Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 13 de 13 PrimerPrimer ... 345678910111213
Resultados 241 al 248 de 248

Tema: Peronismo

  1. #241
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,054
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: Peronismo

    Visto en Página 12:

    Los dos encuentros del Che con Perón en Puerta de Hierro

    Por Pacho O´Donnell

    John William Cooke, “el gordo”, líder de la izquierda peronista, exiliado en Cuba, había convencido al Che de que ningún proyecto revolucionario era viable en Argentina sin el apoyo del general Perón, quien contaba con la idolatría de los sectores populares y de la mayoría de los poderosos dirigentes gremiales de su país, además de ser la indiscutida cabeza del partido político más numeroso. Aquel cuya caída en 1955 como consecuencia de una asonada militar había arrancado a Ernesto Guevara un insolente párrafo en una carta a su madre, visceralmente antiperonista: “La caída de Perón me amargó profundamente, no por él sino por lo que significa para toda América (…) Estarás muy contenta, podrás hablar en todos lados con la impunidad que te da el pertenecer a la clase en el poder”.

    A su regreso a La Habana de una gira por países africanos Guevara, ministro de Industria, hizo escala en Madrid. El testigo del encuentro fue Julio Gallego Soto, contador, hombre de confianza de Perón en asuntos comerciales, quien, cuando años más tarde su vida peligraba, eligió como depositario de su testamento político a su colega el contador Alberto T. López, quien declaró en la causa judicial abierta por secuestro y desaparición de Gallego Soto en 1977, a manos de la genocida dictadura. López, a su vez, lo relató a Rogelio García Lupo, quien lo reveló en un artículo periodístico.

    A fines de abril de 1964 Gallego Soto estaba acostándose para dormir en su lujosa habitación del Hotel Plaza de Madrid, frente a la emblemática fuente de Cibeles, cuando escuchó golpes en su puerta. Al abrir encontró a un desconocido que con mucha precaución y en susurros le entregó un mensaje manuscrito de Perón. En él le pedía que acudiera de inmediato a su residencia de Puerta de Hierro. Gallego Soto descontó que se trataba de algo importante por lo avanzado de la hora.

    Encontró a Perón rodeado por personas con uniformes verde olivo, casi todos ellos barbudos, con los que parecía pasarla muy bien pues hablaban en voz alta y reían a carcajadas. Gallego Soto los identificó como cubanos. Después Perón se puso serio y le dijo que lo había “convocado para una tarea que requiere una gran reserva y una buena administración”. El general pensaba que era el hombre para la función “por lo mucho y bien que lo conozco”.

    Gallego Soto se enteró entonces de que se trataba de administrar varios millones de dólares del fondo de “Liberación”, el organismo que Guevara había creado para apoyar los movimientos revolucionarios en Latinoamérica. Fue entonces cuando Perón se dirigió a alguien que había permanecido en la oscuridad “y para mi sorpresa vi aparecer a un sacerdote capuchino que había estado presenciando la escena anterior y que, al alzar la pantalla de luz, resultó ser el mismísimo Che”.

    Gallego Soto aseguraría a López que rechazó la propuesta ‘a pesar de que no era fácil negarse a los pedidos del ‘viejo’ (Perón)’ pero algunos indicios demostrarían que no fue así. García Lupo constataría que el 26 de octubre de 1964 el encargado de negocios de la embajada cubana en Madrid, Ramón Aja Castro, otorgó una visa a Gallego Soto para llevar adelante una negociación en el ministerio de Comercio Exterior de Cuba para colocar un importante embarque de maíz argentino y el beneficio de esa operación seguramente tendría como destino financiar el acuerdo de ‘Puerta de Hierro’.

    Philip Agee, el espía norteamericano que llevó un diario de su actividad en Uruguay, escribió el 21 de marzo de 1964: “La estación (de la CIA) en Montevideo ha organizado varias operaciones fructíferas contra objetivos peronistas en Uruguay a través de las cuales se ha podido descubrir el apoyo que prestan los cubanos a los peronistas. Una operación de escucha contra el departamento del periodista peronista Julio Gallego Soto nos permitió descubrir la clandestina relación existente entre éste y el antiguo jefe del servicio de inteligencia cubano en el Uruguay”.

    Una de las consecuencias del acuerdo entre el Che y Perón, siempre ducho en los aspectos económicos de la política, sería la habilitación de Villalón para comerciar con exclusividad el tabaco cubano en varios países de Europa.

    El otro encuentro se produjo en 1966, antes de la experiencia boliviana. El Che Guevara hizo escala en Madrid con el propósito de visitar otra vez a Juan Domingo Perón en su residencia de “Puerta de Hierro”, en esta oportunidad para pedir su colaboración debido a que Fidel Castro, en el momento de partir de La Habana, le habría expresado sus dudas acerca del prometido apoyo por parte del Partido Comunista Boliviano, defección que luego se confirmaría y que sería una de las principales causas del fracaso y muerte del Che en tierras bolivianas.

    “Yo era secretario de Perón en su exilio en Madrid’, me contaría Enrique Pavón Pereyra tomando café en un bar de Buenos Aires, poco tiempo antes de su fallecimiento. “Sería en septiembre u octubre porque recuerdo que no hacía mucho que habíamos regresado de nuestras vacaciones de verano. Una mañana muy temprano, serían las seis de la mañana, a través de la ventana veo venir a un hombre extraño y le aviso a Perón. ‘Es el Che Guevara’, me dice ante mi sorpresa, ‘hágalo pasar’. En España gobernaba Franco y la situación de asilado del General no era muy cómoda, así que evitaba recibir abiertamente a políticos de izquierda porque después venían las protestas y las amenazas de expulsión. Así sucedió, por ejemplo, cuando recibió al chileno Allende, entonces senador por el socialismo.

    “El Che estaba disfrazado, irreconocible, afeitado y casi calvo, con anteojos de marco oscuro y cristales algo ahumados. Iba de paso hacia Bolivia y pasaba por Europa porque debido al bloqueo de Cuba los viajes debían necesariamente conectar con países socialistas. Durante la entrevista le contó a Perón su plan de insurgencia en el Alto Perú. Perón se mostró sorprendido y al principió no le creyó, o se hizo el que no le creía. ‘Esto va en serio’, dijo el Che, y dio los detalles de la operación. Yo creo que Perón me hizo quedar al principio de la reunión para quitarle intimidad porque comprendió que el Che venía a pedirle ayuda para una acción con la que el General no estaba de acuerdo. Después del encuentro lo único que me comentó, como si hablara para sí mismo, fue ‘pobre Guevara, lo van a dejar solo’. Y tuvo razón porque él también lo dejó solo”.

    El líder del movimiento justicialista le negaría ayuda poniendo énfasis en el asma de Guevara y en la inconveniencia de la humedad y el calor de las selvas bolivianas para ese mal. “Yo conozco bien la zona porque allí cursé el segundo año de la instrucción militar que hicimos en Brasil, en Bolivia y en Chile”, le dirá y luego pronosticará con dramatismo: “Disculpe Comandante que sea franco con usted, pero usted en Bolivia no va a sobrevivir. Es contra natura. Suspenda ese plan. Busque otras variantes.” Luego de algunos segundos de silencio agregó, grave: “No se suicide”.

    Pavón continuó: “Entonces llegaría el momento de dejarlos solos. El General me ordenó que trajera yerba, agua caliente y un mate. A los dos les gustaba matear. Cerré la puerta a mis espaldas y siguieron conversando por veinte minutos. Estoy seguro de que entonces se habló de lo que más le interesaba al Che y también estoy convencido de que Perón le dijo que no estaba en condiciones de darle una ayuda formal del Movimiento Justicialista mientras las acciones se desarrollaran en territorio boliviano, pues las circunstancias no favorecían que comprometiese en una operación internacional a un partido debilitado como el suyo que debía enfrentar la proscripción a que lo habían condenado las dictaduras militares de la Argentina. Cuando la acción del Che se trasladase a territorio argentino entonces podría contar con el peronismo. Mientras, prometió, no se opondría a quienes por voluntad propia quisieran participar del foco boliviano”.

    Se despidieron muy cordialmente y el General lo acompañó hasta la calle. También me diría Pavón: “No sé si tiene que ver con esto que le conté pero tiempo después Perón me mostró una foto dedicada de Cooke vestido de guerrillero cubano, seguramente se la habría entregado el Che, y me comentó: “Este hombre ha dejado de ser peronista”.





    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  2. #242
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,237
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: Peronismo

    Sin perjuicio de los "maquillajes", e inventos de la notable imaginación de Pacho en esta nota, lo único relevante es que el General siempre le pareció un disparate lo del Che en Bolivia, y nunca estuvo de acuerdo, por eso que le negó cualquier apoyo del peronismo.
    Por otra parte no es cierto que haya pensado, ni tampoco propuesto a que el Che viniera a la Argentina con el propósito de instalar el modelo cubano en nuestro país.
    Eso es un disparatare, pura fantasía de Pacho.
    Finalmente hay que tener en cuenta el comentario final: Si para Perón John William Cooke, "Había dejado de ser peronista", esto significaba la ruptura definitiva con él, y con el modelo revolucionario cubano.
    ReynoDeGranada dio el Víctor.

  3. #243
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,054
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: Peronismo

    Visto en Infobae:


    POLÍTICA

    Contra lo que reza el credo peronista, las principales leyes laborales fueron previas al 45

    Descanso dominical, jornada de 8 horas, accidentes de trabajo, jubilaciones y protección del trabajo femenino e infantil fueron promulgadas con anterioridad, varias de ellas en base a proyectos del socialismo


    El coronel Perón, Secretario de Trabajo y Previsión social

    Promulgadas bajo los gobiernos de Roca, Sáenz Peña, Yrigoyen, Alvear o Uriburu, estas leyes de regulación y protección del trabajo son atribuidas sin embargo en el imaginario colectivo al primer gobierno peronista.


    La ley 4661 de descanso dominical, redactada en base a un proyecto del diputado socialista Alfredo Palacios, fue sancionada en septiembre de 1905, durante la segunda presidencia de Julio A. Roca.


    La jornada laboral de 8 horas fue establecida por una ley de 1929, es decir, en el segundo gobierno de Hipólito Yrigoyen.


    La prohibición de que las mujeres realizaran trabajos peligrosos y el otorgamiento de beneficios tales como pausas para amamantar, además de la protección del trabajo infantil, surgen de la ley 5291 de 1907.


    La ley de accidentes de trabajo fue sancionada en 1915 durante la gestión de Roque Sáenz Peña – Victorino de la Plaza, también en base a un proyecto de Palacios.


    ¿De dónde surge entonces la creencia de que la gestión de Perón marcó un momento fundacional en la materia en la Argentina?


    "En la etapa de acercamiento de Perón a los obreros, que es la de la dictadura, del 43 al 45, hubo sí un favorecimiento a los sindicatos -dice Ariel Kocik, coautor, junto a Hugo Gambini del libro Crímenes y mentiras. Las prácticas oscuras de Perón (Sudamericana, 2017)-. Pero una vez que asume la presidencia y hasta el 55, la aplicación efectiva de esos logros y de esas leyes hay que ponerla entre comillas. En la primera etapa, él favorecía la resolución de los conflictos y trataba de fallar a favor de los obreros, sobre todo de los que estaban menos organizados; eso fue así podemos decir que hasta el 48. Pero ya en el segundo gobierno de Perón, la propia CGT llamaba a trabajar el sábado para ayudar al gobierno. Con la crisis económica, se empieza a borrar con el codo lo que se había hecho. Hay una etapa inicial que se presenta como de fiesta o de bonanza social y de otorgamientos, de conquistas, pero muy rápido empieza la represión. Ahí comienza a hacer agua el goiberno entre la metodología y la realidad. De hecho se produce una enorme represión contra las huelgas a partir del 48".


    La réplica habitual peronista al señalamiento de que no fue Perón quien convirtió en leyes los derechos de los trabajadores es que toda esa legislación era papel mojado hasta 1943; no se cumplía.








    "Con la creación de esta Secretaría de Trabajo y Previsión se inicia la era de la política social argentina", había dicho el propio Juan Domingo Perón a fines de 1943 cuando logra convertir lo que hasta entonces había sido el Departamento Nacional del Trabajo -creado en 1904- en Secretaría.


    Hasta la llegada de Perón en octubre de 1943, la principal función de ese departamento era estadística. Una tarea nada desdeñable, sobre todo gracias a la labor de José Figuerola, un catalán que había sido funcionario en la cartera de Trabajo en España bajo José Antonio Primo de Rivera, y que se había exiliado en Argentina tras la caída de éste. Figuerola traía una concepción corporativista de las relaciones entre capital y trabajo, con arbitraje del Estado, y había sido testigo de la experiencia del establecimiento de comisiones paritarias entre patrones y obreros para negociar condiciones de trabajo.


    Figuerola llevaba diez años reuniendo valiosa información sobre niveles de ocupación, de salarios, sobre leyes laborales, etcétera, cuando Perón, que había observado en Italia el modelo mussoliniano de organización sindical, es nombrado titular del Departamento.


    Sobre la base de esa información, Perón elaboró un plan de captación de la dirigencia sindical y de organización de la "masa" obrera, condición necesaria, decía, para poderla conducir.




    El primer paso fue elevar el Departamento al rango de Secretaría de Trabajo y Previsión, para disponer de mayores medios.


    Según cifras del propio Departamento de Trabajo la canasta básica de una familia en la capital era de 147 pesos mientras que el salario medio era de 128 pesos promedio y el obrero de 78. La conclusión del organismo era que en 1943 la situación de los obreros había empeorado pese a estar recuperándose la industria.


    El proceso industrial entre 1930 y 1943 había volcado a una masa de trabajadores del interior hacia los suburbios de Buenos Aires. A diferencia del proletariado anterior, por lo general de origen europeo, estos que serán llamados "cabecitas negras", carecen de formación ideológica y de experiencia de lucha gremial.


    "Menos de la tercera parte del total de la fuerza laboral de la Argentina estaba organizada -dice Joseph Page, en su biografía sobre el líder justicialista- El genio de Perón reconocería el potencial político que ofrecía un movimiento obrero en desorden con una composición variable".


    La CGT, hoy tan inseparable del peronismo, también era preexistente. Pero se trataba de una organización de índole muy distinta. "La CGT, que se forma en 1930, no tenía identificación partidaria", señala Kocik.


    Había surgido en forma independiente de todos los partidos, aunque hacia 1935 los socialistas logran hegemonizar su conducción. Cuando los militares toman el poder en marzo de 1943, la CGT ya se había dividido en dos por disidencias de algunos gremios con las posiciones internacionalistas del socialismo.


    Perón habla en la CGT


    De todos modos, no era un organismo que representara a la totalidad de los trabajadores. Entre la minoría organizada, varias corrientes se disputaban la supremacía: sindicalistas (que intentaban mantener a los gremios alejados de ideología y política partidarias), socialistas, comunistas y, en menor medida, anarquistas.


    "En el seno de la clase obrera sólo una minoría de dirigentes y cuadros estaba agremiada e intervenía en política. Las grandes masas provenientes del campo, malviviendo en barracones y sin presente estable, carecían de una ideología", dice el investigador catalán Joan Benavent en un muy detallado libro sobre el ascenso de Perón (Perón. Luz y sombras, 2004), para el que contó con los testimonios, entre otros, del sindicalista Andeés Framini (ya fallecido) y de Alfredo Domingo Mercante, hijo del coronel Domingo Mercante, estrecho colaborador de Perón en la Secretaría de Trabajo y Previsión.


    Perón se lanza entonces a la captación de esa masa, utilizando diferentes tácticas. Había ordenado a sus funcionarios mediar en favor de los obreros en los conflictos, buscando asegurarles mayor poder adquisitivo y concediendo beneficios sociales, a veces mínimos. "Perón ayuda especialmente a los gremios más desprotegidos como el de la carne, los portuarios o los azucareros. Eso significaba más que nada, ganar puntos, por ejemplo, las pausas de descanso, la provisión de guantes, cosas que parecen muy elementales pero que para ellos eran importantes. Esto en el marco de leyes que ya existían pero no se cumplían", ejemplifica Ariel Kocik.


    Hubo también, agrega, varios decretos ley del gobierno de facto de Farrell, del que Perón llega a ser vicepresidente, y más de 300 gestiones conciliatorias y convenios colectivos, a cargo de la Secretaría de Trabajo, antes de 1946. "Todo esto sumó una muy importante popularidad, aunque es discutible el aprovechamiento del poder del Estado para gestar una candidatura", dice.


    Mercante y Perón


    Desacostumbrados a que el Estado les dé la razón, poco a poco, muchos referentes gremiales fueron abandonando sus antiguas lealtades ideológico-partidarias para seguir a Perón cuyo despacho estaba siempre abierto para cualquier sindicalista que quisiera hablar con él, independientemente del peso de sus afiliados.


    Perón entendió que en la gran mayoría de trabajadores no afiliados y por lo tanto carentes de representación y de protección había un terreno fértil. Promovió por lo tanto la agremiación de todos los sectores.


    Con los gremios más tradicionales, ya consolidados (ferroviarios, comercio….), intentó la cooptación mediante concesiones, pero cuando ésta no funcionaba apelaba a la creación de sindicatos paralelos o a la promoción de dirigentes de segunda línea con ambiciones a los que respaldaba en su lucha interna por la jefatura del gremio. Fue el caso del propio Cipriano Reyes, del sindicato de la carne, a quien promovió para desplazar a los comunistas de la dirección, pero que luego se le enfrentó, entre otras cosas, por la decisión de Perón de liquidar el Partido Laborista.


    Dos factores limitaban o volvían ineficaces a las leyes existentes: la falta de un Estado activo con órganos de aplicación y la escasa cobertura de la organización gremial.


    "La CGT tenía alrededor de 331.000 afiliados sobre un total de 547.000 trabajadores agremiados", dice Page. Pero esos trabajadores sindicalizados representaban a su vez apenas "la décima parte del total de la fuerza laboral de la Argentina".


    Perón se abocará a resolver ambas cuestiones: creará tribunales laborales y promoverá la agremiación de los trabajadores de todas las ramas de actividad. Pero el precio que pagarán por esto será la pérdida total de autonomía de sus organizaciones.

    No todos lo aceptarán, y allí radica el detonante de muchos conflictos con líderes y con agrupaciones sindicales. El caso de Cipriano Reyes es el más emblemático pero no el único. Ariel Kocik se ha dedicado a rescatar las historias de estos cuadros gremiales que, incluso en algunos casos mirando con simpatía inicial la obra de Perón, no deseaban subordinarse.


    Todavía en 1945, la CGT era autónoma, como lo demuestra el debate en el confederal para decidir si se lanzaba o no un paro general en protesta por la destitución y arresto de Perón. La huelga es votada por 16 sindicatos contra 11 pero en el comunicado no se menciona al coronel preso en la isla Martín García, sino genéricamente a "los civiles detenidos por defender la causa obrera".




    Más aún, el diario sindical del día siguiente destaca el éxito del paro general pero no menciona la movilización a Plaza de Mayo del día 17 que obtiene la liberación de Perón y convertida luego en efeméride popular por excelencia.


    El otro factor promovido por Perón fue la redistribución del ingreso que, como señala Kocik, operó con fuerza mientras la situación económica fue de bonanza. Para el año 1948, el salario real había aumentado considerablemente (27% para el obrero industrial respecto de 1943 y 37% para la mano de obra no especializada).


    "Una medida que sí fue iniciativa de Perón -acota Kocik- fue la creación del Instituto Nacional de Remuneraciones, que estableció el salario vital para obreros, ajustable por alza del costo de vida y por la situación específica de la empresa. También el aguinaldo anual a partir de 1945, sin embargo su cobro no siempre estuvo garantizado y eso fue una de las causas del conflicto con el gremio de la carne".


    "Además, dice Benavent, (Perón) buscó revertir la lógica de sueldos bajos y altas ganancias para los industriales y capitalistas, por una mejor distribución del ingreso destinada entre otras cosa a crear un mercado interno".


    La contrapartida, explica Page, fue la estatización de los gremios y de la CGT. "El precio que tuvieron que pagar los gremios por estos beneficios fue la pérdida de independencia". El movimiento obrero se convierte en "una estructura monolítica, jerárquica, burocrática y totalmente rígida".


    En palabras de Benavente: "Tras aquella batalla por la justicia social desarrollada contr tirios y troyanos, se escondía una batalla importante por el control de las organizaciones obreras, facilitando el inminente liderazgo social y político de Perón".


    El mecanismo de este sometimiento fue la Ley de Asociaciones Profesionales. Perón había hecho revocar la Ley ultra represiva dictada poco antes por el régimen del que formaba parte, pero el 2 de octubre de 1945 la reemplazó por un decreto nuevo -que más adelante sería ratificado por el Congreso-. "La Ley de Asociaciones Profesionales, cuyas claves eran el sindicato único por rama de actividad y la CGT como central obrera única, fortalece mucho a la CGT. Los sindicalistas peronistas dicen que de eso depende la unidad y la fuerza para los reclamos. Sí, pero por otro lado, eso sometió a la central obrera al poder peronista, le dio poder a la CGT, pero por otro lado dejó sin independencia al conjunto del movimiento obrero. Después de Perón, el grueso de los sindicatos se convirtieron en corporaciones con muchísimo peso".


    La clave del control que se ejerció desde el Estado fue que las organizaciones laborales reconocidas como gremios por la Secretaría de Trabajo y Previsión eran las únicas que podían negociar convenios, representar a los trabajadores ante el gobierno y participar en actividades políticas. Como la Secretaría podía reconocer a un solo gremio por sector de actividad, salta a la vista el impresionante poder que eso otorgaba al titular del organismo que pronto se convertiría en Ministerio de Trabajo.


    El paso siguiente fue reconocer a una sola CGT y poco a poco adocenarla y someterla completamente al poder del Estado.


    "Todo aquel que aceptaba ponerse bajo el registro de la Secretaria de Trabajo podía ser beneficiado. La contracara era que se dictaban leyes represivas, por ejemplo una que permitía romper una huelga inmediatamente si no estaba autorizada por el Estado, por el órgano competente, que era la Secretaría de Trabajo. O sea, hay una ayuda concreta pero al mismo tiempo hay un sometimiento claro", concluye Kocik.


















    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  4. #244
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,237
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: Peronismo

    Estimado Erasmus:
    Es notable el resurgimiento del gorilismo en estos últimos tiempos en nuestra doliente y bendita Patria.
    Allí están los libros de Adriana Mercado, "El Relato Peronista", y "El Inventor del Peronismo", el de Nicolas Marquez, "Peron el Fetiche de las Masas", el de Fernando Iglesias ,"Es el Peronismo Estúpido", El de Ariel Kosik-Hugo Gambini, "Crímenes y Mentiras. Las Prácticas Oscuras de Perón", y como la "frutilla del postre", el increíble panfleto de Cristián Iturralde, "El Pacto Perón -Israel".
    Mamma Mia!!!
    No tuve más remedio que "atragantarme" con semejantes insufribles libelos, pues mis amigos antiperonistas me los regalan (para ver si me convencen) y me piden que opine de ellos.
    Son "refritos" de "refritos", con una carga de prejuicios ideológicos, que no por repetitivos dejan de llamarme la atención.
    Parece que el deporte predilecto de estos gorilones es el "tiro al pichón"...
    Seguiré resistiendo desde mi Bunker...

  5. #245
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,054
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: Peronismo

    Cita Iniciado por juan vergara Ver mensaje
    Estimado Erasmus:
    Es notable el resurgimiento del gorilismo en estos últimos tiempos en nuestra doliente y bendita Patria.
    Allí están los libros de Adriana Mercado, "El Relato Peronista", y "El Inventor del Peronismo", el de Nicolas Marquez, "Peron el Fetiche de las Masas", el de Fernando Iglesias ,"Es el Peronismo Estúpido", El de Ariel Kosik-Hugo Gambini, "Crímenes y Mentiras. Las Prácticas Oscuras de Perón", y como la "frutilla del postre", el increíble panfleto de Cristián Iturralde, "El Pacto Perón -Israel".
    Mamma Mia!!!
    No tuve más remedio que "atragantarme" con semejantes insufribles libelos, pues mis amigos antiperonistas me los regalan (para ver si me convencen) y me piden que opine de ellos.
    Son "refritos" de "refritos", con una carga de prejuicios ideológicos, que no por repetitivos dejan de llamarme la atención.
    Parece que el deporte predilecto de estos gorilones es el "tiro al pichón"...
    Seguiré resistiendo desde mi Bunker...

    Del lado peronista tenés los que publicó De Renzis. En su canal de YouTube viene subiendo filmaciones de la época y entrevistas que hacía en el programa que tenía en P&E:

    https://www.youtube.com/channel/UCC5...bHH6S8cI1sKw5A



    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  6. #246
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,237
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: Peronismo

    Estimado Erasmus:
    Te agradezco los datos de De Renzis, no sabía que tenia un canal en You tube.
    Mañana (20 de Octubre), en el "Instituto de Investigaciones Históricas Tte. General Juan D. Perón", a las 18 hs., en Sarmiento 1469, piso 3º "A", doy una charla sobre: "El 17 de Octubre una epopeya Fundacional", con proyecciones.

  7. #247
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,054
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: Peronismo

    ¿La subís a YouTube o algún otro sitio?



    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  8. #248
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,237
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: Peronismo

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cita Iniciado por Erasmus Ver mensaje
    ¿La subís a YouTube o algún otro sitio?
    No lo había pensado.
    Soy un nulo total para toda esa tecnología internética.

Página 13 de 13 PrimerPrimer ... 345678910111213

LinkBacks (?)

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Esbozo de una cronologia del Nacionalismo argentino 1919-2000
    Por cruz_y_fierro en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 28
    Último mensaje: 28/07/2014, 08:33
  2. Respuestas: 22
    Último mensaje: 04/03/2009, 22:50
  3. Respuestas: 24
    Último mensaje: 26/01/2009, 20:51
  4. Las víctimas del castrismo
    Por Arnau Jara en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 25/01/2009, 19:04
  5. P.N.T ( Argentina)
    Por Josefo en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 20/07/2007, 03:03

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •