Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 23 de 31 PrimerPrimer ... 13141516171819202122232425262728293031 ÚltimoÚltimo
Resultados 441 al 460 de 601

Tema: Habemus Papam - Francisco I

  1. #441
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    1,950
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Cita Iniciado por Tacuara Ver mensaje
    Hay muchos rumores rondando, quien sabe cuales son ciertos. Por ejemplo también dicen que Bergoglio fue un Guardia de Hierro (movimiento fascista y peronista inspirado por la Guardia de Hierro de Zelea Codreanu).
    Estimado Tacuara, una aclaración, Francisco Bergoglio nunca fue de Guardia de Hierro.

  2. #442
    Avatar de Rodrigo
    Rodrigo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 06
    Ubicación
    Ilíberis
    Mensajes
    1,553
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Cita Iniciado por Manuel Ribadavia Ver mensaje
    Al señor DONOSO le pido una disculpa si mis opiniones le han molestado, ya que esa nunca ha sido mi intención. Pero mi posición siempre será clara al respecto.
    Lo que no está nada claro, ni tiene ningún sentido, es que se nos diga a los fieles católicos que las misas de la HSSPX son ilícitas, mientras vemos celebraciones "ecuménicas" con sacerdotisas protestantes y cosas por el estilo, como lo de Asís con diversos paganos rezando junto al Pontífice, o al antiguo cardenal Bergoglio practicando rituales judíos junto a los enemigos de Cristo. ¿Qué pasa, que las prácticas cismáticas, heréticas o paganas a veces son lícitas y a veces no, según el momento?

    Mientras no haya coherencia, que es algo fundamental para poder conservar una fe, nadie podrá decirme que las misas de la HSSPX no son queridas por Dios. Y aun reconociendo que los oficios y sacramentos de la HSSPX fueran ilícitos (nunca inválidos, como reconoce la Santa Sede), en caso de extrema necesidad puede recurrirse a ellos, según el Catecismo. Y no hay duda de que la crisis actual de la Iglesia es una situación de extrema necesidad.
    Donoso y Hyeronimus dieron el Víctor.
    Militia est vita hominis super terram et sicut dies mercenarii dies ejus. (Job VII,1)

  3. #443
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    3,743
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Este es más objetivo, es de una web ortodoxa:

    Pope Francis and Poverty

    DIOS-PATRIA-HOGAR




  4. #444
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    3,743
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Cita Iniciado por Erasmus Ver mensaje
    Este es más objetivo, es de una web ortodoxa:

    Pope Francis and Poverty

    Otro más desde una perspectiva liberal, también bastante objetivo:

    El libre mercado y la crítica del papa Francisco

    DIOS-PATRIA-HOGAR




  5. #445
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    3,743
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    De La Prensa Popular:

    El Papa Francisco y los obispos argentinos frente a la embestida comunista – Por Cosme Beccar Varela

    “Odiar” quiere decir rechazar vehementemente algo con todas las fibras del alma en sus dos potencias espirituales, la inteligencia y la voluntad.

    “Amé la justicia y odié la iniquidad, por eso muero en el destierro”. Estas fueron las últimas palabras de un gran santo y una gran Papa, San Gregorio VII, muerto el 25 de Mayo de 1085.


    “Odiar la iniquidad”, es decir, odiar la injusticia. He ahí la virtud que les falta a los habitantes de este país que antes era la Argentina. No conozco excepciones a la falta de este odio indispensable, si hemos de ser católicos y patriotas.


    “Odiar” quiere decir rechazar vehementemente algo con todas las fibras del alma en sus dos potencias espirituales, la inteligencia y la voluntad. Sin transacciones, sin pedir ni dar cuartel, sin ilusiones de encontrar una vía media entre la iniquidad y la Justicia, usando todas las fuerzas de que uno disponga, hasta vencer o morir.


    “¡Dios lo quiere!” era el clamor de los cruzados que lucharon para rescatar el Santo Sepulcro de Nuestro Señor Jesucristo de manos de los infieles. Dios quiere, no hay duda de que lo quiere, que se ame la Justicia y se odie la iniquidad. Vendrán los sofistas modernistas a decir que esa clase de lemas son contrarios a la meliflua doctrina del “amor” y que quienes tengan esos sentimientos, no son seguidores de Cristo, “porque Cristo es amor”. Falso.


    Primero, el amor se define por el ser amado. Si alguien ama al demonio, su amor lo define como demoníaco. Si alguien ama la herejía, es hereje. Si alguien ama la propiedad ajena hasta apoderarse de ella, es ladrón.


    En este caso, la famosa exclamación de San Gregorio VII es una proclama de amor, de amor a la Justicia a la cual corresponde el odio a la iniquidad. Nadie puede decir que ama a alguien si permite que ese alguien sea maltratado, vejado, perseguido y muerto. El que diga eso, miente. No hay amor sin odio o intenso rechazo (que es lo mismo, pues eso es lo que “odio” significa) a lo que se opone al ser amado.


    Segundo, nuestros enemigos nos prueban eso todos los días. Ellos aman la tiranía que conduce al comunismo, el agnosticismo ateo, la inmoralidad. Y consecuentemente, odian todo lo que nosotros sostenemos, que es lo opuesto “per diametrum”. Nos odian personalmente con toda su alma, con un odio asesino y no ahorrarán fuerzas hasta destruirnos.


    Vean si no lo que está pasando con los secuestrados políticos, asesinados lentamente en mazmorras inmundas. No lo hacen por un arrebato de mal humor o por una mera disidencia política. Es un odio activo y continuado durante más de 10 años, con una voluntad inexorable de matar.


    Quienes amamos la esencia católica y tradicional de lo que fue la Argentina y hoy es una argentina degradada y en vías de caer en un Estado comunista, sólo podemos responder con un odio católico -no demoníaco, como el de la tiranía que lo provoca- es decir, con una voluntad decidida y activa de acabar con ésta por medio de una acción constitucional lúcida, activa y restauradora, sin pactar, sin ceder, sin dejarnos engañar por los varios trucos con los que adormece y somete al país. Y todo eso por amor a Dios y a la Justicia.


    Quienes deberían ser la punta de lanza de este odio católico, a ejemplo del gran San Gregorio VII, son los Obispos. La tiranía, ayudada por la imbecilidad perversa en que ha caído la masa del pueblo, se ha encargado de eliminar todo liderazgo civil y hemos quedado reducidos a la más desarticulada y triste de las condiciones. Los únicos “lideres” a los que se permite aparecer son los falsos opositores, todos peronistas, izquierdistas o “centristas” inmorales y conniventes.


    Si los Obispos se mantienen en el silencio escandaloso en que están, todo está perdido. Bastaría con que algunos de ellos hicieran uso de la Cátedra que la Iglesia les ha confiado y publicaran Pastorales ardorosas, tantas cuantas sea necesarias, mostrando “amor a la Justicia y odio a la iniquidad” y convocando a la resistencia, para que hubiera un resurgimiento nacional. Creo que en medio de nuestra decadencia todavía hay católicos en cantidad suficiente como para acabar con la tiranía.


    Así lo hizo San Gregorio VII que excomulgó y depuso al Emperador felón Enrique IV, en una situación política mucho menos grave que la que ahora sufrimos.


    En cambio, aquí y ahora sólo vemos inacción, o protestas como la de ayer en la que la que los Obispos se limitaron a defender “los valores que inspiran los procedimientos democráticos”, “la plena división de los poderes” y “que el sistema democrático halle en el necesario patrimonio de valores humanos y espirituales una guía para su acción política” (“Clarín”, 1/7/20134, pag. 3), frases que hubieran podido ser la materia de una declaración de cualquier logia masónica, sin ningún inconveniente.


    Es evidente que el Episcopado está decidido a no interferir en el siniestro proceso de instalación del comunismo en la argentina. Dios les pedirá cuentas estrechas por esa traición.


    * * *
    ¿Qué decir de la recepción por el Papa Francisco del usurpador de la presidencia de Venezuela, Maduro, como Jefe de Estado, a sabiendas de que se encaramó al poder por medio del fraude más escandaloso convalidado por autoridades electorales de su hechura y consentido implícitamente por la inacción cobarde de su “opositor”, el izquierdista Capriles? ¿Cómo interpretar esa convalidación de un comunista en el poder de una nación católica como Venezuela, que se debate heroicamente, sin verdaderos líderes, contra una conjura que incluye al gobierno de los EEUU en manos de Obama, pro-marxista, abortista y entusiasta del homonomio y a varios países de Iberoamérica, además de Rusia y China? ¿Puede concebirse que un Papa entregue a una nación católica de 30.000.000 de habitantes en manos del comunismo?


    Todo el mundo sabe que Venezuela está ocupada por el régimen comunista de La Habana y que el fraude electrónico teledirigido desde la isla caribeña, la traición del ejército infiltrado por oficiales cubanos y la violación más descarada de las leyes, es lo que permite a Maduro estar en el poder. Sólo un esfuerzo heroico y con riesgo de muerte por parte de los patriotas venezolanos puede impedir que ese noble país hermano sea encadenado por el comunismo y que caiga aún más en la miseria y en el dominio de la delincuencia asesina que ya se ha cobrado miles de víctimas. ¿No lo sabe el Papa Francisco? Y si lo sabe, ¿ignora que la recepción del usurpador contribuye decisivamente a convalidar su fraudulenta toma del poder y la caída de Venezuela en el comunismo?


    Es imposible negar que el Papa sabe todo eso y aún así, hizo lo que hizo. ¿Cómo se compatibiliza esa incomprensible actitud con sus sonrisas, sus besos a los niños y su “opción por los pobres”? ¿Los pobres de Venezuela no son dignos de su conmiseración?


    Bajo la inspiración de San Gregorio VII, Papa glorioso y valiente, y en uso de la libertad de los hijos de Dios que me conceden la Fe, la Moral y el Derecho Canónico, me veo obligado a suplicar al Sumo Pontífice que deshaga cuánto antes el error -para llamarlo de alguna manera- que acaba de cometer y que mediante una condena explícita y enérgica del régimen venezolano, libere al pueblo hermano del horrible destino que le espera bajo la tiranía comunista.


    En cuanto a los Obispos argentinos, con la misma ansiedad y derecho les suplico que se pronuncien mediante su enorme poder pastoral para desarticular los planes de esta tiranía que nos va llevando al mismo destino.

    DIOS-PATRIA-HOGAR




  6. #446
    Avatar de Annuit Coeptis
    Annuit Coeptis está desconectado Furor celticus.
    Fecha de ingreso
    07 ene, 11
    Ubicación
    U.S.A.
    Mensajes
    529
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    "And, as we Catholics know, Western Civilization is Roman Civilization, first classical Roman Civilization, then Roman Catholic Civilization, as the Christians preserved and carried classical Roman Civilization to the world in a Christianized form. That is, after all, why we are described as Roman Catholics."

  7. #447
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    12,603
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Evangelii Gaudium vs. St. Tomás de Aquino

    Desde EEUU
    Entre mis amigos americanos se encuentran algunos que le profesan un gran amor a Santo Tomás de Aquino, a quien leen con cierta regularidad. Ayer, Stephen me comentaba, con cierta tristeza, la distorsión que de la doctrina del Aquinate se hace en la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium.
    Así, en el párrafo 40 de dicha Exhortación se trae a colación la doctrina de Santo Tomas, por lo demás recogida por toda la Tradición católica, de que la multiplicidad y variedad de los seres creados no es más que una consecuencia de la voluntad de Dios, como Primer Agente, para que su infinita bondad pueda ser representada adecuadamente (S. T. I, q. 47, art. 1). Con esta cita del Santo se pretende justificar las distintas líneas de pensamiento filosófico y teológico como si todas ellas fueran válidas y cada una de ellas fuera como un ser incompleto que necesita de la otra línea de pensamiento para ser completada y reflejar así mejor la verdad de Dios.
    No hace falta ser muy inteligente para preguntarse con admiración qué demonios tiene que ver lo que dice Santo Tomás con la línea argumentativa del Papa Francisco. Por lo demás, si a lo que el Papa pretende dar carta de naturaleza es a múltiples escuelas teológicas, entonces sólo queda lamentarnos de lo lejos que quedan ya las constantes recomendaciones y numerosos avisos de los papas anteriores que nos advertían del desastre que se produciría en la teología, y, por lo tanto, en la vida de la Iglesia, si se abandonase o relegara a un segundo plano la teología tomista.
    La segunda adulteración de lo enseñado por Santo Tomas tiene lugar en el párrafo 43 de la Exhortación, donde el Papa escribe:
    Del mismo modo, hay normas o preceptos eclesiales que pueden haber sido muy eficaces en otras épocas pero que ya no tienen la misma fuerza educativa como cauces de vida. Santo Tomás de Aquino destacaba que los preceptos dados por Cristo y los Apóstoles al Pueblo de Dios « son poquísimos ». Citando a san Agustín, advertía que los preceptos añadidos por la Iglesia posteriormente deben exigirse con moderación « para no hacer pesada la vida a los fieles » y convertir nuestra religión en una esclavitud, cuando « la misericordia de Dios quiso que fuera libre” (S.T. I-II, q.107, art. 4). Esta advertencia, hecha varios siglos atrás, tiene una tremenda actualidad. Debería ser uno de los criterios a considerar a la hora de pensar una reforma de la Iglesia y de su predicación que permita realmente llegar a todos
    Límites de espacio nos impiden una demostración prolija de los absurdos que se le hacen decir al Doctor Angélico, y cómo es totalmente deshonesto, impropio de un documento papal, falsificar lo que realmente dice Santo Tomás para hacerle apoyar una postura determinada nuestra que sabemos va a escandalizar al pueblo fiel. Dejemos hablar al Santo en su artículo 4 de la cuestión 107 de la I-II:
    Santo Tomás se plantea la siguiente pregunta: ¿Es la ley nueva más gravosa que la antigua? A continuación expone el Santo las razones por las que pudiera parecer que la Nueva Ley es más gravosa que la Antigua:
    . Los mandamientos de la nueva ley son más difíciles en acto que los de la antigua.
    . Los mandamientos de la antigua ley prometen prosperidad terrena al que los cumpla; los que cumplan los mandamientos de la nueva padecerán persecución, como nos dice el mimo Jesucristo.
    . La nueva ley resulta de la adición a la antigua; pues la antigua ley prohibió el perjurio, y la nueva también el juramento; la antigua prohibió abandonar a la esposa sin libelo de repudio, y la nueva prohibió en absoluto el divorcio, como consta en Mt 5,31 s.
    Santo Tomás pasa luego a exponer sus argumentos de por qué la Nueva Ley es menos gravosa que la Antigua, que son principalmente dos:

    1. Respecto de los actos exteriores de virtud que prescribe la ley, la antigua ley es mucho más grave que la nueva, pues aquélla obligaba a múltiples ceremonias, a muchos más actos que la ley nueva. Esta, a los preceptos de la ley natural [obsérvese que esta referencia a la Ley Natural, que es de extrema importancia, falta en la Exhortación papal] sólo añadió muy reducidas cosas en la doctrina de Cristo y de los apóstoles, aunque algunas más se añadieron después por determinación de los Santos Padres, y aun en estas cosas dice San Agustín que ha de haber moderación, para no hacer a los fíeles pesada la vida.
    2. Respecto de los actos interiores de virtud prescritos por la ley, por ejemplo, el que uno ejecute los actos de virtud pronta y deleitablemente…por este capítulo, los preceptos de la nueva ley son más pesados que los de la antigua, pues en la nueva se prohíben incluso los movimientos interiores del alma, que no se prohibían expresamente en la antigua en todos los casos, aunque sí en algunos, en cuya prohibición, sin embargo, no se añadía castigo. Y esto es dificilísimo al que no tiene virtud. En este sentido se dice en 1 Jn 5,3 que sus mandamientos no son pesados; exponiendo lo cual, dice San Agustín que no son pesados para el que ama, pero sí para el que no ama; el amor hace fáciles y casi triviales todas las cosas difíciles y duras.

    Desgraciadamente, este segundo punto, que aclara completamente el tema, es totalmente omitido en la Exhortación papal.
    A la vista de lo expuesto, podríamos preguntarnos: ¿Alguien en su sano juicio puede deducir de la lectura de este artículo que los preceptos dados por Cristo y los Apóstoles al Pueblo de Dios « son poquísimos »? ¿Apoya esta cita el deseo del Papa Francisco de una reforma de la Iglesia y de su predicación? ¿Acaso no argumenta Santo Tomás que los preceptos de la Nueva Ley son mucho más exigentes que los de la Antigua, aunque éstos fueran más numerosos que aquellos, pero que el amor a Cristo y la ayuda de la gracia hacen que se puedan cumplir con menor dificultad e incluso con alegría?
    Sería deseable más honestidad intelectual en documentos oficiales, opina mi amigo Stephen.

    Evangelii Gaudium vs. St. Tomás de Aquino | Tradición Digital

  8. #448
    Avatar de Montealegre
    Montealegre está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    31 dic, 13
    Ubicación
    Civdad de los Reyes, Reynos del Perv
    Mensajes
    337
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    El romance entre Francisco y los medios: la revista Time lo elige como “Persona del año 2013”.




    El favorable artículo en Time, 11-Dic-2013.


    EL ELEGIDO: El Papa Francisco es la Persona del Año 2013 de TIME


    By Nancy Gibbs, Dec. 11, 2013


    Hubo una vez un niño tan dócil y modesto que le otorgaron una medalla por ser “El más humilde”. Al día siguiente se la quitaron por haberla usado. Así termina la lección.
    ¿Cómo uno practica la humildad desde el trono más glorificado de la Tierra? Pocas veces un nuevo actor en el escenario mundial ha captado tanta atención tan rápido –de jóvenes y viejos, creyentes y cínicos– como lo ha hecho el Papa Francisco.
    En sus nueve meses en el trono, Francisco se ha puesto en el centro mismo de las principales conversaciones de nuestra época: sobre riqueza y pobreza, imparcialidad y justicia, transparencia, modernidad, globalización, el rol de la mujer, la naturaleza del matrimonio, las tentaciones del poder.
    En un tiempo en que los límites del liderazgo son puestos a prueba en tantos lugares, llega un hombre –sin ejército ni armas, sin un reino más allá de un pequeño pedazo de tierra en el centro de Roma, pero con el enorme respaldo de la riqueza y el peso de la historia– para plantear un desafío. El mundo se está haciendo más pequeño; las voces individuales se escuchan cada vez más fuertes; la tecnología hace que la virtud se vuelva viral, por lo que el púlpito de Francisco es visible hasta el confín de la Tierra. Cuando besa la cara de un hombre desfigurado o lava los pies de una mujer musulmana, la imagen resuena mucho más allá de los límites de la Iglesia Católica.
    Los escépticos apuntarán a los obstáculos que enfrenta Francisco para lograr algo concreto, más allá de hacer que los creyentes menos fervientes se sientan mejor acerca del tono más moderado de Roma y libres a la vez de ignorar las cuestiones más sustanciales. La Iglesia Católica es una de las instituciones más antiguas, grandes y ricas del mundo, con 1.200 millones de fieles, y el cambio no es algo natural en ella. En su mejor versión, la Iglesia inspira e instruye, ayuda y sana, y llama a los fieles a escuchar a sus ángeles más benévolos. Pero se ha visto debilitada a nivel mundial por escándalos, corrupción, la escasez de sacerdotes y la competencia, especialmente en los fértiles campos misionarios del hemisferio sur, de rivales evangélicos y pentecostales. En algunos lugares, la enseñanza de doctrinas centrales sobre el divorcio y los anticonceptivos es ampliamente ignorada y la ortodoxia es ridiculizada por obsoleta. Los burócratas y el clero del Vaticano son acusados de disputas internas, corrupción, chantaje y una obsesión con “reglas mezquinas”, como sostiene Francisco, en lugar de las enormes posibilidades de gracia. No sólo prediquen, escuchen, dice. No reprendan, sanen.
    Y sin embargo, en menos de un año, ha hecho algo notable: no cambió las palabras, pero cambió la música. El tono y temperamento pesan en una iglesia construida sobre la sustancia de los símbolos —pan y vino, cuerpo y sangre—, y por lo tanto es un error desestimar las elecciones simbólicas de cualquier Papa como gestos que carecen de la fuerza de la ley. Publicó su primera exhortación apostólica, un ataque a “la idolatría del dinero”, justo cuando los estadounidenses celebraban el Día de Acción de Gracias y evaluaban si pasar este feriado, establecido para la gratitud, en los centros comerciales. Este es un hombre que maneja muy bien los tiempos. Que no vive en el palacio papal rodeado de cortesanos sino que en una austera residencia con peregrinos. Reza todo el tiempo, incluso cuando espera a que lo atienda el dentista. Sacó de circulación el Mercedes papal y lo reemplazó por un Ford Focus con algunos rasguños. No usa zapatos rojos ni sotanas lujosas, lleva en el cuello una cruz de hierro en lugar de una de oro. Cuando rechaza la pompa y los privilegios, revela por primera vez las finanzas del Vaticano, reprende a un arzobispo alemán por derrochador, llama por teléfono a desconocidos en apuros, y ofrece bautizar al bebé de una mujer divorciada cuyo amante casado quería que abortara, está haciendo más que convertirse en un ejemplo de compasión y transparencia. Está aceptando la complejidad y admitiendo el riesgo de que una iglesia obsesionada con sus propios derechos y su virtud puede provocar más heridas de las que sana. Cuando se le pregunta por qué no parece interesado en librar una guerra cultural, hace referencia al campo de batalla. La Iglesia es un hospital de campaña, dice. Nuestro primer deber es asistir a los heridos. Uno no le pregunta a un hombre que está sangrando cuál es su nivel de colesterol.
    Este foco en la compasión, junto a un aura general de alegría no siempre asociada a los príncipes de la Iglesia, ha hecho de Francisco una especie de estrella de rock. Más de 3 millones de personas llegaron a la playa de Copacabana en Río de Janeiro el pasado julio para verlo, las multitudes en la Plaza de San Pedro están eufóricas y los souvenir se venden en números récord. Francesco es el nombre masculino más popular entre los bebés en Italia. Las iglesias reportan un “efecto Francisco” de católicos no practicantes que han regresado a misa y han vuelto a confesarse, aunque las anécdotas no son sustituto para la evidencia y los sondeos entre católicos estadounidenses muestran hasta ahora pocos cambios en la práctica. Pero la fascinación con Francisco, incluso más allá del círculo católico, le brinda una oportunidad que nunca tuvo su antecesor, Benedicto XVI: magnificar el mensaje de la Iglesia y su poder para hacer el bien.
    La buena acogida de la prensa laica lo vuelve sospechoso entre los tradicionalistas, quienes temen que compra popularidad pagando el precio de una fe diluida. Ha usado hábilmente la fascinación de los medios para llamar la atención sobre muchos temas, desde sus plegarias por la paz en Siria hasta su punzante ataque a la economía del goteo, lo que inspiró a Jesse Jackson a compararlo con Martin Luther King y a Rush Limbaugh a preguntar si es marxista. Cuando uno es una celebridad en los medios, cada palabra pronunciada es analizada minuciosamente, como lo es lo que se elige no decir. ¿Por qué no se ha referido con más detalle sobre el escándalo de los abusos sexuales cometidos por sacerdotes?, preguntan los partidarios de las víctimas. (Este mes, estableció una comisión para abordar el abuso de niños por parte de sacerdotes). ¿Por qué no habla más de la santidad de la vida?, preguntan los tradicionalistas, quienes observan que en su exhortación el aborto sólo fue mencionado una vez, mientras que la misericordia apareció en 32 oportunidades. Francisco ratifica las enseñanzas tradicionales sobre la sexualidad y a la vez advierte que distraen a la Iglesia. Ataca a los sacerdotes que se niegan a bautizar a los niños de madres solteras por practicar un “riguroso e hipócrita neo-clericalismo”. Declara que Dios “nos ha redimido a todos… no sólo a los católicos. A todos, también a los ateos”. Posa con activistas medioambientales mostrando una camiseta que condena el fracking, y llama a los políticos y líderes empresariales a ser “protectores de la creación”.
    Nada de esto vuelve liberal a Francisco, quien también afirma que un cuerpo de sacerdotes exclusivamente masculino no está en discusión, como tampoco el aborto, ni la definición del matrimonio. Pero su enfoque en los pobres –y el hecho de que el 0,1% de las personas más ricas del mundo controla el 81% de la riqueza– irrita a los que defienden el capitalismo como el programa antipobreza más exitoso de la historia. Se podría argumentar que es Teddy Roosevelt protegiendo al capitalismo de sus propios excesos, o simplemente dice lo que sus antecesores han dicho: que Jesús nos llama a preocuparnos por los que menos tienen —aunque lo dice de un modo que hace que la gente lo escuche de manera diferente—. Y eso puede ser especialmente importante cuando lo dice el primer Papa del Nuevo Mundo. Hace un siglo, la mayoría de los católicos vivía en Europa; hoy menos de un cuarto reside allí, y cómo sea escuchado en los países donde ser gay es un crimen y las mujeres en puestos de liderazgo una herejía podría tener el poder de transformar culturas en las que el catolicismo es una fuerza en alza y potencialmente liberadora.
    Por estos días es estimulante escuchar a un líder decir cualquier cosa que moleste a alguien. Hoy, liberales y conservadores enfrentan por igual una elección cuando escuchan a una nueva voz de la conciencia: qué es más importante, ¿que este líder carismático dice cosas que ellos creen que es necesario decir o que también dice otras que preferirían no escuchar?
    El corazón es un músculo fuerte y Francisco propone un riguroso régimen de ejercicio. En un período muy breve, una audiencia amplia, global y ecuménica ha mostrado ansias de seguirlo. Por haber trasladado el pontificado del palacio a las calles, comprometer a la mayor religión del mundo a enfrentar sus necesidades más profundas y equilibrar el juicio con la misericordia, el Papa Francisco es la Persona del Año 2013 de TIME.




    Pronunciamiento del P. Federico Lombardi, Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede. Traducción de Secretum Meum Mihi, 11-Dic-2013.


    Declaración del P. Federico Lombardi S.I., a propósito de la elección del Papa Francisco como “Persona del Año” por la revista Time

    Este hecho no es sorprendente, teniendo en cuenta la resonancia y la atención muy extendida dada a la elección del Papa Francisco y al comienzo de su pontificado. Se trata de una señal positiva de que uno de los más prestigiosos reconocimientos en el campo de la prensa internacional se ha atribuido a uno que proclama valores espirituales, religiosos y morales en el mundo, y que habla efectivamente en favor de la paz y de una mayor justicia.

    En relación con el Papa, por su parte, él no busca la fama y el éxito, ya que lleva a cabo su servicio para la proclamación del Evangelio y del amor de Dios por todos. Si esto atrae a los hombres y a las mujeres y les da esperanza, el Papa está satisfecho. Si esta elección como “Persona del Año” significa que muchos han entendido este mensaje, al menos implícitamente, él ciertamente se alegra.



    Las portadas anteriores en Time:







    STAT VERITAS: El romance entre Francisco y los medios: la revista Time lo elige como “Persona del año 2013”.

  9. #449
    Avatar de Montealegre
    Montealegre está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    31 dic, 13
    Ubicación
    Civdad de los Reyes, Reynos del Perv
    Mensajes
    337
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    VATICAN INSIDER
    14/12/2013
    "Jamás tener miedo a la ternura"

    La entrevista con papa Francisco sobre la Navidad, el hambre en el mundo, el sufrimiento de los niños, la reforma de la Curia, mujeres cardenales, IOR y el próximo viaje a Tierra Santa


    ANDREA TORNIELLI (VATICAN INSIDER)

    IA

    «La Navidad para mí es esperanza y ternura...». Francisco cuenta a “La Stampa” y a "Vatican Insider" su primera Navidad como Obispo de Roma. Casa Santa Marta, martes, 10 de diciembre, 12.50 hrs. El Papa nos recibe en un salón junto al refectorio. El encuentro duró una hora y media. En dos ocasiones, durante la conversación (al hablar sobre el sufrimiento inocente de los niños y sobre el hambre en el mundo), desapareció del rostro de Francisco la serenidad que todo el mundo conoce.
    En la entrevista el Papa también habló sobre las relaciones con las demás confesiones cristianas y el «ecumenismo de la sangre» que une en la persecución, aludió a la situación del matrimonio y la familia (de la que se ocupará el próximo Sínodo), respondió a quienes lo han criticado en los Estados Unidos (definiéndolo “marxista”) y también habló sobre la relación entre la Iglesia y la política.


    ¿Qué significa para usted la Navidad?

    Es el encuentro con Jesús. Dios siempre ha buscado a su pueblo, lo ha guiado, lo ha custodiado, ha prometido que le estará siempre cerca. En el Libro del Deuteronomio leemos que Dios camina con nosotros, nos guía de la mano como un papá con su hijo. Esto es hermoso. La Navidad es el encuentro de Dios con su pueblo. Y también es una consolación, un misterio de consolación. Muchas veces, después de la misa de Nochebuena, pasé algunas horas solo, en la capilla, antes de celebrar la misa de la aurora, con un sentimiento de profunda consolación y paz. Recuerdo una vez aquí en Roma, creo que era la Navidad de 1974, en una noche de oración después de la misa en la residencia del Centro Astalli. Para mí la Navidad siempre ha sido esto: contemplar la visita de Dios a su pueblo.


    ¿Cuál es el mensaje de la Navidad para las personas de hoy?

    Nos habla de la ternura y de la esperanza. Dios, al encontrarse con nosotros, nos dice dos cosas. La primera: tengan esperanza. Dios siempre abre las puertas, no las cierra nunca. Es el papá que nos abre las puertas. Segunda: no tengan miedo de la ternura. Cuando los cristianos se olvidan de la esperanza y de la ternura se vuelven una Iglesia fría, que no sabe dónde ir y se enreda en las ideologías, en las actitudes mundanas. Mientras la sencillez de Dios te dice: sigue adelante, yo soy un Padre que te acaricia. Tengo miedo cuando los cristianos pierden la esperanza y la capacidad de abrazar y acariciar. Tal vez por esto, viendo hacia el futuro, hablo a menudo sobre los niños y los ancianos, es decir los más indefensos. En mi vida como sacerdote, yendo a la parroquia, siempre traté de transmitir esta ternura, sobre todo a los niños y a los ancianos. Me hace bien, y pienso en la ternura que Dios tiene por nosotros.


    ¿Cómo es posible creer que Dios, considerado por las religiones como infinito y omnipotente, se haga tan pequeño?

    Los Padres griegos la llamaban "synkatabasis", condescendencia divina. Dios que desciende y está con nosotros. Es uno de los misterios de Dios. En Belén, en el 2000, Juan Pablo II dijo que Dios se convirtió en un niño que dependía totalmente de los cuidados de un papá y de una mamá. Por esto la Navidad nos da tanta alegría. Ya no nos sentimos solos, Dios descendió para estar con nosotros. Jesús se hizo uno de nosotros y sufrió por nosotros el final más terrible en la cruz, el de un criminal.


    A menudo se presenta la Navidad como una fábula de ensueño. Pero Dios nace en un mundo en el que también hay mucho sufrimiento y miseria…

    Lo que leemos en los Evangelios es un anuncio de alegría. Los evangelistas describen una alegría. No hacen consideraciones sobre el mundo injusto, sobre cómo pudo nacer Dios en un mundo así. Todo esto es fruto de nuestra contemplación: los pobres, el niño que nace en la precariedad. La Navidad no fue una denuncia de la injusticia social, de la pobreza, sino un anuncio de alegría. Todo lo demás son conclusiones que sacamos nosotros. Algunas correctas, otras menos y otras más ideologizadas. La Navidad es alegría, alegría religiosa, alegría de Dios, interior, de luz, de paz. Cuando no se tiene la capacidad o se está en una situación humana que no te permite comprender esta alegría, se vive la fiesta con alegría mundana. Pero entre la alegría profunda y la alegría mundana hay mucha diferencia.


    Es su primera Navidad como Obispo de Roma, en un mundo lleno de conflictos y guerras…

    Dios nunca da un don a quien no es capaz de recibirlo. Si nos ofrece el don de la Navidad es porque todos tenemos la capacidad para comprenderlo y recibirlo. Todos, desde el más santo hasta el más pecador, desde el más limpio hasta el más corrupto. Incluso el corrupto tiene esta capacidad: pobrecito, la tiene un poco oxidada, pero la tiene. La Navidad en este tiempo de conflictos es un llamado de Dios, que nos da este don. ¿Queremos recibirlo o preferimos otros regalos? Esta Navidad en un mundo afectado por las guerras me hace pensar en la paciencia de Dios. La principal virtud de Dios, indicada en la Biblia, es que Él es amor. Él nos espera, no se cansa nunca de esperarnos. Él da el don y después nos espera. Esto sucede en la vida de cada uno de nosotros. Hay algunos que lo ignoran. Pero Dios es paciente y la paz, la serenidad de la noche de Navidad, es un reflejo de la paciencia de Dios hacia nosotros.


    En enero se cumplen cincuenta años del histórico viaje de Pablo VI a la Tierra Santa. ¿Usted va a ir?

    La Navidad siempre nos hace pensar en Belén, y Belén está en un punto preciso, en la Tierra Santa donde vivió Jesús. En la noche de Navidad pienso, sobre todo, en los cristianos que viven allí, en los que están en dificultades, en todos los que han tenido que abandonar esa tierra por diferentes problemas. Pero Belén sigue siendo Belén. Dios vino a un punto determinado, a una tierra determinada, apareció allí la ternura de Dios, la gracia de Dios. No podemos pensar en la Navidad sin pensar en la Tierra Santa. Hace cincuenta años, Pablo VI tuvo la valentía para salir e ir allá, y así empezó la época de los viajes papales. Yo también deseo ir, para encontrarme con mi hermano Bartolomeo, Patriarca de Constantinopla, y conmemorar con él este quincuagésimo aniversario renovando el abrazo de 1964 entre Papa Montini y Atenágoras en Jerusalén. Nos estamos preparando.


    Usted ha estado en muchas ocasiones con niños gravemente enfermos. ¿Qué puede decir ante este sufrimiento inocente?

    Para mí, Dostoyevski ha sido un maestro de vida, y su pregunta, explícita e implícita, siempre ha rondado mi corazón: ¿por qué sufren los niños? No hay explicación. Me viene esta imagen: en cierto momento de su vida, el niño se “despierta”; no entiende muchas cosas, se siente amenazado, empieza a hacer preguntas a su papá o a su mamá. Es la edad del “por qué”. Pero cuando el hijo pregunta, luego no escucha todo lo que le tienes que decir y te acorrala con nuevos “por qué”. Lo que busca, más que una explicación, es la mirada del papá que le da seguridad. Frente a un niño que sufre, la única oración que me viene es la oración del “por qué”. ¿Señor, por qué? Él no me explica nada, pero siento que está viéndome. Entonces puedo decir: “Tú sabes por qué, yo no lo sé y Tú no me lo dices, pero me ves y yo confío en Ti, Señor, confío en tu mirada”.

    Al hablar sobre el sufrimiento de los niños, no se puede olvidar la tragedia de quienes sufren hambre.

    Con la comida que dejamos y tiramos podríamos dar de comer a muchísima gente. Si lográramos no desperdiciar, reciclar la comida, el hambre en el mundo disminuiría mucho. Me impresionó leer una estadística que habla de 10 mil niños que mueren de hambre cada día en el mundo. Hay muchos niños que lloran porque tienen hambre. El otro día, en la audiencia del miércoles, atrás de una valla había una joven mamá con su niño de pocos meses. Cuando pasé, el niño lloraba mucho. La mamá lo acariciaba. Le dije: “Señora, creo que el pequeño tiene hambre”. Ella respondió: “Sí, ya es hora…”. Y le dije: “¡Pero dele de comer, por favor!”. Ella tenía pudor, no quería amamantarlo en público, mientras pasaba el Papa. Entonces quisiera decir lo mismo a la humanidad: ¡den de comer! Esa mujer tenía la leche para su niño, en el mundo tenemos suficiente comida para que coman todos. Si trabajáramos con las organizaciones humanitarias y lográramos ponernos todos de acuerdo para no desperdiciar comida, mandándola a los que la necesitan, contribuiríamos mucho para resolver la tragedia del hambre en el mundo. Quisiera repetir a la humanidad lo que dije a aquella mamá: ¡den de comer a los que tienen hambre! Que la esperanza y la ternura de la Navidad del Señor nos sacudan de la indiferencia.

    Algunos pasajes de la “Evangelii gaudium” le granjearon las acusaciones de los ultra-conservadores estadounidenses. ¿Qué siente un Papa cuando escucha que lo definen “marxista”?

    La ideología marxista está equivocada. Pero en mi vida he conocido a muchos marxistas buenos como personas, y por esto no me siento ofendido.
    Las palabras que más han sorprendido son las palabras sobre la economía que «mata»…

    En la Exhortación no hay nada que no se encuentre en la Doctrina social de la Iglesia. No hablé desde un punto de vista técnico, traté de presentar una fotografía de lo que sucede. La única cita específica fue sobre las teorías del “derrame”, que suponen que todo crecimiento económico, favorecido por la libertad de mercado, logra provocar por sí mismo mayor equidad e inclusión social en el mundo. Se prometía que, cuando el vaso hubiera estado lleno, se habría desbordado y los pobres se habrían beneficiado. En cambio sucede que, cuando está lleno, el vaso, por arte de magia, crece y así nunca sale nada para los pobres. Esta fue la única referencia a una teoría específica. Repito, no hablé como técnico, sino según la Doctrina social de la Iglesia. Y esto no significa ser marxista.


    Usted anunció una «conversión del papado». ¿Los encuentros con los patriarcas ortodoxos han sugerido alguna vía concreta?

    Juan Pablo II habló de manera muy explícita sobre una forma de ejercicio del primado que se abra a una situación nueva. Pero no sólo desde el punto de vista de las relaciones ecuménicas, sino también en las relaciones con la Curia y con las Iglesias locales. En estos primeros nueve meses he recibido las visitas de muchos hermanos ortodoxos, Bartolomeo, Hilarion, el teólogo Zizioulas, el copto Tawadros; este último es un místico, entraba a la capilla, se quitaba los zapatos e iba a rezar. Me sentí su hermano. Tienen la sucesión apostólica, los recibí como hermanos obispos. Es un dolor no poder celebrar juntos todavía la eucaristía, pero la amistad existe. Creo que el camino es este: la amistad, el trabajo en común y rezar por la unidad. Nos bendijimos los unos a los otros; un hermano bendice al otro, un hermano se llama Pedro y el otro se llama Andrés, Marco, Tomás…

    ¿La unidad de los cristianos es una prioridad para usted?

    Sí, para mí el ecumenismo es prioritario. Hoy existe el ecumenismo de la sangre. En algunos países matan a los cristianos porque llevan consigo una cruz o tienen una Biblia; y antes de matarlos no les preguntan si son anglicanos, luteranos, católicos u ortodoxos. La sangre está mezclada. Para los que matan somos cristianos. Unidos en la sangre, aunque entre nosotros no hayamos logrado dar los pasos necesarios hacia la unidad, y tal vez no sea todavía el tiempo. La unidad es una gracia que hay que pedir. Conocí en Hamburgo a un párroco que seguía la causa de beatificación de un sacerdote católico que fue guillotinado por los nazis porque enseñaba el catecismo a los niños. Después de él, en la fila de los condenados, había un pastor luterano y lo mataron por el mismo motivo. Su sangre está mezclada. Ese párroco me contó que había ido a ver al obispo y le había dicho: “Sigo con la causa, pero de los dos, no sólo del católico”. Este es el ecumenismo de la sangre. Todavía existe hoy, basta leer los periódicos. Los que matan a los cristianos no te piden el documento de identidad para saber en cuál Iglesia fuiste bautizado. Tenemos que tomar en cuenta esta realidad.


    En la Exhortación apostólica usted invitó a tomar decisiones pastorales prudentes y audaces en cuanto a los sacramentos. ¿A qué se refería?


    Cuando hablo de prudencia no pienso en una actitud paralizadora, sino en una virtud de quien gobierna. La prudencia es una virtud de gobierno. También lo es la audacia. Hay que gobernar con audacia y con prudencia. Hablé del bautismo y de la comunión como alimento espiritual para seguir adelante, y que se debe considerar como un remedio y no como un premio. Algunos pensaron inmediatamente en los sacramentos para los divorciados que se han vuelto a casar, pero yo nunca hablo de casos particulares: solo quería indicar un principio. Debemos tratar de facilitar la fe de las personas más que controlarla. El año pasado en Argentina denuncié la actitud de algunos sacerdotes que no bautizaban a los hijos de madres solteras. Es una mentalidad enferma.


    ¿Y en cuanto a los divorciados que se han vuelto a casar?

    La exclusión de la comunión para los divorciados que viven una segunda unión no es una sanción. Hay que recordarlo. Pero no hablé de esto en la Exhortación.


    ¿Se ocupará de ello el próximo Sínodo de los obispos?

    La sinodalidad en la Iglesia es importante: sobre el matrimonio en su conjunto hablaremos en las reuniones del Consistorio en febrero. Después el tema será afrontado en el Sínodo extraordinario de octubre de 2014 y también durante el Sínodo ordinario del año siguiente. En estas sedes se profundizarán y aclararán muchas cosas.


    ¿Cómo procede el trabajo de sus ocho “consejeros” para la reforma de la Curia?

    El trabajo es largo. Quienes querían presentar propuestas o enviar ideas ya lo han hecho. El cardenal Bertello recopiló las opiniones de todos los dicasterios vaticanos. Recibimos sugerencias de los obispos de todo el mundo. En la última reunión los ocho cardenales dijeron que hemos llegado al momento de presentar propuestas concretas y en el próximo encuentro, en febrero, me entregarán sus primeras sugerencias. Yo siempre estoy presente en los encuentros, excepto el miércoles en la mañana por la audiencia. Pero no hablo, sólo escucho, y esto me hace bien . Un cardenal anciano me dijo hace algunos meses: “Usted ya comenzó la reforma de la Curia con la misa cotidiana en Santa Marta”. Esto me hizo pensar: la reforma empieza siempre con iniciativas espirituales y pastorales, antes que con cambios estructurales.


    ¿Cuál es la relación correcta entre la Iglesia y la política?


    La relación debe ser al mismo tiempo paralela y convergente. Paralela, porque cada uno tiene su camino y sus diferentes tareas. Convergente, sólo para ayudar al pueblo. Cuando las relaciones convergen antes, sin el pueblo, o sin tomar en consideración al pueblo, comienza ese contubernio con el poder político que acaba pudriendo a la Iglesia: los negocios, los compromisos… Hay que proceder paralelamente, cada uno con el propio método, las propias tareas, la propia vocación. Convergentemente solo en el bien común. La política es noble, es una de las formas más altas de caridad, como decía Pablo VI. La ensuciamos cuando la usamos para los negocios. La relación entre la Iglesia y el poder político también puede corromperse, si no converge sólo en el bien común.


    ¿Puedo preguntarle si tendremos mujeres cardenales?

    Es una frase que salió de quién sabe dónde. Las mujeres en la Iglesia deben ser valorizadas, no “clericalizadas”. Los que piensan en las mujeres cardenales sufren un poco de clericalismo.


    ¿Cómo procede el trabajo de limpieza en el IOR?

    Las comisiones referentes están trabajando bien. Moneyval nos dió un informe bueno, vamos por el buen camino. Sobre el futuro del IOR, veremos. Por ejemplo, el “banco central” del Vaticano sería la Apsa. El IOR fue creado para ayudar a las obras de religión, a las misiones, a las Iglesias pobres. Luego se convirtió en lo que es ahora.

    ¿Hace un año se habría imaginado que la Navidad de 2013 la habría celebrado en San Pedro?


    Claro que no.


    ¿Se esperaba que lo eligieran?

    No, no me lo esperaba. No perdí la paz mientras aumentaban los votos. Permanecí tranquilo. Y esa paz todavía me acompaña, la considero un don del Señor. Al terminar el último escrutinio, me llevaron al centro de la Sixtina y me preguntaron si aceptaba. Respondí que sí, dije que me habría llamado Francisco. Sólo entonces me alejé. Me llevaron a la habitación contigua para cambiarme. Después, poco antes de asomarme, me arrodillé para rezar durante algunos minutos en compañía de los cardenales Vallini y Hummes en la capilla Paulina.


    © Reservados todos los derechos

    http://www.lastampa.it/2013/12/14/es...eI/pagina.html
    Última edición por Montealegre; 16/12/2013 a las 05:32

  10. #450
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    12,603
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Francisco, pro-profetista & no-clerical

    Tener un Papa anti-clerical es un fenómeno digno de estudio (o de diván). Quizá estemos ante un raro caso de oxímoron pontificio, si se me admite el concepto, semper salva reverentia, of course. Aunque no sé si definir tal que así el caso, porque no es fácil. Desde que empezaron las breve-homilías de Santa Marta notamos que la primera impresión del sermón mañanero debía luego matizarse y analizarse hasta desentrañar la médula de lo dicho. No porque el sermón en sí fuese una pieza digna de exégesis profunda, sino porque, como es improvisado, lo que parece querer decir en el primer fogonazo no es lo que el italiano final, con tropezones, significa en el español-argentino original de la prima intentio. Si me explico. Sería como aquello que cantaban los rojetes de Jarcha, allá por los felices años de la transición -"...La copla que está en mi boca (...) que lejos de aquella copla que estuvo en mi pensamiento...". Pues algo así, secundum mentem Franciscum PP. El problema es averiguar la mente cuando la cosa ya está dicha, grabada y publicada. Y ahí quedó.

    Lo de esta mañana - vengo al caso - como ya pasó con otras, no ha sido fácil tampoco de digerir:

    "...Cuando en el pueblo de Dios no hay profecía, el vacío que deja es ocupado por el clericalismo: es ese clericalismo que le pregunta a Jesús: ‘¿Con qué autoridad haces estas cosas? ¿Con qué legalidad?’. Y la memoria de la promesa y la esperanza de seguir hacia delante se ven educidas solo al presente, ni pasado ni futuro esperanzador. El presente es legal: si eres legal vas hacia delante (...)

    Pero cuando reina el legalismo, la Palabra de Dios no está y el pueblo de Dios que cree, llora en su corazón, porque no encuentra al Señor: les falta la profecía. Llora como lloraba la mamá Ana, la mamá de Samuel, pidiendo la fecundidad del pueblo, la fecundidad que viene de la fuerza de Dios, cuando Él despierta la memoria de su promesa y nos empuja hacia el futuro, con la esperanza. ¡Este es el profeta! Este es el hombre del ojo penetrante que escucha las palabras de Dios..."
    Hago notar la peregrina aparición en el discurso de Ana, la madre de Samuel, que no me explico a qué venía. Por eso me pregunto si no confunde (¡¡!!) a Samuel con Balaám, ''el de los ojos hermosos, que contempla visiones en éxtasis, con los ojos abiertos..." etc. Porque es la profecía de Balaám (el episodio del Nm 23-24) la que se leyó en la primera lectura de la Misa; de Samuel y su mamá, nada.

    En fin, resumiendo, digamos que todo así, confuso, revuelto, como todo lo demás. Pero dijo más, para cerrar la memorable 'marta-homilía':
    "...Que nuestra oración en estos días, en los que nos preparamos para la Natividad del Señor sea: ‘Señor, ¡que no falten los profetas en tu pueblo!’. Todos los bautizados somos profetas. ‘Señor, ¡que no nos olvidemos de tu promesa! ¡Que no nos cansemos de seguir hacia delante! ¡Que no nos encerremos en la legalidad que cierran puertas! Señor, libera a tu pueblo del espíritu del clericalismo y ayúdalo con el espíritu de profecía’..."



    Sorry much, sorry much, sorry muchísimo: Yo rezaré para que no nos falte un Papa, que enseñe doctrina clara, que exponga el dogma, que proclame el credo católico, que sea muy papal, muy pontifical, muy sacerdotal. Pediré - como pido todos los días - por el clero, para que sea y se reconozca clero-clero, con intenso espíritu de clericalidad. Y, más que para adelante, pediré que no nos cansemos de subir, de ir arriba.

    Y si me da el punto y me invade el espíritu profético, hasta lo cantaré-bailaré con la sotana puesta al son y al ritmo de La Bamba: "...Arriba, arriba, arriba iréeeeee..."

    Total, si desvaría la cabeza, entiendo que a los que estamos bajo su cabeza se nos permite un píccolo margen de desvarío, también.

    ¡Qué Adviento más apasionante (y profético) vivimos este 2013!


    +T.

    EX ORBE

  11. #451
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    12,603
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Francisco tapa de The New Yorker.




    Continúa la buena afinidad entre los mass media y Francisco.


    La Nación, 16-Dic-2013.


    El papa Francisco también llegó a la tapa de The New Yorker


    La prestigiosa revista estadounidense puso una ilustración del pontífice argentino en su portada del próximo número


    La figura del papa Francisco es definitivamente el personaje del año que está terminando. Así lo dictaminó la revista Time, pero también se ve reflejado en la cobertura mediática que, a lo largo de 2013, el pontífice del fin del mundo captó desde su designación. Esta vez, Jorge Bergoglio llegó a la portada de la prestigiosa revista estadounidense The New Yorker con una ilustración particular.


    “El papa Francisco parece ser un buen compañero -una buena persona- y un defensor sincero de la buena voluntad y la paz en la Tierra. ¿Pero quién soy yo para juzgar?”, dijo Barry Blitt, el artista a cargo de la ilustración, denominada “Snow Angel”. Así llaman en Estados Unidos a la figura que queda marcada en la nieve cuando una persona acostada sobre ella mueve sus brazos hasta formar “alas de ángel”.


    “¿Quién soy yo para juzgar?” es, de hecho, el título que lleva el extenso perfil sobre Francisco que escribió James Carrol para el número de la semana que viene. Es una frase que el propio Santo Padre ha pronunciado, en julio pasado, cuando fue consultado sobre su postura ante los homosexuales.

    STAT VERITAS

  12. #452
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    12,603
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Y ya no sólo Time (caso insólito de tres portadas en menos de un año; vale que la primera fue por la elección, pero no lleva ni un año de pontífice y ya es persona del año). Me recuerda a aquello de "Ay de vosotros cuando todos los hombres hablen bien de vosotros, como hicieron con los falsos profetas". Con ello no quiero decir necesariamente que sea un falso papa. Pero espero que se me entienda por dónde van los tiros.





    ¡Sólo esto nos faltaba!



    Francisco: hombre del año para los Gay


    NOH8:"No Hate - No odia"

    El daño que el Papa ha hecho con alguno de sus dichos, aunque parte de ellos se hayan retirado de la web vaticana, es difícil de mensurar; pero en todo caso costará sangre erradicar, en el supuesto de que alguien deseara hacerlo en el futuro.

    Ahora la más antigua revista de lucha por los "derechos" de los homosexuales en los EEUU, The Advocate, ha elegido al Papa Francisco "Persona del Año"; a pesar de reconocer que, siendo Arzobispo de Buenos Aires, se opuso al matrimonio gay como "un ataque al plan de Dios", que también calificó la adopción de niños por los homosexuales como "una discriminación contra los infantes", y que en su primera encíclica, escrita por Benedcito XVI, recordó que el matrimonio es "una unión estable entre un hombre y una mujer".

    Por qué el premio, pues. En primer lugar, porque (traducción nuestra):
    También es cierto que durante su pontificado en Buenos Aires, su diferencia con Benedicto y la línea dura de la Iglesia se hizo evidente.
    Cuando la ley de matrimonio Igualitario estaba en camino de ser sancionada en la Argentina, Bergoglio sostuvo en privado que era conveniente, como mal menor, aceptar la figura de la Unión Civil. Esto es lo que sostiene Sergio Rubin, uno de sus biógrafos autorizados.
    El activista gay argentino, Marcelo Márquez, respaldo la historia ante el New York Time diciendo en Marzo pasado: Bergoglio "escuchó mis puntos de vista con un gran respeto. Me dijo que los homosexuales deben tener derechos reconocidos y que apoya las uniones civiles, pero no el matrimonio entre personas del mismo sexo ".
    Además y fundamentalmente:
    Como Papa, aún no ha dicho que la Iglesia Católica apoya las uniones civiles. Pero lo que Francisco ya expresó acerca de las personas LGBT, ya ha causado consternación dentro de la Iglesia.
    Uno de sus comentarios, durante el vuelo de Brasil a Roma, acaparó los titulares de los medios en ese momento. "Si alguien es gay y busca al Señor con buena voluntad: ¿quién soy yo para juzgarlo?"
    ... frase que significó, para los católicos del mundo, que el nuevo Papa no era como el antiguo.
    También recuerda The Advocate que Francisco dijo:
    Una vez una persona, para provocarme, me preguntó si aprobaba la homosexualidad. Yo entonces le respondí con otra pregunta: "Dime, Dios cuando mira a una persona homosexual, ¿aprueba su existencia con afecto o la rechaza y la condena?". Hay que tener siempre en cuenta a la persona"
    En la web correspondiente encontrarán nuestros lectores que sepan inglés, otras razones más.
    Pero al final del artículo se demuestra la peligrosidad que estas palabras de Francisco tienen:
    El Papa ha pronunciado las palabras más alentadoras que pontífice alguno haya proferido con respecto a los gays y lesbianas. A dado así un ejemplo a los católicos de todo el mundo.
    Los líderes católicos que los menosprecian continuamente, ya no podrán alegar que sus encendidos comentarios representan los sentimientos del Papa.
    Los obispos que se oponen a una mayor aceptación de los derechos civiles de los gays, tales como el reconocimiento en sus lugares de trabajo, no podrán decir que el Papa aprueba su agenda discriminatoria.
    Francisco no realizó un cambio en la doctrina de la Iglesia por ahora pero, al hablar con compasión, ha estimulado un diálogo fecundo que quizá logre un día el abrazo pleno de la Iglesia hacia los católicos homosexuales.
    Los viejos enemigos de la Iglesia, en todo el mundo y cualquiera sea el tema de que traten, alaban unánimemente a Francisco.
    ¿Piensan nuestros lectores que ellos han depuesto su tarea de demolición del Cristianismo? Para nosotros es evidente que no.


    Página Católica: ¡Sólo esto nos faltaba!

  13. #453
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    3,743
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Julio Algañaraz...


    El poderoso y conservador Opus Dei reiteró su apoyo al Papa

    Por Julio Algañaraz

    El líder de la organización de origen español dijo que han recibido a Francisco con “profunda alegría” y que la gente lo reconoce como “un sacerdote auténtico, que sabe escuchar”.


    Con una oportuna y extensa entrevista exclusiva que concedió al Corriere della Sera de Milán, el Prelado del Opus Dei, monseñor Javier Echavarría, reiteró el apoyo de la poderosa organización de origen español y de matriz conservadora al papa Francisco. “La Iglesia necesita su reforma”, dijo.


    El Papa argentino mantiene una óptima relación con la Obra de Dios, que se consolidó el 4 de julio pasado, cuando Jorge Bergoglio firmó el decreto que reconoce un milagro atribuido a la intercesión del obispo Alvaro del Portillo, que en 1975 sucedió como Padre de la institución al fundador San Josemaría Escrivá de Balaguer.


    Del Portillo fue el primer Prelado del Opus cuando con una constitución apostólica el Papa Juan Pablo II creó la Preladura Personal en 1982. El reconocimiento del milagro decretado por el Papa argentino culminará con la beatificación de monseñor Alvaro del Portillo, quien falleció en 1994 y fue sustituido por el actual Padre, monseñor Javier Echavarría. Fundado en 1928 en Madrid por San Josemaría, el Opus Dei está presente en más de 80 países, tiene 90 mil miembros laicos y 2051 sacerdotes formados en la Preladura, una especie de obispado sin territorio. Y una fuerte tradición conservadora, ligada al franquismo en España.


    Con la ofensiva desatada por la extrema derecha norteamericana, que califica como “marxista” a Francisco, el Corriere della Sera se pregunta: ¿Cómo habrá acogido una de las más potentes y ramificadas costillas de la Iglesia Católica la elección de un jesuita y su movidas sorprendentes?”.


    “Lo hemos acogido con profunda alegría”, responde monseñor “Javi” Echevarría, que fue secretario personal durante muchos años, hasta su fallecimiento, en 1975, de San Escrivá. “La gente ha reconocido enseguida en el Papa a un sacerdote auténtico, que reza mucho y sabe escuchar”, agregó.


    “En mis oraciones he confiado al Papa Francisco a San Ignacio de Loyola, el fundador de la Compañía de Jesús, cuyos frutos apostólicos son un tesoro para la Iglesia”.


    Durante muchos años se atribuyó una rivalidad al Opus y a los jesuitas, pero monseñor Echavarría desmiente y recuerda que en su libro “Camino”, San Josemaría se refiere seis veces a San Ignacio y “lo llama con el nombre familiar de Iñigo”.


    Paz y armonía entre jesuitas y opusdeistas, entonces. “El Santo Padre me expresó su alegría y me dio su bendición por el trabajo apostólico de la Preladura, que conoce bien”, señaló el Prelado de la Obra. Monseñor Echavarría recordó que el cardenal de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, fue a rezar a la tumba de San Escrivá y oró “durante 45 minutos” en la iglesia que está en el subsuelo de la sede central del Opus, en la avenida Bruno Buozzi de Roma.


    Francisco es un buen amigo del monseñor argentino Carlos María Nannei, que fue responsable de la Preladura en nuestro país y que ahora es el procurador del Opus ante la Santa Sede, un cargo estratégico.


    El Corriere della Sera recordó en la entrevista a monseñor Echavarría que el papa Francisco se ha demostrado “un pontífice revolucionario”.


    Y la gente ha reconocido en Francisco, de inmediato, un sacerdote auténtico, que reza mucho y escucha. “Al mismo tiempo es austero con sí mismo”, respondió el Prelado.


    Monseñor Echavarría rechazó el anzuelo de otra pregunta sobre la vocación de Francisco por “una Iglesia pobre para los pobres”, capaz de ir a las periferias, y la fama del Opus Dei considerada “una organización no apta para los cristianos pobres”.


    “El Opus Dei nació justamente en las periféricas, al comienzo de los años 30, en Madrid. Muchos desde entonces en todo el mundo siguen su compromiso de asistir a pobres, enfermos, hombres, mujeres, niños en dificultad, de Nueva Delhi a Manila, de Lima a Kinshasha y Manchester”, afirmó el Prelado.


    “El Opus Dei no se dirige solo a los ricos: muchos fieles de la Preladura, en diversas partes del mundo, no llegan a fin de mes y afrontan estas dificultades con heroísmo y fe, sin hacer ruido”.


    Para monseñor Echavarría, “el papa Francisco está ayudando a todo el mundo a resaltar la cultura del ser, de la vida, en contraste con aquella del tener, que a veces sofoca a las sociedades económicamente más desarrolladas. Habla de una santidad común: la de una mujer que crece junto a sus hijos, la de un hombre que trabaja para llevar el pan a casa, los enfermos. Este es el tipo de santidad que Occidente debe redescubrir. Es una invitación que Dios dirige a todos”.

    Enlace
    Relacionada

    DIOS-PATRIA-HOGAR




  14. #454
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    3,743
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Francisco celebró su cumpleaños con cuatro “sin techo” y una misa

    Por Julio Algañaraz

    El Papa cumplió ayer 77 años y conversó con los “homeless”. La radio Vaticana lo homenajeó con un tango.


    Hasta con el perro. Tres de las cuatro personas “sin techo” que fueron invitadas al Vaticano conversan ayer con el limosnero pontificio, monseñor Konrad Krajewski, y el papa Francisco./AP

    Vaticano. Corresponsal - 18/12/13


    La música y las estrofas de “Por una cabeza”, de Carlos Gardel, se esparcieron ayer por Roma, en el homenaje que la radio Vaticana dedicó a Francisco, lanzando al éter uno de sus tangos favoritos en el día de su 77 cumpleaños. Este fue un regalo original, en el clima de “sencillez y oración”, según la misma emisora, que Jorge Bergoglio quiso vivir ayer. Además, en la Santa Sede no se festejan los aniversarios del nacimiento de los papas sino su onomástica y el santoral señala al 4 o al 23 de abril como las celebraciones posibles del día de San Jorge.


    Ayer no pudo ser y el Papa argentino recibirá esta mañana, antes de la audiencia general en la Plaza San Pedro, a la delegación de San Lorenzo, que le ofrendará el título de campeón del torneo inicial 2013 y le regalará una réplica de la copa.


    Jorge Bergoglio no sopló las 77 velitas, pero lo hizo el sábado cuando recibió a los chicos del dispensario de Santa Marta, que le regalaron una torta y le cantaron el feliz cumpleaños. Ayer, el director de Santa Marta, monseñor Battista Ricca, que es también el delegado pontificio en el IOR, el banco del Papa en convalecencia de tantos escándalos, invitó a los presentes a entonar el feliz cumpleaños con risas y aplausos al concluir la misa de las siete.


    Francisco celebró la liturgia como todos los días y quiso en un día tan especial para él que estuvieran presentes los empleados de la Casa de Santa Marta, el hotel interno del Vaticano donde se aloja, que son ahora su familia pontificia. La misa la concelebró el Papa con el decano del Sacro Colegio de Cardenales, Angelo Sodano; el Secretario de Estado y “primer ministro”, monseñor Paolo Parolin, y el limosnero pontificio, el monseñor polaco Konrad Krajewski.


    Krajewski se ha vuelto una figura importante en el entorno del Papa argentino. Varias noches por semana, el religioso encargado de la caridad personal de Francisco (algunos sostienen que Bergoglio lo acompañó más de una vez vestido de simple sacerdote) recorre las calles del Borgo, como llaman al barrio romano en torno al Vaticano. Allí duermen en las calles, bajo los portales y entre las mismas columnas de la plaza de San Pedro, decenas de personas que no tienen casa.


    Monseñor Krajewski eligió a cuatro “sin techo” y los llevó ayer por expreso deseo de Francisco a la misa de su cumpleaños. Uno de ellos llevaba a su perro y conversaron con el pontífice. Francisco conmovió a los empleados de Santa Marta llamando a muchos de ellos por su nombre, en un ambiente familiar que incluyó el saludo uno por uno. Después, todos participaron del desayuno en la sala grande de Santa Marta con Francisco como festejado. No hubo otras celebraciones, la jornada transcurrió sin actos especiales, pero con un constante aluvión de mensajes de felicitaciones a Jorge Bergoglio llegados de todo el mundo, especialmente de la Argentina.


    El cardenal canadiense Marc Ouellet, que era uno de los papables en el Cónclave en el que fue elegido Francisco, el 13 de marzo, acaba de ser confirmado por el pontífice como prefecto (“ministro”) de la Congregación para los Obispos. En un mensaje deseó a Bergoglio “prosperidad en el Espíritu Santo, buena salud, colaboración para llevar adelante la reforma de la iglesia que ha empezando tan bien”. Durante toda la jornada los jóvenes del grupo “Papa boys” (muchachos del Papa) hicieron un maratón de oraciones junto con varias organizaciones católicas en la Iglesia de San Lorenzo.


    La fiesta de cumpleaños no terminó ayer. Hoy por la noche en la basílica de Santa María de los Angeles y los Mártires, habrá un concierto en honor del Papa con la participación de artistas que interpretarán piezas musicales y leerán pasos importantes de los discursos de Francisco. La fiesta culminará con la Misa Criolla de Ariel Ramírez, una obra favorita de Jorge Bergoglio, que será interpretada por el famoso coro de la Schola Cantorum de la basílica.
    NOTA

    DIOS-PATRIA-HOGAR




  15. #455
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    12,603
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Sigue el despliegue mediático presentándolo como el gran benefactor de los pobres, como si la Iglesia no llevara veinte siglos de ejercer la caridad y la beneficiencia. De verdad que ya cansa.
    Reke_Ride dio el Víctor.

  16. #456
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    3,743
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Cita Iniciado por Hyeronimus Ver mensaje
    Sigue el despliegue mediático presentándolo como el gran benefactor de los pobres, como si la Iglesia no llevara veinte siglos de ejercer la caridad y la beneficiencia. De verdad que ya cansa.
    Clarín ya sacó el almanaque 2014 más 13 fascículos con la historia de los Papas, no sé que tan objetiva será la colección... basta que no la haya dirigido Julio Algañaraz


    Otro sobre la Evangelii Gaudium y la visión económica del Papa:

    La visión económica del papa Francisco

    Por Arturo Prins | Para LA NACION

    Las palabras del Papa sobre economía en su exhortación apostólica Evangelii Gaudium provocaron revuelo, según escribió en esta página el rector de la UCA, Víctor Fernández. En su artículo, Fernández indica que la realidad económica y la solución de los problemas requieren un análisis "que podría hasta negar algunas de las afirmaciones del Papa, que no son dogmas de fe". Por ello y como estudioso de la incidencia del conocimiento sobre la economía, deseo hacer algunas reflexiones.

    Francisco reconoce en su exhortación los avances modernos de la economía, pero concluye que por la ley del más fuerte "el poderoso se come al más débil". La cultura del "descarte", dice, donde los excluidos son "desechos", "sobrantes", ha creado "una globalización de la indiferencia". Propone una economía "que asegure el bienestar de todos los países y no sólo de unos pocos", pues "en el vigente modelo exitista y privatista, no parece tener sentido invertir para que los lentos, débiles o menos dotados puedan abrirse camino en la vida".


    Coincido con la denuncia de algunas de las injusticias que señala Francisco, aunque no las considero tan determinantes. Esta mirada mayormente negativa contrasta con sus cotidianos gestos y palabras esperanzadores. Y su visión algo arcaica de la economía permitió que se lo tildara erróneamente de marxista. En línea con La Alegría del Evangelio (título del documento) sería deseable mirar la realidad económica también desde su lado positivo, que lo tiene, y ha provocado una de las transformaciones más grandes para liberar de la pobreza a no pocos países.


    En la milenaria historia de la economía, los imperios se consolidaban por el dominio territorial, colonial. Luego las naciones crecieron por la riqueza de la tierra y sus industrias. En el siglo XX, Einstein vaticinó que los imperios del futuro se construirían sobre el conocimiento. Y, ya en 1934, Bernardo Houssay, padre de nuestra ciencia, decía que los países latinoamericanos estaban atrasados en este terreno.


    Si en el pasado, el valor económico estaba en los territorios y las materias primas, hoy una computadora vale más por el intangible que le aporta la ciencia que por los materiales que la contienen. La inteligencia innovadora se constituyó así en la gran protagonista de la nueva economía.




    En el período de entreguerras despuntó la llamada "economía del conocimiento". Aplicada inicialmente por países anglosajones y la Unión Soviética, rápidamente la adoptó Japón y la mayor parte de Europa. Luego, países asiáticos como Corea del Sur, Hong Kong, Singapur, Taiwan, apodados los "tigres" por su gran crecimiento. Los Estados Unidos y Alemania se convirtieron, gracias a esta economía, en los países más desarrollados del mundo.


    Japón fue el caso más notable. Tras la guerra, pertenecía al Asia empobrecida que representaba el 10% de la economía mundial. En pocas décadas se convirtió en la segunda economía del mundo, con más de 30.000 dólares de ingreso per cápita. El "milagro" japonés no se originó en los recursos naturales, que no tenía, sino en buscar la inserción del conocimiento en la producción.


    Los "tigres" asiáticos cuadruplicaron sus riquezas en 15 años. El economista norteamericano Jeffrey Sachs comentó: "Entendí mejor a América latina cuando la comparé con Asia, más decidida al desarrollo de la ciencia y al impulso de la educación". En 25 años, 460 millones de asiáticos, casi la población latinoamericana, superaron la miseria, y hacia 2015 la pobreza disminuirá un 60%, mientras que en América latina y África crecerá.


    ¿Qué o quién impide a estos países salir de su pobreza? Houssay lo decía en los años 60: "Sin un rápido desarrollo científico, viviremos pobres; ahora exportamos científicos, lo que nos empobrece". Ningún país nació rico. El desarrollo se forja y nadie puede impedirlo, aunque las ovejas vivan entre lobos, como dice el Evangelio.


    Un estudio de Lester Thurow comprueba que la economía del conocimiento produce el más alto crecimiento. La inversión en investigación y desarrollo (I+D), en ocho casos que analizó, muestra que la tasa de retorno del capital privado promedia el 24%, pero los retornos económicos a toda la sociedad son tres veces más altos. Thurow afirma: "Nadie ha encontrado un resultado semejante; ésta es una de las conclusiones más robustas de la economía".


    El valor del conocimiento hizo que a fines de los años 50 la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos definiera a la I+D como el proceso que ejecutan universidades y empresas para generar crecimiento (Manual de Frascati). La inversión en I+D pasó a ser un indicador clave en economía: mientras los países avanzados aportan del 2 al 4% de sus PBI, los rezagados no llegan al 1%; la media latinoamericana es de 0,75% y sólo Brasil llegó al 1,16%; la Argentina, 0,62%: Sachs decía que ninguna economía puede crecer invirtiendo tan poco en conocimiento. Asia aporta el 34% del total mundial en I+D (con China, que pasó a ser la segunda economía del mundo); la Unión Europea, el 27%, y los Estados Unidos y Canadá, 33%; América latina y África, sólo 3 y 0,8%, respectivamente (Red de Indicadores de Ciencia y Tecnología, 2012).


    La nueva economía logró adelantos que no existían. Hay menos pobreza que hace un siglo, que en la Edad Media, que en la Antigüedad, cuando muchos morían al nacer y el promedio de vida era muy bajo; no había penicilina, anestesia, electricidad, transportes veloces, derechos, libertad. Vivimos, a pesar de todo, una época privilegiada. Ni Luis XIV con todo su poder accedía a lo que cada vez más ciudadanos acceden: la información del mundo con un simple clic, comunicación y video con quienes están a miles de kilómetros, obtención de calor con accionar un botón, traslado en horas de un continente a otro.


    La Iglesia debería expresar esta otra mirada y denunciar que el sistema que genera pobreza es el que da la espalda al conocimiento. En materia económica, es importante trascender las discusiones ideológicas, pues el Evangelio no limita la pobreza o la riqueza a la posesión de bienes materiales. También sería bueno predicar, desde la fe, que somos imagen y semejanza de Dios porque Él nos creó con inteligencia, la gran protagonista de la nueva economía.

    DIOS-PATRIA-HOGAR




  17. #457
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    12,603
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    O "homem do ano"


    O observador atento e imparcial não pode deixar de ficar chocado com a disparidade do tratamento que Francisco tem recebido na grande imprensa mundial, por contraposição àquele que a seu tempo foi dispensado ao Papa Bento XVI. Enquanto este último sofreu agressões constantes da comunicação social por causa da sua abordagem pró-tradicional do Catolicismo, e por isso sendo apodado desde propagador da sida em África até protector de pederastas, quando não de grande inquisidor defensor do obscurantismo medieval (como se os imbecis às ordens que assim escreviam porventura soubessem o que foi a realidade histórica da Inquisição ou conhecessem alguma coisa acerca da brilhante civilização da Idade Média), já Francisco tem a mesmíssima comunicação social rendida a seus pés e guindando-o ao estatuto de “homem do ano”, tão-só porque em meia dúzia de intervenções públicas pronunciou igual número de frases ambíguas o suficiente sobre questões como o aborto, a homossexualidade, a anticoncepção artificial e a ordenação sacerdotal de mulheres, as quais soaram agradáveis aos ouvidos do mundo por minarem notoriamente a ortodoxia católica.
    Que pensar acerca desta discrepância de tratamento? Direi apenas que para um católico não é bom sinal ser idolatrado pelo mundo, afinal de contas, um inimigo da alma. Convém não esquecer o que Nosso Senhor Jesus Cristo, Ele próprio, ensinou a este respeito:
    Se o mundo vos odeia, reparai que, antes que a vós, me odiou a mim. Se viésseis do mundo, o mundo amaria o que é seu; mas, como não vindes do mundo, pois fui Eu que vos escolhi do meio do mundo, por isso é que o mundo vos odeia. Lembrai-vos da palavra que vos disse: o servo não é mais que o seu senhor. Se me perseguiram a mim, também nos hão-de perseguir a vós. Se cumprissem a minha palavra, também hão-de cumprir a vossa (São João, 15, 18-20).
    Quanto à “Franciscomania” da grande imprensa, recordo ainda, mais prosaicamente, este escólio de Nicolás Goméz Dávila:
    La prensa sempre elige com mal gusto certero lo que encomia.
    De resto, tenha-se isto bem claro: o mundo vibra com Francisco porque pressupõe que este vai abolir o Decálogo, em especial, os 1º, 5º, 6º e 9º mandamentos, num corolário lógico dos pronunciamentos ambíguos em que se multiplicou nos últimos tempos; porém, sendo o Decálogo uma lei divina, ninguém o pode abolir, pela simples razão de que tal é por natureza impossível. E Francisco - que obviamente sabe bem isto - deve tão rapidamente quanto possa pôr cobro ao grave equívoco que gerou, sob pena de o mundo que agora tanto o idolatra se vir a voltar contra ele com igual furor.

    RAIGAMBRE

  18. #458
    Avatar de NovoHispano
    NovoHispano está desconectado Católico HispanoAmericano
    Fecha de ingreso
    04 nov, 11
    Ubicación
    Tamaulipas, México.
    Edad
    30
    Mensajes
    56
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    El Neoliberalismo y Globalizacion tiene lo que quería. Un Papa con el modernismo de Juan XXIII, con la contradictoria dialéctica de Pablo VI, con esa sonrisa amable de Juan Pablo I, con la figura mediática de Juan Pablo II y sin el escepticismo de Benedicto XVI a quien esta élite global le estorbaba pues ya veía peligroso como la grey católica comenzaba a dudar del Vaticano II.

    El Papa Francisco. El Papa del Neoliberalismo y la Globalizacion. El Papa de la innecesaria reforma de la Iglesia. El Papa del modernismo mas asfixiante. El Papa del Mundo.

    Que Dios tenga misericordia de todos nosotros.

    Pax.
    Hyeronimus y Montealegre dieron el Víctor.




  19. #459
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    12,603
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Ni se respeta ni nos respeta


    Sigue igual, no mejora. Desprecia y no respeta al Papa (que es él) y nos desprecia y no nos respeta a nosotros (que somos nosotros, los papistas).

    El Papa no es un invento del pre-concilio. El Papa es la cabeza visible de la Iglesia, Vicario de Cristo. El Papa no es un atavismo pesadamente heredado. Entonces ¿por qué el Papa se encuentra incómodo con el Papa? Perdón, repito, concretando, la pregunta: ¿Por qué este Papa se encuentra incómodo siendo el Papa? ¿Acaso no comprende, no distingue, no asume, no asimila?

    ¿Qué tiene en contra de ser el Papa como debe ser?

    ¿Le traumatiza, quizá, añadir al Francisco las dos PP? ¿Eso le resulta molesto, enojoso? ¿Por qué?

    En la tarjeta de felicitación de Navidad ha firmado un escueto 'Franciscus', solamente. Lo paradójico es que así, con esa fórmula, se firmaban y todavía se firman los reyes, los monarcas. ¿Acaso no se da cuenta de que, además de faltarse el respeto como Papa, trasluce un perfil muy poco humilde? Un perfil muy poco humilde si es que pretende 'humildear' con su firma.



    Si no lo percibe, malo. Si lo hace conscientemente, muy malo.

    E igualmente con la bendición Urbi et Orbi del día de Navidad, su primera Navidad siendo Papa. Velit nolit, el marco es impresionante, porque el balcón central de la fachada de San Pedro engrandece al más chico, velis nolis. ¿Por qué entonces repetir el desaire del 13 de Marzo (¡ay!) cuando alardeó ante todo el mundo de humildad no actuando con humildad.

    Las rúbricas litúrgicas y ceremoniales son pautas de humildad: Que el sacerdote no olvide que está obligado, que no se considere dueño de lo que celebra sino servidor del Misterio, del Santuario y de sus Misterios, de la Iglesia y de sus ritos, los ritos mayores y los pequeños ritos. No respetar las rúbricas, despreciar los ritos, pasar de lo prescrito, pisar y pasar por encima de lo acostumbrado, es engallarse, empinar la cresta como el gallo y desentonar cantando un kikirikí indiscreto, importuno, molesto, desafiante, orgulloso, vanidoso.

    ¿A quién desafía? ¿Al pobre monseñor Guido Marini? ¿A los ceremonieros? ¿A la Curia Vaticana?...¿A su predecesor Benedicto, quizá? ¿A todos los Papas que le han precedido?

    Y ¿a quién contenta? ¿A la prensa, a los des-católicos, a los periféricos?

    Las fotos de Franciscus PP sin muceta y sin estolón no son humildes. La estola barata puesta ad casum, al punto de la bendición, como si fuera alérgico al roce de los ornamentos papales, resulta patético. La bendición sin solemnidad gestual, con descuidada pronunciación, con la mano desganada y el trazo de la triple cruz, minimalista, deslavazado, poco definido, de pena.

    Eso no es `humildear'.

    Si no se da cuenta, malo. Si lo hace queriendo, muy malo.


    +T.

    EX ORBE

  20. #460
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    12,603
    Post Thanks / Like

    Re: Habemus Papam - Francisco I

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    EL NEO-HIPPISMO DE FRANCISCO

    Por: Jorge López Noticia de: El Universo
    Hemos sido bombardeados estas horas con el discurso navideño de Francisco.

    Fue un discurso carente de sentido religioso y trascendental.

    En su discurso por la Navidad, el papa Francisco deseó un mundo mejor, negociaciones eficaces en la tierra donde nació Jesús, la paz para Siria y varios países inmersos en la guerra, así como un trato digno a los refugiados que huyen de la miseria y el conflicto. (Agencia AP)
    Ningún mensaje para el alma, ningún mensaje para la grey, un mensaje solamente para el mundo y la gente de este siglo.

    Francisco dijo que se unía a todos aquellos que tienen la esperanza de “un mundo mejor”.
    En los sesentas John Lennon cantaba junto a “The Beatles”: “all you need is love”, “todo lo que necesitas es amor”, ya como solista unos años mas tarde dijo : “”all we are saying is give peace a chance”: “todo lo que decimos es dale una oportunidad a la paz”.
    John Lennon quien en su canción: “imagine” de 1971 bogaba por un mundo sin religión, sin Dios, donde arriba “solo haya cielo”…Francisco parece tener mucho en común con él.


    El discurso de Francisco se refirió al maltrato a las mujeres…a que todos deben tener una casa…pero “amor y paz”, fueron mencionadas tantas veces que perdí la cuenta.

    Francisco oró para pedir que Jesús, el “príncipe de la paz”, bendiga “la tierra donde elegiste venir al mundo y concede un resultado favorable a las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos. Sana las heridas del amado país de Irak, azotado una vez más por frecuentes actos de violencia”.
    Especialmente la palabra “paz”, como si ese fuera el centro de la fe o de las necesidades humanas, como si fuera lo principal para la salvación de las almas.

    Acerca de un mensaje religioso… un cero rotundo… de las peripecias de María y José, de los sucesos históricos y de la venida del Salvador y su significado en su contexto y la proyección de esos acontecimientos en el presente otro rotundo cero.
    Yo recuerdo las proclamas y he leido los discursos de John Lennon en su “bed peace”, y sinceramente parece que Francisco los hubiera plagiado.


    Lennon hablaba contra la guerra, pedía paz y amor… Francisco habló contra las guerras, pidió paz y amor…¡ incluso Lennon se vestía todo de blanco!..

    De por sí la cruz que usa Francisco me resulta espantosa y deforme, no le falta mucho para que la sustituya por el símbolo de la paz, total, en aras ponerse un colgajo todo vale.

    Ha sido verdaderamente lamentable.

    Viendo las cosas en perspectiva, parece que quienes están detrás de la instauración del NOM, han acelerado los pasos de manera vertiginosa.
    Si en Uruguay alguien hubiera dicho hace 20 años que hoy ibamos a tener: aborto libre, droga libre y que los maricas se iban a casar, le hubieran llamado loco.


    En este contexto, se entiende la renuncia de Benedicto XVI, no les alcanzaba, no querían esperar a que muriera, el tiempo era ya…habían esperado mas de 1900 años, ya es demasiado.

    El papa explicó después su concepto de la paz.
    “La paz verdadera no es un equilibrio de fuerzas oponentes. No es una fachada encantadora que oculte conflictos y divisiones”, expresó Francisco en su primer mensaje de Navidad desde su elección como pontífice en marzo.
    “La paz requiere un compromiso diario”, agregó mientras leía las páginas de su discurso entre un viento helado”.
    … ya no más aquello que expresara el Papa Pío XII en una Homilía de Navidad:

    «El misterio de la santa Navidad proclama esta inviolable dignidad humana con un vigor y una autoridad inapelable, que sobrepasa infinitamente a la que podrían conseguir todas las posibles declaraciones de los derechos del hombre. Navidad, la gran fiesta del Hijo de Dios, que ha aparecido en nuestra carne, la fiesta en que el cielo se abaja basta la tierra con una inefable gracia y benevolencia, es también el día en que la cristiandad y la humanidad, ante el Pesebre, contemplando «la benignidad y humanidad de Dios nuestro Salvador» adquieren conciencia intima de la estrecha unión que Dios ha establecido entre ellas. La cuna del Salvador del mundo, del Restaurador de la dignidad humana en toda su plenitud, es el punto que se distingue por la alianza entre todos los hombres de buena voluntad. Allí el mundo infeliz, lacerado por la discordia, dividido por el egoísmo, envenenado por el odio, recibirá luz y amor y le será dado encaminarse, en cordial armonía, hacia un destino común, para hallar finalmente la curación de sus heridas en la paz de Cristo».

    EL NEO-HIPPISMO DE FRANCISCO | Ecce Christianus
    juan vergara dio el Víctor.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Inquisición arquitectónica habemus (habremus???)
    Por Hyeronimus en el foro Cultura general
    Respuestas: 18
    Último mensaje: 27/03/2012, 02:58
  2. Francisco Elías de Tejada
    Por Hyeronimus en el foro Italiano
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 09/09/2011, 19:39
  3. Testamento Francisco Franco.
    Por TerciodeSarmiento en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 14/05/2009, 00:59
  4. Francisco Hernández
    Por Hyeronimus en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 27/11/2007, 01:45
  5. ¡¡Ilustrísimo forero habemus!!
    Por Juan del Águila en el foro Tertúlia
    Respuestas: 18
    Último mensaje: 24/07/2006, 10:07

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •