Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 23

Tema: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

  1. #1
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    Nuevo libro muy documentado en el que se exponen las causas de la situación actual frente a las esperanzas de futuro que había en la última etapa del franquismo. Pero mejor que lo que yo pueda decir, es leer la siguiente crónica.



    UN DESARROLLO OLVIDADO

    La España del desarrollo frente la España de la parálisis

    Fernando José Vaquero Oroquieta

    6 de diciembre de 2014



    "Si dejas de pedalear, conforme la velocidad previa, el peso de la máquina y el del conductor, las características del firme, etc., antes o después, la bicicleta se caerá. Y con ella, su conductor".



    José Luis Orella Martínez, La España del desarrollo. El almirante Carrero Blanco y sus hombres. GALLAND Books, Valladolid, 2014. 279 p.. 24,00 €.



    Si dejas de pedalear, conforme la velocidad previa, el peso de la máquina y el del conductor, las características del firme, etc., antes o después, la bicicleta se caerá. Y con ella, su conductor.

    Algo parecido le está pasando a España. Disfrutamos de un cuestionado espacio territorial y moral, fruto del devenir de siglos, que transporta millones de pasajeros… pero parece que carece del hálito vital que podría sostenerla y dirigirla. Tamaña exhalación que impulsó múltiples empresas colectivas durante siglos, ¿acaso se ha agotado? ¿O es que ha sido asfixiada? En suma, ¿qué es España? ¿Acaso no existe España? Ahora que se habla, otra vez, de una España federal, ¿no sería más ajustado hablar de las Españas? ¿Merece la pena este debate? ¿Llega tarde, incluso? Sí es seguro que vivimos en una profunda crisis –económica, moral, de sentido e identidad- que cuestiona todo, o casi todo; particularmente, la mismísima existencia de la nación española y/o de una conciencia nacional. No en vano, si los secesionismos se presentan como atractivas utopías que se apresuran a dar la estocada de muerte al toro ibérico, se debe, ante todo, a la inexistencia de proyectos colectivos ilusionantes que, vivificando la vieja piel, pudieran neutralizarlos. No siempre ha sido así.

    Es lugar común la afirmación rutinaria y cansina de que la Transición fue ejemplar: un modelo aplicable en diversas latitudes del globo. No obstante, por muy modélica que fuere, aparentemente se ha agotado. Acaso no todo fue modélico. O tal vez se soterraron problemas que no por ello dejaban de latir. En cualquier caso, la Constitución que parió esa Transición fue una solución provisional: y es que nada se hace ya con voluntad de eternidad; tampoco entonces. ¿No es todo relativo? Pero, despertados de este último sueño colectivo, abruptamente, la Constitución se nos antoja estrecha, inoperante, cargada de minas… y afloran viejas contradicciones supuestamente superadas, dolores adormecidos, traumas colectivos que parecían haberse conjurado.

    Unas pocas décadas anterior a la ahora tan cuestionada Transición, con todos sus errores y aciertos, acaso fuera la bocanada colectiva de "la España del desarrollo" -impulsada por esa tribu, ya extinta, de "los tecnócratas"- la que protagonizara ese, tal vez, penúltimo esfuerzo nacional. Una España ilusionada y con un proyecto compartido, empeñada en conquistar el bienestar, ganar la paz, y legar una heredad a sus hijos.

    Corresponde al navarro afincado en Madrid José Luis Orella, el mérito de ofrecer al lector una obra (La España del desarrollo. El almirante Carrero Blanco y sus hombres, en Galland Books) que, a velocidad de vértigo y con la precisión del cirujano, proporciona una formidable visión de conjunto de la España del -tan ridiculizado- "milagro económico". Semejante paisaje global se despliega a partir del esfuerzo del equipo de hombres que lo hizo posible. No surgieron de la nada; la mayoría de estos tecnócratas se había formado espiritualmente en el Opus Dei. Contaban con un político "protector": don Luis Carrero Blanco. Les unía la voluntad de trabajo al servicio del desarrollo español, pero les diferenciaban sus opciones políticas siempre personalísimas: algún falangista, tradicionalistas, monárquicos juanistas, independientes de cualquier familia. Alguno pensaba –a largo plazo- en una democracia al uso occidental. Y la mayoría, en una democracia orgánica propiamente española. Primer mito que rompe el autor en su obra: la pertenencia al Opus Dei de muchos de aquellos tecnócratas no predeterminaba en absoluto un itinerario político concreto; de ahí el pluralismo que desconcertó –hasta llegar al escándalo- a tantos, y sigue haciéndolo.

    Para superar la durísima autarquía que sufría España desde el término de la última –y más cruel- guerra civil, a partir de 1957 el almirante Carrero Blanco impulsó la institucionalización del régimen y el desarrollo económico, sirviéndose en tal misión de los tecnócratas. Objetivos: la generalización del bienestar social, como base imprescindible de nuevos hitos políticos, y la consiguiente ampliación de las clases medias.

    Laureano López Rodó, Mariano Navarro Rubio, Alberto Ullastres, Gregorio López Bravo, Ángel López Amo, etc., fueron algunos de aquellos hombres. Y destaquemos al doctrinario de la tecnocracia: Gonzalo Fernández de la Mora; cuya memoria intelectual pervive en su última aventura, un auténtico milagro actual de persistencia y legado espiritual, la revista de pensamiento Razón Española.

    Orella estudia, en audaz síntesis pluridisciplinar, múltiples aspectos de la vida española de aquellos años, más allá de los inevitablemente centrales de carácter económico: el papel de la Iglesia, en particular el del Cardenal Vicente Enrique Tarancón; la industria nuclear; el impacto del cine de Hollywood en España; el propio asesinato del almirante Carrero, que supuso el fin del peso político de los tecnócratas, sobre el que todavía planean dudas acerca de complicidades e instigadores. Y, al igual que con tantos otros títulos de sus capítulos, siempre irónicos, "Del maquis a los salones de papá" recuerda los orígenes y protagonistas de la mínima y muy poco heroica oposición "democrática": en particular el mítico Frente de Liberación Popular (FLP), el famoso Felipe, el Partido Comunista de España y sus múltiples y siempre totalitarias escisiones, todas y cada una de ellas guardiana de las quintaesencias, regularidad y ortodoxia de su particularísima secta marxista.

    Por lo que respecta a las trascendentales decisiones económicas de la época, razón de ser del libro, Orella destaca algunas experiencias concretas: así, el cooperativismo de Mondragón, de origen social-católico, y el practicado desde una perspectiva foral por Félix Huarte en Navarra. Que esta última región sea la natal del autor explica ese detalle; y sus estudios universitarios en Deusto, su interés por el de Mondragón.

    En otro plano de obras, Orella destaca el rol jugado por el Centro Europeo de Documentación e Información (CEDI), de Alfredo Sánchez Bella, en el ámbito de las relaciones internacionales. Fundado ya en 1952, apenas ha sido estudiado, salvo en lo referido a las relaciones con la entonces República Federal de Alemania. También se volcó hacia los países árabes y el mundo hispanoamericano. Especialmente dirigidas al último se organizaron las trascendentales CIDES (Conferencias Iberoamericanas de Ministros de Planificación y Desarrollo). Y, como efecto tardío e inesperado de esta tecnocracia modélica, el autor realiza una sorprendente incursión intelectual en el desarrollismo chileno.

    Pero no se trata de un trabajo que mira más que nada al pasado; no en vano, algunas de sus aportaciones parecen estar escritas pensando en el hoy más inmediato. Un ejemplo: dada la crisis y difícil reconfiguración del espacio político de las derechas nacionales, tanto en España como en Italia, el autor nos habla del apoyo económico que proporcionara el almirante Carrero al Movimiento Social Italiano (MSI) ante una gobernante Democracia Cristiana de arrogante y despectivo sentimiento de superioridad moral frente a los políticos españoles. Paralelismos y semejanzas tan sugerentes como inquietantes.

    Un aspecto humano de múltiples consecuencias, que, sin embargo, apenas aborda el autor, es el de la emigración de varios millones de españoles hacia Europa occidental, América Hispana, Australia, Estados Unidos: una decisiva fuente de divisas que coadyuvó al desarrollo español; válvula de escape de lógicas tensiones sociales; espejo y contraste de costumbres y estilos de vida. Y, relacionado con ese cambio de costumbres, el fenómeno de la despolitización tácita del régimen; que afectó a buena parte de la población, acostumbrándose a delegar en "los políticos" unas cuestiones que -en la memoria colectiva- se asociaban a unas sangrientas querellas civiles que había que evitar a toda costa. Excepciones a ese comportamiento fueron las organizaciones "políticas" del régimen, que desplazadas de los auténticos centros de decisión política, rebajaron su alcance popular y su radicalidad revolucionaria; y buena parte de la intelectualidad que, ocupando cátedras y demás poltronas dictadoras de opinión pública, cubrieron buena parte del espacio abandonado, propugnando como futurible y sin disimulo las democracias occidentales e, incluso, las "populares".

    En cualquier caso, el pensamiento radical-progresista anidó en las estructuras universitarias y en los ambientes intelectuales, artísticos y eclesiales, anticipando los rápidos cambios sociopolíticos que "asombrarían al mundo" años después. Esa "despolitización", tal vez, sustente la imposición sin resistencias de uno de los grandes males del régimen actual: el principio representativo desvinculado del mandato popular, de modo que en lugar de responder los políticos a sus electores, devienen en irresponsables y arbitrarios poseedores de los mismos.

    El libro, en su presentación material, es de una magnífica calidad y formato; al nivel de los libros análogos de las grandes editoriales en lengua española. Además, el volumen se enriquece con 24 páginas de magníficas fotografías en blanco y negro, muchas de ellas inéditas, con toda seguridad, para la mayoría de lectores. No obstante, echamos en falta un índice onomástico, como colofón a esta obra, que ordenara el aluvión de nombres, encuentros, fechas y organizaciones que contienen esas páginas de tan apretados caracteres.

    En estos tiempos en que lo políticamente correcto se impone de manera asfixiante, también en el ámbito académico, la misma exposición de este episodio español de nuestra Historia acarrea un riesgo: su peligrosa remisión al franquismo; de lo que se deriva el pernicioso efecto de una escasísima investigación historiográfica al respecto. Pero, obviando estas dificultades, es esa exposición desacomplejada del autor, la que permite una aprehensión integral de la cuestión que nos planteábamos inicialmente: ¿qué es España?

    De manera sugestiva, España ya no se presenta como una cuestión gaseosa, sin peso ni contenido. Por el contrario, además de ser un patrimonio espiritual, en un mundo de realidades virtuales y pensamientos circunscritos en apenas 140 caracteres, se traduce -incluso hoy- en una riqueza material que está permitiendo sobrevivir a muchos a la crisis económica que aqueja a cientos de miles de familias españolas, merced al patrimonio que muchos protagonistas de aquella gesta, ya jubilados, ganaron con esfuerzo, generosidad y trabajo duro. Una riqueza moral y material que constituyen un hecho objetivo de la Historia, frente a las ensoñaciones aventureras que hoy cuestionan nuestra identidad colectiva.

    por Fernando José Vaquero Oroquieta

    Pascual Tamburri Bariain


    Copyright © El Semanal Digital, S.L. ®


    La Espaa del desarrollo frente la Espaa de la parlisis - CHISMGRAFO - ESD
    DOBLE AGUILA y Tropo dieron el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  2. #2
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    No deja de ser lógica esta apologética del franquismo "desarrollista" por parte de uno de los gerifaltes intelectuales del Opus Dei. A fin de cuentas nunca podrá escindirse esa simbiosis destructiva entre el ortodoxismo tecnocrático-keynesiano en lo político-social y el democristianismo-opusino en lo religioso.

    Como muy bien escribió el gran Julio Meinvielle, poco antes de morir, en 1973 (en texto insertado en su libro "Los tres pueblos bíblicos en su lucha por la dominación del mundo"):


    "...el pueblo judío aprendió tan sólo una lección: la raza hispánica es imbatible de frente, pero sólo de frente. Puede ser traicionada si se acierta en proporcionarle un tratamiento debidamente dosificado de "cristianismo y mundo moderno", con el que, bajo la apariencia de apostolado, se le inoculen los virus de la antirreligión y de la antipatria. Tal iba a ser la misión en la España franquista del Opus Dei. La heroica España del '36 ha sido totalmente emputecida y envilecida, y hoy, en la década del 70, ha quedado totalmente ganada para el mundo judío".


    ¿Quiere de verdad el Sr. Orella conocer las causas próximas del estado actual español? (Y digo causas próximas, porque las causas últimas vienen de mucho más atrás del franquismo). Pues entonces véalas en su propia organización religiosa y en los prohombres tecnocráticos de la misma. Y en primer lugar empezando por ese miserable (¡sí miserable!) llamado Laureano López Rodo (comisario y jefe de las planificaciones "desarrollistas" conforme a los patrones comunes dictados por los organismos internacionales económicos ortodoxos), que tenía la desfachatez de decir en su libro "La Larga Marcha hacia la Monarquía" que la crisis económica-social de los primeros años de la década de los ´70 (inflación, huelgas, bancarrotas empresariales, aumento de la deuda pública, etc...) no eran subproducto directo de las políticas ortodoxas de los años anteriores, sino que tenían una causa exógena coyuntural en la llamada "crisis del petróleo", lavándose así sus manos y las de sus compañeros tecnócratas del desastre social que dejaban en los últimos años de Franco.

    Sí, efectivamente. Es a eso a lo que el opusino Orella se agarra para "salvar" la cara de sus querídisimos tecnócratas (igual que ahora vienen a decir lo mismo los peperos: que el "desarrollismo" de la segunda mitad de la década de los 90 y de la primera mitad de la del 2000 ha sido cortado por la "causa exógena" de la crisis internacional coyuntural del 2007, dando a entender como si no hubiera ninguna conexión de la situación antisocial actual con esas mismas políticas económicas ortodoxas).

    ¿Qué es España?, se pregunta Valmadian en el título del hilo. Muy sencillo: es la España de la Monarquía Católica, Tradicional, Social y Representativa. Es decir, esa misma España afirmada por el franquismo "desarrollista" en la teoría (Ley de 1958) para luego mejor negarla y tergiversarla en la práctica mediante una Dictadura librecultista, revolucionaria, tecnocrática y plebiscitaria (seguida, sin solución de continuidad y de manera perfectamente lógica y natural, por el actual sistema seudomonárquico-saboyano).
    Última edición por Martin Ant; 08/12/2014 a las 13:46
    Kontrapoder dio el Víctor.

  3. #3
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    Cita Iniciado por Martin Ant Ver mensaje
    ¿Qué es España?, se pregunta Valmadian en el título del hilo. Muy sencillo: es la España de la Monarquía Católica, Tradicional, Social y Representativa. Es decir, esa misma España afirmada por el franquismo "desarrollista" en la teoría (Ley de 1958) para luego mejor negarla y tergiversarla en la práctica mediante una Dictadura librecultista, revolucionaria, tecnocrática y plebiscitaria (seguida, sin solución de continuidad y de manera perfectamente lógica y natural, por el actual sistema seudomonárquico-saboyano).
    Lo cierto es que yo no me pregunto nada, lo que hago es sintetizar lo que si se preguntan el autor del libro y el cronista que lo comenta, nada más. Pues la Católica, Social, Tradicional y Representativa, que es la que me enseñaron mis mayores, hoy es una entelequia y sospecho que así se quedó hace ya 200 años. Y la cuestión no es culpabilizar al Opus Dei, que no existía en tiempos de Fernando VII, ni fue causa de la pérdida de Cuba. La cuestión es saber quién tiene la clave y los redaños necesarios para restaurar esa España. Yo miro arriba, abajo, a la izquierda, a la derecha, al centro, por delante y por detrás, y no veo nadie con ideas y con ¡coj...! para hacerlo, y aún menos gente, menos españoles, para apoyarlo.
    DOBLE AGUILA y Tropo dieron el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  4. #4
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    Por otra parte, parece que después de laminar cuarenta años de nuestra Historia con una ley absurda, antilegal, y más cocinada y falsa que un euro de madera, cualquier referencia al franquismo sólo ha de ser para laminarlo más todavía. Resulta obvio repetir aquello de que los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla, pero lo que si procede es que la historia, historia es y no se puede ocultar ni falsear, y menos todavía condenar un periodo de ella a un abstruso ostracismo. En este mismo sitio que es Hispanismo se dan situaciones en las que mensajes de participantes proscritos permanecen intactos. La explicación es totalmente lógica, pues si fuesen borrados muchos hilos quedarían sin sentido. Pues por la misma razón, no se puede pasar de puntillas por un larguísimo periodo de nuestra Historia, así se disfracen todos sus momentos con toda clase de falacias, tal como hizo el Sr. Gabilondo cuando abrocando a Pablo Iglesias hace unos días, a causa de sus críticas a la casta, le recordó que el PSOE había traído la Seguridad Social a España..., ¡¡¡ el PSOE !!! Es difícil ser tan imbécil, al menos serlo tanto como para suponer que los demás somos gilipollas.

    La cuestión no trata de ser franquista o antifranquista, opusdeista o anti-opusdeista. Si de lo primero se trata, el franquismo murió con Franco, si es que alguna vez existió tal "ideología". Si de lo segundo, el Opus Dei pasó de prelatura personal de su fundador a "familia" dentro de la Iglesia, tal y como hay otras similares, si bien ésta se encuentra asociada a un liberalismo de ribetes más o menos cristianos según como sean sus miembros a título personal.

    La cuestión es que hoy en día, ahora mismo, esta España de la crisis, esta España de la parálisis (cerebral), no la conoce ni la madre que la parió, y pretender que buena parte de los problemas que nos aquejan no tienen origen exógeno, es otra entelequia o ceguera. Por que ya se dirá si es que es España la cuna del liberalismo, del marxismo, del ateísmo, del materialismo, de la pornografía como industria, del tráfico de drogas, la prostitución o del aborto generalizado. Porque si así fuese, este país sería una mierda indigna de seguir existiendo. Pero no, no es así, gracias a Dios no lo es. España es un país que lleva décadas intentando sobrevivir ante los ataques de tantos malnacidos, traidores, renegados, corruptos, revolucionarios disolventes e hijos de puta reunidos. Por eso, es una obligación moral mostrar las cosas como son, si gustan como si no. Yo NO puedo afirmar que todo enemigo de Franco sea enemigo de España, pero SI afirmo que todo enemigo de España es enemigo de Franco, por algo será ¿o no?
    DOBLE AGUILA y Tropo dieron el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  5. #5
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,458
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    Otro mito compartido por los romanticones idealistas y antifranquistas de todo pelaje; ya sean izquierdosos o ultraderechosos, fascistoides o monárquicos, es pensar que todos los "tecnócratas" del TARDOFRANQUISMO eran del Opus y obedientes seguidores del padre Jose María. En sus romanticonas y atribuladas mentes imaginan al almirante Carrero (que JAMÁS perteneció a "la Obra", aunque si su mujer), recibiendo instrucciones directas de la "prelatura" para gobernar este país; justo después de confesarse con don Álvaro del Portillo. He ahí EL MITO.

    Y me pregunto yo, ¿Que tenían de opusinos los responsables de la Hacienda Pública, Barrera de Irimo o Cabello de Alba?.

    ¿Eran del Opus los falangistas-tecnócratas Solís o Espinosa?.

    ¿Eran del Opus los responsables del Ministerio para el Desarrollo, Martínez Esteruelas o Gutierrez Cano?.......pues va a ser que non.

    ¿Y que decir de tecnócratas-requetés como el ministro de Comercio Fontana Codina?...eran del Opus?......sin comentarios.

    Cuánta imaginación hay entre las gruesas filas antifranquistas, sobre todo las del sector derechòn; pero como han oído CAMPANAS de que el supermimistro Ullastres lo era, pues nada.........
    Para delicia del amable lector, diré que uno de los más incansables antifranqistas que hubo, ERA DEL OPUS; se trataba del profesor Rafael Calvo Serer. Claro que él y sus seguidores cabían en un taxi y sobraba sitio.
    Última edición por DOBLE AGUILA; 08/12/2014 a las 19:46
    Tropo dio el Víctor.

  6. #6
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    Y la cuestión no es culpabilizar al Opus Dei, que no existía en tiempos de Fernando VII, ni fue causa de la pérdida de Cuba. La cuestión es saber quién tiene la clave y los redaños necesarios para restaurar esa España. Yo miro arriba, abajo, a la izquierda, a la derecha, al centro, por delante y por detrás, y no veo nadie con ideas y con ¡coj...! para hacerlo, y aún menos gente, menos españoles, para apoyarlo.
    No. Obviamente no culpabilizo a los tecnócratas opusinos de los orígenes revolucionarios en la destrucción social española. Ellos simplemente fueron un eslabón más en el avance progresivo de dicha destrucción.

    Por eso en mi primera intervención tuve cuidado en distinguir entre las causas últimas y las próximas de la masificación disocial española (o, si lo prefiere usted mejor, de la "España de la parálisis"):

    ¿Quiere de verdad el Sr. Orella conocer las causas próximas del estado actual español? (Y digo causas próximas, porque las causas últimas vienen de mucho más atrás del franquismo).


    Por otra parte, parece que después de laminar cuarenta años de nuestra Historia con una ley absurda, antilegal, y más cocinada y falsa que un euro de madera, cualquier referencia al franquismo sólo ha de ser para laminarlo más todavía.
    Mis referencias al franquismo son siempre para hacer una crítica constructiva, estableciendo las razones de por qué no puede servir bajo ningún concepto de supuesto "base o modelo" para una futura hipotética restauración (dígase lo mismo para cualquier otra época revolucionaria moderada anterior; no tengo fijación niguna especial con el franquismo), como sostienen los pro-franquistas.

    No se debe caer en el error dialéctico de la Revolución consistente en que, al comparar dos periodos revolucionarios distintos, uno moderado y otro progresista, se llegue a la conclusión de que, porque el periodo moderado anterior fue comparativamente menos malo, debemos considerarlo como algo bueno en sí (ayudando a velar, así, toda posible investigación acerca de una subyacente y real conexión entre ambos periodos dentro de su común y real carácter socialmente destructivo).

    Resulta obvio repetir aquello de que los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla, pero lo que si procede es que la historia, historia es y no se puede ocultar ni falsear, y menos todavía condenar un periodo de ella a un abstruso ostracismo.
    Precisamente ésa es la base de toda crítica constructiva, sea del periodo que sea (isabelismo, alfonsismo, franquismo,...). Denunciar públicamente el carácter substancialmente erróneo de esos períodos coadyuva a la consiguiente formulación de los verdaderos principios para una auténtica restauración social. Repetir los mismos errores de esos periodos, alabándolos o ignorándolos, constituye un auxilio a la perpetuación de los mismos errores.

    Pues por la misma razón, no se puede pasar de puntillas por un larguísimo periodo de nuestra Historia, así se disfracen todos sus momentos con toda clase de falacias, tal como hizo el Sr. Gabilondo cuando abrocando a Pablo Iglesias hace unos días, a causa de sus críticas a la casta, le recordó que el PSOE había traído la Seguridad Social a España..., ¡¡¡ el PSOE !!! Es difícil ser tan imbécil, al menos serlo tanto como para suponer que los demás somos gilipollas.
    Precisamente eso es lo que estoy diciendo. No se puede pasar de puntillas por ningún periodo de nuestra Historia, sino que siempre hay que analizarlo minuciosamente por las razones antedichas en mi anterior apartado. Siguiendo su mismo ejemplo, ¿cuánta gente sabe que el sistema totalitario estatista tutorial-paternalista del "Estado de bienestar", conocido como "Seguridad Social", dentro del marco del Estado servil contemporáneo y del sistema financiero defectuoso que lo complementa, tal y como hoy lo conocemos, fue iniciado e ideado por los internacionalistas financieros en Estados Unidos (New Deal) e Inglaterra (Plan Beveridge) en los años ´30, para luego extenderse al resto de países occidentales conforme a los mismos patrones (éste es el patrón al que quedó fijo el sistema español a partir de 1963, aunque ya se había venido formalizando desde la época alfonsina los primeros conatos)?

    La cuestión no trata de ser franquista o antifranquista, opusdeista o anti-opusdeista. Si de lo primero se trata, el franquismo murió con Franco, si es que alguna vez existió tal "ideología". Si de lo segundo, el Opus Dei pasó de prelatura personal de su fundador a "familia" dentro de la Iglesia, tal y como hay otras similares, si bien ésta se encuentra asociada a un liberalismo de ribetes más o menos cristianos según como sean sus miembros a título personal.
    Estoy de acuerdo en que no se trata de ser franquista o antifranquista, opusdeista o anti-opusdeista, sino que se trata de ayudar a entender la verdad de las cosas. Pero ahora bien, a la hora de fijar la verdad de esas cosas, resulta contraproducente no indagar en los textos y publicaciones de las personas contemporáneas a aquella época que nos puedan señalar las claves para entenderla. En este sentido, resultaría ilógico no atender a la abundante literatura de crítica del franquismo de muchas y diversas procedencias sanas que nos ayudan a comprender el por qué de la condena de ese periodo histórico y las razones de la misma. Por procedencias sanas me refiero, claro está, a las publicaciones legitismistas tradicionalistas, publicaciones católicas tradicionalistas, publicaciones incluso franquistas (como Fuerza Nueva) con crítica constructiva, etc...

    La cuestión es que hoy en día, ahora mismo, esta España de la crisis, esta España de la parálisis (cerebral), no la conoce ni la madre que la parió, y pretender que buena parte de los problemas que nos aquejan no tienen origen exógeno, es otra entelequia o ceguera. Por que ya se dirá si es que es España la cuna del liberalismo, del marxismo, del ateísmo, del materialismo, de la pornografía como industria, del tráfico de drogas, la prostitución o del aborto generalizado. Porque si así fuese, este país sería una mierda indigna de seguir existiendo. Pero no, no es así, gracias a Dios no lo es.
    No. Lo que yo decía es que los que han contribuído decisivamente a las causas próximas de este "emputecimiento-envilecimiento" (Meinvielle dixit) social (o, mejor dicho, antisocial) hay que retmontarse también al periodo anterior al actual sistema político, es decir, que hay que fijarse también en el franquismo como fase anterior de este mismo proceso común destructivo.

    En el aspecto concreto de los síntomas de los males económico-sociales, tanto los tecnócratas del franquismo como los economistas de ahora tendían y tienden a echar las culpas a causas externas (esto es lo que yo entendía por "causas exógenas") a las políticas económico-financieras impulsadas y promovidas por ellos mismos, quitándose así su responsabilidad sobre esos males sociales.

    Si usted quiere decir que esas políticas son "exógenas" entendiendo con esto que su original formulación procede de instancias ajenas al territorio español, pues entonces... ¡caray! eso es lo que yo decía cuando hablaba en primera intervención de:

    planificaciones "desarrollistas" conforme a los patrones comunes dictados por los organismos internacionales económicos ortodoxos

    En este sentido, no tendrían ninguna diferencia, en lo que a origen o procedencia se refiere, del liberalismo, marximo y demás ejemplos que usted pone. Es decir, se trataría (como siempre ha sido todo elemento revolucionario) de una importación del extranjero (en este caso concreto, de las políticas económicas keynesianas ortodoxas).

    España es un país que lleva décadas intentando sobrevivir ante los ataques de tantos malnacidos, traidores, renegados, corruptos, revolucionarios disolventes e hijos de puta reunidos. Por eso, es una obligación moral mostrar las cosas como son, si gustan como si no.
    Eso es lo que trato de hacer. Mostrar las cosas como son.

    El problema es que los derechistas profranquistas no quieren entender que si hay alguien que primero se alejó del 18 de Julio, ése fue precisamente Franco. Esta hipótesis resulta herética para ellos. Es una pena y una desgracia. Pero así es.

    Yo NO puedo afirmar que todo enemigo de Franco sea enemigo de España, pero SI afirmo que todo enemigo de España es enemigo de Franco, por algo será ¿o no?
    Pero eso no me vale. Porque yo no soy enemigo de Franco (como no lo soy de Isabel "II", ni de los dos Alfonsos, ni de Narváez ni de Primo de Rivera, ni de nadie). Yo sólo soy (o pretendo ser) amigo de la verdad de las cosas.

    Se asombraría usted de la cantidad de enemigos oficiales de España que han dado elogios a Franco (y no me refiero solamente a los representantes de organismos internacionales que daban su visto bueno a sus políticas económico-financieras).
    Última edición por Martin Ant; 08/12/2014 a las 20:31

  7. #7
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    Otro mito compartido por los romanticones idealistas y antifranquistas de todo pelaje; ya sean izquierdosos o ultraderechosos, fascistoides o monárquicos, es pensar que todos los "tecnócratas" del TARDOFRANQUISMO eran del Opus y obedientes seguidores del padre Jose María. En sus romanticonas y atribuladas mentes imaginan al almirante Carrero (que JAMÁS perteneció a "la Obra", aunque si su mujer), recibiendo instrucciones directas de la "prelatura" para gobernar este país; justo después de confesarse con don Álvaro del Portillo. He ahí EL MITO.

    Y me pregunto yo, ¿Que tenían de opusinos los responsables de la Hacienda Pública, Barrera de Irimo o Cabello de Alba?.

    ¿Eran del Opus los falangistas-tecnócratas Solís o Espinosa?.

    ¿Eran del Opus los responsables del Ministerio para el Desarrollo, Martínez Esteruelas o Gutierrez Cano?.......pues va a ser que non.

    ¿Y que decir de tecnócratas-requetés como el ministro de Comercio Fontana Codina?...eran del Opus?......sin comentarios.

    Cuánta imaginación hay entre las gruesas filas antifranquistas, sobre todo las del sector derechòn; pero como han oído CAMPANAS de que el supermimistro Ullastres lo era, pues nada.........
    Para delicia del amable lector, diré que uno de los más incansables antifranqistas que hubo, ERA DEL OPUS; se trataba del profesor Rafael Calvo Serer. Claro que él y sus seguidores cabían en un taxi y sobraba sitio.
    ¿Y qué si todos los ministros no eran del Opus? Lo importante es que todos ellos estaban obligados, en sus respectivas carteras, a estar sujetos a las directrices de las Planificaciones (ajustando la política de sus respectivos ministerios en consecuencia), conforme a las instrucciones recibidas de fuera, y en donde la voz cantante la llevaban personas que, ¿qué le vamos a hacer?, resulta que accidentalmente pertenecían al Opus Dei.

    El hecho de que estos directores de las políticas económicas ortodoxas fueran del Opus es algo irrelevante desde el punto de vista del carácter intrínsecamente defectuoso de las mismas. Pero si resulta que eran del Opus, no veo por qué se ha de ocultar este dato, del mismo modo que no lo ocultaban los falangistas y legitimistas de aquel entonces, que estaban "contentísimos" con las políticas económicas llevadas a cabo durante este último periodo del franquismo (1957-1975) por los tecnócratas opusinos.
    Última edición por Martin Ant; 08/12/2014 a las 21:05

  8. #8
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,458
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    ¿Preguntas qué importancia tiene Martín?, Pues toda.

    Porque "los tecnócratas" no eran "el Opus", por mucho que esto se repita entre lo ignorantes; Y ME PARECE de justicia resaltarlo. Por otra parte, si el profesor Ullastres realizó junto a Navarro Rubio el Plan Nacional de Estabilización, fue por que los hombres que tenía por encima estában de acuerdo, tanto CARRERO como Franco; y NINGUNO de ellos pertenecía a "la Obra".

    Un Plan, hay que recordar, que supuso un cambio fundamental en una nación menesterosa y atrasada en lo económico secularmente, desde que las tropas napoleónicas nos "iluminaran" con la fraternidad de sus cañones e ideas luciferinas, no dejando piedra sobre piedra. Transformándose a raíz de su aplicación, en una economía que crecía más del 7% de media durante muchos años, que terminó siendo séptima potencia industrial, quinta flota mercante, con Seguridad Social, con un 79% del PIB con respecto a la media del mercado común etc etc etc.

    Pero claro, si piensas que los problemas del 73/74 no son por la megacrisis internacional del petróleo, sino por tratarse de un atajo de "economistas ortodoxos" y "keynesianos"!? (con lo EXIGUOS que eran los Presupuestos Generales del Estado en la época, que ni siquiera existía el IVA ni el IRPF)...... pues apaga y vámonos.

    Desde luego, NO CREO que si se hubiesen adaptado las ideas "heterodoxas" del mayor Douglas, que a tí tanto te gustan (y a mí no me convencen nada), nos habría ido mejor. Más bien estoy convencido de que el franquismo hubiera durado bastante menos, provocando el advenimiento de la democracia mandilona. Pero claro, ésta es sólo una opinión mía, de economista admirador de la Escuela de Salamanca; que se adelantó a los "ortodoxos" que vinieron después, como muy bien afirma el economista austriaco Schumpeter por ejemplo.
    Última edición por DOBLE AGUILA; 08/12/2014 a las 23:46
    Tropo dio el Víctor.

  9. #9
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    Cita Iniciado por Martin Ant Ver mensaje
    Pero eso no me vale. Porque yo no soy enemigo de Franco (como no lo soy de Isabel "II", ni de los dos Alfonsos, ni de Narváez ni de Primo de Rivera, ni de nadie). Yo sólo soy (o pretendo ser) amigo de la verdad de las cosas.
    Con esta aporía no me refería a usted, sino que la he escrito en un sentido muy general. Yo tampoco soy enemigo de Isabel II, aunque la considere lo que es: una usurpadora y tampoco lo soy de Napoleón, aunque de haber vivido entonces hubiese participado en la Guerra de la Independencia. Por eso, también dije antes que no es cuestión de ser franquista o anti-franquista, si es que el "franquismo" fue una ideología alguna vez. En el franquismo han militado gentes por convicciones morales, por afinidad de simbología o por la convicción compartida -aunque sólo fuese a título nominativo- en los ideales patrios de la Historia de España. Del mismo modo, y como no puede ser de otra forma, los enemigos de todo lo que representa la "Patria", solar de nuestros antepasados desde Argantonios, son enemigos de Franco. Y es que las mitificaciones confluyendo en un único personaje, o en una sólo punto, pueden proceder de una doble dirección.

    Se asombraría usted de la cantidad de enemigos oficiales de España que han dado elogios a Franco (y no me refiero solamente a los representantes de organismos internacionales que daban su visto bueno a sus políticas económico-financieras).
    No, no me asombro, los he conocido perfectamente y a lo largo de los años. Pero una cuestión son los intereses y conveniencias de toda laya, y otra la cara que hay que poner en cada ocasión. Fue todavía durante el régimen cuando en las calles de Madrid ya apareció la noticia -por cierto, en vallas publicitarias-, del establecimiento de relaciones diplomáticas con la China de Mao. Y el diario "El País" también es de fundación anterior a 1975. Pero todo eso pertenece al ámbito de la política -pese a lo que dicen algunos, ¿alguna vez ha sido un oficio noble?- que suele tener la costumbre de ir por un lado que siempre es diferente al camino de la sociedad.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  10. #10
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    Cita Iniciado por Martin Ant Ver mensaje
    Siguiendo su mismo ejemplo, ¿cuánta gente sabe que el sistema totalitario estatista tutorial-paternalista del "Estado de bienestar", conocido como "Seguridad Social", dentro del marco del Estado servil contemporáneo y del sistema financiero defectuoso que lo complementa, tal y como hoy lo conocemos, fue iniciado e ideado por los internacionalistas financieros en Estados Unidos (New Deal) e Inglaterra (Plan Beveridge) en los años ´30, para luego extenderse al resto de países occidentales conforme a los mismos patrones (éste es el patrón al que quedó fijo el sistema español a partir de 1963, aunque ya se había venido formalizando desde la época alfonsina los primeros conatos)?
    Mi referencia a la Seguridad Social tiene el mismo significado que le daba el periodista Gabilondo: "sanidad pública", no al supuesto fundamento del llamado "estado del bienestar". Sistema sanitario que en USA no existe, pues allí hay que pagarlo y no sólo con impuestos -no olvidemos que aquí es un sistema compensatorio o mutualista-, y que Obama prometió ir implantando y, que, a su vez, en Gran Bretaña presenta serias carencias (la mitad, o casi, del personal sanitario en el R.U. es español). Este sistema sanitario nuestro sólo es superado en el mundo, y si los datos que tengo no me engañan, por el australiano y el neozelandés, los cuales se hacen extensivos nominativamente a todos sus ciudadanos desde el nacimiento y de por vida. Naturalmente, no conozco un sistema alternativo excepto el privado, bien a través de sociedades de pago, bien a través de médicos particulares y cheque al canto.
    DOBLE AGUILA y Tropo dieron el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  11. #11
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,458
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    Cuidado, no confundamos la Seguridad Social, que es un invento decimonónico del canciller Bismarck, con el "New Deal" de la Gran Depresión o el "Estado de Bienestar" (Sistema Democrático-liberal, etc) de postguerra.

    Por cierto, la Seguridad Social le salvó la vida a un familiar mío hace menos de un año..........por mí que dure.

  12. #12
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    ¿Preguntas qué importancia tiene Martín?, Pues toda.

    Porque "los tecnócratas" no eran "el Opus", por mucho que esto se repita entre lo ignorantes; Y ME PARECE de justicia resaltarlo. Por otra parte, si el profesor Ullastres realizó junto a Navarro Rubio el Plan Nacional de Estabilización, fue por que los hombres que tenía por encima estában de acuerdo, tanto CARRERO como Franco; y NINGUNO de ellos pertenecía a "la Obra".
    Resulta perfectamente justificable mencionar al todo (gobiernos demoliberalizadores de la etapa 1957-1975) a través de la parte representativa de ese todo (ministros y oficiales que constituían el alma que animaba las planificaciones). Ahora bien, si se daba la circunstancia de que esos ministros y oficiales principales resultaban ser socios de una misma y determinada organización religiosa, no hay nada de malo en proporcionar ese dato.

    De hecho, el Sr. Orella (si nos atenemos a la recensión de su libro hecha por el Sr. Vaquero Oroquieta) utiliza también esa misma identificación metonímica, centrando el protagonismo de esas políticas tecnocráticas demoliberalizadoras en la labor principal realizada por sus antiguos compañeros de organización. Por tanto, en este sentido, no resulta distorsionador de la realidad ni injustificable nombrar a los "tecnócratas" añadiéndoles el adjetivo de "opusinos" (como, por otra parte, hacían los críticos tradicionalistas, falangistas y fuerzanovistas de aquel entonces), aunque no todos ellos fueran socios del Opus. La única diferencia entre el Sr. Orella y yo es que mientras que él se refiere a sus antiguos consocios en términos laudatorios, yo lo hago en términos denunciadores o condenatorios.

    Los hombres que realmente "estaban por encima" eran los representantes del FMI, Banco Mundial y OECE (luego reconvertida en OCDE), que monitoreaban el proceso de transformación disocial o antisocial española, a través de las políticas económico-financieras llevadas a cabo por los susodichos tecnócratas.

    Para más información acerca de la curiosa compenetración entre Franco y el Opus Dei, recomiendo la lectura de "Franco, mi padre. Memorias de Carmen Franco", escrito por los historiadores independientes Julio Palacios y Stanley G. Payne en donde se recogen interesantes datos de su hija Carmen Franco.

    Un Plan, hay que recordar, que supuso un cambio fundamental en una nación menesterosa y atrasada en lo económico secularmente, desde que las tropas napoleónicas nos "iluminaran" con la fraternidad de sus cañones e ideas luciferinas, no dejando piedra sobre piedra. Transformándose a raíz de su aplicación, en una economía que crecía más del 7% de media durante muchos años, que terminó siendo séptima potencia industrial, quinta flota mercante, con Seguridad Social, con un 79% del PIB con respecto a la media del mercado común etc etc etc.
    Pero olvida usted la crítica fundamental de Douglas: un proceso de industrialización (entendido este término como proceso de una progresiva mecanización-automatización de los procesos productivos de bienes y servicios que va liberando cada vez más mano de obra humana de la necesidad de participar en dicho proceso productivo para la consecución del suministro de todos los bienes y servicios necesarios para la estabilidad social de los miembros de la comunidad política) acabará resultando o derivando, prontamente, en una generalización de males sociales, siempre y cuando dicho proceso de industrialización no vaya acompañado del correspondiente ajuste del sistema financiero adjunto a él.

    Una vez conseguido el ingreso en los organismos internacionales económicos en 1958, éstos dirigieron ese proceso de industrialización en un sentido completamente centralizador y controlador de la población española. Es decir, lo que debería haber sido, como efecto natural, un proceso de mayor descentralización, emancipación y liberación de la sociedad, se fue convirtiendo, en virtud de ese mismo sistema financiero defectuoso que lo acompañaba, en un mecanismo favorecedor de una cada vez mayor absorción dominadora y esclavizadora de la población por el Estado.

    Es ése el núcleo fundamental que ha de tenerse en cuenta en todo momento a la hora de enjuiciar cualquier política económico-financiera. La "política del crecimiento o desarrollo" en sí no significa absolutamente nada si no va acompañada de un auténtico beneficio social real. Es más, esa "política de crecimiento o desarrollo" constituye precisamente uno de los baluartes de los economistas ortodoxos a la hora de enmascarar o disimular provisionalmente el defecto inherente al sistema financiero actual. Como dijo Douglas:

    Para todo aquél que haya estado en estrecho contacto con los acontecimientos de los diez años anteriores al estallido de la segunda fase de la guerra, resultó obvio que Keynes, así como la distorsión keynesiana de la tesis del Crédito Social, constituyeron la respuesta de los Financieros al ataque realizado sobre los Banqueros. Keynes era un hombre hábil, y fue provisto de la mejor asistencia que el dinero ilimitado podría proporcionar; y la Propuesta Keynesiana para el Gasto Deficitario, mediante la cual la subdistribución de poder adquisitivo, revelada por el Teorema A + B, y muy astutamente admitida por Keynes, era emparejada con dinero emitido para financiar Obras Públicas que no iban dirigidas a la venta… fue un truco brillantemente diseñado para poner a la población permanentemente a trabajar al servicio de los amos de Lord Keynes.

    The Social Crediter, 4 de marzo de 1950.

    Es decir, este "Estado de Obras" (en frase famosa acuñada por Gonzalo Fernández de la Mora en un artículo suyo) constituye el famoso "parche" o "remiendo" con que los economistas ortodoxos, a través de su "política de crecimiento o desarrollo" a toda costa, tratan de cubrir provisionalmente la deficiencia de poder adquisitivo de la población (evitando, así, provisionalmente, la desestabilización social), al mismo tiempo que sirve para ahondar y consolidar la correlativa estatización-masificación de la sociedad. O, utilizando las palabras de Valmadian, la "España del desarrollo" (entiéndase, de los tecnócratas opusinos) ayuda a exacerbar y consolidar la "España de la parálisis" (o la España disocial o antisocialmente destruida).

    Pero claro, si piensas que los problemas del 73/74 no son por la megacrisis internacional del petróleo, sino por tratarse de un atajo de "economistas ortodoxos" y "keynesianos"!? (con lo EXIGUOS que eran los Presupuestos Generales del Estado en la época, que ni siquiera existía el IVA ni el IRPF)...... pues apaga y vámonos.
    No. No es que sólo lo piense. Es que he demostrado científicamente en varios hilos en este Foro la conexión de esos males sociales con las políticas ortodoxas previamente realizadas por los tecnócratas en materia económico-financiera (vale esto tanto para el caso español como para el resto de los países occidentales en que se seguían esas mismas políticas ortodoxas después de la Segunda Guerra Mundial). ¿O es que acaso se cree usted que los famosos "ciclos económicos" de boom o expansión seguidos de depresiones económicas son fenómenos naturales que no tienen nada que ver con ese mismo defectuoso sistema financiero, que condiciona esas política económicas, y que está en la base y en el origen de los males sociales?

    Resulta muy cómodo tanto para los tecnócratas de principios de los ´70 como para los tecnócratas de hoy echarles las culpas de esos males a factores o elementos ajenos o externos (crisis del petróleo, crisis internacional, etc...) a las propias políticas practicadas previamente por ellos. Seguirles el juego, en ese sentido, constituye un retroceso a la hora de buscar el origen verdadero de las causas de esos males sociales (lo cual nos condenaría a repetir de nuevo los mismos errores económicos-financieros una y otra vez).

    Cuando hablo de políticas keynesianas no hace falta recurrir necesariamente a los impuestos (que, por cierto, aunque ciertamente eran menores entonces, eso no quita el paulatino crecimiento del sistema fiscal, dentro del marco de la progresiva generalización del aumento administrativo-estatista general: constituye una falacia no considerar esa fase dentro del mismo proceso común a los gobiernos anteriores y posteriores a la muerte de Franco), sino también al endeudamiento público (enmarcado también dentro de ese mismo proceso común, que en los años posteriores se fue acrecentando a consecuencia del mecanismo del interés compuesto, que hace que el endeudamiento sea progresivamente menor en las primeras fases para luego explotar exponencialmente, como bien se sabe).

    Desde luego, NO CREO que si se hubiesen adaptado las ideas "heterodoxas" del mayor Douglas, que a tí tanto te gustan (y a mí no me convencen nada), nos habría ido mejor. Más bien estoy convencido de que el franquismo hubiera durado bastante menos, provocando el advenimiento de la democracia mandilona. Pero claro, ésta es sólo una opinión mía, de economista admirador de la Escuela de Salamanca; que se adelantó a los "ortodoxos" que vinieron después, como muy bien afirma el economista austriaco Schumpeter por ejemplo.
    Si Franco hubiera querido implementar la política económico-financiera del Crédito Social, el bloqueo de 1946-1950 hubiera sido de risa comparado con el que los internacionalistas financieros le hubieran hecho de haber querido implementar dicha política.

    Me baso para hacer esta afirmación en la experiencia habida en el único territorio en donde hasta el día de hoy se ha hecho el único intento de implementación de la misma.
    Última edición por Martin Ant; 09/12/2014 a las 11:15

  13. #13
    Tropo está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    29 sep, 14
    Mensajes
    27
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    Cita Iniciado por DOBLE AGUILA Ver mensaje
    Cuánta imaginación hay entre las gruesas filas antifranquistas, sobre todo las del sector derechòn.
    Pues sí, cuánta... ¡cuantísima! dosis de malsana imaginación existe, sobre todo entre las filas del sector derechón de nuestra actual política, a la hora de demostrar su odio malsano a Franco y a su ingente obra magnífica. Y también cuantísima dosis de traición. Es una pena...
    Última edición por Tropo; 09/12/2014 a las 10:33

  14. #14
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    Mi referencia a la Seguridad Social tiene el mismo significado que le daba el periodista Gabilondo: "sanidad pública", no al supuesto fundamento del llamado "estado del bienestar". Sistema sanitario que en USA no existe, pues allí hay que pagarlo y no sólo con impuestos -no olvidemos que aquí es un sistema compensatorio o mutualista-, y que Obama prometió ir implantando y, que, a su vez, en Gran Bretaña presenta serias carencias (la mitad, o casi, del personal sanitario en el R.U. es español). Este sistema sanitario nuestro sólo es superado en el mundo, y si los datos que tengo no me engañan, por el australiano y el neozelandés, los cuales se hacen extensivos nominativamente a todos sus ciudadanos desde el nacimiento y de por vida. Naturalmente, no conozco un sistema alternativo excepto el privado, bien a través de sociedades de pago, bien a través de médicos particulares y cheque al canto.
    Cuando hablaba de los sistemas de Estados Unidos e Inglaterra me refería al de sus orígenes keynesianos en los años ´30. Luego más tarde el sistema español y los sistemas estadounidense-inglés han evolucionado de manera accidentalmente distinta.
    Última edición por Martin Ant; 09/12/2014 a las 10:58

  15. #15
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    Cuidado, no confundamos la Seguridad Social, que es un invento decimonónico del canciller Bismarck, con el "New Deal" de la Gran Depresión o el "Estado de Bienestar" (Sistema Democrático-liberal, etc) de postguerra.
    A efectos prácticos es lo mismo. Se trata de una "política de redistribución" como "solución" a las deficiencias de poder adquisitivo de una cada vez creciente porción de la población para poder cubrir sus necesidades fundamentales.

    En última instancia sirve para una mejor consolidación de la centralización y control del Estado sobre todos y cada uno de los aspectos de la vida de las personas.


    Por cierto, la Seguridad Social le salvó la vida a un familiar mío hace menos de un año..........por mí que dure.
    Y la seguridad privada salvó la vida de mi madre.

    El hecho de que un sistema produzca beneficios sociales no nos puede hacer eliminar el análisis de los pros y contras del mismo. Ésa es la razón por la que la verdadera estabilidad social (o estabilidad de las existencias) no se puede conseguir si al mismo tiempo no se realiza un verdadero ajuste del sistema financiero, que está en la raíz de todas las falsas soluciones que salen al paso como paliativos provisionales de los malos efectos sociales de ese mismo sistema financiero (y que, como falsas soluciones, coadyuvan a consolidarlo y reforzarlo).

    Y esto vale tanto para la seguridad estatista (mal llamada social) como para la seguridad privada, pues ambas entran dentro de esa crítica común al sistema financiero que provoca un efecto defectuoso en el poder adquisitivo de la gente, base para su verdadera estabilidad social y libertades sociales, dentro del marco del principio de subsidiariedad y del genuino y verdadero bien común.

    Evidentemente, se trata de establecer un sistema financiero que, al mismo tiempo que no quite los beneficios accidentales que pueda haber en el sistema defectuoso actual, elimine por completo los males substanciales y generales que se siguen de ese mismo sistema financiero (condicionador, por no decir determinador, de todo lo social).
    Última edición por Martin Ant; 09/12/2014 a las 10:57

  16. #16
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    Pues sí, cuánta... ¡cuantísima! dosis de malsana imaginación existe, sobre todo entre las filas del sector derechón de nuestra actual política, a la hora de demostrar su odio malsano a Franco y a su ingente obra magnífica. Y también cuantísima dosis de traición. Es una pena...
    Sí, una pena la traición de Franco al 18 de Julio, pero ¿qué le vamos a hacer? Mientras la derecha franquista se vaya dando cuenta de la "magnífica" obra de destrucción social de los tecnócratas de Franco, mejor podremos ir avanzando a una genuina y auténtica solución de los problemas sociales (recomiendo para ello la lectura de la revista Fuerza Nueva del periodo 1966-1975 para ir entrando en detalles).

  17. #17
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,458
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    Eso de que has demostrado "científicamente" la vinculación de todos los males de la sociedad con las políticas de los economístas "ortodoxos"; para que luego nos vayas a hacer creer que la solución está en las ocurrencias "heterodoxas" en materia financiera del mayor Douglas, me vas a perdonar, pero no te lo compro. Menos mal que no le hicimos caso.

    Por cierto, esas ideas económicas (o arbitrios más bien), ni forman parte del acervo católico, ni de la tradición hispánica.........justo lo contrario que los economístas de la escuela de Salamanca, todos ellos escolásticos y adelantados en muchos casos a los economístas "ortodoxos" que tan poco te gustan. Y añado, llamar "keynesiano" a gente como Ullastres, y a un sistema económico como el franquista, con una presión fiscal tan escasa y un GASTO PÚBLICO TAN BAJO, no te lo van a aceptar en ninguna universidad; claro que eso te dará igual, pero yo lo señalo como es mi obligación.

    Luego te quejas de que esas medidas que se tomaron, presuntamente paternalistas, te parecen execrables e intolerables por "estatalistas"; para, a renglón seguido, glosarnos las exquisitas bondades del sistema del mayor Douglas, que consiste básicamente en SUBVENCIONAR POR ORDEN DE EL ESTADO todos los productos, para bajar así sus precios, en la creencia (falaz) de que así se van a consumir todos (madre mía), y vamos a evitar cualquier crisis económica; macho, ACLÁRATE. Porque me parece que más INVASIVO Y ESTATALISTA (y añado yo, peligroso) NO SE PUEDE SER.


    Y ahora siendo breve, PARA NO CANSAR:

    - Si Franco o Carrero se llevaban bien con el Opus, me parece fenomenal; tambien se llevaban bien con Degaulle o con Hermanos Maristas, y eso no significa absolutamente NADA. La pertenencia de varios importantes ministros a la obra fue a título meramente personal (como todo el mundo sabe). De "la Obra" fue también Calvo Serer, y era más antifranquista que Carrillo, sin que nadie le expulsara de allí, ni le dijera lo más mínimo.

    -Si a tu madre la salvaron en la sanidad privada (gracias a Dios), me alegro mucho; pero RECUERDA que NO TODOS pueden pagarse una sanidad privada, que por otra parte, tampoco tiene medios comparables a la pública en muchos campos, como los profesionales saben; y que para determinadas enfermedades sólo millonarios pueden permitirsela.

    - Y por último, si crees que Franco fue un traidor, coincidiendo y hermanándote así, con la chusma política actual de izquierda y derecha...........es tu opinión que yo respeto; pero añado que me siento cada vez más y más "neofranquista", cuando veo como se aprietan y restriegan derechones e izquierdosos, en la misma trinchera hedionda del antifranquismo. Es algo natural en alguien como yo por otro lado.

  18. #18
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    Eso de que has demostrado "científicamente" la vinculación de todos los males de la sociedad con las políticas de los economístas "ortodoxos"; para que luego nos vayas a hacer creer que la solución está en las ocurrencias "heterodoxas" en materia financiera del mayor Douglas, me vas a perdonar, pero no te lo compro. Menos mal que no le hicimos caso.
    Caben dos interpretaciones de los males sociales que fueron manifestándose cada vez más a principios de los ´70 y, ahora también, desde 2007.

    1ª. Interpretación: la de los tecnócratas de entonces y de ahora. Las causas de esos males sociales no provienen natural e inherentemente de las políticas económico-financieras practicadas por ellos, sino que se deben a causas coyunturales imprevisibles y pasajeras externas (crisis del petróleo, crisis internacional, etc...).

    2ª. Interpretación: la de C. H. Douglas. Las causas de esos males sociales hay que encontrarlas en esas mismas políticas económicas-financieras en tanto en cuanto están sujetas a un sistema financiero intrínsecamente defectuoso. Precisamente lo que hacen esas políticas es tratar de cubrir momentáneamente esa manifestación defectuosa inherente del sistema financiero (que finalmente se traduce en esos males sociales). El problema es que esta política de "parche" es únicamente provisional, y acaba siempre decreciendo hasta llegar a esa situación final de malestares sociales generales (siendo, a cada ciclo subsiguiente, más difícil aún su aplicación).

    Por lo tanto, para solucionar el problema financiero que provocan esos males sociales sólo caben dos posibilidades:

    1. O bien intentar repetir una vez más (por tercera vez) el proceso de política de obras públicas, exportaciones y redistribución, como medidas para tratar de cubrir de nuevo, momentáneamente, la disparidad entre costes financieros generales e ingresos financieros generales de la población.

    2. O bien ir a la raíz del problema, es decir, reformar el sistema financiero, reajustándolo conforme a la realidad física económica de riqueza en abundancia que tenemos los españoles hoy (no de ahora, sino de muchísimo antes), de tal forma que el poder adquisitivo de la población esté en concordancia con los costes generales (conforme al patrón de apreciación-depreciación física general, pues el sistema financiero siempre ha de seguir la realidad económica física o real).

    Ese sistema financiero defectuoso, así como el "parche" keynesiano establecido por los países occidentales (incluida España) para disimularlo provisionalmente (es decir, aplazando la manifestación de sus males sociales a un periodo ulterior temporal), los ha demostrado ambos C. H. Douglas, limitándome yo a reproducir trabajos ajenos y a realizar demostraciones propias en otros hilos de este Foro.

    Entiendo yo que esta interpretación de los males sociales deje en mal lugar a los tecnócratas del franquismo (igual que a los de ahora). Pero yo no me atengo en mis afirmaciones a las filias o fobias en favor o en contra de nadie, sino a la verdad de las cosas. Como nadie ha querido contestar científicamente a esas demostraciones, he entendido que nadie las refutaría. Pero como veo que usted está más interesado, seguro que usted podrá conseguir lo que no han conseguido hacer antes grandes economistas de primera fila. Cuando usted quiera le indico los hilos correspondientes por si desea usted intentar refutarlos.

    Por cierto, esas ideas económicas (o arbitrios más bien), ni forman parte del acervo católico, ni de la tradición hispánica.........justo lo contrario que los economístas de la escuela de Salamanca, todos ellos escolásticos y adelantados en muchos casos a los economístas "ortodoxos" que tan poco te gustan.
    Ninguna doctrina práctica-técnica forma parte del acervo católico. Lo único que se exige es que sea conforme con los principios de la Doctrina Social de la Iglesia (y desde luego, pasó la prueba perfectamente, al ser sometida en 1939 a una comisión de teólogos comisionados por el Obispo de Quebec).

    Los "ortodoxos" no es que no me gusten; simplemente es que están científicamente equivocados. Ellos sostienen la estúpida tesis de la Ley de Say de que toda oferta crea necesariamente su propia demanda. Pero eso no es cierto. Ahora bien, para no ir a la conclusión de que Douglas tenía razón en su análisis, Keynes tuvo que aparecer en escena como "salvador", y fue cuando predicó su doctrina paliativa (paliativa de los efectos antisociales que provoca el defectuoso sistema financiero) a través de sus famosas políticas de obras públicas, redistribución, endeudamiento y pleno empleo.

    Los autores de la Escuela de Salamanca, como se han dedicado a demostrar autores de primera talla como Christopher Ferrara o Brian McCall, no tienen nada que ver con ninguna de las escuelas de economía ortodoxa actuales (incluyendo, por supuesto, la tan cacareada Escuela Austriaca). Si hubiera que establecer una heredero legítimo del pensamiento de estos autores, éstos serían los católicos sociales tradicionalistas, el distributismo y el Crédito Social (todos ellos conformes a los principios de la Doctrina Social de la Iglesia).

    Y añado, llamar "keynesiano" a gente como Ullastres, y a un sistema económico como el franquista, con una presión fiscal tan escasa y un GASTO PÚBLICO TAN BAJO, no te lo van a aceptar en ninguna universidad; claro que eso te dará igual, pero yo lo señalo como es mi obligación.
    No sé por qué vincula usted el keynesianismo únicamente a los impuestos y al gasto público. Existen otros elementos o factores vinculados a este sistema "parche" (políticas de "crecimiento", endeudamiento, pleno empleo, exportaciones, obras públicas, etc...), todas ellas dirigidas a cubrir provisionalmente esa brecha que el sistema finaciero actual provoca entre los costes y los ingresos generales de la población, provocando la progresiva disminución de su poder adquisitivo.

    Ciertamente, en términos relativos, los impuestos y el gasto público era menor en los gobiernos tecnocráticos de hace 50 años. Pero sólo en términos relativos. El análisis de la evolución de la presión fiscal y el gasto público indica una progresivo crecimiento hasta el día de hoy. Resulta lógica esta evolucion por lo dicho antes de la cada vez mayor dificultad por conseguir cubrir esa brecha fundamental entre costes e ingresos en la economía. En este sentido, se puede hablar de fases progresivas de un mismo proceso único defectuoso.

    Me gustaría que usted indicara a cualquier profesor universitario que las políticas seguidas por los países occidentales después de la Segunda Guerra Mundial (incluyendo a España a partir de 1959 en adelante, de acuerdo con la "política de homologación", conforme a las mismas directrices económicas impulsadas por los organismos internacionales en todos esos mismos países occidentales) no tienen nada que ver, realmente, con políticas económicas keynesianas. A ver qué le contestaría. Se lo señalo porque también es mi obligación.

    Luego te quejas de que esas medidas que se tomaron, presuntamente paternalistas, te parecen execrables e intolerables por "estatalistas"; para, a renglón seguido, glosarnos las exquisitas bondades del sistema del mayor Douglas, que consiste básicamente en SUBVENCIONAR POR ORDEN DE EL ESTADO todos los productos, para bajar así sus precios, en la creencia (falaz) de que así se van a consumir todos (madre mía), y vamos a evitar cualquier crisis económica; macho, ACLÁRATE. Porque me parece que más INVASIVO Y ESTATALISTA (y añado yo, peligroso) NO SE PUEDE SER.
    Considero, conforme al principio de subsidariedad de la Doctrina Social de la Iglesia, que constituye un mejor sistema conforme al bien común aquél en el que se deja a la sociedad la organización de sus propios asuntos, incluidos los de temática propiamente social como los que usted señala. El problema está en que esta progresiva liberación de la sociedad de la tutoría del Estado no puede conseguirse sin la previa reforma del sistema financiero, cuya acción hace posible la progresiva totalitarización de la sociedad por el Estado.

    Es precisamente ese reajuste del sistema financiero el único que puede favorecer, como efecto colateral sano, la progresiva recuperación de competencias que, a causa de ese mismo defectuoso sistema financiero, ha ido cada vez más absorbiendo el Estado como "solución" para la cobertura de los males sociales que provoca el mal funcionamiento del susodicho sistema financiero.

    Es, si se me permite la metáfora, como un cocainómano. Primero le da placer la droga, para luego caer, después de la droga, en un estado de malestar, que solamente podrá curar con una dosis más de droga, la cual deberá ser en cada ciclo ulterior más fuerte y en mayor cantidad para "cubrir" el malestar, también cada vez mayor, que le viene después de cada sesión de droga (es como una especie de huida hacia delante). Mutatis mutandis, pasa lo mismo con la cada vez mayor centralización-totalitarización por el Estado de todos los aspectos sociales, aspectos sociales que quedarían al mando de la propia sociedad de no ser por el defectuoso sistema financiero que provoca dicha situación.

    A diferencia del cocainómano, que tendrá que sufrir un duro proceso de sufrimiento en su desintoxicación, en el caso de la comunidad política, la "desintoxicación" se puede producir perfectamente de manera inmediata limitándose a realizar la simple reforma del sistema financiero, adapántandolo a la verdadera realidad de riqueza de la economía española.

    Respecto a la pequeña descripción que usted hace del Crédito Social, simplemente le aclaro (ya que me pide usted aclaración) que no tiene que ver con el Crédito Social, sino que se trata de una invención suya. Estoy acostumbrado a los argumentos de "hombre de paja" como para tener que perder el tiempo en "refutarlos". Le remito de nuevo a los principios fundamentales para el correcto funcionamiento de toda economía industrializada que lleve adjunto un sistema financiero, por si le interesa de verdad saber qué es el Crédito Social, como primer paso.

    A modo de anécdota, Hilaire Belloc, al principio, también cayó en el mismo burdo error de considerar estatista al Crédito Social. Cosas que pasan.

    - Si Franco o Carrero se llevaban bien con el Opus, me parece fenomenal; tambien se llevaban bien con Degaulle o con Hermanos Maristas, y eso no significa absolutamente NADA. La pertenencia de varios importantes ministros a la obra fue a título meramente personal (como todo el mundo sabe). De "la Obra" fue también Calvo Serer, y era más antifranquista que Carrillo, sin que nadie le expulsara de allí, ni le dijera lo más mínimo.
    Bien. Una vez más. Yo sólo me limitaba a señalar, en unión con el Sr. Orella (que da pie a este hilo en el primer mensaje) esa unidad entre Franco y el Opus Dei, a través de algunos de sus hombres. No tengo nada en contra de nadie por el mero hecho de simplemente constatar esa curiosa simpatía de Franco por esa institución religiosa.

    -Si a tu madre la salvaron en la sanidad privada (gracias a Dios), me alegro mucho; pero RECUERDA que NO TODOS pueden pagarse una sanidad privada, que por otra parte, tampoco tiene medios comparables a la pública en muchos campos, como los profesionales saben; y que para determinadas enfermedades sólo millonarios pueden permitirsela.
    Sí. Pero lo que quería constatar es que el defecto del sistema financiero afecta por igual a cualquier institución, sea pública o privada (incluyendo a la seguridad privada también). Es decir, yo no estoy diciendo que la seguridad privada sea mejor o peor que la seguridad dirigida por entidades estatales (puede darse el caso de que el médico de un sitio sea mejor que el de otro, o que los servicios de uno sean peores que otro, etc...); lo que estoy diciendo simplemente es que cualquier mal social que pueda surgir en el seno de dichas instituciones de seguridad (privada o estatista), tienen su origen último en ese mismo sistema financiero al que siempre me refiero.

    Lo que vale para las instituciones de seguridad pública o privada, vale para cualquier otro aspecto de la vida social. Y, por cierto, aplíquese aquí también lo dicho antes sobre la proliferación de entidades cada vez mayores y centralizadas, pues este efecto afecta por igual tanto a las entidades públicas como también a las privadas (es un hecho que el macrocrecimiento de cualquier entidad está en relación inversa con la eficacia y eficiencia del servicio prestado, ya sea una entidad estatal o privada).

    - Y por último, si crees que Franco fue un traidor, coincidiendo y hermanándote así, con la chusma política actual de izquierda y derecha...........es tu opinión que yo respeto; pero añado que me siento cada vez más y más "neofranquista", cuando veo como se aprietan y restriegan derechones e izquierdosos, en la misma trinchera hedionda del antifranquismo. Es algo natural en alguien como yo por otro lado.
    La tesis de que Franco traicionó el 18 de Julio es una tesis que ni la derecha juancarlista-felipista ni la izquierda han sostenido, que yo sepa, jamás.

    Los únicos que, creo, sostienen una tesis parecida a ésa es la Comunión Tradicionalista. Ahora bien, si la Comunión Tradicionalista tuvo un papel protagónico en la animación del verdadero espíritu del 18 de Julio (mientras Franco paralelamente seguía apoyando públicamente a la República, y no se sumó al Movimiento hasta tan tarde como después del asesinato de Calvo Sotelo) resulta lógico que los mejores pensadores de dicha Comunión tengan algo que decir al respecto a la hora de enjuiciar y comparar los principios del 18 de Julio (conducentes a una verdadera restauración social) con lo que luego se ha realizado en la práctica (conducente a una masificación-disociación de la población, con el correspondiente ahondamiento y desarrollo en la política revolucionaria fundamental del Estado totalitario).
    Última edición por Martin Ant; 09/12/2014 a las 20:53

  19. #19
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,458
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    Bien, después de la prolija (y esquiva) aportación de Martín, en la línea habitual a la que nos tiene acostumbrados en otros hilos como los de astronomía; siendo fiel a mi estilo conciso:

    1) Si determinados "pensadores" de la Comunión (que no todos supongo), afirman en el ejercicio de su libertad intelectual, sesuda y amablemente, para regocijo de todos los becerros, que Franco hizo traición a los Principios del 18 de julio; yo en mi igual derecho, afirmo que dicen majaderías.

    2) Ahora yo también voy a hacer dos interpretaciones con respecto a las materias económico-financieras:

    a) El mayor Douglas y sus "bálsamos de Fierabrás", que consisten en subvencionar "a granel" los precios de los productos para que la población los compre, sin atender a "elasticidades-precio de la demanda" de dichos productos, ni a inflaciones, ni a masas monetarias ni demás inventos de los economistas "ortodoxos", es el mayor genio que ha dado la economía, y todos los demás no valen dos duros de madera desde Aristóteles hasta hoy.

    b) El mayor Douglas fue un aficionado a la economía, como hoy se le conoce; y sus planteamientos no son dogmas de fe (gracias a Dios).

    3) Que naturalmente la escuela de Salamanca, no es el pensamiento "oficial de la iglesia"; pero al menos eran clérigos españoles los que la formaron, y siempre que publicaron algo, como era obligatorio, disponían de el "Nihil Obstat" y el "Imprimatur" de sus superiores. Todo lo contrario que las publicaciones del "Crédito Social", cosa de arbitristas protestantes.

    4) Que durante el franquismo, NO SÓLO la presión fiscal era mucho menor en "TÉRMINOS RELATIVOS", es decir comparados dos períodos diferentes tal y como afirma Martín, sino también en "TÉRMINOS ABSOLUTOS" ya que el Estado ingresaba muchísimo menos (El IVA y el y el IRPF NI SIQUIERA EXISTÍAN, cuando son los más importantes a la hora de recaudar).

    5) Que calificar de "Keynesianos" a Ullastres y compañía, no deja de ser otra excéntrica ocurrencia más; cuando cualquier persona mínimamente versada, sabe que el PRINCIPAL instrumento que tienen los keynesianos para estimular la producción (por la vía del gasto) se llama "Gasto Público", y relativo a esto:

    Presupuesto 1975: 658 mil millones de pesetas
    Presupuesto 1978: 1.144.mil millones de pesetas

    En el período 1975-1985 el gasto público se incrementó nada menos que 15 puntos porcentuales sobre el PIB (lo que es una salvajada); y es que naturalmente, el keynesianismo vino DESPUÉS de Franco. Un estudio sobre el tema:

    Gasto Público en España

  20. #20
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué es España? La España del desarrollo frente a la España de la parálisis

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Bien, después de la prolija (y esquiva) aportación de Martín, en la línea habitual a la que nos tiene acostumbrados en otros hilos como los de astronomía; siendo fiel a mi estilo conciso:
    No hay, por mi parte, ninguna contestación esquiva ni tampoco creo que sean prolijas (creo que son lo mínimamente extensas como para aclarar cualquier duda que haya). Y, la verdad, no entiendo a que viene aqui la referencia gratuita hacia mis textos del Foro de Ciencia. En fin.

    1) Si determinados "pensadores" de la Comunión (que no todos supongo), afirman en el ejercicio de su libertad intelectual, sesuda y amablemente, para regocijo de todos los becerros, que Franco hizo traición a los Principios del 18 de julio; yo en mi igual derecho, afirmo que dicen majaderías.
    Bueno. No es necesario que lo digan explícitamente, pues eso ya puede deducirlo uno en base a sus textos explicativos. Quizás el ejemplo más claro lo constituyan los libros de "La monarquía tradicional" de Elías de Tejada, y la "La monarquía social y representativa" de Rafael Gambra. Como se trata de textos anteriores a la Ley de 1958, en donde se recoge la misma terminología de "Monarquía católica, tradicional, social y representativa", uno podría suponer que por fin Franco se había decidido a implementar los principios del 18 de Julio. Desgraciadamente no fue así, sino todo lo contrario.

    El derecho a sacar una determinada conclusión a la hora de comparar unos determinados principios, y el resultado práctico que finalmente ha tenido lugar, constituye un acto propio de la razón y del juicio, cosa que me temo resulta bastante escasa en las filas de la derecha "patriótica" franquista, en la que parecen dar a entender que el 18 de Julio no es anterior a Franco (y, por tanto, le obligaba) sino que más bien, sea lo que sea lo que hiciera Franco, eso hay que interpretarlo como la "verdadera política" del 18 de Julio (dicho con otras palabras, caen en un puro voluntarismo en donde el criterio para juzgar los hechos no lo marcan unos principios anteriores a Franco, sino que lo marca éste mismo con aquello que haya realizado en la práctica).

    a) El mayor Douglas y sus "bálsamos de Fierabrás", que consisten en subvencionar "a granel" los precios de los productos para que la población los compre, sin atender a "elasticidades-precio de la demanda" de dichos productos, ni a inflaciones, ni a masas monetarias ni demás inventos de los economistas "ortodoxos", es el mayor genio que ha dado la economía, y todos los demás no valen dos duros de madera desde Aristóteles hasta hoy.
    No. El objetivo de Douglas es que la economía cumpla con su función propia: la producción y distribución de los bienes y servicios necesarios para la población con la menor molestia posible para todos, consiguiendo así la estabilidad social de la población. Ahora bien, si Douglas detectó un fallo en el sistema financiero como causa última que está detrás de los males sociales originados por el incumplimiento del anterior objetivo, resulta lógico que, en lugar de fijarse en las pseudosoluciones de los economistas ortodoxos que tratan de tocar todos los aspectos posibles excepto el sistema financiero (causa de la progresiva centralización-totalitarización estatal), proponga la simple solución de realizar un pequeño ajuste en ese defectuoso sistema financiero, dejando todo lo demás en paz.

    b) El mayor Douglas fue un aficionado a la economía, como hoy se le conoce; y sus planteamientos no son dogmas de fe (gracias a Dios).
    Si por aficionado a la economía se refiere usted a que no pasó por los lavaderos de cerebro de las doctrinas económicas ortodoxas de las Universidades y Escuelas de Economía, pues sí, se podría decir que no era un "profesional". De todas formas su experiencia personal como contable le llevó a sus inducciones acerca del origen verdadero del problema: el sistema financiero. Y su análisis, a pesar de que los "profesionales" intentaron refutarlo, no lo consiguieron.

    Claro que, a parte de la teoría, también está el "pequeño" problema práctico de la existencia de ciertos personajes (creo que Pío XI los llamaba imperialistas internacionales del dinero) con ciertos intereses creados de control y dominio, a los que la aplicación de la política del Crédito Social pondría fin a su "jueguecito" (y eso no lo pueden tolerar, por supuesto).

    3) Que naturalmente la escuela de Salamanca, no es el pensamiento "oficial de la iglesia"; pero al menos eran clérigos españoles los que la formaron, y siempre que publicaron algo, como era obligatorio, disponían de el "Nihil Obstat" y el "Imprimatur" de sus superiores. Todo lo contrario que las publicaciones del "Crédito Social", cosa de arbitristas protestantes.
    Aquí puede ver usted el "nihil obstat" del Obispo de Quebec.

    Sobre la Escuela de Salamanca y su supuesta conexión con alguna de la escuelas económicas ortodoxas modernas, véase la siguiente crítica de Christopher Ferrara.

    El Crédito Social no es cosa de protestantes. Precisamente el Crédito Social constituye la mejor crítica contra las manifestaciones antisociales totalitarias (austeridad forzosa, concepción errónea del trabajo, voluntad de poder, falta de libertades, tutoría paternalista, etc...) del puritanismo (ya sea en su versión de derechas o de izquierdas).

    Actualmente la asociación católica de los Peregrinos de San Miguel Arcángel (en Quebec, Canadá) es uno de los principales impulsores del Crédito Social, con el apoyo de muchos obispos católicos (principalmente de países del tercer mundo).

    Es cierto que Douglas no era católico, pero pertenecía a la rama anglocatólica del anglicanismo (que guarda muchas afinidades con la filosofía de la Doctrina Social de la Iglesia). Se podrían citar otros autores que, no siendo católicos, sin embargo decían verdades católicas en el ámbito social (Lewis, Chesterton antes de su conversión, etc...) y eran contrarios al protestantismo propiamente dicho. El propio Douglas llegó a reconocer explícitamente que la doctrina social de la Iglesia Católica era la que más y mejor coincidía con la filosofía social que él defendía.

    4) Que durante el franquismo, NO SÓLO la presión fiscal era mucho menor en "TÉRMINOS RELATIVOS", es decir comparados dos períodos diferentes tal y como afirma Martín, sino también en "TÉRMINOS ABSOLUTOS" ya que el Estado ingresaba muchísimo menos (El IVA y el y el IRPF NI SIQUIERA EXISTÍAN, cuando son los más importantes a la hora de recaudar).
    Decir que una presión fiscal es menor en términos relativos en un periodo con respecto a otro significa comparar los términos absolutos de los impuestos de ambos periodos. Eso era lo que quería decir. Por ejemplo, la presión fiscal antes de 2007 era en términos relativos menor a la después de 2007. Claro está que habría que tener en cuenta las actualizaciones correspondientes, pero se entiende lo quiero decir.

    Ahora bien, la idea que quiero subrayar es la del aumento progresivo y gradual de la presión fiscal sin solución de continuidad. En este sentido las distintas presiones fiscales de diferentes periodos vienen a constituir fases de un mismo proceso progresivo. El hecho de que un cáncer empiece siendo un tumor pequeño, para luego ir aumentando progresivamente, no quiere decir que el tumor de tamaño pequeño de un periodo anterior sea mejor, esencialmente, que el tumor aumentado del periodo posterior, sino que ambos forman parte de un mismo proceso cancerígeno malo (el cual irá aumentando más y más mientras no se rectifique convenientemente el sistema financiero, que está en la base del problema de ese mayor control fiscal).

    Lo que se dice de la presión fiscal, dígase igualmente de los demás procesos que, por evolución lógica y natural (a causa de ese mismo defectuoso sistema financiero), han venido aumentando y creciendo durante estos últimos 55 años sin solución de continuidad (aumento de la Administración, aumento del control social, aumento del endeudamiento, etc...).

    Por cierto, antes existía el Impuesto (indirecto) sobre los Rendimientos del Trabajo Personal (la reforma de 1978 simplemente lo convirtió en impuesto directo), y al impuesto indirecto del IVA se le llamaba antes Impuesto sobre el Consumo.

    5) Que calificar de "Keynesianos" a Ullastres y compañía, no deja de ser otra excéntrica ocurrencia más; cuando cualquier persona mínimamente versada, sabe que el PRINCIPAL instrumento que tienen los keynesianos para estimular la producción (por la vía del gasto) se llama "Gasto Público", y relativo a esto:

    Presupuesto 1975: 658 mil millones de pesetas
    Presupuesto 1978: 1.144.mil millones de pesetas

    En el período 1975-1985 el gasto público se incrementó nada menos que 15 puntos porcentuales sobre el PIB (lo que es una salvajada); y es que naturalmente, el keynesianismo vino DESPUÉS de Franco. Un estudio sobre el tema:

    Gasto Público en España
    Bueno, es posible llamar "keynesiano" a los directores del Plan de Estabilización, en tanto que supuso la previa base preparatoria para la ulterior realización de los Planes desarrollistas, propiamente keynesianos.

    Sobre el gasto público (aunque no me gusta utilizar el indicador, por cierto, keynesiano, del P.I.B., por resultar completamente ajeno a la realidad económica física como verdadero indicador contable, como lo son en realidad todas los indicadores macroecónomicos creados por Keynes e impulsados por los organismos internacionales, y que España comenzó a utilizar también, siguiendo la corriente, desde 1959), el dato dado por DOBLE ÁGUILA es correcto. Véase aquí para más información.

    El problema que no quiere ver DOBLE AGUILA es que, al hablar de política keynesiana, se trata de un mismo proceso evolutivo con varias fases: el hecho de que exista, en un periodo, un determinado cambio cuantitativo más o menos superior al de un periodo anterior o posterior, eso no quita la identidad cualitativa de ese mismo proceso común. El hecho de que la "política de homologación" (en todos los aspectos, ya sea el de nivel fiscal o el del gasto público en porcentaje del PIB) comenzara paulatinamente para luego ir creciendo más rápidamente sólo nos indica un mismo proceso en donde las fases iniciales van progresando de manera más lenta para luego, en fases más avanzadas del proceso, ir estirándose más para llegar al objetivo de la "homologación" con los países del entorno.

    Por otro lado, no entiendo por qué DOBLE AGUILA limita la definición de la política keynesiana solamente al estímulo de la producción por la vía del gasto público. El objetivo keynesiano de cubrir provisionalmente la brecha entre los costes generales y los ingresos (a través de la triple política intervencionista del crecimiento-pleno empleo-redistribución) no solamente proviene de los impuestos o del endeudamiento público del Estado.

    La financiación de la política de continua creación de capital físico (ya sea necesario o no, ya sea para el consumo doméstico o para la exportación) con el fin de poder transmitir poder adquisitivo a la población, puede provenir también de las inversiones de ahorros, domésticos o del extranjero, o de creación de nuevo dinero (por el sistema bancario doméstico o del extranjero). Lo importante para Keynes es esa política de crecimiento continuo (independientemente de que provengan del gasto público o privado), que cada vez tiene que ser mayor y más fuerte para poder cubrir esa disparidad entre costes e ingresos generales (una dificultad que el propio Keynes reconocía, dándole implícitamente la razón a Douglas acerca del absurdo de una economía en donde para poder comprar la cesta de la compra antes debes enfrascarte en la producción de capitales físicos innecesarios).

    El hecho de que España llegara con retraso a la ola keynesiana de los países occidentales (que llevaban aplicándola desde finales de la Segunda Guerra Mundial) con casi veinte años de retraso, no quita que haya dejado de aplicarse igualmente (con todas sus consecuencias).
    Última edición por Martin Ant; 10/12/2014 a las 12:08

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. España liberal, España sometida a Inglaterra
    Por Hyeronimus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 30/09/2010, 10:38
  2. España liberal = España sometida a Inglaterra
    Por Hyeronimus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 02/09/2010, 01:12
  3. Respuestas: 13
    Último mensaje: 02/04/2009, 02:41
  4. Por la Unidad Católica de España frente a la unión europea
    Por Villores en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 06/05/2007, 17:15
  5. La España Tradicional frente a los resquicios del liberalismo
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 21/09/2005, 18:15

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •