 de 2004.
    FUENTE: http://www.elespectador.com/noticias...rticulo-384540

    Me gustó el ejemplo de los nazis, sobre todo porque refuta esa frasecita tonta y gratuita que está tan de moda: "Una sociedad se puede juzgar por la forma como trata a sus animales", que dicen que la inventó Gandhi (lo cual no sería sorpresa, considerando que se trataba de un pagano idólatra de animales). De lo que sí no estoy muy seguro es que el ejemplo de los nazis haga reflexionar en algo a la mente estupidizada de un animalista. Pongo un ejemplo: hace un tiempo salió una noticia acerca de que los terroristas del ISIS trataban especialmente bien a los gatos, pues bien, recuerdo que entre los comentarios a esa noticia había un par que decían algo así como que "si tratan bien a los animales, entonces no deben ser tan malos" (¡¡¿?!!). Hubiese pensado que eran comentarios en broma, si no fuese consciente de que vivimos en la época de la estulticia.
    Última edición por Montealegre; 22/12/2015 a las 03:35 Razón: olvidé poner la fuente

  14. #134
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,587
    Post Thanks / Like

    Re: En defensa de los toros

    Facebook ya permite denunciar las fotos de corridas de toros y cacerías

    Las asociaciones animalistas aplauden la nueva opción de la red social, que ha indignado y sorprendido a los amantes de la tauromaquia




    lunes 18 enero, 2016

    Los usuarios de Facebook molestos con las corridas de toros están de enhorabuena a partir de ahora. Y, por el contrario, los amantes de la tauromaquia tendrán que andarse con ojo a la hora de subir fotografías sobre estas actividades. La razón está en las nuevos argumentos que admite la red social de Mark Zuckerberg para marcar una fotografía o un contenido como «inapropiado» o «molesto».

    En la red social, si a un usuario le molesta un contenido publicado siempre tiene la opción de «denunciarlo» a los administradores de Facebook. Se pulsa el botón correspondiente e inmediatamente se despliega una ventana para dilucidar cuál es el problema con esa fotografía o publicación, a través de una serie de opciones.

    Las fotografías pornográficas o violentas, las de personas que solicitan sexo, la humillación de otros usuarios o aquellas fotografías en las que el usuario aparece y no quiere que estén en la red social eran ejemplos de contenidos que se podían denunciar desde hace tiempo.

    Desde hace unos días, Facebook ha decidido incluir las corridas de toros y las cacerías como ejemplos de contenidos que se pueden denunciar si el usuario los encuentra inapropiados, molestos o simplemente si no le hacen gracia. Una categoría en la que también se ponen como ejemplo los contenidos que van contra las ideas de los usuarios o en los que se burla de los gustos musicales o deportivos de otros.

    La decisión referente a la tauromaquia no ha pasado inadvertida a los implicados y que, como era de esperar, ha provocado reacciones encontradas. Satisfacción por parte de las asociaciones animalistas e incredulidad por parte de los amantes del toreo.

    Asociaciones como Libera! o PACMA, representantes del primer grupo, consideran que esta nueva opción de denuncia en la red social es un gran paso hacia la defensa de los animales y manifiesta implícitamente la violencia de las corridas y de las cacerías.


    En el segundo grupo, la decisión de la red social de Mark Zuckerberg ha sentado como un jarro de agua fría y no han escondido la sorpresa por la inclusión de esta nueva opción. La Fundación Toro de Lidia ha declarado al diario La Vanguardia que prevén reunirse con directivos de la red social para que expliquen el porqué de esta decisión.




    ____________________________

    Fuente:

    Facebook ya permite denunciar las fotos de corridas de toros y cacerías

  15. #135
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,184
    Post Thanks / Like

    Re: En defensa de los toros

    Dio marcha atrás:

    Toros

    Facebook rectifica y elimina la opción de denunciar las fotos taurinas


    La red social da marcha atrás tras la presión y el malestar de miles de aficionados a los toros

    El arte del toreo continuará en libertad en Facebook, la red social más potente del universo, que se ha visto obligada a rectificar y eliminar la opción de denunciar las fotos taurinas.

    Facebook había incluido las corridas entre los posibles apartados de denuncia de imágenes, donde figuraban, entre otras, la prostitución o pornografía. Ante la pregunta de cuál es el problema con una imagen, se metían los toros en el mismo saco de esta manera:

    «-Se trata de desnudos o pornografía. Ejemplos: excitación sexual, actos sexuales o personas prostituyéndose.

    -Es inapropiada, me molesta o no me hace gracia. Ejemplos: va en contra de mis idieas, se burla de mis gustos musicales o deportivos, muestra cacerías o corridas de toros».

    Depués de la presión y el malestar que provocó entre miles de aficionados a los toros, la famosa red ha decidido excluir las corridas entre los motivos de denuncia.
    FUENTE
    Mexispano dio el Víctor.



    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  16. #136
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,587
    Post Thanks / Like

  17. #137
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,261
    Post Thanks / Like

    Re: En defensa de los toros

    Bien por la defensa del nasciturus que hace el meme, pero debería haberse expresado de otra manera. No se puede llamar verdugo a un torero. El supuesto médico que asesina un niño puede llamarse verdugo, porque mata a un ser humano, dicho sea con perdón de los verdaderos verdugos que han ejercido legalmente su oficio cuando estaba permitido y era justo y necesario. Pero el toro no es un ser humano, por lo que no se puede hablar de verdugo. Los empleados de los mataderos nunca han sido verdugos, y eso que matan al animal de forma más dolorosa y a veces más cruel. El toro que muere en la plaza muere luchando, y como es un animal combativo y bravo se lo pasa mejor que nadie en la fiesta. La tauromaquia es un duelo, y nunca se ha llamado verdugo al que mata a otro en un duelo. Yo reescribiría el meme diciendo simplemente: "Al menos él tiene la posibilidad de defenderse atacándolo", y seguiría siendo un meme eficaz contra el aborto.
    Mexispano, raolbo y Pious dieron el Víctor.

  18. #138
    Avatar de Guerreiro Galaico
    Guerreiro Galaico está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    13 jul, 14
    Ubicación
    Buenos Aires, Argentina.-
    Mensajes
    82
    Post Thanks / Like

    Re: En defensa de los toros

    Hola Coforistas.- Leyendo el diario Infobae en la red, hallé éste artículo respecto a Francisco Rivera, el cual publicó una fotografía con su hijita de cinco meses en brazos lidiando.-
    Por supuesto el artículo es antitaurino y los comentarios de los foristas lo son en un 99 %, salvo escasas excepciones, siendo interesante las argumentaciones de los antitaurinos, denostando la violencia del arte, pero proponiendo violencia extrema para con el torero.-
    Como siempre hallamos el tiro por elevación a la Hispanidad desde el ataque a la Tauromaquia, que es parte de lo "políticamente correcto".-

    Fuente: Polémicas fotos: enfrentó a un toro con su bebé en los brazos - Infobae

    Agrego el artículo, pero las imágenes del torero con la beba y otras de apoyo no son visibles, ya que pertenecen a una red social, ni tampoco se ven los comentarios aludidos, para ver todo se debe entrar a la fuente.-

    Saludos cordiales desde la Ciudad de la Santísima Trinidad y Puerto de Santa María de los Buenos Aires.-



    Polémicas fotos: enfrentó a un toro con su bebé en los brazos

    Quien provocó el revuelo, convertido en trending topic, fue el español Francisco Rivera.-

    El torero español revolucionó las redesCrédito: laverdad.esDe familia de toreros, el premiado Francisco Rivera Ordóñez desató una enorme polémica convertida en "trending topic" luego de publicar en su cuenta de Instagram dos imágenes en las que se lo ve toreando en brazos de su bebé de tan solo 5 meses.

    La primera de las fotos la publicó el domingo a última hora. Allí se lo puede observar en una pequeña plaza toreando con su hija Carmen acompañado por el texto "Debut de Carmen, es la 5 generación que torea en nuestra familia. Mi abuelo toreó así con mi padre. Mi padre toreó así conmigo, y yo lo he hecho con mis hijas Cayetana y ahora con Carmen #orgullodesangre".

    A las pocas horas, compartió una segunda foto en la que realizó un montaje entre la que había publicado con su bebé y la que lo tiene a él como protagonista subido a los hombros de su padre, también toreando. "Se repite la historia. Viva la mejor herencia, el sentimiento, la pureza, honor", fueron las palabras que eligió Rivera para reforzar el concepto de la tradición que representa ese acto.

    Las publicaciones despertaron duras críticas por parte de miles de usuarios. Incluso el humorista británico Ricky Gervais se pronunció al respecto en sus propias redes haciendo referencia al abuso animal e infantil, aunque unos minutos después eliminó las publicaciones.

    Frente a las acusaciones recibidas, el torero empleó nuevamente las redes sociales para defenderse: "Es algo nuestro, de mi familia de amor al toreo. No os podéis imaginar la ilusión que me ha hecho torear con mis hijas" y "Como está España... Pensar que he puesto a mi hija en peligro es una barbaridad. Más segura que en mis brazos no va a estar nunca", fueron algunos de sus posteos.

    Por su parte, la fiscalía de menores de Sevilla resolvió abrir un expediente para analizar si el torero Francisco Rivera Ordóñez puso en una "situación de riesgo innecesaria" a su hija Carmen.

    Sin embargo, no todo fue repudio para el "matador". La Unión de Toreros salió en su defensa a través de un comunicado y atribuyó las críticas a una "campaña antitaurina": "Manifestamos sin reserva alguna nuestro total apoyo a Francisco Rivera Ordóñez frente a los ataques de que viene siendo objeto por la publicación de dicha fotografía. Al mismo tiempo, los toreros nos sentimos orgullosos de transmitir a nuestros pequeños los valores y tradiciones que presiden nuestra existencia".

    Asimismo, varios de sus colegas mostraron su solidaridad en las redes y algunos, como Manuel Díaz (el "Cordobés"), publicaron fotos con sus hijos en la misma situación.

    Polémica anterior

    Hacia mediados del año pasado, la chef Samantha Vallejo-Nágera y jueza de la versión española de "Masterchef" había desatado la polémica luego de publicar en sus redes fotos de sus hijos en la tribuna de una corrida de toros.

    A diferencia de Rivera, Vallejo-Nágera se disculpó públicamente también a través de sus redes: "Hola a tod@s, Quería pedir disculpas a aquellos que se sintieron ofendidos por las fotos que publiqué ayer, no era mi intención molestar a nadie. Desvinculo completamente a las marcas con las que trabajo de tan desafortunadas publicaciones. Un abrazo a todos y gracias por vuestros comentarios, Samy".


  19. #139
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,261
    Post Thanks / Like

    Re: En defensa de los toros

    No estaba toreando un toro sino una vaquilla, que también puede ser peligrosa aunque no tanto. No deja de ser una imprudencia. Pero en cuanto a que desde pequeños lleve a sus hijos a las corridas y les inculque la afición, no me parece negativo en absoluto. Lógicamente, los antitaurinos aprovechan la situación.

  20. #140
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,261
    Post Thanks / Like

    Re: En defensa de los toros

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    LA NIÑA Y EL TORO, por Juan Manuel de Prada


    (Artículo publicado en ABC el 30 de enero de 2016)


    Que los toros son un espectáculo muy adecuado para la inteligencia fantasiosa de los niños lo captó a la perfección Agustín de Foxá, que contaba la anécdota de una niña que, feminizando al toro y al torero, le decía a su madre, mientras asistía con ella a una corrida: “¡La vaca quiere comerse la falda de la señora!”. Y si una niña puede ver en un toro bravo con la mirada nublada de sangre una vaca que quiere comerse la falda de una señora, ya podemos imaginarnos que en una becerra verá (y se quedará tan pichi) una ternerita que trisca amapolas en un prado. Algo así debió de ver la hija de Paquirri cuando su padre la tomó en brazos y se puso a tentar una becerra, para que sintiera trepándole por la sangre el arte del toreo, heredado de sus ancestros; pero Paquirri no contaba --¡ay!—con los benefactores de la infancia que pululan en Twitter, esa jaula atestada de loritos regurgitando (¡retuiteando!) ofensas redondas como cañamones.


    Antaño, al volver a casa, el tendero que tenía como chico de los recados a un niño al que deslomaba a cambio de cuatro perras soltaba la lagrimilla leyendo el "Oliverio Twist" de Dickens o el "Corazón" de Amicis; y los niños protagonistas de estos dramones, además de dejar en blanco su conciencia, le inspiraban frases de un sentimentalismo merengoso en las cenas de beneficencia. Algo semejante ocurre con los benefactores de la infancia que pululan en Twitter, que no tienen caletre para leer a Dickens y Amicis pero, en cambio, son unos hachas regurgitando (¡retuiteando!) ofensas contra un padre que quiere mostrar a su hija cómo el arte del toreo, heredado de sus ancestros, le trepa por la sangre. Y, del mismo modo que el tendero bellaco que soltaba la lagrimilla con Marco o con Oliverio Twist ni se inmutaba cuando su chico de los recados se encorvaba con las costillas abrumadas, los benefactores de la infancia que se han horrorizado con la foto de la hija de Paquirri ni se inmutan con la guerra atroz que nuestra época ha declarado a los niños; o incluso la jalean, pues está en la naturaleza de los loritos adherirse a todas las aberraciones sistémicas, ignorantes de que son víctimas de lo que Marcuse llamó “la dimensión única del pensamiento”.


    Pues ocurre con frecuencia que quienes se indignan con fotos como la que ahora comentamos son los mismos que jalean que los niños sean triturados, como si fuesen carne para albóndigas, cuando aún están en gestación; y, por supuesto, los mismos que jalean todos los males que trituran la dignidad espiritual de los niños ya gestados: la desintegración de la institución familiar; la conversión de la escuela en un corruptorio oficial del que salen desflorados y hechos unos zotes; los medios de comunicación que, mediante su suministro incesante de chabacanerías y sandeces, les arrebatan el pudor y los convierten en perros de Paulov prestos al estímulo sexual. Nada importan a estos loritos los niños abortados; y tampoco los niños con síndromes de alienación parental, los niños con depresiones y pulsiones suicidas, los niños cuya inocencia es cada día mancillada por las vilezas que les enseñan en la escuela o en la tele, los niños convertidos en víctimas de una sociedad infestada de perversiones aberrantes. En cambio, se escandalizan y rabian con la foto de una niña a la que su padre toma en brazos, mientras tienta una becerra, para que sienta cómo el arte del toreo le trepa por la sangre, heredado de sus ancestros. Tal vez su escándalo y su rabia tengan, después de todo, sentido: pues saben bien que la hija de Paquirri no va a ser un lorito como ellos; y es que una niña que ha mirado a un toro a los ojos ya ha aprendido de golpe las realidades más hondas de la vida y de la muerte.














    https://es-es.facebook.com/permalink...bstory_index=0
    Smetana y Pious dieron el Víctor.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. II Republica asesina y criminal
    Por TerciodeSarmiento en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 39
    Último mensaje: Hace 1 semana, 03:24
  2. Sobre Julius Evola
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 10/11/2018, 13:42
  3. En busca de la verdad: el verdadero origen de Cristobal Colón
    Por Lo ferrer en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 26
    Último mensaje: 29/03/2014, 01:17
  4. Respuestas: 0
    Último mensaje: 31/08/2007, 02:36
  5. Juan Francisco Donoso Cortés
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 27/12/2005, 17:20

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •