Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 5 de 11 PrimerPrimer 1234567891011 ÚltimoÚltimo
Resultados 81 al 100 de 218

Tema: Rusia

  1. #81
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    Rusia integra comisión para manejo de desarrollo de Crimea

    Actualizado a las 22/04/2014 - 10:56




    MOSCU, 21 abr (Xinhua) -- El gobierno ruso estableció una comisión para el manejo del desarrollo socioeconómico de la recién anexada República de Crimea y de la ciudad de Sebastopol, informó hoy el servicio de prensa del Kremlin.


    La comisión de 45 miembros, presidida por el viceprimer ministro Dmitry Kozak, se encargará de mejorar las condiciones de vida de los residentes de las regiones al nivel promedio ruso.


    Entre las medidas propuestas, el gobierno abrirá más de 200 sucursales de bancos rusos en la región, reducirá la eterna escasez de agua en la península y abrirá un campus de la Academia de Ciencias de Rusia.


    Por otra parte, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, propuso hoy hacer de Crimea la quinta zona de juegos de azar de este país, junto con las regiones Altai, Krasnodar, Marítima y Kaliningrado.


    A inicios de abril, el gobierno ruso anunció planes para la creación de una zona económica especial en Crimea, la cual brindaría a la región preferencias fiscales, transporte moderno, infraestructura social, aduanera y de otro tipo, un régimen de libre comercio, reducción de barreras administrativas, acceso a personal calificado, regímenes simplificados de migración y otras preferencias.


    También hoy, el gobierno ordenó a la agencia rusa para el desarrollo de instalaciones fronterizas, Rosgranitsa, que inspeccione el mantenimiento de las instalaciones ubicadas a lo largo de la frontera entre Crimea y Ucrania.


    "Crimea es Rusia ahora y siempre. Los puntos de vigilancia deben cumplir todos los estándares rusos", dijo el viceprimer ministro ruso, Dmitry Rogozin, en una reunión de la agencia.


    Anteriormente una república autónoma de Ucrania, Crimea y Sebastopol se convirtieron en regiones rusas a mediados de marzo luego de la realización de un referendo popular reconocido por Moscú, pero rechazado por Ucrania y muchos países occidentales.


    Rusia*integra*comisión*para*manejo*de*desarrollo*de*Crimea
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  2. #82
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    ¿Qué es Crimea dentro de la nación rusa?


    Para Rusia, Crimea no es una tierra extranjera que por simple capricho ha querido unirse al territorio de su vecino. La península de Crimea representa en la historia rusa un capítulo fundamental sin el cual no existiría la Rusia actual. En un estilo hagiográfico, la Oriental Review explica los vínculos orgánicos que unen Crimea y Rusia.


    El 18 de marzo de 2014, el presidente Vladimir Putin saludó la reunificación de Crimea y Rusia en un discurso histórico. Muchos se habían quedado estupefactos ante los resultados del referéndum realizado 2 días antes, caracterizado por el más absoluto respeto de las reglas de la democracia y los principios del derecho internacional: el 82% de los electores de Crimea fueron a las urnas y casi el 97% de los votantes se pronunció a favor de la reunificación con Rusia.


    Los resultados eran tan sorprendentes que, en Occidente, muchos se niegan a creer que la población de Crimea haya deseado tan ardientemente el regreso a la Madre Patria. Y hay que reconocer que tanto entusiasmo puede parecer irracional, e incluso artificial, a quien no conozca la heroica historia de esa tierra, tan generosamente regada con sangre rusa.


    image.jpg
    Icono conmemorativo del bautizo del Gran Príncipe de Kiev, Vladimir Sviatolavich (San Vladimir) en Quersoneso, Crimea, en el año 988 de nuestra era.


    Es imposible comprender el por qué de esa decisión sin analizar primeramente con la debida atención la profunda relación que siempre ha existido entre Crimea y Rusia. En Crimea, donde quiera que se pose nuestra mirada, en cualquier objeto o lugar que despierte nuestro interés, puede sentirse la presencia de esa historia común y de ese orgullo compartido. En Crimea se fundó Tauris o Quersoneso, la ciudad de la antigua Grecia en el Quersoneso Táurico [1], donde fue bautizado San Vladimir, el Gran Príncipe de Kiev [2], en el año 988 de nuestra era.
    Es difícil encontrar palabras que expresen en toda su magnitud todo lo que Crimea representa en el sentimiento nacional ruso. La instalación de poblaciones en la península de Crimea se remonta a la antigüedad, a cerca de 500 años antes del nacimiento de Jesucristo, con la implantación de una colonia griega. Allí encontramos huellas del paso de San Andrés [3], uno de los primeros discípulos de Jesucristo, conocido como «el apóstol de las riberas del sur, del norte y del este del Mar Negro». Crimea es la tierra donde fue sacrificado San Clemente [4], el discípulo del apóstol San Pedro, quien derramó allí su sangre en nombre de Cristo, consagrando así la Rus cristiana ya en gestación. Allí predicaron el Evangelio los «apóstoles de los eslavos» Cirilo y Metodio. La conversión al cristianismo y el bautizo del Gran Príncipe Vladimir en la ciudad de Quersoneso abrieron el camino al desarrollo de la civilización rusa en lo que ha sido una contribución inestimable a la cultura universal y a la historia de la humanidad.
    En el siglo X, los príncipes rusos fundaron, en las riberas del Mar Negro y del Mar de Azov, el Principado de Tmutarakan, que se extendía a lo largo del litoral de Crimea y la península de Kerch, incluyendo [la colonia eslava de] Korchev, que hoy en día lleva el mismo nombre que la península (Kerch). Fue en esa época crucial de la historia cuando los eslavos de la Rus de Kiev comenzaron a instalarse poco a poco en toda la península de Crimea. Las ciudades donde predominaba la población eslava eran Staryi Krim (literalmente, la vieja Crimea), Sudak, Mangup y Quersoneso.
    En Tmutarakan, en la península de Taman, frente a la península de Kerch, se cruzaban casi todas las rutas comerciales que atravesaban la estepa y los océanos. La ciudad se convirtió rápidamente en el segundo puerto más importante del mundo, después de Constantinopla. Mstivlav, hijo del Gran Príncipe Vladimir, reinó sobre el principado de 1024 a 1036 ampliando y consolidando sus fronteras. Los restos del Reino del Bósforo (que había pasado de Bizancio a Roma antes de ser restaurado para acabar siendo militarmente derrotado por la Rus de Kiev) son integrados al Principado de Tmutarakan a finales del siglo X. Una huella de ese hecho aparecerá mucho más tarde al descubrirse en la península de Taman una placa de mármol, esculpida en 1068, con la siguiente inscripción:
    «En el verano del año 6575 [desde la creación del mundo, o sea en 1068. Nota de Oriental Review], el Príncipe Gleb midió 14 000 brazas [unos 28 km. Nota de OR] recorriendo el mar helado desde Tmutarakan hasta Korchev.»
    A finales del siglo XI, las frecuentes incursiones del pueblo cumano en la Rus de Kiev dejarían Tmutarakan prácticamente aislada de las demás tierras rusas. El principado acaba perdiendo su independencia en 1094 y cae consecutivamente bajo el control de los cumanos, de Bizancio, de la Horda Dorada, de Génova y de Turquía.




    A fines del siglo XVIII, Catalina La Grande [5] se esforzó exitosamente por traer nuevamente Crimea al seno de Rusia. El regreso del Imperio Ruso a la península de Crimea permitió salvar del olvido los vestigios de Quersoneso, símbolo sagrado de la historia de Rusia.
    La historia recordará igualmente que fue Catalina La Grande quien fundó la base naval de Sebastopol en el puerto de Akhtiar (hoy conocido como «la Bahía de Sebastopol», con ayuda del príncipe Grigori Potemkin. Narrar la historia de Sebastopol nos obliga a contar otra prodigiosa historia: la del glorioso ejército ruso y sus valerosos soldados.
    Sebastopol, Balaclava, Kerch, la colina Malakov y la línea de Sapun son testigos de gloriosas hazañas, de la intrepidez y del coraje de los soldados rusos. En cada uno de esos lugares la tierra ha sido generosamente regada con la sangre de los soldados que allí lucharon valientemente en defensa de un porvenir de paz y seguridad. Tanto en Rusia como en Crimea, los 349 días de heroicos combates que marcaron la defensa de Sebastopol durante la guerra de Crimea (1853-1854) han de conmemorarse por siempre y quedarán grabados eternamente en la historia de dos países, de dos pueblos hermanos, al igual que los 250 días de feroz resistencia que caracterizaron el sitio impuesto a esa ciudad en 1941 y 1942, durante la Segunda Guerra Mundial.
    En 1854, los ejércitos de la coalición conformada por Gran Bretaña, Francia, Turquía y el Reino de Cerdeña invadían la península de Crimea. Sebastopol, que hasta entonces siempre había tenido enfrentar ataques únicamente desde el mar, se vio esa vez bajo un asedio terrestre a partir del 13 de septiembre de aquel mismo año. Bajo el fuego de un enemigo muy superior en número y en armamento hubo que construir fortificaciones y emplazar baterías de artillería capaces de enfrentar el asalto terrestre.


    image.jpg
    Monumento a los buques rusos hundidos en 1854 para bloquear el acceso al puerto de Sebastopol.


    El almirante Vladimir Kornilov, comandante de la Flota del Mar Negro, y su segundo al mando, el vicealmirante Pavel Najimov, asumieron la defensa de la ciudad. Para cerrar el acceso del enemigo al puerto de Sebastopol, hundieron a la entrada de este 5 navíos de su propia flota. Por su parte, las tripulaciones de todos los barcos de la flota sirvieron de refuerzo a las tropas que defendían la ciudad, al igual que las piezas de artillería de los buques. La tenacidad y el fervor patriótico de los soldados, los marinos y los habitantes de la ciudad asombraron al mundo entero.
    El 5 de octubre, los invasores iniciaron el primer bombardeo contra Sebastopol sin lograr causar muchas bajas entre los defensores. Pero el almirante Kornilov fue mortalmente herido. El teatro principal de las operaciones se desplazó entonces hacia la colina Malakov.
    El 28 de marzo de 1855, los invasores lanzaron un segundo asalto. Al precio de gran cantidad de bajas lograron alcanzar las posiciones rusas. Los dos ataques siguientes no lograron mejores resultados que los dos anteriores pero el vicealmirante Najimov resultó muerto en un intercambio de fuego de artillería. El general francés Jean-Jacques Pelissier, al mando de la coalición enemiga, había recibido del emperador Napoleón III la orden de tomar la fortaleza sin importar el precio que tuviesen que pagar las tropas que comandaba. Después de la quinta ofensiva, tan infructuosa como las anteriores, las fuerzas de la coalición se prepararon para asestar un golpe decisivo a las fortificaciones rusas, ya muy seriamente dañadas.
    La sexta y última ofensiva se inició el 27 de agosto. La artillería de los atacantes concentró sobre las posiciones rusas el fuego de 8 divisiones francesas, 5 divisiones británicas y una brigada de Cerdeña, movilizando un total de 60 000 hombres. Para hacerles frente, los 40 000 hombres de las fuerzas rusas se habían visto obligados a redesplegarse en la última línea de defensa.
    El resultado de la batalla se mantuvo incierto por mucho tiempo. La victoria parecía sonreír sucesivamente a uno u otro bando. Los franceses lograron tomar la colina Malakov. Obedeciendo a la orden de su comandante en jefe, el general Mijaíl Gorchakov, los defensores se replegaron sobre el flanco sur de Sebastopol después de haber hecho estallar los polvorines de los barcos que quedaban a flote para hundirlos en el puerto.
    El fracaso de todos los intentos de vencer la resistencia de Sebastopol ya comenzaba a tomar un cariz de derrota para las fuerzas de la coalición y acabó quebrando la determinación y el potencial ofensivo de los invasores. Estos tuvieron que decidirse a emprender negociaciones de paz en condiciones muy distintas de las que habían previsto al inicio de la guerra. La defensa de Sebastopol, la página más admirable de la guerra de Crimea, había demostrado una vez más el coraje y la firmeza del soldado ruso y su capacidad para proseguir el combate, sitiado y en las peores condiciones, en momentos en que la victoria parecía imposible.
    87 años más tarde, Sebastopol sería otra vez protagonista de una defensa épica y demostraría nuevamente la decisión inquebrantable de sus habitantes ante la adversidad. Las tropas nazis invadirían Crimea el 20 de octubre de 1941. En 10 días alcanzaron las cercanías de Sebastopol.
    La ciudad no estaba preparada para enfrentar una ofensiva terrestre. Pero los ejércitos alemanes y rumanos fueron rechazados cuando trataron de tomar Sebastopol por asalto. Comenzó entonces una defensa feroz. Los defensores construyeron fortificaciones en medio del combate que ya había comenzado y a pesar de que la llegada de refuerzos en hombres y equipamiento, así como la evacuación de los heridos y de la población civil, sólo podía realizarse por vía marítima y bajo el fuego de la aviación enemiga.
    El 4 de noviembre, las tropas soviéticas se reagruparon dentro del perímetro defensivo de la ciudad. El 11 de noviembre, las fuerzas enemigas, que contaban con un volumen de fuego y de efectivos claramente superiores, emprendieron una nueva ofensiva. El 21 de noviembre, después de encarnizados combates en los que sufrieron gran cantidad de bajas y cuantiosas pérdidas materiales, los alemanes interrumpieron el ataque frontal e instauraron el sitio de Sebastopol.
    El 17 de diciembre, los invasores iniciaron una nueva ofensiva con fuerzas muy superiores movilizando 7 divisiones alemanas de infantería y 2 brigadas rumanas. Los ataques fueron rechazados con el apoyo del fuego de artillería de la marina soviética. Los intentos del enemigo por emprender nuevas incursiones fueron detenidos en seco por el desembarco de tropas rusas en Kerch y Feodosia. Obligando a los alemanes a desviar hacia Feodosia el XI Ejército de la Wehrmacht, que asediaba la ciudad bajo las órdenes del general Erich von Manstein, los batallones de las fuerzas regionales que defendían Sebastopol emprendieron una ofensiva limitada. En marzo de 1942 habían logrado consolidar sus posiciones.




    A partir del 27 de mayo, Sebastopol estuvo bajo constantes bombardeos combinados de la artillería y la aviación enemigas. En la mañana del 7 de junio, el enemigo lanzó un ataque devastador contra el conjunto de fuerzas del perímetro de defensa de la ciudad. Después de una batalla implacable, las tropas rusas evacuaron la colina Malakov el 30 de junio.
    Pero la resistencia prosiguió en la ciudad ya devastada. Los combates se prolongaron hasta el 4 de julio. En varios sectores se extendieron incluso hasta el 9 de julio. La mayoría de los defensores de la ciudad murieron o fueron hechos prisioneros. Sólo algunos lograron alcanzar las montañas y unirse a los partisanos. A pesar del trágico desenlace, los 250 días de encarnizados combates por la defensa de Sebastopol mostraron al mundo entero la abnegación ejemplar de los marinos y soldados rusos.
    En los corazones y las mentes, Crimea siempre ha sido parte de Rusia. Y esto se ha mantenido como una convicción inquebrantable, sostenida por el ansia de verdad y de justicia, que se ha transmitido de generación en generación. Es algo que ni el tiempo ni las circunstancias nunca han podido alterar. Ni siquiera los cambios espectaculares que se produjeron en Rusia a finales del siglo XX lograron alterar esa convicción.
    Nadie podía imaginar que Ucrania y Rusia se convirtirían un día en dos Estados diferentes. Pero se produjo el derrumbe de la URSS y todo fue tan rápido que muy pocos comprendieron en aquel momento la verdadera importancia de los trágicos acontecimientos que se sucedían tan rápidamente. Y cuando, de la noche a la mañana, la tierra de Crimea se convirtió en parte de otro país, Rusia se sintió no solamente engañada sino además despojada de un pedazo de su tierra. Millones de rusos se despertaron una mañana en otro país, convertidos de un día para otro en minoría dentro de las repúblicas que hasta entonces habían sido soviéticas. Así se convirtió Rusia en una de las naciones más desarticuladas del mundo.
    Pero el pueblo nunca aceptó esa flagrante injusticia histórica. Durante todos estos años numerosos ciudadanos y personalidades señalaron esa cuestión una y otra vez, proclamando que Rusia surgió en la tierra de Crimea y que Sebastopol es una ciudad auténticamente rusa. A lo largo de estos 23 años Crimea conservó su alma rusa. Cada uno de sus habitantes deseaba ardientemente el regreso de la península a Rusia.
    Hoy se ha concretado esa aspiración y el deseo esperado durante tanto tiempo al fin se ha cumplido en medio de la mayor alegría, saludado por lágrimas de felicidad y por la celebración popular, reparando la injusticia del pasado.

    image.jpg


    Júbilo popular en Crimea. La población celebra la reunificación con Rusia, el 18 de marzo de 2014.
    Fuente: Oriental Review

    http://www.voltairenet.org/article183138.html
    Adriano dio el Víctor.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  3. #83
    Avatar de Toledo
    Toledo está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    13 ene, 13
    Ubicación
    El Pirv
    Mensajes
    13
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    Putin es de otro mundo. Yo, también. ¿Y usted?


    JOSÉ JAVIER ESPARZA




    Occidente vive tan tan ciego en su “gazpacho posmoderno y post cristiano” que no puede entender que otros no quieran pasar por aquí.








    Putin es de otro mundo. Lo dice Obama. Florentino Portero, fina inteligencia (ojalá hubiera cien como él en la “mediocracia” española), recordaba el otro día de dónde viene la ocurrencia: la dijo Angela Merkel después de una charla con el premier ruso, y Obama, que sólo tiene talento para la publicidad, se apropió de la fórmula para repetirla aquí y allá: “Putin es de otro mundo”. Bien, es verdad: Putin es de otro mundo, Rusia quiere mayoritariamente ser otro mundo, y ahí se encierra la clave de muchas de las cosas que pasan a nuestro alrededor.
    Veamos: nosotros, occidentales ricos y bien nutridos –aunque últimamente a dieta forzosa-, hedonistas y abortistas, posmodernos y post-cristianos, hemos creado un mundo al que unilateralmente hemos proclamado como el mejor de los posibles. Es el mundo que ganó la segunda guerra mundial, que se hinchó de riqueza en los tres decenios siguientes, que hizo después la “revolución moral” del nihilismo progre (lo del 68 y todo eso) y que al final ganó la “guerra fría” contra el comunismo. Ese mundo anunció el “fin de la Historia” y el advenimiento de la “globalización” como un sueño largamente esperado, como la meta final de un arduo camino hacia la modernidad plena. Y tan contentos estamos con nuestro invento que pretendemos que todos los pueblos de la Tierra abracen este modelo como instrumento de redención. Hay, en efecto, una matriz de pensamiento progresista que hoy funciona como una especie de ideología mundial y que aspira a unificar a todos los pueblos de la Tierra conforme a un mismo patrón. Esa ideología-mundo se predica lo mismo desde la ONU que desde los grandes medios de comunicación, lo mismo desde Bruselas que desde Washington, lo mismo desde Hollywood que desde la telerrosa. Se acabaron los pueblos, se acabaron las naciones, se acabaron las singularidades culturales, se acabaron incluso las diferencias entre sexos. Todos somos “un solo mundo”.
    El problema es que ese modelo, ese mundo, es únicamente nuestro: es el modelo de un Occidente que ha sacrificado todas sus raíces en el altar de una civilización enteramente materialista y sin otro futuro que la gestión del propio suicidio. Quizás en otro tiempo pudimos ver aquí una promesa de futuro. Lo que en realidad hemos tenido es un planeta unificado bajo el imperio del dinero, lo cual incluye el nihilismo moral generalizado, pero ya hemos perdida de vista los grandes principios, de manera que una parte importante de la sociedad occidental entiende que esto es la libertad. Ahora bien, fuera de aquí –por ejemplo, en Rusia- no tienen por qué pensar lo mismo. Rusia –lo recordaba hace poco Luis Fraga- está al margen de ese “gazpacho posmoderno y post cristiano” que es hoy Occidente. Y por tanto, su mundo es otro. Otro mundo.
    Occidente vive tan ensoberbecido, tan ciego en su “gazpacho posmoderno y post cristiano”, que no es capaz de ver más allá de sus prejuicios y no puede entender que otros no quieran pasar por aquí. Y sin embargo, la realidad es exactamente esa: Occidente decepciona. Un ex embajador americano en Moscú, John Matlock, recordaba recientemente que en 1990 el 80% de los rusos era pro-americano, pero hoy las cifras se han dado la vuelta hasta el punto de que Putin goza de una popularidad que supera el 70%. ¿Por qué semejante cambio? Sencillamente porque Occidente, a sus ojos, no es otra cosa que un mundo decadente y enfermo, el “fin de la Historia” sólo es la coartada de una superpotencia hegemónica que no sabe adónde va y la “globalización” no es más que la consagración de un poder económico sin rostro ni nombre.
    Putin es de otro mundo, sí. Del suyo. Como la gran mayoría de los rusos. E igualmente son de otro mundo los chinos, que buscan su propio destino, o los musulmanes. El cosmopolitismo occidental creía haber obrado la unidad del mundo. Pero, como decía Milan Kundera, “la unidad del mundo sólo significa que nadie puede escapar a ninguna parte”. ¿Quién puede legítimamente reprochar a nadie que intente escapar a este futuro siniestro de sociedades envejecidas y rotas, sin familias, sin apenas hijos, sin Dios, sin raíces, sin más libertad que la que nos permite el desorden establecido, bajo la tiranía neutra de unos poderes financieros y mediáticos que ya ni siquiera se molestan en disimular su prepotencia?
    Putin es de otro mundo. Vale. Pero es que yo también quiero ser de otro mundo. ¿Y usted?


    Putin es de otro mundo. Yo, también. ¿Y usted? | La Gaceta
    Hyeronimus y jasarhez dieron el Víctor.

  4. #84
    Avatar de Alejandro Farnesio
    Alejandro Farnesio está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 11
    Mensajes
    837
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia


    el primer ministro de ucrania: "rusia quiere la tercera guerra mundial"

    yatseniuk afirma que "los intentos para un conflicto militar en ucrania llevarán a un conflicto militar en europa"

    kiev. (efe).- el primer ministro de ucrania, arseni yatseniuk, advirtió hoy de la amenaza de un conflicto bélico en europa después de que moscú anunciara ayer el inicio de maniobras en la frontera ruso-ucraniana.


    "los intentos de la agresión rusa en territorio ucraniano llevarán a un conflicto militar en el territorio europeo", afirmó el jefe del ejecutivo. Señaló que mientras "el mundo aún tiene frescos los recuerdos de la segunda guerra mundial, rusia ya quiere desatar la tercera".


    "toda la responsabilidad por la agresión y por socavar la seguridad internacional recae en rusia. Se comporta como un gángster armado hasta los dientes", dijo yatseniuk.


    yatseniuk señaló que las recientes declaraciones del embajador ruso ante la onu, vitali churkin, sobre la posibilidad legal de moscú de enviar tropas a ucrania para "defender a sus ciudadanos" demuestran que los servicios secretos rusos están detrás de las protestas en el sureste de ucrania.


    el jefe del gabinete aseguró que las autoridades cumplirán los acuerdos de ginebra y defenderán a su país "con todos los medios: Políticos, diplomáticos y militares".


    también, prometió implementar reformas y amnistiar a todos los que no hayan cometido crímenes graves durante las revueltas en el sureste de ucrania, escenario de sublevación prorrusa contra las autoridades en kiev.


    yatseniuk denunció que los separatistas no dudan en "asaltar jardines de infancia y protegerse con niños".


    "¿a esa gente apoya rusia? ¿ésa es la cara de la democracia rusa? El apoyo ruso a los terroristas es un crimen a nivel internacional por el que tendrán que responder", afirmó el primer ministro, quien llamó a la comunidad internacional "solidarizarse con ucrania ante la agresión rusa".


    rusia inició ayer ejercicios militares en la frontera con ucrania en respuesta a la "operación antiterrorista" lanzada por kiev en la localidad de slaviansk y que se cobró al menos cinco muertos.


    el ministerio de interior ucraniano informó de "cinco terroristas" muertos en el marco de la operación especial lanzada contra slaviansk, controlada por milicianos prorrusos armados que cuentan con un importante apoyo entre la población de esta ciudad de 120.000 habitantes.
    ¡VIVA ESPAÑA! ¡VIVA CRISTO REY! ¡VIVA LA HISPANIDAD!

    "Dulce et decorum est pro patria mori" (Horacio).

    "Al rey, la hacienda y la vida se ha de dar, pero el Honor es patrimonio del alma y el alma sólo es de Dios" (Calderón de la Barca).

  5. #85
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,322
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    Un rebaño de animales tímidos

    JUAN MANUEL DE PRADA





    TOCQUEVILLE ya avizoró, en un pasaje célebre de La democracia en América, la emergencia de un poder que convierte a los pueblos en un picadillo informe, dócil a sus conveniencias como el títere a las manipulaciones del titiritero: «No destruye las voluntades, pero las ablanda, las somete y dirige; obliga raras veces a obrar, pero se opone incesantemente a que se obre; no destruye, pero impide crear; no tiraniza, pero oprime; mortifica, embrutece, extingue, debilita y reduce, en fin, a cada nación a un rebaño de animales tímidos». Ciertamente, esta nueva forma de tiranía que nos ha convertido en un mismo rebaño de animales tímidos, balando con el mismo sonsonete, tragándonos la misma alfalfa propagandística y regurgitándola tan campantes (el retuiteo es la gran metáfora de esta sociedad embrutecida que profetizó Tocqueville, el regüeldo automático del rebaño ahíto de propaganda), es algo que ya no nos sorprende; pero todavía hay ocasiones en que la mansedumbre blandulona del rebaño, comulgando ruedas de molino del tamaño de castillos, se convierte en un espectáculo desgarrador. Ocurre así, por ejemplo, con todo lo que está sucediendo en Ucrania.
    La posición de Rusia en el conflicto es mostrada ante el rebaño como la emergencia de un monstruo con nostalgias soviéticas que pretende anexionarse territorios de la nación vecina, sirviéndose para ello de cuatro exaltados rusófilos (y, por supuesto, la propaganda se esfuerza en fotografiar a estos rusófilos con enseñas estalinistas, como en España se hace con todas las expresiones populares que conviene desprestigiar, fotografiando a quienes portan banderas nacionales con el águila de San Juan). Pero lo cierto es que la única nostalgia o reliquia soviética es el propio estado de Ucrania, un artificio inexistente hasta hace apenas veinte años, hijo directo de la bolchevique República Popular Ucraniana, en la que se mezclaron en batiburrillo territorios que habían sido rusos desde la noche de los tiempos con territorios cuyos pobladores se distinguían por un odio atávico hacia los rusos; y, para completar este artificioso Frankenstein territorial, en la década de los sesenta los soviéticos añadieron a la República Ucraniana la península de Crimea, conquistada por Rusia al turco y defendida frente a la rapacidad de ingleses y franceses. Cuando, aprovechando el colapso soviético, los nacionalistas ucranianos (rusófobos viscerales) proclaman la independencia de Ucrania, constituyen un Estado de nuevo cuño sobre el Frankenstein territorial amalgamado por los soviéticos, un engendro sin fundamento histórico alguno, con regiones que habían sido fundadas y pobladas por rusos occidentales y ciudades tan constitutivamente rusas como Odesa, conquistada a los turcos cuando sólo era un poblacho cochambroso por el almirante de la armada rusa José de Ribas, español de Nápoles, y convertida en ciudad floreciente por Catalina la Grande.
    La llamada «opinión pública» europea (o sea, los repartidores de alfalfa propagandística) han conseguido, sin embargo, que la resistencia patriótica de estas regiones y ciudades que nacieron rusas y morirán rusas (tal vez por exterminio de un ejército a las órdenes de la CIA que masacra población civil indefensa) sea mostrada ante el rebaño como una «agresión» contra un Estado-Frankenstein creado arbitrariamente hace veinte años. Europa es hoy un rebaño de animales tímidos, pastoreado por el Gran Inquisidor americano. Y es que –como ha afirmado Putin– «un mundo unipolar y estandarizado no requiere Estados soberanos, sino siervos que renieguen de la propia identidad y de la diversidad del mundo donada por Dios».






    Un rebaño de animales tímidos - Kioskoymas.abc.es
    Tropo dio el Víctor.

  6. #86
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    Cruz conmemorativa † Parroquia de Santa María Magdalena † - Cerro del Contadero


    † Parroquia de Santa María Magdalena †

    Iglesia Ortodoxa Rusa, Patriarcado de Moscú, Arquidiócesis de Korsun




    Сruz conmemorativa



    20.07.2012

    El día 9 de junio de 2012, en tierras del Alto Tajo, en el monte del Cerro del Contadero, tuvo lugar la bendición de la cruz en memoria de los voluntarios rusos «blancos» en la Guerra civil Española. Presidió el acto el padre Andrey Kordochkin, párroco de la parroquia de la Natividad de Cristo en Madrid, el padre Sergiy Prosandeev, el párroco de la parroquia del Gran Martir Jorge en Valencia, y el padre Piros Gotsiridze, el párroco de la parroquia del Gran Martir Jorge en Madrid (Iglesia Ortodoxa Georgiana).

    En la ceremonia estuvo presente Don Sixto Enrique de Borbón, Abanderado de la Tradición (sobrino-nieto e hijo, respectivamente, de Don Alfonso Carlos y de Don Javier, a cuyas órdenes combatieron los requetés rusos) acompañado de su Jefe Delegado, el profesor José Miguel Gambra, y por una delegación tradicionalista. En el acto participaron también vecinos del municipio y varios peregrinos rusos de Madrid y de Valencia. La monumental cruz tiene en su base una lápida con la siguiente inscripción:

    Esta cruz fue instalada en memoria de los voluntarios rusos del bando Nacional en la Guerra Civil Española. Un grupo de ellos estuvo en este monte desde el 1 de septiembre de 1938 hasta el 16 de enero de 1939. Aquí se celebró la Divina Liturgia el día 9 de octubre de 1938. La cruz fue fabricada por don Jesús Alba Mansilla, Alcalde de Checa, y bendecida por el Rvdo. Andrey Kordochkin, párroco de la Iglesia Ortodoxa Rusa en Madrid, el día 9 de junio de 2012.

    Video:



    Cruz conmemorativa † Parroquia de Santa María Magdalena † - Cerro del Contadero
    Última edición por jasarhez; 05/05/2014 a las 14:51
    Tropo dio el Víctor.

  7. #87
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    La tensión en Ucrania no ha disminuido.


    Luego de la incorporación de Crimea a territorio ruso desde el 18 de marzo pasado, a través de un referéndum que se realizó en esa entidad, otras ciudades han manifestado su deseo por anexarse al territorio de Moscú.
    Las ciudades Luhansk, Járkov y Donetsk, ubicadas al este de Ucrania buscan acercarse a Moscú; ésta última declaró su independencia, a través de líderes del autoproclamado Consejo Popular de Donetsk (CPD), quienes desconocieron al gobierno actual ucraniano y piden que se haga un referéndum a más tardar el 11 de mayo.
    A diferencia de Crimea, en Donetsk no hay presencia militar de Rusia, por lo que los grupos prorrusos han solicitado el apoyo del gobierno que encabeza Vladimir Putin, para tener mayor fuerza y hacer posible la anexión.
    Las manifestaciones en esa región de Ucrania no son de gran tamaño, pues son aproximadamente 2 mil personas.
    La importancia de Donetsk


    Esta región es actualmente la quinta más poblada de Ucrania con más de un millón 566 mil habitantes
    Casi la mitad de la población (48%) son de nacionalidad o de descendencia rusa
    Donestk es el centro de la minería del carbón de Ucrania
    Cabe señalar que Moscú desde tiempo atrás promueve que se reforme la Constitución de Ucrania, para dar mayor autonomía a las regiones de habla rusa y establecer un esquema federalista. Rusia quiere lograr estas reformas antes de las elecciones presidenciales que tendrán los ucranianaos el 25 de mayo próximo.
    Reacciones internacionales


    Estados Unidos realizó un llamado al gobierno de Rusia para detener sus esfuerzos por desestabilizar a Ucrania; advirtió que de no hacerlo, habrá consecuencias.
    “Si Rusia se mueve hacia el este de Ucrania, ya sea abiertamente o de forma encubierta, esto sería una escalada muy grave (de las tensiones)”, refirió el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.
    Agregó que “Estamos preocupados por varios movimientos progresivos en Ucrania durante el fin de semana”
    Por su parte el gobierna de Rusia pidió a Ucrania no realizar movimientos militares, porque eso podría derivar en una guerra civil.
    El gobierno de Ucrania no piensa ceder más territorio por lo que ha implementado operativos para contener a los grupos prorrusos.
    (Con información de Ria Novosti, BBC Mundo y RT)
    Manifestantes prorrusos atrincherados en la sede del gobierno de la región ucraniana de Donetsk ya proclamaron la independencia de esa zona rusoparlante y convocaron la celebración de un referéndum de adhesión a Rusia para el próximo 11 de mayo.


    Aristegui Noticias
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  8. #88
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    Rus de Kiev


    Кꙑ́ѥвьска Роу́сь
    Kíevska Rus'
    Rus de Kiev




    862-1349




    image.jpg
    Escudo


    image.jpg


    La Rus de Kiev en el siglo XI
    Capital Nóvgorod (hasta 882), Kiev (desde 882)
    Idioma oficial Ninguno. El Antiguo eslavo oriental fue el idioma local
    Gobierno Aristocracia de linaje
    Historia
    • Establecido 862
    • Disgregación 1349
    Moneda Grivna


    La Rus de Kiev (ucraniano: Київська Русь, romanización: Kyïvska Rus, ruso: Киевская Русь, romanización: Kíevskaya Rus) o el estado ruso antiguo fue una federación de tribus eslavas orientales[1] desde finales del siglo IX hasta mediados del siglo XIII,[2] bajo el reinado de la dinastía Rúrika. Los pueblos modernos de Bielorrusia, Ucrania y Rusia reivindican a la Rus de Kiev como su legado cultural.[3] Alcanzó su mayor extensión a mediados del siglo XI, ya que se extendía desde el mar Báltico en el norte hasta el mar Negro en el sur, y desde las cabeceras del Vístula en el oeste hasta la Península de Tamán en el este,[4] [5] uniendo la mayoría de las tribus eslavas orientales.[1]


    La Rus de Kiev comenzó con el reinado del príncipe Oleg (r. 882–912), quien extendió su control de Nóvgorod al valle del río Dniéper con el fin de proteger el comercio de las incursiones jázaras en el este y trasladó su capital a la más estratégica Kiev.[1] Sviatoslav I (?-972) consiguió la primera gran expansión del control territorial de la Rus de Kiev. Vladímir el Grande (980–1015) introdujo la Cristiandad con su propio bautismo y, por decreto, a todos los habitantes de Kiev y más allá. La Rus de Kiev alcanzó su mayor extensión bajo Yaroslav I (1019–1054); sus hijos prepararon y publicaron el primer código legal escrito, el Rússkaya Pravda, poco después de su muerte.[6]


    El declive del Estado empezó a finales del siglo XI y durante el siglo XII, desintegrándose en varios poderes regionales rivales.[7] Se debilitó aún más por factores económicos, tales como el colapso de los lazos comerciales de la Rus con Bizancio debido a la decadencia de Constantinopla[8] y la subsiguiente disminución de las rutas comerciales en su territorio. El Estado cayó finalmente con la invasión mongola de 1240.


    Orígenes de la Rus de Kiev
    De acuerdo a la Crónica de Néstor, la crónica más antigua de la Rus, un varego llamado Hrörekr (Rúrik, en ruso) (que quiere decir halcón[9] ) se estableció en la ciudad de Nóvgorod (fue elegido líder por varias tribus eslavas y finesas) sobre el año 860 antes de trasladarse al sur y extender su autoridad a Kiev. La Crónica se refiere a él como patriarca de la Dinastía Rúrika. Dice así:


    En el año 6367 (859): Los varegos de ultramar recibieron tributo de los chudos, eslavos, merias, veses, kríviches,...
    En el año 6370 (862): Provocaron que los varegos volvieran del otro lado del mar, rechazaron pagarles tributo y acordaron gobernarse a sí mismos. Pero no hubo ley entre ellos, y cada tribu se levantó contra cada tribu. La discordia se cebó así entre ellos, y empezaron a guerrear entre sí. Se dijeron: «Elijamos a un príncipe que mande sobre nosotros y que juzgue de acuerdo a la costumbre». Así acudieron más allá de los mares a los varegos, a los rus. Estos varegos eran llamados rus, como otros eran llamados los suecos, normandos, anglos y godos. Los chudos, eslavos, kríviches y los ves dijeron entonces a los rus: «Nuestra tierra es grande y rica, pero no hay orden en ella. Que vengan a reinar príncipes sobre nosotros». Tres hermanos, con su parentela, se ofrecieron voluntarios. Tomaron consigo a todos los rus y vinieron.


    Crónica
    Estos varegos se asentaron primero en las cercanías del lago Ládoga, trasladándose posteriormente a Nóvgorod y llegando finalmente a Kiev, acabando con el tributo que los habitantes de la ciudad pagaban a los jázaros. La Rus de Kiev fue fundada por el príncipe Oleg (Helgu en las crónicas jázaras) sobre el año 880. Durante los siguientes treinta y cinco años, Oleg y sus caballeros dominaron las distintas tribus eslavas y finesas. En 907, Oleg dirigió un ataque contra Constantinopla, y en 911 firmó un tratado comercial con el Imperio bizantino en igualdad de condiciones. El nuevo Estado de Kiev prosperó por su control sobre la ruta desde el mar Báltico al mar Negro y a Oriente, además de por su abundancia en pieles, cera de abeja y miel para exportar.


    Dada la tendencia favorable a Escandinavia en la Primera Crónica Rusa, algunos historiadores eslavos han discutido el papel de los varegos en el establecimiento de la Rus de Kiev. Durante el reinado de Sviatoslav (945-972), los gobernantes de Kiev adoptaron la religión y nombres eslavos, pero su druzhina siguió estando formada principalmente por escandinavos. Las conquistas militares de Sviatoslav fueron impresionantes: propinó sendos impactos mortales a sus dos vecinos más poderosos, el Kaganato jázaro y el Imperio Búlgaro, que cayeron poco después de sus incursiones.


    La edad dorada de la Rus de Kiev
    La región de Kiev dominó el estado completo durante los siguientes dos siglos. El gran príncipe (veliki knyaz') de Kiev controlaba las tierras circundantes a la ciudad, y sus familiares teóricamente subordinados a él gobernaban en otras ciudades y les pagaban tributo. El apogeo de su poder llegó durante el reinado del príncipe Vladímir (Vladímir el Grande, r. 980-1015) y príncipe Yaroslav (el Sabio; r. 1019-1054). Ambos mandatarios continuaron la expansión del principado que había comenzado bajo Oleg.


    Vladímir llegó al poder en Kiev tras la muerte de su padre Sviatoslav I en 972, al derrotar a su hermanastro Yaropolk en 980. Como príncipe de Kiev, el mayor logro de Vladímir fue la cristianización de Rus de Kiev, proceso que emprendió en 988. Los anales indican que cuando Vladímir decidió aceptar la nueva fe en lugar del paganismo idólatra eslavo, mandó a algunos de sus consejeros y guerreros más cercanos a distintos países de Europa. Tras visitar los católicos, judíos y musulmanes, acabaron en Constantinopla. Allí quedaron tan asombrados por la grandeza de la catedral Hagia Sofía y los servicios litúrgicos que en ese momento decidieron la fe oficial que adoptaría el Estado kievano. Tras el regreso, convencieron a Vladímir que la fe de los griegos era la mejor opción; Vladímir emprendió un viaje a Constantinopla, donde casaría con la princesa Ana, hermana del emperador bizantino Basilio II.


    La opción por el culto oriental también reflejó posiblemente los vínculos estrechos con el Imperio, que dominaba el mar Negro y por ende la ruta comercial más importante para Kiev: el río Dniéper. La adhesión a la Iglesia Ortodoxa Oriental tuvo importantes consecuencias políticas, culturales y religiosas a largo plazo. La iglesia tenía una liturgia escrita en cirílico y una colección de escrituras traducidas del griego para los pueblos eslavos. La existencia de esta literatura facilitó la conversión al cristianismo de los eslavos orientales y les inició en una rudimentaria filosofía griega, a la ciencia y la historiografía sin la necesidad de aprender griego antiguo, a diferencia de la población culta de la Europa Occidental y Central, que continuaba manejando el latín. La independencia de la autoridad romana y la falta de obligación de aprender latín hicieron que los eslavos orientales desarrollaran su propia literatura y bellas artes, sustancialmente distintas de las encontradas en otros países ortodoxos.


    Yaroslav, conocido como El Sabio, pugnó igualmente con sus hermanos por el poder. Aunque logró imponerse en Kiev en el año 1019, no fue reconocido como líder en todo el principado hasta el 1036. Como Vladímir, Yaroslav el sabio se preocupó por entablar relaciones amistosas con el resto de Europa. Yaroslav casó a tres de sus hijas con príncipes extranjeros, exiliados, que vivieron en su palacio: Isabel (Elizaveta) con Harald III de Noruega (que obtuvo su mano por sus hazañas militares en el Imperio bizantino); Anastasia (Agmunda) con el futuro Andrés I de Hungría, y su hija menor, Ana de Kiev, se casó con Enrique I de Francia, que rigió en este país durante la minoría de edad de su hijo. Otra hija puede haber sido la Ágata que se casó con Eduardo el Exiliado, heredero del trono de Inglaterra, y que fue madre de Edgar Atheling y Santa Margarita. Su hija mayor Dobroniega o Dobroñeva (o según otros fuentes su hermana) contrajo matrimonio con Casimiro I el Restaurador, rey de Polonia. La nieta de Yaroslav, Eupraxia (Adelaida), hija de su hijo Vsévolod I, se casó con Enrique IV del Sacro Imperio Romano Germánico. Yaroslav también pactó matrimonios para su hermana y sus tres hijas con los reyes de Polonia, Francia, Hungría y Noruega. Mandó construir el primer gran edificio del principado, la Iglesia Desyatínnaya (o de la Dormición de la Virgen) de Kiev, así como la Catedral de Santa Sofía de Kiev y la Catedral de Santa Sofía de Nóvgorod. Patrocinó el clero autóctono y el monaquismo, además de atribuírsele la fundación de un sistema educativo. Los hijos de Yaroslav levantaron el gran Monasterio de las Cuevas de Kiev, que funcionó como academia eclesiástica.


    El apogeo de los centros regionales


    Impartiendo justicia en la Rus de Kiev, por Iván Bilibin.
    La Rus de Kiev no fue capaz de mantener su estatus de potencia próspera y dominante, en parte por el aglutinamiento de dominios muy dispares regidos por un clan. A medida que los miembros de este clan fueron creciendo en número, se identificaron con intereses regionales más que con un patrimonio común más grande. Así, los príncipes se enfrentaron entre sí, formando eventualmente alianzas con grupos externos como los polacos o magiares. Durante el período 1054-1224, no menos de 64 principados tuvieron una existencia efímera, 293 príncipes reivindicaron derechos sucesorios y sus disputas provocaron 83 guerras civiles.


    Las cruzadas condujeron a un cambio en las rutas comerciales europeas que aceleró el declive de Kiev. En 1204, las fuerzas de la Cuarta Cruzada saquearon Constantinopla, consiguiendo así la decadencia de la ruta comercial del Dniéper. Con el declive, Kiev se escindió en varios principados y algunos grandes centros regionales: Nóvgorod, Vladímir-Súzdal, Hálych, Pólotsk, Smolensk, Chernígov (moderna Cherníhiv) y Pereyáslavl. Los habitantes de estos centros evolucionarían en tres nacionalidades: ucranianos en el sureste y suroeste, bielorrusos en el noroeste y rusos en el norte y noreste.


    República de Nóvgorod






    Al norte, la República de Nóvgorod prosperaba como parte del principado dada su situación privilegiada para controlar las rutas comerciales del Volga al mar Báltico. Cuando decayó Kiev, Nóvgorod comenzó a independizarse. Una oligarquía local gobernaría el territorio, de modo que una asamblea local (Veche) tomaba las decisiones gubernamentales, así como elegía a un príncipe como líder militar de la ciudad. Nóvgorod se parecía, tanto en su estructura política como sus actividades comerciales, a una ciudad de la Liga Hanseática, la alianza próspera que dominó el comercio de la región báltica entre los siglos XIII y XVII.






    Al noreste, los eslavos colonizaron el territorio que llegaría a llamarse Moscovia, aliándose y mezclándose con los pueblos ugrofineses (en:Finno-Ugric peoples) que ocupaban la zona. La ciudad de Rostov fue uno de los centros más antiguos del noreste, aunque suplantado posteriormente por Súzdal en primer lugar, y después por la ciudad de Vladímir, que llegó a ser la capital de Vladímir-Suzdal. Las crónicas registraron un gran tráfico migratorio desde la región de Kiev hacia el norte, para escapar de las continuas incursiones de nómadas túrquicos. A medida que las tierras del sur fueron despoblándose y más boyardos, nobles y artesanos iban llegando a la corte de Vladímir, el principado fue destacándose como potencia dentro de los dominios de Kiev.


    En 1169, el príncipe Andréi Bogoliubski de Vladímir-Súzdal asestó un duro golpe al poder decadente de la Rus de Kiev cuando sus ejércitos saquearon la capital. El príncipe Andréi instaló entonces en el poder a su hermano menor, que gobernó brevemente en Kiev mientras Andréi continuaba dominando sus tierras en Súzdal. Así, el centro del poder político comenzó a alejarse de Kiev en la segunda mitad del siglo XII. En 1299, a resultas de la invasión mongola, el obispo metropolitano se desplazó de Kiev a Vladímir completando su sustitución como centro religioso para las regiones septentrionales.


    Suroeste
    Al suroeste, el principado de Galitzia entabló relaciones comerciales con sus vecinos polacos, húngaros y lituanos, emergiendo como el sucesor en la zona de la Rus de Kiev. A principios del siglo XIII, el príncipe Román Mstislávich unió los dos principados previamente separados, conquistó Kiev y asumió el título de gran duque de la Rus de Kiev. Su hijo, el príncipe Danilo, fue el primer gobernante de Kiev en aceptar una corona del Papa romano, rompiendo así aparentemente con Constantinopla. A comienzos del siglo XIV, el patriarca de la Iglesia Ortodoxa Oriental en Constantinopla garantizó a los gobernantes de Galitzia-Volhynia un metropolitano para compensar el desplazamiento de Kiev a Vladímir. Poco después, los líderes lituanos también pidieron y recibieron un metropolitano para Novagrúdok.


    Sin embargo, la larga lucha contra los mongoles unida a la oposición interna al príncipe, además de la intervención extranjera, debilitaron a Galitzia. Con el fin de la línea Mstislávich de la dinastía de Rúrik a mediados del siglo XIV, Galitzia-Volhynia dejó de existir; Polonia conquistó Galitzia, Lituania tomó Volinia, incluyendo Kiev, conquistada por Gediminas en la batalla del río Irpén, en 1321. Los líderes lituanos asumieron así el título de monarcas de Rutenia.


    Divisiones administrativas de la Rus de Kiev






    Siglo XI
    Tierra de Nóvgorod (862–1478) (el territorio aliado de la Rus, desde 1136 la República de Nóvgorod);
    Principado de Rostov-Súzdal (hasta 1125, Principado de Rostov; de 1155 en adelante, Principado de Vladímir-Súzdal);
    Principado de Pólatsk (siglo IX-siglo XIV) (territorio separatista, soberanía parcial del Rus de Kiev);
    Principado de Minsk;
    Principado de Smolensk (desde 1054);
    Principado de Pereyáslavl;
    Principado de Volinia;
    Principado de Kiev (1132–99);
    Principado de Galitzia;
    Principado de Túrov y Pinsk;
    Principado de Chernigov;
    Principado de Riazán (hasta 1161 Principado de Murom-Riazán);
    Principado de Nóvgorod-Síverski;
    Ciudad de Tmutarakán (desde 988 y hasta algún momento del siglo XII);
    Bélaya Vezha (desde 965 y hasta algún momento del siglo XII);
    Dependencias meridionales (Oleshky, Nueva Gálich, Peresechen');
    Territorios drevlianos (?-884) (anexado a la Rus por Oleg); 912–946 (vasallo del Rus desde 914; levantamiento drevliano en 945);
    Legado artístico de la Rus de Kiev
    En su Segunda Edad de Oro el arte bizantino se extendió a Armenia. En Kiev se construye la iglesia de Santa Sofía en el año 1017, siguiendo fielmente los influjos de la arquitectura de Constantinopla se estructuró en forma basilical de cinco naves terminadas en ábsides. En Nóvgorod se levantan las iglesias de San Jorge y de Santa Sofía, ambas de planta central.


    Arte
    El arte de la antigua Rusia fue, en cierto sentido, la continuación del arte bizantino.


    Arquitectura
    La Catedral de la Asunción de la ciudad de Vladímir
    La Catedral de la Asunción de la ciudad de Vladímir, solía ser una de las principales iglesias de la Rusia medieval en los siglos XIII y XIV. Forma parte del Patrimonio de la Humanidad.


    La catedral fue encomendada por Andréi Bogolyubski y dedicada a la virgen María a quien se promovió como la santa patrona de Vladímir. Edificada entre los años 1158 y 1160, fue ampliada en el lapso de 1185-1189 para reflejar el prestigio de la ciudad. Con un área de superficie de 1178 m², fue la mayor iglesia rusa en los siguientes 300 o 400 años.


    Andréi Bogolyubski, Vsévolod III Yúryevich y otros gobernantes del Principado de Vladímir-Súzdal, fueron sepultados en la cripta de esta iglesia. A diferencia de otros tantos santuarios, la catedral sobrevivió a la gran devastación e incendio de Vladímir en 1239, cuando las hordas mongolas de Batu Jan hicieron presencia.


    Los muros exteriores de la iglesia están cubiertos con grabados muy elaborados. El interior fue pintado en el siglo XII y repintado por Andréi Rubliov y Daniil Chyorni en 1408. La catedral de la Asunción sirvió de modelo para Aristóteles Fioravanti, cuando diseñó la Catedral de la Asunción en el Kremlin de Moscú (1475-1479).


    Catedral de Santa Sofía de Nóvgorod
    La Catedral de Santa Sofía de Nóvgorod (La sagrada sabiduría de Dios) fue construida de 1045 a 1052 y es la catedral más antigua de toda Rusia. La catedral de cinco domos de piedra fue construida por Vladímir de Nóvgorod en honor a su padre, Yaroslav El Sabio, como un signo de gratitud de los novgorodenses por su ayuda en el conflicto de Yaroslav en la Rus de Kiev. Ésta reemplazó a una Iglesia más vieja y de madera de 13 domos construida en 989. Las cúpulas obtuvieron su forma de casco en la década de 1150, cuando la catedral fue restaurada de un incendio. El interior fue pintado en los siglos XI y XII, pero los frescos son difíciles de ver a consecuencia de los frecuentes incendios. En los años 1850, partes del interior fueron repintadas. Del s. XII al s. XV, la catedral fue el centro espiritual y ceremonial de la República de Nóvgorod.


    Durante la ocupación nazi de Nóvgorod, el Kremlin de Nóvgorod fue dañado gravemente a causa de las batallas y el abuso nazi. Aun así, la catedral ha sobrevivido. La gran cruz en el domo principal fue retirada por el ejército español. Durante 60 años estuvo confinada en el Museo de la Academia militar de ingeniería de Madrid, hasta que el 16 de noviembre de 2004 fue devuelta por el Ministro de Defensa español, José Bono, a la Iglesia Ortodoxa rusa.



    http://es.m.wikipedia.org/wiki/Rus_de_Kiev
    Última edición por Michael; 16/05/2014 a las 05:52
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  9. #89
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    ¿Qué significa la frase "Zar de todas las Rusias"?



    El origen de Rusia se encuentra en Kiev, ya que los voragos o varegos un pueblo escandinavo, vikingo, conquistó las tierras que se extendían entre los mares báltico y negro y de gran importancia estratégica y como ruta comercial, ya que unía con otras rutas comerciales como las de la Liga Hanseática o de la Hansa en el norte de Europa con las que iban al extremo oriente, de la seda, porcelana, especias, etcétera, por lo que alcanzó gran prosperidad, penetraron a través de la región del lago Ladoga y tras establecer una primera capital en Novgorod, avanzaron hacia el sur para finalmente establecer su capital definitiva a las orillas del río Dnieper en Kiev, a ese estado se le nombró como la Rus de Kiev o Kievana de ahí el origen del nombre de Rusia, los voragos terminaron fusionándose con las poblaciones de las tribus eslavas que habitaban ese vasto territorio y a los cuales habían unido bajo su dominio terminando por asimilar sus lengua y cultura. Su importancia fue enorme llegando a ser en su tiempo el estado más extenso y uno de los más prósperos de la Europa medieval.
    En el siglo X se adaptó en la Rus el cristianismo y debido a sus estrechas relaciones e influencias con el Imperio Romano oriental o bizantino que dominaba las costas del mar Negro y mediterráneo oriental, fue el culto y formas del cristianismo griego oriental u ortodoxo el que se adoptó así como la escritura cirílica derivado directamente del alfabeto griego y adaptado a las lenguas eslavas por los monjes romano orientales o bizantinos (Cirilio y Metodio) todo ello tuvo una enorme importancia en el desarrollo de la cultura rusa.
    Entre los siglo XI-XIII se produjo una fragmentación del estado en pequeños principados cada vez más independientes, lo que puso los cimientos de las tres familias de rusos: los rusos blancos, los grandes rusos y los pequeños rusos (posteriormente denominados ucranianos).
    El declive de la ciudad fue favoreciendo el crecimiento de Novgorod que la sustituyó en importancia, aunque Kiev se mantuvo como centro político y religioso de la Rus.
    A finales del s XIII se produjo la conquista tártaro-mogola que puso fin a la Rus.
    Por ello hoy en día revindican tanto los actuales rusos (grandes rusos), bielorrusos (rusos blancos o blanquirrusos, que es lo que significa literalmente) y ucranianos (pequeños rusos), que la capital de Ucrania es su cuna y origen, de ahí que al hablar de que los tres pueblos como que son primos-hermanos se quedan muy cortos ya que son tres pueblos que comparten un mismo tronco, origen, raíces, cultura comunes con pequeños matices y singularidades que les diferencian y que va mucho más allá de su mera pertenencia a los ex-estados del Imperio Ruso o la Unión Soviética, como muchos argumentan.
    Antes de la invasión tártara él núcleo del pueblo ruso se extendía desde los Cárpatos hasta los bosques y pantanos, región que habría de convertirse, luego de algunos siglos, en la Rusia Central, o Gran Rusia. En el siglo XIII, el lugar donde se encuentra actualmente Moscú, constituía el extremo límite de la penetración de colonos, llegados desde la Rusia original, o la Rusia de Kiev, conocida por ello con el nombre de “Pequeña Rusia,” o “Rusia Menor” o sea Rusia original o cercana (en referencia al Constantinopla, al igual que se denomina Asia menor a Anatolia, por su mayor proximidad a Costantinopla y mayor a la más lejana), hoy llamada Ucrania.
    Es griego el origen conceptual de la denominación Pequeña Rusia, o Rusia Menor (Malorosia). Los griegos llamaban Pequeña Grecia a la zona que había sido la cuna de la Grecia y de todo el pueblo helénico, que venía más o menos a corresponder con la Grecia actual, mientras que denominaban "Gran Grecia o Magna Grecia" a las tierras, situadas principalmente en el sur de Italia y Sicilia, las que fueron helinizadas posteriormente, por lo que su significado sería el de la Grecia posterior. Del mismo modo, la Pequeña Rusia (Malorosia) fue la cuna de la nación y pueblo rusos. Respecto a las denominaciones “pueblo ucranio,” o “Ucrania” es un desconocido aunque se cree que el nombre “Ucrania” se trata de un malentendido etimológico: ateniéndonos al significado exacto de la palabra “ukraina,” u “okraina” significa “tierra marginal o de frontera". Por lo tanto, refiriéndose al pueblo “ucraniano,” se habla del pueblo “limítrofe.” La palabra Ucrania fue introducida por los polacos en el siglo XV, pero su uso se generalizó en hacia finales del siglo XIX con el surgimiento y auge del nacionalismo pequeño-ruso, ucraniano.
    Pues como he dicho la Rus fue invadida y destruida por los mongoles, la propia Kiev fue totalmente arrasada, muchos rusos huyeron al norte en busca de refugio estableciéndose en los principados del norte como Novgorod o Moscú.
    Desde el siglo XV Lituania y Polonia aprovecharon para invadir muchos de los principados occidentales rusos y ocuparlos, sometiendo a sus habitantes a los cuales rebautizaron con el nombre de rutenios o rusinos, tras la latinización del término Rus y su sustitución por el de Rutenia, por el catolicismo romano de ambos y bajo influencia del mismo, a su vez bajo su dominio hubo el intento de forzar su conversión al catolicismo así como de imponer el polaco (polonización), pero se encontraron con la resistencia de los rusos.
    De la influencia de las naciones extranjeras que ocuparon distintas regiones o principados rusos, surgieron los tres pueblos rusos: el grande (posterior) , el pequeño (original) y el blanco (del norte o septentrional), principalmente en su lengua, y de ahí según iban reincorporando principados los duques o príncipes de Moscú a su resurgido estado viene el concepto de Zar (Tsar en ruso, que deriva de Caesar, César en latín) tras autoproclamarse Zar, emperador, de todas las Rusias.
    Ahí está el origen del término, pero le aconsejo que consulte muchos documentos al respecto, sobre la historia de Rusia, o la Rus de Kiev.
    Un saludo.



    https://espanol.answers.yahoo.com/qu...3195930AAf8ZRS
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  10. #90
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    20 MAR 2014


    Madre Rusia




    Y, en su seno, Crimea.


    El entusiasmo me desborda. Si tuviese veinte años me iría allí, y no excluyo la posibilidad de hacerlo con setenta y siete.


    La historia, una vez más, vuelve a dar la razón a Spengler: es un pelotón de soldados lo que siempre, en el último momento, salva la civilización.


    Kiev es un enclave sagrado de la santa Rusia (y Crimea, ni les cuento). Por ese punto de fuga escapó de la barbarie comunista el gran Nabokov. Allí, una vez más, después de lo de Serbia, lo de Kosovo, lo de Iraq, lo de Afganistán, lo de Egipto, lo de Libia y lo de Siria, el decrépito imperialismo occidental -dos patas en ese banco: la europea y la estadounidense- ha sembrado las semillas de lo que podría haber sido (y aún no ha pasado ese riesgo) la tercera guerra mundial. ¡Bonito ejercicio de precalentamiento para las elecciones del 25 de mayo!


    Patético resulta Obama, ese pelele de las multinacionales, ese monigote de la Reserva Federal, ese don Tancredo invertebrado, ese quintacolumnista del integrismo musulmán (véase lo que hizo en Egipto), cuando se enfrenta a un político como Putin, con el que se puede estar o no estar de acuerdo, y yo lo estoy, pero que tiene todo lo que un líder debe tener.


    Déjense de cuentos los señoritingos de Bruselas que han abierto en el Maidán, para defender los turbios intereses económicos de Francia y Alemania, una caja de Pandora en la que cabe y de la que sale lo peor de lo peor: extremistas neonazis, energúmenos antisistema, matones de gatillo fácil, ultranacionalistas de belfo hidrófobo, francotiradores asalariados, plutócratas avariciosos, gobernantes golpistas... Hablaré de eso con más calma en el futuro. Lo haré, por ejemplo, en la Universidad Juan Carlos, el próximo día veintisiete. Ya he puesto título a ese debate: ¡Adiós, Europa, adiós! (para asistir, en la medida en que el aforo de la sala lo consienta, es conveniente inscribirse enviando un correo a javier_wrana@hotmail.com).


    El regreso de Crimea al regazo de la Magna Máter rusa es el acontecimiento histórico más significativo desde que el Muro de Berlín se convirtió en cascotes. Sí, sí, ya sé que tuvimos la guerra de la antigua Yugoslavia, la de Iraq, la masacre de las Torres Gemelas, el tsunami del Índico, la primavera árabe, el terremoto de Fukushima... Pero todos esos acontecimientos fueron negativos. Yo me refería a los positivos. El de Crimea lo es. ¡Por fin una buena noticia! La revolución conservadora se ha puesto en marcha.


    Lo que en ese conflicto se ventila es el encontronazo entre dos modelos de sociedad: el de la Unión Europa, que no es una zona geopolítica, sino ideológica, puesta al servicio de la socialdemocracia (en ella confluyen los dos grandes partidos), y el de Moscú, que es el de los conservadores, el de la responsabilidad individual, el del mérito y la excelencia, el de la recuperación del sentido común, el de los altos valores morales, el de las viejas palabras que, según Machado, han de volver a sonar.


    Parafraseemos a Dostoievsky... Crimea y castigo. Ése sería un buen título para describir lo que acaba de suceder en Ucrania. Lo de "castigo" se refiere a ésta y, por supuesto, a Europa. Merecido lo tiene la última. La primera, también, por prestarse a los manejos colonialistas de Bruselas.


    Y, además, ¿a santo de qué tendría yo (y usted, lector) que financiar con las migajas de mi cada vez más magro bolsillo el dineral que nos costaría incorporar Ucrania al contubernio europeo? ¿Adónde quieren llegar los derrochones de éste en su afán expansionista? ¿Al Paso del Khyber? ¿Al Karakorum? ¿A Ulán Bator? ¿A las islas Fidji? Si todo fuese Europa, nada lo sería. El Viejo Mundo está a punto de incorporarse al Tercero.


    Las isobaras de la meteorología política son, hoy como ayer, las religiones, por más que de ellas hayan desaparecido la fe, la superstición y la liturgia. Los europeos, aunque no vayan a misa, son católicos o protestantes, y de ahí procede la socialdemocracia y su hijo predilecto: el Estado de Bienestar. Ucrania es ortodoxa, como lo son todas las Rusias. Y aunque las tres religiones se proclamen cristianas, la tercera no es compatible con las dos primeras, que tampoco lo son del todo entre sí.


    Este es un buen momento -mejor, imposible- para leer el libro que Daniel Utrilla, ex corresponsal de este periódico en Moscú durante más de una década y dueño de una de las plumas más afiladas, ingeniosas y divertidas de este país, publicó a finales de noviembre: A Moscú sin Kaláshnikov (Libros del K.O). ¡Fantástico recorrido el suyo por una nación que conoce al dedillo! Léalo, con una sonrisa en los labios y un destello en los ojos, todo el que quiera entender el alma de la Santa Rusia, y lea también de paso, y para lo mismo, la mejor novela escrita en los últimos años: Limónov (Anagrama), de Emmanuel Carrère.


    El protagonista de ese relato existe y lidera un partido político opuesto a Putin, que lo metió en la cárcel. No importa. Son, Limónov y él, tal para cual: personajes de Tolstói, de Puchkin, de Turgueniev, de Gogol, de Dostoievski, de Solzhetnitsyn... Héroes de Carlyle. Vuelve el gran Berdiaeff de la mano de Putin. ¡Que los dioses ortodoxos bendigan la heterodoxia de éste frente a la ortodoxia keynesiana, igualitarista, buenista, retroprogresista y tontorrona de la Unión Europea!




    Madre Rusia | Dragolandia | Blogs | elmundo.es
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  11. #91
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,322
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    SERGIO FERNÁNDEZ RIQUELME, AUTOR DE "EL NUEVO IMPERIO RUSO: HISTORIA Y CIVILIZACIÓN"

    ENTREVISTA AL DOCTOR SERGIO FERNÁNDEZ RIQUELME, ENSAYISTA


    Sergio Fernández Riquelme
    Entrevistamos a Sergio Fernández Riquelme, historiador, doctor y profesor de Política Social en la Universidad de Murcia, además de impulsor de varias iniciativas que están granjeando una cada vez mayor atención en el páramo intelectual español: LA RAZÓN HISTÓRICA, el INSTITUTO DE POLÍTICA SOCIAL, EL CONTEMPORÁNEO, la REVISTA DOCUMENTOS DE POLÍTICA SOCIAL... etcétera. Recientemente ha salido a la luz su flamante ensayo "El nuevo imperio ruso: Historia y Civilización" que es una muestra de su infatigable quehacer intelectual a favor de un discurso al margen del pensamiento único que impera en una sociedad delicuescente, desprovista de referencias y sumida en una monótona salmodia de lugares comunes. "El nuevo imperio ruso: Historia y Civilización", prologado por Manuel Fernández Espinosa, es un ensayo que aporta las claves interpretativas para comprender la Rusia emergente de nuestros días.






    RAIGAMBRE: Para todo el que no le conozca ¿quién es y en qué trabaja Sergio Fernández?



    SERGIO FERNÁNDEZ RIQUELME: Historiador de vocación y de formación; esa sería la primera rúbrica. Doctor y profesor de Política social en la Universidad de Murcia como profesión (y director del IPS. Instituto de Política social); esa sería la segunda. Rúbricas bajo las que buscó, no sé si con éxito pero sí con honestidad, conocer el pasado (experiencias), comprender el presente (posibilidades) y atisbar el futuro (expectativas) de las ideas que hacen de nuestra sociedad de una manera y no de otra.

    RAIGAMBRE: Además de su labor profesional, Sergio Fernández lleva una larga trayectoria implicado en medios digitales (La Razón Histórica, El Contemporáneo digital, IPS…) háblenos un poco de ellos. ¿Qué es y cuando nace la Razón Histórica?

    SERGIO FERNÁNDEZ RIQUELME: En 2007 lanzamos la idea de la Revista como una pequeña plataforma académica para difundir en la red nuestro trabajo historiográfico, entre la Tradición hispana y la Modernidad contemporánea, ante las dificultades que los medios “oficiales” ponían para el mismo, y abriendo las puertas a investigadores jóvenes y alternativos que también tenían vedado el acceso a los mismos. Pero ante el notable éxito que adquirió (tanto en lectores, más de 150.000 actualmente, como de autores, con cerca de 160), nuestra pequeña empresa se ha convertido, Dios mediante, en una de las principales revistas de Historia y pensamiento del panorama hispanoamericano, presente en los principales bases de datos (como Latindex) como en los Índices de Impacto (Google Scholar Metrics).

    RAIGAMBRE: ¿Y El Contemporáneo?

    SERGIO FERNÁNDEZ RIQUELME: El contemporáneo es, quizás, una de las “voces que claman en el desierto” español, social y moralmente. Ante un mundo globalizado en permanente cambio, y un Occidente cada vez más individualista y materialista, lanzamos este pequeño diario en 2013, en el seno del IPS, como apuesta informativa e intelectual diferente en defensa de una sociedad profundamente crítica y moralmente rearmada, alternativa muy modesta a los grandes, y similares, portales informativos.


    Una publicación siempre independiente que pretende analizar la realidad nacional e internacional desde la "información", con secciones sobre Sociedad, Política, Economía, Educación y Civilización; y desde la "opinión", con una sección específica de opinión (con las firmas de José María Arenzana, Gabriel Bernárdez, Blas Piñar Pinedo, Manuel Fernández Espinosa, David Guerrero, Ovidio Gómez López, Luis Gómez, Joaquín Arnau Revuelta, Antonio Moreno Ruíz, Antuin Riquelme, Esteban de Castilla, J. Raúl Marcos, Guillermo Rocafort, Juan Oliver, David Ortega Mena, Fernando José Vaquero Oroquieta).


    Además, y de una perspectiva original, cuenta con dos secciones gráficas de especial relevancia: "El siglo futuro", bitácora de reflexión a través de imágenes comentadas de relevancia en la actualidad, y "Muy gráfico", sección de viñetas entre el humor y la crítica con autores como Antuin o Anfer. Asimismo presenta varias columnas de opinión como A FUCIA ("En confianza") a cargo de Manuel Fernández Espinosa, SENCILLO Y DIRECTO de David Guerrero, EL CRISMÓN MOZÁRABE de Antonio Moreno Ruiz, o DE PE A PA de Luis Gómez.

    RAIGAMBRE: Usted está muy interesado en la Política Social. ¿Qué es el Instituto de Política Social?


    SERGIO FERNÁNDEZ RIQUELME: Es un Centro de estudios sin ánimo de lucro que nació para defender intelectual y difundir académicamente los valores sociales básicos, naturales, que permiten una comunidad moralmente adecuada y, por ello, una Política social capaz de alcanzar, en las grandes ideas y las pequeñas obras, un desarrollo verdaderamente humano y humanizador. Para ello genera diferentes iniciativas para hacer cumplir sus tres grandes fines: 1) Justicia social (lucha contra la pobreza y por la vida, 2) Bienestar social (Economía social y desarrollo humano), y 3) Orden social (Comunidad y Familia). Y entre dichas iniciativas se encuentran la citada Revista La Razón histórica, la Revista Documentos de Política social, la Revista Opinión social, el señalado Diario El Contemporáneo, y el Premio científico IPS (que reconoce anualmente la excelencia de autores e instituciones en la promoción de la Política social).

    RAIGAMBRE: Ahora sí, como diría Francisco Umbral, hablemos de su libro. ¿Por qué ese título?

    SERGIO FERNÁNDEZ RIQUELME: Porque es una realidad histórica desconocida, cuando no manipulada, en los medios y tribunas españolas y occidentales (y que de manera brillante demuestra en España Manuel Fernández Espinosa, prologuista del libro). En un mundo que parece cada día más multipolar, con una creciente decadencia de la otrora potencia dominante norteamericana, Rusia quiere su espacio, su lugar. Así está construyendo, no sin limitaciones, una nueva idea imperial de pretensiones euroasiáticas que haga recobrar a su nación el orgullo de ser diferente, poderosa e influyente. Y lo hace buscando recuperar su identidad milenaria, acorde con su Historia, su extensión territorial y sus recursos económicos: recuperando su tradicional espacio de influencia (de ahí la Unión económica euroasiática con Bielorrusia, Kazajistán, Armenia y Kirguizistán), mirando a ese continente asiático protagonista del siglo XXI (China, India), combinando la modernización de sus estructuras militares y económicas con la defensa de los valores conservadores cristianos. Y un proyecto que parece no atisbar un Occidente aún preso del colonialismo cultural useño y de sus prejuicios ideológicos sobre el Oriente.

    RAIGAMBRE: La actual coyuntura (Rusia, más Crimea, más UE y EE.UU) ¿ha tenido que ver algo en la decisión de escribir un libro sobre Rusia?.

    SERGIO FERNÁNDEZ RIQUELME: Era una idea que rondaba en mi cabeza y centraba mi interés desde hacía años: conocer y comprender el proceso histórico que estaba generando una nueva idea imperial en Rusia. Al principio era una idea siquiera erudita, pero los últimos acontecimientos han demostrado la proyección actual de la misma, tanto por su fuerte presencia en las primeras planas de los periódicos, como en las consecuencias políticas, económicas e ideológicas que conlleva y que sacuden a la Unión europea de la que formamos parte. Ello explica y justifica, a mi juicio, la necesidad de la publicación del libro, buscando una síntesis clara y concisa de este proceso a la luz de los hechos pasados (la experiencia de la vieja Rusia imperial), de un presente traumático (de la caída de la URSS a la transición hacia una supuesta democracia liberal occidentalizada) y de ese futuro aun incierto de expansión de la nueva Rusia encabezada por Vladimir Putin.

    RAIGAMBRE: Para mucha gente, el nombre de Rusia les sigue evocando lo que antaño era la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. ¿Qué queda en la actualidad de todo aquello y qué es lo que hay a día de hoy en Rusia?

    SERGIO FERNÁNDEZ RIQUELME: De la URSS queda, como se demuestra en buena parte de Ucrania o Moldavia, la nostalgia no hacía la ideología colectivista y atea derrumbada finalmente en el siglo XX, sino de la unidad entre pueblos eslavos, del orgullo de un proyecto común, de ser alternativa a Occidente, de defender principios de autoridad política y tradición moral. Y el símbolo de esta unidad aparece en la pequeña cinta de San Jorge que llevan todos los partidarios de la vuelta a la unidad eslava encabezada por Rusia.


    RAIGAMBRE: Hemos hablado de Ucrania y de Crimea, ¿Cree que se trata de algo serio en el panorama político internacional, o es más un nuevo reparto geográfico, en el que Rusia se quedará con Crimea y su salida al mar negro, y EEUU y la UE con la adhesión del resto de Ucrania?

    SERGIO FERNÁNDEZ RIQUELME: Ambas cosas. Por un lado, y a nivel geopolítico, se demuestra como reacción del mundo ruso, como de otras naciones (China, el mundo árabe, Europa del este, África), contra los últimos coletazos del imperialismo americano y sus discípulos europeos (o asiáticos) que quedó en evidencia tras su fracaso en Siria. Y por otro, a nivel geográfico, representa el choque entre el expansionismo de la UE (en busca del control de nuevos mercados) y los intereses de Rusia en su tradicional espacio de intervención (en busca de ampliar su frontera respecto a Occidente).

    RAIGAMBRE: ¿Dónde se puede adquirir el libro?

    SERGIO FERNÁNDEZ RIQUELME: Se puede adquirir en la páginaweb de Cromática.

    RAIGAMBRE: Y ya para despedirnos, ¿en qué proyecto futuro está inmerso ahora Sergio Fernández?

    SERGIO FERNÁNDEZ RIQUELME: El próximo proyecto será un libro colectivo en la Colección La Razón histórica, con autores de primer nivel ajenos al pensamiento dominante, y dominado, sobre las ideas clave que pueden marcar la “regeneración” política, social y moral de la Nación española en un tiempo de crisis que parece no acabar.


    "El nuevo imperio ruso: Historia y Civilización", libro de Sergio Fernández Riquelme

    L. Gómez
    RAIGAMBRE

  12. #92
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,322
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón: La voluntad rusa de independencia nos ayudará a reencontrar la nuestra, que está amenazada por la penetración anglosajona


    S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón, heredero legítimo del trono español, es hombre de convicciones profundas. Firme defensor de la tradición católica, es por completo ajeno a la imagen que esta época desarraigada quiere dar de la nobleza en general y de los príncipes en particular. Ligado a las principales dinastías de Europa, viajero infatigable, enrolado primero en la legión española y luego en el ejército portugués en Angola, S.A.R. Don Sixto Enrique conoce de cerca la política, es un conferenciante de reconocido prestigio y un consejero escuchado que se ha encargado muchas misiones de mediación en numerosos países.

    Señor ¿qué os une a Rusia? ¿Por qué os interesa?
    ¡Miguel Strogoff! Desde que de pequeño leí Miguel Strogoff, amo a Rusia – y eso que Julio Verne nunca estuvo en Rusia. A partir de esa lectura, he intentado hacer más profunda mi simpatía. Hoy tengo muchas razones para amar a ese gran país: por su extensión, su espacio inmenso (con Siberia, por supuesto); por la cualidad intrínseca de una población, que tras 70 años de comunismo ha vuelto a su espiritualidad de otro tiempo; por las reservas minerales, que son riquezas importantes todavía no verdaderamente utilizadas, pero que le garantizan una independencia verdadera; por sus tradiciones nacionales: la iglesia, el recuerdo de la familia imperial. En su población subsiste un instinto natural de resistencia que nosotros hemos perdido.
    Es interesante observar cómo las reflexiones, los comentarios, los análisis de la prensa y de los medios occidentales, que eran muy amistosos con el régimen soviético, han dejado de serlo por completo, ahora que la libertad ha vuelto a Rusia; y se han vuelto, por el contrario, humorísticos, sarcásticos, calumniosos… Incluso se nos vuelve a hacer la broma de mal gusto de la supuesta guerra fría, que fue de una invención no menos artificial que la primavera árabe de hoy en día: en realidad, el capitalismo occidental se beneficiaba de la presencia del régimen soviético, que le evitaba tener que competir con una Rusia reencontrada y reconstituida.
    Es una vieja historia que se remonta a antes de la Primera Guerra mundial: hacía 1900, Inglaterra observó que había dos países que desarrollaban una dinámica industrial muy importante: la Alemania de Guillermo II y la Rusia de Nicolás II con su notable primer ministro, Stolypine. Si dejaba que esta dinámica industrial siguiera adelante en estos países, sus nuevas industrias exportarían sus productos por todas partes del mundo, haciendo la competencia al comercio inglés, y se verían empujados a desarrollar una marina comercial competente, que también competiría con la marina comercial británica. Inglaterra no quería en modo alguno esta competencia, y por ello deseó la guerra y hasta la provocó en cierto sentido – incluso si el elemento desencadenante de este conflicto, urdido mucho antes, fue, como es sabido, el asesinato del archiduque austriaco Francisco-Fernando. La estrategia inglesa consistió en crear una tensión cada vez más fuerte entre Alemania y Rusia para empujarles a la guerra. Conocida es la monstruosa matanza que resultó de ello, un genocidio dictado por intereses menos estratégicos que económicos. En Rusia, la revolución, resultado de la guerra, tomó el poder en 1917, con el apoyo de las finanzas y de los grandes bancos occidentales, y se impuso el régimen soviético que produjo los horrores de todos conocidos. Rusia también ha sido martirizada en beneficio de una estrategia internacional, financiera y totalmente inhumana.


    Casi un cuarto de siglo después del fin de la unión soviética ¿qué cambios se han producido?
    Yo no esperaba que el régimen soviético hiciera implosión tan pronto como lo hizo, fue una buena sorpresa. Pero después de 70 años de aplastamiento psicológico sufrido por tres generaciones, Rusia ha encontrado milagrosamente un renacimiento espiritual impresionante. En el ejército, ningún regimiento emprende la marcha hacia el Caúcaso sin que le acompañe un capellán. En todas partes las iglesias se reconstruyen y en su interior se juntan todas las generaciones sin distinción. Amo esa iglesia ortodoxa, magnífica, con los coros más bellos que quepa encontrar y ¡ese fervor! El país reencuentra sus virtudes iniciales y su poder internacional, no solamente político y estratégico, sino también económico y comercial.
    Esta Rusia, que conocí en la época soviética, hoy la he vuelto a encontrar, pero liberada, y la miro con una simpatía tanto más grande cuanto su voluntad de mantener su independencia nos ayudará a nosotros mismos a reencontrar nuestra propia independencia amenazada por la penetración anglosajona. Por eso, cuando voy a Rusia intento hacer ver a los rusos que no respondemos a la idea que la estrategia de nuestros gobiernos podría dar de nosotros.


    A Vladimir Putin se le señala hoy con el dedo como al lobo feroz de Europa. Procedente en su origen del KGB, y más tarde consejero de Boris Eltsine, ha dirigido la Seguridad Pública antes de presidir el gobierno de Rusia y luego la Federación Rusa. Ha devuelto a su país el rango de gran potencia ¿Ha restaurado Rusia?
    Al menos la está restaurando. En cuanto a su recorrido vital, el KGB era el equivalente de la ENA en Francia; la élite del país tenía que pasar por él. Putin pasó, pues, por el KGB, y después recibió el apoyo del alcalde de San Petersburgo, Sotchak, que lo descubrió, con mucha penetración y psicología, y le ayudó mucho en su promoción primero en San Petersburgo y después en Rusia. Es el único que, en razón de su carácter, y de la importancia de su país puede poner en jaque, gracias a la firmeza de su postura, la comunicación y la complicidad americana y europea, mezcla de liberalismo y de socialismo.
    Mi único temor se centra en el perfil de su primer ministro, cuando veo el papel menos positivo que juega. En la época de la guerra de Libia, Medrvedev, que por entonces era Presidente, se mostró abierto a las sugerencias de los diferentes grupos internacionales, como la comisión trilateral, Paneuropa, el Bilderberger, etc.


    ¿No se debe esto a un reparto de papeles con Putin?
    Oficialmente, sí.


    ¿Qué incita a los europeos desear la picota para Putin?
    La Unión Europea es un engendro completamente artificial; ha hecho creer a cada una de las naciones adheridas a ella, que, por su virtud, los europeos serían más competitivos en comparación a los Estados Unidos. Lo que se ha producido ha sido exactamente lo contrario. Al introducir a Inglaterra hemos instalado el caballo de Troya americano en Europa. Es evidente que el mundo anglosajón, Inglaterra o Estados Unidos, no puede aceptar de ninguna manera que el mundo tal como lo concibe no obedezca a sus normas, a sus reglas. Y Rusia es el único país que actualmente puede permitirse esta excepción, esta reacción -quizá con Hungría, cuyo primer ministro me resulta muy simpático.


    Tras la vuelta de Crimea al seno de Rusia, el discurso occidental da a entender que Vladímir Putin no va a pararse ahí. ¿Creéis que tenemos que vérnoslas con una Rusia “imperialista”?¿Qué otra política podría hacerse por relación a ese país, fuera de la que actualmente se lleva a cabo?
    ¡Simplemente, reconocer a Rusia sus fronteras históricas! Hay que redefinir geográficamente Ucrania, que carece de unidad: su parte oeste, desde el Dniéper, ha estado bajo el control austriaco durante mucho tiempo y se llamaba la Galicia. Su población era uniata, convertida al catolicismo, y siempre han existido tensiones entre los uniatas y los ortodoxos tradicionales. Por el contrario, la Ucrania oriental siempre ha sido rusa. Es incluso la matriz de Rusia: el gran príncipe Vladimir partió de Kiev para fundar Moscovia. Entre Rusia y esta Ucrania oriental hay una unión completa bajo todo punto de vista. Crimea, incorporada por Catalina II y Potemkin en el siglo XVIII, sigue siendo el principal pulmón de Rusia en el mar negro.
    Cuando a Kruschtchev, que era ucraniano, se le ocurrió dar una autonomía a Ucrania, pretendía obtener dos representantes de la Unión Soviética en la ONU: Rusia y Ucrania. Era un pretexto evidentemente artificial, pero que interesaba a los soviéticos en aquella época. Ahora eso se ha vuelto contra Rusia. Las protestas de los países, que aparentan revestirse de virtud ultrajada porque Rusia recupera sus posiciones históricas y naturales, son inaceptables y en particular la de los Estados Unidos que, en otro tiempo, ¡invadieron Nuevo Méjico, Arizona y California, y atacaron a España en 1890 para hacerse con Cuba y Filipinas!
    También se puede evocar el problema en Moldavia y Transnistria, territorio cuya población actual está casi únicamente compuesta de rusos que fueron deportados allí por Stalin, según creo, y que quieren ser reconocidos como rusos. No hay que olvidar, en todo caso, que en la capital ucraniana de Kiev se encuentra el “vaticano ortodoxo”: un soberbio conjunto de catedrales e iglesias donde se recoge verdaderamente toda la historia de la ortodoxia rusa.

    Entrevista realizada por Eric Letty

    Monde & vie. 9 de abril de 2014

    http://www.carlismo.es/?p=3958

    LES TRINXERES DE FUENTEOVEJUNA: S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón: La voluntad rusa de independencia nos ayudará a reencontrar la nuestra, que está amenazada por la penetración anglosajona


    jasarhez dio el Víctor.

  13. #93
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    Es un auténtico placer, y todo un privilegio, ver coincidir aquí a S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón en tantas y tantas cosas sobre Rusia, la política internacional y hasta sobre la religión ortodoxa.
    Última edición por jasarhez; 05/06/2014 a las 20:08

  14. #94
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    ¡Viva España!


    (un pequeño receso musical...)
    Última edición por jasarhez; 10/06/2014 a las 15:28

  15. #95
    Avatar de Adriano
    Adriano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    05 mar, 13
    Mensajes
    561
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    Otra noticia vergonzosa, nos volvemos a lucir:



    España aportará cuatro Eurofighter al despliegue de la OTAN en los países bálticos


    ESTEBAN VILLAREJO / MADRID

    Día 12/06/2014 - 15.42h



    Rasmussen y Margallo anuncian que la medida para proteger a estos países ante la amenaza rusa se hará efectiva en otoño


    EFE


    Margallo conversa con el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen


    El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, anunció este jueves en su visita a Madrid que España aportará cuatro aviones de combate al dispositivo de protección del espacio aéreo de los países bálticos, un punto que confirmó el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, quién precisó que serán cazas Eurofighter.
    Además el ofrecimiento español también incluye la participación de dos fragatas en los grupos navales que la OTAN mantienen en el Atlántico báltico y en el cuerno de África, donde la Armada tiene ya desplegada la fragata Cristóbal Colón en la operación de la Alianza Atlántica contra la piratería. El ofrecimiento español se une al realizado por otros países de la OTAN tras la escalada de tensión motivada por la crisis ente Ucrania y Rusia y el temor desatado en países de la OTAN como Estonia, Letonia, Lituania, Polonia o Rumanía.
    Hay que recordar que Dinamarca ha desplegado cuatro aviones de combate F-16 en una base en Estonia; Francia, cuatro Rafale con base en Polonia; Reino Unido, otros cuatro Eurofighter en Lituania; Polonia, cuatro Mig29 en Lituania; y Canadá seis F-18 con base en Rumanía. Actualmente el dispositivo es de 22 cazas, cuando antes de la crisis ucraniana ese número era de tres. En otoño se unirán los españoles.
    Además, en los últimos dos meses, la OTAN ha puesto a disposición dos aviones AWACS (de alerta temprana y vigilancia del espacio aéreo), uno en Polonia y otro en Rumanía. Además, Reino Unido y Francia han aportado un AWACS cada uno también para estos dos países. Cada día se rotan para que haya un AWACS siempre en Rumanía y otro en Polonia. EE.UU., Holanda y Turquía ha aportado aviones de repostaje en vuelo. Italia se sumará el mes que viene.

    Espaa aportar cuatro Eurofighter al despliegue de la OTAN en los pases blticos - ABC.es




    Según EED añadir un par de fragatas y algo más:
    http://www.elespiadigital.com/index....sis-en-ucrania
    Última edición por Adriano; 13/06/2014 a las 23:18

  16. #96
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,322
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    EL ENIGMA RUSO: DE LA LATENCIA A LA PATENCIA




    Nikolái Berdiáyev (1874-1948)


    UN FRAGMENTO "DE MOSCOVIA LAS MURALLAS.
    MEDITACIÓN ESPAÑOLA ACERCA DE RUSIA";
    PRÓLOGO DE
    MANUEL FERNÁNDEZ ESPINOSA,
    AL LIBRO
    "EL NUEVO IMPERIO RUSO. HISTORIA Y CIVILIZACIÓN"
    DE
    SERGIO FERNÁNDEZ RIQUELME


    "Reinando Alejo I de Rusia (1629-1676) el patriarca Nikon plantea el año 1654 una reforma litúrgica con la pretensión de aproximar la iglesia ortodoxa rusa a la iglesia ortodoxa griega. El amparo estatal a la reforma de Nikon impone ésta, pero no sin una resistencia que emerge de los fondos del pueblo ruso: el cisma de los “raskólniki” (los “cismáticos”, por otro nombre llamados “viejos creyentes”) que acaudilla Avvakum. Con anterioridad, en el año 1511 el monje ruso Filoteo había escrito al Zar Basilio III que, tras la caída de Bizancio (segunda Roma) y la anterior caída de la primera Roma (propiamente dicha), Rusia era la Tercera Roma. Esa creencia está profundamente arraigada en los ortodoxos rusos y se ha mostrado operante en muchas ocasiones cruciales de la historia de Rusia. Los “raskólniki” creían en la Tercera Roma y no querían trato con los ortodoxos griegos, por este motivo se mostraron insumisos a la reforma de Nikon y, por más que ésta viniera impuesta por la misma autoridad del monarca, se enfrentaron a la línea oficial por extranjerizante. El resultado fue el que era de esperar: persecución, masacres, destierros y marginación de los “raskólniki”. Como bien escribiera Nicolás Berdiaev, al hilo de este episodio histórico de Rusia: “A semejanza de la ciudad de Kitezh, el reino ortodoxo se vuelve invisible. Los disidentes huyen de las persecuciones y se esconden en la selva; los más fanáticos y exaltados se echan a las llamas”.

    La evocación que hace Berdiaev de la “ciudad de Kitezh” merece una aclaración, puesto que se trata de una de las constantes más dignas de notar en el imaginario colectivo ruso. Según una antigua leyenda, la ciudad de Kitezh se sumergió bajo las aguas lacustres para no caer en las crueles manos de los invasores tártaros. Los “raskólniki” vieron en esta leyenda un símbolo del estado de latencia al que los condenaron las persecuciones del poder oficial. Evocar la “ciudad de Kitezh” era como decir que la Santa Rusia se ocultaba para no ser corrompida por el poder hostil que con sus reformas pretendía desfigurarla. El tema de la ciudad de Kitezh se convertiría en un perenne motivo para abrigar las esperanzas de una renacencia de Rusia incluso en las peores circunstancias. Siempre que Rusia se veía amenazada en su ser más profundo se ocultaba, como la ciudad de Kitezh, para preservarse de quienes pugnaban por corromperla: los eslavófilos (otra de las constantes rusas), los poetas simbolistas rusos, la resistencia silenciosa de millones de almas rusas oprimidas por el terrible marxismo… todos hallarían en la legendaria ciudad de Kitezh la imagen de su resistencia frente a las circunstancias más adversas y desfavorables. El gran compositor Nicolás Rimski-Korsakov inmortalizaría este mito ruso en su ópera “La leyenda de la ciudad invisible de Kitezh y la doncella Fevróniya”, estrenada el año 1907.

    Rusia se ha caracterizado siempre por conservar celosamente su carácter. Si en el siglo XVII los “raskólniki” se alzaron frente a una reforma litúrgica que entendieron como una intromisión griega, con el siglo XVIII y la entrada en escena de los ilustrados, la resistencia rusa a occidente volvería a reeditarse; en el siglo XIX serían los eslavófilos frente a los liberales de cuño occidental y europeísta. Pero, prescindiendo de las particulares circunstancias de cada episodio de esta larga y constante resistencia a ser occidentalizados, ¿qué es lo que opera para que Rusia se resista una y otra vez a “occidentalizarse”?".
    Manuel Fernández Espinosa



    RAIGAMBRE
    Tropo dio el Víctor.

  17. #97
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,322
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    PROPAGANDA ANTIRRUSA



    Por Antonio Moreno Ruiz

    Alexander I. Solzhenitsyn denunció en pleno siglo XX que en verdad en Occidente no existía propaganda anticomunista sino antirrusa. Desde los Estados Unidos, se enfocaba el problema soviético como el problema del "malvado ruso", obviando que muchos soviéticos eran judíos, georgianos, bálticos, o incluso "ucranianos"... Y obviando que el pueblo ruso fue el pueblo que más vidas entregó en esta trágica parte de su historia, siendo que la diáspora de rusos es superior a veinte millones de personas esparcidas por Europa y Asia. Y encima, seguimos con la propaganda del "ruso malo"... Y en nuestro tiempo, vuelve a reverberar el facilón discurso, convergiendo en Occidente lo mismo a través de liberales que de progres, feministas y neonazis, quienes en Ucrania se unen con el mayor de los desenfados, bajo el mando del sionista francés Bernard-Henri Lévy, autor intelectual de la desastrosa invasión de Libia.

    En fin, que no nos vuelva a cegar la propaganda, y que como hispanos, profundicemos más en las relaciones con Rusia, porque falta nos hace en este mundo globalizado, y porque podemos entendernos mejor de lo que parece, tal y como un servidor expresó en las "Dimensiones geopolíticas del hispanismo"


    SOCIEDAD CULTURAL HISPANO-RUSA: PROPAGANDA ANTIRRUSA

  18. #98
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    En la España de los años treinta, mucho antes de que fuera inventada la TV (ese 'arma de manipulación masiva', al que hace referencia tu artículo), también los españoles caímos en esa enorme falacia. Y en lugar de ir al frente gritando: "LA URSS ES CULPABLE, ¡VIVA RUSIA!", que es lo que debería de haberse gritado, gritamos un injustísimo y tosco: "Rusia es culpable". Cuando Rusia (la verdadera Rusia) jamás fué culpable de nada. Y mucho menos, nada que tuviera que ver con nosotros.

    De modo que ya va siendo hora de reconocer nuestros propios errores históricos y, como dice el artículo que Hyeronimus nos ha traído: "no volver a permitir que nos vuelva a cegar la propaganda, y que como hispanos, profundicemos más en las relaciones con Rusia, porque falta nos hace en este mundo globalizado, y porque podemos entendernos [con ellos] mejor de lo que parece...".

    ¡¡VIVA RUSIA!! ¡¡VIVA ESPAÑA!!


    _______________
    P.D.: Sinceramente no comprendo por qué hay gentes todavía que, desde unas posiciones supuestamente tradicionalistas e hispanistas, les cuesta tantísimo ver ésto. Gracias a Dios, cada vez más, muchos comenzamos a tenerlo clarísimo...


    Un abrazo
    Última edición por jasarhez; 02/08/2014 a las 22:49
    Cienfuegos dio el Víctor.

  19. #99
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,322
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    Odiosa Rusia

    JUAN MANUEL DE PRADA






    PARA entender el odio irracional (preternatural) que el pudridero europeo profesa a Rusia no basta con alimentarse con la farfolla folicularia de cada día. Una excelente aproximación a la razón última de este odio nos la brinda el Patriarca Cirilo en su libro Libertad y responsabilidad: en busca de la armonía, publicado por Nuevo Inicio. Después de padecer la experiencia del totalitarismo comunista, Cirilo puede afirmar sin ambages que una sociedad «en la que el Estado tiene todos los derechos sobre el hombre es indiscutiblemente inhumana; como también es inhumana la sociedad en la que los derechos humanos se convierten en un instrumento para el desarrollo de los instintos, donde los conceptos del bien y del mal se mezclan». O sea, la sociedad occidental.
    Frente a un Oriente cristiano formado en la primacía del sacrificio, la búsqueda del bien común y la fidelidad a la tradición, Cirilo contempla en el Occidente neopagano un peculiar modelo des-civilizador que anhela el éxito terrenal, los intereses particulares y la negación del pasado; y que, no contento con ello, trata de imponerlo universalmente: «Nada genera en la sociedad rusa tantas tensiones –escribe–como los intentos por imponer una escala de valores no tradicionales, tanto en la vida personal como social, a través de los medios de comunicación y la publicidad, el consumismo y el individualismo». Contra esa «escala de valores» que el pudridero europeo trata de imponer universalmente siempre luchará el «alma rusa», mientras siga existiendo.
    ¿Y cuál es la genealogía de esa nefasta «escala de valores»? Cirilo lo explica muy didácticamente: «Surge con el desarrollo filosófico y sociopolítico que comenzó con el Renacimiento y la Reforma y que concluyó con la Ilustración y las revoluciones europeas, que imponen la renuncia a la significación normativa de las tradiciones. En la base de este modelo se encuentra el llamado principio liberal, que proclama como valor supremo las libertades del individuo y hunde sus raíces en las visiones paganas del hombre como medida de todas las cosas (…). El hombre “libre” tiene derecho a deshacerse de todo cuanto lo limita y le molesta en el proceso de fortalecimiento de su “yo”: se exaltan las pasiones más torpes y las ambiciones más egoístas, en aras de la identidad soberana, autónoma, independiente de todo, excepto de sí misma. Toda la estructura social debe organizarse de tal modo que se garantice la mayor realización posible de los derechos y libertades individuales». Para la tradición rusa, la única libertad digna de tal nombre (la única que dignifica al hombre) es la que es un «instrumento que ayuda a la persona a elegir moralmente y a renunciar al mal»; o sea, exactamente la contraria de la libertad consagrada por Occidente.
    Y apostilla Cirilo: «Nosotros estamos dispuestos a dialogar con Occidente, pero solamente en igualdad de condiciones, porque lo cierto es que en nuestros días nos permiten decir y predicar cualquier cosa con la condición de que no toquemos las bases fundamentales de ese modo de pensar. Sus adeptos se han arrogado el derecho de evaluar todo a partir de su propia escala de valores morales, y desean con ahínco adecuar a su modelo la variedad del mundo. Estoy completamente convencido de que Rusia debe defender en nuestros días la idea de un mundo multipolar (…), cuyos cimientos no pueden ser la unidad sin rostro en el marco de un modelo implantado a la fuerza, que obviamente conducirá a una catástrofe de civilización».
    Esta es la razón última por la que Rusia resulta tan odiosa en el pudridero europeo. No se dejen aturdir por la farfolla folicularia de cada día.







    Histrico Opinin - ABC.es - lunes 1 de septiembre de 2014
    DOBLE AGUILA, Cienfuegos y Tropo dieron el Víctor.

  20. #100
    Cienfuegos está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    25 ago, 14
    Mensajes
    85
    Post Thanks / Like

    Re: Rusia

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cita Iniciado por Hyeronimus Ver mensaje
    Odiosa Rusia

    JUAN MANUEL DE PRADA

    ...Estoy completamente convencido de que Rusia debe defender en nuestros días la idea de un mundo multipolar (…), cuyos cimientos no pueden ser la unidad sin rostro en el marco de un modelo implantado a la fuerza, que obviamente conducirá a una catástrofe de civilización. Esta es la razón última por la que Rusia resulta tan odiosa en el pudridero europeo. No se dejen aturdir por la farfolla folicularia de cada día.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Rusia y España
    Por Michael en el foro Europa
    Respuestas: 74
    Último mensaje: 14/10/2018, 00:42
  2. Ucraina es Rusia.
    Por Litus en el foro Europa
    Respuestas: 13
    Último mensaje: 24/10/2015, 21:27
  3. Rusia Unida vs. Hollywood
    Por Paco en el foro Europa
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 15/03/2012, 20:59
  4. Rusia aplasta a Georgia
    Por Litus en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 28/08/2008, 13:26
  5. Ucraina es Rusia.
    Por Litus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 23/08/2008, 10:00

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •