Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 9 de 9 PrimerPrimer 123456789
Resultados 161 al 176 de 176

Tema: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

  1. #161
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,526
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?


  2. #162
    caballerodecristo está desconectado Miembro novel
    Fecha de ingreso
    27 feb, 17
    Mensajes
    2
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    En mi opinión el antisemitismo propiamente dado es una acción que cualquier católico debería rechazar, debemos recordar que nuestros antecedentes ( en lo que a los católicos se refiere) son de dicha religión, incluso nuestro señor Jesucristo y su madre, la purísima Virgen. Es cierta que podemos encontrar ciertas hostilidades entre ambas confesiones, pero, en mi opinión, no deberia...

  3. #163
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,526
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    LA OLEADA MESIÁNICA DE LOS CRIPTOJUDÍOS ESPAÑOLES EN EL SIGLO XVI.

    Las visiones divinas en la España Moderna no fueron una exclusiva del catolicismo. Entre los criptojudíos, es decir, el sector de conversos que se habían convertido al cristianismo pero seguían fieles a su fe en secreto, también se dio eventualmente un fenómeno parecido asociado a su ancestral mesianismo, entendiendo por tal la creencia en la venida de un Mesías.

    En efecto, pese a que había pasado milenio y medio, y estaban muy lejos de la tierra de sus antepasados, los "marranos" seguían esperando a un enviado de Dios que trajera la paz a la Tierra e instaurase un reino divino, librando de paso a sus fieles de la persecución religiosa. a que estaban sometidos. Feijoo contabilizó hasta veinticuatro falsos mesías desde el siglo I hasta el XVI, aunque parece que la lista sería bastante más larga.

    Ese convencimiento no era baladí. En la Edad Media muchos judíos peninsulares se habían desecho de sus bienes, vendiéndolos o incluso abandonándolos sin más, para viajar a Siria, donde un tal Serenus se perfilaba como enviado de Yavéh. Ocurrió en el año 721, según el Cronicón Pacense, y cuando el impostor fue detenido por los judíos ortodoxos, aquellos infelices tuvieron que regresar para encontrarse con que las autoridades musulmanas no les devolvieron sus pertenencias.

    En la primera mitad del siglo XVI abundaron los casos con la reactivación en una esperanza mesiánica, probablemente debida a que el cierre de las sinagogas y la persecución de libros impedía una enseñanza coherente de la doctrina religiosa judaica, aunque el ansia de agarrase a una esperanza también influyó, tal cual pasó en otro ámbito, el político, con el sebastianismo, por ejemplo.

    Uno de esos casos, de los más curiosos, fue el de una quinceañera de la villa de Herrera del Duque, que en a finales del XV protagonizó un gran revuelo en la comunidad conversa al anunciar -al aprecer instigada por sus propio padres y su tío- que hablaba con el Mesías. Según decía, éste la subía al cielo y allí veía a los ejecutados por la Inquisición sentados en sillas de oro, prometiéndole que pronto iba a bajar a este mundo a acabar con su situación.

    Como cabía esperar, docenas de criptojudíos, en su mayor parte de muy humilde condición socioeconómica, acudieron en peregrinación a ver a la moza. Y como cabía esperar también,la cosa no le pasó desapercibida al Santo Oficio: el 21 de febrero de 1501 se celebró un enorme auto de fe en Toledo en el que sesenta y siete mujeres de las villas de Herrera y Puebla de Alcocer fueron ejecutadas en la hoguera. Curiosamente, la chica que lo desató todo se libró de la muerte por no ser relapsa ni contumaz.

    La cosa resultó más grave aún de lo que parece porque aquel frenético brote mesiánico llegó a Córdoba y los condenados superaron en número a los de Toledo (noventa en total, quemados en su mayor parte), de la misma manera que lo hizo a Sevilla, donde otra joven levantó una fiebre similar que causó su condena y la de otros cincuenta y cuatro judaizantes.

    [Fuente: expedientes de la Inquisición de Toledo conservados en el Archivo Histórico Nacional, recogidos por Julio Caro Baroja en su libro "Los judíos en la España Moderna y Contemporánea" y Nicolás López Martínez en "Los judaizantes castellanos"]


    JORGE ÁLVAREZ






    ______________________________________

    Fuente:

    https://www.facebook.com/15980661837...type=3&theater

  4. #164
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,526
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    LA EXPULSIÓN DE LOS JUDÍOS EN 1492: LA LEYENDA QUE CONSTRUYERON LOS ENEMIGOS DE ESPAÑA

    31 de marzo de 2017

    Por César Cervera para ABC






    “Expulsión de los Judíos de España” (Emilio Sala)



    Frente a la hegemonía militar que impuso el Imperio español durante los siglos XVI y XVII en toda Europa, sus enemigos históricos solo pudieron contraatacar a través de la propaganda. Un campo donde Holanda, Francia e Inglaterra se movían con habilidad y que desembocó en una leyenda negra sobre España y los españoles todavía presente en la historiografía actual. Al igual que ocurre con la Guerra de Flandes, la Conquista de América o la Inquisición española, la propaganda extranjera intoxicó y exageró lo que realmente supuso la expulsión de los judíos de los reinos españoles pertenecientes a los Reyes Católicos en 1492. En suma, los ganadores son los encargados de escribir la historia y España no estuvo incluido en este grupo.

    Las expulsiones y agresiones a poblaciones judías, fueron una constante durante toda la Europa medieval. Salvo en España, los grandes reinos europeos habían acometido varias ráfagas de expulsiones desde el siglo XII, en muchos casos de un volumen poblacional similar al de 1492. Así, el Rey Felipe Augusto de Francia ordenó la confiscación de bienes y la expulsión de la población hebrea de su reino en 1182. Una medida que en el siglo XIV fue imitada otras cuatro veces (1306, 1321, 1322 y 1394) por distintos monarcas. No en vano, la primera expulsión masiva la ordenó Eduardo I de Inglaterra en 1290. También fueron reseñables las que tuvieron lugar en el Archiducado de Austria y el Ducado de Parma, ya en el siglo XV.

    La expulsión de los judíos de España fue firmada por los Reyes Católicos el 31 de marzo de 1492 en Granada. Lejos de las críticas que siglos después recibió en la historiografía extranjera, la decisión fue vista como un síntoma de modernidad y atrajo las felicitaciones de media Europa. Ese mismo año, incluso la Universidad de la Sorbona de París trasmitió a los Reyes Católicos sus felicitaciones. De hecho, la mayoría de los afectados por el edicto eran descendientes de los expulsados siglos antes en Francia e Inglaterra.

    La razón que se escondía tras la decisión, era la necesidad de acabar con un grupo de poder que algunos historiadores, como Wiliam Thomas Walsh, han calificado como «un Estado dentro del Estado». Su predominio en la economía y en la banca convertía a los hebreos en los principales prestamistas de los reinos hispánicos. Con el intento de construir un estado moderno por los Reyes Católicos, se hacía necesario acabar con un importante poder económico que ocupaba puestos claves en las cortes de Castilla y de Aragón. Así y todo, los que abandonaron finalmente el país pertenecían a las clases más modestas; los ricos no dudaron en convertirse.

    Por tanto, el caso español no fue el único, ni el primero, ni por supuesto el último, pero si el que más controversia histórica sigue generando. Como el historiador Sánchez Albornoz escribió en una de sus obras, «los españoles no fueron más crueles con los hebreos que los otros pueblos de Europa, pero contra ninguno otro de ellos han sido tan sañudos los historiadores hebreos».

    ¿Qué tuvo entonces de diferente esta expulsión? La mayoría de historiados apuntan que, precisamente, lo llamativo del caso español está en lo tardío respecto a otros países y en la importancia social de la que gozaban los judíos en nuestro país. Aunque no estuvieron exentos de episodios de violencia religiosa, los judíos españoles habían vivido con menos sobresaltos la Edad Media que en otros lugares de Europa. En la corte de Castilla –no así en la de Aragón- los judíos ocupaban puestos administrativos y financieros importantes, como Abraham Senior, desde 1488 tesorero mayor de la Santa Hermandad, un organismo clave en la financiación de la guerra de Granada.


    Una gran odisea para los expulsados

    No obstante, la cifra de judíos en España sí era especialmente elevada en comparación con otros países de Europa. En tiempos de los Reyes Católicos, siempre según datos aproximados, los judíos representaban el 5% de la población de sus reinos con cerca de 200.000 personas. De todos estos afectados por el edicto, 50.000 nunca llegaron a salir de la península pues se convirtieron al Cristianismo y una tercera parte regresó a los pocos meses alegando haber sido bautizados en el extranjero. Algunos historiadores han llegado a afirmar que solo se marcharon definitivamente 20.000 habitantes.

    Aunque la expulsión de 1492 fue sobredimensionada respecto a otras en Europa, causando a España una inmerecida fama de país hostil a los judíos, nada quita que la decisión provocara un drama social que obligó a miles de personas a abandonar el único hogar que habían conocido sus antepasados. Según establecía el edicto, los judíos tenían un plazo de cuatro meses para abandonar el país. El texto permitía llevarse bienes muebles pero les prohibía sacar oro, plata, monedas, armas y caballos.Los hebreos afectados por el edicto que decidieron refugiarse en Portugal se vieron pronto en la misma situación: destierro o conversión. Así y todo, su suerte fue mejor que los que viajaron al norte de África o a Génova, donde la mayoría fueron esclavizados. En Francia, Luis XII también los expulsó. Comenzaba en esos días una odisea para los llamados judíos sefarditas que duraría siglos, y que generó una nostalgia histórica hacia la tierra de sus abuelos todavía presente.




    ______________________________________

    Fuente:

    https://eccechristianus.wordpress.co...gos-de-espana/

  5. #165
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,526
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    Chuetas, el endogámico grupo social descendiente de los judeoconversos mallorquines

    Publicado hace 2 semanas - Jorge Alvarez





    En 1773 el rey Carlos III de España recibió desde Mallorca una instancia cuyos firmantes, un grupo de diputados conocidos comos perruques (pelucas), solicitaban el reconocimiento oficial de la plena igualdad civil y social para los chuetas.




    Los barrios chuetas de Palma de Mallorca/Imagen: Lliura en Wikimedia Commons


    El Consejo de Castilla pidió entonces informes a los principales cuerpos administrativos de la isla, que se mostraron desfavorables a acceder a la demanda; sin embargo, ya estaba abierta la puerta a hacer justicia a un grupo social balear marginado históricamente y que a lo largo de los años siguientes fue recuperando, no sin obstáculos, su derecho a una existencia normal.

    Se trataba de los descendientes de los judíos conversos, que hasta entonces habían mantenido una identidad propia fruto de la endogamia forzada por su segregación.

    La situación de los judíos en los reinos españoles había experimentado una degradación especialmente marcada a partir de finales de la Baja Edad Media, sufriendo pogromos cada vez más frecuentes, siendo objeto de bulos e infundios a cual más absurdo y viéndose obligados a menudo a una conversión forzosa al cristianismo para poder sobrevivir, aunque en secreto seguían practicando la religión mosaica; Mallorca fue un buen exponente de esto, sufriendo los hebreos tres centenares de muertos en la violenta oleada antisemita de 1391 mientras los aproximadamente 800 supervivientes buscaban refugio en el palacio del gobernador.

    El Gran Consejo les prometió entonces un donativo de 2.000 libras por su conversión -aunque nunca llegó a pagarlas- y en 1435, en el contexto de la habitual acusación de crímenes rituales, toda la comunidad aceptó la nueva fe a cambio del perdón.




    El memorial presentado a Carlos III/Imagen: dominio público en Wikimedia Commons


    Es decir, dejó de haber judíos en Mallorca pero sólo sobre el papel, ya que no sólo no se hizo la correspondiente labor evangelizadora con ellos sino que se les continuó dando un trato hostil. Los que pudieron, se fueron; el resto del grupo se encerró sobre sí mismo y alcanzaba el millar de individuos cuando en 1488 la Inquisición llegó a la isla, a despecho del desagrado que su implantación había despertado en la Corona de Aragón.

    En casi tres décadas, el Santo Oficio condenó a muerte a 85 personas, reconciliando a otros dos centenares y medio a cambio de fuertes multas. Pero pese a que algunos descendientes de los afectados atacaron a mano armada a algún miembro del tribunal, en general la situación quedó aletargada. Los conversos siguieron con su vida al margen del resto de la sociedad que los menospreciaba -más por parte del pueblo que por las clases altas- pero sin mayor trascendencia.

    La cosa cambió de pronto en 1675, cuando una serie de incidentes (delaciones, arrestos, el asesinato de un converso…) abrieron la caja de los truenos otra vez. Tres años después se desató una nueva campaña inquisitorial que acusaba a la comunidad de judaizar, de casarse sólo entre ellos, de insultar a los cristianos, de reunirse clandestinamente para practicar sus ritos y así hasta 33 cargos entre los que no faltaba el inevitable de practicar sacrificios humanos.

    El tribunal condenó a 237 personas a penas diversas en sucesivos autos de fe; no hubo ejecuciones pero se recaudó una cifra importante en multas, pues la comunidad se había enriquecido gracias a las actividades mercantiles y es probable que ello influyera en la nueva persecución, dada la proverbial necesidad de fondos inquisitoriales en una época en la que esta institución había ido reduciendo considerablemente su actividad respecto a antaño.




    Auto de Fe en Madrid (Francisco Rizi)/Imagen: dominio público en Wikimedia Commons


    En suma, se ordenó el confinamiento en una aljama (la Calle, la llamaban) de los chuetas, nombre con que se les conocía popularmente (probablemente deriva de la palabra latina suilla, carne de cerdo, en alusión sardónica a sus particularidades gastronómicas).

    Viendo el panorama, empezaron a marcharse en pequeños grupos para no llamar la atención pero una delación llevó a nuevas detenciones que culminaron en otros cuatro autos de fe en 1691, repitiéndose la cosa en 1694 y al año siguiente, sumando en total 236 reconciliados y 63 relajados , en persona (algunos vivos) o en efigie.

    Esta persecución tuvo una considerable repercusión económica negativa en Mallorca pero también dejó una honda impresión moral, ya que no sólo los condenados sino también sus hijos y nietos quedaron estigmatizados al privárseles del derecho a acceder a cargos públicos, formar parte de gremios artesanos, estudiar en la universidad, ingresar en el sacerdocio, lucir joyas o montar a caballo, entre otros.

    En la práctica, también tuvieron imposible casarse con cristianos, lo que les abocó aún más a la endogamia. Los sambenitos que tuvieron que usar los reos quedaron colgados en el claustro del convento de Santo Domingo, como mandaba la norma, y allí permanecieron exhibidos, hasta 1820, en que al amparo del Trienio Liberal fueron quemados junto con los archivos inquisitoriales.




    Reproducción de un sambenito/Foto: Elliott Brown (Casa de Sefarad) en Wikimedia Commons


    Como explicaba al principio, Carlos III, que era partidario de poner fin a la discriminación histórica, se encontró con la fuerte oposición de la Audiencia mallorquina, de la mayoría de los gremios y de la Universidad; incluso hubo una propuesta de desterrar a los chuetas a las islas de Menorca y Cabrera.

    En cambio, el obispo de Palma informó positivamente de ellos, en parte por su aportación a la economía y en parte por su comportamiento ejemplar: “Es gente de buenas costumbres, piadosa en vida y muerte, de que dan pruebas nada equívocas, sin que el caso posible de que alguno judaíce en el futuro…”.

    Así, en 1782 se promulgaba una Real Cédula que ponía fin a su enclaustramiento y mandaba demoler los elementos arquitectónicos que delimitasen el barrio chueta, del que hoy en día queda la calle Platerías de la capital balear. En 1785 y 1788 hubo dos cédulas más declarándolos aptos para todos los empleos.




    La Real Cédula de 1782/Imagen: dominio público en Wikimedia Commons


    Por supuesto, una cosa era la teoría y otra la práctica, que para solventar siglos de injusticia suele requerir del paso de generaciones y gran paciencia. Por eso, pese a la prohibición dictada por el rey, los sambenitos siguieron expuestos, fue necesario paralizar la reedición de un panfleto del teólogo jesuita Francesc Garau titulado La Fe triunfante (se había publicado originalmente en 1691, en medio de las persecuciones inquisitoriales) y no se pudo impedir que continuara la endogamia del grupo, aún cuando se intentó mezclar a sus miembros con el resto de habitantes, como tampoco se eliminarían los expedientes de limpieza de sangre hasta que las Cortes de Cádiz lo decretaron 1811.

    Fernando VII los restauró pero poco a poco se iban dando pasos adelante: fueron abolidos definitivamente por una Real Orden de su viuda en 1834 y dos años después Palma nombraba al primer concejal chueta. También solía haber algún paso atrás, como la publicación en 1857 de La sinagoga balear. Historia de los judíos de Mallorca, un libelo que recogía los tópicos de La Fe triunfante y fue contestado por autores chuetas, entre ellos el sacerdote José Taronji firmando su Estado religioso y social de la isla de Mallorca.




    José Tarongi/Imagen: dominio público en Wikimedia Commons


    Pero no se podía detener el avance de los tiempos. En el siglo XX los chuetas ya estaban completamente integrados en todos los ámbitos profesionales, sin importar su apellido, y los matrimonios mixtos se imponían numéricamente a los endogámicos. Políticamente había de todo pero tendieron a alinearse con ideologías liberales y laicas, que eran las que les defendían.

    Porque, increíblemente, en 1951 todavía se volvió a editar La sinagoga balear y, en un año tan tardío ya como 1966, un ensayo titulado Els descendents dels jueus conversos de Mallorca. Quatre paraules de la veritat (Los descendientes de los Judíos Conversos de Mallorca. Cuatro palabras de la verdad) levantó bastante polvareda al añadir a la lista de apellidos chuetas muchos más de los así considerados tradicionalmente.

    Tras el franquismo, la cuestión chueta quedó normalizada hasta el punto de que en 1979 Palma eligió un alcalde de tal ascendencia, Ramón Aguiló, de apellido típico (los otros 14 clásicos eran Bonnin, Cortés, Forteza, Fuster, Marti, Miró, Picó, Piña, Pomar, Segura, Taronji, Valenti, Valleriola y Valls).

    Cabe preguntarse ahora cómo fue posible la pervivencia de un grupo de características tan compactas (el Departamento de Genética Humana de la Universidad de las Islas Baleares ha demostrado su homogeneidad genética) cuando en el resto de España la cuestión conversa fue diluyéndose con el paso de los siglos sin mayor problema.

    El historiador Antonio Domínguez Ortiz habla de “tendencia típica de la insularidad al arcaísmo, el retraso y el conservatismo”, en el sentido de que “los fenómenos procedentes del exterior llegan más tarde a las islas y sobreviven allí más tiempo”, de ahí que Mallorca presentara “ya en el siglo XVIII y aún en el XIX, rasgos similares a los de Castilla en el XVII”.




    Fuentes:

    Los judíos en España (Joseph Pérez)

    / Los judeoconversos en España y América (Antonio Domínguez Ortiz)

    / Los judíos en la España moderna y contemporánea (Julio Caro Baroja)

    / Los muertos mandan (Vicente blasco Ibáñez) / Wikipedia





    ______________________________________

    Fuente:

    Chuetas, el endogámico grupo social descendiente de los judeoconversos mallorquines
    Erasmus dio el Víctor.

  6. #166
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,526
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    LOS JUDÍOS...

    -La sanción, periódico político y literario. Quito, 18 de diciembre de 1897 (adaptado para que aparezca en 3 columnas)

    "Allí están los judíos, los mercaderes de hambre y de las lágrimas; los hombres oprobiosos que un ciento compran por la tercera parte; allí están valiéndose de la irresistible fuerza que ejerce la necesidad, para arrancar de manos de los infelices un documento tres veces más valioso que a suma en que ellos lo han cotizado"





    ______________________________________

    Fuente:

    https://www.facebook.com/photo.php?f...9514123&type=3

  7. #167
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,526
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    ¿Por qué expulsaron a los Judíos de España? 1492, Edicto original de los Reyes Católicos.

    .- FRAY LOPE FELIX DE VEGA Y CARPIO(LOPE DE VEGA). Poeta y escritor llamado el "Fénix de los ingenios" HABLÓ a través de sus obras sobre el problema Judío.

    Nació en Madrid en 1562 y murió en la misma ciudad en 1635. Es autor de unos 2.000 dramas y autos, que componen 133.000 páginas con 21.000.000 de versos. Destacamos entre su innumerable producción: "El Castigo sin Venganza", "El Niño Inocente de la Guardia", "La Judía de Toledo", "El Brasil Restituido", "El Perro del Hortelano", "Los Siete Infantes de Lara", "La Moza de Cántaro", "El Príncipe Perfecto", "El Acero de Madrid", "El Mejor Alcalde el Rey", "Lo Cierto por lo Dudoso". Al quedar viudo de su segunda esposa, se ordenó sacerdote en 1614.

    Frases sobre la cuestión judía extraídas de sus obras:

    "El Niño Inocente de la Guardia", "El Brasil Restituido". ....

    Que destierres los judíos eternamente de España. Haced un edicto luego que en breve término salgan porque tras la limpieza quede libre de su ciega infamia, judíos que, en fin, los traidores fueron,

    Que sois Hércules cristiano dirá el mundo, ya lo veo; pero desterrar deseo este enemigo inhumano:

    echemos de nuestra España, Fernando, esta gente fiera, que la fe y la paz altera; desterradla a tierra extraña. Vayan al Africa viva, al Asia; no los sustente vuestra tierra, pues es gente tan pertinaz y nociva.

    Columnas somos, Fernando, de la fe, por vida mía; que vaya esta gente impía donde no la esté mirando; (La Reina Isabel a un Médico) Defienda el reino Fernando, mientras que la fe defiendo; Los hebreos van saliendo, España se va limpiando.





    https://www.youtube.com/watch?v=EZ48SlfrCOc

  8. #168
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,526
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    Rabino Eli Suli - Los Piratas Judios del Caribe

    Esta aula (em espanhol) de história Judaica mostra um assunto bastante desconhecido sobre os "piratas" e sua relação com o Povo Judeu.

    O shiur (aula) é dado pelo Rabino Eli Suli.

    Esta e outras aulas do Rabino Eli Suli podem ser encontradas no aplicativo para celulares ToraApp.

    Obs.: As aulas do Rabino Eli Suli encontradas neste canal foram postadas mediante a autorização do Rabino.






    https://www.youtube.com/watch?v=OT3N...&feature=share

  9. #169
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,526
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    Las mentiras que presentaron la expulsión de los judíos de España en 1492 como la ruina del imperio

    Según una visión surgida en medio de la llamada Ilustración judía, fue la intolerancia de los españoles el origen de todos sus males y su ruina económica




    Expulsión de los judíos de España (año 1492), según Emilio Sala - Museo del Prado


    César Cervera - C_Cervera_M

    06/07/2017 10:43h - Actualizado: 06/07/2017 16:31h.

    Guardado en: Historia


    La conversión forzosa de los judíos en 1492 supuso un tragedia humana para miles de españoles de este credo que se vieron obligados a huir de su país. No obstante, el paso de los siglos llevó a deformar un acontecimiento que otros países habían realizado anteriormente con mayor brutalidad, como demuestra que la mayoría de los afectados por el edicto de Granada fueran descendientes de los expulsados siglos antes en Francia e Inglaterra. Y esa misma Europa antisemita que había celebrado en su momento la decisión de los monarcas españoles –la Universidad de la Sorbona de París transmitió a los Reyes Católicos sus felicitaciones por «aquel símbolo de modernidad»–, fue la que en el siglo XIX dio una versión exagerada y embustera donde los españoles aparecieron como unos fanáticos que se condenaron para siempre a la decadencia por razones religiosas.


    Las corrientes de racismo científico surgidas en el siglo XIX retomaron esta idea de que los españoles eran una raza irremediablemente inferior y degenerada por la contaminación semita


    A decir verdad, la historiografía del siglo XIX mostró dos visiones en apariencia contradictorias sobre la Expulsión de los judíos de 1492. Como explica María Elvira Roca Barea en «Imperiofobia y leyenda negra» (Siruela, 2017), en los siglos XIX y XX el antisemitismo en la leyenda negra española «se expresó en dos vertientes, una nueva y otra vieja». La vieja era archiconocida desde los tiempos de la presencia española en Nápoles, Milán y Sicilia, donde los italianos, y posteriormente las otras naciones europeas, habían calificado a los hispánicos como «marranos» por los muchos siglos en los que cristianos, musulmanes y judíos habían convivido en la Península. Para Lutero, Voltaire y otros pensadores nadie había más semita en Europa que los españoles por haber mezclado su sangre. De ahí su decadencia, argumentaban.

    Las corrientes de racismo científico surgidas en el siglo XIX, donde los anglosajones ocupaban la cima de las razas, retomaron esta idea de que los españoles eran una raza irremediablemente inferior y degenerada por la contaminación semita. El mestizaje explicaba, en su opinión, la decadencia del Imperio español que en el siglo citado vivió su periodo más declinante.


    La ruina económica ¿en 1492?

    Por otra lado, una nueva vertiente de esta leyenda negra emanó directamente del liberalismo. Según esta visión, fue la intolerancia de los españoles para con los judíos el origen de todos sus males y su ruina económica. Una teoría que empezó a parecer en la década de los años 30 del siglo XIX muy vinculados a los movimientos de emancipación de católicos y judíos en Gran Bretaña, entre ellos defendidos por William H. Prescott y Washington Irving. No en vano, esta visión deformada del acontecimiento bebía de la llamada Ilustración judía (la Haskalá), que defendía la integración de los judíos en las sociedades en las que vivían y usó la expulsión de 1492 como la prueba irrefutable de que las salidas forzosas de hebreos podían arruinar las economías de todo un país. Una afirmación que tenía su antecedente directo en la literatura apocalíptica sefardita (la comunidad de los judíos expulsados) que proclamó el fracaso de España tras su salida casi como un castigo divino.

    Desde 1492, esta comunidad se mantuvo nostálgica del Sefarad y mitificó su presencia allí. Dentro de su literatura, cualquier contratiempo sufrido por el Imperio español fue interpretado como un castigo por la expulsión y maltrato de los judíos. La muerte de los hijos de Isabel La Católico y el desastre de la Armada Invencible, entre otras desgracias, eran a ojos sefarditas una intervención de Jehová para vengar a su pueblo. La salida de la única gente con talento para las ciencias y el dinero lastró el crecimiento de España y condenó al naciente imperio a su destrucción, según esta visión apocalíptica.




    Sefardíes jugando al ajedrez. Libro de los juegos (1251-1283), encargado por el Rey Alfonso X


    Así y todo, la idea de que España se desinfló a partir de la expulsión parte de la premisa cuestionable de que el tiempo anterior a este acontecimiento fue de un gran esplendor para Castilla y de que los judíos habían contribuido a la grandeza de los reinos hispánicos de forma decisiva. En este sentido, Joseph Pérez desmonta en «Historia de una tragedia: la expulsión de los judíos de España» (Barcelona, Crítica) esta premisa al considerar que «en vista de la documentación publicada sobre fiscalidad y actividades económicas no cabe la menor duda de que los judíos no constituían ya una fuente de riqueza relevante [en Castilla y en Aragón], ni como banqueros ni como arrendatarios de rentas ni como mercaderes que desarrollasen negocios a nivel internacional». Su influencia estaba ya en caída libre cuando el primer imperio global se alzaba.

    De tal manera, el Imperio español entró en colapso a finales del siglo XVII (si bien aguantó en pie hasta el siglo XIX) por múltiples cuestiones, entre ellas unos gastos militares inabordables y una fiscalidad disparatada en Castilla, pero no por la expulsión dos siglos antes de una población minoritaria. «Todo lo que sabemos ahora demuestra que la España del siglo XVI no era precisamente una nación económicamente atrasada [...]. En términos estrictamente demográficos y económicos, y prescindiendo de los aspectos humanos, la expulsión no supuso para España ningún deterioro sustancial, sino solamente una crisis pasajera, rápidamente superada», concluye Joseph Pérez en el citado libro.


    La expulsión de los judíos, en cifras

    En este sentido, la economía española no se derrumbó a raíz de la expulsión, sino que precisamente coincidió con los enormes beneficios que el descubrimiento y colonización de América trajeron para Castilla. Empezando porque la auténtica cifra de los que llegaron a salir del país fue muy inferior a la proclamada por la leyenda negra y, de hecho, la expulsión afectó sobre todo a las clases más bajas, a los que menos tenían que perder si no se convertían al cristianismo.

    En tiempos de los Reyes Católicos, siempre según datos aproximados, los judíos representaban el 5% de la población de sus reinos con cerca de 200.000 personas. De todos estos afectados por el edicto, 50.000 nunca llegaron a salir de la península pues se convirtieron al cristianismo y una tercera parte regresó a los pocos meses alegando haber sido bautizados en el extranjero. Algunos historiadores han llegado a afirmar que solo se marcharon definitivamente 20.000 habitantes, entre los cuales no estaban aquellos calificados como «talentos de las ciencias y el dinero», que en su mayoría aceptaron la conversión.


    50.000 nunca llegaron a salir de la península pues se convirtieron al Cristianismo y una tercera parte regresó a los pocos meses


    Paradojicamente, otra expulsión masiva un siglo después de la que afectó a los judíos sí tuvo un impacto económico cuantificable. La expulsión de los cerca de 300.000 moriscos que habitaban en la Península Ibérica a principios del siglo XVII afectó gravemente a la economía de algunos territorios. La expulsión de un 4% de la población perteneciente a la masa trabajadora, pues no constituían nobles, hidalgos, ni soldados, supuso una merma en la recaudación de impuestos, y para las zonas más afectadas (se estima que en el momento de la expulsión un 33% de los habitantes del Reino de Valencia eran moriscos). Los efectos despobladores duraron décadas y causaron un vacío importante en el artesanado, producción de telas, comercio y trabajadores del campo. A ello había que sumar que en 1609 la hacienda castellana estaba sumida en una crisis económica asfixiante, a diferencia de la pujanza que estaba por venir a partir de 1492.

    Si bien los perjuicios económicos en Castilla no fueron evidentes a corto plazo, la despoblación causada por la salida de los moriscos agravó la crisis demográfica de este reino que se mostraba incapaz de generar la población requerida para explotar el Nuevo Mundo y para integrar los ejércitos de los Habsburgo, donde los castellanos conformaban su élite militar.



    _______________________________________

    Fuente:

    Las mentiras que presentaron la expulsión de los judíos de España en 1492 como la ruina del imperio

  10. #170
    Hispanium está desconectado Miembro novel
    Fecha de ingreso
    15 jul, 17
    Mensajes
    1
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    Buenas tardes a todos, yo soy Hispanium y soy nuevo en ésta página. Habiendo leído las reglas de la página sobre el tipo de contenido que deben tener mis comentarios, trataré de mantener moderados mis comentarios para no ofender a los administradores.
    Bueno, ahora, en relación al tema: Personalmente, veo no solo a los conversos sino a los judíos en general, como gente con la que nosotros los católicos hispanos debemos tener extremo cuidado, pues como muchos en el tema seguramente ya han señalado, si buscan bien el origen de muchos de los problemas que hoy aquejan a la Cristiandad, a los pueblos hispanos y a la Civilización Occidental en general, me temo que encontraremos las manos de muchos judíos profundamente arraigadas a esos problemas.

  11. #171
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está desconectado Athal-Ward
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    826
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    LA POSTURA CATÓLICA HACIA LOS JUDÍOS

    abril 29, 2009 in pérfidos judíos | Tags: deicidio, hermanos mayores, hijos del Diablo, iota unum, Juan Pablo II, judaismo, malditos de Dios, Modernismo, nostra aetate, pérfidos judíos, pueblo deicida, San Pío V, Sinagoga de Satanás, Tradición Católica, Vaticano II

    LOS JUDÍOS SEGÚN LA DOCTRINA CRISTIANA por G. P. G. (Extraído de Agencia FARO, 10/Abril/2009, Viernes Santo)
    Ya en el Nuevo Testamento, la doctrina cristiana sobre los judíos es muy clara. En cualquier caso, ningún católico puede creer nada que vaya contra el sentir unánime de los Santos Padres [1].
    “Entonces le respondieron algunos escribas y fariseos: ‘Maestro, queremos ver una señal de Ti’. Mas Él, respondiendo, les dijo: ‘una raza malvada y fornicaria solicita una señal, y no le será dada una señal, sino la señal de Jonás el profeta” Mt. 12, 38-39

    Pues bien, todos los Padres de la Iglesia manifiestan unánimemente el mismo sentir respecto a los judíos. Veremos también que el Magisterio conciliar y pontificio reitera la misma enseñanza, como no podía ser de otra manera.


    Harían falta muchos libros para recopilar todo lo que los Padres dicen contra el pueblo deicida. Veamos sólo unos pocos de los textos más importantes.
    San Juan Crisóstomo, Padre y Doctor de la Iglesia, proclamado por San Pío X patrón de todos los predicadores católicos del mundo, es el más importante de los Padres Orientales; aparte de que a ningún judaizante actual le agradaría lo que San Juan dice en cada una de sus obras sin contradecirse, nos ha dejado nada menos que ocho extensas homilías contra los judíos. Veamos algunos fragmentos:


    “Siempre que el judío os dice a vosotros: fueron los hombres los que nos hicieron la guerra, fueron los hombres los que conspiraron contra nosotros; contestadles: los hombres no os hubieran hecho la guerra si Dios no lo hubiera permitido.”
    “Mi verdadera guerra es contra los judíos… los judíos han sido abandonados por Dios, y por el crimen de este Deicidio no hay expiación posible.” [2]
    “Habiendo estado en Jerusalén por Pascua, muchos creyeron en su nombre, contemplando los milagros que hacía; mas Jesús no se fiaba de ellos porque los conocía a todos Jn. 2, 23-24
    “Pero ahora vosotros habéis eclipsado todas las maldades del pasado, pero de ningún modo dejasteis atrás el grado sumo del delito, mediante vuestra locura cometida contra Cristo. Por ello estáis ahora siendo castigados peor aún que en el pasado. Toda vez que, si ésa no es la causa de vuestra actual deshonra, ¿por qué motivo, aunsiendo vosotros unos asesinos de niños, Dios se contentó con vosotros en otro tiempo y en cambio vuelve ahora la espalda a quienes llegan a tales atrevimientos? Verdaderamente está claro que os atrevisteis a un delito mucho mayor y peor que el infanticidio y que cualquier delito asesinando a Cristo”. [3]
    También entre los Padres Orientales nos encontramos con San Eusebio de Cesarea, a quien debemos gran parte de lo que conocemos sobre los cristianos delos primeros siglos. Martirizado el año 308, San Eusebio nos enseña cosas como la siguiente:


    “Se pueden oír los gemidos y lamentaciones de cada uno de los profetas, gimiendo y lamentándose característicamente por las calamidades que caerán sobre el Pueblo Judío a causa de su impiedad a Aquél que han abandonado. Cómo su reino … debería ser totalmente destruido después de su pecado contra Cristo; cómo la Ley desu Padre debería ser abrogada, ellos mismos privados de su antiguo culto, despojados de la independencia de sus antepasados y convertidos en esclavos de sus enemigos en vez de ser hombres libres. Cómo su metrópolis real debería ser arrasada por el fuego. Su santo altare xperimentar las llamas y la extrema desolación, su ciudad no más tiempo habitada por sus antiguos poseedores, sino por razas de otro tronco, mientras ellos deberían ser dispersados entre los gentiles por el mundo entero sin tener nunca una esperanza de cesación alguna del mal o espacio para respirar de su congoja”.

    El mismo sentir es el que manifiestan el resto de Padres Orientales. Entre los Padres Occidentales, cabe citar, para no extenderse, a San Ambrosio de Milán y a San Jerónimo.


    A San Jerónimo debemos la Vulgata, texto canónico oficial de las Sagradas Escrituras [4].Entre otras muchas cosas sobre los judíos (todas, sin excepción, en la misma dirección) él nos enseñó:
    “Esta maldición continúa hasta el día de hoy sobre los judíos, y la sangre del Señor no cesará de pesar sobre ellos”.
    San Ambrosio, aparte de ser el maestro de San Agustín [5], ha sido siempre considerado el modelo a seguir para todos los obispos católicos. Como él nos explica, la Sinagoga es:
    “una casa de impiedad, un receptáculo de maldades, que Dios mismo había condenado” [6].
    “Los judíos…tenéis como padre al Diablo, y queréis hacer los deseos de vuestro padre. Él es homicida desde el principio y no se mantuvo en la Verdad, porque la Verdad no estaba en él. Cuando habla la mentira, habla de lo suyo propio, porque es mentiroso y padre de la mentira” Jn. 8. 44

    La Santa Madre Iglesia continuará siempre enseñando a sus hijos las mismas enseñanzas de doctrina apostólica quehabían sido firmemente defendidas por los Santos Padres. Así nos adentramos en la esplendorosa Edad Media, con un doctor tan importante para los siglos venideros como San Bernardo de Claraval afirmando tajantemente: “Los judíos han sido dispersados por todo elmundo, para que mientras paguen la culpa de tan gran crimen, puedan ser testigos de nuestra Redención” [7].

    Las mismas enseñanzas van encontrarse en los grandes santos de la Edad Media, el Renacimiento y los siglos posteriores hasta nuestros días. Entre los Doctores de la Iglesia,
    Santo Tomás de Aquino, máximo expositor de la Doctrina de la Iglesia y que debe tomarse como guía segura para todo católico [8], no se desvía un ápice de la doctrina de los Padres de la Iglesia sobre los judíos, ni tampoco de las enseñanzas de los santos que le precedieron.

    El Aquinate, consultado por la Duquesa de Brabante sobre si era conveniente que en sus dominios los judíos fueranobligados a llevar una señal distintiva para diferenciarse de los cristianos, contesta:

    “Fácil es a esto la respuesta, y ella de acuerdo a lo establecido en el Concilio general [9],que los judíos de ambos sexos en todo territorio de cristianos en todo tiempo deben distinguirse en su vestido de los otros pueblos. Esto les es mandado a ellos en su ley, es a saber, que en los cuatro ángulos desus mantos haya orlas por las que se distingan de los demás”.
    Pío XII, en la encíclica Humani generis (1950), enseña que las enseñanzas de Santo Tomás de Aquino son la guía más segura para la doctrina católica y condena toda desviación de ella.
    El Doctor Angélico también sostuvo doctrinalmente que:


    “Los judíos no pueden lícitamente retener lo adquirido por usura,estando obligados a restituir a quienes hayan extorsionado … Los judíos por razón de sus culpas están en perpetua servidumbre, losseñores pueden por lo tanto, tomarles sus cosas, dejándoles lo indispensable para la vida” [10].Y además: “A los judíos no se les debería permitir quedarse con lo obtenido por medio de la usura; lo mejor sería que se les obligara a trabajar para ganarse la vida, en vez de no hacer otra cosa que hacerse más avaros” [11].
    Y respecto a la postura que los judíos tomaron hacia Nuestro Señor:
    “Y respondiendo todo el pueblo dijo: ‘Caiga su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos’ ” Mt. 27, 25
    “Pues veían en Él todas las señales que los profetas dijeron que iba a haber […] pues veían con evidencia las señales de la Divinidad de Él, mas por odio y envidia hacia Cristo, las tergiversaban; y no quisieron confiar en las palabras de Éste, con las cuales se confesaba Hijo de Dios” [12].
    Los concilios de la Iglesia, así como los papas,han ido siempre en la misma dirección del sentir unánime de los Padres y de los santos [13]. Aunque podamos extraer testimonios de todos los papas de la historia que como tales se han manifestado al efecto [14], baste con que citemos a tres: uno a caballo entre la Antigüedad Tardía y la Edad Media (San Gregorio Magno), otro del Renacimiento (San Pío V) y otro de época moderna (Benedicto XIV).

    Benedicto XIV, dejando al margen otros documentos [15] en que trata la cuestión judía mostrándose firme en preservar lo que dice la tradición, en la encíclica A quo primum nos enseña:
    “Los judíos se ocupan de asuntos comerciales,amasan enormes sumas de dinero de estas actividades, y proceden sistemáticamente a despojar a los cristianos de sus bienes y posesiones por medio de sus exacciones usurarias. Aunque al mismo tiempo ellos piden prestadas sumas de los cristianos a un nivel de interés inmoderadamente alto, para el pago de las cuales sus sinagogas sirven de garantía, no obstante sus razones para actuar así son fácilmente visibles. Primero de todo, obtienen dinero de los cristianos que usan en el comercio, haciendo así suficiente provecho para pagar el interés convenido, y al mismo tiempo incrementan su propio poder. En segundo lugar, ganan tantos protectores de sus sinagogas y de sus personas como acreedores tienen”.
    A San Pío V le debemos, entre otras cosas, haber sido el artífice de la victoria de Lepanto y haber extendido el Santo Rosario, además de codificar el rito romano de la Santa Misa. Entre sus numerosos escritos tratando la cuestión judía [16], podemos citar la famosa bula Hebraeorum Gens[17], de la que extraemos lo siguiente:
    “El pueblo judío … llegado el tiempo de la plenitud, ingrato y pérfido, condenó indignamente a su Redentor a ser muerto con muerte ignominiosa … omitiendo las numerosas modalidadesde usura con las que por todas partes, los hebreos consumieron los haberes de los cristianos necesitados, juzgamos como muy evidente serellos encubridores y aun cómplices de ladrones y asaltantes que tratan de traspasar a otro las cosas robadas y malversadas u ocultarlas hasta el presente, no sólo las de uso profano, mas también las del culto divino. Y muchos con el pretexto de tratar asuntos propios de su oficio, ambicionando las casas de mujeres honestas, las pierden con muy vergonzosos halagos; y lo que es más pernicioso de todo, dados a sortilegios y encantamientos mágicos, supersticiones y maleficios, inducen a muchos incautos y enfermos a los engaños de Satanás, jactándose de predecir el futuro, tesoros y cosas escondidas… Por último tenemos bien conocida e indagada la forma tan indigna en que esta execrable raza, usa el nombre de Cristo, y a qué grado sea dañosa a quienes habrán de ser juzgados con dicho nombre y cuya vida pues está amenazada con los engaños de ellos”.
    “y decretarnos que (estas doctrinas) quedarán PERPETUAMENTE en vigor, y bajo conminación de juicio divino ordenamos y mandamos que también en el futuro todo sea observado firmemente” San Pío V, bula ‘Romanus Pontifex’, sobre los judíos
    Citemos, por último, a San Gregorio Magno[18], por haber conjugado en su persona el ser el último de los Padres latinos y Papa a la vez. Puesto que ahora hay quien cree que los judíos son hermanos en Abraham, no está de más traer a colación la siguiente enseñanza:
    “Si nosotros, por nuestra fe, venimos a ser hijos de Abraham, los judíos, por su perfidia, han dejado de serlo” [19].
    Lógicamente, también los concilios, tanto locales como universales, siempre que se han pronunciado sobre el problema judío, lo han hecho homogéneamente con las enseñanzas de los Padres, Doctores y Sumos Pontífices.
    “Y respondiendo Pedro y los Apóstoles, dijeron a los judíos: Es menester obedecer a Dios antes que a los hombres. El Dios de nuestro padres resucitó a Jesús, a quien vosotros matasteis, poniéndole en un madero” Act. 5, 29-30
    De los concilios locales [20] nos limitaremos a citar un par de cánones de concilios toledanos, por la particular autoridad dogmática de valor universal que la Santa Iglesia Romana siempre les ha concedido:
    “… Cualquier obispo, presbítero, o seglar, que en adelante les prestare apoyo (a los judíos) … bien sea por dádivas bien por favor, se considerará como verdaderamente profano y sacrílego, privándole de la comunión de la Iglesia Católica, y reputándole como extraño al reino de Dios, pues es digno que se separe del cuerpo de Cristo el que se hace patrono de los enemigos de este Señor” [21].
    “De la perfidia de los judíos. Aunque en la condenación de la perfidia de los judíos, hay infinitas sentencias de los Padres antiguos y brillan además muchas leyes nuevas; sin embargo como según el vaticinio profético relativo a su obstinación, el pecado de Judá está escrito con pluma de hierro y sobre uña de diamante, más duros que una piedra en su ceguera y terquedad. Es, por lo tanto, muy conveniente que el muro de su infidelidad debe ser combatido más estrechamente con las máquinas de la Iglesia Católica, de modo que, o lleguen a corregirse en contra de su voluntad, o sean destruidos de manera que perezcan para siempre por juicio del Señor” [22].
    Finalmente, entre los ecuménicos, baste recordar el IV Concilio de Letrán, concilio importantísimo que definió dogmas como el Extra Ecclesiam nulla salus, la Transubstanciación o la existencia del Infierno. Este concilio, ensu canon 68, es diáfano expresando cómo los judíos, malditos de Dios, deben llevar un distintivo especial en sus ropas.

    ___________________________________________________________________
    [1] Pío IV, bula Iniunctum nobis,13 de noviembre de 1564: “…el verdadero sentido de las Sagradas Escrituras tampoco lo aceptaré ni interpretaré jamás sino conforme alsentir unánime de los Padres”. León XIII, encíclica Providentissimus Deus,18 de noviembre de 1893: “los Santos Padres que ‘después de los Apóstoles plantaron, regaron, edificaron, apacentaron y alimentaron ala Iglesia y por cuya acción creció en ella’, tienen autoridad suma siempre que explican todos de modo unánime”.
    [2] Oratio IV Adversus Iudaeos.
    [3] Oratio VI, 2 Adversus Iudaeos.
    [4] El Concilio de Trento establece: “Si alguno no recibiere esos mismos libros íntegros contodas sus partes, como ha sido costumbre leerlos en la Iglesia católica y se contienen en la vieja edición de la Vulgata latina, como sagrados y canónicos, o si sabiéndolo y con deliberación despreciare las tradiciones anteriormente dichas, sea excomulgado”.
    [5] San Agustín es el Doctor de la Iglesia más importante de todos los tiempos, después de Santo Tomás de Aquino. Además de su Tratado contra los judíos, su tratamiento del tema no se desvía un ápice del resto de Doctores en todas sus demás obras, donde frecuentemente habla de la cuestión judía.
    [6] Epístola IX al emperador Teodosio.
    [7] Epístola 363 a la Iglesia de Francia Oriental.
    [8] El Papa San Pío X, en la encíclica Pascendi,proclama solemnemente: “Es importante notar que, al prescribir que se siga la filosofía escolástica, Nos referimos a la que enseñó SantoTomás de Aquino: todo lo que Nuestro Predecesor decretó acerca de la misma, queremos que siga en vigor y, por si fuera necesario, lorepetimos y lo confirmamos, y mandamos que se observe estrictamente por todos”. Y el papa Pío XII, en la encíclica Humani generis (1950), enseña que la filosofía tomista es la guía más segura para la doctrina católica y condena toda desviación de ella.
    [9] IV de Letrán, año 1215, c. 68.
    [10] Opera Omnia. Edición Pasisills, 1880. Tábula 1 a-o, tomo XXXIII, p. 534.
    [11] De regimine principum.
    [12] Summa Theologica, 3 p., qu. 47, art. 5.
    [13] Es famoso el caso de San Juan de Capistrano,muy conocido como “azote de los judíos”; este santo franciscano capuchino, de gran ascetismo y virtud, fue empleado como embajador enmuchas y muy delicadas misiones diplomáticas y con muy buenosresultados. Tres veces le ofrecieron los Sumos Pontífices nombrarlo obispo de importantes diócesis, pero prefirió seguir siendo humildepredicador, pobre y sin títulos honoríficos. Se le confiaron misiones delicadas, como la detracción de los Fraticelli, la lucha en Moravia contra la herejía husita (obra del judío Jean Huss), lasnegociaciones para la incorporación de los griegos a la Iglesia Romana,la vigilancia de los judíos, la contención del cisma de Basilea, etc. Por iniciativa de santos como él, los judíos tenían que llevar un gorrode dos cuernos (pileteum cornutum), que simbolizaba su filiación diabólica (Cf. Jn. 8, 44), así como una estrella amarillaidentificativa para guardarse de su maldad, y se les recluía en guetos. Por la influencia de San Juan de Capistrano, el Papa Martín V, inicialmente indulgente con los judíos por ignorancia, cambió de actitud.
    [14] Entre otros: Honorio III (1217 y 1221), Gregorio IX (1233),Inocencio IV (1244), Clemente IV (1267), Gregorio X (1274), Nicolás III(1278), Nicolás IV (1288), Juan XXII (1317 y 1320), Urbano V (1365),Gregorio XI (1375), Martín V (1425), Eugenio IV (1442), Calixto III(1456), Sixto IV (1478), Pablo III (1535, 1542 y 1543), Julio III(1554), Pablo IV (1555 y 1556), Pío IV (enero y febrero de 1562),Gregorio XIII (1577, 1581 y 1584), Sixto V (1586), Clemente VIII (1592y 1593), Pablo V (1610), Urbano VIII (1625, 166, 1635 y 1636),Alejandro VII (1657, 1658, 1662 y 1663), Alejandro VIII (1690),Inocencio XII (1692), Clemente XI (1704, 1705 y 1712), Benedicto XIII(1726, 1727 y 1729), Pío IX (1858).
    [15] Tal es el caso de Postremomens (28 de febrero de 1747), Apostolici Ministerii munus (16 de septiembre de 1747), Singulari Nobis consolationi (9 de febrero de 1749), Elapso proxime Anno (20 de febrero de 1751), Probe te meminisse (15 de diciembre de 1751) y Beatus Andreas (22 de febrero de 1755).
    [16] Algunos otros son Romanus Pontifex (19 de abril de 1566), Sacrosanctae catholicae ecclesiae (29 de noviembre de 1566) o Cum nos nuper (19 de enero de 1567).
    [17] Mediante esta bula, el Papa expulsó a los judíos de los Estados Pontificios (26 de febrero de 1569).
    [18] Entre otras cosas, se puede recordar que San Gregorio Magno escribió también una carta a Recaredo en la que le felicita por no haber aceptado un soborno de 30.000 sueldos de los judíos de Toledo,que pretendían manipular al rey para que ejerciese presión en el Concilio a fin de que no se promulgasen leyes de protección frente al peligro judío.
    [19] Sermones dominicales de los Santos Padres, Papa San Gregorio Magno.
    [20] Aparte del Concilio de Jerusalén, que fue el primero y se dedicó ala condena de la herejía judaizante, contamos con el planteamiento delproblema judío en el Concilio de Elvira (306), el Concilio de Agde(506) celebrado bajo los auspicios de San Cesáreo, el Concilio deClermont (535), el Concilio III de Orleans (538), el Concilio de Mâcon(581), el Concilio Trulano (692) considerado siempre el suplemento delos Concilios Ecuménicos V y VI, el Concilio de Gerona (1078), elConcilio de Oxford (1222), el Concilio de Narbona (1235), los Conciliosde Vienne y Breslau (1267), el Concilio de Mainz (1310), el Concilio deBasilea (1434), etc.
    [21] Concilio IV de Toledo, Canon LVIII.
    [22] Concilio XVI de Toledo, canon I.




    https://iotaunum.wordpress.com/2009/...ia-los-judios/
    "¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España." - Ramiro Ledesma Ramos

  12. #172
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,526
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    History of Sephardic Jews: Al Hambra Decree; Sephardic Conquistadors; Sephardic Piracy

    Publicado el 7 ago. 2010


    Music by Adik Chezron; "Intro: Historia de Sefardim" from "Sefarad EP





    https://www.youtube.com/watch?v=ISTgsX1jIZc

  13. #173
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,526
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    Doña Gracia Nasi Mendes

    Publicado el 8 ago. 2010


    Gracia Nasi was born into an ancient and venerable sephardic family that immigrated to Portugal when Spain expelled its Jews in 1492. Along with the thousands of other sephardic refugees of the Spanish Inquisition, the family was forcibly converted to Christianity by the Portuguese king in 1497. These converted Jews were known by the gentiles as "Conversos" or "New Christians". The sephardic people called them "Anusim" (the forced ones).

    Being suspected by the inquisition Gracia escapes to Italy and from Italy to Istanbul, where she buys the cities of Tiberia, Gaza, Jaffo, Safed and Jerusalem. She builds a trade fleet and organizes embargos on the catholic countries saving the lives of sephardic people.





    https://www.youtube.com/watch?v=skIQ61CfLsw

  14. #174
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está desconectado Athal-Ward
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    826
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    EL TALMUD: Las enseñanzas Judías del Odio y del Rencor contra los hombres.

    El Talmud es la interpretación orgánica del Antiguo Testamento hecha por rabinos, maestros, profetas e iluminados judios para su pueblo, con dos partes principales: la Mishna (leyes religiosas) y la Gemara (comentarios, explicaciones e interpretaciones). Para la conciencia del hombre común, este documento está lleno de supersticiones, odios y afirmaciones aberrantes.
    Como puede verse en el Pentateuco, la Ley Judia está señalada en los cinco libros atribuidos a Moisés. Lea usted cualquier Biblia judia -la misma que ha sido canonizada por la Iglesia Católica- y verá claramente en el Pentateuco que Jehová, “el Señor, Supremo Dios de Israel”, no es un Dios Sacro y Universal, sino terrible demonio tribal, sectario, portador de tremendas ambiciones de poder, sediento de sangre, vengativo y criminal, solicitador de constantes atrocidades y derramamiento ritual de sangre como forma de oración y culto. Jesús mismo declaró a los judios en Juan 8:44 del Nuevo Testamento (rechazado por la juderia talmudista): “Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre quereis hacer”.
    Veamos a que se referia:
    ALGUNAS DE LAS “SABIAS ENSEÑANZAS FILANTRÓPICAS” DEL TALMUD HEBREO Y SUS “AMOROSOS EPÍTETOS” PARA LOS NO JUDIOS (ENTRE LOS CUALES SE ENCUENTRAN SUS LEALES DEFENSORES).

    “Los judios son llamados humanos de condición, pero los no judios no son humanos. Ellos son bestias.” (Baba mezia, 114 b)
    “El no judio es una basura; un excremento”. (Schulkman Arukh, con las palabras del rabino Josef Caro).
    “Todos los niños gentiles son animales”. (Yebamoth 98 a).
    “Considera al Goyim como un animal bestial y feroz, y trátalo como tal. Pon tu celo y tu ingenio en destruirle”. (Tomo 3, libro 2, cap. 4, art. 5).
    “Los pueblos de gentiles (no judios) constituyen el prepucio del género humano que debe ser cortado”. (Libro del ohar, s. n. con.).
    “Se hizo la pregunta del rabino de que si el vino robado de Pumbeditha se puede usar o si se tira, debido al hecho de que los ladrones pueden haber sido gentiles. El rabino dice no preocuparse, porque el vino es factible de ser usado por los judios, pues la mayoria de los ladrones en Pumbeditha, el lugar donde se robó el vino, son judios”. (Abodah Zarah 70 a. y Gemara Rosh Hashanah 25 b – Nota: la idea aqui es que un vino tocado por gentiles seria vino “sucio”.)
    “Vosotros israelitas sois llamados hombres, mientras que las naciones del Mundo no son de llamarse hombres, sino bestias”. (Baba mezia, 114 c. 1)
    “El Akum (no judio) es como un perro. Si: la sagrada escritura enseña a honrar al perro mas que a un no judio”. (Ereget Raschi Erod. 22, 30).
    “Jehové creó al no judio en forma humana para que el judio no sea servido por bestias. Por lo tanto, el no judio es un animal en forma humana, condenado a servir al judio de dia y de noche”. (Midrasch Talpioth, 255 1, Warsaw 1.855).
    “Las almas de los no judios provienen de espíritus impuros y se llaman cerdos”. (Jalkut Rubeni Gadol, 12 b).
    “Aunque el no judio tiene la misma estructura corporal del judio, ellos se comparan con el judio como un mono a un humano”. (Schene luchoth haberith, p. 250 b).
    “Si tu comes con un gentil (un no judio) es lo mismo que si comes con un perro”. (Tosapoth, Jebamoth 94 b).
    CONOZCA EL ELEVADO CONCEPTO DE “RESPETO A LA VIDA” FOMENTADO POR EL TALMUD:

    “El mejor de los gentiles debe ser asesinado”. (Tractaes menor, Soferim 15, Regla 10).
    “Cuando el mesias hijo de David venga, exterminará a todos los enemigos”. (Majene jeshua fol. 76, c. 1).
    “Si vemos que un idólatra (gentil) es arrastrado o se ahoga en el rio, no debemos ayudarlo. Si vemos que su vida está en peligro, no debemos ayudarle a él”. (Maimonides, Mishnah Torah, p. 184).
    “El que derrama sangre de los no judios ofrece un sacrificio a Dios”. (Jalkut Simeoni ad Pentateucum, s. n. con.)
    “Al mejor de los no judios, matadlo”. (Abodah Zara, 26 b, Thosephoth, reeditando la enseñanza de Ben Yohai – Nota: en otras versiones se podria traducir como: “Hasta el mejor de los gentiles debe ser asesinado”.
    “Si un judio tiene un sirviente o criado no judio que muere, no se le debe dar el ésame al judio, sino que debe decírsele: ‘Dios reemplazará tu pérdida como si uno de tus bueyes o asnos hubiese muerto’ “. (Jore dea 377, 1).
    “Un gentil hereje puede ser asesinado de inmediato por tus propias manos”. (Abodah Zara, 4 b).
    “No salves al goyim en peligro de muerte”. (Hilkkoth Akum, z 1).
    “Todo judio que derrame la sangre de los sin Dios (no judios), hace lo mismo que un sacrificio a Dios”.(Bammidber raba c. 21 y Jalkut 722).
    “El judio que derrame sangre de un goyim ofrece a Dios un sacrificio agradable”. (Sepher Or Israel 177 b).
    “Asesinar un goyim es lo mismo que matar a un animal salvaje”. (Sanhedrin 59 a).
    “Esta permitido tomar el cuerpo y la vida de un gentil (un no judio)”. (Sepher ikkarim III, c. 25).

    SEPA ALGO MAS SOBRE LA INTACHABLE “HUMILDAD Y SENTIDO DE LA AUTOCRÍTICA” DEL PUEBLO JUDIO, EXPRESADO EN EL TALMUD:
    “Golpear a un judio es como abofetear la cara de Dios”. (Sanhedrin 58 b).
    “Establecemos que ningún rabino alguna vez pueda irse al infierno”. (Hagigah 27 a).
    “Cuando el mesias llegue, cada judio tendrá 2.800 esclavos”. (Simeon Haddaesen, fol. 56 d).
    “El Santísimo habló así a los israelitas: vosotros me habeis reconocido como el único dominador del mundo y, por eso, yo os haré los únicos dominadores del mundo”. (Chaniga fol. 3 a y 3 b).
    “Solo Israel justifica la creación de la tierra”. (Abramo Seba, “Zeror hammor” fol. 6, c. 4).
    “Si se prueba que alguien le dió dinero de los israelitas a los goyims, de alguna manera debe ser encontrado, pues es razón suficiente para arrojarle fuera de la faz de la tierra”. (Choschen Ham 388, 15).
    “El mesias no vendrá mientras existe un judio que deba soportar el ser dominado por un no judio”. (Shanhedrin 98 a).
    “En tiempos del mesias, los judios extirparán a todos los pueblos del mundo”. (Bar Nachmani, “Bammidhar baba”, fol. 172, c. 4 y 173, c. 1).
    “El mesias dará al judio el dominio del mundo y todos los pueblos serán subyugados”. (Sanhedrin fol. 88, c. 2, fol. 99 c. 1).
    “Todas las propiedades de las otras naciones pertenecen a la nación judia, la cual, por consiguiente, tiene derecho a apoderarse de todo sin ningún escrúpulo”. (Schulchan Aruch, Choszen Hamiszpat 348).
    “Que significa ‘Har Sanai’ (‘Monte Sinai’)? Significa monte desde el cual se ha irradiado Sina, es decir, el odio contra todos los pueblos del mundo”. (Sabbath fol. 89, c. 1).
    “La agricultura es la mas baja de las ocupaciones”. (Yebamoth 63 a -Nota: esto explica que los ministros de agricultura que han sido judios siempre destruyen los campos y la economia agraria con crueldad y saña desmedida.)
    “Y el profeta Isaias anuncia que Dios le ha ungido a decir a los israelitas que a ellos serán entregados todos los pueblos del mundo y que los gentiles deberán trabajar de modo que los hijos de Israel no toquen ningún trabajo pesado y puedan servir a Dios, únicamente con la oración. Para poder tener tiempo para esta oración, deberán apropiarse de los bienes de los pueblos”. (Mashmia jeshue fol. 89, c. 4).
    “Informar a un goyim de algo relacionado con nuestra religión seria igual que matar a todos los judios, pues si los goyims supieran lo que enseñamos acerca de ellos, nos matarian abiertamente”. (Libro de David, 37).

    VEA USTED LA “CORDURA Y LIMPIEZA” CON QUE ES TRATADO EL TEMA DEL SEXO Y LA FEMENEIDAD EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS DEL TALMUD:
    “Que cosa es una prostituta? Toda mujer no judia”. (Eben ha Ezer, 6, 8).
    “Las mujeres no judias son burras”. (Berakoth 58 a).
    “Se obliga decir la oración siguiente a todo judio cada dia: Gracias Dios por no haberme hecho un gentil, una mujer o un esclavo”. (Menahoth 43 b- 44 a).
    “Una no judia preñada no es mejor que un animal preñado”. (Coschen hamischpat 405 – Nota: donde quiera que esté el judio en el mundo, prácticamente siempre estará fomentando la legalización y la práctica del aborto entre no judios).
    “La tasa de nacimientos cristiana debe ser materialmente disminuida”. (Zohar II, 64 b).
    “Un judio puede hacerle a una mujer no judia lo que él quiera. Puede tratarla como trataria un trozo de carne”. (Nadarine 20 b, Schulman Aruch, Choszen Hamiszpat 348).
    “Las muchachas gentiles están en un estado de niddah (‘suciedad’) desde el nacimiento”. (Abodah Zarah 36 b).
    “Que un adulto copule con una muchacha pequeña no significa nada”. (Kethuboth 11 b).
    “Un kohen (tipo de rabino) no debe casarse con una prostituta, y que es una prostituta?, cualquier mujer no judia”. (Schulkhan Arukh, palabras del rabino Josef caro reafirmando a Eben ha Ezer).

    SEPA DE ALGUNOS MILENARIOS ANTECEDENTES DEL “TERRIBLE HOLOCAUSTO DEL PUEBLO JUDIO”, FOMENTADOS Y DESCRITOS EN EL TALMUD:
    “Allí donde lleguen los judios deberan convertirse en patrones, y hasta que no logremos el dominio absoluto, debemos considerarnos como exiliados y prisioneros; hasta que no nos hayamos apoderado de todo, no debemos cesar de gritar: ay, que tormento!, ay que humillación!”. (Sanhedrin fol. 104, c. 1).
    “Demandamos que cuatro mil millones (!) de judios fueron asesinados por los romanos en la ciudad de Bethar”. (Gittin 57 b).
    “Millones de niños judios fueron envueltos en hojas de pergaminos y se les quemó vivos por los romanos”. (Gittin 58 a).
    “Cuando Roma sea destruida, Israel será redimida”. (Talmud Abadian, s. n. con.)
    “Los judios pueden usar mentiras para engañar a un gentil”. (Babha Kamma, 113 a).
    “Proclamamos que es lícito hacer uso de la mentira y del perjurio si se requiere condenar en un juicio a un no judio”. (Baba Kama, 113b).
    “Es lícito matar a alguien que denuncie a un judio, en cualquier parte. Es lícito matarle incluso antes de que él lo denuncie”. (Schulchan, Aruch Choszen Hamiszpat 388).
    “Un no judio que estudie el Talmud o el judio que le ayude a hacerlo deben ser condenados a muerte”. (Sanhedrin 59 a y Abohodan Zarah 8, 6).
    “Un goyim que se ocupe de la Torah debe morir”. (Schulkhan Arukh, palabras del rabino Josef Caro).
    “Tan pronto como el mesias Rey se proclame a si mismo, destruirá Roma y hará de ella un desierto. Espinas y rastrojos crecerán en el palacio del Papa. El empezará una guerra sin piedad a los no judios y se les subyugará. Él los aniquilará en masa, matará sus reyes y asolará toda la tierra de los romanos. Él dirá a los judios: ‘Yo soy el Mesias Rey por quien habeis estado esperando. Tomad l aplata y el oro de lso goyims’ “. (Josiah 60, 6, rabino Abarbanel a Daniel 7, 13).

    LEA SOBRE EL “AMOR” QUE SIENTEN POR LOS CRISTIANOS LOS JUDIOS, (SUS “HERMANOS MAYORES” COMO LOS HA DEFINIIDO EL SANTO PADRE JUAN PABLO II):
    “Es la ley matar a quien reniegue de la Torah y los cristianos pertenecen a los detractores de la Torah”. (Coschen hamischpat 425, Hagah 425, 5).
    “El nombre de Dios no es profanado si un judio engaña a un cristiano”. (Babba Kama 113 b, -Nota: en otras versiones mas extensas la traducción correcta seria: “Está permitido engañar a los cristianos, el judio puede mentir y perjurar para condenar a un cristiano; el nombre de Dios no es profanado cuando se miente a los cristianos”).
    “Un judio que mata a un cristiano no comete pecado, sino que ofrece un sacrificio aceptable a Dios”. (Abhdah Zarah 26 b, Tosephoth).
    “La Virgen Maria es una prostituta. Ella, quien era descendiente de príncipes y gobernadores, jugó a la ramera con los carpinteros”. (Sanhedrin 106 a).
    “Si un judio mata a un cristiano no hay pecado”. (Sepher or Israel, 177 b).
    “Exterminar a los cristianos es algo necesario”. (Zohar 11, 43 a).
    “No hagas acuerdos ni muestres piedad a los cristianos”. (Hilkhpth Akum x, 1).
    “Es un mitzvah (‘deber religioso’), erradicar de cualquier modo a los judios traidores, minnim y apikorsim, y llevarlos a descender al hoyo de la destrucción, cuando causan dificultad a los judios y oscilación las personas lejos de Dios, como hacia a Jesús de Nazareth y sus discípulos, y Tzadok, Baithos, y sus discípulos”. (Maimonides, Mishnah Torah, c. 10, p 184).
    “Aquellos judios que hacen el bien a los cristianos nunca resucitarán cuando mueran”. (Zohar 1, 25 b).
    “Los judios tienen que ocultar su odio por los cristianos”. (Iore Dea 148, 12 h).
    “Serás inocente de asesinato si intentas dar muerte a un cristiano”. (Makkoth, 7 b).
    “Los judios deben destruir los libros de los cristianos, como el Nuevo Testamento”. (Shabbath 116 a – Nota: El Dr. Israel Shahak -judio- de le universidad hebrea, cuenta como los israelitas quemaron cientos de ejemplares del Nuevo Testamento en la oocupación de Palestina del 23 de marzo de 1.980, en su libro: “Historia Judaica, Religión Judaica”, pag. 21).
    “La propiedad cristiana pertenece al primer judio que la reclame”. (Babba Bathra 54 b).
    “La Virgen ‘Maria la Peluquera’ (?), tenia sexo con muchos hombres”. (Shabbath 104 b).
    “El cautiverio de los judios terminará cuando príncipes cristianos mueran”. (Zohar 1 – 219 b).
    “Jesús está en el infierno y está siendo castigado sumergiéndole en semen hirviente. Los crsitianos son sumergidos en excrementos hirvientes”. (Gittin 57 a – Nota: otras versiones de este versículo se traduce de esta manera: “Jesucristo hierve en excremento caliente”.)
    “Jesús fornicó con su asno”. (Sanhedrin 105 a, b).
    “En vísperas del Passovar, Yeshu (Jesus) fué colgado. Que defensa pudo hacerse entonces? No era acaso un Mesias?”. (Sanhedrin 43 a).
    “Los cristianos y otros quienes desecharon el Talmud irán al infierno y se les castigará allí por todas las generaciones”. (Rosh Hashanah 17 a).

    FINALMENTE, CONOZCA EL ALTÍSIMO CONCEPTO DE “JUSTICIA” DEL TALMUD HEBREO:
    “Está prohibido prestar a los no judios sin usura”. (Talmud Sanhedrin, fol. 76, c. 2).
    “La hipocresia está permitida cuando el judio la necesite, o cuando tenga motivos por temor. Puede decir al no judio que le ama”. (Schulkan Arukh, palabras del rabino Josef Caro).
    “Los judios pueden jurar falsamente por el medio del uso de palabras de subterfugio”. (Schabouth Hag. 6 b).
    “Si un gentil golpea a un judio, a ese gentil se le debe matar”. (Sanhedrin 58 b).
    “Dios ha ordenado practicar la usura con los no judios y prestarles dinero sólamente cuando paguen intereses, de manera tal que nosotros jamás les demos ayuda, creándose toda clase de dificultades, aún cuando nos sean útiles y nos presten favores…” (Maimonides, s. n. con).
    “Un judio requiere no pagar a un gentil los sueldos que se le deben por su trabajo”. (Sanhedrin 57 a – Nota: en otras fuentes la traducción correcta seria: “Lo que un judio robe a un goyim se lo puede quedar”.)
    “Si el buey de un israelita hiere al buey de un cananeo, no hay ninguna obligación, pero si el buey de un cananeo hiere al buey de un israelita, el pago ha de ser completo”. (Baba Kamma 37 b).
    “Si un judio halla un objeto perdido por un gentil no tiene que devolverlo”. (Baba Mezia 24 a y Baba Kamma 113 b).
    “Al que encuentre un objeto perdido por un gentil, le está prohibido devolverlo, debe quedarse con él”. (Sanhedrin, s. n. con).
    “Dios no será generoso con un judio que case su hija con un hombre viejo, o que tome a una esposa por su hijo infante, o qu eregrese un artículo perdido a un no judio”. (Sanhedrin 76 a).
    “Un judio puede quedarse algún bien perdido por un goyim y encontrado por un judio”. (Choschen Ham 226, 1).
    “Cuando un judio asesina a un gentil, no habrá penalidad para dicha muerte”. (Sanhedrin 57 a).
    “Un judio puede quedarse con algo que él encuentre que pertenece al Akum (no judio). El que devuelve la propiedad perdida a los goyims peca contra la ley por incrementar el poder de los transgresores de la ley. Es digno de alabanza, sin embargo, si el devolver la propiedad perdida se hace para honrar el nombre de Dios, principalmente si haciendo que los cristianos alaben a los judios y los miren como gent ehonorable”. (Choschen Ham 266 1).
    “Como interpretar la palabra ‘robo’?… Para un goyim está prohibido robar, hurtar, o hacer esclavas a mujeres, etc. de un goyim o de un judio. En cambio, para un judio nada de esto está prohibido si lo hace a un goyim”. (Tosefta, Abhodat Zarah VIII, 5).
    “Un judio pude perjurar él mismo con clara conciencia”. (Kallah 1 b, p. 18).
    “Los judios pueden jurar fálsamente con palabras de subterfugio”. (Schabbouth Hag. d).
    “Los gentiles están fuera de la proteción de la ley y Dios tiene dispuestos sus dienros para Israel”. (Baba Kamma 37 b).
    RF SS

    https://adversariometapolitico.wordp...odio-y-rencor/
    "¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España." - Ramiro Ledesma Ramos

  15. #175
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,526
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    Erasmus y Trifón dieron el Víctor.

  16. #176
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está desconectado Athal-Ward
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    826
    Post Thanks / Like

    Re: Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Seminario formativo: ¿Por qué los Judíos mataron a Jesucristo? El Deicidio y la perfidia del Pueblo Judío.


    “Los judíos…tenéis como padre al Diablo, y queréis hacer los deseos de vuestro padre. Él es homicida desde el principio y no se mantuvo en la Verdad, porque la Verdad no estaba en él. Cuando habla la mentira, habla de lo suyo propio, porque es mentiroso y padre de la mentira” Jn. 8. 44

    El Sábado 12 de Marzo, Festividad de San Gregorio Mágno, Papa, Confesor y Doctor, tendrá lugar, Dios mediante, un Seminario formativo a las 18:00 horas (seis de la tarde) en el local del Círculo.

    EL mismo girará sobre el Deicidio judío, sus causas y sus consecuencias inmediatas.


    En las Sagradas Escrituras podemos leer:


    ¿A quién matarán? A Jesucristo.
    ¿Quiénes le matarán? Los judíos.
    ¿Quién asegura o dice que le matarán? El mismo Jesucristo, Dios nuestro, hablando de sí en tercera persona. O mejor dicho, haciendo una profecía: “El pueblo judío me matará”. Y de pueblo escogido, se convertirá en pueblo deicida y errante.
    Así, entonces, se entiende todo esto “Y después que por los judíos hayan azotado a Jesucristo, le matarán”; esto es exactamente lo que pasó…



    Conviene recordar que el judaísmo no es la ley de Moisés, es la corrupción de la ley de Moisés; la corrupción de los profetas, la corrupción del antiguo testamento, la falsificación satánica del culto del pueblo elegido que Dios les había impuesto...


    Los judíos no son hijos de Moisés, son hijos de Satanás (Jn. 8. 44). Los cristianos somos los hijos de Moisés, de Isaac, de Jacob y de Abraham, que tenían nuestra misma Fe.


    En el plano de la esjatología, también señalaremos que al final de los tiempos un numero considerable de judíos se habrá de convertir a Cristo, reconociéndole como Mesías, por ello debemos, lejos de odiarles, amarles y rezar por ellos, como por cualquier enemigo, pues al fin habrá un sólo rebaño y un sólo Pastor.





    El Seminario que se realizará tendrá el siguiente orden siguiendo la obra del P.Julio Meinvielle, el Judío en el misterio de la historia: http://www.catolicosalerta.com.ar/li...o-misterio.pdf


    Primera parte: El Judío según la Teología Católica
    1.1 Ismael e Isaac
    1.2 Esaú y Jacob
    1.3 Grandeza del Pueblo judío
    1.3 Miserias del Pueblo judío
    1.4 Carnalización del Pueblo judío
    1.5 El Judaísmo
    1.6 El gran pecado de los judíos.
    1.7 El judío, verdadero Caín
    1.8 Conclusiones teológicas


    Segunda parte: el Judío y los Pueblos cristianos
    2.1 El Talmud
    2.2 La Obra de Pranaitis
    2.3 Las Enseñanzas del Talmud referente a Cristo y los Cristianos
    2.4 Cuatro acusaciones contra los Judíos
    2.4.1 Los Judíos destruyen el Cristianismo.
    2.4.2 Conspiran contra el Estado
    2.4.3 Se apoderan de los bienes de los cristianos.
    2.4.4 Exterminan a los Cristianos
    2.5 Juicio de los Papas sobre los Judíos.
    2.6 El Ghetto.
    2.7 Restricciones Civiles
    2.8 Disciplina de La Iglesia
    2.9 Sabiduría de La Iglesia
    2.10 Ejemplo: Carta Encíclica del Papa Benedicto XIV




    Tercera Parte: Los Judíos y los Pueblos descristianizados.
    3.1 La descristianización del Mundo
    3.2 Renacimiento y Reforma
    3.3 Los Judíos se introducen en la Cristiandad
    3.4 Los Judíos y la Francmasonería.
    3.5 Los Judíos y la Revolución Francesa
    3.6 Los Judíos emancipados y su Plan de conquista del Mundo cristiano
    3.7 Los Judíos y el Capitalismo
    3.8 Los Judíos y la Corrupción demoliberal
    3.9 Los Judíos y el Comunismo
    3.10 El Imperio Universal Judaico
    3.11 Mixtura de Judíos y de Cristianos
    3.12 Filadelfia, Unión de Hermanos


    Cuarta Parte: Los Judíos y el Misterio de la Historia y de la Escatología


    Conclusiones


    Dudas y preguntas






    ANEXO CANÓNICO
    “… Cualquier obispo, presbítero, o seglar, que en adelante les prestare apoyo (a los judíos) … bien sea por dádivas bien por favor, se considerará como verdaderamente profano y sacrílego, privándole de la comunión de la Iglesia Católica, y reputándole como extraño al reino de Dios, pues es digno que se separe del cuerpo de Cristo el que se hace patrono de los enemigos de este Señor”

    Concilio IV de Toledo, Canon LVIII

    "El pueblo judío … llegado el tiempo de la plenitud, ingrato y pérfido, condenó indignamente a su Redentor a ser muerto con muerte ignominiosa … omitiendo las numerosas modalidadesde usura con las que por todas partes, los hebreos consumieron los haberes de los cristianos necesitados, juzgamos como muy evidente serellos encubridores y aun cómplices de ladrones y asaltantes que tratan de traspasar a otro las cosas robadas y malversadas u ocultarlas hasta el presente, no sólo las de uso profano, mas también las del culto divino. Y muchos con el pretexto de tratar asuntos propios de su oficio, ambicionando las casas de mujeres honestas, las pierden con muy vergonzosos halagos; y lo que es más pernicioso de todo, dados a sortilegios y encantamientos mágicos, supersticiones y maleficios, inducen a muchos incautos y enfermos a los engaños de Satanás, jactándose de predecir el futuro, tesoros y cosas escondidas… Por último tenemos bien conocida e indagada la forma tan indigna en que esta execrable raza, usa el nombre de Cristo, y a qué grado sea dañosa a quienes habrán de ser juzgados con dicho nombre y cuya vida pues está amenazada con los engaños de ellos”. “y decretarnos que (estas doctrinas) quedarán PERPETUAMENTE en vigor, y bajo conminación de juicio divino ordenamos y mandamos que también en el futuro todo sea observado firmemente”


    San Pío V, bula ‘Romanus Pontifex’, sobre los judíos




    Seminario formativo
    Sábado 12 de marzo
    18:00
    C/Sabino Álvarez Gendín, nº22. Avilés

    “Mi verdadera guerra es contra los judíos… los judíos han sido abandonados por Dios, y por el crimen de este Deicidio no hay expiación posible". S.Juan Crisóstomo”.

    Círculo Tradicionalista Pedro Menéndez de Avilés: Seminario formativo: ¿Por qué los Judíos mataron a Jesucristo? El Deicidio y la perfidia del Pueblo Judío.
    Erasmus dio el Víctor.
    "¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España." - Ramiro Ledesma Ramos

Página 9 de 9 PrimerPrimer 123456789

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 33
    Último mensaje: 18/08/2017, 18:14
  2. Hernán Cortés; Conquistador de la Nueva España
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 198
    Último mensaje: 12/11/2015, 03:23
  3. Apuntes Socieconómicos Hispanoamérica XVIII
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 27/05/2011, 20:25
  4. Del Sudoeste Español a la Conquista de los Andes
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 22/11/2009, 01:12

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •