Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 3 de 3

Tema: “La guerra española y el trust de cerebros” (1961) de Vicente Marrero

  1. #1
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,715
    Post Thanks / Like

    “La guerra española y el trust de cerebros” (1961) de Vicente Marrero

    Hace algunos años leí este libro (que también conservo) y al que considero excelente. Vienen a consistir, sus 640 páginas, en un estudio por así decir "intelectual" de la Guerra Civil, (nada de batallas ni de temas militares) de sus motivaciones, propaganda, interpretaciones y polémicas habidas en autores contemporáneos y posteriores, así como sus repercusiones en el ambiente filosófico y del pensamiento sobre todo español.

    El autor también preveía que sin una adecuada visión del conflicto dada a las posteriores generaciones sucedería lo que temía y ha acabado pasando: la aceptación resignada de que la victoria nacional en definitiva, habría sido obra sólo de militares ajenos al pueblo; y que éste, "por lógica", habría sido mayoritariamente afín al frente "popular".

    Este libro trata concretamente del aspecto ideológico de nuestra guerra y de las diferentes direcciones doctrinales que han intentado captar su significado. El tema, una vez transcurrida la singular experiencia de estos últimos veinticinco años (1936-1961), se juzga como el más necesitado de estudio y, por ello, la presente obra se centra en él dejando marginados otros aspectos... Después de terminada nuestra contienda, y aun desde mucho antes, se han suscitado en los medios intelectuales tanto nacionales como extranjeros, distintas interpretaciones de la guerra española, que han provocado las más variadas apreciaciones. En este libro se hace un planteamiento del estado de la cuestión antes de 1936, en 1936 y después de 1936 (hasta 1961) ... Se trata de un libro hecho con voluntad de ser objetivo, aunque sin confundir objetividad con neutralidad...

    Mas si la guerra española tiene un enemigo digno de ella, es la fuerza casi irresistible de un mastodóntico trust de cerebros, tan internacional como inexpugnable... tiene una innegable predisposición “progresista”; mientras todo aquello que posee un sabor auténticamente cristiano, tradicional, conservador... empieza por no tener lo que se llama “intelligentsia”... (V. Marrero)



    Última edición por ALACRAN; 13/08/2020 a las 23:49
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  2. #2
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,715
    Post Thanks / Like

    Re: “La guerra española y el trust de cerebros” (1961) de Vicente Marrero

    Vicente Marrero Suárez 1922-2000

    Ideólogo y activista tradicionalista carlista español, vinculado al Opus Dei, nacido en Arucas (Gran Canaria) el 16 de julio de 1922. En 1937 termina los estudios de bachillerato en su ciudad natal, en el Colegio de San Bautista de la Salle. Culminada la Guerra Civil inicia en 1939 la carrera de Derecho en la Universidad de La Laguna, trasladándose al año siguiente a Salamanca, donde se licencia en Derecho en 1941. Durante 1941-1942 realiza los cursos de doctorado en la Universidad de Madrid.

    «Decidí en el curso siguiente [1941-1942] hacer las asignaturas de doctorado, no sé por qué proceso mental. Eran interesantes esas clases, muy reducidas, en especial en la asignatura de «Estudios Superiores de Derecho Político», a la que regularmente asistía, que daba Salvador Lissarrague, antiguo de la Institución Libre de Enseñanza. Éramos pocos, entre otros Torcuato Fernández Miranda, después duque de Fernández Miranda; Vicente Marrero, gran escritor y poeta; Luis García Arias, catedrático de Derecho Internacional, y otros menos conocidos. Aprobé las asignaturas, supongo que con sobresalientes, que era lo normal, y obtuve una matrícula que a mí no me interesaba, porque Vicente Marrero, que aspiraba a una carrera académica, me presionó para presentarme pues él no quería hacerlo solo; nos la dieron a los dos. Durante este período dediqué tiempo a la «acción política», modesta, como es lógico, continuando con mis actividades en AET [Agrupación Escolar Tradicionalista], que ya había comenzado en 1938, antes de incorporarme a Radio Requeté y al Tercio de San Miguel. Lo que hacía en ese momento era tener encuentros con otros estudiantes, algunos brillantes, en unos casos en casa de mis padres en Velázquez, donde vivíamos mi hermano y yo; y en la Academia Mella en la calle Barquillo, donde asistió a varias reuniones Jesús Fueyo, que llegó a ser presidente del Instituto de Estudios Políticos, hombre considerado muy inteligente y culto; casi no lo conocí. La Academia era propiedad de un sacerdote, don Máximo Palomar, alma de Dios, carlista, al que pagábamos la oportunidad de utilizar para la política sus aulas dando clases gratuitamente con cierta regularidad a sus alumnos; sobre todo
    Rafael Gambra, porque a mí nunca me ha gustado la docencia.» (Ignacio Hernando de Larramendi, Así se hizo Mapfre. Mi tiempo, Actas Editorial, Madrid 2000, págs. 89-90.)

    En 1943, en plena Guerra Mundial, gracias a una beca «Humboldt Deutsches Studienwerk für Ausländer», se incorpora a la Universidad de Friburgo de Brisgovia (Alemania), donde conoce a Martin Heidegger, Walter Euck y Hugo Friedrich, y es lector de español. Regresa a España en 1949. Su prolongada ausencia, en años tan agitados, llevó incluso a que sus amigos le dieran por desaparecido cuando el derrumbe de la Alemania nazi.

    En 1951 fue uno de los fundadores, junto con los también tradicionalistas carlistas
    Ignacio Hernando de Larramendi y Rafael Gambra Ciudad, de la editorial Cálamo y de la colección Esplandián, en la que publica su primer libro: Picasso y el toro. Al año siguiente aparece El poder entrañable, su primer libro de pensamiento político.

    «Aventura editorial. En 1951 inicié una «gran pequeña» aventura, la creación con poquísimo dinero mío de la Editorial «Cálamo». A ello me indujo Vicente Marrero, oriundo de Arucas, en Canarias, que después de la Universidad se había ido a Alemania a estudiar con Heidegger en Friburgo. Todos creíamos que había muerto en los últimos años de la guerra o primeros de la posguerra, hasta se llegó a celebrar su funeral en la Universidad. Pero un día apareció, nos volvimos a ver, también con
    Rafael Gambra, y decidimos crear esa editorial que tenía la sede en mi propio domicilio; mi esposa [Lourdes Martínez Gutiérrez] escribía los libros y llevaba la contabilidad con la ayuda de un joven canario, González, que la ayudaba y hacía recados. Publicamos cuatro libros, en la Colección Esplandián, pero Rafael Gambra no llegó a preparar el que nos había prometido. Los dos primeros fueron de Vicente Marrero: Picasso y el toro y El embrujo de la danza española, también fue suyo el cuarto, El poder entrañable. Picasso y el toro fue un gran éxito, traducido a muchos idiomas y con varias ediciones. Nadie podía esperar que de un grupo carlista saliese en 1952 una de las primeras obras no críticas sobre Picasso en España. Mi libro fue Tres claves de la vida inglesa a que antes me he referido. Los tres de Marrero fueron excelentes y merecería la pena editarlos en papel y también trataré de hacerlo digitalmente con todas sus obras escritas para difundirlas; la Fundación MAPFRE Guanarteme tiene interés en ello. De este modo es probable que en el año 2000 los tres creadores de la Editorial Cálamo tengan reproducida digitalmente su obra completa, porque también pretendo editar la de Rafael Gambra y la mía propia.» (Ignacio Hernando de Larramendi, Así se hizo Mapfre. Mi tiempo, Actas Editorial, Madrid 2000, págs. 98-99.)
    En 1953 comienza a colaborar en el Departamento de Cultura Moderna del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y se incorpora a la secretaría de la revista Arbor, publicada por el CSIC. En esa revista publica ese mismo año su primer escrito dedicado a
    Ortega: «En torno a un juicio sobre Ortega y Gasset», inicio de su activismo antiorteguiano (en 1961 apareció en la Biblioteca del pensamiento actual de Rialp su libro Ortega, filósofo «mondain», 355 págs.)

    En 1955 recibe el Premio Nacional Menéndez Pelayo (instituido ese mismo año por el Ministerio de Información), por la biografía que escribió sobre Ramiro de Maeztu (Maeztu, Rialp, Madrid 1955, 755 págs.). Ese mismo año preparó la selección y puso prólogo a la recopilación El tradicionalismo español del siglo XIX, Dirección General de Información (Colección Doctrina política), Madrid 1955, 413 págs. (El Director General de Información era entonces Florentino Pérez Embid.) Más adelante dirigió Vicente Marrero la edición de las Obras completas de Maeztu, publicadas por Editora Nacional y Rialp (vinculada al Opus Dei).

    En enero de 1956 aparece el primer número de la revista mensual
    Punta Europa (1956-1967), de la que Vicente Marrero fue director hasta 1966. Intervino también en Ediciones Punta Europa.

    En 1957 es Secretario de la Asociación «Menéndez Pelayo», de la que fue uno de los fundadores (además de Vicente Marrero, pertenecían a la Junta Nacional de esta entidad: Rafael Balbín Lucas, Alejandro Díez Macho, Lucas María de Oriol, Antonio Millán Puelles, Antonio González Alvarez, Vicente Rodríguez Casado, Eustaquio Guerrero, Gonzalo Fernández de la Mora, Juan Iglesias Santos, Arsenio Pacios, José Simón Díaz, Emilio Sáez)

    En 1958 asiste en Bochum (Alemania) al Katolikentag.

    En 1959 obtiene el Premio 18 de Julio, por su libro El enigma de España en la danza española.

    En 1961 publica, en Ediciones Punta Europa, un libro de 683 páginas que alcanza notable repercusión en su momento: La guerra española y el trust de cerebros (mereció una segunda edición al año siguiente). El final del prólogo (pág. 27) relaciona las personas entre las que se movía su autor: «Por estar este libro, como dijimos, íntimamente vinculado a la revista
    Punta Europa, no sólo en su gestación, sino en su total desarrollo, queremos en primer término agradecer la colaboración del impulsor, sostén y animador de esta arriesgada empresa cultural, Lucas María de Oriol y Urquijo –luchador antes, a lo largo de y después de la guerra española–, sin cuya ayuda, estímulo y asesoramiento no se hubiera publicado, ni los artículos que fueron su origen. Igualmente a los íntimos colaboradores de la revista Carlos Murciano, Domingo Paniagua, que entre otras cosas me han ayudado a leer y corregir las pruebas, así como a otros buenos amigos a quienes he consultado en más de un punto importante: José M. Ramón de San Pedro, Ramón Serrano Guzmán, Manuel Garrido, Román Perpiñá, Francisco Javier Lizarza, Mariano del Mazo... A todos ellos mi más cordial agradecimiento.»

    http://www.filosofia.org/ave/001/a150.htm
    Última edición por ALACRAN; 13/08/2020 a las 19:42
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  3. #3
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,715
    Post Thanks / Like

    Re: “La guerra española y el trust de cerebros” (1961) de Vicente Marrero

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Índice del libro “La guerra española y el trust de cerebros”(Punta Europa, Madrid, 1961), para indicar la línea de pensamiento del autor y las claves del problema:

    INTRODUCCIÓN.
    GESTACIÓN HISTÓRICA DE LA POLÉMICA ESPAÑOLA.

    I. ANTECEDENTES REMOTOS.
    Los entronques más lejanos de la polémica
    La literatura de nuestro declive.
    El Impacto de los Tratados de Westfalia: tres libros de 1648.
    El siglo XVIII.
    El siglo XIX.
    La guerra de la Independencia.
    El gran salto.
    La cuestión social y el siglo XIX

    II. ANTECEDENTES PRÓXIMOS: LA II REPÚBLICA, HECHO DECISIVO
    La persecución a la Iglesia.
    Persecución al Ejército.
    La II República y la agitación social.
    Los separatismos.
    El separatismo catalán.
    El separatismo vasco.
    La II República y los intelectuales.

    III. ¿EL FINAL DE LA ÉPOCA LIBERAL?
    La II República o la imposibilidad de convivencia.
    Convivencia laica y convivencia cristiana.
    Puntualizaciones sobre la Institución Libre de Enseñanza
    El juicio de un liberal

    PRIMERA PARTE.
    ESTADO DE LA CUESTIÓN EN 1936.


    I. LA GUERRA ESPAÑOLA, ¿FUE UNA CRUZADA?
    El término Cruzada.
    El desbordamiento de la legalidad republicana por el extremismo revolucionario.
    El carácter popular de la Cruzada o el fracaso del pronunciamiento e irrupción de la guerra ideológica.
    Textos autorizados sobre el estado de la cuestión.
    Polémica sobre la Cruzada: Maritain-Menéndez Reigada O.P.
    La verdad se impone.

    II. LA GUERRA ESPAÑOLA Y LA NUEVA CONCIENCIA OCCIDENTAL
    Un juicio de Chesterton en 1933.
    La guerra española y la nueva conciencia intelectual del mundo.
    Signos y significaciones.
    El significado último.
    El trust de cerebros y el Alzamiento de 1936.
    Visión de los emigrados de nuestra guerra.
    Visión de nuestra guerra desde la tradición española.
    La realidad como historia y estilo.
    La poesía y la guerra española.
    La poesía roja
    La poesía del sector nacional.

    III. EL ALZAMIENTO POR DENTRO O TRASCENDENCIA DE LOS PRIMEROS PASOS
    Movimiento cívico-militar
    Los requetés.
    «Acción Española».
    Falange.
    Comentario al «ni de derechas ni de izquierda».
    El diseño medular.

    IV. CLIMA ESPIRITUAL DE LOS MOMENTOS INICIALES DEL ALZAMIENTO
    Los primeros momentos.
    Un artículo de Mons. Zacarías de Vizcarra.
    Cómo empieza a ceder la tensión espiritual.
    La revista «Jerarquía».
    La revista «Escorial».

    V. LA ASCENDENCIA INTELECTUAL DE LA FALANGE
    José Antonio y la influencia de Ortega.
    El espíritu de José Antonio.
    Familia, municipio, sindicato.
    La invariabilidad de procedimientos en perspectivas distintas.
    El empleo de la palabra revolución.
    La idea de destino en Nietzsche y Ortega.
    La adecuación del ingrediente tradicional en el pensamiento de José Antonio: Morente y Mella.
    Cuando políticamente menos es más.

    SEGUNDA PARTE.
    LA LÍNEA DISCREPANTE, O SOBRE LA MINORÍA ASTILLADA DE 1936.


    I. LOS INTELECTUALES DE LA LLAMADA GENERACIÓN DE 1936
    La actitud de «puente» o «de mano tendida».
    Un artículo de Benavente.
    La política y los intelectuales de la generación de 1936.
    Nueva política desde el Ministerio de Educación Nacional.
    ¿Cuál es la importancia de la llamada generación intelectual de 1936?
    El verdadero problema: la significación de la guerra española y nuestros intelectuales.

    II. LA MINORÍA ASTILLADA Y EL ESPÍRITU DE CONCORDIA
    El pathos de la escisión.
    La guerra española y la escenificación de las dos Españas, o lo que opinaría un político.
    El olvido de nuestra guerra: un ensayo de su explicación.
    Diferencia entre concordia y paz, o lo que opinaría un teólogo.
    La simultaneidad de dos voluntades distintas, o lo que opinaría un psiquiatra.
    Ortega y las guerras civiles.
    La tradición de decir «sí» y «no».
    El concepto nihilista de la transigencia.

    III. LA CLAVE DE NUESTRA HISTORIA MÁS RECIENTE
    ¿Evolución hacia la normalidad?
    España y los moldes extranjeros.
    La omisión de la clave.
    Explicando coincidencias.
    Antes y después de la guerra de 1936.
    ¿Un bastión del catolicismo que se desmorona?

    IV. ESPAÑA Y EL VERDADERO EUROPEÍSMO
    ¿Quiénes son los europeos? ¿Los liberales o los tradicionalistas?
    Las palabras mágicas del nuevo europeísmo, o reflejos y reflexiones.

    V. LA LUCHA POR LOS SÍMBOLOS Y SU COMPRENSIÓN
    La primavera de los viejos.
    La demagogia en torno a dos antípodas.
    La comprensión como problema.
    El binomio Ortega-Menéndez Pelayo, o el acento de una comprensión.
    Orteguismo y unamunismo.

    TERCERA PARTE.
    LA LÍNEA ÁUREA Y MAYORÍA DE EDAD DE LA GENERACIÓN QUE HIZO LA GUERRA.

    I. MAYORÍA DE EDAD DE LA GENERACIÓN QUE HIZO LA GUERRA
    Las tres etapas del régimen.
    Hitos intelectuales.
    El paso de los años
    El paso de las juventudes.
    La presencia del Opus Dei.
    La minoría activa de 1948.

    II. EL JANO BIFRONTE DE LA ESPAÑA CONTEMPORÁNEA: MENÉNDEZ PELAYO-MAEZTU
    «Entre los muertos vivo».
    El «nacionalismo» de Menéndez Pelayo.
    El 98 y Menéndez Pelayo.
    Las minorías intelectuales de la España de la postguerra en la encrucijada Menéndez Pelayo-98.
    Entre los vivos un muerto.
    Maeztu en la encrucijada de cuatro minorías.
    Maeztu, hombre de fundamentos.
    Menéndez Pelayo-Maeztu, o las dos caras de Jano.
    ¿Quiénes son las autoridades?

    III. LA LÍNEA ÁUREA Y LA VISIÓN CARICATURESCA DE LA OTRA ESPAÑA
    El esperpento de la «otra España», según Valle Inclán.
    Américo Castro y Madariaga niegan la existencia de las dos Españas.
    La política de mano tendida hacia la “otra España”.

    IV. EL NUEVO VOCABULARIO EN LA ESPAÑA DE LA POSTGUERRA
    La evolución del sindicalismo español.
    La conciencia económica española.
    La nueva mentalidad económica y social.

    V. APUNTES SOBRE LA REPERCUSIÓN DE LA GUERRA ESPAÑOLA EN IBEROAMÉRICA
    Cómo vivió Iberoamérica la guerra española.
    La emigración roja española e Iberoamérica.
    Iberoamérica en la hora sensacional del mundo.
    Iberoamérica y el clero español.

    EPÍLOGO.
    A LOS VEINTICINCO AÑOS DEL ALZAMIENTO
    Veinticinco años después.
    ¿De qué se trata? o el fin del ciclo liberal español.
    El lento proceso de homogeneización, o hacia el Estado católico.
    El proceso de homogeneización y la cuestión dinástica.
    El proceso de homogeneización y el general Franco.
    Los obstáculos, o entre la internacional marxista y la progresista.
    Nuestro frente intelectual y la crisis del intelectual.
    Un cauce problemático o el problema de las generaciones.
    Meditación sobre las rocas, o cuando las piedras hablan.

    Última edición por ALACRAN; 13/08/2020 a las 19:49
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Periodista asegura que la CIA planeó un atentado contra Franco en 1961
    Por Cinco Rosas en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 17/03/2015, 00:24
  2. Guerra en el África española
    Por Hyeronimus en el foro Otras Zonas
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 26/07/2013, 12:53
  3. Guerra Civil española, cuestiones
    Por Defensor_fidei en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 29
    Último mensaje: 16/12/2009, 13:46
  4. Duda de la guerra de sucesion española
    Por CRUZADO en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 26/04/2007, 00:33
  5. Carteles de la Guerra Civil Española
    Por Lo ferrer en el foro Cultura general
    Respuestas: 19
    Último mensaje: 23/04/2006, 13:06

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •