Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12
Resultados 21 al 24 de 24

Tema: Autores pseudotradicionales (Francisco Elías de Tejada)

  1. #21
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,389
    Post Thanks / Like

    Re: Autores pseudotradicionales (Francisco Elías de Tejada)

    Sobre todo lo aquí expuesto por Valmadian, en el el ámbito de la religión y filosofía política no quito ni una coma; sólo recordar que, en efecto, hay que hacer desde el principio una distinción fundamental: una cosa es la Santa Tradición, entendida como la Palabra de Dios (Evangelios) que junto con la Tradición Apostólica forma el Depósito de la Fe; y otra el tradicionalismo político (o político-filosófico si se quiere) que es una corriente de pensamiento relativamente moderna (de poco más de dos siglos) cuyos más conocidos exponentes ni siquiera eran españoles, sino franceses. Fueron exponentes del tradicionalismo (entre otros) tres pensadores de dicha nacionalidad: los condes De Maistre y De Bonald así como el padre Du La Mennais (aunque este último cambió de bando, y se pasó al liberalismo siendo muy célebre en tal ideología, alterando además su apellido para no parecer tan aristocrático a De Lamennais o simplemente "Lamennais").

    El primer pensador del tradicionalismo hispánico, internacionalmente conocido, fue Donoso Cortés; quien al parecer fue estudiado con mucho interés el pasado siglo por otros grupos antimarxistas europeos que poco o nada tienen que ver con el tradicionalismo político; sobre todo en época de entreguerras. Aunque quizá, con matices podría considerarse como primer tradicionalista en España al padre Francisco Alvarado [1], llamado "El filósofo Rancio"; el enemigo furibundo y temido de los primeros constitucionalistas españoles, llamados "doceañistas".

    Etimológicamente, el término "ultramontano/ultramontanismo" es muy anterior al de tradicionalismo, de hecho proviene de la Edad Media; aunque en el siglo XIX se consideran sinónimos por su posición ética (en referencia a la Filosofía Moral) y la evidente conexión vaticana o en defensa del Papa de sus miembros. Así pues, el tradicionalismo como formulación teórica es anterior al propio carlismo histórico; que no dejaría de ser una rama del mismo (junto con algunas otras) con un fundamental matiz dinástico.

    ¿Y qué otra cosa hacen hoy todos los carlistas, incluidos los publicistas sino lo mismo? ¿Acaso no pagan impuestos? ¿Acaso algunos de tales publicistas no ocupan cargos en alguna de las administraciones de este Estado masónico revolucionario y demoliberal? ¿Acaso están encabezando un movimiento político que ponga en la picota todos los principios legales, alegales y abiertamente ilegales que se supone que rigen en España contra la propia España?
    Suscribo plenamente esta afirmación, y añado que no sólo aceptan el Ordenamiento Jurídico vigente, sino que algunos de ellos (muy conocidos) son altos funcionarios del Estado liberal como catedráticos; además se permiten el lujo de considerar "revolucionarios" o "liberales" a quienes les viene en gana, mientras cobran magros sueldos públicos pagados por el Estado-Leviatán al que dicen combatir tan puntillosa e "intransigente".

    Sobre las opinión (creo malediciente) de Elías de Tejada, sobre nada menos que Balmes, llamándole "güelfista" (sic) no deja de ser un estrafalario anacronismo propio de este profesor, a quien por cierto, un familiar mío filósofo conoció en la Universidad. Los desprecios a Menéndez Pelayo y Ramiro de Maeztu se descalifican por sí solos. Causa asombro que se diga que él "odiaba a los ultramontanos o catolicístas (!), por sus políticas". No me consta que Elías de Tejada fuera un personaje demasiado señalado ni defensor del legitimismo (de uno u otro signo) si es que se quieren enfrentar ambas tendencias, creo que iba bastante por libre en tales pesquisas.

    [1] Quizá un experto podría rebatir esto que afirmo sobre el padre Alvarado, diciendo que en realidad se trata de un escolástico, y que tiene menos que ver su obra con la de los pensadores franceses citados. Existen de él pocos textos accesibles todavía (que yo sepa).
    Última edición por DOBLE AGUILA; Hace 1 semana a las 02:10
    Valmadian y ALACRAN dieron el Víctor.

  2. #22
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,586
    Post Thanks / Like

    Re: Autores pseudotradicionales (Francisco Elías de Tejada)

    Por otro lado, no atisbo el itinerario histórico de autores con sus correspondientes textos político-doctrinales desde el Antiguo Régimen (ss. XVII y XVIII) hasta, pongamos, un Rafael Gambra en el s. XX o un Miguel Ayuso.

    Pero tal cosa debiera ser sencilla si los teóricos legitimistas manejasen alguna tabla de autores o textos clave que les precedieran remontándose, por ejemplo, a Felipe II o Reyes Católicos, o incluso no tan lejos: hasta un Carlos III.

    Porque de la relación aportada muy poco se deduce: los autores más antiguos de esta relación son Magín Ferrer, Donoso Cortés y Balmes. Pero los dos últimos quedarían fuera por heterodoxos.

    Para Fergola, por ejemplo, son tradicionalistas hispánicos Juan Donoso Cortés, Jaime Balmes, Marcelino Menéndez y Pelayo, Ramiro de Maeztu o, entre los vivos, Vicente Marrero Suárez. En la lista por Fergola confeccionada solamente añade Juan Vázquez de Mella, ignorando Magín Ferrer, Gabino Tejado, los dos Nocedal, Antonio Aparisi y Guijarro o Enrique Gil y Robles; o, entre los vivos, Francisco Puy Muñoz, Rafael Gambra, Manuel Fernández Escalante, Wladimiro Lamsdorf-Galagane, Antonio Pérez Luño, José Iturmendi o Joaquín García de la Concha, por reducir a pocos nombres una lista que sería larguísima
    El orden cronológico de autores tradicionalistas vendría a ser entonces: Magín Ferrer, (y a mayor distancia) Aparisi Guijarro, Gabino Tejado y Nocedal padre.

    Bien, ¿y a ésos quién antecede? ¿qué autores “tradicionales” hubo antes?

    Porque tal "lista larguísima" ya sabemos que siempre es hacia adelante, ¡nunca hacia atrás!, vaya por Dios...

    Lo más parecido a tradicionalismo anterior a ellos habría sido el Manifiesto de los Persas (1814), y el "Manifiesto de realistas puros" (1826) que vitupera la felonía de Fernando VII.

    (Porque otros autores reaccionarios a caballo del XVIII- XIX como el P. Alvarado (Filósofo Rancio), Pablo de Olavide, el jesuita Hervás y Panduro, el P. Ceballos, el P. Vélez, etc. son antirevolucionarios y antienciclopedistas a nivel filosófico-religioso y no opinaron nada sobre apología y valor de fueros regionales, monarquías, cuerpos intermedios, gremios...)

    ¿Y quienes serían los tradicionalistas ya en el siglo XVIII anteriores al manifiesto de los Persas, que defienden fueros, monarquías, cuerpos intermedios, regionalismos, tradición de “las Españas” etc?

    Un par de nombres propios de persona del siglo XVIII podrían bastar. Y si todos eran "tradicionales", podrían decírsenos los dos que más destacaran como tales. Sin apelar a "escuelas" ni círculos viciosos escabullidores.

    Esa es una pregunta cuya respuesta nunca vi en el foro. Si el sr. Martín Ant la sabe, podría decirnos dos nombres y el tema quedaría resuelto.

    Última edición por ALACRAN; Hace 1 semana a las 22:11
    Valmadian dio el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  3. #23
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,455
    Post Thanks / Like

    Re: Autores pseudotradicionales (Francisco Elías de Tejada)

    Cita Iniciado por DOBLE AGUILA Ver mensaje
    , en efecto, hay que hacer desde el principio una distinción fundamental: una cosa es la Santa Tradición, entendida como la Palabra de Dios (Evangelios) que junto con la Tradición Apostólica forma el Depósito de la Fe; y otra el tradicionalismo político (o político-filosófico si se quiere) que es una corriente de pensamiento relativamente moderna (de poco más de dos siglos) cuyos más conocidos exponentes ni siquiera eran españoles, sino franceses. .
    Esta realidad zanja definitivamente la cuestión de este hilo. El sr. Martin Ant puede abrir otro enfocado desde un comienzo a tratar del tema desde el prisma de la ley, tal como ha venido mostrando en sus últimas intervenciones. Perro lo que en modo alguno es admisible es autoatribuirse la exclusividad del tradicionalismo sólo porque un teórico dentro del Carlismo, por muy importante que sea, así lo afirma de un modo totalmente dogmático y, en particular, cuando el Carlismo hoy está catatónico. Si quedan carlistas es por puro voluntarismo, pero nada más. De ahí mi crítica a la inacción de aquellos que pretendiendo ser los adalides del carlismo actual guardan un prudente silencio ante las barrabasadas que están aconteciendo en España, o lo que queda de ella, y en el mundo.
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  4. #24
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,600
    Post Thanks / Like

    Re: Autores pseudotradicionales (Francisco Elías de Tejada)

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    El sr. Martin Ant puede abrir otro enfocado desde un comienzo a tratar del tema desde el prisma de la ley, tal como ha venido mostrando en sus últimas intervenciones. Perro lo que en modo alguno es admisible es autoatribuirse la exclusividad del tradicionalismo sólo porque un teórico dentro del Carlismo, por muy importante que sea, así lo afirma de un modo totalmente dogmático
    Pero si yo no me he atribuido "la exclusividad del tradicionalismo". Yo no he pretendido decir en ningún momento que sólo sean válidas las averiguaciones o descubrimientos teoréticos socio-políticos realizadas por los legitimistas en sus indagaciones o comentarios sobre los Códigos legales tradicionales hispánicos.

    Han existido, y existen, infinidad de estudiosos del Derecho tradicional español ajenos a la Comunión legitimista, cuyas aportaciones pueden arrojar luz sobre tal o cual punto o aspecto concreto de la naturaleza o esencia socio-política tradicional española (incluso en corrección o rectificación de alguna sentencia o afirmación previamente asentada por un investigador propiamente legitimista). Yo mismo, en mis propias investigaciones y lecturas, he sido testigo de esta verdad, y nunca he pretendido negarla o decir lo contrario. Y, además, los propios intelectuales legitimistas españoles no han dejado nunca de citar, a beneficio de inventario, en sus obras, como apoyo, a muchos otros autores no legitimistas (incluidos, todo sea dicho, a los que en este hllo se les califica como pseudotradicionales).

    Por eso, cuando hablamos de "revolucionario" o "pseudotradicional", y de "contrarrevolucionario" o "tradicional", para poder salir de dudas sobre a qué personas corresponden estos calificativos, es imposible no dejar de enfocar este asunto bajo una óptica estrictamente jurídico-legal, porque es la única que puede servir en última instancia de criterio definitivo para dilucidar los campos en el ámbito socio-político español.

    En este sentido, la Comunión legitimista se ha tenido que defender históricamente de las calumniosas acusaciones de dos grupos que han pretendido presentarse públicamente como "tradicionales" cuando en realidad no eran más que "compañeros de viaje" de los revolucionarios abiertos o avanzados: son los doctrinarios, y los ultramontanos (aunque normalmente ambas tendencias pseudotradicionales se suelen encontrar mezcladas y unidas en un solo y mismo sujeto).

    Los doctrinarios recriminan a los legitimistas diciéndoles: "Nosotros defendemos las purísimas e inmaculadas esencias y fundamentos de España. No tienen ningún sentido las divisiones, todos deben unirse a nosotros, porque, ¿qué mejor forma de unión que bajo los mismos verdaderos principios o postulados teóricos de nuestra España, y que nadie puede refutar so pena de ser un mal español y sospechoso de ser parcial? Vosotros, los que os hacéis llamar "legitimistas", en cambio, sois unos egoístas, que os atrincheráis en vuestras posiciones caprichosas político-ideológicas partidistas, y que sólo defendéis los intereses particulares de príncipes o personalidades a las que apoyáis arbitrariamente, por mero gusto personal".

    Los ultramontanos, por su parte, no se quedan atrás en sus reproches: "Nosotros defendemos las purísimas e inmaculadas esencias y fundamentos de la Doctrina Social de la Iglesia y del "Derecho Público Cristiano". No tienen ningún sentido las divisiones, todos deben unirse a nosotros, porque, ¿qué mejor forma de unión que bajo los mismos verdaderos principios o postulados teóricos socio-políticos de nuestra Santa Religión Católica, y que nadie puede refutar so pena de ser un mal católico y sospechoso de ser parcial? Vosotros, los que os hacéis llamar "legitimistas", en cambio, sois unos egoístas, que os atrincheráis en vuestras caprichosas posiciones ideológicas de Partido, y que sólo defendéis los intereses especiales de príncipes o personalidades a las que seguís irracionalmente, por simple elección subjetiva".

    Los legitimistas tienen la conciencia tranquilísima a la hora de contestar de la única manera que se puede contestar a estos dos grupos: "Todo eso que decís que defendéis vosotros, estimados doctrinarios españolistas y estimados ultramontanos catolicistas, está muy bien. Pero nosotros os llamamos pseutradicionales porque vosotros abrazáis y aceptáis definitivamente las nuevas "legalidades" y el nuevo "derecho" implantados revolucionariamente, con lo cual se pone en evidencia vuestra propia incoherencia (independientemente de que caigáis en ella consciente o inconscientemente, de buena o de mala fe, que en eso no entramos). Nosotros no somos egoístas, ni defendemos caprichosas opciones ideológicas partidistas, ni apoyamos a personalidades de elección subjetiva o arbitraria, sino que nosotros, a diferencia de vosotros, simplemente nos limitamos a acatar y defender la ley y el derecho, la única ley y el único derecho españoles. Punto. Y defendemos la ley y el derecho, por la simple razón de que no aceptamos que NADIE, ABSOLUTAMENTE NADIE, tenga facultad o poder para inculcar o violar la ley y el derecho, y a los que pretenden hacerlo o fomentarlo los denominamos con el nombre de "revolucionarios" (aunque algunos de éstos intenten hacerse pasar públicamente como supuestos "tradicionales españoles").


    .
    Última edición por Martin Ant; Hace 1 semana a las 11:36

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Francisco Elías de Tejada
    Por Hyeronimus en el foro Italiano
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 04/02/2018, 20:55
  2. ¿Por qué fue carlista Francisco Elías de Tejada?
    Por Hyeronimus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 22/06/2015, 13:48
  3. Francisco Elías de Tejada
    Por Juan del Águila en el foro Biografías
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 13/07/2008, 09:29
  4. XXX aniversario Francisco Elías de Tejada
    Por Chanza en el foro Tablón de Anuncios
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 25/02/2008, 00:21
  5. Sobre Francisco Elías De Tejada
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 24/03/2006, 13:12

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •