Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12
Resultados 21 al 27 de 27

Tema: En busca de la verdad: el verdadero origen de Cristobal Colón

  1. #21
    NumantinoCeltibero está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    05 nov, 09
    Ubicación
    Sevilla
    Mensajes
    32
    Post Thanks / Like

    Respuesta: En busca de la verdad: el verdadero origen de Cristobal Colón

    Me alegra mucho que por fin den datos reales de que cristóbal colón era español y no genovés como dice, yo leí una vez que nació en génova, pero que sus padres eran mallorquines convertidos al judaismo de un barrio de palma que se llamaba génova también paradígicamente y que gracias a la incipiente intolerancia hacia los judíos que se masticaba en españa emigraron a génova y es allí donde nació nuestro querido cristóbal... De todas formas mi lógica me decía que sangre italiana no podía tener, los italianos son un pueblo de comerciantes y mercaderes, nosotros los españoles o ibéricos como queráis llamarlo, somos un pueblo de guerreros y conquistadores, un abrazo hermanos y viva nosotros!

  2. #22
    generalrodriguez está desconectado Miembro novel
    Fecha de ingreso
    05 nov, 09
    Mensajes
    1
    Post Thanks / Like

    Respuesta: En busca de la verdad: el verdadero origen de Cristobal Colón

    Cita Iniciado por Lo ferrer Ver mensaje
    En busca de la verdad: el verdadero origen de Cristobal Colón




    1.- Presentación.

    EN BUSCA DE LA VERDAD: EL VERDADERO ORIGEN DE CRISTOBAL COLÓN

    A continuación, les ofrecemos la resolución de uno de los mayores enigmas de la historia del hombre: la procedencia de Cristóbal Colón.


    Siguiendo los postulados que presenta la Asociación Cultural Cristóbal Colón, queremos hacer llegar a todos los hogares el verdadero conocimiento de la vida y origen del hombre que descubrió América a través de la gran variedad de irrefutables pruebas sobre las que la Asociación se apoya para divulgar su tesis.


    Asimismo, la Asociación Cultural Cristóbal Colón edita semestralmente el Boletín Informativo Cultural, documento que reciben las más importantes universidades, bibliotecas, academias de historia y centros culturales de América y España. La mencionada asociación tiene por objetivo impulsar las investigaciones con el fin de demostrar el verdadero origen del Descubridor de América.


    Por lo tanto, en sucesivas publicaciones, se darán a conocer toda una serie de pruebas que permitirán demostrar la procedencia y falsedad de todos los documentos que los defensores de la tesis genovesa presentan, con el objetivo de probar que los genoveses Cristófero Colonne o Cristóforo Colombo son la misma persona que le verdadero Descubridor de América, el noble Cristóbal Colón, hijo de don Carlos, Príncipe de Viana (hermano del rey Fernando el Católico), y de la mallorquina Margarita Colón.


    Desde aquella memorable fecha del 12 de octubre de 1492, en que un nuevo mundo fue descubierto, hasta nuestros días, Cristóbal Colón ha sido para muchos "el gran desconocido". Gabriel Verd Martorell, tras treinta años de investigación, al igual que otros rigurosos investigadores colombinos, ha llegado a la conclusión de que el descubridor de América fue hijo natural del Príncipe de Viana y de Margarita Colom, que nació en Mallorca en 1460 y que la teoría genovesa es una fábula, razón por la que se pueden conceptuar a sus libros Cristóbal Colón y la revelación del enigma y Cristóbal Colón era noble y de sangre real, como la más documentada y sólida refutación que de la tesis genovesa se haya presentado jamás. Para su autor, la nacionalidad de Colón, la que se adquiere tanto por el derecho de sangre como por el derecho de suelo, se convierte en secreto de estado mediando un gran pacto de silencio que, por una parte, otorga honores, preeminencias y riquezas, mientras que, por otra parte, exige silencio al suelo y a la sangre.


    Estas obras de don Gabriel Verd constituyen una sagaz y rigurosa investigación que apasiona como una buena novela policíaca en la que la deducción implacablemente lógica va arrancando a la verdad hasta dejarla desnuda a los ojos del lector. Para tal investigación, parece que debían conjuntarse tres elementos: una pasión desmedida por el tema, una paciencia tenaz en la investigación y una mallorquinidad de suelo y de sangre, porque sólo así, surgiendo del mismo escenario que engendró el misterio, podía ser rescatada la verdad. En el autor, venturosamente para sus lectores, se ha dado dicha conjunción, por lo que estos libros consituyen un feliz y fecundo resultado: Cristóbal Colón fue un hijo de España que alumbró a las Américas de hace quinientos años.





    2.- La asociación Cultural Cristóbal Colón.

    La mayor cosa después de la creación del mundo, sacando la encarnación y muerte del que lo creó, es el Descubrimiento de América .

    Siguiendo este precepto, el día 1 de febrero de 1963 fue constituida la Asociación Cultural Cristóbal Colón en Madrid, con ámbito nacional y con representaciones en diversas naciones hispanoamericanas. Fue su primer Presidente el Excmo. Sr. D. Cristóbal Colón de Carvajal y Maroto, XVII duque de Veragua, que hasta su muerte en 1986 representó dignamente a la Institución efectuando diversos viajes a la América hispana en ocasión de conmemoraciones históricas colombinas, y en dos ocasiones presidió, como Gran Mariscal, el desfile del 12 de octubre en la ciudad de Nueva York.

    Durante todos estos años, la Asociación ha participado en Encuentros de Hispanistas, ha promovido conferencias, Seminarios de Estudios Hispanoamericanos y prosigue la edición del Boletín Cultural, que muy pronto tuvo amplia aceptación entre diversos centros culturales, academias y universidades. Esta labor hispanista, en la que se fomenta el estudio de la controvertida figura de Cristóbal Colón a la vez que se estudian diversos aspectos históricos relacionados con el Descubrimiento de América y la posterior etapa de la colonización española en el Nuevo Mundo, ha tenido destacado eco en los ambientes científicos y culturales de España y América.

    De forma especial se estudia y se defiende la idea de Hispanismo como vínculo entre tantos millones de seres, hermanados por los lazos de la Historia, y el nexo de la misma lengua común, así como el propósito de luchar encarecidamente, a nivel popular, por mantener el clima propicio para una Comunidad Iberoamericana de Naciones, que permita el resurgir de diversos pueblos hispánicos todavía sometidos a los rigores de la escasez, de la falta de atención y del abandono en que se hallan sumidos.

    Así, pues, nuestra Asociación, desde el lejano año de 1963, ha venido propiciando la amistad y los fraternales vínculos entre España y las Naciones libres del Nuevo Continente; parte de los cimientos de esa libertad los fue forjando España desde aquel 12 de octubre de 1492 hasta el siglo XIX.

    Por ese motivo, todos aquellos actos y acontecimientos que tienen lugar en alguno de aquellos países relativos a destacar figuras históricas comunes o que tuvieron lugar en ocasión del Descubrimiento, merecen nuestra atención, apoyo y colaboración, como han tenido ocasión de comprobar nuestros asociados o lectores del Boletín Informativo.

    Procuramos tener informados a nuestros amigos, y en general a los estudiosos e interesados en el tema, sobre aquellos artículos y trabajos que en distintos medios de comunicación aparecen. Se pretende de esta forma reunir una serie de estudios, que puedan ayudar a comprender ciertos sucesos.

    Poco a poco nuestra Asociación, con el esfuerzo de todos sus componentes, ha logrado alcanzar una alta consideración y respeto en los medios culturales y científicos de importantes organismos, Academias, y centros universitarios de muchos países, lo cual nos anima a proseguir esta tarea y a no decaer en nuestro propósito de fomentar y desarrollar la cultura española y americana en todos sus grados y aspectos, como determina el Artículo 2 de nuestros Estatutos.

    La desaparición del citado duque de Veragua supuso, con la enorme tristeza por su irreparable pérdida, la necesidad de proseguir la labor encauzada con tanto éxito en la etapa anterior.



    JUNTA DE GOBIERNO

    De este modo, en 1990 asumió la presidencia D. José Mª de Domingo-Arnau y Rovira, que había sido el secretario general de la Asociación durante la etapa del Duque de Veragua, conocedor de sus inquietudes en el aspecto histórico y cultural, que, rodeado de los componentes de la Junta de Gobierno, inició la nueva etapa con un brillante plantel de colaboradores, como los Vicepresidentes D. Tomeu Pons, escritor y artista, autor de un magnífico libro titulado Lo insólito en el nacimiento de Iberoamérica , viajero infatigable por diversos países americanos, y Damián Barceló, prestigioso abogado que en 1992 reunió en solemne acto en Palma de Mallorca a todos los embajadores hispanoamericanos para obsequiar a los Presidentes de las Repúblicas respectivas con una barrica de brandy de su bodega con el que puedan brindar todos los 12 de octubre de los años siguientes para conmemorar el Descubrimiento.

    Figura como Secretario General el investigador Gabriel Verd Martorell, conferenciante en diversos lugares de América y en distintas ciudades españolas y autor de dos interesantes y muy importantes libros en los que se desvela el origen español de Colón; como Vicesecretario Adjunto figura Don Antonio Gornés Sastre.

    D.Ángel G. las Navas Pagán, ilustre periodista de la Asociación de Corresponsales Iberoamericanos, es el actual Vicesecretario General.

    Como Consejeros de la Junta de Gobierno figuran el prestigioso letrado D. Antonio Ramón Camps, caballero del Monasterio de Guadalupe y miembro de destacadas Academias culturales de Italia; D. Fernando Polo de Alfaro, profesor de pintura, galardonado con diversos premios internacionales y caballero del Imperial Monasterio de Yuste; el escritor valenciano D. Jaime Porcel Rosselló; DªPilar Pulgar Fraile, ex-alcaldesa del histórico lugar de Palos de la Frontera (Huelva); D. José Mª Tejero García, de Huelva, ilustre representante de la ciudad que tanto significó en el Descubrimiento y Don Antonio Rodríguez, de Palma de Mallorca; en Estados Unidos, la Asociación está representada por D. Juan Francisco Maura, profesor en Vermont; el notorio escultor y artista mallorquín Jaime Mir Ramis, ilustre investigador colombino; así como D. Luis Felipe Pou y Riesco, Cónsul General de Uruguay en Sevilla y miembro de otras corporaciones científicas, y en el Cono Sur de América, ostenta la representación D. Miguel A. Bordoy, en Argentina.



    PATRONATO DE HONOR

    A este grupo directivo, se agrega el Patronato de Honor, que hasta el momento de su muerte presidió D. Torcuato Luca de Tena, Marqués de Luca de Tena, autor de diversos libros históricos y profundo conocedor de hechos y circunstancias de América; como Vicepresidente fue designado el Dr. D. Rafael Salanova y Salanova, Académico numerario de la Academia Mallorquina de Estudios Genealógicos e Históricos, Correspondiente de la Academia Nacional de Jurisprudencia y Legislación y a varias Corporaciones americanas como miembro honorario, a la Orden del Santo Sepulcro, y está en posesión de diversas condecoraciones nacionales y extranjeray figura conocida por cuantos pertenecen a la Asociación por haber permanecido en la misma desde la, ya lejana, época fundacional, habiendo desempeñado distintos cargos en la Junta de Gobierno: Consejero, Vicesecretario, Secretario General y Vicepresidente, que justifican y avalan su dedicación y entrega a nuestro proyecto.

    Como Vocales de nuestro Patronato de Honor figuran el Dr. Enrique Tejera París (Ex Embajador de la República de Venezuela en España), Dra. Rose-Marie Karpinski de Murillo (Académica de Número de la Academia de Historia y Geografía de Costa Rica), D. Pedro Serra Bauzá (Presidente del Grupo Serra, Palma de Mallorca), D. B. Fernando Izquierdo y Doña Juana Mº Citarella (Presidente y Secretaria respectivamente de la Fundación Baldomero Fernando Izquierdo en Barcelona), Dr. Eduardo Guaylupo Roncal (Agregado Cultural de la Embajada del Perú en España), Dr. David R. Chacón Rodríguez (historiador, Presidente de la Fundación Hno. Nectario María para la Investigación Histórica-Geográfica de Venezuela y Presidente de la Sociedad Boliviana de Sevilla), Dr. Juan M. Morales Álvarez (Director del Instituto de Investigaciones Históricas Bolivarium de la Universidad Simón Bolívar en Caracas, Venezuela), Dr. Bernardo P. Dossier Almazán (Historiador, Argentina), Dr. Eusebio Leal Spengler (Director de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, Cuba), Doctor Adrián Hernández Baño (Antropólogo, Historiador y Sociólogo; profesor titular de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda en Coro, Venezuela), D. Juan Verger Pocoví (Ingeniero, ex Conseller de Fomento del Gobierno de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares), Doña Maria Virginia Martínez Costa (Historiadora, Madrid), Dr. José Javier Viñes (Parlamentario Foral de Navarra), D. Damián Barceló Obrador (abogado e ilustre escritor hispanista en Palma de Mallorca), D. Jaume Mir Ramis (escultor, Miembro de la Real Academia de Bellas Artes de Toledo, de la de San Fernando, de Madrid y de la de Sant Sebastiá de Palma de Mallorca), D. Nicolás Forteza (Artista, Pintor, Palma de Mallorca, académico correspondiente, Academia Internacional Greci-Marino, Academia del Verbano, Italia), D. Miquel Nigorra Oliver (Palma de Mallorca), D. Jacinto Morcillo Melchor (Plasencia, Cáceres), Dra. Kathleen E. LeMieux (Historiadora, Illinois, USA), D. José B. Valdunciel González (Presidente de los Caballeros de la Hispanidad, Medina del Campo, Valladolid) completan este conjunto de ilustres personalidades representativas del referido Patronato de Honor.

    Con tan brillante conjunto de personalidades, la Asociación Cultural Cristóbal Colón prosigue su incansable labor en el sentido de trabajar por demostrar, de forma fehaciente, la españolidad del Descubridor, así como por anudar los lazos entre las distintas naciones hispánicas para que, firmemente unidas, logren una efectiva Comunidad Iberoamericana en el venidero siglo XXI. La labor seria, continua y eficaz que realiza la Asociación, día a día, va calando en los ambientes culturales y académicos de tan diversos lugares, pero sobre todo es defensora y vocera de ese clamor de los pueblos hispánicos en el anhelo de propiciar la auténtica Hispanidad en un futuro no lejano.





    3.- Hipótesis sobre el origen de Cristóbal Colón.

    Desde aquella memorable fecha del 12 de octubre de 1492, en que fue descubierto un nuevo mundo, hasta nuestros días, muchas han sido las teorías que se han presentado acerca del origen de Cristóbal Colón: la oscuridad que aparece en sus orígenes ha llevado a los historiadores a hacer las más diversas interpretaciones y son muchos los lugares que reclaman la paternidad del Almirante.

    En primer lugar, está la tesis gallega de Colón, que tuvo su importancia a finales del siglo XIX, cuando Celso García de la Riega presentó unos documentos en los que llegaba a la conclusión de que Cristóbal y Bartolomé Colón habían nacido en Pontevedra, hijos de Doménico y Maria Fonterosa. Tiempo después se llegó a saber que dichos documentos habían sido falsificados, tal y como confirmaron los paleógrafos Manuel Serrano y Sanz y Eladio Oviedo y Arce.

    En segundo lugar, los señores Ricardo Sanz, Margarita del Olmo y Emilio Cuenca, tras un laborioso estudio histórico, sostienen que Colón fue un noble castellano, hijo de doña Aldonza de Mendoza, duquesa de Arjona, y de don Diego Gómez de Manrique, conde de Treviño, nacido el 18 de Julio de 1435, en la Villa de Espinosa, Guadalajara. Como pruebas de su origen castellano, se presentan los propios escritos de Colón, en los cuales “trata de demostrar su amor a la tierra que le vio nacer y admiración a los paisajes, flora, fauna, etc. de su Castilla”, y otros argumentos testimoniales como los siguientes: “el Duque de Medinaceli, Don Luis de la Cerda, era sobrino de Cristóbal Colón” y “su abuelo don Diego Hurtado de Mendoza, es decir, el padre de su madre, era el gran Almirante de Castilla.

    Por otra parte, el investigador Vicente Paredes, después de haber realizado una serie de estudios, llegó a la conclusión de que el Descubridor era un judío de Extremadura, de famosa familia de conversos de Santa María. Pero Cristóbal Colón no era de origen judío, ya que los Reyes Católicos reconocieron documentalmente su nobleza en Abril de 1492, o sea, varios meses antes del Descubrimiento de América.

    Otra de las hipótesis es la de un estudioso portugués, que llegó a considerar que Colón sería un tal González Zarco, noble, quien había huido a Génova y regresado a Portugal bajo el nuevo nombre de Cristóbal Colón.

    Un investigador norteamericano, Goódrich, identifica a Colón con un corsario griego del siglo XV al servicio de Francia, que se hacía llamar Coulon o Coullon.

    Un libro londinense editado en 1682, afirma que el Almirante era “born in England, but resident at Genua” ("nacido en Inglaterra, pero residente en Génova").

    El italiano Agostino Ruffini, que por motivos políticos se escondió en Suiza, en casa de un tal Colomb, cuenta que éste no solamente hacía alarde de ser descendiente de Cristóbal Colón, sino que agregaba que su pretendido antepasado había nacido en Ginebra.

    Harrisse habla de la desatinada pretensión heráldica del abogado francés Jean Colomb, quien, en 1697, se autoproclamó descendiente del Descubridor apropiándose del escudo de armas de Castilla y León.

    Algunos investigadores de fines del siglo XIX pretendieron demostrar que el Almirante había nacido en la pequeña ciudad de Calvi, en Córcega.

    El italiano Bernando Colombo, en una información hecha en Génova ante el Senado en abril y mayo de 1586, pretendió probar que era el heredero del Almirante, el cual había nacido en Cogoletto y no en Génova.

    El investigador ibicenco Nito Verdera asevera que Colón nació en Ibiza en 1436. Pero la idea de que el Descubridor naciera en 1436 no se ciñe a la realidad; por ejemplo, entre las muchas pruebas que hay para demostrarlo, vamos a citar la siguiente: Cristóbal Colón en la carta que remitió a los Reyes Católicos desde Jamaica a 7 de julio de 1503 dice: "Yo vine a servir de veintiocho años y agora no tengo cabello en mi persona que no sea cano y el cuerpo enfermo". Si al año 1436 le sumamos veintiocho, se transforma en 1464, fecha inadmisible, ya que como es sabido por casi todos los colombistas, don Fernando y doña Isabel no se casaron hasta 1469. Colón no entró al servicio de los Reyes en 1464 sino en 1488, dato que nos permite demostrar que nació en 1460.

    El peruano Luis Ulloa en un libro publicado en 1927, Cristófor Colom fou català, la veritable gènesi del descubriment , define al almirante como un noble nacido en los países de habla catalana cuyo verdadero apellido era "Colom", y en su nombre, en el escudo, en los símbolos y en su firma encuentra indicios de catalanidad.

    Otros autores, como en el caso de Ricardo Carreras Valls y Bayerri, sostienen que Cristóbal Colón había nacido en una de las islas que se encuentran en la desembocadura del Ebro, en Tortosa, poblada por comerciantes genoveses. Para estos dos investigadores, el Descubridor era el catalán Colom de Terra Rubra.

    Renato Llanás de Niubó, con sus investigaciones, llegó a la conclusión de que Colón había nacido en 1436 en Felanitx, Mallorca, probablemente hijo de Juan Colón, propietario rural, el cual participó en la revuelta de los campesinos, "forenses" y tras ser derrotados tuvo que huir acompañado de su hermano Bartolomé.

    Pero la hipótesis que más se ha extendido y que más divulgación ha tenido es la de su nacimiento en Génova, a pesar de la incoherencia que de ella se desprende, ya que se halla sostenida por documentación apócrifa. Según los historiadores genovistas, Critóforo Colombo nació a finales de 1451, hijo de Doménico Colombo y Susana Fontanarossa. Doménico Colombo vivía en Génova y fue guardián de la Porta dell'Olivella hasta febrero de 1470, en que se trasladó a Savona con su hijo Cristóforo, donde trabajaron en el oficio de tejedores de paño y taberneros, profesión que ejercieron a lo largo de toda su vida en su tierra natal.

    Por último, la tesis más equilibrada y razonable, no enflaquecida por niguna otra, sino más bien reforzada por cada una de sus contrarias, es la sostienen los estudiosos Luis Schoch y Pereira de Castro, Manuel López Flores, Juan Cerdà, los venezolanos Hno. Nectario Maria y el dr. David R. Chacón Rodriguez, el dr. Adrián Hernández Baño, profesor titular de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda en Coro, Venezuela, el prestigioso historiador navarro dr. Jon Oria y, por último, Gabriel Verd Martorell, el cual, tras más de veinticinco años de investigación, ha documentado ampliamente esta tesis, habiendo llegado todos ellos a la conclusión de que Cristóbal Colón nació en 1460, en Felanitx, Mallorca, hijo de Don Carlos, príncipe de Viana (hermano del rey Fernando el Católico) y Margarita Colón.





    4.- Colón era Colom, con eme.

    A continuación, les ofrecemos varios documentos que prueban que el apellido de Cristóbal Colón se escribía con eme final; no era, pues, ni Colón, Colombus ni Colomo, cosa que nos hace determinar que su origen proviene de los países de habla catalana, ya que es tan sólo en esas tierras donde se escribe dicho apellido de tal modo.


    -Documento dirigido "Al rey y a la Reina" que consta en el Libro de Privilegios del Descubridor; en él figura el nombre como Colom.


    -Colofón de la carta de Colón relatando el Descubrimiento en 1492, donde el nombre es siempre Colom /copia manuscrita de la traducción latina de Coscó hecha en Italia en 1508; Documento en la Colección Bronston).


    - Colofón de la carta de Colón relatando el Descubrimiento, donde puede leerse el nombre Colom (Manuscrito en el archivo de Simancas).


    -Fragmento de la Carta que Colón escribió a Luis de Santángel anunciando la supuesta llegada a las Indias y a la provincia de Catayo (China), lo que supuso en realidad el descubrimiento de América, en la que se puede apreciar el registro de su apellido como Colom, como siempre se ha escrito en Mallorca desde el siglo XIII (1ª impresión en Barcelona, Pedro Posa, 1493. Actualmente se conserva en la Lenox Collection de la New York Public Library).


    -Cabecera de una de las cartas de Colón traducidas al latín referentes al descubrimiento del Nuevo Mundo. La edición, del año 1493, coloca el nombre del Navegante Colom.


    -Edición hecha en Roma de la versión en latín publicada por Coscó de la carta de Colom a Gabriel (sic Rafael) Sanxis, tesorero general del rey Fernando. En ella, como en gran número de documentos de la época, figura el nombre como Colom, con eme final.


    -Fragmento de la petición y comparecencia del Almirante para que el escribano Diego de Alvarado procediese al traslado de una serie de documentos hecha en Santo Domingo a 4 de Diciembre de 1498, que precede a la real carta dada en Segovia a 16 de Agosto de 1494, por la que se ordena a los caballeros, escuderos, etc. que obedezcan a Colón como Virrey y Gobernador.
    Es muy posible que este documento fuera el primero que se redactó en Santo Domingo tras su fundación por Bartolomé Colón y en el que se registra el apellido Colom y no Colón, hecho que pone en evidencia que éste era su verdadero apellido tal y como siempre se ha escrito en Mallorca desde hace más de setecientos años.(Documento insertado en el "Libro de los Privilegios del Almirante Don Cristóbal Colón (1498)", publicado por la Real Academia de la Historia en Madrid, 1951).


    http://www.yoescribo.com/img/imatges_html/colon_09.jpg -Tipografía facsímile hecha por Harrisse de la obra de J. Stamler impresa en Augsburg en el año 1508. Una copia puede verse en la Universidad de Harvard. Obsérvese el apellido Colom.
    Buenos días...soy un nuevo integrante de esta comunidad y un hambriento de buenos puntos de vista sobre la historia...este es uno y fantastico...documentado, argumentado y opinado tan solo con base histórica.

    Mas alla de ideales politicos, la historia tarde o temprano se ilumina sola...

    Gracias porque estoy muy contento de formar parte de esta comunidad.

    Desperta ferro.

  3. #23
    Manuel Doval está desconectado Miembro novel
    Fecha de ingreso
    29 ene, 10
    Mensajes
    3
    Post Thanks / Like

    Respuesta: En busca de la verdad: el verdadero origen de Cristobal Colón

    Cristóbal Colón era gallego.
    Vamos a hablar de Cristóbal Colón, y del conde de Caminha, quienes, según alguna gente entre la que nos encontramos, podrían ser la misma persona. Y de los motivos por los que en Galicia, para empezar por algún lado, el tema interesa mucho a la gente y poco a las instituciones.
    Pedro Álvarez de Sotomayor, o Pedro "Madruga" fue aliado de Enrique IV de Castilla, quien, además de nombrarlo vizconde de Tui quiso también hacerlo arzobispo de Santiago. Pero derrotó a los Irmandiños, enviados por el propio Enrique IV para someter a la díscola nobleza gallega. Éste último hecho es obviado por los nacionalistas gallegos, quienes ven a los Irmandiños como unos heroes populares y revolucionarios. Por tanto, ven a Pedro Madruga como un tirano que sometía al pueblo. Los nacionalistas gallegos olvidan también que Pedro Madruga fue el mayor enemigo que tuvieron por un tiempo los Reyes Católicos, máximos exponentes del Imperio colonialista que ocupa nuestra patria, país, nación o comunidad autónoma, llámelo usted como le de la gana, que para eso sabe hablar.
    Por su parte, los españolistas gallegos ven en Pedro Madruga al hombre luchó contra Castilla, aliándose con la corona portuguesa en apoyo de Juana la Beltraneja. El traidor que invadió Galicia bajo bandera portuguesa. Lo ven como a un independentista. Eso en cuanto a Pedro Madruga.
    En cuanto a Colón, al Colón gallego, existen dos teorías. Una de ellas, formulada en su día por don Celso García de la Riega, dice que Colón era un marino judío de Porto Santo (Pontevedra), y está basada, entre otros, en los siguientes hechos demostrados:
    - En Porto Santo existía el apellido de Colón. Hay innumerables pruebas documentales que lo demuestran.
    - Colón bautizó un centenar de lugares descubiertos por él en América con nombres de la toponimia gallega. Está escrito en los diarios de a bordo del propio Colón, transcritos por fray Bartolomé de las Casas.
    - La nao Santa María, llamada originalmente "La Gallega" fue construida en Pontevedra.
    A finales de los años 70, surge una nueva vertiente de la teoría, con la que no todo el mundo está de acuerdo, o más bien una evolución de la misma que, sin desmentir del todo o en casi nada a la García de la Riega, sostiene que ese mismo Colón era en realidadel hijo bastardo de Fernán Yáñez de Sotomayor, quien al ser adptado por la noble familia de su padre pasó a llamarse Pedro Álvarez de Sotomayor, nuestro Pedro Madruga. Para no aburrir al lector con los detalles, aquellos que estén interesados, acudirán a:
    http://cristobal-colon.com/
    http://colon-gallego.com/
    Las pruebas caligráficas a partir de 25 manuscritos vinculan a ambos personajes. Sería capaz de nombrar más de 80 localidades de la ría de Pontevedra? Pues son los nombres que emplea Colón para ir bautizando los puertos a su llegada a América. Es uno de los argumentos que esgrimen cada vez más investigadores para defender la teoría del Colón gallego, que se amplía con una segunda suposición aún más controvertida: el almirante y el noble Pedro Álvarez de Soutomaior podrían ser la misma persona. Y los peritos caligráficos parecen darles la razón.
    S. R. - PONTEVEDRA Pedro Álvarez de Soutomaior es una de las figuras legendarias del medievo gallego; se desconoce su fecha de nacimiento, pero se sabe que fue en Pontevedra mientras que su muerte en extrañas circunstancias se fecha en 1486 en Alba de Tormes. Hasta ahí, la historia oficial de este personaje al que otros investigadores añaden nueva vida: según esas teorías, el conde de Caminha no habría caído víctima de una enfermedad o de una emboscada sino que desapareció adoptando una nueva identidad, nada menos que la de Cristóbal Colón.
    Las bases de esta teoría las sentó Celso de la Riega en el siglo XIX. El historiador defendió el origen gallego del navegante, una suposición que década a década ha ganado defensores y argumentos: aluden especialmente a "sus escritos plagados de giros en gallego", su exhaustivo conocimiento de la ría de Pontevedra o al hecho de que el que fue primer obispo de Santo Domingo y amigo personal de Colón lo situase en Galicia antes del primer viaje.
    ¿Y la vinculación con Pedro Madruga? Investigadores como Rodrigo Cota (autor de la obra "Colón, Pontevedra, Caminha") han añadido en los últimos años esta nueva posibilidad basándose en no menos sospechosas coincidencias: ambos personajes llaman igual a sus hijos, el cardenal Mendoza, protector de Pedro Madruga, lo fue también de Colón y el cronista Francesillo de Zúñiga menciona ya en el siglo XVI a Diego de Soutomaior (hijo de Pedro Madruga), como hijo de Colón.
    Otro de los firmes defensores de esta teoría es Alfonso Philippot, que ayer presentó en las X Xornadas de Xenealoxía, Heráldica e Nobiliaria la ponencia "Cristóbal Colón y Pedro Madruga".
    Pero si algún argumento sorprendió ayer fueron los presentados por la perito calígrafo y grafopsicológico Teresa Torres Legarreta.
    Su investigación debe mucho a la casualidad. Carlos Acuña, presidente de la Asociación de Xenealoxía de Galicia, explica que "Teresa Torres era conocedora de la teoría y encontró 25 documentos muy especiales en el Archivo Nacional: son manuscritos de Pedro Madruga, un personaje del que apenas teníamos registros escritos con su letra, que sirvieron de base para el posterior estudio comparativo".
    Durante su intervención en las Xornadas de Xenealoxía la perito calígrafo mostró con gráficos y superposiciones de escrituras como las formas de las letras son muy similares en ambos personajes, tantas coincidencias que para muchos son una prueba más de que se trata de la misma persona, muy a pesar de las reservas con las que otros estudiosos observan el tema.
    "Es una teoría tan controvertida que a los mismos ponentes les resulta difícil explicarse lo que van encontrando, máxime cuando como en este caso se trata de algo no buscado intencionadamente sino una comprobación, por curiosidad, de lo que sólo se consideraba una suposición", indican los organizadores de las jornadas en las que se presentó el estudio.
    Carlos Acuña subraya que las investigaciones de la perito "fueron comunicadas a la Universidad de Barcelona y otros expertos calígrafos coinciden en que aparecen todas esas similitudes entre las letras y sus formas".
    Antes de hablar de nuestro protagonista, quisiera situar al lector en el entorno en el que se desarrollaron los acontecimientos, para que pueda forjar una idea más adecuada a la grandeza de los hechos y se comprenda mejor su méritos.
    A finales del siglo XV con el descubrimiento de las Indias occidentales el mundo se prepara para un cambio de dimensiones sin precedente, tanto en lo económico, social y político. Galicia a pesar de su contribución al descubrimiento, empezará a perder privilegios por lo extratégico de su situación durante siglos, en favor de las costas andaluzas y castilla. Aún así, no son pocos los que aseguran que los primeros brotes renancentistas surgieron en estas tierras, este movimiento cultural se produjo en Europa en los siglos XV y XVI. Galicia hasta este momento se situaba en el centro de las vias comerciales entre el mediterraneo y las costas de Inglaterra y el mar del norte, era parada obligada para unos y otros, además de contribuir al comercio con productos propios como el salazón de pescado, vinos del ribeiro, cebada y trigo de castilla; sus marineros ya pescaban cerca del nuevo mundo, en Terranova; y en sus astilleros se hacían las carabelas, las primeras embarcaciones trans-oceánicas que tanto contribuyeron a la posibilidad de establecer comunicaciones y rutas comerciales con el continente enfrentado, se puede decir, que una carabela sería antes lo que hoy es una nave espacial. No es de extrañar que sus gentes tuvieran noticias de otras tierras desde tiempo inmemorial. En las letras y las ciencias, Galicia era una potencia en el mundo conocido. El asentamiento de comerciantes foraneos en los puertos era normal, así como relaciones con vínculos comerciales entre familias de mercaderes gallegos y otros de tierras lejanas.
    El sistema feudal significó un retroceso evolutivo si lo comparamos con el explendor griego y romano que le precedió, solo el mundo árabe hizo progresos en las ciencias y las letras durante este periodo de nuestra historia tan oscuro, hasta que en la llamada "alta edad media", el comercio del mediterraneo se abrió al atlántico costeando los reynos de Portugal, Galicia, Bretaña, Gascuña, ... y las cosas empezaron a cambiar, las ciudades costeras adquidieron la importancia según el enclave de sus puertos, se intensificó el comercio que permitía todo tipo de productos, como hasta ese momento nunca se había hecho, y entre estos productos había uno de suma transcendencia, "la cultura", la cultura que viajaba en cada uno de los barcos, que difería según el sitio de procedencia, y que en la historia de la humanidad, cuando se produce una mixtura cultural irremediablemente la sociedad receptora experimenta un progreso imparable.
    Los puertos se rodean de ciudades, estas aumentan rápidamente de población, muchas veces a costa del sistema con el que todavía conviven, el feudal; resurgen los artesanos, comerciantes, como emprendedores autónomos y hombres libres, que no precisan de la protección de un señor, y la propiedad privada se convierte en objetivo, adquiriendo el nivel suficiente para estimular el interés propio, que ahora es el encargado de hacer progresar al conjunto.
    Pero el mundo feudal, se resistirá a perder el control de sus privilegios e intentará protegerlos mietras le sea posible, tratará de quitar alguna tajada de esta situación entorpeciendo sin poder evitarlo la marcha de lo que ya es imparable, y es imparable, por que los Reyes hasta ahora los elegidos para garantir el sistema feudal, empiezan a ver en las ciudades una fuente de ingresos que no obtienen de manos de los nobles, que a pesar de acaparar la gran parte de los recursos, no consiguen estos, la eficiencia de estas sociedades libres, que tanto le ayudan a sufragar las guerras para ganar terreno a los árabes, e expandirse cada vez más por el mediterraneo.
    El mundo feudal necesita privilegios para que funcione, y de hecho, mientras no se alteran las cosas funciona, es decir, la nobleza romana y sueva, se reparten los recursos y eligen entre ellos una línea con la estirpe más noble y que tenga más que perder, para que les garantice y defienda estos privilegios, y para ello le pagan via impuestos y pagando su sustento y su ejército que luego medie entre sus disputas. El poder demostrar sangre noble garantiza para tí y los tuyos la supervivencia, al poder tener exclusividad de acceso sobre los recursos, estos recursos atraen mano de obra, que hay que gestionar, y como todo en la vida, no hay nada fácil, unos siempre lo harán mejor que otros, y la mano de obra que busca su propia supervivencia buscará trabajar para el noble que mejor se la garantice, parecerá increible, pero un noble que vé como su explotación no prospera, competirá con la nobleza vecina para atraer siervos, bien, dándoles una casa en usufructo, arrendamiento de tierras para su trabajo, etc. y se produce una selección natural, los mejores hombres con sus familias se establecen en los lugares que le ofrecen mejores condiciones.
    Con las ciudades, los nobles se ven todavía más obligados a mejorar sus ofertas, la casa en usufructo pasa a ser en propiedad, y el arrendamiento de las tierras también a cambio de impuestos (diezmos); los molinos, aguas, puentes, barcas, caminos, etc. bajan sus costos, o bien, pasan a ser de uso gratuito. Los nobles necesitan proteger sus posesiones del acoso de otros nobles, y requieren de muchos recursos para la defensa, manteniendo el mayor número posible de hombres de armas, mercenarios a su servicio. En Galicia esta situación se acentúa un poco más que otros lugares de la península, ya que la acción reguladora del Rey pierde peso por la leganía de la corte, que en Galicia es tanto de la corte Portuguesa como la de Castilla, dándose en el siglo XV una disputa entre los nobles con la idea de cubrir esta situación, con un posible Rey más cercano, que vele mejor por los intereses de todos ellos. Algunos proponen y llegan a conseguir por periodos cortos de tiempo, el impedir por ley, por ejemplo, la imposibilidad para que un siervo abandone a su señor, bajo pena de castigo grave. Los reyes de Castilla y Portugal, otorgan en ocasiones estas prevendas, para con ello amansar los ánimos y evitar enfrentamientos armados, que de tener que intervenir ellos, consumirian muchos recursos, que ahora quieren destinar a ensanchar fronteras expulsando a los árabes de la península.
    Los Reyes Católicos intentan que ciertas ciudades estén únicamente bajo su autoridad, y les otorgan una gran autonomía, como es el caso de A Coruña, Betanzos, Baiona y Viveiro. El resto de las ciudades importantes como Pontevedra, santiago, Lugo y Ourense, consideraras las villas señoriales, existe el deseo de encontrar una liberación por medio de la obtención de una condición realenga como en las otras ciudades ya mencionadas. Es en estas ciudades donde se produce por su condición señorial, los primeros conatos de revueltas hirmandiñas. Baiona, a pesar de poseer realengo, Tui y Pontevedra son vigiladas muy de cerca por el atento control de los Sotomayor, los señores de estas tierras.
    Según nuestros manuales de colegio, el descubridor de América era nativo de Génova, Italia, pero en realidad la cuna de Colón sigue siendo un misterio hasta nuestros días y son varios los origenes que se le atribuyen.
    Poco se sabe de los primeros años de su vida. Según la biografía oficial su origen fue humilde, sus padres eran artesanos laneros dedicados al oficio de la tejeduría y habría nacido en Génova en el año 1451. De pequeño colaboró en la empresa familiar pero su gran aficción era la navegación siendo un autodidacta en esta materia. Sus primeras prácticas habrían sido al servicio de casas mercantiles. En el año 1476. siendo tripulante de un barco que naufragó cuando se dirigía a Flandes, quizás atacado por piratas o la flota francesa, salvó su vida casi milagrosamente nadando hacia la costa. Luego de ese episodio se radicó en Lisboa (Portugal) y allí se casó con Felipa Moñiz De Perestrello, cuyo padre se hallaba vinculado a las empresas descubridoras portuguesas quienes por aquel entonces trataban de encontrar un camino alternativo a la ruta por las especias. De alli, que Colón abandona el ámbito comercial, comienza a estudiar matemáticas, cartografía y astronomía, dejándose guiar por las ideas de Toscanelli sobre la esfericidad de la tierra. Era pobre, y para obtener los recursos necesarios, se dirigió a Génova, a Juan II de Portugal, a los Reyes de España y hasta envió a su hermano Bartolomé a la Corte de Enrique VII de Inglaterra y tal vez al rey de Francia.
    Presentó al rey Juan II de Portugal un proyecto para alcanzar ese destino navegando hacia el occidente ya que al no tener conocimiento de otro continente (América) se pensaba que la ruta sería más corta. Como en Portugal no tuvo buena acogida se presentó en la Corte de Castilla, donde sí fue apoyado.
    El descubridor partió de Huelva con tres embarcaciones llamadas Santa María, Pinta y Niña. El viaje resultó más largo de lo previsto, debido a la confusión geográfica inicial. En octubre del mismo año, la flotilla alcanzó las tierras de Guanahaní, en las Bahamas, isla que Colón bautizó como San Salvador; después arribaron a las islas Fernandina, Isabela, Santa María, Juana (Cuba) y La Española. En esta última Colón instaló un fuerte y dejó la nao Santa María. Regresó con las otras dos carabelas, que llegaron por separado, una a Galicia y la otra a Lisboa, hecho este que dio origen a una disputa diplomática entre Juan II de Portugal y los Reyes Católicos acerca de los derechos sobre las islas descubiertas.Entre 1493 y 1502 Colón realizó tres viajes más. Primero alcanzó Puerto Rico y Jamaica. En La Española, su fuerte había sido devastado por los indígenas, por lo que hubo de reconstruirlo. Después llegó a la desembocadura del Orinoco, a Trinidad y Venezuela. Por último, descubrió la costa de América Central, a la altura de Panamá, Veragua, Costa Rica y Nicaragua
    No obstante, fracasó por completo como gobernador de aquellas tierras.
    Cristóbal escribía en 1501: "De muy pequeña edad entré en la mar navegando, e lo he continuado fasta hoy... Ya pasan de cuarenta años que yo voy en este uso. Todo lo que fasta hoy se navega, todo lo he andado".
    Se ha creído que el descubridor murió pobre y no fue así, ya que conservó de por vida sus privilegios
    Colón quiso que fuese desconocido su origen y patria, así lo afirma su propia hijo Fernando colón y lo evidencia el hecho que se sepa tan poco a este respecto; Colón nunca escribió de puño y letra que el se llamaba Colón ni nada parecido, solo se tiene constancia que firmaba como "El Almirante" después de su famosa firma jeroglífica, en el significado de esta firma se encuentra posiblemente el enigma de su origen y la solución a la causa que provocó este secreto de estado.
    Es evidente que Colón tenía un secreto y debía mantenerlo bien oculto, para ello realizó un cambio de identidad, que por supuesto era bien sabido por aquellos más cercanos, incluyendo a los Reyes Católicos y a los reyes portugueses Alfonso V y su hijo Joan II.
    Hasta 1485 no tenemos apenas información sobre Colón y lo poco que aparece editado son puras especulaciones. Se desconoce prácticamente todo de su presunta estancia en Portugal, desde la batalla de San Vicente en las costas Portuguesas, se le supone una estancia en Portugal desde 1476 hasta 1485. En 1479 tiene lugar la batalla de San Vicente y para muchos historiadores esta fecha marca la llegada de Colón a Portugal que abandonará este territorio en 1485 para dirigirse al monasterio de la Rábida en Huelva. Por lo tanto el cambio de identidad tuvo que producirse entre 1476 y 1485 aproximadamente.
    La tesis gallega resuelve su vida hasta 1476 donde está demostrado que hasta ese momento su identidad era la del noble gallego-portugués, Pedro Álvarez de Sotomayor conocido por "Pedro Madruga" aliado de Alfonso V de Portugal y enemigo de Isabel I de Castilla, noble que fue el azote de las revueltas irmandiñas en Galicia.
    De su estancia en Portugal se ha escrito mucho, quizás demasiado y forma parte de los mitos colonianos y mitos colombinos, esta página tiene información no editable, por el momento, facilitada por el arquitecto e historiador portugués Antonio Pedro Sottomayor, quien en su próximo libro reconstruirá prácticamente estos nueve años en Portugal.
    Un poco de historia:
    Colón cayó en el olvido ya antes de su muerte hasta por lo menos principios del siglo XVIII, fueron sobre todo historiadores franceses los que recuperaron al personaje y le dieron la importancia que realmente tenía, prueba de ello es el nombre que se le dio al Nuevo Mundo, gracias al oportunismo de Amérigo Vespucci quien se aprovechó de esta circunstancia. Por otro lado los pleitos por la sucesión en el mayorazgo (1578 – 1606) no hicieron otra cosa que aportar más dudas a su vida, motivado por multitud de escritos falsos y adulterados aportados por los litigantes con la única intención de ganar un pleito ciertamente sabroso.
    Antes del pleito por unos motivos de sobra conocidos y ocultados por su hijo Hernando y después del mismo por intereses dinásticos, lo cierto es que se crea una nebulosa que llega a nuestros días.
    Tantas dudas existían que el municipio de Génova encarga catorce volúmenes entre 1892 y 1896, para así apuntalar la nacionalidad genovesa del almirante, es cuando aparece el “colombo” como solución a tanta desconfianza, mediáticamente resultó efectivo, sin embargo sigue sin encajar nada, siendo un verdadero despropósito, manteniéndose únicamente por una cuestión de fe.
    Es en 1892 es cuando un intelectual gallego, Celso García de la Riega, repasando los apuntes de su tío abuelo ya fallecido, sobre el río Lérez y sus bellezas se encuentra unos testimonios de varias personas ancianas que aseguraban que cerca del arrabal de la moureira en Pontevedra, concretamente en la finca de “la puntada”, una casa que existía y aún existe cerca de un cruceiro (A casa da crus) había nacido el gran Almirante de las Indias, que así se lo habían transmitido durante generaciones de padres a hijos; este hecho fue comentado en el Café moderno de Pontevedra donde se juntaban los intelectuales del momento (Castro Sampedro Folgar, Valle-inclán, La condesa de Pardo Bazán, etc.), entre ellos se encontraba Antelo Carmelo Castiñeira (secretario de la sociedad arqueológica de Pontevedra), quien años más tarde encuentra el primer documento donde aparecía el apellido “Colon” se lo entrega a Don Celso (luego aparecerían muchos más), quien llevando tiempo dándole vueltas a las incongruencias manifiestas en la historia del almirante, empieza a ver con más claridad lo inverosímil de las fuentes oficiales.

    Celso García de la Riega
    En 20 de diciembre 1898 realiza una conferencia en la Sociedad Geográfica de Madrid. La conferencia tuvo un gran impacto por lo novedosa e innovadora pues hasta ese momento nadie discutía que Colón era genovés, aunque se sospechaba de muchos de esos documentos por falsos, la noticia de la nueva teoría llego hasta muchos países Americanos e incluso algunos cambiaron sus libros de texto diciendo que Colón era Gallego de Pontevedra, tuvo un gran éxito y todo el mundo esperaba la publicación del libro, el libro se publico en 1914 y D. Celso murió un mes después de la publicación a la edad de 70 años, curiosamente fue una vez muerto cuando empezaron a salir las impugnaciones y las descalificaciones del personaje, en vida su teoría fue elogiada y alabada aun habiendo sus dudas, desde la conferencia hasta la publicación del libro hubo cantidad de artículos en diversos periódicos nacionales e internacionales y se debatía el asunto, pero nunca hubo descalificaciones del autor ni mucho menos tacharlo de mentiroso, falsario, inventor de teorías basadas en la manipulación etc. Hay que ser cobarde y ruin para desprestigiar a un personaje después de muerto cuando ya no se puede defender.
    Hoy en día es indiscutible con multitud de documentos que el apellido Colón existió en Pontevedra hasta finales del siglo XVIII, sin embargo se consiguió tapar esta prueba y con ello el asunto cayó en el olvido, a pesar del esfuerzo de otros muchos intelectuales no solo gallegos y españoles ( Lista defensores colonianos) en retomar la labor emprendida por Don Celso, fue tarea imposible por evitar la difamación. Lo que no consiguieron fue que Celso García de la Riega asestara un tremendo golpe a la teoría genovesa, la que quedó tocada y puesta en duda hasta nuestros días, prácticamente con los mismos argumentos esgrimidos por Don Celso en su conferencia y posterior libro.
    A consecuencia de este duro golpe a la versión oficiosa, fueron muchos los que se preguntaron con más fuerza, donde había nacido y se había criado Colón, por el simple razonamiento básico, que en algún sitio tuvo que ser; todos ellos se hicieron la misma pregunta y llegaron al mismo razonamiento planteado por Celso García de la Riega:
    ¿Qué motivos tuvo Colón y sus allegados para querer ocultar de forma tan manifiesta su origen y patria?.
    La única explicación que parecía verosímil es que fuera judío, teniendo en cuenta el odio que se les tenía en su época (hoy en día continua).
    Aparecen teorías de todo tipo y todo el mundo reclama a Colón como suyo, ante la evidencia de una versión oficial tan puesta en duda y a la tesis gallega apartada de manera premeditada.
    En 1977 Alfonso Philippot Abeledo publica en el Faro de Vigo su primer trabajo “Don Cristóbal Colón de Soutomaior”, con una teoría totalmente inédita, Colón y Pedro madruga el famoso noble feudal gallego y/o portugués son la misma persona. En principio parece una historia fantasiosa parecida a las teorías levantinas, pero resulta que las piezas del rompecabezas empiezan a encajar, el documental probatorio gallego crece sin parangón conocido y continúa.
    Philippot nos dice: La importancia de estos hallazgos nos indujo a revisar el testimonio de Lucio Marineo Sículo, del año 1530, y de la propia Academia de la Historia, llegando a la conclusión de que su nombre de pila completo era Cristóbal Pedro, tal y como refleja la abreviatura del polémico documento de 1496: XPº de Colón. Por otra parte, la cita de Marineo, “Petrum Colonum”, viene corroborada por el reciente hallazgo de un texto del gran humanista y sacerdote portugués Gaspar Frutuoso (1522-1591) en su obra manuscrita “Saudades da Terra”, publicada hacia 1580.
    Recientemente Rodrigo Cota, escribe su primer libro “COLÓN, PONTEVEDRA, CAMINHA”, donde aporta una visión esclarecedora de la verdad, pero entre todas las pruebas indiciarias que refleja en su libro hay una que todavía retumba en el oído de los sordos.
    Rodrigo Cota: “Casi cinco siglos antes de que Celso García de la Riega presentara sus trabajos sobre el posible origen pontevedrés de Cristóbal Colón y Alfonso Philippot hablara de su teoría, que sostiene que el descubridor y Pedro Madruga eran una misma persona, ya circulaba en la corte un texto que mantenía exactamente la misma tesis.
    A principios del siglo XVI, pocos años después de la muerte del almirante, el rey Carlos V recibió como regalo un manuscrito satírico realizado por Francesillo de Zúñiga, su bufón. Se trataba de una crónica burlesca sobre los personajes de la corte y en general de la nobleza española, se aireaban los trapos sucios de muchos de ellos y se hacían 'afortunadas' comparaciones entre personas y animales u objetos.
    Los Bufones eran generalmente plebeyos y su trabajo consistía en entretener al rey y a sus cortesanos. Para ello contaban con licencia para decir las verdades que otros no podían, siempre que lo hicieran con gracia. Los problemas para Francesillo comenzaron a raíz de la obra que nos ocupa, pues muchos de los aludidos, lógicamente, no veían con buenos ojos saberse ridiculizados ante el rey por un bufón. Francesillo murió asesinado, según todas las fuentes, por orden de algún noble que le pudo perdonar que hubiera puesto por escrito información inconveniente.
    Con el tiempo la crónica fue pasando de moda y las copias del explosivo manuscrito quedaron dormidas hasta el año 1855, en que el afamado editor Ribadeneyra incluyó el texto en un tomo recopilatorio titulado 'Curiosidades Bibliográficas'.
    Entre otras referencias a la familia Sotomayor destaca el siguiente párrafo:
    "Iba también con su majestad monsieur de laxao, e contábale como don Diego de Sotomayor é el clavero de Alcántara e Rodrigo Manrique no tenían justicia para pedirle la encomienda mayor de la dicha orden, que él era aficionado a ser de ella, y más si le daban la encomienda mayor. Decíale también que don Diego de Sotomayor parecía hijo bastardo de Colón el almirante de Indias, é solicitador de la mejorada..."
    Es preciso aclarar que Diego de Sotomayor de quien se dice "parece hijo bastardo de Colón" era en realidad hijo de Pedro madruga, lo que, como mínimo, demuestra que Francesillo y Philippot, con cinco siglos de diferencia sostenían que Colón y Pedro madruga eran una misma persona. También resulta sorprendente que Colón fuera el "solicitador de la mejorada", es decir, que era quien en vida había intermediado para que se le concediera a Diego de Sotomayor un ascenso, pues ¿qué hacía Colón ocupándose de un hijo de Pedro Madruga?.
    Aunque los más escépticos puedan pensar que el testimonio de Francesillo puede ser resultado de una bufonada, deben tener en cuenta que toda la información que proporciona la obra sobre hechos y personas y, que hasta el momento se ha podido comprobar, se ajusta a la realidad. Así, cuando afirma en otros casos que alguien "parece hijo bastardo de alguien las genealogías confirman que realmente lo era. También los hechos que se narran son ciertos. La intención de Francesillo al escribir su obra no era la de informar al rey sobre personas o circunstancias que el rey desconocía. El rey sabía de sobra quién era cada quién y lo que había hecho cada cual. Lo que Francesillo hizo fue contar con humor la realidad pues a fin de cuentas se trata de una crónica, aunque sea burlesca. y poca gracia hubiera tenido para Carlos V leer hechos inciertos.
    Pero hay más. El noble real del bufón era Francés de Navarra. El apellido Zuñíga (stuñiga) lo había tomado del duque de Béjar, Álbaro De Zúñiga y Sotomayor, a cuyo servicio había estado hasta ser reclamado por el rey. Y este sotomayor era pariente cercano de Pedro Madruga, y además ocupaba un cargo relevante en la orden de Alcántara, la misma en la que Diego de Sotomayor aspiraba a un encomienda, por lo que la información además de llegarle al bufón por su presencia constante junto a Carlos V, la obtiene de su cercanía a la familia Sotomayor.” Vuelvo a recalcar un pequeño detalle, Colón tuvo que nacer en algún sitio, de las teorías que existen solo una puede ser válida y en todo caso ninguna, habrá que conocer la verdad de un personaje de la transcendencia de Colón por encima de intereses oscuros, de momento las pruebas de adn han descartado claramente a tres teorías (genovesa, levantina y portuguesa). No se quiere cotejar el adn con muestras gallegas, a falta de una imposible partida de nacimiento (no era uso en la época) el coteje del adn será quien nos dé la razón o nos la quite como a los demás.
    Nosotros, hace tiempo que superamos el debate sobre su lugar de nacimiento, nuestro convencimiento es absoluto. Nos dimos cuenta que al buscar en el lugar correcto todo encaja y resulta más fácil.
    La cantidad ingente de pruebas, coincidencias y testimonios que nutren la tesis gallega, son de por sí una prueba científica (empírica), más información en:
    por Fernando Alonso Conchouso 09 de Septiembre de 2008
    COLÓN CONQUENSE
    La Voz de Cuenca .- 14 de octubre de 1929
    Cada vez se complica y oscurece m´s la cuestión de cuál fué la patria de aquel famoso nauta a quien el honorable gramio de traperos del Rstro -según dice López Silva en su chispeante libro "Los Madriles"- atribuía el descubrimiento de las Grandiosas Américas, a uno y otro lado del la Ronda de Embajadores. Como quien dice: tanto de América Septentrional como de la América Meridional.
    Sus biógrafos, sin discrepancia aparente, lo consideraron durante siglos nacido en la República de Génova, hasta que en 1898, se les ocurre a los gallegos disputar esa gloria al suelo italiano, diciendo que Cristóbal Colón -alque ellos llaman Cristóbal de Fonterosa- vió la luz primera en la costa de Pontevedra.
    Muy extraño era el caso de aquel genovés que no conocía ni palabra del italiano, y en cambio, hablaba y escribía con gran perfección el español. Y aumenta la sospecha acerca de su origen, saber que sus presuntos compatriotas Gallo y Giustiniani y el florentino Toscanelli, lo tenían por nacido en Portugal. Si el milanés pedro Mártir de Anglería y otros cronistas de su época, le llaman "el hombre de la Liguria" no es porque tengan noticia cierta de la patria y del abolengo de Colón, sino que le oyeran decir a él que era de Génova.
    Pero el misterio que Critóbal, sus hermanos y descendientes guardaron cuidadosamente acerca de esos interesantes promenores, con la excusa de que la razón dello, non es lícito de escribir aquí -como dice elcobdicilo de 1506- no llega a desvanecerse nunca.
    Las ifructuosas investigaciones del hijo del almirante en Génova, Plasencia y Saona, para averiguar quientes fueron sus abuelos -terminando por afirmar qeu ignora la procedencia de su padre-y la misma ortograía del apellido italianizado durante algún tiempo "volvió a renovar" Columbus, según el hijo y a llamarse Colón como antes, tdo contribuyó a dar gran fuerza en 1914 a la opinión de don Celso García de la Riega acerca de su Colón gallego, hijo de Domingo Colón de Susana Fonterosa, ¿Que razones se deben para explicar esta ocultación de su cuna y parentesco?. Cualquiera de las que se aducen, es igualmente seria y verosímil.
    ¿Era de humilde origen, según insinua el propio hijo de Colón en su "historia del Almirante", circunstancia desfavorable pra medra en una época en que tanta importancia se daba al abolengo?. Por eso comienza a lamarse colombo, buscando la sombra del árbol familiar de un linaje patricio de la ligura, que nada tenía que ver con nuestro Colón, Pedro Mártir de Anglería -amigo y corresponsal del conquense Alonso de Valdés- que tuvo gran trato con colón, lo nombra siempre Colonus y on columbus en su epistolario.
    Tampoco es extraño omita siempre del apellido materno tachado de procedencia judía, aparte de desfigurar el cognomen de su padre, también con nota en los Archivos de la Inquisición. Toda precaución sería poca cuando tan exaltada estaba la piedad de Fernando el Católico, que sobre sus regios hombres -según los panegiristas del monarca- llegó a pagar leña para quemar a los herejes o sospechosos de herejía.
    No sería tampoco difícil se finquiera genovés como mayor garantía de su calidad de piloto, por la fama que gozaban los navegantes italianos; otros espñoles hicieron lo minso, entre ellos el burgalés bonifaz, al mediar el siglo XIII. En distintas épocas encontraron fácil empleo en España los extranjeros Bocanegra, Doria y Cabette.
    Por último, se supone que a Colón le convenía ocultar que era gallego al presentarse ante los REyes Católicos, cuyo partido había sido tan combatido por sus coterráneos, capitaneados por aquel famoso mariscal Pardo de Cela y el indomable "Madruga" conde de Camiña, hasta el punto que aun estremecía el recuerdo de aquellos días de ferocidad y de anarquía.
    como decíamos, fué debilitándose la creencia del origen genovés de Colón, pero nada ganó el problema en claridad; pues frente a la opinión de la Riega, Horta, Beltrán y Rózpide, Ramírez de Arellano, Arribas Turull y Anton de Olmet, surge la rivalidad de otras regiones españolas atribuyéndose la gloria de haber sido la verdadera cuna de Colón.
    En relación de un auto de fé, celebrado en Tarragona el años de 1489 -entre cuyos condenados por judaizantes figura un Andrés Colón, su mujer... y su suegra se basa la tesis de un Colón agaronés o catalán, patrocinado poe el peruano Luis Ulloa (Cristofer Colom feu catalá, Barcelona 1920); y recientemente se vuelve a la idea de un "Colón extremeño" (Vicente Paredes y Guillén, Revista de Extremadura 1903) por el hallazgo de un cipo funerario en la Oliva, patido de jeréz de los Caballeros.
    Cosa de película, parece la obtención de una impreta por la comisión de Monumentos Históricos de la provincia de Badajoz: se refier que el presbítero D.Andrés Sánchez logra esconder el cipo y otros documentos y parte coultamente para Roma.
    Ante tan encontradas opiniones no ha de parecer muy descabellada la nuestra, ¿por qué no un colón conquense?. Paso a demostra que también nosotros somos o podemos ser parte en este pleito.
    Para ello guiaremos al lector al corazón de la Sierra -por donde serpea el naciente Jucar- junto a la escondida calle del Río, en Tragacete, cuyo nombre parece indicio seguro de la hidrofilia de Cristóbal Colón.
    ¿Como no repararía en ello D. Enrique Arribas y Turull antes de tomar partido por el Colón gallego? Pues bien, de allí hace algunos años que partió otro Colón para ocupar un puesto subaltyerno en la Diputación Porvincial -del cual tenemos las más excelentes referencias- que no es un colón esporádico y sin arraigo en la provincia. Don mariano Clón, conserje de la Escuela de Artes y Oficios cuenta entres sus ascendientes con personas conocidísimas en la comarca, boticarios, secretaris de ayuntamiento, etcétera -del apellido colón recuerdo entre otros nombres a Vicente y Marcelino Colón Usón y a los hermanos Juan, Iólito y Mariano..., solo nos falta hallar su entronque con Bartolomé Colón, procurador de la cobradía de San Juan Bautista en 1428, hijo de Domingo coón el Viejo y según grandes porbabilidades tío de Cristóbal, Diego y Bartolomé Colón. El mayorazgo fundado por el Amirante en 1498, dice que podría heredar el vínculo algún varón que "aquí o en el otro cabo del mundo" se lamase Colón que reconoce ser el linaje "verdadero" para distinguirlo de los Colombos italianos que litigarían su herencia con menos títulos que éstos.
    Colón Gallego. Algunos documentos.

    Todos caemos en el error de pensar, cuando vemos la imagen superior por primera vez, que lo destacable son las tres elegantes personas que con admirable naturalidad nos sonríen. La fotografía, sin embargo, lo que pretende mostrarnos es el cruceiro. Se encontraba frente a la que, decimos, es la casa natal de Colón en Porto Santo, Poio (Pontevedra). Si ampliamos la imagen podremos ver la inscripción, reproducida abajo. Hoy el crucero se ha trasladado unos metros desde su emplazamiento original. Ya no podemos leer en él las letras porque alguien, hace ya años, tuvo la mala idea de borrarlas, precisamente para imposibilitar su lectura. Esta imagen y todas las que siguen, pertenecen a la obra de Prudencio Otero, autor de "España, Patria de Colón".



    Reproducción de la inscripción anterior y transcripción del texto que presentaba hasta que el malnacido la cinceló para borrarla. Hoy arde en los infiernos con todo merecimiento. Era, sin duda, un seguidor de Ángel Altolaguirre, el mayor detractor del Colón Gallego. Hace ya varias décadas que se publicaron las pruebas de que Altolaguirre, que arde en los infiernos con el maldito cincelador, fue la persona contratada por Mussolini para desacreditar las tesis del Colón Gallego. Afortunadamente ya "casi" nadie hace caso a las obrillas de Altolaguirre. Digo "casi" porque unos blogueros portugueses intentan rescatarlo de su hoguera para atacar a los defensores del Colón Portugués, tan cercano al nuestro como ya hemos dicho. Solamente se me ocurren dos motivos por los que pueden hacerlo: uno, que no tienen ni la más remota idea de quién era Altolaguirre, por lo que van con décadas de retraso; dos, que saben perfectamente quién era Altolaguirre y están encantados de conocerlo.



    Arriba, partida de defunción de María Benita Bargas y Colón, una de las muchas (y muchos) descendientes de Colón afincados en Pontevedra. La señora murió en 1773 y el documento pertenece al archivo de la Parroquia de San Bartolomé. Existen muchos otros documentos referidos a la descendencia de Colón en Pontevedra, aunque hoy nos limitamos a utilizar los presentados en la obra de Don Prudencio.



    Miguel Colón de Portugal, residente en México, a quien se le otorga un foro sobre media casa en Pontevedra. Otro de los descendientes del descubridor.



    1731. Joaquín Piñeiro, propietario del documento superior, compra a Catalina Colón de Portugal, los foros sobre tres casas en Pontevedra, dos de ellas en As Corbaceiras, frente al lugar de Porto Santo.



    Juan de Colón y su mujer, Constanza de Colón. 1519. Finca en Andurique, San Salvador de Poio. El documento es propiedad de los descendientes del gran Celso García de la Riega, padre de la teoría del Colón Gallego. Es uno de los papeles que se salvó de la criba a la que fueron sometidos los documentos de Don Celso. En este caso, no hubo excusa para invalidar.



    Uno de los documentos que demuestran que los Colón de Pontevedra eran navegantes. Antonio, o Alfonso, o Alonso de Colón, miembro de la Cofradía de San Miguel. Cartulario que cubre las fechas entre 1480-1490, y por tanto, anterior al descubrimiento de América. Era propiedad de la Sociedad Arqueológica que presidía Don Casto Sampedro, otro pontevedrés del que deberíamos hablar algún día.



    Otro papel, en éste caso importantísimo. Visita del "Muy Magnífico y Reverendísimo Señor Maestro Cristóbal Colón" a la Cofradía de la Santísima Trinidad. Este tío era descendiente directo de Colón, con total probabilidad nieto. Diego Colón, hijo del descubridor y heredero de sus títulos tuvo tres hijos llamados Cristóbal Colón, de tres mujeres distintas. Este sería uno de ellos, parido por una tal Isabel Samba. Los tratamientos de "Maestro" y "Reverendísimo" nos revelan que pertenecía a alguna orden religiosa-militar.

    A propósito de este asunto, nos escribe una persona que se dedicó en algún momento a investigar al Colón Gallego. Nos hace ver que Isabel Samba es citada en algunos textos como Isabel Gamboa. Le pedimos fuentes y va y nos las proporciona. Sostiene que la transformación del apellido Gamboa en Samba puede deberse a algún error de transcripción de algún documento original, pues las grafías son parecidas. Así pues, donde dice Isabel Samba, habremos de leer Isabel Samba o Gamboa. Y gracias a nuestro/a erudito/a comunicante anónimo/a.



    Otra visita del mismo personaje, en esta ocasión realizada al Gremio de Mareantes.



    Y otra, también al Gremio de Mareantes, en 1575. ¿Qué hace un nieto de Colón, establecido en Pontevedra durante varios meses, visitanto cofradías de navegantes? Lo explicaremos en otro momento.



    Juan de Colón, cuyo nombre aparece también grabado en piedra en la Basílica de Santa María (visita recomendable, para leer con nuestros propios ojos la inscripción). Es uno de los personajes más documentados.



    El mismo Juan de Colón se metió en algún lío del que lo tuvieron que sacar sus colegas, Juan Nieto (socio suyo además en un cerco de pesca, y cuyo nombre aparece también unido al de este Colón en la inscripción en piedra de Santa María), y Juan de Padrón, quienes tuvieron el gesto de pagarle la fianza para que hoy, cinco siglos después, podamos leer este papel.

    Hagamos constar que todos los documentos aquí presentados suponen una pequeña parte de los existentes. Y resaltemos que ni uno sólo de todos estos papeles han sido jamás cuestionados ni invalidados. Existe la creencia de que la tesis del Colón Gallego estaba sustentada, en su origen, en unos pocos documentos retocados o adulterados. Algún día explicaremos los porqués de tan grave desinformación. Lo cierto es que apenas una pequeñísima parte de toda esa documentación fue en su día parcialmente invalidada. Todos los demás documentos, como los aquí reproducidos, son absolutamente auténticos, inmaculados, validados, certificados... y así lo han reconocido cuantos expertos los han visto y estudiado, sin excepción.

    Saludos

  4. #24
    Avatar de Villores
    Villores está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 05
    Mensajes
    940
    Post Thanks / Like

    Re: En busca de la verdad: el verdadero origen de Cristobal Colón

    Cada doce de octubre el catalanismo saca la teoría del orígen catalán de Colón al tiempo que esquizofrénicamente lanza todo su odio contra la celebración del día de la Hispanidad. Seguramente no haya ideología más rastera y cobarde que el nacionalismo catalán. Recientemente con el dinero de la lobotomización ideologizante de la llamada conselleria de cultura de la falsa Generalitat se ha estrenado el documental "Colón y la Casa Real Catalana". Hace un nulo favor a la causa de la investigación del origen catalán de Colón relacionarlo con algo tan fantástico como la inexistente "casa real catalana". Un producto tan delirante no podía dejar de tener una reseña no menos delirante.

    Colom i La Casa Reial Catalana: impressions d'una pel·lícula

    En Francesc Magrinyà ha anat a veure el documental Colom i la Casa Reial Catalana, que, després d'un mes, encara es projecta als Cinemes Girona, i ens n'ha fet una bona ressenya.



    Com que estic molt interessat en la recerca històrica que du a terme la Fundació Nova Història, m'he acostat als cinemes Girona de Barcelona per veure el nou documental Colom i la Casa Reial Catalana, dirigit i muntat per en Dani de la Orden i produït per la Pilar Montoliu. Per una banda, la pel·lícula parteix de les investigacions més avançades d'en Jordi Bilbeny sobre la biografia de descobridor d'Amèrica, investigacions que va recollir el 2006 -cinc-cents anys després de la mort del Descobridor- en el llibre Cristòfor Colom, príncep de Catalunya. Per l'altra, s'hi afegeixen les sorprenents aportacions dels investigadors Jordi Indiano, Manel Capdevila, Lluís Maria Mandado, Albert Fortuny i Pep Mayolas.
    Un film que rutlla
    Veig que la pel·lícula aguanta força en cartellera. És una molt bona notícia. El dia que hi vaig anar jo, hi havia a la sala una vintena de persones disposades a gaudir tranquil·lament del film. Res a veure amb l'ambient gairebé clandestí que es respirava als cinemes Verdi, quan m'hi vaig atansar per veure el primer film sobre Colom, intitulat La descoberta catalana d'Amèrica, una conspiració d'estat? O bé quan l'Alexandra va projectar Enigma Cervantes. En la primera ocasió, érem una desena de persones, que després de la projecció no gosàvem ni mirar-nos a la cara. En la segona, tres, i amb la mateixa sensació de participar en una acte gairebé delictiu, talment com si fóssim en els anys més foscos del franquisme! La cosa. doncs, millora. Tot fa l'efecte que aquestes tan revolucionàries línies de recerca històrica a l'entorn del nostre passat van amarant com més va més les ments dels catalans i les van conscienciant de l'espoli històric i cultural de què hem estat objecte des del segle XVI fins a, com qui diu, l'actualitat. En aquest sentit, parem esment en el tractament espanyolitzant amb què és tractada la figura d'en Gaudí! Passo tot seguit a comentar aquells aspectes del film que m'han cridat més l'atenció.
    Un preàmbul original
    Trobo molt encertada la manera com comença el documental. S'inicia aquest amb una mena de prefaci que posa el públic en antecedents i que, alhora, constitueix un tret distintiu respecte a l'anterior pel·lícula sobre en Cervantes-Sirvent. En efecte, ara -vull dir abans d'aparèixer els crèdits de presentació- s'hi escolta la veu d'en Bilbeny, qui fa saber a l'entrevistador David Grau, i de retruc a l'audiència, que no és pas ell qui va encetar la teoria d'un Colom amb mentalitat reial. Al contrari, ens fa avinent que ho va fer trenta anys enrere l'historiador felanitxer Verd Martorell. Bilbeny és capaç de refutar amb proves la tesi central de Verd Martorell segons la qual Colom era fill del Príncep de Viana -un germanastre de Ferran II el Catòlic-. Ara bé, també ens fa saber que s'ha adonat que altres argumentacions de l'historiador mallorquí són claus per entendre la biografia de l'almirall; unes argumentacions en les quals ell no fa altra cosa que aprofundir i treure'n les conseqüències pertinents. La més important és, ja dic, la que fa referència a la ideologia reial que es desprèn dels actes de l'Almirall. Trobo digna d'elogi aquesta actitud. I és que tothom sap que una de les activitats d'un científic competent és, en primer lloc, informar-se del major nombre possible d'explicacions bastides per altres investigadors sobre un mateix conjunt de fenòmens i després, passar-les sota el judici de la raó i la versemblança per, finalment, ser capaç d'extreure'n tota mena de suggeriments i intuïcions que facin avançar el coneixement.
    El prefaci continua tot seguit amb les més conegudes i comentades aparicions d'en Bilbeny durant més de quinze anys a la televisió. A parer meu el més corprenedor d'aquestes imatges és veure com una persona que defensa si fa no fa sempre el mateix li va canviant la fesomia pel pas dels anys.
    Seriositat científica
    Apareixen a continuació unes reflexions que considero molt adients de l'Albert Fortuny sobre el funcionament del mètode científic aplicat a tots els camps del saber i, per tant, també a la història. És a dir, s'observen uns fets que causen estranyesa. D'aquests fets se'n mira la regularitat, se'n cerquen les possibles causes i se n'estableix una hipòtesi de treball pel que fa a llur funcionament. De tot plegat en surt una manera d'explicar aquest funcionament o teoria general. Tanmateix, aquesta teoria ha d'estar confirmada per uns altres fenòmens, semblants que han provocat aquesta estranyesa. Ara bé, tan bon punt s'ha bastit l'explicació i ha estat verificada, llavors cada nou descobriment ha de servir adés per confirmar i/o matisar la dita explicació adés per refutar-la. Aquesta és la filosofia, el grau d'ambició i la seriositat amb què està construïda la teoria sobre les relacions d'en Colom i la Casa Reial Catalana que guien els cinc investigadors!
    Impactes
    La resta del film s'estructura de la mateixa manera que Enigma Cervantes. David Grau, l'entrevistador, llança deu preguntes als investigadors perquè les contestin. De les respostes a aquestes preguntes m'han cridat l'atenció les següents. És impressionant que en Lluís Maria Mandado declari que el que ha après per via culta sobre la sortida de Colom des de Pals cap a Amèrica coincideixi fil per randa amb el que havia sentit dir a casa seva en el mateix sentit. Es tracta, en aquest darrer cas, d'un coneixement ocult, clandestí, secret i dit en veu baixa de generació en generació en el clos de la llar familiar per por a les represàlies. Per fi aquest coneixement ha pogut sortir a la llum i ser confirmat després de cinc-cents anys! I jo em demano: quantes notícies d'aquesta mena no deuen quedar encara amagades? Alhora m'interrogo com és que els historiadors no s'han molestat a investigar-ne la certesa! Així mateix, se'ns fa saber que queda resolta la polèmica sorgida del fet que consta en document que el Colom postulat com el descobridor del Nou Món és mort abans de la Descoberta (no direm com, per no treure interès al film). O bé se'ns innova que en Cristòfor Colom va arribar al capdavall d'Àfrica, fent així certa la seva afirmació que ho ha navegat tot de nord a sud i d'est a oest. A més a més, en Pep Mayolas ens desvela qui era l'Infant João. D'altra banda se'ns fa avinent qui era realment la inexistent Felipa Moniz de Perestrello. I encara més: per quin motiu i de quina manera en Colom esdevé un capitost imprescindible del partit urgellista -el dels partidaris del casal dels Urgell a la corona de la Nació Catalana- i quin futur preveu no només per als seguidors d'aquest partit i per a la seva pròpia família, ans també per als partidaris d'una Catalunya lliure fins a la fi dels temps...O bé per què l'Almirall s'endú amb ell per la descoberta gran part de les personalitats que havien lluitat contra Joan Sense Fe durant la Guerra de Secessió del 1462-1472, com ara en Joan Cossa o els Ianyes Pinçon, entre d'altres.
    Aquestes són algunes de les idees del film. Unes idees impactants. N'hi ha d'altres, les quals qui redacta aquest escrit s'estima més que l'espectador descobreixi per ell mateix. I, de passada, voldria que reflexionés sobre el ressò que les nostres universitats, tan endogàmiques elles, han donat a aquestes recerques i sobre quina responsabilitat tenen en l'analfabetisme dels estudiants catalans i en general de tothom quant a la nostra història.

    I acabo amb una imatge que m'ha cridat força l'atenció. És curiós que el suposat retrat d'en Colom que encapçala aquest film i el retrat que inicia el d'en Cervantes apareguin fent exactament el mateix gest amb la mà. Segur que no és casual. Amb tota probabilitat va tenir a la seva època un significat important i clar entre alguns dels observadors de tots dos quadres. Uns iniciats en una doctrina secreta, vaja.
    Francesc Magrinyà
    Tigre del Maestrazgo dio el Víctor.

  5. #25
    Avatar de Alejandro Farnesio
    Alejandro Farnesio está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 11
    Mensajes
    837
    Post Thanks / Like

    Re: En busca de la verdad: el verdadero origen de Cristobal Colón

    Yo lo último que leí es que era de Cerdeña y pertenecía a la familia De Sena Piccolomini y además parece que ratificado por un descendiente actual de Colón que creo que es militar de la Armada. En un documento dice Colón que su padre limó el apellido, lo que implica quitar por delante y por detrás, de modo que si a Piccolomini le quitas las tres primeras letras y las tres últimas te queda Colom. Por tanto era familiar de los Papas Pío II y Pío III.

    Al parecer Colón se tuvo que ir fuera de Cerdeña para hacer vida de Almirante, porque sobre su familia recaía un delito de lesa majestad. Y por esto es por lo que limó el apellido y tuvo que salir de Cerdeña. De hecho en el escudo de armas de Colón que hay en la Catedral de Sevilla podemos ver que le falta el cuarto cuartel. Es decir, tiene Castilla, León, las tierras conquistas están explayadas en la parte de abajo. Esto es según parece, porque debido al delito de lesa majestad en la heráldica este hecho se manifestaba invirtiendo las armas de la familia, en el caso de Colón, las anclas típicas de una familia de almirantes. Es por esto por lo que parece que Colón eliminó las armas familiares de su escudo.

    No sé qué veracidad tiene esto, pero parecía bastante convincente.

    ¡VIVA ESPAÑA! ¡VIVA LA HISPANIDAD! ¡VIVA CRISTO REY!
    ¡VIVA ESPAÑA! ¡VIVA CRISTO REY! ¡VIVA LA HISPANIDAD!

    "Dulce et decorum est pro patria mori" (Horacio).

    "Al rey, la hacienda y la vida se ha de dar, pero el Honor es patrimonio del alma y el alma sólo es de Dios" (Calderón de la Barca).

  6. #26
    sjl
    sjl está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    09 oct, 13
    Mensajes
    161
    Post Thanks / Like

    Re: En busca de la verdad: el verdadero origen de Cristobal Colón

    Hola amigos, reabro el hilo para comentar unas cosillas, no a la altura del fantástico trabajo de su iniciador.

    Una frase que he hecho mía es la de: "existe la Historia y las historias". Partiendo de ella no entiendo porque razón una nueva hipótesis prende mejor e incluso se toma siempre como mas verdadera que la existente, pero bueno.


    En este maremagnum de suposiciones y entresijos históricos os quería preguntar si conocéis el trabajo de Nito Verdera, que apoya el origen ibicenco de Colón y su criptojudaicismo, manifiesto en las inscripciones de sus cartas (resumiendo demasiado).

    Por otro lado quería confirmar con vosotros que la hipótesis del Colón barcelonés ha sido descartada con el acta de fallecimiento del Colón de Bilbeny (ese hombre) en 1493.

    Gracias compañeros.

  7. #27
    Ciudadano K está desconectado Miembro novel
    Fecha de ingreso
    29 mar, 14
    Mensajes
    5
    Post Thanks / Like

    Re: En busca de la verdad: el verdadero origen de Cristobal Colón

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Hace mas de 1 siglo que , después de encontrar documentos con gente apellidada Colon en Pontevedra, Guillermo de la Riega se dedicó a investigar al personaje y llegó a la conclusión de que Colon no era ni genoves, ni mucho menos el lanero Cristoforo Colombo que los italianos descubrieron. Algo por otra parte está bastante claro a poco que estudies el personaje.

    A partir de ahí, y basándose entre otras cosas en la documentación de la época y los toponimos colombinos lanzo su tesis de que era gallego.

    Mas tarde, en los años 70, otros investigadores afinaron mas y llegaron a la conclusión de que Pedro Alvarez de Sotomayor y Cristobal Colon tenian vidas paralelas y complementarias, llegando a la conclusión de que eran el mismo personaje. Ciertamente, esa hipótesis es fascinante, y cuadra todo.

    Solo falta la prueba del ADN, que fracasó en la tesis catalana, asi como al compararlo con gente apellidada Colombo en Italia.

    Sin embargo, descendientes de Cristobal Colon y descendientes de Pedro Alvarez de Sotomayor que viven en EEUU y Puerto Rico, se etán haciendo pruebas de ADN, y esas pruebas indican que comparten un antepasado común en el siglo XV.

    Esperemos que, tal como se ha permitido a catalanes hacer pruebas de ADN con Colon que han dado negativo, se puedan hacer pruebas de ADN de Colon y de sus presuntos hijos Sotomayor, para de una vez legitimar esa teoria o descartarla.

    Yo por mi parte estoy convencido de esa tesis. Hay demasiadas coincidencias y si anda como un pato, nada como un pato, grazna como un pato y parece un pato, debe ser un pato.

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12

LinkBacks (?)

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Sancho III "el Mayor", un Rey pamplonés e hispano
    Por Lo ferrer en el foro Biografías
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 11/01/2008, 22:33
  2. La Hélade en la Piel de Toro
    Por Ordóñez en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 16/09/2005, 18:16
  3. Los Fueros de Sepúlveda
    Por Ordóñez en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 04/08/2005, 17:22

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •