Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 7 de 7 PrimerPrimer 1234567
Resultados 121 al 132 de 132

Tema: La mente colmena y la muerte de la religión

  1. #121
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: La mente colmena y la muerte de la religión

    Las viñetas del mes: nuevas generaciones.



    https://saldelamaquina.wordpress.com...-generaciones/
    Kontrapoder dio el Víctor.

  2. #122
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: La mente colmena y la muerte de la religión

    Una disculpa y una reflexión sobre el uso de imágenes.

    “En la Era de la Imagen, el derecho a salvaguardar la propia imagen no existe”. Así podría formularse una falacia digital ampliamente asumida que hoy nos toca desmontar como inesperados copartícipes del problema.

    En un mundo donde todas llevamos una cámara de fotos y de vídeo integrada en el smartphone, corremos el riesgo de dar por hechas muchas cosas. Por ejemplo, que todas somos periodistas en potencia y que por tanto absolutamente todo a nuestro alrededor es susceptible de ser fotografiado, filmado… y difundido.

    Hasta que la realidad nos obliga a poner los pies en el suelo. No; no todo puede difundirse. Entre los pocos derechos que todavía nos permiten conservar está el de salvaguardar la propia imagen personal del ojo público.

    Recientemente una persona se puso en contacto con nosotros para pedirnos la retirada de una imagen en la que aparecía retratada (una escena colectiva captada durante un viaje en transporte público). Teníamos el consentimiento del autor para utilizarla… pero no el de la/s persona/s fotografiada/s. Y es que en la Era de la Imagen la saturación visual a la que estamos sometidas, con cientos de millones de fotografías circulando libremente por todo Internet, puede llevarnos a pasar por alto que detrás de cada rostro ‘anónimo’ hay una persona real con vida, nombre y apellidos.

    En efecto, la ley española ampara el derecho de toda persona a que su imagen no sea captada o divulgada -en una forma que resulte claramente identificable– sin su consentimiento. La única excepción son los personajes de proyección pública retratados en el transcurso de un acto público o en espacios abiertos al público, así como personas que aparezcan accesoriamente en una foto sobre un suceso o acontecimiento público de actualidad. Nosotros, como muchas y muchos de nuestros lectores, no lo sabíamos. Hasta que una persona quedó afectada y nos hizo caer del guindo.



    Uno de los frentes en los que venimos luchando desde el principio en Sal de la Máquina es, precisamente, el de la protección de la intimidad de las personas, habitualmente pisoteada por gobiernos y corporaciones. Pero en este tema, como en muchos otros aspectos que afectan a nuestra libertad y al resto de nuestros derechos, todos somos en gran medida copartícipes. Evidentemente la imagen mencionada fue retirada y borrada de inmediato, y nos pusimos a revisar con lupa los próximos contenidos pendientes de publicación para evitar incurrir en el mismo error en lo sucesivo.

    Al igual que lo hicimos en privado, reiteramos también públicamente nuestras disculpas a la persona afectada y le agradecemos que nos haya dado el necesario toque de atención, que nos motivará para ser aún más escrupulosos en la plasmación práctica del discurso que sostenemos.

    En el otro platillo de esta delicada balanza quedan, por su parte, todas aquellas personas que utilizan la fotografía como medio de expresión de sus ideas y su visión del mundo. ¿Cómo plasmar, por ejemplo, una determinada realidad social a través de una imagen sin afectar al derecho de cada persona a mantener su intimidad? ¿Cómo conjugar la irrenunciable espontaneidad de algunas de las tomas realizadas con la necesidad de solicitar la autorización a cada una de las personas retratadas? Ciertamente, las salidas a estos dilemas aparentemente irresolubles no son muchas, pero existen. Y es aquí donde la mente creativa de cada autor/autora y de cada divulgador/divulgadora debe exprimir sus capacidades para hallar una solución de compromiso suficientemente aceptable desde todos los puntos de vista.

    No nos queda más remedio que quebrar otro más de los muchos espejismos de la Máquina.

    https://saldelamaquina.wordpress.com...o-de-imagenes/.
    Kontrapoder dio el Víctor.

  3. #123
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: La mente colmena y la muerte de la religión

    Paula (Argentina): “desde que apagué el smartphone estoy más atenta a todo”.

    Paula, de Argentina, comparte con nosotros cómo fue su experimento de vivir dos semanas sin móvil y los efectos profundos que ha tenido esta desconexión en su vida cotidiana. ¡Gracias Paula!



    Todo comenzó hace unos cuantos meses cuando me di cuenta que era permanente el contacto que tenía con el smartphone. De hecho, siempre fui de criticar a las personas que estaban continuamente con uno de estos aparatos pegado a la cara ya sea en la calle, en reuniones de trabajo o con familiares. En un momento dado me di cuenta de mi incoherencia: Si bien no tenia el último smartphone (en realidad tenia un Samsung S4) y tampoco tenía muchas apps instaladas (sólo Whatsapp, Facebook, Pinterest , el buscador de Firefox y la lista de e-mails), eran mas que suficientes para evadirme de mi propia vida. Llegó un momento en el cual, no podía concentrarme en el trabajo, mi atención estaba dispersa cuando intentaba enfocarme en leer un libro o en escribir mi blog. Procrastinaba a la hora de hacer ejercicio, salir a la calle o realizar algún trabajo que requería de tiempo y concentración. Dicho en otras palabras, me sentía completamente atrapada y con mucha angustia por no poder salir de ese estado.

    En un momento, mi primer plan de acción fué eliminar las aplicaciones, salirme de los grupos de Whatsapp e inclusive tratar de apagar el móvil en determinados horarios. Hasta inclusive habia desinstalado el Firefox tratando de convertir al smatphone en un celular lo más básico posible, sólo recibía mensajería de Whatsapp, pero no pasaba mucho tiempo hasta que el impulso me ganaba y volvia a instalar todo de nuevo y a perderme en todo ese mundo. Realmente me veia como una persona adicta al móvil, era lo primero que revisaba al despertarme y lo último al irme a dormir.

    Al empezar a concientizarme de todo este panorama, de todo el poder que le habia dado, decidí investigar los efectos nocivos de los smartphones y de la hiperconectividad, y entre varios videos y artículos, dí con una entrevista [al autor de Sal de la Máquina]. El video se llamaba “¿Se puede vivir sin Whatsapp?”, y luego leí [el] blog. Ahí me di cuenta que en realidad no alcanzaría con un detox digital para luego volver a consumir lo mismo, sino que tendría que ir mas profundo. De todas formas decidí hacer una prueba: Publiqué en mi blog que iba a comenzar a hacer un reto del dumbphone de una semana y había trazado un plan de acción para el regreso de esa semana. Lo cierto es que ese reto se extendió a dos semanas, porque me di cuenta que los síntomas de abstinencia recién comenzaron a amainar llegado los últimos días de la primer semana y que volver en ese momento no era propicio.

    El proceso fue doloroso y gratificante a la vez. Sentía la ansiedad de no poder salir sin un smartphone a la calle, de hecho me desorienté varias veces con mi moto (aún en lugares cercanos), tuve miedo a no tener uno y necesitarlo. También durante la primer semana saltó a la vista un acto reflejo de sacar el móvil y revisar la pantalla del celular básico como si fuera el smartphone, esperando alguna notificación, algún mensaje, algo nuevo, sabiendo que no había nada ahí para mi en ese preciso momento. Simultáneamente, era consciente de que realmente no me estaba perdiendo de nada al estar desconectada. De hecho, desde el momento en que apagué el móvil para pasarme al básico, tuve la sensación de haberme sacado un gran peso de encima.

    La segunda semana, todo se normalizó. Los síntomas de ansiedad comenzaron a disminuir, pero sí es cierto que aún mi atención continuaba dispersa aunque en menor medida. Considero que logré superar ese estado en donde el aburrimiento se vuelve insoportable, a integrarlo como un aspecto más de la vida, y como consencuencia, empecé a tener nuevos pensamientos, se me han ocurrido muchas ideas de artículos para mi blog, también pude terminar de leer un libro en una semana, salir más a la calle, pude establecer otro tipo de vínculos con las personas, sobre todo con gente desconocida, retomar viejas amistades, etc. Inclusive mi capacidad de análisis de la realidad es otra. En la calle cuando viajo sola en mi moto, aún sigo perdiendo mi orientación, pero cada vez en menor medida. Estoy mas atenta a todo. Puede decirse que estoy mas consciente en general. Por otro lado, mi consumo en redes sociales ha disminuido exponencialmente y me siento bastante mas tranquila.

    Mi siguiente paso es dedicar sólo unas pocas horas a la conexión de internet en el día y trabajar mayormente offline para optimizar en esas pocas horas todo lo que tenga que hacer en línea. Así que al finalizar mi segunda semana, pensé seriamente si sería conveniente volver al smartphone, pero hubo una fuerza interna que me decia que estaba mejor así, que no es necesario volver a estar disponible como antes. Como conclusión, decidí no volver al smartphone y continuar con el celular básico de forma permanente.

    Es increible cómo una tecnología puede impactar tan negativamente en nuestras capacidad y libertades, y cómo nos atrapa sin siquiera ser conscientes de cuánto hasta que rompemos vínculo con ella. Seguramente al pasar los dias y los meses, los cambios y las mejoras serán mayores. Ahora estoy finalizando la tercer semana y creo que estoy llevando una vida completamente normal. Me sorprende ver que las mejoras son tan exponenciales.

    Quiero aprovechar para agradecer (…) por todo el trabajo [divulgado desde Sal de la Máquina], ya que me [ha] inspirado a realizar los cambios que necesitaba hacer y que en un principio no me animaba porque pensaba que era la única loca en el mundo que consideraba que desconectarse era algo posible. Ahora sé que hay otros locos conscientes dispersos por el mundo con las mismas ideas que yo.

    https://saldelamaquina.wordpress.com...atenta-a-todo/.

  4. #124
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: La mente colmena y la muerte de la religión

    Borja (Pamplona): “el maldito Instagram ha absorbido más horas de mi vida que cualquier libro”.

    Recuerdo a mi abuelo sentado en la butaca de casa con un libro en las manos. Así cada día. Leía casi un libro al día. Tal vez sea cosa de los jubilados, que tienen un afán especial por ocupar su tiempo. Pero no, mi abuelo lo hacía desde que era joven, y no porque fuese un pedante o por simple postureo.

    Ahora me cuesta encontrar a alguien que no esté con el móvil en las manos. No quisiera culpar de nada a la tecnología, pero la verdad es que nos ha cambiado a todos. No concebimos el tiempo libre fuera de internet. Y hablo desde la experiencia propia: el maldito Instagram ha absorbido más horas de mi vida que cualquier libro que haya leído. Cuando no conseguimos palpar el teléfono en nuestros pantalones nos suben las pulsaciones. Se ha normalizado esta dependencia, pero yo invito a todo el mundo a reflexionar. Y no es la típica exageración distópica de Black Mirror, es una cosa real con la que seguro que os sentís identificados.

    Asusta ver el tiempo perdido. Pensad con quién habéis pasado más tiempo este mes, ¿con el móvil entre las manos o con vuestra familia? Da miedo. Ahora nos concentramos menos, nos cuesta estar delante de un libro más de quince minutos seguidos, incluso ante una película sin explosiones y muchos tiros. Yo, que soy universitario, lo veo cada día a la hora de estudiar: cada vez me cuesta más quedarme sentado sin mirar el móvil. Y me molesta no poder ser libre en este aspecto. Así que lo he dejado. Como quien deja de fumar, he decidido aparcar el teléfono en un cajón y ya he leído dos libros. Y no soy un jubilado.

    Borja (Pamplona).

    [de la sección “Cartas de los lectores” de El Periódico].

    https://saldelamaquina.wordpress.com...alquier-libro/.
    Kontrapoder dio el Víctor.

  5. #125
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: La mente colmena y la muerte de la religión

    Smart-Pobres.

    Niños y ancianos en Kilgoris (Kenia), equipados con tablets y smartphones cortesía del Primer Mundo, para la implantación de programas de m-learning (enseñanza a través del móvil). Una nueva forma de colonización.






    (Fotografías extraídas del reportaje de Laura G. de Rivera: M-Learning: lecciones por teléfono).

    https://saldelamaquina.wordpress.com.../smart-pobres/.
    Kontrapoder dio el Víctor.

  6. #126
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: La mente colmena y la muerte de la religión

    Caso real: la ciber-madre.

    Estamos en un parque infantil. Una mujer, sentada en un banco, hace explotar frenéticamente bolitas de colores en la pantalla de su smartphone. A sus pies juega su hija, una niña de unos seis o siete años.

    Al intentar reclamar la atención de su madre para que juegue con ella, la señora responde gritando: “¡Déjame jugar! ¡Estoy jugando, te he dicho que no me molestes! ¡Si no me dejas nos vamos a casa, ya lo sabes!”.

    Curiosa situación invertida: hace unas décadas, eran los niños y niñas quienes jugaban compulsivamente a las ‘maquinitas’, mientras los adultos les advertían que de seguir así “se acabarían quedando tontos”. Ahora, son los padres, madres, abuelos y abuelas quienes juegan a los videojuegos, mientras sus hijos y nietos vegetan alrededor, soberanamente aburridos, esperando a que les hagan caso.

    PD: A los pocos minutos llegó una amiga de la ciber-madre. Ésta no tardó ni un instante en apagar el videojuego y guardar el móvil en el bolso, para atender a su amiga con la mejor de sus sonrisas.

    https://saldelamaquina.wordpress.com...a-ciber-madre/.
    Kontrapoder dio el Víctor.

  7. #127
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: La mente colmena y la muerte de la religión

    La guinda del pastel.

    ¿Juras ningufonearme como yo a ti, hasta que la muerte (de nuestra conciencia) nos separe (del mundo real)?



    Figurita para pastel de boda hallada en una tienda de golosinas. Emerge una nueva moda en la que las parejas ya se casan divorciadas…

    https://saldelamaquina.wordpress.com/2018/05/15/la-guinda-del-pastel/
    .

  8. #128
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: La mente colmena y la muerte de la religión

    ‘Durmiendo con tu enemigo’: cuando el smartphone se mete debajo de tu sábana.

    Cruzamos una vez más el umbral de la locura. Acaba de salir al mercado lo último en materia de smartphones: un ‘smart-colchón’ o ‘colchón inteligente’, conectado directamente con tu teléfono móvil para monitorizarte el sueño. ¿Estamos cada vez más cerca de la telepantalla que vigilaba a Winston mientras dormía en la novela 1984? Sigan leyendo.

    Esta innovación ha sido desarrollada por uno de los fabricantes de colchones más conocidos en España. El invento se promociona como una gran virtud: “analiza tu sueño para ayudarte a dormir mejor”. Y en la información promocional de la compañía podemos leer lo siguiente: “El sistema digital cuenta con varios sensores que miden y analizan datos importantes para mejorar la calidad del descanso como la temperatura de tu habitación, las fases del sueño, los movimientos al dormir o el ritmo cardíaco”. Para ello es necesario que el durmiente se acueste con una pulsera electrónica directamente sintonizada con su smartphone a través de la aplicación descargable que incorpora el colchón.

    Nosotros no nos cansamos de insistir en la importancia de liberar el dormitorio de cualquier clase de aparatos electrónicos (véase El dormitorio, territorio vedado y Guía de protección básica frente a las radiaciones electromagnéticas), no solo por higiene fisiológica y medioambiental, sino sobre todo por salud mental. Pero el mercado de las apps no conoce límites, buscando penetrar con ansiedad en los más íntimos rincones de nuestras vidas.

    Con este ‘colchón inteligente’ no solo podemos “monitorizar nuestro sueño” y volcar toda esa información íntima en una aplicación que recopila para el fabricante los hábitos de miles de usuarios. Existen varias modalidades de interacción. Así, “el ‘modo coach’ te propone retos personalizados para sacar el máximo rendimiento a tu descanso”. De esta forma, el acto placentero de dormir, que hasta ahora y durante toda la historia de la humanidad venía consistiendo en relajarse y dejarse llevar por el sueño, se convierte en una carrera orientada a obtener rendimientos (como todo lo demás en nuestras vidas programadas). ¿Cabe imaginarse una idea más neurótica?

    Pero no acaban aquí las bondades del dispositivo. La aplicación del colchón también ofrece la posibilidad de activar el ‘modo amor’, para monitorizar y sacar jugosas conclusiones de todas esas otras actividades diferentes al descanso que llevamos a cabo en la cama.

    Nada de lo aquí relatado es broma: vigilen muy bien a qué o a quién meten en su dormitorio. O se verán convertidos por sorpresa en el personaje de Parsons de 1984… pero en su propia casa y en el siglo XXI (Sal de la Máquina, capítulo 5).

    https://saldelamaquina.wordpress.com...-de-tu-sabana/.

  9. #129
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: La mente colmena y la muerte de la religión

    Trastorno bipo-smart (o esquizofrenia 2.0).

    Dos funcionarios atendían en el mostrador de la oficina de Correos, mientras nueve personas esperábamos nuestro turno. La sala no era muy grande: casi daba la impresión de estar en una reunión de vecinos o un encuentro familiar, pero en compañía de desconocidos y en completo silencio.

    De pronto una joven mujer, coqueta, chispeante y artificialmente bronceada, irrumpe sosteniendo el móvil a la altura de la cara para mantener una videoconferencia con su prima. Y entre carcajadas y chillidos histéricos, todos los demás, desconcertados, mudos como una tumba, nos vimos obligados a ponernos al corriente de toda la conversación, mantenida a voz en grito por nuestra única protagonista mientras recorría exaltada la oficina de arriba abajo.

    “Ay, tíaaaaaaa! ¡Qué bien que te sienta el rojo! ¡No me extraña que te los traigas a todos loquitos… ja, ja, ja, ja…!”

    “¿Qué tal, guapis, has comido bien…? No me digas tía… ¿en serio? Jodeeeeer…”

    Tras cinco o diez minutos de insufrible cháchara íntima aireada sin tapujos, la mujer se acerca al mostrador y, sin tan siquiera mirar al funcionario que la atiende, comienza a preparar la documentación con una sola mano, sosteniendo todavía el smartphone con la otra.

    “Venga tía, te dejo, que ya me toca… ¡Que te quiero, te quiero mucho guapa! ¡Un besoteeeeeee… mmmmmmmuuuuá! ¡Buen viaje! Hablamos cielo, adiós, adiós…”

    Con toda la parsimonia del mundo la joven guarda su teléfono móvil en el bolso y se dirige al funcionario en tono confidencial, tramitando su pedido con toda discreción, hablando con el rostro serio y relajado, entre susurros apenas audibles.

    ¡Gracias por la deferencia, guapa!

    https://saldelamaquina.wordpress.com...izofrenia-2-0/.
    Kontrapoder dio el Víctor.

  10. #130
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: La mente colmena y la muerte de la religión

    Lo que la publicidad esconde: el peso que un smartphone carga a sus espaldas.



    “¿Cuántos millones de toneladas de materiales hace falta arrancar de las entrañas de la Tierra y procesar de forma contaminante y en condiciones laborales de semi-esclavitud, para presentar el resultado, precintado en más envoltorios contaminantes, en la sección tecnológica de un centro comercial occidental? Un smartphone nuevo, sin salir de su embalaje, ya ha consumido en su fabricación y empaquetado 75 (setenta y cinco) kilos de materiales . Durante su vida útil (cada vez más reducida por una obsolescencia programada que nos ‘invita’ a cambiar de móvil cada año), consume una cantidad incalculable de energía eléctrica (miles de millones de terminales conectados diariamente a la red eléctrica mundial durante la recarga de baterías). Una vez desechados, todos los dispositivos se convierten en chatarra tóxica inasimilable por los ecosistemas, y pasa a abandonarse y acumularse en el ‘patio trasero de Occidente’: los vertederos electrónicos del Tercer Mundo. Se cierra así un ciclo de destrucción y muerte que comienza en aquellos mismos ‘continentes olvidados’, con la extracción indiscriminada de materiales y la explotación laboral de miles de seres humanos.


    (…) Todo este engaño inconcebible, esta brecha creada artificialmente entre el mundo real allí fuera y el mundo de fantasía que vivimos en las sociedades de consumo, solo es posible gracias a la publicidad. Las mismas multinacionales responsables de las atrocidades medioambientales y de los crímenes arriba citados, son las que nos seducen a diario con blancas sonrisas: “nos importan las personas”, “cuidamos el medio ambiente”, “tu bienestar, nuestra razón de ser”. El mantenimiento de esa división infame entre realidad y ficción, entre productores y consumidores, entre quienes son forzados a digerir toda la contaminación y el sufrimiento y quienes desenvolvemos el brillante papel de regalo de un dispositivo multimedia recién comprado, depende de que la brecha entre ambos mundos continúe siendo lo más grande posible. Barrer la basura debajo de la alfombra: ese, y no otro cometido, es el de la publicidad, verdadera propaganda de adoctrinamiento al servicio del mercado”.

    https://saldelamaquina.wordpress.com...-sus-espaldas/.
    Kontrapoder dio el Víctor.

  11. #131
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: La mente colmena y la muerte de la religión

    La viñeta del mes: la muerte de la conversación.



    https://saldelamaquina.wordpress.com...-conversacion/.
    Kontrapoder y Hyeronimus dieron el Víctor.

  12. #132
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: La mente colmena y la muerte de la religión

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Libro recomendable que quizás merecería hilo aparte: La máquina de trinar de Richard Seymour.

    Sinopsis: Los antiguos ejecutivos de la industria social nos dicen que el sistema es una máquina de adicción. Somos usuarios que esperamos histéricos nuestro próximo éxito, con sus likes, sus comentarios y su difusión compartida. Escribimos a la máquina como individuos, pero esta nos responde agregando nuestros deseos, fantasías y debilidades, y convirtiéndolo todo en datos. Nos transformamos, queramos o no, en una experiencia de mercancía.

    En la obra de Paul Klee Die Zwitscher-Maschine (The Twittering Machine o La máquina de trinar, 1922), la canción del pájaro de una máquina diabólica actúa como un cebo para atraer a la humanidad a un pozo de condenación. De igual forma, las redes y la industrial social nos ofrecían la promesa de construir nuestra propia historia, pero ¿hasta qué punto elegimos la pesadilla en la que se ha convertido?

    https://www.akal.com/libro/the-twitt...machine_51164/
    Kontrapoder y Hyeronimus dieron el Víctor.

Página 7 de 7 PrimerPrimer 1234567

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. La Lucha Por Tu Mente
    Por donjaime en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 29/12/2015, 10:36
  2. La nueva religión
    Por TOMÁS MORO en el foro Ciencia
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 15/08/2010, 19:20
  3. ¿Patria o Religión?
    Por furiaespañola en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 23
    Último mensaje: 25/01/2009, 17:42
  4. Pregunta, ¿Que religion?
    Por Agustiniano I en el foro Religión
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 07/02/2008, 16:55
  5. La religión socialista.
    Por Cirujeda en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 16
    Último mensaje: 12/12/2006, 17:41

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •