Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 3 de 7 PrimerPrimer 1234567 ÚltimoÚltimo
Resultados 41 al 60 de 135

Tema: Renuncia Benedicto XVI

  1. #41
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    Sin conocer los pormenores de lo que pueda estar ocurriendo en el Vaticano, y tras leer muchas de las cosas que desde hace meses se están propagando por la red y por todos los medios de comunicación, solo puedo decir (al unísono con el comunicado de la FSSPX) que yo también me siento muy agradecido por la fortaleza y la constancia que mostró este hombre, en circunstancias tan difíciles como las que hace alusión el comunicado. Así como también tengo que decir que yo también le reservo un lugar privilegiado en mis oraciones.

    ¡¡GRACIAS BENEDICTO XVI!!. Has sido el mejor Papa que he conocido en mi corta vida.
    (...tengo que decir que nací en tiempos de Juan XXIII... y no tuve la gracia de conocer a ninguno de los Papas anteriores al último Concilio).


    Un abrazo en Cristo

    Última edición por jasarhez; 13/02/2013 a las 01:25
    Giuseppe dio el Víctor.

  2. #42
    Avatar de Algarrobo
    Algarrobo está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    20 oct, 12
    Mensajes
    34
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    Ahora que habéis mencionado a Pietro Romano, debo confesaros que estoy muy preocupado por ciertos presagios que se escuchan por ahí. Quizás alguno de vosotros pueda arrojar algo de luz sobre estos temas. Se habla del tercer misterio de Fátima, en el que el obispo vestido de blanco huye de una ciudad en ruinas; y también de una cierta iglesia de Roma en la que se han acabado los espacios reservados a la memoria de cada pontífice.

    Sea lo que sea, lo único que parece claro es que hay que rezar.

  3. #43
    Avatar de Xaxi
    Xaxi está desconectado la boina roja,la Misa en latin
    Fecha de ingreso
    04 nov, 11
    Ubicación
    La Montaña
    Mensajes
    365
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI


    “…Que nadie os engañe de ninguna manera; porque antes (del Retorno de Cristo) tiene que darse la apostasía y manifestarse el impío, el hijo de la perdición, el adversario que se levanta y se opone contra todo lo que lleva el nombre de Dios o es objeto de culto, hasta el extremo de sentarse él mismo en el templo de Dios, haciéndose adorar como Dios. ¿No os acordáis que ya os dije esto cuando estuve entre vosotros? Vosotros sabéis qué es lo que ahora le retiene, para que se manifieste en su momento oportuno. Porque el misterio de la impiedad ya está actuando. Tan solo con quitar de en medio a aquel que lo retiene, entonces se manifestará el impío, a quien el Señor destruirá con el soplo de su boca y aniquilará con la Manifestación de su Venida” (2 Tes 2, 3-8).

    Alguna solapada refencia,ya se ha hecho a lo largo del hilo,caro Algarrobo.Ese obstáculo,aquel que lo retiene,se ha venido a llamar el Katejon(del griego κατέχω,),a lo largo de la historia,tengo entendido que se ha aplicado por los Santos Padres y los escolasticos al imperio romano,al sacro imperio germánico como heredero del primero y al papado.Sin embargo en la segunda referencia del texto,en su versión original dice….ho katejon….esa,es una clara referencia a una persona concreta.
    12 2Tes 2,1-12
    Un pasaje sumamente interesante, un “pequeño apocalipsis” que enseña que “el Día del Señor” (v.2) sólo vendrá cuando se hayan
    cumplido ciertas condiciones. El texto menciona tres:
    �� La aparición de la apostasía (v.3)
    �� La manifestación del gran «adversario» de Dios y de toda religión, que seduce a los hombres con el poder de Satanás y
    extiende su impiedad hasta el punto que se sienta en el templo de la divinidad y se proclama a si mismo Dios (vv 3.9s). Su
    manifestación, sin embargo se halla impedida por una potencia misteriosa que lo retrasa (vv 6s).
    �� La eliminación de este factor de retraso, que una vez se designa en neutro, tó katéjon (v.6), y otra en masculino, hó katéjon
    (v.7).
    http://www.pedrogoyena.edu.ar/APUNTES/nt_unidad4.pdf
    Giuseppe dio el Víctor.
    ...les mataria sin odio...

  4. #44
    Avatar de Xaxi
    Xaxi está desconectado la boina roja,la Misa en latin
    Fecha de ingreso
    04 nov, 11
    Ubicación
    La Montaña
    Mensajes
    365
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    ...respecto a la abdicacion de Benedicto XVI...se me ocurren,despues de leer como el caro Jasahez de todo,tres puntos o cuestiones.
    Personalmente comparto la opinion del articulo aportado por el amigo Hyeronimus,es decir,por supuesto que solo somos hombres y las fuerzas fallan,desde lo mundano pero es que nadie se dejaria freir,devorar por fieras o fusilar,ni por supuesto crucificar en el papado,desde esa perspectiva,la material...ese seria el primer punto.
    Por otra parte,el segundo punto,debemos inferir que el Papa,se ha asustado,con sus palabras, de lobos,jabalis y la suciedad de la Iglesia?
    Para mi es evidente que es la suciedad y quienes son las alimañas pero he leido por la red,que lo de las alimañas no esta tan claro..tenemos que seguir pensando en el corazon y la cabeza del Papa?alguien puede decir algo al respecto?.
    El tercer punto y tomando como premisa que vencio el corazon en esa "lucha"..no puede ser esto una maniobra papal para dirigir su sucesion?
    Partiendo de esto y conociendo el numero de electores modernistas,en su mayor parte nombrados por el beatosubito,puede que el Papa decidiese la abdicacion para no ser manipulado en tiempos venideros?para pillar de improviso a la mayoria de los obispos?
    Pero claro,en ese caso por que Mueller?
    En fin, concuerdo tambien con el comentario de que la Iglesia esta atravesando un momento muy delicado,tremendamente delicado.

    Un abrazo en Xto y muchos Rosarios.
    Giuseppe dio el Víctor.
    ...les mataria sin odio...

  5. #45
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,158
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    Cita Iniciado por Hyeronimus Ver mensaje
    Pregunta para los foreros argentinos: ¿Qué opinión les merece Bergoglio?
    Prudencia. Es lo único que se me ocurre frente a esta pregunta. Si nos guiamos por las apariencias estaríamos frente a un típico jesuita modernista, pero también tenemos a un sacerdote español por quien siento una gran admiración, superior de un instituto muy ortodoxo, quien le tiene gran estima y a quien el cardenal consulta. Es difícil tener una opinión objetiva sin conocerlo personalmente, ya que es una persona muy reservada y de bajo perfil; si el sacerdote que mencioné lo aprecia sus buenas razones tendrá.

    Una nota sobre él del 2005, los "papabile" eran más o menos los mismos que ahora:

    El candidato: Bergoglio, il papabile

    Por Mariano De Vedia | LA NACION

    Si el atentado terrorista a las Torres Gemelas tuvo efectos colaterales impredecibles, sus impactos bien pueden haber llegado al Vaticano. Las secuelas del brutal ataque obligaron al arzobispo de Nueva York, cardenal Edward Egan, a abandonar el Sínodo de los Obispos, que deliberaba en octubre de 2001 en Roma, y el puesto clave de relator general que ocupaba en la asamblea fue cubierto por el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Bergoglio, ante la vista del Papa y de los cardenales de todo el mundo.


    Esa aparición pública, que dejó muy buena impresión entre los purpurados, fue el punto de partida de la proyección internacional del cardenal argentino, que hoy es mencionado entre los principales candidatos para suceder a Juan Pablo II, en un eventual cónclave.


    Así, cada vez que la frágil salud del Papa da señales de alarma, las miradas de los analistas del Vaticano se posan sobre este arzobispo argentino nacido hace 68 años en el barrio porteño de Flores, hijo de un empleado ferroviario, que se graduó de ingeniero químico y comenzó su vida religiosa a los 21 años al ingresar en la Compañía de Jesús.


    Ordenado sacerdote en 1969, es enemigo de toda estridencia y ostentación, y ha hecho de la prudencia y el firme apego al bajo perfil su estilo de vida y sello de identidad. Austero y claramente distanciado del poder político, ésa es la base de su acción pastoral y una virtud que lo distingue por encima de muchos otros cardenales.


    "Es una persona silenciosa. Pero escucha el doble de lo que habla y percibe mucho más de lo que escucha", comentaron a LA NACION quienes comparten tareas pastorales con el cardenal primado, que este fin de semana viajó a Roma para presentar un trabajo que le encomendó especialmente la Congregación para los Obispos.


    Entre los factores que pueden jugar en contra de su posible elección, hay que señalar que otros cardenales han tenido una presencia internacional más extendida y ocupado responsabilidades más altas en la Santa Sede. El tiempo no le dio todavía una proyección mundial de grandes dimensiones. Karol Wojtyla, cuando fue elegido, no era muy conocido. Pero había participado en el Concilio Vaticano II y tuvo una influencia decisiva en la redacción de documentos e importantes encíclicas en tiempos de Pablo VI, como Humanae vitae.


    El estilo sobrio de Bergoglio y la muy cuidada distancia que siempre mantiene frente al poder político lo diferencian tal vez del estilo predominante en la Curia romana, y ése también podría ser considerado un punto en contra.


    De todos modos, el destacado papel que el cardenal argentino cumplió en el Sínodo de Obispos y las expectativas que se tejen acerca de la posibilidad de que el próximo Pontífice surja de América latina -donde vive la mitad de los 1000 millones de católicos que hay en el mundo- refuerzan la hipótesis de la eventual candidatura de Bergoglio, y así lo registran desde hace un tiempo destacados columnistas internacionales especializados en el Vaticano.


    Las predicciones se basan en las condiciones personales y pastorales del arzobispo argentino, su intensa espiritualidad, los sólidos conocimientos teológicos y la permanente preocupación por acompañar al clero y estar cerca de los sacerdotes.


    La semana última, el semanario italiano L´Espresso mencionó a Bergoglio entre los principales papables y pronosticó que "será elegido si se repite el guión que en 1978 llevó al pontificado a Juan Pablo II, cuando los candidatos italianos se neutralizaron entre sí y permitieron la elección de un cardenal polaco. Esta vez el hombre nuevo sería un cardenal latinoamericano y uno sobre todo: Jorge Mario Bergoglio", arriesgó el columnista Sandro Magister, uno de los vaticanistas de mayor prestigio, que ya en diciembre de 2002 le había dedicado un artículo al arzobispo jesuita titulado "Bergoglio en pole position".


    John Allen, vaticanista del semanario norteamericano National Catholic Reporter y contratado por la CNN para cubrir y comentar la sucesión del Papa, también estampó su firma hace un año y medio para dejar sentado que el purpurado argentino "tiene mucho a favor".


    En el plano local se da por descontado que a fin de año sucederá al arzobispo de Rosario, Eduardo Mirás, como presidente del Episcopado.

    El escenario de la Iglesia

    "Nosotros lo vemos como algo ajeno. El cardenal sigue trabajando", insisten en el entorno del arzobispo de Buenos Aires cada vez que las versiones dan vuelta en distintos medios periodísticos del mundo.


    El escenario que hoy le tocaría enfrentar al eventual sucesor de Juan Pablo II no es un lecho de rosas. "Al asumir, en octubre de 1978, el cardenal Wojtyla llegaba de Polonia, en plena etapa comunista. Provenía de una Iglesia acostumbrada a la resistencia y veía con admiración la libertad de Occidente. Con el tiempo esa admiración derivó en desilusión", considera el director de la revista Criterio, José María Poirier Lalanne, en diálogo con LA NACION.


    Al comparar el final del pontificado de Pablo VI con el actual, Poirier estima que el balance es positivo en cuanto al avance del diálogo interreligioso, la persistente prédica de la Iglesia en favor de la paz y el liderazgo universal del Pontífice, sustentado también en su carisma personal y su energía vital. El encuentro de Asís, la caída del Muro de Berlín, la visita a Israel y su enérgica oposición a la guerra de Irak son, en ese sentido, los mayores éxitos de Juan Pablo II.


    Pero también advierte que, al comenzar su misión, el papa Wojtyla carecía de la experiencia en el manejo de la Curia romana que había sido el punto fuerte del cardenal Montini cuando fue elegido Pontífice con el nombre de Pablo VI.


    El siglo XXI interpela ahora a la Iglesia con fuertes interrogantes que no se planteaban en el comienzo del pontificado de Juan Pablo II. La posibilidad de la renuncia del Papa por razones de salud y de edad, el ejercicio de un gobierno más colegiado y el celibato sacerdotal son algunos de los desafíos que su sucesor no podrá dejar de atender.


    "El problema del preservativo no puede poner en jaque a una institución como la Iglesia, que ha sobrevivido más de dos mil años", graficó, al respecto, un reconocido intelectual, observador de la realidad eclesiástica, al mencionar temas pendientes que la Iglesia en algún momento deberá definir, como el celibato y el sacerdocio femenino.

    El gobierno pastoral

    Hay coincidencias en que Bergoglio conduce muy bien una arquidiócesis compleja, como la de Buenos Aires. Goza del respeto profundo y del afecto de los sacerdotes, especialmente los jóvenes, lo que no es muy común en el seno de la Iglesia.


    Algunos jesuitas recuerdan con cierto resquemor su paso como provincial de la orden religiosa, cuando ejerció su autoridad con dureza, en tiempos de alto voltaje y violencia política.


    Como superior provincial de los jesuitas, entre 1973 y 1979, le tocó reencauzar la misión pastoral de la orden en una época muy convulsionada por los sucesos políticos y violentos en la región. Abierto a las consultas pero firme en sus decisiones, sorteó una crisis extrema en la orden religiosa fundada por San Ignacio de Loyola.


    "Fue un momento muy difícil en la Compañía de Jesús. Pero si no hubiera estado él al frente de la orden, las dificultades hubieran sido mayores", reflexiona hoy el doctor Angel Miguel Centeno, de recordada actuación como secretario de Culto en dos gobiernos tan distintos como los de Arturo Frondizi y Carlos Menem.


    Recluido luego en Córdoba, donde ejerció como director espiritual y confesor, fue designado luego rector del seminario jesuita, en San Miguel, y en 1992 pasó a ser obispo auxiliar de Buenos Aires, donde cumplió la función de vicario episcopal de Flores. Allí comenzó a cultivar su relación cercana con el clero secular, y cinco años después fue nombrado arzobispo coadjutor del cardenal Antonio Quarracino, a quien reemplazó automáticamente como arzobispo de Buenos Aires cuando el recordado cardenal primado falleció, el 28 de febrero de 1998.


    Proclamado cardenal tres años después, Bergoglio vive solo, en un departamento sencillo, en el segundo piso del edificio de la Curia, al lado de la Catedral.


    Desde su ventana observó con sentida preocupación el estallido de la crisis de diciembre de 2001 en la Plaza de Mayo, que derivó en la renuncia de Fernando de la Rúa. Hasta su cuarto llegaban los gases lacrimógenos. Al ver con indignación cómo una señora era golpeada por agentes policiales, tomó el teléfono para hablar con el ministro del Interior y fue atendido por el entonces secretario de Seguridad, Enrique Mathov, a quien le pidió por favor que la policía supiera diferenciar entre los activistas y los simples ahorristas.


    Enemigo de apariciones estridentes, Bergoglio rehúye toda exposición en los medios de comunicación. Mantener un estricto bajo perfil le permite viajar en subterráneo y en colectivo como cualquier pasajero. Con frecuencia confiesa en la Catedral como un sacerdote más. Tras la masacre de Cromagnon recorrió hospitales para estar al lado de los heridos y familiares de las víctimas.


    Al poco tiempo de ser ordenado sacerdote padeció problemas respiratorios y, tras una operación, sufrió la pérdida de un pulmón. Hoy goza de muy buena salud, fruto de la vida austera y rigurosa que siempre ha observado.


    Cuando viaja a Roma, no le gusta mostrarse con los atributos de un cardenal. Por eso es frecuente verlo con un sobretodo negro, para no hacer ostentación de la llamativa vestimenta de los purpurados. Además, cuando el Papa lo proclamó cardenal, a diferencia de otros, no se compró una vestimenta nueva, sino que ordenó arreglar la que usaba su antecesor Quarracino.

    Más monje que misionero

    El perfil de Bergoglio se asemeja más al de un monje que al de un misionero. Mantiene el hábito de levantarse a las 4.30 de la mañana, cumple con el rezo de los oficios religiosos y lee los diarios. Trata siempre de responder personalmente los mensajes que le dejan en el contestador y también las cartas que le llegan. Las escribe de puño y letra y en todas les pide a quienes le escriben que recen por él.


    Su primer acto de gobierno al asumir en la arquidiócesis fue crear la Vicaría Episcopal de Educación, un virtual ministerio que tiene bajo su jurisdicción tantas escuelas y alumnos como los que atiende el gobierno porteño. Pero, a diferencia de los clásicos consejos de educación católica, su premisa es dedicar los esfuerzos de la Iglesia a toda la educación, no a los intereses de los colegios católicos.


    "El Bergoglio puro es el que improvisa sus homilías. Es muy intuitivo y percibe los climas con mucha facilidad", reveló José María del Corral, uno de los laicos que mayor actividad le imprime a la Vicaría Episcopal de Educación.


    En sus homilías, el cardenal revaloriza en forma permanente el sentido de la patria y las instituciones y, pese a su formación técnica de ingeniero químico, es un apasionado lector de Dostoievski, Borges y autores clásicos. Es habitual, además, su presencia en actos ecuménicos e interreligiosos.


    Durante los debates sobre educación sexual que enfrentaron las posiciones de la arquidiócesis y del gobierno porteño, una legisladora de izquierda confesó que Bergoglio "es mi peor enemigo, porque es el más inteligente".


    Donde no evitó la exposición pública fue en la encendida controversia suscitada por la muestra de León Ferrari en el Centro Cultural Recoleta. Algunos sectores católicos dudan del camino elegido para denunciar lo que consideró un acto de blasfemia, pero todos coinciden en que en ningún momento justificó ni aceptó la agresión verbal y física ejercida por algunos contra la exposición.


    "Bergoglio asume la responsabilidad de su cargo y no entra en los campos que no son de su competencia. En la polémica por la muestra de Ferrari, por ejemplo, cuestionó la ofensa a los sentimientos religiosos pero no descalificó al artista como profesional ni como persona", precisó un observador eclesiástico.


    Todos encuentran en el cardenal primado a un buen interlocutor muy sincero y preparado. Y eso es reconocido por sectores del gobierno nacional, que destacan su abierta vocación al diálogo a pesar de las diferencias que pueden existir. "Eso siempre es bueno para nosotros", reconoció, en reserva, un alto funcionario a LA NACION.


    Fiel a su baja exposición, el cardenal primado tiene afinidades muy escondidas pero significativas. Así como el cardenal Juan Carlos Aramburu era muy aficionado al boxeo, a Bergoglio le gusta el fútbol. Es simpatizante de San Lorenzo de Almagro y una vez, cuando jugaba el goleador Alberto "Beto" Acosta, el plantel le regaló una camiseta autografiada por los jugadores. También le gusta el tango.


    "Bergoglio tiene la virtud de la prudencia, pero no es por ambigüedades sino fruto de la reflexión. No sé si es la virtud más necesaria para ser elegido Papa. Juegan otros factores. Pero toda la gente que sale de hablar con él destaca su consejo y su estilo de decir las cosas como son", señala el doctor Centeno, quien identifica ese valor con el recuerdo de dos grandes obispos: monseñor Antonio Aguirre y el cardenal Eduardo Pironio.


    La mención de Pironio, que dejó huellas de profunda espiritualidad, no es azarosa. El recordado obispo de Mar del Plata, que fue enviado a Roma en los agitados tiempos de la violencia política de los años 70, tenía un perfil de Papa. No sólo participó de los dos cónclaves de 1978 -cuando fueron elegidos Juan Pablo I y Juan Pablo II- sino que obtuvo algunos votos de sus compañeros del Colegio Cardenalicio, según trascendió en ese tiempo en Roma.


    Entre tantas conjeturas, ¿cuál es el espacio que debe dejarse para la acción del Espíritu Santo? No hay que descartarla, dicen los que saben. Como dice el viejo refrán, ante cada cónclave, "el que entra Papa sale cardenal". Y no es menor la acertada reflexión del periodista inglés Austen Ivereigh, coeditor de la revista británica The Tablet: "En 1978, en las redacciones se habían elaborado tres guías: probables, posibles, imposibles. Wojtyla figuraba entre los imposibles".

    Los competidores

    Otros latinoamericanos, un africano y varios europeos son mencionados como candidatos


    ROMA.- Los cardenales, es decir, los máximos colaboradores de Juan Pablo II, que si no han cumplido los "fatales" 80 años tendrán la dura tarea de elegir a su sucesor, suelen decir que "es de mal gusto hablar de cónclave si el Papa está vivo".


    Se trata de una típica frase politically correct. La verdad, en efecto, es que en el Vaticano, y en el resto del mundo, los purpurados informalmente hablan del sucesor de Juan Pablo II desde hace varios años. Tantos años que muchos de los que en algún momento fueron considerados "papables" ya no lo son, porque murieron, porque cumplieron ochenta años -el límite de edad impuesto por Pablo VI para participar en el cónclave-, o porque ya no corren vientos favorables a su candidatura.


    La preocupante hospitalización de Karol Wojtyla -el primer Papa no italiano en 455 años- obligó a los vaticanistas a repasar sus listas de candidatos, que suelen ser aggiornadas con el pasar de los meses. Y los hizo caer en la cuenta de dos datos irrefutables, sobre los que todo el mundo coincide: 1) entre los 119 cardenales electores que hay actualmente, no hay ningún favorito a la vista; 2) como no se sabe cuánto tiempo más podrá seguir al frente de la Iglesia el frágil y enfermo Juan Pablo II, es probable que tenga lugar un nuevo consistorio en junio u octubre próximos. Es decir, una nueva tanda de entre 15 y 30 nuevos cardenales, que podría cambiar totalmente la geografía del próximo cónclave.


    Más allá de que no hay ningún candidato sobresaliente -a diferencia de 1939, con el cardenal Eugenio Pacelli que fue electo Pío XII; o 1963, con Giovanni Battista Montini, Pablo VI-, se barajan varios nombres de los cuatro continentes, y se espera una ardua lucha entre las distintas facciones.


    Rota en 1978 la tradición del Papa italiano, si bien hay quien cree que debe volverse a esa "costumbre", la mayoría considera que no es cuestión de nacionalidad. Y que el sucesor podría ser otra vez alguien nuevo, venido quizás del tercer mundo, donde viven más del 60% de los mil millones de católicos.


    En el caso de papables del tercer mundo, además del arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Bergoglio, se mencionan a otros candidatos latinoamericanos. Dos brasileños: el arzobispo de San Salvador de Bahía, Geraldo Majella Agnelo, de 71 años, y el arzobispo de San Pablo, Claudio Hummes, un franciscano de 70 años que apoya al Movimiento de los Sin Tierra. Un mexicano: el arzobispo de Ciudad de México, Norberto Rivera Carrera, un hombre de 62 años cercano al movimiento conservador y cada vez más influyente de los Legionarios de Cristo. Y finalmente el hondureño Oscar Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa, un salesiano muy mediático, también de 62 años.


    Cruzando el Atlántico, otro candidato bien posicionado, que podría convertirse en el primer papa de color, es el nigeriano Francis Arinze, de 72 años, prefecto de la Congregación del Culto de Divino y durante 19 años responsable del diálogo interreligioso. Más hacia el Este, habría dos buenos candidatos de la India: el arzobispo de Bombay, Ivan Dias, de 68 años, un carismático que trabajó durante 36 años en la diplomacia vaticana -y por eso muy respetado afuera-, y el arzobispo de Ranchi, el cardenal Telesphore Toppo, de 65 años, presidente de la Conferencia Episcopal de toda la India y primer purpurado indígena del mundo.


    Volviendo a Europa, aunque los italianos -que cuentan con 20 cardenales electores- al parecer están muy divididos, desde hace años hay una fuerte campaña en favor del arzobispo de Milán, Dionigi Tettamanzi, un experto en temas de bioética de 70 años, cercano al Opus Dei y a la Comunidad de San Egidio. Junto con él, otros papables italianos son el patriarca de Venecia, el cardenal Angelo Scola, un intelectual muy ligado al movimiento de Comunión y Liberación, y el mismo número dos del Papa, el cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado vaticano, de 77 años, que para algunos observadores podría llegar a ser una figura de transición. Otra solución de transición considera como buen candidato a otro de los hombres clave de Juan Pablo II, también de 77 años: el conservador alemán Joseph Ratzinger, titular desde hace años de la poderosa Congregación de la Doctrina de la Fe.


    Otros europeos considerados papables son el cardenal belga, Godfried Danneels, de 71 años, conocido por sus posturas abiertas en cuanto, por ejemplo, al uso del preservativo para combatir el sida, para él un mal menor en casos extremos. Y su colega autríaco, Christoph Schonborn, arzobispo de Viena, un académico de 60 años que llamó a la Iglesia a reflexionar sobre la situación de los católicos divorciados que vuelven a casarse, un problema que deberá enfrentar el próximo papa.


    Si Juan Pablo II llama a un nuevo consistorio en los próximos meses, sin embargo, podrían surgir nuevos nombres. "Si el Papa ?crea´ nuevos cardenales, su sucesor podría estar entre ellos, como sucedió dos veces en el último siglo", dijo a LA NACION Gerard O´Connell, experto en temas vaticanos.


    En la nueva tanda de cardenales, entre muchos otros, se cree que dos argentinos podrían recibir el preciado birrete: el arzobispo Leonardo Sandri, número tres del Vaticano, de 61 años -últimamente "la voz del Papa" por tener el privilegio de leer sus mensajes-, y el arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, un sacerdote conocido por sus posturas conservadoras, distintas a la del cardenal Jorge Bergoglio, el argentino hoy presente en todas las listas de candidatos serios para la sucesión de Juan Pablo II.


    Por Elisabetta Piqué
    Corresponsal en Italia
    El candidato: Bergoglio, il papabile - 20.02.2005 - lanacion.com *
    Última edición por Erasmus; 13/02/2013 a las 08:12



    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  6. #46
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,639
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    Divagaciones sobre el retiro del renunciante, S.S. B16


    A veces tengo la impresión de que la Iglesia Católica de los católicos obsequiosos es como un plató de tv de esos en los que se televisan programas en los que el regidor señala/ordena al público asistente cuándo tienen que aplaudir, cuándo tienen que callar, cuándo tienen que reir. Por lo visto, a la mayoria católica a-crítica obediente le han mandado aplaudir y bendecir a Benedicto. Y están entusiasmados con la renuncia del Papa, como si les hubiera tocado un premio. Como si vivieran el momento perfecto de la iglesia perfecta.

    Una de las aberraciones más notables del post-concilio fue imponer las modernidades conciliares a golpe de antigua obediencia 'perinde ac cadáver'. Fue así como se impuso todo, desde la liturgia revolucionada a las tendencias innovacionistas y las iniciativas pan-aperturistas. Lo patético fue que se logró, que se consiguió que los timoratos obedientes hicieran lo que que les mandaban los despóticos revolucionarios. Actualmente, con variantes, sucede lo mismo.

    Yo discuto que, a estas alturas y con todo lo sucedido, se entienda que bondad sea igual que necia obediencia, no acepto el silogismo de que el bueno es el obediente ciego. Insisto firmemente porque me es evidente que hay un error de principio y cuestiono que lo que se manda sea bueno. También me resisto a la dictadura del mal menor, otro paradigma que suele estar en juego habitualmente.

    Que el Papa renuncie, no es bueno. Aunque tenga razones, a pesar de ellas. El ministerio singular del Papa no se puede sujetar a los modos y maneras del mundo. Si lo hace, como lo está haciendo, el resultado es el error de interpretación con la consiguiente errónea apreciación que hace la gente, el vulgo católico y la plebe pagana, que es, más o menos, de este tenor: Si el Papa dimite porque está viejo y enfermo, como cualquier hombre, es que el Papa es como cualquiera, y de hecho es un hombre cualquiera, que se merece y tiene derecho a su descanso, como anciano cansado que es, y es muy humano garantizarle su resposo y sus cuidados, como un enfermo cualquiera, como él mismo es. El problema es que no lo es, que no es un hombre cualquiera, ni se debería esperar de él que se comportara como un hombre cualquiera. El triple exámen del "...'Simón, hijo de Jonás, ¿me amas...me amas más que estos?..." (Jn 21, 15-19) no es un Evangelio fácil de vivir y protagonizar, pero el ministerio único del Sucesor de Pedro lo exige, lo requiere. Dejar el ministerio (con su gracia aneja) podría suponer el desprecio del ministerio (y de su gracia). También su desvalorización.

    Acepto que no haya sido imprevisto, acepto que estuviera en la intención del Cardenal Ratzinger que aceptó ser (que quiso ser) Benedicto XVI, pero, entonces, pienso que no debería haber asumido tal elección para tal ministerio, ya que sus predecesores no lo hicieron con esa salvedad implícita (si la hubiera habido).

    En la rica simbología de la eclesiología antigua se insistía en el desposorio y maridaje del obispo con su iglesia, su diócesis. En el caso del Pontificado Romano, la acentuación del vínculo era más grave y profunda porque su ministerio lo enlaza con la Iglesia Universal. ¿Puede, según ese concepto, disolverse el vínculo que ata al Obispo de la Urbe con todo el Orbe? ¿Dispensa la debilidad física de la obligación moral y espiritual? ¿Se puede hacer bajo consideraciones como las expuestas por el Papa Benedicto?

    Si se pudiera hacer sin más, otros los habrían hecho antes. La excepción que se enseña, única, parece confirmar la regla, aunque el código vea y prevea. Pero, más allá del caso canónico regulado en un cánon del códex, el asunto implica cuestiones tan graves y excepcionales que opino que es aberrante asumirlo con normalidad impasible y obsequioso contento.

    Por eso no aplaudo. Ni me río. Al contrario, me entristezco por la Iglesia, por el Papa, por los católicos ensayados que tocan palmas. Y por los católicos conscientes (no digo perfectos, recalco) que sufrimos una decepción más. Muy dolorosa.

    Uno de los comentaristas del articulete anterior ha escrito que la renuncia de Benedicto XVI le ha recordado la escena de la deposición de la tiara de Pablo VI. A mí también, ayer tuve una imagen y otra superpuestas, como si se hubiera consumado un acto más en la devaluación premeditada del Papado.

    Es obvio que Benedicto XVI, aunque haya actuado con recta intención, deja esta hipoteca (otra más) a su sucesor.

    Oremus et ad invicem


    +T.

    EX ORBE

  7. #47
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,639
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    "Rogad por mí, para que, por miedo, no huya ante los lobos."

    "Hagamos memoria de ella en la oración al Señor, como mendigos; sí, Señor, acuérdate de lo que prometiste. ¡Haz que seamos un solo pastor y una sola grey! ¡No permitas que se rompa tu red y ayúdanos a ser servidores de la unidad!"


    (Homilía de la solemne misa de inicio pontificado de Su Santidad Benedicto XVI)

  8. #48
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,639
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    Aprecio y perplejidad

    El blog Messa in latino, publicó un comentario firmado por Enrico, que parece equilibrado puesto que manifiesta gran aprecio por este Pontífice pero al mismo tiempo da razón de la perplejidad que le produce la decisión de renunciar. La traducción corresponde a un amigo de nuestra bitácora a quien, com siempre, le agradecemos el trabajo.
    Queridos lectores:
    Necesitaba un evento extraordinario, como la renuncia de Benedicto al pontificado, para hacerme volver a escribir en nuestro blog después de una larga ausencia. Porque he amado, y amo, a nuestro papa Benedicto, es la veneración por él lo que me ha implicado en una batalla que ha sido también la suya. Escribo ‘veneración’, sí, porque estoy convencido de que ascenderá al honor de los altares, y ciertamente no solo por la vía de la tan opinable tendencia moderna a santificar a todos los papas “no importa cual”. Pienso incluso que un día llegará a convertirse en doctor de la Iglesia.
    Prácticamente admiro todo en su trato y en su personalidad: la cortesía, la timidez, la equidad, la honestidad, el sentido del deber, las capacidades como intelectual, pero sobre todo la inteligencia, la lucidez, la independencia de juicio y el buen sentido: buenos antídotos en una época eclesial de eslóganes vacíos y de ideología.
    Vivo esta noticia con profundo pesar y preocupación. Comprendo que el peso del gobierno de la Iglesia sea insoportable para las espaldas humanas, especialmente en la fragilidad senil; pero un Papa, precisamente, ¿no debería ser sobre-humano? No porque esté provisto de un ‘físico bestial’, sino porque está divinamente asistido incluso en la extrema debilidad del cuerpo y, acaso, de la mente. El Papa Ratzinger lo sabe (he aquí sus mismas palabras: “bene conscius sum hoc munus secundum suam essentiam spiritualem non solum agendo et loquendo exsequi debere, sed non minus patiendo et orando”), pero considera que esta ‘esencia espiritual’ de testimonio orante (y paciente) debe estar acompañado de cierto vigor “in mundo nostri temporis rapidis mutationibus subiecto et quaestionibus magni ponderis pro vita fidei perturbato”.
    Esta afirmación me inquieta. En nuestro tiempo de rápidos cambios y perturbado por graves problemas para la vida -¿la supervivencia?- de la fe, es el oficio mismo del Papa el que, precisamente, cambia. Hasta ayer, más símbolo que gobernante; más testimonio, hasta la última agonía, que eficiente administrador; más monarca que primer ministro; más padre que tutor. Ahora, sin embargo, un papa que, además de tener una “misa de inauguración” (en lugar de la mucho más significativa coronación) tendrá también una ceremonia de despedida con ocasión de su dimisión, como si fuese un administrador delegado que se jubila o, peor todavía, un arzobispo de Canterbury caducado. Se trata también de un mayor achatamiento (después de la renuncia a la tiara) del oficio petrino respecto al de los otros obispos: no por casualidad en la alocución de ayer el Papa ha usado la expresión ingravescente aetate, que constituye el incipit del motu proprio de Pablo VI que impone la jubilación a los obispos.
    Pensamos también en como este precedente podrá justificar presiones sobre los futuros pontífices, apenas estos sean percibidos como ancianos o poco ‘performantes’ o nada telegénicos.
    Si algo nos han enseñado estos últimos decenios es que la Iglesia vive de los símbolos y en los símbolos. Cambios comprensibles en abstracto y en apariencia inesenciales, como abandonar el latín, abolir el ayuno del viernes, dar la vuelta a los altares, han tenido un efecto sociológicamente y antropológicamente devastadores para los fieles: la fe, ya ontológicamente acechada por la duda (pues no es un conocimiento directo, sino solo la sustancia de las cosas esperadas, y el argumento de las que no han llegado), vive de la seguridad transmitida y constantemente reconquistada. Si la vida de la Iglesia es un jardín en perenne mutación, ¿cómo alimentar la fe vacilante? Y ¿qué decir si el oficio mismo de Pedro, consolidado en dos mil años que han visto solo esporádicas y normalmente traumáticas abdicaciones o deposiciones, se transforma de un status existencial a un simple ‘cargo’ con derecho a jubilación?
    De aquí mi preocupación: la sacralidad de la Piedra sobre la que la Iglesia está fundada me resulta afectada cuando un dulce Cristo en la tierra, un Vicario de Cristo, un infalible árbrito de la fe y de la moral, puede volver a una normalidad cotidiana. Esta preocupación aumenta todavía más al pensar que estos riesgos no se escapan a la consideración del Papa Benedicto; si se ha decidido igualmente al ‘gran rifiuto’, graves preocupaciones que nosotros ignoramos deben haberlo movido; o cuando menos, una situación interna en los Sagrados Palacios de completa delicuescencia, hasta el punto de obligarlo a tirar la toalla.
    Pues sí, porque el gesto del Papa tiene, lamentablemente, la apariencia inevitable de una admisión de impotencia y de fracaso, aunque solo sea por el hecho de acontecer tras un periodo de extraordinaria dificultad en la conducción de la barca de Pedro y tras un conjunto de descalabros que han encontrado en el caso Vatileaks el último ejemplo.

    Este regusto amargo de ineficiencia ¿no aumentará el riesgo de reforzar el natural efecto “péndulo”, por el que los cardenales en cónclave serán llevados a escoger alguno que pueda adoptar una línea muy difirente del predecesor? El efecto péndulo ha sido determinante en la elección de Ratzinger, cuando un implacable reconocimiento del estado lamentable de la Iglesia tras los años del woitylismo había inducido a los cardenales a elegir uno que tuviera la lucidez y la inteligencia necesarias para reconocer los problemas e individuar (en el retorno a la ortodoxia, a la continuidad y a la Tradición) la solución.
    ¿Y ahora qué? Una generación mejor de sacerdotes está llegando, y los corifeos de la ‘primavera conciliar’ estan camino de la jubilación, si no del redde rationem. Pero esta abdicación del Papa llega demasiado pronto: si hubiese resistido unos pocos años o en algunos casos solo unos pocos meses, no tendríamos un cónclave en el que se sentarán en su lugar y votarán obispos como Daneels y Mahoney (este último, recién inhabilitado por parte de su sucesor en Los Angeles por mala gestión), Lehmann y Kasper, Monterisi y Tettamanzi. Mientras un Moraglia (patriarca de Venecia), un Nichols (arzobispo de Londres) o un Chaput (arzobispo de Filadelfia) se quedan fuera.
    Es tiempo, por tanto, de que el Espíritu Santo se prepare a hacer Su labor con vistas al cónclave. Y para nosotros, de rezar. Mitiga la amargura la gratitud a Benedicto XVI, el respeto a su dificultosa elección y, muy en el fondo, el íntimo sentimiento de que su ponderada decisión pueda haber sito el menor de los males posibles.


    P.s.: dos visiones contrastantes de la renuncia en Wanderer y Exorbe.

    infoCaótica: Aprecio y perplejidad
    Giuseppe dio el Víctor.

  9. #49
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,639
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    La renuncia Papal: repercusión mediática.

    La renuncia papal es motivo de la primera página de la mayoría de los diarios del Martes 12 de febrvero del 2013: Aquí les presentamos algunas de las primeras páginas de diarios alemanes, tierra natal de Benedicto XVI. Luego, la repercusión en las planas de publicaciones de otros países.

    Die Tageszeitung. Un título más bien irrespetuoso: “Gracias a Dios”.





    Der Tagesspiegel: “Mi fuerza no es suficiente”, citando al Papa.





    Frankfurter Allgemeine Zeitung: “Benedicto XVI. Ha presentado la dimisión”.




    Hannoversche Allgemeine Zeitung: “Inesperadamente”.





    Frankfurter Allgemeine Zeitung: “Benedicto XVI. Ha presentado la dimisión”.




    El austriaco Die Presse parafrasea al Papa aunque titula entre comillas: “mis fuerzas no son adecuadas debido a la avanzada edad”.





    USA Today: “El Papa Benedicto XVI renuncia. Primer Papa en retirarse en 600 años”.





    ABC: “EL Papa libre”.

    El ABC, diario ligado al gobernante Partido Popular, fue categoricamente tendencioso al poner una imagen de espaldas de Joseph Ratzinger acompañada por el título “El Papa libre”. Desde la tapa destacan que la decisión de Su Santidad había sido tomada hace casi un año, más específicamente luego de su gira por México y Cuba, y que dejará el pontificado el 28 de febrero.






    El Mundo: “Benedicto XVI rompe la tradición de que el Papa muere en la cruz”.





    El País.





    La Razón, diario de Barcelona, titula: “Huérfanos del Papa”.





    En Italia el Corriere della sera: “Ya no tengo la fuerza, perdóname”.





    La Repubblica: “El Papa se va, adiós histórico”.






    La Vanguardia (Barcelona): “Benedicto XVI entra en la historia”.

    El diario barcelonés de tirada nacional La Vanguardia afirma desde su portada que el alemán “entra en la historia”, mientras que el director de la publicación opina desde sus páginas editoriales que “ha llegado el momento de un Papa de habla hispana”. (Infobae)







    En Argentina Clarín: “Renunció el Papa y ahora arranca la puja por la sucesión”.






    Varias planas.


    Algunas de las publicaciones que han tomado la noticia irreverentemente fueron: el matutino británico The Guardian, haciendo gala de cierto humor irónico que lo caracteriza, eligió publicar en tapa la foto del rayo que alcanzó la cúpula de la basílica de San Pablo horas después de la sorpresiva dimisión papal para ilustrar el “shock” que produjo la noticia. Liberation, conocida publicación francesa de izquierda fundada por el “filósofo” Jean-Paul Sartre, titula cómicamente “Papus interruptus”, mientras que el New York Times señala desde su portada que la Iglesia Católica se encuentra en una “encrucijada” tras la renuncia de Benedicto XVI, a quien definen como un “callado académico” cuyo pontificado fue “turbulento”.



    Las primeras planas de los diarios alemanes fueron tomadas del Blog: Secretum Mehum Mihi.

    STAT VERITAS: La renuncia Papal: repercusión mediática.

  10. #50
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,639
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    Renúncia do Papa: grande mídia se metendo onde não deve

    A grande mídia sempre querendo dizer como deve ser a Igreja de Nosso Senhor Jesus Cristo. A chutzpah * de sempre: Direto ao Assunto, 12 de fevereiro de 2013. | Estação Nêumanne

    A verdade:

    (...) Aquellas decisiones conciliares y montinianas no tenían solamente el propósito pastoral declarado de evitar tener pastores incapacitados para el ministerio por edad avanzada (y el no declarado de alejar a eventuales opositores a las reformas), sino el de transformar –al menos de facto y a los ojos del mundo–una jerarquía sagrada en una administración burocrática similar a las administraciones de los gobiernos de los modernos estados democráticos, o a los ministerios pastorales sinodales de las sectas protestantes. Hoy Joseph Ratzinger completa la reforma conciliar, aplicando incluso a la sagrada dignidad del Sumo Pontificado las modernas categorías mundanas y seculares mencionadas, equiparando también en esto al Papado Romano con el episcopado subalterno. De hecho, es muy probable que la decisión de hoy se convierta en moralmente obligatoria para sus sucesores, haciendo del Papado un cargo “temporal” y provisorio de presidente del colegio episcopal o, por qué no, del consejo ecuménico de las iglesias.
    Al inicio de su “pontificado”, Benedicto XVI insistió efectivamente en el aspecto colegial de la autoridad de la Iglesia: el obispo de Roma es el presidente del colegio episcopal, un obispo entre los obispos; al final de su “gobierno”, Joseph Ratzinger ha querido presentar –como cualquier otro obispo conciliar– su renuncia. (...)


    * - atrevimento, desfaçatez, desplante, insolência

    Oitavo Mandamento
    Giuseppe dio el Víctor.

  11. #51
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,639
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    Cita Iniciado por jasarhez Ver mensaje
    PIETRO Bertone, nacido en la localidad "ROMANO Canavese", de la provincia de Turín (región del Piamonte), quien tomará funciones como camarlengo durante el periodo de sedevacantista, desde el 28 de febrero, hasta la elección del próximo Papa. Pues sí, efectivamente esa noticia en estos tiempos, sí que daría la vuelta al mundo mucho mas que la del rayo.
    Otro Pietro, aunque no exactamente Romano. Por cierto, como si no tuviéramos suficiente con las quinielas habituales en estos casos, parece que en la Pérfida Albión hasta están apostando de verdad los muy hijos de la gran... Bretaña. En un momento tan serio, se lo toman como un juego a ver si se ganan algo de dinero. ¡Ojalá se arruinen estos blasfemos!




    A LA ESPERA. Peter Turkson es uno de los candidatos para reemplazar a Benedicto XVI.


    El ghanés Peter Turkson es el favorito para suceder a Benedicto XVI, lo que sería un acontecimiento histórico para la institución.

    Fue el mismo Benedicto XVI quien hace ya diez años abrió las puertas a un primer Papa africano. “Personalmente opino que sería un bonito gesto para toda la cristiandad”, dijo en 2002 el entonces cardenal Joseph Ratzinger.
    Ahora, diez años después, Benedicto XVI anunció por sorpresa su renuncia y alentó con ello en Africa las esperanzas de que el próximo jefe de la Iglesia católica sea negro.
    Uno de los favoritos para el puesto de Papa, por lo menos entre los apostantes, es el cardenal Peter Turkson de Ghana, de 64 años. Cuando le preguntaron a en 2009 si ya había llegado el momento de un papa africano, contestó: “¿Y por qué no?”. Cualquiera que haya sido ordenado sacerdote debe en principio estar dispuesto a sentarse en la cátedra de San Pedro. Forma parte del paquete”.
    Turkson aparece como el favorito, tal y como lo reflejan las jugadas que se pagan hoy 3 a 1 a su favor. Respecto de las nacionalidades del próximo pontífice, los británicos creen que será italiano o africano, apuestas que se pagan 7 a 4 y 15 a 8 veces la jugada respectivamente en la casa de juegos William Hill.
    A una gran distancia las preferencias inglesas se muestran por un candidato canadiense o sudamericano (7 a 2), estadounidense (10 a 1) o español (20 a 1), según la casa de apuestas más conocida del Reino Unido.
    A Peter Kodwo Appiah Turkson, el favorito, lo siguen el cardenal canadiense Marc Ouellet, de 68 años, quien paga 7 a 2; y el nigeriano Francis Arinze, de 80 años, cuyas pujas se mantienen 4 a 1.
    Distante en la lista de favoritos, pagando 33 a 1, aparece el primer candidato español, el cardenal valenciano Antonio Cañizares Llovera, de 67 años.
    William Hill ofrece pagar 8 a 1 a quien acierte que el elegido para suceder a Benedicto XVI será el cardenal hondureño Oscar Andrés Rodríguez Madariaga, de 70 años.

    El rango de edad de los candidatos preferidos por los británicos va desde los 61 años del cardenal húngaro Peter Erdo (paga 33 a 1) hasta los 80 años de Arinze.

    Ecce Christianus

  12. #52
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    18 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    De toda la carta publicada por mi estimado Josef, a la que he dado un victor por la ternura y la comprensión hacia el Pontífice con la que está escrita, el único agradecimiento que me cuesta comprartir es el último con el que temina el escrito. Me es imposible darle las gracias por su renuncia. Realmente es algo que no logro comprender y que me incomoda mucho. Pero, reconozco no tener fuerzas para criticárselo. Josef Ratzinger es un hombre para mi, en ocasiones, muy confuso. Pasó de mantener una posiciones muy modernistas en tiempos del último concilio a irse progresivamente acercando a la tradición de la Iglesia (cosa por la que siempre fué muy criticado por los propios modernistas). Es un hombre que tuvo la enorme valentía de sacar un Motu Propio para recordar al mundo que la misa tradicional no estaba prohibida, tuvo el acierto (y repito, también nuevamente, la valentía), cuando era Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe al afirmar claramente y sin tapujos que los principios de la masonería seguían siendo incompatibles con la doctrina de la Iglesia, y que los fieles que pertenezcan a asociaciones masónicas no pueden acceder a la Sagrada Comunión. Y tampoco puedo olvidar la rehabilitación de cuatro obispos de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, que levantó ampollas entre la progresía de la Iglesia y en ell rabino jefe de Roma y demás organizaciones del lobby judío.

    Después de haber tenido la Iglesia que soportar a papas como Juan Pablo II o Pablo VI, ¿quién podía imaginar que llegara un hombre como éste al trono de Pedro en nuestros días?. Después de los anteriores Papas, Benedicto XVI me ha parecido, en algunos momentos sobretodo, un agradabe bálsamo sanador. Ya digo, Josef Ratzinger es un hombre en cierto modo, muy contradictorio, pero tremendamente honesto y sincero. Yo le aprecio muchísimo por esta cualidad suya.

    Sinceramente no veo a Josef Ratzinger, hoy todavía Benedicto XVI, en el papel de "cobarde", como en algunos medios se está diciendo. Me parecen ingratos y desacertados este tipo de alusiones y comentarios que en algunos sitios se están vertiendo. Cuando el mundo actual se ha desehecho impune y obscenamente, día sí, día también... en ataques constantes al Papa que nos deja, es que algo "bien hecho" estaría haciendo (y valga la redundancia). Con Benedicto XVI al frente, el NOM seguía reconociendo, a pesar de los pesares, en la Iglesia su peor y mas fuerte enemigo, por eso ha empleado hasta el momento su mas fuerte artillería. Si ellos han ladrado tantísimo con Josef Ratzinger a la cabeza de la Iglesia es que quizás, ésta, todavía no se habría apartado tantísimo del camino correcto como a veces nos pensamos. Ahora, tras la elección del nuevo Sumo Pontífice, ya veremos lo que ocurre... y los cristianos solo podemos rezar (que ya es muchísimo e importantísimo). Todo son incertidumbres para mi en este momento, y siento miedo de que, quizás, con la partida de Benedicto XVI, se haya removido ya definitivamente el Katejon.

    San Francisco de Asís anunció casi en su lecho de muerte que llegará un tiempo en el que "habrá un Papa electo no canónicamente que causará un gran cisma. Se predicarán diversas formas de pensar que causarán que muchos duden, aún aquellos en las distintas órdenes religiosas, hasta estar de acuerdo con aquellos herejes que causarán que mi Iglesia se divida. Entonces habrá tales disensiones y persecuciones a nivel universal que si esos días no se acortaran, aún los elegidos se perderían". "Los demonios tendrá un poder inusual; la pureza inmaculada de nuestra Orden y de otras, se oscurecerá en demasía, ya que habrá muy pocos cristianos que obedecerán al verdadero Sumo Pontífice y a la Iglesia Romana con corazones leales y caridad perfecta. En el momento de esta tribulación un hombre, elegido no canónicamente, se elevará al Pontificado, y con su astucia se esforzará por llevar a muchos al error y a la muerte". Y recordemos las palabras de la Virgen reveladas en La Salette a Melania: "Roma perderá la fe, y se convertirá en la sede del Anticristo". Y recordemos las palabras de S.S. San Pío X en su Encíclica Pascendi: "ellos traman la ruina de la Iglesia, no desde fuera sino desde dentro" o su horrible visión en el lecho de muerte, relacionada con el tercer misterio de Fátima...

    Pero existen, según he podido conocer, infinidad de vaticinios que apuntan a situaciones similares. Por ejemplo, Juan de Rocapartida, en el s.XIV, dijo: "Al acercarse el Fin de los Tiempos, el Papa y sus cardenales habrán de huir de Roma en trágicas consecuencias hacia un lugar donde permanecerán sin ser reconocidos, y el Papa sufrirá una muerte cruel en el exilio". Un siglo después, Nicolas de Fluh anunció que "El Papa con sus cardenales tendrá que huir de Roma en situación calamitosa a un lugar donde serán desconocidos. El Papa morirá de manera atroz durante su destierro. Los sufrimientos de la Iglesia serán mayores que cualquier momento histórico previo".

    La beata Ana Catalina Emmerick, religiosa Agustina, en 1820 también dijo: "Vi una fuerte oposición entre dos Papas, y vi cuan funestas serán las consecuencias de la falsa iglesia, vi que la Iglesia de Pedro será socavada por el plan de una secta. Cuando esté cerca el reino del Anticristo, aparecerá una religión falsa que estará contra la unidad de Dios y de su Iglesia. Esto causará el cisma más grande que se haya visto en el mundo".

    Al padre Stefano Gobbi, fundador del Movimiento Mariano Sacerdotal, según dijo, la Santísima Virgen le reveló que "las fuerzas masónicas han entrado a la Iglesia de manera disimulada y oculta, y han establecido su cuartel general en el mismo lugar donde vive y trabaja el Vicario de mi Hijo Jesús. Se está realizando cuanto está contenido en la Tercera parte de mi mensaje [refiriéndose, sin duda a Fátima], que aún no ha sido revelado, pero que ya se ha vuelto patente por los mismos sucesos que estáis viviendo".

    Y son muchísimas mas las revelaciones que he ido encontrando (aquí pego algunas...):

    • Sor Agnes de Akita: "La obra del demonio se infiltrará hasta dentro de la Iglesia de tal manera que verán cardenales contra cardenales, obispos contra obispos".
    • Sor Sofía María Gabriel, la mística religiosa británica, la Santísima Virgen le reveló en el año 1981: "Habrán dos Papas rivales y una gran crisis centrada en el papado vaticano, y la Iglesia quedará dividida en dos bandos".
    • Cardenal Mario Luigi Ciappi: "La pérdida de la fe en la Iglesia, la apostasía, saldrá de la cúspide de la Iglesia".
    • Sor Lucía dos Santos, revelando el Tercer Secreto de Fátima: "Vimos a un obispo vestido de blanco, que temíamos fuera el Santo Padre, huir de una ciudad en ruinas, tembloroso y con paso vacilante, apesadumbrado de dolor y pena, rezando por los cadáveres que encontraba por el camino".
    • Cardenal Karol Wojtyla, ante el Congreso Eucarístico de Pennsylvania, en 1977: "Estamos ante la confrontación histórica más grande que la humanidad haya tenido. Estamos ante la contienda final entre la Iglesia y la anti-iglesia, el Evangelio y el anti-evangelio. Esta confrontación descansa dentro de los planes de la Divina Providencia y es un reto que la Iglesia entera tiene que aceptar".


    El Padre salesiasno Giuseppe Tomaselli quien ha escrito numerosos artículos sobre temas religiosos y místicos, relató que a principios de 1990, se le preguntó al estigmatizado Antonio Ruffini (1907-1999) si sería Juan Pablo II el Papa que consagraría Rusia al Corazón Inmaculado de María, a lo que respondió que "No, no es Juan Pablo II. No será su sucesor inmediato tampoco, sino el siguiente. Él es quién consagrará finalmente a Rusia". Es decir, será el sucesor de Benedicto XVI, durante un tiempo de guerra mundial y persecución a la iglesia, que finalmente se convertirán en las señales para hacer la consagración, quien procederá a hacerla y comenzará entonces la restauración y el triunfo del Corazón Inmaculado.

    EL TERCER SECRETO DE FÁTIMA SIGUE SIENDO UN MISTERIO | RADIO CRISTIANDAD

    Última edición por jasarhez; 13/02/2013 a las 19:24
    Erasmus dio el Víctor.

  13. #53
    Avatar de Baqueano
    Baqueano está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    30 abr, 06
    Edad
    58
    Mensajes
    38
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    La Homilia del Santo Padre es muy preocupante, me da la impresion que el mar de fondo en la Iglesia es mas fuerte de lo que parecia. Miren esta noticia.

    En una basílica de San Pedro del Vaticano abarrotada de fieles, el Papa Ratzinger ofició la misa del Miércoles de Ceniza, que abre la Cuaresma, y destacó la importancia del testimonio de fe y vida cristiana de cada uno de los seguidores de Cristo para mostrar la verdadera cara de la Iglesia.


    El anciano pontífice añadió que, sin embargo, muchas veces ese rostro "aparece desfigurado".


    "Pienso en particular en los atentados contra la unidad de la Iglesia y en las divisiones en el cuerpo eclesial", añadió el Papa, quien agregó que hay que vivir la Cuaresma de una manera intensa, superando "individualismos y rivalidades".


    Benedicto XVI también dijo que Jesús denunció la "hipocresía religiosa, el comportamiento de quienes buscan el aplauso y la aprobación del público".


    "El verdadero discípulo no sirve a sí mismo o al público, sino a su Señor, de manera sencilla, simple y generosa", subrayó el Papa, quien añadió que el testimonio del cristiano será más incisivo cuanto menos busque la gloria.


    En su segunda aparición pública tras el anuncio el pasado día 11 de la renuncia -la primera fue también hoy en la audiencia pública de los miércoles-, Benedicto XVI se refirió a su decisión y pidió por la Iglesia, "en este particular momento", y que le tengan presente en sus rezos.


    "Las circunstancias han sugerido que nos reunamos en torno a la tumba de San Pedro para pedir por la Iglesia en este particular momento, renovando nuestra fe en Cristo. Para mí es la ocasión para agradecer a todos cuando me dispongo a concluir mi ministerio y para pedirles que me tengan en sus plegarias".


    Esas palabras fueron la continuación de las expresadas durante la audiencia pública, donde aseguró que ha decidido renunciar al pontificado "en plena libertad, para el bien de la Iglesia", y después de "haber orado largamente y tras examinar mi conciencia delante de Dios".


    El papa Ratzinger agregó en ese encuentro público que es "consciente" de la "importancia" del hecho, pero también consciente de "no ser capaz de llevar a cabo el ministerio petrino (de Pedro) con la fuerza física y el espíritu que lo requiere".


    El anciano pontífice reconoció que estos son días "no fáciles" para él, pero que ha notado "casi físicamente la fuerza de la plegaria que el amor de la Iglesia, vuestra plegaria, me da".


    En la homilía de la misa de la basílica de San Pedro dijo también que la Cuaresma es un tiempo de conversión y exhortó a los fieles a "regresar a Dios", señalando que ese retorno se hará realidad cuando la gracia del Señor penetre en los hombres y lacere sus corazones.


    "Atravesar el corazón y no los vestidos. En efecto, en nuestros días son muchos los que están dispuestos a rajarse las vestiduras ante escándalos e injusticias -naturalmente, las cometidas por otros-, pero pocos parecen dispuestos a actuar sobre su propia conciencia e intenciones, dejando que el Señor transforme, renueve y convierta", afirmó.


    El Obispo de Roma reiteró las prácticas tradicionales de la limosna, el ayuno y la plegaria en este tiempo de Cuaresma como caminos para regresar a Cristo.


    Tras la homilía, el cardenal Angelo Comastri, arcipreste de la basílica de San Pedro, impuso las cenizas al papa.


    Después Benedicto XVI se las impuso a él, al secretario de Estado, Tarcisio Bertone; al cardenal decano, Angelo Sodano, y a numerosos frailes y seglares.


    Concluida la misa, Bertone expresó a Benedicto XVI la "tristeza" de la Iglesia por su renuncia al pontificado, una decisión, dijo, que demuestra "su pureza de corazón, su humildad, docilidad y valentía".


    "No seríamos sinceros si no le dijéramos que hoy hay un velo de tristeza en nuestros corazones", dijo Bertone, quien subrayó que este acto revela que "la pureza de mente, la fe fuerte y exigente, la fuerza de la humildad y docilidad, junto con una gran valentía han marcado cada paso de su vida y de su ministerio".


    Tras las palabras de Bertone, los presentes rompieron en un largo aplauso que se prolongó durante varios minutos, mientras se vio al Papa visiblemente emocionado, logrando sólo dar las gracias.


    Benedicto XVI se retirara el próximo domingo durante una semana para mantener ejercicios espirituales, que concluirá el sábado 23 de febrero. Durante esos días no celebrará ningún acto público.


    Fuente y foto: EFE.
    Erasmus y Abbendis dieron el Víctor.

  14. #54
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,639
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    «Quo vadis, Dómine?» - «Romam vénio iterum crucifígi»




    «Quo vadis, Dómine?» - «Romam vénio iterum crucifígi»


    Secúndum antíquam traditiónem, témpore persecutiónis sub Neróne, Petrus Romam relínquere vóluit. Sed Dóminus intervénit: ei óbviam éxiit. Petrus ad Eum se vertit, intérrogans: «Quo vadis, Dómine?». Et Dóminus ei statim respóndit: «Romam vénio iterum crucifígi». Petrus Romam revérsus est et hic usque ad suam mansit crucifixiónem.


    CONGREGATIO DE CULTU DIVINO ET DISCIPLINA SACRAMENTORUM, Ad Officium lectionis Beati Ioannis Pauli II, Papae. Lectio altera. Ex Homília beáti Ioánnis Pauli Secúndi, papae, in inítio pontificátus. (Die 22 octobris 1978: AAS 70 [1978], 945-947)


    Según una antigua tradición durante la persecución de Nerón, Pedro quería abandonar Roma. Pero el Señor intervino, le salió al encuentro. Pedro se dirigió a Él preguntándole: «Quo vadis, Domine?: ¿Dónde vas, Señor?». Y el Señor le respondió enseguida: «Voy a Roma para ser crucificado por segunda vez». Pedro volvió a Roma y permaneció aquí hasta su crucifixión.


    CONGREGACIÓN PARA EL CULTO DIVINO Y LA DISCIPLINA DE LOS SACRAMENTOS, Oficio de lectura del Beato Juan Pablo II, Papa. Segunda lectura. De la Homilía del beato Juan Pablo II, papa, en el inicio de su pontificado (22 de octubre 1978: AAS 70 [1978] 945-947)


    ***

    Núcleo de la Lealtad

  15. #55
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,639
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    Nemo mittens manum suam in aratrum et respisciens retro aptus est regno Dei. Lc 9,62

    Recapacitad, Santo Padre. Aún estáis a tiempo.

  16. #56
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,639
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    Júbilo indiscreto, regocijo absurdo



    El cardenal José Policarpo, arzobispo-patriarca de Lisboa, es un no-brillante prelado que ha dado más de un campanazo; uno de los más sonados y escandalosos fue cuando comentó que la ordenación de féminas era un asunto abierto, con posibilidades de futuro. Ahora, el brillante prelado lisboeta vuelve a batir su bronce hueco, a propósito de la renuncia del Benedicto XVI, con este comentario:

    El acto de renuncia de Benedicto XVI rompe el 'tabú' de que el Papa es inamovible

    El término 'tabú' fue (y sigue siendo) una palabra comodín muy usada en el discurso de los vanguardistas post-conciliares, teólogos, moralistas, pastoralistas, liturgistas. La exótica palabra polinesia apareció originalmente en textos de fenomenología y antropología de la religión, y después se acomodó impropiamente en textos de toda clase, con un valor e intención casi siempre peyorativo y descalificativo, tal y como lo usa el cardenal Policarpo.

    El tono con que lo dice es, también, eufórico, una especie de exclamación victoriosa, como un ¡por fín! que expresara un arraigado anhelo por muchos ansiado y en todos sitios esperado. Por lo menos, esa es la impresión, entiendo.

    Lo que sigo sin entender es el regocijo que la renuncia del Papa ha provocado en tanta gente. Ayer me sorprendieron con la ocurrencia de una hermandad-archicofradía; me proponían organizar un Te Deum la tarde del 28, en 'acción de gracias' por Benedicto XVI. Discretamente, he rehusado; gracias a Dios tenía en mi agenda unas predicaciones fuera de la ciudad, conque me resultaba imposible poder estar en el tedeum (que he desaconsejado).

    Rezar es necesario, sí, muy especialmente en estas circunstancias penosas y extrañas. Hace seis siglos que un Papa no renuncia, y esta es la primera vez que se hace con una determinación semejante. El hecho no es feliz, no son días de júbilo los que vive la Iglesia.

    Sentir con Benedicto XVI, débil y anciano, no significa alegrarse por lo que ha hecho.

    El semblante de Mons. Georg Ganswein en la Misa de Cenizas (¡memento homo!) en San Pedro serviría muy bien para ilustrar lo que digo (el del propio Benedicto, también):



    EX ORBE

  17. #57
    Avatar de Reke_Ride
    Reke_Ride está desconectado Contrarrevolucionario
    Fecha de ingreso
    08 sep, 06
    Ubicación
    Antiguo Reyno de Valencia
    Mensajes
    2,931
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    Personalmente pienso que muchas de las profecías (sobre todo las de Malacay) están cogidas con alfileres, y aunque me repita mas que el ajoaceite, suscribo las palabras del Papa: el destino no es inmutable, y con Fe y oración se puede cambiar el futuro. Libre Albedrío. El problema es la visión apocalíptica y catastrofista que tenemos de muchas de esas visiones privadas, como algo inmediato en tiempo y espacio.

    PS. Visiones o revelaciones.
    Última edición por Reke_Ride; 14/02/2013 a las 15:00
    jasarhez y Montañés dieron el Víctor.
    "De ciertas empresas podría decirse que es mejor emprenderlas que rechazarlas, aunque el fin se anuncie sombrío"






  18. #58
    Avatar de Abbendis
    Abbendis está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 10
    Mensajes
    104
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    Estoy de acuerdo. La prescencia no debería derivar en determinismo.
    Deus et Victoria.

  19. #59
    Giuseppe está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    21 jun, 12
    Ubicación
    Calabria. Oriolo (CS)
    Mensajes
    13
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    La decisione sofferta del Papa va rispettata in tutto e per tutto. Ha le Sue ragioni, si riferisce al Diritto Canonico che prevede le dimissioni in caso di grave malattia o incapacità fisica. Non solo. Le sue ultime affermazioni sono: " per il bene della Chiesa...restero' in ombra del mondo, ma vigilerò sulla Chiesa." Questo significa che rinunzia al pontificato, ma assumerà tutte le azioni, che gli sono consentite, a difesa della Chiesa. Non si può commentare, come fa certa stampa come se a dimettersi fosse un qualsiasi capo di governo. Bisogna rispettare le parole e gli atti, all'interno della Chiesa.

  20. #60
    Avatar de Irmão de Cá
    Irmão de Cá está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    08 sep, 08
    Mensajes
    2,209
    Post Thanks / Like

    Re: Renuncia Benedicto XVI

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cita Iniciado por Hyeronimus Ver mensaje
    El cardenal José Policarpo, arzobispo-patriarca de Lisboa, es un no-brillante prelado que ha dado más de un campanazo; uno de los más sonados y escandalosos fue cuando comentó que la ordenación de féminas era un asunto abierto, con posibilidades de futuro. Ahora, el brillante prelado lisboeta vuelve a batir su bronce hueco, a propósito de la renuncia del Benedicto XVI, con este comentario:

    El acto de renuncia de Benedicto XVI rompe el 'tabú' de que el Papa es inamovible
    El dañino Cardenal-Patriarca de Lisboa, que lidera también la conferencia episcopal portuguesa, es una eminencia parda del modernismo más agresivo. En Portugal ha vetado reiteradamente la aplicación del Motu Propio Summorum Pontificum como al tiempo han denunciado, por experiencia, los bloggers Magdalia y JSarto. En la entrevista citada, Policarpo muestra claro por donde fueron y ahora van sus tiros. Colgo la entrevista entera (en portugués) para os enteréis por vosotros. Me permito subrayar las frases más significativas (para mi).

    D. José Policarpo reconhece dificuldades do Papa em governar a Igreja


    Bárbara Wong
    12/02/2013 - 12:01
    (actualizado às 12:31)

    Cardeal de Lisboa não conhece as razões por que Bento XVI abandona o cargo, mas enumera algumas.


    D. José Policarpo deu uma conferência de imprensa na manhã de terça-feira Rui Gaudêncio

    Cardeal-patriarca de Lisboa reconhece que Bento XVI teve um pontificado difícil. "Este Papa teve frentes complicadas de grande exigência e sofrimento da Igreja", declara em conferência de imprensa, esta terça-feira, em Lisboa.

    Os escândalos da pedofilia; o fenómeno conservador dos cristãos que seguem o cardeal Marcel Lefebvre; e as cartas tornadas públicas pelo mordomo do Papa, no último ano, são os temas que o cardeal-patriarcada aponta como as "frentes mais complicadas" que Bento XVI teve de enfrentar.

    "Não sei quantos bispos demitiu, mas foi um homem de grande coragem", aponta D. José Policarpo sobre o escândalo da pedofilia, lembrando ainda os documentos redigidos por Bento XVI para aplicar nas dioceses, de maneira a combater e a evitar o abuso de crianças por consagrados.

    Quanto ao chamado "lefebvrismo", D. José Policarpo recorda que este foi um dossier herdado de João Paulo II e que o objectivo do Vaticano é evitar um "novo cisma do Ocidente", entre os católicos pós e pré-Concílio Vaticano II, mas que Bento XVI não conseguiu grandes resultados. Sobre os seguidores do cardeal francês o patriarca de Lisboa diz: "É um problema de fé: se acreditam ou não na fé da Igreja."

    Marcel Lefebvre não aceitou as decisões saídas do Concílio Vaticano II, há 50 anos, não obedecendo, por isso, ao Papa e tendo ordenado quatro bispos à revelia da Santa Sé. "Este dossier não avançou e sei que fez sofrer muito o Santo Padre", diz D. José, reforçando que Bento XVI não esqueceu o Vaticano II e por isso a Igreja celebra actualmente o Ano da Fé, "proclamando a actualidade do Concílio como bússola segura".

    Outro "dossier difícil" foi "o que se passou há meses dentro da Cúria" com a divulgação de cartas do Papa pelo seu mordomo. "Magoou muito o santo padre e deve tê-lo preocupado." D. José confessa que rezou muito por Bento XVI durante esse período.

    Agora, até que ponto estes temas fizer o Papa renunciar ao cargo D. José Policarpo diz que "não sabe". "Ninguém pode impedir que o Papa sofra", acrescenta, mas "os motivos reais que o levaram a sentir-se sem força, só ele sabe."

    D. José lembra que, em termos físicos, Bento XVI está muito debilitado. Fez vários bypasses e tem dificuldade em andar, é ajudado a subir as escadas e tem "uma carripana engraçada" para fazer o cortejo litúrgico na Basílica de S. Pedro, exemplifica.

    Papa era a excepção
    A renúncia de Bento XVI é histórica e, apesar de não ser única, abre um precedente a que os futuros papas o possam vir a fazer, reconhece o cardeal-patriarca, lembrando que antigamente os cargos eram vitalícios e havia uma justificação espiritual para tal: "Quando se entregava a uma missão, entregava-se a vida." "Havia uma espiritualidade na entrega a estes cargos vitalícios", reforça.

    Contudo, o Concílio Vaticano II abre essa possibilidade quando define que para os "grandes serviços da Igreja a pessoa deve estar capaz de a exercer". O Papa Paulo VI regulou essa matéria para os bispos – que devem apresentar a sua renúncia aos 75 anos – mas não o fez para o sumo pontífice. "No âmbito da Cúria Romana, o Papa era a excepção", explica D. José. Agora, Bento XVI abriu um precedente histórico. "É uma decisão que fez história."

    O cardeal-patriarca está convencido que não se estabelecerão regras, mas que os "futuros papas estão mais livres" para renunciar. "Penso que o fim de João Paulo II fez repensar esta questão", reflecte, acrescentando que aquele também pensou em renunciar, mas foi pressionado a não o fazer. Talvez por isso, Bento XVI tenha surpreendido todos com a sua decisão, mesmo os que lhe estavam mais próximos.

    Mas o Papa preparou a sua saída, continua o cardea-patriarca; caso contrário, não tinha nomeado mais seis cardeais, recentemente, depois de já ter reunido o consistório. Pretendia assim que o colégio de eleitores estivesse completo para eleger o seu sucessor. "Agora percebo", confessa.

    Sucessor mais jovem
    D. José Policarpo não diz em quem vai votar para ser o sucessor de Bento XVI, mas avança que gostaria que fosse uma pessoa mais nova. Para "estar capacitado para exercer o ministério da Igreja" deve ser um "homem mais novo". "Tem havido uma alternância entre mais jovens e mais velhos, é normal que este conclave escolha um mais novo", considera.

    Apesar de já se jogar o "totopapa", como diz o patriarca, não se sabe quem será o escolhido.Contudo, D. José confessa que gostava que fosse um asiático. "As hipóteses não são muitas, mas era um sinal ao continente onde a Igreja está a crescer mais." O importante é "identificar uma personalidade com capacidade de gerir a Igreja. Uma pessoa mais nova dava fôlego no princípio deste milénio", defende.

    D. José não obedece a esse critério. Tem 77 anos e deveria abandonar o cargo de cardeal-patriarca no próximo dia 26 – embora ainda não saiba o que vai suceder, uma vez que cabe ao Papa decidir. "Estou descansado, porque é pouco provável [ser Papa]", conclui.

    D. José Policarpo reconhece dificuldades do Papa em governar a Igreja - PÚBLICO
    res eodem modo conservatur quo generantur
    SAGRADA HISPÂNIA
    HISPANIS OMNIS SVMVS

Página 3 de 7 PrimerPrimer 1234567 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El viaje de Benedicto XVI a Cuba
    Por Hyeronimus en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 23/02/2012, 14:20
  2. El pensamiento de Benedicto XVI
    Por Donoso en el foro Crisis de la Iglesia
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 17/08/2011, 01:24
  3. Bienvenido, Benedicto XVI
    Por Hyeronimus en el foro Tablón de Anuncios
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 30/07/2010, 10:06
  4. La reforma de Benedicto XVI (libro)
    Por FACON en el foro Religión
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 27/10/2009, 00:43
  5. Citas de Benedicto XVI
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 01/05/2005, 20:08

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •