Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 17 de 17 PrimerPrimer ... 7891011121314151617
Resultados 321 al 340 de 340

Tema: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

  1. #321
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    Por qué sabemos tan poco sobre los ingleses y San Martín

    El comentario de inicio de la "Mesa MDZ" por MDZ Radio, en el día en que se rinde homenaje a los ingleses que acompañaron a San Martín.
    5 de Abril de 2018 | 07:12








    Gabriel Conte Director de MDZ


    Mirá el video con este comentario en la Mesa MDZ haciendo clic aquí

    Los argentinos hemos decidido en forma autoritaria y prepotente que el fútbol es más importante que la política.

    Si pudiéramos, haríamos que el país tenga un DT y no un presidente. Y por supuesto: como todos sabemos de fútbol, todos seríamos una especie de parlamento muy recontra popular, masivo, de debate contínuo, en sesión permanente. Bien fascista. Seríamos mejores fascistas que Benito Mussolini.

    Tan exitistas como derrotistas, nos entregaríamos a las pasiones en forma deliberada. Nos golpearíamos en las calles. Los micros serían copados por nosotros, los hinchas de tal o cual, sin pagar pasaje pero eso sería legal y bien visto. Solo unas absurdas minorías republicanas lo repudiarían. Pero serían tan despreciadas por la inmensa mayoría que ni lugar en donde quejarse tendrían.

    Sí, los argentinos creemos que el fútbol es más importante que la política.

    Si fuera al revés, calificaríamos momentos del partido con términos políticos: "Este partido no tuvo quorum", "fue un gol no positivo", y los árbitros solo hablarían por sus fallos.

    Pero no. Es al revés. Los términos futboleros lo inundan todo. La lógica política se volvió intrínsecamente futbolera. Entendemos el fútbol pero no la política, a la que no queremos entender, ni siquiera para cambiarla. Se la critica desde la tribuna, como si se tratara de un juego ajeno y no lo que decide nuestra forma de vida.

    Entonces, por ejemplo, cuando fuimos a la guerra de Malvinas, salimos todos a festejar a la Plaza de Mayo o a San Martín y Garibaldi y nació allí este todavía estúpido cántico irracional que dice: "El que no salta es un inglés". Como si no quisiéramos reconocer a un Darwin, ni un Beatle, ni a Sheakspeare o a los Rolling Stones. Como si no nos interesara -ya que estamos- cómo le va al Kun Agüero, al mendocino Funes Mori o Ardiles.

    Por supuesto: como no nos interesa la política, todo lo vemos con el signo de "la mano de Dios" de Maradona a los ingleses en el Mundial de México 86.

    Nombramos de corrido quiénes fueron los integrantes de cada seleccionado de fútbol en cada mundial, pero no podemos articular ninguna fecha que marque la historia social, económica e institucional del país: solo prejuicios repetitivos, cual memes de la memoria.

    Por esto no sabemos que el general José de San Martín, ese hombre que forjó la independencia y que marcó el principio de la historia política propia, fue acompañado en su gesta libertadora por un batallón denominado "Cazadores ingleses", liderado por el británico John Young, Juan ya para ese entonces.

    Entrevista MDZ

    Reflexión para el debate

    Nacionalismo barato: saldos y retazos de una sociedad que busca ideas prácticas y es cazada por políticos vacíos







    Eran más de 50 ingleses de los 250 que fueron apresados entre 1806 y 1807 en las invasiones inglesas en Buenos Aires y apresados en Mendoza. Para 1815 ya se sentían parte de los nuestros. En la hoy plazas Pedro del Castillo y Sarmiento hicieron sus prácticas de tiro los martes, jueves y sábados, según lo contó el historiador Carlos Campana en el diario Los Andes. Como la mayoría había formado parte del Regimiento número 71 Highlanders de Escocia, el gobernador José de San Martín les sacó provecho. Para 1816 ya eran parte de la Compañía Patriótica de Cazadores. En 1817, esta compañía auxilió a las tropas de líneas del ejército que partió el día 9 de enero, hasta el 24 de ese mismo mes, para la liberación de Chile.


    Según el historiador Campana, dos fueron los oficiales que partieron a Chile y descollaron en la campaña libertadora. El inglés Thomas Appleby fue un gran colaborador del General José de San Martín. Fue quien viajó en varias oportunidades a Gran Bretaña para la compra de barcos y otros pertrechos para los patriotas. Se había casado en mayo de 1815 con la mendocina Manuela Videla y regresó a nuestra provincia en donde se radicó.
    Pero para los argentinos esto no es relevante.

    Lo realmente importante es el fútbol.

    Y no se le conoce cuadro a San Martín ni en su época había mundiales. Así es que para la mayoría de los argentinos, resulta muy difícil aprender la historia si no hay goles que recordar, goleadores sobre los cuales discutir ni directores técnicos contra quienes despotricar.

    Mejor, "el que no salta es un inglés". Así somos. Tan así, que festejamos guerras como si fuesen mundiales de fútbol ganados. Aunque inclusive, hayamos perdido la absurda guerra en la que los dictadores mandaron a morir a pibes que hacían la colimba.




    _______________________________________

    Fuente:

    https://www.mdzol.com//opinion/78824...mpaign=botones

  2. #322
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    QUITO, LA MAYOR VÍCTIMA DE LA REPÚBLICA

    San Francisco de Quito, nuestra ciudad ha sido, es y será, a menos que hagamos algo en lo contrario, la mayor víctima de la así llamada república, primero de (Gran) Colombia y después del Ecuador, desde la supresión de su nombre en toda su heredad territorial, hasta la brutal exacción en vidas y hacienda en una absurda guerra de “independencia” que llevó al abismo a generaciones de quiteños y quitenses, pasando por la carga de la Deuda Inglesa que nos esclavizó eternamente a la deuda externa. Fue un sector minoritario de la élite de Guayaquil quien propulsó, luchó y consiguió en alianza con las fuerzas sanmartinianas y bolivarianas la separación del reino de Quito de la Monarquía Española, que a partir de 1822 sería el departamento del Sur en la Colombia de Bolívar y posteriormente desde 1830 el Estado del Ecuador en Colombia, y desde 1835 la República del Ecuador tras la disolución total de la utopía bolivariana. Quito desde entonces ha estado obligada a cargar con el peso de un Estado fallido y parasitario por casi dos siglos, se asfixia ante realidades que le son ajenas y gime por renacer bajo una nueva forma que la libere, separe e independice de una república que nunca quiso, definitivamente, de una vez y para siempre jamás. Los quiteños que hoy viven cabizbajos soportando la explotación de una creación exógena que encuentra sus orígenes allende los mares en una pérfida isla lejana del norte, cuyo dios no sólo nos es ajeno sino que además es enemigo del Nuestro, deben reaccionar y tomar las riendas de lo que les pertenece o perecer. Los inventores de la seudo república y sus sucesores políticos hasta el momento, así como la burocracia apátrida enraizada en esta ciudad, son los únicos que lucran, se benefician e impide nos liberemos de la republiqueta desde aquel aciago día en que algunos decidieron olvidar a sus mayores para turbar el orden desde entonces y hasta hoy en que todavía sufrimos las consecuencias de esas desgraciadas decisiones.



    _______________________________________

    Fuente:

    https://www.facebook.com/francisco.n...07496352833814

  3. #323
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    ¡Si nos viera Fernando VII! - Por Luciana Sabina

    Siempre los granaderos portan banderas de los países de los mandatarios que nos visitan, esta vez hubo rechazo por hacerlo con la española.





    Por Luciana Sabina - Historiadora


    La reciente visita del jefe del Gobierno de España a nuestro país despertó un gran revuelo al viralizarse las imágenes de los Granaderos portando la bandera española.
    La agitación tomó cuerpo debido a que un reconocido historiador exclamó a través de twitter: "¡Tremendo! ¡Si los viera don José!"

    ¿Qué informa el mítico regimiento al respecto?

    La respuesta, a la que accedimos a través de las redes sociales, es la siguiente:

    "Cada vez que nos visita un mandatario extranjero, el Regimiento tiene por costumbre escoltarlo portando banderines del país al cual recibe. Entre los países que ha escoltado se encuentran Alemania, Armenia, Noruega, China, Canadá, México, Irlanda, Italia, Brasil, Uruguay, Chile, Rusia, Francia. Al frente de la columna siempre van las banderas Nacional de Guerra Argentina y Bandera del Ejército de los Andes”.

    No obstante esto, se cuestiona el hecho de que el Regimiento porte la Bandera Española.

    El General San Martín jamás odió a España, a su gente y a su cultura, todo lo contrario.

    Un claro ejemplo es el que tuvo lugar el 2 de junio de 1821 cuando el General San Martín ofreció un brindis en Punchauca, frente al virrey. Brindó por la prosperidad de la España y de la América, y después se propusieron otros brindis alusivos al restablecimiento de la unión y fraternidad entre los españoles, europeos y americanos.

    Por otra parte el 22 de junio de 1860, la reina Isabel II, de España, reconoce la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata mediante un "Tratado de paz y amistad" firmado en Madrid y desde entonces la Argentina mantiene una fuerte amistad con la nación europea, que fue creciendo con el paso de los años"

    El prócer era antiguo camarada de muchos españoles a los que enfrentó -se formó con ellos en el Ejército español- y procuró darles siempre un trato hospitalario. Tras vencerlos los envió a San Luis, donde llevaron una vida apacible y en libertad. Pero en 1819 Bernardo de Monteagudo llegó al lugar y terminó haciéndolos ejecutar. Seis días más tarde el Libertador se presentó en la ciudad. Sólo Ruiz Ordóñez no había sido fusilado debido a los ruegos de su novia. "Al verme el General San Martín -escribió años más tarde- conocí que se afectó al presentarme yo, tan joven, estropeado con una cadena tan larga que me cruzaba la cintura y tan pesada que no podía con ella. Me hizo sentar en una silla, me acarició y con dulces palabras me preguntó por lo acontecido; llamó a un ordenanza para que viniera un herrero y en su presencia me quitaron el grillete del pie con la cadena, y mandando al gobernador Dupuy, que estaba presente con mucha sumisión de pie, que inmediatamente se me vistiera con la decencia que me correspondía y el trato consiguiente y quedara hasta nueva disposición arrestado en el cuartel. A las dos horas vino al cuartel el gobernador Dupuy dándome la mano y diciéndome: “Está Ud. perdonado de la vida por la patria y por el Excmo. Sr. Don José de San Martín".

    De más está decir qué pensaría San Martín al vernos actuar de modo civilizado y hospitalario, homenajeando al pueblo de sus propios padres. Si esto causa tanto estupor, ¿qué sucederá cuando algunos historiadores descubran que al Regimiento de Patricios lo representa una bandera española de guerra, con breves modificaciones, y que la Bandera argentina es casi idéntica a la de los Borbones, reyes de España?


    ¡Si nos viera Fernando VII!





    _______________________________________

    Fuente:

    https://losandes.com.ar/article/view...luciana-sabina




  4. #324
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    A 200 años de una gesta de San Martín con apoyo inglés

    El bicentenario de la Batalla de Maipú


    .


    por Jimena Catalá@CatalaJime5 de Abril de 2018 |




    (Foto Pachy Reynoso/MDZ)



    A 200 años de la Batalla de Maipú, clave para la independencia de las provincias unidas del Río de la Plata (hoy Argentina) y Chile, surgieron dos datos prácticamente ignorados en la reconstrucción de la historia. Uno, que soldados británicos ayudaron al General José de San Martín en esta lucha; y dos, que el mismo Padre de la Patria terminó de amigo y de testigo de casamiento de un inglés que se quedó a vivir en Mendoza, Thomas Appleby.
    Más sobre este tema



    Appleby, comerciante y militar, llegó a suelo argentino a principios de siglo XIX en pleno contexto de las invasiones británicas sin imaginar quizá que muchos años después se integraría a un grupo de "cazadores británicos" que colaboraría con el Ejército de los Andes para la independencia de los pueblos del sur. Tan cercana fue su relación con el Padre de la Patria, que éste terminó dando el aval y siendo testigo de su casamiento con la mendocina Manuela Videla.

    Producto directo de esa unión ancestral Fanny Alicia Castro Aubone (76) se encargó de revivir estos hechos al cumplirse el bicentenario de este combate fundamental en la gesta emancipadora. "De los que conformaron ese regimiento de cazadores británicos el teniente primero era Thomas Appleby, que fue el único que después de la campaña de Chile-Perú se quedó afincado en Mendoza. Fue el único inglés que se quedó en Mendoza, hay uno que pasó a Chile y los otros regresaron a Inglaterra. Appleby se casó con Manuela Videla tuvieron un hijo Federico y de esa línea salió Carmen Appleby que se casó con Pedro Aubone que sería mi bisabuelo. Es decir que, Thomas sería bisabuelo de mi bisabuelo", sintetizó Fanny su árbol genealógico.

    Sobre el nexo entre Thomas y San Martín, Fanny recuperó: "Fueron amigos. Siempre recordamos que en aquel momento no había registro civil por lo tanto el que realmente dio el aval de que este inglés era soltero fue San Martín, fue él quien estuvo en Gran Bretaña en su casa una vez y cuenta que se notaba que era soltero por cómo vivía", apuntó entre risas la mujer.

    A propósito de este punto de encuentro entre ingleses y argentinos, y cuando acaban de cumplirse 36 años del inicio de la Guerra por Malvinas, Fanny remarcó la importancia de rescatar estos momentos de la historia en donde los pueblos pudieron entenderse más allá de pertenecer a organizaciones políticas e ideológicas radicalmente opuestas.

    "Pese a tantas divergencias de gobierno a gobierno, el pueblo a veces está unido por factores humanos como es el hecho de ser libres y poder autodeterminarse, lo que fue el principio básico de la gesta de San Martín, y me emociona que el homenaje se haga aquí, en el lugar del hecho. Las diferencias las marcan situaciones políticas mezquinas que no tienen que ver con el sentir humano de los pobladores", reflexionó Fanny.

    Sus palabras se escucharon previo al acto de descubrimiento de una placa de los "cazadores ingleses" que se colocó ayer al mediodía en el Cerro de la Gloria en la ciudad de Mendoza a propósito del bicentenario de la Batalla de Maipú.

    Allí mismo, el hijo de Fanny, el tercer Thomas de la rama Appleby, sostuvo: "Para nosotros esto es muy importante. El hecho de que se haya traído a la memoria y el reconocimiento a aquella gente que en sus principios no eran milicianos y pudieron tomar la gesta sanmartiniana como suya y con el solo impulso de su corazón y de las familias que formaron acá".

    Carlos Campana, uno de los historiadores que se ha encargado de recuperar estos lazos entre británicos y mendocinos, destacó la labor del Consejo de la Comunidad Argentino-Británica (CCAB) tendiente a restablecer el vínculo entre ambos países. "Más allá de la confrontación de años y años por Malvinas, es importante rescatar que a principios de siglo XIX hubo un flujo migratorio muy importante de británicos que incluso colaboraron en la liberación de estos pueblos", apuntó el también periodista.

    Por su parte, la delegada en Mendoza del CCAB, Carolina Fuller, observó que estamos en un momento propicio del devenir histórico para recuperar este tipo de conexiones entre estos países. "Hemos superado esa etapa en la que decir que descendías de un inglés no estaba bien visto. Hay mayor comunicación. Es un momento ideal para volver a realzar esta historia", cerró.

    El embajador británico, Mark Kent, en el descubrimiento de la placa de los cazadores ingleses.




    _______________________________________

    Fuente:


    https://www.mdzol.com/video/788341-a...-apoyo-ingles/
    Última edición por Mexispano; 15/04/2018 a las 01:38

  5. #325
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    19 de abril de 1810



    Esta fecha es conocida por ser el paso que marcó nuestro camino hacia la independencia de España, aunque la conocida declaración de independencia tuvo un trasfondo de mayor profundidad en el que no todo es como se cuenta comúnmente. Antes de abordar esta fecha debemos entender la realidad histórica que se vivía; debemos trasladarnos a aquel antaño lugar y ver de cerca, en la antigua Caracas, quienes eran nuestros antepasados, como pensaban y que ocurría alrededor de esos años en toda España.Para aquel entonces no podías hablas de venezolanos como lo hacemos hoy en día, éramos una Capitanía General de España, y por lo tanto, todos los que nacían en ella eran españoles. Al entender esto es evidente que todo lo que ocurriese en la península tenía un efecto sobre la América española y es de ahí donde debemos partir para analizar esta fecha de forma puntual, iniciando en el año 1808 con la desintegración de la monarquía española.


    Crisis en España

    Producto de las abdicaciones reales españolas la monarquía se desintegró y las provincias, españolas y americanas, reaccionaron ante aquel suceso rechazando al invasor francés que tomaba el trono. Se crearon juntas de gobierno locales y en América, que no eran neófitos del todo de lo que ocurría, abogaron al derecho de retroversión de la soberanía que indicaba que al estar acéfalo el poder, este regresaba a su origen, los pueblos. Para enfrentar aquel desastre se creó la Junta Suprema Central y Gubernativa del Reino reconociendo los derechos de las provincias, pero esta junta fracasó y ante el avance de los franceses se creó el Consejo de Regencia a principios de 1810.

    El Consejo fue rechazado por la mayoría de las provincias americanas, estas crearon sus propias juntas en defensa de los derechos de Fernando VII y decidieron asumir el poder hasta el retorno del monarca.


    El Trasfondo de las juntas americanas

    Hubo un rechazo ante la propuesta de los cabildos de crear las juntas, inclusive cuando estas levantaban la bandera de la lealtad hacia Fernando VII. Se sospechaba que aquellas juntas tenían intenciones más radicales y autonomista, siendo aquel discurso de fidelidad una máscara para aprovechar el momento. La Junta Suprema Central dio los primeros pasos en 1809 cuando en un decreto, inicia un proceso de igualdad política entre los españoles peninsulares y los americanos, pero esto no hizo más que promover el fuego independentista, siendo la población española americana mayor a la peninsular era inaceptable para ellos que aun al proclamar una supuesta igualdad, era inferior la influencia política de los americanos ante los peninsulares; el distanciamiento entre España y América era inevitable.En un inicio los españoles americanos mostraron su lealtad al rey y a sus tradiciones, pero ya las ideas provenientes de la Revolución Francesa habían influenciado a muchos muchos americanos, lo que generaría un bando más radical que miraba hacia la separación absoluta de España. La homogeneidad inicial que hubo en las provincias americanas evidenció la fortaleza del imperio español, pero esto se fue perdiendo con el tiempo, entre los múltiples debates y la escasa autonomía de las provincias.


    Hacia el 19 de abril de 1810

    A finales de febrero de 1810 llegó a la Guaira la goleta Rosa trayendo las noticias de los últimos sucesos en la península, lo que generó un rumor en la Capitanía. En la Gaceta de Caracas se anunció la reunión de las Cortes Generales y extraordinarias del Reino donde se entregarían las instrucciones. Los primeros días de abril Emparan hacía un llamado de calma ante la intriga y las habladurías que se estaban dando:


    “Esperemos tranquilos ver la suerte que tiene destinada a nuestro amado Fernando, y a la Madre Patria, que no dudo será favorable, pues por lo que hemos experimentado vamos bien que obra la mano del Todo Poderoso”.


    Ya para el 14 de abril había llegado a Puerto Cabello el bergantín Palomo, con las noticias de la toma de Sevilla y del nuevo Consejo de Regencia que suplantaba a la disuelta junta. La tensión caraqueña era cada vez mayor y el 18 de abril, con la llegada de dos emisarios del Consejo de Regencia se terminó por impulsar una sesión extraordinaria para el día siguiente. Ante la presión de los criollos. Martín Tovar y Ponte y Nicolás Anzola, pidieron a José de las Llamozas, vicepresidente del Cabildo, que organizara la sesión.
    El Consejo de Regencia representaba la desigualdad que venían rechazando los criollos y esto provocó la discordia que se venía a debatir, luego que habían aceptado la junta, no podían ahora aceptar al Consejo de Regencia como el depositario de la soberanía de Fernando VII. Las principales familias apoyaron la creación de la junta, entre ellos Martín Tovar, Anzola, Del Toro, López, Palacios, Mendez, entre otros; las oficialidad dio su apoyo y algunos representantes eclesiásticos como el Padre Madariaga y Francisco José Ribas, presbítero y hermano de nuestro Padre Fundador y tío del Libertador, José Félix Ribas.Emparan, el Capitán General, fue llamado a un Cabildo extraordinario el cual solo él podía convocar. La mayoría negaba la autoridad de la Regencia, ellos reconocían a Fernando VII pero no aceptaban que la soberanía cayera sobre el Consejo de Regencia, mientras estuviera acéfala la corona este debería volver a su lugar de origen. Es importante entender este apartado sobre aquel momento histórico; el poder, para entonces, lo tenía el pueblo y este lo entregaba al rey, quien era elegido por Dios para ejercerlo, al no haber rey, el poder debía volver a su origen: el pueblo. Emparan no aceptó aquello y decidió cortar el debate, era Semana Santa y debía volver a sus oficios.

    Emparan se dirigió a la Catedral seguido por una multitud enardecida que empezó a gritar:¡A Cabildo! ¡A Cabildo!

    Francisco Salias, primera autoridad civil y militar detuvo a Emparan y le exigió volver al Cabildo. Los granaderos apretaron sus armas, pero Luis de Ponte les señaló mantenerse firmes. Aquel desacato ante Emparan demostraba que no reconocían su autoridad y que no podía ejercer más resistencia; decidió volver.

    Hombres de gran importancia como José Félix Ribas, Juan Germán Roscio, Francisco Javier Yánez, Tomás y Mariano Montilla, entre otros, se encontraban en la Plaza Mayor. Emparan ante aquella situación tan desfavorable donde no conseguía acordar nada con los protestante y al ver una respuesta negativa ante su estadía en el mando anunció:¡Pues yo tampoco quiero mando!Se dice que cuando Emparan preguntó a las personas si querían que el siguiera gobernando, el padre Madariaga, a su espalda, motivó a la gente a responder que no. Este acto pudo ser necesario para motivar a las personas, que aun en desacato se podían disminuir al no sentir apoyo.


    El acta del 19 de abril de 1810

    El acta fue redactada por el Cabildo y obedecía a dos puntos fundamentales: la orfandad y la acefalia del reino, que en consecuencia, desconocía a la regencia; y en producto de la acefalia el poder debía regresar a su origen.


    “…atender a la salud pública de este pueblo que se halla en total orfandad, no sólo por el cautiverio del señor don Fernando VII, sino también por haberse disuelto la junta que suplía su ausencia”


    Negaban la regencia por no haber estado involucrados los criollos en la formación de la misma, diferente a como se realizó la junta central.


    “…ni reúne en sí el voto general de la Nación, ni mucho menos el de estos habitantes que tienen el legítimo e indispensable derecho de velar sobre su conservación y seguridad como partes integrantes que son de la monarquía española”.


    Posteriormente, para el 27 de abril, se hizo un llamado a las demás provincias españolas de América a no reconocer a la regencia y seguir leales al Rey en desgracia:


    “…una es nuestra causa, una debe ser nuestra divisa: fidelidad a nuestro desgraciado monarca, guerra a su tirano opresor, fraternidad y constancia”.


    Las provincias de Guayana, Maracaibo y Coro fueron las únicas en negarse a adherirse al ejemplo de Caracas.


    La independencia por la ley

    Como se ha descrito hasta ahora, nuestro proceso de separación de la Corona fue a través de la ley y promovida por los criollos más influyentes de la época. Ahora, este suceso tendrá repercusiones a futuro, cuando la Junta Patriótica, en donde aparecerán el Libertador y el Generalísimo, tome una postura más radical y comience a debatir con los más conservadores y leales a Fernando VII sobre una independencia total de la península. El 19 de abril de 1810, a diferencia de como se ha presentado durante mucho tiempo al común, fue el día en que se concretó la Junta en defensa de los derechos de Fernando VII en desconocimiento del Consejo de Regencia; la independencia luego se colaría para desembocar en el 5 de julio de 1811.

    G.J.Jiménez


    Fuentes consultadas


    ¿Qué pasó el 19 de abril? : Ángel Almarza y Rosangel Vargas

    Más allá de la Guerra, Inés Quintero

    Historia de la Primera República de Venezuela, Parra Pérez

    Crisis del régimen colonial e independencia, Carrera Damas





    _______________________________________

    Fuente:

    19 de abril de 1810 - Hechos Criollos

  6. #326
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    Fotografía de la placa inaugurada hace muy poco en el monumento que se encuentra en el llamado Cerro de la Gloria en Mendoza donde se reconoce a los "Cazadores Ingleses" que formaron en el Ejército de San Martín.





    https://www.facebook.com/CLAMOR.X/ph...type=3&theater
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas

  7. #327
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    Frases no tan cèlebres de traidor Simòn Bolívar

    Fuente: P. PRUVONENA (José de la Riva Agüero)- Memorias y documentos para la historia de la independencia del Perù y causas del mal èxito que ha tenido èsta. 1858 . Pag 182. Enzo Ernesto Cornejo Gomez




    https://www.facebook.com/photo.php?f...type=3&theater
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas

  8. #328
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    25 DE MAYO: CAÍDA DE UN IMPERIO, TRIUNFO DE LA SUBVERSIÓN

    "El Imperio Hispánico fue una de esas manifestaciones y contra él se alzó la modernidad mediante una acción que al comienzo fue sutil, oculta y solapada a través de la masonería, el racionalismo, el iluminismo y la ilustración y finalmente desencadenando la guerra total con las banderas de la Revolución Francesa y el liberalismo. [...] A lo largo del siglo XVIII el Imperio hispánico y desde la introducción de la dinastía borbónica, ya arrojaba visibles signos de decadencia. Los Reinos de Indias (porque éramos reinos y no otra cosa) comenzaron paulatinamente a transformase en las “colonias” de América. La acción de la guerra oculta trabajó sin pausa para carcomer a la hispanidad. Todo esto no hubiera ocurrido si el Imperio hubiere estado conducido por monarcas dignos y por una nobleza fiel al espíritu aristocrático y guerrero. Ante una monarquía indigna, prevaricadora, carente de todo sentido imperial se erigieron los falsos principios republicanos , liberales y modernos promovidos por la masonería y los intereses británicos. Ésta fue la obra de nuestros “próceres” y “libertadores” y los hombres de Mayo comenzaron en estas tierras la demolición.

    Lo subversivo se manifiesta por signos visibles bien claros. Veamos algunos:


    1) Cinco de los miembros de la Primera Junta de 1810 (la mayoría) eran de filiación masónica (Mariano Moreno, también llamado "El Jacobino", Belgrano, Castelli, Matheu y Larrea)

    2) El Virrey Cisneros había establecido la fecha del 19 de mayo de 1810 para el retiro o expulsión de los barcos y comerciantes ingleses de Buenos Aires. Comenzaba la Semana de Mayo.
    3) Los revolucionarios del 25 de mayo fueron ayudados por los marinos y los comerciantes ingleses con armas y municiones.

    4) El día anterior al 25 de mayo se había formado una junta presidida por el Virrey Cisneros, pero éste se vio obligado a renunciar por ser enemigo de los intereses ingleses

    5) El día 26 de mayo la recién instalada Junta ratificó ante el jefe de la flota inglesa fondeada en la rada del puerto de Buenos Aires el Acta de Libre Comercio con Gran Bretaña y resistida por el Virrey Cisneros

    6) El mismo día los barcos ingleses fueron empavesados (¿con qué bandera?) e hicieron salvas de artillería. El comandante inglés Fabian se jactaría ante su gobierno “de haber arengado al pueblo diciendo que los ingleses dejarían su isla para venir a habitar estas hermosas regiones”

    7) El “santo patrono” de los periodistas argentinos, Mariano Moreno, merece un capítulo aparte. Traductor al castellano del “Contrato Social” de J.J. Rousseau, una de las “biblias” del modernismo liberal y masón, pretendió que se lo enseñara en las escuelas en reemplazo de la religión. Su anglofilia era manifiesta y en su “Plan de Operaciones” ofrecía entregarle a los ingleses la isla Martín García para que fuera una pequeña colonia o puerto franco para el comercio inglés.

    8)También señalemos la pertenencia a la masonería de los “libertadores”, caso de San Martín, Bolívar, Miranda, Sucre, O’Higgins, Alvear y otros."
    tl;dr: El Virrey Cisneros era más patriota que todos nuestros próceres



    Texto: Julián Ramirez, Documento sin tÃ*tulo





    https://www.facebook.com/permalink.p...00014902654984

  9. #329
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    Uno de los realistas más sanguinarios durante los años de la Guerra a Muerte fue el oficial Antonio Suazola, segundo de Monteverde. Para incentivar a la tropa, Suazola ofreció un peso fuerte por cada oreja de insurgente que le presentasen. Las orejas eran después enviadas en cajones a las filas patriotas. No solo eso. Cuando se fastidiaba de cortar orejas, Suazola desollaba a los patriotas presos, les despalmaba las plantas de los pies para hacerlos correr en terreno pedregoso, o les cortaba los cachetes. En las cercanías del Castillo de Puerto Cabello, Bolívar logra capturarlo y es ahorcado. Sin embargo, la carnicería de la Guerra a Muerte apenas comenzaba. En Calabozo se estaba gestando otro Monstruo, mucho peor que Suazola. Este es un Hecho Criollo.





    https://www.facebook.com/hechoscriol...type=3&theater

  10. #330
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    Bolivar fue un Dictador asesino, No un Libertador. Pablo Victoria Vilches

    Simón Bolivar fue un dictador asesino, no un libertador (Pablo Victoria Vilches)





    https://www.youtube.com/watch?v=T1qn99LCTwA
    Última edición por Mexispano; 16/07/2018 a las 06:14

  11. #331
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    Héroes muertos: El cazador británico

    juancarlos2906 (53)

    en hechoscriollos • el mes pasado






    Batallón Cazadores Británicos. Batalla de Carabobo


    La gran batalla por el departamento de Venezuela había comenzado. El ejército de Colombia, comandado por Simón Bolívar, atacaba al ejército español al mando del mariscal Miguel de la Torre en los campos de Carabobo. Corría el 24 de junio de 1821 y la batalla aún no se decidía.La Legión Británica, ahora llamada Cazadores Británicos, se batían en férreo duelo contra la infantería del batallón Burgos, para cubrir la retirada de la primera división al mando del temible León de Payara, el general José Antonio Páez, dando tiempo a reorganizarse en su flanco. Poco a poco eran diezmadas las fuerzas británicas entre gritos, bayonetazos y explosiones.

    —¡Aguantad mis valientes! ¡Aguantad! —Gritaba el coronel Thomas Ildeston Farriar, nativo de Manchester, Gran Bretaña.

    Los británicos, formados en cuatro grandes bloques, soportaban las descargas de fusilería del batallón de veteranos Burgos, quienes deciden bajar de las alturas privilegiadas y atacar a bayoneta la férrea resistencia británica.

    —¡Coronel! —Gritó el capitán Matheus McJulius, —los españoles se nos vienen encima.

    —Calen bayonetas, —ordenó el coronel —¡A la carga! —gritó eufórico.

    El choque entre aquellos batallones estuvo acompañado de gritos, tintineos y sangre, los españoles, fieros guerreros en los combates cuerpo a cuerpo, intentaban sobrepasar a los cazadores británicos, más estos, con amplia experiencia en las guerras napoleónicas, soportaban las constantes embestidas, logrando hacer que los españoles retrocedieran.

    En otro intento de desplazar a la legión británica, el Burgos cargo nuevamente a bayoneta, esta vez, apoyados por los batallones Barbastro y Hostalrich, quienes atacan con sendas cargas de fusilería.
    —¡Argh, me dieron! —dijo el capitán McJulius, cayendo muerto a los segundos.

    —¡Sigan resistiendo!¡Que no pasen! —gritaba el coronel alentando a las valientes fuerzas británicas.

    Repentinamente, el coronel sintió un toquesito caliente en su pierna, al ver, su muslo derramaba sangre, había sido alcanzado por una bala. Impertérrito y decidido, ordenó una carga a bayoneta calada, la cual hizo retroceder.

    El batallón de cazadores se hallaba diezmado, el coronel sabía que no podrían aguantar otra embestida, Los Bravos de Apure de Páez no llegaban y los españoles se preparaban para otra embestida. Los gritos de dolor se hacían insoportables, la sangre de los ingleses era tanta, que se había formado un lodo pantanoso. 150 británicos habían encontrado su descanso eterno en aquellos campos.

    —¡Formación en linea! —mandaba el coronel al ver que los españoles se preparaban para una descarga. 500 percutores sonaron al unisono, una sola orden rompería la incertidumbre de británicos y españoles por igual.

    —¡Fuego! —dispararon ambos ejércitos causando bajas en sus filas. —¡Fuego a discreción! —ordenaba el coronel con su mano derecha en su brazo izquierdo, pues otra bala le había alcanzado dándole cerca del hombro.

    —¡Sire, estamos perdidos, no resistiremos más! —Dijo el capitán Henry Watts al coronel Ildeston.

    —Lo sé capitán, lo sé, queda usted al mando. —respondió el coronel, que ahora se cubría la barriga, otra bala le había alcanzado, desplomándose en los brazos del capitán.

    —Sigan disparando, resistan. —ordenaba el capitán mientras intentaba salvar a su oficial superior. Ya era inminente la caída del batallón Cazadores cuando la tierra empezó a temblar levemente.




    Primera División Patriota al mando de Páez. Batalla de Carabobo


    Miles de gritos, similares a los que hacen los aborígenes americanos se aproximaban, una estampida de caballos y lanceros venía en auxilio de los hijos del Rey Arturo. Era el centauro Páez y sus legiones que llegaban en auxilio. El choque de ambas divisiones fue cataclismico y sin piedad, logrando los patriotas, hacer retroceder a los realistas.—Mi coronel, no muera, ha llegado el general Páez con la ayuda, estamos salvados. —dijo el capitán mientras intentaba despertar al agonizante coronel.

    Días después, ya ganada la batalla en los campos de Carabobo, el coronel Ildeston lanzaba una última mirada al sol que jamás volvería a ver, inhalaba un ultimo respiro, lo invadía un último recuerdo de aquellos parajes de Manchester: su esposa y sus dos pequeños hijos dándole el último adiós a un padre que, buscando empleo militar y pan para su familia, cayó en aquella gloriosa jornada del 24, justo en las fiestas de San Juan.

    Juan Carlos Díaz Quilen

    Héroes Muertos: Memorias de Carabobo

    Copyright © Todos los Derechos Reservados







    _______________________________________

    Fuente:

    https://steemit.com/hechoscriollos/@...ador-britanico
    Última edición por Mexispano; 16/07/2018 a las 06:28

  12. #332
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    "Señor capitán:

    Enemigos eternos del infame devastador de la Europa, Bonaparte, hemos resuelto resistir hasta la muerte á su tiranía, como lo ha hecho la gloriosa e incomparable nación inglesa. En su virtud el pueblo de este Reino ha separado del mando de él a los españoles que lo regían, sospechados de secuaces declarados de aquel monstruo, y ha creado una Junta Suprema Gubernativa […]"

    Los separatistas, como ya hemos mostrado otras veces en la pagina, tenían que mentir de esta manera tan descarada porque el pueblo llano no iba a aceptar una disque "independencia" (que no es ninguna independencia, simplemente querían bananizar el continente para poder robarlo mejor). Siempre disque para defender al Reino y al Rey, ellos mismos se dejan en evidencia con sus mentiras.

    -Dominicanus


    Imagen en grande: https://tinyurl.com/yaom48gv





    _______________________________________

    Fuente:

    https://www.facebook.com/Hispanicbal...254333/?type=3
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas

  13. #333
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    Traiciones y dictadura del auténtico Simón Bolívar: el millonario «español» que se hizo revolucionario

    Sobrepasado por las circunstancias, Bolívar asumió en un pronunciamiento en Bogotá plenos poderes dictatoriales, lo que condujo a la rebelión colombiana contra su dictadura pretoriana hacia 1830



    César Cervera

    @C_Cervera_M

    Actualizado:29/06/2018 18:01h


    La historia recuerda a Simón Bolívar como el gran libertador de Sudamérica y el hombre que soñó con una confederación democrática de estados libres al estilo de EE.UU. Se cuidan los que han levantado esta pulida y mitificada versión de Bolívar, hoy reverenciado por cierta izquierda americana, en omitir el giro despótico que invadió al criollo en varios periodos de su vida. Aparte de su mala opinión de los indígenas, «seres incapaces de una concepción política»; o de su hostilidad hacia Perú, que veía como una amenaza a su Gran Colombia.

    Nacido en el seno de una familia de ascendencia española de Caracas, Bolívar ingresó muy joven en el Batallón de Milicias de Blancos de los Valles de Aragua, donde su padre ejercía sus funciones de oficial y tenía un gran hacienda. En 1799, realizó un viaje a Europa para perfeccionar su formación militar, si bien fue entonces cuando germinó en su interior las ideas independentistas contra la «Madre Patria». Ya en la rebelión iniciada por Francisco de Miranda, en plena Guerra de Independencia española, cobró Bolívar un importante protagonismo como el hombre que convenció al exiliado en Londres de regresar a América.

    Caído el prestigio de Miranda, el criollo le traicionó en última instancia para salir con vida de este primer intento de independencia. Bolívar hizo prisionero a Miranda y lo entregó al Ejército español a cambio de un salvoconducto para regresar a Caracas, si bien finalmente se dirigió a Cartagena de Indias con la intención de encender una nueva rebelión.


    Una guerra civil entre españoles

    Lo que vino a llamarse la «Campaña Admirable» dio luz a la Segunda República, un régimen totalmente personalista del criollo, que trasladó la guerra a un nuevo nivel de violencia y confrontación social. Lejos del relato clásico de la lucha de los americanos por conseguir su independencia respecto a los españoles, las sucesivas guerras de emancipación que se vivieron en los territorios del Imperio español fueron, en esencia, una guerra civil entre españoles, esto es, españoles de América contra españoles de Europa.




    La Muerte del Libertador, por Antonio Herrera Toro


    Los procesos corrieron a cargo de criollos dueños de grandes plantaciones e intelectuales enriquecidos, que recibieron el apoyo indirecto de EE.UU. e Inglaterra, empezando con el comercio de armas y barcos de guerra a los insurgentes. Sin ir más lejos, la familia de Bolívar era dueña de extensas plantaciones de cacao, con indios de encomienda y esclavos negros. La población mestiza e indígena combatió de forma indiferente en ambos bandos y no mejoró, sino todo lo contrario, su situación una vez se marcharon los europeos.

    Tras sucesivas derrotas a manos del Ejército español, la Segunda República de Bolívar se deshilachó a la misma velocidad que se había creado. Cuando en 1814 Fernando VII regresó al poder, pudo organizar una expedición de 10.500 soldados desde España y restablecer el poder real en todos los territorios. Poco después, Bolívar renunció a su mando y, en mayo de 1815, se exilió a Jamaica, en manos británicas. Un periodo de reflexión en el que el criollo español abandonó su proyecto de independencia regional y se abonó a uno continental. Revestido de democracia a toda costa, Bolívar postulaba un sistema político propio de los caudillos latinos, con un presidente vitalicio y una cámara de senadores hereditarios integrada por los generales de la independencia…

    Bolívar llegó al Perú no tanto por dar la libertad a los peruanos, «sino principalmente por el interés geopolítico de destruir de raíz lo que consideraba como una amenaza para la Gran Colombia»En 1819, logró la independencia de Nueva Granada y el nacimiento de la Gran Colombia, de la cual se convirtió en dirigente. Sin tiempo que perder, impulsó una ley de expulsión de los españoles el 18 de septiembre de 1821 por la que todos los ciudadanos con origen peninsular que no demostrasen haber formado parte del movimiento independiente serían sacados a la fuerza del país.

    Puesta su mirada en el sur, el todopoderoso Virreinato del Perú, trató de forjar una alianza con José de San Martín. Durante una reunión entre ambos en Guayaquil, Bolívar concluyó decepcionado que el libertador del Perú «no creía en la democracia, estando convencido de que aquellos países no podían ser regidos más que por Gobiernos vigorosos, que impusieran el cumplimiento de la Ley, ya que cuando los hombres no la obedecen voluntariamente, no queda más arbitrio que la fuerza». Cuando San Martín le ofreció el liderazgo de la campaña libertadora en el Perú, Bolívar le dio a entender que solo lo aceptaría si él se retiraba del Perú. ¡O Bolívar o nada!

    Así lo hizo San Martín, que puso rumbo a Europa, si bien el verdadero problema de Bolívar con Perú era la amenaza que suponía como país para su amado proyecto de la Gran Colombia. En opinión del historiador Hugo Pereyra Plasencia, Bolívar llegó al Perú no tanto por dar la libertad a los peruanos, «sino principalmente por el interés geopolítico de destruir de raíz lo que consideraba como una amenaza para la Gran Colombia, […] Por eso se crea Bolivia, para cortarle las patas al “monstruo” peruano». Lo poco que le importaba la libertad local se demostró cuando, en 1825, Bolívar dispuso la anulación de la emancipación de los esclavos que había decretado San Martín y poco después implantó de nuevo el tributo del indígena, que también había sido eliminado por San Martín el 27 de agosto de 1821.

    Ese mismo año, el Congreso Constituyente convocado por él en Perú ordenó levantar una estatua ecuestre de Bolívar en la plaza del Congreso, donde está actualmente, y el pago de una recompensa de 1.000.000 de pesos, cantidad que representaba, más o menos, la tercera parte del presupuesto anual del Perú de la época, como una «pequeña demostración de reconocimiento» hacia su figura.


    Años de dictadura

    Bolívar soñaba con replicar los EE.UU. en un territorio fragmentado, de caracter provincial y diverso, que en algunas zonas veía con poco o nada entusiasmo el proyecto confederado, como en el caso de Perú. En los años posteriores el «libertador», que empezó a acaparar poder y actuar de forma despótica, fracasó en su intento de imponer su visión de la democracia a todo el continente.

    En 1826, el levantamiento de José Antonio Páez contra el orden impuesto en Venezuela por Bolívar, unido al rechazo de la unión con Colombia, comprometieron gravemente el proyecto de la Gran Colombia. Tampoco salieron las cosas como él había previsto en la Asamblea de Panamá (1826), donde intentó conseguir la unión continental a través de una confederación, quedando reducida la participación a Colombia, México, Perú, Chile y las Provincias Unidas de Centroamérica y los compromisos a solo buenas palabras.




    Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander en el Congreso de Cúcuta


    Además, concluida la guerra contra el Imperio español, la aristocracia limeña consiguió la anulación de la Constitución bolivariana que se les había impuesto con el argumento de Bolívar de que, aunque no fueran legales los métodos para aprobarla, era «popular y por lo tanto propio de una república eminentemente democrática». Ni entonces, ni hoy, Perú guarda buen recuerdo del Libertador.

    Sobrepasado por las circunstancias, Bolívar asumió en 1828 en un pronunciamiento en Bogotá plenos poderes dictatoriales, lo que condujo a la rebelión colombiana contra su dictadura pretoriana. Entre las medidas impopulares que impuso, estuvo una serie de privilegios a la alta jerarquía del Ejército y la restitución del impuesto de la alcabala, un impuesto español que se había llevado a América tras la conquista y del cual muchos criollos se habían quejado a lo largo de los tiempos.

    La invasión del ejército peruano al frente de La Mar, la insubordinación del general de su mayor confianza, José María Córdoba, y un intento de asesinato el 25 de septiembre de 1828 le señalaron la puerta de salida. Bolívar, gravemente enfermo y en proceso depresivo, presentó su dimisión en 1830 ante el Congreso colombiano y vivió sus últimos días torturado por las noticias que llegaban de más y más fragmentaciones de las repúblicas americanas. Falleció poco después en la casa del hidalgo español Joaquín de Mier, en San Pedro Alejandrino.



    ____________________________

    Fuente:

    https://www.abc.es/historia/abci-tra...neral&ns_fee=0


    Última edición por Mexispano; 16/07/2018 a las 06:37

  14. #334
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    Entrevista a Patricio Lons





    https://www.youtube.com/watch?v=bPuofFNffbE
    Erasmus dio el Víctor.

  15. #335
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    "Bolívar era un extranjero megalómano": las provocadoras tesis de Enrique Serrano, el escritor colombiano que cree que las independencias en América Latina fueron "estúpidas"

    Guillermo D. Olmo @BBCgolmo HayFestivalCartagena@BBC Mundo

    23 enero 2018






    Image caption Enrique Serrano trabaja ya en otro libro sobre los orígenes históricos de Colombia. (Foto: Editorial Planeta)


    El filósofo y ensayista Enrique Serrano sabe que nada a contracorriente. Pero no parece importarle.

    Su libro "¿Por qué fracasa Colombia?" estudia las raíces históricas de la nación colombiana y está lleno de polémicas ideas sobre la colonización española y las independencias.

    Para él, Bolívar "era un extranjero megalómano" y los reyes de España "buenos" con sus súbditos.

    Son solo algunas de las ideas de su obra. BBC Mundo lo entrevistó en el marco del Hay Festival Cartagena, que se celebra esta semana en la ciudad colombiana, para intentar comprenderlas.


    ¿Por qué le parece que la colombiana es la historia de un fracaso?

    Tendría que matizar. Fue el editor, a quien yo quiero mucho, quien cambió el título.

    Se iba a llamar "La nación negada" o "La nación soslayada", pero no le pareció suficientemente comercial. Y parece que tenía razón, porque el libro tuvo un gran éxito con este título.

    En realidad, podríamos traducirlo por "por qué podría fracasar Colombia", qué opciones se derivan de desconocer su historia, su pasado, por negarse como nación.


    ¿Se niega Colombia como nación?

    Sí, esa es mi tesis. No solo en el sentido filosófico de la modernidad de estado-nación, sino de grupo humano que comparte cierto pasado, características, lengua, religión, etc.

    Comparada con otras naciones norteamericanas, se encuentra en una especie de adolescencia. Sus intelectuales y académicos tienen todavía una idea muy precaria de ella. Algunos ni siquiera se han preguntado por el problema de su naturaleza y lo resuelven todo con los lugares comunes que se derivan de la tradición regional.




    Derechos de autor de la imagen AFP Image caption Colombia sigue teniendo una gran parte de su territorio sin poblar.


    En primera instancia, es un error craso confundir lo bogotano con lo colombiano, en virtud de la fuerte regionalización que durante siglos ha aislado a los diversos componentes de la nación.

    Solo en los últimos 70 u 80 años se han dado las condiciones para la formación de una nación única, con la aparición de los medios de comunicación, la migración generalizada hacia las grandes ciudades, etc.

    Pero ni siquiera entonces Colombia ha sido una nación uniforme como lo ha sido Argentina, por ejemplo, conformada alrededor de Buenos Aires, sino que mantiene todavía una personalidad regional muy viva.

    Ese tipo de problemas no han sido tratados suficientemente por la historiografía ni la sociología colombianas.


    O sea que usted cree que Colombia es una nación adolescente.

    Sí. Lo es en el sentido de que el adolescente no sabe exactamente quién es, ni para qué sirve o a qué está destinado. No se evalúa de un modo sobrio, tranquilo. En el caso de Colombia se debe fundamentalmente a una historia regional de aislamiento y al poblamiento tan irregular que ha tenido.

    Esto la diferencia de otros países de América que alcanzaron su vocación gracias a que tenían un destino en el imperio español, como Perú o México, o a naciones que construyeron su carácter nacional en el siglo XIX gracias a la emigración, como Argentina, Uruguay o Chile.

    Colombia, en cambio, se quedó encerrada hasta bien entrado el siglo XX. En medio de sus luchas y contradicciones, la urbanización repentina y desordenada, sumada a los factores de conflicto de un campo abandonado, explican la Colombia de hoy, muy distinta de la Colombia aldeana que existió hasta hace relativamente poco.


    Usted asegura que "lo único que sobrevive es una hispanidad colombianizada". ¿Son los males de Colombia el legado de los españoles?

    No, de ninguna manera. Al contrario. Esta hispanidad mal asimilada se deriva de un problema de origen: los inconscientes fundadores de esta nación fueron individuos que huían del pasado religioso de los siglos XV, XVI y XVII, tan problemático en España.

    Eran los cristianos nuevos, que se hicieron indianos. No solo Colombia, sino muchos otros países de América se conformaron con esos inmigrantes forzados que ya no podían volver a España. Esa hispanidad negada es un problema de España, de la historia española, que América heredó.


    Sorprende su tesis, porque muchos en América Latina culpan a la conquista española de los problemas que arrastra la región.

    Mi reflexión empezó en 1992, cuando se celebraron los 500 años del descubrimiento de América, que empezaron a teñirse de una reivindicación ideológica muy violenta. Aquello reproducía los patrones de la leyenda negra británica o francesa sobre España, que los propios españoles se creyeron, especialmente durante el Franquismo.

    Esa circunstancia tan dolorosa y tan dramática hizo que cualquier cosa relacionada con la hispanidad fuera objeto de equívocos y malentendidos sin término que todavía continúan. Hay una versión argentina, mexicana, guatemalteca...

    Todo el mundo tiene una y en Colombia también, aunque sin mucha convicción, se ha ido haciendo una versión antiespañola. Pero ¿cómo se puede ser hispánico y a la vez antiespañol? Es una paradoja que manejan todos los pueblos a su manera, incluido el colombiano. Ese es el marco que ha supuesto renegar estúpidamente de la hispanidad.




    Derechos de autor de la imagen AFP Image caption Enrique Serrano detecta la herencia de los moriscos y judíos expulsados de España en muchas de las comunidades rurales de la actual Colombia.


    En su libro describe que el hecho de que los moriscos y los judíos expulsados de España acabaran en Colombia tuvo un gran impacto en la conformación del actual carácter colombiano. ¿De verdad fue tan determinante?

    No fue el único lugar de América donde se afincaron cristianos nuevos. Como estudiaron hispanistas franceses como Joseph Perez, los cristianos nuevos eran casi la mitad de la población española.

    Cuando se celebraron los 500 años se dijeron cantidad de tonterías, exageraciones e imprecisiones aquí. Mi intención es explicar a esa media España que emigró y se reprodujo silenciosa y discretamente en América la España de los indianos.


    Afirma en su libro que "no hay una aspiración más secreta, más inveterada y no declarada, pero de todas maneras postulable para toda la hispanidad, que la de vivir sin trabajar". ¿No es esto un prejuicio un tanto racista?

    ¿Racista, dice usted? Puede ser.

    En todo caso, si nos ponemos en el lugar neutro de la corrección política que hoy rige, queda claro que esa aspiración a la molicie está muy bien documentada, especialmente en la España del sur.

    Está un poco en toda la humanidad, pero más acentuada en algunos pueblos que en otros. Eso es lo que en rigor me lleva a hacer esta afirmación, salvadas las distancias de la corrección política que el presente exige.


    A veces eso de la corrección política es muy aburrido. Si lo ha escrito será porque lo cree, ¿no?

    Sí, lo creo. Partamos de ahí.

    Las FARC son individuos iletrados que han sabido jugar a las marrullas con el gobierno de Santos.


    Describe al colombiano como alguien apocado, casi miedoso, y lo explica por la obsesión de esos judíos y moriscos expatriados por evitar problemas y conflictos con las autoridades. ¿No sería más sano que los colombianos tuvieran otra actitud ante la vida?

    Claro que sí. Sería más sana una forma de vida menos insignificante.

    Hay un patrón interesante en el caso colombiano, y es que la mayor parte de figuras que han destacado en el campo de la cultura son insignificantes. Se caracterizan por su excesiva labia y sus aspiraciones desmesuradas, pero también por su incapacidad para traducir en acciones sistemáticas esas aspiraciones.

    En todos los pueblos del mundo hay estos individuos insignificantes. Eso es universal, pero en Colombia esa tendencia a ser poca cosa está automáticamente disculpada.

    Como todo el mundo lo es, todo el mundo se disculpa porque los demás también son así. Es una cultura de huir de la audacia.

    Evidentemente no existió en individuos como Pablo Escobar. Pero esos son la excepción y no la regla. La regla es la de un individuo más bien gris, sensato y moderado, que se conforma con su pequeña vida gris, en algún sentido casi medieval.


    Amélie Nothomb escribió que la sensatez es el consuelo de los débiles. ¿Cree que esta frase es aplicable a los colombianos?

    Me parece bien esa frase. Yo no estoy inventándome esta vaina esta mañana, sino que tiene 25 años como reflexión sobre el asunto de la colombianidad.

    En todo caso lo que detesto es esa actitud, muy característica del apocamiento colombiano, del "mejor no digamos nada", "mejor no nos arriesguemos", "mejor hagámonos los tontos".

    Es lo que pretendo combatir con este libro y otro que estoy escribiendo.


    Al contrario de quienes sitúan la independencia como el momento fundacional, usted asegura que la independencia privó a la Colombia de la unidad que le daba la metrópoli. Entonces ¿la independencia fue contra la nación?

    Sí. En primer lugar, porque vino de fuera, tanto en sus ideas como en sus realizadores.

    Frente a esta especie de provincia tranquila alejada del rey, la independencia fue la obligación de autorregularse y de entenderse con gente incluso más extraña, los criollos que habitaban un territorio inmenso del que ni siquiera los colombianos mismos sabían dónde empezaba y dónde terminaba.

    Una de las expresiones fundamentales de esto es que todavía tenemos más de 600.000 kilómetros cuadrados sin poblar. Siempre nos ha sobrado tierra.

    La oferta de América para los colonos fue muy generosa en tierras y ellos estaban conformes con su pequeña montaña, con su aldea; ni siquiera necesitaban los grandes ríos. No tenían aspiraciones descomunales más allá de esa existencia aldeana que practicaron durante siglos.

    Hay que desmontar la mayor cantidad de mitos que uno pueda y se desmontan poniendo en cuestión algunos sobreentendidos. Ya es hora de revisar algunas de esas cosas.

    Esa sería una labor de los historiadores, pero los historiadores colombianos no la quieren hacer, porque surgieron en una vocación muy positivista, obsesionada por los documentos. Y Colombia es un país pobre en documentos, es un país más oral, donde muchas verdades fueron ignoradas, soslayadas.

    Individuos como Nariño, que hablaban de los derechos humanos, tenían esclavos


    Entre esos mitos en los que habría que revisar, usted coloca el de Simón Bolívar, a quien caracteriza como un extranjero que trajo ideas extrañas a esa nación colombiana preexistente de la que habla. Entonces ¿no fue el libertador un héroe?

    Era un extranjero megalómano, con una idea descomunal de hacer una especie de Estados Unidos del sur aprovechando el momento de mayor debilidad de España en 300 años. Y le salió mal.

    En ese momento, el rey estaba en el exilio y Napoleón había invadido una España que luchaba su propia guerra de independencia mientras nosotros hacíamos nuestras estúpidas independencias.

    Para mí esas cosas han perdido todo valor. Puede que lo tengan como mito fundacional, pero ya es infantilismo. Es de una precariedad muy grande en la explicación histórica para una nación que necesita mucho más que eso.

    No es que yo no crea que eso fue cierto. Claro que lo fue, pero fue banal. Y esa independencia banal fue muy mal asimilada a lo largo de todo el siglo XIX.


    Pero ¿acaso era más extranjero Bolívar que los moriscos o judíos españoles que se instalaban en Colombia?

    Es que los judíos y los moriscos hacía ya 200 años que habían llegado. Ni siquiera Venezuela la formó Bolívar, la formó José Antonio Páez, un tipo mucho más primitivo y brutal.

    Bolívar, como Francisco Miranda, estaba especulando con la relación entre Europa y América. Era un liberal en el sentido en el que había que serlo en ese momento, como lo era también Antonio Nariño y otros que hablaban aquí de los derechos humanos.

    Pero esos mismos individuos tenían esclavos y seguían viviendo en el Antiguo Régimen. Sus vidas muestran la contradicción más patente entre sus ideas y sus prácticas. No tenían cosas para grandes sueños.

    Unos pocos, como Bolívar, encontraron un ambiente favorable en algunos momentos, pero después eso se frustró. Estaba muy claro que estos aldeanos, súbditos del rey de España, no estaban preparados para la independencia.

    Hubo muchas revueltas realistas, incluso la de los comuneros. Eran individuos que tenían fe en el rey y que lo que querían era un mejor gobierno y menos impuestos. Eso es muy distinto a querer la independencia.

    Muchas de esas cosas no han sido leídas en esa clave por los historiadores ni por otros intelectuales. Me asombra el carácter tan superfluo de muchos de ellos, porque no hay manera de discutir esto con ellos con serenidad.

    Les falta la neutralidad para hacer tabula rasa de esos prejuicios y empezar a discutir la colombianidad de un modo más limpio y sobrio.




    Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Según Serrano, soberanos como Carlos I de España, en la imagen, ejercieron durante 300 años "la tutela de buenos reyes" sobre la actual Colombia. (Hulton Archive)


    Menciona en uno de sus capítulos "la tutela de buenos reyes". ¿Le parece que los reyes de España eran buenos con sus súbditos americanos?

    Sí. Aquí eran leídos como buenos. Hay documentos que demuestran que, precisamente por ser tan distantes, tan aparentemente indiferentes, eran leídos como buenos reyes. Los Austrias, sobre todo, eran muy poco intervencionistas, muy poco dados a ese rigor del que los habitantes habían oído hablar o ellos mismos habían sufrido en España.

    En otras palabras, hasta el terrible siglo XV, los reyes eran malos, mientras que los Habsburgo del gran imperio eran buenos porque estaban lejos.

    Eran buenos reyes porque los dejaban en paz, porque el tribunal de la Inquisición de Cartagena era muy lento y muy débil al perseguirlos, y porque los adelantados y oidores habían entendido que esto no era El dorado, sino una tierra de transición.


    En el presente colombiano destaca, sobre todo, el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Pero usted, sorprendentemente, asegura que el de la violencia no es un elemento tan importante en la realidad del país.

    Yo no desconozco la existencia de una violencia sistemática que ha afectado sustancialmente a la vida colombiana. Ha ocurrido, sobre todo, en la época de la gran urbanización. Pero no le atribuyo el carácter de centralidad que le dan los colombianistas de hoy, que ha llevado a Rafael Pardo y otros a afirmar que la violencia es absolutamente connatural a la condición colombiana.

    Al contrario, autores como Jaime Jaramillo Uribe hablan de la naturaleza relativamente pasiva y tranquila de la identidad colombiana.

    Curiosamente, lo que le ha permitido a Colombia ser una nación muy grande y poblada es precisamente que en su vida aldeana y retirada no ha primado la violencia. Esa es mi posición, que habría que matizar con todo el rigor que sea necesario para que no parezca una especie de pacifismo estúpido o un desconocimiento de la violencia.

    Pero incluso hoy, en los acuerdos de paz con las FARC está muy claro que quienes usaban la violencia sistemáticamente, incluyendo paramilitares y guerrilla, no son más de 100.000.

    Esas 100.000 personas han perturbado el orden de los otros 49.900.000. No ha habido nunca una polarización tan brutal que condujera a una guerra civil como la que han experimentado otras naciones.




    Derechos de autor de la imagen AFP Image caption El río Magdalena fue el eje en torno al que se instalaron muchas de las comunidades expulsadas que acabaron forjando la nación colombiana.


    Usted lamenta que Colombia carece del vigor para mantener las apuestas en el tiempo y alcanzar grandes objetivos nacionales. ¿Cuáles serían esos grandes objetivos ahora que parece que la paz ya se ha conseguido?

    El objetivo fundamental sería bajar de las montañas, saliendo de las aldeas y entrando a la dimensión bioceánica que tiene Colombia, poblando las costas y haciendo infraestructura económica cerca del mar. La de lanzarse hacia los mares, aprovechando recursos inveterados como el río Magdalena, al que habría que recuperar.

    Como los ferrocarriles que tuvo en los años 60. Hay que recuperar una serie de cosas que se perdieron por esa mentalidad colombiana de "ahora hagamos esto", "ahora hagamos aquello", pero sin vocación de futuro ni una visión a largo plazo propia de un proyecto nacional.

    Usted que es español recordará que en España la Guerra Civil, con su terrible y cruenta herencia, conmovió tanto a la nación en su conjunto que empezó a pensar que tenía que hacer un pacto completamente nuevo de resurgimiento que le permitiera lanzarse a la modernidad, aunque tardíamente, con éxito.

    Eso tan paradójico y problemático en España, lo compartimos nosotros: la idea de no poder ponerse de acuerdo fácilmente, que haya unos individuos considerados sabios que luego caen en desgracia y son reemplazados por otros que dicen que ha de hacerse algo diferente, en definitiva, la imposibilidad de tener un proyecto firme que dure más de 20 ó 30 años.

    Colombia necesita un proyecto de nación de, por lo menos, 50 años. Las circunstancias se lo reclaman y no hay quien se tome en serio eso, ni entre los políticos ni entre los académicos.

    Los académicos son superfluos. Es un gremio al que he pertenecido durante muchos años.

    En todo caso, esto parece un poco exasperante. Y las FARC son individuos casi iletrados, muy astutos, eso no se lo niego, que han sabido enriquecerse y jugar las marrullas que había que hacer con el gobierno de Santos, que también se caracteriza por esa misma condición.

    Los reyes de España eran leídos como buenos porque eran poco intervencionistas.


    ¿Por la de iletrado o la de astuto?

    La de astuto y aprovechador de circunstancias. Pretender que las FARC son la gran cosa es una idea torpe.

    Ya se hizo el acuerdo, que es probablemente irreversible. Las circunstancias problemáticas de su puesta en marcha seguirán durante varios años. No creo que ese sea un asunto para tomarse gravemente en serio, pero mientras tanto se está perdiendo tiempo para la ejecución de ese auténtico propósito nacional.

    Un país como este debería tenerlo en cuenta si tiene además al lado los espejos fallidos de Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Argentina… los países que intentaron un modelo desafiante y fracasaron.




    Derechos de autor de la imagen AFP Image caption Parte de la sociedad colombiana denuncia la pervivencia de prácticas corruptas en la élite política del país.


    Queda claro que usted tiene una visión muy crítica de su país. Cuesta encontrar algo positivo en su relato. ¿A usted qué le gusta de Colombia? Si es que le gusta algo…

    No creo que Colombia sea una nación fracasada, ni que vaya a fracasar. No va a sumirse en una guerra civil ni en una catástrofe de este tipo.

    Me impacienta un poco que la nación sea poco crítica consigo misma. Es un pueblo conformista que tradicionalmente se ha arrellanado en esa condición.

    La verdad es que ser colombiano en Colombia es cómodo, fácil. Es mucho más difícil ser de otros países.

    Decir que Colombia es una catástrofe, como dicen muchos colombianos, o rasgarse las vestiduras por lo corrupto que es, o eso que se la atribuye a veces de una especie de inmoralidad inveterada… todos esos son mitos. Son verdades muy débiles y prejuicios.

    Pero yo sí espero un comienzo de una nación más serena para revisarse a sí misma.


    Bueno, pero no me ha contestado a la pregunta. ¿Qué le gusta a usted de Colombia?

    (Balbucea brevemente) La verdad yo soy un colombiano que quiere mucho a su país. Me gusta la gente, el ambiente, la vida propia de esta nación a pesar de sus muchas contradicciones. Pero el pueblo colombiano es poco dado a la reflexión. Me he puesto en la tarea del polemista, de suscitar la reflexión, especialmente entre la gente joven.

    El colombiano es muy malo para compararse con otros pueblos. Sabe muy poco de los demás, es muy etnocéntrico, muy autocomplaciente y muy exagerado, tanto en lo bueno como en lo malo.

    Todos los productos culturales colombianos son excesivos y cuando uno los examina se da cuenta de que la cosa no es tan buena ni tan mala como la habían pintado.

    En realidad, tenemos un buen país, vivimos razonablemente bien. En los últimos 20 años ha crecido de un modo descomunal la clase media, lo que plantea muchos problemas, pero al mismo tiempo es un avance. El objetivo pendiente es poder construir algo entre todos que sea de largo plazo.



    Este artículo es parte de la versión digital del Hay Festival Cartagena, un encuentro de escritores y pensadores que se realiza en esa ciudad colombiana entre el 25 y el 28 de enero.






    _______________________________________

    Fuente:

    https://www.bbc.com/mundo/noticias-a...atina-42347383

  16. #336
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    Patricio Lons y Antonio Laje "Las Contradicciones de Manuel Belgrano"




    https://www.youtube.com/watch?v=EDWbagXkIpo
    Erasmus dio el Víctor.

  17. #337
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,352
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    Mexispano; Gracias por el aporte del amigo Patricio Lons, que no había visto.
    Cordiales saludos.
    Última edición por juan vergara; Hace 2 semanas a las 22:44
    Mexispano dio el Víctor.

  18. #338
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    SOBRE EL TERROR DEL DESGOBIERNO VENEZOLANO EN QUITO DURANTE LA INDEPENDENCIA

    La libertadura, o sea, la dictadura de los militares venezolanos instaurada en Colombia con la mal llamada Independencia, llevó a Quito, ya llamado departamento del Ecuador o del Sur a partir de 1822, a límites insospechados de desangramiento, odio, dolor y sufrimiento.

    Nos lo dicen no sólo los documentos de la época, sino el criterio de historiadores ecuatorianos a lo largo del tiempo.

    El militarismo apátrida comandando por venezolanos, desangró hasta la ignominia al antiguo Reino de Quito, Francisco Aguirre Abad diría en su momento:

    »Hasta el año de 1828 se vivía en el Sur (Quito o Ecuador) bajo el régimen del terror[…] estas escenas de sangre servían a Guayaquil para avivar la odiosidad con los colombianos, y (también) las demás provincias[…] Con todo, la Constitución de Colombia no existía sino en el nombre, en los Departamentos del Sur, gobernados arbitrariamente (cómo se deben haber extrañado las leyes de Indias) por un Jefe Superior, empleo inconstitucional que dependía del Libertador […].

    Por su parte, Óscar Efrén Reyes sentenciaría sobre esta situación: «De un pueblo acongojado y devastado era difícil conseguir ya, espontáneamente, mayores sacrificios. Pero entonces se recurría al despotismo y a la arbitrariedad. Hombres y mujeres y quienes tenían algo o no tenían nada, eran como si hubieran sido conquistados.»

    José María Le Gohuir no dudó en calificar de terror republicano a las acciones de la soldadesca venezonala contra Quito: «El general Salom era el hombre de Bolívar. Tenía establecido ya de atrás, discutido y puesto en práctica su sistema de pacificación terrorista, aun antes de ser investido de las facultades extraordinarias.»

    Sobre una de las masacres del infame Salom en Quito, nos han quedado testimonios escritos y notarizados (agosto de 1823) de funcionarios de la misma República de Colombia. Fue tal la magnitud de esa matanza que los miembros del Cabildo quiteño, Ignacio Veintimilla, José María de Salazar y Miguel de la Peña, y como testigos los escribanos, José Tejada, Miguel Munive y Fernando Romero, redactaron una petición al Alcalde para que elevara queja formal al criminal gobierno de Colombia, alegaron que «se vió que la fuerza armada cometió excesos que tal vez no los habíamos padecido iguales». En la Petición de los procuradores generales de Quito al Alcalde, del 21 de agosto de 1823 sobre esta tragedia, se lee esta descorazonadora descripción sobre la sangre quiteña, sangre inocente derramada en vano por nuestros «libertadores», sangre en pos de una quimera, sangre ofrecida en tributo a la city londinense:

    »La catástrofe que sufrió el pueblo un momento después de la ejecución, cubrió á todos los hijos de Quito de compasión, de angustia y de dolor. Allí con el pretexto de tomar gentes para dedicarlas al servicio militar, se vió que la fuerza armada cometió excesos que tal vez no los habíamos padecido iguales. Los ciudadanos atropellados por los cuerpos que la componían, perecieron unos en manos de la confusión, del estrépito y del desórden, otros condujeron del concurso al seno del sepulcro á sus tiernos hijos, á sus amantes madres, y á sus carísimos amigos y parientes, otros en fin se retiraron contusos con los golpes de las culatas del fusil, y de los planazos de la espada.



    _______________________________________

    Fuente:

    https://www.facebook.com/francisco.n...17199855196796

  19. #339
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,937
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    La cita ampliada de Bolívar sobre los quiteños de la imagen que subí anteayer, con su fuente. Acomódenla como quieran o prefieran, pero saquen sus propias conclusiones, piensen por ustedes mismos, no que terceros lo hagan por ustedes, por favor:


    «… hombres tan malvados e ingratos. Yo creo que le he dicho a Vd., antes de ahora, que los quiteños son los peores colombianos. El hecho es que siempre lo he pensado, y que se necesita un rigor triple que el que se emplearía en otra parte. Los venezolanos son unos santos en comparación de esos malvados. Los quiteños y los peruanos son la misma cosa: viciosos hasta la infamia y bajos hasta el extremo. Los blancos tienen el carácter de los indios, y los indios son todos truchimanes, todos ladrones, todos embusteros, todos falsos, sin ningún principio de moral que los guíe.»



    ~Simón Bolívar a Santander, Pativilca, 7 de enero de 1824, en Vicente Lecuna, Cartas del Libertador, Tomo IV, págs. 12-14.



    _______________________________________

    Fuente:

    https://www.facebook.com/photo.php?f...type=3&theater
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas

  20. #340
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,114
    Post Thanks / Like

    Re: San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cita Iniciado por Mexispano Ver mensaje
    Patricio Lons y Antonio Laje "Las Contradicciones de Manuel Belgrano"

    Gracias por compartirlo; veo ese programa a la mañana pero se ve que ese día me lo perdí. En A24 cada tanto le dan espacio a gente "políticamente incorrecta".

    Cita Iniciado por juan vergara Ver mensaje
    Mexispano; Gracias por el aporte del amigo Patricio Lons, que no había visto.
    Cordiales saludos.

    Juancito conoce a medio mundo, como dice el tema de León Gieco "Ojo con los Orozco": "Por poco no tocó con Colón".
    Mexispano dio el Víctor.



    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 0
    Último mensaje: 02/01/2011, 22:36
  2. La Logia de Cádiz (nuevo libro sobre San Martín)
    Por Erasmus en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 8
    Último mensaje: 25/10/2010, 17:56
  3. Respuestas: 1
    Último mensaje: 07/04/2010, 04:04
  4. Jose de San Martin( cuestiones alusivas)
    Por Josefo en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 18/08/2009, 18:31
  5. San Martín Dumiense, apóstol de los suevos
    Por Donoso en el foro Gallicense Regnum
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 06/02/2006, 13:54

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •