Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 11 de 11 PrimerPrimer ... 234567891011
Resultados 201 al 203 de 203

Tema: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

  1. #201
    Avatar de MONTECASINO
    MONTECASINO está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    02 ago, 12
    Mensajes
    103
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    Los marranos fueron victimarios de España y de todos los países en que se enquistaron.
    Porque su conversión es falsa, simulada, apócrifa, y solapadamente como el caballo de Troya, o la quinta columna, judaízan dentro de nuestra “propia tropa”.
    Una cosa es el judío que se identifica como tal y practica su religión y otra muy distinta el marrano.
    Pero hay algo tan peligroso como el marranismo, que debemos evitar caer.
    Me refiero a la arcana herejía del “judeocristianismo”, actualmente reavivada por los neo judaizantes católicos, herederos de la oscura secta de los ebionitas, a las que se fueron agregando, posteriormente, otras con distintos nombres, pero similares en sus preceptos.
    Debemos rechazar la “Revolución Cultural” de los modernos teólogos iconoclastas, que pretenden introducir un racismo malsano de un “Jesús judío”.
    Olvidando el misterio insondable de la Divino-Humanidad, por obra del Espíritu Santo, de lo cual se infiere que se encuentra excluido todo planteo racial de Jesús.
    Por otra parte, señalar a Nuestro Señor Jesucristo como judío, es una contradicción in terminis, por cuanto al fundar la Iglesia derogó la sinagoga con todo lo que ello implica.
    Expone San Juan Evangelista: "Vino a los suyos, pero los suyos no lo recibieron. Más a cuanto lo recibieron dióles el poder de venir a ser hijos de Dios, a aquellos que creen en su nombre; que no de la sangre, ni de la voluntad carnal, ni de la voluntad de varón, sino de Dios son Nacidos. Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros y hemos visto su gloria como de Unigénito del Padre lleno de gracia y verdad". (Proemio del Evangelio de San Juan).
    “Los suyos (es decir los judíos) no lo recibieron”.
    Desde el punto de vista de la teología católica: “los que creen en su nombre” Y lo “recibimos”, nos dio el poder de ser “Hijos de Dios”, pero, “somos nacidos de Diosno de la sangre, ni de la voluntad carnal, ni de la voluntad de varón”.
    Y también resulta trascendente para esta “quaestio” aquello de: “Yo soy el pan de vida; vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron. Este es el pan que baja del cielo, para que el que coma no muera...Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo que, si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros", (Jn. 6/48-49-53).
    Todo esto para un creyente judío es una blasfemia, una locura, una herejía, como el que Jesús sea el “Hijo de Dios”, la “Santísima Trinidad”, la “Encarnación”, (et Verbum caro factum est)”, y las demás verdades de nuestro Credo, la Tradición, El Magisterio de la Iglesia, los Dogmas, etc., que para los judíos no tiene absolutamente nada que ver con el veterotestamento, su religión, el Talmud, etc.
    Lo mismo cabe explicitar con relación al tenso y fundamental capítulo 8° del Evangelio de San Juan: "... Vosotros juzgáis según la carne...vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo...Si permanecéis en mi palabra, seréis en verdad discípulos míos y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres...Si sois del linaje de Abraham, haced las obras de Abraham. Pero ahora buscáis quitarme la vida, a un hombre que hablado la verdad, que oyó de Dios; eso Abraham no lo hizo...Si Dios fuera vuestro padre me amarías a mí; porque yo he salido y vengo de Dios, pues yo no he venido de mí mismo antes es El quien me ha enviado. ¿Porque no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis oír mi palabra. Vosotros tenéis por padre al diablo, y queréis hacer los deseos de vuestro padre. Él es homicida desde el principio...El que es de Dios oye la palabra de Dios; porque vosotros no las oís, porque no sois de Dios...Si alguno guardara mi palabra, no verá jamás la muerte...Entonces tomaron piedras para arrojárselas...".
    La encarnación del Logos o del Verbo, la Divina-Humanidad, supone la abolición del judaísmo, quienes dejaron de ser hijos de Abraham (hebreos) para corromperse y desviarse en el judaísmo y su interpretación talmúdica-rabínica.
    Se apartaron del misterioso sacerdocio de Melkisedec y de la fe de Abraham, repudiando en su esencia a Jesús Hijo de Dios y su doctrina de Salvación.
    Pasaron a ser "hijos de la carne", y “juzgando según la carne”, decretaron la muerte de Jesús, (Mt. 17/1-2; Mc. 15/1; Lc. 22/66-71: Jn. 18/28-32).
    Esto lo venían rumiando, pero deciden su ejecución luego de la resurrección de Lázaro: “Al ver lo que hizo Jesús, muchos de los judíos que habían venido a casa de María creyeron. Pero otros fueron a ver a los fariseos y les contaron lo que Jesús había hecho”, (Jn.11/45-45). “Entonces los sumos sacerdotes y los fariseos…”, (Jn. 11/47), “y los príncipes de los sacerdotes y los escribas buscaban como apoderarse de El con engaño y darle muerte”. (Mc 14/1), “…los ancianos del pueblo” (Mt.26/3), “convocaron… a los maestros de la ley, a todos los miembros del Consejo Supremo” (Sanedrín), (Jn 11/47; Mc. 15/1), “y se reunieron en el palacio del pontífice que se llamaba Caifás”, (Mt. 26/3), “¿Y dijeron: que haremos? Porque este hombre hace muchos milagros. Si lo dejamos seguir así, todos van a creer en El, y los romanos vendrán y destruirán nuestro Lugar Santo y nuestra nación. Uno de ellos llamado Caifás, que era Sumo Sacerdote ese año, tomó la palabra y les dijo: ustedes no entienden ni piensan. ¿No les parece preferible que muera un solo hombre por el pueblo antes que perezca la nación entera? Esto no lo dijo Caifás por iniciativa propia, sino que, como era el Sumo Sacerdote por ese año, profetizó que Jesús había de morir por la nación y no solamente por la nación, sino también para congregar en la unidad a todos los hijos de Dios que estaban dispersos. A partir de ese día resolvieron que debían matar a Jesús”, (Jn.11/47-53).
    Puesto que: “Pilato que quería dejar libre a Jesús”, (Lc. 23/20), les propone que elijan entre Barrabás y Jesús. Los judíos eligen a Barrabas, (Mc.15/11; Lc.23/18; Jn.18/39-40). Al preguntarles Pilato que querían que hiciese con el “Rey de los Judíos” vociferan y repiten persistentemente, “Crucifícalo”, (Mt. 27/ 21-22; Lc. 23/17-23; Jn. 18/ 39-40; 19/14-15).
    Precisando categóricamente que no era su rey: “Si lo sueltas, no eres amigo del César, porque todo el que se hace rey, se opone al César”, (Jn. 19/12). “Ellos gritaron: ¡Que muera, que muera! ¡Crucifícalo! Pilato dijo: ¿A su rey, debo crucificar? Los sumos sacerdotes dijeron: no tenemos otro rey que el Cesar”, (Jn. 19/15).
    San Mateo narra que cuando Pilato señala: “Yo soy inocente de esta sangre; vosotros veáis”, “todo el pueblo contestó diciendo: Caiga la sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos”, (Mt. 27/ 7-23-25).
    En el momento que Judas: “se llenó de remordimientos y devolvió las treinta monedas de plata a los sumos sacerdotes y a los jefes del pueblo. Y les dijo: He pecado entregando a la muerte a un inocente. Ellos dijeron: ¿Qué importa eso a nosotros? Es asunto tuyo”, (Mt. 27/3-4).
    Resulta imperioso recordar las palabras del protomártir San Esteban, “varón lleno de fe y del Espíritu Santo”, (Hch. 6/5), “varón lleno de gracia y de fortaleza”, (Hch. 6/8), que nos trasmite San Lucas.
    El diácono San Esteban, habiendo sido acusado por testigos falsos, comprados por la sinagoga, les enrostra: “Duros de cerviz e incrédulos de corazón y de oídos, vosotros siempre habéis resistido al Espíritu Santo. Como vuestros padres, así también vosotros. ¿A que profeta no persiguieron vuestros padres?
    Dieron muerte al que anunciaba la venida del justo, a quien vosotros habéis ahora traicionado y crucificado, vosotros que recibiste por medio de los ángeles la Ley y no la guardasteis.
    Al oír estas cosas se llenaron de rabia sus corazones y rechinaban sus dientes contra él. El lleno del Espíritu Santo miró al cielo y vio la gloria de Dios y a Jesús en pie a la diestra de Dios, y dijo: Estoy viendo los cielos abiertos y al Hijo del hombre en pie a la diestra de Dios. Ellos, gritaron a grandes voces, tapándose los oídos y se arrojaron sobre él. Sacándole fuera de la ciudad le apedreaban. Los testigos depositaron sus mantos a los pies de un joven llamado Saulo; y mientras lo apedreaban, Esteban oraba, diciendo: Señor Jesús, recibe mi espíritu. Puesto de rodillas, grito con fuerte voz: Señor, no les imputes este pecado. Y diciendo esto se durmió. Saulo aprobaba su muerte”, (Hch. 7/51-59).
    La diáfana y cristalina teología de San Esteban, sobre la Deidad Trinitaria, la sórdida respuesta de los judíos, y su conmovedor martirio, es un testimonio irrefutable contra los católicos que predican una semántica judaizante.
    En ese momento Saulo era un judío fariseo de estricta observancia y por tanto perseguidor a muerte de los apóstoles, discípulos, y primeros cristianos: “Saulo devastaba la iglesia entrando en las casas arrastraba a hombres y mujeres y los hacia encarcelar”, (Hch. 8/3).
    Saulo, respirando amenazas de muerte contra los discípulos del Señor, se llegó al sumo sacerdote, pidiéndole cartas de recomendación para las sinagogas en Damasco, a fin de que si allí hallaba a quienes siguiesen ese camino, hombres o mujeres, los llevasen atados a Jerusalén”, (Hch. 9/ 1-2).
    Precisamente cuando Saulo se convierte ante la visión que tuvo de Jesús, “lleno del Espíritu Santo”, renuncia definitivamente a su judaísmo para predicar que: “Jesús es el Hijo de Dios”; “cuantos lo oían quedaban fuera de sí, diciendo: ¿No es éste el que en Jerusalén perseguía a cuantos invocaban ese nombre, y que venía aquí, para llevarlos atados a los sumos sacerdotes? Pero Saulo cobraba cada día más fuerza y confundía a los judíos de Damasco, demostrando que éste era el Mesías. Pasados bastantes días resolvieron los judíos matarle…”, (Hch. 9/17-23).
    Más adelante San Pablo y Bernabé estaban predicando a los paganos: “Al ver esa multitud los judíos se llenaron de envidia y con injurias contradecían las palabras de Pablo. Entonces Pablo y Bernabé, con gran firmeza dijeron: A ustedes debíamos anunciar en primer lugar las palabras de Dios, pero ya que las rechazan y no se consideran dignos de la Vida eterna, nos dirigimos ahora a los paganos. Así nos ha ordenado el Señor:
    Yo te he establecido
    Para ser la luz a las naciones,
    Para llevar la salvación
    Hasta los confines de la tierra”, (Hch. 13/44-47).
    En distintas oportunidades San Pedro expuso que los judíos dieron “muerte a Jesús”.
    Después de Pentecostés, el Sanedrín lo apresó junto con los apóstoles prohibiéndoles predicar.
    Fueron liberados de la cárcel por “el ángel del Señor”.
    Volvieron a enseñar en el templo, entonces el oficial judío con sus alguaciles, los arrestó nuevamente y los presento al Sanedrín: “Dirigiéndoles la palabra el sumo sacerdote, les dijo: Solemnemente os hemos ordenado que no enseñéis sobre este nombre, y habéis llenado a Jerusalén de vuestra doctrina y queréis traer sobre nosotros la sangre de ese hombre. Respondiendo Pedro y los apóstoles dijeron: Es preciso obedecer a Dios antes que a los hombres”, (Hch. 5/27-29).
    Obsérvese cómo a más de prohibirles la difusión del mensaje evangélico, y encarcelarlos, los judíos ni siquiera quieren mencionar el nombre de Jesús.
    En la “Controversia de Jerusalén” San Pedro defendió contra “algunos miembros de la secta de los fariseos que habían abrazado la fe”, (Hch. 15/5), que a los paganos podían recibir la “Palabra del Evangelio, a fin de que ellos abracen la fe”, (Hch. 15/7).
    Se constata como desde el inicio hubo conversos judaizantes, y cómo fueron amonestados e impetrados por los apóstoles, a cesar en su error judaizante.
    En el “Incidente de Antioquía”, habiendo tenido San Pedro un momento de vacilación y en su titubeo judaizó, San Pablo recalca: “en su mismo rostro le resistí, porque se había hecho reprensible. Pues antes de venir algunos de los de Santiago, comía con los gentiles; pero en cuanto aquellos llegaron, se retraía y apartaba, por miedo a los de la circuncisión. Y consistieron con él en la misma simulación los otros judíos, tanto, que Bernabé se dejó arrastrar a su simulación. Pero cuando yo vi que no caminaban rectamente según la verdad del Evangelio, dije a Cefas delante de todos: Si tu siendo judío vives como gentil y no como judío, ¿Por qué obligas a los gentiles a judaizar”, (Gal. 2/12-14).
    San Pedro aceptó la corrección de San Pablo y de allí en más se abstuvo de judaizar.
    Aquí queda claro que no debemos “judaizar” “por miedo a los de la circuncisión”.
    Hay mucho por decir y cientos de ejemplos pero con lo expuesto entiendo que es suficiente.
    Por eso es que en la Liturgia tradicional se reza el Viernes Santo, "oremus et pro perfidis iudaes".
    Precisamente "perfidis", es porque han perdido la fe, y caritativamente debemos orar para que la recuperen.
    Esta cuestión surge con meridiana claridad de los Evangelios, Cartas de los Apóstoles, Hechos de los Apóstoles, primeros Concilios y de los Santos Padres.
    Al igual que de San Bernardo, Santo Tomás, San Buenaventura y demás teólogos no contaminados del sofisma “judeo-cristiano”.
    Son numerosos los rabinos que coinciden en la absoluta incompatibilidad entre judaísmo y cristianismo.
    Uno de ellos es el rabino S. Warshae quien en el Jewish Chronicle de Londres el 23 de febrero de 1964 expresó:
    "Pues por más elocuencia que pongan los defensores judíos o gentiles en sostener que los Judíos y Cristianos adoran realmente al mismo Dios tal afirmación es absolutamente falsa y equívoca".
    "La verdad es que nosotros sostenemos que ambas deidades son enteramente irreconciliables y ninguna clase de recurso de un pensamiento casuístico puede conseguir una identidad entre ambas. La doctrina trinitaria del cristianismo es diametralmente opuesta a la gloriosa y perfecta unidad del Dios de Israel, que es un atributo indispensable de la fe judía. El rechazo del Viejo Testamento por parte de la Iglesia Católica, en favor de una "nueva" religión y de un salvador que contradice las verdades del credo judío, que declara en los trece Principios de la Fe, de Maimónides, que nuestra Torah no puede ser cambiada, ni habrá de aparecer otra Torah o enseñanza de parte del Creador, Bendito sea su nombre".
    "Por este motivo debo proclamar con fuerza que tales experimentos religiosos opuestos a la verdadera convivencia, en el marco de una fraternización artificial son intentos deshonestos y perjudiciales para obtener una forzada identidad de objetivos espirituales sin fundamento en la realidad".
    Conforme a su creencia es absolutamente lógico el razonamiento del rabino Warshae.
    Lo que vengo alegando no es “anti-semitismo”, ni nada que se le parezca.
    El catolicismo no es antisemita.
    Esta errónea imputación es un arma utilizada por quienes nos etiquetan falsamente, para hacernos sentir culpables de algo que no somos.
    Con ello procuran aflojarnos, desarmarnos, confundirnos, en definitiva pretenden que claudiquemos, o traicionemos nuestra fe.
    Además en estos tiempos tempestuosos devastados por un falso ecumenismo y un artificial, vacuo y engañoso “amor” o una supuesta defensa de los “derechos humanos”, la falaz acusación de antisemita, implica prácticamente la muerte civil y el ostracismo del injusto imputado, a quién se le pone el mote de antisemita.
    Para peor, cuando somos alcanzados por el improperio de “antisemita”, nos atacan -al unísono- desde todos los ángulos (y uno de los principales, lamentablemente proviene de la “Jerarquía Eclesiástica”) quienes en lugar de ser nuestros defensores -como cuadra a su condición de testigos de la fe- se transforman en impiadosos verdugos.
    Que la sacra teología Trinitaria del protomártir San Esteban, nos alumbre y guie, a fin de caminar “según la verdad”, y “rectamente sin tenerle miedo a los de la circuncisión”.
    Dando el buen combate y conservando la fe, abrevando en las sacras Fuentes, imborrables, incambiables, imperecederas, inamovibles, de la Tradición, que solo cabe enriquecerla, revivirla, recrearla, embellecerla, a mayor gloria de la Trinidad Beatísima y por el bien de nuestros cuerpos y almas.

  2. #202
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    4,529
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    «Y judío es también, en su forma más opresora, el movimiento capitalista israelita, que, por medio de empréstitos usurarios, ha clavado sus garras en la hacienda de las principales naciones».

    Juan Vázquez de Mella, EL PENSAMIENTO ESPAÑOL, 28 de febrero de 1920.






    https://www.facebook.com/photo/?fbid...33487548780130
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas

  3. #203
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    4,529
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Elihu Yale: el despiadado benefactor y comerciante de esclavos que dio su nombre a una de las universidades más prestigiosas de EE.UU.





    Fuente de la imagen, Getty Images

    Pie de foto, Una pintura británica del siglo XVIII de Elihu Yale (centro) en la que se lo ve con un niño esclavo. Article information



    Author, Geeta Pandey
    Role, BBC News, Delhi
    23 marzo 2024



    El mes pasado, la Universidad de Yale, en Estados Unidos, emitió una disculpa formal por los vínculos que sus primeros líderes y benefactores tenían con la esclavitud.

    Desde entonces, un nombre que ha sido objeto de intenso escrutinio en India es el de Elihu Yale, que le brindó su nombre a la universidad de la Ivy League (un grupo de ocho universidades estadounidenses de excelencia académica).

    Yale fue el todopoderoso gobernador-presidente de la Compañía Británica de las Indias Orientales en Madrás, en el sur de India (actual Chennai) en el siglo XVII. Y fue una donación de unos US$1.486 lo que le valió el honor de que la universidad llevase su apellido.

    "Hoy equivale a US$264.000, si se ajusta a la inflación", le dice a la BBC el historiador Joseph Yannielli, que enseña historia moderna en la Universidad de Aston, en Birmingham, Reino Unido, y ha estudiado los vínculos de Yale con la trata de esclavos en el Océano Índico.

    No fue una suma enorme para los estándares actuales, pero ayudó a la universidad a construir un edificio completamente nuevo.


    Colonialista y comerciante de esclavos

    Descrito a menudo como un conocedor y coleccionista de cosas finas y un filántropo que donaba generosamente a iglesias y organizaciones benéficas, Elihu Yale ahora es considerado un colonialista que saqueó India y, peor aún, comerció con esclavos.

    La disculpa de la universidad llega después de más de tres años de investigación sobre su oscuro pasado.

    Dirigido por el historiador de Yale David Blight, un equipo de investigadores profundizó en "la historia de la universidad con la esclavitud, el papel de los esclavos en la construcción de un edificio de Yale y quiénes fueron los trabajadores que enriquecieron a líderes prominentes que hicieron obsequios a Yale", señaló la universidad en un comunicado.





    Fuente de la imagen, Getty Images

    Pie de foto, Yale es una de las principales universidades de la Ivy League de EE.UU.



    La disculpa vino acompañada de la publicación de un libro de 448 páginas, “Yale and Slavery: A History”, del profesor Blight, que da una idea de cuánto se benefició Elihu Yale de la esclavitud.

    "El comercio de esclavos en el Océano Índico, que eventualmente igualó al [comercio de esclavos] en el Atlántico en tamaño y alcance, no se volvió tan extenso hasta el siglo XIX. Pero en el subcontinente indio, el comercio de seres humanos a lo largo de sus costas, así como en el interior y las islas, era muy antiguo", escribe.

    Y añade que Yale "supervisó muchas ventas, adjudicaciones y contabilidad de esclavos para la Compañía de las Indias Orientales".

    Yannielli dice que en el comercio atlántico se vendieron 12 millones de esclavos a lo largo de 400 años. Él cree que el comercio en el Océano Índico fue mayor porque cubría un área geográfica mucho más grande, uniendo el Sudeste Asiático con Medio Oriente y África, y continuó por mucho más tiempo.


    Presidentes y otros alumnos eminentes

    La investigación de este pasado es importante. Fundada en New Haven, Connecticut, en 1701, Yale es la tercera institución de educación superior más antigua de EE.UU. y cuenta con varios presidentes estadounidenses y otras personas eminentes entre sus alumnos.

    Y está bien documentado que a partir de 1713, Elihu Yale envió cientos de libros sobre teología, literatura, medicina, historia y arquitectura, un retrato del rey Jorge I, textiles finos y otros valiosos obsequios al Collegiate School de Connecticut.

    El dinero recaudado con su venta se utilizó para construir un nuevo edificio de tres plantas que recibió el nombre de Yale College en su honor.

    El historiador y miembro de la familia Rodney Horace Yale, que escribió una biografía de Elihu Yale en el siglo XIX, dice que su "donación hizo de la precaria existencia de la universidad de Yale una bendita certeza".





    Fuente de la imagen, Getty Images

    Pie de foto, Retrato de Elihu Yale.



    También le compró la inmortalidad a Yale: aunque no hay descendientes directos suyos, la universidad Ivy League perpetúa su nombre.

    En su disculpa, la universidad dijo que "trabajaría para mejorar la diversidad, apoyar la equidad y promover un ambiente de bienvenida, inclusión y respeto" y tomaría medidas para "promover el crecimiento económico inclusivo en New Haven", donde el 30% de la población es negra.

    Pero no dijo que estuviera en juego un cambio de nombre, y ha rechazado llamadas para hacerlo en el pasado.


    Conocido por su crueldad y avaricia

    Nacido en Boston en abril de 1649, Elihu Yale se mudó con su familia a Inglaterra cuando tenía tres años. Llegó a Fort St George, la colonia blanca de Madrás, cuando era joven, en 1672, con un trabajo administrativo en la Compañía de las Indias Orientales.

    Los salarios ofrecidos por la empresa eran "notoria y ridículamente pequeños: desde el del gobernador, de US$128 al año, hasta el de los aprendices, de US$6,40", escribió Rodney Horace Yale.

    Él y otros historiadores dicen que sus empleados se dedicaban a todo tipo de negocios propios para obtener ganancias privadas.

    Durante un cuarto de siglo, Yale ascendió de rango y finalmente fue nombrado gobernador-presidente en 1687, trabajo que desempeñó durante cinco años hasta 1692, cuando fue despedido por "utilizar fondos de la empresa para la especulación privada, gobernar arbitrariamente y descuidar sus obligaciones".

    En 1699, cuando regresó a Inglaterra, el hombre de 51 años era enormemente rico. Construyó "una casa señorial" en Queen's Square en Great Ormond Street y la llenó de obras de artes y artefactos de gran valor.





    Fuente de la imagen, Getty Images

    Pie de foto, Universidad de Yale, en New Haven, Connecticut.



    Tras su muerte en julio de 1721, los periódicos británicos lo describieron como "un caballero conocido por su gran caridad". Pero los historiadores dicen que también era conocido durante su estancia en Madrás por su crueldad y avaricia.

    Sus sucesores lo acusaron de corrupción y muertes inusuales de varios de los concejales cuando era gobernador y, en una ocasión, fue acusado de ordenar el ahorcamiento de uno de sus mozos de cuadra "por montar un caballo favorito suyo sin su permiso", escribió Rodney Horace Yale.

    El historiador dice que hay algunas dudas sobre las pruebas del caso, pero añade que no "disienten con su carácter".

    "Su entorno debe ser su defensa más eficaz para un historial de arrogancia, crueldad, sensualidad y avaricia mientras estuvo en el poder en Madrás", escribió.

    Pero Rodney Horace Yale pasa por alto el papel de su antepasado en la trata de esclavos, algo de lo que también se acusa a muchos otros biógrafos de Elihu Yale e historiadores recientes.

    Yannielli, que ha revisado los registros coloniales de Fort St George, dice que "está todo allí en blanco y negro" y no se puede negar que "Elihu Yale era un traficante de esclavos activo y exitoso".

    Yannielli no se atreve a adivinar cuánto dinero ganó Yale con la esclavitud porque las ganancias "subían y bajaban", y también porque comerciaba con otras cosas como diamantes y textiles, lo que hacía "difícil desentrañar las ganancias que obtenía de cada comercio".

    Pero cree que fue una parte bastante sustancial de su fortuna.

    "Puedo decir que su capacidad para ganar dinero era enorme. Estaba a cargo de dirigir el comercio de esclavos en el Océano Índico”.

    “En la década de 1680, una hambruna devastadora [en el sur de India] provocó un excedente de mano de obra y Yale y otros funcionarios de la compañía aprovecharon esa oportunidad para comprar cientos de esclavos y enviarlos a la colonia inglesa de Santa Elena", me dijo.

    Yale, añade, "participó en una reunión que ordenó el envío de un mínimo de 10 esclavos en cada barco europeo que saliera. En sólo un mes en 1687, Fort St George exportó al menos 665 esclavos. Como gobernador-presidente del asentamiento de Madrás, Yale hizo cumplir la regla de 10 esclavos por barco".


    "No quisieron verlo"

    El experto, exalumno de Yale, comenzó a investigar la asociación de Elihu Yale con el comercio de esclavos hace más de una década cuando se topó con una imagen en la que el gobernador estaba siendo atendido por un esclavo con collar.

    Esa famosa pintura (que se encuentra al principio de la nota), dice, es una de las pruebas más condenatorias que conectan a Yale con la esclavitud. Fechada entre 1719 y 1721, muestra a Yale con otros tres hombres blancos atendidos por un "paje", un término que generalmente significa sirviente, pero en este caso, un eufemismo para esclavo.

    "La esclavitud era omnipresente en Inglaterra en ese momento. No está claro si él mismo era dueño del esclavo o si era un miembro de su familia [quién era el dueño]. Pero la presencia del niño en el cuadro, sirviéndole vino a él y a otros, muestra que la esclavitud estaba integrada en su vida cotidiana."





    Fuente de la imagen, Getty Images

    Pie de foto, Elihu Yale llegó a Fort St George, la colonia blanca en Madrás, cuando era joven en 1672, con un trabajo administrativo en la Compañía de las Indias Orientales.



    Yannielli dice que la razón por la que algunos de los primeros biógrafos de Yale han minimizado sus vínculos con la esclavitud podría deberse a la falta de acceso a material histórico en el pasado.

    Pero dado que las actas detalladas de las reuniones de la Compañía de las Indias Orientales están ahora disponibles en formato digital, los académicos más recientes que han optado por pasar por alto la evidencia es "porque no quisieron verla o no la consideraron importante en la época anterior al movimiento Black Lives Matter".

    Yannielli también desmiente las afirmaciones de que Yale era un abolicionista que ordenó prohibir el comercio de esclavos en Madrás cuando era gobernador.

    "Decir que realmente puso fin a la esclavitud es un intento de pulir su imagen. Si nos fijamos en los documentos originales, fue el gobernante mogol de India quien le dijo a la empresa que acabara con ello. Pero Yale pronto volvió a hacerlo y ordenó el transporte de esclavos desde Madagascar a Indonesia un año después”.

    "La resistencia a la esclavitud y al imperialismo comenzó en el siglo XV y hubo abolicionistas. Pero Yale definitivamente no lo era”.




    _______________________________________

    Fuente:

    https://www.bbc.com/mundo/articles/c98rx74g2w8o

Página 11 de 11 PrimerPrimer ... 234567891011

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 16 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 16 visitantes)

Temas similares

  1. Hernán Cortés; Conquistador de la Nueva España
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 205
    Último mensaje: 30/09/2023, 23:58
  2. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 80
    Último mensaje: 21/07/2022, 19:55
  3. Apuntes Socieconómicos Hispanoamérica XVIII
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 27/05/2011, 20:25
  4. Del Sudoeste Español a la Conquista de los Andes
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 22/11/2009, 00:12

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •