Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 11 de 11 PrimerPrimer ... 234567891011
Resultados 201 al 216 de 216

Tema: Cuba y Puerto Rico

  1. #201
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,879
    Post Thanks / Like

    Re: Cuba y Puerto Rico

    Habitantes de Puerto Rico: ha llegado el momento de los heroísmos y de contestar, fuertes en la razón y la justicia, a la guerra con la guerra.


    ¡Viva Puerto Rico siempre Español! ¡Viva España!- MACÍAS.»


    El país, como un solo hombre, se puso en pie de guerra respondiendo a la llamada del representante de la Corona de España y de sus consejeros insulares.


    Hombres, mujeres y hasta niños ofrecieron su vida, su oro y el trabajo de sus brazos. No faltó un solo pueblo; todos formaron guerrillas voluntarias, secciones de macheteros y auxiliares. La Cruz Roja, impulsada desde San Juan por su delegado Manuel Fernández Juncos y por una dama de noble corazón y talento preclaro, Dolores Aybar de Acuña, inteligentemente secundados por los demás miembros de la benéfica Institución, realizó en Puerto Rico un trabajo tan excepcional y efectivo como jamás podrá igualarse en ningún otro tiempo.


    La Correspondencia de Puerto Rico, cuyo director y editor Ramón López, liberal de abolengo y hombre considerado como sospechoso por el Gobierno español, publicó el día 23 de abril el siguiente editorial:



    ¡VIVA ESPAÑA!, ¡VIVA PUERTO RICO ESPAÑOL!

    De hora en hora se levanta más el espíritu público en esta capital y en toda la Isla.
    LA PATRIA ESTÁ EN PELIGRO, es la voz que se escapa de todos los corazones. y es preciso defenderla hasta el último momento mientras palpite en nuestras venas la noble sangre española que da vida a nuestro organismo.
    Puerto Rico, país pacifico por excelencia, tiene que demostrar al mundo que, cuando las circunstancias lo exigen, sabe también, como lo ha hecho otras veces, empuñar el fusil para volar allí donde la patria reclama sus servicios; donde la bandera que cobijó nuestra cuna necesita mantenerse enhiesta, dando sombra al solar que nos legaron honrado nuestros progenitores.


    El extranjero nos amenaza y es preciso que nos opongamos al extranjero. Es necesario que recordemos aquellas campañas épicas del siglo pasado y de principios del actual, que nos valieron el título de siempre fieles, que nos colocaron a la altura de los que allá en la madre España nos dieron hasta la saciedad ejemplos de abnegación y de civismo.

    ¡Viva España!, es la voz que debe salir de nuestros labios.
    ¡Viva el orden!, debe ser el ideal que persigamos sin tregua al defender la bandera nacional y el terruño querido donde radican nuestros intereses y donde viven nuestras familias.
    El camino que debemos seguir está trabado; es el que aconseja la voz del deber y aun la propia garantía personal.
    Agrupémonos todos al lado de nuestras autoridades; prestémosles incondicionalmente

    nuestro más decidido apoyo, y estas horas de pruebas de hoy se trocarán pronto en horas de glorias, en horas de legítima satisfacción y de ventura.


    Recordemos que el orden y la moralidad, que son en todo tiempo la principal base social, son hoy, más que nunca, un deber ineludible de la ciudadanía.


    Olvidemos todas nuestras disensiones políticas domésticas. Es preciso el concurso de todos los ciudadanos, de todos los españoles para conseguir el ideal común:


    La integridad nacional.
    La defensa de esta patria tan amada. ¡Viva España!

    ¡Viva Puerto Rico eternamente español! ¡Viva el orden!

    Los demás periódicos llenaban sus columnas con escritos de igual forma y tendencia. Toda la Prensa, sin ninguna excepción, plegó sus banderas partidarias y clavó en sus redacciones una sola: la de España, y, hasta los sacerdotes, desde los púlpitos, pronunciaban verdaderas arengas marciales.
    ¡Tal vez el apóstol Santiago, patrón de España, quien, según las crónicas, en la batalla de Clavijo, librada contra los musulmanes, peleó del lado español, cabalgue otra vez en su blanco corcel y descienda a los campos de Borinquen repartiendo tajos y estocadas entre las apretadas filas de los voluntarios norteamericanos!

    Después del Tratado de París, muchos hombres de los que en 1898 formaron en la vanguardia de los adalides de España trataron de desvirtuar los hechos que, entonces, realizaron al solo impulso de sus libres voluntades. No es ese el camino.

    Los que hasta el fin cumplieron sus deberes y sus juramentos sin flaquezas y sin disimulos, deben sentirse satisfechos; lo que hicieron es prenda que responde a lo que harán en el porvenir.

    Los dos puntos extremos, el que marca el nacer y el que señala la vida están unidos por una línea recta. Tal es el único camino que deben recorrer en la vida los que, siendo hombres de honor, luchan para alcanzar el engrandecimiento y libertades de su Patria.

    http://edicionesdigitales.info/bibli...guerrahisp.pdf
    Última edición por Michael; 07/09/2018 a las 19:31
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  2. #202
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,879
    Post Thanks / Like

    Re: Cuba y Puerto Rico

    Capitanía General y Gobierno Superior Político.= Excelentísimo Señor.= Puesta a mi disposición la Fragata Cortés para las atenciones de esta Isla, he creído oportuna dirigirla al Puerto de La Guaira para que por medio de V.E. pueda ofrecer sus servicios al Ilustre Presidente de esa República, en cuanto a ella concierna o en cualquier otra ocupación que pueda convenir a S.E. como particular.= La Fragata va mandada por el Brigadier Don Joaquim de Santolalla, que puesto en comunicación con V.E. recibirá sus órdenes, y si en nada pudiere ocuparse seguirá su navegación a los diferentes puntos que lleva detallado en sus instrucciones para regresar a esta.= Algunas personas oriundas de ese país han solicitado trasladarse a él en la Fragata y les he concedido el permiso considerando que V.E. hará por su parte lo mismo, y que las relaciones de amistad y fraternal correspondencia se estrechan más y más cuánto más fraternales y numerosas son las comunicaciones, así me lo persuado, y V.E debe estarlo de que no desperdiciaré ninguna ocasión que pueda contribuir a la unión de intereses entre ambos pueblos, a la par que a la prosperidad de ese hermoso y fértil territorio.= Creo que V.E. no conoce al Comandante de la Fragata, y por esta razón me atrevo a recomendarlo a su alta protección, así como a los Señores Oficiales y a las personas que conduce de transporte y que acaso necesitaría les mire V.E. con la justa consideración que reclama tantos años de ausencia, las amargas vicisitudes que han mediado y en que a ninguna persona en particular hay que reprochar: y los intereses diversos que han de afectarles por el tiempo, las causas expuestas, y los demás que son de natural e irremediable coincidencia.= Sírvase V.E. con admitir con este motivo la repetida Seguridad de mi especial consideración, y del vivo interés con que ruego a Dios guarde su vida por muchos años. Puerto Rico 5 de Agosto de 1845. El Conde de Mirasol.= Excelentísimo Señor Don Francisco Hernaiz Ministro de Guerra y Marina de la República de Venezuela.
    Es Copia.


    José Estívan
    Secretario.


















    Ministerio de Marina


    Sección de Comercio


    El Gobernador Capitán General de Puerto Rico, con fecha 30 de agosto de 184, y en carta número 228.


    Dice que la Fragata Cortes fondeó en aquel puerto el 23 de Julio anterior y le entregó la comunicación del Comandante General de Marina del Apostadero de La Habana de 25 de Junio, que con las copias número 10 y 20 acompaña bajo la Carpeta A: que contestó dichas comunicaciones en 26 del propio mes de Julio y 7 de Agosto con las cartas que remite bajo la carpeta B; de todo lo cual da conocimiento a V.M.
    Las comunicaciones que obran en la Carpeta A, redúcense a la Comisión dada al Brigadier de la Armada Nacional D. Joaquín Santolalla de pasar con la Fragata Cortes a las aguas de la República de Venezuela; y a que según las instrucciones redactadas por el Comandante General de Marina del Apostadero de La Habana, por acuerdo de la Junta de Autoridades de la Isla de Cuba, el Brigadier comisionado después de mantener la más estricta neutralidad iba facultado para observar el estado político, moral, mercantil de la República y sus contornos, haciendo además cuantas indagaciones en todo género fueran conducentes y provechosas al Gobierno, sujetándose al efecto a las órdenes e instrucciones que recibiere además del Gobernador Capitán General de Puerto Rico.
    La carpeta B. contiene copias de los escritos dirigidos por el Gobernador Capitán General de Puerto Rico al Comandante del Apostadero de Marina de La Habana, acusándole el recibo de los suyos: otras sobre la buena disposición y acogida del Brigadier Comisionado para facilitarle dinero y cuantos auxilios necesite de de las autoridades de Puerto Rico, y ademas copia del oficio pasado por El Capitan General de esta Isla al Gobernador de San Tomas, recomendando al Comandante de la Fragata Cortes, y la Comisión que lleva.
    El mismo Gobernador Capitán General de Puerto Puerto Rico, en dicha carta número 230, fecha 8 de Septiembre de 1845


    Traslada un oficio del Brigadier Comandante de la Fragata Cortes, quien desde el Puerto de La Guaira en 21 de Agosto, la manifiesta la buena acogida que ha tenido por parte de aquel gobierno y personas de distinción del país, y que sólo la gente baja, que es toda de color ha solido demandarse algo con sus marineros. Acompaña copias de las comunicaciones que surgió al Gobierno de Caracas y de las contestaciones de este.


    El propio Gobernador Capitán General de Puerto Rico en número 237 del 18 de Septiembre de 1845
    Traslada una comunicación de 22 de Agosto último en que el Secretario de Estado y del Despacho de Marina y de la Guerra en la República de Venezuela da las más expresivas gracias a nuestro Gobierno por las ofertas hechas al suyo y presentación de la Fragata Cortes con un Brigadier Comandante, asegurando que unidos por los vínculos de Religión, costumbres e idioma los venezolanos con los españoles, tendrán a estos como los mejores amigos, y en el país cuanta protección y seguridad puedan dispensar a las naciones más privilegiadas por Venezuela.
    El Gobernador Capitán General de Puerto Rico dice con este motivo al pie de su escrito: que la galantería del Ministro de Venezuela es hija de las circunstancias que cada día se estrechan más en aquel país por el aliento que crece entre la gente de color, al paso que se acerca la época de las elecciones, sobre cuya posible crisis hablo en 11 de Junio de este año con el número 109; y que de aquí parten mis deseos de prestar apoyo a aquel Gobierno y lo favorable y explícito de las comunicación cuya copia se encuentra en el número 228 bajo la carpeta B con el Número 6, por lo que la fuerza que tiene el actual gobierno de Venezuela, encontrándose exteriormente apoyado por las fuerzas de su antigua Metrópoli, redundará en beneficio común de los hombres blancos y en provecho particular de los intereses nacionales, que podrán sacar en el Tratado de Comercio y en las relaciones posteriores tantas más ventajas cuantas más extensas sean las afecciones; y por último, que si llegare a triunfar la gente de color se comprometería nuestra situación entre Venezuela y Santo Domingo, puntos que ya en otro tiempo han intentado combinarse para nuestro daño.
    El Comandante General de Marina del Apostadero de La Habana, en carta número 80, fecha 27 de Septiembre de 1845
    Traslada dicha comunicación del Brigadier Comandante de la Fragata Cortes, en que refiriéndose a Costa Firme dice: que la República de Colombia, dividida en los tres Estados del Centro, Venezuela, y Nueva Granada bajo la misma clase Gobierno se halla tranquila, pero amenazada de movimientos populares que las prerrogativas confiadas a la gente de color: que en La Guaira no tiene ni un soldado, ni un jefe militar ni un Cañón montado: que en Santa Marta y Cartagena, cuentan 400 hombres de tropas [no se entiende] en el 1er punto y 600 en el 2do y algunas artillerías montadas: en Cartagena con tres o cuatro goletas, varios jefes capitanes de Navío y su General: que el Nombre Español es apreciado en ambos países, que el poco Comercio de aquellos puntos hace que las rentas no cubran los presupuestos: que en Venezuela reconocido su Gobierno por el nuestro, se ha aumentado el Comercio Español, pues que si bien prefieren nuestras mercancías a las extranjeras, como son los higos, pasas, aceitunas, aceites, etc., se halla impedido el aumento del Comercio por los aranceles recargando más a los buques Españoles: que con las Repúblicas del Centro y Nueva Granada hay algún comercio español; y por último, que respecto al Comercio de maderas de construcción que hoy se hace fraudulentamente, cree, que usado que sea el recargo de importación en banderas Españolas, fácil será lograrlos en un precio cómodo, no solo por la gran abundancia de ellos, sino por lo reducido y bajo de los jornales que hacia económica la carta y conducción a los embarcaderos.
    El referido Gobernador, Capitán General de Puerto Rico en 10 de Octubre de 1845 (carta número 249)
    Traslada un párrafo de una carta que de Caracas ha recibido el Auditor de Guerra de aquella Capitanía General, de los que cuál aparece: que el país sufre un mal grave por la falta de brazos útiles: que la población de color es mucho mayor que la blanca, en la proporción de un trescientos por ciento: que el propósito de la gente de color para dominar, es colocar en los primeros destinos de la República a individuos de su clase, y de aquí el gran peligro en épocas de elección: que los blancos tienen el medio de sofocar estos por el interés, porque les compran su voto: que la gente e color es tan ignorante como cobarde: que los reputados por hombres de talento poseen buenos destinos y son acérrimos pero darlos de los blancos: que el nombre español se estima y respeta y es la mejor recomendación para el país: que es grande el buen concepto del Conde de Mirasol entre aquellos habitantes; y por último, que corre muy válido que saldrá del país el General Páez para Santa Cruz, San Thomas y Puerto Rico huyendo de que lo elijan Presidente, cuyo cargo recaerá [no se entiende] Urdaneta.
    El Gobernador Capitán General, añade con este motivo: que la opinión es la misma de que tiene hablado en su oficio de 18 de Septiembre, número 237, pero que el empeño de la gente de color está dirigido por algunos agentes, y que si es el mismo, como parece, de Santo Domingo y la Isla de Cuba fácil es conocer la actividad que hay que desplegar: que al efecto piensa que el Bergantín Habanero de la vela y que tocando en Santomas y Santa Cruz, remonte a la Guadalupe y fondee en la Guaira, desde donde podrá adquirir noticias más frescas y explícitas: que en la Guadalupe son importantes sus comunicaciones con el Almirante La Place, y por fin dice, que si el General Páez va a Puerto Rico, le obsequiará, procurará conquistarse su afecto, y que lo ocupará lo posible para corta adquiera relaciones en el país.
    Por minutas rubricadas de 9 de Diciembre de 184, se pasaron las cinco comunicaciones que preceden, número 228, 230, 237, 80, y 249 al Ministro de Estado para los efectos convenientes en el mismo.








    Número 20

    Excelentísimo Señor= El Excelentísimo Señor Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar con Real Orden de 30 de Marzo último se ha [no se entiende] remitirme el adjunto pliego, que contiene el tratado de reconocimiento, Paz, y amistad entre España y la República; y previniéndole de orden de S.M. La Reina mi señora (q.D.g.), que lo expida sin pérdida de tiempo para que llegue a manos del Secretario de Estado y Relaciones Exteriores de esa República, he creído el medio más eficaz, despachar a mi Ayudante de Campo el Capitán José María Velasco para que tomando la bahía del Comandante de Armas de la Guaira, se dirija a la Ciudad con el indicado objeto.= Este oficial sólo se detendrá el tiempo que V.E. crea conveniente si considerare necesario su espera, para que el mismo Bergantín de Guerra que lo conduce traiga la contestación de ese Gobierno que remite al de la Reina mi Señora sin pérdida de tiempo.= En caso contrario, espero que V.E. facilitará al expresado oficial que tendrá el honor de estar a sus inmediatas órdenes desde el momento de su llegada, pronto regreso, y que admitiré las consideraciones de mi particular estimación y vivos deseos porque se restablecerán los vínculos de la más estrecha unión entre Pueblos Hermanos, se dictará sus instrucciones, para que se entere de todo aquello en que V.E. juzgue que pueda contribuir como Capitán General de esta Isla, para que se faciliten nuestras mutuas inteligencias, se abran los puertos al Comercio, y por todos los medios posibles las vías de unión, prosperidad, y engrandecimiento para ambos pueblos. Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 5 de Mayo de 1845.= El Conde de Mirasol= Excelentísimo Señor General en Jefe D. Rafael Urdaneta Ministro de la Guerra de la República de Venezuela.




    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico


    Reservado


    Excelentísimo Señor


    El 4 arribó a este el Correo de la Península, y tan luego como se me impuso de la Real Orden del 31 de Marzo último que V.E. se ha servido comunicarme para que sin pérdida de tiempo se remitiera a la Guaira el pliego que acompañaba y contiene el tratado de reconocimiento, Paz, y amistad entre España y la República de Venezuela, dirigí al Brigadier Comandante de Marina en esta Isla el oficio que acompaña a V.E. en copia con el número 10.
    Considerando la exigencia de la referida Real Orden para aprovechar la reunión del Congreso y la Conveniencia, primero de dar a este país la importancia que merecen sus relevantes condiciones, y de observar por medio de una persona discreta e imparcial los efectos que produce, así en los altos funcionarios, como en el Pueblo, para medir los grados de la Confianza que deben inspirarnos y los de la conducta que me tocará observar como el más inmediato a las resultas que este negocio pueda tener, resolví enviar el pliego con mi Ayudante de Campo el Capitán Don José María Velasco acompañándolo con un oficio al Ministro de la Guerra de aquella República, cuya Copia se adjunta con el número 9, y finalmente dirigí al Comandante del Bergantín la comunicación copia número y a mi Ayudante de Campo lo que en el número 4 acompaña a V.E. en calidad de reservada.
    El Bergantín no pudo dar la vela el 5 como yo deseaba; estrechando no solo por las prevenciones de S.M. en la citada Real Orden, Dino por la consideración del estado de los negocios en Santo Domingo, y de la falta que este único Buque de fuerza puede hacerme, pero la dio ayer 6 a las menos tres menos cuarto de la tarde, con tiempo entablado, de modo que el Domingo 11. le considero fondeado en la Guaira, y transmití a V.E. cuantas noticias adquiera por todas las vías que pueda elevarlas a conocimiento de S.M. la Reina Nuestra Señora (Q.D.G.)
    Hace 24 años que dio la vela de la Guaira la Goleta Conejo último Buque de Guerra Español que se ha presentado en aquel punto, y vino a este cargado de los gloriosos restos de nuestro Ejército, por cuyas circunstancias pareciéndome digno del tiempo y de la Comisión, he embarcado a bordo del Bergantín una pequeña música, compuesta de individuos de este ejército y de deseo que cuánto llevo expuesto merezca aprobación de S.M. cuando V.E. tenga a bien elevarlo a su Real consideración.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 7 de Mayo de 1845.
    Excelentísimo Señor
    El Conde de Mirasol


    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar.








    Para desempeñar una Comisión importante del servicio de S.M. (q.D.g) cuyas órdenes he recibido por el Correo que acaba de llegar necesito que el Bergantín salga de este Puerto para el de La Guaira mañana por la tarde llevando a mi [no se entiende] a mi Ayudante de Campo el Capitán Don José María Velasco: y a fin que ninguna situación pueda ocurrió se envía V.S. prestarle todos los auxilios del Arsenal para [no se entiende] cuántos trabajos estén emprendidos y pedirme todo lo que necesite aprovechando los importantes aún cuando no se pongan las comunicaciones de oficio sino que personalmente se transijan las dificultades y allanen los pasos, para que tenga cumplido efecto la salida del Bergantín. La Tesorería de Ejército está abierta a la hora que V.S. la necesite desde la salida del Sol para entregar los caudales que me pida con el expresado objeto. Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 4 de Mayo de 1845.= El Conde de Mirasol= Señor Don Ignacio Fernández de Flores, Brigadier Comandante de Marina.


    Es Copia.


    José Estívan




    Capitanía General y Gobierno Superior Político= El Brigadier Comandante de Marina en esta Isla, me acaba de participar hallarse su Bergantín listo para dar la vela, conforme a mi reclamación de ayer, y en correspondencia he prevenido a mi Ayudante de Campo el Capitán Don José María Velasco, que se presente a bordo con el pliego que ha de conducir al Ministro de la Guerra de la República de Venezuela.= En tal virtud no perderá usted tiempo para dirigirse a la Guaira, y como distante la navegación no le faltará a V. un rato para ocuparse en leer reservadamente las instrucciones particulares que he dado al referido oficial, ellas le servirán a V. de guía para conducirse en los puertos que le tocan, con aquella merecida circunspección y tono que el caso requiera, hasta ver despejadas las cuestiones, declarada la opinión del Gobierno Venezolano,, conocida la del Pueblo, y franco el camino que ha de seguirse después que nuestro ilustre Gobierno les remite el tratado de recibimiento, paz, y amistad que contiene el pliego que conduce mi Ayudante de Campo.= He prevenido se embarque una música a bordo del Bergantín porque así lo he considerado conveniente al decoro Nacional, a las galanterías de la Comisión que va V. a desempeñar ñ, y así espero que sí hará de ella el uso oportuno, estableciendo su servicio Iara los casos, personas y circunstancias que lo merezcan, con aquel aplomo y discernimiento que le ha caracterizado a V. en el discurso de su [no se entiende].= Si mi Ayudante de Campo se trasladase a Caracas La disciplina a del Buque(y sea permitida esta expresión a quien sirvió en el Cuerpo por tantos años) es necesario que se mantenga con severidad, presentando en cada día aquellos ejercicios que los Reglamentos, y revisión, y no permitiendo que de ninguna clase bajen a tierra, más que los hombres regulares, a las horas convenientes, previo el examen de V. para satisfacerse de que sus circunscritas lo permiten, y quedando siempre en un perfecto y seguro estado militar, cual conviene a lo que las experiencias nos han enseñado, pero sin aparentar desconfianzas ni dar lugar a que se [¿]trasluzca[?] el cuidado que siendo de constante obligación forma las costumbres en el servicio militar y evita las alarmas y las extrañezas.= Mi referido Ayudante Don José María Velasco lleva credenciales necesarias, que si en un caso imprevisto ya de detención o de avería, necesitará el Bergantín algún Tesoro y así puede V. ayer lo presenté para revelarlo si ocurriere causa o motivo de indispensable gasto.= Finalmente ruego a V. que si alguna o algunas personas quisieran trasladarse a esta Isla a bordo del Bergantín de su digno mando, se los facilite en cuanto le sea posible porque conviene a los intereses Nacionales, manifestar en esta ocasión la natural franqueza y galantería de nuestro carácter. Dios guarde a V. muchos años. Puerto Rico Mayo 9 de 1845.= El Conde de Mirasol.=Señor Don Rafael Faremy Comandante del Bergantín de Guerra Jasón.


    Es Copia


    José Estívan






    Capitanía General y Gobierno Superior Político


    Acusa el recibo de la Real Orden de 31 de Marzo último relativa al tratado entre España y Venezuela. Da cuenta documentada de las disposiciones dictadas para cumplimentar sin demora la voluntad de S.M. (q.D.g.) logrando que a pesar de los inconvenientes que se presentaron saliese el Bergantín Jasón para la Guaira de l 6 del presente conduciendo dicho tratado.


    Excelentísimo Señor




    Luego que me impuse de la Real Orden del 31 de Marzo último relativamente al pliego que contenía el tratado de reconocimiento, Paz, y amistad entre España y la República de Venezuela, dirigí al Brigadier Comandante de Marina en esta Isla el oficio que acompaño a V.E. con el número 1o y dicté con la propia eficacia que aquél citó redactado, las demás disposiciones que eran consiguientes a su contenido .
    Como a las 10 de la mañana del día siguiente recibí la contestación cuya copia es adjunta con el número 20 y por consecuencia hice al Comandante del Bergantín la comunicación copia número 3.
    A cosa del medio día se me presentó el referido Bergantín, y entre otras materias que solo podría explicar a V.E. a viva voz, me dijo que el contenido de su oficio que es en copia con el número 2, no quería decir que el Bergantín estuviera listo para dar a la vela, y en efecto es así leyéndolo con suspicacia y detención, pero ya que me había enterado en mi sentir de la comunicación franca de un militar no estudié la amañada composición de las palabras sino que ocupado del objeto, caí en el error de pensar que los deseos de S.M. sería cumplidos conforme a mis órdenes, y puesto en el caso de tan poca satisfactoria situación, insté de nuevo para que el Bergantín verificara su salida.
    Eran las diez de la mañana del día siguiente, y notando con mi anteojo que el Bergantín no hacía movimiento dirigí al referido Comandante de Marina el oficio que V.E. encontrará adjunto en copia con el número 5. El Bergantín no dio a la
    vela hasta las tres y cuarto de la tarde.
    Espero que V.E. conocerá mi deseo de que este Jefe superior e inteligente no fuera frío espectador del retardo que sufría el servicio de S.M. Dino que trasladándose a bordo o a el Arsenal, sobre cuyo punto le tengo delegadas todas mis facultades desde 25 de Noviembre último como V.E. verá por la copia número 6. hubiera ayudado mis esfuerzos, máxime cuando habiéndome ofrecido en oficio de 21 de Enero próximo pasado, copia número 7, que el Bergantín estaría listo en 50 días, se contaban 105, sobre cuya larga detención podría hacerle [no se entiende] si mi objeto fuera otro que el de para que conozca las ayudas presentar a V.E. la situación las que conozca las ayudas que puedo esperar en los casos críticos en que la actividad vale por todo, y que pueden presentarse con aspecto a Venezuela, y de mucha más importancia si S.M. llegase a determinar que se árboles el Pabellón Nacional en la parte española de Santo Domingo.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 7 de Mayo de 1845.


    Excelentísimo Señor


    El Conde de Mirasol




    Excelentísimo Señor









    Capitanía General y Gobierno Superior Político.= Para desempeñar una comisión importante del servicio de S.M. q.D.g. cuyas órdenes he recibido por el correo que acaba de llegar necesito que el Bergantín Jasón salga de este Puerto para el de La Guaira mañana por la tarde llevando a su bordo a mi Ayudante de Campo El Capitan Don José María Velasco y a fin e que ninguna detención pueda ocurrir, se servirá V.S. prestarle todos los auxilios del Arsenal [no se entiende] cuantos trabajos estén emprendidos y pedirme todo lo que necesite aprovechando los instantes a un cuando no se pongan las comunicaciones de oficio Dino que personalmente se transigían las dificultades y allanen los pasos para que tenga cumplido efecto la salida del Bergantín.= La Tesorería del Ejército estará abierta a la hora que V.S. lo necesite desde la salida del Sol para entregar los caudales que me pida con el encordado objeto.= Dios guarde a V.S. muchos años. Puerto Rico Mayo 4 de 1845.= El Conde de Mirasol.= Excelentísimo Señor Brigadier Ignacio J. Flores= Comandante de Marina de esta Isla.


    Es Copia.


    José Estívan






    Comandancia de Marina de la Estación Naval de Puerto Rico.= Excelentísimo Señor.= Recibí el Superior Oficio de V.E. de ayer relativo a la urgente Comisión que debe desempeñar el Bergantín de Guerra Jasón; y en su cumplimento ha quedado embergado dicho buque a la ocho de esta mañana, habiendo dado la orden verbal a su Comandante para que se apresure a levantar anclas, meter botes, tender copias, y demás conducente a dar la vela como V.E. dispone, embarcando al propio tiempo rancho y víveres.= Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico Mayo 9 de 1845. Excelentísimo Señor Ignacio I. Flores-Excelentísimo Señor Capitán General de esta Isla.


    Es Copia.


    José Estívan






    Capitanía General y Gobierno Superior Político= El Brigadier Comandante de Marina en esta Isla me acaba de participar hallarse ese Bergantín listo para dar la vela, conforme a mi reclamación de ayer, y en consecuencia he prevenido a mi Ayudante de Campo el Capitán Don José María Velasco que se presente a bordo con el pliego que ha de conducir al Ministro de la Guerra de la República de Venezuela= En tal virtud no perderá V. tiempo para dirigirse a la Guaira, y como durante la navegación no le faltará a V. un rato para ocuparse en leer reservadamente las instrucciones particulares que he dado al referido oficial, ellas le servirán a V. de guía para conducirse en los puntos que le tocan con aquella merecida circunspección y tino que el caso requiere, hasta ver despejadas las cuestiones, declarada la opinión del Gobierno venezolano, conocida la del pueblo, y franco el camino que ha de seguirse después que nuestro ilustrado Gobierno les remita ilustre Gobierno les remite el tratado de recibimiento, paz, y amistad que contiene el pliego que conduce mi Ayudante de Campo.= He prevenido se embarque una música a bordo del Bergantín porque así lo he considerado conveniente al decoro Nacional, a las galanterías de la Comisión que va V. a desempeñar ñ, y así espero que sí hará de ella el uso oportuno, estableciendo su servicio Iara los casos, personas y circunstancias que lo merezcan, con aquel aplomo y discernimiento que le ha caracterizado a V. en el discurso de su [no se entiende].= Si mi Ayudante de Campo se trasladase a Caracas La disciplina a del Buque(y sea permitida esta expresión a quien sirvió en el Cuerpo por tantos años) es necesario que se mantenga con severidad, presentando en cada día aquellos ejercicios que los Reglamentos, y revisión, y no permitiendo que de ninguna clase bajen a tierra, más que los hombres regulares, a las horas convenientes, previo el examen de V. para satisfacerse de que sus circunscritas lo permiten, y quedando siempre en un perfecto y seguro estado militar, cual conviene a lo que las experiencias nos han enseñado, pero sin aparentar desconfianzas ni dar lugar a que se [¿]trasluzca[?] el cuidado que siendo de constante obligación forma las costumbres en el servicio militar y evita las alarmas y las extrañezas.= Mi referido Ayudante Don José María Velasco lleva credenciales necesarias, que si en un caso imprevisto ya de detención o de avería, necesitará el Bergantín algún Tesoro y así puede V. ayer lo presenté para revelarlo si ocurriere causa o motivo de indispensable gasto.= Finalmente ruego a V. que si alguna o algunas personas quisieran trasladarse a esta Isla a bordo del Bergantín de su digno mando, se los facilite en cuanto le sea posible porque conviene a los intereses Nacionales, manifestar en esta ocasión la natural franqueza y galantería de nuestro carácter. Dios guarde a V. muchos años. Puerto Rico Mayo 9 de 1845.= El Conde de Mirasol.=Señor Don Rafael Faremy Comandante del Bergantín de Guerra Jasón.


    Es Copia


    José Estívan






    Al Comandante Del Real Arsenal de Marina en esta Isla digo con esta fecha lo que sigue=
    “Aunque el Arsenal de Marina de esta Isla dependen directamente de la Capitanía General y no esté en mis atribuciones desposeerla de una regalía que acaso podrá ser conveniente al a los intereses del servicio de S.M. en algún tiempo considerando los distinguidos conocimientos del actual Comandante de Marina Brigadier Don Ignacio Fernández de Flores y deseando aprovecharlos en bien del servicio y provecho del Cuerpo de la armada he dispuesto que ínterin el expresado Brigadier sea Comandante de Marina y S.M. se digne confirmarme su Real confianza para ejercer el mando superior de esta Isla el Arsenal este a las inmediatas órdenes directas y generales en todos los puntos del Brigadier Don Ignacio Fernández de Flores entendiéndose V. con el en cuanto concierna al Real Servicio recibiendo y obedeciendo sus órdenes en cuanto mandaré y contribuyendo con la laboriosidad e inteligente acierto con que lo ha hecho hasta hora a que el establecimiento prospere y pueda responder en todo caso a los inter sea del Servicio Marítimo en esta Isla.= Espero pues que sirviéndose V.S. aceptar este encargo dispondrá todo lo conveniente para que el Arsenal vaya progresivamente mejorando su estado aumentando sus pertrechos regularizando su servicio prestando cuantos sean posibles con la más laxa generosidad a los buques del Comercio Nacional y extranjero y, proponiéndose cuánto crea conducente o necesario que yo implore de la piedad de S.M. a fin de que el estado marítimo de esta Isla pueda responder a sus necesidades en paz y en Guerra.= Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico veinte y seis de noviembre de 1844.= El Conde de Mirasol= Señor Brigadier Don Ignacio Fernández y Flores Comandante de Marina de esta Isla.


    Es Copia.


    José Estívan




    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico


    Traslada la comunicación que ha recibid del Capitán D. José María Velasco participándole su arribo a la Guaira


    Excelentísimo Señor


    Mi Ayudante de Campo el Capitán D. José María Velasco, de quien hable a V.E. en mi comunicación a 7 del actual número 157., me dice desde la Guaira el 11 del corriente lo que sigue:


    Excelentísimo Señor: Aprovecho la ocasión de dar la vela para esa en este momento la Goleta Camila para poner en conocimiento de V.E. que hace una hora ha dado fondo el Jasón en esta rada. Por El Capitan de Puerto y demás empleados que han venido a bordo he sabido que este Jefe Político tiene órdenes de su Gobierno para facilitarme cuanto necesite, su contestación a la comunicación que le he pasado l, no deberá tardar, y me dispongo a pasar a tierra, y mañana a Caracas lo las temprano que me sea dable.
    El recibimiento de estas S.S. ha sido tan cordial como debía esperarse.
    Lo que traslado a V.E. para su conocimiento y demás que estime oportuno.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 21 de Mayo de 1845.
    Excelentísimo Señor
    El Conde de Mirasol








    Comandancia de Marina de la Estación Naval de Puerto Rico.= Excelentísimo Señor.= En vista del parte cuya copia acompaño; y teniendo la Marina el dinero necesario para la obra que pide según me informó el Contador, solicito de V.E. la permita si puede disponer de los cincuenta días, que para hacerla
    presupone dicho parte y aseguró a V.E. que será de primera marcha el Jasón si se limpia y se pone en el Calado en él indicado.= Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 24 de Enero de 1845.= Excelentísimo Señor.= Ignacio J. Flores.= Excelentísimo Señor Capitán General de esta Isla.


    Es Copia


    José Estívan


    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico.


    Traslada la comunicación del Secretario de Estado en el Despacho de Guerra y Marina de Venezuela, acusando el recibo del Tratado de reconocimiento, Paz, y amistad de aquella República.


    Excelentísimo Señor
    El Secretario de Estado y del Despacho de la Guerra y Marina de la República de Venezuela desde Caracas en 16 de Mayo próximo pasado me dice lo que sigue.
    “El Señor Capitán José María Velasco Ayudante de Campo de V.E. puso el 14 del corriente en mis manos la nota que V.E. se sirvió dirigir a este Despacho en 5 del actual acompañando un pliego rotulado para el Señor Secretario de Estado en el Despacho de Relaciones Exteriores que contenía el tratado de reconocimiento, Paz, y amistad entre la Nación Española y la República de Venezuela.= Este tratado ha sido sometido a ayer mismo al consenso y aprobación del Congreso, que se encuentra a la sazón; y como es natural que emplee algunas sesiones en discutirlo y resolver, ha parecido conveniente a este Gobierno abreviar la vuelta del Señor Capitán Velasco, quien regresa a esa Isla en el propio buque de guerra que le condujo a la Guaira. Bien quisiera el Presidente de la República que la aprobación del tratado fuese conducida por el Señor Capitán Velasco en el mismo Bergantín de Guerra Jasón, y que fuese V.E. quien le participase primero al Gobierno de S.M. la Reina Isabel Segunda. Tengo el deseo de acompañar a V.E. para su pronta dirección un pliego para el Excelentísimo Señor Secretario de Estado Don Francisco Martínez de La Rosa, Ministro de Estado de S.M.C.= El Presidente ha visto con sumo aprecio la prontitud y eficacia con que V.E. ha dado cumplimento a la Real Orden de S.M. la Reina de España previniendo la remisión del enganchado pliego. El Señor Capitán Velasco a quien se han comunicado instrucciones en virtud de los deseos expresados por V.E. en uno de los párrafos de la apreciable nota que contesto, impondrá a V.E. de cuanta la estima y consideración que profesa el Gobierno de Venezuela a V.E. y a su Gobierno, y cuanta la confianza que tiene el Presidente de la República en que el Capitán General de la Isla de Puerto Rico, Señor Conde de Mirasol, propenderá a que se faciliten por todos los medios posibles nuestras mutuas inteligencias, a fin de que se establezca la más sólida amistad entre ambos pueblos, labrando así su prosperidad y engrandecimiento.
    Lo que traslado a V.E. con inclusión del referido pliego para el Excelentísimo Señor Don Francisco Martínez De la Rosa Secretario de Estado y para su conocimiento y demás efectos consiguientes.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Juana Díaz 4 de Junio de 1845.


    Excelentísimo Señor
    El Conde de Mirasol





    A.


    Comandancia General de Marina del Apostadero de La Habana.= Excelentísimo Señor.= El acta de la Junta de Autoridades Superiores de esta Isla, tenida el 12 de Abril del corriente mes y de que incluyo a V.E. Copia bajo el número 1o, y las instrucciones dadas al Comandante de la Fragata Cortes que igualmente le copio bajo el número 2 impondrán a V.E. de la Comisión que lleva este Buque al mando del Brigadier Joaquim Santolalla.= La Junta ha contado con la aquiescencia de V.E. al
    encargarlo de la parte directiva de la citada Comisión, contando no solo con que V.E. es la Autoridad Superior Española en esta región lejana de la Metrópoli más inmediata de las Repúblicas de Costa Firme, sino con su acreditado celo por el servicio de S.M.= En este concepto yo ruego y espero de V.E. aceptará este encargo dirigiendo la parte política de la comisión encargada a Santolalla; y auxiliándolo en todo cuanto necesite para su mejor desempeño.= La Fragata va repostada con tres meses de víveres, y con todos los pertrechos de reglamento hábil para navegar y con anticipación de haberes suficientes para terminar su campaña. Pero siempre será necesario que V.E. supla los víveres, dietas, aguada, y algún otro gasto de corta cuantía que se le ocurra, pues en cuanto a carena, desarbola sí otro de consideración e imprevisto, ordeno a Su Comandante venga a remediarse a este puerto, si puede hacerlo sin notable riesgo de su buque. Lo que por orden de V.E. suplan esas Cajas para cubrir la atenciones expresadas, será reintegrado por las de este Apostadero al primer aviso de V.E.= Dios guarde a V.E. muchos años. Habana 25 de Junio de 1845.= José Primo de Rivera.= Excelentísimo Señor Capitán General de la Isla de Puerto Rico.———————


    Es Copia


    José Estívan




    A.


    Número 1


    En la Ciudad de La Habana a doce días del mes de Junio de 1845 reunida en la Casa de Gobierno la Junta de Autoridades Superiores de esta Isla, compuesta de los excelentísimos señores Leopoldo O’Donell Gobernador Capitán General; Conde de Villanueva Intendente de Ejército Superintendente General Delegado de Real Hacienda; Don José Primo de Rivera Teniente General de la Armada y Comandante General de este Apostadero y del Brigadier Don Miguel Mira Faria si al Secretario de Gobierno Superior Civil, el Excelentísimo Señor Presidente manifestó que a petición del Excelentísimo Señor Comandante General del Apostadero se reunía la Junta con objeto de acordar lo conveniente respecto a los asuntos que este Jefe consideraba debían someterse a la resolución de la misma.= En este concepto el mencionado Excelentísimo Señor hizo presente que en las instrucciones que había recibido del Gobierno de S.M. la Reina, al confiarle el mando de las fuerzas de este Apostadero, se hacía mención del prudente uso que debía hacer de ellas para recorrer las posesiones vecinas extrajeras y mantener las buenas relaciones que existen en las Naciones amigas que pertenecen y que en este concepto juzgando por las circunstancias en que hoy se halla la República de Venezuela que sería oportuno la presencia en aquellas aguas de algunos de nuestros buques de guerra, lo manifestaba para que se pudiese acordar las instrucciones que convendría dar al Comandante del buque a fin de que se ciñera a ellas y le sirviese de regla y norma. Enterada la Junta y considerando que la redacción de aquellas instrucciones, cuya base debía ser marcar la línea de conducta que había de seguirse para llevar las justas intenciones del Gobierno de S.M.; y proteger las personas e intereses españoles, debía estar también enlazada con sostener el decoro del Pabellón Nacional, de manera que ni provocasen cuestiones que complicaran las buenas relaciones que actualmente se entablaban con aquel País, promoviendo grandes compromisos, ni tampoco se desatendiesen las fundadas reclamaciones que pudieran ocurrir dejando de prestar con energía que da la razón y la justicia favor y apoyo a los intereses Españoles, resolvió que para proceder en este importante asunto con la reflexión que conviene se redactasen las mencionadas instrucciones para el Excelentísimo Señor Comandante General del Apostadero quien oportunamente las presentaría al examen y aprobación de la Junta; con lo cual terminó el acto que firmaron Sus Excelencias con el infrascrito Secretario.= Leopoldo O’Donell= El Conde de Villanueva.= José Primo de Rivera.= Miguel Maria Paniagua.= Es Copia.= Miguel Maria Paniagua.= Es Copia.= José Miguel Pareja.


    Es Copia.


    José Estívan




    Relación de la comunicaciones recibidas en esta fecha del Gobernador Capitán General de Puerto Rico, y que con la propia se pasan el Excelentísimo Señor Ministro de Estado.


    Número 173- Traslado del Ministro de Guerra y Marina de Venezuela acusando el recibo del tratado de reconocimiento, Paz, y Amistad con aquella República.


    Número 174- Yo. Del Ministro de la Guerra de Venezuela sobre haber sido aprobado dicho tratado.


    Número 175-Dando cuenta de haber dispuesto abrir los puertos de aquella Isla (Puerto Rico) al Comercio de Venezuela.


    Número 177- Trasladando la comunicación del Comandante del Bergantín de Guerra Jasón referente al recibimiento y obsequios que se le hicieron en el Puerto de La Guaira.
    Número 179- Trasladando la comunicación del Jefe Político de la Guaira felicitándole por tal suceso.


    Madrid 20 de Julio de 1845.






    B.


    Capitanía General y Gobierno Superior Político=Excelentísimo Señor.= El Brigadier Comandante de la Fragata Cortes a su arribo a este Puerto en 23 del actual me ha entregado la comunicación de V.E. del 25 de Junio último con la copia número 1 y 2 que la acompañan; y como los diferentes puntos que abrazan exigen detenida meditación aprovecho el tiempo que la Fragata ha de ocupar en remediar sus averías para reflexionar lo que en cada caso y materia puede convenir mejor a los intereses de S.M. según las noticias que tenemos del estado en que se hallan los respectivos puntos que la Fragata deberá visitar, limitándome por ahora a dar a V.E. las gracias por el distinguido encargo que connota por mi celo por el Real Servicio y por las lisonjeras expresiones con que le favorece en su citada comunicación a que tengo el honor de contestar. Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 26 de Julio de 1845.= El Conde de Mirasol.=Excelentísimo Señor Don José Primo de Rivera Comandante General de Marina del Apostadero de La Habana.


    Es Copia


    José Esteban






    Capitanía General y Gobierno Superior Político.= Excelentísimo Señor.= Lista la Fragata Cortes para dar la vela me dirigió su Comandante el oficio que en copia acompaño a V.E. Con el número 1, y trasladando al Superintendente de esta Isla con el pie que consta de la copia número 2, dijo el Brigadier Comandante de la Fragata en 5 del actual lo que consta de la copia número 3; y por separado lo que V.E. podrá servirse ver en la copia número 4; pero como quiera que la severidad de sus principios lo ha hecho cumplir al pie de la letra lo que había ofrecido a V.E. sobre percibo de haberes y gastos, tengo al elogiar este proceder el sentimiento de que haya dado la vela en la tarde de ayer sin llevar a su bordo los fondos que se le habían destinado y que hubieran pedido serle útiles en ocasión imprevista o devolverlos a estas Cajas a su regreso, sin causar el menor perjuicio a los intereses reales que en cuanto alcanzan las posibilidades de esta Tesorería estarán siempre a la disposición de V.E. visto el Número con que cuida de su economía, y seguro de que en imperiosas exigencias nos obligará a gastos extraordinarios. Son con los números 5 y 6 las copias de las comunicaciones que he dirigido a al General Gobernador de San Thomas y y al Secretario del Despacho de la Guerra y Marina de la República de Venezuela, a fin de que V.E. tenga conocimiento y lo pueda dar a esa Junta de Autoridades de la marcha que sigo, y en la que ponemos continuar ínterin ella me produzca como hasta el día afecciones u pruebas de buena correspondencia y en que ningún concepto pueda lastimar el decoro de nuestro Pabellón, en cuyo caso cambiaría la dirección y método en mis explicaciones.= Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 7 de Agosto de 1845.= El Conde de Mirasol.= Excelentísimo Señor Don José Primo de Rivera Comandante General de Marín del Apostadero de La Habana.


    Es Copia


    José Esteban
    Secretario




    B.
    Número 1


    Fragata de guerra Las Cortes.= Excelentísimo Señor.= Estoy listo para dar la vela y continuar la Comisión de que estoy encargado; solo aguardo que V.E. sirva darme las instrucciones que tenga por conveniente como adicionales a las que ya tengo del Excelentísimo Señor Comandante General del Apostadero de La Habana.= Para el Superior conocimiento de V.E. en lo que se sirva mandarme, le haré presente las circunstancias en que se halla este buque: está satisfecho de sus haberes hasta el presente Agosto nada más, y se carece de fondos para los meses siguientes: tampoco tengo un depósito por si caen enfermas en la Costa Firme, facilite las hospitalidades que causen, y siendo aquel país bastante enfermo particularmente Puerto Cabello, y la guarnición nueva y todos son quintos que aún no están aclimatados y podría tener compromisos de hospitalidades si le detuviese largo tiempo: Tengo víveres para cincuenta y siete días; pero en mis instrucciones se me previene vuelva a este Puerto desde La Guaira para reponerlos, más si V.E. determina que no me demore mucho en la comisión, tal vez si hay buenos tiempos tendré lo suficiente pueda concluirla sin causar nuevos gastos en aquel país. V.E. determinará lo que fuere de su agrado.= Dios guarde a V.E. muchos años. A bordo de la expresada. San Juan de Puerto Rico 2 de Agosto de 1845.= Excelentísimo Señor Joaquín Santolalla.=Excelentísimo Señor Capitán General de la Isla de Puerto Rico


    Es Copia


    José Esteban




    B.


    Número 2


    Capitanía General y Gobierno Superior Político.= El Comandante de la Fragata de S.M. Las Cortes con fecha de ayer me dice lo que sigue: =“Excelentísimo Señor.= Estoy listo para dar la vela y continuar la comisión de que estoy encargado; solo aguardo que V.E. se sirva darme las instrucciones que tenga por conveniente como adicionales a las que ya tengo del Excelentísimo Señor Comandante General del Apostadero de La Habana.= Para el Superior conocimiento de V.E. en lo que se sirva mandarme le haré presente las circunstancias en que se halla este buque: está satisfecho de sus haberes hasta el presente Agosto nada más, y se carece de fondos para los meses siguientes; tampoco tengo un depósito por si caen enfermas en la Costafirme, satisfacer las hospitalidades que causen, y siendo aquel país bastante enfermo particularmente Puerto Cabello, y la guarnición nueva pues todos son quintos que aún no están aclimatados y podría a tener compromisos de hospitalidades si me detuvieses largo tiempo: Tengo víveres para 57 días pero en mis instrucciones se me previene vuelva a este Puerto desde La Guaira para reponerlos, más si V.E. determinare que no me demore mucho en la comisión, tal vez si hay buenos tiempos tendré los suficientes para concluirla, sin causar nuevos gastos en aquel país.= En vista de lo que llevó expuesto V.E. determinará lo que fuere de su agrado.= Aunque considero suficiente el estado de esta Fragata contando con que los tiempos favorezcan sus travesías desde este Puerto al de La Guaira, y desde allí según las instrucciones del Excelentísimo Señor Comandante General del Apostadero de La Habana, Santa Marta y Cartagena, sin que en ninguno de estos Puertos le ocurra novedad que motive su detención; pero como puede suceder lo contrario y por mi parte necesito que toque en Curazao para entregar pliegos en reclamación de intereses Españoles sería conveniente satisfacerles la paga y demás haberes del mes de Septiembre y consignad a su bordo alguna cantidad en efectivo o en carta de crédito por si en los referidos puntos le ocurre tener que pagar hospitalidades o algún otro accidente imprevisto de que su Comandante dará cuenta a su regreso para formalizar lo que corresponda y pasarla al Excelentísimo Señor Comandante General de las Fuerzas Navales con arreglo a su comunicación del 25 de Junio próximo pasado que traslado a V.S. con esta fecha para que en su vista se sirva manifestarme la determinación que adopta y pueda yo dar al Comandante las instrucciones que reclama en su preinserto oficio.= Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico Agosto 3 de 1845.= El Conde de Mirasol.= Excelentísimo Señor Don Manuel José Corero Intendente de este Ejército y Superintendente Delegado de Real Hacienda.


    Es Copia


    José Esteban
    Secretario


    B.
    Número 3


    Capitanía General y Gobierno Superior Político= La comunicación de V.S. de 2 del actual la trasladé al Superintendente de esta Isla manifestándole que aunque en ella nada se reclamaba, como puesta la Fragata en lo más no podían asegurarse los tiempos que tendría , ni las exigencias que podrían ocurrirle en los puntos que debía visitar, y en los que no contamos con ningún agente ni persona que pudiera ocurrir a sus gastos imprevistos, convenía que recibiera V.S. la paga del mes de Septiembre y laguna cantidad más para gastos extraordinarios, salvo las reflexiones que V.S. me tiene hechas en la materia y de que he dado conocimiento a dicho Jefe para que pueda V.S. obrar hasta su regreso a este Puerto en la forma que crea conveniente, según se lo reclamen los tiempos y las circunstancias.= En consecuencia me dice con fecha de ayer lo que sigue:=Excelentísimo Señor.= A la Contaduría de Ejército digo hoy lo que sigue.= Abonará V.S. al Contador de la Fragata de S.M. Las Cortes los haberes de la Oficialidad y tripulación correspondientes al mes de Septiembre y además 2,000 pesos para gastos imprevistos todo en plata fuerte.= Lo que elevó a conocimiento de V.E. contestando a su oficio de ayer.= Lista así la Fragata para dar la vela, considero oportuno que V.S se sirva dirigirse a la Isla de San Tomás para cuyo gobernador es el adjunto pliego, y como en él le ofrezco los servicios de la Fragata correspondiendo de este modo a las particulares atenciones que tanto aquel Jefe, como el Gobernador General de Santa Cruz han tenido conmigo respecto a su Marina, en las ocasiones que se han presentado en los Puerto de esta Isla y ofreciéndole también al primer aviso tendría sus Buques a mis órdenes para cualquier incidente del Servicio, estimaré que V.S. haga en mi nombre los debidos ofrecimientos y obsequios, prestándose si fuere necesario a transportar personas, pliegos o efectos, según le reclamaré el General Sobother con quien es de conveniencia y justicia guardar la más delicada galantería.= Conceptúo que la detención de V.S. en Santhomas será de dos o tres dos a lo más pero terminada allí su misión en el más breve plazo que la atención permita puede V.S. dirigirse a la Guaira, desde cuyo fondeadero tendrá la bondad de remitir el adjunto pliego al Ministro de Guerra y Marina de la República de Venezuela, con quien han de ser las comunicaciones de V.S. durante su permanencia en aquellas Costas.= La explicación que sobre este punto hace a V.S. el Comandante General de la Fuerzas Navales en sus instrucciones del 21 de Junio último es muy suficiente para que V.S. se haga cargo de nuestra oficial posición respecto a un Gobierno que conviene a los intereses nacionales sostener, presentándonos como su más firme apoyo, sin llegar a comprometer un lance directo con la castas que lo combaten, sino en el caso de la ausencia de otros recursos extraños y cuando la posición respectiva nos ofreciera un resultado de tal manera seguro que arrastrará indefectiblemente la supremacía de los hombres blancos sobre la gente de color, asegurando al propio tiempo el aprecio, y el respeto al Pabellón de Castilla.= Entretanto nuestra línea de conducta debe ser con la más estudiada galantería para borrar preocupaciones, granjear voluntades, y asegurarnos por todos los medios nobles y decorosos que corresponden al carácter español, la privilegiada estimación del Gobierno de los naturales, y hasta de los extraños, que como instrumentos de interés particulares, sirven al Gobierno de Venezuela.= Segun todos los datos que desde mi llegada a esta Isla he podido recoger la influencia popular esta en el General Páez y la influencia inglesa trabaja por sobreponer las castas de color al Gobierno de los hombres blancos. El primero merece nuestras principales atenciones, hasta el pinto en que no puedan causar celos al Gobierno actual y si V.S. por algún venti llegare a verlo, puede hacerle un cumplido en mi nombre con toda la franqueza que corresponde a quienes de opuestos bandos, que ligue las voluntades, pero que en nada comprometa el porvenir, ni los intereses Nacionales. La Segunda Cuestión está en las manos del Cónsul Inglés, que según mis datos ha mirado con celo nuestra reconciliación con la República. Extraño procede, si se atiende a Los Altos y nobles sentimientos de la Nación Británica, y en lo que por mi parte comprendo de los intereses y de los sagrados deberes de la Inglaterra para con la más fiel e importante de sus aliadas; pero como los partidos pugnan, dominando a veces los intereses y los cálculos de los Gobiernos, con las frases, y las doctrinas filantrópicas que adoptan para encubrir sus miras, no sería extraño que en Venezuela como en otras partes se presentarse esta situación, que nos conviene mucho examinar y sondar hasta donde la prudencia lo permita, para precaver la posición que podría crearse, si vendedores los Haitianos en la parte Española de Santo Domingo, se enseñorease la gente de color del Gobierno de la República de Venezuela. Por estas sospechas que parten de dudosos, pero no enteramente incorrectos conviene que V.S. si se le presentase la ocasión, admite a su bordo los cónsules extranjeros, les ofrezca pasaje, les obsequie, y existe sus explicaciones para recorrer las [no se entiende] con que obran , las relaciones que tienen entre sí, y el estado de unidad o de celos en que se encuentran por cuyo propio objeto entre otras puede servir a V.S. las 25 cartas de introducción que le acompaño para comerciantes de Santhomas, La Guaira, Curazao, Santa Marta y Cartagena.= Mi comunicación al Secretario del Despacho de Guerra y Marina de la República es franca y lata en ofrecimientos como V.S. ha visto, ella es la muestra de las tendencias que manifiesta nuestro muy Máximo Gobierno, pero toca a V.S. que se encontrará sobre el Terreno y ver las cosas con la calidad de su ilustrada experiencia, darle mayores ensanches o encarecer sus servicios según lo juzgue conveniente a los intereses Nacionales, y sobre todo al deseo del Pabellón que V.S. como el primero sabrá mantener glorioso a todo trance.= Terminada la comisión de V.S. en la Guaira, donde conceptúo no debe V.S. manifestar ningún deseo para abreviar su permanencia, esta V.S. autorizado para abrir los pliegos que se me dirijan, y en su vista regresar a este Puerto si hubiese objeto que lo reclame, y de lo contrario continuar en navegación a Puerto Cabello, Santa Marta, y Cartagena en los términos, y Para los objetos prevenidos por el Señor Comandante General de las fuerzas Navales, tomándose tan solo la Libertad de observar a V.S. que en los puntos no recorridos por nuestro Gobierno, su permanencia debe ser corta, su vigilancia como la Guerra y sus investigaciones muy disfrazadas para no dar lugar a que la prensa de cada uno haga aparecer este viaje como una humillación del carácter castellano ante la importancia física y moral de semejantes estados, y solo en el caso d e réplicas reiteradas, y manifestaciones muy públicas prologará V.S. su permanencia en los referidos puntos aprovechando su tiempo en los en los objetos que encomienda a V.S. su respetable Jefe, y en observar el carácter y tendencias de las autoridades, averiguar su origen, el giro que lleva la opinión pública, las variaciones que hay en el estado social, si se han naturalizado muchos extranjeros, de que naciones, que lugar ocupan sus Cónsules, si entre ellos hay alguno que tenga particular influencia, y tan detalladamente como sea posible, el estado de las fuerzas de tierra, el que tiene las fortalezas, que Marina de Guerra existe, y el número y organización de la mercante para deducir lo que podrían armar en circunstancias dadas.= Si por algún caso imprevisto V.S. tuviere algún compromiso militar, a su primer aviso saldrá de aquí el Bergantín Habanero, y con el todas las fuerzas de tierra que fueren necesarias para sacarlo [no se entiende] Cuente V.S. con todos los medios que en cualquier suceso pueda necesitar, y si por desgracia, a pesar de su venerado celo se viese en la precisión de dejar enfermas en algún punto, puede V.S. asignarlos al Comerciante que le parezca, asegurándole que al remitirlos a este Puerto serán satisfechos sus transportes y las hospitalidades y gastos que hubiere causado.= Espero que por todos los conductos que se presente, me hará V.S. conocer su situación, y cuánto tenga relación con lo expuesto, para que recibiendo el Gobierno de S.M. mis comunicaciones pueda aprovechar los servicios de V.S. en bien Del Real Servicio de los intereses Nacionales.= Dios guarde a V.S. muchos años. Puerto Rico 5 de Agosto de 1845.= El Conde de Mirasol.=Señor Don Joaquín de Santolalla, Brigadier Comandante de la Fragata de S.M. Las Cortes.”


    Es Copia


    José Estívan






    Capitanía General de Puerto Rico




    Capitanía General y Gobierno Superior Político.= Si en la navegación o al regresar V.S. de la Comisión que le ha encargado el Excelentísimo Señor Comandante de las Fuerzas Navales le favorecieren los tiempos de modo que sin retrasarse en su derrota, pudiere llegar a la Isla de Curazao, convendrá que V.S. toque en ella; y en tal caso le advierto que Don José María Pando es el encargado especial de los intereses españoles en aquella Isla, persona de respeto y acreditado patriotismo, con otras cualidades dignas de consideración y aprecio; pero como el interesado se presentará a bordo, V.S. podrá conferenciar con él y traer sobre diversos puntos noticias de utilidad para este Gobierno.= Dios guarde a V.S. muchos años. Puerto Rico 5 de Agosto de 1845.=El Conde de Mirasol.=Señor Don Joaquín de Santolalla, Brigadier Comandante de la Fragata de Guerra Española Las Cortes.


    Es Copia


    José Estívan


    B.


    Número 5


    Capitanía General y Gobierno Superior Político.= Excelentísimo Señor.= El Brigadier Comandante de la Fragata Cortes tendrá el honor de prestar a V.E. sus respetos y ofrecerle en mi nombre sus servicios si de cualquier modo pudieran ser útiles a V.E. o a los intereses de esa Isla. En caso contrario su permanencia será de pocos días, y continuará a la Guaira y otros puntos de la Costafirme para los cuales puede V.E. hacerle las prevenciones que estime, o poner a su cargo la comisión o transporte que le convenga seguro de la complacencia que el Comandante tendrá de emplearse en su obsequio, y de la particular que me cabrá, si por este medio he podido serle de alguna manera útil.= Con este motivo me tomo la libertad de recomendar a V.E. al expresado Jefe, y a los oficiales que le acompañan, y aprovecho la ocasión para reiterarle las seguridades de mi particular consideración y muy distinguido aprecio.= Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 5 de Agosto de 1845.= El Conde de Mirasol.= Excelentísimo Señor Don Juan Sobother, Gobernador de la Isla Danesa de Santhomas.


    EsCopia


    José Esteban


    Capitanía General y Gobierno Superior Politico de la Isla de Puerto Rico


    Traslada la comunicación del Comandante de dicha Fragata avisando su salida de La Guaira para Curazao con lo demás que expresa.


    Excelentísimo Señor


    El Brigadier Comandante de la Fragata Cortes desde La Guaira en 27 del próximo pasado Agosto me dice lo que sigue.




    “Excelentísimo Señor.= Dirijo a V.E. La contestación que me ha remitido el Gobierno de Venezuela, constandome que nada tiene de interesante; las remito particularmente aunque por conducto seguro como es el Señor Escobar de este comercio.= Hemos sido obsequiados en este Pueblo; y positivamente hemos estrechado las relaciones amistosas, pero no es posible subsistir aquí los buques de guerra sino exponiéndose a quedar sin tripulación, solo en el día de ayer se me han desertado siete hombres a pesar de la medidas que había tomado después que noté la falta de otros siete y un soldado por consiguiente salgo de aquí con quince hombres menos.= Hoy mismo daré la vela para Curazao en cumplimento de la Comisión que V.E. se sirvió encargarme.”
    Lo que traslado a V.E. para su conocimiento, agregándole que con esta fecha hago la oportuna reclamación para que nuestros desertores sean perseguidos en el territorio de la República, y se ofrezca alguna garantía que esté para lo sucesivo incidentes de esta naturaleza, y otras de que tengo conocimiento, y sobre los cuales llamo a la atención del Ministro de Guerra y Marina de la expresada República en los términos templados que me ha parecido oportuno, hecho cargo de las circunstancias en que se encuentra aquel territorio, y de que hablemos a V.E. en oficio separado de esta fecha.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 18 de Septiembre de 1845.


    Excelentísimo Señor


    El Conde de Mirasol


    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero


    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico


    Traslada la comunicación del Comandante de dicha Fragata dirigida desde el Puerto de La Guaira con inclusión de la copias a que hace referencia.


    Excelentísimo Señor


    El Brigadier Comandante de la Fragata de S.M. Las Cortes desde el Puerto de La Guaira con fecha 20 de Agosto último me dice lo que sigue:


    “Excelentísimo Señor= El 16 del presente fondeé el esta Rada procedente de San Tomas hice ofrecimientos al Señor Gobernador de aquella Plaza; por si necesitaba el buque, y me dio las gracias, sin ocuparme en nada. A mi llegada a esta entregue los pliegos que V.E. se sirvió entregarme para este Gobierno, y con arreglo a las instrucciones de V.E. dirigidas a estrechar las relaciones amistosas y políticas con estos países dirigí al Gobierno de Caracas La nota oficial que copió a V.E. con el número 1. la contestación a ella por el ministro de Guerra y Marina es la marcada con el número 2. La Autoridad de este Pueblo así como las personas de 1era Clase y Categoría nos dan muestras de sincero afecto, y celebran sobremanera tenernos en el Puerto, solo la clase baja que es toda de color han solido desmandarse algo con nuestros Marineros pero el primer lance aunque de poca consideración (pues fue cuestión de palabras reclamé al momento de la Autoridad; la que se encontró deseosa de darme satisfacción castigando al culpado cuando lo capturasen.= A mi llegada a esta plaza no saludé por no tener cañones montados para contestarme: más ayer por orden del Ministro de Marina me saludo una Goleta de Guerra con 9 cañonazos a la que contesté con los mismos.= Aguardo los pliegos del Gobierno en contestación a los que dirigí de V.E. y así que los reciba y pasen dos días para no demostrar prisa con salir del Puerto según me previno V.E. daré la vela para Curazao donde resolveré según las circunstancias; si sigo a Cartagena o regreso a Cuba; pues aunque el agua no aumenta de consideración pues solo hago de 23 a 24 pulgadas cada 12 horas pudiera de pronto aumentarse encontrándome en países no reconocidos.= Según el contenido de los pliegos del Gobierno de Caracas obraré con arreglo a la instrucciones de V.E.”
    Lo que traslado a V.E. con inclusion de las citadas copias para su conocimiento y que lo eleve al de S.M. la Reina Nuestra Señora si así lo creyere conveniente. Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 8 de Septiembre de 1845.


    Excelentísimo Señor


    El Conde de Mirasol


    Excelentísimo Señor Don




    D.


    He fondeado en este Puerto con la Fragata de Guerra Las Cortes de S.M.C.; los pliegos que traía para V.E. del E.S. Capitán General de Puerto Rico los entregue para que le diese dirección el señor Capitán del Puerto.= Las instrucciones que tengo de mis Jefes son de comunicar con las Autoridades de esta República, hacerles presentes los deseos que tienen las primeras de estrechar los lazos de fraternidad y de armonía con este Gobierno, así como de prestar con este buque los servicios que exijan siempre que estén en armonía con la neutralidad que debe guardarse con las naciones reconocidas.= E.S. Oficial Mayor de la Secretaría de Marina y Ministro interino dela Guerra.= Número 2.= He recibido y dado cuenta al Gobierno del contenido de la apreciable nota igual de V.S. del 17 del actual. Celebra S.E. la llegada de V.S. con el Buque de si mando a los vistas de la República y celebra mucho mucha mas y estima en alto grado, las instrucciones y órdenes que V.S. ha recibido de sus Jefes para comunicarse con las autoridades de Venezuela, y de ofrecer y prestar a Mi Gobierno con el Abel que comanda los servicios que le exija; en consecuencia pide V.E. órdenes al Ministerio de mi cargo para cumplirlas. De ninguna otra manera más eficaz y expresiva podría el Capitán General de Puerto Rico manifestar al Gobierno y pueblo de Venezuela los sentimientos fraternales y amistosos que le animan que la Comisión que V.S. ha traído; bien ha comprendido el ilustre Conde de Mirasol las miras pfcifxas h justas del Gobierno de la Augusta Isabel 2a hacia la Republicas Hispanoamericanas, y bien ha confiado S.E. los vivos deseos del Gobierno de Venezuela de fortalecer más y más los lazos de amistad y buena inteligencia con la heroica Nación Española, basado en el tratado de paz y amistad de 30 de Marzo último. El Gobierno agradece y estima generosamente la oferta que se le hace, y procurará no olvidar y hacer conocer a los Venezolanos esta solemne prueba de amistad por parte de las autoridades Españolas.= Muy en breve pondré en manos de VS. los despachos para el E.S. Conde de Mirasol; y entonces le comunicaré lo demás que Gobierno me prevenga; ínterin he librado ordenes a las autoridades de La Guaira para que ofrezcan a V.S. todas las facilidades para cualquier servicio que V.S. les exija en beneficio de la Fragata de S.M.C. Las Cortes y en obsequio de su digno Comandante y oficialidad.= Ayer mismo recibí las comunicaciones que V.S. conduce y le fueron entregadas al Capitán de este Puerto.= Aprovechó Señor Brigadier presente a V.S. los respetos de mi consideración y estima repitiéndome de V.S. Señor muy obediente servidor.= Francisco Hernaiz.= Es Copia.= Joaquim Santolalla.=


    Es Copia.


    José Estívan





    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  3. #203
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,879
    Post Thanks / Like

    Re: Cuba y Puerto Rico

    Capitanía General y Gobierno Superior Político.= Excelentísimo Señor.= Puesta a mi disposición la Fragata Cortés para las atenciones de esta Isla, he creído oportuna dirigirla al Puerto de La Guaira para que por medio de V.E. pueda ofrecer sus servicios al Ilustre Presidente de esa República, en cuanto a ella concierna o en cualquier otra ocupación que pueda convenir a S.E. como particular.= La Fragata va mandada por el Brigadier Don Joaquim de Santolalla, que puesto en comunicación con V.E. recibirá sus órdenes, y si en nada pudiere ocuparse seguirá su navegación a los diferentes puntos que lleva detallado en sus instrucciones para regresar a esta.= Algunas personas oriundas de ese país han solicitado trasladarse a él en la Fragata y les he concedido el permiso considerando que V.E. hará por su parte lo mismo, y que las relaciones de amistad y fraternal correspondencia se estrechan más y más cuánto más fraternales y numerosas son las comunicaciones, así me lo persuado, y V.E debe estarlo de que no desperdiciaré ninguna ocasión que pueda contribuir a la unión de intereses entre ambos pueblos, a la par que a la prosperidad de ese hermoso y fértil territorio.= Creo que V.E. no conoce al Comandante de la Fragata, y por esta razón me atrevo a recomendarlo a su alta protección, así como a los Señores Oficiales y a las personas que conduce de transporte y que acaso necesitaría les mire V.E. con la justa consideración que reclama tantos años de ausencia, las amargas vicisitudes que han mediado y en que a ninguna persona en particular hay que reprochar: y los intereses diversos que han de afectarles por el tiempo, las causas expuestas, y los demás que son de natural e irremediable coincidencia.= Sírvase V.E. con admitir con este motivo la repetida Seguridad de mi especial consideración, y del vivo interés con que ruego a Dios guarde su vida por muchos años. Puerto Rico 5 de Agosto de 1845. El Conde de Mirasol.= Excelentísimo Señor Don Francisco Hernaiz Ministro de Guerra y Marina de la República de Venezuela.
    Es Copia.

    José Estívan
    Secretario.









    Ministerio de Marina

    Sección de Comercio

    El Gobernador Capitán General de Puerto Rico, con fecha 30 de agosto de 184, y en carta número 228.

    Dice que la Fragata Cortes fondeó en aquel puerto el 23 de Julio anterior y le entregó la comunicación del Comandante General de Marina del Apostadero de La Habana de 25 de Junio, que con las copias número 10 y 20 acompaña bajo la Carpeta A: que contestó dichas comunicaciones en 26 del propio mes de Julio y 7 de Agosto con las cartas que remite bajo la carpeta B; de todo lo cual da conocimiento a V.M.
    Las comunicaciones que obran en la Carpeta A, redúcense a la Comisión dada al Brigadier de la Armada Nacional D. Joaquín Santolalla de pasar con la Fragata Cortes a las aguas de la República de Venezuela; y a que según las instrucciones redactadas por el Comandante General de Marina del Apostadero de La Habana, por acuerdo de la Junta de Autoridades de la Isla de Cuba, el Brigadier comisionado después de mantener la más estricta neutralidad iba facultado para observar el estado político, moral, mercantil de la República y sus contornos, haciendo además cuantas indagaciones en todo género fueran conducentes y provechosas al Gobierno, sujetándose al efecto a las órdenes e instrucciones que recibiere además del Gobernador Capitán General de Puerto Rico.
    La carpeta B. contiene copias de los escritos dirigidos por el Gobernador Capitán General de Puerto Rico al Comandante del Apostadero de Marina de La Habana, acusándole el recibo de los suyos: otras sobre la buena disposición y acogida del Brigadier Comisionado para facilitarle dinero y cuantos auxilios necesite de de las autoridades de Puerto Rico, y ademas copia del oficio pasado por El Capitan General de esta Isla al Gobernador de San Tomas, recomendando al Comandante de la Fragata Cortes, y la Comisión que lleva.
    El mismo Gobernador Capitán General de Puerto Puerto Rico, en dicha carta número 230, fecha 8 de Septiembre de 1845

    Traslada un oficio del Brigadier Comandante de la Fragata Cortes, quien desde el Puerto de La Guaira en 21 de Agosto, la manifiesta la buena acogida que ha tenido por parte de aquel gobierno y personas de distinción del país, y que sólo la gente baja, que es toda de color ha solido demandarse algo con sus marineros. Acompaña copias de las comunicaciones que surgió al Gobierno de Caracas y de las contestaciones de este.

    El propio Gobernador Capitán General de Puerto Rico en número 237 del 18 de Septiembre de 1845
    Traslada una comunicación de 22 de Agosto último en que el Secretario de Estado y del Despacho de Marina y de la Guerra en la República de Venezuela da las más expresivas gracias a nuestro Gobierno por las ofertas hechas al suyo y presentación de la Fragata Cortes con un Brigadier Comandante, asegurando que unidos por los vínculos de Religión, costumbres e idioma los venezolanos con los españoles, tendrán a estos como los mejores amigos, y en el país cuanta protección y seguridad puedan dispensar a las naciones más privilegiadas por Venezuela.
    El Gobernador Capitán General de Puerto Rico dice con este motivo al pie de su escrito: que la galantería del Ministro de Venezuela es hija de las circunstancias que cada día se estrechan más en aquel país por el aliento que crece entre la gente de color, al paso que se acerca la época de las elecciones, sobre cuya posible crisis hablo en 11 de Junio de este año con el número 109; y que de aquí parten mis deseos de prestar apoyo a aquel Gobierno y lo favorable y explícito de las comunicación cuya copia se encuentra en el número 228 bajo la carpeta B con el Número 6, por lo que la fuerza que tiene el actual gobierno de Venezuela, encontrándose exteriormente apoyado por las fuerzas de su antigua Metrópoli, redundará en beneficio común de los hombres blancos y en provecho particular de los intereses nacionales, que podrán sacar en el Tratado de Comercio y en las relaciones posteriores tantas más ventajas cuantas más extensas sean las afecciones; y por último, que si llegare a triunfar la gente de color se comprometería nuestra situación entre Venezuela y Santo Domingo, puntos que ya en otro tiempo han intentado combinarse para nuestro daño.
    El Comandante General de Marina del Apostadero de La Habana, en carta número 80, fecha 27 de Septiembre de 1845
    Traslada dicha comunicación del Brigadier Comandante de la Fragata Cortes, en que refiriéndose a Costa Firme dice: que la República de Colombia, dividida en los tres Estados del Centro, Venezuela, y Nueva Granada bajo la misma clase Gobierno se halla tranquila, pero amenazada de movimientos populares que las prerrogativas confiadas a la gente de color: que en La Guaira no tiene ni un soldado, ni un jefe militar ni un Cañón montado: que en Santa Marta y Cartagena, cuentan 400 hombres de tropas [no se entiende] en el 1er punto y 600 en el 2do y algunas artillerías montadas: en Cartagena con tres o cuatro goletas, varios jefes capitanes de Navío y su General: que el Nombre Español es apreciado en ambos países, que el poco Comercio de aquellos puntos hace que las rentas no cubran los presupuestos: que en Venezuela reconocido su Gobierno por el nuestro, se ha aumentado el Comercio Español, pues que si bien prefieren nuestras mercancías a las extranjeras, como son los higos, pasas, aceitunas, aceites, etc., se halla impedido el aumento del Comercio por los aranceles recargando más a los buques Españoles: que con las Repúblicas del Centro y Nueva Granada hay algún comercio español; y por último, que respecto al Comercio de maderas de construcción que hoy se hace fraudulentamente, cree, que usado que sea el recargo de importación en banderas Españolas, fácil será lograrlos en un precio cómodo, no solo por la gran abundancia de ellos, sino por lo reducido y bajo de los jornales que hacia económica la carta y conducción a los embarcaderos.
    El referido Gobernador, Capitán General de Puerto Rico en 10 de Octubre de 1845 (carta número 249)
    Traslada un párrafo de una carta que de Caracas ha recibido el Auditor de Guerra de aquella Capitanía General, de los que cuál aparece: que el país sufre un mal grave por la falta de brazos útiles: que la población de color es mucho mayor que la blanca, en la proporción de un trescientos por ciento: que el propósito de la gente de color para dominar, es colocar en los primeros destinos de la República a individuos de su clase, y de aquí el gran peligro en épocas de elección: que los blancos tienen el medio de sofocar estos por el interés, porque les compran su voto: que la gente e color es tan ignorante como cobarde: que los reputados por hombres de talento poseen buenos destinos y son acérrimos pero darlos de los blancos: que el nombre español se estima y respeta y es la mejor recomendación para el país: que es grande el buen concepto del Conde de Mirasol entre aquellos habitantes; y por último, que corre muy válido que saldrá del país el General Páez para Santa Cruz, San Thomas y Puerto Rico huyendo de que lo elijan Presidente, cuyo cargo recaerá [no se entiende] Urdaneta.
    El Gobernador Capitán General, añade con este motivo: que la opinión es la misma de que tiene hablado en su oficio de 18 de Septiembre, número 237, pero que el empeño de la gente de color está dirigido por algunos agentes, y que si es el mismo, como parece, de Santo Domingo y la Isla de Cuba fácil es conocer la actividad que hay que desplegar: que al efecto piensa que el Bergantín Habanero de la vela y que tocando en Santomas y Santa Cruz, remonte a la Guadalupe y fondee en la Guaira, desde donde podrá adquirir noticias más frescas y explícitas: que en la Guadalupe son importantes sus comunicaciones con el Almirante La Place, y por fin dice, que si el General Páez va a Puerto Rico, le obsequiará, procurará conquistarse su afecto, y que lo ocupará lo posible para corta adquiera relaciones en el país.
    Por minutas rubricadas de 9 de Diciembre de 184, se pasaron las cinco comunicaciones que preceden, número 228, 230, 237, 80, y 249 al Ministro de Estado para los efectos convenientes en el mismo.




    Número 20

    Excelentísimo Señor= El Excelentísimo Señor Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar con Real Orden de 30 de Marzo último se ha [no se entiende] remitirme el adjunto pliego, que contiene el tratado de reconocimiento, Paz, y amistad entre España y la República; y previniéndole de orden de S.M. La Reina mi señora (q.D.g.), que lo expida sin pérdida de tiempo para que llegue a manos del Secretario de Estado y Relaciones Exteriores de esa República, he creído el medio más eficaz, despachar a mi Ayudante de Campo el Capitán José María Velasco para que tomando la bahía del Comandante de Armas de la Guaira, se dirija a la Ciudad con el indicado objeto.= Este oficial sólo se detendrá el tiempo que V.E. crea conveniente si considerare necesario su espera, para que el mismo Bergantín de Guerra que lo conduce traiga la contestación de ese Gobierno que remite al de la Reina mi Señora sin pérdida de tiempo.= En caso contrario, espero que V.E. facilitará al expresado oficial que tendrá el honor de estar a sus inmediatas órdenes desde el momento de su llegada, pronto regreso, y que admitiré las consideraciones de mi particular estimación y vivos deseos porque se restablecerán los vínculos de la más estrecha unión entre Pueblos Hermanos, se dictará sus instrucciones, para que se entere de todo aquello en que V.E. juzgue que pueda contribuir como Capitán General de esta Isla, para que se faciliten nuestras mutuas inteligencias, se abran los puertos al Comercio, y por todos los medios posibles las vías de unión, prosperidad, y engrandecimiento para ambos pueblos. Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 5 de Mayo de 1845.= El Conde de Mirasol= Excelentísimo Señor General en Jefe D. Rafael Urdaneta Ministro de la Guerra de la República de Venezuela.


    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico

    Reservado

    Excelentísimo Señor

    El 4 arribó a este el Correo de la Península, y tan luego como se me impuso de la Real Orden del 31 de Marzo último que V.E. se ha servido comunicarme para que sin pérdida de tiempo se remitiera a la Guaira el pliego que acompañaba y contiene el tratado de reconocimiento, Paz, y amistad entre España y la República de Venezuela, dirigí al Brigadier Comandante de Marina en esta Isla el oficio que acompaña a V.E. en copia con el número 10.
    Considerando la exigencia de la referida Real Orden para aprovechar la reunión del Congreso y la Conveniencia, primero de dar a este país la importancia que merecen sus relevantes condiciones, y de observar por medio de una persona discreta e imparcial los efectos que produce, así en los altos funcionarios, como en el Pueblo, para medir los grados de la Confianza que deben inspirarnos y los de la conducta que me tocará observar como el más inmediato a las resultas que este negocio pueda tener, resolví enviar el pliego con mi Ayudante de Campo el Capitán Don José María Velasco acompañándolo con un oficio al Ministro de la Guerra de aquella República, cuya Copia se adjunta con el número 9, y finalmente dirigí al Comandante del Bergantín la comunicación copia número y a mi Ayudante de Campo lo que en el número 4 acompaña a V.E. en calidad de reservada.
    El Bergantín no pudo dar la vela el 5 como yo deseaba; estrechando no solo por las prevenciones de S.M. en la citada Real Orden, Dino por la consideración del estado de los negocios en Santo Domingo, y de la falta que este único Buque de fuerza puede hacerme, pero la dio ayer 6 a las menos tres menos cuarto de la tarde, con tiempo entablado, de modo que el Domingo 11. le considero fondeado en la Guaira, y transmití a V.E. cuantas noticias adquiera por todas las vías que pueda elevarlas a conocimiento de S.M. la Reina Nuestra Señora (Q.D.G.)
    Hace 24 años que dio la vela de la Guaira la Goleta Conejo último Buque de Guerra Español que se ha presentado en aquel punto, y vino a este cargado de los gloriosos restos de nuestro Ejército, por cuyas circunstancias pareciéndome digno del tiempo y de la Comisión, he embarcado a bordo del Bergantín una pequeña música, compuesta de individuos de este ejército y de deseo que cuánto llevo expuesto merezca aprobación de S.M. cuando V.E. tenga a bien elevarlo a su Real consideración.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 7 de Mayo de 1845.
    Excelentísimo Señor
    El Conde de Mirasol

    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar.




    Para desempeñar una Comisión importante del servicio de S.M. (q.D.g) cuyas órdenes he recibido por el Correo que acaba de llegar necesito que el Bergantín salga de este Puerto para el de La Guaira mañana por la tarde llevando a mi [no se entiende] a mi Ayudante de Campo el Capitán Don José María Velasco: y a fin que ninguna situación pueda ocurrió se envía V.S. prestarle todos los auxilios del Arsenal para [no se entiende] cuántos trabajos estén emprendidos y pedirme todo lo que necesite aprovechando los importantes aún cuando no se pongan las comunicaciones de oficio sino que personalmente se transijan las dificultades y allanen los pasos, para que tenga cumplido efecto la salida del Bergantín. La Tesorería de Ejército está abierta a la hora que V.S. la necesite desde la salida del Sol para entregar los caudales que me pida con el expresado objeto. Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 4 de Mayo de 1845.= El Conde de Mirasol= Señor Don Ignacio Fernández de Flores, Brigadier Comandante de Marina.

    Es Copia.

    José Estívan


    Capitanía General y Gobierno Superior Político= El Brigadier Comandante de Marina en esta Isla, me acaba de participar hallarse su Bergantín listo para dar la vela, conforme a mi reclamación de ayer, y en correspondencia he prevenido a mi Ayudante de Campo el Capitán Don José María Velasco, que se presente a bordo con el pliego que ha de conducir al Ministro de la Guerra de la República de Venezuela.= En tal virtud no perderá usted tiempo para dirigirse a la Guaira, y como distante la navegación no le faltará a V. un rato para ocuparse en leer reservadamente las instrucciones particulares que he dado al referido oficial, ellas le servirán a V. de guía para conducirse en los puertos que le tocan, con aquella merecida circunspección y tono que el caso requiera, hasta ver despejadas las cuestiones, declarada la opinión del Gobierno Venezolano,, conocida la del Pueblo, y franco el camino que ha de seguirse después que nuestro ilustre Gobierno les remite el tratado de recibimiento, paz, y amistad que contiene el pliego que conduce mi Ayudante de Campo.= He prevenido se embarque una música a bordo del Bergantín porque así lo he considerado conveniente al decoro Nacional, a las galanterías de la Comisión que va V. a desempeñar ñ, y así espero que sí hará de ella el uso oportuno, estableciendo su servicio Iara los casos, personas y circunstancias que lo merezcan, con aquel aplomo y discernimiento que le ha caracterizado a V. en el discurso de su [no se entiende].= Si mi Ayudante de Campo se trasladase a Caracas La disciplina a del Buque(y sea permitida esta expresión a quien sirvió en el Cuerpo por tantos años) es necesario que se mantenga con severidad, presentando en cada día aquellos ejercicios que los Reglamentos, y revisión, y no permitiendo que de ninguna clase bajen a tierra, más que los hombres regulares, a las horas convenientes, previo el examen de V. para satisfacerse de que sus circunscritas lo permiten, y quedando siempre en un perfecto y seguro estado militar, cual conviene a lo que las experiencias nos han enseñado, pero sin aparentar desconfianzas ni dar lugar a que se [¿]trasluzca[?] el cuidado que siendo de constante obligación forma las costumbres en el servicio militar y evita las alarmas y las extrañezas.= Mi referido Ayudante Don José María Velasco lleva credenciales necesarias, que si en un caso imprevisto ya de detención o de avería, necesitará el Bergantín algún Tesoro y así puede V. ayer lo presenté para revelarlo si ocurriere causa o motivo de indispensable gasto.= Finalmente ruego a V. que si alguna o algunas personas quisieran trasladarse a esta Isla a bordo del Bergantín de su digno mando, se los facilite en cuanto le sea posible porque conviene a los intereses Nacionales, manifestar en esta ocasión la natural franqueza y galantería de nuestro carácter. Dios guarde a V. muchos años. Puerto Rico Mayo 9 de 1845.= El Conde de Mirasol.=Señor Don Rafael Faremy Comandante del Bergantín de Guerra Jasón.

    Es Copia

    José Estívan



    Capitanía General y Gobierno Superior Político

    Acusa el recibo de la Real Orden de 31 de Marzo último relativa al tratado entre España y Venezuela. Da cuenta documentada de las disposiciones dictadas para cumplimentar sin demora la voluntad de S.M. (q.D.g.) logrando que a pesar de los inconvenientes que se presentaron saliese el Bergantín Jasón para la Guaira de l 6 del presente conduciendo dicho tratado.

    Excelentísimo Señor


    Luego que me impuse de la Real Orden del 31 de Marzo último relativamente al pliego que contenía el tratado de reconocimiento, Paz, y amistad entre España y la República de Venezuela, dirigí al Brigadier Comandante de Marina en esta Isla el oficio que acompaño a V.E. con el número 1o y dicté con la propia eficacia que aquél citó redactado, las demás disposiciones que eran consiguientes a su contenido .
    Como a las 10 de la mañana del día siguiente recibí la contestación cuya copia es adjunta con el número 20 y por consecuencia hice al Comandante del Bergantín la comunicación copia número 3.
    A cosa del medio día se me presentó el referido Bergantín, y entre otras materias que solo podría explicar a V.E. a viva voz, me dijo que el contenido de su oficio que es en copia con el número 2, no quería decir que el Bergantín estuviera listo para dar a la vela, y en efecto es así leyéndolo con suspicacia y detención, pero ya que me había enterado en mi sentir de la comunicación franca de un militar no estudié la amañada composición de las palabras sino que ocupado del objeto, caí en el error de pensar que los deseos de S.M. sería cumplidos conforme a mis órdenes, y puesto en el caso de tan poca satisfactoria situación, insté de nuevo para que el Bergantín verificara su salida.
    Eran las diez de la mañana del día siguiente, y notando con mi anteojo que el Bergantín no hacía movimiento dirigí al referido Comandante de Marina el oficio que V.E. encontrará adjunto en copia con el número 5. El Bergantín no dio a la
    vela hasta las tres y cuarto de la tarde.
    Espero que V.E. conocerá mi deseo de que este Jefe superior e inteligente no fuera frío espectador del retardo que sufría el servicio de S.M. Dino que trasladándose a bordo o a el Arsenal, sobre cuyo punto le tengo delegadas todas mis facultades desde 25 de Noviembre último como V.E. verá por la copia número 6. hubiera ayudado mis esfuerzos, máxime cuando habiéndome ofrecido en oficio de 21 de Enero próximo pasado, copia número 7, que el Bergantín estaría listo en 50 días, se contaban 105, sobre cuya larga detención podría hacerle [no se entiende] si mi objeto fuera otro que el de para que conozca las ayudas presentar a V.E. la situación las que conozca las ayudas que puedo esperar en los casos críticos en que la actividad vale por todo, y que pueden presentarse con aspecto a Venezuela, y de mucha más importancia si S.M. llegase a determinar que se árboles el Pabellón Nacional en la parte española de Santo Domingo.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 7 de Mayo de 1845.

    Excelentísimo Señor

    El Conde de Mirasol


    Excelentísimo Señor





    Capitanía General y Gobierno Superior Político.= Para desempeñar una comisión importante del servicio de S.M. q.D.g. cuyas órdenes he recibido por el correo que acaba de llegar necesito que el Bergantín Jasón salga de este Puerto para el de La Guaira mañana por la tarde llevando a su bordo a mi Ayudante de Campo El Capitan Don José María Velasco y a fin e que ninguna detención pueda ocurrir, se servirá V.S. prestarle todos los auxilios del Arsenal [no se entiende] cuantos trabajos estén emprendidos y pedirme todo lo que necesite aprovechando los instantes a un cuando no se pongan las comunicaciones de oficio Dino que personalmente se transigían las dificultades y allanen los pasos para que tenga cumplido efecto la salida del Bergantín.= La Tesorería del Ejército estará abierta a la hora que V.S. lo necesite desde la salida del Sol para entregar los caudales que me pida con el encordado objeto.= Dios guarde a V.S. muchos años. Puerto Rico Mayo 4 de 1845.= El Conde de Mirasol.= Excelentísimo Señor Brigadier Ignacio J. Flores= Comandante de Marina de esta Isla.

    Es Copia.

    José Estívan



    Comandancia de Marina de la Estación Naval de Puerto Rico.= Excelentísimo Señor.= Recibí el Superior Oficio de V.E. de ayer relativo a la urgente Comisión que debe desempeñar el Bergantín de Guerra Jasón; y en su cumplimento ha quedado embergado dicho buque a la ocho de esta mañana, habiendo dado la orden verbal a su Comandante para que se apresure a levantar anclas, meter botes, tender copias, y demás conducente a dar la vela como V.E. dispone, embarcando al propio tiempo rancho y víveres.= Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico Mayo 9 de 1845. Excelentísimo Señor Ignacio I. Flores-Excelentísimo Señor Capitán General de esta Isla.

    Es Copia.

    José Estívan



    Capitanía General y Gobierno Superior Político= El Brigadier Comandante de Marina en esta Isla me acaba de participar hallarse ese Bergantín listo para dar la vela, conforme a mi reclamación de ayer, y en consecuencia he prevenido a mi Ayudante de Campo el Capitán Don José María Velasco que se presente a bordo con el pliego que ha de conducir al Ministro de la Guerra de la República de Venezuela= En tal virtud no perderá V. tiempo para dirigirse a la Guaira, y como durante la navegación no le faltará a V. un rato para ocuparse en leer reservadamente las instrucciones particulares que he dado al referido oficial, ellas le servirán a V. de guía para conducirse en los puntos que le tocan con aquella merecida circunspección y tino que el caso requiere, hasta ver despejadas las cuestiones, declarada la opinión del Gobierno venezolano, conocida la del pueblo, y franco el camino que ha de seguirse después que nuestro ilustrado Gobierno les remita ilustre Gobierno les remite el tratado de recibimiento, paz, y amistad que contiene el pliego que conduce mi Ayudante de Campo.= He prevenido se embarque una música a bordo del Bergantín porque así lo he considerado conveniente al decoro Nacional, a las galanterías de la Comisión que va V. a desempeñar ñ, y así espero que sí hará de ella el uso oportuno, estableciendo su servicio Iara los casos, personas y circunstancias que lo merezcan, con aquel aplomo y discernimiento que le ha caracterizado a V. en el discurso de su [no se entiende].= Si mi Ayudante de Campo se trasladase a Caracas La disciplina a del Buque(y sea permitida esta expresión a quien sirvió en el Cuerpo por tantos años) es necesario que se mantenga con severidad, presentando en cada día aquellos ejercicios que los Reglamentos, y revisión, y no permitiendo que de ninguna clase bajen a tierra, más que los hombres regulares, a las horas convenientes, previo el examen de V. para satisfacerse de que sus circunscritas lo permiten, y quedando siempre en un perfecto y seguro estado militar, cual conviene a lo que las experiencias nos han enseñado, pero sin aparentar desconfianzas ni dar lugar a que se [¿]trasluzca[?] el cuidado que siendo de constante obligación forma las costumbres en el servicio militar y evita las alarmas y las extrañezas.= Mi referido Ayudante Don José María Velasco lleva credenciales necesarias, que si en un caso imprevisto ya de detención o de avería, necesitará el Bergantín algún Tesoro y así puede V. ayer lo presenté para revelarlo si ocurriere causa o motivo de indispensable gasto.= Finalmente ruego a V. que si alguna o algunas personas quisieran trasladarse a esta Isla a bordo del Bergantín de su digno mando, se los facilite en cuanto le sea posible porque conviene a los intereses Nacionales, manifestar en esta ocasión la natural franqueza y galantería de nuestro carácter. Dios guarde a V. muchos años. Puerto Rico Mayo 9 de 1845.= El Conde de Mirasol.=Señor Don Rafael Faremy Comandante del Bergantín de Guerra Jasón.

    Es Copia

    José Estívan



    Al Comandante Del Real Arsenal de Marina en esta Isla digo con esta fecha lo que sigue=
    “Aunque el Arsenal de Marina de esta Isla dependen directamente de la Capitanía General y no esté en mis atribuciones desposeerla de una regalía que acaso podrá ser conveniente al a los intereses del servicio de S.M. en algún tiempo considerando los distinguidos conocimientos del actual Comandante de Marina Brigadier Don Ignacio Fernández de Flores y deseando aprovecharlos en bien del servicio y provecho del Cuerpo de la armada he dispuesto que ínterin el expresado Brigadier sea Comandante de Marina y S.M. se digne confirmarme su Real confianza para ejercer el mando superior de esta Isla el Arsenal este a las inmediatas órdenes directas y generales en todos los puntos del Brigadier Don Ignacio Fernández de Flores entendiéndose V. con el en cuanto concierna al Real Servicio recibiendo y obedeciendo sus órdenes en cuanto mandaré y contribuyendo con la laboriosidad e inteligente acierto con que lo ha hecho hasta hora a que el establecimiento prospere y pueda responder en todo caso a los inter sea del Servicio Marítimo en esta Isla.= Espero pues que sirviéndose V.S. aceptar este encargo dispondrá todo lo conveniente para que el Arsenal vaya progresivamente mejorando su estado aumentando sus pertrechos regularizando su servicio prestando cuantos sean posibles con la más laxa generosidad a los buques del Comercio Nacional y extranjero y, proponiéndose cuánto crea conducente o necesario que yo implore de la piedad de S.M. a fin de que el estado marítimo de esta Isla pueda responder a sus necesidades en paz y en Guerra.= Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico veinte y seis de noviembre de 1844.= El Conde de Mirasol= Señor Brigadier Don Ignacio Fernández y Flores Comandante de Marina de esta Isla.

    Es Copia.

    José Estívan


    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico

    Traslada la comunicación que ha recibid del Capitán D. José María Velasco participándole su arribo a la Guaira

    Excelentísimo Señor

    Mi Ayudante de Campo el Capitán D. José María Velasco, de quien hable a V.E. en mi comunicación a 7 del actual número 157., me dice desde la Guaira el 11 del corriente lo que sigue:

    Excelentísimo Señor: Aprovecho la ocasión de dar la vela para esa en este momento la Goleta Camila para poner en conocimiento de V.E. que hace una hora ha dado fondo el Jasón en esta rada. Por El Capitan de Puerto y demás empleados que han venido a bordo he sabido que este Jefe Político tiene órdenes de su Gobierno para facilitarme cuanto necesite, su contestación a la comunicación que le he pasado l, no deberá tardar, y me dispongo a pasar a tierra, y mañana a Caracas lo las temprano que me sea dable.
    El recibimiento de estas S.S. ha sido tan cordial como debía esperarse.
    Lo que traslado a V.E. para su conocimiento y demás que estime oportuno.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 21 de Mayo de 1845.
    Excelentísimo Señor
    El Conde de Mirasol


    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar.


    Comandancia de Marina de la Estación Naval de Puerto Rico.= Excelentísimo Señor.= En vista del parte cuya copia acompaño; y teniendo la Marina el dinero necesario para la obra que pide según me informó el Contador, solicito de V.E. la permita si puede disponer de los cincuenta días, que para hacerla
    presupone dicho parte y aseguró a V.E. que será de primera marcha el Jasón si se limpia y se pone en el Calado en él indicado.= Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 24 de Enero de 1845.= Excelentísimo Señor.= Ignacio J. Flores.= Excelentísimo Señor Capitán General de esta Isla.

    Es Copia

    José Estívan

    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico.

    Traslada la comunicación del Secretario de Estado en el Despacho de Guerra y Marina de Venezuela, acusando el recibo del Tratado de reconocimiento, Paz, y amistad de aquella República.

    Excelentísimo Señor
    El Secretario de Estado y del Despacho de la Guerra y Marina de la República de Venezuela desde Caracas en 16 de Mayo próximo pasado me dice lo que sigue.
    “El Señor Capitán José María Velasco Ayudante de Campo de V.E. puso el 14 del corriente en mis manos la nota que V.E. se sirvió dirigir a este Despacho en 5 del actual acompañando un pliego rotulado para el Señor Secretario de Estado en el Despacho de Relaciones Exteriores que contenía el tratado de reconocimiento, Paz, y amistad entre la Nación Española y la República de Venezuela.= Este tratado ha sido sometido a ayer mismo al consenso y aprobación del Congreso, que se encuentra a la sazón; y como es natural que emplee algunas sesiones en discutirlo y resolver, ha parecido conveniente a este Gobierno abreviar la vuelta del Señor Capitán Velasco, quien regresa a esa Isla en el propio buque de guerra que le condujo a la Guaira. Bien quisiera el Presidente de la República que la aprobación del tratado fuese conducida por el Señor Capitán Velasco en el mismo Bergantín de Guerra Jasón, y que fuese V.E. quien le participase primero al Gobierno de S.M. la Reina Isabel Segunda. Tengo el deseo de acompañar a V.E. para su pronta dirección un pliego para el Excelentísimo Señor Secretario de Estado Don Francisco Martínez de La Rosa, Ministro de Estado de S.M.C.= El Presidente ha visto con sumo aprecio la prontitud y eficacia con que V.E. ha dado cumplimento a la Real Orden de S.M. la Reina de España previniendo la remisión del enganchado pliego. El Señor Capitán Velasco a quien se han comunicado instrucciones en virtud de los deseos expresados por V.E. en uno de los párrafos de la apreciable nota que contesto, impondrá a V.E. de cuanta la estima y consideración que profesa el Gobierno de Venezuela a V.E. y a su Gobierno, y cuanta la confianza que tiene el Presidente de la República en que el Capitán General de la Isla de Puerto Rico, Señor Conde de Mirasol, propenderá a que se faciliten por todos los medios posibles nuestras mutuas inteligencias, a fin de que se establezca la más sólida amistad entre ambos pueblos, labrando así su prosperidad y engrandecimiento.
    Lo que traslado a V.E. con inclusión del referido pliego para el Excelentísimo Señor Don Francisco Martínez De la Rosa Secretario de Estado y para su conocimiento y demás efectos consiguientes.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Juana Díaz 4 de Junio de 1845.

    Excelentísimo Señor
    El Conde de Mirasol

    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar.

    A.

    Comandancia General de Marina del Apostadero de La Habana.= Excelentísimo Señor.= El acta de la Junta de Autoridades Superiores de esta Isla, tenida el 12 de Abril del corriente mes y de que incluyo a V.E. Copia bajo el número 1o, y las instrucciones dadas al Comandante de la Fragata Cortes que igualmente le copio bajo el número 2 impondrán a V.E. de la Comisión que lleva este Buque al mando del Brigadier Joaquim Santolalla.= La Junta ha contado con la aquiescencia de V.E. al
    encargarlo de la parte directiva de la citada Comisión, contando no solo con que V.E. es la Autoridad Superior Española en esta región lejana de la Metrópoli más inmediata de las Repúblicas de Costa Firme, sino con su acreditado celo por el servicio de S.M.= En este concepto yo ruego y espero de V.E. aceptará este encargo dirigiendo la parte política de la comisión encargada a Santolalla; y auxiliándolo en todo cuanto necesite para su mejor desempeño.= La Fragata va repostada con tres meses de víveres, y con todos los pertrechos de reglamento hábil para navegar y con anticipación de haberes suficientes para terminar su campaña. Pero siempre será necesario que V.E. supla los víveres, dietas, aguada, y algún otro gasto de corta cuantía que se le ocurra, pues en cuanto a carena, desarbola sí otro de consideración e imprevisto, ordeno a Su Comandante venga a remediarse a este puerto, si puede hacerlo sin notable riesgo de su buque. Lo que por orden de V.E. suplan esas Cajas para cubrir la atenciones expresadas, será reintegrado por las de este Apostadero al primer aviso de V.E.= Dios guarde a V.E. muchos años. Habana 25 de Junio de 1845.= José Primo de Rivera.= Excelentísimo Señor Capitán General de la Isla de Puerto Rico.———————

    Es Copia

    José Estívan


    A.

    Número 1

    En la Ciudad de La Habana a doce días del mes de Junio de 1845 reunida en la Casa de Gobierno la Junta de Autoridades Superiores de esta Isla, compuesta de los excelentísimos señores Leopoldo O’Donell Gobernador Capitán General; Conde de Villanueva Intendente de Ejército Superintendente General Delegado de Real Hacienda; Don José Primo de Rivera Teniente General de la Armada y Comandante General de este Apostadero y del Brigadier Don Miguel Mira Faria si al Secretario de Gobierno Superior Civil, el Excelentísimo Señor Presidente manifestó que a petición del Excelentísimo Señor Comandante General del Apostadero se reunía la Junta con objeto de acordar lo conveniente respecto a los asuntos que este Jefe consideraba debían someterse a la resolución de la misma.= En este concepto el mencionado Excelentísimo Señor hizo presente que en las instrucciones que había recibido del Gobierno de S.M. la Reina, al confiarle el mando de las fuerzas de este Apostadero, se hacía mención del prudente uso que debía hacer de ellas para recorrer las posesiones vecinas extrajeras y mantener las buenas relaciones que existen en las Naciones amigas que pertenecen y que en este concepto juzgando por las circunstancias en que hoy se halla la República de Venezuela que sería oportuno la presencia en aquellas aguas de algunos de nuestros buques de guerra, lo manifestaba para que se pudiese acordar las instrucciones que convendría dar al Comandante del buque a fin de que se ciñera a ellas y le sirviese de regla y norma. Enterada la Junta y considerando que la redacción de aquellas instrucciones, cuya base debía ser marcar la línea de conducta que había de seguirse para llevar las justas intenciones del Gobierno de S.M.; y proteger las personas e intereses españoles, debía estar también enlazada con sostener el decoro del Pabellón Nacional, de manera que ni provocasen cuestiones que complicaran las buenas relaciones que actualmente se entablaban con aquel País, promoviendo grandes compromisos, ni tampoco se desatendiesen las fundadas reclamaciones que pudieran ocurrir dejando de prestar con energía que da la razón y la justicia favor y apoyo a los intereses Españoles, resolvió que para proceder en este importante asunto con la reflexión que conviene se redactasen las mencionadas instrucciones para el Excelentísimo Señor Comandante General del Apostadero quien oportunamente las presentaría al examen y aprobación de la Junta; con lo cual terminó el acto que firmaron Sus Excelencias con el infrascrito Secretario.= Leopoldo O’Donell= El Conde de Villanueva.= José Primo de Rivera.= Miguel Maria Paniagua.= Es Copia.= Miguel Maria Paniagua.= Es Copia.= José Miguel Pareja.

    Es Copia.

    José Estívan


    Relación de la comunicaciones recibidas en esta fecha del Gobernador Capitán General de Puerto Rico, y que con la propia se pasan el Excelentísimo Señor Ministro de Estado.

    Número 173- Traslado del Ministro de Guerra y Marina de Venezuela acusando el recibo del tratado de reconocimiento, Paz, y Amistad con aquella República.

    Número 174- Yo. Del Ministro de la Guerra de Venezuela sobre haber sido aprobado dicho tratado.

    Número 175-Dando cuenta de haber dispuesto abrir los puertos de aquella Isla (Puerto Rico) al Comercio de Venezuela.

    Número 177- Trasladando la comunicación del Comandante del Bergantín de Guerra Jasón referente al recibimiento y obsequios que se le hicieron en el Puerto de La Guaira.
    Número 179- Trasladando la comunicación del Jefe Político de la Guaira felicitándole por tal suceso.

    Madrid 20 de Julio de 1845.



    B.

    Capitanía General y Gobierno Superior Político=Excelentísimo Señor.= El Brigadier Comandante de la Fragata Cortes a su arribo a este Puerto en 23 del actual me ha entregado la comunicación de V.E. del 25 de Junio último con la copia número 1 y 2 que la acompañan; y como los diferentes puntos que abrazan exigen detenida meditación aprovecho el tiempo que la Fragata ha de ocupar en remediar sus averías para reflexionar lo que en cada caso y materia puede convenir mejor a los intereses de S.M. según las noticias que tenemos del estado en que se hallan los respectivos puntos que la Fragata deberá visitar, limitándome por ahora a dar a V.E. las gracias por el distinguido encargo que connota por mi celo por el Real Servicio y por las lisonjeras expresiones con que le favorece en su citada comunicación a que tengo el honor de contestar. Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 26 de Julio de 1845.= El Conde de Mirasol.=Excelentísimo Señor Don José Primo de Rivera Comandante General de Marina del Apostadero de La Habana.

    Es Copia

    José Esteban



    Capitanía General y Gobierno Superior Político.= Excelentísimo Señor.= Lista la Fragata Cortes para dar la vela me dirigió su Comandante el oficio que en copia acompaño a V.E. Con el número 1, y trasladando al Superintendente de esta Isla con el pie que consta de la copia número 2, dijo el Brigadier Comandante de la Fragata en 5 del actual lo que consta de la copia número 3; y por separado lo que V.E. podrá servirse ver en la copia número 4; pero como quiera que la severidad de sus principios lo ha hecho cumplir al pie de la letra lo que había ofrecido a V.E. sobre percibo de haberes y gastos, tengo al elogiar este proceder el sentimiento de que haya dado la vela en la tarde de ayer sin llevar a su bordo los fondos que se le habían destinado y que hubieran pedido serle útiles en ocasión imprevista o devolverlos a estas Cajas a su regreso, sin causar el menor perjuicio a los intereses reales que en cuanto alcanzan las posibilidades de esta Tesorería estarán siempre a la disposición de V.E. visto el Número con que cuida de su economía, y seguro de que en imperiosas exigencias nos obligará a gastos extraordinarios. Son con los números 5 y 6 las copias de las comunicaciones que he dirigido a al General Gobernador de San Thomas y y al Secretario del Despacho de la Guerra y Marina de la República de Venezuela, a fin de que V.E. tenga conocimiento y lo pueda dar a esa Junta de Autoridades de la marcha que sigo, y en la que ponemos continuar ínterin ella me produzca como hasta el día afecciones u pruebas de buena correspondencia y en que ningún concepto pueda lastimar el decoro de nuestro Pabellón, en cuyo caso cambiaría la dirección y método en mis explicaciones.= Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 7 de Agosto de 1845.= El Conde de Mirasol.= Excelentísimo Señor Don José Primo de Rivera Comandante General de Marín del Apostadero de La Habana.

    Es Copia

    José Esteban
    Secretario


    B.
    Número 1

    Fragata de guerra Las Cortes.= Excelentísimo Señor.= Estoy listo para dar la vela y continuar la Comisión de que estoy encargado; solo aguardo que V.E. sirva darme las instrucciones que tenga por conveniente como adicionales a las que ya tengo del Excelentísimo Señor Comandante General del Apostadero de La Habana.= Para el Superior conocimiento de V.E. en lo que se sirva mandarme, le haré presente las circunstancias en que se halla este buque: está satisfecho de sus haberes hasta el presente Agosto nada más, y se carece de fondos para los meses siguientes: tampoco tengo un depósito por si caen enfermas en la Costa Firme, facilite las hospitalidades que causen, y siendo aquel país bastante enfermo particularmente Puerto Cabello, y la guarnición nueva y todos son quintos que aún no están aclimatados y podría tener compromisos de hospitalidades si le detuviese largo tiempo: Tengo víveres para cincuenta y siete días; pero en mis instrucciones se me previene vuelva a este Puerto desde La Guaira para reponerlos, más si V.E. determina que no me demore mucho en la comisión, tal vez si hay buenos tiempos tendré lo suficiente pueda concluirla sin causar nuevos gastos en aquel país. V.E. determinará lo que fuere de su agrado.= Dios guarde a V.E. muchos años. A bordo de la expresada. San Juan de Puerto Rico 2 de Agosto de 1845.= Excelentísimo Señor Joaquín Santolalla.=Excelentísimo Señor Capitán General de la Isla de Puerto Rico

    Es Copia

    José Esteban


    B.

    Número 2

    Capitanía General y Gobierno Superior Político.= El Comandante de la Fragata de S.M. Las Cortes con fecha de ayer me dice lo que sigue: =“Excelentísimo Señor.= Estoy listo para dar la vela y continuar la comisión de que estoy encargado; solo aguardo que V.E. se sirva darme las instrucciones que tenga por conveniente como adicionales a las que ya tengo del Excelentísimo Señor Comandante General del Apostadero de La Habana.= Para el Superior conocimiento de V.E. en lo que se sirva mandarme le haré presente las circunstancias en que se halla este buque: está satisfecho de sus haberes hasta el presente Agosto nada más, y se carece de fondos para los meses siguientes; tampoco tengo un depósito por si caen enfermas en la Costafirme, satisfacer las hospitalidades que causen, y siendo aquel país bastante enfermo particularmente Puerto Cabello, y la guarnición nueva pues todos son quintos que aún no están aclimatados y podría a tener compromisos de hospitalidades si me detuvieses largo tiempo: Tengo víveres para 57 días pero en mis instrucciones se me previene vuelva a este Puerto desde La Guaira para reponerlos, más si V.E. determinare que no me demore mucho en la comisión, tal vez si hay buenos tiempos tendré los suficientes para concluirla, sin causar nuevos gastos en aquel país.= En vista de lo que llevó expuesto V.E. determinará lo que fuere de su agrado.= Aunque considero suficiente el estado de esta Fragata contando con que los tiempos favorezcan sus travesías desde este Puerto al de La Guaira, y desde allí según las instrucciones del Excelentísimo Señor Comandante General del Apostadero de La Habana, Santa Marta y Cartagena, sin que en ninguno de estos Puertos le ocurra novedad que motive su detención; pero como puede suceder lo contrario y por mi parte necesito que toque en Curazao para entregar pliegos en reclamación de intereses Españoles sería conveniente satisfacerles la paga y demás haberes del mes de Septiembre y consignad a su bordo alguna cantidad en efectivo o en carta de crédito por si en los referidos puntos le ocurre tener que pagar hospitalidades o algún otro accidente imprevisto de que su Comandante dará cuenta a su regreso para formalizar lo que corresponda y pasarla al Excelentísimo Señor Comandante General de las Fuerzas Navales con arreglo a su comunicación del 25 de Junio próximo pasado que traslado a V.S. con esta fecha para que en su vista se sirva manifestarme la determinación que adopta y pueda yo dar al Comandante las instrucciones que reclama en su preinserto oficio.= Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico Agosto 3 de 1845.= El Conde de Mirasol.= Excelentísimo Señor Don Manuel José Corero Intendente de este Ejército y Superintendente Delegado de Real Hacienda.

    Es Copia

    José Esteban
    Secretario

    B.
    Número 3

    Capitanía General y Gobierno Superior Político= La comunicación de V.S. de 2 del actual la trasladé al Superintendente de esta Isla manifestándole que aunque en ella nada se reclamaba, como puesta la Fragata en lo más no podían asegurarse los tiempos que tendría , ni las exigencias que podrían ocurrirle en los puntos que debía visitar, y en los que no contamos con ningún agente ni persona que pudiera ocurrir a sus gastos imprevistos, convenía que recibiera V.S. la paga del mes de Septiembre y laguna cantidad más para gastos extraordinarios, salvo las reflexiones que V.S. me tiene hechas en la materia y de que he dado conocimiento a dicho Jefe para que pueda V.S. obrar hasta su regreso a este Puerto en la forma que crea conveniente, según se lo reclamen los tiempos y las circunstancias.= En consecuencia me dice con fecha de ayer lo que sigue:=Excelentísimo Señor.= A la Contaduría de Ejército digo hoy lo que sigue.= Abonará V.S. al Contador de la Fragata de S.M. Las Cortes los haberes de la Oficialidad y tripulación correspondientes al mes de Septiembre y además 2,000 pesos para gastos imprevistos todo en plata fuerte.= Lo que elevó a conocimiento de V.E. contestando a su oficio de ayer.= Lista así la Fragata para dar la vela, considero oportuno que V.S se sirva dirigirse a la Isla de San Tomás para cuyo gobernador es el adjunto pliego, y como en él le ofrezco los servicios de la Fragata correspondiendo de este modo a las particulares atenciones que tanto aquel Jefe, como el Gobernador General de Santa Cruz han tenido conmigo respecto a su Marina, en las ocasiones que se han presentado en los Puerto de esta Isla y ofreciéndole también al primer aviso tendría sus Buques a mis órdenes para cualquier incidente del Servicio, estimaré que V.S. haga en mi nombre los debidos ofrecimientos y obsequios, prestándose si fuere necesario a transportar personas, pliegos o efectos, según le reclamaré el General Sobother con quien es de conveniencia y justicia guardar la más delicada galantería.= Conceptúo que la detención de V.S. en Santhomas será de dos o tres dos a lo más pero terminada allí su misión en el más breve plazo que la atención permita puede V.S. dirigirse a la Guaira, desde cuyo fondeadero tendrá la bondad de remitir el adjunto pliego al Ministro de Guerra y Marina de la República de Venezuela, con quien han de ser las comunicaciones de V.S. durante su permanencia en aquellas Costas.= La explicación que sobre este punto hace a V.S. el Comandante General de la Fuerzas Navales en sus instrucciones del 21 de Junio último es muy suficiente para que V.S. se haga cargo de nuestra oficial posición respecto a un Gobierno que conviene a los intereses nacionales sostener, presentándonos como su más firme apoyo, sin llegar a comprometer un lance directo con la castas que lo combaten, sino en el caso de la ausencia de otros recursos extraños y cuando la posición respectiva nos ofreciera un resultado de tal manera seguro que arrastrará indefectiblemente la supremacía de los hombres blancos sobre la gente de color, asegurando al propio tiempo el aprecio, y el respeto al Pabellón de Castilla.= Entretanto nuestra línea de conducta debe ser con la más estudiada galantería para borrar preocupaciones, granjear voluntades, y asegurarnos por todos los medios nobles y decorosos que corresponden al carácter español, la privilegiada estimación del Gobierno de los naturales, y hasta de los extraños, que como instrumentos de interés particulares, sirven al Gobierno de Venezuela.= Segun todos los datos que desde mi llegada a esta Isla he podido recoger la influencia popular esta en el General Páez y la influencia inglesa trabaja por sobreponer las castas de color al Gobierno de los hombres blancos. El primero merece nuestras principales atenciones, hasta el pinto en que no puedan causar celos al Gobierno actual y si V.S. por algún venti llegare a verlo, puede hacerle un cumplido en mi nombre con toda la franqueza que corresponde a quienes de opuestos bandos, que ligue las voluntades, pero que en nada comprometa el porvenir, ni los intereses Nacionales. La Segunda Cuestión está en las manos del Cónsul Inglés, que según mis datos ha mirado con celo nuestra reconciliación con la República. Extraño proceder, si se atiende a Los Altos y nobles sentimientos de la Nación Británica, y en lo que por mi parte comprendo de los intereses y de los sagrados deberes de la Inglaterra para con la más fiel e importante de sus aliadas; pero como los partidos pugnan, dominando a veces los intereses y los cálculos de los Gobiernos, con las frases, y las doctrinas filantrópicas que adoptan para encubrir sus miras, no sería extraño que en Venezuela como en otras partes se presentarse esta situación, que nos conviene mucho examinar y sondar hasta donde la prudencia lo permita, para precaver la posición que podría crearse, si vencedores los Haitianos en la parte Española de Santo Domingo, se enseñorease la gente de color del Gobierno de la República de Venezuela. Por estas sospechas que parten de dudosos, pero no enteramente incorrectos conviene que V.S. si se le presentase la ocasión, admita a su bordo los cónsules extranjeros, les ofrezca pasaje, les obsequie, y existe sus explicaciones para recorrer las [no se entiende] con que obran , las relaciones que tienen entre sí, y el estado de unidad o de celos en que se encuentran por cuyo propio objeto entre otras puede servir a V.S. las 25 cartas de introducción que le acompaño para comerciantes de Santhomas, La Guaira, Curazao, Santa Marta y Cartagena.= Mi comunicación al Secretario del Despacho de Guerra y Marina de la República es franca y lata en ofrecimientos como V.S. ha visto, ella es la muestra de las tendencias que manifiesta nuestro muy Máximo Gobierno, pero toca a V.S. que se encontrará sobre el Terreno y ver las cosas con la calidad de su ilustrada experiencia, darle mayores ensanches o encarecer sus servicios según lo juzgue conveniente a los intereses Nacionales, y sobre todo al deseo del Pabellón que V.S. como el primero sabrá mantener glorioso a todo trance.= Terminada la comisión de V.S. en la Guaira, donde conceptúo no debe V.S. manifestar ningún deseo para abreviar su permanencia, esta V.S. autorizado para abrir los pliegos que se me dirijan, y en su vista regresar a este Puerto si hubiese objeto que lo reclame, y de lo contrario continuar en navegación a Puerto Cabello, Santa Marta, y Cartagena en los términos, y Para los objetos prevenidos por el Señor Comandante General de las fuerzas Navales, tomándose tan solo la Libertad de observar a V.S. que en los puntos no recorridos por nuestro Gobierno, su permanencia debe ser corta, su vigilancia como la Guerra y sus investigaciones muy disfrazadas para no dar lugar a que la prensa de cada uno haga aparecer este viaje como una humillación del carácter castellano ante la importancia física y moral de semejantes estados, y solo en el caso d e réplicas reiteradas, y manifestaciones muy públicas prologará V.S. su permanencia en los referidos puntos aprovechando su tiempo en los en los objetos que encomienda a V.S. su respetable Jefe, y en observar el carácter y tendencias de las autoridades, averiguar su origen, el giro que lleva la opinión pública, las variaciones que hay en el estado social, si se han naturalizado muchos extranjeros, de que naciones, que lugar ocupan sus Cónsules, si entre ellos hay alguno que tenga particular influencia, y tan detalladamente como sea posible, el estado de las fuerzas de tierra, el que tiene las fortalezas, que Marina de Guerra existe, y el número y organización de la mercante para deducir lo que podrían armar en circunstancias dadas.= Si por algún caso imprevisto V.S. tuviere algún compromiso militar, a su primer aviso saldrá de aquí el Bergantín Habanero, y con el todas las fuerzas de tierra que fueren necesarias para sacarlo [no se entiende] Cuente V.S. con todos los medios que en cualquier suceso pueda necesitar, y si por desgracia, a pesar de su venerado celo se viese en la precisión de dejar enfermas en algún punto, puede V.S. asignarlos al Comerciante que le parezca, asegurándole que al remitirlos a este Puerto serán satisfechos sus transportes y las hospitalidades y gastos que hubiere causado.= Espero que por todos los conductos que se presente, me hará V.S. conocer su situación, y cuánto tenga relación con lo expuesto, para que recibiendo el Gobierno de S.M. mis comunicaciones pueda aprovechar los servicios de V.S. en bien Del Real Servicio de los intereses Nacionales.= Dios guarde a V.S. muchos años. Puerto Rico 5 de Agosto de 1845.= El Conde de Mirasol.=Señor Don Joaquín de Santolalla, Brigadier Comandante de la Fragata de S.M. Las Cortes.”

    Es Copia

    José Estívan



    Capitanía General de Puerto Rico


    Capitanía General y Gobierno Superior Político.= Si en la navegación o al regresar V.S. de la Comisión que le ha encargado el Excelentísimo Señor Comandante de las Fuerzas Navales le favorecieren los tiempos de modo que sin retrasarse en su derrota, pudiere llegar a la Isla de Curazao, convendrá que V.S. toque en ella; y en tal caso le advierto que Don José María Pando es el encargado especial de los intereses españoles en aquella Isla, persona de respeto y acreditado patriotismo, con otras cualidades dignas de consideración y aprecio; pero como el interesado se presentará a bordo, V.S. podrá conferenciar con él y traer sobre diversos puntos noticias de utilidad para este Gobierno.= Dios guarde a V.S. muchos años. Puerto Rico 5 de Agosto de 1845.=El Conde de Mirasol.=Señor Don Joaquín de Santolalla, Brigadier Comandante de la Fragata de Guerra Española Las Cortes.

    Es Copia

    José Estívan

    B.

    Número 5

    Capitanía General y Gobierno Superior Político.= Excelentísimo Señor.= El Brigadier Comandante de la Fragata Cortes tendrá el honor de prestar a V.E. sus respetos y ofrecerle en mi nombre sus servicios si de cualquier modo pudieran ser útiles a V.E. o a los intereses de esa Isla. En caso contrario su permanencia será de pocos días, y continuará a la Guaira y otros puntos de la Costafirme para los cuales puede V.E. hacerle las prevenciones que estime, o poner a su cargo la comisión o transporte que le convenga seguro de la complacencia que el Comandante tendrá de emplearse en su obsequio, y de la particular que me cabrá, si por este medio he podido serle de alguna manera útil.= Con este motivo me tomo la libertad de recomendar a V.E. al expresado Jefe, y a los oficiales que le acompañan, y aprovecho la ocasión para reiterarle las seguridades de mi particular consideración y muy distinguido aprecio.= Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 5 de Agosto de 1845.= El Conde de Mirasol.= Excelentísimo Señor Don Juan Sobother, Gobernador de la Isla Danesa de Santhomas.

    EsCopia

    José Esteban

    Capitanía General y Gobierno Superior Politico de la Isla de Puerto Rico

    Traslada la comunicación del Comandante de dicha Fragata avisando su salida de La Guaira para Curazao con lo demás que expresa.

    Excelentísimo Señor

    El Brigadier Comandante de la Fragata Cortes desde La Guaira en 27 del próximo pasado Agosto me dice lo que sigue.


    “Excelentísimo Señor.= Dirijo a V.E. La contestación que me ha remitido el Gobierno de Venezuela, constandome que nada tiene de interesante; las remito particularmente aunque por conducto seguro como es el Señor Escobar de este comercio.= Hemos sido obsequiados en este Pueblo; y positivamente hemos estrechado las relaciones amistosas, pero no es posible subsistir aquí los buques de guerra sino exponiéndose a quedar sin tripulación, solo en el día de ayer se me han desertado siete hombres a pesar de la medidas que había tomado después que noté la falta de otros siete y un soldado por consiguiente salgo de aquí con quince hombres menos.= Hoy mismo daré la vela para Curazao en cumplimento de la Comisión que V.E. se sirvió encargarme.”
    Lo que traslado a V.E. para su conocimiento, agregándole que con esta fecha hago la oportuna reclamación para que nuestros desertores sean perseguidos en el territorio de la República, y se ofrezca alguna garantía que esté para lo sucesivo incidentes de esta naturaleza, y otras de que tengo conocimiento, y sobre los cuales llamo a la atención del Ministro de Guerra y Marina de la expresada República en los términos templados que me ha parecido oportuno, hecho cargo de las circunstancias en que se encuentra aquel territorio, y de que hablemos a V.E. en oficio separado de esta fecha.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 18 de Septiembre de 1845.

    Excelentísimo Señor

    El Conde de Mirasol

    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar.


    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico

    Traslada la comunicación del Comandante de dicha Fragata dirigida desde el Puerto de La Guaira con inclusión de la copias a que hace referencia.

    Excelentísimo Señor

    El Brigadier Comandante de la Fragata de S.M. Las Cortes desde el Puerto de La Guaira con fecha 20 de Agosto último me dice lo que sigue:

    “Excelentísimo Señor= El 16 del presente fondeé el esta Rada procedente de San Tomas hice ofrecimientos al Señor Gobernador de aquella Plaza; por si necesitaba el buque, y me dio las gracias, sin ocuparme en nada. A mi llegada a esta entregue los pliegos que V.E. se sirvió entregarme para este Gobierno, y con arreglo a las instrucciones de V.E. dirigidas a estrechar las relaciones amistosas y políticas con estos países dirigí al Gobierno de Caracas La nota oficial que copió a V.E. con el número 1. la contestación a ella por el ministro de Guerra y Marina es la marcada con el número 2. La Autoridad de este Pueblo así como las personas de 1era Clase y Categoría nos dan muestras de sincero afecto, y celebran sobremanera tenernos en el Puerto, solo la clase baja que es toda de color han solido desmandarse algo con nuestros Marineros pero el primer lance aunque de poca consideración (pues fue cuestión de palabras reclamé al momento de la Autoridad; la que se encontró deseosa de darme satisfacción castigando al culpado cuando lo capturasen.= A mi llegada a esta plaza no saludé por no tener cañones montados para contestarme: más ayer por orden del Ministro de Marina me saludo una Goleta de Guerra con 9 cañonazos a la que contesté con los mismos.= Aguardo los pliegos del Gobierno en contestación a los que dirigí de V.E. y así que los reciba y pasen dos días para no demostrar prisa con salir del Puerto según me previno V.E. daré la vela para Curazao donde resolveré según las circunstancias; si sigo a Cartagena o regreso a Cuba; pues aunque el agua no aumenta de consideración pues solo hago de 23 a 24 pulgadas cada 12 horas pudiera de pronto aumentarse encontrándome en países no reconocidos.= Según el contenido de los pliegos del Gobierno de Caracas obraré con arreglo a la instrucciones de V.E.”
    Lo que traslado a V.E. con inclusion de las citadas copias para su conocimiento y que lo eleve al de S.M. la Reina Nuestra Señora si así lo creyere conveniente. Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 8 de Septiembre de 1845.

    Excelentísimo Señor

    El Conde de Mirasol

    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar.



    D.

    He fondeado en este Puerto con la Fragata de Guerra Las Cortes de S.M.C.; los pliegos que traía para V.E. del E.S. Capitán General de Puerto Rico los entregue para que le diese dirección el señor Capitán del Puerto.= Las instrucciones que tengo de mis Jefes son de comunicar con las Autoridades de esta República, hacerles presentes los deseos que tienen las primeras de estrechar los lazos de fraternidad y de armonía con este Gobierno, así como de prestar con este buque los servicios que exijan siempre que estén en armonía con la neutralidad que debe guardarse con las naciones reconocidas.= E.S. Oficial Mayor de la Secretaría de Marina y Ministro interino dela Guerra.= Número 2.= He recibido y dado cuenta al Gobierno del contenido de la apreciable nota igual de V.S. del 17 del actual. Celebra S.E. la llegada de V.S. con el Buque de si mando a los vistas de la República y celebra mucho mucha mas y estima en alto grado, las instrucciones y órdenes que V.S. ha recibido de sus Jefes para comunicarse con las autoridades de Venezuela, y de ofrecer y prestar a Mi Gobierno con el Abel que comanda los servicios que le exija; en consecuencia pide V.E. órdenes al Ministerio de mi cargo para cumplirlas. De ninguna otra manera más eficaz y expresiva podría el Capitán General de Puerto Rico manifestar al Gobierno y pueblo de Venezuela los sentimientos fraternales y amistosos que le animan que la Comisión que V.S. ha traído; bien ha comprendido el ilustre Conde de Mirasol las miras pfcifxas h justas del Gobierno de la Augusta Isabel 2a hacia la Republicas Hispanoamericanas, y bien ha confiado S.E. los vivos deseos del Gobierno de Venezuela de fortalecer más y más los lazos de amistad y buena inteligencia con la heroica Nación Española, basado en el tratado de paz y amistad de 30 de Marzo último. El Gobierno agradece y estima generosamente la oferta que se le hace, y procurará no olvidar y hacer conocer a los Venezolanos esta solemne prueba de amistad por parte de las autoridades Españolas.= Muy en breve pondré en manos de VS. los despachos para el E.S. Conde de Mirasol; y entonces le comunicaré lo demás que Gobierno me prevenga; ínterin he librado ordenes a las autoridades de La Guaira para que ofrezcan a V.S. todas las facilidades para cualquier servicio que V.S. les exija en beneficio de la Fragata de S.M.C. Las Cortes y en obsequio de su digno Comandante y oficialidad.= Ayer mismo recibí las comunicaciones que V.S. conduce y le fueron entregadas al Capitán de este Puerto.= Aprovechó Señor Brigadier presente a V.S. los respetos de mi consideración y estima repitiéndome de V.S. Señor muy obediente servidor.= Francisco Hernaiz.= Es Copia.= Joaquín Santolalla.=

    Es Copia.

    José Esteban

    Toda la documentación presentada cortesía del Portal de Archivos Españoles (PARES)
    Última edición por Michael; 11/09/2018 a las 09:25
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  4. #204
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,879
    Post Thanks / Like

    Re: Cuba y Puerto Rico

    Presidencia del Consejo de Ministros


    Dirección General de Ultramar


    El Gobernador Capitán General de Puerto Rico en carta fecha 30 de Junio de 1853, da traslado de la comunicación que le ha sido dirigida por el Vice-Cónsul de Su Majestad residente en Puerto Cabello, con fecha 17 de Junio del actual (en la que): en la que a causa del estado de intranquilidad y revolución en que la guerra civil tiene sumida a Venezuela, solicita el envío de un buque de guerra, para proteger las pers más y bienes de los muchos españoles que residen en la comarca.= Y añade El Capitan General, que no teniendo Puerto Rico buque alguno de guerra, ha dado cuenta al de igual [no se entiende] de Cuba, por si creyere conveniente remitir alguno de los buques de aquel Apostadero. Lo que comunica para inteligencia del Señor Presidente del Consejo de Ministros; recordando al mismo tiempo el envío del Vapor de guerra destinado al servicio de Puerto Rico por Real Orden de 3 de Enero de 1853, comunicada por el Ministro de Marina y Guerra con fecha 10 de Agosto de 1853: traslada de Real Orden la anterior carta, que con el número 75, y fecha anterior, le ha sido remitida por el mismo G.C.G.
    Nota
    El Negociado con conocimiento que se le trasladó de esta comunicación al Ministerio de Estado y Marina, recomendando a este último la comunicación de que se acuda a la reclamación del Gobernador Capitán General de Puerto Rico, al cual deberá decidirse que así se hace.
    V.E. resolverá
    26 de Agosto de 1853.




    Sobre envío de un buque de guerra a las costas de Venezuela.


    El Capitán General Gobernador de Puerto Rico con carta del 11 de Julio último, número 272 remite copia de la comunicación que recibió del Comandate de Marina de aquella provincia, por la que tuvo conocimiento de la conducta observada por el Gobierno revolucionario de Carúpano con nuestro agente consular en aquel punto, y añade que, en vista de esto y de que no tiene en aquella Isla ni un solo buque de guerra que pide enviar a Carúpano para proteger a caso necesario a los españoles allí residentes, ha dirigido al Capitán General de la Isla de Cuba el oficio de que también acompaña copia y concluye encareciendo la necesidad de que se le envíe a aquella Isla un buque de guerra, según antes de ahora tiene solicitado.—-El Comandante de Marina en su citada comunicación dice haberle presentado Don Luciano [no se entiende] Capitán de la fragata española “Fermina” procedente de Carúpano con traer la correspondiente rol ñ, y a un certificado expedido a 9 de Julio último por el Vice Cónsul Español en aquel punto Don Pedro [no se entiende] Sánchez, quien, desde la carcel donde se halla por disposición del Gobierno provisorio establecido en aerial ciudad, manifiesta halarse imposibilitado de facilitar al Capitán de la “Fermina” el rol de su tripulación, por tenerlo en el archivo del Vice Consulado, añadiendo no serle posible [no se entiende] estampar en esta certificación el sello del Vice Consulado por hallarse también en el archivo.= La firma del Vice Cónsul se halla legalizada por los individuos del Gobierno Provisorio Agapito Alvarado.= José M. Font.= Y Rafetty, quienes dicen que la mencionada “Fermina” es de un ciudadano de Venezuela preso en aquella carcel por haberse negado a pagar 50 pesos de empréstito.= El Administrador de la Aduana y Capitán de Puerto de Carúpano certifica a continuación que el Dr. Pedro Coll Alcalde Parroquial de aquel cantón ha negado al Capitán de la “Fermina” el rol de su buque por no poder entregárselo desde la carcel en donde se halla.—— En la comunicación pasada por El Capitan General de Puerto Rico al de Cuba se limitaba aquel a manifestar lo ocurrido con el Vice Cónsul español en Carúpano, y la imposibilidad en que se hallaba de envié a quellas agua un buque de guerra por no tener ninguno a su disposición.


    Nota
    El Negociado cree que con esta nueva comunicación debe hacerse lo mismo que ya propuso respecto a la primera en su nota de 26 de Agosto.
    V.M. resolverá
    13 de Septiembre de 1853.


    Le pide el envío de un buque de guerra a las aguas de Venezuela.


    16 de Septiembre de 1853


    Con la nota


    El Ministerio de Marina por Real Orden de 39 de Octubre de 1853 dice: que el Comandante General del Apostadero de La Habana dispuso pasase a las costas de Venezuela el baerhanrin de guerra Valdés, cuyo buque se dio a la vela de dicho puerto el 18 de Julio último; llegando a su destino en la ocasión más que oportuna para poder servir de protección a los súbditos de V.M. en las convulsiones políticas que agitan aquel país.


    Nota.


    El Negociado cree que aquí [¿]se lo[?] procede dar un visto. Madrid 10 de Noviembre de 1853.


    Navarrete.


    Visto.


    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    Traslada oficio del Vice Cónsul de Puerto Cabello sobre los acontecimientos políticos de Venezuela y al pronto envío de la Vapor de Guerra destinada a esta estación.


    Excelentísimo Señor


    El Vice Cónsul de S.M. residente en Puerto Cabello me dice en comunicación de 17 del actual que sigue.
    “Excelentísimo Señor.= La guerra civil empezó en Venezuela, los llanos de Baúl, Pao, y otros están en armas, la provincia de Cumaná se ha sublevado proclamándose estado independiente con el nombre de Oriental. Los apuros de esta Gobierno son muchos, pocos son sus adictos, hay empréstitos forzosos, muchas presiones de vecinos honrados.=
    En tanto conflicto y teniendo consecuencias funestas; sería de mucha urgencia y apoyo para la seguridad personal y bienes de tantos súbditos españoles residentes en esta Comarca, si V.E. podía disponer de acuerdo con el Señor Comandante de la Real Armada, que un buque de guerra pasase a este puerto, su presencia impondría y daría mucha garantía.”= Y no teniendo yo en esta estación buque alguno de guerra como lo he manifestado a V.E. en otras ocasiones, doy cuenta del caso al Capitán General de Cuba por si creyere conveniente enviar algunos de los de aquel Apostadero a los puertos de Venezuela a los efectos indicados por aquel Vice Cónsul y a la vez lo participo a V.E. para su debido conocimiento y por si tiene a bien disponer que venga desde luego a esta Isla y por si tiene a bien disponer que venga desde luego a esta Isla de mi mando el Vapor de Guerra destinado a su servicio por Real Orden del 3 de Enero de este año comunicada por el Ministerio de Marina.Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 30 de Junio de 1853.


    Excelentísimo Señor
    P.A.E.S.C.G.
    El General 2do Cabo


    El Marqués de España


    Excelentísimo Señor Presidente de Consejo de Señores Ministros.


    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    Da cuenta de lo sucedido en Carúpano con nuestro Vice Cónsul allí residente y el gobierno revolucionario erigido en aquella comarca; y solicita con encarecimiento el envío de un buque de guerra a esta Isla.


    Excelentísimo Señor


    El Brigadier Comandante Militar de Marina de esta Provincia me ha dirigido el oficio y documentos de que me acompaño a V.E. adjunta copia con el número 1ero en los cuales consta la conducta observa con nuestro Agente Consular en Carúpano por el gobierna revolucionario que allí se ha sobrepuesto al legítimo; y como no tengo en esta Isla de mi mando ni un solo buque de guerra para poderlo enviar a aquellas costas con objeto de que pueda proteger en caso necesario a nuestros nacionales residentes en aquella República, he dirigido al Capitán General de Cuba el oficio de que incluyo copia con el número 2; de todo lo cual doy cuenta a V.E. para su debido conocimiento, y reiterándole y encareciéndole el pronto envío a esta Isla de un buque de guerra, como se lo he suplicado en comunicación de 30 de Junio último con motivo de una reclamación del agente consular de Puerto Cabello. Dios aturde a V.E. muchos años. Río Piedras Julio 11 de 1853.


    Excelentísimo Señor Presidente del Consejo de Señores Ministros.








    Secreteia del Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    Comandancia Militar de Marina y Matrículas de la Provincia de Puerto Rico= Excelentísimo Señor= Habiéndole presentado en esta Comandancia Don Eugenio [no se entiende] Capitán de la Goleta Española Felemina procedente de Carúpano sin traer el correspondiente rol y si unos certificados de aquel punto tengo el honor de remitirlos a V.E. en copia para su conocimiento y efectos que sean de su superior agrado= Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico Julio 11 de 1853.= Excelentísimo Señor Francisco de La Rosa= Excelentísimo Señor Capitán General de esta Isla, Comandancia Militar de Marina y Matrículas de la Provincia de Puerto Rico= El Vice Cónsul de España en Carúpano= Certifico: que la Goleta Española Felemina Su Capitán Don Luciano Marcucci sale de este puerto para el de la Capital de Puerto Rico, dio el rol de su tripulación expedido por el Señor Comandante de Marina de dicha Capital, por hallarse este documento en el archivo del Vice Consulado de mi cargo que se conserva en mi casa, y no le ha sido posible entregarlo al mencionado Capitán a su salida por encontrarme reducido a prision en uno de los calabozos de la carcel de esta ciudad por orden y disposición del gobierno provisorio que se ha establecido en el pais. Y para valer al mencionado Capitán Don Luciano Marcucci ante quien le convenga le doy la presente Sui el Sello del Vice Consulado por encontrarse también en mi dicho archivo. Carcel de Carúpano a las cinco de la tarde de hoy cinco de Julio de 1853. Pedro Coll Sánchez.
    Los que suscriben miembros del Gobierno Provisorio del Cantón Carúpano. Certificamos: que la firma y rúbrica que aprecien al pie del anterior documento y dice “Pedro Coll Sánchez” son desconocidas en este Cantón y sólo tiene conocimiento este gobierno de las de un Ciudadano de Venezuela residente en esta plaza que ya en sus actos privados como en los públicos que ha ejercido como regidor, que de parroquia, que lo es de primera instancia en lo civil y encargado de formar el corso en esta provincia firma “P.Coll”; cuyo ciudadano por haber desobedecido a este Gobierno negándose a contribuir con la suma de cincuenta pesos que se le impuso por el presunto ha sido detenido en esta carcel publica.= Y para que esta explicación surta sus efectos ante la autoridad o funcionario público a quien fuere presentado aquel, expedimos la presente certificación en Carúpano a 6 de Julio de 1853.= Agapito Alvarado.= José M.Font.= Rafetty———————
    Administración de Aduana y Capitanía de Puerto= hay un sello.= Carúpano Julio 6 de 1853. Certifico: que el Señor Pedro Coll Alcalde Parroquial de este Cantón registrador y encargado para levantar el censo de este Cantón encontrándose en la carcel pública de esta Ciudad por falta que ha cometido como ciudadano de Venezuela ha negado el Señor Luciano Marcucci la entrega del rol correspondiente al buque de su mando.= Así lo certifico para constancia y [¿]resguardo[?] del Capitán de la Goleta Española Felemina.


    Al Administrador de Aduana Capitán de Puerto. F. Silva= Es copia= De La Rosa


    Es Copia


    Secretaria del Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico= Excelentísimo Señor= Con esta fecha digo a nuestro encargado de negocios en la inmediata República de Venezuela lo que sigue. “El Señor Comandante Militar de Marina de esta Provincia me ha dirigido en 11 del actual el oficio y documentos que en copia acompaño a V.E. pues aunque es de creer que ya había llegado a su noticia este acontecimiento me ha parecido sin embargo oportuno el hacerlo por si hallándose interrumpido las relaciones entre esa Capital y Carúpano, no hubiera tenido ocasión el que se dice nuestro Vice-Cónsul en el último punto poner en conocimiento de V.S. el proceder observado en él por el titulado Gobierno Provisorio de aquella Comarca; más como no tengo buque alguno de guerra Iara poder enviar a esas costas a fin de proteger los intereses de nuestros nacionales durante la excisión que se ha pronunciado en algunos puntos contra el Gobierno establecido, nada me es posible hacer sino oficiar al Capitán General de la Isla de Cuba donde existen nuestras fuerzas navales, dondaole conocimento del caso para que obre cómo crea conveniente, de la misma manera que lo he hecho en 30 de Junio último sobre la petición de un buque de guerra que me ha pedido nuestro agente consular con el propio objeto.” Lo traslado a V.E. con copia del mencionado documento para que en vista de todo se sirva determinar lo que por su siete estime conducente.= Dios guarde a V.E. muchos años. Río Piedras Julio 11 de 1853= Fernando de Norzagaray = Excelentísimo Señor Capitán General de la Isla de Cuba.


    Es Copia.


    La Sede Obispal de San Juan de Puerto Rico debía de guardar, en concepto de este Departamento, muchos escritos relacionados con el dominio eclesiástico de España en las regiones correspondientes á las hoyas del Orinoco y del Amazonas. De ella dependieron hasta el penúltimo decenio del siglo XVIII, en calidad de anexos, las antiguas provincias orientales de Venezuela, donde se conserva memoria de las visitas de varios Prelados que invirtieron largo tiempo en recorrer aquella parte de su jurisdicción diocesana. El inteligente empleado de quien se valió este Ministerio en los postreros meses de 1896 para verificar una pesquisa en los Archivos de Cumaná, había apuntado ya en su informe, como se dijo en el Libro Amarillo de 1897, la idea de que la capital de la Isla de Puerto Rico podía contener en sus Archivos algo de provecho para la causa dde la República.
    Á fin de apurar allí la investigación se envió en el mes de agosto último un comisionado con el encargo de continuar las diligencias á que no había podido dar sino ligero comienzo, por la necesidad de pasar á otro punto, el que se había nombrado en 1896. Con el objeto de hacer más eficaz la acción del nuevo agente, se solicitó del señor Ministro de Su Majestad Católica en Caracas una recomendación para el señor Gobernador General de la Isla de Puerto Rico, que le fué utilísima por todos respectos. Á la cortesía con que el Jefe de la Legación correspondió á los deseos del Gobierno, no es comparable sino la buena voluntad mostrada en el asunto por la primera Autoridad de aquella Antilla Española.
    El comisionado Venezolano terminó en diciembre el registro del Archivo Episcopal y trabaja desde entonces en el de la Capitanía General. Del resultado de su tarea se posee ya una parte, que el Gobierno ha remitido á Washington junto con todo lo demás acumulado aquí procedente de Mol-inda, España, Inglaterra y las Guayanas Británica y Holandesa. Úrgesele especialmente por el hallazgo de nuevos documentos relativos á las Misiones y por la búsqueda de la Bula de erección del primer Obispado de San Juan de Puerto Rico, donde, según varios indicios, deben figurar menudamente demarcados los límites de la región guayanesa.
    Á España se encaminó hace poco, á cumplir comisión análoga, otro agente de este Ministerio. El encargo que llevó es sobre modo importante, puesto que en los Archivos de la Península, aun cuando de ellos se hayan sacado ya muchas pruebas, debe existir un caudal de elementos testimoniales en punto de jurisdicción, que Venezuela puede aprovechar en el curso del arbitramento. Con recomendación tan valiosa como la que se obtuvo para el comisionado en San Juan de Puerto Rico, visitará él, no sólo los Archivos de Sevilla y de Simancas, sino todos los demás de notoria riqueza, inclusive los eclesiásticos, tan abundantes en papeles relacionados con la época de la evangelización en América.


    http://books.google.com/books?id=rA0...ed=0CCwQ6AEwAA








    Gobierno Superior Cuvil de la Isla de Puerto Rico


    Remitiendo copia de las comunicaciones de la legación de España en Caracas.


    17 de Diciembre de 1879
    Traslado al Ministro de Estado para su conocimiento y con inclusión de copia de los documentos que se citan.
    El Subsecretario


    Excelentísimo Señor


    Tengo el honor de elevar a manos de V.E. copias de las comunicaciones que me han sido dirigidas por la Legación de España en Caracas relativamente a la cuestión política religiosa que en aquel país se agita con vehemencia, para su superior conocimiento por conducto de este Gobierno a los rectos que correspondan.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 19 de Octubre de 1872.


    Excelentísimo Señor


    Excelentísimo Señor Ministro de Ultramar



    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  5. #205
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,879
    Post Thanks / Like

    Re: Cuba y Puerto Rico

    Presidencia del Consejo de Ministros

    Dirección General de Ultramar

    El Gobernador Capitán General de Puerto Rico en carta fecha 30 de Junio de 1853, da traslado de la comunicación que le ha sido dirigida por el Vice-Cónsul de Su Majestad residente en Puerto Cabello, con fecha 17 de Junio del actual (en la que): en la que a causa del estado de intranquilidad y revolución en que la guerra civil tiene sumida a Venezuela, solicita el envío de un buque de guerra, para proteger las pers más y bienes de los muchos españoles que residen en la comarca.= Y añade El Capitan General, que no teniendo Puerto Rico buque alguno de guerra, ha dado cuenta al de igual [no se entiende] de Cuba, por si creyere conveniente remitir alguno de los buques de aquel Apostadero. Lo que comunica para inteligencia del Señor Presidente del Consejo de Ministros; recordando al mismo tiempo el envío del Vapor de guerra destinado al servicio de Puerto Rico por Real Orden de 3 de Enero de 1853, comunicada por el Ministro de Marina y Guerra con fecha 10 de Agosto de 1853: traslada de Real Orden la anterior carta, que con el número 75, y fecha anterior, le ha sido remitida por el mismo G.C.G.
    Nota
    El Negociado con conocimiento que se le trasladó de esta comunicación al Ministerio de Estado y Marina, recomendando a este último la comunicación de que se acuda a la reclamación del Gobernador Capitán General de Puerto Rico, al cual deberá decidirse que así se hace.
    V.E. resolverá
    26 de Agosto de 1853.


    Sobre envío de un buque de guerra a las costas de Venezuela.

    El Capitán General Gobernador de Puerto Rico con carta del 11 de Julio último, número 272 remite copia de la comunicación que recibió del Comandate de Marina de aquella provincia, por la que tuvo conocimiento de la conducta observada por el Gobierno revolucionario de Carúpano con nuestro agente consular en aquel punto, y añade que, en vista de esto y de que no tiene en aquella Isla ni un solo buque de guerra que pide enviar a Carúpano para proteger a caso necesario a los españoles allí residentes, ha dirigido al Capitán General de la Isla de Cuba el oficio de que también acompaña copia y concluye encareciendo la necesidad de que se le envíe a aquella Isla un buque de guerra, según antes de ahora tiene solicitado.—-El Comandante de Marina en su citada comunicación dice haberle presentado Don Luciano [no se entiende] Capitán de la fragata española “Fermina” procedente de Carúpano con traer la correspondiente rol ñ, y a un certificado expedido a 9 de Julio último por el Vice Cónsul Español en aquel punto Don Pedro [no se entiende] Sánchez, quien, desde la carcel donde se halla por disposición del Gobierno provisorio establecido en aerial ciudad, manifiesta halarse imposibilitado de facilitar al Capitán de la “Fermina” el rol de su tripulación, por tenerlo en el archivo del Vice Consulado, añadiendo no serle posible [no se entiende] estampar en esta certificación el sello del Vice Consulado por hallarse también en el archivo.= La firma del Vice Cónsul se halla legalizada por los individuos del Gobierno Provisorio Agapito Alvarado.= José M. Font.= Y Rafetty, quienes dicen que la mencionada “Fermina” es de un ciudadano de Venezuela preso en aquella carcel por haberse negado a pagar 50 pesos de empréstito.= El Administrador de la Aduana y Capitán de Puerto de Carúpano certifica a continuación que el Dr. Pedro Coll Alcalde Parroquial de aquel cantón ha negado al Capitán de la “Fermina” el rol de su buque por no poder entregárselo desde la carcel en donde se halla.—— En la comunicación pasada por El Capitan General de Puerto Rico al de Cuba se limitaba aquel a manifestar lo ocurrido con el Vice Cónsul español en Carúpano, y la imposibilidad en que se hallaba de envié a quellas agua un buque de guerra por no tener ninguno a su disposición.

    Nota
    El Negociado cree que con esta nueva comunicación debe hacerse lo mismo que ya propuso respecto a la primera en su nota de 26 de Agosto.
    V.M. resolverá
    13 de Septiembre de 1853.

    Le pide el envío de un buque de guerra a las aguas de Venezuela.

    16 de Septiembre de 1853

    Con la nota

    El Ministerio de Marina por Real Orden de 39 de Octubre de 1853 dice: que el Comandante General del Apostadero de La Habana dispuso pasase a las costas de Venezuela el baerhanrin de guerra Valdés, cuyo buque se dio a la vela de dicho puerto el 18 de Julio último; llegando a su destino en la ocasión más que oportuna para poder servir de protección a los súbditos de V.M. en las convulsiones políticas que agitan aquel país.

    Nota.

    El Negociado cree que aquí [¿]se lo[?] procede dar un visto. Madrid 10 de Noviembre de 1853.

    Navarrete.

    Visto.

    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico

    Traslada oficio del Vice Cónsul de Puerto Cabello sobre los acontecimientos políticos de Venezuela y al pronto envío de la Vapor de Guerra destinada a esta estación.

    Excelentísimo Señor

    El Vice Cónsul de S.M. residente en Puerto Cabello me dice en comunicación de 17 del actual que sigue.
    “Excelentísimo Señor.= La guerra civil empezó en Venezuela, los llanos de Baúl, Pao, y otros están en armas, la provincia de Cumaná se ha sublevado proclamándose estado independiente con el nombre de Oriental. Los apuros de esta Gobierno son muchos, pocos son sus adictos, hay empréstitos forzosos, muchas presiones de vecinos honrados.=
    En tanto conflicto y teniendo consecuencias funestas; sería de mucha urgencia y apoyo para la seguridad personal y bienes de tantos súbditos españoles residentes en esta Comarca, si V.E. podía disponer de acuerdo con el Señor Comandante de la Real Armada, que un buque de guerra pasase a este puerto, su presencia impondría y daría mucha garantía.”= Y no teniendo yo en esta estación buque alguno de guerra como lo he manifestado a V.E. en otras ocasiones, doy cuenta del caso al Capitán General de Cuba por si creyere conveniente enviar algunos de los de aquel Apostadero a los puertos de Venezuela a los efectos indicados por aquel Vice Cónsul y a la vez lo participo a V.E. para su debido conocimiento y por si tiene a bien disponer que venga desde luego a esta Isla y por si tiene a bien disponer que venga desde luego a esta Isla de mi mando el Vapor de Guerra destinado a su servicio por Real Orden del 3 de Enero de este año comunicada por el Ministerio de Marina.Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 30 de Junio de 1853.

    Excelentísimo Señor
    P.A.E.S.C.G.
    El General 2do Cabo

    El Marqués de España

    Excelentísimo Señor Presidente de Consejo de Señores Ministros.

    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico

    Da cuenta de lo sucedido en Carúpano con nuestro Vice Cónsul allí residente y el gobierno revolucionario erigido en aquella comarca; y solicita con encarecimiento el envío de un buque de guerra a esta Isla.

    Excelentísimo Señor

    El Brigadier Comandante Militar de Marina de esta Provincia me ha dirigido el oficio y documentos de que me acompaño a V.E. adjunta copia con el número 1ero en los cuales consta la conducta observa con nuestro Agente Consular en Carúpano por el gobierna revolucionario que allí se ha sobrepuesto al legítimo; y como no tengo en esta Isla de mi mando ni un solo buque de guerra para poderlo enviar a aquellas costas con objeto de que pueda proteger en caso necesario a nuestros nacionales residentes en aquella República, he dirigido al Capitán General de Cuba el oficio de que incluyo copia con el número 2; de todo lo cual doy cuenta a V.E. para su debido conocimiento, y reiterándole y encareciéndole el pronto envío a esta Isla de un buque de guerra, como se lo he suplicado en comunicación de 30 de Junio último con motivo de una reclamación del agente consular de Puerto Cabello. Dios aturde a V.E. muchos años. Río Piedras Julio 11 de 1853.

    Excelentísimo Señor Presidente del Consejo de Señores Ministros.




    Secreteia del Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico

    Comandancia Militar de Marina y Matrículas de la Provincia de Puerto Rico= Excelentísimo Señor= Habiéndole presentado en esta Comandancia Don Eugenio [no se entiende] Capitán de la Goleta Española Felemina procedente de Carúpano sin traer el correspondiente rol y si unos certificados de aquel punto tengo el honor de remitirlos a V.E. en copia para su conocimiento y efectos que sean de su superior agrado= Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico Julio 11 de 1853.= Excelentísimo Señor Francisco de La Rosa= Excelentísimo Señor Capitán General de esta Isla, Comandancia Militar de Marina y Matrículas de la Provincia de Puerto Rico= El Vice Cónsul de España en Carúpano= Certifico: que la Goleta Española Felemina Su Capitán Don Luciano Marcucci sale de este puerto para el de la Capital de Puerto Rico, dio el rol de su tripulación expedido por el Señor Comandante de Marina de dicha Capital, por hallarse este documento en el archivo del Vice Consulado de mi cargo que se conserva en mi casa, y no le ha sido posible entregarlo al mencionado Capitán a su salida por encontrarme reducido a prision en uno de los calabozos de la carcel de esta ciudad por orden y disposición del gobierno provisorio que se ha establecido en el pais. Y para valer al mencionado Capitán Don Luciano Marcucci ante quien le convenga le doy la presente Sui el Sello del Vice Consulado por encontrarse también en mi dicho archivo. Carcel de Carúpano a las cinco de la tarde de hoy cinco de Julio de 1853. Pedro Coll Sánchez.
    Los que suscriben miembros del Gobierno Provisorio del Cantón Carúpano. Certificamos: que la firma y rúbrica que aprecien al pie del anterior documento y dice “Pedro Coll Sánchez” son desconocidas en este Cantón y sólo tiene conocimiento este gobierno de las de un Ciudadano de Venezuela residente en esta plaza que ya en sus actos privados como en los públicos que ha ejercido como regidor, que de parroquia, que lo es de primera instancia en lo civil y encargado de formar el corso en esta provincia firma “P.Coll”; cuyo ciudadano por haber desobedecido a este Gobierno negándose a contribuir con la suma de cincuenta pesos que se le impuso por el presunto ha sido detenido en esta carcel publica.= Y para que esta explicación surta sus efectos ante la autoridad o funcionario público a quien fuere presentado aquel, expedimos la presente certificación en Carúpano a 6 de Julio de 1853.= Agapito Alvarado.= José M.Font.= Rafetty———————
    Administración de Aduana y Capitanía de Puerto= hay un sello.= Carúpano Julio 6 de 1853. Certifico: que el Señor Pedro Coll Alcalde Parroquial de este Cantón registrador y encargado para levantar el censo de este Cantón encontrándose en la carcel pública de esta Ciudad por falta que ha cometido como ciudadano de Venezuela ha negado el Señor Luciano Marcucci la entrega del rol correspondiente al buque de su mando.= Así lo certifico para constancia y [¿]resguardo[?] del Capitán de la Goleta Española Felemina.

    Al Administrador de Aduana Capitán de Puerto. F. Silva= Es copia= De La Rosa

    Es Copia

    Secretaria del Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico

    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico= Excelentísimo Señor= Con esta fecha digo a nuestro encargado de negocios en la inmediata República de Venezuela lo que sigue. “El Señor Comandante Militar de Marina de esta Provincia me ha dirigido en 11 del actual el oficio y documentos que en copia acompaño a V.E. pues aunque es de creer que ya había llegado a su noticia este acontecimiento me ha parecido sin embargo oportuno el hacerlo por si hallándose interrumpido las relaciones entre esa Capital y Carúpano, no hubiera tenido ocasión el que se dice nuestro Vice-Cónsul en el último punto poner en conocimiento de V.S. el proceder observado en él por el titulado Gobierno Provisorio de aquella Comarca; más como no tengo buque alguno de guerra Iara poder enviar a esas costas a fin de proteger los intereses de nuestros nacionales durante la excisión que se ha pronunciado en algunos puntos contra el Gobierno establecido, nada me es posible hacer sino oficiar al Capitán General de la Isla de Cuba donde existen nuestras fuerzas navales, dondaole conocimento del caso para que obre cómo crea conveniente, de la misma manera que lo he hecho en 30 de Junio último sobre la petición de un buque de guerra que me ha pedido nuestro agente consular con el propio objeto.” Lo traslado a V.E. con copia del mencionado documento para que en vista de todo se sirva determinar lo que por su siete estime conducente.= Dios guarde a V.E. muchos años. Río Piedras Julio 11 de 1853= Fernando de Norzagaray = Excelentísimo Señor Capitán General de la Isla de Cuba.

    Es Copia.

    La Sede Obispal de San Juan de Puerto Rico debía de guardar, en concepto de este Departamento, muchos escritos relacionados con el dominio eclesiástico de España en las regiones correspondientes á las hoyas del Orinoco y del Amazonas. De ella dependieron hasta el penúltimo decenio del siglo XVIII, en calidad de anexos, las antiguas provincias orientales de Venezuela, donde se conserva memoria de las visitas de varios Prelados que invirtieron largo tiempo en recorrer aquella parte de su jurisdicción diocesana. El inteligente empleado de quien se valió este Ministerio en los postreros meses de 1896 para verificar una pesquisa en los Archivos de Cumaná, había apuntado ya en su informe, como se dijo en el Libro Amarillo de 1897, la idea de que la capital de la Isla de Puerto Rico podía contener en sus Archivos algo de provecho para la causa dde la República.
    Á fin de apurar allí la investigación se envió en el mes de agosto último un comisionado con el encargo de continuar las diligencias á que no había podido dar sino ligero comienzo, por la necesidad de pasar á otro punto, el que se había nombrado en 1896. Con el objeto de hacer más eficaz la acción del nuevo agente, se solicitó del señor Ministro de Su Majestad Católica en Caracas una recomendación para el señor Gobernador General de la Isla de Puerto Rico, que le fué utilísima por todos respectos. Á la cortesía con que el Jefe de la Legación correspondió á los deseos del Gobierno, no es comparable sino la buena voluntad mostrada en el asunto por la primera Autoridad de aquella Antilla Española.
    El comisionado Venezolano terminó en diciembre el registro del Archivo Episcopal y trabaja desde entonces en el de la Capitanía General. Del resultado de su tarea se posee ya una parte, que el Gobierno ha remitido á Washington junto con todo lo demás acumulado aquí procedente de Mol-inda, España, Inglaterra y las Guayanas Británica y Holandesa. Úrgesele especialmente por el hallazgo de nuevos documentos relativos á las Misiones y por la búsqueda de la Bula de erección del primer Obispado de San Juan de Puerto Rico, donde, según varios indicios, deben figurar menudamente demarcados los límites de la región guayanesa.
    Á España se encaminó hace poco, á cumplir comisión análoga, otro agente de este Ministerio. El encargo que llevó es sobre modo importante, puesto que en los Archivos de la Península, aun cuando de ellos se hayan sacado ya muchas pruebas, debe existir un caudal de elementos testimoniales en punto de jurisdicción, que Venezuela puede aprovechar en el curso del arbitramento. Con recomendación tan valiosa como la que se obtuvo para el comisionado en San Juan de Puerto Rico, visitará él, no sólo los Archivos de Sevilla y de Simancas, sino todos los demás de notoria riqueza, inclusive los eclesiásticos, tan abundantes en papeles relacionados con la época de la evangelización en América.

    http://books.google.com/books?id=rA0...ed=0CCwQ6AEwAA




    Gobierno Superior Civil de la Isla de Puerto Rico

    Remitiendo copia de las comunicaciones de la legación de España en Caracas.

    17 de Diciembre de 1879
    Traslado al Ministro de Estado para su conocimiento y con inclusión de copia de los documentos que se citan.
    El Subsecretario

    Excelentísimo Señor

    Tengo el honor de elevar a manos de V.E. copias de las comunicaciones que me han sido dirigidas por la Legación de España en Caracas relativamente a la cuestión política religiosa que en aquel país se agita con vehemencia, para su superior conocimiento por conducto de este Gobierno a los rectos que correspondan.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 19 de Octubre de 1872.

    Excelentísimo Señor

    Excelentísimo Señor Ministro de Ultramar


    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  6. #206
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,879
    Post Thanks / Like

    Re: Cuba y Puerto Rico

    Capitanía General de la Isla de Puerto Rico

    Acompaña el discurso pronunciado por el Presidente de la República de Venezuela con la apertura de sus cámaras.

    Ministerio de la Gobernación del Reino.

    1era Sección= Ultramar

    Madrid 16 de Mayo de 1847.

    Enterado.


    Excelentísimo Señor

    Adjunto es el discurso pronunciado por el Presidente de la República de Venezuela en la sesión del 20 de Enero último, que fue la de la apertura de sus cámaras, y que habiéndolo recibido esta mañana, me parecido a dirigirlo a la Capital de la Península para que pueda llegar a manos de V.E. por el primer buque que salga para la Península.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Humacao 23 de Febrero de 1847.

    Excelentísimo Señor

    El Conde de Mirasol.

    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero Secretario de de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar.




    Ministerio de Estado.

    Ultramar.

    Sección de Hacienda.

    Puerto Rico.

    Número 1. El Gobernador. Superintendente de aquella Isla en carta número 22 de 28 de Febrero de 1857 remite un ejemplar del Arancel de las Aduanas vigente en la República de Venezuela para que llegue a manos del Señor Ministro de Estado, y así mismo un pliego cerrado que se entregó al efecto.

    El Gobernador Capitán General y Superintendente Delegado de Real Hacienda de la Isla de Puerto Rico

    Acompaña el Arancel de Aduanas vigente en la República de Venezuela, que al efecto le dirigió el Vice Cónsul de España en La Guaira.

    Dirección General de Ultramar.
    8 de Mayo de 1857.
    Trasládese al Señor Ministro de Ultramar con inclusión del ejemplar que se cita.
    El Subsecretario

    Excelentísimo Señor

    El Vice Cónsul de España encargado del de la Guaira me ha dirigido con fecha 15 de Enero último el oficio que copio.

    “Excelentísimo Señor.= Adjunto tengo el honor de pasar a V.E. En comunicación, un ejemplar del nuevo arancel de aduanas vigente en la República para su conocimiento, rogándole se sirva luego, dirigirlo en primera ocasión al Excelentísimo Señor Primer Secretario del Despacho de Estado, por la vía que juzgue más rápida y oportuna.”
    Lo que traslado a V.E. con inclusión del arancel que se cita y a su vez el pliego cerrado que para V.E. también me acompañó aquel funcionario.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 28 de Febrero de 1857.

    Excelentísimo Señor

    Excelentísimo Señor Ministro de Estado y Ultramar




    Gobierno Superior Civil de la Isla de Puerto Rico

    Da cuenta de haber estallado la guerra civil en Venezuela.

    7 Dic. 67

    Trasládese al Ministro de Estado

    Excelentísimo Señor

    Según comunicación que he recibido del Encargado de Negocios de España en Venezuela con fecha 5 del corriente ha estallado de nuevo la guerra civil en la República y han vuelto a empezar las expropiaciones y mezquinos vejámenes de que en tales ocasiones son siempre el objeto los súbditos de S.M. particularmente los naturales de Islas Canarias.
    Lo que tengo honor de manifestar a V.E. para su conocimiento.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico Octubre 22 de 1867.

    Excelentísimo Señor

    Rafael Sánchez

    Excelentísimo Señor Ministro de Ultramar.







    Al Señor Ministro de Estado

    Madrid 9 de Diciembre de 1845.

    Excelentísimo Señor

    De orden de S.M. la Reina (q.D.g.) remito a V.E. las adjuntas cartas originales de Gobernador Capitán General de Puerto Rico números 228, 230, 237, y 249 con las carpetas y documentos que acompañan a los primeros, como así mismo la señalada con el número 8 del Comandante General de Marina del Apostadero de La Habana, relativos todos a las últimas noticias recibidas sobre el estado político de la República de Venezuela, a fin de que obren los efectos convenientes en el Ministerio del digno cargo de V.E.
    Dios aguarde a V.E. muchos años.
    Al Gobernador Capitán General de Puerto Rico, con [no se entiende] Excelentísimo Señor habiendo dando cuenta a S.M. La Reina (q.D.g.) de las cartas de V.W. número 228, 239, y 249 relativas a las últimas noticias recibidas sobre el estado político de la República de Venezuela, se ha dignado resolver S.M., se de conocimiento de su contenido al Ministerio de Estado, como se verifica con esta fecha, y para los efectos convenientes en el mismo. De Real Orden lo digo a V.E. para su inteligencia. Dios guarde.

    Ministros.





    Al Señor ministro de Estado

    Madrid 31 de Marzo de 1845.

    E.S.

    Al Gobernador Capitán General de Puerto Rico digo con esta fecha lo que sigue.

    De la propia real Orden lo traslado a V.E. para su conocimiento y en contestación a sus dos oficios fechos [el día?] de ayer y de hoy relativos al envío de dicho pliego.
    Dios guarde.

    Minuta.





    Excelentísimo Señor

    En el día de mañana remitiré a V.E. un pliego que contendrá el tratado de reconocimiento, Paz, y amistad, entre España y la República de Venezuela, a fin de que V.E. se lo incluya al Capitán General de Puerto Rico, previniéndole que en el momento de llegar a sus manos si es posible, o sino con el menor retardo posible disponga que un buque de la Marina Real salga con él para la Guaira y anuncie a la Autoridad superior de aquel punto el contenido de aquel Pliego para que lo expida sin detención a su Gobierno, debiendo aprovecharse la reunión del Congreso de Venezuela, que terminará en breve.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Palacio 30 de Marzo de 1845.

    Francisco Martínez De la Rosa

    Señor Ministro de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar.



    Señor Ministro de Estado

    Madrid 21 de Julio de 1845.




    Primera Secretaría de Estado y del Despacho

    Excelentísimo Señor

    En Real Orden de ayer anuncié a V.E. el envío del tratado firmando entre España y la República de Venezuela, y le pedía también tuviera a bien dar las órdenes al Capitán General de Puerto Rico para que tan luego como llegue a sus manos el pliego que lo contiene, despache con él, un busque de Guerra de los que tenga a su disposición para conducirlo a la Guaira, anunciando a la autoridad superior de aquel punto el contenido de dicho pliego, y ahora tengo la honra de incluirla adjunta.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Palacio 21 de Mayo de 1845.

    Francisco Martínez De la Rosa

    Señor Ministro de Estado y del Despacho de Marina.



    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico

    Por continuación a la comunicación número 170 dirijo un ejemplar del decreto aprobatorio del tratado de paz y amistad ajustado entre el Gobierno de S.M. y la República de Venezuela.

    Excelentísimo Señor

    El Secretario de Estado y del Despacho de la Guerra y Marina de la República de Venezuela con fecha 2 del presente me dice lo que sigue.
    “Excelentísimo Señor= Tengo la honra de acompañar a V.E. en copia el decreto del Congreso de la República, aprobar Ivo del Tratado de Paz y amistad entre la Nación Española y la República de Venezuela ajustado y firmado en la Villa y Corte de Madrid el 30 de Marzo último.= Ruego a V.E. acepte de nuevo los sentimientos de respeto y alta estima que me reitero de V.E. obediente servidor.”
    Lo que traslado a V.E. acompañando una copia del citado decreto para su debido conocimiento y como contestación de mi comunicación de 4 del actual número 174.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico Junio 20 de 1845.

    Excelentísimo Señor

    El Conde de Mirasol

    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero Secretario de de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  7. #207
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,879
    Post Thanks / Like

    Re: Cuba y Puerto Rico

    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico


    Da cuenta de haber abierto los puertos de esta Isla al comercio de Venezuela.


    Excelentísimo Señor


    Al regresar mi Ayudante de Campo El Capitan Don José María Velasco de la comisión que acaba de desempeñar en la República de Venezuela, me ha hecho presente los deseos de su Presidente por que se abriesen los puertos de esta Isla al comercio de aquellos Estados; y considerando que lo están los de la Isla de Cuba que prolongar la incomunicación, no sería un precedente favorable para las relaciones de paz y alianza que S.M. se ha decidido entablar, y cuya comunicación se me recomendaba con tanta eficacia en la Real Orden del 31 de Marzo último, y que el Comercio hecho hasta ahora desde los diferentes puntos de la República con esta Isla ha sido por la mediación de San Thomas, dejando en aquel árido peñón los productos que pueden ingresar en estas Aduanas, he dirigido al Secretario de Estado en el Despacho de Guerra y Marina de la expresada República, la comunicación de que acompaño a V.E. adjunta copia, y en la que podrá servirse observar que he usado de aquellos términos que me han parecido más propios para adelantar en el Camino propuesto de unidad y fraternal correspondencia, adquiriendo por nuestra parte todo el influjo que conviene a los derechos que van a ventilarse y a la reciprocidad de nuestra Nación para lo sucesivo.
    Digo que de acuerdo con la Superintendencia General de esta Isla, porque así considero que ha debido darse este paso, y como mi situación del momento impide la conferencia que debía preceder dirijo al Superintendente de la Isla el pliego para el Secretario del Despacho de la Guerra de Venezuela, con copia de su contenido para que le de dirección si estuviere conforme, y si encuentran necesario hacer alguna variación se lo ofrecerá en el resultado que la comunicación se detenga por algunos días para que no falte el acuerdo correspondiente con la Autoridad administrativa.
    Pongo a V.E. se sirva elevar a L.P. de S.M. las consideraciones que he tenido prometes para tomar esta resolución que creyéndola conveniente a los intereses Nacionales, espero levers su gracia y Real aprobación.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Juana Díaz 4 de Junio de 1845.


    Excelentísimo Señor
    El Conde de Mirasol


    Excelentísimo Señor


    El pral. de esta comunicación se pasó a Estado con Real Orden de 15 de Julio de 1845 que acusó el recibo ( todo en este expediente.)





    ÁREA DE IDENTIFICACIÓN
    Código de Referencia:
    ES.28079.AHN/2.3.1.16.7//ULTRAMAR,3524,Exp.127
    Titulo Nombre atribuido:
    El gobernador de Puerto Rico, José Lemery, traslada al ministro de Estado y Ultramar la comunicación de José María Pando, agente secreto en Curasao, sobre los conflictos entre Inglaterra y Nueva Granad, el golpe de Estado que se espera en Venezuela, y cómo las autoridades holandesas, por medio de un reglamento sobre el trato que debía darse a la esclavitud, han conseguido que los hacendados abandonen sus esclavos.
    Fecha Formación:
    1857-1-3
    Nivel de Descripción:
    Unidad Documental Compuesta







    ÁREA DE CONTEXTO


    Nombre de/l (los) productor/es:
    Ministerio de Ultramar (España)







    ÁREA DE CONTENIDO Y ESTRUCTURA


    Alcance y Contenido:
    Se queja el gobernador de que habiendo un agente de Negocios en Santo Domingo tenga que recibir las noticias de allí por otro conducto, como ha ocurrido con el nombramiento del presidente Báez en lugar de Santana.








    Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    Traslada una carta de D. Juan Gregorio Muñoz y Funes, y manifiesta que no ha recibido ordenes del Gobierno de S.M. sobre la calidad que representa en Venezuela el interesado.


    Excelentísimo Señor


    D. Juan Gregorio Muñoz y Funes desde Caracas en 14 del actual me dice lo que sigue.
    “Excelentísimo Señor= Habiendo llegado a esta Capital en el día de hoy, después de una feliz navegación de 24 días, a bordo del Navío de Guerra de S.M. el Soberano, aprovecho la ocasión de la salida de una Goleta que pasa a esa Isla para noticiarle este suceso, a fin de que pueda dirigirme las comunicaciones que se le ofrezcan en el servicio de S.M. y en el propio de V.E.= Como la correspondencia que he de seguir con el Gobierno de S.M. la Reina N.S. tengo que dirigirla por los paquetes Ingleses y por la Vía de Londres, y sea expuesto que algún despacho se extravíe o se abra, desearía merecer del acreditado celo de V.E. tuviera a bien decirme si podría dirigirla al Vice Cónsul Español de San Thomas para que este la remita a V.E. que en tal caso se serviría enviarla al Excelentísimo Señor Ministro de Estado, este medio que me parece el más seguro lo adoptaré a lo menos para aquella correspondencia que sea más interesante. Siempre que merezca la aprobación de V.E. la que espero me comunique, o bien sobre lo que el particular sea más conveniente al servicio de S.M.= Al mismo tiempo dejaría tuviera V.E. la bondad de manifestarme que medio sería más a propósito adaptar para conducir a esta Legación los libros y documentos de la antigua Capitanía General, Intendencia, y más particularmente de la Tesorería de Venezuela que trasladaron a esa Isla, según he llegado a entender, las autoridades civiles y militares que había en dicha Capitanía General al tiempo de su retirada, porque sin tener estos documentos a la vista no puedo proceder a entablar las reclamaciones de las deudas que tuviera la tesorería española, y que según el tratado últimamente celebrado con esta República debe la misma satisfacer.= V.E. conocerá cuán interesado está al servicio de S.M. la Reina N.S. en los particulares que me obligan a distraer su atención, y me prometo de su acreditada adhesión al mismo utilizará la primera ocasión para contestarme a ellos; aprovechando yo con especial complacencia esta para ofrecerle las veras de mi afecto y distinguida consideración.= Dios guarde a V.E. muchos años. Caracas 14 de Febrero de 1847. Beso La Mano de V.E. Su Atento Seguro Servidor = Juan Gregorio Muñoz y Funes.”
    Como la carta oficio no tiene membrete, ni haya recibido ninguna comunicación del Gobierno de S.M. que le de a conocer la calidad que representa este interesado, he hallado dificultad para saber la forma en que debo contestarle, y la encuentro aún más para poner a su disposición todos los documentos que me pide.
    Le he contestado en los términos corteses que era justo a todas luces; pero como ignoro si los referidos libros y documentos que reclama existen en la Capitanía General de mi cargo, se lo he manifestado así, agregándole que los mandaba a buscar y le avisaría para con esto tomarme tiempo y dar lugar a que V.E. pueda comunicarme las órdenes de S.M. en la materia.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Humacao 27 de Febrero de 1847.


    Excelentísimo Señor
    El Conde de Mirasol


    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero


    Sección 1a.= Ultramar Número 10


    Al Ministro de Estado


    Madrid 14 de Mayo de 1847.


    La Reina (q.D.g.) se ha servido de poner pase a manos de V.E. como de Real Orden la ejecución para cumplir para los fines que convenga la dicha carta del Gobernador Capitán General de Puerto Rico fecha 27 de Febrero último, número 47, en la que traslada una de Don José Gregorio Muñoz y Funes de Caracas sobre el modo de dirigir la correspondencia al Gobierno de V.M. y manifiesta así mismo que no ha recibido ordenes del mismo acerca de la calidad que representa en Venezuela el interesando. Dios guarde.


    Minuta.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  8. #208
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,879
    Post Thanks / Like

    Re: Cuba y Puerto Rico

    Instrucciones para el Capitán Velasco.= Al encargar a V. de la comisión de conducir el pliego del Gobierno de S.M. la Reina (q.D.g.) para el Secretario de Estado y Relaciones Exteriores de la República de Venezuela, que ha de entregar al de la Guerra y Marina, debo advertirle, que desde el momento que pide V. El Buque de guerra Jasón que debe transportarlo, ha de considerarse en una escena pública, en la que todos an de fijar sobre V. la atención, y por lo tanto debe medir sus palabras, sus acciones, y hasta las circunstancias más indiferentes, porque nada lo es en la situación en que va V. a encontrarse, y menos en el momento en que fondeado en la Guaira, aborden el Bergantín los naturales del país, y tenga que entrar V. consecutivamente en relaciones con los particulares y con las Autoridades, a todos los cuales, sin perder ni un ápice su dignidad, se propondrá dar V. lecciones de galantería castellana, y de la franqueza noble, pura y desinteresada que es el tipo de nuestro país. Es de advertir, porque en este género no hay nada indiferente, y porque todo puede refluir en beneficio de los intereses nacionales, que entre los damas venezolanas hay más afecciones españolas, que entre los hombres y que pudiendo ellas conquistarnos terreno, allanando dificultades, y estrechar la unión entre ambos pueblos, debe V. ser con tales esmeradamente galán, esquivando particularidades, y manejándose de estos dos conceptos como quien aspira a la amistad de todas, ya interesadas, no por su persona, sino por sus compatriotas, y por el carácter y costumbres de su país.= Luego que haya usted fondeado en la Guaira, dirigirá usted al jefe político la comunicación cuya minuta es adjunta, y hasta recibir su respuesta por escrito, no se preparará V. para bajar a tierra. Todos los momentos deben ser de constante observación, meditando las fisonomías, recogiendo las palabras, encaminado los ademanes, estudiando los escritos, para distinguir la verdad de la ficción, y poder discernir los verdaderos afectos hacia la España, que se demuestran en la población, y en la conducta y procederes de las Autoridades , confiar por consecuencia más o menos atener a todo esto sus procederes y hacer sus apuntes para informar al regreso lo que se juzgue más conveniente y seguro a los intereses nacionales.= Si el Gefe Político de la Guaira pusiese la más pequeña repugnancia al paso de V. hasta Caracas, a prestarle los auxilios necesarios o [no se entiende] en algún concepto prevenciones desfavorables, no tendrá V. inconveniente en entregarle el pliego para que él mismo lo dirija, pero manejándose de un modo que él presente por escrito las dificultades o el deseo,; y en tal caso, pondrá V. un oficio al Ministro de la Guerra explicándole los obstáculos que se le han presentado, y remitiéndole dentro el pliego que ha recibido.= Si verificare V. su viaje a Caracas, tendrá para su manejo en aquella Ciudad; cuánto llevo expuesto; que no toca a los españoles animarnos a ningún partido, que nuestro solo interés es el bien de nuestros compatriotas, a la par que la felicidad de los venezolanos y que su prosperidad sea creciente y su felicidad segura, como se apetece entre hermanos.= Si el Ministro de la Guerra, el de Estado, o el Presidente de la República pidieren a V. explicaciones o le hicieren alguna consideración sobre sus deseos respecto al Comercio con esta Isla, les dirá V. que está persuadido de yo no haré oposición para recibir su bandera en este puerto, y que me ha oído usted decir que la trataría como a la de las Naciones más favorecidas, ínterin S.M. no resuelve otra cosa, y en tal caso le invitará, a que con reserva, que me escriban en la [no se entiende] seguro de que obtendrán, franca, pronta, y real respuesta.= En las conversaciones militares que puedan suscitarse, hará V. subir la fuerza veterana de esta Isla, comprendidos los Artilleros, a 4.000 hombres, divididos en tres batallones de infantería dos de línea y uno ligero de a 1200 plazas, que son 2600, y 400 Artilleros; en cuyo servicio se hallan también instruidas las Compañías de Granaderos. Siete Batallones de Milicias Provinciales y dos Escuadrones de Caballería. Que el Parque de Artillería es numeroso y abundante en pertrechos, con una batería de batalla, dos de montaña del calibre de a 12 y unos almacenes cuyo estado es digno de de los militares entendidos, y que V. sabe no tengo inconveniente en hacerles enseñar a todos los que gustan verlos.= En cuánto a Marina el Buque dará una muestra que ellos mismos pueden examinar, y que además tenemos dos Goletas, un Bergantín Goleta Corsario de particular andar que hace las travesías entre esta Isla y la de Cuba. 11 Lanchas cañoneras que montan cañón de a 14 [no se entiende] a popa, y cuyos aparejos acabo de hacer construir de nuevo; y he puesto de tal modo que en 24 horas pueden estar a la vela. Que hay un Arsenal de Marina en abundante copia de maderas y otros materiales y pertrechos.= En punto a Hacienda debe V. considerar nuestro remanente de respeto en medio millón de duros, satisfechas nuestras obligaciones mensuales, que son como ciento veinte mil pesos: y pagadas las librerías que hace el Gobierno por el turno que les corresponde según las reglas establecidas.= En el caso de que una conversación familiar, íntima y excitada por ellos, le de V. lugar a entrar en estas explicaciones, y habrán de ser como la prueba de la confianza que le inspiran por sus procederes y adhesión a la España, se introducirá V. en el desarrollo que va tomando la riqueza [no se entiende], en las empresas que se organizan para la explotación de las Minas de Luquillo y otras, en las nuevas plantas que han principiado a aclimatarse, como el árbol de la goma elástica, y la seda que ofrece una cosecha cada mes, deduciendo que al cabo de diez años esta Isla presentará una situación muy floreciente.= En cuánto a las exactitudes, si le tocaren a V. este punto, diga que cada día se introducen mejoras, se dulcifica su mérito[?], y que esta obligación de humanidad y de cumplimiento a las órdenes de S.M. la Reina (q.D.g.) en el principal objetivo del viaje que voy a emprender por el interior de la Isla y esta ocasión si se le presentare a V., será la más propia Iara hablar de lo protectoras que son nuestras leyes, de la seguridad que difunde el hombre de bien, de La Paz que se goza en todos los ámbitos de la Isla, y hay en estos momentos un punto sumamente delicado que es sí introducir a los grades negociantes y hombres ricos a trasladar su residencia. Esta es una materia puramente espiritual, entre la cual no deben articularse palabras, pero que intimando el bien nacional, deben obrar en mutuo corazón para penetrar el de aquellos que nos escuchan.= Lleva V. cartas credenciales de que hará contestación para manifestar que tiene a su orden todas las sumas de que pueda minutar, y si por un incidente no escorado se viene V. en el caso de usar de los créditos que se le entregan para sí o para el Buque de Guerra lo hará con prudente y severa economía, cual conviene a los intereses nacionales, pero sin da es conocer el espíritu que lo guía.= Hay en aquel país mucha gente de color a la que debe V. observar cuidadosamente, reconocer sus tendencias, y procurarse su afecto, usando de su bolsillo con alguno que otro, para hacerles ver que los oficiales españoles son aún píos y generosos.= Esta gente de color debe estar en aquel país influido por los Cónsules Extranjero: procure V. observar este interesante punto, hablar con cada uno de ellos, tocarles ligeramente la situación del país para ver si es complicado, y oírlos con suma atención.= Si viere V. al General Páez, procure V. ser esmeradamente atento con su persona, y si hallara V. ocasión de hablarle solo, dejen V. decir, como muestra de confianza y aprecio, que yo tengo una lata idea de sus cualidades militares y de su corazón. Considero que este hombre conviene disimuladamente apoyarlo a los intereses nacionales para lo que pueda suceder, pero sí punto delicado en su manejo por los celos a que pudiera dar ligar en la situación en que se encuentran las pasiones en aquel desventurado país.= Estás instrucciones por la latitud de su contenido, por las materias que abrazan y por la minuciosidad de su explicación sólo de orden mirar cómo los preceptos paternales de un jefe que obra u conduzca sus subalternos en las comisiones que les confiere con un acuerdo que les proporcione acreditó al propio efecto que se logre el mayor esmero en el servicio de S.M. la Reina (q.D.g.) y así deberá V. considerarlas guardándolas con eficaz reserva, sin dar conocimiento a nadie excepto al Comandante del Buque de Guerra Jasón si él pudiera a V. su lectura, en cuyo caso la conseguiría V. estando los dos a solas precisamente. Puerto Rico Mayo 9 de 1845.= El Conde de Mirasol.= Minuta Escrita.= Comisionado por el excelentísimo Señor Conde de Mirasol Teniente General de los Ejércitos Españoles y Capitán General de la Isl de Puerto Rico, de quien tengo el honor de ser Ayudante de Campo, para entregar en manos del E.S. Secretario de Estado y del Despacho de la Guerra y de la Marina de esta República, el pliego que se dirige al de relaciones exteriores de la misma, y contiene el tratado de reconocimiento paz y amistad entre la Nación Española y la República de Venezuela: He arribado a este puerto a bordo del Buque de Guerra Jasón, y pido a V.S. su permiso para bajar a tierra, su autoridad para continuar mi viaje hasta la Ciudad de Caracas; y espero de su atención le facilitará los medios de transporte más activos que en el país se conozcan, bajo los pedidos que fuesen de costumbre y que satisfaré puntualmente así como la escolta y guías que V.S. considerare necesarios para que no tenga entorpecimientos en mi marcha no extravío en su dirección, por ser enteramente nuevo en este país, y que cumplida mi Comisión pronto pronto regresar en los propios términos para reembarcarme y volver a mis destinos.= Aprovecho con este motivo la ocasión d ofrecer a V.E. las consideraciones de mi particular respeto y admiración.= Dios guarde.= Al Señor Jefe Político de la Guaira.

    Es Copia.

    José Esteban.

    Secretario Interino.



    Capitanía General y Gobierno Superior Político.=Excelentísimo Señor= Mi Ayudante de Campo El Capitan Don José María de Velasco me ha entregado las comunicaciones de V.E. de 16 y 26 de Mayo próximo pasado y considerando la satisfacción que producirá a S.M. la Reina mi Señora el contenido de la última, así como los deseos que V.E. me manifiesta animan al Presidente de esa República, he dispuesto que el Coronel Don Isidro Ortiz de Zárate salga inmediatamente para la Península, y tenga la honra de exponer al Gobierno de Su Majestad las circunstancias de la recepción de mi referido Ayudante, y pruebas de simpatía que ha merecido a esos habitantes, y de que tanto me congratulo, dando a V.E. las debidas gracias por la interesada parte que ha tomado en ellas, y por el activo celo que ha desplegado en el favorable y grato resultado que nos ocupa.= El mismo Capitán José María de Velasco me ha hecho presente que sería agradable al Excelentísimo Señor Presidente se abrieran los puertos de esta Isla al Comercio de la República que tiene la honra de tener a su frente tan noble como esforzado varón y bien persuadido de que esta determinación será grata a Su Majestad la Reina mi Señora según el vivo intento que manifiesta por la reconciliación y felicidad de Venezuela en la Real Orden que se me comunicó en 31 de Marzo último de acuerdo con la correspondencia general he declarado abiertos los puertos de la Isla de Puerto Rico a la bandera Venezolana que disfrutará de las franquicias, privilegios, inmunidades de que gozan las de las naciones más favorecidas; pero sin que esta determinación pueda servir de precedente al tratado de Comercio de que se habla en el artículo 19 del Convenio, puesto que para el caso existe por el parto el artículo 16, y en su lugar pesarán los comisionados, por ambas partes las consideraciones a que den lugar sus intereses, los respectivos poderes, y la situación interior de ambos países.= De está resolución doy cuenta a S.M. y espero que entretanto V.E. asegurará al Presidente de esa República de la buena voluntad que me anima porque sean fraternales las relaciones entre ambos pueblos, ayudándoles a su común prosperidad y a que el desarrollo de los mutuos intereses funde para lo sucesivo la perfecta unidad de ambas banderas.= Sírvase V.E. admitir con este motivo el recuerdo de mis antiguas simpatías por su persona y las seguridades de mi más alta consideración y aprecio.= Dios guarde a V.E. muchos años. Juana Díaz 4 de Junio de 1845.= El Conde de Mirasol.= Excelentísimo Señor Don Francisco Hernaiz, Secretario de Estado y del Despacho de la Guerra y de la Marina de la República de Venezuela.=









    Es Copia.




    Antonio Fortún


    Secretario de Visita.
    Última edición por Michael; 12/09/2018 a las 00:10
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  9. #209
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,879
    Post Thanks / Like

    Re: Cuba y Puerto Rico

    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico


    Traslada la comunicación que ha recibido del Ministerio de Guerra y Marina de la República de Venezuela contestando a la que se le dirigió em 30 de Junio pasado y manifestando haber nombrado el Presidente de dicha República al General Rafael Urdaneta, enviado extraordinario y ministro plenipotenciario en la Corte de España.


    Excelentísimo Señor


    El Ministro de la Guerra y Marina de la República de Venezuela com fecha 20 de Junio me dirige lo siguiente.
    “Excelentísimo Señor.= Tengo el honor de acusar a V.E. recibo de su nota oficial de 5 del corriente desde Juana Díaz; de ella si cuenta a S.E. el Presidente de la República. Con sumo interés se ha enterado el Gobierno de que los puertos de esa Isla están abiertos a la bandera Venezolana por las ingentes consideraciones en que V.E. apoya esta providencia, ello confirma el juicio del Gobierno de Venezuela, de que la autoridad de V.E. está llamada a afianzar la amistad consagrada en el tratado, y hacer sentir a ambos pueblos los hermosos efectos de la paz, también ha visto S.E. con mucho aprecio la determinación de V.E. comunicando sin dilación al Gobierno de la Augusta Isabel 2a la aprobación por Venezuela al tratado de paz, comisionando al efecto al Coronel Señor Coronel Isidro Ortiz de Zárate: todo esto prueba al Gobierno de la República que el Excelentísimo señor Conde de Mirasol secunda las nobles y buenas intenciones de su gobierno hacia las Repúblicas Hispanoamericanas.= Deseoso S.E. el Presidente de que cuanto antes sean obligatorias la estipulaciones del tratado, del que esperamos tantos bienes, ha acreditado cerca del Gobierno de S.M.C. al Excelentísimo Señor General Rafael Urdaneta Secretario de Estado en los Despachos de Guerra y Marina con el carácter de Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario con el fin de obtener la ratificación del tratado en los términos que se previene en el artículo 20 del mismo. Con esta fecha ha partido de la Guaira el expresado Señor General Urdaneta para Europa.
    Lo que traslado a V.E. para su debido conocimiento y como continuación de mis anteriores comunicaciones sobre este particular.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 24 de Julio de 1845.


    Excelentísimo Señor


    El Conde de Mirasol


    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar

    Comandancia General de Marina del Apostadero de La Habana


    Número 52


    Tesla dando un oficio del Capitán General de Puerto Rico sobre relaciones comerciales con Venezuela y salida del General Rafael Urdaneta para la Península en calidad de Ministro Plenipotenciario


    Excelentísimo Señor


    El Capitan General de la Isla de Puerto Rico con oficio de 24 de Julio me dijo lo que copio.
    “Excelentísimo Señor.= El Ministro de Guerra y Marina de la República de Venezuela me dice lo que sigue.= “Excelentísimo Señor.= Tengo el honor de acusar a V.E. recibo de su nota oficial de 5 del corriente desde Juana Díaz; de ella si cuenta a S.E. el Presidente de la República. Con sumo interés se ha enterado el Gobierno de que los puertos de esa Isla están abiertos a la bandera Venezolana por las ingentes consideraciones en que V.E. apoya esta providencia, ello confirma el juicio del Gobierno de Venezuela, de que la autoridad de V.E. está llamada a afianzar la amistad consagrada en el tratado, y hacer sentir a ambos pueblos los hermosos efectos de la paz, también ha visto S.E. con mucho aprecio la determinación de V.E. comunicando sin dilación al Gobierno de la Augusta Isabel 2a la aprobación por Venezuela al tratado de paz, comisionando al efecto al Coronel Señor Coronel Isidro Ortiz de Zárate: todo esto prueba al Gobierno de la República que el Excelentísimo señor Conde de Mirasol secunda las nobles y buenas intenciones de su gobierno hacia las Repúblicas Hispanoamericanas.= Deseoso S.E. el Presidente de que cuanto antes sean obligatorias la estipulaciones del tratado, del que esperamos tantos bienes, ha acreditado cerca del Gobierno de S.M.C. al Excelentísimo Señor General Rafael Urdaneta Secretario de Estado en los Despachos de Guerra y Marina con el carácter de Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario con el fin de obtener la ratificación del tratado en los términos que se previene en el artículo 20 del mismo. Con esta fecha ha partido de la Guaira el expresado Señor General Urdaneta para Europa.= Lo que traslado a V.E. para su debido conocimiento y como continuación de mis anteriores comunicaciones sobre este particular.”
    Y lo traslado a V.E. para su debido conocimiento y noticia de S.M.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Habana 27 de Agosto de 1845.


    Excelentísimo Señor Juan Primo de Rivera


    Excelentísimo Señor Secretario de Estado y Despacho de Guerra


    Al Señor Ministro de Estado
    Madrid 20 de Septiembre de 1845


    ES


    El Gobernador Capitán General de la Isla de Puerto Rico en comunicación número 213. en fecha. 24 de Julio último me dice lo que sigue.=
    De Real Orden lo traslado a V.E. para su conocimiento y fines convenientes.
    Dios guarde.
    Minuta.


    Al Gobernador Capitán General de la Isla de Puerto Rico.
    Madrid 20 de Septiembre de 1846.


    ES.


    Dada cuenta a S.M. la Reina (q.D.g.) de la comunicación de V.E. número 213, su fecha 24 de Julio último, en que inserta la que recibió del Ministro de la Guerra y Marina de la República de Venezuela, participándole entre otras cosas haber partido de la Guaira para Europa el General Urdaneta con el carácter de enviado extraordinario cerca del Gobierno de S.M., con el fin de obtener la ratificación del tratado; de Real Orden doy conocimiento de todo al Ministerio de Estado para los fines convenientes.
    De la misma orden lo comunico a V.E. para su inteligencia y en contestación.


    Dios guarde.


    Minuta.




    Presidencia del Consejo de Ministros


    Dirección de Ultramar


    El Gobernador Capitán General de la Isla de Puerto Rico, con fecha 5 de Septiembre de 1853, remite copia de un oficio que en 1ero de Julio de este año, le dirigió el Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Venezuela acompañando un decreto expedido por el Presidente de la misma; uno y otro relativos a la sublevación de la provincia de Cumaná contra el Gobierno constituido y a las providencias dictadas contra los insurrectos. El Gobernador Capitán General manifiesta que a pesar de no ser de su incumbencia el asunto a cuestión por entrar en la jurisdicción del derecho internacional cuyos [no se entiende] los naturales son los encargados de negocios, por cuya razón el Gobierno de Venezuela no debió haberse dirigido a él sino al representante que tiene España en aquella República, deseoso de conservar con dicho Gobierno la más perfecta armonía y buen acuerdo, dio la contestación de que acompaña copia, con el número 3, en la cual después de ofrecer las mayores seguridades de que se atendería en conducta a lo que manda el tratado que existe entre nuestro país y aquella nación, obrando siempre con la más estricta neutralidad en cuanto a los buques de los insurrectos, dado caso que arribaren a aquellas costas, y ofreciendo negarse de todo Puerto a que se le facilitaren armas o pertrechos de guerra, penaba a pesar que no estaba en sus atribuciones obrar de otro modo, ni ni excederse a otra cosa hasta recibir las órdenes de su Gobierno a quien transmitiría, como lo hace al presente [no se entiende] del negocio pasado para su Superior Resolución. Hasta aquí el oficio dirigido al Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela. [no se entiende] a carta del Capitán General que vamos entrando, concluye diciendo que hasta el día no se han presentado en la Isla buque alguno de los insurrectos, aunque se sabe que algunos comerciantes, han tenido el encargo de proveerles de armas y municiones; juro que no se han atrevido a acercársele, pidiéndole autorización, en la seguridad sin duda ninguna, de que le sería negada.
    La comunicación número 1 del Ministro de negocios Exteriores de Venezuelan que acompaña al decreto del Presidente de la misma República, fechada en 30 de Mayo, tiene por objeto prevenir a los Gobiernos extranjeros que las naves de que se han apoderado los insurrectos no deben considerarse cómo nacionales, ni hacer el comercio, ni mucho menos acudir a puertos de otras naciones a proveerse de armas y pertrechos de guerra. Aunque la insurrección de Venezuela fuese una guerra civil, de lo que dista mucho según el sentir del comunicante, el deber de los gobiernos extranjeros sería mantenerse neutrales [no se entiende] mucho más cuando estos, apoderados de un corto número de buques se han entregado a todo linaje de piratería, sin mostrar la menor consideración de los pabellones de otros países. Por todo lo cual se promete el Gobierno de Venezuela serán favorablemente acogidas sus pretensiones.
    El Decreto del Presidente de Venezuela de que habla la anterior comunicación previene:

    1. Que los buques que tengan los facciosos de la provincia de Cumaná, y todas las personas que se hallan a su bordo serán considerados y castigados como piratas.
    2. Que por lo tanto dichos buques y personas pueden ser perseguidos y capturados con todos los efectos que existan en ellos, por buques públicos o privados armados en corso, bien pertenezcan de Venezuela, bien a cualquiera otra nación.
    3. Que en caso de que el apretamiento se verifique por buques públicos , extranjeros o por corsarios no reclamará el Gobierno [no se entiende] derecho a los presos, pues todo, menos el armamento será para los captores.
    4. Los nacionales o extranjeros que en consecuencia de este derecho quieran armar corsarios, lo solicitaran con arreglo a la ordenanza de corso vigente expedidas en 22 de Mayo de 1822.

    El documento número 3o o sea la
    Comunicación dirigida por El Capitán General de Puerto Rico al Ministro de negocios exteriores de Venezuela, queda ya extraído al tratar de la carta de este jefe a la Superioridad.


    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    Da cuentas con copias de la comunicación del Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Venezuela y Decreto expedido por el Presidente de ella declarando piratas a los buques que se han robado los insurrectos de la provincia de Cumaná.


    Excelentísimo Señor


    Por 10 de Julio de este año ha dirigido el Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Venezuela el oficio que acompañó a V.E. adjunto en copia con el número 1. y con el Decreto expedido por el Presidente de ella en 30 de Junio anterior, y que también incluyó con el número 2; uno y otro relativos a los disturbios que la sublevación de la provincia de Cumaná contra el gobierno constituido, había hecho aparecer en el país, y de las providencias dictadas contra los sublevados.
    Sin embargo de que hay asuntos de esta naturaleza, en que se rozan cuestiones de derecho internacional y de deberes consignados en el de gentes ni yo estoy autorizado para entrometerme ni el Gobierno de Venezuela ha debido dirigirse a mi teniendo allí la España un Encargado de Negocios, deseos no obstante de conservar con el una perfecta amistad, he contestado lo que V.E. podrá servirse ver en la adjunta copia número 3 dando al propio tiempo conocimiento de ello a nuestro Encargado de Negocios en Caracas para lo que pueda convenir a nuestra política.
    No ha llegado el caso de que se haya presentado en esta Isla buque alguno de los insurrectos; y si bien varios comerciantes de aquí han tenido encargo de adquirir algunos pertrechos de Guerra, ninguno se me ha acercado a solicitarlos persuadidos tal vez de que si lo hubieran hecho hubiera desoído de todo punto cualquiera pretensión de esta naturaleza.
    Lo participo a V.E. para su debido conocimiento y que se sirva elevarlo al de S.M. para la resolución que fuere de su real agrado.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 5 de Septiembre de 1853.


    Excelentísimo Señor


    Fernando de Norzagaray


    Excelentísimo Señor Presidente de Consejo de Señores Ministros




    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    Circular.= República de Venezuela= Despacho de Relaciones Exteriores= Caracas 10 de Julio de 1953= Señor= Tengo el honor de comunicar a V.E. de orden del Excelentísimo Señor Presidente de la República, copia de un decreto que expidió en 30 del mes último declarando piratas a los buques que se han robados los insurrectos de la provincia de Cumaná y las personas que se hallan a su bordo por los justos motivos que allí se enumeran.= El objeto que se propone el Gobierno con este paso es, no solo prevenir a V.E. de la autorización que se ha concedido a los buques públicos de otros Estados y a los particulares que quieran armarse en corso en Venezuela sino también cerciorar por este medio a V.E. de que semejantes naves ni pueden calificarse de nacionales, ni hacer el comercio, ni mucho menos acudir a puertos extranjeros en solicitud de armas y otros elementos de guerra con que favorecer la sedición. En efecto aunque esta constituyera una guerra civl, de lo que dista mucho, en tal caso el deber de los otros Estados es mantenerse neutrales en la contienda; más no auxiliar a los rebeldes. Con mayor reason les incumbirá pues esta obligación tratándose sólo del levantamiento de una fracción pequeñísima de la República, que habiéndose apoderado de pocas naves, ha comenzado acometer actos universalmente reputados piráticos sin mostrar la menor consideración a los pabellones extranjeros que cubrían las propiedades objeto de sus depredaciones.= En consecuencia espera mi Gobierno, de las amistosas relaciones existentes entre ambos países, que V.E. acogerá favorablemente la Junta solicitud aquí consignada.= Aprovecho la ocasión de ofrecer a V.E. la protesta de mi distinguida consideración.= Simón Planas.=


    Es Copia


    Norzagaray


    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    José Gregorio Monagas= Presidente de la República de Venezuela= Considerando
    1o Que los pocos descontentos que se han sublevado en algunos cantones de la provincia de Cumaná contra el Gobierno Constitucional de la República no tiene ni pueden tener los derechos que son propios de los Estados.= 2o Que esos mismos individuos han logrado apoderarse por sorpresa de buques pertenecientes a la Nación o a particulares, y sin duda los habrán armado en guerra para cometer en el mar toda clase de de depredaciones contra nacionales y extranjeros.= 3o Que no intentando los facciosos más que trastornar el orden establecido, oponiéndose a la voluntad bien manifiesta que la inmensa mayoría de los venezolanos que, lejos de imitar su ejemplo, corre a prestase al legítimo Gobierno su decidida cooperación para destruirlos, no deben ser considerados aquellos buques como nacionales ni les lícito enarbolar el pabellón de la República= 4o Que la Goleta de Guerra “General Bolivar” cometiendo la más escandalosa traición, ha burlado la confianza del Gobierno y desertado, como todo lo que iba en ella, al partido de los rebeldes.= 5o Que según la ordenanza de coros vigente, están igualados los levantados con los piratas, siendo buena presa los buques que se tomen a unos y otros con cuánto se les aprehenda.= Que es conveniente prevenir al Comercio nacional y al extranjero de las resultas que se acarrearía haciendo uso de los buques de los insurrectos= Decreto= Artículo 1o Los buques que tengan los facciosos de la provincia de Cumaná y todas las personas que se hallan a bordo de ellos, serán castigados y considerados como piratas.= Artículo 2o Pueden por tanto otros buques y personas ser perseguidos y capturados, con todos los efectos que existan en ellos, por buques públicos extranjeros o privados armados en corso, bien pertenezcan a Venezuela, bien bien a cualquiera otra Nación.= Artículo 3o En caso que el apresamiento se verifique por buques públicos extranjeros o por corsarios, no reclamará el Gobierno ningún derecho a las presas, pues todo, menos el armamento será para los captores. Artículo 4o Los nacionales o extranjeros que en consecuencia de este decreto quieran, armar corsarios lo solicitarán con arreglo a la ordenanza de corso vigente, expedido en 22 de Marzo de 1822.= Artículo 5o.= El Secretario de Estado en los despachos del interior, justicia, y relaciones exteriores, queda encargado de la ejecución del presente Decreto.= Dado, firmado de mi mano, sellado con el Sello del Poder Ejecutivo y refrendado por el Secretario de Estado en los Despachos del Interior, Justicia y relaciones exteriores, en Caracas a 30 de Junio de 1853, años 24 de la Ley y 43 de la Independencia.= José Gregorio Monagas.- Por S.E. el Secretario de Estado en los Despachos del Interior, Justicia, y relaciones exteriores, Simón Planas.


    Es Copia


    Norzagaray




    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico= Excelentísimo Señor.= He recibido el despacho que con fecha. 10 de Julio último se ha servido V.E. dirigirme, así como el Decreto expedido por el Señor Presidente de esa República en 30 de Junio anterior relativo a las turbulencias que han tenido lugar en la Provincia de Cumaná y a las providencias dictadas para reprimir a los ciudadanos que se han sublevado contra el Gobierno constituido.= Deploró cordialmente las excursiones que han tenido lugar y que han perturbado La Paz de la República; en cuyo concepto y cumpliendo por mi parte fielmente el espíritu del tratado que ella y la España han celebrado entre sí, puede V.E. asegurar a su Gobierno que obraré siempre con las más estricta neutralidad cuando arriben a esta Isla de mi mando buques de guerra de esa procedencia pero que si llegare el caso como se ha dicho públicamente en estos días, de que los insurrectos vinieran a solicitar en este país armas o pertrechos de guerra serán en todo punto desatendidas en sus dedos y no se les facilitará medio alguno con que poder hacerlo.= Respecto de lo demás V.E. comprenderá que no está en mis facultades el obrar de otra manera sin recibir antes órdenes de mi Gobierno; a quien transmito estos particulares para la resolución que tenga conveniente; permitiéndome V.E. le recomiende, el asegurar de nuevo a S.E. el Señor Presidente de la República que esta neutralidad en que el deber me aconseja circunscribirme respecto de los disturbios interiores de ella, envuelve a la vez las más completa confianza en que ni por mi parte, ni por la de los habitantes de esta Isla de mi mando recibirán menoscabo ni daño alguno el Gobierno ni los intereses públicos de ese país.= Al manifestar a V.E. cuanto dejo expuesto por contestación a su referido despacho, le ruego también se sirva admitir las seguridades de mis más distinguidas consideraciones. Dios guarde a V.E. muchos años Puerto Rico 5 de Septiembre de 1853. = Fernando de Norzagaray.= Excelentísimo Señor Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Venezuela.


    Es Copia


    Norzagaray


    Primera Secretaria de Estado.


    2a Sección


    Ultramar


    Madrid 9 de Enero de 1854


    Excelentísimo Señor.


    He dado cuenta a la Reina del oficio de esa Dirección general del digno cargo de V.E. fecha 21 del mes [pasado?] en que se traslada una comunicación del Capitán General de la Isla de Puerto Rico, manifestando que el Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Venezuela el había dado conocimiento de un Decreto del Presidente, por el que se declaraban piratas ciertos buques de que se habían apoderado los insurrectos de la provincia de Cumaná, a lo que contestó dicho Capitán General que si alguno de aquellos buques se presentaba en el territorio de su mando con objeto de adquirir armas o pertrechos de guerra se impediría por todos los medios que lo consiguiesen.
    Enterada S.M. se ha servido aprobar los términos en que está concebida la respuesta del Capitán General, conforme en un todo con lo que prescribe el derecho de gentes, y con lo que exige el estado de relaciones amistosas entre España y la República de Venezuela.
    De Real Orden lo digo a V.E. en contestación a su citado oficio.
    Dios guarde a V.E. muchos años.
    Palacio 26 de Diciembre de 1853.


    Calderón de la Barca.


    El Presidente del Consejo de Ministro.




    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    Trasladando una comunicación del Encargado de Negocios de S.M. en Caracas referente a los acontecimientos de aquella República.


    D.G. de U.
    24 de Abril de 1854
    Traslado al Ministerio de Estado.


    El Director.


    Excelentísimo Señor


    El Encargado de Negocios en Caracas me dice en 1o del actual lo siguiente.
    “Excelentísimo Señor.= Las circunstancias actuales de este país son de tal gravedad que creería faltar a los deberes de Representante del Gobierno de S.M. cerca del de esta República sino recurriese a V.E. como la autoridad española más inmediata haciéndole una breve reseña del estado de esta tierra y una exposición de la necesidad en que estoy de verme apoyado por fuerzas navales para hacer respetar mi carácter y dar garantías a los súbditos de S.M.= Una resolución que ha estallado simultáneamente en varios puntos de la República ha difundido por todas partes la agitación y alarma que acompañan las guerras civiles y las contiendas siempre desastrosas de los partidos políticos que buscan el triunfo en las armas. Los revolucionarios han levantado ejércitos y el Gobierno emplea todos los medios que están a su alcance para combatirlos. Combate ha habido ya, precursores de otros combates, y el encadenamiento manifestado en ella hace temer que pronto Venezuela y muy principalmente esta Capital. La mía es bajo todos aspectos la más embarazosa por lo mismo que los súbditos españoles son los más numerosos y los más arraigados y relacionados en el país, y en los conflictos que sufre hoy esta Capital con los empréstitos forzosos, las requisiciones de armas y caballos, la persecución de los temidos por desafectos al Gobierno, y la violacion del asilo doméstico de las personas más respetables de la sociedad, todos los extranjeros, y muy principalmente los españoles se hallan afectados y algunos vejados en sus personas o perjudicados en sus intereses. Mis reclamaciones al Gobierno son incesantes, y preveo que puede llegar muy pronto el vaso de necesitar un apoyo más eficaz para hacerme oír y respetar no sooo en la defensa de los súbditos españoles sino en la protección de multitud de personas que buscan un asilo en la Legación contra las amenazas de todo género que sufre hoy la parte más respetable de esta población. Este apoyo no puedo encontrarlo sino en las fuerzas navales de S.M. y con este objeto me dirijo a V.E. para que si fuere posible se sirva dirigir sin pérdida de tiempo al puerto de la Guaira uno de los buques de guerra de esa estación y en caso de no expositor ahí ninguno disponible , que se digne V.E. hacerlo saber al Excelentísimo Selor Capitán General de la Isla de Cuba para que destine uno de los buques que se encuentran en aquel departamento.”
    Todo lo que tengo el honor de transcribir a V.E. para su superior conocimiento y con el fin de que si lo estima conveniente lo eleve al de S.M. la Reina Nuestra Señora (que Dios guarde) para la resolución que más sea de su Soberano agrado; advirtiendo que con esta fecha lo traslado también al Excelentísimo Señor Capitán General de la Isla de Cuba para su inteligencia y efectos consiguientes, mediante a que el único vapor que existe en esta de mi mando, que es el Congreso, además de hallarse en este momento descompuesto por haber padecido detrimento el pistón de la máquina de estribor que necesita de le renueve, tiene que atender al relevo de los destacamentos y las exigencias del servicio que puedan sobrevenir en esta Antilla.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 14 de Agosto de 1854.


    Excelentísimo Señor


    Fernando de Norzagaray


    Excelentísimo Señor Presidente del Consejo de Ministros










    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico


    Traslada la carta que le ha dirigido desde Caracas D. Vicente de Ayala y Cáceres participando el estado de aquel país.


    Excelentísimo Señor


    D. Vicente de Ayala y Cáceres, súbdito español residente en Venezuela, de quien he hablado a V.E. en diferentes ocasiones, desde Caracas en fecha 30 de Abril próximo pasado me dice entre otras cosas lo que sigue.
    “La política de este país cada día se ha ido complicando más y hasta el extremo que arroja el adjunto número 4o del Diario de esta Capital, correspondiente al 17. que cayó en la semana pasada. Me parece que inevitable el lance a que exitan los redactores. Por más que la magnanimidad quiera ejercer sobre los que con presencia de ánimo estamos a la vista de los hechos y leyendo tantísimos papeles sediciosos como está abortando la prensa cada día, al fin habremos de rendirnos a la retiradas conveniente. Todos se preparan Iara el mes de Agosto próximo. Y yo nose que hacer si de aquí allá no se han realizado mis pretensiones en la Corte. Cerremos. Aunque de cualquier modo veo cómo imprescindible la salida de aquí por ahora en takes circunstancias.= La generalidad de los temores se concibe perfectamente al leer lo que con relación al al número 4o del Diario contiene el Liberal número 595. Léalo V.E., que es el adjunto E.X.P.E. considerando sediciosos los conceptos de aquel oficio al Gobernador para que excitase al Sindico a hacer la acusación. El Síndico rehusa entrar en ella. Y el P.E. lo participa al Congreso L.A [?]... Al fin podrá ingerirse en la ley de imprenta algo que tienda a reprimir. Pero; que importarán las tendencia de represión en una ley ocasional cuando ya se trate de un trastorno, o en medio de la disociación a pesar de toda la legislación preexistente y de los diques del pacto social.=
    En tan criticáis circunstancias el gran número de súbditos españoles que residen hoy aquí en esta República, requiere la consideración de muestreo Gobierno y que se le dispense alguna protección. ¡De cuánto valor fuera esta en toda la extensión de su mérito por la reciprocidad de derechos y deberes entre una buena Monarquía, como la nuestra, y sus buenos vasallos! Le dice que la Francia sin embargo de que los Franceses que quedan no son tantos (y serán mucho menos porque algunos se han ausentado y de los otros continúan ausentándose), está tomando medidas al propio fin; u que la Corbeta de Guerra Nayade Su Comandante el General Lapeyrase que ha llegado la semana pasada (el día 21) a la Guaira, ha traído comunicaciones a Su Cónsul relativas al particular. Ponga V.E. desde luego en acción laguna parte de su acreditadísima filantropía, mi General, a fin de que en oportunidad se disponga algo en favor de nuestros compatriotas residentes en esta tierra y de sus intereses; pues si en el estado de acefalía en que se encuentran hoy los coge la menos azonada o conmoción popular sedan los primeros en desparecer de la escena.”
    Lo que traslado a V.E. con inclusión de los periódicos a que se refiere, para los efectos que estime convenientes; debiendo manifestar que aunque considero algo exagerado los peligros que presupone el interesado, como no tengo en esta Isla buque de guerra de que disponer tralasdo en este fecha. su comunicación al Comandante de nuestras fuerzas navales en las Antillas y Seno Mexicano para los fines que crea oportunos. Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 30 de Junio de 1846.


    Excelentísimo Señor
    El Conde de Mirasol






    Señor Francisco Armero





    Al Señor Ministro de Estado


    Madrid 4 de Noviembre de 1846


    Excelentísimo Señor


    De orden de S.M. la Reina(q.D.g.) pasó a V.E. para los medios que estime, la adjunta carta del Gobernador Capitán General de Puerto Rico, número 370, fecha 30 de Junio próximo pasado, con los dos periódicos titulado El Liberal y Diario de Caracas que acompaña, en la cual traslada la comunicación que le ha dirigido Don Vicente de Ayala y Cáceres, súbdito español residente en Venezuela, manifestando el estado crítico de aquel país, y la necesidad de que le dispense alguna protección a los muchos súbditos españoles que hay en dicha República. Dios guarde


    Ministro




    Al Gobernador Capitán General de Puerto Rico


    Madrid 19 de Noviembre de 1846.


    Dada cuenta a S.M. la Reina(que Dios guarde) de la carta de V.E. número 370, fecha 30 de Junio próximo pasado, y de los periódicos titulados, el Liberal y Diario de Caracas que acompaña, en la cual traslada la comunicación que le ha dirigido Don Vicente de Ayala y Cáceres, súbdito español residente en Venezuela, manifestando el estado crítico de la misma República, y la necesidad de que le dispense alguna protección a los muchos súbditos españoles que hay en aquel país; se ha servido mandar que le pase la carta de V.E. con los periódicos indicados al Ministerio de Estado, como con esta fecha se verifica, para los usos que estime: prometiéndose S.M. del celo, energía y actividad de V.E. que hará cuántos esfuerzos puedan a fin de proteger las personas y los intereses de los Españoles que residen en la mencionada República, caso de que se realizasen las disensiones presagios, along exagerados, sin duda de Ayala y Cáceres. Re Real Orden se lo digo a V.E. para su conocimiento y en contestación. Minuta.






    Ministerio de la Guerra


    Excelentísimo Señor


    El Capitán General de Puerto Rico en carta número 297 de 30 de Junio último, dijo a este Ministerio lo siguiente.
    “El Vice-Cónsul de Su Majestad residente en Puerto Cabello me dice en comunicación de 17 del actual lo que sigue:
    “Excelentísimo Señor= La guerra civil empezó en Venezuela, los llanos del Baúl, Pao, y otros están en armas, la provincia de Cumaná se ha sublevado proclamándose estado independiente con el nombre de Oriental. Los apuros de esta Gobierno son muchos, pocos son sus adictos, hay empréstitos forzosos, muchas presiones de vecinos honrados.=
    En tanto conflicto y teniendo consecuencias funestas; sería de mucha urgencia y apoyo para la seguridad personal y bienes de tantos súbditos españoles residentes en esta Comarca, si V.E. podía disponer de acuerdo con el Señor Comandante de la Real Armada, que un buque de guerra pasase a este puerto, su presencia impondría y daría mucha garantía.”= Y no teniendo yo en esta estación buque alguno de guerra como lo he manifestado a V.E. en otras ocasiones, doy cuenta del caso al Capitán General de Cuba por si creyere conveniente enviar algunos de los de aquel Apostadero a los puertos de Venezuela a los efectos indicados por aquel Vice Cónsul y a la vez lo participo a V.E. para su debido conocimiento y por si tiene a bien disponer que venga desde luego a esta Isla y por si tiene a bien disponer que venga desde luego a esta Isla de mi mando el Vapor de Guerra destinado a su servicio por Real Orden del 3 de Enero de este año comunicada por el Ministerio de Marina.”
    De Real Orden comunicada por el Señor Ministro de la Guerra desde San Ildefonso lo traslado a V.E. para la resolución conveniente por la Dirección general de Ultramar. Dios guarde a V.E. muchos años. Madrid 10 de Agosto de 1853.
    El Subsecretario


    Señor Presidente del Consejo de Ministros.




    Gobierno General de la Isla de Puerto Rico


    Presidente Don Ignacio González con la omnímoda libertad que sirve de base a las instituciones porque aquel país se rige. En adelante tal vez, combatido González por el partido de Báez, y obligado a declararse Dictador, observe la misma conducta de Guzmán Blanco con España mostrando la Simpatía y reclamando su indirecta protección.
    De todas maneras en esas Repúblicas existen focos de protección a los insurrectos de Cuba y separatistas de Puerto Rico y deben ser objeto de las más constante vigilancia, que no conviene degenere en marcada y patente desconfianza que Fe lugar a un rompimiento de relaciones.
    V.E. apreciará cuánto deba las precedentes indicaciones que me he creído obligado a hacer en bien de nuestra Patria, y crédito de mis anteriores comunicaciones.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 25 de Noviembre de 1874.


    Excelentísimo Señor
    José Laureano Sanz.


    Excelentísimo Señor Ministro de Ultramar.




    Gobierno General de la Isla de Puerto Rico


    Consulado de España en Curazao= Excelentísimo Señor= Muy Señor mío: Tengo el honor de participar a V.E. que por decreto del gobierno de esta Colonia, de fecha 30 de Octubre próximo pasado se prohíbe de nuevo la exportación de armamento de guerra a consecuencia del movimiento revolucionario en Coro Estado de Venezuela principiado en 10 de Octubre último contra el Gobierno Federal del Presidente Guzmán Blanco.= Aún existen en los almacenes del Gobierno los armamentos reclamados por el Señor U.P. Maal, quien era agente de Quezada, según dicen están contratados para Haití, y por tal motivo no se habrán exportado en los últimos días.= Cuales por menores, pongo en conocimiento de V.E. para los
    Fines convenientes.= Dios guarde a V.E. muchos años. Curazao 9 de Noviembre de 1874.= Excelentísimo Señor= Hay un sello.= Al Excelentísimo Señor Gobernador Superior Civil y Capitán General de la Isla de Puerto Rico.


    Es Copia.


    Gobierno General de la Isla de Puerto Rico
    San Thomas 12 de Noviembre de 1874.= Excelentísimo Señor Gobernador General, Puerto Rico= Comprados todos por mi aquí todos fusiles disponibles necesitando más debiendo que las tropas en esa isla han cambiado armamento desearía saber si tendría a bien venderme de mil a tres mil fusiles de los cambios sean de los anteriores para el gobierno que represento y que precio de cantado.= Si contesta favorablemente despacharía inmediatamente de aquí Vapor Venezolano en comisión del Gobierno a tomarlos la junta cubana de New York que hoy tiene agente aquí está ayudando en lo posible la revolución para derribar gobierno de Guzmán Blanco— debo infórmale también que el gobierno tiene hoy quince mil hombres armados y el objeto de obtener esos fusiles para armar cinco mil más dispuestos ayudar el gobierno— El marqués de Esperanza y Comandante Marina me conocen y saben que nada haría que pudiera ser contra el Gobierno de España, muy al contrario deseo vivamente que las relaciones entre ambos Gobiernos se estrechen y continúen siendo muy satisfactorias.— Jorge Phillips, Consul de Venezuela


    Jorge Phillips, Consul de Venezuela, Santhomas= Fusiles que tengo en Parques son necesarios para esta Isla, bien que hubiera sobrantes nunca podría venderlos sin autorización de mi Gobierno. = Sanz= 12 de Noviembre de 1874.


    Es Copia.


    Ministerio de Estado


    Sección de Política


    Número 233


    19 de Julio de 1888


    Trasladen a los Señores Gobernadores Generales de Cuba y Puerto Rico para los convenientes efectos que estimen oportunos.


    Excelentísimo Señor


    El Encargado de Negocios de España en Caracas, en despacho número 52 de 25 de Junio último al ocuparse de la agitación que producen los trabajos para la elección de Nuevo Presidente y de los temores que se abrigan de que estalle una revolución, dice entre otras cosas lo que sigue:


    “Confío en que la revolución no tomará grandes proporciones y que de este modo nuestros intereses en esta República no tendrán nada que sufrir; pero por si acaso me equivocase, creo de mi deber manifestar a V.E. que estos intereses tanto en vida que en Hacienda y aún más en las primeras, pues pasan de 30,000 los españoles domiciliados en Venezuela son considerables; que en estos Países ciertas nociones de derecho internacional se hallan en el estado embrionario en tiempo de paz, y que no existen en absoluto en tiempo de guerra; que la única manera de que no las olviden es haciéndose respetar; y que esto se obtiene disponiendo de algún barco de guerra de las Antillas pasee por las costas de Venezuela y particularmente por el puerto de la Capital que es la Guaira.= Hasta hoy afortunadamente no hay peligro alguno, pues mi intimidad y buenas relaciones con los individuos del Gobierno ha sido suficiente para tutelar, como es mi deber y mi misión, los susodichos intereses; pero las circunstancias podrían variar, y para ese caso es mi humilde opinión que el Capitan General de Puerto Rico estuviese autorizado para mandar buque para el citado viaje, en el caso de que tuviera noticia de que la guerra civil en esta República tomase cuerpo; o bien si el Gobierno lo juzgase oportuno, cuando reciba aviso de esta Legación. De este modo nos evitamos probablemente a priori no pocas reclamaciones y disgustos, y más que nunca hoy que nuestra política en estos países nos traza otros derroteros.=
    Repito que todavía no veo peligro alguno; pero insisto respetuosamente en que las precauciones a que aludo deben tomarse a la mayor brevedad posible; pues si lo dejaran a mi arbitrio tendré muy buen cuidado de no usar de ellas sino en caso necesario.”
    De Real Orden lo traslado a V.E. para su conocimiento y fines consiguientes.
    Dios guarde a V.E. muchos años.
    Palacio 17 de Julio de 1888.
    El Marqués De la Vega de Araujo.


    Señor Ministro de Ultramar.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  10. #210
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,879
    Post Thanks / Like

    Re: Cuba y Puerto Rico

    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico


    Traslada la comunicación que ha recibido del Ministerio de Guerra y Marina de la República de Venezuela contestando a la que se le dirigió em 30 de Junio pasado y manifestando haber nombrado el Presidente de dicha República al General Rafael Urdaneta, enviado extraordinario y ministro plenipotenciario en la Corte de España.


    Excelentísimo Señor


    El Ministro de la Guerra y Marina de la República de Venezuela com fecha 20 de Junio me dirige lo siguiente.
    “Excelentísimo Señor.= Tengo el honor de acusar a V.E. recibo de su nota oficial de 5 del corriente desde Juana Díaz; de ella si cuenta a S.E. el Presidente de la República. Con sumo interés se ha enterado el Gobierno de que los puertos de esa Isla están abiertos a la bandera Venezolana por las ingentes consideraciones en que V.E. apoya esta providencia, ello confirma el juicio del Gobierno de Venezuela, de que la autoridad de V.E. está llamada a afianzar la amistad consagrada en el tratado, y hacer sentir a ambos pueblos los hermosos efectos de la paz, también ha visto S.E. con mucho aprecio la determinación de V.E. comunicando sin dilación al Gobierno de la Augusta Isabel 2a la aprobación por Venezuela al tratado de paz, comisionando al efecto al Coronel Señor Coronel Isidro Ortiz de Zárate: todo esto prueba al Gobierno de la República que el Excelentísimo señor Conde de Mirasol secunda las nobles y buenas intenciones de su gobierno hacia las Repúblicas Hispanoamericanas.= Deseoso S.E. el Presidente de que cuanto antes sean obligatorias la estipulaciones del tratado, del que esperamos tantos bienes, ha acreditado cerca del Gobierno de S.M.C. al Excelentísimo Señor General Rafael Urdaneta Secretario de Estado en los Despachos de Guerra y Marina con el carácter de Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario con el fin de obtener la ratificación del tratado en los términos que se previene en el artículo 20 del mismo. Con esta fecha ha partido de la Guaira el expresado Señor General Urdaneta para Europa.
    Lo que traslado a V.E. para su debido conocimiento y como continuación de mis anteriores comunicaciones sobre este particular.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 24 de Julio de 1845.


    Excelentísimo Señor


    El Conde de Mirasol


    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar

    Comandancia General de Marina del Apostadero de La Habana


    Número 52


    Tesla dando un oficio del Capitán General de Puerto Rico sobre relaciones comerciales con Venezuela y salida del General Rafael Urdaneta para la Península en calidad de Ministro Plenipotenciario


    Excelentísimo Señor


    El Capitan General de la Isla de Puerto Rico con oficio de 24 de Julio me dijo lo que copio.
    “Excelentísimo Señor.= El Ministro de Guerra y Marina de la República de Venezuela me dice lo que sigue.= “Excelentísimo Señor.= Tengo el honor de acusar a V.E. recibo de su nota oficial de 5 del corriente desde Juana Díaz; de ella si cuenta a S.E. el Presidente de la República. Con sumo interés se ha enterado el Gobierno de que los puertos de esa Isla están abiertos a la bandera Venezolana por las ingentes consideraciones en que V.E. apoya esta providencia, ello confirma el juicio del Gobierno de Venezuela, de que la autoridad de V.E. está llamada a afianzar la amistad consagrada en el tratado, y hacer sentir a ambos pueblos los hermosos efectos de la paz, también ha visto S.E. con mucho aprecio la determinación de V.E. comunicando sin dilación al Gobierno de la Augusta Isabel 2a la aprobación por Venezuela al tratado de paz, comisionando al efecto al Coronel Señor Coronel Isidro Ortiz de Zárate: todo esto prueba al Gobierno de la República que el Excelentísimo señor Conde de Mirasol secunda las nobles y buenas intenciones de su gobierno hacia las Repúblicas Hispanoamericanas.= Deseoso S.E. el Presidente de que cuanto antes sean obligatorias la estipulaciones del tratado, del que esperamos tantos bienes, ha acreditado cerca del Gobierno de S.M.C. al Excelentísimo Señor General Rafael Urdaneta Secretario de Estado en los Despachos de Guerra y Marina con el carácter de Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario con el fin de obtener la ratificación del tratado en los términos que se previene en el artículo 20 del mismo. Con esta fecha ha partido de la Guaira el expresado Señor General Urdaneta para Europa.= Lo que traslado a V.E. para su debido conocimiento y como continuación de mis anteriores comunicaciones sobre este particular.”
    Y lo traslado a V.E. para su debido conocimiento y noticia de S.M.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Habana 27 de Agosto de 1845.


    Excelentísimo Señor Juan Primo de Rivera


    Excelentísimo Señor Secretario de Estado y Despacho de Guerra


    Al Señor Ministro de Estado
    Madrid 20 de Septiembre de 1845


    ES


    El Gobernador Capitán General de la Isla de Puerto Rico en comunicación número 213. en fecha. 24 de Julio último me dice lo que sigue.=
    De Real Orden lo traslado a V.E. para su conocimiento y fines convenientes.
    Dios guarde.
    Minuta.


    Al Gobernador Capitán General de la Isla de Puerto Rico.
    Madrid 20 de Septiembre de 1846.


    ES.


    Dada cuenta a S.M. la Reina (q.D.g.) de la comunicación de V.E. número 213, su fecha 24 de Julio último, en que inserta la que recibió del Ministro de la Guerra y Marina de la República de Venezuela, participándole entre otras cosas haber partido de la Guaira para Europa el General Urdaneta con el carácter de enviado extraordinario cerca del Gobierno de S.M., con el fin de obtener la ratificación del tratado; de Real Orden doy conocimiento de todo al Ministerio de Estado para los fines convenientes.
    De la misma orden lo comunico a V.E. para su inteligencia y en contestación.


    Dios guarde.


    Minuta.




    Presidencia del Consejo de Ministros


    Dirección de Ultramar


    El Gobernador Capitán General de la Isla de Puerto Rico, con fecha 5 de Septiembre de 1853, remite copia de un oficio que en 1ero de Julio de este año, le dirigió el Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Venezuela acompañando un decreto expedido por el Presidente de la misma; uno y otro relativos a la sublevación de la provincia de Cumaná contra el Gobierno constituido y a las providencias dictadas contra los insurrectos. El Gobernador Capitán General manifiesta que a pesar de no ser de su incumbencia el asunto a cuestión por entrar en la jurisdicción del derecho internacional cuyos [no se entiende] los naturales son los encargados de negocios, por cuya razón el Gobierno de Venezuela no debió haberse dirigido a él sino al representante que tiene España en aquella República, deseoso de conservar con dicho Gobierno la más perfecta armonía y buen acuerdo, dio la contestación de que acompaña copia, con el número 3, en la cual después de ofrecer las mayores seguridades de que se atendería en conducta a lo que manda el tratado que existe entre nuestro país y aquella nación, obrando siempre con la más estricta neutralidad en cuanto a los buques de los insurrectos, dado caso que arribaren a aquellas costas, y ofreciendo negarse de todo Puerto a que se le facilitaren armas o pertrechos de guerra, penaba a pesar que no estaba en sus atribuciones obrar de otro modo, ni ni excederse a otra cosa hasta recibir las órdenes de su Gobierno a quien transmitiría, como lo hace al presente [no se entiende] del negocio pasado para su Superior Resolución. Hasta aquí el oficio dirigido al Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela. [no se entiende] a carta del Capitán General que vamos entrando, concluye diciendo que hasta el día no se han presentado en la Isla buque alguno de los insurrectos, aunque se sabe que algunos comerciantes, han tenido el encargo de proveerles de armas y municiones; juro que no se han atrevido a acercársele, pidiéndole autorización, en la seguridad sin duda ninguna, de que le sería negada.
    La comunicación número 1 del Ministro de negocios Exteriores de Venezuelan que acompaña al decreto del Presidente de la misma República, fechada en 30 de Mayo, tiene por objeto prevenir a los Gobiernos extranjeros que las naves de que se han apoderado los insurrectos no deben considerarse cómo nacionales, ni hacer el comercio, ni mucho menos acudir a puertos de otras naciones a proveerse de armas y pertrechos de guerra. Aunque la insurrección de Venezuela fuese una guerra civil, de lo que dista mucho según el sentir del comunicante, el deber de los gobiernos extranjeros sería mantenerse neutrales [no se entiende] mucho más cuando estos, apoderados de un corto número de buques se han entregado a todo linaje de piratería, sin mostrar la menor consideración de los pabellones de otros países. Por todo lo cual se promete el Gobierno de Venezuela serán favorablemente acogidas sus pretensiones.
    El Decreto del Presidente de Venezuela de que habla la anterior comunicación previene:

    1. Que los buques que tengan los facciosos de la provincia de Cumaná, y todas las personas que se hallan a su bordo serán considerados y castigados como piratas.
    2. Que por lo tanto dichos buques y personas pueden ser perseguidos y capturados con todos los efectos que existan en ellos, por buques públicos o privados armados en corso, bien pertenezcan de Venezuela, bien a cualquiera otra nación.
    3. Que en caso de que el apretamiento se verifique por buques públicos , extranjeros o por corsarios no reclamará el Gobierno [no se entiende] derecho a los presos, pues todo, menos el armamento será para los captores.
    4. Los nacionales o extranjeros que en consecuencia de este derecho quieran armar corsarios, lo solicitaran con arreglo a la ordenanza de corso vigente expedidas en 22 de Mayo de 1822.

    El documento número 3o o sea la
    Comunicación dirigida por El Capitán General de Puerto Rico al Ministro de negocios exteriores de Venezuela, queda ya extraído al tratar de la carta de este jefe a la Superioridad.


    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    Da cuentas con copias de la comunicación del Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Venezuela y Decreto expedido por el Presidente de ella declarando piratas a los buques que se han robado los insurrectos de la provincia de Cumaná.


    Excelentísimo Señor


    Por 10 de Julio de este año ha dirigido el Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Venezuela el oficio que acompañó a V.E. adjunto en copia con el número 1. y con el Decreto expedido por el Presidente de ella en 30 de Junio anterior, y que también incluyó con el número 2; uno y otro relativos a los disturbios que la sublevación de la provincia de Cumaná contra el gobierno constituido, había hecho aparecer en el país, y de las providencias dictadas contra los sublevados.
    Sin embargo de que hay asuntos de esta naturaleza, en que se rozan cuestiones de derecho internacional y de deberes consignados en el de gentes ni yo estoy autorizado para entrometerme ni el Gobierno de Venezuela ha debido dirigirse a mi teniendo allí la España un Encargado de Negocios, deseos no obstante de conservar con el una perfecta amistad, he contestado lo que V.E. podrá servirse ver en la adjunta copia número 3 dando al propio tiempo conocimiento de ello a nuestro Encargado de Negocios en Caracas para lo que pueda convenir a nuestra política.
    No ha llegado el caso de que se haya presentado en esta Isla buque alguno de los insurrectos; y si bien varios comerciantes de aquí han tenido encargo de adquirir algunos pertrechos de Guerra, ninguno se me ha acercado a solicitarlos persuadidos tal vez de que si lo hubieran hecho hubiera desoído de todo punto cualquiera pretensión de esta naturaleza.
    Lo participo a V.E. para su debido conocimiento y que se sirva elevarlo al de S.M. para la resolución que fuere de su real agrado.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 5 de Septiembre de 1853.


    Excelentísimo Señor


    Fernando de Norzagaray


    Excelentísimo Señor Presidente de Consejo de Señores Ministros




    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    Circular.= República de Venezuela= Despacho de Relaciones Exteriores= Caracas 10 de Julio de 1953= Señor= Tengo el honor de comunicar a V.E. de orden del Excelentísimo Señor Presidente de la República, copia de un decreto que expidió en 30 del mes último declarando piratas a los buques que se han robados los insurrectos de la provincia de Cumaná y las personas que se hallan a su bordo por los justos motivos que allí se enumeran.= El objeto que se propone el Gobierno con este paso es, no solo prevenir a V.E. de la autorización que se ha concedido a los buques públicos de otros Estados y a los particulares que quieran armarse en corso en Venezuela sino también cerciorar por este medio a V.E. de que semejantes naves ni pueden calificarse de nacionales, ni hacer el comercio, ni mucho menos acudir a puertos extranjeros en solicitud de armas y otros elementos de guerra con que favorecer la sedición. En efecto aunque esta constituyera una guerra civl, de lo que dista mucho, en tal caso el deber de los otros Estados es mantenerse neutrales en la contienda; más no auxiliar a los rebeldes. Con mayor reason les incumbirá pues esta obligación tratándose sólo del levantamiento de una fracción pequeñísima de la República, que habiéndose apoderado de pocas naves, ha comenzado acometer actos universalmente reputados piráticos sin mostrar la menor consideración a los pabellones extranjeros que cubrían las propiedades objeto de sus depredaciones.= En consecuencia espera mi Gobierno, de las amistosas relaciones existentes entre ambos países, que V.E. acogerá favorablemente la Junta solicitud aquí consignada.= Aprovecho la ocasión de ofrecer a V.E. la protesta de mi distinguida consideración.= Simón Planas.=


    Es Copia


    Norzagaray


    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    José Gregorio Monagas= Presidente de la República de Venezuela= Considerando
    1o Que los pocos descontentos que se han sublevado en algunos cantones de la provincia de Cumaná contra el Gobierno Constitucional de la República no tiene ni pueden tener los derechos que son propios de los Estados.= 2o Que esos mismos individuos han logrado apoderarse por sorpresa de buques pertenecientes a la Nación o a particulares, y sin duda los habrán armado en guerra para cometer en el mar toda clase de de depredaciones contra nacionales y extranjeros.= 3o Que no intentando los facciosos más que trastornar el orden establecido, oponiéndose a la voluntad bien manifiesta que la inmensa mayoría de los venezolanos que, lejos de imitar su ejemplo, corre a prestase al legítimo Gobierno su decidida cooperación para destruirlos, no deben ser considerados aquellos buques como nacionales ni les lícito enarbolar el pabellón de la República= 4o Que la Goleta de Guerra “General Bolivar” cometiendo la más escandalosa traición, ha burlado la confianza del Gobierno y desertado, como todo lo que iba en ella, al partido de los rebeldes.= 5o Que según la ordenanza de coros vigente, están igualados los levantados con los piratas, siendo buena presa los buques que se tomen a unos y otros con cuánto se les aprehenda.= Que es conveniente prevenir al Comercio nacional y al extranjero de las resultas que se acarrearía haciendo uso de los buques de los insurrectos= Decreto= Artículo 1o Los buques que tengan los facciosos de la provincia de Cumaná y todas las personas que se hallan a bordo de ellos, serán castigados y considerados como piratas.= Artículo 2o Pueden por tanto otros buques y personas ser perseguidos y capturados, con todos los efectos que existan en ellos, por buques públicos extranjeros o privados armados en corso, bien pertenezcan a Venezuela, bien bien a cualquiera otra Nación.= Artículo 3o En caso que el apresamiento se verifique por buques públicos extranjeros o por corsarios, no reclamará el Gobierno ningún derecho a las presas, pues todo, menos el armamento será para los captores. Artículo 4o Los nacionales o extranjeros que en consecuencia de este decreto quieran, armar corsarios lo solicitarán con arreglo a la ordenanza de corso vigente, expedido en 22 de Marzo de 1822.= Artículo 5o.= El Secretario de Estado en los despachos del interior, justicia, y relaciones exteriores, queda encargado de la ejecución del presente Decreto.= Dado, firmado de mi mano, sellado con el Sello del Poder Ejecutivo y refrendado por el Secretario de Estado en los Despachos del Interior, Justicia y relaciones exteriores, en Caracas a 30 de Junio de 1853, años 24 de la Ley y 43 de la Independencia.= José Gregorio Monagas.- Por S.E. el Secretario de Estado en los Despachos del Interior, Justicia, y relaciones exteriores, Simón Planas.


    Es Copia


    Norzagaray




    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico= Excelentísimo Señor.= He recibido el despacho que con fecha. 10 de Julio último se ha servido V.E. dirigirme, así como el Decreto expedido por el Señor Presidente de esa República en 30 de Junio anterior relativo a las turbulencias que han tenido lugar en la Provincia de Cumaná y a las providencias dictadas para reprimir a los ciudadanos que se han sublevado contra el Gobierno constituido.= Deploró cordialmente las excursiones que han tenido lugar y que han perturbado La Paz de la República; en cuyo concepto y cumpliendo por mi parte fielmente el espíritu del tratado que ella y la España han celebrado entre sí, puede V.E. asegurar a su Gobierno que obraré siempre con las más estricta neutralidad cuando arriben a esta Isla de mi mando buques de guerra de esa procedencia pero que si llegare el caso como se ha dicho públicamente en estos días, de que los insurrectos vinieran a solicitar en este país armas o pertrechos de guerra serán en todo punto desatendidas en sus dedos y no se les facilitará medio alguno con que poder hacerlo.= Respecto de lo demás V.E. comprenderá que no está en mis facultades el obrar de otra manera sin recibir antes órdenes de mi Gobierno; a quien transmito estos particulares para la resolución que tenga conveniente; permitiéndome V.E. le recomiende, el asegurar de nuevo a S.E. el Señor Presidente de la República que esta neutralidad en que el deber me aconseja circunscribirme respecto de los disturbios interiores de ella, envuelve a la vez las más completa confianza en que ni por mi parte, ni por la de los habitantes de esta Isla de mi mando recibirán menoscabo ni daño alguno el Gobierno ni los intereses públicos de ese país.= Al manifestar a V.E. cuanto dejo expuesto por contestación a su referido despacho, le ruego también se sirva admitir las seguridades de mis más distinguidas consideraciones. Dios guarde a V.E. muchos años Puerto Rico 5 de Septiembre de 1853. = Fernando de Norzagaray.= Excelentísimo Señor Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Venezuela.


    Es Copia


    Norzagaray


    Primera Secretaria de Estado.


    2a Sección


    Ultramar


    Madrid 9 de Enero de 1854


    Excelentísimo Señor.


    He dado cuenta a la Reina del oficio de esa Dirección general del digno cargo de V.E. fecha 21 del mes [pasado?] en que se traslada una comunicación del Capitán General de la Isla de Puerto Rico, manifestando que el Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Venezuela el había dado conocimiento de un Decreto del Presidente, por el que se declaraban piratas ciertos buques de que se habían apoderado los insurrectos de la provincia de Cumaná, a lo que contestó dicho Capitán General que si alguno de aquellos buques se presentaba en el territorio de su mando con objeto de adquirir armas o pertrechos de guerra se impediría por todos los medios que lo consiguiesen.
    Enterada S.M. se ha servido aprobar los términos en que está concebida la respuesta del Capitán General, conforme en un todo con lo que prescribe el derecho de gentes, y con lo que exige el estado de relaciones amistosas entre España y la República de Venezuela.
    De Real Orden lo digo a V.E. en contestación a su citado oficio.
    Dios guarde a V.E. muchos años.
    Palacio 26 de Diciembre de 1853.


    Calderón de la Barca.


    El Presidente del Consejo de Ministro.




    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    Trasladando una comunicación del Encargado de Negocios de S.M. en Caracas referente a los acontecimientos de aquella República.


    D.G. de U.
    24 de Abril de 1854
    Traslado al Ministerio de Estado.


    El Director.


    Excelentísimo Señor


    El Encargado de Negocios en Caracas me dice en 1o del actual lo siguiente.
    “Excelentísimo Señor.= Las circunstancias actuales de este país son de tal gravedad que creería faltar a los deberes de Representante del Gobierno de S.M. cerca del de esta República sino recurriese a V.E. como la autoridad española más inmediata haciéndole una breve reseña del estado de esta tierra y una exposición de la necesidad en que estoy de verme apoyado por fuerzas navales para hacer respetar mi carácter y dar garantías a los súbditos de S.M.= Una resolución que ha estallado simultáneamente en varios puntos de la República ha difundido por todas partes la agitación y alarma que acompañan las guerras civiles y las contiendas siempre desastrosas de los partidos políticos que buscan el triunfo en las armas. Los revolucionarios han levantado ejércitos y el Gobierno emplea todos los medios que están a su alcance para combatirlos. Combate ha habido ya, precursores de otros combates, y el encadenamiento manifestado en ella hace temer que pronto Venezuela y muy principalmente esta Capital. La mía es bajo todos aspectos la más embarazosa por lo mismo que los súbditos españoles son los más numerosos y los más arraigados y relacionados en el país, y en los conflictos que sufre hoy esta Capital con los empréstitos forzosos, las requisiciones de armas y caballos, la persecución de los temidos por desafectos al Gobierno, y la violacion del asilo doméstico de las personas más respetables de la sociedad, todos los extranjeros, y muy principalmente los españoles se hallan afectados y algunos vejados en sus personas o perjudicados en sus intereses. Mis reclamaciones al Gobierno son incesantes, y preveo que puede llegar muy pronto el vaso de necesitar un apoyo más eficaz para hacerme oír y respetar no sooo en la defensa de los súbditos españoles sino en la protección de multitud de personas que buscan un asilo en la Legación contra las amenazas de todo género que sufre hoy la parte más respetable de esta población. Este apoyo no puedo encontrarlo sino en las fuerzas navales de S.M. y con este objeto me dirijo a V.E. para que si fuere posible se sirva dirigir sin pérdida de tiempo al puerto de la Guaira uno de los buques de guerra de esa estación y en caso de no expositor ahí ninguno disponible , que se digne V.E. hacerlo saber al Excelentísimo Selor Capitán General de la Isla de Cuba para que destine uno de los buques que se encuentran en aquel departamento.”
    Todo lo que tengo el honor de transcribir a V.E. para su superior conocimiento y con el fin de que si lo estima conveniente lo eleve al de S.M. la Reina Nuestra Señora (que Dios guarde) para la resolución que más sea de su Soberano agrado; advirtiendo que con esta fecha lo traslado también al Excelentísimo Señor Capitán General de la Isla de Cuba para su inteligencia y efectos consiguientes, mediante a que el único vapor que existe en esta de mi mando, que es el Congreso, además de hallarse en este momento descompuesto por haber padecido detrimento el pistón de la máquina de estribor que necesita de le renueve, tiene que atender al relevo de los destacamentos y las exigencias del servicio que puedan sobrevenir en esta Antilla.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 14 de Agosto de 1854.


    Excelentísimo Señor


    Fernando de Norzagaray


    Excelentísimo Señor Presidente del Consejo de Ministros










    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico


    Traslada la carta que le ha dirigido desde Caracas D. Vicente de Ayala y Cáceres participando el estado de aquel país.


    Excelentísimo Señor


    D. Vicente de Ayala y Cáceres, súbdito español residente en Venezuela, de quien he hablado a V.E. en diferentes ocasiones, desde Caracas en fecha 30 de Abril próximo pasado me dice entre otras cosas lo que sigue.
    “La política de este país cada día se ha ido complicando más y hasta el extremo que arroja el adjunto número 4o del Diario de esta Capital, correspondiente al 17. que cayó en la semana pasada. Me parece que inevitable el lance a que exitan los redactores. Por más que la magnanimidad quiera ejercer sobre los que con presencia de ánimo estamos a la vista de los hechos y leyendo tantísimos papeles sediciosos como está abortando la prensa cada día, al fin habremos de rendirnos a la retiradas conveniente. Todos se preparan Iara el mes de Agosto próximo. Y yo nose que hacer si de aquí allá no se han realizado mis pretensiones en la Corte. Cerremos. Aunque de cualquier modo veo cómo imprescindible la salida de aquí por ahora en takes circunstancias.= La generalidad de los temores se concibe perfectamente al leer lo que con relación al al número 4o del Diario contiene el Liberal número 595. Léalo V.E., que es el adjunto E.X.P.E. considerando sediciosos los conceptos de aquel oficio al Gobernador para que excitase al Sindico a hacer la acusación. El Síndico rehusa entrar en ella. Y el P.E. lo participa al Congreso L.A [?]... Al fin podrá ingerirse en la ley de imprenta algo que tienda a reprimir. Pero; que importarán las tendencia de represión en una ley ocasional cuando ya se trate de un trastorno, o en medio de la disociación a pesar de toda la legislación preexistente y de los diques del pacto social.=
    En tan criticáis circunstancias el gran número de súbditos españoles que residen hoy aquí en esta República, requiere la consideración de muestreo Gobierno y que se le dispense alguna protección. ¡De cuánto valor fuera esta en toda la extensión de su mérito por la reciprocidad de derechos y deberes entre una buena Monarquía, como la nuestra, y sus buenos vasallos! Le dice que la Francia sin embargo de que los Franceses que quedan no son tantos (y serán mucho menos porque algunos se han ausentado y de los otros continúan ausentándose), está tomando medidas al propio fin; u que la Corbeta de Guerra Nayade Su Comandante el General Lapeyrase que ha llegado la semana pasada (el día 21) a la Guaira, ha traído comunicaciones a Su Cónsul relativas al particular. Ponga V.E. desde luego en acción laguna parte de su acreditadísima filantropía, mi General, a fin de que en oportunidad se disponga algo en favor de nuestros compatriotas residentes en esta tierra y de sus intereses; pues si en el estado de acefalía en que se encuentran hoy los coge la menos azonada o conmoción popular sedan los primeros en desparecer de la escena.”
    Lo que traslado a V.E. con inclusión de los periódicos a que se refiere, para los efectos que estime convenientes; debiendo manifestar que aunque considero algo exagerado los peligros que presupone el interesado, como no tengo en esta Isla buque de guerra de que disponer tralasdo en este fecha. su comunicación al Comandante de nuestras fuerzas navales en las Antillas y Seno Mexicano para los fines que crea oportunos. Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 30 de Junio de 1846.


    Excelentísimo Señor
    El Conde de Mirasol






    Señor Francisco Armero





    Al Señor Ministro de Estado


    Madrid 4 de Noviembre de 1846


    Excelentísimo Señor


    De orden de S.M. la Reina(q.D.g.) pasó a V.E. para los medios que estime, la adjunta carta del Gobernador Capitán General de Puerto Rico, número 370, fecha 30 de Junio próximo pasado, con los dos periódicos titulado El Liberal y Diario de Caracas que acompaña, en la cual traslada la comunicación que le ha dirigido Don Vicente de Ayala y Cáceres, súbdito español residente en Venezuela, manifestando el estado crítico de aquel país, y la necesidad de que le dispense alguna protección a los muchos súbditos españoles que hay en dicha República. Dios guarde


    Ministro




    Al Gobernador Capitán General de Puerto Rico


    Madrid 19 de Noviembre de 1846.


    Dada cuenta a S.M. la Reina(que Dios guarde) de la carta de V.E. número 370, fecha 30 de Junio próximo pasado, y de los periódicos titulados, el Liberal y Diario de Caracas que acompaña, en la cual traslada la comunicación que le ha dirigido Don Vicente de Ayala y Cáceres, súbdito español residente en Venezuela, manifestando el estado crítico de la misma República, y la necesidad de que le dispense alguna protección a los muchos súbditos españoles que hay en aquel país; se ha servido mandar que le pase la carta de V.E. con los periódicos indicados al Ministerio de Estado, como con esta fecha se verifica, para los usos que estime: prometiéndose S.M. del celo, energía y actividad de V.E. que hará cuántos esfuerzos puedan a fin de proteger las personas y los intereses de los Españoles que residen en la mencionada República, caso de que se realizasen las disensiones presagios, along exagerados, sin duda de Ayala y Cáceres. Re Real Orden se lo digo a V.E. para su conocimiento y en contestación. Minuta.






    Ministerio de la Guerra


    Excelentísimo Señor


    El Capitán General de Puerto Rico en carta número 297 de 30 de Junio último, dijo a este Ministerio lo siguiente.
    “El Vice-Cónsul de Su Majestad residente en Puerto Cabello me dice en comunicación de 17 del actual lo que sigue:
    “Excelentísimo Señor= La guerra civil empezó en Venezuela, los llanos del Baúl, Pao, y otros están en armas, la provincia de Cumaná se ha sublevado proclamándose estado independiente con el nombre de Oriental. Los apuros de esta Gobierno son muchos, pocos son sus adictos, hay empréstitos forzosos, muchas presiones de vecinos honrados.=
    En tanto conflicto y teniendo consecuencias funestas; sería de mucha urgencia y apoyo para la seguridad personal y bienes de tantos súbditos españoles residentes en esta Comarca, si V.E. podía disponer de acuerdo con el Señor Comandante de la Real Armada, que un buque de guerra pasase a este puerto, su presencia impondría y daría mucha garantía.”= Y no teniendo yo en esta estación buque alguno de guerra como lo he manifestado a V.E. en otras ocasiones, doy cuenta del caso al Capitán General de Cuba por si creyere conveniente enviar algunos de los de aquel Apostadero a los puertos de Venezuela a los efectos indicados por aquel Vice Cónsul y a la vez lo participo a V.E. para su debido conocimiento y por si tiene a bien disponer que venga desde luego a esta Isla y por si tiene a bien disponer que venga desde luego a esta Isla de mi mando el Vapor de Guerra destinado a su servicio por Real Orden del 3 de Enero de este año comunicada por el Ministerio de Marina.”
    De Real Orden comunicada por el Señor Ministro de la Guerra desde San Ildefonso lo traslado a V.E. para la resolución conveniente por la Dirección general de Ultramar. Dios guarde a V.E. muchos años. Madrid 10 de Agosto de 1853.
    El Subsecretario


    Señor Presidente del Consejo de Ministros.




    Gobierno General de la Isla de Puerto Rico


    Presidente Don Ignacio González con la omnímoda libertad que sirve de base a las instituciones porque aquel país se rige. En adelante tal vez, combatido González por el partido de Báez, y obligado a declararse Dictador, observe la misma conducta de Guzmán Blanco con España mostrando la Simpatía y reclamando su indirecta protección.
    De todas maneras en esas Repúblicas existen focos de protección a los insurrectos de Cuba y separatistas de Puerto Rico y deben ser objeto de las más constante vigilancia, que no conviene degenere en marcada y patente desconfianza que Fe lugar a un rompimiento de relaciones.
    V.E. apreciará cuánto deba las precedentes indicaciones que me he creído obligado a hacer en bien de nuestra Patria, y crédito de mis anteriores comunicaciones.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 25 de Noviembre de 1874.


    Excelentísimo Señor
    José Laureano Sanz.


    Excelentísimo Señor Ministro de Ultramar.




    Gobierno General de la Isla de Puerto Rico


    Consulado de España en Curazao= Excelentísimo Señor= Muy Señor mío: Tengo el honor de participar a V.E. que por decreto del gobierno de esta Colonia, de fecha 30 de Octubre próximo pasado se prohíbe de nuevo la exportación de armamento de guerra a consecuencia del movimiento revolucionario en Coro Estado de Venezuela principiado en 10 de Octubre último contra el Gobierno Federal del Presidente Guzmán Blanco.= Aún existen en los almacenes del Gobierno los armamentos reclamados por el Señor U.P. Maal, quien era agente de Quezada, según dicen están contratados para Haití, y por tal motivo no se habrán exportado en los últimos días.= Cuales por menores, pongo en conocimiento de V.E. para los
    Fines convenientes.= Dios guarde a V.E. muchos años. Curazao 9 de Noviembre de 1874.= Excelentísimo Señor= Hay un sello.= Al Excelentísimo Señor Gobernador Superior Civil y Capitán General de la Isla de Puerto Rico.


    Es Copia.


    Gobierno General de la Isla de Puerto Rico
    San Thomas 12 de Noviembre de 1874.= Excelentísimo Señor Gobernador General, Puerto Rico= Comprados todos por mi aquí todos fusiles disponibles necesitando más debiendo que las tropas en esa isla han cambiado armamento desearía saber si tendría a bien venderme de mil a tres mil fusiles de los cambios sean de los anteriores para el gobierno que represento y que precio de cantado.= Si contesta favorablemente despacharía inmediatamente de aquí Vapor Venezolano en comisión del Gobierno a tomarlos la junta cubana de New York que hoy tiene agente aquí está ayudando en lo posible la revolución para derribar gobierno de Guzmán Blanco— debo infórmale también que el gobierno tiene hoy quince mil hombres armados y el objeto de obtener esos fusiles para armar cinco mil más dispuestos ayudar el gobierno— El marqués de Esperanza y Comandante Marina me conocen y saben que nada haría que pudiera ser contra el Gobierno de España, muy al contrario deseo vivamente que las relaciones entre ambos Gobiernos se estrechen y continúen siendo muy satisfactorias.— Jorge Phillips, Consul de Venezuela


    Jorge Phillips, Consul de Venezuela, Santhomas= Fusiles que tengo en Parques son necesarios para esta Isla, bien que hubiera sobrantes nunca podría venderlos sin autorización de mi Gobierno. = Sanz= 12 de Noviembre de 1874.


    Es Copia.


    Ministerio de Estado


    Sección de Política


    Número 233


    19 de Julio de 1888


    Trasladen a los Señores Gobernadores Generales de Cuba y Puerto Rico para los convenientes efectos que estimen oportunos.


    Excelentísimo Señor


    El Encargado de Negocios de España en Caracas, en despacho número 52 de 25 de Junio último al ocuparse de la agitación que producen los trabajos para la elección de Nuevo Presidente y de los temores que se abrigan de que estalle una revolución, dice entre otras cosas lo que sigue:


    “Confío en que la revolución no tomará grandes proporciones y que de este modo nuestros intereses en esta República no tendrán nada que sufrir; pero por si acaso me equivocase, creo de mi deber manifestar a V.E. que estos intereses tanto en vida que en Hacienda y aún más en las primeras, pues pasan de 30,000 los españoles domiciliados en Venezuela son considerables; que en estos Países ciertas nociones de derecho internacional se hallan en el estado embrionario en tiempo de paz, y que no existen en absoluto en tiempo de guerra; que la única manera de que no las olviden es haciéndose respetar; y que esto se obtiene disponiendo de algún barco de guerra de las Antillas pasee por las costas de Venezuela y particularmente por el puerto de la Capital que es la Guaira.= Hasta hoy afortunadamente no hay peligro alguno, pues mi intimidad y buenas relaciones con los individuos del Gobierno ha sido suficiente para tutelar, como es mi deber y mi misión, los susodichos intereses; pero las circunstancias podrían variar, y para ese caso es mi humilde opinión que el Capitan General de Puerto Rico estuviese autorizado para mandar buque para el citado viaje, en el caso de que tuviera noticia de que la guerra civil en esta República tomase cuerpo; o bien si el Gobierno lo juzgase oportuno, cuando reciba aviso de esta Legación. De este modo nos evitamos probablemente a priori no pocas reclamaciones y disgustos, y más que nunca hoy que nuestra política en estos países nos traza otros derroteros.=
    Repito que todavía no veo peligro alguno; pero insisto respetuosamente en que las precauciones a que aludo deben tomarse a la mayor brevedad posible; pues si lo dejaran a mi arbitrio tendré muy buen cuidado de no usar de ellas sino en caso necesario.”
    De Real Orden lo traslado a V.E. para su conocimiento y fines consiguientes.
    Dios guarde a V.E. muchos años.
    Palacio 17 de Julio de 1888.
    El Marqués De la Vega de Araujo.


    Señor Ministro de Ultramar.
    Última edición por Michael; 13/09/2018 a las 16:52
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  11. #211
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,879
    Post Thanks / Like

    Re: Cuba y Puerto Rico

    Excelentísimo Señor Capitán General






    Presidencia del Consejo de Ministros


    Dirección General de Ultramar


    El Gobernador Capitán General de Puerto Rico en carta fecha 30 de Junio de 1853, da traslado de la comunicación que le ha sido dirigida por el Vice-Cónsul de Su Majestad residente en Puerto Cabello, con fecha 17 de Junio del actual (en la que): en la que a causa del estado de intranquilidad y revolución en que la guerra civil tiene sumida a Venezuela, solicita el envío de un buque de guerra, para proteger las pers más y bienes de los muchos españoles que residen en la comarca.= Y añade El Capitan General, que no teniendo Puerto Rico buque alguno de guerra, ha dado cuenta al de igual [no se entiende] de Cuba, por si creyere conveniente remitir alguno de los buques de aquel Apostadero. Lo que comunica para inteligencia del Señor Presidente del Consejo de Ministros; recordando al mismo tiempo el envío del Vapor de guerra destinado al servicio de Puerto Rico por Real Orden de 3 de Enero de 1853, comunicada por el Ministro de Marina y Guerra con fecha 10 de Agosto de 1853: traslada de Real Orden la anterior carta, que con el número 75, y fecha anterior, le ha sido remitida por el mismo G.C.G.
    Nota
    El Negociado con conocimiento que se le trasladó de esta comunicación al Ministerio de Estado y Marina, recomendando a este último la comunicación de que se acuda a la reclamación del Gobernador Capitán General de Puerto Rico, al cual deberá decidirse que así se hace.
    V.E. resolverá
    26 de Agosto de 1853.




    Sobre envío de un buque de guerra a las costas de Venezuela.


    El Capitán General Gobernador de Puerto Rico con carta del 11 de Julio último, número 272 remite copia de la comunicación que recibió del Comandate de Marina de aquella provincia, por la que tuvo conocimiento de la conducta observada por el Gobierno revolucionario de Carúpano con nuestro agente consular en aquel punto, y añade que, en vista de esto y de que no tiene en aquella Isla ni un solo buque de guerra que pide enviar a Carúpano para proteger a caso necesario a los españoles allí residentes, ha dirigido al Capitán General de la Isla de Cuba el oficio de que también acompaña copia y concluye encareciendo la necesidad de que se le envíe a aquella Isla un buque de guerra, según antes de ahora tiene solicitado.—-El Comandante de Marina en su citada comunicación dice haberle presentado Don Luciano [no se entiende] Capitán de la fragata española “Fermina” procedente de Carúpano con traer la correspondiente rol ñ, y a un certificado expedido a 9 de Julio último por el Vice Cónsul Español en aquel punto Don Pedro [no se entiende] Sánchez, quien, desde la carcel donde se halla por disposición del Gobierno provisorio establecido en aerial ciudad, manifiesta halarse imposibilitado de facilitar al Capitán de la “Fermina” el rol de su tripulación, por tenerlo en el archivo del Vice Consulado, añadiendo no serle posible [no se entiende] estampar en esta certificación el sello del Vice Consulado por hallarse también en el archivo.= La firma del Vice Cónsul se halla legalizada por los individuos del Gobierno Provisorio Agapito Alvarado.= José M. Font.= Y Rafetty, quienes dicen que la mencionada “Fermina” es de un ciudadano de Venezuela preso en aquella carcel por haberse negado a pagar 50 pesos de empréstito.= El Administrador de la Aduana y Capitán de Puerto de Carúpano certifica a continuación que el Dr. Pedro Coll Alcalde Parroquial de aquel cantón ha negado al Capitán de la “Fermina” el rol de su buque por no poder entregárselo desde la carcel en donde se halla.—— En la comunicación pasada por El Capitan General de Puerto Rico al de Cuba se limitaba aquel a manifestar lo ocurrido con el Vice Cónsul español en Carúpano, y la imposibilidad en que se hallaba de envié a quellas agua un buque de guerra por no tener ninguno a su disposición.


    Nota
    El Negociado cree que con esta nueva comunicación debe hacerse lo mismo que ya propuso respecto a la primera en su nota de 26 de Agosto.
    V.M. resolverá
    13 de Septiembre de 1853.


    Le pide el envío de un buque de guerra a las aguas de Venezuela.


    16 de Septiembre de 1853


    Con la nota


    El Ministerio de Marina por Real Orden de 39 de Octubre de 1853 dice: que el Comandante General del Apostadero de La Habana dispuso pasase a las costas de Venezuela el baerhanrin de guerra Valdés, cuyo buque se dio a la vela de dicho puerto el 18 de Julio último; llegando a su destino en la ocasión más que oportuna para poder servir de protección a los súbditos de V.M. en las convulsiones políticas que agitan aquel país.


    Nota.


    El Negociado cree que aquí [¿]se lo[?] procede dar un visto. Madrid 10 de Noviembre de 1853.


    Navarrete.


    Visto.


    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    Traslada oficio del Vice Cónsul de Puerto Cabello sobre los acontecimientos políticos de Venezuela y al pronto envío de la Vapor de Guerra destinada a esta estación.


    Excelentísimo Señor


    El Vice Cónsul de S.M. residente en Puerto Cabello me dice en comunicación de 17 del actual que sigue.
    “Excelentísimo Señor.= La guerra civil empezó en Venezuela, los llanos de Baúl, Pao, y otros están en armas, la provincia de Cumaná se ha sublevado proclamándose estado independiente con el nombre de Oriental. Los apuros de esta Gobierno son muchos, pocos son sus adictos, hay empréstitos forzosos, muchas presiones de vecinos honrados.=
    En tanto conflicto y teniendo consecuencias funestas; sería de mucha urgencia y apoyo para la seguridad personal y bienes de tantos súbditos españoles residentes en esta Comarca, si V.E. podía disponer de acuerdo con el Señor Comandante de la Real Armada, que un buque de guerra pasase a este puerto, su presencia impondría y daría mucha garantía.”= Y no teniendo yo en esta estación buque alguno de guerra como lo he manifestado a V.E. en otras ocasiones, doy cuenta del caso al Capitán General de Cuba por si creyere conveniente enviar algunos de los de aquel Apostadero a los puertos de Venezuela a los efectos indicados por aquel Vice Cónsul y a la vez lo participo a V.E. para su debido conocimiento y por si tiene a bien disponer que venga desde luego a esta Isla y por si tiene a bien disponer que venga desde luego a esta Isla de mi mando el Vapor de Guerra destinado a su servicio por Real Orden del 3 de Enero de este año comunicada por el Ministerio de Marina.Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 30 de Junio de 1853.


    Excelentísimo Señor
    P.A.E.S.C.G.
    El General 2do Cabo


    El Marqués de España


    Excelentísimo Señor Presidente de Consejo de Señores Ministros.


    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    Da cuenta de lo sucedido en Carúpano con nuestro Vice Cónsul allí residente y el gobierno revolucionario erigido en aquella comarca; y solicita con encarecimiento el envío de un buque de guerra a esta Isla.


    Excelentísimo Señor


    El Brigadier Comandante Militar de Marina de esta Provincia me ha dirigido el oficio y documentos de que me acompaño a V.E. adjunta copia con el número 1ero en los cuales consta la conducta observa con nuestro Agente Consular en Carúpano por el gobierna revolucionario que allí se ha sobrepuesto al legítimo; y como no tengo en esta Isla de mi mando ni un solo buque de guerra para poderlo enviar a aquellas costas con objeto de que pueda proteger en caso necesario a nuestros nacionales residentes en aquella República, he dirigido al Capitán General de Cuba el oficio de que incluyo copia con el número 2; de todo lo cual doy cuenta a V.E. para su debido conocimiento, y reiterándole y encareciéndole el pronto envío a esta Isla de un buque de guerra, como se lo he suplicado en comunicación de 30 de Junio último con motivo de una reclamación del agente consular de Puerto Cabello. Dios aturde a V.E. muchos años. Río Piedras Julio 11 de 1853.


    Excelentísimo Señor Presidente del Consejo de Señores Ministros.








    Secreteia del Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    Comandancia Militar de Marina y Matrículas de la Provincia de Puerto Rico= Excelentísimo Señor= Habiéndole presentado en esta Comandancia Don Eugenio [no se entiende] Capitán de la Goleta Española Felemina procedente de Carúpano sin traer el correspondiente rol y si unos certificados de aquel punto tengo el honor de remitirlos a V.E. en copia para su conocimiento y efectos que sean de su superior agrado= Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico Julio 11 de 1853.= Excelentísimo Señor Francisco de La Rosa= Excelentísimo Señor Capitán General de esta Isla, Comandancia Militar de Marina y Matrículas de la Provincia de Puerto Rico= El Vice Cónsul de España en Carúpano= Certifico: que la Goleta Española Felemina Su Capitán Don Luciano Marcucci sale de este puerto para el de la Capital de Puerto Rico, dio el rol de su tripulación expedido por el Señor Comandante de Marina de dicha Capital, por hallarse este documento en el archivo del Vice Consulado de mi cargo que se conserva en mi casa, y no le ha sido posible entregarlo al mencionado Capitán a su salida por encontrarme reducido a prision en uno de los calabozos de la carcel de esta ciudad por orden y disposición del gobierno provisorio que se ha establecido en el pais. Y para valer al mencionado Capitán Don Luciano Marcucci ante quien le convenga le doy la presente Sui el Sello del Vice Consulado por encontrarse también en mi dicho archivo. Carcel de Carúpano a las cinco de la tarde de hoy cinco de Julio de 1853. Pedro Coll Sánchez.
    Los que suscriben miembros del Gobierno Provisorio del Cantón Carúpano. Certificamos: que la firma y rúbrica que aprecien al pie del anterior documento y dice “Pedro Coll Sánchez” son desconocidas en este Cantón y sólo tiene conocimiento este gobierno de las de un Ciudadano de Venezuela residente en esta plaza que ya en sus actos privados como en los públicos que ha ejercido como regidor, que de parroquia, que lo es de primera instancia en lo civil y encargado de formar el corso en esta provincia firma “P.Coll”; cuyo ciudadano por haber desobedecido a este Gobierno negándose a contribuir con la suma de cincuenta pesos que se le impuso por el presunto ha sido detenido en esta carcel publica.= Y para que esta explicación surta sus efectos ante la autoridad o funcionario público a quien fuere presentado aquel, expedimos la presente certificación en Carúpano a 6 de Julio de 1853.= Agapito Alvarado.= José M.Font.= Rafetty———————
    Administración de Aduana y Capitanía de Puerto= hay un sello.= Carúpano Julio 6 de 1853. Certifico: que el Señor Pedro Coll Alcalde Parroquial de este Cantón registrador y encargado para levantar el censo de este Cantón encontrándose en la carcel pública de esta Ciudad por falta que ha cometido como ciudadano de Venezuela ha negado el Señor Luciano Marcucci la entrega del rol correspondiente al buque de su mando.= Así lo certifico para constancia y [¿]resguardo[?] del Capitán de la Goleta Española Felemina.


    Al Administrador de Aduana Capitán de Puerto. F. Silva= Es copia= De La Rosa


    Es Copia


    Secretaria del Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico


    Gobierno y Capitanía General de la Isla de Puerto Rico= Excelentísimo Señor= Con esta fecha digo a nuestro encargado de negocios en la inmediata República de Venezuela lo que sigue. “El Señor Comandante Militar de Marina de esta Provincia me ha dirigido en 11 del actual el oficio y documentos que en copia acompaño a V.E. pues aunque es de creer que ya había llegado a su noticia este acontecimiento me ha parecido sin embargo oportuno el hacerlo por si hallándose interrumpido las relaciones entre esa Capital y Carúpano, no hubiera tenido ocasión el que se dice nuestro Vice-Cónsul en el último punto poner en conocimiento de V.S. el proceder observado en él por el titulado Gobierno Provisorio de aquella Comarca; más como no tengo buque alguno de guerra Iara poder enviar a esas costas a fin de proteger los intereses de nuestros nacionales durante la excisión que se ha pronunciado en algunos puntos contra el Gobierno establecido, nada me es posible hacer sino oficiar al Capitán General de la Isla de Cuba donde existen nuestras fuerzas navales, dondaole conocimento del caso para que obre cómo crea conveniente, de la misma manera que lo he hecho en 30 de Junio último sobre la petición de un buque de guerra que me ha pedido nuestro agente consular con el propio objeto.” Lo traslado a V.E. con copia del mencionado documento para que en vista de todo se sirva determinar lo que por su siete estime conducente.= Dios guarde a V.E. muchos años. Río Piedras Julio 11 de 1853= Fernando de Norzagaray = Excelentísimo Señor Capitán General de la Isla de Cuba.


    Es Copia.


    La Sede Obispal de San Juan de Puerto Rico debía de guardar, en concepto de este Departamento, muchos escritos relacionados con el dominio eclesiástico de España en las regiones correspondientes á las hoyas del Orinoco y del Amazonas. De ella dependieron hasta el penúltimo decenio del siglo XVIII, en calidad de anexos, las antiguas provincias orientales de Venezuela, donde se conserva memoria de las visitas de varios Prelados que invirtieron largo tiempo en recorrer aquella parte de su jurisdicción diocesana. El inteligente empleado de quien se valió este Ministerio en los postreros meses de 1896 para verificar una pesquisa en los Archivos de Cumaná, había apuntado ya en su informe, como se dijo en el Libro Amarillo de 1897, la idea de que la capital de la Isla de Puerto Rico podía contener en sus Archivos algo de provecho para la causa dde la República.
    Á fin de apurar allí la investigación se envió en el mes de agosto último un comisionado con el encargo de continuar las diligencias á que no había podido dar sino ligero comienzo, por la necesidad de pasar á otro punto, el que se había nombrado en 1896. Con el objeto de hacer más eficaz la acción del nuevo agente, se solicitó del señor Ministro de Su Majestad Católica en Caracas una recomendación para el señor Gobernador General de la Isla de Puerto Rico, que le fué utilísima por todos respectos. Á la cortesía con que el Jefe de la Legación correspondió á los deseos del Gobierno, no es comparable sino la buena voluntad mostrada en el asunto por la primera Autoridad de aquella Antilla Española.
    El comisionado Venezolano terminó en diciembre el registro del Archivo Episcopal y trabaja desde entonces en el de la Capitanía General. Del resultado de su tarea se posee ya una parte, que el Gobierno ha remitido á Washington junto con todo lo demás acumulado aquí procedente de Mol-inda, España, Inglaterra y las Guayanas Británica y Holandesa. Úrgesele especialmente por el hallazgo de nuevos documentos relativos á las Misiones y por la búsqueda de la Bula de erección del primer Obispado de San Juan de Puerto Rico, donde, según varios indicios, deben figurar menudamente demarcados los límites de la región guayanesa.
    Á España se encaminó hace poco, á cumplir comisión análoga, otro agente de este Ministerio. El encargo que llevó es sobre modo importante, puesto que en los Archivos de la Península, aun cuando de ellos se hayan sacado ya muchas pruebas, debe existir un caudal de elementos testimoniales en punto de jurisdicción, que Venezuela puede aprovechar en el curso del arbitramento. Con recomendación tan valiosa como la que se obtuvo para el comisionado en San Juan de Puerto Rico, visitará él, no sólo los Archivos de Sevilla y de Simancas, sino todos los demás de notoria riqueza, inclusive los eclesiásticos, tan abundantes en papeles relacionados con la época de la evangelización en América.


    http://books.google.com/books?id=rA0...ed=0CCwQ6AEwAA
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  12. #212
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,879
    Post Thanks / Like

    Re: Cuba y Puerto Rico

    Caracas Junio 9 de 1869


    Excelentísimo Señor General José I. Sanz




    El Infrascrito General de la República de Venezuela, cumpliendo el propósito que se ha impuesto por tercera vez, y sin haber merecido de la atención de V.E. contestación, le dirige la presente junto con algunos periódicos de esta Capital, para que se imponga, de lo que debe esperar de Cuba y Puerto Rico respecto de su situación política y para que se persuada [sin entender] organización, no cuántas mediadas tome para evitar la independencia de Puerto Rico que seguirá a la de Cuba, sobre lo cual le hablé con bañarse expansión en mis anteriores y sobre lo que me alegraría entrar en discusión con V.E. para ver de darle a este negocio una solución digna de la hidalguía Castellana en honra y provecho del Gobierno de España, Fe los españoles de Puerto Rico, y de los puertorriqueños.
    Con toda consideración de la mayor atención me suscribo de V.E. su atengo servidor q.b.s.m.


    Andrés. L de Vizcarrondo


    Superior Gobierno, Capitanía General y Superintendencia Delegada de Real Hacienda de Puerto Rico


    Remite copia de la comunicación que le dirigió el Encargado de Negocios en Caracas


    Dios guarde.


    17 de Enero de 1861


    Traslado al Señor Ministro de Estado con incluso del periódico y de copia de la comunicación que se cita para su conocimiento y efectos correspondientes.


    Excelentísimo Señor


    El Encargado de Negocios en Caracas me dirigió con fecha 7 de Octubre último desde la Rada de la Guaira, el oficio que tengo la honra de acompañar a V.E. así como el periódico que venía adjunto y habiendo regresado a este punto el Vapor “Hernán Cortés” lo manifiesto a V.E. para su conocimiento y fines que estime convenientes.


    Dios guarde a V.E. muchos años.






    Secretaria General del Superior Gobierno y Capitanía General y Superintendencia Delegada de Real Hacienda de Puerto Rico


    Legación de España en Venezuela= Excelentísimo Señor Tengo la honra de acusar a V.E. recibo de su atento oficio fecha 25 del mes próximo pasado, que me ha sido entregado a manos por el Comandante del Vapor de S.M. Hernán Cortés”.= Consultadas detenidamente las Instrucciones del Jefe de Fuerzas Navales Españolas surtas en esta rada y no siendo posible darlas un entero cumplimiento hasta satisfacer los puntos preliminaries concernientes al transporte de súbditos españoles a nuestras Colonias , 2a, devuelvo a V.E. por no ser necesario por ahora en estas aguas el mencionado vapor de guerra “Hernán Cortés”, en atención a la falta que hace en esa Isla del digno mando de V.E. dándole las más expresivas gracias por el auxilio que tan eficaz y patrióticamente ha enviado a esta rada.= La demora del Hernán Cortés en este puerto hasta el día de la fecha ha sido motivada por las noticias recibidas de Caracas acerca de las disposiciones favorables que al parecer animaban a aquel Gobierno en la cuestión pendiente con el de S.M. y principalmente por las reclamaciones hechas por el Representante de Francia en idéntico sentido y por una candor análoga; y creyendo por lo tanto que la salida del Hernán Cortés en tales momentos y en semejantes circunstancias pudiera afectar al esperado favorable desenlace oficié para su permanencia hasta hoy que se hallan desvanecidas tan lisonjeras esperanzas.= El Señor Comandante del Hernán Cortés lleva encargo especial de conferenciar con V.E. para imponerle del estado político de esta República, y lleva así mismo dos periódicos en los que encuentran las últimas notas cambiadas entre esta Legación y el Gobierno Venezolano sobre la cuestión que ha motivado el rompimiento entre España y Venezuela. Dios guarde a V.E. muchos años= Rada de La Guaira: abordó del Vapor de S.M.C. Blasco de Gara- Octubre 7 de 1860 Excmo Señor Eduardo Romea Excmo Señor Gobernador y Capitán General de la Isla de Puerto Rico.


    Es Copia.
    Última edición por Michael; 17/09/2018 a las 05:31
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  13. #213
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,879
    Post Thanks / Like

    Re: Cuba y Puerto Rico

    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico


    Traslada la comunicación que ha recibido del Ministerio de Guerra y Marina de la República de Venezuela contestando a la que se le dirigió em 30 de Junio pasado y manifestando haber nombrado el Presidente de dicha República al General Rafael Urdaneta, enviado extraordinario y ministro plenipotenciario en la Corte de España.


    Excelentísimo Señor


    El Ministro de la Guerra y Marina de la República de Venezuela com fecha 20 de Junio me dirige lo siguiente.
    “Excelentísimo Señor.= Tengo el honor de acusar a V.E. recibo de su nota oficial de 5 del corriente desde Juana Díaz; de ella si cuenta a S.E. el Presidente de la República. Con sumo interés se ha enterado el Gobierno de que los puertos de esa Isla están abiertos a la bandera Venezolana por las ingentes consideraciones en que V.E. apoya esta providencia, ello confirma el juicio del Gobierno de Venezuela, de que la autoridad de V.E. está llamada a afianzar la amistad consagrada en el tratado, y hacer sentir a ambos pueblos los hermosos efectos de la paz, también ha visto S.E. con mucho aprecio la determinación de V.E. comunicando sin dilación al Gobierno de la Augusta Isabel 2a la aprobación por Venezuela al tratado de paz, comisionando al efecto al Coronel Señor Coronel Isidro Ortiz de Zárate: todo esto prueba al Gobierno de la República que el Excelentísimo señor Conde de Mirasol secunda las nobles y buenas intenciones de su gobierno hacia las Repúblicas Hispanoamericanas.= Deseoso S.E. el Presidente de que cuanto antes sean obligatorias la estipulaciones del tratado, del que esperamos tantos bienes, ha acreditado cerca del Gobierno de S.M.C. al Excelentísimo Señor General Rafael Urdaneta Secretario de Estado en los Despachos de Guerra y Marina con el carácter de Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario con el fin de obtener la ratificación del tratado en los términos que se previene en el artículo 20 del mismo. Con esta fecha ha partido de la Guaira el expresado Señor General Urdaneta para Europa.
    Lo que traslado a V.E. para su debido conocimiento y como continuación de mis anteriores comunicaciones sobre este particular.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 24 de Julio de 1845.


    Excelentísimo Señor


    El Conde de Mirasol


    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar

    Comandancia General de Marina del Apostadero de La Habana


    Número 52


    Trasladando un oficio del Capitán General de Puerto Rico sobre relaciones comerciales con Venezuela y salida del General Rafael Urdaneta para la Península en calidad de Ministro Plenipotenciario


    Excelentísimo Señor


    El Capitan General de la Isla de Puerto Rico con oficio de 24 de Julio me dijo lo que copio.
    “Excelentísimo Señor.= El Ministro de Guerra y Marina de la República de Venezuela me dice lo que sigue.= “Excelentísimo Señor.= Tengo el honor de acusar a V.E. recibo de su nota oficial de 5 del corriente desde Juana Díaz; de ella si cuenta a S.E. el Presidente de la República. Con sumo interés se ha enterado el Gobierno de que los puertos de esa Isla están abiertos a la bandera Venezolana por las ingentes consideraciones en que V.E. apoya esta providencia, ello confirma el juicio del Gobierno de Venezuela, de que la autoridad de V.E. está llamada a afianzar la amistad consagrada en el tratado, y hacer sentir a ambos pueblos los hermosos efectos de la paz, también ha visto S.E. con mucho aprecio la determinación de V.E. comunicando sin dilación al Gobierno de la Augusta Isabel 2a la aprobación por Venezuela al tratado de paz, comisionando al efecto al Coronel Señor Coronel Isidro Ortiz de Zárate: todo esto prueba al Gobierno de la República que el Excelentísimo señor Conde de Mirasol secunda las nobles y buenas intenciones de su gobierno hacia las Repúblicas Hispanoamericanas.= Deseoso S.E. el Presidente de que cuanto antes sean obligatorias la estipulaciones del tratado, del que esperamos tantos bienes, ha acreditado cerca del Gobierno de S.M.C. al Excelentísimo Señor General Rafael Urdaneta Secretario de Estado en los Despachos de Guerra y Marina con el carácter de Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario con el fin de obtener la ratificación del tratado en los términos que se previene en el artículo 20 del mismo. Con esta fecha ha partido de la Guaira el expresado Señor General Urdaneta para Europa.= Lo que traslado a V.E. para su debido conocimiento y como continuación de mis anteriores comunicaciones sobre este particular.”
    Y lo traslado a V.E. para su debido conocimiento y noticia de S.M.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Habana 27 de Agosto de 1845.


    Excelentísimo Señor Juan Primo de Rivera


    Excelentísimo Señor Secretario de Estado y Despacho de Guerra


    Al Señor Ministro de Estado
    Madrid 20 de Septiembre de 1845


    ES


    El Gobernador Capitán General de la Isla de Puerto Rico en comunicación número 213. en fecha. 24 de Julio último me dice lo que sigue.=
    De Real Orden lo traslado a V.E. para su conocimiento y fines convenientes.
    Dios guarde.
    Minuta.


    Al Gobernador Capitán General de la Isla de Puerto Rico.
    Madrid 20 de Septiembre de 1846.


    ES.


    Dada cuenta a S.M. la Reina (q.D.g.) de la comunicación de V.E. número 213, su fecha 24 de Julio último, en que inserta la que recibió del Ministro de la Guerra y Marina de la República de Venezuela, participándole entre otras cosas haber partido de la Guaira para Europa el General Urdaneta con el carácter de enviado extraordinario cerca del Gobierno de S.M., con el fin de obtener la ratificación del tratado; de Real Orden doy conocimiento de todo al Ministerio de Estado para los fines convenientes.
    De la misma orden lo comunico a V.E. para su inteligencia y en contestación.


    Dios guarde.


    Minuta.

    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  14. #214
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,879
    Post Thanks / Like

    Re: Cuba y Puerto Rico

    Señor Ministro de Estado

    Madrid 4 de Diciembre de 1846

    Excelentísimo Señor

    De Real Orden comunicada por el Señor Ministro de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar, pasé a V.E. para los usos que /no se entiende/, la adjunta carga del Gobernador, Capitán General de la Isla de Puerto Rico, no 493, fecha 12 de Octubre próximo pasado, trasladando una comunicación de Curazao relativos al estado de la República de Venezuela, y acompañando el adjunto impreso referente al propio asunto. Dios guarde.
    El Subsecretario


    Ministerio de Hacienda 1848

    El Intendente de Puerto Rico en Carta número 196 de 22 de Febrero

    Da cuenta de los sucesos ocurridos en la capital de la República de Venezuela el día 24 de Enero último, acompañando una gaceta del Gobierno de dicha isla que contiene varios documentos oficiales y noticias acerca de los mismos.

    Dice que son constestes todas las relativas al tino con que ha sabido conducirse en tan críticas circunstancias el Encargado de Negocios de S.M.C, salvando la vida a infinitos vecinos, acogiéndolos y resguardándolos con el pabellón Español, justamente respetado y considerado.
    Se lamenta de que las Autoridades de aquella Isla no se encuentren en disposición de enviar al puerto de La Guaira un par de vapores de guerra para secundar al representante español, por lo mucho que habrían ganado allí nuestras Antillas con la acogida benévola dada a los emigrados, y porque siendo la Nación española la que tendiese su mano protectora a los desvalidos, adquiriría el prestigio que es necesario estienda por la America toda.
    Manifiesta que los sucesos de Venezuela no le parece que son completamente aislados a aquel país, siendo que algún otro siga las huellas de los desórdenes renes; y que para este caso se ha se le autorice para adquirir un vapor de Guerra destinado al resguardo, sin perjuicio de lo que convenga para la Marina, y de uno o dos mercantes que pueda establecer el comercio: siendo indispensable para que estas adquisiciones se hagan con la brevedad conveniente, y los vapores sean de toda confianza y con los requisitos que son allí necesarios, se autorice su compra en los Estados Unidos; haciendo esta excepción con respecto a la matrícula de buques extranjeros.

    Y por último dice: que si así no se resuelve seguirá la Isla sin buques de vapor y no podrán sus autoridades coadyuvar al Gobierno supremo en todo aquello que sea conveniente y beneficioso para la Metrópoli y a sus Islas Antillas.

    Nota.

    Por graves que aparezcan las ocurrencias de la República de Venezuela que hace referencia el Intendente de Puerto Rico en la comunicación que queda estrechada, no cree [no se entiende] que puede concederse la autorización que pide el mismo para la compra de un vapor de guerra destinada al resguardo. Si aquellas ocurrencias no fuesen aisladas como supone, si se repiten en otros puntos cerca tiene el apostadero de La Habana surtido de buques de guerra que por órdenes del Gobierno están haciendo cruceros constantes por aquellas costas donde poder reclutar los que fuesen necesarios en el caso que indica para asegurar las personas que pudiesen ser víctimas del furor de los insurgentes.
    Las obligaciones (no se entiende) que pesan sobre aquellas Cajas; a cuya satisfacción apenas abrazan los ingresos de la Isla no permiten esta clase de dispendios, muchos menos habiendo medios hábiles de evitarlos como se deja indicado. Por esta razón cree la mera debe desestimarse la autorización solicitada por el Intendente.

    Abril 12 de 1848

    Pto. Rico==Expedientes ocurrencias de Venezuela= Sobre la adquisición de un vapor de guerra, y uno o dos mercantes= Auxilios que pueden reclamarse al Apostadero de La Habana.
    Conformes

    Gonzalez Riva

    21 de Abril de 1848

    Con la nota

    Fecha en 22 [no se entiende]



    Número 196
    El Intendente de Ejército Superintendente Delegado de Hacienda de Puerto Rico

    Participa los lamentables sucesos ocurridos en la Capital de la República de Venezuela y propone la compra de un vapor de guerra destinado al resguardo.

    Excelentísimo Señor

    Sucesos lamentables han ocurrido en la Capital de la República de Venezuela el día 24 de Enero próximo pasado y continúan los desórdenes desde entonces habiéndose dando principio a una funesta guerra civil.
    Alarmada la población de la República con las demasías del poder ejecutivo, de entabló por la diputación provincial de Caracas una acusación formal contra el mismo debiendo someterse a la decisión de las Cámaras que se reúnen el expresado día 24 de Enero. Con anterioridad se había disuelto la milicia, en que se apoyaran las Cámaras, llamando para reemplazarla a la de reserva.
    Por eso la alarma y las precauciones eran generales; por eso el Congreso estableció en el local de su reunión la fuerza que creyó suficiente para asegurar las personas, y por eso se que vio que los representantes del país se presentaren en el santuario de las leyes armados y con todas las precauciones y determinaciones que son consiguientes a una lucha a muerte.
    Leído que fue el discurso o mensaje del Presidente, se interpoló al Ministro del interior sobre los preparativos hostiles que adoptara el Gobierno y se le intimó con el arma en mano su permanencia sobre los representantes para garantizar la vida de estos. Más a pesar hubo circulado entre las masas ya preparadas para el ataque la detención del Ministro, se rompieron las hostilidades, se abrieron las puertas a esfuerzos de la Artillería y pasando la multitud por encima de varios cadáveres de la guardia corrió al salón del Congreso y allí fueron fusilados en sus asientos hasta cinco representantes del país ñ, salvándose los demás; porque pudieron presentar por escudo a los tiros de la muchedumbre la persona del Ministro del interior.
    Consiguiente fue la disposición de todos los representantes y consiguiente también a este suceso, nuevo en la historia la emigración numerosa que va saliendo de aquel país y acogiéndose a donde le es dado ponerse a salvo. Algunos emigrados pisan el suelo hospitalario de nuestra Antilla.
    La adjunta gaceta del Gobierno de esta Isla contiene algunos documentos oficiales y noticias interesantes acerca de los sucesos ocurridos en Caracas, y parte de la República; y por ellos podrá V.E. formarse una idea de lo que es dado esperar para el porvenir de aquel país. Contestes son las nuevas todas tanto verbales como las epistolares acerca del tino con que ha sabido conducirse en tan críticas circunstancias el encargado de Negocios de S.M.C. habiendo salvado la vida en peligros de infinitos vecinos, acogiéndolos y resguardándolos con el pabellón Español justamente respetado y considerado.
    Sensible y muy de lamentar es que las autoridades de esta Isla no se encuentren en disposición y aptitud de enviar al Puerto de La Guaira un par de vapores de guerra para secundar al representante Español, para que fuese nuestro pabellón, que en el momento no tremola allí, el más
    considerado y respetado, víctimas que son de temer.
    Esto la habría dado en toda la America toda la preponderancia que puede, y debe ejercer, y ademas habían nu atrás Antillas ganado mucho con la acogida benévola dada a los emigrados. Entonces será la Nacion Española la que en la desgracia tendiese su mano protectora a los desvalidos, adquiriría el prestigio que es de necesidad entienda por la America toda, y en los momentos actuales habría hecho mucho bien a las dos Antillas que conserva en estos con la acogida benévola hecha a la emigración.
    Los sucesos de Venezuela no me parece que son completamente aislados a aquel país, es fácil que alguno le siga las huellas de los desórdenes y en ese caso se hace urgente, urgentísimo que el Gobierno de S.M. autorice a esta Superintendencia para la adquisición de un vapor de guerra destinado al resguardo sin perjuicio de lo que convenga para la Marina, y sin perjuicio también de uno o dos mercantes que pueda establecer el Comercio y los cuales habrían asimismo de contribuir al bien y esplendor del Gobierno Español en casos parecidos. Más para que estas adquisiciones se hagan con la brevedad conveniente, para que los vapores puedan comprarse de toda confianza y con los requisitos que son aquí necesarios; es indispensable que se autorice su compra en los Estados Unidos, haciendo esta excepción con respecto a la matrícula de buques extranjeros. Si así no se resuelve, seguiría la Isla sin buques de vapor y no podrán sus autoridades coadyuvar al Supremo Gobierno en todo aquello que sea conveniente y beneficioso a la metrópoli y a sus Islas Antillas.
    Dios guarde a V.E. muchos años Puerto Rico Febrero 22 de 1848

    Excelentísimo Señor

    Pedro de Prab

    Excelentísimo Señor Secretario de Estado y Despacho de Hacienda

    Ministerio de Hacienda y Ultramar

    Al Intendente de Puerto Rico
    a 22 de Abril de 1848

    La Reina se ha servido bien conceder la autorización reclamada por V.E. en su carta de 22 de Febrero último numero 196
    para la adquirida de un vapor de guerra y uno o dos mercantes que en caso de necesidad, mediante a que si las ocurrencias de Venezuela a que V.E. hace referencia no pasen aisladas y se repitiesen en otros puntos puede V.E. reclamar los auxilios necesarios al Apostadero de La Habana surtido de un número suficiente de buques que por órdenes del Gobierno están haciendo cruceros constantes por esas costas, evitando de este modo un gasto de consideración que no lo permiten en el día las muchas atenciones que pesan sobre esas Cajas. De Real Orden comunicada por el Señor Ministro de Hacienda lo digo a V.E. para su inteligencia y eficaz correspondencia. Dios guarde.
    El Subsecretario

    Número 418
    El Intendente de Ejército Superintendente Delegado de Hacienda de Puerto Rico

    Acusa recibo de la Real Orden de 22 de Abril sobre la autorización pedida para la adquisición para un vapor de guerra y uno o dos mercantes.

    Excelentísimo Señor

    He recibido la Real Orden de 22 de Abril último por la cual se ha servido a bien S.M. conceder la autorización reclamada por esta Superintendencia para la adquisición de un vapor de guerra y uno o dos mercantes mediante a que si las ocurrencias a que hice referencia no fuesen aisladas y se repitieren en otros puntos podré reclamar los auxilios necesarios al Apostadero de La Habana, evitando así de este modo un gasto de consideración que no lo permiten en el día las muchas atenciones que pesan sobre estas Cajas.
    Dios guarde a V.E. muchos años Puerto Rico 6 de Julio de 1848
    Excelentísimo Señor
    Pedro de Prab

    Excelentísimo Señor Secretario de Estado y del Despacho de Hacienda

    Última edición por Michael; 17/09/2018 a las 06:53
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  15. #215
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,879
    Post Thanks / Like

    Re: Cuba y Puerto Rico



    Número 20


    Excelentísimo Señor= El Excelentísimo Señor Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar con Real Orden de 30 de Marzo último se ha [no se entiende] remitirme el adjunto pliego, que contiene el tratado de reconocimiento, Paz, y amistad entre España y la República; y previniéndole de orden de S.M. La Reina mi señora (q.D.g.), que lo expida sin pérdida de tiempo para que llegue a manos del Secretario de Estado y Relaciones Exteriores de esa República, he creído el medio más eficaz, despachar a mi Ayudante de Campo el Capitán José María Velasco para que tomando la bahía del Comandante de Armas de la Guaira, se dirija a la Ciudad con el indicado objeto.= Este oficial sólo se detendrá el tiempo que V.E. crea conveniente si considerare necesario su espera, para que el mismo Bergantín de Guerra que lo conduce traiga la contestación de ese Gobierno que remite al de la Reina mi Señora sin pérdida de tiempo.= En caso contrario, espero que V.E. facilitará al expresado oficial que tendrá el honor de estar a sus inmediatas órdenes desde el momento de su llegada, pronto regreso, y que admitiré las consideraciones de mi particular estimación y vivos deseos porque se restablecerán los vínculos de la más estrecha unión entre Pueblos Hermanos, se dictará sus instrucciones, para que se entere de todo aquello en que V.E. juzgue que pueda contribuir como Capitán General de esta Isla, para que se faciliten nuestras mutuas inteligencias, se abran los puertos al Comercio, y por todos los medios posibles las vías de unión, prosperidad, y engrandecimiento para ambos pueblos. Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 5 de Mayo de 1845.= El Conde de Mirasol= Excelentísimo Señor General en Jefe D. Rafael Urdaneta Ministro de la Guerra de la República de Venezuela.


    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico.

    Traslada la comunicación del Secretario de Estado en el Despacho de Guerra y Marina de Venezuela, acusando el recibo del Tratado de reconocimiento, Paz, y amistad de aquella República.

    Excelentísimo Señor
    El Secretario de Estado y del Despacho de la Guerra y Marina de la República de Venezuela desde Caracas en 16 de Mayo próximo pasado me dice lo que sigue.
    “El Señor Capitán José María Velasco Ayudante de Campo de V.E. puso el 14 del corriente en mis manos la nota que V.E. se sirvió dirigir a este Despacho en 5 del actual acompañando un pliego rotulado para el Señor Secretario de Estado en el Despacho de Relaciones Exteriores que contenía el tratado de reconocimiento, Paz, y amistad entre la Nación Española y la República de Venezuela.= Este tratado ha sido sometido a ayer mismo al consenso y aprobación del Congreso, que se encuentra a la sazón; y como es natural que emplee algunas sesiones en discutirlo y resolver, ha parecido conveniente a este Gobierno abreviar la vuelta del Señor Capitán Velasco, quien regresa a esa Isla en el propio buque de guerra que le condujo a la Guaira. Bien quisiera el Presidente de la República que la aprobación del tratado fuese conducida por el Señor Capitán Velasco en el mismo Bergantín de Guerra Jasón, y que fuese V.E. quien le participase primero al Gobierno de S.M. la Reina Isabel Segunda. Tengo el deseo de acompañar a V.E. para su pronta dirección un pliego para el Excelentísimo Señor Secretario de Estado Don Francisco Martínez de La Rosa, Ministro de Estado de S.M.C.= El Presidente ha visto con sumo aprecio la prontitud y eficacia con que V.E. ha dado cumplimento a la Real Orden de S.M. la Reina de España previniendo la remisión del enganchado pliego. El Señor Capitán Velasco a quien se han comunicado instrucciones en virtud de los deseos expresados por V.E. en uno de los párrafos de la apreciable nota que contesto, impondrá a V.E. de cuanta la estima y consideración que profesa el Gobierno de Venezuela a V.E. y a su Gobierno, y cuanta la confianza que tiene el Presidente de la República en que el Capitán General de la Isla de Puerto Rico, Señor Conde de Mirasol, propenderá a que se faciliten por todos los medios posibles nuestras mutuas inteligencias, a fin de que se establezca la más sólida amistad entre ambos pueblos, labrando así su prosperidad y engrandecimiento.
    Lo que traslado a V.E. con inclusión del referido pliego para el Excelentísimo Señor Don Francisco Martínez De la Rosa Secretario de Estado y para su conocimiento y demás efectos consiguientes.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Juana Díaz 4 de Junio de 1845.

    Excelentísimo Señor
    El Conde de Mirasol

    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar.
    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico

    Traslada la comunicación del Ministro de la Guerra de Venezuela de haber sido aprobado el tratado de paz y amistad con aquella República.


    Excelentísimo Señor

    El Secretario de Estado y del Despacho de Guerra y Marina de la República de Venezuela, desde Caracas con fecha. 25 de Mayo próximo pasado me dice lo que sigue.

    Excelentísimo Señor= De orden del S.E el Presidente de la República tuve el honor de manifestar a V.E. en 15 del reciente, que considerando que la discusión y aprobación del tratado de paz y amistad con la nación española pudiera surgir la dilación natural que todas las materias sufren en su cuerpo colegiado, se había dispuesto que regresase el Capitán Don José María Velasco en el propio Bergantín de Guerra el Jasón, pero como el Congreso de la República, que así como su Gobierno, y buen pueblo de Venezuela, conoce la importancia de la paz con la heroica Nación Española, se apresuraba a dar su aprobación constitucional al expresado tratado, S.E. tuvo a bien disponer con fecha del 23 detuviese su marcha el Jasón que aún no había zarpado del Puerto de La Guaira, tendiendo siempre S.E. a llevar los deseos de que fuese V.E. el primero que le comunicará al gobierno de S.M.C. en correspondencia a la fina y cordial amistad que en esta vez ha sabido usar el Excelentísimo Señor Conde de Mirasol con el Gobierno de la República= En efecto, en la sesión de ley la Honorable Cámara de Representantes ha dado su aprobación final al tratado, habiendo prendido la de la Honorable del Senado, sólo resta procurar por parte de mi Gobierno la ratificaciones del de S.M.C. para que entre a regir el importante acto diplomático ejecutado y firmado en Madrid el 30 de Marzo ultimo, y el cual indudablemente; será una nueva fuente de bienestar para ambos pueblos=Ruego a V.E. de orden del Presidente de la República que aprovechando la primera ocasión participe esta nueva a su Gobierno; la tengo también para congratularme con V.E. y con el pueblo que manda por tan fausto acontecimiento, que anudará los lazos de fraternidad, unión, amistad, y buena inteligencia, rotos, desgraciadamente, ha tanto tiempo. V.E. que gobierna una parte preciosa e importante de la Monarquía Española tan vecina de la República, está llamado a afianzar más y más la amistad consagrada en el tratado y de hacer sentir a ambos pueblos los hermosos efectos de la paz= Acepte V.E. de nuevo los sentimientos de alta consideración y estima con que se repite de V.E. muy obediente servidor.= Francisco Hernaiz”

    Dios guarde a V.E. muchos años Juana Diaz 4 de Junio de 1845.

    Excelentísimo Señor

    El Conde de Mirasol

    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero, Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio y Gobernación de Ultramar.

    Pto Rico
    Venezuela

    Memoria presentada por Don José María de Velasco manifestando el estado de la República de Venezuela.

    Nota
    Habiendo propuesto al Gefe que se pasase esta Memoria al Ministro de la Guerra, del que depende como militar Velasco, comentó no ser necesario porque ya la tenía.

    El borrador adjunto lo entregó Velasco para su examen con calidad de recogerle.


    Excelentísimo Señor

    Al Excelentísimo Señor Ministro de Estado dirijo con esta fecha el escrito siguiente:

    Comisionado por el excelentísimo Señor Capitán General de Puerto Rico, para llevar el tratado de reconocimiento entre Venezuela y España como oficial del ejercito sorprendido con una comisión que el recibimiento que se me hizo convirtió en diplomático, he creído que para completarla no debía limitar las noticias que diese a las simples apuntaciones que se me encargaron por mi digno Gefe el E.S. Conde de Mirasol, sino que debía entenderlas a un juicio imparcial sobre lo que observé en aquel país, cuyo gobierno naciente ofrece garantías de orden y estabilidad porque todos los ramos de Administración necesarios a un gobierno bien constituido están planteados bajo un principio de justicia que contendrá el espíritu demagógico que suele perjudicar tanto en repúblicas como la de Venezuela.
    Cortesía de PARES
    Última edición por Michael; Hace 1 semana a las 16:15
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  16. #216
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,879
    Post Thanks / Like

    Re: Cuba y Puerto Rico

    Libros antiguos y de colección en IberLibro

    Número 20


    Excelentísimo Señor= El Excelentísimo Señor Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar con Real Orden de 30 de Marzo último se ha [no se entiende] remitirme el adjunto pliego, que contiene el tratado de reconocimiento, Paz, y amistad entre España y la República; y previniéndole de orden de S.M. La Reina mi señora (q.D.g.), que lo expida sin pérdida de tiempo para que llegue a manos del Secretario de Estado y Relaciones Exteriores de esa República, he creído el medio más eficaz, despachar a mi Ayudante de Campo el Capitán José María Velasco para que tomando la bahía del Comandante de Armas de la Guaira, se dirija a la Ciudad con el indicado objeto.= Este oficial sólo se detendrá el tiempo que V.E. crea conveniente si considerare necesario su espera, para que el mismo Bergantín de Guerra que lo conduce traiga la contestación de ese Gobierno que remite al de la Reina mi Señora sin pérdida de tiempo.= En caso contrario, espero que V.E. facilitará al expresado oficial que tendrá el honor de estar a sus inmediatas órdenes desde el momento de su llegada, pronto regreso, y que admitiré las consideraciones de mi particular estimación y vivos deseos porque se restablecerán los vínculos de la más estrecha unión entre Pueblos Hermanos, se dictará sus instrucciones, para que se entere de todo aquello en que V.E. juzgue que pueda contribuir como Capitán General de esta Isla, para que se faciliten nuestras mutuas inteligencias, se abran los puertos al Comercio, y por todos los medios posibles las vías de unión, prosperidad, y engrandecimiento para ambos pueblos. Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 5 de Mayo de 1845.= El Conde de Mirasol= Excelentísimo Señor General en Jefe D. Rafael Urdaneta Ministro de la Guerra de la República de Venezuela.


    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico.

    Traslada la comunicación del Secretario de Estado en el Despacho de Guerra y Marina de Venezuela, acusando el recibo del Tratado de reconocimiento, Paz, y amistad de aquella República.

    Excelentísimo Señor
    El Secretario de Estado y del Despacho de la Guerra y Marina de la República de Venezuela desde Caracas en 16 de Mayo próximo pasado me dice lo que sigue.
    “El Señor Capitán José María Velasco Ayudante de Campo de V.E. puso el 14 del corriente en mis manos la nota que V.E. se sirvió dirigir a este Despacho en 5 del actual acompañando un pliego rotulado para el Señor Secretario de Estado en el Despacho de Relaciones Exteriores que contenía el tratado de reconocimiento, Paz, y amistad entre la Nación Española y la República de Venezuela.= Este tratado ha sido sometido a ayer mismo al consenso y aprobación del Congreso, que se encuentra a la sazón; y como es natural que emplee algunas sesiones en discutirlo y resolver, ha parecido conveniente a este Gobierno abreviar la vuelta del Señor Capitán Velasco, quien regresa a esa Isla en el propio buque de guerra que le condujo a la Guaira. Bien quisiera el Presidente de la República que la aprobación del tratado fuese conducida por el Señor Capitán Velasco en el mismo Bergantín de Guerra Jasón, y que fuese V.E. quien le participase primero al Gobierno de S.M. la Reina Isabel Segunda. Tengo el deseo de acompañar a V.E. para su pronta dirección un pliego para el Excelentísimo Señor Secretario de Estado Don Francisco Martínez de La Rosa, Ministro de Estado de S.M.C.= El Presidente ha visto con sumo aprecio la prontitud y eficacia con que V.E. ha dado cumplimento a la Real Orden de S.M. la Reina de España previniendo la remisión del enganchado pliego. El Señor Capitán Velasco a quien se han comunicado instrucciones en virtud de los deseos expresados por V.E. en uno de los párrafos de la apreciable nota que contesto, impondrá a V.E. de cuanta la estima y consideración que profesa el Gobierno de Venezuela a V.E. y a su Gobierno, y cuanta la confianza que tiene el Presidente de la República en que el Capitán General de la Isla de Puerto Rico, Señor Conde de Mirasol, propenderá a que se faciliten por todos los medios posibles nuestras mutuas inteligencias, a fin de que se establezca la más sólida amistad entre ambos pueblos, labrando así su prosperidad y engrandecimiento.
    Lo que traslado a V.E. con inclusión del referido pliego para el Excelentísimo Señor Don Francisco Martínez De la Rosa Secretario de Estado y para su conocimiento y demás efectos consiguientes.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Juana Díaz 4 de Junio de 1845.

    Excelentísimo Señor
    El Conde de Mirasol

    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar.

    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico

    Traslada la comunicación del Ministro de la Guerra de Venezuela de haber sido aprobado el tratado de paz y amistad con aquella República.


    Excelentísimo Señor

    El Secretario de Estado y del Despacho de Guerra y Marina de la República de Venezuela, desde Caracas con fecha. 25 de Mayo próximo pasado me dice lo que sigue.

    Excelentísimo Señor= De orden del S.E el Presidente de la República tuve el honor de manifestar a V.E. en 15 del reciente, que considerando que la discusión y aprobación del tratado de paz y amistad con la nación española pudiera surgir la dilación natural que todas las materias sufren en su cuerpo colegiado, se había dispuesto que regresase el Capitán Don José María Velasco en el propio Bergantín de Guerra el Jasón, pero como el Congreso de la República, que así como su Gobierno, y buen pueblo de Venezuela, conoce la importancia de la paz con la heroica Nación Española, se apresuraba a dar su aprobación constitucional al expresado tratado, S.E. tuvo a bien disponer con fecha del 23 detuviese su marcha el Jasón que aún no había zarpado del Puerto de La Guaira, tendiendo siempre S.E. a llevar los deseos de que fuese V.E. el primero que le comunicará al gobierno de S.M.C. en correspondencia a la fina y cordial amistad que en esta vez ha sabido usar el Excelentísimo Señor Conde de Mirasol con el Gobierno de la República= En efecto, en la sesión de ley la Honorable Cámara de Representantes ha dado su aprobación final al tratado, habiendo prendido la de la Honorable del Senado, sólo resta procurar por parte de mi Gobierno la ratificaciones del de S.M.C. para que entre a regir el importante acto diplomático ejecutado y firmado en Madrid el 30 de Marzo ultimo, y el cual indudablemente; será una nueva fuente de bienestar para ambos pueblos=Ruego a V.E. de orden del Presidente de la República que aprovechando la primera ocasión participe esta nueva a su Gobierno; la tengo también para congratularme con V.E. y con el pueblo que manda por tan fausto acontecimiento, que anudará los lazos de fraternidad, unión, amistad, y buena inteligencia, rotos, desgraciadamente, ha tanto tiempo. V.E. que gobierna una parte preciosa e importante de la Monarquía Española tan vecina de la República, está llamado a afianzar más y más la amistad consagrada en el tratado y de hacer sentir a ambos pueblos los hermosos efectos de la paz= Acepte V.E. de nuevo los sentimientos de alta consideración y estima con que se repite de V.E. muy obediente servidor.= Francisco Hernaiz”

    Dios guarde a V.E. muchos años Juana Diaz 4 de Junio de 1845.

    Excelentísimo Señor

    El Conde de Mirasol

    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero, Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio y Gobernación de Ultramar.


    Capitanía General y Gobierno Superior Político de la Isla de Puerto Rico



    Traslada la comunicación que ha recibido del Ministerio de Guerra y Marina de la República de Venezuela contestando a la que se le dirigió en 30 de Junio pasado y manifestando haber nombrado el Presidente de dicha República al General Rafael Urdaneta, enviado extraordinario y ministro plenipotenciario en la Corte de España.


    Excelentísimo Señor


    El Ministro de la Guerra y Marina de la República de Venezuela com fecha 20 de Junio me dirige lo siguiente.
    “Excelentísimo Señor.= Tengo el honor de acusar a V.E. recibo de su nota oficial de 5 del corriente desde Juana Díaz; de ella si cuenta a S.E. el Presidente de la República. Con sumo interés se ha enterado el Gobierno de que los puertos de esa Isla están abiertos a la bandera Venezolana por las ingentes consideraciones en que V.E. apoya esta providencia, ello confirma el juicio del Gobierno de Venezuela, de que la autoridad de V.E. está llamada a afianzar la amistad consagrada en el tratado, y hacer sentir a ambos pueblos los hermosos efectos de la paz, también ha visto S.E. con mucho aprecio la determinación de V.E. comunicando sin dilación al Gobierno de la Augusta Isabel 2a la aprobación por Venezuela al tratado de paz, comisionando al efecto al Coronel Señor Coronel Isidro Ortiz de Zárate: todo esto prueba al Gobierno de la República que el Excelentísimo señor Conde de Mirasol secunda las nobles y buenas intenciones de su gobierno hacia las Repúblicas Hispanoamericanas.= Deseoso S.E. el Presidente de que cuanto antes sean obligatorias la estipulaciones del tratado, del que esperamos tantos bienes, ha acreditado cerca del Gobierno de S.M.C. al Excelentísimo Señor General Rafael Urdaneta Secretario de Estado en los Despachos de Guerra y Marina con el carácter de Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario con el fin de obtener la ratificación del tratado en los términos que se previene en el artículo 20 del mismo. Con esta fecha ha partido de la Guaira el expresado Señor General Urdaneta para Europa.
    Lo que traslado a V.E. para su debido conocimiento y como continuación de mis anteriores comunicaciones sobre este particular.
    Dios guarde a V.E. muchos años. Puerto Rico 24 de Julio de 1845.


    Excelentísimo Señor


    El Conde de Mirasol


    Excelentísimo Señor Don Francisco Armero Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar

    Pto Rico
    Venezuela

    Memoria presentada por Don José María de Velasco manifestando el estado de la República de Venezuela.

    Nota
    Habiendo propuesto al Gefe que se pasase esta Memoria al Ministro de la Guerra, del que depende como militar Velasco, comentó no ser necesario porque ya la tenía.

    El borrador adjunto lo entregó Velasco para su examen con calidad de recogerle.


    Excelentísimo Señor

    Al Excelentísimo Señor Ministro de Estado dirijo con esta fecha el escrito siguiente:

    Comisionado por el excelentísimo Señor Capitán General de Puerto Rico, para llevar el tratado de reconocimiento entre Venezuela y España como oficial del ejercito sorprendido con una comisión que el recibimiento que se me hizo convirtió en diplomático, he creído que para completarla no debía limitar las noticias que diese a las simples apuntaciones que se me encargaron por mi digno Gefe el E.S. Conde de Mirasol, sino que debía entenderlas a un juicio imparcial sobre lo que observé en aquel país, cuyo gobierno naciente ofrece garantías de orden y estabilidad porque todos los ramos de Administración necesarios a un gobierno bien constituido están planteados bajo un principio de justicia que contendrá el espíritu demagógico que suele perjudicar tanto en repúblicas como la de Venezuela.

    En cuanto a facultades varían las circunstancias, y por razones de todo género, ya se atienda a miras ulteriores de preponderancia ya a la lentitud necesaria de las comunicaciones con puntos tan distantes, debe tenerlas cumplidas y aún excepcionales en algunos puntos, yendo de acuerdo y consultando en su caso al Capitán General de Puerto Rico como autoridad más inmediata, altamente considerada en Venezuela por razón de estar divididas las familias de aquel país entre Venezuela y Puerto Rico, y venirles de natural el respeto a esta autoridad, así como que sería una garantía para la seguridad de Puerto Rico, que aún concediendo los mejores deseos al gobierno de la República, lo que no es de esperar en este punto si entrase a mandar el partido ultraliberal , no se podría nunca prestar lo suficiente por falta de medios de represión para cualquier trabajo de propaganda que se intentase por los explotadores de la raza negra.

    Y encargado por mi digno jefe el excelentísimo señor Capitán General de Puerto Rico de dar también a V.E. las noticias que sobre el estado de Venezuela pude adquirir en mi corta permanencia en aquel país considerando que las contenidas en esta memoria, aunque insuficientes lo serán menos que las que tuve el honor de darle de palabra, me tomo la libertad de ponerla en el superior conocimiento de V.E. para los fines que a bien tenga.
    Dios guarde a V.E. muchos años Madrid 20 de Septiembre de 1845

    Excelentísimo Señor

    José María de Velasco

    Excelentísimo Señor ministro de Marina, Comercio, y Gobernación de Ultramar

    Cortesía de PARES
    Última edición por Michael; Hace 1 semana a las 06:32
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

Página 11 de 11 PrimerPrimer ... 234567891011

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Anexos al Obispado de Puerto Rico
    Por Michael en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 21/11/2012, 08:49
  2. Puerto Rico, en la encrucijada
    Por Michael en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 15/11/2012, 12:07
  3. Saludos desde Puerto Rico!
    Por SagradaHispania en el foro Presentaciones
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 03/11/2012, 10:25
  4. Blasón de Puerto Rico
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 03/11/2012, 06:58
  5. Respuestas: 0
    Último mensaje: 06/09/2005, 13:19

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •