Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 3 de 3 PrimerPrimer 123
Resultados 41 al 48 de 48

Tema: Tentar a Dios (Luis Ortiz y Estrada)

  1. #41
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,443
    Post Thanks / Like

    Re: Tentar a Dios (Luis Ortiz y Estrada)

    Aunque Franco hubiese utilizado como último "argumento" definitivo para no considerar a Don Javier como hijo de español (y, por lo tanto, también como español), el "argumento" de que Don Roberto no tenía reconocida la nacionalidad española por el Estado liberal; incluso en ese caso, digo, tampoco Franco hubiese tenido razón, ya que el Estado liberal sí dio a Don Roberto la condición de Infante de España (y, por lo tanto, la condición de español que lleva consigo): Decreto 19-V-1854.pdf.
    Esa nacionalidad está concedida en 1854, cuando toda la Familia Borbón-Parma reconocía como reina de España a doña Isabel II; pero entiendo que quedaría sin efecto en cuanto don Roberto de Parma HIZO ARMAS contra la dinastía liberal en la Tercera Guerra Carlista. De ahí que SU HIJO, don Elías de Borbón-Parma TUVIERA que pedir la nacionalidad española en 1920 a Alfonso XIII, como he puesto más arriba:

    https://www.boe.es/datos/pdfs/BOE/19...0704-00704.pdf


    O que su nieto, don Carlos Hugo, tuviera que pedírsela a don Juan Carlos en 1979:

    https://www.boe.es/boe/dias/1979/01/...0346-00346.pdf

    https://www.boe.es/boe/dias/1979/01/08/index.php?e=4810

    Por tanto, don Javier NO TENÍA LEGALMENTE la nacionalidad española; ni en tiempos de Alfonso XIII ni en tiempos de Franco, tal como afirma el Gobierno Español en 1969 con motivo de su expulsión:

    https://linz.march.es/documento.asp?reg=r-15790

    Recuerdo perfectamente esa conversación. Y sigo conservando mi juicio crítico hacia el almanaque de Gotha, pero no por la razón que usted aduce: la falta de derechos dinásticos de la rama Borbón-Busset en el seno de la Monarquía francesa; ya que eso no es más que una cuestión puramente interna del derecho monárquico francés, que no afecta para nada a la cuestión concreta que estamos tratando aquí acerca de los matrimonios desiguales, que es una cuestión del derecho monárquico español.
    Bueno, yo ya me he pronunciado sobre la Casa de Borbón-Busset y no voy a repetirme. Insistir en este punto me parecería de mal gusto por mi parte.

    Pues vaya respuesta más decepcionante y tan poco aclaradora: resulta que, según usted, una de las "razones" por las que Franco decide aceptar escoger e iniciar, con el representante liberal de la dinastía liberal-revolucionaria, conversaciones, relaciones, pactos, tratos, etc., favorecedores de la susodicha dinastía, a partir de 1948 (y continuando al mismo tiempo con su rechazo hacia el representante de la dinastía legítima tradicional española), es porque en esa fecha sí se fiaba de uno y no se fiaba del otro.
    Lamento su decepción, pero YO NO HE DICHO que se fiara de don Juan y no se fiara de don Javier; he dicho que llevándose mal con don Juan se llevaba aún MUCHO PEOR con don Javier, que son DOS COSAS BIEN DISTINTAS. Así afirmé:

    Y dado que entonces TODOS IBAN DE TRADICIONALISTAS mejor que no se fiase de ninguno...que "obras son amores, y no buenas razones".

    Fiarse, no se fiaba de ninguno de los dos, pero al menos don Juan tuvo la prudencia de no haber discutido la autoridad de Franco durante la guerra (por las consecuencias gravísimas que eso conlleva) con motivo del Decreto de Unificación. Eso es lo que yo modestamente OPINO.



    argumento ad hominem

    1. m. Fil. argumento que se funda en las opiniones o actos de la misma persona a quien se dirige, para combatirla o tratar de convencerla.

    Veo que usted no está familiarizado con el significado de un argumento ad hominem. Así que se lo transcribo del Diccionario de la RAE:
    Si es usted incapaz de reconocer el uso de un argumento ad hominem por parte de Don Javier contra los liberales juanistas y orleanistas (QUE ES A QUIENES SE ESTÁ DIRIGIENDO EN SU COMUNICADO, Y SÓLO A ELLOS), eso es problema suyo. Como ya dije, esto ya quedó suficientemente contestado en otra ocasión (ver aquí y aquí).
    Es decir, AFIRMA usted que don Javier emplea falacias en sus argumentos (y yo además no soy capaz de "entenderlas")....

    Y si algo está escrito en la prensa francesa, pero va dirigido a orleansistas y liberales juanistas ¿no vale pare el resto del mundo?.

    Sigue el absurdo de otra discusión INSÓLITA en este Foro.
    Última edición por DOBLE AGUILA; Hace 4 semanas a las 21:52

  2. #42
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,722
    Post Thanks / Like

    Re: Tentar a Dios (Luis Ortiz y Estrada)

    Cita Iniciado por Martin Ant Ver mensaje
    Pero es que yo no preguntaba por un acontecimiento ocurrido en 1969, sino que preguntaba acerca de un acontecimiento decisivo ocurrido en 1948. Nada más.
    Nada más no, hay que ver la que ha liado usted con una pregunta absurda en este sitio, desoyendo cualquier argumento, exigiendo poco menos que responsabilidades a quienes no tienen ninguna.

    Además, esto no es algo acaecido en 1969, sino un largo proceso iniciado veinte y hasta treinta años antes, e invito a cualquier que pase por aquí a leer todo lo expuesto en este hilo. Es obvio que Franco sabía sobradamente mejor que cualquier especulación que aquí se haga cuál era la naturaleza de esa pareja de padre hijo D.Javier y D. Hugo y no creo que le fuese difícil la decisión de a quien eliminar. Ya he dicho en diversas ocasiones que elegir a Juan Carlos fue un error,el mayor de todo su mandato, pero tuvo un gran acierto excluyendo a los Borbón-Parma. Y sobre las múltiples razones que pudo tener, la misma trayectoria de D. Javier y de su hijo todo habla por sí mismo y en este hilo está bien expuesto.


    El revolucionario rey Don Javier traicionó al legitimismo


    Le pido disculpas, Valmadian, si se ha sentido ofendido porque yo supuestamente le haya ignorado y no le haya respondido a sus preguntas, pero es que yo no vi que usted me preguntara nada, o quizás se me pasó la pregunta en concreto.
    Claro, y yo me chupo el dedo o voy con chupete. Hay incoherencia en que usted que no me ha respondido a "sus preguntas" -plural-, con que se le haya pasado la pregunta en concreto. Han sido VARIAS y usted no ha respondido a ninguna.

    De haberla visto, con mucho gusto le habría respondido a usted, por supuesto. Si usted me puede citar aquí otra vez la pregunta en concreto que me formuló en este hilo y que a mí se me pasó ver, yo con gusto se la contesto, faltaría más.
    Y yo le recomiendo a usted que se ponga las gafas a la hora de leer y está de sobra que yo tenga que volver a plantearle pregunta alguna aquí, ¡léase mis mensajes!, ¿o acaso cree que no tengo nada mejor que hacer que estar aquí atendiendo a sus particulares problemas con la historia?

    Le he dicho también, por activa y por pasiva, que lea usted las 688 páginas, con sus 77 anexos documentales de La larga marcha hacia la monarquía de Laureano LOPÉZ RODÓ, y no sé qué es lo que no entiende usted, aunque creo que yo sí, y es que los contenidos de dicha publicación no se ajustan a sus particulares y personales criterios y que usted hubiese preferido que la elección hubiera sido otra, algo que yo siempre celebraré que no ocurriera. Pues vuelvo a indicarle lo mismo: lea dicha publicación escrita por un protagonista y testigo directo de los hechos.
    Última edición por Valmadian; Hace 4 semanas a las 21:37
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  3. #43
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,722
    Post Thanks / Like

    Re: Tentar a Dios (Luis Ortiz y Estrada)

    Probablemente la causa de la decisión de Franco de elegir a un miembro de la familia liberal para sucederle -un error en mi opinión tal y como la propia Dña Carmen Polo de Franco afirmó en audiencia privada ante un grupo de personas encabezadas por el Sr.Don Jaime Alonso-, estuvo en las filas de quienes controlaban el Carlismo en aquellos días, así como en las actitudes nada nobles de los presuntos representantes de la Dinastía legítima. Y no lo digo yo, pues en sobradas ocasiones así se ha demostrado. Si bien en mi opinión Franco se equivocó dejando la sucesión a quien se la dejó, acertó plenamente rechazando a quienes no debían de ningún modo acceder a la máxima institución del Estado. Lo quieran entender o no, así y entender también Agamenón y su porquero. Pero no soy yo el único que lo dice, afortunadamente ya había entonces quien se daba cuenta dentro del Carlismo. Y es que no hacía falta ser muy ducho para ver el talante de los susodichos.


    "Señor.

    La Comunión Tradicionalista, constituida en Madrid por antiguos miembros de la Juventud y del Requeté, se ha dirigido varias veces al Príncipe Don Javier de Borbón, Regente de la Comunión para que no demorara más aún la designación del Príncipe de <<mejor derecho>> que, de acuerdo con lo que preceptuaba el testamento de nuestro último Rey Don Alfonso Carlos (q.s.g.h.), uniera a su legitimidad de origen el reconocimiento pleno de los Principios Tradicionalistas dando lugar a la solución del problema dinástico, que durante más de un siglo ha tenido divididos a los monárquicos españoles.

    Todos unidos a nuestro Rey, podríamos conseguir la instauración de la Monarquía en nuestra Patria.

    Han sido desoídas nuestras peticiones, y hemos sido sorprendidos el día cinco del mes actual, por la presentación en Montejurra del Príncipe Don Hugo de Borbón Parma que, en nombre de su padre, <<el Rey Don Javier>>, se ha titulado a sí mismo Príncipe de Asturias.


    Los actos realizados a través de los úlimos veinte años por Don Javier, sus vacilaciones, sus gravísimas decisiones, y suscesivas rectificaciones, nos hicieron pensar en determinados momentos, que la línea de conducta del Príncipe y sus consejeros no era la adecuada , sobre todo, , lo necesaraimente fiel a nuestros principios. No obstante, esperábamos una definitiva rectificación , y como consecuencia, la solución de nuestras dificultades en cuanto al orden dinástico se refiere.

    Hemos sido defraudados. El pasado acto de Montejurra nos ha hecho perder la esperanza, y al mismo tiempo, comprobar como hemos sido víctimas del engaño por quien era depositario y custodio de nuestros principios.
    A la vista de ello,hemos repudiado el acto realizado por Don Javier y su hijo Don Hugo en Montejurra, retirándoles toda nuestra confianza , en escrito que se le ha dirigido y haremos público, no reconociéndole su Jefatura y Regencia al haber sido la primera, nefasta para los intereses de la Comunión Tradicionalista y haber caducado la segunda al no haber dado cumplimiento fiel al Testamento Político de Don Alfonso de Borbón y Austria-Este (q.s.g.h.)



    No hacen falta mayores argumentos, los causantes, los responsables y, por ello, culpables de la elección de Franco queda de manifiesto que fueron los que debiendo representar y defender los principios de la Tradición carlista, fueron los mismos que controlaban, o eso pretendieron, el propio Carlismo con actitudes e intentios de manipulación claramente revolucionarios. ¿Cómo iba Franco a dejar el futuro de España en manos de semejantes elementos? Y, para colmo, no le dejaron mucho donde elegir. Pero sigamos con el escrito...


    En esta situacion, Señor, en nombre de la auténtica Comunión Tradicionalista de Madrid, y en el de los núcleos de Carlistas de distintas regiones de España, que nos han otorgado su representación, nos dirigimos a Vuestra Augusta Persona, reconociéndole como Príncipe de mejor derecho, por su descendencia directa por línea de varón del Señor Infante Don Francisco de Paula de Borbón.

    Aspiramos, Señor, a que la Monarquía que se instaure en España sea católica, social, representativa, nacional y hereditaria, enunciados y síntesis de la Monarquía Tradicional, la cual, adaptada a las realidades presentes, es la única reserva que España tiene para que su futuro discurra por caminos de paz y de prosperidad, en el juego armónico de instituciones permanentes, que garaticen el respeto a la persona y a las sociedades infrasoberanas, así como la justicia, y la participación de todos los españoles en la vida pública, encarnación política y social del espíritu del Glorioso Alzamiento Nacional del dieciocho de Julio de mil novecientos treinta y seis.

    Si estos Principios, de los que en distintas ocasiones os habéis hecho mantenedor , son, como esperamos, los que representáis, consideraremos unida a Vuestra Augusta Persona la legitimidad de ejercicio, lo que permitirá al Tradicionalismo español aclamaros como Rey, logrando así la unión de todos los españoles en un solo sentimiento monárquico, que, con la ayuda de Dios, nos conducirá a la instauración en nuestra querida Patria, de la verdadera, católica y Tradicional Monarquía Española."

    ANEXO 32. ESCRITO DE LA JUVENTUD TRADICIONALISTA

    Laureano LÓPEZ RODÓ. (Op., cit.) página 565


    No creo que haya lugar a duda alguna. Los mismos términos del escrito hablan alto y claro, y demuestran que NO fue un error de 1969 en Montejurra. PARA NADA, fue el colofón de toda una serie de maniobras para hacerse con el Trono de España sin merecerlo, pues no basta con las dos legitimidades, también las conductas han de ser acordes con las mismas.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  4. #44
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Tentar a Dios (Luis Ortiz y Estrada)

    Esa nacionalidad está concedida en 1854, cuando toda la Familia Borbón-Parma reconocía como reina de España a doña Isabel II; pero entiendo que quedaría sin efecto en cuanto don Roberto de Parma HIZO ARMAS contra la dinastía liberal en la Tercera Guerra Carlista. De ahí que SU HIJO, don Elías de Borbón-Parma TUVIERA que pedir la nacionalidad española en 1920 a Alfonso XIII, como he puesto más arriba:

    https://www.boe.es/datos/pdfs/BOE/19...0704-00704.pdf
    Por tanto, don Javier NO TENÍA LEGALMENTE la nacionalidad española; ni en tiempos de Alfonso XIII ni en tiempos de Franco, tal como afirma el Gobierno Español en 1969 con motivo de su expulsión:

    https://linz.march.es/documento.asp?reg=r-15790
    En puridad, desde 1872 Carlos VII levantó armas contra Amadeo de Saboya y contra la República, liberando varios territorios de la Península. En ellos llevaba reinando, no sólo de derecho, sino también de hecho, casi tres años, cuando de repente apareció Don Alfonso en Enero de 1875 y fue él quien levantó armas contra su Rey legítimo.

    Usted dice que el hecho de que Don Roberto, en el lance bélico, estuviera del lado de Carlos VII, le habría supuesto la pérdida tácita de la nacionalidad española que le concedió la "legalidad" liberal. Pero los hechos posteriores del régimen alfonsino llevan a inducir más bien lo contrario.

    En primer lugar, tendría sentido suponer la pérdida tácita de la nacionalidad si la dinastía liberal hubiera seguido rigiéndose según la legalidad tradicional española. Pero desde el momento en que han ido sometiéndose a las distintas Constituciones de los sucesivos regímenes revolucionarios, es claro que para ella no tenía vigor ni vigencia la susodicha legalidad tradicional. En el caso concreto del primer Alfonso, fue Cánovas del Castillo el que decidió instaurar de cero una nueva "monarquía", reavivando para ello a la dinastía liberal felizmente muerta y enterrada en 1868 (exactamente igual a lo que haría Franco después, instaurando también una nueva "monarquía" rompedora con el pasado, reavivando para ello a la dinastía liberal felizmente muerta y enterrada en 1931).

    Por lo tanto, con Cánovas nos encontramos con una nueva "legalidad" que rompe con las anteriores, y, por lo tanto, entiendo que para que Don Roberto hubiera perdido su nacionalidad española el régimen alfonsino tendría que haber expedido un "Decreto" expreso de revocación de la misma. Esto es lo que sí le ocurrió, por ejemplo, a Alfonso "XIII", a quien la II República le quitó expresamente la nacionalidad española por "Ley" de 26 de Noviembre de 1931, y a quien Franco se la volvió a otorgar en 1938 (Ley 1938 concediendo nacionalidad Alfonso.pdf).

    En segundo lugar, todo esto queda corroborado por el "Decreto" de 1920 en favor de D. Elías que usted trae a colación. En esa disposición no se le "otorga" a D. Elías la nacionalidad española, sino que le "reconoce" la nacionalidad española. Esto demuestra que D. Roberto no perdió la nacionalidad española que le dio a él la "legalidad" liberal, ya que su hijo D. Elías la heredó. Si D. Elías no hubiese heredado la nacionalidad española de su padre, entonces el Gobierno alfonsino le habría tenido que otorgar o constituir la nacionalidad española; pero ahí lo único que se hace es reconocérsela públicamente. A alguien se le "da" o se le "otorga" algo, cuando éste no lo tiene. En cambio, a alguien se le "reconoce" algo cuando éste YA LO TIENE. Y, además, no dejaría de ser absurdo que, siendo D. Elías y D. Javier hijos de un mismo padre, uno heredera la nacionalidad española de su padre y el otro no. El reconocimiento por el régimen alfonsino de que D. Elías nació español, no deja de ser, a su vez, un reconocimiento implícito de que D. Javier también nació español.

    Por lo tanto, reitero lo que dije en mi mensaje anterior: aun cuando Franco hubiese utilizado la "legalidad" liberal como "argumento" para la "no españolidad" de D. Javier, incluso en ese caso no habría tenido razón, ya que esa misma "legalidad" liberal abogaba (tanto explícita como implícitamente) en favor de la realidad de la españolidad de D. Javier.

    Lamento su decepción, pero YO NO HE DICHO que se fiara de don Juan y no se fiara de don Javier; he dicho que llevándose mal con don Juan se llevaba aún MUCHO PEOR con don Javier, que son DOS COSAS BIEN DISTINTAS. Así afirmé:

    Y dado que entonces TODOS IBAN DE TRADICIONALISTAS mejor que no se fiase de ninguno...que "obras son amores, y no buenas razones".

    Fiarse, no se fiaba de ninguno de los dos, pero al menos don Juan tuvo la prudencia de no haber discutido la autoridad de Franco durante la guerra (por las consecuencias gravísimas que eso conlleva) con motivo del Decreto de Unificación. Eso es lo que yo modestamente OPINO.
    Ya. Bueno. Y yo simplemente le reitero el hecho de que NO TODOS IBAN DE TRADICIONALISTAS hasta 1948, sino que esa descripción podía tener sentido aducirla respecto a uno (D. Juan), pero no con respecto al otro (D. Javier), teniendo en cuenta sus respectivas trayectorias públicas hasta 1948 (por un lado, lealtad de D. Javier a los sucesivos Reyes legítimos españoles, a los Principios del Real Decreto de Enero de 1936, y al pacto fundacional del 18 de Julio; y por otro lado, obstinada e impenitente lealtad de D. Juan al demoliberalismo de sus antecesores de la dinastía liberal-revolucionaria).

    Respecto a lo de la no aceptación del Partido Único FET de las JONS creado por Franco, reitero lo mismo. La trayectoria pública de D. Javier y D. Juan de abierto rechazo al mismo hasta 1948 es clara y no supone, en este punto concreto, ninguna diferencia esencial entre ambos.

    Otra cosa es que usted considere que D. Javier no tenía razón ninguna para oponerse a una medida política que constituía una flagrante contradicción y violación del pacto fundacional del 18 de Julio, uno de cuyos postulados exigía claramente la inexistencia total y absoluta de ningún partido político, pero eso es otra historia. Precisamente lo que quedó demostrado durante la Guerra fue la colaboración incondicional en materia militar por parte de D. Javier, pues nunca dio a los requetés la contraorden de desmovilización de los mismos, a pesar de que le sobraban los motivos para ello debido a las inauditas medidas que empezó a tomar Franco contra los legitimistas en plena Guerra (expulsión de Fal Conde por la erección de una Academia Militar que contaba con la expresa aprobación del General Mola; expolio al estilo soviético de la propiedad privada de los legitimistas: inmuebles, publicaciones, etc.; expulsión del propio D. Javier tras una gira exitosa en Diciembre de 1937 por varios territorios de la Península con entusiasmo y levantamiento de la moral de las multitudes legitimistas; etc...).

    Es decir, AFIRMA usted que don Javier emplea falacias en sus argumentos (y yo además no soy capaz de "entenderlas")....

    Y si algo está escrito en la prensa francesa, pero va dirigido a orleansistas y liberales juanistas ¿no vale pare el resto del mundo?.

    Sigue el absurdo de otra discusión INSÓLITA en este Foro.
    No. Una cosa es la falacia ad hominem, y otra cosa diametralmente distinta es el argumento ad hominem, que es el único al que yo me estaba refiriendo.

    Usted se obstina en una interpretación particularista que no tiene nada que ver con el sentido que se desprende del texto del comunicado de D. Javier. Este comunicado de D. Javier, nada más aparecer, fue ampliamente difundido entre las publicaciones de los legitimistas, y totalmente silenciado en las publicaciones de los juanistas. Lo que sí resulta insólito es que todo el mundo (legitimistas y antilegitimistas) comprendiera perfectamente el sentido que se desprende claramente de la simple y llana lectura del texto, y usted se empecine con su pintoresca y novedosa interpretación (que nadie vio, salvo usted) acerca de un supuesto reconocimiento de la legitimidad de D. Alfonso por parte de D. Javier. Pero en fin, para aficiones no hay nada escrito.


    .
    Última edición por Martin Ant; Hace 4 semanas a las 11:28

  5. #45
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Tentar a Dios (Luis Ortiz y Estrada)

    Además, esto no es algo acaecido en 1969, sino un largo proceso iniciado veinte y hasta treinta años antes
    TOTALMENTE DE ACUERDO CON USTED EN QUE FUE UN PROCESO INICIADO MUCHÍSIMO ANTES DE 1969.

    Por eso yo me he retrotraído al decisivo origen de todo ese proceso, y por eso mis preguntas se relacionaban con el decisivo origen de ese proceso, concretándolo en el año de 1948, que es el año en que Franco opta, escoge, elige al representante de la dinastía liberal-revolucionaria (rechazando al mismo tiempo al representante de la otra dinastía legítima tradicional), como único interlocutor válido para iniciar sus decisivos contactos, entrevistas, relaciones, tratos y pactos en favor de los miembros de la dinastía-liberal, que gozarán, a partir de entonces en adelante, en virtud de esos tratos y pactos, del favor oficial del régimen franquista.

    No voy a reiterar la pregunta, porque creo que ya se ha respondido todo lo que podía responderse al respecto. Pero sí me gustaría expresar, finalmente, la conclusión a la que yo he podido llegar, teniendo en cuenta además todas las respuestas que se han dado sobre el asunto. Mi conclusión es que la explicación más razonable para tratar de comprender por qué Franco decidió escoger como sujeto válido de diálogo y de pactos, a partir de 1948, a la dinastía liberal-revolucionaria (rechazando al mismo tiempo a la otra dinastía legítima tradicional), fue simple y llanamente por puros prejuicios ideológicos apriorísticos en favor de la susodicha dinastía liberal-revolucionaria, y nada más.

    Dicho con otras palabras, ningún acto realizado ni ninguna palabra pronunciada por ninguno de los representantes de ninguna de las dos dinastías, habría supuesto nunca influencia de ningún tipo en Franco acerca de una decisión que se basaba pura y exclusivamente en prejuicios apriorísticos. Daba igual que los actos de los miembros de la dinastía liberal-revolucionaria fueran todo lo heterodoxos que se quieran: Franco no habría dejado nunca de dirigirse a la dinastía liberal-revolucionaria. Del mismo modo, hubiera dado igual la hipótesis de que todos lo miembros de la dinastía legítima tradicional hubieran permanecido durante toda su vida en perfecta ortodoxia socio-política tradicional (tanto de palabras como de actos), pues aun así jamás Franco se habría fijado nunca en ellos a la hora de tomar su decisión en favor de la dinastía liberal.

    Dejando aparte los datos y respuestas que han ido apareciendo a lo largo del hilo, lo que me terminó de convencer definitivamente de que la decisión de Franco de 1948 en favor de la dinastía liberal-revolucionaria se basó exclusivamente en simples y meros prejuicios ideológicos revolucionarios apriorísticos, fue lo de la llamada "cuestión española".

    En todos los mensajes anteriores he estado diciendo que, hasta 1948, D. Javier y D. Juan no se diferenciaban en su pública oposición al Régimen franquista, y que la única diferencia esencial entre ambos era que el primero realizaba esa oposición desde un posicionamiento socio-político tradicional, mientras que el segundo lo hacía desde un posicionamiento socio-político demoliberal. Pero quisiera traer a colación otra diferencia esencial que también se produjo entre la oposición realizada por D. Javier y la oposición realizada por D. Juan.

    Como todo el mundo sabe, la llamada "cuestión española" consistió en una campaña internacional contra los españoles peninsulares que culminaría con la retirada de los embajadores en Diciembre de 1946. ¿Cuál fue la reacción de D. Javier y D. Juan al respecto?

    Don Javier dio orden inmediata de suavizar al máximo posible la oposición hacia el Régimen franquista, estableciendo una especie de tregua con el mismo en tanto en cuanto durase la campaña internacional contra los españoles. Esta práctica de D. Javier no era novedosa, sino que siempre había constituido algo habitual y usual en las políticas de oposición de los Reyes Legítimos españoles contra los sucesivos regímenes revolucionarios (uno de los ejemplos más paradigmáticos fue la carta de Carlos VII a Alfonso "XII", en Noviembre de 1875, ofreciéndole una tregua para solucionar las revueltas separatistas cubanas que se estaban produciendo en aquel entonces por incitación de la llamada República de los Estados Unidos).

    Don Juan, por el contrario, aprovechó la circunstancia de la presión internacional contra los españoles para reforzar y aumentar aún más su oposición hacia el Régimen de Franco (si es que podía reforzarse o aumentarse aún más), en una actitud política que, no siendo yo muy aficionado a los epítetos personales, no me puedo resistir a calificar de auténticamente miserable y repugnante.

    ¿Es que no estaba a la vista de Franco la actitud que desarrollaron entonces los unos y los otros? ¿No fue ésa una circunstancia o coyuntura providencial para que Franco pudiera ver claramente por fin quiénes eran verdaderos defensores abnegados de los auténticos intereses de las Españas (aunque fuera con una actitud razonablemente crítica hacia las políticas desarrolladas por Franco hasta entonces), y quiénes eran simples y meros defensores de sus puros intereses personales aunque ello conllevara el hundimiento de las Españas bajo la presión internacional? Que Franco, a la vista de este comportamiento substancialmente distinto de ambas dinastías en esa importantísima coyuntura, terminara optando finalmente en favorecer a partir de 1948 a la dinastía liberal-revolucionaria, constituye para mí el ejemplo más claro de que Franco, en todo este asunto, se movía pura y exclusivamente por prejuicios ideológicos revolucionarios apriorísticos que nada tenían que ver con las palabras y actos de unos y de otros.


    .
    Última edición por Martin Ant; Hace 4 semanas a las 11:35
    Kontrapoder dio el Víctor.

  6. #46
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,722
    Post Thanks / Like

    Re: Tentar a Dios (Luis Ortiz y Estrada)

    Cita Iniciado por Martin Ant Ver mensaje
    TOTALMENTE DE ACUERDO CON USTED EN QUE FUE UN PROCESO INICIADO MUCHÍSIMO ANTES DE 1969.
    Pese a que usted ha querido dejar sentado que SU querido D. Javier era el perfecto candidato a ser elegido por Franco y por ello destacó lo de 1969, fecha que yo no me he inventado, ni responde a un sentido metafórico, sino al de la puesta en escena del acto final de los que usted se queja no fueron los electos.

    Y, por ello, de eso nada y la respuesta está en todo el desarrollo de este absurdo hilo que usted inició, que como le han fallado varios en el mismo sentido vuelve a la carga, como siempre hace, se pueden ver en este mismo foro "Política y Sociedad"-, y para ello basta con molestarse en repasarlo a efectos de su comprobación ya que tiene usted un repertorio muy concreto y siempre va a lo mismo.

    Por eso yo me he retrotraído al decisivo origen de todo ese proceso, y por eso mis preguntas se relacionaban con el decisivo origen de ese proceso, concretándolo en el año de 1948, que es el año en que Franco opta, escoge, elige al representante de la dinastía liberal-revolucionaria (rechazando al mismo tiempo al representante de la otra dinastía legítima tradicional), como único interlocutor válido para iniciar sus decisivos contactos, entrevistas, relaciones, tratos y pactos en favor de los miembros de la dinastía-liberal, que gozarán, a partir de entonces en adelante, en virtud de esos tratos y pactos, del favor oficial del régimen franquista.
    Usted elige ese año, y yo por enésima vez le recuerdo que lea usted LA LARGA MARCHA HACIA LA MONARQUÍA, en la que se comprueba como toda su hipótesis se viene abajo, en vez de estar mareando la perdiz. Pero tengo la sospecha que usted sí ha leído ese texto y NO LE CONVIENE, lo que es muy distinto.


    No voy a reiterar la pregunta, porque creo que ya se ha respondido todo lo que podía responderse al respecto. Pero sí me gustaría expresar, finalmente, la conclusión a la que yo he podido llegar, teniendo en cuenta además todas las respuestas que se han dado sobre el asunto. Mi conclusión es que la explicación más razonable para tratar de comprender por qué Franco decidió escoger como sujeto válido de diálogo y de pactos, a partir de 1948, a la dinastía liberal-revolucionaria (rechazando al mismo tiempo a la otra dinastía legítima tradicional), fue simple y llanamente por puros prejuicios ideológicos apriorísticos en favor de la susodicha dinastía liberal-revolucionaria, y nada más.
    Dentro de toda esta verborrea, hay alguna que otra cuestión esencial, a saber.

    1.- Que, en efecto, ya se ha respondido todo lo que se podía responder, pero desde muchos mensajes atrás, o sea, que esto es llover sobre mojado una vez y otra.

    2.- La conclusión a la que USTED HA LLEGADO que no es otra que LA MISMA QUE TENÍA CUANDO EMPEZÓ, pero inútil y absurda pues todos seguimos en las mismas sin haber variado ni un sólo ápice en todo, y si quiere volvemos a empezar.

    3.- Los MISMOS PREJUICIOS IDEOLÓGICOS QUE TIENE USTED sólo que hacia Franco.


    Dicho con otras palabras, ningún acto realizado ni ninguna palabra pronunciada por ninguno de los representantes de ninguna de las dos dinastías, habría supuesto nunca influencia de ningún tipo en Franco acerca de una decisión que se basaba pura y exclusivamente en prejuicios apriorísticos. Daba igual que los actos de los miembros de la dinastía liberal-revolucionaria fueran todo lo heterodoxos que se quieran: Franco no habría dejado nunca de dirigirse a la dinastía liberal-revolucionaria. Del mismo modo, hubiera dado igual la hipótesis de que todos lo miembros de la dinastía legítima tradicional hubieran permanecido durante toda su vida en perfecta ortodoxia socio-política tradicional (tanto de palabras como de actos), pues aun así jamás Franco se habría fijado nunca en ellos a la hora de tomar su decisión en favor de la dinastía liberal.
    Aquí, nuevamente, hay que hacer algunas precisiones.

    1.- Lo que usted plantea es algo que no sabe, por tanto sólo conjetura, es decir, saber lo que pasaba por la mente de Franco y eso sólo lo sabían Dios y él mismo. Como pasa a toda persona que tiene que tomar una decisión muy importante y decisiva en la vida, es preciso, es necesario, mantener la debida y correcta equidistancia y no dejarse influenciar por los cantos de sirena de unos y otros. Además, espero que no sea usted tan ingenuo como para creer que Franco sólo tenía estas dos opciones, había más, incluida alguna de naturaleza republicana, aunque no del mismo tipo de república con el que fue necesario acabar. Dicho de otro modo, tenía una terna ante sí, y a su alrededor diversos grupos de influencia de todo tipo y condición.

    2.- Considero que está muy claro que llama dinastía legítima tradicional a la que ya por entonces no lo era, por más que un sector, numeroso e importante sin duda, así lo creyese y hasta fuese necesario llegar a 1969 para caerse del guindo. En tal sentido tengo que recordarle que hubo sectores carlistas que jamás reconocieron y apoyaron los presuntos derechos de esta rama dinástica extranjera. Ya le he dicho con anterioridad que Franco se equivocó eligiendo a quien dejó, pero acertó de pleno rechanzando a quien rechazó. ¡Pobre España!, ¡pobres Españas!


    Dejando aparte los datos y respuestas que han ido apareciendo a lo largo del hilo, lo que me terminó de convencer definitivamente de que la decisión de Franco de 1948 en favor de la dinastía liberal-revolucionaria se basó exclusivamente en simples y meros prejuicios ideológicos revolucionarios apriorísticos, fue lo de la llamada "cuestión española".
    Se repite usted y yo le repito lo que le acabo de indicar y para reafirmarlo vuelvo a poner el enlace correspondiente a un hilo sobradamente preclaro.

    El revolucionario rey Don Javier traicionó al legitimismo

    Y lo de dejar aparte todas las respuestas, documentadas tiene bemoles, porque lo único que demuestra usted es su propia obsesión, no importándole en modo alguno nada de lo que se le diga y se aparte de su prejuicio ideológico particular. También le he indicado que yo tengo otras ocupaciones que estar atendiéndole a usted y hay que suponer que los demás también estarán en una situción similar.


    En todos los mensajes anteriores he estado diciendo que, hasta 1948, D. Javier y D. Juan no se diferenciaban en su pública oposición al Régimen franquista, y que la única diferencia esencial entre ambos era que el primero realizaba esa oposición desde un posicionamiento socio-político tradicional, mientras que el segundo lo hacía desde un posicionamiento socio-político demoliberal. Pero quisiera traer a colación otra diferencia esencial que también se produjo entre la oposición realizada por D. Javier y la oposición realizada por D. Juan.

    Como todo el mundo sabe, la llamada "cuestión española" consistió en una campaña internacional contra los españoles peninsulares que culminaría con la retirada de los embajadores en Diciembre de 1946. ¿Cuál fue la reacción de D. Javier y D. Juan al respecto?
    Sigue usted con sus planteamientos circulares, que están contestados hasta el aburrimiento.

    Don Javier dio orden inmediata de suavizar al máximo posible la oposición hacia el Régimen franquista, estableciendo una especie de tregua con el mismo en tanto en cuanto durase la campaña internacional contra los españoles. Esta práctica de D. Javier no era novedosa, sino que siempre había constituido algo habitual y usual en las políticas de oposición de los Reyes Legítimos españoles contra los sucesivos regímenes revolucionarios (uno de los ejemplos más paradigmáticos fue la carta de Carlos VII a Alfonso "XII", en Noviembre de 1875, ofreciéndole una tregua para solucionar las revueltas separatistas cubanas que se estaban produciendo en aquel entonces por incitación de la llamada República de los Estados Unidos).
    Le recuerdo que D. Javier estaba completamente deslegitimado. Otra cuestión es que un sector del carlismo, engañado por unos cuantos picatostes, creyesen lo contrario. Y algo de muy distinto signo, pero que no supone mérito alguno, es que pidiese esa moratoria buenista hacia quienes desde el exterior, o sea, cuatro gatos que cabían en un autobús, y casualmente la mayoría republicanos fugados, dejasen estar las cosas como estaban, y hay que suponer que para que esperasen su propia promoción, como la posterior de su hijito Hugo con la Platajunta, sentadito con comunistas, socialistas, separatistas, y demás ralea. Me temo que no cuela. La cuestión española fue exclusivamente una cuestión de españoles y desde fuera nada tenían que decir, ¡NADA!

    Don Juan, por el contrario, aprovechó la circunstancia de la presión internacional contra los españoles para reforzar y aumentar aún más su oposición hacia el Régimen de Franco (si es que podía reforzarse o aumentarse aún más), en una actitud política que, no siendo yo muy aficionado a los epítetos personales, no me puedo resistir a calificar de auténticamente miserable y repugnante.
    Estando en esto de acuerdo con usted, hay que decir que con gran éxito sin duda. La cosa es que Franco eligió a su hijo en lugar de a él, que nunca renunció a sus pretendidos derechos hasta bien fallecido Franco, y en un acto insólito y dado que en España "de iure" había una "diarquía renunció a todos ellos delante de su hijo ya en el Trono. Como digo, inaudito e insólito.

    ¿Es que no estaba a la vista de Franco la actitud que desarrollaron entonces los unos y los otros? ¿No fue ésa una circunstancia o coyuntura providencial para que Franco pudiera ver claramente por fin quiénes eran verdaderos defensores abnegados de los auténticos intereses de las Españas (aunque fuera con una actitud razonablemente crítica hacia las políticas desarrolladas por Franco hasta entonces), y quiénes eran simples y meros defensores de sus puros intereses personales aunque ello conllevara el hundimiento de las Españas bajo la presión internacional? Que Franco, a la vista de este comportamiento substancialmente distinto de ambas dinastías en esa importantísima coyuntura, terminara optando finalmente en favorecer a partir de 1948 a la dinastía liberal-revolucionaria, constituye para mí el ejemplo más claro de que Franco, en todo este asunto, se movía pura y exclusivamente por prejuicios ideológicos revolucionarios apriorísticos que nada tenían que ver con las palabras y actos de unos y de otros.
    .[/QUOTE]


    1.- Sí estaba ante los ojos de Franco que ni Don Javier y su vástago, ni Don Juan que también reclamaba el Trono y al que Franco respondió adecuadamente. Es entonces cuando debió surgir la idea en Franco, y que conste que esto es pura conjetura mía, la idea de educar al príncipe que era un niño y por ello moldeable a efectos de lograr una continuidad del Régimen. Otra cuestión es que el "niño" una vez crecido y Franco menguado, tuviese sus propias ideas y planes.

    2.- Y vuelve usted a mezclar los prejuicios ideológicos de Franco a los que por cierto, y a la vista de todos los acontecimientos habidos en España desde hacía un siglo, tenía todo el derecho del mundo, con los de usted hacia él.
    ALACRAN y DOBLE AGUILA dieron el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  7. #47
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,443
    Post Thanks / Like

    Re: Tentar a Dios (Luis Ortiz y Estrada)

    No. Una cosa es la falacia ad hominem, y otra cosa diametralmente distinta es el argumento ad hominem, que es el único al que yo me estaba refiriendo.
    Pero bueno, vamos a ver que esto si que no lo entiendo; si don Javier dice en LA PRENSA, que Alfonso XIII ES REY y que además "guarda excelentes relaciones de parentesco" con su familia Borbón-Parma; PARA USTED es válido sólo para orleanistas y juanistas, ¿pero no es válido para todos los demás?.

    ¿Eso cómo se llama?.

    En segundo lugar, todo esto queda corroborado por el "Decreto" de 1920 en favor de D. Elías que usted trae a colación. En esa disposición no se le "otorga" a D. Elías la nacionalidad española, sino que le "reconoce" la nacionalidad española. Esto demuestra que D. Roberto no perdió la nacionalidad española que le dio a él la "legalidad" liberal, ya que su hijo D. Elías la heredó. Si D. Elías no hubiese heredado la nacionalidad española de su padre, entonces el Gobierno alfonsino le habría tenido que otorgar o constituir la nacionalidad española; pero ahí lo único que se hace es reconocérsela públicamente. A alguien se le "da" o se le "otorga" algo, cuando éste no lo tiene. En cambio, a alguien se le "reconoce" algo cuando éste YA LO TIENE. Y, además, no dejaría de ser absurdo que, siendo D. Elías y D. Javier hijos de un mismo padre, uno heredera la nacionalidad española de su padre y el otro no. El reconocimiento por el régimen alfonsino de que D. Elías nació español, no deja de ser, a su vez, un reconocimiento implícito de que D. Javier también nació español.
    Pues yo opino todo lo contrario; se reconoce la nacionalidad EXCLUSIVAMENTE A ÉL y no a los integrantes de la Casa Parma, como un procedimiento DE GRACIA Y EXTRAORDINARIO en respuesta a un RUEGO personal que hace don Elías a don Alfonso XIII; a quien igualmente RECONOCE como Rey de España (desmarcándose así de la posición de su padre, y alineándose sin embargo con la de sus abuelos). Así reza en el párrafo primero:

    DISPOSICIÓN

    SEÑOR: El Príncipe de Borbón Parma, ha ELEVADO a V. M., con fecha 12 de Julio proximo pasado, una exposición, en la cual, tras expresar los sentimiento que siempre le animaron hacia V. M. y la Nación española, respondiendo aparte de su impulso personal a la voz del común origen de su famila con la Augusta de V. M. y recordando cómo desde D. Felipe de Borbón, Duque de Parma, hijo de nuestro Rey quinto del mismo nombre, HABÍAN EN UN TIEMPO DISFRUTADO LOS PRÍNCIPES DE ESA CASA y apreciado como su mayor timbre de gloria la cualidad de INFANTES DE ESPAÑA solicita a V. M. el reconocimiento de la nacionalidad española.

    Y si HABÍAN DISFRUTADO EN UN TIEMPO, significa QUE YA NO DISFRUTÁBAN en 1920 eso no admite la más mínima duda, y está puesto con toda intención sin posibilidad de otra cosa.

    Termina el Decreto de la siguiente forma:

    Al conceder al Príncipe D. Elías de Parma LA GRACIA QUE SOLICITA que por la ESPECIALcondicón del peticionario, siempre reservada a la DISPOSICIÓN SOBERANA de V. M., no necesita someterse a los trámites ordinarios de este género de concesiones, pudiera consignarse que al referido Príncipe se le reconocerá el título de Principe de Borbón y el tratamiento de Alteza Real.

    https://www.boe.es/datos/pdfs/BOE/19...0704-00704.pdf

    Se comprueba pues que ser príncipe de la Casa de Parma no implicaba ser español; sino que alcanzan dicha condición exclusivamente si la pedían como una MEDIDA DE GRACIA al Rey de España, en base a un criterio de parestesco y PREVIA AUTORIZACIÓN del mismo (autorización que pudo haber sido denegada perfectamente).

    Usted se obstina en una interpretación particularista que no tiene nada que ver con el sentido que se desprende del texto del comunicado de D. Javier. Este comunicado de D. Javier, nada más aparecer, fue ampliamente difundido entre las publicaciones de los legitimistas, y totalmente silenciado en las publicaciones de los juanistas. Lo que sí resulta insólito es que todo el mundo (legitimistas y antilegitimistas) comprendiera perfectamente el sentido que se desprende claramente de la simple y llana lectura del texto, y usted se empecine con su pintoresca y novedosa interpretación (que nadie vio, salvo usted) acerca de un supuesto reconocimiento de la legitimidad de D. Alfonso por parte de D. Javier. Pero en fin, para aficiones no hay nada escrito.
    Pues hombre, no creo yo que esté TAN SOLO en esa interpretación "particularista" -según usted- cuando el propio Gobierno español puso ese texto como ejemplo de que Don Javier, cuando estaba en territorio francés, ni se consideraba español ni aspiraba al Trono español, pues RECONOCÍA COMO REY DE ESPAÑA A DON ALFONSO XIII. QUEDA BASTANTE CLARO para cualquiera que sepa leer castellano (salvo usted naturalmente).

    Y es que no hace falta hacer una "interpretración pintoresca y novedosa", como usted AMABILÍSIMAMENTE dice que yo hago. Sí que me parece pintoresco (a la par de fabuloso en extremo) que usted, al que supongo conocedor de arcanas interioridades de la historia y de la mentalidad de personajes (ya desaparecidos algunas décadas atrás), JUZGUE como "OBSTINADA E IMPENITENTE" la actitud de lealtad de don Juan hacia todo "DEMOLIBERALISMO", en cualquiera de sus formas, y al mismo tiempo olvide que el propio Don Javier de Borbón-Parma y su hermano mayor Don Sixto, vistieron EL UNIFORME del muy liberal Real Ejército Belga en la Gran Guerra (1914-1918). En el mismo bando de la III República francesa llamada "de los maestros" (masones, se entiende), del entrañable Imperio Británico, la muy liberal República de los Estados Unidos de América (con su masónico presidente Wilson al frente) y demás amables señores, ninguno de ellos tradicionalista, pero de dulcísimo recuerdo.

    Imperio muy "DEMOLIBERAL" el belga, por cierto, con una curiosa y pintoresca Familia Real. En lo institucional NO MUY TRADICIONALISTA NI TAMPOCO demasiado amigo de España; y sí bastante CAPITALISTA, amigo de la Gran Bretaña y del LÁTIGO. Gran construcción europea sin duda, que el decoro me impide valorar ahora en sus justos términos.

    Y con esto queda bastante clara la cuestión y no merece para mí mayor análisis.



    Última edición por DOBLE AGUILA; Hace 4 semanas a las 02:01

  8. #48
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,443
    Post Thanks / Like

    Re: Tentar a Dios (Luis Ortiz y Estrada)

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Por eso yo me he retrotraído al decisivo origen de todo ese proceso, y por eso mis preguntas se relacionaban con el decisivo origen de ese proceso, concretándolo en el año de 1948, que es el año en que Franco opta, escoge, elige al representante de la dinastía liberal-revolucionaria (rechazando al mismo tiempo al representante de la otra dinastía legítima tradicional), como único interlocutor válido para iniciar sus decisivos contactos, entrevistas, relaciones, tratos y pactos en favor de los miembros de la dinastía-liberal, que gozarán, a partir de entonces en adelante, en virtud de esos tratos y pactos, del favor oficial del régimen franquista.


    Pero ¡qué dice!, Franco ni "opta" ni "escoge" ni "elige" NADA de eso en 1948. Son los juanistas los que quieren una entrevista con Franco y que este en principio no quiere oír hablar; así, repasando el necesario libro "LA LARGA MARCHA HACIA LA MONARQUÍA" (7ª Ed Aumentada, Pag 137):


    (...) Danvila expuso el desarrollo de sus negociaciones. Al principio Franco había dicho que NO LE INTERESABA LA CONVERSACIÓN, PUES CONSIDERABA "PERDIDO A ESTORIL". Luego lo pensó mejor y acabó por decir que el encuentro sería conveniente (...)

    Yo creo que ya se ha cubierto el cupo de la afectación y las ocurrencias.
    Última edición por DOBLE AGUILA; Hace 4 semanas a las 00:37

Página 3 de 3 PrimerPrimer 123

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Buenos modales con Dios y en la casa de Dios
    Por Hyeronimus en el foro Religión
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 26/09/2015, 17:56
  2. Frases de Doménico Cieri Estrada
    Por Valmadian en el foro Ciencia
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 19/07/2015, 15:41
  3. Entrevista a David Rocasolano sobre Leticia Ortiz
    Por Martin Ant en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 24/07/2013, 14:44
  4. Ramón Ortíz de Zarate.......
    Por Liga Santa en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 03/06/2012, 00:44
  5. Entrevista a Esther Rodríguez Ortiz de Rozas de Soaje Pinto
    Por Hyeronimus en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 25/10/2011, 14:20

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •