Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 6 de 6 PrimerPrimer 123456
Resultados 101 al 112 de 112

Tema: ¿La independencia Peruana una imposición foránea?

  1. #101
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,836
    Post Thanks / Like

    Re: ¿La independencia Peruana una imposición foránea?

    Herbert Morote: Hemos obtenido la independencia, pero no la libertad

    Publicado el 21 may. 2018

    Entrevista a Herbert Morote





    https://www.youtube.com/watch?v=qZnLj1NuU6M

  2. #102
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,836
    Post Thanks / Like

    Re: ¿La independencia Peruana una imposición foránea?

    Ejercito Real del Perú (la otra cara de la Historia)

    Publicado el 4 abr. 2019

    Puede leerse gratis el libro BOLÍVAR, LIBERTADOR Y ENEMIGO Nº 1 DEL PERÚ aquí: http://www.herbertmorote.com/Libros/C...





    https://www.youtube.com/watch?v=Y81pAN6vmpQ

  3. #103
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,836
    Post Thanks / Like

    Re: ¿La independencia Peruana una imposición foránea?

    LLEGADA DE SIMÓN BOLÍVAR AL CALLAO.

    El libertador Simón Bolívar llegó a El Callao en el bergantín “Chimborazo” el 1 de setiembre de 1823. A su arribo el pueblo salió a recibirlo a la calle, a su lado iba el Presidente Torre Tagle y sus ministros que habían ido a recibirlo al Callao.

    Se escucharon salvas de cañón, toques de campana, bailes, alegría como si hubiera llegado un nuevo virrey.

    No todo fue paz con la llegada de Bolívar, como anota Jorge Basadre: “La noticia de su llegada hizo que afluyeran a la capital numerosos forasteros y que los comestibles llegaran hasta el doble del precio por ellos habitualmente cobrados. Calles y plazas fueron adornadas.

    Cómo anota Herbert Morote: “Los limeños vieron en Bolívar la estabilidad frente a la anarquía interna creada por la insistencia de Riva-Agüero en declararse presidente desde su baluarte de Trujillo.”

    Bolívar fue acompañado hasta una casa situada en la calle San José y Aparicio donde se alojó.

    En el Congreso fue recibido con discursos. Al día siguiente se realizó un banquete en Palacio de gobierno.

    Así llegó Simón Bolívar al Perú, como libertador, pero pronto se convertiría en un dictador que sería odiado por los peruanos. (Juan José Pacheco Ibarra)





    https://www.facebook.com/rincondehis...pe=3&__tn__=-R

  4. #104
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,836
    Post Thanks / Like

    Re: ¿La independencia Peruana una imposición foránea?

    El jueves pasado, Luis Lumbreras presentó una nueva edición de su libro Pueblos y culturas del Perú antiguo en el Museo de Arqueología de Pueblo Libre. Fotografía: Jorge Cerdan.


    Luis Guillermo Lumbreras: “Gobernamos con ese error de creer que todos somos iguales. ¡Mentira! No es cierto”.

    Arqueólogo, educador y antropólogo de culto, Lumbreras es un libro abierto de nuestra historia. Conversamos con él a propósito de una nueva edición de Pueblos y culturas del Perú antiguo.

    redacción :

    Roberto Ochoa

    09 Feb 2020 | 2:38 h



    Luis Guillermo Lumbreras Salcedo es un referente de la arqueología y la antropología peruana. Esta semana estuvo ocupado en la presentación de la nueva edición de su clásico Pueblos y culturas del Perú antiguo. Un libro que tiene 11 ediciones en inglés y que formó a varias generaciones de americanistas. Es uno de los pocos científicos sociales que no duda en meter el dedo en la llaga en cada proceso político que le ha tocado vivir. Nacido en Ayacucho, en 1936, Lumbreras le dio un contenido social y dialéctico a la ciencia arqueológica. También es reconocido como el “inventor de los wari”. Cincuenta años después de lanzara sus primeras hipótesis, la historia le dio la razón. Hoy debemos reconocer que los wari fueron una cultura que forjó un imperio parecido en poder creativo al Tawantinsuyo.


    La primera edición de su libro fue presentada en 1970, durante un accidentado congreso de americanistas, inaugurado por Juan Velasco Alvarado. ¿Por qué dice que esa era una época parecida a la actual?

    Claro, es algo parecido a lo que está ocurriendo ahora. Era un periodo de cambios en América Latina y en el mundo. En esos momentos me di cuenta de que la arqueología que hacíamos no servía para nada. Había que hacer una arqueología que sirva como contrapeso a cómo organizábamos nuestra historia. Nos enseñaban una historia partida en dos, llena de complejos y traumas: discriminación, segregación, conflicto de intereses, qué se yo.


    ¿También lo dice por los resultados de las recientes elecciones legislativas?

    No. El resultado de estas elecciones me hizo pensar mucho. Es la primera representación del Perú que tenemos en el Congreso.


    ¿Se refiere a los israelitas o a los antauristas?

    A todos. ¿Quiénes integran el nuevo Congreso? Los que casi no hablan castellano, como los israelitas, o los fogosos que solo quieren matar. Son dos representaciones que nunca estuvieron en el Congreso porque si eran elegidos los desaforaban.


    ¿Y la izquierda?

    Hay un señor Fernández Chacón, del Frente Amplio, que está orgullosísimo de no haber terminado la secundaria. Es que eso es lo que hay. Lo que tenemos en el Perú no solo son abogados, intelectuales... •


    ¿Y el sector emprendedor podría estar representado por los Acuña?

    Hay de todo, pero ojalá no nos cree problemas. La ventaja es que teóricamente es solo un año y medio.


    ¿Teóricamente?

    Es para preocuparse, ¿qué va a pasar si toda una bancada exige la amnistía de Antauro? O si otros exigen eliminar de las escuelas el papel de la mujer “porque ellas son una creación de Dios al servicio del hombre”. Yo quiero escuchar esos debates...


    Lo veo pesimista.

    No, pesimista no, estoy asustado, porque peor de lo que ya pasó no creo que pase. Hemos tenido a un país paralizado en los últimos años por este combate absurdo entre poderes. Cuando uno sale de su casa y va a un barrio pobre, a los sectores marginales, ves a la gente que dice “ese es un ladrón, hay que matarlo”. Una parte de esa gente está representada en el Congreso. Por eso me asusta.


    Alguien dijo que Sendero y los israelitas son los dos únicos movimientos netamente peruanos del siglo XX. Ambos con base ideológica extranjera pero con una organización y accionar muy local. ¿Comparte esta visión?

    Yo diría que hay tres: Sendero, los Israelitas y el Estado peruano. Estamos funcionando con un Estado que no tiene nada que ver con nosotros. Somos un país con regiones muy diferentes, tenemos un sistema de vida en donde ser arequipeño es distinto a ser huancaíno o piurano. Pero actuamos como si todos fuésemos exactamente iguales y gobernamos con ese error de creer que todos somos iguales. ¡Mentira! No es cierto.


    ¿Funcionó en alguna época?

    Lo que hicieron los incas fue genial. Respetar las costumbres y las formas de vida de cada una de las regiones y, dentro de eso, implementar los elementos que permitieran, a través de la colectividad, generalizar las cosas. El Estado peruano anda caminando equivocadamente. No estamos respondiendo a la capacidad que necesitamos de tener cambios en la estructura. Somos un mosaico.


    ¿Por eso usa “Perú antiguo” en vez de “Perú prehispánico”?

    No me gusta porque somos parte de esa historia. Hemos dividido la historia del Perú en dos: la historia de los indios y nuestra historia. Nos enseñan a no encontrar ninguna relación entre nosotros y los indios. No somos nosotros. Si nos dicen indios, nos enojamos, creemos que nos están insultando.


    ¿Por qué persiste esa discriminación?

    Porque creemos que es la parte pasada, primitiva, de nosotros. ¡Mentira, pues! Estamos conviviendo con ellos. Hay indios con lengua quechua, aymara, qué se yo. Toda la selva está llena de indios que son tan peruanos como nosotros. ¿Cuántos matsiguengas hay en el Congreso de la República? Hemos construido un país de ‘nosotros’ diferente al de ‘ellos’, los indios. Nosotros hablamos castellano, tenemos o no tenemos una religión que de alguna manera tiene que ver con el mundo de otro lado, que no tiene nada que ver con los cerros, las lagunas...


    Eso lo arrastramos desde la conquista, pero también nos hicieron creer que con la independencia iba a cambiar esa percepción. Creo que se agravó...

    “Más pior” (risas). Nosotros hemos construido este país como una forma de contrarrevolución contra los indios. La independencia es una reacción de los criollos frente a España pero también frente a lo que representa el movimiento organizado por Túpac Amaru II, que había sido recién vencido. Estamos hablando de los años 1780 a 1784, de la confrontación bélica, luego viene toda la represión. Esta represión es equivalente a lo que ahora vemos cuando se habla de terrorismo...


    Y además coincide en las fechas: 1780-Túpac Amaru, 1980-Sendero Luminoso. ..

    Increíble. Si ahora uno lee o piensa explicar el fenómeno senderista, entonces está defendiendo o haciendo apología del terrorismo. Exactamente eso sucedió luego de la rebelión de 1780. Si leías los Comentarios reales de los incas eras sospechoso de rebelión, se quemaban estos libros...


    Esa represión afectó incluso a esa nobleza cusqueña, descendiente de los incas, que había logrado un buen nivel cultural y económico durante el Virreinato. Con la represión se perdió esa burguesía indígena, culta y próspera.

    Se estaba formando y se cortó por esa competencia entre la burguesía criolla de Lima, Arequipa y Trujillo; que iba en contra de esa burguesía nativa que se formaba alrededor de las minas, en la sierra. Era la burguesía de los curacas –por eso me encanta la Carta a los españoles americanos de Vizcardo y Guzmán– que se empezó a formar a fines del siglo XVII. En todo el siglo XVIII hay como cien rebeliones indígenas...


    Poco antes de su rebelión, Tupac Amaru II estuvo reclamando en Lima el marquesado de Oropesa. Si le lo hubieran otorgado, ¿se hubiera rebelado?

    Sí, pero de otra manera. Cuando estuvo en Lima los limeños nativos le hablaban en quechua y lo reverenciaban. Cuando cae Túpac Amaru II también asesinan a su familia. Sus amigos fueron perseguidos. No se podía pronunciar su nombre. Pocos años después, en 1801, se levantan los hermanos Angulo, Zela y otros. Todos estos cambios se dan en un proceso de lucha entre burguesías.


    Esas rebeliones dirigidas por curacas...

    Son los que venden las cosas de las minas y que viven de la minería. Es una burguesía indígena que son los que tienen que sembrar para mantener a los obreros que trabajan en las minas, vestirlos, los que hacen el transporte del mercurio. Esos curacas se hacen ricos hasta comienzos del siglo XVIII. El propio Túpac Amaru no era pobre, era un burgués.


    Con la Independencia desaparece esa burguesía indígena.

    Bueno pues, todo eso es resultado de un proceso de confrontación interna que hay entre esta burguesía indígena y la burguesía emergente que es la burguesía criolla. Pero esta burguesía criolla es chiquitita porque los españoles manejaban todo. Se van los españoles y queda una burguesía de cuatro amigos con pequeñas haciendas y sin gran poder económico. Con la Independencia se aparece, desde el norte, una poderosa burguesía de azucareros aliados con los ingleses que vienen desde la Gran Colombia, y por el sur una burguesía de ganaderos con mucho poder económico y que vienen de liberar Argentina y Chile. Cuando llegan aquí se encuentran con esta burguesía local costeña con la que tienen infinitos problemas. Hay muchas pugnas que se deciden con los “colombianos” (Monteagudo, entre ellos) y luego viene la dictadura de Bolívar.


    Bolívar arrasa esa burguesía de nobles indígenas de Cusco...

    Dejó la Constitución de 1823, donde se excluye del Perú a todos los que no son hispanohablantes. Se declara lengua oficial al castellano, como religión oficial la católica. Consecuentemente, los que no son católicos y los que no hablan castellano no son peruanos. No tienen acceso a los derechos civiles.


    ¿Cómo ve al Perú para el Bicentenario de la Independencia?

    Yo creo que estamos ingresando a una etapa de la historia, no solo del Perú, donde hay conflictos serios entre el sistema que se aplicó con la ruptura del viejo régimen europeo. La imposición del viejo modelo europeo en todo el mundo y la creación de una imagen absolutamente absurda, de que todos podemos funcionar bajo el mismo modelo de vida. En un país, en un mundo, en donde lo característico es precisamente lo contrario. Si yo vivo en un desierto mi comportamiento no será igual a si vivo en la selva o en las montañas. Esas diferencias son significativas en la historia del mundo. De modo que en estos momentos estamos viviendo sublevaciones en todos lados, no solo en América Latina. Aquí se nota más fuerte porque la violencia de la subyugación es más fuerte. Nuestra situación es de gran expectativa de cambio. Aquí debemos debatir qué cambiar en función de un respeto mayor al pasado. Hemos introducido muchas cosas buenas, pero hemos dejado de lado muchas cosas nuestras que serían de mucha utilidad para nuestro país. La situación aquí es que ser conservador es una forma de ser suicida.


    El éxito del documental La revolución y la tierra motivó todo un debate sobre las reformas del velasquismo. ¿Comparte la creencia de que Velasco postergó el estallido senderista?

    Velasco responde a una estrategia internacional para impedir procesos como el que se dio en el Perú con Sendero Luminoso. No fue una iniciativa exclusivamente peruana. En realidad, se construyó una plataforma de acción estatal que tratase en lo posible de impedir que las grandes demandas populares tuvieran éxito. Una de esas demandas era el tema del petróleo, de la reforma agraria...


    Demandas que venían desde los años 60...

    Sí, junto con la reforma educativa, las empresas, el transporte... pero Velasco no estaba solo, fue un proyecto en que participaron otros personajes como Fernández Maldonado, Richter, etc. Yo he sido testigo directo de lo que ocurría en la parte pobre de la sierra. Cuando fui a enseñar a la Universidad de Huamanga yo tenía 21 años y estaba armado de toda la ilusión del cambio. En Huamanga comprobé la manera cómo se abusaba de los indios porque no eran gente como uno. La otredad campeaba, era el factor dominante.




    _______________________________________

    Fuente:

    https://larepublica.pe/domingo/2020/...vcD5I_OIm9q3s0

  5. #105
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,476
    Post Thanks / Like

    Re: ¿La independencia Peruana una imposición foránea?

    Aunque dice algunas cosas interesantes, lo veo muy indigenista y antihispánico, y además hace apología de los "terrucos", los terroristas maoístas de Sendero Luminoso (que no eran tan luminosos porque constantemente volaban torres de alta tensión) y masacraban indios o les cortaban las orejas a todos los de un poblado indio, y cosas así.

  6. #106
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,836
    Post Thanks / Like

    Re: ¿La independencia Peruana una imposición foránea?

    Cita Iniciado por Hyeronimus Ver mensaje
    Aunque dice algunas cosas interesantes, lo veo muy indigenista y antihispánico, y además hace apología de los "terrucos", los terroristas maoístas de Sendero Luminoso (que no eran tan luminosos porque constantemente volaban torres de alta tensión) y masacraban indios o les cortaban las orejas a todos los de un poblado indio, y cosas así.

    Cierto, lo puse principalmente porque hablaba de la desaparición de las élites indígenas luego de la independencia a manos de Simón Bolívar.

  7. #107
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,836
    Post Thanks / Like

    Re: ¿La independencia Peruana una imposición foránea?

    ¿DE QUÉ HABLARON EN PUNCHAUCA?

    En la hacienda de Punchauca, a 25 kilómetros al noreste de Lima ocurrió un encuentro histórico. El 2 de junio de 1821 se reunieron allí, el general José de San Martín y el virrey José de la Serna.

    El encuentro fue afectuoso, San Martín abrazó a La Serna y le dijo que entre los dos podrían labrar la felicidad de este país.

    El vínculo personal de ambos era una cosa, pero lo que venían a tratar era muy importante.

    La propuesta de San Martín era que se nombrase un regente para gobernar el Perú de forma independiente, hasta que llegara de Europa un príncipe de la familia real de España que sea nuestro monarca constitucional.

    El virrey escuchó a San Martín con discreto silencio y prometió una respuesta, luego de consultar con las corporaciones del virreinato. Esta era solo una excusa del virrey, pues en realidad, con quién debía contar era con el apoyo del ejército.

    Luego se realizó un banquete, donde el virrey brindó por la reunión en Punchauca y San Martín por la prosperidad de España y América.

    El virrey se retiró, días después rechazó la propuesta de San Martín. (Juan José Pacheco Ibarra)





    _______________________________________

    Fuente:

    https://www.facebook.com/rincondehis...type=3&theater
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas

  8. #108
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,836
    Post Thanks / Like

    Re: ¿La independencia Peruana una imposición foránea?

    UN VERDADERO ESPIA PERUANO.

    Remigio Silva nació en Lima el 27 de octubre de 1782, hijo de comerciantes. Ingresó al ejercito realista. En Lima tuvo noticias que su hermano Mateo Silva, junto a los españoles Antonio María Pardo y José Antonio Ganoza conspiraban para formar una Junta de gobierno en Lima. Esta conspiración fue conocida por la historia como la “conspiración de los hermanos Silva”.

    En la noche del 26 de setiembre de 1809, fueron capturados mientras dormían. Al día siguiente fueron juzgados: Mateo Silva fue condenado a 10 años de prisión en México, además de perder su título de abogado. Posteriormente regresó al Perú donde fue encarcelado en el Callao, allí murió en 1816.

    Remigio fue liberado, pero obligado a pagar una sanción económica. Nunca olvidaría la muerte de su hermano, decidiéndose a apoyar la causa de la independencia.

    Luego de la conspiración quedó libre y se puso en contacto con San Martín en 1817 a través del coronel Domingo Torres, que vino a Lima para negociar el canje de prisioneros con el virrey. Silva mantuvo comunicaciones secretas sobre las campañas a Chile que fueron fundamentales para la victoria de 1818.

    Colaboró con Lord Cochrane cuando llegó a Huarmey proveyéndole de información. En 1819 escribió “Manifiesto que hace un ciudadano en Lima a los estados de Buenos Aires y Chile”.


    La información de Silva fue muy importante para planificar la llegada de San Martín al Perú. Sin haberlo buscado, Silva se convirtió en un verdadero espía, obteniendo información de la secretaría del virrey, el Estado Mayor y la auditoría del ejecito realista. Gracias a la colaboración de su medio hermana Brigida Silva, que tenía hijos en el ejército, pudo conocer información privilegiada que era trasmitida a San Martín. En 1820, Silva llegó a Lima, disfrazado de pescador, allí pudo ver de cerca la situación.

    Durante el gobierno del virrey Pezuela, Remigio Silva se refugió durante seis meses en el convento de los Descalzos. Luego se trasladó a Chile donde fue recibido por el general San Martín.

    En el protectorado de San Martín se le otorgó la Orden del Sol el 12 de diciembre de 1821. Además, se le encargó de la contaduría y jefatura de la dirección General de Tabacos en 1822. Durante el breve gobierno de Riva Agüero, fue su hombre de confianza y se le designó presidente del Departamento de Huaylas en 1823.

    Silva se opuso a la llegada de Simón Bolívar, razón por la cual fue desterrado y encarcelado en Guayaquil, luego a Panamá y Jamaica.

    En 1828 regresó al Perú. Fue prefecto de la Libertad (1829-1834) y pasó sus últimos años en Lima en su negocio comercial. Remigio Silva falleció el 20 de noviembre de1854.

    El ejército del Perú ha nombrado al coronel Remigio Silva Aranda como “Patrono del Arma de inteligencia” por su gran servicio en las comunicaciones y misiones secretas. (Juan José Pacheco Ibarra)


    REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

    Bibl.: R. B. Silva, Tres patriotas peruanos: el coronel don Remigio Silva y sus hermanos el abogado don Mateo y doña Brígida, Callao, Imp. “El Callao”, 1921.

    Hampe, Teodoro. “Remigio Silva”. Remigio Silva | Real Academia de la Historia

    https://www.academia.edu/129839…/CRL...O_SILVA_ARANDA







    _______________________________________

    Fuente:


    https://www.facebook.com/rincondehis...type=3&theater
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas

  9. #109
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,836
    Post Thanks / Like

    Re: ¿La independencia Peruana una imposición foránea?


  10. #110
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,836
    Post Thanks / Like

    Re: ¿La independencia Peruana una imposición foránea?

    Plan Maitland: Perú nunca se quiso independizar

    En 1821 año de la independencia del Perú, prácticamente la totalidad de la América Española hace ya 11 años que ha proclamado su independencia. Toda, excepto el Virreinato del Perú, que permanece fiel a España, ya que no existe corriente emancipadora alguna y goza de la calidad de vida más alta del mundo.





    Lima (fundada por el español Francisco Pizarro con el nombre de “Ciudad de los Reyes”), la capital, es una de las mayores urbes del planeta y cuenta con los mayores adelantos. La renta per cápita del peruano en aquella época es muy superior a la de un estadounidense, inglés, francés o español peninsular. Tiene que llegar un extranjero, San Martín, para proclamar la independencia. Una independencia impuesta y en contra de la voluntad de los peruanos.

    ¿Por qué San Martín, un extranjero, tiene que interferir en las decisiones de un pueblo que no es el suyo?

    La verdad y en contra de la historia oficial fabricada por las oligarquías, es que San Martín se limitó a cumplir las órdenes dictadas por Inglaterra a través del Plan Maitland para destruir el Imperio Español en América.





    El plan fue diseñado por el General Thomas Maitland después de que Inglaterra perdiera sus trece colonias de norteamérica y necesitase de nuevos territorios que le suministrasen de materias primas para su industria así como otros tesoros. Consistía literalmente en: Tomar Buenos Aires (San Martín lo hizo), asentarse en Mendoza (San Martín lo hizo), cruzar los Andes y emancipar Chile (San Martín lo hizo). Más tarde, a bordo de una flota, dirigirse hacia Perú y Quito para liberarlos (San Martín también lo hizo).

    El mito de San Martín y con él la independencia de la América Española se nos acaba de caer. San Martín había sido un brillante oficial del Ejército Español, fue condecorado con las más altas distinciones por su heroicidad en la primera batalla que Napoleón pierde, Bailén, y al que aguardaba un futuro esplendoroso, se convirtió en un traidor a España y América al convertirse en un agente británico para que Inglaterra esquilmara Hispanoamérica durante décadas.

    La flota libertadora que partió de Valparaíso hacia el Perú estaba formada por buques ingleses a los cuales se les cambió el nombre. Lo mismo que, para disimular la operación, se le cambió el nombre a su comandante, el Almirante Lord Thomas Alexander Cochrane, quien pasó a llamarse Tomás Alejandro Cochran. A todos los oficiales ingleses que participaron en las campañas de América, que fueron cientos, se les hispanizó el nombre.

    Tras la proclamación de la independencia de Perú, el 28 de julio de 1821, el tesoro que albergaba la Real Hacienda de Lima -o lo que es lo mismo, el Banco Central del Perú- fue desvalijado por San Martín y embarcado en la flota de Cochrane anclada en el puerto de El Callao, quien partiría con ella hacia Londres portando la cuantiosa suma de 40 toneladas de oro. No era novedoso tal acto; lo mismo había ocurrido en Buenos Aires, Bogotá, Guatemala y México. Todas las Reales Haciendas fueron saqueadas y sus tesoros enviados a Londres. Así fue como los ricos Virreinatos y Capitanías Generales pasaron a ser Repúblicas pobres.

    Inglaterra pasó a ser su nuevo amo; sí, les dejó tener una bandera y un himno, pero les impuso la libra esterlina como moneda obligatoria y se hizo con el monopolio del comercio. Nacía el neocolonialismo.




    Dionisio Inca Yupanqui


    La proclamación de la independencia del Perú impuesta por San Martín hizo que la población peruana se revelase y se enfrentase a su ejército invasor. Los indios y mestizos peruanos se alistaron por miles en los Reales Ejércitos del Perú, en los que destacaron brillantes oficiales indios como el Coronel Dionisio Inca Yupanqui o el General Antonio Navala Huachaca, quien seguiría combatiendo hasta más de 25 años después de proclamada la independencia.

    En la Batalla de Ayacucho, en la que estuvo presente el General Navala Huachaca, el Ejército Realista estaba compuesto de unos 9.000 hombres, de los cuales sólo unos 500 eran españoles peninsulares; 6000 eran peruanos -indios y mestizos mayoritariamente- y el resto eran indios llegados desde Salta e incluso 3 divisiones de soldados de Chiloé. El Ejército Patriota, por contra, estaba formado por un puñado de criollos peruanos, argentinos, chilenos, grancolombianos y varios miles de mercenarios europeos pagados por Inglaterra.

    Perú fue el Irak del siglo 19. No existía el petróleo, pero sí el oro y otras riquezas. No había armas de destrucción masiva, pero sí una ficticia independencia. Lo que sí existía, como siempre ha existido, son los traidores y especuladores.

    El Imperio inca fue el más extenso de la América prehispánica y su capital fue Cusco. Cuando llegaron los españoles a este continente una de las primeras organizaciones territoriales que crearon fue el Virreinato del Perú que fue fundado por el rey Carlos I de España en Barcelona en 1542.

    El Virreinato del Perú cuya capital fue Lima o Ciudad de los Reyes en un inicio, abarcaba casi la totalidad de Sudamérica y parte de Centroamérica. Debido a su enorme extensión geográfica posteriormente este virreinato se dividió y se creó con su territorio otras entidades como el Virreinato de Nueva Granada y luego el Virreinato del Río de la Plata.

    Finalmente el Virreinato del Perú terminaría transformándose, con la imposición extranjera, en la República del Perú (1821). Nunca se produjo en el Perú colonial un fuerte movimiento independentista como sí ocurrió en otras latitudes de este continente, los registros indican que las insurrecciones se produjeron pero fueron minúsculas.

    En el territorio del actual Perú han surgido formidables culturas e imperios locales, siempre este territorio ha sido gobernado de una manera monárquica, con los incas, antes de ellos y con la llegada de los españoles. La brillante historia del Perú, prehispánico y colonial, sufre un punto de inflexión con el nacimiento de la república.

    Fuente: https://observadornacionalistaperu.b....html?spref=tw




    _______________________________________

    Fuente:

    https://hispanismo.cl/publicaciones/...-independizar/

  11. #111
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,836
    Post Thanks / Like

    Re: ¿La independencia Peruana una imposición foránea?

    Independencia o secesión de América ¿Cual es la verdad? Patricio Lons y el Capitán Perú

    Cuando América española se separó de España, se separó también en veinte partes y perdió todo el poder acumulado en tres siglos.





    https://www.youtube.com/watch?v=_X0VNpwjQs8

  12. #112
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,836
    Post Thanks / Like

    Re: ¿La independencia Peruana una imposición foránea?

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Bicentenario. Natalia Sobrevilla: “El 80 % del ejército realista eran criollos e indígenas” | ENTREVISTA

    La historiadora comenta el papel de los dos últimos virreyes del Perú, Joaquín de la Pezuela y José de la Serna, y cómo se dio el triunfo del ejército libertador.




    ENTREVISTA A LA HISTORIADORA NATALIA SOBREVILLA.




    Jorge Paredes Laos

    Editor de El Dominical

    joparedes@comercio.com.pe

    Lima, 29 de enero de 2021 Actualizado el 29/01/2021 04:48 p.m.


    El 29 de enero de 1821 dieciocho jefes realistas se reunieron en Aznapuquio, al norte de Lima, para complotar contra el virrey Joaquín de la Pezuela, obligarlo a renunciar e imponer en el cargo al general José de la Serna. Al virrey se le acusaba de no haber podido detener el avance del ejército libertador, en medio del miedo que despertaba entre la elite virreinal la inminente caída de Lima. Pezuela, sin más alternativas, dimitió, y meses después tuvo que abandonar el territorio peruano, casi de manera clandestina. Aunque su figura histórica ha quedado marcada por este hecho, la verdad es que el penúltimo virrey español en el Perú no fue un hombre timorato, sino alguien que fue rebasado por las circunstancias. Fue, más bien, un hombre que luchó, desde inicios del siglo XIX, para detener a los patriotas del Alto Perú y de las Provincias Unidas del Río de la Plata y para sofocar las rebeliones locales, como la ocurrida en Cusco en 1814.

    A continuación, la historiadora Natalia Sobrevilla no solo comenta la figura de Pezuela, sino explica por qué el poderoso ejército español sucumbió ante las huestes de San Martín.


    La actuación del virrey Pezuela sigue causando controversia, se llega a afirmar incluso que su indecisión y debilidad posibilitó el triunfo del ejército libertador, ¿cuál es tu opinión?

    Esa visión no tiene base histórica. Pezuela se dedicó a luchar contra los porteños desde 1813, el fue quien imposibilitó la llegada de las tropas porteñas por el alto Perú, hizo campañas exitosísimas, fue la mano derecha de Abascal y pasó de victoria en victoria por lo que recibió el reconocimiento del rey. Asimismo, evitó que prosperara la revolución del Cusco en 1814. En base a todo esto se le hizo virrey del Perú en 1816 cuando Abascal volvió a España. En ese mismo momento, él advirtió que el cambio de estrategia de San Martín (no ingresar por el Alto Perú sino por Chile y el mar) llevaría a la pérdida del virreinato peruano, si no se tomaban medidas efectivas. Antes de que San Martín venciera en Chacabuco, Pezuela decía claramente, hay que detener a San Martín, hay que evitar que cruce los andes, hay que evitar la independencia de Chile, pero no tuvo el apoyo. El gran problema fue, justamente, La Serna. Pezuela increpó a sus miliares en repetidas ocasiones, pero no le hicieron caso.


    ¿Por qué la división entre Pezuela y La Serna?

    La Serna no estaba convencido de que estuviera por debajo de Pezuela, pues él había llegado con un cargo de España y se demoraron hasta 1820 para establecer, a través del rey, que él era realmente subordinado de Pezuela. Pero eso, antes, él no acató ninguno de sus pedidos. Pezuela mandó varias expediciones a Chile, hizo lo posible por evitar la victoria de San Martín, pero no lo logró porque no tuvo el apoyo de su ejército del sur. En el primer bloqueo naval de 1819, Pezuela le pidió una vez más a La Serna y a todos los oficiales que si San Martín llega a las costas del Perú, entonces el Perú va a estar perdido. Pezuela fue una especie de Casandra que dijo una y otra vez lo que iba a pasar, pero no le hicieron caso.




    (Ilustración: Giovanni Tazza).


    Antes del motín de Aznapuquio, Pezuela ya había perdido fuerza política.

    Existía recelo contra Pezuela porque tenía muchas conexiones con los criollos, con miembros del Tribunal del Consulado, en Lima. Se ha escrito mucho también sobre si Pezuela era conservador y La Serna liberal, si Pezuela estaba en contra de la Constitución liberal y La Serna a favor. En realidad, lo que sucedió después del levantamiento de Riego (en España) y la imposición de la Constitución de Cádiz (de tendencia liberal) fue que Pezuela se dio cuenta de que la situación era cada vez más desesperada. Entonces se vio obligado a jurar la Constitución, en septiembre de 1820, justamente cuando llegó San Martín al Perú y se vio obligado a entrar en conversaciones con él… La situación para los realistas entre 1819 y 1820 era desesperada, y La serna y los otros oficiales no daban muchas respuestas.


    Sin embargo, Pezuela termina dimitiendo y entregando el poder a La Serna, y se aleja del poder y parte a España…

    Lo que sucede es que, para el motín mismo, se establece una Junta de Guerra que reúne a las tropas en Aznapuquio y es ahí que estos generales y oficiales deciden vacar a Pezuela del cargo de virrey. Estos militares acusan a Pezuela de no querer enfrentar a San Martín y de entrar en conversaciones con él, pero, una vez que lo deponen, eso es lo primero que hace La Serna, conversar con San Martín, en la famosa cita en Punchauca. Además, aceptan que Lima era imposible de defender y se repliegan hacia la sierra, primero en Huancayo y después en el Cusco, donde establecen un gobierno virreinal que se va a regir bajo la Constitución de Cádiz.


    Lima y el virreinato del sur

    ¿Si Pezuela se mantenía en el poder no hubiera salido de Lima?

    Pezuela estaba aferrado a defender Lima, él consideraba que una vez perdida Lima iba a ser difícil mantener el resto del virreinato. De alguna manera, lo que prueban La Serna y sus oficiales es que sí pueden mantener una guerra de guerrillas realista en el sur como un último bastión. Luego, del motín, Pezuela se ve obligado a quedarse seis meses en Lima, no tenía cómo partir. Finalmente, salió por Chorrillos en un barco de bandera norteamericana y llegó a hacer sus descargos al rey. Por largo tiempo va a haber un debate entre los amotinados y Pezuela.




    Monumento del libertador José de San Martín restaurado, en la plaza del mismo nombre, en el Centro Histórico. (Foto: Britanie Arroyo/@photo.gec)


    ¿El ejército realista se fue desmoronando en meses, era en realidad el ejército más poderoso del hemisferio sur?

    Lo era, pero el 80 por ciento del ejército realista o fidelista eran criollos e indígenas americanos. En la Batalla de Ayacucho cuando se firma la capitulación solo un número mínimo de personas regresan a Europa, pues la gran mayoría de realistas son americanos. Ahora, este mismo grupo de La Serna, Canterac, entre otros, va a ver con mucho recelo a los criollos y mestizos, a personas como Agustín Gamarra y Andrés de Santa Cruz. Gamarra, por ejemplo, se da cuenta que no tiene mucha opción siguiendo la carrera con los realistas, y ve que San Martín le da una nueva oportunidad. En el caso de Santa Cruz es diferente porque a él lo toman prisionero dos veces. La primera vez lo mandan a Buenos Aires y regresa por tierra al Perú y sigue peleando en el bando realista, pero cuando es derrotado en la batalla de Cerro de Pasco le ofrecen pasarse al bando patriota con la misma posición y rango y eso es lo que hace, pues ya no tiene opción, no tiene a donde volver.


    ¿El motín de Aznapuquio originó la caída del ejército realista o su suerte estaba echada desde antes?

    Ya estaba echada desde el momento en que La Serna decidió no va a apoyar a Pezuela en 1816, en 1817, en 1818. Ya cuando llegamos a Aznapuquio las cosas han degenerado de tal manera que era muy difícil para ellos… Lo que es más bien increíble, y esto solo se explica por el apoyo de los americanos a los realistas, es cómo La Serna pudo mantener un gobierno virreinal en el sur y llegó a desestabilizar al Perú de tal forma entre 1822 y 1824. Lo sorprendente no es que se haya dado la independencia, lo sorprendente es que la Serna logró recomponer el gobierno virreinal en el sur y mantenerse en el poder por tres años sin ningún apoyo de la península, solo con el apoyo del Cusco, Arequipa, Ayacucho, Puno y el Alto Perú, con esos recursos y gente volvió a Lima, y ocasionó que muchos de los que habían estado en el lado patriota se cambiasen otra vez de bando. Gran parte de la nobleza que firmó el Acta de Independencia en 1821 para el 1824 estaba otra vez al servicio del rey. Esto demuestra que no todos estaban totalmente convencidos.




    _______________________________________

    Fuente:

    https://elcomercio.pe/eldominical/ac...vista-noticia/

Página 6 de 6 PrimerPrimer 123456

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Contra la imposición lingüística
    Por alazet en el foro Aragón
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 22/03/2010, 14:48
  2. Imposición lingüística en Galicia
    Por juanjulio en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 88
    Último mensaje: 03/02/2010, 04:34
  3. Respuestas: 0
    Último mensaje: 29/04/2005, 01:41

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •