Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 5 de 5 PrimerPrimer 12345
Resultados 81 al 85 de 85

Tema: La mente colmena y la muerte de la religión

  1. #81
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    2,931
    Post Thanks / Like

    Re: La mente colmena y la muerte de la religión

    Nuestro romance con lo digital se ha terminado

    Por David Sax
    25 de noviembre de 2017



    Read in English

    Hace una década compré mi primer teléfono inteligente: un pequeño y torpe BlackBerry 8830 que tenía una elegante funda de piel. Me encantaba ese celular. Adoraba la manera en que fácilmente entraba y salía de su funda, me encantaba la suave vibración que emitía cuando llegaba un correo electrónico, amaba el sonido silencioso de su rueda de desplazamiento mientras jugaba Brick Breaker en el metro y la sensación de sus pequeñas teclas bajo mis pulgares gordos. Era el mundo en mis manos y cuando lo apagaba me sentía solo y ansioso.

    Como la mayoría de las relaciones en las que nos involucramos con el corazón agitado, nuestro romance con la tecnología digital nos prometía el mundo: ¡Más amigos, dinero y democracia! ¡La música gratuita, las noticias y el envío de toallas de papel el mismo día! Una risa por minuto y una fiesta constante en la punta de nuestros dedos.

    Muchos de nosotros nos tragamos la fantasía de que lo digital mejoraba todo. Nos rendimos ante esta idea y confundimos nuestra dependencia con el romance, hasta que fue demasiado tarde.

    Hoy, cuando mi celular está prendido, me siento ansioso y cuento las horas que faltan para que pueda apagarlo y relajarme de verdad. La aventura amorosa que alguna vez disfruté con la tecnología digital se acabó. Y sé que no soy el único.

    Diez años después de que el iPhone nos sorprendiera por primera vez, es inevitable el aumento de la desconfianza en las computadoras, tanto en nuestras vidas personales como en la sociedad en general. Esta temporada de publicaciones está llena de libros que nos advierten sobre los efectos perjudiciales de la tecnología digital en nuestra vida: lo que los teléfonos inteligentes les están haciendo a nuestros niños; cómo Facebook y Twitter están erosionando nuestras instituciones democráticas; los efectos económicos de los monopolios de la tecnología.

    Una encuesta reciente del Pew Research Center señaló que más del 70 por ciento de los estadounidenses estaban preocupados por el impacto de la automatización en los empleos, mientras que solo el 21 por ciento de quienes respondieron una encuesta de Quartz dijeron que le confían a Facebook su información personal. Casi la mitad de los milenials se preocupa por los efectos negativos de las redes sociales en su salud física y mental, de acuerdo con la Asociación Psiquiátrica Estadounidense.

    ¿Y ahora qué?

    Por mucho que fantaseemos al respecto, quizá no borraremos nuestras cuentas de las redes sociales ni vamos a echar a la basura nuestros celulares. Lo que podemos hacer es recuperar un poco del sentido de equilibrio en nuestra relación con la tecnología digital, y la mejor manera de hacerlo es con lo analógico
    : el ying del yang digital.

    Afortunadamente, el mundo análógico aún está aquí, y no solo está sobreviviendo, sino que en muchos casos está prosperando. Las ventas de los libros impresos tradicionales están aumentando por tercer año consecutivo, de acuerdo con la Association of American Publishers, mientras que las ventas de libros electrónicos han disminuido. Los discos de vinilo han tenido un auge de popularidad que ya lleva una década (más de 200.000 discos se venden cada semana en Estados Unidos), mientras que las ventas de cámaras de fotografías instantáneas, cuadernos de papel, juegos de mesa y boletos para espectáculos de Broadway están creciendo de nuevo.

    Este sorprendente cambio de suerte para tecnologías analógicas aparentemente “obsoletas” a menudo se califica como una nostalgia por la época predigital. Pero los consumidores más jóvenes que jamás tuvieron una bandeja para escuchar discos de vinilo y tienen pocos recuerdos de la vida antes de internet son responsables de gran parte del interés actual en lo analógico, y a menudo este segmento abarca a quienes trabajan en las empresas más poderosas de Silicon Valley.

    Lo análógico, aunque es más incómodo y costoso que sus equivalentes digitales, proporciona una riqueza sensorial que no tiene equivalente con nada de lo que se vive a través de una pantalla
    . La gente está comprando libros porque estimulan casi todos los sentidos, desde el olor del papel y el pegamento hasta la vista del diseño de la cubierta y el peso de las páginas leídas, el sonido que hacen al cambiarlas e incluso el sutil sabor de la tinta en la punta de tus dedos. Un libro puede comprarse y venderse, darse y recibirse, y también se puede mostrar en un estante para que todos lo vean. Puede detonar conversaciones y cultivar romances.

    Los límites de lo análógico, que alguna vez se consideraron una desventaja, cada vez más se convierten en uno de los beneficios a los que la gente está recurriendo como un contrapeso para la fácil manipulación de lo digital. Aunque una página de papel tiene los límites de su tamaño y la permanencia de la tinta que lo marca, hay una eficiencia poderosa en esa simpleza. La persona que tenga una pluma mientras lee esa página tiene la libertad de escribir, hacer dibujitos o garabatear su idea como lo desee entre esas fronteras, sin las restricciones ni las distracciones que impone el software.

    En un mundo de interminables cadenas de correos electrónicos, conversaciones grupales, mensajes emergentes o documentos e imágenes con miles de modificaciones, el jardín amurallado de lo analógico nos ahorra tiempo e inspira la creatividad. A los diseñadores web en Google se les ha pedido que utilicen papel y pluma como un primer paso cuando proponen ideas para nuevos proyectos durante los últimos años, porque eso da como resultado mejores ideas que las que comienzan en una pantalla.

    En contraste con las “comunidades” virtuales que hemos construido en línea, lo analógico verdaderamente contribuye con los lugares reales donde vivimos. Me he hecho amigo de Ian Cheung, el dueño apropiadamente necio de June Records, que vive al final de la calle donde se ubica mi casa en Toronto. No solo me beneficio de los ingresos fiscales que June Records contribuye como negocio local (pavimentar las carreteras, pagarles a los profesores de mi hija), sino también de vivir cerca. Al igual que la ferretería, la tienda de productos italianos y el carnicero en la misma cuadra, la presencia física de June le agrega a mi vecindario un sentido de lugar (como, por ejemplo, un lugar con una selección genial de Cannonball Adderley y álbumes independientes locales) y me da una sensación de pertenencia. Tampoco dudo que, a diferencia de lo que ocurre en Twitter, Ian de inmediato echaría a cualquier nazi o misógino delirante que comenzara a despotricar dentro de su tienda.

    Lo analógico es perfecto sobre todo a la hora de animar la interacción humana, lo cual es crucial para nuestro bienestar físico y mental. La dinámica de un profesor que trabaja en un salón de clases lleno de estudiantes no solo ha comprobado ser resiliente, sino que una y otra vez se ha desempeñado mejor que los experimentos de aprendizaje digital. Lo digital podría ser extremadamente eficaz a la hora de transferir información pura, pero el aprendizaje ocurre de mejor manera cuando nos basamos en las relaciones entre estudiantes, profesores y compañeros.

    No enfrentamos una simple decisión entre lo digital o lo analógico. Esa es la lógica falsa del código binario con el que las computadoras están programadas, la cual ignora la complejidad de la vida en el mundo real. En vez de eso, estamos ante una decisión de cómo lograr el equilibrio adecuado entre ambos. Si tenemos eso en mente, estamos dando el primer paso hacia una relación saludable con toda la tecnología y, lo más importante, entre nosotros.

    David Sax es el autor de “The Revenge of Analog: Real Things and Why They Matter”.

    FUENTE: https://www.nytimes.com/es/2017/11/2...ogico-regreso/
    raolbo y Pious dieron el Víctor.
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  2. #82
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    2,931
    Post Thanks / Like

    Re: La mente colmena y la muerte de la religión

    Los gigantes de internet tienen mil formas de engañarnos para que les cedamos nuestros datos o nuestra privacidad. Son expertos en ingeniería social.

    Ahora Facebook exige un selfie si queremos seguir usando sus servicios:
    Facebook está obligando a algunos usuarios a subir un selfie para poder seguir usando la red social

    O sea, que quieren nuestra foto a toda costa. Necesitan identificarnos. Y también quieren nuestras fotos en pelota picada. Como en principio nadie aceptaría una exigencia tan peregrina, se han inventado que necesitan las fotos comprometedoras justamente para combatir su difusión:
    Por qué Facebook necesita tus fotos comprometedoras para combatir la porno venganza - Infobae

    Es decir, si no quieres que se publiquen tus fotos íntimas, mándanoslas primero a nosotros, que las pondremos a buen recaudo. La idea es de locos, pero si la plantean es porque mucha gente está dispuesta a picar el anzuelo. A tal punto llega la idiotización digital.

    Pero la palma del cinismo se la lleva Google, que nos dice que, si no queremos que nos espíen por encima del hombro lo que escribimos, debemos darles acceso completo a la cámara de nuestro móvil, para que así nos graben las 24 horas del día:
    Google pretende acabar así con quienes cotillean tu móvil | Teknófilo

    Hasta reconocen que nos tienen localizados aunque hayamos marcado las opciones de privacidad:
    Google lo admite: tu teléfono Android siempre sabe dónde estás, aunque tengas la localización desactivada

    Se ríen en nuestra cara y se lo consentimos.


    * * *


    Sobre manipulación en las redes sociales con fines comerciales y políticos, cuatro artículos interesantes:

    Los pioneros de Facebook critican su deriva hacia la manipulación masiva | Ciencia | EL PAÍS

    *Tema mítico* : Los mecanismos actuales de creación de opinión en los foros de internet - Burbuja.info

    La gran cizaña de los cíborgs | Tecnología | EL PAÍS

    Big b(r)ot(her) | Opinion Home | EL MUNDO

    Este último lo pego completo, pues creo que es importante la explicación que ofrece sobre la necesidad de mediación:

    Puede que sea una exageración decir que las redes sociales nos han hecho peores pero lo que ya es evidente es que sus promesas de liberación -¡de empoderamiento!- eran una patraña. La actualidad necesita de un editor aunque sólo sea para que los happenings de Rufián en el Congreso o los brindis a la muerte del fiscal general del Estado ocupen el lugar que les corresponde. Por su escasa representatividad y por su interés meramente psicopatológico. Estas anomalías se comparten porque indignan y como indignan mucho, se comparten mucho y así lo indignante termina por confundirse con lo relevante y trastoca nuestra percepción del mundo y llegamos a creer -aunque sólo sea por unos minutos- que habitamos un inmenso manicomio que celebra de forma masiva la muerte de un torero en la plaza.

    Se habla hoy mucho de la influencia de los bots de Twitter y Facebook. Se suele confundir cuál es su papel en el ecosistema informativo: no es crear mentiras, que esas las crean los humanos, sino propagarlas e intimidar a los que las combaten. Una marabunta virtual que manipula los mecanismos de autorregulación de las redes y amilana a sus usuarios. Periodistas entre ellos.

    Al final, lo que de verdad está en crisis es la mediación, se ejerza en el parlamento o en las redacciones. El hashtag es a la libertad de expresión lo que la asamblea a la democracia. Desde el nacimiento de los periódicos, una parte considerable del esfuerzo intelectual de una redacción está destinado a ordenar el mundo. Cada vez menos gente está dispuesta a pagar por una mediación que hoy es más necesaria que nunca. El usuario, que ya no lector, se siente liberado de la manipulación de las élites y se fía de invertebrados de los cuales no conoce ni su nombre. Como para saber quién les paga los trinos.

    The New York Times publicó en mayo un reportaje que explicaba cómo se puede manipular Twitter con el objetivo de desinformar. Allí Samuel Wolley, que dirige una investigación para la Universidad de Oxford, explica que los bots son un megáfono que permite amplificar el volumen del mensaje: «Lo hacen mediante lo que yo llamo la 'manufactura de consensos' o construyendo la ilusión de popularidad de un candidato o una idea particular». Allá donde no hay mediación el volumen lo es todo, como sabe cualquiera que haya asistido a cualquier manifestación de la vociferante democracia directa.

    Huyendo de la dictadura de las élites, hemos caído en la dictadura de la muchedumbre. Manipulada por las élites. Menuda liberación.

    * * *

    Otras informaciones interesantes.

    Después de deslocalizar muchos trabajos informáticos en países del Tercer Mundo, se plantean una automatización completa:
    El duro golpe de la automatización del trabajo en la India: una historia sin final feliz | MIT Technology Review en español

    El esclavismo que promueve Amazon, similar al de Uber:
    Última edición por Kontrapoder; Hace 1 semana a las 05:04
    raolbo y Pious dieron el Víctor.
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  3. #83
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    2,931
    Post Thanks / Like

    Re: La mente colmena y la muerte de la religión

    Me parece interesante este símil que planteó en Twitter un antiguo forero:

    Tratar de entender la experiencia consciente a través de cambios electroquímicos cerebrales es como tratar de entender el Sistema Operativo Windows (o una APP) estudiando cables, silicio y microprocesadores. La información es lógicamente independiente de su soporte físico.

    Nunca sabrás prácticamente nada de Windows, salvo cuatro correlaciones, abriendo un ordenador y tocando los componentes materiales sobre los que se asienta Windows y viendo que cambios provocan estas alteraciones del hardware en la información visual de la pantalla del ordenador.

    FUENTE: https://twitter.com/IrrintziAlaves/s...21980284522499
    No me suelen hacer mucha gracia los símiles de mente humana y ordenador, pero en este caso creo que el símil es adecuado para rebatir a los deterministas que explican nuestros procesos mentales como exclusivo producto de nuestra configuración física y de las reacciones químicas que tienen lugar en nuestro organismo.
    ReynoDeGranada, raolbo y Pious dieron el Víctor.
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  4. #84
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    2,931
    Post Thanks / Like

    Re: La mente colmena y la muerte de la religión

    Una perla en el lodazal de Burbuja:

    Hoy pensaba en el daño que va a hacer a esta sociedad el "compartir".

    Yo he dejado de compartir información públicamente, antes colaboraba compartiendo mis conocimientos profesionales, pero me he dado cuenta que, en este mundo global e interconectado, no estaba compartiendo, si no, dejándome robar mi esfuerzo y mi experiencia.

    Es muy diferente de cuando, grupos o sociedades pequeñas y lejanas entre ellas, compartian la información entre sus miembros.Eso fortalecia esos grupos frente a los otros.

    Google y otros utilizan los conocimientos que yo comparto para sacar beneficios. Mis conocimientos pierden todo valor, porqué son públicos y son utilizados en mi contra para devaluar mi trabajo y crear nueva competencia. Infinidad de boots estan registrando y "aprendiendo" de la información que compartimos y en ningún caso obtenemos mas que pequeñas migajas del total de la información, que utilizamos inconscientemente para destruirnos entre nosotros. Todo disfrazado de buen rollo y buenismo social.

    Es como cuando un mago explica el truco. Todo deja de tener valor, mas bien nos decepciona y el mago deja de ser valorado.

    Google y muchos otros nos obsevan, y nos emborrachan con aguardiente para robarnos nuestro oro.

    FUENTE: Burbuja.info - Foro de economía - Ver Mensaje Individual - Google es el Gran Hermano
    raolbo y Pious dieron el Víctor.
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  5. #85
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    429
    Post Thanks / Like

    Re: La mente colmena y la muerte de la religión

    Libros antiguos y de colección en IberLibro



    "La cultura contemporánea requiere autómatas. Una cosa es muy cierta, la esclavitud del hombre crece y aumenta. El hombre se ha convertido en un esclavo voluntario que ya no necesita cadenas. Él comienza a encariñarse con su esclavitud y hasta a estar orgulloso de ello; esto es lo más terrible que puede sucederle a un hombre ".


    -G. I. Gurdjieff


    Kontrapoder dio el Víctor.
    “Una nación no es una lengua, ni una raza, ni un territorio. Es una unidad de destino en lo universal. Esa unidad de destino se llamó y se llama España.”

    ― José Antonio Primo de Rivera

Página 5 de 5 PrimerPrimer 12345

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. La Lucha Por Tu Mente
    Por donjaime en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 29/12/2015, 10:36
  2. La nueva religión
    Por TOMÁS MORO en el foro Ciencia
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 15/08/2010, 18:20
  3. ¿Patria o Religión?
    Por furiaespañola en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 23
    Último mensaje: 25/01/2009, 17:42
  4. Pregunta, ¿Que religion?
    Por Agustiniano I en el foro Religión
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 07/02/2008, 16:55
  5. La religión socialista.
    Por Cirujeda en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 16
    Último mensaje: 12/12/2006, 17:41

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •